Está en la página 1de 2

Tu cuerpo es una feromona del amor del

monte.

El borde de tu cuerpo, el sof y la


almohada, el silencio del aposento; la vida
se va en los caminos de la noche, los
anhelos de un abrazo, las caricias de una
rosa de recuerdos que se van contigo en
el silencio.

Sin la noche, sin el tiempo en un portal;


cuando la inspiracin viene los lazos la
recogen, son lazos del silencio.

La vida es un camino de noche; en la


maana, en el silencio del aposento, en tu
sexo la vida es un recuerdo.
De la noche del aposento, t me tocas, un
bosque de mil colores, una feromona vuela
esperando ser encontrada.

Autor:
Luiscazamora.lcz.
Luis Carlos Zamora Cano
Derechos Reservados