Está en la página 1de 4

Dios

Vi un bello rbol manzano en una bella planicie, haba


sueos atravesados con bellos pensamientos ,una tristeza
me acompaaba ,en la sombra

vi alguien sentado, era

Jess que me sonrea me deca, todo est echo puedes


venir y yo tambin sonrea .
Triste y alegre, no me quera alejar las manos estaban
brillantes , como fuegos se atravesaban en mi corazn
gotas de agua de cristal blanco de las que he soado.

El mismo camino, las mismas rosas del tiempo, imaginacin


pura, se me acaba el tiempo mismo se escapa de mis manos
como la arena y no s qu hacer.

Ya las rosas se me acabaron ,los giros suaves de mi


pensamiento se agotaron tras la brisa, mire el rbol ,
camine hacia el

con alegra y dije solo una flor te

pido seor, que haya sembrado solo una ,se me est a


acabando el tiempo, lo siento .
Mi mente y mi cuerpo, no dejan de pensar en eso por eso
corro tanto escribo y escribo con pequeos trazos

diseminados, escuchados , en el odo de solo mis


sentimientos, la luz se escapa y esa misma luz es la
que veo pasar a lo lejos la veo , los recuerdos se me
escapan desde lejos.
Quiero atrapar el tiempo y alargarlo y escribir , dejar
fracciones de mis versos estirados en el aire como si
fueran un anzuelo, que atrapen los mismos peces , son la
inspiracin, camina sola , camina en el encuentro dejando
,huellas .

Alguna vez atrape un nudo de bellos pensamientos vi la


tierra brotar y en ella flores, por eso me pongo triste
con el manzano ,no me quiero ir pero esta Dios decidiendo
,y yo queriendo, encontrarme en su lecho.
Luiscazamora.lcz.
Luis Carlos Zamora Cano
Derechos Reservados