Está en la página 1de 4

EJERCICIOS DE MOTRICIDAD OROFACIAL

Hemos de valorar la posición de la lengua dentro de la cavidad oral y el tono


muscular de la lengua. Para colocar adecuadamente la lengua es necesario
poseer el tono muscular adecuado. En niños con Síndrome de Prader-Willi nos
encontraremos con hipotonía lingual generalmente. Así, primero nos
centraremos en conseguir un tono muscular adecuado para luego aprender a
colocar la lengua en la posición correcta.

EJERCICIOS LINGUALES

· Pasar la lengua por los labios de un lado hacia otro lentamente. Primero el
labio superior y luego el labio inferior.

· Tocar las comisuras de los labios con la lengua de manera alternativa.


Primero la derecha y luego la izquierda.

· Dar golpes con la lengua contra el paladar. Chasquidos con la lengua.

· Empujar un depresor fuera de la boca con la lengua.

· Doblar la lengua contra los incisivos. Primero contra los superiores y luego
contra los inferiores.

· Barrer el paladar con la lengua de delante hacia atrás.

· Con la boca abierta, sin moverla, tocar con la punta de la lengua el labio
superior y luego el inferior.

· Empujar con la punta de la lengua una goma de ortodoncia contra la arruga


palatina.

· Lamer un caramelo de palo que el logopeda haya colocado a cierta distancia


de la boca, sin hacer movimientos compensatorios.
EJERCICIOS DE MOTRICIDAD OROFACIAL

Una vez el niño mejore su tonicidad lingual, le enseñaremos a colocar la


lengua adecuadamente.

POSICIÓN ADECUADA DE LA LENGUA

Tenemos que colocar la lengua de manera que la punta de la lengua toque los
alvéolos o la arruga palatina. La lengua no debe tocar los incisivos ni
colocarse sobre el paladar blando. Debemos estar pendientes de que no se
produzca ningún movimiento compensatorio de cara, cabeza o cuello.

Para trabajar la posición adecuada de la lengua utilizaremos trocitos de pan,


gomas de ortodoncia, caramelos o golosinas, etc. que el niño debe sostener
con la punta de la lengua contra los alvéolos.

No debemos olvidar estimular el sellado labial.

Posición correcta de la lengua en reposo: la punta de la lengua tocando la


arruga palatina, el dorso de la lengua apoyado suavemente sobre el paladar.
EJERCICIOS DE MOTRICIDAD OROFACIAL

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta en nuestra intervención es el


sellado labial. Por ello dedicaremos cierto tiempo a realizar ejercicios para
mejorar la tonicidad de los labios. En estos niños, con Síndrome de Prader
Willi, nos encontraremos generalmente con un mal sellado labial y retracción
labial.

EJERCICIOS LABIALES

· Dar besitos juntando fuertemente los labios.

· Sostener un lápiz que hemos colocado en la parte del bigote.

· Hacer morritos juntado los labios hacia delante.

· Colocar un depresor entre los labios para que el niño lo sostenga con los
labios cerrados.

· Mantener los labios cerrados mientras pasamos aire de una mejilla a otra.

· Mantener los labios cerrados mientras movemos la lengua por dentro de la


boca como si comiéramos un caramelo.

· Proyectar los labios hacia delante y hacia atrás varias veces seguidas.

· Soplar pompas de jabón con un pompero.

· Colocar detrás de los labios un botón enganchado a un hilo y tirar del hilo
hacia fuera. (Ejercicio del Botón)

· Mover un depresor atrapado entre los labios, hacia arriba y hacia abajo.

· Dar masajes en los labios con un vibrador.


EJERCICIOS DE MOTRICIDAD OROFACIAL

Puesto que los niños con Síndrome de Prader-Willi suelen tener un escaso
desarrollo del maxilar superior e inferior, debido a sus características
orofaciales también tendremos que realizar ejercicios que estimulen la
musculatura mandibular.

EJERCICIOS MANDIBULARES

· Mover la mandíbula de izquierda a derecha.

· Mover la mandíbula hacia delante y hacia atrás.

· Masticar un chicle, alternando el lado izquierdo y el derecho, con los labios


cerrados.

· Sostener un depresor con los molares.

Intereses relacionados