Está en la página 1de 1

1

LA FUENTE

MUJER TACNEA

Autor: Luis Caldern Albarracn


La fuente de mi Tacna es
un cofre burilado de luz,
un ngel dormido en el centro de la ciudad,
es flor verde azul de la estacin
fundidas por las sabias manos del amor,
al lado, orgulloso a los cielos
anida floreando
el rojo blanco pabelln
y a los cuatro vientos
vive soando
una hermosa glorieta en flor.
Tacneo, paisano, amigo forastero
cuando mires y aprecies la fuente
de la eterna estacin
tus ojos y tus sueos
siempre en ella hallarn
un hondo motivo de inspiracin;
vers volar con los ojos de la imaginacin
arco iris de colores, estelas de luces
lluvias de bengala y cruzar el cielo
serpentinas de fuego
alumbrando mil primaveras en tu corazn;
vers volar enjambres de mariposa de seda
por las tardes entre lilas de color.
Oh fuente del corazn!
Cofre de los recuerdos
miel para nuestros ojos
flor de luz, talismn de catedral
joya singular de ese lar de mis amores.
La Fuente de mi tierra
QU LINDA
SE HA PUESTO HOY!

2
FEDERICO BARRETO
Autor: Livio Gmez
El arremeter de la bravura
en defensa de la patria
y un palpitar de intensidades
en trance de incendiario amor.
Tal su poesa,
su poesa de fusil y de coraje,
su poesa de amor y de quebranto

Autor: Isabel Lpez Albjar

Mujer tacnea valiente,


heroica digan heredera,
SONETO A TACNA
de tradicin.
Mira el futuro
Autor: Guido Fernndez de Crdova
con fe, con gloria,
eres promesa de la nacin.
Alza Tacna tu estirpe clara y gentil;
Alza el bronce de tus limpias banderas
Mujer tacnea,
Sobre el casto pudor de tus praderas
Sigue adelante, con esperanza, con
Hasta tocar el cielo el raudo ail.
mucho amor,
No te amilanes
Alza tu patriota frente varonil
En los combates
Olvida las viejas armas guerreras,
Demuestra al mundo
Y sobre la caverna oscura de las
Tu gran valor.
trincheras
Enclava tu simiente nueva y viril.
Mujer tacnea
con gran tesn
Abre los hondos surcos del maz
ve hacia l cumbre.
el nervio de acero que la paz establece
Es tu misin!
bajo el rgimen del amor que ennoblece.
Abre Tacna, una nueva prolija senda al
Pas
Y grita tu voz, y levntala en alto
Como una clida antorcha o un canto.