P. 1
Delitos Contra eLPatrimonio-Código Penal Peruano

Delitos Contra eLPatrimonio-Código Penal Peruano

|Views: 29.353|Likes:
Publicado porMGUEL ANGEL PAUCAR
delitos contra el patrimonio- robo, hurto, estafa,daños, etc. en el codigo penal Peruano. miguel angel paucar.
delitos contra el patrimonio- robo, hurto, estafa,daños, etc. en el codigo penal Peruano. miguel angel paucar.

More info:

Published by: MGUEL ANGEL PAUCAR on Apr 03, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2015

pdf

text

original

“Todo mal que

me hagas, yo te

lo devolveré a

ti,

multiplicado

por dos”.

MIGUEL ANGEL

(1475-1564)

EL PRESENTE TRABAJO

LO DEDICAMOS:

“A NUESTRO PADRES, POR
SU APOYO INCONDICIONAL”

TITULO V

DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO

BIEN JURIDICO PROTEGIDO. EL CONCEPTO DE PATRIMONIO:

El titulo V del libro II del código penal se refiere a los
delitos contra el patrimonio. En otros códigos penales, estos
delitos se agrupan en un mismo capitulo bajo la rubrica de
“Delitos contra la propiedad”. Nuestro legislador, en el código
penal actual, manteniendo la misma rubrica del código penal de
1924, ha sido consiente de todas las dificultades que conlleva
el empleo del termino “propiedad”, en la medida que tal concepto
no abarca todos los comportamientos típicos acogidos bajo el
titulo V, de ahí que en la actualidad, tanto en el ámbito penal
como en el civil, se utilice en cuanto termino mas apropiado el
de “patrimonio”.

No obstante, el concepto de “patrimonio” tampoco presenta
un contenido claro capaz de resolver todos los problemas que
plantean estos delitos; es por esto que se ha mantenido
diferentes posiciones que tratan de esclarecer su significado.
Sin embargo, no constituye objetivo del presente trabajo, el
realizar una exhaustiva de lasa distintas tesis doctrinales
mantenidas al respecto, puesto que nos saldríamos de los limites
fijados. De ahí que se expliquen brevemente, y sin perjuicio
posteriormente por el exponente.

Fundamentalmente, son cuatro tesis planteadas en torno al
concepto de “patrimonio”.

1º.- Concepción jurídica del patrimonio: Según esta teoría
solo son derechos patrimoniales aquellos r4conocidos como
derechos patrimoniales subjetivos por el derecho privado o
público. En la actualidad esta posición ha caído en desuso.

Entre las muchas criticas que se le objetan a esta
posición, destaca aquella que afirma la dificultad de definir
qué se entiende por derechos patrimoniales subjetivos, puesto
que este concepto, según el punto de vista desde el que se
analice, puede ser amplio o restringido. Así, interpretando cada
una de estas no llegaremos a algo concreto, lo cual origina
evidentes lagunas de punibilidad.

2º.- Concepción económica estricta del patrimonio: El
patrimonio está constituido por la suma de valores económicos
pertenecientes a una persona sin importar que estos gocen de
reconocimiento jurídico.

En un primer análisis, puede ya apreciarse los
inconvenientes de esta posición, la cual es por su visión
puramente objetiva, no da importancia a las circunstancias de
cada caso individual, como por ej., las necesidades y fines que
tiene el “bien” para la persona afectada por su lesión; en
segundo lugar, por ser tan amplia, la concepción de patrimonio
abarcaría incluso aquellos bienes poseídos antijurídicamente, lo
cual contradice uno de los principios rectores del Derecho, que
como ya sabemos, el Derecho solo protege aquellos bienes
jurídicamente reconocidos por el.

3º.- Concepción patrimonial personal: Posición mantenida
por OTTO HARRO. Según esta tesis, el concepto de patrimonio
depende de la opinión del sujeto pasivo de la infracción. Para
OTTO HARRO lo que se pretende es asegurar y posibilitar el
desarrollo de la personalidad del individuo. El patrimonio e una
garantía objetiva para el desarrollo subjetivo, destacando
principalmente el valor de uso de las cosas sobre el valor
económico.

En esta posición se concede una sobrevaloración al momento
subjetivo de la infracción, lo cual puede llevar a soluciones
injustas, puesto que no existe ningún parámetro objetivo de
valoración.

4º.- Concepción mixta o jurídico-económica del patrimonio:

Es ésta la posición que actualmente asume la doctrina con

carácter mayoritario. Desde esta concepción, el patrimonio está
constituido por la suma de los valores económicos puestos a
disposición de una persona, bajo la protección del ordenamiento
jurídico.

Un aspecto digno de ser resaltado es el grado de
reconocimiento jurídico requerido en los bienes de contenido
económico para constituir el patrimonio. En base a esto, los
bienes ilícitos forman también parte del concepto de patrimonio,
dado que, al adquirirse un bien ilícito, este pasa a formar
parte del patrimonio de su adquiriente; esto es, se daría una
resolución fáctica que entraña un valor económico, siempre y
cuando no sea frente al propietario.

En conclusión, el bien jurídico protegido en este titulo es
el patrimonio, interpretando según una concepción mixta o
jurídico-económica del patrimonio.

CAPITULO V-IX DEL TITULO V

DEL CODIGO PENAL PARTE ESPECIAL

CONSIDERACIONES GENERALES Y BIEN JURIDICO PROTEGIDO:

En el Titulo V del Capitulo V-X del libro II del código
penal se agrupan todos los delitos conocidos como
“defraudaciones”. Con esta expresión se alude al ataque contra
el patrimonio realizado, no por comportamientos o medios
materiales, como por ej., la sustracción del bien o el empleo de
violencia o amenaza, sino por medios intelectuales.

Se trata fundamentalmente de incriminar el uso del engaño o
de otros procedimientos semejantes que implican la existencia de
una determinada maquinación del sujeto activo en contra del
patrimonio de otro.

En este grupo de las defraudaciones se encuentra el delito
de estafa, en la medida en que estafar, es una forma determinada
de defraudar. Según nuestro código penal, se defina la estafa
como el perjuicio patrimonial ajeno causado mediante engaño,
astucia, ardid u otra forma fraudulenta, induciendo o
manteniendo en error al agraviado, procurando el autor un
provecho económico para sí o para un tercero.

En la doctrina se considera con carácter unánime el
patrimonio como el bien jurídico protegido en las
defraudaciones. De manera específica, se protege la situación de
disponibilidad que tiene un sujeto sobre un bien, derechos o
cualquier otro objeto, siempre que tal situación tenga una
protección jurídica de relevancia económica.

De ahí que el delito de estafa gire en torno al acto de
disposición por parte del sujeto pasivo, en la medida que dicho
acto es el que provoca la afección de su patrimonio.

Una de las cuestiones mas importante suscitadas en el
ámbito de la estafa es la diferencia entre fraude civil y fraude
penal. En el punto de referencia es precisamente la distinción
entre el dolo civil (art. 201 CC) y el dolo penal, en la medida
en que ello va a depender saber cuándo estamos ante un ilícito
civil y cuando ante una estafa, prevenir de esta manera de las
consecuencias que acarrea este delito en contra de muchas
víctimas que actúan de buena fe.

CAPITULO V

1. ESTAFA (Art. 196 CP)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->