Está en la página 1de 3

• Después de la consumación de la filosofía clásica

de Hegel, Nietzsche dice que no hay ninguna
razón “pura”, sino que la racionalidad es siempre
una función derivada al servicio de fuerzas
mucho más poderosas y también mucho más
inmediatas.
• Frente a la vida, la razón aparece como algo
secundario que sólo tiene sentido si está al
servicio de la vida, algo que afecta a todos los
productos de la razón, sin excluir de ninguna
manera a la ciencia, ante cuya supuesta
objetividad está de más cualquier beatería, pues
esta “objetividad” no es más que un instrumento
útil manejado desde estratos más elementales y
oscuros.

.LO DIONISIACO COMO METÁFORA DE LA VIDA La vida es una inagotable pluralidad de fuerzas sin finalidad preconcebida e imprevisible en sus creaciones y en sus desarrollos subsiguientes Lo dionisiaco es una actitud afirmadora de la vida que acepta y respeta esa pluralidad de la vida tal como se manifiesta. eso significa atenerse a los hechos y mostrarse escrupuloso con lo real.

• Por debajo de la luz de la razón y del manto de la conciencia circula la corriente imparable de la vida y es ahí donde debe enraizarse todo el mundo humano. por debajo de la inmediatamente visible escarba hasta encontrar las ocultas raíces de las que se alimentan todos nuestros actos. • Nietzsche es un pensador radical. • Todo intento de conceptualización significa un introducir un distanciamiento que corre peligro de traicionar. todo lo que signifique estimulación y promoción de esas fuerzas será de la misma naturaleza que la vida. • El respeto a la vida en sus manifestaciones originarias es el verdadero a priori del pensamiento de Nietzsche . • La consideración nietzscheana de la vida. . así como del hombre. todo lo que signifique entorpecerlas y obstaculizarlas será opuesto a la vida e imposible de justificar. es una consideración dinámica.