Está en la página 1de 1

Bicarbonato de sodio.

Este probablemente seria uno de los remedios caseros más antiguos para
controlar y eliminar el sarro en nuestros dientes. Basta con tomar un pequeño
recipiente, verter un poco de bicarbonato de sodio, remojar tu cepillo con agua y
lavarse los dientes con el para eliminar el sarro acumulado.

Comer melón y manzana
Aunque no lo creas consumir un pedazo de estas frutas después de la comida
ayudan a mantener tu dentadura libre de sarro, además que ayudan mantener
sanas nuestras encías.

Usar cáscara de naranja
La naranja es crica en vitamina C, sobre todo su cáscara, antes de dormir, toma
una cáscara de naranja y frótala en la superficie de tus dientes y prevenir la
aparición de sarro.

Los tomates y las fresas
De igual manera que con la cáscara de naranja tienes que frotarlos contra tus
dientes, después de realizarlo debes evitar consumir líquidos o sólidos por 5-6
minutos para que el efecto se realice.

Semillas de sésamo o ajonjolí
Toma una cucharada de semillas de sésamo, pero no las tragues, si gustas
puedes masticarlas un poco, ahora bien tendrás que utilizar tu cepillo de dientes y
lavarte los dientes como si las semillas fueran pasta dental, con esto eliminas el
sarro y pules tu dentadura.