Está en la página 1de 2

EL MITO DE LAS CAVERNAS DE PLATN

El mito de las Cavernas de Platn nos habla sobre la

existencia de dos

mundos en el que habla sobre unos nios que estaban ah que estaban
encadenados desde que haban nacido, y han sido prisioneros encadenados
por muchos aos para vivir en el fondo de una cueva, amarrados, en donde lo
nico que vean a su alrededor eran las paredes de la caverna en donde se
vea sombras estatuas de animales y cosas que sentan que pasaban porai, ,
ellos eran ignorantes y pensaban que eso era la realidad para ellos y as
pasaron muchos aos teniendo esa idea pero un da uno de los hombres logra
huir, y sale de la caverna y por primera vez observa algo nuevo, algo diferente
algo que nunca haba visto que es la luz del da, y como nunca haba visto la
luz del sol le malograba la vista porque era algo nuevo para l y as paso el
tiempo y llego la tarde y finalmente la noche, y pens , al principio estaba un
poco confundido pero ya despus se dio cuenta de que lo que estaba viviendo
en ese instante era la realidad. Es as que ese hombre se da cuenta, de que
haba vivido engaado toda su vida, con las imgenes que el vea en el fondo
de la cueva, y luego regresa a la caverna y les dice a los dems que las nicas
cosas que han visto hasta ese momento son sombras y que el mundo real est
en el exterior o fuera de la caverna, y los dems le toman por loco y no le
hacen caso y se resignan a creer en realidad en donde se encuentran, y
solamente creen en la realidad que viven en la caverna.
CONCLUSION
El mito de la caverna de Platn nos dice que muchos estamos viviendo en el
engao, cuando hay una realidad afuera esperndonos. Nosotros vivimos en el
mundo de lo opinable de lo que la gente dice y juzga esto nos genera un
miedo el cual no nos permite tomar riesgos, muchas veces pensamos en el que
dirn. No queremos ver ms all de lo que est a nuestro alcance y vivimos en
la ignorancia actuando mal y no hacemos nada frente a ello no lo queremos
enfrentar porque optamos por el facilismo, sabiendo muchas veces lo que es
correcto y lo que no, vemos lo que hay fuera, lo que percibimos y no
analizamos o profundizamos algo que queremos saber o conocer en otras
palabras no arriesgamos para poder conocer cosas nuevas por miedo.