Está en la página 1de 12

Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria.

Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

PRINCEPS LEGIBUS SOLUTUS: ELEMENTOS DE LA TRANSICIÓN DE LA


MONARQUÍA FEUDAL A LA MONARQUÍA AUTORITARIA EN LA BAJA EDAD MEDIA.

Andrés Sáez Geoffroy


Ayudante Historia Medieval

1 Palabras Generales

Cuando se hace referencia al Estado en la edad media, la tendencia principal es hacer alusión al
Estado Feudal. El Estado Feudal en síntesis es la fusión que se produjo entre los siglos V – VIII de los
derechos y formas estatales germánicas y romanas. Dicho modelo estatal poseía como características
esenciales el ser un Estado débilmente centralizado y donde los reyes – figura de dicha centralización-
cedían su poder a los nobles o a su comitatus debido a los servicios prestados en la guerra. Lo
anteriormente señalado se entendía en el marco del derecho patrimonial germánico, es decir hay una
personalización y privatización del derecho, vale decir, que los territorios, la antigua hacienda pública, las
riquezas, bienes, etc. que dependiesen del Estado ya no eran públicos como en Roma (res pública) sino
que ahora pertenecían al monarca (res privata), así mismo “en un mundo basado en la economía agraria,
en que el comercio había quedado reducido a un minium, en que la moneda había dejado de circular y en
que la única riqueza era la tierra, los reyes carecieron de instrumentos y recursos para hacer efectiva su
autoridad y el poder pasó a manos de los grandes señores, dueños y amos de la tierra y sus hombres” 1,
entonces el Estado terminó por transformarse fruto de la transición del mundo antiguo al medieval en un
mosaico de unidades semi independientes y con poca coherencia política, salvo la figura del monarca, se
se ha debilitado fruto de esta patrimonialización del Estado, hecho legitimado con el decreto de nobles y
obispos de Clotario II lo que les dio el ejercicio de la justicia a los nobles (611) y la asamblea de Quierzy
donde los cargos pasaron a ser heredables (877).

Se creo así el Estado feudal, que se basaba en la división geográfica y donde el poder se asocia a
al señor que ostenta la jurisdicción territorial, el cual podía imponer sus propias normas a su patrimonio
personal, donde el rey sólo pasaba a ser finalmente un primus inter pares. Tal como señala Perry
Anderson “el afincamiento de los condes y terratenientes locales en las provincias por medio del naciente
sistema de feudos y la consolidación de sus dominios y de su señorío sobre el campesinado serían los
cimientos del feudalismo que lentamente se solidificó por toda Europa en los dos siglos siguientes”2

En el surgimiento y consolidación del Estado Feudal, no hubo un poder capaz de conseguir unir
los territorios nuevamente, sobre todo entendiendo que desde el siglo X, se inició un fuerte proceso de
contraposición y enemistad entre el poder temporal (imperial) que buscaba dominar a la iglesia y

1KREBS, RICARDO;(1979) Historia universal: 1º año medio, Ed. Universitaria, Santiago de Chile,
1979 p.151
2 ANDERSON, Perry (1990) Transición de la Antigüedad al Feudalismo, España: Siglo XXI editores

p.143
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

someterla a su égida, y el poder espiritual (papado) que buscaba que todo el poder político quedara sujeto
a sus manos sea mediante la ratificación de los cargos regios o simplemente declarando que el papa era
un poder superior a cualquier otro existente en el mundo, cuestión que logró entre los siglos XI a XIII.
Estas problemáticas tuvieron en ascuas a la nobleza y al orden religioso lo que se vio reflejado en
múltiples acciones como la llamada querella de la investidura, el concordato de Worms, y el
establecimiento del papado en Aviñón, evento el cual produjo una división de la cristiandad occidental en
tres papados en un momento, este suceso conocido como “El gran cisma, que rompió la magnífica
organización del papado y de la iglesia, actuó como un disolvente de la unificación tradicional y ofreció
oportunidad en el ambiente fluctuante para el aumento de las fuerzas de la monarquía y de las
nacionalidades del criticismo y la reconstrucción del individualismo y la legislación concretamente
arbitraria, de las disputas en el seno de la comunidad cristiana”3 dichos actos así como la emergencia de
nuevos mecanismos políticos en el fin de la edad media como respuesta a la crisis general del feudalismo
surgida en el siglo XIV significó que el poder unificador esbozado por la iglesia durante toda la edad media
sería desde entonces traspasado paulatinamente a los reyes y al naciente Estado.

Por otro lado había un elemento de orden ideológico, la concepción del Estado en la época clásica
era que este existía para lograr el bien común o simplemente para superar y controlar la perversidad
natural del hombre, esta visión desaparece en la edad media. La concepción del estado en el Medioevo se
asocia a la justicia y la salvación del alma, para lograr el bien humano o controlar la maldad del hombre ya
no era necesario el Estado, pues se contaba con la iglesia la cual era llamada a crear un clima de paz y
unidad para lograr el bienestar humano y en caso de que de la persona fuera mala, de ocurrir esto se
ejercía justicia enviándolo al infierno, esto es lo que en términos de la ciencia política Norberto Bobbio4 ha
venido a denominar la concepción negativa del Estado en la Edad media, y es a lo que responde el
silogismo el hombre es malo por naturaleza, el Estado es regido por hombres, luego el Estado es malo y
debe rectificarse mediante los sacramentos y dogmas religiosos, donde el reino de los cielos se
contrapone totalmente a los reinos de la tierra recogiendo la teoría de las dos ciudades de San Agustín.

En la baja edad media, la autoridad era conferida por el hecho de ser propietario, el concepto de
autoridad se convirtió en sinónimo de propietario, por tanto el Estado feudal se encontraba tan subdividido
como tantos propietarios existiesen dentro de los límites nominales de un reino, por ejemplo “La Francia de
los Capetos sólo tenía una unidad nominal. El régimen feudal le confería un aspecto dividido y anárquico.
El dominio real –aquel donde el rey ejercía un poder efectivo- alcanzaba muy poca extensión. La
diversidad de lenguas y de costumbres hacía más profundas las divisiones”5.

3PREVITÉ-ORTON C.W. (1967) Historia del Mundo en la Edad Media. Tomo III. Barcelona: Ed.
Ramón Sopena. p.1275
4 BOBBIO, NORBERTO (1987) La teoria de las formas de gobierno en la historia del pensamiento

politico: año académico 1975-1976. México: FCE.


5 TOUCHARD, JEAN (1993) Historia de las ideas políticas, Madrid: Tecnos. p.124
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

El fin de dicho orden de cosas termina cuando las disputas religiosas, el rol que comenzaba a
jugar el comercio y la nueva clase mercantil, los reyes iniciaron un proceso de unificación que alcanzó
amplia esferas del poder político. Esto les fue permitido ya que a mediados del siglo XIV con la serie de
crisis económicas y sociales se asiste al surgir de las monarquías autoritarias como se han venido a llamar
los reinos que emergen del proceso de desintegración del Estado Feudal a fines de la baja edad media, “la
crisis económica y social entrañaba naturalmente, una crisis política que se hizo visible desde el primer
momento. Si la monarquía feudal parecía compatible con cierto orden de cosas, la aparición de nuevos
elementos sociales y económicos desató en la corona la aspiración de centralismo y permitió entrever las
posibilidades de alcanzarlo mediante una transformación de su base de sustentación” 6 lo cual es
resultado de las profundas convulsiones sociales de la época como el surgimiento de la burguesía, el
decaimiento de la iglesia, la peste negra; así como de trastornos económicos como el decaimiento del
comercio, el agotamiento de los circuitos comerciales por las guerras, la sobre expansión monetaria, el
estancamiento demográfico y agotamiento de los suelos, en el fondo una crisis general de la estructura
socio económica que tuvo repercusiones en el aspecto político.

Se hizo entonces necesario cada vez más definir las fronteras territoriales con total claridad –o por
lo menos intentarlo-. Desde el punto de vista económico las múltiples barreras y límites entre los diversos
ducados, marcas, condados, etc. significaban el pago de una mayor cantidad de impuestos en forma de
peaje y una diversidad incontable de sistema de pesos, medidas y del valor monetario por lo que la clase
mercantil requería de una unificación de criterios en cuanto al desarrollo de su ocupación profesional y la
maximización de ganancias. Desde el punto de vista geopolítico la diseminación de territorios de los
monarcas hacía mucho más difícil su administración y utilización sobre todo cuando fruto de la evolución
cultural e idiomática se habían ido consolidando territorialmente grupos homogéneos de población con
características culturales similares lo que hacía mucho más fácil su control y dominación, así como el
aprovechamiento económico de las regiones, la recopilación de impuestos y su defensa. Por último se
hacía necesario la unificación desde el punto de vista judicial para aplicar criterios similares a toda una
corona y que no dependiese de las arbitrariedades de un señor que podía ser o no leal al rey. Los únicos
que podían realizar la tarea de unificación fueron los reyes por el poder patrimonial que aun poseían y
habían ido logrando mediante diplomacias y matrimonios hábilmente concertados, en síntesis “hubo así,
durante la baja edad media, una lucha sostenida y casi constante por el ajuste de las jurisdicciones
nacionales. Castilla, Aragón y Portugal, Francia e Inglaterra, Florencia y Pisa, Aragón y Dos Sicilias, Serbia
y Bizancio, fueron en ocasiones protagonistas de estas lucgas en las que se ve a las nacientes unidades
monárquicas tratando de ajustar su autoridad política y económica de acuerdo a sus fuerzas y a sus
competidores”7

En los países donde había una monarquía fuerte en ciernes como era el caso inglés, francés y
español esto se logró por la emergencia de cuatro grandes elementos: el ejército, la burocracia, el
sistema de impuestos, y el derecho. Mientras los estados más débiles (Europa Central) predominó un

6 ROMERO, JOSÉ LUÍS (1998) La edad media, Santiago: FCE p.77


7 Ibíd. p.197
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

estado fragmentario que siguió siendo feudal, predominando las asambleas feudales y el poder de la
iglesia, en Alemania e Italia el poder papal y siglos de administración feudalizada detuvieron el movimiento
que tuvo que esperar unos 400 años, tal como señala Romero “Así se comenzaron a insinuar las
monarquías nacionales en los albores de la baja edad media. Como antes los feudos, los reinos aspiraban
a ser ámbitos cerrados tanto en lo económico como en lo político, en los que la soberanía residía en modo
incontestable en el rey”8, el cuadro siguiente sintetiza los elementos de la conformación del Estado y sus
objetivos:

2 EL EJÉRCITO

Una de las instituciones o elementos que surgen fruto de estos cambios, en respuesta al
constante belicismo de los siglos finales de la baja edad media es la creación de un ejército profesional
donde ya no tenían cabida los nobles en el sentido clásico del “auxilium et consilium” sino que el rey como
mayor propietario y primero entre sus pares podía por medio de las ganancias extraídas de su propio
patrimonio junto con los préstamos que le pudiesen otorgar los comerciantes, crear un ejército profesional
de mercenarios que no dependiese de las vicisitudes de las lealtades de sus vasallos como tantas veces
ocurría en los conflictos bélicos de la Edad media. Georg Duby en su “El siglo de los caballeros” menciona
a los mercenarios dentro de lo que denomina la guerra nueva y señala que “Eran mercenarios porque,
bajo el mando de un capitán, constituían una tropa estrechamente unida que se alquilaba por una
temporada. Eran profesionales que trabajaban por dinero. Reclutados entre los marginados, en las

8 Ibíd. p.79
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

regiones pobres, iban a pie, como los campesinos y los burgueses. Equipados como éstos con armas que
los caballeros despreciaban emplear, picas, hachas y, por supuesto, ballestas, se mostraban en el
combate más eficaces todavía que los escuadrones de jinetes armados con lanzas. La caballería
encontraba delante de si a un adversario capaz de vencerla y que, no respetando sus costumbres ni
combatiendo lealmente, suponía un peligro real”9

El conflicto de la guerra de los cien años será donde esta institución cobre su forma, ya que
durante la guerra se desacreditó totalmente la caballería nobiliar, Inglaterra y Francia “se lanzaron en la
primera mitad del siglo XIV a una larga guerra que debía contribuir a modificar sensiblemente su
fisonomía”10. Los franceses, paradigma de este tipo de ejércitos de nobles feudales a caballo y levas
feudales, fueron totalmente derrotados en Crecy, Agincourt, la batalla de las espuelas de oro y el sitio de
Calais durante la primera fase del conflicto por simples campesinos y ciudadanos bien armados, por lo que
los reyes de Francia decidieron iniciar la creación de un ejército que fuera capaz de derrotar a los
ingleses, sentimiento que después de la batalla de Poitiers (1356) significó que “la intensa quietud que
dormía en el reino estalló de pronto y la situación social adquirió un intenso dramatismo debido a la
insurrección de la burguesía y de los campesinos. En París, los burgueses, adquirieron la convicción de
que el fracaso militar debíase a la incapacidad de la nobleza a la que perdieron el antiguo y tradicional
respeto”11. En definitiva al final del conflicto en 1453, el ejército francés había pasado de ser un ejército de
levas feudales, a un ejército profesional, se establecieron 6 divisiones permanentes denominadas
compagnies d’ ordennance12 (1445) las cuales con sus respectivos servicios conformarían un ejército
permanente por lo cual el rey dejaría de acudir a los señores y los mercenarios, así mismo la caballería se
transformó en un cuerpo profesional con los cuerpos de nobles denominados Gens d’ armee (de donde
proviene la palabra gendarme), lo que significaba un ejército leal y siempre dispuesto a luchar por las
órdenes del rey. Al final de la guerra la corona francesa “se habría librado de su vasallo más conflictivo y
había incorporado nuevos territorios a su reino. En los estadios finales de la guerra consiguió también
imponer tributos a sus vasallos y mantener un ejército estable, todo lo cual lo dotó de un poder sin
precedentes”13 Carlos VII y Luís XI monarcas del periodo una vez finalizado el conflicto se encontraron
con un poder casi absoluto con potestades legislativas y económicas que no se podían igualar en otra
parte de Europa, mientras en Inglaterra triunfaba una vía contraria mucho mas parlamentaria derivada de
la carta magna de 1215 que otorgaba derechos a los nobles.

9 DUBY, GEORGE, (1995) Siglo caballeros, Madrid: Alianza Editorial; p.143


10 ROMERO op.cit p.81
11 Ibid p.83
12 Reforma militar realizada en 1439,1444,1445,1448 y 1451 las cuales dieron poder solamente al

rey de reclutamiento, con 12.000 hombres de caballería permanentes establecidos en


provincias, se estableció una leva de infantería profesional cada un número determinado de
viviendas, a lo que se agregaron piezas de artillería necesarias para derribar las murallas de los
nobles rebeldes.
13 MATTHEW, Donald. (1994) Atlas Culturales del Mundo: La Europa Medieval, raíces de la cultura

moderna. 2 Vols. Barcelona: Ediciones Folio S.A p.198


Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

Ahora bien la necesidad de pagar a estos soldados, mantener el avituallamiento así como la
logística. Requerían fondos, recursos que sólo podían ser adquiridos mediante la aplicación de impuestos
continuos y permanentes sobre la totalidad de los territorios del reino. El ejército tendría como funciones la
coerción de elementos disidentes dentro de la monarquía, y la conquista de nuevos territorios desde donde
adquirir nuevas ganancias, era en el fondo el mismo mecanismo aplicado a realidad fragmentaria durante
los siglos X al XII para capturar excedentes sólo que aumentada su escala, ya no eran las fronteras
interiores el objetivo de su actuación sino territorios que iban más allá de dichas fronteras, generándose
conflictos con otros estados por el dominio de nuevas zonas económicas, se iniciaba así el diplomacia
entre estados dinásticos.14 Algunas Guerras de la edad media:

Conflicto Actores Resultado Inicio Fin


Guerras de los Suiza contra Imperio Conformación Suiza 1291 1516
cantones Germánico
Guerras de los 100 Francia e Inglaterra, Estado moderno 1339 1453
años incluye Borgoña, en Francia e Inglaterra
España
Guerra de las dos rosas Guerra civil Inglesa Entronización de los 1455 1485
Tudor
Reconquista Española Reinos Ibéricos y Estado moderno en 1100 1492
Musulmanes España
Invasiones Mongolas Mongoles contra Islám Debilitamiento 1222 1405
y Europa oriental Otomano, Bizantino y
del Islam
Guerra de Chioggia Venencia contra Génova Venecia control 1371 1381
de comercio
Guerra Suizo - Borgoña Borgoña contra Suiza Triunfo Suizo 1475 1493
Guerra de las liga de Italia y Alemania Perdida del poder 1120 1389
ciudades imperial
Guerra Danesa - Hansa Dinamarca y Hansa Triunfo Hansa, 1361 1370
control marino
Guerra Escandinava Dinamarca, Noruega y Unión de Kalmar 1389 1397
Suecia
Guerra Polaco - Orden Polonia y Orden Teutónica Derrota de la orden 1409 1466
teutónica
Invasión Otomana Turcos Otomanos Control Otomano de 1405 1683
contra cristiandad los Balcanes

14Desde fines de la edad media, la guerra asoló Europa ininterrumpidamente hasta 1815,
Guerra de los 100 años, guerras de religión, guerras de los treinta años, guerras de los siete años,
…etc.
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

3 LA BUROCRACIA REAL

Un segundo elemento es la creación de la burocracia, con el fin de centralizar la variedad de


instituciones particulares dependientes de los nobles locales, con el fin de organizar mayor y
racionalmente la administración, en definitiva se trataba de destruir los particularismos que actuaban como
fuerza centrifuga del estado feudal. Con la burocracia los nuevos monarcas querían así introducir nuevos
principios de administración que comenzaban a mostrar un espíritu racional en las cuestiones del Estado,
la burocracia tenía como funciones el mejor cobro de impuestos y su utilización inicialmente “entre en los
principales estados señoriales tiene una evidente justificación, directamente relacionada con la extensión
del estado, el número de sus habitantes y sus potenciales conflictos, y sobre todo el volumen de rentas de
los titulares,”15

Esta burocracia se asocia al surgimiento de los municipios y al surgimiento de las universidades


las cuales bajo la égida eclesiástica iniciaron un proceso de formación de individuos de extracción social
mercantil aptos para el desempeño de otras funciones más allá de las comerciales “La formación de
universidades en Italia y el sur de Francia abrió camino a los laicos para emprender unas cuantas
profesiones estimadas, como leyes y medicina (…) Sólo a finales del siglo XI los estudios eclesiásticos
aspiraron a algo más aparte del dominio de la cultura antigua. Los debates sobre cuestiones sobre
cuestiones conflictivas sobre el derecho eclesiástico obligaron al clero a estudiar las leyes formales del
imperio romano y también permitieron descubrir que la preparación en materias tales como la lógica formal
y la argumentación tenían ventajas académicas a la vez que prácticas”16 recordemos que en las
universidades se enseñaba latín, derecho, teología y gramática. El derecho ante todo creó una clase de
legistas aptos para desenvolverse a los asuntos civiles así conocer el arte de la administración uniendo
elementos comerciales y de derecho.

Al crecer el poder de los reyes, así como sus territorios, muchos comenzaron a contratar a estos
nuevos elementos sociales con el fin de mejorar la administración, superar problemas de orden legal que
pudieran suceder, así como contar con un grupo humano totalmente leal y dependiente a los monarcas y
no de señores feudales, debido a la paga, beneficios y dádivas otorgadas a los mismos. Estas
prerrogativas las cuales serán usadas en detrimento de la nobleza que se opone a la centralización
monárquica, “la aparición de la burocracia, que, independientemente de su impacto decisivo sobre la
organización y acción del poder, permitió el acceso a las funciones de la mayor importancia social a los
«hombres del rey» que, extraídos sin discriminación de la base social, se constituyeron pronto en una
«aristocracia de la función» llamada a cambiar la fisonomía de la sociedad y a elaborar los conceptos

15 CALDERÓN ORTEGA José Manuel (1996)El gobierno y la administración de un Estado señorial:


El consejo de los Duques de Alba (1484-1531), en Revista la España medieval, nº19 p.312, pags.
311-346
16 MATTHEW, Donald Op.Cit p,150
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

políticos fundamentales del mundo moderno”17 No obstante lo anterior, la nobleza nunca fue totalmente
desplazada, ya que muchos elementos de dicho orden que eran leales al rey, fueron incorporados a este
nuevo grupo administrativo sea como oficiales de los nacientes ejércitos profesionales, gobernadores de
territorios locales o participando en la corte misma como diplomáticos, así mismo tuvieron ascendientes y
acceso a las cortes que aun seguían perviviendo desde el siglo XII y que tenían algunas prerrogativas.
Para Perry Anderson la burocracia fue una forma de integración de la nobleza feudal derrotada o bien para
cooptarla mediante la adquisición de cargos, práctica que se desarrollo hasta bien entrado el siglo XVIII y
en la cual los nobles compraban un cargo para después usufructuar los mismos mediante una sistema de
corrupción más menos legalizada.18

La burocracia en definitiva no fue “sólo un instrumento eficaz que ha dotado al Estado de una
organización funcional adecuada, sino, sobre todo, el elemento que de modo más decisivo ha contribuido
a formar el carácter objetivo de sus instancias de poder y de autoridad.”19 Es decir la burocracia fue la
personalización directa de la autoridad y poder de los monarcas.

4 SISTEMA DE IMPUESTOS Y DE MERCADO UNIFICADO.

Los dos elementos estatales mencionados anteriormente requerían de recursos para su


funcionamiento, el Estado requería de bienes monetarios para pagar a los mercenarios y demás tropas en
su haber y la burocracia requería de dinero para la paga de los funcionarios, tal como señala Norman
Pounds “lo gobiernos empezaron a tener una actitud más positiva hacia la política económica. Hay que
considerarlo un reflejo del poder creciente y de las tendencias centralizadoras que prefiguraban el Estado-
nación de la Edad Moderna. La creciente actividad bélica, la progresiva complejidad de las relaciones
políticas, el aumento demográfico, creaban nuevas obligaciones a los gobierno. De todos estos factores,
el que más influencia tuvo en el cambio en las obligaciones gubernamentales fue el incremento de las
proporciones de la actividad bélica”20.

El origen del surgimiento del sistema de impuestos se asocia directamente al convulsionado que
era el siglo XIV en cuanto al enfrentamiento bélico y a la transición del feudalismo al capitalismo. Para el
caso de lo primero los primeros impuestos surgieron como forma de costear los ejércitos permanentes, de
hecho el impuesto francés conocido como la Taille tiene su origen en un gravámen necesario para
sufragar la guerra de los cien años y en España los servicios tienen ese mismo origen bélico en el contexto
de la reconquista. Por otro lado la transición al capitalismo desde el feudalismo implicaba la desaparición
del pago en especie y su reemplazo por el pago en metálico, surgía así la idea de un presupuesto nacional

17 FUEYO ALVAREZ J.F (1956), La morfología .del poder político y la burocracia, en Revista de
administración pública, , Nº 20, 1956, p.17-18
18 ANDERSON, PERRY (1987) El Estado Absolutista, España: Siglo XXI editores p.143
19 FUEYO, J.F Op.Cit p.18
20 POUNDS, Norman. (1981)Historia económica de la Europa medieval. Editorial crítica. España

p.500
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

“Se había llegado ya a generalizar la idea de un presupuesto anual, de un balance entre el ingreso y el
gasto, así como de prever los el gasto del año próximo.”21 En este sentido la actividad económica
comenzaba a utilizar principios racionales ya no necesariamente basados en la economía natural sino en
una economía capitalista mercantil.

Al no existir la concepción de ciudadano como la época clásica o como en la actualidad, sino la de


órdenes privilegiados y no privilegiados, el peso de estos cobros recayó totalmente en las clases no
privilegiadas sean pobres del campo, pobres urbanos y la burguesía,“ Prácticamente en todas partes, el
tremendo peso de los impuesto – la taille y la gabelle en Francia, los servicios en España- cayó sobre los
pobres. La clase señorial, en la práctica y en todas partes, estaba realmente exenta del impuesto directo.
Porshnev ha bautizado con razón a las nuevas contribuciones impuestas por el Estado absolutista con el
nombre de <renta feudal centralizada>”22 en el fondo se trataba de cambiar el eje de los mismos
dispositivos que utilizaban los señores feudales pero ya de manera centralizada por el monarca y la
burocracia en la figura del tesoro nacional. De hecho este cambio de la recopilación local de recursos a la
centralizada provocó una serie de revueltas campesinas en Flandes, Francia e Inglaterra durante la guerra
de los cien años, ya que a las cargas tradicionales a las que eran sometidos el campesino ahora se
sumaban las cargas por guerra, por rescate de los reyes y señores capturados en guerra y los
enfrentamientos que deprimían la economía a fines de la edad media.

Como se ha señalado el Estado nacional o la monarquía autoritaria cambiaron su concepción


respecto del ejercicio territorial del poder pasando de una local a una nacional o central donde el concepto
de frontera significaba todo lo que se encontraba dentro de límites demarcados. Con el decaimiento
comercial de fines de la edad media por la gran crisis general así como del belicismo constante de la
época comienzan a aplicarse medidas de tipo proteccionista de la economía mediante la imposición de
aranceles a la entrada de productos, “se da por aceptado que la consecución del poder era un elemento
central del pensamiento mercantilista. En la baja edad media la mayoría de los otros aspectos de la
política económica se subordinaron a este fin. Los grandes préstamos y las pesadas cargas impositivas
que caracterizaron la acción de casi todos los gobiernos, en su mayoría tenían objetivó el mantenimiento
de los ejércitos y campañas bélicas. Lo que se pretendía, como objetivo principal, era la ampliación
territorial y el asunto del poder político”23, el ejemplo típico de este caso es Inglaterra donde la guerra de
los cien años bloqueó sus mercados de lana de Flandes por lo que tuvo que desarrollar internamente una
economía de paños, lo que tuvo por consecuencia que Inglaterra dejara de comprar paño en Flandes y
que Flandes no tuviera acceso a la materia prima de su industria, algo similar ocurre con el caso de
España y la mesta, se buscaba así acrecentar el poder de un Estado mediante el control del comercio
internacional.

21 HALE J.R (1993) La Europa del renacimiento, Madrid: Siglo XXI editores p.186
22 ANDERSON, El Estado….. op.Cit p.30
23 POUNDS Op.Cit p.507
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

Así mismo los reyes para obtener recursos establecen la creación de monopolios cuya explotación
era concedida a terceros que actuaban como financistas de estas monarquías, se crearan una serie de
gravámenes con el fin de que los monarcas pudieran obtener el dinero necesario para satisfacer las cada
vez más demandantes instituciones y servicios que debía mantener, nuevos impuestos, aranceles sobre
aduanas debido a la nueva concepción territorial del Estado como nacional, y los impuestos sobre las
rentas en los municipios, y patentes comerciales. “Al mismo tiempo, la esfera de actuación gubernamental
se amplió en otra dirección. El crecimiento económico requería que se hicieran excepciones en el nexo de
las relaciones y obligaciones personales que conocemos como feudalismo”24. Esto tuvo como
consecuencia la creación del capitalismo mercantil que se desarrollará a partir del siglo XV, sobre todo
debido a la conciencia que se había tomado respecto a las fronteras como espacio de intercambio. Se
unificaron así criterios de comercio interno eliminándose peajes, pagos diferenciados en las diferentes
localidades, etc. con el fin de estimular los intercambios nacionales al interior de los Estados y así
estimular el crecimiento de la economía, y aumentar de esa forma a la vez el nivel total de impuestos
percibidos para así crear ejércitos y expandirse, maximizando las ganancias y el control. La segunda fase
se llevará en el siglo XVI y tendrá que ver con la búsqueda de mercados y la adquisición de metales
preciosos con los cuales aumentar la capacidad importadora de las naciones.

5 EL DERECHO Y LAS IDEAS POLÍTICAS

El siglo XIII es un punto culmine de la civilización medieval y marca el inicio del surgimiento de las
grandes universidades así como el inicio de la pugna entre la realeza y la nobleza por el dominio político,
así mismo el accionar económico, junto con el aumento del poder de la corona dio inicio a un proceso de
cambio respecto a la concepción de la ley, ya que “La ley limita la vigencia de la costumbre, que en la alta
edad media había sido la fuente principal del derecho, y comienza a restituir el derecho territorial su
predominio sobre el local, favoreciendo esto la unificación jurídica”25

A fines del siglo XI, los contactos con medio oriente, la apertura de Bizancio y la creación de
múltiples escuelas de traductores (donde destaca la escuela de traductores de Toledo en España),
renacerá el estudio por el derecho romano y de las teorías políticas aristotélicas, proceso asociado al
surgimiento de la Universidad de Bolonia en la cual se comenzó un proceso de reconstrucción, estudio y
análisis de los elementos intelectuales mencionados, tanto así que sirvió de justificación en la
emancipación del poder temporal al espiritual “El derecho romano, con su concepción de la autoridad
jurídica centralizada del emperador, constituyó un argumento no menos importante para defender la
posición adoptada por el rey de Francia que para sostener las pretensiones del papa. En el siglo XIII había
aparecido la concepción enteramente nueva para la edad media, de que la validez de la ley depende de la
promulgación por el príncipe, cosa debida, casi con seguridad, al estudio del derecho romano” 26. De las

24 POUNDS Op.Cit p.499


25 EYZAGUIRRE, JAIME,(1983) Historia del derecho, Santiago: Editorial Universitaria. p.87
26 SABINE, GEORGE (1994) Historia de la teoría política, México : Fondo de Cultura Económica,

p.209
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

grandes recopilaciones de derecho romano realizadas en la alta edad media por Justiniano, se tradujeron
el Digesto y el Corpus Iurius Civilis, resultado de esto fue la publicación en el siglo XIII por Aco de Bolonia
de la Suma Codicis, recopilación definitiva del derecho romano y obra de consulta para los glosadores en
los vacíos del derecho germánico. Por otro lado la iglesia católica en la búsqueda del domino mundi
también había creado un estructura de derecho centralizado iniciándose el siglo XIII una unificación de los
códigos canónicos la cual culminaría en 1441 durante el concilio de Basilea donde se adoptaría el Corpus
Iuris Canonici como recopilación de derecho canónico para los asuntos eclesiásticos.

Nuevamente en el siglo XIII, y con el surgimiento de la Universidad de Paris auspiciada por la


corona fracesa, y “la controversia sostenida entre el papado y el reino de Francia desde 1296 hasta 1303,
acaba por completarse la teoría del imperialismo papal, ya bien desarrollada en el derecho canónico.
Durante la misma época, la teoría fue decisivamente derrotada por la cohesión nacional del reino francés,
y comenzó a tomar forma y dirección definidas la oposición a aquella, poniendo límites al poder espiritual y
planteando las pretensiones de independencia de los reinos como sociedades políticas independientes” 27
inició una tendencia en que el poder temporal comenzó cada vez a desapegarse del poder espiritual,
tomando rumbos propios, cobrando significado la frase Digesto Princeps legibus solutus es decir el rey no
está sujeto a la ley, o sea no está sometido a la iglesia misma y al papa debido a que la única ley que se
creía posible era la divina, sino que tiene la potestad para legislar por sí mismo en y hacia una comunidad
nacional.

Estas tendencias anteriormente enunciadas junto con tener un contexto geográfico disímil, así
como hacer referencia a instituciones de diferente índole y origen, tienen en común ser el punto de partida
de una directriz unificadora del derecho teniendo como ejemplo el romano lo que terminaría por generar
codificaciones afines al derecho romano el cual otorgaba en su tiempo potestad legislativa, ejecutiva y
judicial a los emperadores romanos de antaño, pero también derechos y procedimientos a los habitantes y
ciudadanos, ese es el mensaje de las 7 partidas de Alfonso X de España y del Doomesday book Inglés.
Ahora bien si dichos preceptos se trasladaban al ideal imperial medieval, esta autoridad recaía en los
monarcas los cuales así, veían legitimado su accionar de manera legal e ideológica, ante las pretensiones
de dominio de la iglesia católica sobre el mundo temporal y por otro legitimaba su ideal centralizador por
sobre el ánimo localista de los señores feudales ya que la potestad recae en los reyes y no en los señores
“La idea complementaria de que los reyes estaban ad legibus solutus, o libres de las obligaciones legales
anteriores, proporcionó las bases jurídicas para anular los privilegios medievales, ignorar los derechos
tradicionales y someter las libertades privadas”28. Se destruía así la tradición surgida en el siglo X respecto
de la colaboración que debe haber entre poder temporal al espiritual.

Bibliografía.

27 SABINE GEORGE op.Cit p.201


28 ANDERSON, El Estado….. op.Cit p.22
Princeps legibus solutus….de la monarquía feudal a la monarquía autoritaria. Siglo XIV - XV
Andrés Sáez Geoffroy – Otoño 2009

1. ANDERSON, PERRY (1987) El Estado Absolutista, España: Siglo XXI editores


2. ANDERSON, Perry (1990) Transición de la Antigüedad al Feudalismo, España: Siglo XXI editores
3. BOBBIO, NORBERTO (1987) La teoria de las formas de gobierno en la historia del pensamiento politico:
año académico 1975-1976. México: FCE.
4. CALDERÓN ORTEGA José Manuel (1996)El gobierno y la administración de un Estado señorial: El
consejo de los Duques de Alba (1484-1531), en Revista la España medieval, nº19
5. DUBY, GEORGE, (1995) Siglo caballeros, Madrid: Alianza Editorial; p.143
6. EYZAGUIRRE, JAIME,(1983) Historia del derecho, Santiago: Editorial Universitaria. p.87
7. FUEYO ALVAREZ J.F (1956), La morfología .del poder político y la burocracia, en Revista de
administración pública, , Nº 20, 1956, p.17-18
8. HALE J.R (1993) La Europa del renacimiento, Madrid: Siglo XXI editores p.186
9. KREBS, RICARDO;(1979) Historia universal: 1º año medio, Ed. Universitaria, Santiago de Chile, 1979
10. MATTHEW, Donald. (1994) Atlas Culturales del Mundo: La Europa Medieval, raíces de la cultura moderna.
2 Vols. Barcelona: Ediciones Folio S.A
11. POUNDS, Norman. (1981)Historia económica de la Europa medieval. Editorial crítica. España
12. PREVITÉ-ORTON C.W. (1967) Historia del Mundo en la Edad Media. Tomo III. Barcelona: Ed. Ramón
Sopena.
13. ROMERO, JOSÉ LUÍS (1998) La edad media, Santiago: FCE
14. SABINE, GEORGE (1994) Historia de la teoria política, México : Fondo de Cultura Económica, p.209
15. TOUCHARD, JEAN (1993) Historia de las ideas políticas, Madrid: Tecnos.

También podría gustarte