Está en la página 1de 323
~REITZ ¢ MILFORD * CHRISTY Fundamentos de la teoria electromagnética CUARTA EDICION John R. Reitz Research Laboratory, Ford Motor Company Frederick J. Milford Battelle Memorial Institute Robert W. Christy Darmouth College Versién en espafiol de Carlos Gerardo Martinez Avila — — Comision Nacional de Seguridad ai | Nuclear y Salvaguardias a “México ‘ Con la colaboracién técnica de José Luis Sebastién Franco Universidad Complutense de Madrid, Espatia y Juan Antonio Flores Lira Universidad Iberoamericana, México vw Addison-Wesley Tberoamericana ‘Aigentina * Chile Colombia » Espana Estados Unidose México « Puerto Rico * Venezuela INDICE GENERAL * Las secciones y los capftulos indicados con asterisco pueden omitirse sin perder continuidad 1 Andlisis vectorial 1 st 1a 12 13 L4 LS 16 La 18 19 Definiciones Algebra vectorial = 2 Gradiente 5 Integracién vectorial 9 Divergencia 11 Rotacional 14 El operador vectorial diferencial ¥V 17 Desarrollos posteriores 19 Resumen 22. 2 Electrostatica 26 2a 2.2 23 24 25 2.6 27 28 29 Carga eléctrica 26 Ley de Coulomb 27 El campo eléctrico 31 El potencial electrostético 33 Conductores y aislantes 36 Ley de Gauss 37 Aplicacién de la ley de Gauss 40 Eldipoloeléctrico 43 Desarrollo multipolar de campos eléctricos 46 2.10 Lafunciéndeltade Dirac 48 2.11 Resumen 50 3 Resolucién de problemas electrostaticos 56 34 32 33 34 Ecuacidn de Poisson 56 Feuacidn de Laplace 58 Feuacidn de Laplace con una variable independiente 60 Soluciones a 1a ecuacién de Laplace en coordenadas esféricas: arménicos esféricos 60 35 39 3.10 3.1 3.12 3.13 3.14 Esfera conductora en un campo eléetrico uniforme 63 Soluciones a la ecuacién de Laplace en coordenadas cilindricas: arménicos cilindricos 65 EcuaciGn de Laplace en coordenadas rectangulares 66 Ecuacién de Laplace en dos dimensiones: solucién general 67 Imégenes electrostiticas 68 Lfneas de carga y lineas imagen 74 Sistemas de conductores y coeficientes depotencial 75 Solucién numérica de problemas deelectrostitica 76 Soluciones de la ecuacién de Poisson 1 Resumen 92 4 Elcampo electrostatico en medios dieléctricos 97 41 42 43 44 45 46 47 48 749 Polarizacién 98 ‘Campo fuera de un medio dieléctrico - 99 El campo eléctrico dentro de un dieléctrico 103 Ley de Gauss en un dieléctrico: el desplazamiento cléctrico 106 Susceptibilidad eléctrica y constante dielécirica 109 Carga punwal en un fluido dieléctrico 110 Condiciones en Ia frontera para los vectores de campo 112 Problemas con valores en la frontera ‘en los que intervienen dieléctricos 115 Fuerza sobre una carga puntual sumergida en un dieléctrico 118 viii Indice general 4.10 Método de imagenes para problemas en los que intervienen dieléctricos 120 4.11 Resumen 122 5 Teoria microscépica delosdieléctricos 127 5.1 52 53 +54 55 Campo molecular en un dieléctrico 127 Dipolos inducidos un modelo sencillo 131 Moléculas polares: Ja formula de Langevin-Debye 132 Polarizacién permanente: ferroclectricidad 136 Resumen 138 6 Energiaelectrostatica 141 6.1 62 63 64 65 66 67 68 Energfa potencial de un grupo de cargas puntuales 142 Energia electrostética de una distribucién de cargas 143 Densidad de energia de un campo electrostatico 146 Energia de un sistema de conductores cargados: coeficientes de potencial 149 Coeficientes de capacidad e induccién 150 Condensadores 151 Fuerzas y momentos de rotacién 154 Resumen 157 7 Corrienteeléctrica 162 WW 72 7 74 75 1.6 YEE 78 Naturaleza de la corriente. 163 Densidad de corriente: ecuacisn de continuidad 165 Ley de Ohm: conductividad 167 Corrientes estacionarias en medias continuos 170 Aproximacién al equilibrio electrostatico 174 Redes de resistencias y leyes de Kirchhoff 175 Teorfa microseépica de la conducci6n 181 Resumen 185 8 El campo magnético de corrientes estacionarias 190 8.1 Definicign de la induccién magnética 190 8.2 Fuerzas sobre conductores por los que circula corriente 193 83 LeydeBiotySavart 197 84 Aplicaciones elementales de la ley de Biot y Savart 199 85 Ley decircuitosde Amptre 204 8.6 El potencial vector magnético 207 8.7. El campo magnética de un circuito distante 209 8&8 El potencial escalar magnético 212 89 Flujo magnético 213 8.10 Resumen 213 9 Propiedades magnéticas delamateria 219 9.1 Magnetizacién 219 9.2. El campo magnético producide por un material magnetizado 223 9.3. Potencial escalar magnético y densidad de polos magnéticos 226 9.4 Fuentes del campo magnético: intensidad magnética. 227 9.5 Las ecuaciones de campo 228 9.6 Susceptibilidad y permeabilidad magnéticas ¢ histéresis 230 9.7 Condiciones en la fromtera sobre los vectores de campo 236 9.8 Problemas de valores en la frontera en los que intervienen materiales 238 9.9 Circvitos de corriente que contienen medios magnéticos 243 ¥9.10 Circuitos magnéticos 246 49.11 Circuitos magnéticos que contienen imanes permanentes 249 9.12 Resumen 252 “10 Teoria microscépica del magnetismo 257 10.1 Campo molecular dentro de lamateria 258 10.2 10.3 10.4 10.5 10.6 10.7 Origen del diamagnetismo 260 Origen del paramagnetismo 262 Teorfa del ferromagnetismo 264 Dominios ferromagnéticos 266 Ferritas 269 Resumen 269 11 Inducciénelectromagnética 272 wa 12 113 14 15 11.6 12. Energia magnética 12 12.2 123 #124 12.5 13 Corrientes que varian lentamente 13 13.2 13.3 14 13.5 13.6 13.7 * 138 * 139 ¥13.10 Inducci6n electromagnética 272 Autoinductancia 278 Inductancia mutua 280 La férmulade Neumann 282 Inductancias en série y en paralelo 282 Resumen 285 290 Energia magnética de circuitos acoplados 291 Densidad de energta en el campo magnéticn 293 Fuerzas y momentos de rotacién en cireuitos rigidos 295 Pérdida por histéresis 299 Resumen 302 317 Comportamiento transitorio y en estado estacionario 308 Leyes de Kirchhoff 309 Comportamiento transitorio elemental 311 Comportamiento en estado estacionario de un citcuito en serie simple 315 Conexién de impedancias en serie y en paralelo 317 Potencia y factores de potencia 319 Resonancia 320 Inductancias mutuas en circuitos deca, 323 Ecuaciones de malla y de nodo 327 Impedancias de entrada y funciones de transferencia 330 Resolucidn de las ecuaciones de redes par computador 332 Resumen 338 “14 Fisica de plasmas fndice general ix 344 14.1 Enfoques te6ricos de la dindmica de plasmas 345 14.2 Neutralidad eléctricaen un plasma 346 14,3 Orbitas de particulas y movimiento dederivaen un plasma 347 14.4 Espejos magnéticos 352 14,5 Las ecuaciones hidromagnéticas 353 14.6 Elefecto de constriccién 356 14.7 _ Sistemas de confinamiento magnético para fusiéntermonuclearcontrolada 358 14,8 Oscilaciones y movimiento ondulatorio de plasmas 361 14.9 Resumen 365 15 Propiedades electromagnéticas de los superconductores 368 15.1 Historia de la superconductividad 368, 15.2 Conductividad perfecta y diamagnetismo perfecto de superconductores 373 15.3. Ejemplos en los que interviene la exclusién perfecta del flujo 375 15.4 Ecuaciones de London 378 155 Resumen 387 46 Ecuaciones de Maxwell 390 16.1 Generalizacién de Ia ley de Ampere. cottiente de desplazamienta 390 16.2 Ecuaciones de Maxwell y sus bases empiricas 393 16.3. Energfaclectromagnética 304 16.4 Laecvacién de onda 398 16.5 Ondas monocrométicas 399 16.6 Condiciones en la frontera 402 16.7 Laecuacién de ondas con fuentes 406 168 Resumen 412 17 Propagacién de ondas electromagnéticas monocromaticas 417 17.1 Ondas planas monocrométicas en medios no conductores 417 17.2 Polarizacién 423 17.3. Densidad y flujo deenergia 426 17.4 Ondas planas monocrométicas en medios conductores 429 J x #175 17.6 Indice general Ondas esféricas 436 Resumen 443 18 Ondas monocromaticas en regiones limitadas 18.1 18.2 18.3 18.4 18.5 18.6 18.7 18.8 18.9 4a7 Reflexién y refracci6n en la superficie de separacién de dos medios no conductores: incidencia normal 447 Reflexi6n y refraccién en la superficie de separaci6n de dos medios no conductores: incidencia oblicua 451 Angulo de Brewster: 4ngulo critico 457 Coeficientes complejos de Fresnel: reflexién desde un plano conductor 460 Reflexi6n y transmisién por una capa delgada: interferencia 468 Propagaci6n entre placas conductoras paralelas 475 Guias de onda 480 Cavidades resonantes 483 Resumen 485 19 Dispersién y campos oscilantes en mediosdispersivos 491 19.1 *19.2 19.3 19.4 19.5 19.6 *197 198 20 Emisién de radiacién 20.1 20.2 Linealidad y causalidad 491 Respuesta en frecuencia y relaciones dedispersién 497 Modelo del oscilador arménico de Drude-Lorentz 501 Absorcién por resonancia por cargas ligadas 506 La teorfa de los electrones libres de Drude 513 Relajaci6n dieléctrica. 520 Campos oseilatorios en medios dispersivos 524 Resumen 528 532 RadiaciOn de un dipolo oscilante 532 Radiacién de una antena de media onda 536 203 "20.4 20.5- 20.6 21. Electrodindmica 2.1 212 213 24 25 22 Lateoria especial de la relatividad Radiacién de un grupo de cargas en movimiento 538 Campos de la zona intermedia yproxima 542 ‘Amortiguamiento por radiacién: seccién eficaz de Thomson 544 Resumen S48 552 Potenciales de Lienard—Wiechert 552 El campo de una carga puntual que se mueve uniformemente 555 El campo de una carga puntual acelerada 558 Campos de radiacién para velocidades pequefias 561 Resumen 563 565 22,1 Lafisica antes de 1900565, 22.2 La transformaci6n de Lorentz y los postulados de Einstein de la relatividad especial 568 22.3 Geometria del espacio-tiempo 573 224 La transformacién de Lorentz como una transformacién ortogonal 574 22.5 Forma covariante de las, ‘ecuaciones electromagnéticas 576 22.6 Ley de transformacién para el campo electromagnético 580 22.7 Elcampo de una carga puntual que se mueve uniformemente 581 22.8 Resumen 583 Apéndice | Computadores y teoria electromagnética 586 Apéndice tl Transformaciones de coordenadas, vectores y tensores 602 CAPITULO 1 Ww Analisis vectorial Enel estudio de la electricidad y del magnetismo se puede evitar de una manera eficaz Ia complejidad de la notacién utilizando la notacién del anélisis vectorial. Al propor- cionar esta valiosa taquigrafia, el andlisis vectorial también lleva a un primer plano los conceptos fisicos contenidos en las ecuaciones. El propésito de este capitulo es dar una exposicién breve pero autosuficiente del anslisis vectorial basico y proporcionar un conocimiento més bien utiitario de este campo, necesario para el tratamiento de la electricidad y el magnetismo. Los lectores que ya estén familiarizados con el andlisis vectorial encontrardn este capitulo como un repaso itil y una introduccién a la nota- ciGn del texto. DEFINICIONES En el estudio de la fisica elemental se han encontrado varias clases de cantidades; en particular, distinguimos entre vectores y escalares. Para nuestros propésitos serd sufi- ciente definir un escalar de la siguiente forma: Un escalar es una cantidad que esté completamente caracterizada por su magnitud. Los ejemplos de escalares son numerosos: masa, tiempo, volumen, etc. Una amplia~ cidn sencilla de la idea de un escalar es un campo escalar, es decir, una funcién de posicidn que esté completamente determinada por su magnitud en todos los puntos del espacio. Un vector puede definirse en la forma que sigu 2 1 Anilisis vectorial ‘Un vectores una cantidad que esté caracterizada completamente por su mag- nitud y direccién Como ejemplos de vectores citemos la posicién a partir de un origen fijo, la velocidad, la aceleracién, la fuerza, etc. La generalizacién a un campo vectorial da una funcién de posicidn que est determinada completamente por su magnitud y direccién en to- dos los puntos del espacio. Estas definiciones pueden refinarse y ampliarse; de hecho, en el Apéndice Il se reemplazan por definiciones més refinadas en términos de propiedades de transfor- maci6n, Ademés, pueden definirse clases mas complicadas de cantidades, tales como tensores. Sin embargo, los escalares y los vectores serfin suficientes para nuestros propésitos hasta el capftulo 22. ALGEBRA VECTORIAL Como el digebra de los escalares es familiar al lector, ésta se utilizard para desarrollar el lgebra vectorial. Con el fin de continuar con este desarrollo es conveniente tener una representaci6n de los vectores, para lo cual introducimos un sistema coordenado cartesiano tridimensional. Este sistema tridimensional se denotard con las tres varia bles x, y; z, 0, cuando sea mas conveniente, x,, x. x,. Un vector se especitfica por sus Componentes x, y, y z con respecto a este sistema coordenado. Por tanto, un vector* 'V se especifica por sus componentes V,, V,, V, donde V, = IVI cos a, V,=I¥I cos 6, V,=IVicos ay, y donde is a son los angulos entre V y los ejes coordenados correspon dientes. EI escalarIVI= JV24¥2+V2_ es lalmagnitud|o longitud del vector V. En el caso de campos vectoriales, cada na de Te Tas componentes debe considerarse como una funcidn de x, y, z. En este punto debe hacerse énfasis en que introducimos una representacidn de los vectores con respecto a un sistema de coordenadas cartesianas s6lo por sencillez y facilidad de comprensién; todas las definiciones y operaciones son, de hecho, independientes de cualquier elecciGn especial de coordenadas. La suma de dos vectores se define como el vector cuyas componentes son la suma de las componentes correspondientes de los vectores originales. Asi pues, siC es la suma de A y B, eseribimos C=A+B ay CHA, + By Cy=A, +B, C= A+B a2) Esta definicién de suma vectorial es completamente equivalente a la conocida regla del paralelogramo para la suma de vectores. * Las cantidudes vectoriales se denotarin con sfmbolos en letra negrita, 1.2 Algebra vectorial 3 La resta de vectores se define en términos del negativo de un vector, el cual es el vector cuyas componentes son los negativos de las componentes correspondientes al vector original. De esta forma, si A es un vector, ~A se define como (-A)y= A, (-A)y = Ay, (“A). = AL (1-3) La operaci6n de resta se define entonces como la suma del negativo y se eseribe A-B=A + (-B) a4) Puesto que 1a suma de niimeros reales es asociativa y conmutativa, se sigue que la suma de vectores (y la resta) también es asociativa y conmutativa, En la notacién vectorial esto se ve como A+ (B+C)=(A+B)+C =(A+O)4+B=A+B+C (5) En otras palabras, los paréntesis no son nevesarios, como se indica en la dltima expresién. Pasando ahora al proceso de multiplicacién, observaremos que ¢l producto mas sencillo es el de un escalar por un vector. Esta operacién da como resultado un vector, cada una de cuyas componentes es el escalar por la componente correspondiente del vector original. Sic es un escalar y A un vector, el producto cA es un vector, B= cA, definido por cA, (1-6) Esté claro que si A es un campo vectorial y un campo escalar, entonces B es un nuevo campo vectorial que no es necesariamente un méltiplo del campo. original Si dos vectores se multiplican entre sf, existen dos posibilidades conocidas como producto vectorial y producto escalar. Considerando primeramente el producto esca- Jar, notemos que él nombre proviene de la naturaleza escalar del producto, aunque a veces se le llama en forma alternativa producto interno o producto punto. La defini- cidn de producto escalar, que se expresa como AB, es A+B = A,B, + A,B, + AB, (7) B= cA, B= cA, B 4 Esta definicidn es equivalente a otra, tal vez mas familiar, que es el producto de las magnitudes de los vectores originales por el coseno del angulo que forman. Si Ay B son perpendiculares entre sf, AB 0 El producto escalar es conmutativo. La longitud de A es |A|=VA-A El producto vectorial de dos vectores, como su nombre indica, es un vector. Tam- bign se le Hama producto externo y producto cruz. El producto vectorial se expresa por A xB. Si Ces el producto vectorial de A y B, entonces 4 1 Andlisis vectorial C= Ax B,or C= A,B, - AB, C, C, = A,B, - A,B, A,By ~ A.B,, (1-8) Es importante notar que el producto cruz depende del orden de los Factores, ya que si se intercambia ste se introduce un signe menos: BxA=-AXB Consecuentemente, AX A= 05K + Esta definicién equivale a la siguiente: el producto vectorial es el producto de las magnitudes por el seno del dngulo que forman los vectores originales, con la direccién dada por la regla del tornillo_de la mano derecha.* El producto vectorial puede recordarse fifcilmente en términos de un determinan- te. Si i, jy k son vectores unitarios, es decir, vectores que tienen como magnitud la unidad, en las direcciones x, y y z, respectivamente, entonces ijk AXB=/A, A, A, (9) B, B, B. Si este determinante se evalia con las reglas usuales, el resultado es precisamente nuestra definicidn de producto cruz. Las operaciones algebraicas anteriores pueden combinarse de muchas formas. La mayorfa de los resultados asf obtenidos son obvios; sin embargo, hay dos productos triples lo suficientemente importantes coma para mencionarlos explicitamente. Bl triple pro- ducto escalar D = A-B x C se encuentra facilmente mediante el determinante D=A-BxC= (10) Este producto no varia al intercambiar el punto y la cruz o por una permutacién cfclica de Jos tres vectores, Observe que los paréntesis no son necesarios, puesto que el pro- ducto cruz de un escalar y un vector no esté definido. E] otro producto de interés es el triple producto cruz D= A x (Bx C). La aplica- cciGn repetida de Ia definicién de producto cruz (Ec.1-8) da por resultado D=A~x (Bx C) = B(A-C) — C(A-B) (-L) * Supongamos que A gira hacia B en el menor dngulo posible, Un tornillo de mane derecha girado en esta forma avanzard en una diteccién perpendicular tanto a A como aB; esta direccisn es la direccicn deAxB. 1.3Gradiente 5 que se denomina frecuentemente regla del factor medio (back-cab). Debe observar- se que en el producto eruz los paréntesis son vitales; sin ellos, el producto no est bien definido. En este punto podrfamos preguntarnos sobre la posibilidad de la divisién vectorial. La divisién de un vector por un escalar puede definirse, por supuesto, como la multi- plicacién por el reciproco del escalar, Sin embargo, la divisién de un vector entre otro vector sla es posible si los dos vectores son paralelos, Por otra parte, ¢s posible expre- sar soluciones generales de ecuaciones vectoriales y lograr en esta forma algo pareci- do a la divisi6n. Consideremos la ecuacién c=A-X (1-12) donde-c es un escalar conocido, A un vector conocido y X un vector desconocido. Una solucién general de esta ecuacion es cA AA donde B es un vector de magnitud arbitraria y perpendicular a A, esto es, A*B=0.Lo que hemos hecho es muy semejante a dividir c entre A; en forma més correcta, hemos hallado 1a forma general del vector X que satisface la ecuacién (1-12). No hay solu- cin tinica, y este hecho explica la introduccién del vector B. Del mismo modo pode~ mos considerar la ecuacidn vectorial C=AxX (-14) donde A y C son vectores conocidos y X es un vector desconocido, La solucién gene- ral de esta ecuacién es x= +B (13) +kA (1s) donde & es un esvalar arbitrario. Por tanto, X definido por la ecuacidn (1-15) es muy cercano al cociente de C entre A; el escalar& tiene en cuenta la no unicidad del proce- so. Si se pide que X satisfaga tanto (1-12) como (1-14), entonces el resultado es tinico (sies que existe) y esté dado por CxA ACA cA ACA x (1-16) GRADIENTE ‘Se considerardn ahora las ampliaciones de las ideas introducidas en las secciones ante- riores para incluir la diferenciacion ¢ integracién, es decir, el calculo vectorial. La més sencilla de éstas es la relacién de un campo vectorial particular con las derivadas de un campo escalar. Es conveniente introducir primero la idea de derivada direccional de una funci6n de varias variables, que es justamente la razén de cambio de la funcién en una direccién determinada, La derivada direccional de una funcién 6 1 Anélisis vectorial FIGURA 1.1 Funci6n ocx, y)=32 + 52 representada gréficamente en funcién de ey en el espacio tridimensional 4 escalar ges representada generalmente por d@/ds; debe entenderse que ds repre- senta un desplazamiento infinitesimal en la direceién que estamos considerando, y que ds es la magnitud escalar de ds, Si ds tiene como componentes dx, dy, dz, entonces AE iy GE + At + Ay, z + Az) ~ OC y, 2) ds ao Bs = Bade Cede suds “éxds dyds dz ds Para aclarar la idea de una derivada direccional, considere una funcién escalar de dos variables. De esta forma, g&x, y) representa un campo escalar bidimensional, Podemos hacer la grafica de gen funcién de x e y como se ve en la figura 1.1 parala funcién gtx, y) = 12 + y2, La derivada direccional en el punto x,, y, depende de la direccién. Si escogemos la direcci6n correspondiente a dy/dz =—x,/yy, entonces en- contramos que xo] dx Tl cou al 0 awe] (1-172) Alternativamente, si escogemos dy/dx = y,/x, encontramos oe 2 (20 + 238) Bay STH (1-176) 13Gradiente 7 puesto queds=y[(as)* + (dy) - Como tercera posibilidad escojamos dy/dx = or, entonces de as (xy + Zayo)(1 + a7)7? (1-17e) bao 30 Si este resultado se deriva con respecto or y la derivada se iguala a cero, entonces se encuentra ¢l valor de cren el que la derivada es un méximo o un minimo. Cuando realizamos estas operaciones, obtenemos 0= y,/t,, lo que significa simplemente que Ta direccién de la razén maxima de cambio de la funcién = 3? + y? es la direcci6n radial. Sila direccién es radial hacia afuera, entonces el maximo es la razén maxima de incremento; si es radial hacia dentro, es la raz6n m4xima de decremento o la ra~ z6n minima de incremento. En la direccién especificada por dy/dx =x, la raz6n. de cambio de 32 + 3% es cero. Esta direccién es tangente al cfrculo x? + y? = x2+ 3. Evidentemente, sobre esia curva, p= 3? +)? no cambia. La direccién en la que dds se anula proporciona la direccién de la curva p = constante en el punto considerado. Estas lineas, que son circunferencias para la funcién x? + y?, son completamente andlogas a las conocidas curvas de nivel o lineas de altitud constante que aparecen en los mapas topogrdficos, La figura 1.2 muestra le funciéa p= x2 + 9? representada ahora como un diagrama de curvas de nivel. La idea de curvas de nivel puede generalizarse « una funcidn de tres variables, en cuyo caso las superficies, ox, y, 2) = constanie, se denominan superficies de nivel 0 superficies equipotenciales, El andlogo tridimensional de la figura 1.2 es la tinica forma préctica de representar graficamente un campo escalar para un espacio tridimensional El gradiente de una funcién escalar puede definirse ahora en la siguiente forma: El gradiente de una funcién escalar @ es un vector cuya magnitud es la méxima derivada direccional en el punto considerado y cuya direccién es Ja direcci6n de la méxima derivada direccional en ese punto. FIGURA 1.2 Funcién p(x, ») de la figura 1.1 representada como diagrama de curvas de nivel en dos dimensiones. 8 1 Anélisis vectorial FIGURA 1.3 Partes de dos superficies de nivel de la funcién x, y. 2). grad ol en Pes igual al limite de Ag/PQ cuando PQ Oy dolds es el limite correspondiente de Ag /PS. Bs obvio que el gradiente tiene direccién normal a la superficie de nivel de gen el punto considerado. Los simbolos més comunes para el gradiente son V_y grad.* En términos del gradiente, la derivada direccional esta dada por de

FAL rc) Noe Es importante observar que la integral de linea depende generalmente no sélo de los extremos a y b, sino también de la curva C sobre Ia que se efectia la integracién, ya que la magnitud y direcei6n de F(x) y la direccién de dl dependen de C y de su tangen- te, respectivamente. La integral de linea alrededor de una curva cerrada tiene tanta importancia que se ha empleado una notacién especial para ella prea (1-25) lc La integral alrededor de una curva cerrada generalmente es distinta de cero; el tipo de ‘vectores para los que la integral de linea alrededor de cualquier curva cerrada es cero, es de importancia considerable. Por esta raz6n a menudo se encuentran integrales de a alrededor de trayectorias cerradas no especificadas, Pot ejemplo, gr a (1-26) Esta notacién es til sdlo en aquellos casos donde 1a integral es independiente del contomno C dentro de limites bastantes amplios. Si hay posibilidad de ambigtiedad, conviene especificar el contorno, El enfoque basico para la evaluaci6n de integrales de linea es obtener un pardmetro de descripcién de la curva y entonces usar esta descripcién para expresar Ia integral de Iinea como la suma de tres integrales unidimensionales ordinarias. En todos los casos, salvo los més sencillos, éste es un procedimiento largo y tedioso. Afortunadamente, muy pocas veces es necesario eva- luar as integrales de esta forma, Como veremos posteriormente, a menudo es posible demostrar que la integral de linea no depende de la trayectoria entre los extremos. En este \iltimo caso, se escoge una trayectoria sencilla para simplificar La integracién, Si F es de nuevo un vector, una integral de superficie F se escribe como [Finda (1-27) Is 1.5 Divergencia 14 FIGURA 1.5 Relacién de la normal n con una superficie y cl sentido de cecorrido en la frontera, Frontera donde es la superficie sobre la cual se realiza la integraci6n, da es un rea infinitesimal enSy mes un vector unitario normal ada. Existe una doble ambigtiedad al escoger n, que se elimina al considerar que n es la normal dibujada hacia afuera si $ es una superficie cerrada, Si S no es cerrada y es finita, entonces tiene una frontera y el senti- do de la normal es importante s6lo con respecto al sentido arbitrario positive al atrave- sar la frontera. El sentido positivo de la normal es Ja direccidn hacia la cual avanzaria un tomillo de mano derecha si se girara en la dizeccién del sentido positivo sobre la curva limitadora, como se ilustra en la figura 1.5. La integral de superficie de F sobre una superficie cerrada S se denota a veces con Fenda ‘Comentarios completamente paralelos a los que se hicieron para la integral de linea pueden hacerse para la integral de superficie. La integral de superficie es claramente un escalar; por lo general depende de la superficie S y los casos en que no depende de ella tienen particular importancia, La definicién de la integral de superficie se hace de un modo exactamente comparable a la de la integral de linea, La formulacin detalla- da se deja para la seccién de problemas. Si Fes un vector y @un escalar, entonces Tas dos integrales de volumen que nos interesan son J= [ea kK [Fae (1-28) Evidentemente, J es un escalar y K es un vector. Las definiciones de estas integrales se reducen rdpidamente a la integral de Riemann en tres dimensiones, excepto que en K se debe observar que hay una integral para cada componente de F. Estas inte- grales son suficientemente conocidas, de modo que no se necesita hacer ningin otro comentario. DIVERGENCIA Otro operador importante, que esencialmente es una derivada, es el operador diver- sgencia, La divergencia del vector F, expresada como div F, se define como sigue: 12 1 Anilisis vectorial La divergencia de un vector es el limite de su integral de superficie por unidad de volumen a medida que el volumen encerrado por la superficie tiende a cero. Esto es div F = lim ing pF nda La divergencia es evidentemente una funcién escalar puntual (campo esealar), y se define en el punto limite de la superficie de integracién, Esta definicidn anterior tiene varias propiedades: es independiente de cualquier eleccién especial del sistema de coordenadas y puede utilizarse para encontrar la forma explfcita del operador diver- gencia en cualquier sistema particular de coordenadas. En coordenadas rectangulares, el elemento de volumen Av Ay Az proporeiona una base conveniente para encontrar Ia forma explicita de la divergencia. Si un vértice del paralelepipedo rectangular esta en el punto ,.Y, Zp entonces oF, F.(to + Ax, ¥, 2) = E80, ¥, 2) + Ax 5 aF, F(x, yo + Ay, Zz) = BX, Yo. 2) + Ay SF ay (1-29) got aF, EG y, 2 + Az) = FG y, 20) + Az 5h donde los términos de orden mayor en Ar, Ay y Az se han omitido, Puesto que el elemento de érea Ay Az es perpendicular al eje x, Az Aves perpendicular al eje yy Ax Ay es perpendicular al eje z, 1a definiciGn de la divergencia resulta ser ny i F.lXo, y, 2) dy dz divF lin Saya {f (xo, ys z) dy +t Ardy Ar E+ [R(x yo 2) dds 3k, + ebayer + fray, Zo) dx dy F, + Ax Ay ard [Feo 2) dy dz = [ Ales 2) ded ~ [ rte, 20 ara} (130) El signo menos asociado a los tres tiltimos términos tiene en cuenta el hecho de que la normal trazada hacia afuera esté en el sentido negativo de los ejes en estos casos. BL limite se toma facilmente, y se encuentra que la divergencia en coordenadas rectan- gulares es 15 Divergencia 18 +38, oy oz (2-31). o&. ax divF En coordenadas esféricas el procedimiento es semejante. Bl yolumen ence- rrado por los incrementos de coordenadas Ar, A®, Ag se elige como el volumen de integraciGn. Este volumen es 7#sen 6 Ar A@ Ag. Como el drea encerrada por los incrementos de coordenadas depende de los valores de las coordenadas (Io que no es el caso con coordenadas rectangulares), es mejor escribir F - n Aq en su forma explicita: Fenda = Er'send AO AG + For sen@ A@ Ar + Far Ar AO (1-32) A pattir de esta expresién es evidente que F, sen @, en lugar de tinicamente F,, debe desarrollarse en serie de Taylor. De forma similar, en los otros términos debe desarro- llarse el coeficiente de los productos de los incrementos de coordenadas. Haciendo estos desarrollos y empledndolos para calcular la integral de superficie en la definicion de divergencia, se tiene 1 a divF =}m,—! __{2 ee F VE UM, senO Br AO AS [Re wear A AG 8 a + 39 (For sen 8) AO Ar Ag + ayn Ae ar ae] (1-33) ‘Tomando el Ifmite, se encuentra que la forma explicita de la divergencia en coordena- das esféricas es 1a 1 28 1_ af, (1-34) dvF = 3268 OF) + WWE = 2a, OF) + ere 90 ee) * Tone ap Este método para hallar la forma explicita de la divergencia es aplicable a cualquier sistema de coordenadas siempre y cuando se conozcan las formas de los elementos de volumen y de superficie o, alternativamente, los elementos de longitud. El significado fisico de 1a divergencia se puede ver de inmediato en un ejemplo tomado de la mecdnica de fluidos. Si V es la velocidad de un fluido, dada en funcién de la posicién, y pes su densidad, entonces §, pV « mda es evidentemente la cantidad neta de fluido por unidad de tiempo que sale del volumen encerrado por S. Si el fluido es incompresible, la integral de superficie mide Ia fuente total del fluido encerrado por la superficie. La definicién anterior de la divergencia indica entonces que ésta puede interpretarse como el Iimite de la intensidad de la fuente por unidad de volu- men, 0 la densidad de la fuente de un fluido incompresible. Ahora puede enunciarse y demostrarse un teorema extremadamente importante en el que interviene la divergencia, 14 1 Anilisis vectorial Teorema de la divergencia, La integral de la divergencia de un vector sobre un volumen V es igual a la integral de superficie de la componente normal del vector sobre la superficie que limita V. Esto es, f div F du =f Fenda iv Is Considere que el volumen se subdivide en un gran nimero de pequefias celdas. Sea AV, cl volumen de la i-ésima celda que est limitada por la superficie S,. Est claro que Df Fonda = PF onda a-35) donde en cada integral de la izquierda, 1a normal se dirige hacia afuera del volumen considerado, Puesto que el sentido hacia afuera para una celda es el sentido hacia Gentro de la celda adyacente apropiada, todas las contribuciones de! lado izquierdo de Ja ecuacién (1-35) se anulan excepto aquellas que provienen de la superficie S, y la ecuacién (1-35) queda esencialmente demostrada, El teorema de la divergencia se obtiene haciendo que el ntimero de celdas se aproxime a infinito, de tal modo que el volumen de cada celda tienda a cero. frends = im Sao Fade} av (1-36) En el limite, la suma sobre i se convierte en una integral sobre V y la razén de la integral sobre S, a AV, se convierte en Ja divergencia de F. Ast, pF onde = [awray 37) que es el teorema de la divergencia, Tendremos frecuentes ocasiones para utilizar este teorema, tanto para el desarrollo de los aspectos tedricos de electricidad y de magne- tismo como para el propésito prictico de calcular integrales, ROTACIONAL El tercer operador diferencial de interés es el rotacional. El rotacional de un vector, denotado con rot F, se define en la forma siguiente: El rolacional de un vector es el limite de la razén entre la integral de su producto vectorial con [a normal trazada hacia afuera, sobre una superficie cerrada, y el volumen encerrado por la superficie cuando este volumen tien- de a cero, Es decir, v=o rotF = lim abn x Fda (1-38) Vids 1.6 Rotacional 15 La semejanza entre esta definicién y la definicién de Ia divergencia es bastante evidente; en lugar del producto escalar del vector con la normal trazada hacia afue- 1a, se tiene el producto vectorial. Por lo dems, las definiciones son las mismas. Existe una definicién distinta pero equivalente que resulta ser de mayor utilidad. Esta definicién es La componente de rot F en la direccidn del vector unitario a es el Ifmite de una integral de linea por unidad de rea, a medida que el drea encerrada tiende a cero, siendo esta érea perpendicular a a. Esto es, 1 as rt B= ims pE-dl (1-39) donde la curva C, que limita la superficie S, esta en un plano normal a a Es fécil ver la equivalencia entre las dos definiciones, considerando una curva, plana C y el volumen barrido por esta curva cuando se desplaza una distancia € en la direcei6n de 1a normal a este plano, como se muestra en la figura 1.6, Si a es una normal de este plano, entonces al tomar el producto escalar de a con la primera defini- cidn del rotacional, ecuacidn (1-38), se tiene a+ rot F 1 lim ipa nx Fda (1-40) Como a es paralelo a la normal para toda Ja superficie limitadora excepto para la banda estrecha limitada por C y C’, solo se necesita considerar la integral sobre Ia superficie, Para esta superficie observamos que a xm da es justamente & dl, donde dl es un desplazamiento infinitesimal sobre C. Puesto que, ademas, V= 5, el limite de la integral de volumen es 1 fs a-rotF= uma f SF al vad FIGURA 1.6 ‘Volumen barrido al desplazar Ia curva C en el sentido de su normal a 16 1 Andlisis vectorial que se reduce a la segunda forma de nuestra definicién al eliminar las &, Esta equiva encia puede demostrarse sin emplear el volumen especial utilizado aqui; sin embar- g0, al hacerlo de ese modo se sacrifica mucho la sencillez de la demostracién dada anteriormente. La forma del rotacional en varios sistemas coordenados puede caleularse de un modo muy parecido al que se utilizé para la divergencia. En coordenadas rectangulares es conveniente el volumen Ax Ay Az, Para la componente x del rotacional slo contribu- yen las caras perpendiculares a los ejes y y z. Si recordamos que j x k =—k xj =i, las contribuciones que no se anulan de las caras del paralelepipedo a la componente x del rotacional dan (nt F), = lim Bea, y.z + Az) + B(x, y, z)] Ax Ay + [Ey + Ay, z) — EG, y, z)) Ax Az} a4) Haciendo un desarrollo en serie de Taylor y tomando el limite se tiene af, _ ak, (rot F), = By az (1-42) para la componente x del rotacional. Las componentesy y z pueden encontrarse en una forma exactamente igual. Son OF, _ OF; oR, ak, OF le rot F), = 2 - Se? MM BE (1-43) La forma del rotacional en coordenadas rectangulares puede recordarse fécilmente si se observa que es justo el desarrollo de un determinante de tres por tres, es decir, (rot F), ijk a3 a rtR= | oe oy 3 (1-44) ERE El problema de hallar la forma del rotacional en otros sistemas coordenados es sélo un poco més complicado y se deja para los ejercicios. Como con la divergencia, nos encontramos con un teorema importante y ttil en el que interviene el rotacional, conocido como teorema de Stokes. Teorema de Stokes. La integral de linea de un vector alrededor de una cur- vvacerrada es igual ala integral de la componente normal de su rotacional so- bre cualquier superficie limitada por la curva. Esto es, frea= [rot F-nda (1-45) lc Is donde Ces una curva cerrada que limita la superficie 5. 1.7 El operador vectorial diferencial YV17 La demostraciGn de este teorema es bastante parecida a la demostraci6n del teo- rema de la divergencia. La superficie § se divide en un gran niimero de celdas. La superficie de la i-ésima celda se denomina AS, y la curva que la limita es C, Puesto que cada una de estas celdas debe recorrerse en el mismo sentido, est claro que la suma de las integrales de Linea sobre C, es justamente la integral de linea alrededor de 1a curva limitadora; todas las demas contribuciones se cance- Tan. Asf pues, fra= 5 F-dl le 7 de, ‘Solo falta determinar el limite a medida que el nimero de celdas se vuelve infinito, de tal modo que el érea de cada celda tienda a cero. El resultado de este proceso de Ifmite es F- U t a= im, Dag p Be dl AS, = [ rot Fenda que es el teorema de Stokes. Bste teorema, como el de la divergencia, es dil tanto en el desarrollo de la teorfa electromagnética como en el eélculo de integrales. Tal vez valga la pena observar que ambos teoremas, el dela divergencia y el de Stokes, son esencial- mente integraciones parciales. EL OPERADOR VECTORIAL DIFERENCIAL V Introducitemos ahora una notacién alternativa para los tres tipos de diferenciacién vectorial que se han analizado: el gradiente, la divergencia y el rotacional. Esta nota cién utiliza el operador vectorial diferencial del, que esté definido en coordenadas cartesianas por Co a ea | ce ox "By | az Del es un operador diferencial que se aplica solamente delante de una funcién de (& ¥% 2), que queda diferenciada; es un vector que obedece las leyes del algebra ‘vectorial.* En términos de del, las ecuaciones (1-20), (1-31) y (1-44) se expresan como (1-46) é e +k st (1-20) iz * Bs también un vector en términos de sus propiedades de transformacién, como se muestra en el Apéndice I 18 1 Anillisis vectorial ok (31) +a ij aa 2 VEO | a oR (1-44) RRA ‘Las operaciones expresadas con del son por si mismas independientes de cualquier eleccién especial del sistema de coordenadas. Cualquiera de las identidades que pue- den probarse usando la representacidn cartesiana ¢s vélida independientemente del siste- ‘ma de coordenadas. Det puede expresarse en un sistema de coordenadas ortonormal no cartesiano (curvilineo) de manera andloga a la ecuacién (1-46) con los elementos de distancia apropiados, pero al aplicarlo debe recordarse que los vectores unitarios en tales sistemas coordenados son ya por sf mismos funciones de la posicién y tienen que set diferenciados.* Los importantes teoremas integrales, de acuerdo con las ecuaciones (1-19), (1-45) y (1-37), son ’ a Vo-dl fe =9| =G- % (1-47) ic la a [vx ronda =p Pal a-45) ls le [vende =f Benda 37) iv Is Estas nos dan la integral de una derivada de una funcién en una regién de dimen- siones, en términos de los valores de la propia funcién en Ia frontera de (n ~ 1) ~ dimensiones de la regin, para n = 1, 2, 3. Debido a que el operador def obedece las, reglas del dlgebra vectorial, es conveniente usarlo en los célculos del andlisis vectorial, y de ahora en adelante expresaremos el gradiente, la divergencia y el rotacional en términos de V. Se observari que V es un opetador lineal Vag + by) = ao + ov V-(@E + bG) = a¥-F + bV-G Vx (@F + bG) = aV xX F + OV XG sia y b son escalares constantes. * Pueden encontrase sesultados para cootdenadas cilindricas y esféricas en el apéndice IV. Un andlisis clemental se debe a H.T. Yang, American Journal of Physics, vol. 40, pég. 109, 1972. 18 Desarrollos posteriores 19 DESARROLLOS POSTERIORES Las operaciones del gradiemte, la divergencia o el rotacional pueden repetirse en clases adecuadas de campos. Por ejemplo, tiene sentido tomar Ia divergencia del gradiente de un campo escalar. En realidad, esta operacién combinada es tan importante que tiene un nombre especial, cl laplaciano. Sin embargo, no tiene sentidotomar el rotacional de la divergencia de un campo vectorial debido a que esto implica tomar el rotacional de un escalar, lo cual no est definido. Hay un total de cinco operadores de segundo orden que tienen sentido, y dos de éstos dan cero. No obstante, los cinco son muy importantes en el estudio de campos electromagnéticos. El primero de ellos es el operador laplaciano, que se define como la divergencia del gradiente de un campo escalar, y que generalmente se escribe como V2, vev=v En coordenadas rectangulares, Fe Fo, # ve=stet a (1-48) Este operador es de gran importancia en electrostatica y se estudiard con detalle en el capitulo 3. El rotacional del gradiente de cualquier campo escalar es cero. Este enunciado se yetifica con mayor facilidad al expresarlo en coordenadas rectangulares. Si el campo escalar es 9, entonces ik a8 a 29 8 2 s Vx (Vp) =| ox By az (ja ae) Se 3p ap ax dye (1-49) lo que verifica el enunciado original. En términos del operador, vx V0 La divergencia de cualquier rotacional es también cero. Este resultado se verifica di- rectamente en coordenadas rectangulares al es 2 (oF, _ 3b, vom 5 (5 ae) 8 (ak eS) Sas (1-50) ay\az Ox EE —<« 20 1 Analisis vectorial Las otras dos posibles operaciones de segundo orden son tomar el rotacional del rotacional o el gradiente de la divergencia de un campo vectorial. Se deja como ejerci- cio demostrar que en coordenadas rectangulares yx (0x F)=V(V-F) = VF ash) donde el laplaciano de un ver tor es el vector cuyas componentes rectangulares son los laplacianos de las componentes rectangulares del vector original. En cualquier otro sistema coordenado que no sea rectangular, el luplaciano de un vector esta definido por la ecuacién (1-51). tra forma de ampliar Ia aplicacién de los operadores vectoriales diferenciales es aplicarios a diferentes productos entre vectores y escalares. Las seis combinacio- nes posibles de productos y operadores diferenciales se encuentran en Ia tabla 1.1. Estas identidades pueden verificarse facilmente en coordenadas rectangulares, lo cual es suficiente para asegurar su validez en cualquier sistema de coordenadas. Una derivada de un producto de més de dos funciones, 0 una derivada de orden superior al segundo, puede calcularse mediante aplicaciones repetidas de las iden- tidades de la tabla 1.1, que es, por tanto, exhaustiva. Las férmulas pueden recordarse facilmente a partir de las reglas del dlgebra vectorial y la diferenciaci6n ordinaria. La tinica ambigtiedad posible se encuentra en la identidad (1.1.6), en la que aparece F-V (no V° F). Algunos tipos particulares de funciones aparecen con tanta frecuencia en la teorfa electromagnética que merece la pena mencionar ahora sus diversas derivadas. Para la funci6a E Ver=3 Vxr=0 (GV =G (1-52) Vr=0 Para una funci6n que sdlo depende de la distancia sil frt4y? +z TABLA14 Mlentidades del vector diferencial Veve= V9 (1.1.1) VeVXF=0 (1.2) ¥xVp=0 1.3) Vx (VXE)=0V-F)- VF a4 Voy) = (aly + oy (5) V(E-G)=(F-WG+EX(VXG)+(GV)F+GX(VXF) (1.1.6) V-(@F)= (99) -F + 90-F (7) ¥-(FXG)=(VXF)-G~(¥xG)-F (1.1.8) Vx (= (Vo) x F + 9 xF (1.1.9) Vx (FXG) F)G + (G+ V)F- (FG (1.1.10) OS 1,8 Desarrollos posteriores 21 lr) or Flr): (1-53) Para. una funcién que depende del argumento escalar Ar, donde A es un vector constante, d q(A-r) Para una funcién que depende del argumento R=r—r’, donde r’se considera una constante, V=Ve 55) a @ a ex tip t kag 9(A+t) or (Ase): VA (1-54) Ve donde R = Xi + Yj + Zk. Sir es considerada una constante, entonces tendremos ve-v (1-56) donde Hay varias posibilidades para la ampliacién del teorema de la divergen- cia y del teorema de Stokes. La mds interesante de éstas es el teorema de Green, que es [ve - oy dv = fw ¥— — oy) -nda as?) , f Este teorema se obtiene de la aplicacién del teorema de la divergencia al vector F= p¥q ~ ovy ‘Teoremas de integrales [exveda=$ eat a2.) [veae=$ onda 1.2.2) [vxedv=$nxPda (123) [o-c+6-WFdv FG@-nde 1.24) 22 1 Anillisis vectorial Utilizando esta F en el teorema de la divergencia, obtenemos [v-tw¥0 - evelde = fe ~ oFy) ada (58) ly Empleando la identidad para la divergencia de un escalar por un vector (tabla 1.1) se tiene ¥-(y¥@) — ¥- (@¥y) = Ve — ow 59) Al combinar (1-58) y (1-59) se obtiene el teorema de Green, Algunos otros teoremas figuran en la tabla 1.2. Esto coneluye nuestra breve exposicién del andlisis vectorial. Por razones de bre- vedad, las demostraciones de muchos resultados se han dejado como ejercicios. No se ha hecho ningtn intento para lograr un alto grado de rigor. Todo el enfoque se ha basado Gnicamente en Ja utilidad. Lo que hemos desarrallado es lo que necesitaremos; todo lo demés se ha omitido. RESUMEN Pueden expresarse tres diferentes clases de diferenciacién vectorial mediante el ope- rador vectorial diferencial del, V, a saber, el gradiente, la divergencia y el rotacional: Del es un operador lineal, Su aplicaciGn repetida o su aplicacién a productos de funciones, produce férmulas que pueden obtenerse en coordenadas rectangula- res, pero que son independientes del sistema de coordenadas. Estas formulas pue- den recordarse mediante las reglas del algebra vectorial y de la diferonciacion ordinaria, Vale Ta pena conservar en la memoria las derivadas de algunas funcio- nes especiales. Los teoremas integrales mas importantes acerca de las derivadas son ’ f Yordl=o nc) fy x F-nda= $ F-dl — (‘Teorema de Stokes) Is le PROBLEMAS —— Problemas 23 [ VeFdu = fF +mda (teorema de la divergencia) Estas son generalizaciones del teorema fundamental del calculo. 1.1 Los vectores desde el origen a los puntos A, B, C, D son +itk B= 243] + 5) - 2k D=k-j Demuestre que las rectas 45 y CD son paralelas y encuentre la razdn entre sus magnitudes. 1.2 Demuestee que los siguientes veciores son perpendiculares: Asit4j+3k B=4i+2-4k 1.3 Demucstre que los siguientes vectores constituyen los Iados de un triéngulo rectingulo: A=W-j+k B=i-3-% ¢ 1.4. Elevando al cuadrado ambos miembros de 1a ecuacién A= tado geométricamente, demuestre la “ley de los cosenos”” 1.5 (@) Demuestre que los siguientes vectores son unitarios en el plano xy y que forman ngu- Jos @, con el eje x: i — 4j — 4k — Ce interpretande el resul- A=icosa+jsena B= icosp + jsenp (b) Por medio de un producto escalar, obtenga la férmula para cos (er). 16 SiAesun vector constante yr es el vector desde el origen al punto (x,y,z), demuestre que {a siguiente es la ecuacidn de un plano: (r-A)-A=0 1.7. ConA yrdefinidos como en el problema 1 6, demuestre que la siguiente es la ecuacién de vuna esfera: (F-A)r=0 1.8 Usando el producto punto, encuentre el coseno del Angulo entre la diagonal interna de un ccubo y una de la aristas de éste. 1.9 Demuestte la ley de los senos para un tridngulo mediante el uso del producto cruz de un vector con A+ © 1.10 Si A,B, C son vectores desde el origen alos puntos A, B, C, demuestre que es perpendicu- lar al plano ABC. (A B) + (Bx ©) + (CX A) CAPITULO 2 24 Electrostatica Eneste capitulo se introduce el tema de Ia electricidad con los conceptos empfricos de carga y de la ley de fuerzas entre cargas (ley de Coulomb). Utilizaremos las herra- mientas mateméticas del capitulo 1 para representar la ley de Coulomb con otras ex- presiones més poderosas: la expresiGn del potencial eléctrico y la ley de Gauss; ambas serdn de mucha importancia en desarrollos posteriores de este tema. CARGA ELECTRICA La primera observacidn de la electrizacién de objetos por frotamiento se pierde en la antigiiedad: sin embargo, es muy sabido que al frotar un peine de ebonita con un pedazo de lana, el peine adquiere la capacidad de levantar pequefios pedacitos de papel. Como resultado de frotar los dos abjetos (hablando estrictamente, como con- secuencia de ponerlos en contacto), tanto Ja ebonita como la lana adquieren una nue- vva propiedad: se cargan. Este experimento sirve para introducir el concepto de carga. Pero la carga, en s{ misma, no se crea durante este proceso; la carga total, o sea, la suma dé las cargas de los dos cuerpos, es todavia la misma que antes de la electrizacién. ‘A la luz de la fisica moderna sabemos que las particulas microscépicas cargadas, espeefficamente los electrones, se transportan de 1a Jana a la ebonita dejando la lana cargada positivamente y el peine de ebonita cargado negativamente. La carga es una propiedad fundamental y caracteristica de las particulas elemen- tales que forman Ja materia. De hecho, toda la materia se compone fundementalmente de protones, neutrones y electrones, y dos de estas particulas tienen carga. Pero aun cuando a escala microscopica la materia se componga de un gran ndmero de particulas cargadas, las potentes fuerzas eléctricas asociadas con estas particulas quedan bastante ocultas a una observacién macrosc6pica. El motivo es que hay dos clases de carga, 22Leyde Coulomb 27 positiva y negativa, y un fragmento cualquiera de materia contiene aproximadamente cantidades iguales de cada clase. Desde el punto de vista macroscépico, entonces, la carga se refiere a la carga neta, 0 al exceso de carga. Cuando decimos que un objeto esta cargado, lo que queremos decir es que tiene un exceso de carga, ya sea un exceso de electrones (negativa) o un exceso de pratones (positiva), En este capitulo y en los siguientes, la carga Se representard generalmente con el sfmbolo q. Es un hecho experimental que la carga no puede crearse ni destruirse. La carga total de un sistema cerrado no puede cambiar. Desde el punto de vista macroseopico, Jas cargas pueden reagruparse y combinarse en distintas formas; sin embargo, pode- mos establecet que en un sistema cerrado la carga neta-se conserva... LEY DE COULOMB Hacia finales del siglo xvut las técnicas de la ciencia experimental lograron suficiente perfeccionamiento como para hacer posible observaciones refinadas de las fuerzas entre cargas eléctricas. T.os resultados de estas observaciones, que eran extremada- mente controvertidas en aquella época, pueden resumirse en tres principios: 1. Hay dos y s6lo dos clases de carga eléctrica, conocidas ahora como positiva y negativa. 2. Dos cargas puntuales ejercen entre si fuerzas que actiian a lo largo de la linea que las une y que son inversamente proporcionales al cuadrado de la distancia que las, separa. 3. Estas fuerzas son también proporcionales al producto de las cargas, son repulsivas para cargas iguales, y atractivas para cargas contrarias Los dos titimos principios, con el primero como preémbulo, se conocen como ley de_ Coulomb en honor a Charles Augustin de Coulomb (1736-1806), quien fue uno de los principales estudiosos de la electricidad en el siglo xvin. La ley de Coulomb para cargas puntuales puede formularse concisamente con la notacién vectorial del capitulo | como 142 Th ta Cu F, 1) Tm=n-h donde F, es la fuerza sobre la carga q,, r,, €s el vector que va de g, a dy fy es la magnitud de r,,y C,es la constante de proporcionalidad de la que se hablatd posterior- ‘mente, En la ecuacién (2-1) se ha formado un vector unitario en la direccién de r,, al dividir r,, por su magnitud, artificio que se utilizaré frecuentemente. Si ba de hallarse Ja fuerza sobre g,, s6lo es necesario cambiar cada subindice 1 por 2 y 2 por 1. Entender 28 2 Electrostatica esta notaciGn es importante, puesto que més tarde proporcionaré una técnica para se- guirel rastro de las variables del campo y de la fuente. La figura 2.1 muestra el vector T,, con respecto a un origen arbitrario O. Coulomb se aplica a cargas puntuales. En el sentido macroscépico, wna es aquella cuyas dimensiones espaciales son muy pequefias en com- paracidn con cualquier otra longitud relativa al problema en consideracién; utilizare- ‘mosel término “carga puntual” en este sentido. Hasta donde sabemos, la ley de Coulomb también se aplica a las interacciones de particulas atGmicas tales como protones y electrones. La ecuacién (2-1) es vilida para la repulsidn clectrostatica entre nécleos a distancias mayores que 10-!¢ metros; a distancias menores dominan ¢l panorama las fuerzas nucleares, poderosas pero de corto alcance. ‘La ecuacién (2-1) es una ley experimental. Sin embargo, pruebas tedricas y expe- rimentales indican que la ley del inverso de los cuadrados es exacta, es decir, que el exponente de ry, es exactamente 2. Mediante un experimento indirecto* se ha demos- trado que el exponente de r,, puede diferir de 2 en no més de una parte en 10! Laconstante C, de la ecuacién (2-1) requiere algin comentario, ya que con ella se determina’ el sistema de unidades. Las unidades de fuerza y distancia son presumiblemente las mismas que pertenecen a uno de los sistemas empleados en mecénica; el procedimiento mis directo en este caso serfa fijar C, = 1, y elegir la unidad de carga de tal forma que Ia ecuacién (2-1) concuerde con el experimento Este es el procedimiento adoptado por el sistema gaussian de unidades. También son posibles otros procedimientos y pueden tener ciertas ventajas; por ejemplo, se puede especificar por anticipado la unidad de carga. Giorgi demostr6 en 1901 que ‘todas las unidades eléctricas comunes, tales como el ampere, el volt, el ohm, el henry, etc., pueden combinarse con uno de los sistemas mecdnicos, llamado mks (sistema FIGURA 2.1 El vector r,, se extionde desde el punto que scala Ja pumta del vector r, hasta el punto que sefiala la punta del vector ry, Obyiamente, r,, = “tay Ne Ft + ER Williams, J.B, Fallery H,A. Hill, Physical Review Leters, vol. 26, pig. 721, 1971. Experimentos similares se realizaron anteriormente, Maxwell estableci el exponente de 2 hasta una parte en 20,000, 2.2Ley de Coulomb 29 metro-kilogramo-segundo), con el fin de formar un sistema de unidades para to- dos los problemas eléctricos y magnéticos. Una ventaja de este sistema es que los resultados de los célculos de circuitos eléctricos se expresan en las mismas uni- dades eléctricas que se emplean en el Laboratorio. En este texto utilizaremos el sistema de unidades mks racionalizado o sistema de Giorgi de unidades en la forma conocida como SI (Sistema Internacional). Como en este sistemag se mide en coulombs (C), r en metros y F en newtons (N), C, debe tener las dimensiones de newtons metros? por coulomb?, “La magnitud de la unidad SI de carga, el coulomb, se establece a partir de experimentos magnéticos, Esta eleccidn de unidades hace que C, = 8.9874 x 10° NN m/C2* Para simplificar otras ecuaciones hacemos la aparentemente compli- cada sustitucién C, = 1/4ne,, La constante e,, que aparecerd repetidamente, se co- noce como permitividad del espacio libre y numéricamente ¢s igual a 8.854 x 10-2 C2N- m? En el sistema mks, la ley de Coulomb para las fuerzas entre dos cargas pun- tuales puede escribirse, por tanto, como 1 qida ta (21a) F,=— 4m€y iz ne En el Apéndice TIT, las definiciones de coulomb, ampere, permeabilidad y permitividad del espacio libre se relacionan entre sf y con la velocidad de la luz en una forma ldgica; puesto que una formulacién I6gica de estas definiciones requicre conocimientos de los fenémenos magnéticos y de la propagacién de ondas electro- magnéticas, no es apropiado presentarlas ahora. En el Apéndice III se analizan las unidades del sistema gaussiano. Hasta el capitulo 4, toda férmula puede cambiarse aunidades gaussianas simplemente sustituyendo €,por L/4z. Si se tienen més de dos cargas puntuales, las fuerzas mutuas se determinan por la aplicacién repetida de la ecuacién (2-1). En particular, si se considera un sistema de N cargas, la fuerza sobre Ia é-ésima carga estd dada por i ky (2-2) fe Aneory * El valor aproximado de Ca 9 x 10°N + rf/C* es quiz ms cil de recordar. 30 2 Blectrostética donde la sumatoria de la derecha se extiende a todas las cargas excepto ala i-ésima. La ecuacién (2-2) es el principio de superposicisn de fuerzas, que dice que la fuctza total gue actila sobre un cuerpo es la suma vectorial de las fuerzas individuales que acttian sobre él. Una soncilla extensién de Ia idea de la interaccién entre 1V cargas puntuales es la interaccién de una carga puntual con una distribucién continua de cargas. Hemos esco- gido esta configuracién deliberadamente para evitar algunas dificultades que pueden ‘encontrarse cuando se considera la interaccién de dos distribuciones continuas de carga. Antes de continuar, debe examinarse el significado de una distribucién continua de carga. Es bien sabido que la carga eléctrica se encuentra en méiltiplos de una carga bsica, Ia del electrén, En otras palabras, si se examina una carga detalladamente, se verd que su magnitud es un miltiplo entero de la magnitud de Ja carga electrénica, Para los propésitos de la fisica macroseépica, el que la carga sea discreta no ocasiona dificul- tades, simplemente porque la carga electr6nica tiene una magnitud de 1.6019 x 10-¥ C, que es extremadamente peguefia. La pequeiiez de la unidad biisica significa que las cargas macroscépicas s¢ componen invariablemente de un niimero muy grande de cargas clectrdnicas; esto a su vez significa que en una distribucién macroscépica de carga, cualquier elemento pequefio de volumen contiene un gran nimero de electrones. Podemos describir entonces una distribucién de carga en \érminos de una_fien- cidn de densidad de carga, definida como el limite de la carga por unidad de volu- mena medida que el volumen se vuelve infinitesimal. Sin embargo, debe tenerse cuidado al aplicar esta clase de descripeién a problemas atémicos, puesto que en estos casos sélo interviene un pequeiio nimero de clectrones y el procedimiento de tomar el limite no tiene sentido. Dejando a un lado estos casos atdmicos, podemos proceder como si una porcién de carga pudiese subdividirse indefinidamente. Por tanto, describimos a distribucién de carga mediante funciones puntuales. Una densidad volumétrica de carga esté definida por Ag = lim (2-3: n= PAY ce y una densidad de carga superficial esté definida pot A 4 ae i , om as 4) De lo que se ha dicho con respecto 2 4, es evidente que p y oson densidades de carga neta o excesos de carga. Vale la pena mencionar que en materiales sélidos tipicos jncluso una densidad muy grande de carga p implicard una variacion en la densidad local de clectrones de slo una parte en 10”. Si la carga se distribuye en un volumen V con una densidad_p y sobre una superficie $ que limita a V con una densidad 6, entonces lafuerza ejercida por esta 2.3Elcampoeléctrico 31 distribucién de carga sobre una carga puntual g, situada en r, se obtiene de la couacidn (2-2) sustituyendo 4, por p,dy (o por @, da) y procediendo luego a obte- ner el limite: ott K alee rence ae (i rer I oe')ida 2) La variable r' se usa para localizar un punto dentro de Ia distribucidn de carga, esto 5, juega el papel del punto fuente r,en la ecuacién (2-2), Puede parecer a primera vista que si el punto r cae dentro de Ia distribucion de carga, la primera integral de la couacidn (2-5) divergird, pero no es asf La regin de integracién en la vecindad de r contribuye en una cantidad despreciable y la integral tiene buen comportamiento (véase el problema 2.5). Est claro que la fuerza sobre g, como se presenta en la ecuacidn (2-5), es proporeional a g, y lo mismo es vilido en la ecuacién (2-2). Esta observacién nos conduce a introducir un campo vectorial que es independiente de 4, fa Hamada fuer- za por unidad de carga. Este campo vectorial, conocido como campo eléctrico, se cestudia con detalle en Ia siguiente seccién EL CAMPO ELECTRICO Fl campo eléctrico on un punto se define operacionalmente como el limite de Ia fuerza sobre una carga de prueba colocada en el punto con respecto a la carga de la carga de prueba, tomédndose el limite a medida que In magnitud de la carga de prueba tiende a cero. El simbolo que se acostumbra emplear para el campo eléctrico es B. En notacién vectorial, la definicién de E se convierte en F, E=lim—* ie - El proceso del Ifmite se incluye en Ia definicién de E para asegurar que la sarge de prucha no afecte la distribucién de carga que produce EB. Si, por ejemplo, se distribuye carga positiva sobre la superficie de un conductor (un conductor es un material en el que la carga puede moverse libremente), entonces al avercar una carga de prueba a la vecindad del conductor, la carga sobre el conductor se redistribuird. Si el campo eléctrico se hubiera calculado utilizando la razén de fuerza a carga para una carga de prueba finita, el campo obtenido seria el debido a la carga redistribuida y no el debido a la distribucién original de carga. 32 2 Electrostatica FIGURA 2.2 Geometrinde re! y rr! Bl vector r define el punto de observaciSn (punto del campo) y r° seextiende sobre la distribuckén de carga total, incluyendo las cargas puntuales En el caso especial en que una de las cargas de la distribucidn de carga puede usarse como carga de prueba, no es recesatio tomar el Ifmite. En este caso, el campo elgetrico en la posicion de la carga de prueba seré el producido por todo el resto de la distribucién de carga. No habré redistribucién de carga, ya que la distribuci6n apro- piada de carga se obtiene bajo la influencia de la distribucién de carga total, incluida a carga que se esté empleando como carga de prueba. Bn algunos otros casos, parti- cularmente en aquellos en que la distribucisn de carga esté especificada, Ia fucrza sera proporcional a la magnitud de la carga de prueba. En esos casos, también resulta innecesario el limite; sin embargo, si existe alguna duda, es mas seguro emplear siempre el proceso del Limite. Las ecuaciones (2-2) y (2-5) proporcionan formas sencillas de obtener una ex- presién del campo eléctrico debido a una distribucién de carga dada (véase Ia Fig, 2.2), Sea una distribucién de carga tal que consista en N cargas puntuales, 4,. dy. gy, localizadas en los puntos 1), Ty... Ty, Tespectivamente, y. una distribu: volumétrica de carga especificada por la densidad de carga pir’) en el volumen V3 ‘una distribucién superficial caracterizada por Ia densidad superficial de carga a(x’) sobre la superficie S. Si una carga de pruebag se encuentra en el punto r, experimenta una fuerzaF dadapor. SSS q rng freer i a ale’) du! ak ee ff FTF ae) da’ 27) 4x€q Js |r - Ff debida a la distribucién de carga dada. E] campo cléctrico en r es el limite de larazon entre esta fuerza y la carga de prueba g. Como la relacin es independiente de g, el campo elécirico en r es sdlo 2.4 El potencial electrostitico 33 EQ) = > % 1 ze 3 me (enh 4xe Jy |r ror 1 + aah pote da! (2-8) La ecuacién (2-8) es muy general; en la mayoria de los casos no se necesitaran todos Jos términos. La cantidad que acabamos de definir, el campo eléetrico, puede calcularse en cada punto del espacio en la vecindad de un sistema de cargas o de una distribucién de carga. De este modo, = Kir) es una funcién vectorial puntual, o un campo vectorial, Este ‘campo tiene muchas propiedades mateméticas interesantes que desarrollaremos en las siguientes secciones y en el siguiente capitulo, Como una ayuda para visualizar la estruc- tura del campo eléctrico asociado con una distribucién de carga particular, Michael Faraday (1791-1867) introdujo el concepto de tineas de fuerza, Una linea de fuerza es una linea imaginaria (0 curva) dibujada de tal manera que su direccién (o tangente) en cualquier punto cs la direccién del campo eléctrico en dicho punto, Considere, por ejemplo, la estructura del campo eléctrico asociado con una sola carga puntual positiva g, . Las lineas de fuerza son lineas radiales. que se dirigen hacia afuera de q,..De modo semejante, las Iineas de fuerza asociadas con una carga puntual negativa aislada también son radiales, pero esta vez el sentido es hacia dentro (es decir, Fracia la carga negativa). Estos dos ejemplos son extremaclamente sencillos, pero ilustran una propiedad importante de Jas lineas de campo: las Vineas de fuerza terminan en las fuentes del campo eléctrico, es decir, en las cargas que producen el campo eléctrico. ~ La figura 2.3 ilustra varios campos eléctricos senciflos que se han trazado con la ayuda de lineas de fuerza, EL POTENCIAL ELECTROSTATICO Como se observé en el capitulo 1, si el rotacional de un vector se anula, entonces el vector puede expresarse como el gradiente de un escalar, El campo eléctrico dado pot Ja ecuacién (2-8) satisface este criterio, Observemos que tomar el rotacional de la ecuacién (2-8) implica fa derivacin con respecto ar. Esta variable aparece en la ecua- cién s6lo en funciones de la forma (r—r‘Vir—r'® y, por tanto, serd suficiente demos- trar que las funciones de esta forma tienen un rotacional cero, Utilizando la formula de la tabla 1.1 para el rotacional del producto (vector por escalar) se tiene ol Lavx(-ry+[¥ x = a] «eee eh eer =P ir XE oo) VxIWE) = Un clculo directo (véase el problema 1.19) demuestra que vVx(r-r')=0 (2-10) 34 2 Blectrostitica FIGURA 2.3 ‘Trazado de un campo elgctrico con ayuda de Iineas de fuerza, y (véase el problema 1.22) que 1 re Ir = Qt) Fy Estos resultados, junto con la observacién de que él producto vectorial de un vector por un vector paralelo es cero, son suficientes para demostrar que rr vx 2 =0 2-12) roe (2-12) Como cada contribucién de 1a ecuacién (2-8) al campo eléctrico es de esta forma, hemos demostrado que el rotacional del campo eléctrico es cero, La ecuacisn (2-12) indica que existe una funcién escalar cuyo gradiente es el campo elécirico. Esto es, sabemos ahora que existe una funcidn que satisface 2.4 El potencial electrostético 35 -Vol(r) (2-13) pero atin tenemos que hallar la forma de la funcidn @. Deberd observarse que por convenio se incluye el signo menos en la ecuacién (2-13) y que a gse le llama poten- cial electrosttico, (2-14) lo que se-verifica mediante derivacién directa. Por tanto, el potencial que corresponde al campo eléctrico de la ecuaci6n (2-8) es 1 oan tf ee) 4 Arey Sie el Amey Ive 1 ¢ oft’) — 1-15) Brak Ted ee) Jo que también se verifica fécilmente por derivacién directa. Puede parecer que las ecuaciones (2-14) y (2-15) se obtuvieron de modo arbitrario. Sin embargo, puesto que todo lo que se exige de ges que satisfaga (2-13), y como esto ya se ha verificado directamente, el medio por el cual se ha obtenido no importa, El potencial electrostitico g puede obtenerse directamente tan pronto como se establezca su existencia, Puesto que se sabe que existe 9, podemos escribir Gae-e = [vente = [ve (2-16) sic pUROE Rosco un punto de referencia en el que pes cero. De la definicién de gradiente, Vo-dr' = dp @ID Al sustituir (2-17) en la ecuacién (2-16), ésta se convierte en la integral de una diferen- cial perfecta, que se resuelve facilmente. El resultado es donde -f Vo: dr’ = —G(r) = [ E(r')-dr’ (2-18) et et ques realmente la inversa de Ia ecuacién (2-13). Si el campo eléctrigo debido a una. ‘puntual se utiliza en la ecuacidn (2-18) y el punto de referencia, o limite inferior de la integral, se considera en el infinito, siendo ahfel potencial cero, el resultado es 2 (2-19) 36 2 Blectrostatica e resultado es sélo un caso especial de Ta ecuacién (2-14), es decir, el caso en el que rr, es cero. Este proceso puede ampliarse para obtener la ccuaci6n (2-15); sin embargo, at procedimiento es demasiado engorroso para incluirlo aqut. Citro aspecto interesante y itil del potencial electrostitico es su semejanza con la energia potencial asociada con la fuerza electrostatica conservativa. La energia potencial asociada con una fuerza conservativa arbitraria es uw) - [re vd’ (2-20) donde U(r) es la energfa potencial en r con respecto al punto de referencia en que la energfa potencial se considera arbitrariamente cero. Como en el caso electrostaitico F = af, se sigue que si se escoge el mismo punto de referencia para el potencial electrostético y para la energfa potencial, entonces el potencial electrostatico es s6lo la energia potencial por unidad de carga. Esta idea se utiliza a veces para presentar el potencial electrostitico; sin embargo, creemos que la presentacin por medio de la ecuacién (2-13) resalta la importancia del potencial electrostético al determinar el campo electrostatico, Por supuesto, no hay duda acerea de la equiva- lencia de los dos enfoques. La utilidad del potencial electrostatico al calcular campos eléctricos puede ver- se al comparar las ecuaciones (2-8) y (2-15), La ecuacién (2-8) es una ecuacin vectorial; para obtener el campo eléctrica a partir de ella es necesario evaluar tres sumas 0 tres integrales para cada término. En el mejor de los casos, éste es un procedimiento tedioso; en otros, es casi imposible integrar, La ecuaci6n (2-15), en cambio, es una ecuacién escalar o implica s6lo una suma o integral por término. Ademds, los denominadores que aparecen en esta ecuacién son todos de 1a for- ma Ir - rf, lo que hace que las integrales sean mucho més sencillas que las de a eouacién (2-8). Esta simplificacidn a veces es suficiente para establecer la diferencia entre tener 0 no tener que efectuar las integrales. Puede objetarse que después de hacer las integrates de Ia ecuacisn (2-15) es atin necesario derivar el resultado; esta objecién se elimina de inmediato observando que la derivaci6n siempre puede lle- varse a cabo si existen las derivadas, y, de hecho, por lo general, es mucho més fécil gue la integracién, En el capitulo 3 se verd que el potencial electrostatico es atin mas importante en aquellos problemas en los que no se especifica la distribuciéa de car- ga, sino que ésta debe determinarse durante 1a resolucién del problema. En el sistema mks, la unidad de energia es el newton-metro o joule. La unidad de potencial es el joule/coulomb, pero esta unidad se presenta tan frecuentemente que s¢ le da el nombre especial de volt (V). La unidad del campo eléctrico es el newton/coulamb 0 el volt/metro. CONDUCTORES Y AISLANTES Seguin su comportamiento eléctrico, los materiales pueden dividirse en dos ca- tegorfas: conductores de electricidad y aislantes (dieléctricos). Los conductores son sustancias, como los metales, que contienen esencialmente un gran niimero de portadores de carga libre. Estos portadores de carga (clectrones en la mayoria de 2.6Ley de Gauss 37 Jos casos) tienen Ia libertad de moverse por todo el material conductor; responden a campos eléctricos casi infinitesimales y contindian su movimiento mientras experi- Menten un campo. Estos portadores libres llevan la corriente eléctrica cuando se mantiene un campo eléctrico estable en el conductor mediante una fuente externa de energia. Los dieléctricos son sustancias en las que todas las particulas cargadas estan ligadas muy fuertemente a las moléculas constituyentes, Las particulas cargadas pue- den cambiar sus posiciones ligeramente como respuesta a un campo eléctrico, pero no se alejan de la vecindad de sus moléculas. Hablando estrictamente, esta definicion se aplicaa un dieléctrico ideal, esto es, aquel que no muestra conductividad en presencia de un campo eléctrico mantenido exteriormente. Los dieléctricos fisicos reales pueden mostrar una débil conductividad, pero en un dieléctrico ti- pico la conductividad es 10 veces menor que la de un buen conductor. Como 107° es un factor tremendo, por lo general es suficiente decir que los dieléctricos no son conductores. Ciertos materiales (semiconductores, electrélitos) tienen propiedades eléctricas intermedias entre los conductores y los dieléctricos. En lo que respecta a su com- portamiento en un campo eléctrico estético, estos materiales se comportan casi como los conductores. Sin embargo, su respuesta transitoria es algo més lenta (es decir, estos materiales necesitan mas tiempo para alcanzar el equilibrio en un campo estéti- co). En este capitulo y en los cuatro siguientes trataremos con materiales en campos electrostatics. La polarizacidn dieléctrica, aunque sea un fenémeno bdsicamente sencillo, produce efectos mas bien complicados; en consecuencia pospondremos su estudio hasta el capftulo 4. Por otra parte, los conductores pueden estudiarse con bastante facilidad en términos de los conceptos que ya hemos desarrollado. Como la carga puede moverse libremente en un conductor, aun bajo la influen- cia de campos eléctricos muy pequefios, los portadores de carga (electrones 0 jones) se mueven hasta que encucntran posiciones en las que no experimentan fuerza neta. Cuando Ilegan al reposo, ¢l interior del conductor debe ser una regién donde no existe campo eléctrico; esto debe suceder ya que la poblacién de portadores de carga en el interior del conductor de ningtin modo puede agotarse y, si persis- tiera un campo, los portadores continuarfan movigndose, Asi pues, en condiciones, estdticas, el campo eléctrico en un conductor se anula. Ademis, puesto que E= 0. ‘un conductor, el oteneial es el mismo en todos los puntos del material conductor. Fn otras palabras, en condiciones estaticas, cada conductor forma una region equipotencial del espacio. LEY DE GAUSS Existe una importante relaci6n entre la integral de la componente normal del campo cléctrico sobre una superficie cerrada y la carga total encerrada por la superficie. Esta relacién, conocida como ley de Gauss, se analizaré ahora con més detalle. El campo eléctrico en el punto r debido a una carga puntual q situada en el origen es 38 2 Electrostatica qe Ei anegP (2-21) Considere la integral de superficie de la componente normal de este campo eléctrico sobre una superficie cettada (como La que se muestra on la Fig, 2.4) que encierra el origen y, en consecuencia, a la carga g: ey ge nda = oboe (2-22) q La cantidad (r/r) « mda es la proyeccién de da en un plano perpendicular ar. Esta érea i proyectada, dividida por 7, es el Angulo sélido subtendido por da, que se expresa con 40. De la figura2.5 esté claro que el angulo sélido subtendide porda es el mismo que el subtendido por da’, un elemento del area superficial de la esfera S’ cuyo centro estd en el origen y cuyo radio es r’. Bs posible entonces escribir mn a =4: iF " Jo cual demuestra que . =f jg nea ea en el caso especial descrito antes, Si g esté fuera de S, se ve en la figura 2.6 que $ puede dividitse en dos éreas,Sy S,, cada unade las cuales subtiende el mismo dngulo sélido con respecto a la carga q. Sin embargo, para, el sentido de la normal es hacia q, mientras que para Ses alejdndose de q. Por consiguiente, las contribuciones de S, y S, a la integral de superficie son iauales y opuestas, y la integral total se anula.Asf pues, sila superficie rodea lacarga puntual g, la integral de superficie de la componente normal del campo eléctrica es q/lé,, mientras que si q esta fuera de la superficie, la integral de superficie es cero. El enunciado anterior se aplica a cualquier superficie cerrada, aun a las llamadas reentrantes, Elestudio de la figura 2,7 es suficiente para verificar que, en efecto, asi es. Si varias cargas puntuales g,, 4, .. dy estén encerradas por la superficie S, entonces el campo eléctrico total esté dado porel primer miembro de la ecuacisn (2-8), Cada carga subtience un éngulo sélido completo (47), por lo que la ecuaciGn (2-23) se convierte en fe-nda=134, (2-24) s nit FIGURA 2.4 Superficie cerada imaginaria $ que encierta ‘una carga puntual en cl otigea. 26 Ley deGauss 39 FIGURA 2.5 Consteueci6n de la superficie esférica S’ ‘como ayuda para la evaluacion del anguto sélido subteridide por da Este resultado puede generalizarse-de inmediato al caso de una distribucién de carga continua caracterizada por una densidad de carga, Si cada elemento de carga p dv se considera como una carga puntual, ésta coniribuye con p de/e, a Ja integral de super- ficie de la componente normal del campo eléetrico, siempre que esté dentro de la superficie sobre 1a cual estamos integrando. La integral de superficie total es enton- es la suma de todas las contribuciones de esta forma dehidas a la carga que esté dentro de la superfici El miembro de la izquierda, la integral de la componente hormal del campo eléctrico sobre la superficie S, se lama a veces flujo del campo elécttico a través deS. Si Ses una superficie cerrada que limita el volumen V, fren t Jo que se conoce como ley de Gauss. 1 3 [ pav (2-25) FIGURA 2.6 Superficie cerradn $ dividida on dos superfcies, S,y 5,, cada tuna de las cuties Subtiende el misma angulo sslido con tespecto a g. 40 2 Electrostatica FIGURA 2.7 Elemento de angulo sélido que corta la superficie $ ims de una vez, La ley de Gauss puede expresarse atin en otra forma empleando el teorema de la divergencia, E] teorema de la divergencia (1-37) establece que $F nda [verde Si este teorema se aplica a la integral de superficie de la componente normal de E, tendremos peenda ~ [ v-Edu (2-26) Is a que, cuando se sustituye en la ecuacién (2-25), da 1 Jv-Ed —| edu 27 I oly La ecuacién (2-27) debe ser valida para todos los voltimenes, es decir, para cual- quier elecci6n del volumen V. La tinica forma en que esto puede ser cierto es que Jos integrandos del primer miembro y del segundo miembro sean iguales. Asi pues, la validez de la ecuacién (2-27) para cualquier eleccién de V implica que 1 vV-E=—p (2-28) & Este resultado puede considerarse como la forma diferencial de la ley de Gauss. APLICACION DE LA LEY DE GAUSS La ecuaci6n (2-28) 0, mas adecuadamente, una forma modificada de esta ecuacién que se deducird en el capitulo 4, es una de las ecuaciones diferenciales bdsicas de cloctricidad y magnetism. Si bien la ecuacién (2-28) es importante en este sentido, Ja ley de Gauss también tiene una utilidad préctica. Lo préetico de la ley consiste principalmente en proporcionar una forma muy facil de calcular los campos eléctricos en situaciones suficientemente simétricas. En otras palabras, en algunas situaciones 2.7 Aplicacién de la ley de Gauss 44 altamente simétricas de considerable interés fisico, el campo eléctrico puede calcu- larse empleando la ley de Gauss en lugar de utilizar las integrales dadas anteriormen- te 0 con los procedimientos del capitulo 3. La utilizacidn de la ley de Gauss permite un gran ahorro de calculos. Para que la ley de Gauss sea util en el calculo del campo eléctrico, debe scr posible elegir una superficie cerrada tal que el campo eléctrico tenga una compo- ente normal que sea cero o un solo valor fijo en cada punto de la superficie. Coma ejemplo, considérese una linea muy larga de carga, con densidad de carga A por unidad de longitud, como se muestra cn Ja figura 2.8. La simeiria de la situacién indica ¢laramente que el campo elécirico es radial ¢ independiente tanto de la posi- cidn en el alambre como de la posicién angular con respecto al alambre. Estas observaciones nos conducen a elegir la superficie mostrada en la figura 2.8. Para esta superficie es féeil evaluar la integral de la componente normal del campo elée- ico. Los extremos circulares no contribuyen, puesto que el campo eléctrico es paralclo a ellos. La superficie cilindrica contribuye con 2aiB,, ya que E es radial e independiente de la posicién de la superficie cilindrica. La ley de Gauss adquiere entonces la forma amie, = (2-29) € Se puede despejar &, de la ecuacién (2-29) de modo que A 2aeor E, (2-30) A partir de este resultado, el potencial puede obtenerse por integracién: = + = Fer tc FIGURA 2.8 Parte de la carga lineal larga Superficie cilindriea uiilizada con In ley de Gauss para obtener el campo eléctriew producide ppor una carga lineal larga 42 2Electrostitica FIGURA 2.9 Superficie gaussiana S construida dentro de un conductor eargado, Conductor El ahorro de esfucrzo que se logré empleando Ia ley de Gauss se apreciaré mas al resolver el problema 2.4, que implica la aplicacién directa de la ecuacién (2-8). Otro resultado importante de Ia ley de Gauss es que la carga (carga neta) de un conductor cargado reside en su superficie exterior. Dijimos en la seccién 2.5 que cl] campo eléetrico dentro de un conductor se anula. Podemos construir una superficie gaussiana en cualquier parte del interior del conductor. Por 1a ley de Gauss, la carga neta encerrada por estas superficies es cero. Finalmente, constru- yamos la superficie gaussiana S de la figura 2.9 y de nuevo la carga neta encerra- da es cero. El tinico lugar en el que puede estar la carga para que no esté en contradiccisn con la ley de Gauss es sobre la superficie del conductor. Ya que no hay carga en el interior, parte del material puede quitarse sin cambiar nada. De este modo, la carga de una capa conductora reside completamente en la superfi- cie exterior El campo eléctrico que est4 en el extenor inmediato de un conductor cargado debe ser normal a la superficie del conductor. Esto se debe a que fa superficie es una equipotencial, y E=—V@. Supongamos que la carga de un conductor est dada por Ia funcion de densidad superficial «. Si se aplica la ley de Gauss a la pequefta superficie Sde la figura 2.10, que tiene la forma de una caja de pastillas, entonces EAS = (2) AS FIGURA 2.10 Aplicacién de la ley de Gauss a una superficie S, fen forma de caja de pastillas, que corta la superficie de un conductor cargado. 2.8Eldipolo eléetrico 43 FIGURA 2.11 Geometria que interviene cn el caleulo del campo eléctrico B(x) debido a dos cargos puntuales rer gtd es donde AS es el Area de una de tas bases de la caja de pastillas. De aqui que el campo eléctrico que esté en el exterior inmediato de un conductor es a Eoe (2-31) € EL DIPOLO ELECTRICO Dos cargas iguales y de signo contrario separadas por una pequefia distancia forman un dipolo eléctrico. El campo eléctrico y la distribucién del potencial producidos por tal configuracién de cargas pueden analizarse con la ayuda de las férmulas de las seeciones 2.3 y 2.4, Supongamos que una carga ~q est ubicada en el punto r’ y que una carga g esté en r’+ 1, como se muestra en la figura 2.11; entonces, el campo eléctrico en un punto arbitrario r puede encontrarse por aplicacién directa de la ecua- cién (2-8). Se determina que el campo eléctrico en r es 80 = ee pers rere (2-32) El campo eléctrico correcto para cualquier valor de g y cualquier valor de la separa cién 1 esté dado por la ecuacién (2-32); sin embargo, no es facil de interpretar, Lo que deseamos es el campo dipolar, y en el dipolo la separacién 1 es pequefia comparada 1’; por tanto, podemos desarrollar la ecuacién (2-32), conservando sélo el primer término que no se anula, Como este procedimiento es de wtlidad general, se considerard con detalle, La principal dificultad para efectuar este desarrollo se debe all Sreir— ¥ = [96 = py gy et @ EO - tre) poee OM = Bee pe para una carga puntual g, en r Con esta caracterizacién de cargos puntuales, no es necesario incluir una sumatoria especifica sobre q, en las ecuaciones (2-8) y (2-15) Se pueden obtener algunas ottas propiedades de la funcin delta a partir de la forma diferencial de la ley de Gauss, vee-1, (2-28) € Para una carga puntual g en r = 0, considerando la ecuaci6n (2-21), 9B A HtEyr Ey 7) ° = 428(r) (2-57) También, debido a que 1 (=~ (2) = -426(0) (2-58) 50 2 Blectrostética Las ecuaciones (2-57) y (2-58) son tan importantes que bien vale la pena bacer una derivacién més directa. Una derivaci6n directa nos muestra que la divergencia es cero en cualquier parte, excepto en él otigen: r v v(3)-e4 a8 -3t r#0 En r= 0 la divergencia es ~e +o», que es indeterminada, Sin embargo, el teore- ma de la divergencia, aplicado a una pequefia esfera de radio R alrededor del origen, nos da F rn 1 [vee = pore pee =4n Ya que la integral de volumen es 4 sin importar lo pequefio que sea el radio R, el integrando puede representarse como 4&(r), de acuerdo con la ecuaci6n (2-57). En otras palabras, la funci6n delta permite que el teorema de la divergencia pueda aplicar- sea r/r3, incluso en una regién que contenga la singularidad en el origen. La funcién delta es extremadamente til siempre que se encuentre una integral sobre la divergen- cia de r/r* 0 sobre el laplaciano de Ir. RESUMEN La electrostitica se basa en laley de Coulomb, fa cual, para una carga puntual q, en el origen y una carga puntual g en r, da como fuerza electrostética que acta sobre g donde €,= 8.854% 10-1? C/N - m? en unidades mks y €5= 47 en unidades gaussianas, Es conveniente tratar aq como una carga de prueba y abstraer a partir de su definicién el campo eléctrico E, correspondiente a la fuerza F, F. = qE El campo electrostAtico en r debido a la carga fuente g, localizada en r, = iar 4neorr Eq) El rotacional y Ia divergencia de E son de fundamental importancia: 2.11 Resumen 51 donde la funeién delta de Dirac esti definida por o(r)=0, r #0 / 8(r) dv = 1 La funcién delta tiene la propiedad de que para cualquier funcién F | F()5(e ~ x) dv = F(t) + Laley de Coulomb puede generalizarse a sistemas de muchas cargas fuente, 0 a una distribucién continua de densidad de carga p(r) definida de tal modo que el elemento de carga en un elemento de volumen dues dq = p(x) dv Para una carga puntual g,en x, PC) = 9g d(e — 1) Puesto que las fuerzas y los campos son aditivos, w= fet 4€o Como V es un operador lineal, VxE=0 1 vest = -KA, (4-53) La continuidad de £, en r= a es equivalente a la ecuacién (4-52). Al combinar las ecuaciones (4-52) y (4-53), obtenemos 3Eo A, = ——* 4-54) K+2 nen y (K = 1)@*E, {k= 1)a*Ev 4.55: Ss K+2 oo ‘Asf pues, se ha resvelto el problema, El potencial esta dado por (4-50) 0 (4-51), y las constantes A,, Cy. A, y C, son todas conocidas. Las componentes de Ey D pueden obtenerse cn cualquier punto (r, 8, ¢) por derivacién. Es evidente, de la 118 4 El campo elecirostatico en medios dieléctricos FIGURA 4.8 Campo eletrico uniforme distorsionsdo por la a er AN presencia de una esfera —s dicléctrcs: ) Vneas de desplazamiento cléctrico, b) Iineas del campo eléctrico, ceouuciGn (4-54) y de que C, = 0, que el campo eléetrico dentro de la esfera tiene el sentido de Ey y estd dado por Ey (4-56) Las Iineas de desplazamiento y las Ifneas de fuerza se ilustran en la figura 4.8, FUERZA SOBRE UNA CARGA PUNTUAL SUMERGIDA EN UN DIELECTRICO Estamos ahora en condiciones de determinar la fuerza sobre un pequefio conductor esiérice cargado sumergido en un dieléctrico Lineal is6tropo. Bn el limite para el cual el conductor es despreciablemente pequeiio desde el punto de vista macrosc6pico, este edleulo da la fuerza sobre una carga puntual El campo eléctrico y la densidad de carga superficial en un punto representativo de la superficie del conductor se obtendran por el procedimiento del valor en la fron-tera de la seccién anterior y la fuerza F puede entonces obtenerse a partir de la integral sobre la superficie: rf Aqui E' representa el campo eléctrico en el elemento de superficie da, menos la parte del campo producida por el propio elemento. En otras palabras, EB =E-E, (4-58) donde E, es el campo elgctrico producido por el elemento superficial de car- ga, oda. Es importante que E, nose incluya en el campo E’, porque la cantidad Eo dda representa 1a interaceidn del elemento de carga oda con su propio campo. Esta "4.9 oda (4-57) 4.9 Fuerza sobre una carga puntual sumergida en un dieléctrico 119 FIGURA 4.9 ‘Campo propio de un clemento superficial -£,<—_ E, cargado, autointcraccién no produce evidentemente fuerza neta sobre el elemento, pero da ori- ‘gen a.un esfuerzo o tension superfigial que se debe a la repulsién mutua de los & =o, (4-59) electrones (0 del exceso de iones positives) en Ia capa superficial. Este esfuerzo se compensa con iniensas fuerzas de cohesién en el material del que esta compuesto el elemento. Deberd sefialarse que cuando calculamos las fuerzas sobre los abjetos car gados en los capitulo 2 y 3, implicitamente restamos el campo propio E,, Por tanto, cuando calculamos la fuerza sobre una carga puntual, el campo producide por la carga puntual no fue incluido. Un estudio més detallado de las fuerzas sobre los objetos cargados se consideraré en la secci6n 6.8 Puede parecer que el campo propio del elemento de superficie cargado o da es despreciable porque el elemento es de magnitud infinitesimal. Sin embargo, este cam- po cs finito. Sin duda alguna, el elemento es pequeiio desde el punto de vista macrosc6pico, pero nunca se llega all Limite. En un punto directamente sobre su super- ficie, el elemento aparece como una seccién de un plano (Fig. 4.9). El campo E, es perpendicular al elemento pero tiene sentido opuesto en cada uno de Tos lados. EL ‘campo total dentro del elemento es cero. En consecuencia, (dentro del conductor) (4-60) Esta ecuaci6n nos proporciona una relacién entre Ey E, sobre la superficie y, por tanto, entre EB’ y el campo eléctrico macroseépico E en la superficie: B= (4-61) La fuerza sobre el conductor se convierte en 1 F 3 [ Boda (4-57a) Fijemos ahora nuestra atencisn en un pequefto conductor esfético sumergido en tun dieléctrico de extensién infinita. La carga total sobre el conductor és Q y su radio es a. Ya que al final tomaremos el limite en el que a se hace muy pequefio, y como las variaciones del campo eléctrico (si existen) son a una escala macrosepiea, sera sufi- ciente considerar el caso en el que el campo eléctrico es inicialmente uniforme en la vecindad del conductor. Representemos este campo uniforme con el simbolo E,, La