Está en la página 1de 18

RIMAS

Gustavo Adolfo Bécquer

EDICIONES DE TEXTOS LITERARIOS


IES PABLO NERUDA

IES Pablo Neruda


Las llaves de la literatura 2008
Castilleja de la Cuesta (Sevilla)
PRÓLOGO
CON LAS RIMAS DE BÉCQUER continuamos la serie de Las
ÍNDICE llaves de la literatura, en una suerte de editorial virtual
que ofrece al mundo los textos y las ediciones de quienes
formamos o hemos formado parte de la comunidad del
IES Pablo Neruda.

Estudiantes de cuarto curso de secundaria han


seleccionado libremente rimas de Bécquer y han escrito
sobre ellas lo que les dicta su juicio y su sensibilidad. En
unos casos encontramos fragmentos de comentarios de
Rima Ilustración y comentario Página texto, en otros un frío análisis; pero en todos ellos se
Mª Tere San José Gordillo 5-6
adivina el latido del nuevo lector de poesía.
RIMA XXIV
RIMA XIV Ana García Díaz 7-8
Guillermo Béjar Vázquez 9-10
Quizá en la rima XXI, Bécquer interpela a la mirada
RIMA XLIV limpia y pura de quien se acerca a la poesía con
RIMA LXXVII Luisma Barranco 11-12
Miguel de la Torre Rodríguez 13-14
curiosidad, atisbando el secreto que separa el sentimiento
RIMA IV y la emoción.
RIMA XXXVI Noelia Hurtado Jerez 15-16
RIMA XXIX Cristina López Álvarez 17-18
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
RIMA XXXIV Lola Suárez León 19-20
En mi pupila tu pupila azul;
RIMA LXIV Mª Carmen Gil Goncet 21-22
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
RIMA XVII Ana García Romero 23-24
Poesía... ¡eres tú!
RIMA XXV David López 25-26
RIMA XLIII Carolina Martín Chamorro 27-28
RIMA XLI Marina Troya Carretero 29-30
RIMA XXXVI Miriam Cadena Domínguez 31-32
RIMA LXXXIII Rafael García Garrido 33-34
RIMA XIII Adonis Macías 35-36

3
Bécquer

RIMA XXIV
EL POEMA “DOS ROJAS lenguas de fuego” pertenece a
Rima XXIV una de las muchas rimas de Bécquer en concreto la
rima XXIV, este autor se inscribe en el movimiento
Dos rojas lenguas de fuego literario del posromanticismo (segunda mitad del
que, a un mismo tronco enlazadas siglo XIX).
Este autor es conocido por haber hecho 79 rimas,
se aproximan, y al besarse estas se caracterizan por su brevedad, intimismo y
forman una sola llama; musicalidad. Bécquer construye monólogos y
diálogos dirigidos a una mujer, tienen un ritmo
variado, un lenguaje común y un uso de metáforas
dos notas que del laúd
tomadas de la naturaleza.
a un tiempo la mano arranca, El tema de esta rima es el amor se expresa en sus
y en el espacio se encuentran versos: este poema habla de dos almas que se
y armoniosas se abrazan; funden en una sola.
El poema esta dividido en cinco estrofas, los versos
son octosílabos y la rima asonante. Las metáforas
dos olas que vienen juntas aluden al campo semántico de la esperanza, del
a morir sobre una playa, amor, dos seres que se encuentran. Se expresa
mediante distintos elementos de la naturaleza,
y que al romper se coronan como en el primer verso que se refiere al fuego, el
con un penacho de plata; tercero se refiere a las olas de la playa y el cuarto
al vapor del lago se utilizan para evocar a dos
almas que se quieren. Las metáforas aluden al
dos jirones de vapor campo semántico de la esperanza, del amor, dos
que del lago levantan, seres que se encuentran. Se expresa mediante
y al juntarse allá en el cielo distintos elementos de la naturaleza, como en el
primer verso que se refiere al fuego, el tercero se
forman una nube blanca;
refiere a las olas de la playa y el cuarto al vapor del
lago se utilizan para evocar a dos almas que se
dos ideas que al par brotan, quieren.
dos besos que a un tiempo estallan, Mª Tere San José Gordillo
dos ecos que se confunden...
eso son nuestras dos almas.

5 6
Bécquer

RIMA XIV RIMA XIV


Te vi un punto y, flotando ante mis ojos, BÉCQUER EN ESTA RIMA relaciona los ojos con la
la imagen de tus ojos se quedó, persona amada. Se puede deducir que los ojos son
como la mancha oscura orlada en fuego como el espejo del alma, es decir, a través de los
ojos podemos saber mucho de una persona e
que flota y ciega si se mira al sol incluso podemos llegar a enamorarnos como en
este caso.
Adondequiera que la vista clavo, Esta rima también nos demuestra que los ojos en
ciertos casos son la parte física que mas nos puede
torno a ver las pupilas llamear; atraer de la persona a la que amamos o que nos
mas no te encuentro a ti, que es tu mirada, gusta y que gracias a ellos podemos descubrir
unos ojos, los tuyos, nada más mucho más de los demás o incluso transmitir
nosotros nuestros sentimientos a través de ellos.
En esta rima se puede observar que Bécquer habla
De mi alcoba en el ángulo los miro de los ojos de su amada como refiriéndose a ella
desasidos fantásticos lucir; entera, puesto que lo que hace que nazca la pasión
del amor en su corazón en un principio es gracias a
cuando duermo los siento que se ciernen, los ojos de ella.
de par en par abiertos sobre mí
yo me siento arrastrado por tus ojos,
pero adónde me llevan, no lo sé.
Yo sé que hay fuegos fatuos que en la noche
llevan al caminante a perecer; Hay veces que estamos tan enamorados de una
yo me siento arrastrado por tus ojos, persona que nos sentimos como atraídos por ellos y
pero adónde me arrastran, no lo sé haríamos cualquier cosa por conseguirlos, pero
también hay ciertas ocasiones en las que se puede
decir que estamos como ciegos, porque nos
dejamos llevar por alguien solo porque nos
demuestran confianza, puesto que con la mirada se
puede engañar.
Porque hay veces que nuestros sentimientos o
emociones se transmiten a través de ellos casi sin
darnos cuenta, pero otras veces, tenemos la
oportunidad de fingir de la manera en que
deseemos.
Ana García Díaz

7 8
Bécquer

RIMA LXIV
EL TEXTO ES UNA de las rimas de Gustavo Adolfo
Bécquer, autor del posromanticismo, es decir de la
segunda mitad del siglo diecinueve. Concretamente
se trata de la rima XLIV según los números
romanos y la décima según los números latinos.
La composición esta dividida en dos estrofas de
cuatro versos, siendo en los versos impares
Xliv(10) octosílabos y en los pares endecasílabos. En estos
el autor usa exclamaciones “Llora” e
interrogaciones “¿A qué fingir el labio risas que se
desmienten con los ojos?”. También emplea la
Como en un libro abierto comparación “Como en un libro abierto leo en tus
pupilas en el fondo”.
Leo de tus pupilas en el fondo. En el poema se observan varias características de
las composiciones de Bécquer, como por ejemplo,
¿A qué fingir el labio la brevedad, pues siendo un poema posromántico
solo tiene ocho versos, es muy intenso y va dirigido
risas que se desmienten con los ojos? a un tú en este caso y como en la mayoría a una
mujer, esto se observa en el último verso “Ya ves;
yo soy un hombre... y también lloro”. El tema de
este poema es de amor. Un amor ya acabado como
¡Llora! No te avergüences
dice el sexto verso “de confesar que me quisiste un
de confesar que me quisiste un poco. poco”
Para mí el texto representa una supuesta dureza
¡Llora! Nadie nos mira. del hombre que hoy en día se mantiene al decir
que aun siendo hombre llora. Además también
Ya ves; yo soy un hombre... y también retrata un duro amor que como, es típico en la
poesía de Bécquer, termina con un trágico
lloro. desenlace, pues el autor esta destrozado, llorando
e intentando que el “tú” del texto también lo haga.

Guillermo Béjar Vázquez

9 10
Bécquer

RIMA LXXVII
EL TEMA PRINCIPAL DE la rima es el amor incondicional
Rima LXXVII del emisor hacia un tú, que podría ser una mujer.
Este habla del sentimiento de amor que siente
hacia esta persona, a la que amará hasta la muerte
y de la que jamás se olvidará. Para referirse al
poder de su amor, el poeta hace alusión a
Podrá nublarse el sol eternamente; elementos de la naturaleza, realizando numerosas
hipérboles o personificaciones sobre estos
podrá secarse en un instante el mar; elementos, algo muy típico en los textos del
romanticismo.
podrá romperse el eje de la tierra Esta rima refleja como el sentimiento de soledad y
de la exaltación del yo romántico está llegando a su
fin, en un nuevo movimiento que ha sido
como un débil cristal. influenciado por la poesía alemana y que es el que
se desarrolla en este poema, el posromanticismo.
En este se exaltan los profundos sentimientos del
poeta y hacen de la rima algo muy íntimo a la vez
que breve. Se observa también un tema típico de
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Bécquer, la reflexión sobre la muerte, la cual no
será capaz de arrebatarle al poeta la llama del
cubrirme con su fúnebre crespón; amor. Este tema junto con el ya mencionado, el del
amor incondicional, no es algo que hoy en día no se
pero jamás en mí podrá apagarse de, sino que son temas actuales que hacen que al
leer esta rima el lector se sienta aludido y se
identifiquen con esta.
la llama de tu amor. Por todas las características comentadas
anteriormente creo que esta rima es un claro
ejemplo de la literatura de la segunda mitad del
siglo XIX, basada principalmente en la poesía
intimista.
Luisma Barranco
Gustavo Adolfo Bécquer

11 12
Bécquer

RIMA IV
LA RIMA IV DE Bécquer es la más hermosa de todas
las rimas. Bécquer consigue que al leer el poema te
des cuenta de que hay muchas cosas que admirar
en esta vida, cosas por las que él escribe, y que
nos va relatando en este poema.
No creo que se pueda vivir el texto en partes, pero
si se pudiera dividir, dividiría en dos partes, una
que seria la primera estrofa en las que no empieza
con “Mientras…”. Además Bécquer habla de que
aunque no hubiera poetas que escribieran la poesía
la misma poesía estará entre nosotros sin dejar de
existir. El resto del texto donde empieza por
“Mientras…”, habla de que puede tratar un poema,
y como se puede conseguir que la poesía exista.
Esto es un poema en toda regla, ya que Bécquer
hace que el texto tenga un ritmo, y que el lector lo
ve y lo siente. En ejemplos como acabar con tanta
fuerza cada verso, con siempre la misma frase:
“¡Habrá Poesía!”.
También nos podemos dar cuenta de que Bécquer
no es un poeta romántico, no ya que los
románticos no hablaban en sus poemas de lo bueno
de la vida, y no hablaban de lo que había, sino de
ellos mismos.
Bécquer se un poeta fantástico, incomprendido en
su época, y adorado por sus poemas en épocas
posteriores. Bécquer era un genio por que te mete
dentro del poema, y hace que te acerques a sus
emociones cuando estaba pensando y escribiendo
el poema.
Mientras haya poetas,
Que encuentren su naturaleza
En lo mas censillo de la vida,
¡Habrá poesía!

Miguel de la Torre Rodríguez

13 14
Bécquer

RIMA XVI
XVI LA RIMA NÚMERO XVI fue escrita por Gustavo Adolfo
Bécquer, nacido en Sevilla en el año 1836. En
Si al mecer las azules campanillas cuanto a la métrica de esta composición, podemos
de tu balcón observar la alternancia de los versos endecasílabos
crees que suspirando pasa el viento murmurador, y pentasílabos con rima asonante. Bécquer utiliza
sabe que oculto entra las verdes hojas varios recursos expresivos como: la aliteración que
suspiro yo. aparece en los versos tres y once, ya que las “s”
simulan el sonido del viento y el susurro de una voz
Si al resonar confuso a tus espaldas lejana, la de él, respectivamente; la metáfora que
podemos apreciarla en el verso catorce, donde el
vago rumor,
corazón se refiere a los sentimientos de la amada;
crees que por tu nombre te ha llamado el paralelismo con la repetición de una estructura
lejana voz, sintáctica (suspiro yo, te llamo yo, respiro yo); y la
sabe que entre las sombras que te cercan personificación del verso tres, donde el autor le
te llamo yo. atribuye al viento la cualidad humana de suspirar.
También se distingue el uso de epítetos: “…las
Si se turba medroso en la alta noche verdes hojas…”. El tema de la rima es el amor,
tu corazón, exactamente una declaración de amor. En ella el
al sentir en tus labios un aliento poeta demuestra a su querida que él siempre está
abrasador, a su lado en todo momento y en cualquier lugar.
sabe que, aunque invisible, al lado tuyo Con esto podemos ver como el tema de la
respiro yo. composición sigue vivo en nuestros días, ya que es
la típica declaración de amor que una mujer espera
de un hombre, aunque creo que en esa época una
declaración tan profunda, que demuestra todos los
sentimientos de una persona hacia otra, tenía
mucho más valor y reconocimiento que ahora.
Para mí esta rima demuestra el amor verdadero
que puede sentir una persona por alguien, por el
cual dejaría todo para estar siempre cerca de esa
persona amada. Aunque para ello tuviese que
sacrificarse e incluso morir, de esta última manera
sería su espíritu quien estuviese junto a ella en
todo momento.
Me parece una rima bastante sincera.
Noelia Hurtado Jerez

15 16
Bécquer

RIMA XXIX
Rima XXIX ESTA RIMA ES UNA de las setenta y nueve
composiciones que aparecen en la obra de Gustavo
Sobre la falda tenía Adolfo Bécquer.
el libro abierto; Para Bécquer, la poesía “brota del alma como una
chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una
sola palabra y huye”. Con esta afirmación se
en mi mejilla tocaban distancia de la poesía sonora y ornamental y
sus rizos negros; manifiesta su pretensión de sugerir emociones, tal
y como hace en esta rima.
no veíamos letras En ella podemos observar algunas de las
características de la poesía becqueriana; como el
ninguno creo; intimismo y la brevedad.
En la rima XXIX vemos rasgos de sensualidad
mas guardábamos ambos cuando en los versos tres y cuatro el autor muestra
hondo silencio. las emociones que sentía al rozar la mejilla y los
rizos negros de su amada.
También aparece representada la inquietud del
¿Cuánto duró? Ni aun entonces
primer beso, el nerviosismo al saber que se iba a
pude saberlo. producir, y todo ello acompañado de una
musicalidad que hace que la rima adquiera una
Sólo sé que no se oía mayor belleza.
más que el aliento, Esta composición, al igual que otras muchas se
centra en la historia amorosa, en este caso, la
que apresurado escapaba
ilusión del encuentro.
del labio seco. En la composición el poeta, junto a una mujer lee
un pasaje de la Divina comedia en la que Francesca
Sólo sé que nos volvimos da Rimini refiere a Dante cómo su amado la besó
los dos a un tiempo, por vez primera cuando ambos leían, precisamente,
en Lanzarote del Lago el pasaje en que Lanzarote
y nuestros ojos se hallaron
besa a Ginebra.
¡y sonó un beso!
Cristina López Álvarez

17 18
Bécquer

RIMA XXXIV
Rima XXXIV
ESTE POEMA PERTENECE A la poesía posromántica. Su
autor es Gustavo Adolfo Bécquer, un poeta
Cruza callada, y son sus movimientos sevillano nacido en 1836.
Esta rima forma parte de las setenta y nueve
silenciosa armonía:
composiciones que forman parte de las rimas de
suenan sus pasos, y al sonar recuerdan
Bécquer, muchas de las cuales no se editaron hasta
del himno alado la cadencia rítmica. después de la muerte de su autor.
En el poema se expresa a través de su amada las
Los ojos entreabre, aquellos ojos diferentes inspiraciones para crear poesía.
tan claros como el día; Descubre la forma de crear poesía a través de los
y la tierra y el cielo, cuanto abarcan, pasos y movimientos armoniosos de la dama, que
arden con nueva luz en sus pupilas. darán un ritmo u otro. También influye en el poeta
el estado de animo de su amada, si ríe o si llora,
Ríe, y su carcajada tiene notas que da un tono mas alegre o triste al poema.
del agua fugitiva; En el poema el enamorado Bécquer se dirige a su
llora, y es cada lágrima un poema amada alabándola por su belleza, sus gestos, y su
simple forma, ya sea de ser, o de existir.
de ternura infinita.
Bécquer un poeta no romántico por su forma de
escribir, ya que piensa en ella, y no en él. Ama por
Ella tiene la luz, tiene el perfume, encima de todo, y renunciaría a su libertad por la
el color y la línea, persona que quiere, ya que ella es la que la hace
la forma engendradora de deseos, sentir, y seguir el día a día, ella es la que le llena el
la expresión, fuente eterna de poesía. alma de alegría, ella es la que el quiere tener a su
lado.
¿Qué es estúpida? ¡Bah! Mientras callando Por eso y no por otra cosa, él la alaba para que ella
guarde oscuro el enigma, se enamore de él, que vea cómo es su corazón y
siempre valdrá lo que yo creo que calla así conquistar el suyo, y poder estar juntos para la
más que lo que cualquiera otra me diga. eternidad.

Lola Suárez León

19 20
Bécquer

RIMA LXIV
Rima ESTA RIMA ESTÁ ESCRITA por Gustavo Adolfo Bécquer,
en la segunda mitad del siglo XIX y pertenece al
posromanticismo.
Como guarda el avaro su tesoro, Los temas de la rima son:
guardaba mi dolor; El amor, ya que se centra en una historia
yo quería probar que hay algo amorosa, «Yo quería probar que hay algo eterno,
A la que eterno me juró su amor», que termina en
eterno un desamor y la separación definitiva del ser
a la que eterno me juró su amor. amado, «Guardaba yo mi dolor».
El dolor existencial, ya que hace una reflexión
sobre la muerte, «¡Ah barro miserable,
Mas hoy lo llamo en vano y oigo al eternamente no podrás ni aún sufrir!» (que se
tiempo refiere a que no hay sufrimiento eterno, ni siquiera
que lo agotó, decir: después de la muerte)
"¡Ah, barro miserable, eternamente Bajo mi punto de vista, se puede dividir en :
El amor correspondido
no podrás ni aun sufrir!” Desamor y separación
Esta rima tiene varias figuras literarias:
Metáfora (tomada de la naturaleza): «¡Ah barro
miserable»
Personificación: «eternamente no podrás ni aún
sufrir!»
Encabalgamiento: «Yo quería probar que hay algo
eterno a la que eterno me juró su amor»«¡Ah barro
miserable, eternamente no podrás ni aún sufrir»
Comparación: «Como guardaba el avaro su tesoro,
guardaba yo mi dolor»
Las rimas de Bécquer, se caracterizan por su
brevedad, intimismo y musicalidad. Pertenecen al
posromanticismo, sin embargo, sus leyendas son
románticas.

Mª Carmen Gil Goncet

21 22
Bécquer

Bécquer XXVII
RIMA XXVII
Despierta, tiemblo al mirarte;
Dormida, me atrevo a verte;
Por eso, alma de mi alma,
Yo velo mientras tú duermes. EN ESTA POESÍA BÉCQUER nos habla de su amada
mientras duerme y también intenta que ella no se
Despiertas ríes, y al reír, tus labios
Inquietos me parecen. despierte puesto que le parece bellísima dormida.
Relámpagos de grana que serpean También que las mujeres son algo inalcanzable.
Sobre un cielo de nieves.
Para describir la belleza de la mujer utiliza la poesía
Dormida, los extremos de tu boca haciéndola todavía aún más bella, también utiliza
Pliegan sonrisa leve. elementos de la naturaleza para compararlas.
Suave como el rastro luminoso
Que deja un sol que muere... Los elementos que caracterizan a esta poesía son
“¡Duerme!’’ los siguientes:
Despierta miras, y al mirar, tus ojos
La poesía: le da a esta descripción un tono más
Húmedos resplandecen elegante y bello.
Como la onda azul, en cuya cresta El amor y la belleza: ve a su amada como una
Chispeando el sol hiere.
diosa puesto que todas las partes de su cuerpo le
Al través de tus párpados, dormida, fascinan, y a la que nunca llegará a tener
Tranquilo fulgor viertes,
Cual derrama de luz templado rayo
completamente.
Lámpara transparente... Esta rima de Gustavo Adolfo Bécquer está
“¡Duerme!” compuesta por nueve versos en los que en cada
Despierta hablas, y al hablar, vibrantes, uno de ellos describe la figura de la mujer y las
Tus palabras parecen sensaciones que cada parte del cuerpo de su
Lluvias de perlas que en dorada copa
Se derraman a torrentes.
amada le provoca. Está llena de sentimientos.
Subjetiva por que habla de su amada desde su
Dormida, en el murmullo de tu aliento punto de vista.
Acompasado y tenue
Escucho yo un poema, que mi alma La métrica es algo variada.
Enamorada entiende...
“¡Duerme!” Ana García Romero

Sobre el corazón la mano


He puesto porque no suene
Su latido, y de la noche
Turbe la calma solemne.

De tu balcón las persianas


Cerré ya, porque no entre
El resplandor enojoso
De la aurora y te despierte...
“¡Duerme!”

23 24
Bécquer

RIMA XXV
Cuando en la noche te envuelven
las alas de tul del sueño
y tus tendidas pestañas ES UN TEXTO LÍRICO del posromanticismo en el que se
semejan arcos de ébano, puede apreciar un carácter intimista, reflejado en el
tema de la rima.
por escuchar los latidos
El tema de la rima es el amor y la felicidad del ser
de tu corazón inquieto
amado.
y reclinar tu dormida
El texto esta dividido en tres estrofas.
cabeza sobre mi pecho,
En la primera estrofa el autor ofrece a la dama tres
¡diera, alma mía,
elementos vitales para él, que son: la luz, el aire y
cuanto poseo,
el pensamiento tan solo por que ella reclinara la
la luz, el aire
cabeza sobre su pecho (de él).
y el pensamiento!
En la segunda estrofa por saber lo que piensa su
Cuando se clavan tus ojos
amada, ofrece cuatro elementos que tienen que ver
en un invisible objeto
con el éxito social: la fama, el oro, la gloria y el
y tus labios ilumina
genio.
de una sonrisa el reflejo, Por último en la tercera estrofa por verse deseado
por leer sobre tu frente por su amada, ofrece todo cuanto espera: la fe, el
el callado pensamiento espíritu, la tierra y el cielo.
que pasa como la nube Si analizamos la estructura de la rima nos
del mar sobre el ancho espejo, encontramos con tres estrofas, formadas por doce
¡diera, alma mía, versos cada una, de ocho sílabas cada verso,
cuanto deseo, excepto los cuatro últimos de cada estrofa que son
la fama, el oro, pentasílabos. Por tanto los versos son de arte
la gloria, el genio! menor.
Cuando enmudece tu lengua Los versos riman en los pares y uniendo esto a las
y se apresura tu aliento, características anteriores nos encontramos ante un
y tus mejillas se encienden romance.
y entornas tus ojos negros, Como conclusión podemos decir que el autor sentía
por ver entre sus pestañas un amor intenso hacia su amada y que estaba
brillar con húmedo fuego dispuesto a darlo todo por conseguir su amor.
la ardiente chispa que brota
del volcán de los deseos,
diera, alma mía, David López
por cuanto espero,
la fe, el espíritu,
la tierra, el cielo.

25 26
Bécquer

RIMA XLVIII
RIMA XLVIII
SU TEMA PRINCIPAL ES el desamor. En cuanto a su
estructura interna la podemos dividir en 3 partes:
Como se arranca el hierro de una herida En la primera habla de que le dolió olvidarla
su amor de las entrañas me arranqué; (primer párrafo), en la segunda habla de cuando la
olvida, su vida se llena de desesperanza (segundo
aunque sentí al hacerlo que la vida
párrafo) y en la tercera parte habla de que
¡me arrancaba con él! verdaderamente no ha podido olvidarla.
En lo que se refiere a su estructura externa, la
poesía es una continuación de versos endecasílabos
Del altar que le alcé en el alma mía, y heptasílabos. Los pares rimas en asonante y los
la voluntad su imagen arrojó; impares en consonante. En la poesía podemos
encontrar numerosos recursos del lenguaje, como
y la luz de la fe que en ella ardía el símil con el que arranca la poesía, o la muy
ante el ara desierta se apagó. usada metáfora que identifica el hierro con la
pasión amorosa. También hay que destacar los
numerosos hipérbato, muy frecuentes en Bécquer o
Aún para combatir mi firme empeño la exclamación con la que termina la poesía. Es una
poesía muy bonita, porque representa claramente
viene a mi mente su visión tenaz... lo que siente una persona cuando vive el desamor.
¡Cuánto podré dormir con ese sueño Carolina Martín Chamorro
en que acaba el soñar!

27 28
Bécquer

RIMA XLVIII
ESTE POEMA DE BÉCQUER es típico propio del
romanticismo tardío, intimista y que rechaza la
sonoridad de los recursos retóricos característico
del romanticismo en su etapa de plenitud para
RIMA XLI centrarnos en un lenguaje sencillo sin mas recursos
que los que se acostumbra el poeta en casi todas
sus composiciones: paralelismos, anáforas,
comparaciones, etc. Por lo demás observamos el
predominio del sentido y esa rebeldía que no hace
Tú eras el huracán, y yo la alta posible el encuentro con el ser amado.
torre que desafía su poder. Su tema es el contraste representado en cada uno
¡Tenías que estrellarte o que de los dos amantes (tú y yo) el contraste violento
entre dos seres muy distintos en su naturaleza y
abatirme...! que por lo tanto están destinados a no poder
¡No pudo ser! amarse.
Esta tendencia de representar las imágenes es muy
Tú eras el océano; y yo la enhiesta típica del romanticismo, al cual le gusta acercar
también al hombre con la naturaleza.
roca que firme aguarda su vaivén.
Casi todos los versos sirven para marcar el
¡Tenías que romperte o que contraste violento entre las dos personalidades.
arrancarme...! Finalmente el pentasílabo se repite al final de cada
estrofa como una conclusión con carácter
¡No pudo ser!
exclamativo muy propio de Bécquer, recursos que
se llaman epifonema, y donde Bécquer de una
Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados
manera rotunda nos lamenta el resultado
uno a arrollar, el otro a no ceder;
desastroso de su amor.
la senda estrecha, inevitable el choque... “No pudo ser”
¡No pudo ser!
Marina Troya Carretero

29 30
Bécquer

RIMA XXXVI
RIMA XXXVI
ES UN POEMA DE dos estrofas con cuatro versos cada
una.
Los versos impares son endecasílabos y los pares
Si de nuestros agravios en un heptasílabos.
libro En la primera estrofa de esta rima es una frase que
se interrumpe para expresar el amor del poeta
se escribiese la historia, hacia su amada.
El autor le gustaría escribir en un libro toda la
y se borrase en nuestras historia de su vida con ella.
almas cuanto Y en segundo párrafo el quiere intentar olvidarla
pero no puede porque le ha dejado demasiado
se borrase en sus hojas. enamorado y quiere quitarse de su alma todos los
momentos vividos con la mujer.
¡Te quiero tanto aún! ¡Dejó en El poeta escribe en primera persona dirigiéndose a
una segunda, aunque el tú esta doblemente
mi pecho ausente, ya que no esta ni en el momento de
escribir el poema ni en la experiencia actual del
tu amor huellas tan poeta.
hondas, En definitiva, en este poema el autor refleja un
amor que ha sido imposible.
que sólo con que tú borrases
Miriam Cadena Domínguez
una,
las borraba yo todas!

31 32
Bécquer

RIMA LXXIX
LOS TEMAS QUE BÉCQUER trata en sus rimas son el
amor principalmente. En este poema el tema
principal es el desengaño amoroso.
Se puede dividir el poema en 2 partes: la 1º que la
primera estrofa donde narra que las mujeres le han
traicionado y una 2º parte que correspondería a la
R I M A LXXXIII segunda estrofa en la que muestra una resignación
en la que hoy le toca a el, mañana le tocara a
Una mujer me ha envenenado el alma, otros. Esta rima junto a las otras en general son
otra mujer me ha envenenado el cuerpo; poemas de amor en la que se refleja su vida
interior muestra su amor a la mujer amada y el
ninguna de las dos vino a buscarme,
desengaño de ser abandonado. Este poema es un
yo de ninguna de las dos me quejo. ejemplo claro de la sencillez de Bécquer y su
brevedad.
Como el mundo es redondo, el mundo rueda.
Rafael García Garrido
Si mañana, rodando, este veneno
envenena a su vez, ¿por qué acusarme?
¿Puedo dar mas de lo que a mí me dieron?

33 34
Bécquer

RIMA XIII
EL POEMA QUE VOY a comentar pertenece a Gustavo
Adolfo Bécquer. Se trata de su décimo tercera rima
escrita a mediados del Siglo XIX durante el
Posromanticismo. La rima presenta un ritmo
variado y va dirigido hacia una mujer. El texto
presenta distintos recursos lingüísticos como son el
paralelismo, “tu pupila es azul y cuando ríes” con
“tu pupila es azul y cuando lloras”. Otro recurso
que se utiliza es la metáfora, “las transparentes
lágrimas” con “gotas de rocío”.

El tema del texto es el amor que siente por una


mujer, concretamente su mujer y que tenía los ojos
azules como dice en el poema.

El texto no es romántico como ocurre con sus


leyendas, sino todo lo contrario, muestra todo el
amor que Bécquer sentía por su mujer y a lo que le
recordaba el color de sus ojos dependiendo de
cómo se encontrase esta.

Adonis Macías

35 36