Está en la página 1de 1

El apostolado en el hospital que se inici el ao pasado, ha dado lugar a varios casos

motivadores. Es una tarea que logra tambin un abierto inters por parte de los socios
nuevos del grupo, e incluso se muestran entusiastas las veces que se solicita la compaa
ocasional de alguno.
Entre los casos destacamos: - Un joven que llevaba internado ms de seis meses por un
accidente en auto. El contacto se comenz con su madre luego de que le hubieran
informado que no pareca que vaya a sobrevivir. Sin embargo, la internacin se
prolong por varios meses ms, durante los cuales se los pudo conocer mejor, dar
conceptos fundamentales de la fe y rezar tanto con l como con su familia. Incluso ellos
fueron respondiendo de manera algo rudimentaria y comenzaron a rezar el rosario,
acercarse a la parroquia y leer la Biblia. Finalmente, ya fuera de riesgo, se le dio el alta
y pudo volver a su casa debiendo usar una silla de ruedas, hasta que la tecnologa
admita una posterior operacin. - Otro caso muy interesante fue el de un joven
drogadicto del rea de quemados que haba intentado suicidarse. Desde la primer vez
que lo contactamos, mostr mucha apertura a Dios. A la semana ya se haba confesado.
Y posteriormente el capelln nos coment que lo tuvo de monaguillo, dada su vida
parroquial previa. En este sector del hospital hemos tenido varios contactos de
caractersticas semejantes y de mucho inters, ya que suelen llegar en un estado de
mucha tensin y desesperanza. - Tambin se dan muchos casos de gente que por
ignorancia no se confiesa ni comulga, o que no ha concluido la catequesis. De modo que
a la manera que lo permiten las circunstancias y sin querer ser meramente
sacramentalistas, se les intenta aclarar cuestiones y lograr que se acerquen a la vida
parroquial.