Está en la página 1de 2

En la realidad concreta del ser humano, cualquiera que sea la explicacin de su

realidad ltima hemos de aceptar con visto bueno aquellas en las que ninguna de sus
conclusiones sea una reduccin a uno de los aspectos que propiamente le pertenecen a
su ser.
Las cosas son reales por manifestar lo que son y en cuanto tal capaces de
producir desde lo que all algo distinto de si misma, dicho de otro modo, estar siendo lo
que efectivamente se es, el hombre es dinamismo csmico estructurado evolutivamente
a cargo del cual esta la tarea de actualizacin unitaria de todo en su estructura como una
constante en su ser siendo algo.
El hombre se caracteriza por estar constitutivamente abierto a la infinitud y de
algn modo aspira a ella.
Nada espiritual hay en el mundo distinto de Dios.
Desde que existe el hombre tiene conciencia de si.
Cada acto conciente es un modo de realizarse el hecho por el cual la natura
naturans se ha hecho consciente de si misma.
una materia hiperformalizada, tanto, que es capaz de ensimismarse para conocer
y para conocerse.
Hablar del ser humano es, ineludiblemente hablar de su consciencia.

El modo en que explicita la tridimensionalidad del amor a la realidad como


posesin de la misma, entendida como poseer intelectualmente, poseer estticamente y
poseer tcnicamente y, al cual aade la explicacin de otro modo de poseer a partir del
sentimiento.
De igual modo resulta interesante ver cmo el hombre en medio de la evolucin
csmica es conciencia de si que posee y se posee.
Ser hombrees proyectar sucesivos modos de poseerse en si mismo y de poseer la
realidad del mundo.
Esto es lo que hace el hombre: descubrir posibilidades, crear capacidades,
transmitirlas y propagarlas.

Cismundanamente el hombre aspira trascender los limites espacio-temporales de


su existir.
Pensando, contemplando, utilizando o sintiendo lo que percibe el hombre se
posesiona de la realidad, y tanto da de si para hacerse suyo que en medio de los triunfos
y fracasos de este proyecto por constituirse como yo no se conforma con la realidad
mundana sino aspira trascender los lmites que su piel le impone.
El hombre, unidad primordial que se posee en el amor