Está en la página 1de 19

LA ORGANIZACIÓN ESCOLAR

Las modernas teorías educativas sobre las que sustentan las reformas
que están llevando a cabo en los países europeos y en nuestro
continente, están orientadas a establecer un sistema educacional que
responda a las necesidades del medio social en el que se encuentran
insertas cuyos conceptos bases son la descentralización, la autonomía y
participación.

Para ello, es prioritario definir los perfiles institucionales que darán


forma mediante un currículo pertinente a los hombres y mujeres del
mañana que con su quehacer irán construyendo un mundo, que ojalá
responda a sus propias expectativas y a las de todos quienes
conforman una sociedad que en su evolución tecnológica exige
adaptarse con mayor rapidez al cambio.

En este contexto, el Centro Escolar adquiere una fundamental


importancia, ya que es en su seno en que se irá dando forma a
personas que no solo deberán recibir conocimientos, si no que también,
las herramientas claves para la comprensión y aplicación de éstos.

Pero esta base formativa, adquirida mediante los procesos de


enseñanza - aprendizaje en el aula, no puede estar exenta de una
formación integral que entregue una valórica, que permita a los
educandos adaptarse a un mundo que es cada vez más competitivo y en
donde los principios de ética, verdad, comprensión, tolerancia, y respeto
son las herramientas claves para desenvolverse en el medio social.

La organización escolar para poder enfrentar los desafíos que le impone


la nueva reforma, deberá funcionar sobre una base estructurada que
permita a sus directivos y subalternos establecer un trabajo armónico,
libre de tensiones, es decir, un clima organizacional sano en que todos
los integrantes de la organización escolar tengan claro los fines y
objetivos de la escuela, se identifiquen con ellos y mediante labores
conocidas y bien delimitadas, puedan coordinarse en acciones
conjuntas que contribuyan a un avance positivo de toda la organización.
Para ello se debe contar además con estructuras adecuada, recursos
materiales disponibles, objetivos y procedimientos acordes con el tipo
de organización que aprende.
2

Al plantearse los estadios de desarrollo de la organización han de


considerarse los nuevos retos, es decir, qué demanda la sociedad, qué
permite el sistema educativo para el desarrollo organizacional, qué
puede hacer la organización y cómo mejorar.

El desarrollo organizacional depende de la estructura del Sistema


Educativo, por lo tanto, generalmente, las instituciones no tienen
suficiente capacidad de maniobra.

Las condicionantes macroestructura y grado de autonomía definirán


por tanto el tipo de modelo de una organización en dependientes o
autónomas.

La organización soporte para mejorar la estructura debe revisar los


recursos humanos, los recursos materiales y los recursos de
funcionamiento.

La organización Agente mejorará los procesos de participación,: el


trabajo colaborativo y la estructura docente.

La organización que aprende mejorará los procesos de


institucionalización, autoevaluación, evaluación del impacto y observará
sus resultados.

El modelo dependiente

El modelo dependiente está sometido a exigencias externas en cuanto a


su gestión administrativa y curricular. Las instituciones educativas
transmiten lo que ya viene mandado de las cúpulas superiores del
sistema. Esto implica el bagaje cultural que se da en el profesor que
domina los contenidos culturales y en el alumno que quiere adquirirlos.

En este modelo es muy importante la figura del profesor en el aula,


como representante de la didáctica o metodología.

Modelo autónomo

Existen instituciones que han evolucionado hacia una mayor


independencia porque cuentan con un Proyecto Educativo
Institucional(PEI). Esto las conduce a un modelo más autónomo, ya que
a los contenidos culturales transmitidos desde el sistema educacional le
introducen cambios acordes a su propia organización y cultura. De
acuerdo a esto adapta su estructura, objetivos y sistema relacional.

ELEMENTOS DE LA ORGANIZACIÓN
3

Para que una organización refleje un buen funcionamiento debe contar


con una estructura definida, poseer objetivos claros y un sistema
relacional apropiado.

Estos elementos representan la parte estable de las organizaciones. El


instrumental suele ser más, un fin que un medio. Refleja relaciones de
poder en un plano ejecutivo, asesor y de participación de la base.
Predomina la formalidad versus informalidad en su estructura
integrando procedimientos, recursos materiales y humanos de acuerdo a
las necesidades.

Cuenta con un organigrama, un manual de funciones, un cuadro lineal


de responsabilidades, un cuadro de distribución del trabajo y fichas de
responsabilidades del puesto.

Estructuración de los recursos materiales

Espacio

Los componentes delimitadores y conformadores del espacio son el


mobiliario y el material.

Para su definición hay que considerar implicancias sicológicas,


sociológicas, curricularess y organizativas. Las orientaciones consideran
el marco/límite, el factor educativo y su característica de centro de
aprendizaje.

La arquitectura implica la situación, ubicación, distribución (lineales-


nucleares (exagonal). Condiciones de habitabilidad.

La iluminación puede ser bilateral natural, unilateral, artificial, artificial/


neón con graduación.

El mobiliario debe considerar condiciones higénico-biológicas, con


pequeña inclinación en las mesas. El aspecto pedagógico integra
elementos de multiuso como por ejemplo pizarras que además de la
sección para la escritura posea franelógrafo, una área magnética,
espejo etc.)

El material didáctico se concentra en un centro de recursos que posee


catálogos con la información del stok. Un espacio especialmente para
ello y personas responsables que lo mantienen, promueven y crean.
4

Para establecer el espacio se debería preguntar ¿En qué nivel estamos y


podemos plantearnos? Luego, organizar el espacio considerando:
Objetivos que se persiguen, titularidad (espacios para alumnos y
profesores, funcionalidad(educación especial), rentabilidad social (usos
para la comunidad, es decir, globalidad.

Organización del tiempo

Unidades: calendario, horario


Criterio higiénico – biológico (ritmo de cada persona, tiempo de
actividad, duración de la actividad, periodos que permiten interactividad
considerando la concentración según la edad. Actividades con
interperiodos, índice fonogénico. Organización de las asignaturas según
grado de nivel de alerta: alto grado (ciencias, matemáticas, física,
química, educación física), grado medio (geografía, historia, lenguas,
sociales), bajo grado (artes).

Criterio Pedagógico : posibilidades del profesor, organización curricular,


exigencias del equipo de profesores, espacio de libre disposición u
horario a la carta. Características socioculturales: necesidad de locales.
Adaptación de horarios, acontecimientos.

La organización del centro escolar establece que la enseñanza depende


del departamento de didáctica, la gestión es responsabilidad de los
equipos de gestión y la formación de los equipos educativos.

Las funciones del departamento didáctico tienen relación con el


currículum, objetivos, metodologías, actividades, evaluación, materiales.
Las funciones de los equipos educativos se definen en tutorías,
disciplina, organización de actividades y de grupos de trabajo.

Frente a las problemáticas del centro escolar es importante estudiar las


causas, definir las soluciones factibles, establecer propuestas, efectuar
una puesta en común de análisis y poner en práctica la solución.

La importancia de unir la teoría a la práctica

Debe existir relación entre la acción docente , sus prácticas pedagógicas


y el sentido de ellas para el centro, por tanto, se estiman como
factores necesarios estudio de los casos: el grado de conocimiento de la
realidad analizada, la influencia social que prioriza, las acciones, los
intereses personales, de grupo y de quienes promueven el estudio; el
5

conocimiento como un producto social; debe prevalecer el debate


colectivo social (evitar adoctrinamiento); la relevancia del lenguaje para
argumentar, defender y crear; el compromiso del educador (evitar
sesgos); la cultura crítica que lleva al pensamiento práctico. reflexivo, y
promover lugares de encuentro de los departamentos, equipos
directivos, jornadas de intercambio de experiencias.

SÍNTESIS DE LAS APORTACIONESDEL CURSO

1.- Si consideramos a la organización que aprende como aquella que


facilita el aprendizaje de todos sus miembros y que continuamente se
transforma así misma, lo fundamental en ella sería el aprendizaje.

2.-El desarrollo de la organización se basa en el desarrollo de las


personas y en el planteamiento de desafíos, lo que la trasforma en
proactiva.

3.- Gairín(1993) establece cinco procesos que identifican a las


organizaciones que aprenden:

a) resolución sistemática de problemas


b) experimentación con nuevos enfoques
c) aprende de sus experiencias pasadas
d) aprende de otros
e) transfiere el conocimiento a toda la organización y todos sus
miembros

4.- Kofman y Senge (1993) consideran como barreras para que una
organización aprenda: fragmentación en la resolución de problemas, un
sobre énfasis en la competición que excluye la colaboración y una
tendencia de la organización a experimentar e innovar sólo cuando hay
competencia.

5.- Armengol (2000) señala las condiciones interrelacionadas a


considerar en la conformación de una cultura colaborativa que pueden
constituir el siguiente decálogo.
a.- normas y valores democráticos ampliamente compartidos
b.- comunicación y coordinación entre el profesorado y las unidades de
organización.
c.- implicancia activa de los miembros que integran la organización
d.- predisposición positiva hacia los cambios y las innovaciones.
e.- autonomía en la gestión
f.-grupos que mantienen estructuras con el punto óptimo de relación
entre el nivel de la tarea y el nivel emocional o socioafectivo.
6

g.- formación de equipos directivos que puedan liderar el Centro.


h.- el centro como espacio para el desarrollo profesional docente.
i.- la colaboración interinstitucional, abrir los centros a otras instancias
sociales próximas.
j.- estabilidad del equipo de profesores del centro y adecuación del
profesorado al proyecto del centro y no al revés.

Desarrollar el perfil profesor colaborador, en un contexto autónomo:


profesionalización con énfasis en: sensibilidad ante el cambio social,
conectado y critico de la realidad, dinamizador, flexible, adaptable;
desarrollo cultural común, apoyada por un liderazgo instructivo;
colaboración asentada en niveles : personal, colectivo actuación interna,
institucional, las relaciones colaborativas claras en su sentido: PEI.

Para asegurar el logro debe haber conocimiento de la realidad,


priorización intereses/ necesidades.

Como Efecto se produce el debate colectivo social para evitar


adoctrinamiento, cultura critica instalada en: departamentos y equipos

El lenguaje es relevante, como medio educativo: argumentar, crear y


defender

Hacia el trabajo colaborativo, los sujetos asumen una actitud positiva,


apertura a la reflexión, análisis de la realidad, motiva la investigación

Las estrategias globales: D.O, desarrollo colaborativo


Influyen en toda la Organización
Afectan a todos los componentes
Modifican objetivos

Las Organizaciones aprenden a través de las personas requieran


cambios de mentalidad en todos los niveles para que las aptitudes se
institucionalicen.

Es necesario modificar las actuales condiciones en que se mueve el


profesor y establecer claramente las funciones del equipo directivo
desde la perspectiva de las organizaciones que aprenden.

Funciones del equipo directivo en una organización que aprende


(rector-jefatura académica-orientador.coordinador de ciclo)

Asumen:
- La responsabilidad total del centro
7

- Representantes ante la comunidad interna y externa


- Lideran las actividades del centro
- Definen políticas y planes de desarrollo
- Formulan convenios
- Fomentan y promueven perfeccionamiento de sus estamentos
- Cumplen y hacen cumplir la normativa vigente
- Elaboran Plan Anual y Memoria
- Organizan equipos docentes
- Supervisan y evalúan el desarrollo de los proyectos docentes
- Difunden resultados de la gestión ante la comunidad
- Intervienen en resolución de conflictos
- Consultan a la comunidad interna sobre adecuación de normas
- Estimulan y apoyan la innovación metodológica
- Gestionan fuentes de financiamiento
- Evalúan la concreción curricular

Problemáticas comunes de organizaciones escolares chilenas

Ejemplos

- Falta de espacio físico de trabajo exclusivo para todos los


departamentos.
- Mayor presupuesto para concretar programas, a pesar de la
propuesta anual.
- Imposición de personal docente poco colaborativo (incoherencia con
perfil docente en PEI.
- Al contar con dos horas semanales de trabajo en forma estable, al no
coincidir con otros departamentos se realiza un esfuerzo enorme por
realizar unidades interdisicplinarias.
- Falta concretar una mayor cohesión que mejore el clima
organizacional.
- La adaptación a la nueva estructura de trabajo y del sistema de
equipos tiene distintas respuestas en los grupos de profesores.
- Algunos departamentos deben asumir mayores responsabilidades
que otros.

Soluciones bajo la perspectivas de lo aprendido en el curso

- La dirección del centro debe marcar un mayor liderazgo en donde se


amplíen las facultades económicas.
- Se debe efectuar una distribución racional de los recursos económicos
para todos el departamento, equitativa, de acuerdo al nivel de
trabajo y responsabilidad.
8

- Respeto al perfil docente establecido en el proyecto Educativo


Institucional.
- Institucionalizar las horas de trabajo en equipo.
- Profesionalizar la organización y estructura del establecimiento
educacional.
- Realizar una mayor cantidad de actividades de integración.
- Educar y capacitar en evaluación
- Distribuir equilibradamente las actividades de la institución entre los
departamento.

PROBLEMAS MÁS COMUNES DE LOS CENTROS EDUCATIVOS


CHILENOS

En cuanto a la estructura organizacional.

En los establecimientos de dependencia municipalizada la estructura


administrativo- pedagógica depende de la Corporación municipal y del
la Secretaria Ministerial de Educación. Respectivamente. Los
organigramas y procedimientos de gestión son rígidos y no facilitan la
interacción. La burocracia entorpece los procesos y la toma de
decisiones para la gestión.

Falta delimitación de las funciones y el compromiso de las personas por


cumplirlas como corresponde. Generalmente, el liderazgo es débil y en
muchos casos sólo se limita sólo a seguir pautas establecidas por la
contingencia.

Falta un sistema relacional que permita el intercambio de experiencias,


ideas y un trabajo en equipo que lleve a cumplir metas más amplias. Las
unidades técnicas y consejo de profesores se han transformado en
instancias que analizan sólo la contingencia e incentivan pobremente la
participación.

Los establecimientos de dependencia privada tienen mejores


posibilidades de alcanzar el modelo de organización que aprende,
porque cuentan con mayores recursos, autonomía y resulta más fácil
motivar a la participación porque el clima organizacional es bueno y las
condiciones contractuales cubren las expectativas de las personas.

En cuanto a la definición del espacio, los establecimientos educacionales


municipalizados cuentan con un espacio físico predeterminado, definido
por la Secretaría de Establecimientos Educacionales. Estos están
estructurados de acuerdo a las necesidades que el nivel central ha
determinado como propias del sistema educacional. No se parte de un
9

estudio previo del entorno, el tipo de necesidades de la población


estudiantil, un currículo pertinente o proyectos que puedan
desarrollarse en la comunidad. Cualquier modificación de la
infraestructura conlleva engorrosos procedimientos en que participan
todos los organismos mencionados.

Sólo los colegios privados pueden establecer su propio patrón de


construcción, pero respetando la normativa vigente y a las exigencias
del municipio donde se encuentra inserto.

En cuanto a la organización del tiempo, en los colegios municipalizados,


la designación de horas de clase definidas para cada asignatura está
determinado por el nivel central y por los aspectos burocráticos que hay
que cumplir. En los horarios del personal docente y administrativo, no se
consideran las horas extraordinarias de trabajo del profesor, a pesar de
que comunmente traspasa las horas de contrato. Esto implica pocas
horas para el descanso y preparar las clases en el hogar.

Los establecimientos educacionales privados tiene una mayor autonomía


para la organización de su tiempo, considerando mayormente, las
características propias de los niveles educativos, la carga horario del
profesor y las necesidades de reforzamiento de algunas asignaturas.

PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN EN LA REALIDAD


CHILENA

- ¿La organización que aprende es más factible de aplicar a los países


desarrollados?

- ¿Cómo lograr un horario flexible y cambiante para una organización


educativa con bajo presupuesto y escasos recursos, aún cuando los
docentes y alumnos se adaptasen al sistema de amplias libertades?

- ¿Cómo incentivar la investigación docente para detección de


necesidades y la resolución efectiva de problemas si no se cuenta con
personas motivadas para el cambio?

- ¿Cómo cambiar la mentalidad de las asociaciones o grupos de trabajo


que sólo acostumbran a reunirse ante contextos deficitarios o
problemáticos?
10

- ¿Cómo modificar los aspectos burocráticos que entorpecen la gestión


administrativa y pedagógica de los centros?

- Cómo propiciar un liderazgo basado en la contingencia en los centros


educativos, si sólo ha prevalecido el modelo instructivo en vez de
facilitador, entendiendo que queremos desarrollar el espíritu de
trabajo colaborativo?

- ¿Cómo integrar a la colaboración interna a los estamentos, alumnos y


administrativos en las actividades, si el sistema lo permite?

- ¿Por qué se diluye la dimensión axiológica del docente y su entorno,


si los valores son la base fundamental de la formación?

ANÁLISIS DEL CONCEPTO DE ORGANIZACIÓN Y


ORGANIZACIÓN ESCOLAR

La adaptación al cambio

A la luz de los expertos en el tema, la educación está sufriendo rápidos


cambios que pueden resultar traumáticos, crear incertidumbre y cierta
desilusión, considerándose como factores influyentes en esto a la
recesión económica, la restricción del gasto público en educación, el
descenso de la tasa de natalidad y las diferencias en lo que respecta a
las filosofías de la educación que han motivado enfrentamientos entre
diversas ideologías e intereses.

Las expectativas de los jóvenes con respecto a la educación, también se


han modificado, especialmente por las transformaciones que se han
sucedido en el trabajo y en las posibilidades de empleo. El aumento de
la cesantía y la poca relación que parece existir entre el proceso
educativo y el campo laboral, ha influido para considerar que los
esfuerzos dedicados al estudio no se compensan con el logro de un
trabajo seguro y estable en el futuro.

Otros factores que se observan como evidente es la disminución de la


tasa de la natalidad, los menores recursos para la educación y la
escasez de empleos y la repercusión de la tecnología, tanto el conjunto
de la sociedad como en los métodos tradicionales de enseñanza y
aprendizaje.
11

Según Moon (1980), el microprocesador, el procesador de textos y otros


procesadores que aún no se imaginan, han de transformar la
preparación académica y vocacional para la vida. Con esto podría
acentuarse aún más la falta de pertinencia que caracteriza la escuela de
hoy.

Algunas de las nuevas ideas para la educación, que plantea este autor
son el avance hacia un curriculum común, posibilidades de un programa
de tipo comunitario, cambios en las estructuras de organización de las
escuelas para responder a las nuevas exigencia, disminución de las
escuelas, lo cual puede requerir una menor base de especialización de
gran parte de la educación secundaria, con la agrupación de
asignaturas y un enfoque matriz que permita examinar la relación
horizontal y vertical de contenidos y problemas dentro del curriculum de
un centro educativo. Al parecer las referencias están en dirección hacia
la constitución de escuelas más pequeñas con un curriculum más
unificado.

El concepto de organización

El concepto de organización ha sido estudiado por muchos eruditos en


administración y la mayoría concuerda que para que ésta exista, deben
haber personas que la conformen, niveles de responsabilidades,
relaciones comunicacionales, una base estructural y una permanente
dinámica que se orientan hacia fines comunes.

Es así como Merlinovky,1934 define a la organización como “ grupo de


personas unidas en una labor o labores comunes ligadas a determinada
porción, de cuanto les rodea, que manejan juntos algún aparato técnico
y obedecen a un cuerpo de reglas”.

Por su parte Barnard, 1984 plantea que organización es un “sistema de


cooperación conscientemente coordinada de personas donde se dan
distintos roles perfectamente indentificables”.

En una conceptualización más avanzada, Schlemen, 1985, postula que


organización “constituye un sistema socio técnico integrado
deliberadamente constituido para la relación de un proyecto concreto,
tendiente a la satisfacción de las necesidades de sus miembros y de una
población o de una audiencia externa que le otorga sentido. Está inserta
12

dentro de un contexto socio-económico y político con el cual guarda


relaciones de intercambio y de mutua determinación “.

En cuanto a la organización como sistema social Quijano, 1987, define


a la organización como “formaciones sociales complejas y plurales
compuestas por individuos y grupos, con límites relativamente fijos e
identificables que constituyen el sistema de autoridad y de comunicación
articulado por sistemas de normas y valores que integran las actividades
de sus miembros en orden a la consecución de fines previamente
establecidos. De duración relativamente estable y contínua, se hallan
inmersos en un medio ambiente que influye sobre ellos”.

Sobre estos conceptos podemos visualizar a la organización escolar


como “referida al campo del saber que se ocupa de los elementos de la
escuela y su adecuada disposición para obtener el resultado más eficaz
en orden a sus propios fines, es decir, la educación,. En este sentido
destaca las ideas de: carácter dinámico de la organización; la escuela
como entidad compleja; ordenación o disposición adecuada de
elementos y; la acción escolar, o la educación, como núcleo
articulado”(Saenz,1985).

Por su parte Soto, 1992, postula que “la organización escolar como
instancia social formada por cierto número de personas que se han
reunido con finalidades explícitas de conseguir ciertos objetivos. Su
funcionamiento requiere un conjunto de normas y procedimientos que
regulen las relaciones entre los miembros, las competencias de cada
uno y el nivel de responsabilidad que les corresponde”.

(Gairin 1987 cit. a Schein) plantea que lo fundamental para entender y


comprender la realidad actual de la organización escolar, es tener clara
la concepción de cultura corporativa que “es el conjunto de principios y
creencias básicas de una organización”

Gairín destaca que parece fácil admitir que cada organización tiene un
algo especial que la diferencia de las otras, pero es difícil precisar en
que consiste ese algo especial, como influye en la vida real de las
organizaciones y como modificarlo si es necesario.

Explica que ese algo especial es lo que suele denominarse cultura o


estilo, ideología, manera de ser, valores, filosofía, u otro. El conjunto
de principios y creencias que ha sido aceptado por la organización,
puede haber sido en forma inconsciente en la cultura originaria
desarrollada por el fundador o equipo promotor de la organización, o
13

bien formarse, de manera consiente y participativa a través de un


proceso de cambio o implementación de una nueva cultura.

Los principios y creencias básicas suelen desarrollarse e irse


concretando a medida que la organización “intuye“ que aquella
determinada manera de relacionarse con el entorno –adaptación- y de
funcionar internamente -posicionamiento referente al entorno-;
estructura -delimitación de funciones y responsabilidades, asignación de
objetivos-; sistemas -procedimientos de gestión, control, comunicación
y flujos de información-; personas -tipología de directivos y
colaboradores que, a su vez, ponen en funcionamiento estructuras y
sistemas adecuados a los objetivos principales que se ha propuesto
cumplir una organización-. Unos y otros influyen, y a la vez, están
influidos continuamente, en y por los principios y creencias que
constituyen la base de la cultura organizativa.

La cultura es un elemento más, pero un elemento con características


propias muy evidentes, las cuales van tomando consistencia muy
lentamente pero, también, tienen gran dificultad en modificarse rápida y
fácilmente.

La salud organizativa es un equilibrio externo –adaptación-, interno


-integración- y cultural; cuando se produce alguna incoherencia
importante, la eficacia del conjunto se resiente.

En este contexto Gairín plantea que conocer a fondo la cultura de una


organización determinada, es especialmente importante para realizar
cambios estratégicos y estructurales; para selecccionar, formar y
desarrollar directivos; para comprender y superar) problemas que se
presentan en caso de fusiones y nuevas adquisiciones; para dirigir con
eficiencia procesos de desarrollo organizativo, tanto en situaciones
estables como en situaciones de cambio que pretenden mejorar el
proceso educativo en las escuelas.

EL Centro Escolar en la Actualidad

Diversas orientaciones teóricas sustentan supuestos distintos acerca de


lo que es la escuela, y cada una de ellas se focaliza preferentemente, en
determinados temas y áreas de estudio. González 1990, plantea que “la
orientación, técnico-racional presenta una visión de la escuela en
términos básicamente formales y estructuralistas, como organización
que funciona racionalmente y en la que sus elementos y procesos tienen
un carácter instrumental. En cambio las perspectivas simbólica y política
14

ofrecen una visión de la escuela como una realidad socialmente


construida y no exenta de componentes ideológicos y políticos”.

Desde la perspectiva del centro escolar como todo integral, Soto, 1992 ,
afirma que éste “se constituye por múltiples elementos, dimensiones y
procesos, siendo considerado también un ámbito de pensamiento y
acción”. Por lo tanto, cabe deducir que la escuela es un medio complejo
ya que en ella interactúan múltiples variables que van desde la simple
infraestructura con todo que concierne a su implementación, el factor
social a través de cual se establece el sistema interrelacional, el proceso
educacional base del curriculo y una dinámica que pone en acción las
líneas programáticas que se han establecido para alcanzar los objetivos.

Desde un punto de vista más crítico en relación a los rasgos más


característicos del centro escolar como organización, Gairín,1987,
plantea varios puntos que deja en evidencia su falta de eficacia y que
responden de alguna manera a falencias generalizables al ámbito
educacional chileno de la actualidad.

a) Indefinición de metas. El centro escolar es una organización a la cual


la sociedad asigna la consecución de múltiples y diversos objetivos. Pero
además de la variedad, hay falta de priorización y una gran ambiguedad
en la enunciación de dichos objetivos. Todo lo cual, genera
incertidumbre en relación con las acciones a emprender, al rol que las
personas deben cumplir, y, por lo tanto, dificulta la evaluación del
proceso y del sistema.

b) Naturaleza de las metas. La pretensión educativa, esencial a un


centro escolar, contribuye a la identificación de metas porque afecta a
un ámbito (lo educativo) difícilmente categorizable y por esencia
complejo. Pero, además, la naturaleza de lo educativo exige el
mantenimiento de valores que atañen al modelo organizativo. Así, el
carácter no competitivo que define a la organización escolar conlleva
poco interés por innovar y un bajo nivel de investigación. Su naturaleza
“domesticada (no se selecciona a los clientes) y su “profesionalismo”
(alta preparación de los técnicos que deriva a un mayor deseo de
autonomía y de participación en la gestión).

c) Ambiguedad de tecnologías. La actividad educativa no puede


caracterizarse de manera óptima, depende de situaciones y
circunstancias que casi siempre derivan a la particularidad individual.
Todo ello implica la imposibilidad, por el momento, de tener tecnologías
que, aunque simples, permitan armonizar situaciones y clasificar
procesos organizativos
15

d) Falta de preparación técnica. La complejidad de la realidad escolar y


de la tarea educativa hace inviable la existencia de un modelo único de
profesor y, por lo tanto, de una caracterización real de sus actuaciones y
necesidades profesionales. Se precisa ante una realidad difusa, un
profesional que pueda desenvolverse en la ambiguedad, pero, que
también sobre ella pueda redefinir acciones y que tenga la suficiente
flexibilidad de adaptación. pero, además, el funcionamiento de la
organización escolar exige de otros técnicos no docentes y tiempo para
el propio proceso de organización.

e) Debilidad del sistema. El conjunto de factores mencionados permiten


caracterizar la escuela como una realidad débilmente estructurada. La
amplitud de la organización informal, contraposición de estructuras y
metas, indefinición de funciones, etc., contribuyen a establecer
relaciones sutiles y no necesariamente estables entre los diferentes
componentes del sistema.

f) Vulnerabilidad. La debilidad del sistema no sólo es debida a factores


internos, también obedece a la influencia externa. El carácter abierto de
la escuela frente al entorno le hace susceptible a los cambios del
ambiente.

Según Saez, 1985, la escuela se caracteriza en la actualidad por su


complejidad, la tendencia a la autonomía, creciente participación en la
organización y desarrollo de las actividades de sus integrantes, y
aumento de relaciones intra e interescolar.

Para respaldar lo anterior, plantea que la actual complejidad del centro


escolar, parece derivar, esencialmente, por:

a) Aumento de su dimensión, derivado de factores: sociológicos,


relacionados con la concentración de la población en ciudades,
migraciones campo-ciudad, otros; pedagógicos en cuanto a la
graduación y diversidad de la enseñanza, y otros, y económicos por
la concentración de recursos para el mejor aprovechamiento de los
mismos.

b) Diversificación de las instalaciones ya que, a las de clases se han


agregado: laboratorios, talleres, salas de medios audiovisuales,
espacios para reuniones, otros.

c) Variedad de las actividades que se desarrollan en el centro escolar


entre las que se cuentan, actividades escolares de clases,
extraescolares, de educación no formal, otras).
16

d) Eventual utilización por la comunidad de determinadas instalaciones


para reuniones y otras actividades.

e) Fenómenos de participación y aumento de relaciones.

La organización y funcionamiento de los centros creados en los nuevos


locales están previstos desde el momento que los poderes públicos
asumen la tarea de extender la educación a toda la población. Por lo
tanto, no sólo construyen los locales necesarios sino que se preocupan
de la situación en su globalidad, generalizando los contextos en un sólo
criterio.

Es así como, los centros escolares son, en su estructura y actuación,


prácticamente iguales entre sí. Esta uniformidad empieza a romperse
cuando se abre la polémica sobre los fines de la educación y se inicia el
ensayo de nuevos métodos pedagógicos.

Esto aspectos se empieza recién a visualizar el proceso de


diferenciación del centro escolar que se ha visto impulsado y acentuado
por la incidencia de fenómenos, como el de la tendencia a la
descentralización del sistema, la participación y el desplazamiento del
centro de gravedad de las relaciones del centro hacia la comunidad del
entorno.

Esta tendencia a la descentralización del sistema ha llevado a un


proceso de mayor autonomía de los centros, esto es, la facultad de un
centro para gobernarse y administrarse por sí mismo. Los límites de
esta autonomía se encuentran en las facultades que ejerce la
administración de todo el sistema educativo.

El incentivo a la participación ha de servir a la mejor identificación de los


intereses y los problemas relacionados con el centro. Este mejor
conocimiento facilitará un tratamiento más adecuado y su posible
solución. La colaboración en la búsqueda y logro de soluciones se
estimula con la participación.

Aunque la participación no alcance al plano de la toma de decisiones, es


importante como medio para influir en estas decisiones y lograr un
mayor compromiso de todas las acciones que con motivo de ellas se
adopten.

El centro escolar moderno caracteriza su perfil en el incremento de sus


relaciones con la comunidad. Importante es considerar los intereses y
17

necesidades de la comunidad para establecer los planes y acciones del


centro, tanto por lo que puede afectar a los alumnos, como por la
colaboración que se debe mantener entre el centro y la comunidad.
Los características del centro escolar actual demanda una organización y
administración más compleja. La administración, ya no podrá estar a
cargo sólo del director, sino que deberá contar con un conjunto de
personas o comisiones que lo apoyen o tomen con él las decisiones.

La participación estará concentrada entonces en una variedad de


comisiones algunas de carácter técnico, otras en las cuales predomine
más el elemento de la representatividad, o con ambas características.

Las comisiones pueden ser clasificadas, por su composición en


unipersonales y colegiadas, y por la función que desempeñen en:
directivas, de apoyo y consultivas.

La administración educativa se considera como “el conjunto de órganos


encargados de asegurar que se dé la enseñanza. La complejidad de
estos órganos depende de la complejidad del ámbito en que actúen:
sistema nacional de educación o sistema escuela” Soto, 1992.

Por esto la autora antes mencionada nos lleva a reflexionar sobre la


forma en que se debe abordar el momento educativo actual. Está claro
que se requiere la adopción de grandes e importantes decisiones a nivel
político. Estamos de acuerdo en que estas decisiones que, por la
envergadura alcanzada por los sistemas educativos, la cuantía de los
medios involucrados y sus repercusiones sociales, no pueden ser
dejados a la intuición o a la improvisación.

Lo planteado entonces, requiere de una administración que sepa


formular opciones responsables basadas en una información cierta,
producto de la utilización de métodos y conceptos analíticos y críticos
apropiados. Análisis que debe permitir con una garantía razonable de
certeza, el conocimiento de lo que sucede en el interior del sistema y la
apreciación de los resultados obtenidos tanto en él, como en su entorno.
Requieren igualmente, la utilización de una organización adecuada que
asegure un máximo de eficacia de los recursos disponibles.

El sistema social, el educativo y el escolar están íntimamente


relacionados pues comparecen las variable que conforman los procesos
y características del sistema social; su diferencia estriba en la mayor
relevancia que adquieren las variables específicas: la educación en
algunos casos y la educación institucional en otros.
18

La escuela recoge, por lo tanto, las especificaciones de los sistemas en


los que se enmarcan pero, además, incorpora las propias de la realidad
contextual en la que se encuentra. Permite todo ello hablar de
instituciones educativas diversificadas, aunque mantengan conexiones
en lo esencial.

La realidad contextual próxima y la legislación, como expresión de


contextos generales, constituyen presupuestos a través de los cuales se
ordena el sistema educativo y el sistema escolar. Los factores que
conforman el entorno escolar desde el punto de vista organizativo son,
consecuentemente, elementos de referencia imprescindibles a la hora de
realizar cualquier análisis.

Los hábitos y costumbres ejercitados en una determinada realidad


social, así como las normas jurídico-administrativas aplicables, son la
expresión operativa de la estructura social y política que conforma una
determinada sociedad.

Situados en un mismo entorno escolar, se puede observar


frecuentemente la diferencia de servicio que ofertan las diferentes
instituciones. Y es que en el funcionamiento de las escuelas interfieren,
aparte de los elementos externos citados, elementos internos que
contribuyen a conformar su especialidad. A este nivel son de destacar
las singularidades que provienen de la tipología del Centro y de su
peculiar estructura y funcionamiento.

Por tanto existen factores condicionantes de la organización escolar, más


allá de los genéricos como pueden ser el concepto de escuela que se
tenga y los principios de organizaciones que se quieran aplicar, las
características socio-económicas y culturales donde se ubica, la
estructura de la administración educativa correspondiente, la legislación
aplicable, la tipología del centro y su nivel de desarrollo organizativo.
Todo planteamiento institucional deberá partir de ellos y considerar las
particularidades que presentan.
19