Está en la página 1de 20
Ese humanismo esl resultado dela lure emai, de na acid ge sabe come caidas, conserva asa as cosas del ae aes Cee semid,asumela are de arbiary median mage dads purnente polices as de puta cabors vee satopuestos muios en varios aspectos, Como buanitas, ceo ievamos por enc de esos conflicts nie el bom. BASSE Eatadoy ol anata, como podemosclvarnos en ibertad a oe i las copecaidaces que todos debernosconoce!¥ Basse jemos var por encima de toda case de expeil a ee lincismon sempre gue aprendamos el modo de Beenes deco gusto con libertad este caso, sabce0s Ie onde on con tanta eur oy cen gue Pat 0 re ge tutor antigo es speradoestateo8 0c FRR. 8ECotnprender que, aunque todos los crtcos de Ple Secor tale weno, ne obrante Dat todavia puede se re a afia que cus cficor Ea cualquier sso, record Ree qc lo rntancs a primer pueblo que se woin la cu {rs en set emo fp hemos gootor— pera ‘SEES persona cul a que sabe como lege combatia See TES Ronrcs coe lx cons, entre ls ides anc en el fresete como ene pasado VIL, VERDAD Y POLITICA* 1 Et tema de estas reflexions et un lugar comin. Nadie ha dudado jams que a verdad y Ia politics nunea se evaron de Inasiado bien, y nadia, por la que yo sé, puso nunca la vera Ged entre lat virvudes politeas. Siempre se vio «lu meatira omo uaa hertamienta necesara yjusilicable no slo para la tividad de los politicos y lox demagogos sino tarnbign pars Iedel hombre de Estado. Por que? ¢Qué significa esto patale naturalezsy la dignidad del campo pabtco, por una parte, y parla natualens la dignidad de la verdad y de la veracidad, orice? gEstden la esenicia misma de la verdad ser impeten te, yen ls exencia misma del poder ser falaz? <¥ queé clase de tiene la verdad, i erimpatenteen el campo piblico, que Inds que ninguna otra exfera de Ia vida humane garanisa la Fealided dela existencia aun ser himano que nace Ymuere, ct Secir, a reres que se saben surgidos del no-sery que al cabo de tin breve lapeo desaparecersn en dl ova vez? Por timo, la ‘erdad lmpotente noes tan desdebable como el poder que be + Exe eyo nl de peta cntoveria sede a publi lin de Esha nose Se fade pone en Ct dos tes di ‘vn pete consncy dele gus no ome croc aes compere Surct encone since I primera erie unin dese Ex .gtine dnc een senna de Parsee, "yu mmr gue ig ne an de enter pu y cope slr hecho neo qe fob, por cre aw Deut tltstnce gcurarn order anon avon Tambien pores ‘como smo Gein que cee sou un tema my pico xan eet beche dasene soc lpweado' a aur, qt wer ms dg Hlcuerepetrrtune bee ct presta stencién a la verdad? Estas preguntas son incémodas pero nacen, por fuerza, de nuestesactuses conviceiones en “La. otorge ese Ingar comin su muy alta verosimiioud todavia e puede resumir con ol antiguo adagi Iatino Fie su a, of pereat mundus, «Que se haps jsticia ¥ deseperezca el undo». Aparte de su probable creador (Fernando I sucesor ‘de Carlos V), que lo profiris en ol siglo x0, nadie lo ha usado ‘Sno como ina pregunta retsriea:¢se debe hacer justia eve {do ertd en fuego ls supervivencia del manda? El snico gran ppensador que se atrevié 2 abordar el mecllo del ema fue Lm Ianuel Kant, quien osadamente explicé que exe edicho pro ‘verbial. significa, en palabras lana: "la fusticia debe preva Tecer, aunque todos los pfearos del mundo. deban morir en consecuencia"». Ye que los hombres no pueden toerar la vida ten un mundo privedo por completo de jurci, ese wderecho bbumano ae ha de considersrsaprado, sin tomar en cuenta lor sacrifcios que ello exia de las autoridades establesdas. sin tomar en cuenta sus posibles consecuencias fisicas' gPevo no cs absurds esa respucsta? vAcat la preocupacion por la exis: fencia no est antes que cualquier otra cota, antes que coal dvier vitad 0 cualquier princlpio? 2No es evidente que sl ‘mundo —inico espacio ene] que pueden manifestarse— esté en pelisio, se convierien en simples qulmeras? zAcaso no est ‘ban eno cierto en a siglo xvit cuando, easl con snanimidad, declaraban que toda comunidad estaba obligeds s reconocer, ‘segin as palabras de Spinoza, que no hebia «ningun ley mas alte que la seguridad de [su] propio ambito»? Sin duds, cua ‘Guler principio crascendente la mera existencia se puede po ‘er en lugar de la jarii,ysi ponemos sla verdad en ese stig “Fiat veritas et perect mundus, el antiguo adagio suena mas ‘ezonable. Si entendemes la accién poles en teuminos de una fstegorla medioscfin, incluso podemos llegar a la eonclasin Slo en apariencia paradéjiea de que la mentira puede rereir fin de establecer © protege las condiciones para la bdsqueds dela verdad, como senialo hace dempo Hobbes, cuya ogica in ‘canseble nunca fracaa cuando debe evar sus argumentos hs ta extremos en lor que su carictersbrurdo re vuelve obvio” eee ee eee bien pueden merecer Is consideracin de herramientas telat vamente inocuas ene asenal de a accién politica Sise reconsidera el entiguo dicho latino, resulta un tno sorprendente que el sacrifiio de a verdad en suas dela super vivencia del mundo se considere mis fitl que el szerifiio de ‘ualguier otro principio ovirtad. Mientras podemoe negarnos incluso « plancear la pregunta des la vids seria digna de ser vivida en un mundo privado de ideas como justiciaylibestad, Curiosumente no es posible hacer lo mismo con respecio als Idea de verdad, al parecer mich ments politica, Esti en ue. ‘90 Ia supervivencia la petseverancia en Ia exietenci (it tuo fe perscoerere),y nngin mundo homano destinade a supe faral breve lapso de a vida de sus mortales habitantes pods sobrevisic jams silos hambres se iegan a hacer lo que He ‘doo fue el primero en asumie conscientemente: Neyo Sévra, decir lo que existe. Ninguna permenencist ninguna persevevancia en el exist, puede comcebisesiquler in hor bres deseosos ce dar testimonto de lo que existe eles me. fa porque existe, ‘Us historia del conflicto entre I verdad y la politic es an ‘igus y comple, y nada e panera con una simplifieacén o una Sdenuncia moral Alo largo dela histora, los que burean 9 di fen la verdad fueron conscentes de los slesgos de st tarea, fen la media en que no interferian en el curso del mundo, se ‘clan cubiertos por el ridieuo, pero corti peligro de muerte el {qu foreaba sus conciudadans a tomailaen serio cuando in tentaba libetarlos dea falsedad y la usin, porque, como dice Platén en la tkima frase desu alegoria de le cavetne, cto Io matarlan, si pudierantenerio en sus menof..?>, El conflicto platénieo entre el que dice Ia verdad § Toe chudadanoy no se puede explicar con al adagio latino ni con ninguna de la eo Flas posteiores que, implicta o expliiamente, fustiican Ia ‘lentiray ots tranogresones sila supervivenca dela ciudad (ti en juego. En el telato de Platén no se menciona ningin ‘enemigo; a mayora vis pacificamente ens cuevs, en muta ‘compan, como mesos expectacores de imagenes sin entrar fen accién') por consiguient sin ninguna smenaza, Loe mie bos de esa comunidad no tenfan motives pasa consicerar gue Pree ca ane Conmunidad no tenfen snotives pare consiclerar cass to no explica el amor perverso que sentian por Ia impostara J la falecded. Si pudiérames enizentarlo con alguno de sus ‘ cateiorescoftages en el campo dela filosolis politica —con Picbbes, que sostenia que solo sal verdad, no oponiendose « iniogia benefice ni places bumano, es bienvenida por todos {or homabrese, und afirmacign obvie que, no obsante, le pare (35 dea sulcicne imporrancia como para terminar con ella 3 Lessa, podia estar de acuerdo acerca del beneficio y del ‘laces, perono con le fismacton de que no exstia ningun cla Eiigc vesdad bienvenida por todos los hombres. Hobbes, pero fo Blatén, se consolab con la existencia de una verdad inife- Toate, con stemasy por los que los hombres nose preocupan, ‘orejanplo la verdad matemstcs, la docerina de as liness yas [gurasr, que no interiere en la ambicén, el benetcio ol pa Hi humane», Y sontinds Hobbes: «Pues no pongo en duds jue, de habetse opuesta al derecho de dominio de cualquier fetibte. o al interés de los dominadoses, la doctrine seg Ie oul Jo ces ingulos de un tkiagulo deben ser iguales x dos én flor de un cusdrade hubiera sido no ya disputed, sno supr its de ene y quemados todos low Ubros de geometia en la me- ‘ida del podes de aquel = qulen iceresara or fupuesto que existe una diferencia decisiva entre ol axioma matemitice de Hobbes y la norma verdadere para ls ‘Conducts humana gue, 2 considers lflésofo Paton tajo de Sein al mundo de las idea, aunque el guieg, convencido de ‘gue la vecdad matemdtica abst los ojos de la mente a todas as ‘Titgades, no ere consciente de ello El ejemplo de Hobbes nos yunece més o menos iofensivos estamos inelinados a asomir rela mente hutmana siempre rerdcapaz de reproducitaxio: ‘hs como el que dice que los ues éngulos de un tnguo su lan dos angles ectom, y coneluiznes que quemar todos los > Iivos de geomeccia no tendris un efecto radical. El peligro se tia suche mayor con rxpecta alas afiemaciones cienfcas de Bber tenido le historia un gio distinto, todo cl desarrollo Glentiico modetno desde Gableo « Einstein podria no haberse Groducico. Por cierto que la verdad més vulnerable de este {po sean esos mérodos de pensamiento muy diferenciados y Hempre tinicos de lo que la doctrine de las idessplatnica SEP tans navahle- oor las aue los hombres, desde Gs pos ineemoriales ataron de pensar con racionalidad mis als ieee mites del congcimiento bumano. Tis gpoca moderna, que cree que Ia verdad no esté dada 0} revelade'sino que es pooducida por Ia mente humans, desde [baie aigné verdades maremsties,cieqficas yfilossticas 3 Iv epectescomunes de verdad de eaz6njdistinta de Ia verdad EE AiEha factual, Usaré esta ditineién por matvos de com ‘Telenci, sin siseuir su legitimidad iteinseca, Con el deseo ‘Bldsucubris el dano que puede hacer el poder politico a lave. ded. micamos hacia cstos asuntos por causas polities als que filctapens y- por tanto, podemoe no preguntarnos qué es Is ends y contenternoe con tomar [a palabra en el sentido en [els geate ls sucle entender Si pensimos en verdades de he Shs En verdades tan modestas como el papel que durance In {eolucion Rusa evo un hornbe lamade Teosld, que 0 abs wee co ningin libro de historia svietico—, de inmediato ad. ‘Srtimor que son mucho més vanerables que todos ls tos UBouardad de razén tomadas cn conjunto, Ademés, ya que los SES tos scontecimientos —el producto invariable de los rupor de hombres que viven actan Juntos— constituyen le ‘Eikita minma del campo poiticn, es claro que lo que mis seitteresssquices Ia verdad factol El domino (para usa lama palabra que Hobbes), al atacar la verdad etcional, exce “Jesu campo, por asl decir, en tanto que da batalla en su pro ‘io terreno Cuando falifics los hechos o esparce la calumia Bi ponbidades de que Ia verdad facual obrevivs a Incr ‘bend Feros del poder som muy escasas siempre core el pel BSc que la arzjen del mundo no sélo por un periodo sino eStencalmente pare siempre, Los hecho y los acontecimien roeson cosa tlucho mis feégiles que los axiomas, descubr ‘Rlentow o teorias aun lis d@ mayor arojo expecalativo— rodvedos por la sente humana; se producen en el campo de Tos asunes sempre cambiantes de los hombres, en euye flujo Ao May nade inde permanente que la presuntamente relative Penmapenca de la estructura de la mente humana Une vez Periidoe, ningun esfuetvo racional puede devolvrios. Quist [i posibiidades de que las mateméccas euclcianaso la teoria (Se EStelatidad de Einstein —y menos ain a filsota plata SE [2ttprodujeren a tiempo s sus autores no hubjesen pod do tansmitslas «Ia posteridad tampoco sean muy buenss, pero aun ai ton mucho mejores que ies posibilidades de que tin hecho de imporeancia, ovidado o, can més probabilided, Geformedo, se velva-a deseubrir agin di, 2 Aunque las verdades polticamente més importante son lt verdades de hecho, conflict ene verdad y palit se pla 158, arculé por primers ves con sepecte a avd poken {Eo opumto dun uli sucionalment verdadero cx a eror la ignorant, come pasa en iat cencas/o la usin y opinion, tomo oust ca i lost La fala delivered, la tents ita, dsgnpea suppl sien cape dele pc bet ‘os seca sgnfcntv,o mis bien cra, que ene {bate sobre cl antapeniato cote verdad y polite, desde Pe {Sn hasta Hobbes, nae al parecer jada crpera que lena ‘xgnisda, al como Ie conocenot hoy en dn peda ser tn fina sdectada contra verdad. En Platon el qe dee Inver dad pone su vids en peligro, yen Hobbes, gu ynlo ha conver. tide en autor, ecbe la amentea de quae ss iors; a para rmendacidad a0 ex ona seid. Elson ignorant, is que 'mensroso,ecupan el peasamiento de Paton, cuando ‘Stable la dninetn enue enor y mentier=ves dec, entte ‘ejeoSorinvolanaioy wataion~ ssa stems que Senicho nis dro cons personas ug eae cerucean en aig oranda ental» que conlorentisesee? Seria porque lames ts orsaniads que domina el campo publica, a lerece dela Inet prada que procbn soe ens propo dominio. ose conocla? También podem pregurtarnos oan algun? felecin con el hecho stombroro de que, cnceprundo el zon tismo,ainguna de as prandesteligonesinchuyers la montta emo tal, tina de sda fal tesimonion en su etdloge de pectdosgiaves, Slo con el sugimiento de In moral puna, Sue cinciis con el nacimieno dele tie Sepa aye | Prowse debiategurarse en erceno fume dela vereelded 9 {tediidad absoltas de cada cenlic, as mendaspasten «| eee s Sea como sea en tépminos histéricas, el conflcto enue ver ded y pollica surgis de dos modos de vida diamerralmente ‘puesto a vide del lésoto, como la entendison primero Pas ‘énides y después Plat, la vida de los iudadanos. A la ‘Sempre cambiantes opiniones ciadadanas acerca de low afunton Jnumanes, que asu vee estaban en un estado de fue eoostante, lflosofa opuso la veidad acerca de las cotas que, por #4 ro- pia naturaleza ern pesmanentss, de las que portato Se bo ian dervar loa principio adecusdos para extalizar lo aun tos humanos, En consecuenca, ls enttesis de In verdad era la Slmple opi, que se iguslaba can la usin y esta mengue de Ia opiida fue lo que dio al conficto su intensidad polite, por. ‘quela opinin y no la verdad ext entre los prerrequlsto indi ‘Denetbles de todo poder. Todos lor gobietnor descansan en pina, deta James Madison, ynisiquiera el gobernante mis sutocratico 6 ttano poditallesat junds al poder, y menos aun ‘onserverlo, snl apoyo de quienes ruviran una mentalidad se Imejante. Por la misma causa, cuando on Ia exfera de los apuntoe Jnumanos se reclama une verdad absolut, cuya valde no nece sits apoyo dal lado dele opini6n, ess demande impacea en las Fafces mismas de todas las paliiss y de todos los gobiesnes. Ente antagonismo entre verdad yopinin se ve meor elaborado en Platén Gobre todo en Gorgias) como el antagonsmo entre a ‘oemunicacin bajo la forme de y una deberta estar por encima de las necesidades Se un cuerpe morta, el juicio soeritico no es verdadero ‘Muchas veces se sefilaton las decastroras consecuencias que ‘pata cuslguier grupo tends el hecho de empezar a seguir, coo {oda seridad, loe proveptos éicos desivados del hombre en gular ya sean soctiticos, platGnicor 0 enatianos. Mucho an tes de que Maquiavelo secomendara proteger el capo pall: ‘co delat principio paros de laf cistana (las que seniegan a hhecer eal permisen a oe malvados no ert entre los hombres sino por encima de ellos y ninguna de esas cosas es ders de Iamoderna o antigua aceptacan dela verdad, sobre todo dela complement dirtino Me Esta tansfoumacin de uo jicio resto oespeculativa en verdad ejemplar ue ranaforzncién del que slo e cape Infos moral— es na experiencia limite paral fof al teabecer am ejemplo yspersunci» ala gente sla nic for ‘a en que pusde hacerlo, empieas «actus. Hoy, cuando cas ‘ing sto fone, por sted que sa, tomar leew {ante en serio como pata qe pones en peligro lava del fs ‘ofp, aun ena rats oportunidad de conBemar eo politica ina ‘verdad flora ba desaparecida, Sin embargo, en nucsto ‘omterto es importante tener en cienia que tl pesblided Sste parse que dice In verdad de azn, pero no existe en ‘ingina cteunstanca paral que dice la verdad facts queen {ce como en otos teas, esd en peor stuacion que ates. No ‘tle lon juicios objetives no conichen principlos for oe cuales los hombres puedan actuar, y que por consiguiente sesulten tranifievor en el mundo, su contenido mismo se tesste a este fipa de verificacién. Alguien que dicela verdad de hecho, en el Improbable caso de que quisiera sporar sa vida por un acon: {ecimiento particular, cometeris una especie de eror. Lo que (Quedaria manifesta en su acca cera uvaloro quad suroru- es, pero no la verdad de lo que tenia que decir ni armpoco su propia crediblided.