Está en la página 1de 20
PAG. on ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO ‘TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA SALA DE SAN JUAN \VIVAS CASADO, TAMOA A cASO:x PE2015-1402 ‘DEMANDANTE SALON:0903 vs. ELA DE PR PROCEDINIENTOS ESPECIALES DEMANDADO INJUNCTION - CLASICO CAUSAL/DELITO LIC. JUAN GARCIA CLAUDIA A. Bo BOX 9020192 SAN JUAN, PR 00902-0192 NOTIFICACION DE SENTENCIA EL SECRETARIO QUE SUSCRIBE NOTIFICA A USTED QUE ESTE TRIBUNAL HA DICTADO SENTENCIA EN EL CASO DE EPIGRAFE CON FECHA 10 DE AGOSTO DE 2015, QUE HA SIDO DEBIDAMENTE REGISTRADA ¥ ARCHIVADA EN LOS AUTOS DE ESTE CASO, DONDE PODRA USTED ENTERARSE DETALLADAMENTE DE LOS TERMINOS DZ LA MISMA. ¥, STENDO © REPRESENTANDO USTED LA PARTE PERJUDICADA POR LA SENTENCIA, DE LA CUAL PUEDE ESTABLECERSE RECURSO DE APELACION, DIRIGO A USTED ESTA NOTIFICACION, HABIENDO ARCHIVADO EN LOS AUTOS DE ESTE CASO COPIA DE ELLA CON FECHA DE 13 DE AGOSTO DE 2015 LOZADA RODRIGUEZ SONIMAR BO BOX 13885 SAN JUAN, PR 00908-3885 EN SAN JUAN, PUERTO RICO, A 13 DE AGOSTO DB 2015. GRISELDA RODRIGUEZ COLLADO SECRETARIO POR: MILDRED FRANCO REVENTOS 0.A.7.704-NOTIPICACION DE SENTENCIA ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA SALA SUPERIOR DE SAN JUAN TAMOA A. VIVAS CASADO, ET ALS; | CIVIL NUI Demandantes PE2015-1402 (903) SOBRE: Injunction, Sentencia ve Declaratoria. Hon. Rafael Roman Meléndez, DEPARTAMENTO DE EDUCACION DE PUERTO RICO, ET ALS; Demandados SENTENCIA L El 22 de abril de 2015 se_presenté una demanda de injunction preliminar y permanente, al amparo de la Regla 57 de Procedimiento Civil, 32 LPRA Ap. V, R.57 y lento Civil, 32 LPRA Secs. 3521-3524. Enta cesion de un interdicto preliminar y permanente para impedirle al codemandado Secretario del Departamento de Educacién de Puerto Rico los Articulos 675-678 del Cédigo de Enjuicia (Secretario de Educacién) que acttie en exceso de las facultades conferidas en la Ley 149-1999, segin enmendada, conocida como la Ley Organica para el Departamento de Educacién Publica de Puerto Rico, 3 LPRA Sec. 143a ef seq y, a estos fines, se declare nula la Carta Circular #19-2014-2015. La parte demandante solicité, ademés, que declaremos mediante Sentencia Declaratoria que el medio elegido por el legistador para integrar la equidad de género en los curriculos de ensefianza, segtin establecido por la Ley 108-2006, 3 LPRA Sec. 145t, fue a través de los ofrecimientos académicos regulares, o integrandolo a los programas académicos y otras modalidades educativas, segin surge de su texto, Solicité que deciaremos que el Secretario de Educacién no puede incorporar la ensefanza de temas relacionados a la aceptacién de multiplicidad de conductas sexuales, “orientaciones sexuales’ “identidades de género” y sus manifestaciones, a través de la “perspectiva de género” en los curriculos de ensefianza, sin legislacién especifica que asi lo autorice, y tomando las provisiones necesarias para evitar violentar los derechos fundamentales de los padres Demandantes. Los demandantes presuntamente son todos padres 0 encargados de nifios matriculados actualmente en escuelas putblicas del pais. La parte demandada se compone del Departamento de Educacién de Puerto Rico, representado por su Secretario, el Hon. Rafael Roman Meléndez y de! Estado Libre Asociado de Puerto Rico, representado por su Secretario de Justicia, el Hon. César Miranda (en adelante ambos se identificardin como el ELA) En sintesis, la parte demandante argumenté que el Secretario de Educacion, actuando fuera de la autoridad legal conferida en su Ley Orgénica, emitié fa Carta Circular #19-2014-2015 sobre “Politica Publica sobre la Equidad de Género y su Integracién al Curriculo del Departamento de Educacién de Puerto Rico como Instrumento para Promover la Dignidad del Ser Humano y la Igualdad de Todos y Todas ante la Ley” (en adelante Carta Circular #19), la cual presuntamente impulsd Propaganda de conductas sexuales dentro de los curriculos de ensefanza atentando asi contra los derechos de los demandantes y sus hijos. Afirmé que la r Circular #19, lejos de promover la proteccién de los nifios frente a la violencia doméstica, introducird en las aulas escolares un discurso de tematica sexual, utilizando como Ti erspectiva de género. Arguyé que todo esto les ha causado dafos oe ireparables mientras violenta las mas fundamentales politicas publicas en el campo del A @s08 efectos, la parte demandante alegé que su legitimacién activa surge del interés legitimo y apremiante que los padres tienen sobre la educacién que reciben sus ninos en las escuelas publicas del Pais. Asi como que la actuacién aqui impugnada les Pone en riesgo de sufrir dafio por violacién @ derechos que surgen de la patria Potestad, los cuales son de rango constitucional. I Los hechos que dieron génesis a este caso surgieron cuando el 25 de febrero de 2018, el Secretario del Educacién emitié la Carta Circular #19 la cual deciaré como Politica publica el promover la equidad de género, segtin definida y establecida en la Ley 149-1999, supra. A esos efectos, la parte demandante inst6 la presente demanda y argument6 que, mediante la referida Carta Circular #19, el Secretario de Educacién descart6 la voluntad legislativa para aplicar su propio criterio, actuando contrario a lo dispuesto en la Ley 149-1999, supra, y en exceso de la facultad conferida. Manifesté que la Carta Circular #19, contrario a lo autorizado en la ley, impone la “perspectiva de género” como medio para alcanzar la equidad de género y amplia la intencién original de la ley. Por lo cual, la actuacién dei Secretario de Educacién es “ultra vires” y nula. Los demandantes manifestaron que ciertamente la Ley 149-1999, supra, faculta al Secretario a establecer un curriculo de ensefianza para promover la equidad de género Y proteger a los nifios de los efectos de la violencia doméstica. No obstante, argumentaron que la intencién legislativa sobre este asunto es clara, pues cuando el legislador aprobé la Ley 108-2006, supra, no solo implements el curriculo de equidad de género para proteger a los nifios, sino que incluyé en su texto la forma y manera de cumplir con el fin. Afirmaron que el legistador no dejé ta eleccién del medio al Secretario de Educacién; sino que formulé expresamente en el texto de la Ley el promover la equidad. Finalmente, solicitaron que le ordenemos al Secretario interpretar y respetar la voluntad legislativa y que declaremos nula e inefectiva la Carta Circular #19 del Departamento de Educacién. El 29 de abril de 2015, el ELA present6 una mocién de desestimaci6n. En sintesis, argument6 que la solicitud de la parte demandante constituye claramente una violacién de poderes, pues pretende disponer el alcance de lo que puede incorporarse 0 no a la ensefianza de las escuelas piblicas del Pais, haciendo referencia a diversos temas que ni siquiera son mencionados en la Carta Circular #19. Afirmé que la actuacién del Secretario de Educacién al emitir la Carta Circular #19 es una amparada en las legislaciones aplicables. Asimismo, argumenté que procede la desestimacién con perjuicio de la demanda Porque la parte demandante carece de legitimacién activa para incoar la accién ya que un dafio generalizado que se comparta con el resto de fa ciudadania, como el alegado Por esta, impide la configuracin de legitimacién activa para promover el pleito. Afiadié ue surge de la demanda que la parte demandante no ha sufrido dafos reales y palpables, sino meros dafos especulativos, por Io que no estamos ante una Controversia real que requiera nuestra intervencién. Manifesto que la demanda supone que la Carta Circular #19 por si sola establece un curriculo de ensefianza que irfa en detrimento de todos los nifios. No obstante, puntualizé que el curriculo de equidad por género que actualmente se disefia en coordinacién con otras agencias instrumentales de gobierno, asi como con representantes de diferentes grupos, no estard vinculado a la educacién en salud sexual. Afirmé que la educacién en salud sexual esta regida por la Carta Circular 15- 2011-2012, la cual no se altera de ninguna manera por la Carta Circular #19. Argumenté que la parte demandante no ha demostrado un dajio real o palpable en su demanda, pues no ha establecido un nexo causal entre el cémo informar el plan de accién establecido en la Carta Circular #19 por si solo constituye un dato, asi como cual seria el efecto de decretar la nulidad de la referida carta. A esos efectos, la parte demandada arguyé que la parte demandante parece desconocer el alcance de la Carta Circular cuyo propésito es dar a conocer a sus empleados, funcionarios y a la comunidad docente en general cémo se implementard su politica publica mediante ios mecanismos en ella establecidos, los cuales no hen sido cuestionados por la parte Gemandante. Concluyé que, al no existir un dafio conereto, los demandantes carecen de legitimacién activa; por lo cual, dectarar con lugar la presente solicitud seria emitir una opinién consuttiva. De igual manera, alegé que la controversia no esté madura al no existir un dafio Concreto que tenga que dilucidarse por un tribunal. Ademds, manifesté que el recurso Solicitado no cumple con los requisitos para la expedicién del injunction porque la actuacion del Secretario de Educacién al emitir la Certa Circular es una autorizada por ley, y conceder el reclamo de la parte demandante supondria intervenir indebidamente Con sus funciones en violacién de la doctrina de separacién de poderes impuesta constitucionalmente. EI 30 de abril de 2015 se celebré la vista de interdicto preliminar’. Iniciados los Procedimientos, las partes argumentaron sus respectivas contenciones en relacién a la > Cabe sefialar, que el 23 de abril de 2018, la jueza a la que se le asigné el caso, Hon. Aileen ‘Navas Auger, se inhibié motu proprio de continuar con los procedimientos del caso al amparo de la Regia 68.1 6) de Procecimiento Civil, supra, R. 63.1. A esos efactos, ae le refrié el caso a su jee pareja, el Hon. Angel R. Pagén Ocasio para la continuidad de los procedimiontos, No obstante, coc mismo dia, et Hon. Pagén Ocasio emitio una Resolucién en la cual se inhibié motu proprio de intervenir en ef mismo. En vista de lo anterior, el caso fue referido al entonces Juoz Admninrctedty Regional, Hon. José Ramirez Liuch, 4.0.p.¢., para que determinara el tramite procesal a seguir. Solicitud del interdicto preliminar. La parte demandante desistié sin perjuicio de la Solicitud del interdicto preliminar, debido a que la parte demandada le informé que atin po se habia culminado el proceso de preparacién del curriculo relacionado con la Solicitud de este caso. De manera que ante la inexistencia, al momento de celebrada la vista, del curriculo objeto de controversia y en consideracién a que el mismo no seria implementado hasta el proximo afio escolar a comenzar en agosto 2015, la parte fae desistié de su solicitud de interdicto preliminar. En vista de lo manifestado por la parte demandante, el Tribunal emitid una Resolucién dando a dicha parte por desistida sin perjuicio de la solicitud del interdicto Preliminar. Conforme a dicha determinacién, subsiste en el caso de autos la causa de accién de Sentencia Declaratoria, que segin formulada en la Demanda, cuestiona la Carta Circular #19 emitida por el Secretario de Educacién y la solicitud de injunction permanente, la cual requiere para su expedicién que la parte demandante haya Prevalecido en los méritos de su reclamacién. Dicha controversia, que ambas partes consignaron era una de estricto derecho la cual se circunscribe a la Carta Circular #19, @s la que esté ante nuestra consideracién. La parte demandada expresé que su solicitud de desestimacién discute todas las controversias juridicas planteadas en la demanda, por lo que esta podria acogerse como una mocién de sentencia sumaria de la totalidad del recurso, incluyendo la sentencia declaratoria. EI Tribunal le concedié a la parte demandante hasta e! 29 de mayo de 2015 para presentar su oposicién a la mocidn de desestimacién y hasta el 12 de junio de 2015 a 'a parte demandada para presentar su réplica. La parte demandante tendria hasta el 19 de junio de 2015 para presentar su duplica. EI 29 de mayo de 2015, la parte demandante presenté “Mocién en oposicién a desestimacién y en solicitud de que se dicte Sentencia Declaratoria e Injunction”. En sintesi » argumenté que la controversia que resta por dilucidar mediante sentencia declaratoria es si las actuaciones del Secretario de Educacién al emitir la Carta Circular #19 fueron ultra vires y por lo tanto, nulas. 124 de abril de 2015, el Hon. José J. Ramirez Lluch emitié una Resolucién en la cual asignd. cl presente caso a nuestro salén de sesiones y ordend conver el mismo, instado iniciaimente de forma electrénica en el Sistema Uniicaio de Manejo y Administracién de Casos (SUMAC), 2 un expediente fisico bajo el numero de caso K PE2015-1402 El 12 de junio de 2015, el ELA presenté “Réplica a ‘Mocién en oposicién a desestimacién”. En sintesis, reiterd los argumentos presentados en la mocién de desestimacisn. El 19 de junio de 2015, la parte demandante present6 una “Diplica” al escrito presentado por el ELA. Evaluada la argumentacién de las partes, tanto en la vista celebrada como en los escritos radicados y a la luz del derecho aplicable, estamos en posicién de resolver. mM. HECHOS QUE NO ESTAN EN CONTROVERSIA J Los demandantes son todos padres o encargados de nifios matriculados actualmente en escuelas puiblicas del pais. 2. La Ley Num. 108 de 26 de mayo de 2006 enmendé la Ley 149 del 1999 (conocida como la Ley Organica del Departamento de Educacién de Puerto Rico), segdn 7 enmendada, para imponerle la obligacion al Departamento de Educacién de diseriar © implementar un curriculo dirigido a promover la equidad por género y la Prevencién de la violencia doméstica a través de los ofrecimientos académicos regulares, 0 integrandolos a los programas académicos y otras modalidades educativas. 3. El 25 de febrero de 2015, el Secretario de Educacién emitié la Carta Circular Nim. 19-2014-2015 sobre “Politica Publica sobre la Equidad de Género y su Integracién al Curriculo del Departamento de Educacién de Puerto Rico como Instrumento para Promover la Dignidad del Ser Humano. y la Iqualdad de Todos y Todas ante la Ley’, la cual declaré como politica publica el Promover la equidad de género, seguin definida y establecida en la Ley 149-1999, conocida como la “Ley Organica del Departamento de Educacién de Puerto Rico”, segin enmendada, supra. 4. El 22 de abril de 2015, la parte demandante cuestioné la validez legal de la referida Carta Circular #19 asi como la facultad del Secretario de Educacién para emitiria, 5. Al presente, la Carta Circular #19 no se ha declarado nula por ningin tribunal competente, por lo que es valida. Asi como tampoco se ha declarado invalida la actuacion del Secretario de Educacién. La controversia a ser dilucidada por este Tribunal, segin manifestado por la Parte demandante, es que determinemos si el Secretario de Educacién actué en contra ylo se excedié de lo autorizado en la Ley 149 y Ley 108 al emitir la Carta Circular #19, €n cuyo caso estariamos ante una actuacién ultra vires y por lo tanto, nula. Vv. CONCLUSIONES DE DERECHO AL Sentencia Sumaria La sentencia sumaria es un mecanismo extraordinario y discrecional que procede cuando la parte promovente le demuestra al tribunal que el juicio en su fondo es innecesario. Abrams Rivera v. E.LA,, D.T.O.P. y Otros, 178 DPR 914 (2010); Ramos Pérez v. Univision, 178 DPR 200 (2010). Procede dictar sentencia sumaria cuando el Promovente ha establecido su derecho con claridad y ha quedado demostrado que la Parte promovida no tiene derecho alguno bajo cualquier circunstancia discernible de las alegaciones que no hayan sido refutadas. Garcia Rivera v. Enriquez Marin, 153 DPR 328 (2001). Dicho mecanismo se encuentra regulado por la Regla 36 de Procedimiento Civil de 2009, 32 LPRA Ap. V R. 36. La Regla 36.1 de Procedimiento Civil, supra R. 36.1, establece que una mocién de sentencia sumaria debe estar fundada en declaraciones juradas, 0 en aquella evidencia que demuestre la inexistencia de una controversia sustancial de hechos esenciales y pertinentes. Podra dictarse sentencia sumatia cuando no exista ninguna controversia real sobre los hechos materiales y esenciales del caso, ya sea sobre la totalidad 0 cualquier parte de la reclamacion solicitada. Sucn. Maldonado v. Sucn. Maldonado, 166 DPR 154, 184 (2008). Sobre este particular, el Tribunal Supremo ha sefalado que, la parte que solicita la sentencia sumaria en un pleito “esta en la obligacién de demostrar, fuera de toda duda, la inexistencia de una controversia real sobre todo hecho pertinente que a la luz gel derecho sustantivo determinaria una sentencia a su favor como cuestin de le (Subrayado nuestro). Rivera, et al. v. Superior Pkg., Inc., et al., 182 DPR 115, 133 (1992) El Tribunal Supremo de Puerto Rico ha reiterado la norma de que la sentencia sumaria es un mecanismo procesal discrecional, extraordinario: {Slabido es que Unicamente procede que se dicte sentencia sumaria cuando de los documentos no refutados, esto es, de las alegaciones, declaraciones juradas, deposiciones, contestaciones a interrogatorios, admisiones u otros documentos complementarios, surge que no existe una controversia real 0 sustancial de hecho material alguno, y como cuestion de derecho procede dictarse. Santiago v. Rios, 156 DPR 181, 182 (2002). Ademds, véase Pepsi Cola v. Mun. de Cidra, 186 DPR 713, 756 (2012); Mejias Montalvo et al v. Carrasquillo Martinez, et al, 185 DPR 288 (2012) EI propésito cardinal de la regla sobre la sentencia dictada sumariamente es Promover una solucién justa, rapida y econémica de la litigacién cuando no exista una genuina controversia de hechos. Nieves Diaz v. Gonzélez Massas, 178 DPR 820, 847 (2010); ELA. v. Cole Vazquez, 164 DPR 608 (2005). Aldictar sentencia sumaria los tribunales deberdn: (1) analizar los documentos que acompajian la mocién solicitando sentencia sumaria, los documentos incluidos con ta mocién en oposicién y aquellos que obren en el expediente del tribunal; y (2) determinar si_el oponente controvirtié aigiin hecro material o si hay alegaciones de la demanda que no han sido controvertidas o refutadas en forma alguna por los documentos. Vera Morales v. Bravo Col6n, supra. Véase PFZ Properties v. General Accident, 136 DPR 881 (1994). Unicamente debe ser dictada una sentencia sumaria en casos claros, cuando el Tribunal tenga ante si la verdad sobre todos los hechos materiales y pertinentes. Corp. Presiding Bishop v. Purcell, 117 DPR 714 (1986). B. Injunction La Regla $7 de Procedimiento Civil, supra, R. 57 y el Cédigo de Enjuiciamiento , supra, regulan el recurso extraordinario del injunction en nuestro ordenamiento. En particular, fa Regia 57 de Procedimiento Civil, supra, establece la existencia de tres modalidades de injunction, a saber: (a) el entredicho provisional, (b) el injunction Preliminar y (c) el injunction permanente La Regla 67.3 de Procedimiento Civil, supra, R. 7.3, prescribe que para expedir una orden de entredicho provisional 0 injunction preliminar, el Tribunal deberd Considerar los siguientes criterios: (a) la naturaleza del dafio a que estA exouesto la Parte peticionaria; (b) la irreparabilidad del dafio o la inexistencia de un remedio adecuado en ley; (0) la probabilidad de que la parte promovente prevalezea: (d) la Probabilidad de que la causa se tome académica; (e) el impacto sobre el interés puiblico del remedio que se solicita, y (f) la diligencia y buena fe con que ha obrado la parte Peticionaria. Véase, Misién Ind. PR. v. J.P. y A.AA., 142 DPR 656, 679-680 (1997). En Puerto Rico, el interdicto es el instrumento mas eficaz para vindicar los Gerechos protegidos por nuestra Constitucién. Pedraza Rivera v. Collazo Collazo, 108 DPR 272, 276 (1979). Este remedio provisional se emite en cualquier momento de un pleito, después de celebrada una vista en la que las partes hayan presentado prueba €n apoyo y en oposicién de tal solicitud. Mun. de Ponce v. Gobernador, 136 DPR 776, 784 (1994). Su propésito fundamental es mantener el status quo hasta tanto se celebre un juicio en los méritos para adjudicar la controversia en cuestién. Asoc. Vee. Villa Caparra v. Asoc. Fom. Educative, 173 DPR 304, 316 (2008). Con la expedicién de una orden de injunction preliminar, sea para requerir 0 prohibir un acto, se evita que la Conducta del demandado produzca una situacién que pueda convertir en acacémica los reclamos del demandante, y por ende, la sentencia que en su dia se dicte. id. El recurso de injunction es de caracter discrecional. El peso de la prueba recaera Sobre la parte promovente, quien tendra la obligacién de demostrar al tribunal la ausencia de un remedio adecuado en ley, que es aquel que puede ser otorgado en una accion de dafios, una criminal o cualquier otra disponible. Pérez Vda. Muniz v. Criado, 151 DPR 355, 373 (2000). “[Mlientras exista algin remedio eficaz, completo y adecuado en ley, no se considera el dafio como irreparable”. id., pag. 372. La parte Promovente del injunction debera “demostrar que de no concederse este antes de adjudicarse el caso en sus méritos, sufriria dafio irreparable”, Misién Ind. P.R. v. JP. y AAA., Supra, pag, 682. El concepto del “dafio ireparable” en el contexto del remedio en equidad de injunction se refiere a “aquel que no puede ser adecuadamente satisfecho mediante la utilizaci6n de los remedios legales disponibles...o a aquel que no puede ser apreciado con certeza ni debidamente compensado por cualquier indemnizacién que pudiera Fecobrarse en un pleito en ley”. Mision Ind. P.R. v. J.P. y A.A.A., supra, pag. 681 Asimismo, el injunction permanente también requiere la celebracién de vista y la consideracién de la mayor parte de los criterios aplicables al Interdicto Preliminar. Mun. de Loiza v. Sues. Sudrez, 154 DPR 333 (2001). Por ello, después del juicio en sus méritos y antes de emitir un recurso de injunction permanente, los tribunales de primera instancia deben considerar los siguientes factores: (1) si el demandante ha prevalecido 0 puede prevalecer en un juicio en sus méritos: (2) si el demandante tiene algun otro remedio adecuado en ley 0 si el injunction es el Unico recurso disponible para vindicar su derecho; (8) el interés publico presente 0 afectado por el pleito, y (4) el balance de equidades entre todas las partes en litigio. Pérez Vda. Muniz v. Criado, supra, pag. 372. (Ver nota al calce ntimero once). Por otro lado, el Tribunal Supremo de Puerto Rico ha sido enfatico al requerir primordialmente que antes de expedir el injunction, ya sea preliminar © permanente, los tribunales consideren la existencia de algtin otro remedio eficaz, completo y adecuado en ley. De existir, no se considerara el dafio como irreparable. {d., citando aA. PPR. v. Tribunal Superior, 103 DPR 903 (1975); Franco v. Oppenheimer, 40 DPR 153 (1929); Martinez v. P.R. Ry. Light & Power Co., 18 DPR 725 (1912). Por lo tanto, priva la norma de que los tribunales han de mantener una actitud de deferencia a ta determinacién que provea la agencia para la solucién de las controversias que se le presenten. Ante la ausencia de una clara demostracién de dafio irreparable y ausencia de remedio adecuado, deben prevalecer las doctrinas de jurisdiccién primaria y agotamiento de recursos administrativos. Garcia Caban v. Universidad de P.R., 120 DPR 167 (1987); Otero Martinez v. Gobernador, 106 DPR 582 (1977); Mari v. Vicéns, 67 DPR 473 (1947). Por su parte, el Articulo 678 del Cédigo de Enjuiciamiento Civil, supra, Sec. 3524, establece que el tribunal no podré otorgar un injunction ni una orden de entredicho: Para impedir la_aplicacion u_observancia de cualquier ley de la Asamblea_Ledislativa de Puerto Rico, o el _cumplimiento_de cualquier actuacién autorizada por ley de la Asamblea Lecisiativa de Puerto Rico, de un funcionario publico, de una corporacion publica, 0 de cualquier empleado de dicha corporacion o agencia, amenos que se hubiera determinado por sentencia final, firme, inapelable e irrevisable que dicha ley o actuacion autorizada por ley es inconstitucional o invalida. ‘Subrayado nuestro. 10 c Sentencia Declaratoria Las Reglas de Procedimiento Civil, supra, facultan al Tribunal de Primera Instancia a deciarar derechos, estados y otras relaciones juridicas entre partes con una controversia sustancial mediante ol uso de la sentencia declaratoria. En espectfico, la Regla 59.1, supra, R. 59.1, dispone que: El Tribunal de Primera Instancia tendra autoridad para declarar derechos, estados y otras relaciones juridicas aunque se inste 0 pueda instarse otro remedio. No se estimara motivo suficiente Para atacar un procedimiento o accion el que se solicite una resolucién 0 sentencia declaratoria. La declaracién podra ser en su forma y efectos, afirmativa 0 negativa, y tendré la eficacia y vigor de las sentencias o resoluciones definitivas. El tribunal podra ordenar una vista rapida de un pleito de sentencia declaratoria, dandole preferencia en el calendario. El objetivo o fin de la sentencia declaratoria es proveer al ciudadano un mecanismo Procesal de caracter preventivo mediante el cual pueda anticiparse a dilucidar ante los tribunales los méritos de cualquier rectamacién que en forma latente entrafie un peligro potencial en su contra. Charana v. Pueblo, 109 DPR 641, 653 (1980). Como requisito esencial para resolver la sentencia deciaratoria, la controversia ante el tribunal debe ser suficientemente actual, 0 sea, que el tribunal tenga ante si realidades y no hechos imaginarios. Moscoso v. Rivera, 76 DPR 481, 493 (1954). Ademés, la controversia ante el tribunal no debe ser abstracta, tedrica, académica o especulativa. id., pags. 492-493. D. Justiciabilidad Por otro lado, en nuestro ordenamiento juridico la revision judicial esta sujeta a que @] caso que se presente ante el tribunal sea justiciable, pues solo deben adjudicarse “controversias reales y vivas, en las cuales existan partes con intereses encontrados cuyo propésito sea obtener un remedio que tenga un efecto sobre la relaci6n juridica”. Lozada Tirado, et al. v. Testigos de Jehovd, 177 DPR 893, 908 (2010); E.LA. v. Aguayo, 80 DPR 562, 584 (1958). Del principio de justiciabilidad se deriva la doctrina de la legitimacién activa. Fund. Surfrider y Otros v. A.R.P.E., 178 DPR 563, 572 (2010). Esta se ha definido como “la ql capacidad del demandante para realizar con eficacia actos procesales como parte litigante”. Lozada Tirad, et al. v. Testigos de Jehové, supra, pag. 924; Col. Opticos de P.R. v. Vani Visual Center, 124 DPR 559, 563 (1989). Su propésito es fomentar que el tribunal se asegure de que el promovente de un pleito tenga un interés de tal magnitud que exista una gran posibilidad de que este litigue su caso vigorosamente. Sanchez et al. v. Srio. de Justicia et al, 187 DPR 360 (2002); Heméndez Agosto v. Romero Barcel, 112 DPR 407, 413 (1982). EI Tribunal Supremo ha reiterado que una persona satisface el requisito de legitimacién para presentar una reclamacién cuando: ha sufride un dafio claro y palpable; el dafo es real e inmediato, no abstracto e hipotético; existe una conexién entre la accién ejercitada y el dafio sufrido; y la causa de accién surge al amparo de ta Constituci6n o una ley. Lozada Trado, et al. v. Testigos de Jehové, supra, pag. 924, Col, Peritos Elec. v. A.E.E., 150 DPR 327, 831 (2000); Asoc. Maestros P.R. v. Sri. Educacién, 137 DPR §28, 535 (1994). Al cuestionarse la legitimacin activa de una parte para instar un pleito, “el juzgador debe tomar como ciertas las alegaciones det reclamante e interpretarlas desde el punto de vista més favorable a este". Crespo v. Cintrén, 159 DPR 290, 299 (2008). En aras de promover el acceso al ‘oro judicial, los requisites de la legitimacién activa se han interpretado de forma liberal y flexible. id. Por otro lado, otra de las doctrinas de justiciabildad lo es la doctrina de madurez. La madurez se refiere a: La presentacin prematura de una accién incide sobre la jurisdiccién de los tibunales. Ello es asi, toda vez que la madurez se enfoca en la proximidad temporal o inminenci Gel dafio alegado y debe examinarse mediante un anélisis dual: si la controversia sustantiva es una apropiada para resolucién judicial y si el dafio es suficiente para requerir adjudicacion. Romero v. E.LA., 169 DPR 460, 475 (2006) Comision de la Mujer v. Srio. de Justicia, supra, pag. 722. “El factor determinante es que la controversia esté definida concretamente de manera que el tribunal pueda evaluarla en sus méritos.” Rexach v. Ramirez Vélez, 162 DPR 130, 142 (2004). A falta de madurez, no existiria una controversia real, sino una opinién consultiva, to que esta proscrito. Esto, debido a que las decisiones judiciales no deben producirse en el vacio, en el abstracto, 0 bajo hipétesis de indole especulativa, ya que no es funcién de los tribunales actuar como asesores 0 consejeros. Asociacién de Alcaldes v. Contralor, supra, pag. 158: Ortiz Rivera v. Panel sobre el F.E.1,, 155 DPR 219, 251-252 (2001); ELA. v. Aguayo, supra, 558-560. 12 En fin, si el caso no es justiciable, la determinacién del tribunal constituiria una opinién consultiva. £.L.A. v. Aguayo, supra. La opinién consultiva es la ponencia legal emitida por un tribunal cuando no tiene ante su consideracién un caso o una Controversia justiciable, y cuyo resultado, por lo tanto, no es obligatorio. Ortiz Rivera v. Panel sobre el FEI, supra. E. Departamento de Educacién y Facultades del Secretario Sabido es que el Departamento de Educacién de Puerto Rico (DEPR) constituye un sistema integrado, dirigido por un Secretario, quien ejerce todas las funciones ejecutivas, administrativas y operacionales de supervisién y planificacién de su ley organica. Hernandez v. J. Apel. Sist. Educ. Pub., 147 DPR 840, 845 (1999); AMPR V. ‘Srio. Educacién, E.L.A., 178 DPR 253 (2010). 3 LPRA Sec. 145s (b). Sobre la forma de este ejercer sus funciones, el Art. 5.02 de la Ley Num, 149- 1999, supra, dispone que: El Secretario encauzard la gestién educativa del Sistema a través Ge normas reglamentarias, de directrices de politica publica y de actividades de planificacion, auditoria, fiscalizacin y evaluacién de los procesos académicos y administrativos de las escuelas. Ejercera las facultades ejecutivas inherentes a su cargo en los casos que prevé la ley 0 cuando entienda que sea necesario para salvaguardar la armonia y los intereses del Sistema de Educacin Publica de Puerto Rico. 3 LPRA Sec. 145¢, Por consiguiente, el Secretario organizard, planiticard, dirigird, supervisaré y evaluaré las actividades académicas y administrativas del Departamento de Educacién. Ademas, sera el responsable de implementar la politica publica que la Asamblea [ona y el Gobernador adopten con el fin de realizar los propésitos que la Constitucion del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y la Ley Organica del Departamento de Educacién pautan para el Sistema de Educacién Piiblica. Art. 6.02, inciso (b), 3 LPRA Sec. 145s. AMPR v. Srio. Educacién, ELA, supra. Las cartas circulares son uno de los mecanismos principales disponibles al Secretario para publicar sus directrices de politica publica, como las normas y los Procedimientos que regirén el proceso educativo. Mediante estas, el magistrado da a 13 conocer a sus empleados, funcionarios y a la comunidad docente en general cémo se impiementaré la politica publica mediante las disposiciones y los mecanismos que el Secretario exponga en la carta circular. En este caso, la Ley Nim. 108-2006, supra, enmendé la Ley 149-1999, supra, Para imponerte la obligacién al Departamento de Edueacién de disefar e implantar un curriculo dirigido_a_promover la equidad por género_y la _prevencién de violencia doméstica_a través de los ofrecimientos académicos requiares o integrandolo a los programas académicos y otras modalidades educativas, A saber, el inciso (bb) del Articulo 6.03 incorpora la facultad del Secretario para promover la equidad de género en los curriculos de ensefianza: (bb) Estableceré, en coordinacién con la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, un curriculo de ensefanza dirigido a promover la equidad por género y la prevencién de violencia doméstica, Ademds, tendré ia obligacion de implantar este curriculo a través de los ofrecimientos académicos regulares, o integrandolo a los programas académicos y a otras modalidades educativas. 3 LPRA Sec. 145t (bb). Enfasis nuestro. De otra parte, se hace imperativo traer a colacién algunas disposiciones de la Carta Circular en controversia. En primer lugar, veamos los “Aspectos Pertinentes” de la referida carta: El Departamento de Educacién de Puerto Rico implementaré un plan de accién en el que se concrete la implementacién de su politica publica con respecto a la equidad de género en el Ambito escolar. Este plan encamina sus esfuerzos hacia: 1. La incorporacién de la perspectiva de género de manera transversal en los curriculos escolares, las. practicas educativas y las actividades extracurriculares. La perspectiva de género se refiere al “enfoque tedrico de andlisis que facilita repensar las construcciones sociales y culturales de la distribucion del poder entre mujeres y hombres y que afectan de manera directa, las formas de relacionarse de las personas en todos fos dmbitos”. Su implementacion transversal significa que esta _herramienta conceptual se incluird en el conjunto de contenidos de ensefianza integrados a las diferentes disciplinas académicas y se abordan desde todas las dreas de conocimiento. Se denominan asi porque es un tema que atraviesa cada una de las Areas del curriculo escolar y etapas educativas. Enfasis nuestro, 14 Finalmente, es importante mencionar que la Carta Circular define en la seccién de “Conceptos Basicos" el término de “equidad de género” como la distribucién justa de los beneficios, el poder, los recursos y las responsabilidades entre las mujeres y los hombres. v. En el caso de autos, ambas partes manifestaron que la controversia ante ta Consideracion del Tribunal es una estrictamente de derecho, no existiendo ninguna Controversia real sobre los hechos materiales y esenciales. Por lo cual nada impide a este Tribunal, habiendo estudiado el derecho aplicable y los escritos de las partes, adjudicar en esta etapa la controversia que pende ante nuestra consideracién. Sabido es que los tribunales estan facultados, mediante la sentencia declaratoria, @ declarar derechos, estados y otras relaciones juridicas entre partes con una controversia sustancial. Vimos que la finalidad de la sentencia declaratoria es proveer a un ciudadano un mecanismo procesal de caracter preventivo mediante el cual pueda anticiparse a dilucidar ante los tribunales los méritos de cualquier reclamacién que en forma latente entrafie un peligro potencial en su contra. Asi mismo, como requisito esencial para resolver la sentencia declaratoria, la controversia ante el tribunal debe ser suficientemente actual, o sea, que el tribunal tenga ante si realidades y no hechos imaginarios. Ademés, la controversia ante el tribunal no debe ser abstracta, tedrica, académica 0 especulativa. Examinadas las circunstancias particulares de este caso, no vemos como la Carta Circular #19 en si misma le provoque dafos a la parte demandante, En la demanda se solicita que mediante sentencia declaratoria declaremos que el Secretario de Educa NNO incorpore en sus métodos de ensefianza diversos temas relacionados a la perspectiva de género, segun interpretada por estos. La solicitud de los demandantes parte de la premisa de que e! curriculo derivativo de las disposiciones de la Carta Circular incluiré temas relacionados a la orientacion sexual € identidad de género a través del concepto de perspectiva de género. No obstante, si vemos los términos de equidad de género y perspectiva de género, segin definidos en la Carta Circular, no encontramos alusién alguna a la multiplicidad de 15 Conductas sexuales, sino a la diferencias entre género de hombre y mujer. Por lo que, lo podemos prohibir algo que no ha nacido a la vida juridica. Tal accion seria emitir una opinién consultiva que atenta contra la doctrina de separacién de poderes dispuesta en nuestra constitucin. Sabido es que e| Departamento de Educacién es dirigido por un Secretario que esta facultado a ejercer todas las funciones ejecutives, administrativas y operacionales dentro de! departamento. Como parte de sus funciones esta la de implementar ta politica publica adoptada por la legislatura y el Gobemador. Precisamente, las cartas circulares son uno de los mecanismos disponibles al Secretario para cumplir con tal encomienda. Mediante estas, el Secretario da a conocer cémo se implementara la politica publica en e! Departamento. Mediante la Ley 108-2006, supra, se le impuso la obligacion al Departamento de ‘ducacién de disefiar e implantar un curriculo ditigido a promover a equidad por género y la prevencién de violencia doméstica a través de los ofrecimientos académicos regulares o los programas académicos y otras modalidades educativas. En cumplimiento con tales disposiciones, el Secretario de Educacién emitid la Carta Circular #19 fa cual detallé lo ordenado en la Ley 108-2006, supra, y definié una serie de conceptos; entre ellos los términos de equidad y perspectiva de género. De una lectura de ambos términos no se puede desprender que la Carta Circular en cuestion traiga a colacién temas relacionados @ conductas sexuales. El término “perspectiva de género" alude particularmente a la distribucién de poder entre mujeres y hombres y el término “equidad de género” es definido como distribucién justa de los beneficios, e! poder, los recursos y las responsabilidades entre las mujeres y los hombres. Coincidimos con la parte demandada en afirmar que el lenguaje utilizado en la referida carta circular dista de los temas a los que alude la parte demandante, Finalmente, resta por dilucidar ta validez de la actuacion del Secretario de Educacion en emitir a mencionada Carta Circular. Al evaluar la Ley 149-1999, supra, y ta Ley 108-2006, supra, podemos constatar que ef magistrado de educacién cumplid Con su cometido de implementar la tematica de la “equidad de género” en el sistema de @ducacién en el Pais al emitir la Carta Circular. De esta se desprende la creacién de un Curriculo de ensefianza orientado a introducir esta tematica. No obstante, la Carta 16 Circular no crea por si misma el curriculo que pretende impugnar la parte demandante. Por lo cual, no vemos cémo la Carta Circular, en si misma, le cause dafio alguno a los demandantes. Resolvemos que emitir una determinacién a través de la sentencia declaratoria serfa emitir una opinidn consuitiva al no existir una controversia real y viva que requiera nuestra intervencién judicial. Emitir opiniones consultivas atenta contra la doctrina de separacién de poderes impuesta en nuestra constitucién. ELA v. Aguayo, supra. Por los fundamentos expuestos previamente, resolvemos que la actuacién del Secretario de Educacién fue una valida enmarcada tanto en la Ley 149-1999, supra, como en la Ley 108-2006, supra. De igual manera resolvemos que la Carta Circular #19 emitida por éste es valida. Resuelta esta causa de accién, no es necesario entrar a dilucidar la solicitud de interdicto permanente, toda vez que el mismo requiere que la parte demandante prevalezca en los méritos de su reclamacién. No obstante, lo cierto es que el mismo resulta igualmente improcedente. ‘Sabido es que el injunction permanente también requiere de la consideracion de la mayor parte de los criterios aplicables al interdicto preliminar. Por lo cual, antes de emitir un injunction permanente, debemos considerar si el demandante ha prevalecido © puede prevalecer en el juicio en sus méritos, si tiene algun otro remedio en ley 0 si el injunction es el nico recurso disponible para vindicar su derecho. Ademas, debemos evaluar el interés publico presente o afectado por el pleito, asi como el balance de equidades entre todas las partes en litigio. Es importante sefalar, que antes de expedir un injunction, ya sea preliminar 0 Permanente, debemos considerar la existencia de algin otro remedio eficaz, completo y adecuado en ley. De este existir, el dafio no se consideraré como irreparable. En el presente caso, la parte demandante solicité el desistimiento sin perjuicio de la causa de accién de injunction preliminar por razén de que el curriculo que se pretende hacer como consecuencia de las disposiciones de la Carta Circular, atin no se ha creado. Ademas, solicité que emitamos un injunction permanente para impedir al Secretario de Educacién actuar contrario y en exceso de la facultad que le fue conferida en la Ley 149-1999, supra. Asimismo, peticioné que declaremos nula la Carta 17 Circular #18. No obstante, nuestro ordenamiento juridico vigente prescribe que no se Puede otorgar ningdn entredicho para impedir la aplicacién u observancia de cualquier ley 0 el cumplimiento de cualquier actuacién autorizada por ley de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico de un funcionario publico, como lo es el Secretario de Educacin en este caso, cuya validez, a su vez, hemos decretado. De manera que mientras no se haya deciarado ilegal alguna ley 0 actuacion de funclonario pitlico en relacién @ esta, no puede concederse injuncticn alguno para impedir su aplicacién. Al presente, al haberse decretado la validez de la actuacién del Secretario de Educacién as/ como la validez de la Carta Circular #19, no procede conceder el injunction permanente solicitado. NV. SENTENCIA Por los fundamentos expuestos, se desestima la demanda de injunction y Sentencia decieratoria presentada por la parte demandante. Como corolario de lo anterior, se declara que la Carta Circular #19 es valida, asi como que el Secretario de Educaci6n actué conforme a la ley. Intervenir con sus actuaciones seria ir en contra de a dootrina de separacién de poderes protegida constitucionalmente. REGISTRESE Y NOTIFIQUESE. En San Juan Puerto Rico, a 10 de agosto de 2015. ALESKA I. ALDEBOL MORA JUEZ SUPERIOR Certifico: Griselda Rodriguez Collado ‘Secretaria Regional Me Por: Secretaria Auslar dal Tribunal 18