Está en la página 1de 2

INTERPRETACION DEL ANDAMIO MI ANDAR POR LA EDUCACION.

Para empezar a platicarles como fue mi andar por la educación quiero iniciar
presentándome mi nombre es Aidé Aldana Rubio, soy profesora de educación
básica atiendo el segundo grado de primaria y actualmente estudio una
maestría en educación en la UPN.

mi instrucción básica la lleve a cabo en la ciudad de Huauchinango, Puebla,


iniciare con la educación primaria la curse en la escuela particular
“Guadalupe”, afortunadamente mis experiencias fueron buenas. A pesar de
que las maestras eran muy estrictas e impositivas. Recuerdo que aprendí a
leer con el método fonético y haciendo muchas planas, por lo regular las
maestras no nos preguntaban que queríamos hacer o decir solo ellas hablaban
y nosotros solo escuchábamos sin participar no nos daban ese espacio, los
salones eran muy pequeños para la gran cantidad de alumnos que éramos;
aparte no tenían ni la iluminación ni la ventilación correcta. Con decirles que
no podíamos ni movernos libremente en el, no contaba con material didáctico,
ni dibujos, nada. Eran muchas las actividades que realizábamos planas,
cuentas, biografías, lecciones, resúmenes, dictados todo diario si en el salón no
daba tiempo pues de tarea.

Como alumnos éramos inquietos como todo niño normal, pero poco
participativos en clase, considero que esto porque casi no lo permitían. La
disciplina era una de sus prioridades aparte de la de llenarnos de un mucha
información.

Esta situación me arto la gran cantidad de trabajo y tantas exigencias, por tal
motivo le pedí a mis papis que al terminar la primaria me cambiaran de
escuela y después de insistir tanto lo logre y me inscribieron a una escuela
pública, la secundaria “Benito Juárez”, y el panorama cambio ya que algunos
maestros eran muy exigentes pero otros no entonces me relaje y como habían
muchas cosas que en la primaria ya había visto me la pase tranquila, además
de que había maestros que se preocupaban por nuestras inquietudes y
necesidades, como alumnos esto nos permitió empezar a abrirnos mas al
dialogo y al intercambio de ideas en clase.

Como me agrado mucho el ambiente decidí ingresar a la escuela de enfrente la


prepa “Benito Juárez”, aquí descubrí que existen maestros realmente buenos
siempre preocupados por sus alumnos, ya que recibíamos todo tipo de
orientación académica, personal y por que n hasta sentimental (como olvidar al
profe Toñito y a mi maestra Pati). Aunque quiero mencionar que igual había
maestros que a estas alturas querían imponernos no solo actividades sino
hasta ideologías, pero ya a estas alturas no lo permitimos. Tengo la impresión
de que las actividades no eran tan buenas ya que cuando presente el examen
de admisión a la universidad me lleve un frentazo al descubrir actividades que
antes ni por error había abordado. Situación que me puso a valorar que quizá
no logre cubrir los aprendizajes esperados y debo reconocer que no todo fue mi
culpa sino de mis maestros, porque puedo asegurar que la selección de
actividades escolares no fue buena.

Al ingresar a la universidad pedagógica descubrí una nueva forma de aprender,


de ser, de conocer, de leer, de trabajar, en fin mil cosas que ampliaron no sólo
mis expectativas sino mi forma de ver y de ser parte importante de la
educación, aquí encontré otro tipo de maestros que aunque son exigentes
también son muy abiertos y flexibles al diálogo. Preocupados por lograr que
sus alumnos adquieran conocimientos realmente significativos como olvidar a
mis profes consentidos que gracias a ellos descubrí el amor y la convicción a
mi profesión (mis maestras siempre cariñosas y apapachadoras luci, ceci,
cande, los exigenticimos pero muy acertados paco, beto, Justino, carmen ).
Gracias a personas como estas perdí el miedo totalmente de expresar mis
ideas y pensamientos, aparte de que me enseñaron a tratar de ser critica y
objetiva (claro que esto creo no lo logre al cien para ser honesta) de no perder
la esperanza ni la fe de que solo con educación lograremos superar muchos
vicios y deficiencias de la sociedad.

Por la formación que recibí trato en todo momento de que mi practica sea
flexible abierta al dialogo y a la critica pero también exigente y perfeccionista.
Uno de mis errores o quizá defectos es que me inmiscuyo mucho con mis
alumnos no solo en las actividades escolares in hasta en su vida diaria, y esto a
veces me afecta un poco emocionalmente pero a la vez me permite entender
muchas situaciones que se presentan en mi practica.

Y también trato de que en mi salón haya materiales como laminas, carteles y


dibujos que en ocasiones yo los elaboro y en otras mis niños.

En fin considero que me falta mucho pero mucho por aprender y mejorar y es
por ello que estoy aquí, para que con ayuda me mis asesores y compañeros
logre superar vicios que perjudican y entorpecen mi labor.

P.D. CUANDO SEA GRANDE QUIERO SER COMO ELLOS (mis maestras siempre
cariñosas y apapachadoras luci, ceci, cande, los exigenticimos pero muy
acertados paco, beto, Justino, carmen ) JEJEJEJEJEJE. HE DICHO.