P. 1
El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos

|Views: 1.381|Likes:
Publicado porCBH Books
Esta obra transportará al lector a un mundo de seres humanos y monstruos que luchan por el poder. La maldad, el odio y el egoísmo de algunos personajes contrastan con la valentía, entrega y solidaridad de unos pocos protagonistas que luchan por restaurar un orden destruido. Muchas aventuras fantásticas se desarrollan a lo largo de esta emocionante novela, atrapando el interés de los lectores desde la primera página.
Esta obra transportará al lector a un mundo de seres humanos y monstruos que luchan por el poder. La maldad, el odio y el egoísmo de algunos personajes contrastan con la valentía, entrega y solidaridad de unos pocos protagonistas que luchan por restaurar un orden destruido. Muchas aventuras fantásticas se desarrollan a lo largo de esta emocionante novela, atrapando el interés de los lectores desde la primera página.

More info:

Published by: CBH Books on Mar 22, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

01/21/2013

El pergamino de Zenit

y el descubrimiento de los sellos divinos
José Luis Potey Molina

Copyright ©2009 José Luis Potey Molina All rights reserved. www.cbhbooks.com Managing Editors: Estela Serafini and Manuel Alemán Designer: Ricardo Potes Correa Published in the United States by CBH Books. CBH Books is a division of Cambridge BrickHouse, Inc. Cambridge BrickHouse, Inc. 60 Island Street Lawrence, MA 01840 U.S.A. No part of this book may be reproduced or utilized in any form or by any means, electronic or mechanical, including photocopying, recording, or by any information storage and retrieval system without permission in writing from the publisher. Library of Congress Catalog Number: 2009019584 ISBN 978-1-59835-099-9 First Edition Printed in Canada 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

Dedicatoria
Los libros, siempre son dedicados a personas especiales; personas con las cuales uno convive, ríe, llora… El leer este libro te hace a ti, querido lector, esa persona especial. Por primera vez me acompañarás en esta aventura, corriendo a través del mundo fantástico de Manglellen y espero, que al igual que yo, goces y disfrutes cada una de sus emocionantes escenas. No pierdas un solo detalle de las descripciones que aquí te muestro. Usa mucho tu imaginación, pues en esta travesía tendrás que romper muchas barreras, y esa será tu mejor arma para derrotar a todos los somorits que intenten detenerte. Si te llegaras a encontrar a mi amiga, la que me contó esta historia, te pido que le digas que me muestre más sobre estos maravillosos seres. Me despido con la esperanza de que te agrade esta aventura. ¡Prepárate porque ya comienza! José Luis Potey Molina

Agradecimientos
escribir y abrirme las puertas para publicarlo.

A Dios, por haberme otorgado el don de poder

ras y por marcar el inicio de mi historia “agua, aire y fuego”, su grandísimo apoyo y fe en esta novela.

A mi padre, José Luis, por sus palabras alentado-

oración y ánimos para continuar con este sueño.

A mi madre, por sus interminables horas de A mis hermanas, Wendy y Karla, por su apoyo y A

comprensión en días difíciles durante mi travesía.

mi hermano, el más chico, Luis Enrique, por estar conmigo escuchando los capítulos y expresar su opinión.

acción.

A Andrés, por sus opiniones en las escenas de A Christian Paredes que, sin tener nada como yo,

creyó y me apoyó con los dibujos de todas las cámaras ocultas en las ruinas de mi mente.

milla: “Todos pueden escribir; solo debes proponértelo”.

A una amiga, Jessica, por haberme sembrado la se-

y Abigail, quienes a pesar de estar lejos desearon lo mejor para mí y oraron con todo su corazón por esta novela. mi maestra Laura por sus consejos sobre la escritura y las correcciones del libro.

A mi tía, María del Rocío y a mis primas Linda A

house, Inc.” por fijar sus ojos en alguien que solo mantuvo un anhelo.

A la editorial “CBH Books, Cambridge BrickA todos mis amigos de la Facultad de Ingeniería

Civil de la Universidad Veracruzana, que se enteraron y que desean leer mi pasatiempo y esfuerzo.

ante mí revelando un relato que es verdadero; una historia que no debería tomarse a la ligera; una leyenda que me consta que es verdad porque me lo mostró todo “con tan solo cerrar mis ojos”.

Por último, a mi gran amiga, quien se presentó

Indice
Introducción 11 Capítulo I Antecedentes 13 Capítulo II Carta perdida de un amor perdido 19 Capítulo III Sharkoria, una aldea oprimida 45 Capítulo IV Neón, el esclavo rugiente 51 Capítulo V Los zenithrins 69 Capítulo VI El primer sello divino 73 Capítulo VII El pergamino encontrado 87

Capítulo VIII La aparición del héroe 101 Capítulo IX Entrada en Somothem 123 Capítulo X La profecía del pergamino de Zenit 169 Capítulo XI El percance en el bosque muerto y el escape hacia el bosque de alterbol 183 Capítulo XII Mamporos y los piratas olvidados 195 Capítulo XIII El fin de la travesía 209

e

e

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos

Introducción
tú, con una costumbre diaria: me levanto, voy a la escuela, salgo con mis amigos… pero un día llegué a mi casa, algo cansado de la rutina diaria, subí a mi habitación, cerré la puerta y observé el cielo nublado. Había visto cielos nublados anteriormente, pero nunca tan nublados como aquel día. Las nubes se habían amontonado más de lo acostumbrado; lucían muy negras y densas. Entonces pasó: las primeras gotas cayeron sobre mi ventana tan fuerte como muchas canicas chisporroteando sobre el vidrio. Todo lo observaba con preocupación, pero ese día marcó todos los de mi vida. Cayeron los truenos del cielo rasgando las nubes de norte a sur, de este a oeste, en todas las direcciones y en distancias tan grandes como no te puedas imaginar. Y apareció una atmósfera de paz y, con ella, una gran amiga, cuya presencia en ese tiempo me asustó mucho, quien me alentó: “No temas”. Ella me contó algo que había sucedido hace mucho, mucho tiempo en otro planeta azul y verde, pero con otros seres y, sobre todo, con otra historia. Grandes héroes unieron sus vidas para salvar un reino. En realidad, toda la historia es muy larga y, aunque quisiera contarla completa, no me alcanzarían las hojas de todos los árboles del mundo para poder escribirla; así que me centré en los manglellenos, todos los habitantes y razas que viven en los alrededores del palacio de Manglellen. Finalmente, para poder
11

Hola, ¿qué tal?, soy José Luis, un joven como

e

´ Jose Luis Potey Molina

comprender más sobre ellos, decidí realizar un pequeño resumen sobre los más grandes acontecimientos e historias que se han tramado desde hace muchos siglos atrás, desde la primera batalla del rey Nilron.

e

12

e

e e

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos

Capítulo I
Antecedentes
se podría haber imaginado que algo tenebroso iría a suceder; un día en el que, en un lugar al suroeste, el cielo se oscurecería; un día en el que surgirían las mandíbulas de los dragones fantasmas denominados ghostdrakos... Ocurrió la catástrofe. Los grandes sirvientes del Rey conocieron la avaricia, la envidia y el poder. Ese día pelearon los rebeldes en contra del rey Nilron. Entonces fue cuando se encendió la flama, una flama que sería capaz de nublar hasta el cielo más azul; una flama tan oscura que solo necesitaría un amo y señor que la dominara: “La flama del Nadir Oscuro”. Durante la batalla, el rey Nilron, junto con sus tropas, peleó en la fortaleza de su palacio, cimentado sobre la isla de una gran laguna. El ejército de los rebeldes dio un fuerte grito de batalla; los hombres de Nilron no se quedaron atrás y respondieron con valentía y coraje. Juntos hicieron que toda la sangre rebelde fuera derramada; todos agitaron sus armas con alegría y gozo y nadie se percató de que se había producido una maldición en el suroeste. La flama del Nadir Oscuro se hizo más grande; la envidia y la venganza se sellaron en las grandes montañas, las montañas de Somoria. La flama consumió
13

Así fue como sucedió. Un día, cuando nadie

e

´ Jose Luis Potey Molina

todos los árboles y valles que adornaban ese hermoso lugar y, después de terminar hasta con la última flor que respiraba en el bosque, emergió un “recinto profano oscuro” creado a la fuerza por puro diente y mandíbula de ghostdrako. En un abismo profundo y oscuro, ahí habitaban, como árboles del bosque, amontonados unos con otros, los enormes y afilados colmillos de los dragones fantasmas que formaban el nido de esas bestias aladas y huesudas. Las temibles razas de Somoria fueron creadas en ese recinto desde la conclusión de la batalla de los rebeldes. La flama del Nadir Oscuro penetró hasta las entrañas del “recinto profano” y todos los hechiceros, hombres, doborits y demás razas que murieron siendo desleales al Rey, fueron convertidos, mil años después, en horrendas bestias. Cuanto mayor había sido su maldad, peor fue la clase de somorits en la que fueron convertidos. Todas ellas permanecieron en los profundos calabozos subterráneos del “recinto profano”, divididas por bestias y por grandes barrotes negros, encerrando sus deseos de venganza, caos, destrucción y muerte. Su cinismo los dirigió a culpar a los manglellenos por tan terrible aspecto y sus rugidos, ladridos y furias descontroladas, serían capaces de destrozar al ejército manglelleno. Ni una sola antorcha alumbró en las montañas. Ni siquiera la misma antorcha roja que aparece sobre el océano, hacia el occidente, tenía la intensidad necesaria para penetrar allí. Así sucedió: el Ser Supremo, creador de Manglellen, miraba desde los altos cielos. Temía que toda la niebla oscura se esparciera y no lo permitió; creó una fuente en un lugar donde nadie podía penetrar a excepción de una sola criatura.
14

e

e

e
15

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos

Ahí, donde las aguas cristalinas brotaban de la hermosa escultura de un hada, en el centro de la fuente el espíritu le habló a la escultura en idiomas antiguos, haciéndola crecer del tamaño de un hombre, y la llamó Nadirisia, que significa “El hada de los nadires”. Sus vestidos eran largos y se sumergían en el agua cristalina; sus alas parecían de cristal, con tejidos transparentes de color rosado; sus cabellos castaños eran tan largos que iban desde su cabeza hasta la cintura y el espíritu vistió con una túnica dorada su tez blanca como la arena del mar, para una tarea muy importante y secreta, tan secreta, que creyó que aún no era hora de contársela. En ese lugar irradió tanta luz que no se podía observar la dimensión de la fuente. Y Nadirisia, sentada en una roca junto a un altar de piedras blancas, cifró la esperanza de una nueva vida. Ahí se ocultaron escrituras muy secretas, plasmadas en un pergamino de color dorado sobre bases de madera; en ese papiro se sostuvo la salvación y la restauración de los dominios, la última oportunidad y el nuevo comienzo; cada vez que conversaba con el Ser Máximo, lo llamó Dios del Nadir o también Nadirisphil. El mismo día en el que surgieron los recintos sagrados, el Dios del Nadir selló, en distintos prismas de colores y diferentes grabados, el poder de su boca y representó a todas las razas y valores que predominaron en cada dominio. En cada recinto sagrado fue encendida una almenara de metal en donde se colocó madera de alterbol y aceite del fuego eterno de los campos de los taihor y los nombró como “los fuegos de los nadires”. Los recintos fueron construidos y ubicados alrededor del planeta formando entre todos un hexágono para mantener la equidad en todos los dominios, pero

e

´ Jose Luis Potey Molina

cuando surgió el “recinto profano oscuro”, se corrompió la forma hexagonal. En ese momento la flama del Nadir de la Luz del dominio de Zenit y la flama del Nadir de Somoria, se convirtieron en espíritus. Los dos pelearon entre sí por largo tiempo y finalmente el Nadir de la Luz prevaleció, haciendo que el “recinto profano oscuro” ocupara parte del hexágono; pero el recinto sagrado de Zenit permaneció en el centro vigilándolo en todo momento y manteniendo su autoridad en todos los puntos cardinales. En el norte, en los desiertos de Arenea, el recinto sagrado de los hombres, Uninhem. En el noreste, el recinto sagrado de los umilherims, ondinas y sirenas que habitaron en el fondo del mar, los templados, Umilhem. En el noroeste, en las montañas altas donde habitan las aves del cielo, los orgullosos kamirots, Kamihem. Al sureste, el recinto sagrado de los animales que caminaron erguidos y pensaron como hombres; grandes concursantes de antiguos estilos de lucha, los doborits, Dobohem. En el sur, en el recinto sagrado del fuego cerca del volcán Gran Caldera, donde los habitantes de fuego, los hombres de roca y lava trabajan largas jornadas para cuidar los campos de hierbas, Taihorhem. En el centro de Manglellen, en el muro de piedra blanca, en la puerta brillante de Zenit, donde habitan las sabias criaturas angelicales, los zenithrins, Zenithem. Y al suroeste, donde los estruendosos truenos claman a la muerte y la sombra en conjunto de los gritos de fantasmas y ecos espeluznantes, el “recinto profano oscuro” de los somorits, Somothem. Y todo esto sucedió antes del surgimiento de Somothem.
16

e

e

e
17

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos

Dobohem guardó su prisma con el grabado de la cabeza de un león en lo más oculto del laberinto donde una torre, llena de enredaderas, sostenía la flama del Nadir Verde. Ahí se representaba el valor, a la raza doborit y a toda el área verde que mantenía la vida en Manglellen. Kamihem ocultó su prisma en lo más profundo de su recinto, que se mantenía escondido y cimentado sobre las nubes de los altos cielos. En lo más alto, prendida como la segunda antorcha del sol, representando la dignidad, todos los kamirots, incluyendo a los kotroits y las montañas del noreste, en él estaban grabadas la cabeza y las alas de un águila. Umilhem sumergió su prisma en el lago del Misterio de los delphires y en su recinto una flama azul turquesa, que no podía ser apagada por el mar, representaba la templanza, a los umilherim, incluyendo a las ondinas y sirenas, con el grabado de la silueta de un delfín. Taihorhem ocultó el prisma en lo profundo de la lava del Gran Caldera y se encendió la flama del Nadir Rojo; ahí se representaba el coraje, a los taihors y su grabado era el rostro de un taihor. Uninhem lo enterró bajo las arenas movedizas del desierto; la flama del Nadir era de color rosado. Ahí se representaba a los hombres, la fuerza y el amor, con el grabado de un corazón. Y estos recintos se crearon a la par, manteniendo en guardia su gran rivalidad. Zenithem, el gran recinto de oro, escondió su prisma con el grabado de un pegashorn en lo profundo de sí mismo y representaba la sabiduría, la humildad y la vida eterna. Somothem, el “recinto profano”, creó y ocultó su propio prisma en el centro de sus entrañas,

e

´ Jose Luis Potey Molina

estableciéndola como una profecía en una cámara hexagonal, porque algún día conquistarían a los manglellenos y no habría fuerza que se les opusiera. Su grabado era el de un ghostdrako. Así fue como todo comenzó: la época de los rebeldes pasó y comenzó una nueva era después del surgimiento de Somothem. Cada recinto sagrado, y el profano, fue custodiado y protegido por “los siete sabios” elegidos entre muchos zenithrins que mantuvieron su pureza guardada dentro de Zenithem; y por último fueron seleccionados por ser superiores a todos, siendo asignado, así, un zenithrin por cada recinto. El sabio y guardián de Dobohem se llamó Loguira. El erudito y protector de Kamihem fue Haffit. El sabio y custodio de Uninhem se llamó Abdón. El sabio y protector de Umilhem se llamó Farlic. El erudito y guardián de Taihorhem fue Flavius. El sabio y protector de Zenithem fue una mujer de nombre Angelique. Y el sabio más poderoso, hermoso, valeroso y el único con gran poder de contener, resistir y evitar el esparcimiento de la maldad en la flama del Nadir Oscuro de Somoria, Joria. Todos ellos eran zenithrins, los más puros, los más idóneos y capaces de controlar sus emociones fuera de Zenit y también, de dominar el poder de la boca de Nadirisphil, que corre por las flamas de los nadires. Pasaron mil doscientos años desde que habían sido nombrados como guardianes de los recintos. Habían permanecido dentro de ellos durante más de un milenio y, gracias a ellos, Manglellen no había sufrido violencia desde la era de los rebeldes.

e

18

To continue enjoying this book, ORDER A COPY OF

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos
By José Luis Potey Medina CBHbooks.com Amazon.com Barnes&Noble.com

CBH Books: The publishing company that says YES! ¿Quieres publicar un libro? ¡CBH Books está buscando autores! Everyone has a story to tell… yours might get published! We are now accepting submissions for a collection of true stories: www.100plusts.com Todos tenemos una historia que contar… ¡la tuya podría aparecer en un libro! Estamos buscando historias reales para publicar una antología. Entra a: www.100ymas.com

Colección NOVELA

ABALORIOS

El pergamino de Zenit y el descubrimiento de los sellos divinos es una obra en la que el autor desborda su fantasía, transportándonos a un mundo de seres humanos y monstruos que luchan por el poder. La maldad, el odio y el egoísmo de algunos personajes contrasta con la valentía, entrega y solidaridad de unos pocos protagonistas, quienes luchan por restaurar un orden destruido por malas criaturas en ese mundo, que ya tiene una larga vigencia en el tiempo. Muchas aventuras fantásticas se desarrollan a lo largo de esta emocionante novela, atrapando el interés de los lectores.

Potter, Eragon y otros. A esa edad, su padre le sugirió que debía dedicarse a alguna actividad empresarial, haciendo así que el autor del libro El pergamino de Zenit creara un mundo mágico, donde seres extraños, inimaginables y fantasiosos tuvieran grandes aventuras en un reino llamado Manglellen. Actualmente, se encuentra estudiando Ingeniería Civil y continúa escribiendo su saga sobre esta gran obra.“El éxito está dentro de ti”, es la frase que ha inspirado a este joven autor.

José Luis Potey Molina nació en 1987 en Fukuoka, Kyushu, Japón, por razones de estudios de su padre. Es hijo de María Elena Molina Luna y José Luis Potey León, y está registrado en San Rafael, Veracruz. Desde niño, manifestó un gran interés por las caricaturas japonesas. A los dieciséis años comenzó a leer libros de fantasía y también del género épico como El Señor de los anillos, Harry

$ 18.99

ISBN 978-1-59835-099-9
51899

9 781598 350999

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->