P. 1
PLACAS MODELO

PLACAS MODELO

|Views: 4.207|Likes:
Publicado porjo_jose71960
Todo acerca de placas modelo ocupado en fundicion
Todo acerca de placas modelo ocupado en fundicion

More info:

Published by: jo_jose71960 on Mar 22, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/13/2013

pdf

text

original

PLACAS MODELO En el moldeo de una pieza, la más delicada y muchas veces la más larga consiste en buscar la junta de moldeo

que permita la extracción ulterior del modelo. Es pues natural que el modelador desee simplificar y aun suprimir esta operación sobre todo en trabajos de serie. Esto se logra fabricando un modelo que dé, no solamente las formas de la pieza, sino también la superficie de junta, la cual, por ser una superficie plana de la mayoría de los casos, coincide con una superficie de la pieza o con un plano de simetría, colocándose parte o una mitad del modelo encima de un tablero llamado placa porta modelo cuyas dimensiones son algo superiores a las de la caja utilizada. Las placas modelo son relativamente costosas comparadas con los modelos ordinarios. Pero su costo es justificable, cuando el número de piezas a realizar es suficientemente importante para poder amortizar los gastos suplementarios que implica el uso de una placa modelo y el empleo de cajas pulidas y con cotas de ensamblamiento rigurosas. Cuando el moldeo se hace a mano, el modelador obtiene una ganancia de tiempo considerable, suprimiendo la búsqueda y confección de la junta, la cual queda fijada directamente por la placa modelo así como los respiraderos, mazarotas y apéndices de colada. Cuando el moldeo es mecánico, es decir, se hace con maquinas de moldear, el costo de los moldes depende del grado de perfección de la maquina empleada, no necesitando esta última una gran especialización en la mano de obra, para dar productos de calidad, como bastidores o bancadas de grandes dimensiones para sierras metálicas, cajas de laminador, etc. Las placas modelo construidas en yeso o madera, sirven en general para el moldeo a mano con desmoldeo mecánico o sin él; las construidas en metal o materiales plásticos se emplean preferentemente para maquinas de moldear. Este moldeo mecánico comprende tres partes diferentes que son: La placa modelo, que independientemente del material empleado en su construcción, podrá presentarse bajo la forma de: Cara sencilla, cuando el modelo ocupa una sola cara de la placa; Doble cara, cuando una cara sirve para el modelo superior y otra para el modelo inferior; Reversible, cuando es ocupada una sola cara por el modelo, cuyas formas permiten la reversibilidad. La placa modelo de una sola cara, también llamada de cara sencilla, se da cuando el modelo ocupa una sola cara de la placa; se realiza esto por economía, porque la forma de la pieza se presta a ello y entones el molde queda construido por una caja superior y una inferior parecidas, realizadas con el mismo medio modelo, sea porque la maquina a emplear no permite el uso de placas de dos caras utilizables, sea porque los detalles de la forma de la pieza no permiten reversibilidad, es decir, el doble empleo del medio modelo o, finalmente porque se quiera moldear simultáneamente la parte superior y la inferior del molde por razones de cadencia de fabricación. Placas modelo con dos caras, también llamado de doble cara, se da cuando se utilizan los dos lados de la placa porta modelo, sea por la economía que representa una sola placa, sea porque la producción no es muy intensiva y el empleo de un solo moldeador o de una sola maquina es suficiente.

Placas modelo reversible, se parecen a las placas de una sola cara, pero en este caso la forma del modelo de la pieza se presta a la reversibilidad, es decir, a la posibilidad de obtener dos piezas en la colada empleando solamente un modelo cortado según un plano de simetría y moldeado previamente una parte superior y una inferior parecidas; también permite usar un modelo cortado según un plano horizontal que coincidirá con el de la junta, pero cuya posición de moldeo indiferente. Según el número de moldes previstos y sus dimensiones, que puedan llegar hasta 5x7m, las placas modelos pueden ser de yeso, metal o de materias plásticas coladas o estratificadas. Sin embargo, para evitar planos de contacto complicados, el empleo de placas modelo obliga a poner en portadas detalles de formas exteriores imposibles de desmoldar con el conjunto. La compresión de la arena, que puede efectuarse: por presión, por sacudidas, por sacudidas y presión, por vibraciones y presión, y por proyección. El desmoldeo, que puede efectuarse: por extracción del molde por encima del modelo, por extracción del molde por debajo del modelo, por extracción del modelo por encima del molde, por extracción del modelo por debajo del molde. PLACA MODELO EN YESO Reducida a su mas simple expresión, una placa modelo puede presentar forma de un molde falso en yeso que constituye la placa porta modelo y sobre la que se coloca un modelo en madera así como el canal de colada, para poder efectuar a continuación el relleno de la caja inferior. Después de dar vuelta al conjunto y extraer el molde falso o lecho se coloca el mandril, para colocar a continuación la caja superior en la que tanto el apisonamiento como el desmoldeo se efectúan a mano como en el caso de un modelo ordinario. Esta forma de proceder sólo sirve para un número de moldes inferior a cincuenta; cuando el numero aumenta, se puede recurrir a una placa modelo de madera. PLACA MODELO EN MADERA La confección de una placa modelo en madera se reduce a la de una placa portamodelo compuesta de un panel de madera dura acoplado por medio de ranuras, reforzado por encastres y completado por bisagras taladradas según el diámetro de los pernos de las cajas. El modelador fija sobre una de las dos caras de esta placa las diferentes partes del modelo, el cual debe estar cortado obligatoriamente según la junta de moldeo, y se coloca las partes que no de desmoldean en portadas, enviando el mayor número de despieces. El conjunto así formado se completa se completa con los respiraderos, mazarotas y dispositivos de colada. Si se utilizan las dos caras de la placa, tendremos una placa modelo de doble cara que se interpone entre dos cajas pulidas y cuidadosamente señaladas; pero el relleno de éstas no puede hacerse simultáneamente. Si se quieren obtener medidas de fabricación más elevadas, es posible rellenar simultáneamente las dos cajas, pero esto requiere la confección de dos placas modelos de cara sencilla que deben ser ejecutadas con mucho cuidado para obtener precisión en las piezas. Cuando las placas modelo están destinadas a trabajos de gran serie o de serie mediana con intermitencias, es preferible concebir su confección en metal o materias plásticas en previsión de su empleo en maquinas de moldear.

PLACA MODELO EN METAL Pueden ser obtenidas por procedimientos mecánicos, siendo sometido el modelo a cepillado, fresado, torneado, taladrado, o alisado, antes de ser colocado sobre la placa portamodelo pulida, interviniendo poco el modelador y el moldeador en esta clase de fabricación; pero a menudo se realizan con los medios propios de la fundición y un utillaje especialmente concebido que consiste en dos cajas pulidas, señaladas y ensambladas cuidadosamente por pernos, y provista de un dispositivo mecánico para el levantamiento de las partes del molde. En efecto, la precisión exigida en la confección de las placas no permite las vibraciones necesarias para la extracción del modelo, debiendo reducirse al máximo las despullas; cuando se separan las dos cajas conviene obtener un levantamiento normal de las partes metidas en la arena. La misión del modelador se reduce entonces a producir un modelo cortado siguiendo la junta del moldeo teniendo en cuenta una doble contracción del metal de la pieza más la del metal empleado para la confección de la placa modelo. Según el tipo de placa modelo considerado, puede ser impuesta por el ritmo de fabricación, y según las formas de la pieza o las exigencias de la máquina de moldear empleada, el moldeador procederá según uno u otro de los siguientes métodos: Confección de una placa modelo de doble cara. Sirviéndose del material antes citado, el moldeador efectúa las operaciones normales de moldeo como para la obtención de un molde ordinario, es decir: Relleno de la caja inferior sobre un molde falso de arena; dar la vuelta a dicha caja y espolvorear la junta; colocar el mandril de colada, rellenar de arena la caja superior y comprimirla; separar las dos cajas y cortar los canales de colada, lo cual constituye el moldeo primario. Partiendo de este molde primario, se interpone entre las dos cajas un marco metálico, ensamblando acoplado exactamente con ellas, en cuyo interior tiene ranuras para el ensanche y acoplamiento del metal que servirá para la confección de placa modelo. Después de colado y enfriado el metal, se extrae una placa modelo de doble cara provista de los apéndices de colada, debiendo cortar el mandril de colada y se la señala por medio de una clavija en el canal de entrada de la colada; entonces bastara limpiar y pulir todas las superficies de la placa. Confección de una placa modelo de “cara única”. Como sólo es ocupada una cara de la placa portamodelo, ya sea por el modelo superior, ya sea por el inferior, para la realización de un molde completo conviene confeccionar dos placas; de aquí la denominación corrientemente empleada de placas modelo dobles. Cuando estas placas son realizadas por los medios propios de la fundición, pueden ser obtenidas en la forma de un caparazón o blindaje de metal blanco (plomo 88%, Antimonio12%) zunchado por medio de un marco al cuál se fijara fuertemente con yeso o cemento, o bien en la forma de una placa modelo”monobloc” que será colada en la aleación de aluminio o cobre e incluso a veces, en fundición. En dos casos se empieza siempre por el moldeo primario en cajas especialmente diseñadas, que ya se describió, separándose luego de las dos partes del molde, cada una de las cuales servirá para la realización de una placa modelo de cara única. Cuando la colada se efectúa bajo forma de un caparazón de metal blanco, la confeccio de cada placa necesita las siguientes operaciones:

1. Modelo de la parte superior del caparazón.- Sobre cada parte del molde primario, y después de haber espolvoreado las superficies se rellena en una caja cuidadosamente señalada, un molde falso proveyendo el mandril de colada del caparazón. 2. Obtención del espesor del caparazón.- Después de desmoldar y dar la vuelta se quita en las superficies de la pieza y en las de la junta un espesor regular de diez a 20mm, según el tamaño del molde. Para hacer esta operación se procede a mano con las herramientas normales del moldeador, determinando los espesores utilizando un tapón espolvoreando de talco que se hunde a intervalos para dar al moldeador muestras del espesor a sacar con la herramienta. Se cortan los canales y se hacen numerosas abolladuras en las que se hunden clavos que después permitirán la fijación del caparazón sobre el marco por medio del cemento o yeso. 3. Remoldeo y colada del caparazón.- Se remoldea cada molde falso sobre la caja correspondiente del molde primario, luego se cuela el metal en el espacio reservado al caparazón el cual presenta en la cara inferior las formas del modelo y de la junta, y en la cara superior las abolladuras con sus clavos de anclaje. 4. Anclaje del caparazón al marco.- Después de haber desmoldeado y extraído cada molde falso, se corta el mandril de colada del caparazón, volviendo a colocar después los moldes falsos en cada parte respectiva del molde primario, para colocar finalmente el marco del porta placa cuidadosamente situado sobre la caja. Para asegurar la estanqueidad se rodea el marco por placa de una caja suplementaria que se rellena de arena, y luego se cuela el yeso o el cemento ordinario o especial que fija el caparazón sobre el marco porta placa. No falta mas que un ligero trabajo de limpieza y pulido para obtener una placa modelo de cara única robusta y de precio elevado, en el segundo caso. En el segundo caso, es decir, en la realización de una placa modelos “monobloc” se procede al molde primario con la precaución de señalar las dos cajas por dos tetones biocónicos suplementarios delimitado por trazado la posición del modelo de abrazadera en la primera parte del molde y trasladando este trazado por moldeo en la segunda parte. La confección de cada placa modelo requiere las siguientes operaciones: 1. Desmoldeo del molde primario, finalización de las dos partes, colocación de los modos de abrazadera. Después de haber separado y acabado las partes del molde primario, se coloca en cada parte el modelo de abrazadera. 2. Colocación y fijación de las cajas intermedias y de la superior, proveyendo los dispositivos de colada. En la colocación de cada caja intermedia y de su enganche, en la masa de arena interior al modelo de abrazadera se proveen ganchos para la fijación de estas partes en la caja superior del molde, efectuándose la colocación y fijación de esta última después de haber situado los respiraderos y el mandril de colada. 3. Desmoldeo de las cajas del molde primario y de las cajas intermedias, obtención del espesor de las placas. Después de dar la vuelta al conjunto de cada molde, se desmoldea primeramente la parte del molde primario, luego la caja intermedia, quitando a continuación la arena para la obtención del espesor en el interior del modelo de abrazadera. 4. Remoldeo de machos y cajas, colada de placas “monobloc”. Se terminan las diferentes partes de cada molde, después se somete la arena a la llama, y se remoldean colocando los machos para el relleno del metal antifricción, colocando cada molde a continuación. 5. Desmoldeo y extracción de las cajas y del molde primario, relleno del metal antifricción de las placas. Después del desmoldeo y extracción de cada parte del molde

primario y colocación de pernos, se rellena de metal antifricción cada placa modelo monobloc. No queda más que extraer, limpiar y pulir las superficies de cada placa. CONFECCION DE UNA PLACA MODELO CON PEINE. Esta operación se parece a la confección de una placa modelo de cara única, excepto en que la obtención del espesor del caparazón se produce al mismo tiempo a la talla directa de la forma y espesor del peine. Después del remoldeo y colada del caparazón y del peine se procede a enfriar, luego se desmoldea y se extrae el molde falso superior cortando los mandriles de colada. Hecho esto se vuelve a colocar el caparazón y el peine sobre la parte inferior del molde primario revistiendo a continuación la cara superior del peine con 10 a 20mm de tierra arcillosa, de forma que queden empotrados en parte los caballetes de fundición que soportarán al peine en el moldeo y que estarán anclados en el yeso o cemento que debe unir el caparazón al marco. El peine se separará a continuación de la placa modelo propiamente dicha a la cual no esta unido más que por secciones muy delgadas de colada. Formando una sierra de dientes muy finos. No queda más que el trabajo de acabado para obtener una placa modelo con peine con todas las ventajas que ello aporta. PLACAS MODELO REVERSIBLES. Este tipo de placa es similar a la placa modelo de cara única, pudiendo recibir varios modelos que pueden ser directos y de dorso de la pieza. A excepción de los dispositivos de colada que son intercambiables, las partes superiores son parecidas a las inferiores y son obtenidas con una sola placa modelo. Como ya explicamos anteriormente este tipo de placa permite reversibilidad en sus formas, es decir: a) Piezas cuyo eje de simetría se confunde con la junta de modelo y cuyas formas no exigen más que la confección del medio modelo. b) Piezas cuya posición en el moldeo es indiferente y en las que las dos partes del modelo, cortado según el plano de junta, se fijarán sobre la placa portamodelo, lo que dará en la colada un mínimo de piezas. c) Piezas de pequeñas dimensiones que correspondan a uno de los párrafos anteriores de forma que la disposición de varios modelos por placa permite una mejor utilización de las cajas. PLACAS MODELO EN MATERIAL PLASTICO. Al igual que los modelos y las cajas de machos, las placas modelo pueden realizarse on resinas ethoxilinas colables del tipo Araldite, Epophen u Oxival En caso de error, estas resinas termoendurecedoras, es decir con ciclo irreversible, no son recuperables; conviene, pues, emplearlas con la máxima probabilidad de éxito. Para ello basta seguir rigurosamente los consejos dados por los servicios técnicos de sus fabricantes y atenerse, tanto el moldeador como el fundidor, a estas técnicas modernas. La colada de estos nuevos materiales en la forma de placa modelo de única cara, se parece en muchos aspectos a las coladas en metal anteriormente expuestas, con la diferencia de que el molde primario puede realizarse en yeso a partir de un modelo maestro con simple contracción de las resinas empleadas. Es preciso, además secar perfectamente el molde en yeso y hacer que sus superficies no tengan poros de ninguna clase. También se puede partir de un molde de arena, sobre

cuya superficie s pulveriza una resina urea-formol, de tal modo que después de secada y sometida a calentamiento, se obtienen superficies lisas y muy duras sobre las cuales es posible moldear un caparazón en resina vidriosa estratificada en la cual se cuela una resina de relleno o un cemento especial que une el caparazón al marco, a menudo metálico. La colada de placas modelo con doble cara es algo más delicada, existiendo tendencia a la aparición de burbujas en la parte superior del molde. Para remediar este inconveniente se puede proceder ya sea colando la placa modelo vertical, ya sea colando primero la parte inferior hasta la mitad del espesor de la placa y luego colando la segunda parte a través de la placa ya colada a la que se ha dado la vuelta, ya sea realizando la placa modelo de doble cara por unión de dos placas modelo de cara única.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->