P. 1
Clases de Contratos de Garantía y de Cambio

Clases de Contratos de Garantía y de Cambio

|Views: 2.951|Likes:
Publicado porvamosderecho
apuntes de clases
apuntes de clases

More info:

Published by: vamosderecho on Mar 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/06/2013

pdf

text

original

Sections

Ley 18.092, sobre letra de cambio y pagaré. Comenzaremos con la letra de cambio y
la idea de su análisis es hacerlo en un primer momento para ver y comprobar su recepción
en el texto de la ley, de los principios mencionados ayer.
Comencemos por el principio de la independencia o autonomía. En la ley, se
comienza señalando cuales son las menciones de la letra, y a propósito de las menciones en
su artículo 1° número 3, dice que la orden no sujeta a condición de pagar una cantidad
determinada o determinable de dinero, por lo tanto, desde esta perspectiva la letra, contiene
una promesa de pago, incondicional y esa promesa de pago, es una promesa independiente,
autónoma, respecto de la relación fundamental.
Las acciones cambiarias derivadas de la letra, y consecuentemente las obligaciones
cambiarias que emanan para cada firmante de la letra de cambio, son independientes de la
relación de base.

Este principio está en el artículo 28 de la ley, reconocido. La persona demandada en
virtud de una letra de cambio, no puede oponer al demandante excepciones fundadas en
relaciones personales con anteriores portadores de la letra. Se va independizando respecto
de cada uno de los anteriores. Esto también se conoce como el principio de la
inoponibilidad de las excepciones. Cobra particular relevancia a propósito de la circulación
de la letra, a través del mecanismo propio de circulación de ella, como es el endoso (nos
interesa el endoso como transferencia del dominio). Una cosa es no poder oponer las
excepciones y otra cosa es que un demandado de una letra de cambio por su actual
portador, puede oponerle otras excepciones.
En el artículo 1° dice que la letra de cambio debe contener ciertas menciones. Entre
el artículo 17 al 32 se regula el endoso, el que es una mención de la letra.

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

55

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

Otra expresión del principio, el artículo 7 de la ley. En la letra intervienen diversos
sujetos y para cada uno de esos sujetos la ley establece una responsabilidad. A propósito del
tema de las acciones que emanan de una letra de cambio, el artículo 79, en relación al
artículo 7, todos los que sirvan una letra de cambio, sea como libradores, sea como
aceptantes o endosantes todos esos son obligados a pagar al portador el valor de la letra. La
incapacidad que pudiese operar de respecto de alguno de ellos no podrá ser esgrimida por
los demás para la invalidación del título. Es una manifestación de la independencia.
Quines participan en una letra de cambio con su firma quedan obligados a su pago
con prescindencia de la relación fundamental y de los vicios que pudieran generarse en la
transferencia del título.

La segunda consideración, dice relación con el principio de la literalidad. Este
principio se traduce en el contenido, extensión, alcances o modalidades del derecho
incorporado en la letra vienen determinados por su tenor literal, y viene determinado
también por las menciones esenciales a que alude el articulo 1°. Si no tiene las menciones
no vale como letra de cambio.

Este principio de la literalidad, inspirado en la idea de lo que en general uno en el
derecho habla del principio de la conservación de los actos, el legislador lo acoge y atenúa
en parte esta idea o exigencia de la literalidad. El artículo 16, señala que cualquiera de los
obligados al pago de una letra, puede mediante una nueva firma consentir en una alteración
de su texto quedando obligado en los nuevos términos que se indiquen.

Estudio propiamente tal de la letra de cambio.
Es un título de crédito.
Debemos pronunciarnos en quienes intervienen en el proceso de generación
(emisión) de este documento o instrumento que se llama letra de cambio.
El librador, también llamado girador, que podría ser también y a su vez beneficiario,
o sea, acá se puede confundir la calidad de quien emite la orden en el sentido que a su vez
puede ser beneficiario. Es el que emite la orden.
El obligado a cumplir con esta promesa incondicional de pago, se denomina librado,
es contra quien se libra o se gira la letra. Respecto del cual, hay que agregar, que este
librado, podría mudar en aceptante, siempre y cuando admita pagarla. Necesariamente en
este proceso, la orden para constituir la obligación, requiere la aceptación del librado, por
eso puede mudar en aceptante y muda en aceptante cuando asume la obligación de pagarla.
¿Qué pasa si el librado no acepta? A propósito de los protestos, se puede protestar la
letra de cambio por falta de aceptación, por falta de fecha de aceptación y por falta de pago.
Si hay un protesto por falta de aceptación, ese protesto tiene obviamente efectos.
En sus orígenes históricos la letra de cambio, nació de un modo distinto. Nació
como un medio de prueba de un contrato, del contrato de cambio. Así lo definía el artículo
620 CCom. El librador y el beneficiario en esta ley pueden ser la misma persona, antes esta
situación no se producía.

Jurídicamente la letra de cambio, la ley no la define. Es un título de crédito que
contiene una promesa de pagar una cantidad determinada o determinable de dinero. Debe
ser expresada en pesos, en unidades de fomento, en unidades tributarias, etc., pagadera en
la época en que se haya fijado o a la vista, que se obligan a cumplir el aceptante a los
endosantes o a quienes garanticen su pago ante el beneficiario designado o ante el portador
legítimo. Acá la responsabilidad es más o menos amplia mirada de los sujetos participantes
de la letra. Todos los que firman una letra de cambio, sea como libradores, como aceptantes

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

56

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

o endosantes, todos estos son solidariamente obligados a pagar. A pagarle al portador de la
letra.

La letra hoy día tiene un marcado carácter de instrumento de pago, y también de
crédito. A pesar de que en esta materia ya no tiene, desde el punto de vista práctico, ese
carácter, porque si yo pido un crédito en el banco, el banco me hace firmar un pagaré.
La ley utiliza todos estos términos, pero no tiene una definición a propósito de estas
distintas calidades. A veces utiliza otros términos como “cualquiera de los obligados al
pago de una letra”. Tienen responsabilidad solidaria. Librador, también llamado girador es
el que emite, el que crea y para ser consecuente con la denominación, el que libra, el que
gira el documento. El librado es a quién se ordena pagarla. El beneficiario, algunos también
denominan tomador, persona designada a cuya orden debe pagarse y el aceptante es el
librado que asume el encargo de pagarla a través de su firma. El endosante (pensando en el
que trasfiere el dominio). El avalista, algunos lo denominan fiador cambiario, es el aval de
alguno de los obligados al pago, porque ya dijimos que hay responsabilidad solidaria
(endoso pignoraticio). El portador, también llamado tenedor, o sea, el que adquiere el título
y que tiene, en consecuencia, derecho a exigir su prestación.

Menciones obligatorias.

En terminología civil, son menciones esenciales. Se nos viene a la mente
preguntarnos por los efectos cuando no se cumplen. La que no cumpla con las menciones
esenciales no vale como letra de cambio (artículo 2).
El artículo 1°. En su número 1 dice “la indicación de ser letra de cambio”. Esto
aparece como obvio, pero nosotros podemos encontrarnos con muchas promesas
incondicionales de pago. Debe aparecer la indicación de ser letra de cambio. Debe estar en
el mismo idioma empleado en el título.
El número 2, señala el lugar y fecha de emisión. La fecha de la emisión cobra
importancia en función de su vencimiento. Lugar, en el derecho chileno, en el que estamos
en un régimen unitario, no tendría mucha importancia, pero podría girarse en un país
distinto.

Son obligaciones cambiarias, porque están sujetas a este régimen particular, y acá
hay varios preceptos que se refieren a la obligación. Debemos ver si el obligado es capas
fijándonos en la fecha de emisión de la letra.
El número 3, nos da la base para elaborar un concepto. Se refiere al objeto. El objeto
es pagar una cantidad determinada o determinable.
En el numero 4 se menciona el nombre y apellido de la persona a que debe hacerse
el pago o representante de a quién debe pagarse. Puede girarse a la orden del propio
librador.

Se puede insertar en la letra las palabras no endosables o palabras similares, solo
podrá constituirse en prenda con relación a las reglas generales de los créditos nominativos.
Siempre se puede endosar en comisión de cobranza.
En el número 5, se señala el nombre, apellido y domicilio del librado, o sea, la
persona a cuyo cargo se gira el documento. No participa de la emisión de la letra.
En el numero 6, se señala el lugar y la época del pago. Si no señala el lugar del pago
debe pagarse en el domicilio del beneficiario y si no contiene fecha es pagadera a la vista.
En el número 7, se indica la firma del girador o librador. Quien emite o crea el

título.

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

57

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

El giro, aceptación o trasferencia de una letra no extingue, salvo pacto expreso en
contrario, las relaciones jurídicas que le dieron origen. No producen novación. Subsiste la
obligación de pagar el precio derivada del contrato y subsiste la obligación de pagar la
cantidad de dinero de que da cuenta la letra.
El mutuo, el préstamo de dinero, se perfecciona por la entrega que hace el mutuante
al mutuario. La acción cambiaria prescribe en el plazo de un año. El artículo 12.
El plazo de prescripción del Código de Comercio es de 4 años; en el Código Civil,
es de 5 (acción ordinaria) y 3 años (ejecutivas).
La acción cambiaria, derivada de una letra de cambio, de un pagaré y también del
cheque es distinta de la acción que nace del derecho personal generado por el contrato que
motivó la emisión de la letra de cambio, la suscripción del pagaré o el giro del cheque. Si
no hubo el pacto a que se refiere el artículo 12, y estando a una situación que ha prescrito la
acción cambiaria, puede el acreedor ejercer la acción ordinaria derivada del contrato causal
(4 ó 5 años según se trate de un contrato civil o mercantil).
La acción ordinaria no es oponible al avalista, ya que el avalista lo es del título de
crédito y no de la relación causal. Distinto sería si se otorgó en garantía una prenda o una
hipoteca, o sea, yo podría ejercer la acción hipotecaria a pesar de haber prescrito la acción
cambiaria.

El título ejecutivo dice relación con la obligación principal la que puede no estar en
la escritura de hipoteca, por lo que no por ser hipoteca va ser un título ejecutivo.

Bajo las menciones no obligatorias o facultativas, hay una que ya hablamos
indirectamente a la que se refiere el artículo 13. En el número 2, la cláusula de ser
reajustable la cantidad librada. En el número 3, se señala la cláusula de intereses, que
correrán desde la fecha en que la letra fue emitida y hasta su efectivo pago, salvo que se
establezcan reglas distintas, se calcularan sobre la cantidad reajustada. La cláusula sn
obligación de protesto también es importante, que en el fondo está destinada a relevar al
portador de la letra de la carga de hacer constar la no aceptación o pago de la letra. Cierra
este cuadro de menciones facultativas diciendo “cualquier otra mención que no alteren la
esencia de la letra”.

29. octubre. 2008.-

Jurisprudencia en relación a la normativa de la letra de cambio y el pagaré.
Artículo 12. El giro, su aceptación, la trasferencia de la letra, cualquiera de estas
operaciones no extingue salvo pacto expreso las relaciones jurídicas que le dieron origen.
No producen novación.

Párrafo VIII, de las acciones que emanan de la letra de cambio. Nótese la
denominación del párrafo. Estamos hablando de las acciones cambiarias.
En el párrafo X, dice que el plazo de prescripción de las acciones cambiarias del
portador contra los obligados al pago es de 1 año contado desde la fecha de vencimiento del
documento. Si nosotros tenemos claro que para que haya novación se requiere pacto
expreso, cuando no hay novación tenemos la acción derivada de la obligación principal y la
acción cambiaria derivada del título de crédito.
La novación puede ser objetiva o subjetiva, pero nada dice de la novación por
cambio de causa, pero en una nota de Andrés Bello, el se refiere a la novación con cambio
de causa, poniendo como ejemplo, la compraventa con precio pagadera a plazo.

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

58

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

Las acciones ejecutivas de tres años se convierten en ordinarias. El juez no puede
declarar inadmisible la demanda cuando la acción cambiaria prescribe en 1 año, porque la
inadmisibilidad solo puede darse en el caso de las de tres años.

A propósito de las obligaciones, hablemos en primer término del librador, o sea, del
girador de la letra, este garantiza hasta el último portador de la letra, como dice el artículo
10, su aceptación y pago. El librador está garantizando que la letra va ser aceptada y
también su pago. Nosotros ya dijimos, la clase anterior, a propósito de esto, que el artículo
79, dice que todos los que firman la letra de cambio, quedan solidariamente obligados a
pagar la letra. Puede eximirse de la responsabilidad de la aceptación, no así de la
responsabilidad por su pago.

El aceptante, es aquel que mediante su firma, puesta en el documento, se constituye
en deudor cambiario, el artículo 33, señala que la aceptación debe constar en la letra misma,
por medio de palabras como “acepto”, “aceptadas” u otra equivalente, y la firma del
librado. La sola firma importa aceptación. La aceptación que acorde con los principios que
dijimos debe ser pura y simple. No caben acá las modalidades.
El artículo 42 refuerza la idea de que la aceptación debe ser pura y simple.
Cualquier modalidad equivale a un rechazo de la aceptación.
Si el librado no firma, pasa a ser responsable el librador. Pero su responsabilidad
está sujeta a una conducta de una persona distinta, en este caso, del portador, a que la
proteste por falta de aceptación.

Vencimiento y pago.

No vale en todo caso la letra girada con vencimientos sucesivos. La letra de cambio
girada a la vista pagada a su presentación.
Se le paga al que esté legítimamente en posesión del título, el que está destinado a
circular. Artículo 26, el tenedor de una letra de cambio, se considera portador legítimo si
justifica su derecho actual por una serie no interrumpida de endosos. Si la letra no circuló
se le tendrá que pagar al beneficiario, al tomador o incluso al propio librador.

Protesto.

Ya hemos hecho algunas anticipaciones, pero acá hay normas en el párrafo VII,
artículo 59 al artículo 78. Muchas normas son del plano de tramitación que no veremos.
Vamos a mirar el protesto desde el punto de vista del rol.
En un plano de este tipo, el protesto es un acto solemne, por el cual se constata en

forma fehaciente:
•La falta de aceptación.
•La falta de fecha de aceptación
•La falta del pago.

La importancia, del protesto por falta de aceptación, tiene importancia para el
portador, porque es un requisito para hacer efectiva la responsabilidad del librador y de los
endosantes y además dispensa del protesto por falta de pago.
El protesto por falta de pago, tiene importancia en función de dar origen a las
acciones cambiarias, del portador contra el librador, contra los endosantes y contra los
avalistas, bajo sanción de caducidad de las acciones cambiarias.

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

59

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

Artículo 79 i. II. Si no se realiza en tiempo y forma, el protesto por falta de pago
caducaran las acciones cambiarias.

Circulación de la letra.

Artículo 17 al artículo 32. Párrafo del endoso
Los endosos no están reducidos al traslaticio, hay también pignoraticio y en
comisión de cobranza y por eso es extensa esta normativa.
El endoso es el escrito por el cual el tenedor legítimo:
1.Trasfiere el dominio de la letra
2.La entrega en cobro o
3.La constituye en prenda.

La hoja de prolongación debe estar adherida a la letra. El endoso es una cot por el
cual se trasfiere el dominio, se le entrega en cobro o se constituye en prenda.

Características.

Artículo 25. Referido al endoso traslaticio, garantiza la aceptación y pago de la letra.
O sea, yo beneficiario la endoso, por el acto de endosar yo garantizo que esa letra va ser
aceptada y pagada. El o los endosantes si hay varios, serán solidariamente responsables de
los efectos de la falta de aceptación o pago, salvo estipulación en contrario, estampada en el
dorso mismo.

El beneficiario endosa y los responsables del pago son el librador o el librado que se
trasforma en aceptante. Si no existiera esta norma debemos ver las reglas del Código Civil,
pero estas no rigen, por lo que no rige la notificación o aceptación. Basta el endoso firmado
por el endosante.

Principio de la inoponibilidad de las excepciones, que cobra su importancia cuando
hablamos de la circulación de los títulos de créditos.
Es puro y simple. Artículo 19, el endoso debe ser puro y simple. Toda condición se

reputa no escrita.

Se puede endosar a un tercero, al librado o aceptante, al librador o de cualquier otro

obligado. Artículo 20.

A propósito de las tres clases de endoso, el artículo 21 dice que si no se expresa
calidad el endoso es traslaticio de dominio. La ley suple el silencio. Trasfiere al endosatario
todos los derechos que emanan de la letra. Esto quiere decir que los efectos de este endoso
no se limita al endosante y al endosatario, se extienden y alcanzan al aceptante y a los
terceros que asumen el carácter de portadores de la letra de cambio. El artículo 26 señala
que el tenedor se considera portador legítimo si justifica su derecho por una serie no
interrumpida de endosos aunque el último esté en blanco.
La extinción de la obligación cambiaria pasa por que ella sea pagada a quien
aparezca como legitimado. La ley protege la apariencia de titularidad, la que se manifiesta
en la posesión del documento. Es un derecho incorporado en un documento, lo esencial es
el documento.

El portador legítimo de una letra no puede ser privado de ella, artículo 27. Siempre
en el contexto de la circulación,
El artículo 28, la persona demandada en virtud de una letra de cambio no puede
oponer al demandante las excepciones personales derivadas de otras relaciones con otros
portadores.

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

60

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

Endoso en garantía.
Artículo 30.
Faculta al portador:
•Para ejercer todos los derechos emanados de la letra;
•Cobrarla judicial y extrajudicialmente;
•Aplicar su valor al pago de su crédito con obligación de rendir cuenta al endosante;

El endosante no responde de la aceptación o pago de la letra, salvo que se hubiese

convenido.

Endoso en comisión de cobranza.
Artículo 29.
Simple mandato que faculta al portador:
•Ejercer los derechos derivados de la letra, salvo los de endosar en dominio o en

garantía.

4.noviembre. 2008.-

Endoso traslaticio.

Hay que hacerlo a través de las formalidades legales, el endoso traslaticio de
dominio, produce plenos efectos. ¿Respecto de quienes? El endosante y el endosatario.
Alcanzan al obligado a su pago (aceptante). También alcanzan a los terceros que suman el
carácter de portadores de la letra de cambio. En relación a esto, hay que tener presente el
artículo 26, que comentamos la clase anterior y que dice el tenedor de una letra de cambio,
se considera portador legítimo si justifica su derecho por una serie no interrumpida de
endosos. El último de esta cadena, la ley lo considera portador legítimo, cuando acredite su
derecho por una serie no interrumpida de endosos, aunque el último de esta cadena esté en
blanco.

Esta norma, proyecta su legitimación incluso respecto del pagador de la letra, que
por mandato legal no esta obligado a cerciorarse de la autenticidad de los endosos. Solo
está obligado el pagador a verificar la identidad de la persona que presenta la letra a su
cobro y por su puesto, de la continuidad de los endosos, bajo la sanción de que si incumple,
se puede aplicar el adagio de quien paga mal, paga dos veces. Se constituirá responsable si
paga a un portador ilegítimo.

Si alguien paga a quien se encuentra en posesión del crédito la ley lo protege
fundado en la regla que protege la apariencia, pero mirado desde el punto de vista del
acreedor, acá entra la relación el acreedor en contra del verdadero acreedor. Acá si este
obligado al pago no cumple con la obligación de verificación conserva su responsabilidad,
por lo tanto, si lo miramos desde el punto de vista de la extinción de la obligación
cambiaria, para por pagarla a quien formalmente aparezca como legitimado del título, lo
cual supone endosos no interrumpidos.
Acá hay una aplicación de lo que dijimos antes, ya que lo importante es el
documento, si pierdo el título no puedo cobrar porque es un derecho incorporado en el
título. La ley acá protege la apariencia de la titularidad. La apariencia se traduce en la
posesión formal del documento. Esto se justifica por la preeminencia del documento sobre
el derecho del que da cuenta.

Otro efecto importante es algo que ya dijimos, el artículo 28, que es una norma que
se refiere al efecto importante de la transferencia de un título mediante el endoso. Acá

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

61

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

aparece lo que tantas veces comentamos, la inoponibilidad de las excepciones, expresión
que comentamos a propósito del principio de la autonomía o independencia. La persona
demandada en virtud de una letra de cambio (el portador demanda, puede haber adquirido
mediante un endoso) y el aceptante (persona demandada) no puede oponer al demandante
las excepciones fundadas en las relaciones personales con anteriores portadores. Se
materializa el principio de la inoponibilidad.
A propósito de las diversas posibilidades en torno al endoso, también podría caber
la posibilidad que se endosara la letra a favor del girador o librador, en este caso este podrá
dirigirse en contra de los endosantes anteriores o contra su propio endosante. Si se endosa a
favor del aceptante, va operar la extinción de la obligación por la vía de la causal confusión.
También podría ser endosada a un endosante anterior, si eso es así los endosantes
intermedios carecerán de responsabilidad.

Finalmente el endoso en comisión de cobranza (artículo 29) sus efectos son menores
y es un simple mandato para ejercitar los derechos derivados de la letra de cambio, salvo
trasferirlo en dominio o a su vez endosarlo en garantía.

Posibilidad de que la letra goce de una garantía, entiéndase bien que cuando
hablamos de la letra también hablamos del pagaré, y por lo tanto, perfectamente puede
garantizarse el pago de una letra, mediante una garantía, por ejemplo una garantía
hipotecaria o prendaria. En la ley de letras de cambio y pagaré se regula un mecanismo
propio de la letra de cambio y se conoce bajo la expresión de fianza cambiaria o “del aval”
(Párrafo IV, artículos 46 y 47). Es un acto escrito y firmado en la letra de cambio (artículo
46), estamos hablando de una garantía propia del título de crédito, se extienden los
elementos propios de los títulos de créditos, porque se trata de un derecho incorporado en
un título. Es un acto escrito y firmado en la letra de cambio o en una hoja de prolongación
adherida o en un documento separado por el cual el girador, un endosante o un tercero
garantiza en todo o en parte el pago de ella. Es recomendable incluir en el mismo
documento o en una hoja de prolongación.
Todos los que firman como libradores son solidariamente responsables.
El artículo 46 recoge que si es en documento separado, se debe contar con la firma
del avalista, y para que se transfiera la garantía esta no se transfiere por el endoso.
El aval es una garantía y por lo tanto acá hay una acción de reembolso, ya que tiene
responsabilidad pero no tiene deuda, artículo 82 i. III.
Aprovechando que estamos en el párrafo VIII “de las acciones que emanan de la
letra de cambio”, que nosotros tocamos a propósito de la distinción entre acción cambiaria
y la derivada de la acción de base, acá este párrafo está legislando sobre las dos. Los
artículos 79, 80 y 81 se refieren a la acción cambiaria, y los artículos 82 y 83 se refieren a la
acción cambiaria de reembolso.

Respecto a las acciones cambiarias del portador, que según el artículo 79, le
corresponden al portador en contra de todos los firmantes de la letra, sea como libradores,
sea como aceptante, etc., ya que son solidariamente responsables a pagar el portador el
valor de la letra más los reajustes e intereses en su caso.
A propósito de los protestos, hay protestos por falta de aceptación y protestos por
falta de pago, porque la letra hay que aceptarla. A propósito del protesto por falta de pago,
si este portador no efectúa el protesto por falta de pago, se produce lo que en la doctrina se
denomina perjuicio de la letra, que desde el punto de vista de la reglamentación positiva, se

Apuntes de clases- no autorizado para su cita.

62

Contratos de Garantía y de Cambio - Apuntes de clases del profesor José Antonio Galván Bernabeu -
Universidad Nacional Andrés Bello- María José Corvalán - Año 2008.

traduce en la caducidad de su derecho contra el librador, endosante y avalistas, o sea, se
queda con el aceptante.
Ejerce las acciones a su vencimiento.
En cuanto a la prescripción, de las acciones cambiarias, tienen un plazo de
prescripción de un año contados desde el vencimiento. La de reembolso tiene un plazo de
prescripción de 6 meses (artículo 99), contado desde el día del pago.

Normas especiales sobre la interrupción de la prescripción.
Se interrumpe solo respecto del obligado a quien se notifique, artículo 100.
También se interrumpe, respecto al obligado que ha reconocido expresa o

tácitamente su calidad de tal.

En lo demás la prescripción de las acciones se rigen por las reglas generales del
Código de Comercio (artículo 101).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->