P. 1
Enfermedades Vectoriales

Enfermedades Vectoriales

|Views: 1.245|Likes:
Publicado pormisionespro
nota por mercedes salvador
nota por mercedes salvador

More info:

Published by: misionespro on Mar 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/27/2012

pdf

text

original

Posadas Misiones, 11 de Marzo de 2010.

-

ENFERMEDADES VECTORIALES:

SITUACIÓN ACTUAL EN LA PROVINCIA DE MISIONES:
Actualmente en la Provincia de Misiones; y en razón de contar con un clima y un ambiente propicio para el desarrollo de ciertas especies de insectos; contamos con patologías transmitidas por estos, que pese a su tamaño, ocasionan daños de incalculables consecuencias. Cinco enfermedades de las comúnmente denominadas “vectoriales”; de las seis presentes actualmente en Misiones; tienen como agente transmisor al insecto conocido por todos los como mosquito. La sexta es una enfermedad parasitaria, conocida como “Mal de Chagas”, transmitida por lo que comúnmente se denomina Vinchuca.

¿Qué enfermedades están presentes hoy?
Tanto el DENGUE, LA FIEBRE AMARILLA y LA ENCEFALITIS, son efermedades virales, mientras que, LA LEISHMANIASIS y EL PALUDISMO (O MALARIA) son enfermedades parasitarias. Cada una de estos males, tienen síntomas distintos, características propias y tratamiento clínico diferente. Sin embargo, como distintas en esos aspectos poseen dos características que las hacen semejantes: Primeramente son enfermedades que se transmiten por medio de un vector. Segundo, tienen una capacidad de deteriorar los órganos del ser vivo que ataquen, con una agresividad que para nada concuerda con el pequeño tamaño de su agente transmisor. En Misiones, lejos de combatir hoy estas enfermedades, siguiendo para ellos los ejemplos de países que han padecido epidemias semejantes; se ha optado por tomar medidas con una ligereza que roza lo absurdo. Primeramente resultaría útil aclarar que en absolutamente todos los lugares en que estas enfermedades se han hecho presente, tarde o temprano se percibe un aumento significativo del número de casos, por su fácil propagación. Lo que acrecienta su peligrosidad. Basta con la picadura de uno de estos insectos para que la enfermedad se instale en el organismo y comience su proceso destructivo.

Por tal razón, no existe absolutamente ninguna política que redunde en

beneficios para combatirlas, que no sea aquellas que atacan al único agente capaz de transmitir estas enfermedades, como es vector
Que se hayan hecho presentes estas enfermedades olvidadas; no sorprende. De hecho no podríamos afirmar sin ninguna duda que hayan desaparecido completamente en algún momento, aunque sí podemos afirmar que con campañas serias realizadas en épocas anteriores, fue posible el control de las mismas. Sin embargo lo que realmente causa alarma, y debería provocar mayor reacción en la ciudadanía que aún desconoce en su mayor parte lo grave que es la situación actual; es el hecho de la agresividad con que estas enfermedades están atacando a la Provincia. No es casualidad que enfermedades que parecían haberse controlado hayan regresado. De hecho, es perfectamente comprensible que el desmanejo en lo que respecta a cuestiones básicas de salud pública por parte de nuestras autoridades, hayan hecho posible que enfermedades antes controladas reaparezcan en nuestro ámbito provincial.

¿Como combatir estas enfermedades?
Un punto de coincidencia entre todos los expertos, es que el camino realmente eficaz para luchar contra las enfermedades vectoriales es LA PREVENCIÓN.

No existe una medida que implementada aisladamente, resulte eficaz. Por el contrario, deben tomarse una serie de medidas, tanto por parte de los particulares y el Estado. Lejos de implicar un gasto considerable o de requerir de técnicas avanzadas; estas enfermedades; con sus enormes distancias en distintos aspectos (síntomas, tratamientos, etc.); pueden ser combatidas recurriendo a elementos comunes y de fácil implementación.

Fumigación y rociado:
Estudios han demostrado que ciertos productos, como los derivados de las permetrinas; en particular la DELTAMETRINA (conocido en su versión comercial como K-othrina de Bayer); tienen un efecto de extrema eficacia en las campañas contra estas enfermedades. Cabe destacar que este insecticida debe ser manipulado con los recaudos propios de los insecticidas que todos conocen, y siguiendo siempre las recomendaciones que el mismo contiene. Las fumigaciones recomendadas por especialistas con este producto, señalan que deben ser domiciliarias y peri-domiciliarias; esto es contrario a gran escala. La razón de esta indicación es que la deltametrina es altamente tóxica para otro tipo de fauna, tales como felinos, peces, reptiles, y demás animales de sangre fría.

Por tanto, y considerando que este producto tiene la aptitud de matar a los insectos por contacto, lo recomendable sería rociar paredes, marcos de ventanas y puertas, cortinas, alfombras, patios, y demás lugares del hogar donde el mosquito se pueda posar a esperar la hora en que se alimenta. Este producto, no ha sido recientemente descubierto para el control de plagas de este tipo, sino que por el contrario, se encuentra presente en los hogares desde hace mucho tiempo, y ha sido la herramienta con que cuentas personas que por sus tareas en medios selváticos o de bosques; deben recurrir a protección especial, muchas veces impregnando sus ropas de trabajo con productos de este tipo.

Limpieza y desmalezamiento:
Los mosquitos transmisores de estas enfermedades, aprovechan el descuido en los rutinarios hábitos de las personas para desarrollarse. Así como el Aedes Agypti (transmisor del dengue y la fiebre amarilla) prefiere las aguas estacandas (basta con un recipiente muy pequeño para que el mosquito encuentre el ambiente propicio para desarrollarse); la Lutzomia (transmisora de la leishmaniasis) prefiere restos de materia orgánica en descomposición y un ambiente con poca luz o con algo de sombra (prefiriendo los restos de vegetales, hojarasca, ramas, y demás residuos orgánicos). Es importante hacer hincapié en que el trabajo debe ser conjunto. Tanto los dueños de

casa; manteniendo sus patios y jardines despejados de ramas, hojas y restos orgánicos; como las autoridades públicas, exigiendo a los dueños de terrenos baldíos su mantenimiento, prestando atención a plazas, plazoletas, calles y veredas donde la limpieza debe ser constante, e incrementando los servicios de recolección de residuos. Todo esto sin descuidar la correcta información a la ciudadanía sobre la realidad de cada una de las enfermedades, y no tergiversando la realidad creando confusión en las personas.

¿POR QUÉ NO ES RECOMENDABLE LA EUTANASIA CANINA?
Actualmente, las autoridades de la Provincia de Misiones, y de la Municipalidad de la ciudad de Posadas, han optado por el sacrificio canino, argumentando que se está en riesgo de contraer una de las enfermedades mencionadas si se posee un perro enfermo. Cabe destacar que en el vecino país de Brasil, se ha comprobado luego de 40 años de eutanasia canina, que no solo el número de casos de diagnóstico positivo en seres humanos persistía, sino que habían aumentado considerablemente. Es sabido que el sacrificio canino, como método de combate de esta enfermedad es el más desestimado de los métodos contra esta epidemia, porque lejos de solucionar el problema, lo agrava.

Para comprender mejor basta con observar el siguiente proceso experimental llevado a cabo por expertos, en el que se explica claramente por qué falla el método de la eutanasia canina: El estudio de los hábitos alimentares y del contenido intestinal del mosquito transmisor de Leishmaniasis permite identificar los huéspedes e indicar los potenciales reservorios de la enfermedad. De esta manera, utilizando trampas de luz, Missawa y col. 2008 capturaron 2.376 hembras del mosquito vector (Luzomyia longipalpis) en un periodo de dos años en el Municipio de Várzea en Grande Mato Grosso - Brasil. (Cabe aclarar que además del clima tropical y de la agricultura como principal actividad, este municipio tiene una extensión territorial y una población semejante en número a la que posee la ciudad de Posadas). El análisis del contenido intestinal de las hembras de los 2.376 mosquitos capturados permitió determinar que se alimentan preferencialmente de aves (30,8%), seguido de roedores (21,2%) y humanos (13,5%). El análisis determinó que el mosquito tiene baja preferencia a alimentarse de caninos (en último lugar). La misma conclusión obtenida por este grupo de investigadores del Instituto Oswaldo Cruz de Rio de Janeiro, donde el mosquito vector de Leishmaniasis prefiere alimentarse por aves (y no por perros) ya había sido sugerida repetida veces por otros autores (Aguiar y col., 1987; Barata y col., 2005; Marassá y col., 2006).

Observando estos datos y considerando siempre que la lutzomia se alimenta de sangre de aves, roedores, humanos, etc. Es que nos es posible comprender porque una campaña realmente eficaz y con inmediatos resultados solo es posible si se atiende al único agente trasmisor de la misma: La lutzomia. Y que por el contrario resulta imposible acabar con todos los seres que representan una fuente de alimento para esta especie de mosquitos. Más aún si a esto le sumamos que el perro aún enfermo, es absolutamente incapaz de transmitir la enfermedad, ni en caso de proximidad en el hogar o contacto directo con el mismo, menos aún resulta posible comprender el proceder irracional llevado hoy por las autoridades provinciales y municipales. No existe absolutamente ningún caso en el mundo en que una persona se haya contagiado de leishmaniasis acariciando, jugando ni habiendo sido mordido por un perro infectado. Por tanto el tratamiento adecuado y recomendado por el profesional veterinario es en estos casos fundamental, y óptimo para continuar con normalidad la vida cotidiana con la mascota.

CONCLUSIÓN:
Partiendo de la base de haber tomado conocimiento que en las enfermedades vectoriales solo se cuenta con un enemigo (el vector), y considerando seriamente si se pretende realmente controlarlas; debemos tener en claro varios puntos:

SIN INFORMACIÓN, NO ES POSIBLE COMBATIRLAS: No es factible controlar el avance de estas enfermedades sin información adecuada, para lo cual es necesario que se investigue y se obtenga toda la información necesaria antes de tomar una posición al respecto, considerando que los errores en materia sanitaria en el ámbito de Misiones deben generar dudas que movilicen a cada uno a buscar la verdad, sabiendo que la salud está en las manos de cada uno.

MEDIDAS SIMULTÁNEAS Y SISTEMÁTICAS: Resulta imposible combatir una epidemia (máxime cuando de distintas especies de vectores como es el caso se trata), llevando a cabo una acción aislada. Por el contrario deben tomarse todas las medidas y exigir que las autoridades cumplan con sus respectivas tareas.

Es fundamental:

Limpieza de patios y jardines por los particulares, sumado al correcto y profundo saneamiento que requiere hoy la ciudad de Posadas por parte de las autoridades públicas responsables de estas tareas.

• •

Fumigación domiciliaria y peri-domiciliaria siguiendo los consejos de expertos y con los productos por ellos recomendados. Cuidado y responsabilidad respecto de los animales

doméstico para evitar se contagien de enfermedades, evitando exponerlos a los horarios de mayor peligro (desde las 6 a.m hasta las 18 a.m, horarios en que particularmente la lutzomia se alimenta). Es sabido que cada uno debe ser capaz de desmenuzar la información, para comprender, basados en la razón y experiencia, que camino o qué medidas deben tomarse. Reclamar que las autoridades que asumieron la obligación de velar por la ciudadanía lleven a cabo con altura y seriedad su trabajo, debe ser una prioridad para todos, más aún considerando que una sociedad sin salud, sin educación y sin trabajo; padece una vulnerabilidad extrema, que difícilmente permita que salga airosa.

Rita Mercedes Salvador.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->