Está en la página 1de 1
ARTES Y ESPECTACULOS PRELORAN ~ BARGIER! ~ HERMENEGILDO CAYO _ELOTRO PAIS” Es el deslumbramiento cinematogréfico ya ertdute de que a Argentina venta en la persona del cineasta Jorge Prelorin (36 afios, una hija) con un documentalista adulto y_riguroso que haré su primera aparicion publica a parti del proximo viernes 31 de octubre 'y los martes y viernes del mes. de noviembre en el Teatro San Martin, donde se proyectarin 19 de sus pe- Ticulas, con un total de 6 horas 49 ‘minutos de proyeccion. Esta es la parcial cosecha (su obra total cubre 16 horas 22 minutos de cine) de un largo y silencioso trabajo que, como camaré- grafo, compaginador y director, ha cum- plido Jorge Prelorin desde la Puna de ‘Atacama, a mis de 4.000 metros de altura, hasta inéditos rincones de la cor- dillera austral, ecorriondo en jeep cx- rminos_precarios, regiones deshabitadas, ©-en viajes de 20 horas a lomo de mula por sendas esearpadas y zonas inhéspitas Gel pats Para el folklorsta Augusto Rail Cor- tézar, profesor titular y director del Departamento de Ciencias Antropol6- icas de la Facultad de Filosofia. y Letras de Buenos Aires “estas peliculas de Prelorin forman el conjunto mis ‘completo, més importante y mas docu mentado de expresiones. folkldricas argentinas representativas. Ademis se valoran por su calidad artistica cinema- tografica”. Pero Jorge Prelorin hubo de se arquitecto (“Lo intenté en la Univer- sidad de Buenos Aires y en la de Califor- nia"), también pianista (“Sepur 7 aflos de esiudios con el profesor Lalewicz”), segin revelé. la’ semana pasada a 58 ANALISIS. Sin embargo: “Terminé como graduado de la Universidad. de California, en Los Angeles, como Ba- chelor of ‘Arts in Motion Prewures (Ba- chiller en cinematografia) en 1960”. En rigor, las predilecciones cinemato- grificas de’ Prelorin se manifiestan eoneretan alos 21 afios de edad, cuando filmé Venganza, un tema policial desa- rrollado en 30’ minutos, en blanco y negro, con el cual gané el Primer Premio del Concurso para Principiantes del Cine Club Argentino, en 194. Entonces, el actor de esa pelicula —hoy es el arqui- tecto Alberto Nicolini supo vincularlo, en 1963, con la Universidad Nacional de Tucumin, donde Prelorin se ha ve ddesempeniando (1968-69) como asesor audiovisual del ectorado, bajo contrato, para la produccién de material didéc- tico, En 6 aos ha realizado 32 peliculas 4,28 series ddcticas, reckamente Jos ms_que se exhibirén en el Teatro San Martin son, en. parte, de este ciclo, habiendo participado’ en ‘Ia copro- dluccién de ellas el Fondo Nacional de Jas Artes, instituciones que ahora aus pician la’ presentacion en Buenos Aires. ara el asistente de filmacion de Pre- lorin, “Sergio Barbieri (25 alos, gra- duado en Bellas Artes, fot6grafo, coedi- tor del sello Pistacho y autor para el ‘mismo. de 6 libros a mano impresos con tacos de xilografia), “Sorge Prelorin es tuna mezcla del Apolo 11 y los tala- tines! su madre es norteamericana y su padre hijo de italianos. En realidad, quiero decir que maneja una técnica de Primera categoria; para él, usar la ci mara es como tener un guante puesto. Por otra parte, es un repentista al que no se Te-escapa nada, vive lo que est ‘ocurriendo a través de la cimara”. En 1968, Prelorin asistio —Gnico re- presentante Jatinoamericano— al Colo- quio sobre Films Etnogrificos de ta Universidad de California donde el fa- ‘moso musicblogo y documentalista de la Universidad de Columbia, Alan Lomax, ‘no oculté su admiracién —compartida ppor los congresistas— por el material de Prelorén, expresindo —segin el testi- monio de Augusto Rail Cortézar— que gracias a este realizador, la Puna argen- tina es la zona més filmada etnogrifica- ‘mente en el mundo”. Horas antes de que Jorge Prelorén Visjara a Neuquén para hacer ls éltimas tomas de su pelicula Ruca Choroy (80 minutos, color), el lunes de la semana pasada, ANALISIS se constituyé en la Casalaboratorio-sala de prove que ge Pelordn haba en a Belgrano, donde. proyect6 Hermé- genes Cayo (65 minutos, color) sobre la Vida de un santero de Cochinoca en la Puna jujeta, realizada con asesora- miento de Augusto Cortézar, Leda Va- lladares (musicdloga), Jorge’ Mendoza (profesor de Bellas Aries de Jujuy) y asistencia de Sergio Barbier: “Tardamos un aflo y medio en filmarla ~testimonio Prelorin— y durante 6 meses previos dialogamos con Hermégenes. Cuando nos dispusimos_a filmar, grabamos. 9 hhoras de revelaciones de este gran amigo que fue Hermégenes Cayo. No traba mos con guién escrito, Se traté de ‘mar al personaje en su habitat” Hermégenes Cayo es una experiencia ‘inica, un hecho cientificamente dos mentado bajo forma cinematogrifica; también una emotiva realizacion que ‘eseapa a todo encasillamiento y se jerar- quiza_ como obra de arte, donde los esfuerzos fisicos, la hazafia técnica y el ‘obstinado rigor de Prelorin tienen ideal expresion en palabras de Hermégenes enunciadas en uno de los fragmentos ‘més conmocionantes de la pelicula “Una ocasin fur yo allé a Colansuli de los Andes y me dijeron: hay un armonio que ya ésté bastante deteriorado, ha venido uno que querfa componerlo pero ‘ya lo ha acabado de arruinar mds det todo, jh! digo yo, amigo yo con prendo eso si quiere prestirmelo, yo voy ‘a desarmar todo, pieza por pieza, y claro pedia yo nada més para fijarme de dentro ‘como es, porque estas cosas no son cosas del otro ‘mundo, sino son ‘cosas hechas por los hombres igual que ‘yo. Y esto es todo a base de tornillos”. ‘Ast hablé. Hermégenes Cayo. Prelorén logré conocerlo como nadie, antes de que muriera, para testimoniarlo como fue, como todo un hombre. # ANALISIS ~ No. 449 ~ 21 al 27 de octubre de 1969