Está en la página 1de 1

El psiclogo desde cualesquiera esferas de accin, penetra como ningn otro profesional en la intimidad de las personas, en el

conocimiento de sus personalidades, conflictos, sentimientos e insatisfacciones con su consecuente influencia sobre los dems.
Entonces el psiclogo no solo debe ser competente y tener una slida formacin tica y humanstica, sino adems adquirir plena
conciencia de su rol profesional, que le permita evaluar en cada momento la actuacin justa y correcta frente al que solicita
ayuda, especialmente en el campo de la salud humana y a la vez convertirse en paradigma de conductas ajustadas para la
sociedad.

El psiclogo como figura pblica:


-

Mantener una conducta moral y social ajustada.


Actuar en consecuencia con el modelo de conducta que representa.
Mostrar carcter afable y habilidades comunicativas.
No criticar a los colegas en pblico.
Mantener buenas relaciones interpersonales.
Tener presencia fsica agradable.

El psiclogo frente a dilemas ticos en situaciones limites:


- Pensar siempre en hacer el bien al paciente y a su familia.
- Servir de apoyo moral y psicolgico al paciente y a su familia.
- Prepararse para aconsejar la mejor solucin y con el lenguaje ms discreto y preciso.
- Precisar el momento justo y la persona indicada para ofrecer una informacin difcil de aceptar.
- Analizar con cuidado las figuras implicadas, adecuando segn el rol que asumir cada una, la informacin que necesita.
- Respetar el derecho al conocimiento de la verdad pero ajustndolo a la edad, personalidad y estado emocional del paciente o
familiar.

Reflexionando acerca de las diferentes actividades del psiclogo dentro del equipo de la organizacin, se pueden precisar
determinadas normas ticas necesarias para mantener el prestigio de la profesin.

Normas para la atencin de la Salud Mental. Diez principios bsicos-1996. En: Mdicos, Pacientes, Sociedad. Derechos Humanos y
responsabilidad profesional de los mdicos en documentos de las organizaciones internacionales.