Está en la página 1de 2

Mi

bolso

Mi bolso es mo, con un montn de cremalleras, que a la hora de buscar
algo me vuelvo loca, pero es mi bolso
Para ordenarlo, empiezo y digo:
- En la primera cremallera, como no, mi barra de labios, con su
espejito.
- En otra cremallera, la de en medio, la billetera con las tarjetas y el
dinero.
- En otra, ms pauelos y ms barras de labios.
- Me quedan ms cremalleras todava: un monedero con dinero
suelto.
- Como tengo ms cremalleras, pues ms cosas que se me van
ocurriendo.
Y digo: pero par qu lo compr con tantos departamentos?, y empiezo
a enfadarme con el bolso.
Pero como es mo, lo quiero y no me gusta que nadie me lo coja a tirones,
porque entonces lo defiendo, pues no quiero que nadie me lo arrebate. Ya
que a mi parecer est ordenado y me vale todo.
Cunto te quiero bolso mo!, pero qu tormento me ests dando!
Cuando quiero encontrar lo que busco, me digo muy contenta:
- aqu est!, si yo saba que lo haba guardado yo en la cremallera
del centro, pero no est tampoco.
- Caramba con el bolso!, porqu lo comprara tan complicado?
- Pero es tan bonito y me va con todo.
En invierno porque tienen los colores que me gustanpero y si viene
algn desalmado y me da un tirn!

- Ah, esto s que no, es mi bolso y lo que quieras te doy , pero mi


bolso no.

Y por fin, lo guardo en el armario, pero, a media noche, me despierto y
me digo:
- Y si no met la tarjeta en la cremallera?
- Y si.
- Al final volver a desarmarlo todo.
Caramba con el bolso!, pues que me voy a dormir con l.


Yo, la bolsera mayor