Está en la página 1de 11
CAPITULO I. éQUE ES UN GRUPO OPERATIVO? Maria Luisa Brohman Portarrieu Juan Tubert-Oklander A. DEFINICION Los grupos operatives, introducidos por el psicoanalista argentino Enrique Pichon-Riviére en 1957, en su famosa «Experiencia Rosa- rio» (Pichon-Riviére et al., 1960), constituyen una nueva manera de abordar la coordinacién de grupos de trabajo. Si bien el diagrama de la Experiencia Rosario se basaba explicitamente en los «laboratorios sociales» de la escuela de Kurt Lewin, la inclusién de pardmetros psicoanalfticos en el marco referencial teérico utilizado para la «lec- tura» e interpretacién de los procesos grupales, representaba un importantfsimo cambio cualitativo en la concepcién y desarrollo de estos grupos. En cierto sentido podria decirse que «un grupo operati- vo es un grupo T (grupo de adiestramiento) coordinado por un psi- coanalista y, particularmente, por un psicoanalista de orientacién kleiniana», pero ésta seria una definicién sumamente incompleta. La trascendencia de la obra de Pichon-Riviére sobre los grupos operativos es que por primera vez se nos ofrece una teoria integra- dora de los procesos de cambio en grupos que incluye, complemen- tando a la obra de Kurt Lewin (Lewin, 1951), los descubrimientos, 2 El grupo operativo de aprendizaje aportaciones y conceptos psicoanaliticos, tanto freudianos como Klei- nianos, sin descartar por ello los aportes de la psicologia social, la Sociologia y Ia teoria de la comunicacion, asi como también fuentes tan insospechadas como la economfa, la administracién de empresas, la estrategia militar y la Poética de Aristoteles (Pichon-Riviére, 1965-71). Una consecuencia importante de esto es que «grupo opera- tivo» no es un término utilizable para referirse @ unt técnica espect- fica de coordinacién de grupos, ni a un tipo determinado de grupo, ten funcién de su objetivo, como podria ser ”” “ciones_de_desarrollar su tarea externa, que es responsabilidad del 0 del coordinador. Estas interpretaciones, al hacer explicitos los factores implicitos en el devenir, grupal,,permiten a los miembros to- 1 Webster's Unabridged Dictionary of the English Language (1989). Nueva York: Portland House, 1989. 6 El grupo operativo de aprendizaje mar conciencia y enfrentar racionalmente a aquellos obstaculos que, de permanecer inconscientes para ellos, hubieran continuado interfi- riendo con la realizacion de la tarea externa, C. CARACTERISTICAS DE LOS GRUPOS OPERATIVOS El cumplimiento de esta modalidad de proceso grupal requiere que el grupo operativo sea, necesariamente, un grupo dindmico, reflexivo y democrtico en cuanto a la tarea. Analizaremos, a continuacién, cada una de estas caracteristicas. «Dindmico» significa que la actividad grupal no est rigidamente ofganizada, sino que permite el libre fluir de la interaccién.y de Ja comunicacién, para fomentar el_pensamiento y Ja creatividad en el grupo. Esto lo diferencia de otro tipo. de grupos en los que se pre- tende evitar la desorganizacién del accionar grupal, como consecuen- cia del impacto de los niveles primitivos, bdsicos, de su funciona- miento, a través de un poderoso sistema de reglas, que ejerce el equivalente de un control obsesivo sobre dichos niveles, asegurando el orden, pero limitando seriamente la creatividad. @ Refterivo «Reflexivo» significa, como ya lo hemos explicado al analizar el con- tividad grupal, que una parte pertinente de la tarea grupal es Ja reflexién acerca del propio proceso grupal, previa a toda decision o accién externa, y simultdnea con el desarrollo de su tarea externa. Esta reflexién es particularmente importante en aquellos Capitulo I: Qué es un grupo operative? 7 momentos en los que los procesos dindmicos grupales obstruyen la tarea, en vez de facilitarla. @) Democritico en cuanto a la tarea Finalmente, «democritico en cuanto a la tarea» significa que toda accién y todo pensamiento que se desarrolle en el grupo deberé provenir del propio grupo. ién del coo cos o de terapia, ya que todo grupo, incluyendo a estos tltimos, puede ser conducido como grupo operativo o de alguna otra manera. Los grupos operatives no son una técnica, sino una ideologia, en el sentido de un marco referenéial te6rico y valorativo qué’ Sista la percepcién, el pensamiento y la acci6n del coordinador de grupo. En cierto sentido, puede decirse ‘que lo qué caracteriza a los grupos operativos es el hecho de que ¢l coordinador se esfuetza pot mante- ) ner una «actitud analftica» frehte a todo lo que ocurre en el 10, | ja que su pel fasis en él Hacer explicito lo iiiplicito, en Ta { “relacién con Ja tarea y a través de la interpretacién, To conéeta atrec- ‘tamente_con el esquema referencial psicoanalitico, del ctial constitu- ye un desarrollo y aplicacién Esto diltimo no supone que todo grupo operativo sea un grupo terapéutico, a pesar de que, como sefiala Bleger (1961): ya no hay una diferencia esencial entre aprendizaje y terapéutica en Ia teoria y la técnica de los grupos operativos; la diferencia reside tan s6lo en la tarea explicita que el grupo se propone realizar» (pégs. 64-65). 4 Hemos desarrollado una teorfa de la espiral dialéctica y del pensamiento en spiral en varios trabajos previos (Champion-Castro et al., 1979; Chevaili-Arroyo et al., 1979b). Mi pensamiento actual al respecto est expuesto en el capitulo VI. » of ov yer at é oy 10 El grupo operativo de aprendizaje En otras palabras, un grupo operativo terapéutico seria un grupo operativo cuya tarea externa es la curaci6n de sus miembros (Pichon- Rivigre, 1965-71). Pero no todo grupo terapéutico o psicoanalitico es operativo, de la misma manera en que no todo grupo de aprendizaje es operativo. Si los grupos operatives son una ideologia acerca de cémo deben funcionar y cémo deben coordinarse los grupos, la unica oposicién valida, y absolutamente tajante, es la existente entre una coordinacién de grupos basada en la ideologia de los grupos operati- vos (grupos dindmicos, reflexivos y democrdticos en cuanto a la ta- rea)'y una coordinacién basada en una ideologia contradictoria con la anterior (Tubert-Oklander, 1978). Un grupo de aprendizaje que opere sobre la suposicién (implicita © explicita) de que el maestro es el que sabe y quien impartira sus conocimientos a los alumnos que no saben est4 en total contradic- cién con, la ideologfa de los grupos operativos, al igual que lo estaria un grupo de terapia basado en la suposicién de que el terapeuta es el miembro sano de un grupo de enfermos y la tinica persona que les ha de brindar la salud mental de la que carecen, Esto es igualmente valido para los grupos psicoanaliticos, que pueden ser conducidos como grupos operativos estrictos, si se parte de la suposicién de que, en estos grupos, Ja tarea de los miembros es analizarse, mientras.a_ tarea del coordinador no es analizarlos, sino analizar Jos factores que Tmpiden que ellos se analicen (Tubert-Oklander y Champion-Castro, 1980). 5 En este momento (1990), nuestra evolucién profesional nos ha Hevado a matizar este enunciado tan terminante. Sin renunciar a la idea bésica de que el coordinador no debe asumir funciones que puedan ser realizadas por otros miem- bros del grupo, debemos destacar que, en los grupos terapéutico, ¢s posible que los miembros no se encuentren en condiciones de asumir la tarea de analizarse. En particular, en el caso de los pacientes fronterizos y narcisistas, los defectos estruc~ turales de su personalidad no les permitirfan tolerar una técnica tan frustrante como la que describimos aqui. Sus necesidades terapéuticas exigen, por lo tanto, que el terapeuta desarrolle con frecuencia un diélogo vivaz y emocionalmente Capitulo I: {Qué es un grupo operative? Ww En consecuencia, el interrogante acerca de la conveniencia 0 no de abordar una tarea grupal determinada (aprendizaje, terapia, psi- coanilisis, reflexiGn, etc.) con la modalidad de grupo operativo o con alguna otra, no es un problema empirico, de «indicaciones y contra- seicationcle ae TeeRagoy Bs wow cucetiGn de cual es el tipo de proceso de desarrollo humano que uno considera deseable, es decir, que depende de la concepcién de mundo y de los valores de cada coordinador, asf como de los de los miembros del grupo. Y ésta es la raz6n por la que muchas discusiones acerca de los grupos operativos se transforman en verdaderos «didlogos de sordos», toda vez que los interlocutores parten de supuestos filoséficos previos diferentes incompatibles.© cercano con ellos (Tubert-Oklander y Zepeda Gorostiza, 1984; Zepeda Gorostiza y Tubert-Oklander, 1988). Sin embargo, aun en el caso de pacientes tan perturbados, muchas veces los compafieros del grupo logran brindarles el tipo de respuesta que ellos requieren, por lo que siempre es aconsejable que el terapeuta espere un poco antes de intervenir, para ver si el propio grupo logra resolver la situacién emocio- nal que se esté planteando. 6 Este punto se estudiard en més detallle en el capitulo III.

También podría gustarte