Está en la página 1de 9

La reina lagarta

Por: Zoe, Priscila y


Patricia

Lo que todos esperbamos


No hay nada peor que heredar la ropa de tu
padre, o eso dicen mis amigas, aunque la
verdad es que es cmoda y me gusta como me
queda.
Una de mis amigas quiere que pruebe una de
esas horrorosas citas a ciegas y yo como soy
tonta he aceptado...

No he tenido ninguna
escapatoria, me han tenido
que obligar a ir una
esteticien para que esas
personas que no conozco
usen sus artefactos de
tortura conmigo. Y para
terminar unas interminables
compras de ropa que no van
conmigo.
No estoy contenta...tengo la
sensacin de que todo ir
fatal.

Me sorprend al conocer
a un chico tan guapo e
inteligente, me atrevo a
decir que somos
prcticamente iguales,
pero la verdad es que
no me siento yo, con el
todo es muy
empalagoso y no par
de ser fra con l porque
no quiero gustarle....

Todo me encaja ahora...no


es que los hombres no me
gusten, es que yo me
siento hombre.
Me gusta todo lo
relacionado con ello e
incluso puedo decir que
me atraen la mujeres,

Solo quiero ser feliz.


Ella era modelo desde que tiene
memoria, pero ya est cansada de
cmo la trata la gente y no poder
hacer nada tan simple como comerse
una hamburguesa sin pedir permiso a
las personas que mandan sobre ella.
Esa vida no es la suya, pero sin
estudios no puede hacer otra cosa que
vender su imagen.

No puede dejar de pensar


en qu tipo de persona
seria en otra vida y en
cmo es ahora, est claro
que no es feliz .
Echa de menos las fras
tardes de invierno bien
abrigada paseando por la
ciudad sin que la paren
para sacarle fotos y todo
el mundo chismorree de
ella.

Su cabeza solo pens


en huir y ser ella en un
sitio distinto a su hogar,
clido y lleno de gente
diferente, pero incluso
aya a donde pensaba
que no la iban a
encontrar dieron con
ella.
No poda vivir su vida y
por ello decidi acabar
con ella, y antes de
morir un hombre la
salvo como cual
prncipe azul.

Unos aos despus la


joven consigui vivir su
tan deseada vida con
su prncipe azul en una
casa enorme en la que
las tardes de invierno
podra estar bien
abrigada junto a l
comiendo chucheras.