Está en la página 1de 21

TRABAJO FINAL DE TALLER COMPRENSION DE

LA CIENCIA.

SANDOVAL RUVALCABA LUIS DAVID

1/C T/m

ESCUELA PREPARATORIA REGIONAL DEL


SALTO
INDICE
CARATULA…………………… 1

INTRODUCCION…………….. 2

DESARROLLO DEL TEMA…..3

CONCLUSION…………………. 4

BIBLIOGRAFIA………………... 5
introduccion

Que dificil es imaginarnos hoy el mundo sin telefonos. Para la mayoria de


nosotros es algo tan natural como la luz electrica, o el automovil. Pero no
siempre existio el telefono, en realidad la interesante historia de este
aparato -que cambio el modo de comunicarse de la gente- comenzo hace
ya cerca de 120 anos.

Como la mayoria de los inventos, este tambien fue un proceso de


desarrollo de pasos anteriores. Es decir: gracias a los descubrimientos e
inventos en el campo de la fisica, la electicidad y el magnetismo fue
posible el llegar a transmitir sonidos a distancias.

El Telegrafo, ancestro del telefono:

El telegrafo, que ya existia cuando se comenzo a investigar sobre el modo


de transmitir sonidos, fue el precursor de las comunicaciones a
distancias con ayuda de la electricidad. Antes de eso se ayudaban de
heliografos (que eran un sistema telegrafico basado en espejos que
reflejaban la luz solar), o por banderas que permitian a observadores el
descifrar un alfabeto de signos especiales y convertirlo en palabras. El
telegrafo electrico permitia
tambien descifrar sonidos de una especie de sonador, estos sonidos
transmitidos en codigo Morse permitian ser descifrados luego como
letras que se convertian en palabras y frases,pero era lento... Era
imposible enviar las multiples inflexiones de la voz humana, que puede
por el sonido mismo (y sin cambiar las palabras), cambiar el significado
de toda una frase.

El problema principal residia en que no existian aun microfonos y


parlantes o auriculares, que permitiesen a cualquiera el armar facilmente
un telefono. Fue necesario que Alexander Graham Bell, un especialista en
foniatria -que impulsado por el deseo de investigar aparatos que pudiesen
ayudar a los sordos, despues de investigar y desarrollar varias patentes
telegraficas-, se pusiese de lleno manos a la obra, y asi despues de varios
anios de intentos fallidos pudiese en 1876 patentar su sistema telefonico
o como se lo llamo en aquellos anos: "telegrafo de sonidos", que permitia
transmitir y recibir voz humana a distancia.
Nacimiento del teléfono

El teléfono, objeto que fascinó a nuestros abuelos y que hoy parece tan
familiar, es el resultado de muchos esfuerzos e invenciones para lograr
que la voz humana se transmita a través de grandes distancias.
Su historia comenzó en el taller de Charles Williams, en la ciudad de
Boston, donde se investigaba sobre la electricidad. El entonces nuevo
descubrimiento que llenó de admiración al mundo entero inició la carrera
para construir piezas y mejorar las maquinarias y aparatos
electrodomésticos, abriendo nuevos caminos a la creatividad.

En dicho taller trabajaba Tomas A. Watson, quien sentía entusiasmo y


simpatía por todo lo nuevo y se dedicaba de tiempo completo a la
invención y perfeccionamiento de artilugios que funcionaran con
electricidad.
Ahí tuvo lugar el feliz encuentro entre este inventor y Alejandro Graham
Bell, quien tenía la cátedra de Fisiología vocal en la Universidad de
Boston, y se había especializado en la enseñanza de la palabra visible
(sistema inventado por su padre con el fin de que una persona sorda
pudiera aprender a hablar).
El profesor estaba interesado en mejorar su “telégrafo armónico”, aparato
de su invención con el que esperaba transmitir en clave Morse 6 u 8
mensajes simultáneos. Así llegó al taller con la finalidad de buscar cauce
tecnológico para su invento y ambos creativos comenzaron a trabajar
juntos.

Más adelante Graham Bell le dijo a Watson estas palabras: “Si pudiera
hacer que una corriente eléctrica variara en intensidad precisamente
como el aire varía en densidad durante la producción del sonido, podría
transmitir la palabra telegráficamente”. (1) Clave del invento que después
se llamó teléfono.

Tras varios intentos, el sueño de Graham Bell pudo materializarse en


1876, con una conversación entre ambos personajes transmitida de una
habitación a otra por medio de un aparato. Por primera vez se escucharon
las palabras: “Señor Watson, venga, le necesito”. Esta transmisión se
considera como el nacimiento del teléfono.

Con la aparición del teléfono la gente podía comunicarse desde lejos. El


nombre del aparato proviene de dos palabras griegas, que quieren decir
energía. Conectando los conductores adecuados, esta energía puede
transportarse hasta el teléfono receptor, donde se transforma en los
sonidos originales. Cuando se inauguró el servicio telefónico en 1879,
todas las llamadas se hacían a través de un operador. Esto ocurre todavía
en algunos sitios.

En estas centrales manuales, cuando se descuelga el receptor, aparece


una señal en la oficina central y el operador contesta. El numero que se
pide es conseguido cuando el operador hace la conexión con la línea
apropiada, bien directamente con el número o a través de otras centrales.
Cuando se perfeccionan los aparatos automáticos, fue posible llamar a
otro abonado sin la intervención del operador. El disco de marcar de un
teléfono automático produce impulsos eléctricos que, cuando llegan a la
central, hacen funcionar conmutadores, que conectan con el número
marcado. Al principio, solo se podían marcar números que estuvieran
conectados a la misma central.

Luego se logró marcar directamente con centrales manuales próximas y


con números en centrales automáticas vecinas. Sin embargo, todas las
llamadas a larga distancia eran controladas por un operador, que
registraba el precio de la misma. Hasta que no se desarrolló un
procedimiento automático para registrar el precio, los abonados no
podían marcar sus llamadas. Resuelto este problema, los abonados tiene
acceso a las líneas de larga distancia (en algunos casos), gracias al
sistema S.T.D. (del inglés "Subscriber Trunk Dialling", que significa
marcado del abonado a distancia). Hay varios procedimientos para
marcar a distancia, ya que en cada país son diferentes los sistemas de
numeración y de pago. Todo depende del hecho de marcar una secuencia
de números, o letras, por ejemplo que llegará a ser posible marcar un
número situado en cualquier parte del mundo.

Cuando el abonada marca sus propias llamadas, el aparato automático ha


de realizar funciones que hacía el operador, es decir, dirigirá la llamada y
registrará el precio, de acuerdo con su distancia y duración. En Gran
Bretaña el sistema S.T.D. tiene por base una máquina, llamada Grace (del
inglés, Grupo de conducción y equipo de cobro). Se instalan estos
aparatos en las centrales mas importantes, denominadas centros de
conexión de grupos, y sus servicios se obtienen marcando "0". En este
país, solo hay un 40% de abonados que usan S.T.D. En España, los
abonados de Madrid, Barcelona y Zaragoza pueden hacer llamadas
directas entre las ciudades , y se proyecta extender este servicio a otras
poblaciones importantes.
En Gran Bretaña -país que tomamos como ejemplo por los adelantos
obtenidos en materia de comunicaciones telefónicas- se piensa extender
e servicio a todos los abonados. Entonces, el país estará dividido en 640
regiones (grupos), cada uno con su centro de conexión de grupo y un
número de centrales mas pequeñas. Cada grupo tiene un número clave.
En muchos casos, estos números constan de tres dígitos o letras, pero
se tiende a que las ciudades mas importantes dispongan de una clave de
un solo número y a que las ciudades grandes tengan dos cifras.

Todos los demás grupos se consiguen marcando tres números o letras.


Por ejemplo, en Londres tiene el número 1; en cambio, Leeds tiene la
clave LE2, mientras que en Coventry es CO3. Otras centrales, dentro de
los grupos, tienen un número mas largo; por ejemplo, Wolston, que es
una central en el grupo de Coventry, tiene la clave CO335. finalmente, se
añade el número de abonado con quien se quiere hablar. Todas estas
cifras junto con el 0 inicial, necesarios para obtener los servicios del
"Grace", forman el número nacional del abonado, que es diferente del
número nacional de cualquier otro abonado. En estos números
racionales, nunca hay más de diez dígitos. Por ejemplo, el abonado de
Londres, cuyo número sea CENtral 7890, tiene de número nacional 01
CEN 7890. Cuando este completamente instalado el sistema S.T.D.,
cualquier abonado, desde cualquier punto del país, podrá comunicarse
directamente con el abonado de Londres, marcando esos nueve dígitos.

Con el S.T.D., donde quiera que este el abonado cuando marca el 0, su


línea se conecta con el equipo S.T.D. en el centro de conexión de grupo.
Este equipo ("Grace") también se llama registro traductor. La cifra
siguiente marcada por el abonado es 1, "Grace" la identifica como una
llamada para Londres, traduce el 1 en el número apropiado para una línea
con Londres y, rápidamente, da instrucciones a los conmutadores que
conectan la línea. mientras ocurre esto, el resto del número pasa a la
parte del registro "Grace". entonces se manda, por la línea, el centro de
conexiones del grupo, de Londres.

Aquí, los tres dígitos siguientes del número -CEN- hacen funcionar los
conmutadores que conectan con el equipo telefónico CENtral de Londres
y, allí, las últimas cifras, 7890, conectan con el teléfono llamado. Desde
luego, no todos los centros de grupo estarán conectados directamente;
algunas llamadas tendrán que pasar por centros de conexión
intermedios. Tan pronto como se han establecido la conexión, el registro
traductor se conecta, para que pueda realizar otras llamadas; pero el
equipo contador permanece conectado.

Las llamadas a larga distancia se pagan con arreglo al tiempo y la


distancia, que se mide desde un punto determinado, en el grupo que
llama, a otro en el grupo que se busca. Además de conectar las líneas
apropiadas, "Grace" también utiliza el número del grupo para marcar el
precio de la llamada. Este precio se registra en un contador unido a la
línea de abonados que hace la llamada. Cuanto el número marcado
contesta, se mandan señales al contador y cada una de estas señales
aumentan en él una unidad. "Grace" calcula la rapidez de las señales
seleccionando la línea apropiada del generador de señale. Si la llamada
es de larga distancia, estas señales llegan al contador con mas
frecuencia que si se tratara de una distancia más corta. Cuanto más dure
la llamada, más unidades se registrarán. Los precios de las llamadas por
S.T.D. son mas reducidos porque la conexión es mas rápida y económica.
Por otra parte, es más facil ajustar el precio a la duración real de la
llamada.
DESARROLLO DEL TEMA

Historia del teléfono celular

Fue hasta 1973, casi 100 años después de la invención del teléfono,
cuando la marca Motorola presentó un primer teléfono móvil. Quien lo
había diseñado, Martín Cooper, hizo una llamada desde la calle a la
oficina de los Bell Labs, que apoyaban a la compañía At&T, es decir, sus
propios competidores en la carrera por conseguir un aparato inalámbrico
que transmitiera la voz humana.

Esta primera llamada la recibió Joel Engel, quien era jefe de dicho
laboratorio, y quien lejos de amedrentarse por esta primera derrota,
perfeccionó la tecnología y con ello correspondió a los Bell Labs la
presentación de los teléfonos celulares tal y como se conocen hoy.(2)

La carrera por mejorar esta tecnología y comercializarla ha sido


vertiginosa: el servicio se ofreció a la población en 1979, pero se
distribuyó en los países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega y
Suecia) en 1981, y en Estados Unidos hasta 1983.

Las mejoras se han manifestado con respecto a las capacidades y


posibilidades comunicativas, especialmente transmisión digital; y por
otro lado en la disminución del tamaño del aparato, pues cada vez se
hacen más pequeños.

Originalmente la idea era producir un equipo que pudiera ser movible (no
se pensaba en nada que fuera de bolsillo). Se pretendía que cada persona
tuviera un número de teléfono que pudiera utilizarlo desde el lugar donde
se encontrara, por eso los primeros aparatos pesaban dos kilos y medio.
La tecnología resultó muy atractiva y empezó una competencia para
perfeccionarla; así los teléfonos celulares, también llamados móviles,
pronto pesaron 800 gramos y han seguido “adelgazando” hasta los
escasos 80 gramos que pesan actualmente, en 2006.

Datos estadísticos

Según datos recientes habrá 4 mil millones de personas que se


comunicarán a través de teléfonos celulares para el 2015, la mitad de la
población, “lo que significa un incremento frente a los aproximadamente
mil 300 millones que utilizan estos aparatos actualmente”.(3)

Esta tecnología cuyo crecimiento casi exponencial se debe a que


soluciona a bajo costo la necesidad del ser humano de comunicarse a la
distancia con sus seres queridos, socios, clientes y profesionales que
ofrecen servicios etcétera: es decir todo aquel que desea establecer un
enlace desde el lugar donde se encuentra, sin necesidad de buscar un
teléfono público o línea.

Ella ha beneficiado a hombres de negocios que requieren estar en


contacto con sus oficinas, clientes y proveedores, y a través del celular
se mantienen accesibles para cualquier mensaje o contingencia.

También está facilitando en gran medida la comunicación de personas de


bajos recursos, para quienes el acceso a una instalación de teléfono fijo
era casi un sueño irrealizable; y aquellos que se desplazaban por
estudios o trabajo tienen en el teléfono celular —con planes diversos y
bajos costos— un medio para comunicarse con sus parientes en su
propio hogar.
Cada día surgen nuevas aplicaciones de este recurso. Por ejemplo, en
lugares como Barcelona, España, un grupo de personas con
discapacidad están utilizando las posibilidades del celular para registrar
imágenes de las barreras arquitectónicas que les presentan dificultades
para circular y las publican en Internet como una forma de denuncia a la
sociedad.(4)

La telefonía móvil usa ondas de radio para poder ejecutar las operaciones desde el
móvil a la base, ya sea llamar, mandar un mensaje de texto, etc., y esto es producto de lo
que sucedió hace algunas décadas.

La comunicación inalámbrica tiene sus raíces en la invención del radio


por Nikola Tesla en los años 1880, aunque formalmente presentado en
1894 por un joven italiano llamado Guglielmo Marconi.

Historia

El teléfono móvil se remonta a los inicios de la Segunda Guerra Mundial,


donde ya se veía que era necesaria la comunicación a distancia, es por
eso que la compañía Motorola creó un equipo llamado Handie Talkie H12-
16, que es un equipo que permite el contacto con las tropas vía ondas de
radio cuya banda de frecuencias en ese tiempo no superaban los 60 MHz..

Este fue el inicio de una de las tecnologías que más avances tiene,
aunque continúa en la búsqueda de novedades y mejoras.

Durante ese periodo y 1985 se comenzaron a perfeccionar y amoldar las


características de este nuevo sistema revolucionario ya que permitía
comunicarse a distancia. Fue así que en los años 1980 se llegó a crear un
equipo que ocupaba recursos similares a los Handie Talkie pero que iba
destinado a personas que por lo general eran grandes empresarios y
debían estar comunicados, es ahí donde se crea el teléfono móvil y marca
un hito en la historia de los componentes inalámbricos ya que con este
equipo podría hablar a cualquier hora y en cualquier lugar dando
commodidad.

Con el tiempo se fue haciendo más accesible al público la telefonía móvil,


hasta el punto de que cualquier persona normal pudiese adquirir un
terminal.
Los inicios (0G): Los pioneros [editar]

Los primeros sistemas de telefonía móvil civil empiezan a desarrollarse a


partir de finales de los años 40 en los Estados Unidos. Eran sistemas de
radio analógicos que utilizaban en el primer momento modulación en
amplitud (AM) y posteriormente modulación en frecuencia (FM). Se
popularizó el uso de sistemas FM gracias a su superior calidad de audio y
resistencia a las interferencias. El servicio se daba en las bandas de HF y
VHF.

Los primeros equipos eran enormemente grandes y pesados, por lo que


estaban destinados casi exclusivamente a su uso a bordo de vehículos.
Generalmente se instalaba el equipo de radio en el maletero y se pasaba
un cable con el teléfono hasta el salpicadero del coche.

Una de las compañías pioneras que se dedicaron a la explotación de este


servicio fue la americana Bell. Su servicio móvil fue llamado Bell System
Service

No era un servicio popular porque era extremadamente caro, pero estuvo


operando (con actualizaciones tecnológicas, por supuesto) desde 1946
hasta 1985.

Primera generación (1G): Maduración de la idea. [editar]

En 1981 el fabricante Ericsson lanza el sistema NMT 450 (Nordic Mobile


Telephony 450 MHz). Este sistema seguía utilizando canales de radio
analógicos (frecuencias en torno a 450 MHz) con modulación en
frecuencia (FM). Era el primer sistema del mundo de telefonía móvil tal
como se entiende hoy en día.

Los equipos 1G pueden parecer algo aparatosos para los estándares


actuales pero fueron un gran avance para su época, ya que podían ser
trasladados y utilizados por una única persona.

En 1986, Ericsson modernizó el sistema, llevándolo hasta el nivel NMT


900. Esta nueva versión funcionaba prácticamente igual que la anterior
pero a frecuencias superiores (del orden de 900 MHz). Esto posibilitó dar
servicio a un mayor número de usuarios y avanzar en la portabilidad de
los terminales.

Además del sistema NMT, en los 80 se desarrollaron otros sistemas de


telefonía móvil tales como: AMPS (Advanced Mobile Phone System) en
EEUU y TACS (Total Access Comunication System).

El sistema TACS se utilizó en España con el nombre comercial de


MoviLine. Estuvo en servicio hasta su extinción en 2003.

Segunda generación (2G): Popularización [editar]


En la década de 1990 nace la segunda generación, que utiliza sistemas
como GSM, IS-136, iDEN e IS-95. Las frecuencias utilizadas en Europa
fueron de 900 y 1800 MHz.

El desarrollo de esta generación tiene como piedra angular la


digitalización de las comunicaciones. Las comunicaciones digitales
ofrecen una mejor calidad de voz que las analógicas, además se aumenta
el nivel de seguridad y se simplifica la fabricación del Terminal (con la
reducción de costes que ello conlleva). En esta época nacen varios
estándares de comunicaciones móviles: D-AMPS (EEUU), PDC (Japón),
cdmaOne (EEUU y Asia) y GSM.

El estándar que ha universalizado la telefonía móvil ha sido el


archiconocido GSM: Global Sistem for Mobile communications o Groupe
Spécial Mobile. Se trata de un estándar europeo nacido de los siguientes
principios:

• Buena calidad de voz (gracias al procesado digital).

• Itinerancia.

• Deseo de implantación internacional.

• Terminales realmente portátiles (de reducido peso y tamaño) a un


precio asequible.

• Compatibilidad con la RDSI (Red Digital de Servicios Integrados).

• Instauración de un mercado competitivo con multitud de


operadores y fabricantes.

Realmente, GSM ha cumplido con todos sus objetivos pero al cabo de un


tiempo empezó a acercarse a la obsolescencia porque sólo ofrecía un
servicio de voz o datos a baja velocidad (9.6 Kbps) y el mercado
empezaba a requerir servicios multimedia que hacían necesario un
aumento de la capacidad de transferencia de datos del sistema. Es en
este momento cuando se empieza a gestar la idea de 3G, pero como la
tecnología CDMA no estaba lo suficientemente madura en aquel momento
se optó por dar un paso intermedio: 2.5G.

Generación de transición (2.5G) [editar]

Dado que la tecnología de 2G fue incrementada a 2.5G, en la cual se


incluyen nuevos servicios como EMS y MMS:

• EMS es el servicio de mensajería mejorado, permite la inclusión de


melodías e iconos dentro del mensaje basándose en los sms; un
EMS equivale a 3 o 4 sms.
• MMS (Sistema de Mensajería Multimedia) Este tipo de mensajes se
envían mediante GPRS y permite la inserción de imágenes,
sonidos, videos y texto. Un MMS se envía en forma de diapositiva,
en la cual cada plantilla solo puede contener un archivo de cada
tipo aceptado, es decir, solo puede contener una imagen, un sonido
y un texto en cada plantilla, si de desea agregar más de estos
tendría que agregarse otra plantilla. Cabe mencionar que no es
posible enviar un vídeo de más de 15 segundos de duración.

Para poder prestar estos nuevos servicios se hizo necesaria una mayor
velocidad de transferencia de datos, que se hizo realidad con las
tecnologías GPRS y EDGE.

• GPRS (General Packet Radio Service) permite velocidades de datos


desde 56kbps hasta 114 kbps.

• EDGE (Enhaced Data rates for GSM Evolution) permite velocidades


de datos hasta 384 Kbps.

Tercera generación (3G): El momento actual. [editar]

3G nace de la necesidad de aumentar la capacidad de transmisión de


datos para poder ofrecer servicios como la conexión a Internet desde el
móvil, la videoconferencia, la televisión y la descarga de archivos. En este
momento el desarrollo tecnológico ya posibilita un sistema totalmente
nuevo: UMTS (Universal Mobile Telecommunications System).

UMTS utiliza la tecnología CDMA, lo cual le hace alcanzar velocidades


realmente elevadas (de 144 Kbps hasta 7.2 Mbps, según las condiciones
del terreno).

UMTS ha sido un éxito total en el campo tecnológico pero no ha triunfado


excesivamente en el aspecto comercial. Se esperaba que fuera un
bombazo de ventas como GSM pero realmente no ha resultado ser así ya
que, según parece, la mayoría de usuarios tiene bastante con la
transmisión de voz y la transferencia de datos por GPRS y EDGE.

Cuarta Generación (4G): El futuro. [editar]

La generación 4G será la evolución tecnológica que ofrecerá al usuario de


telefonía móvil un mayor ancho de banda que permitirá, entre otras cosas,
la recepción de TV en Alta Definición.

Hoy en día no hay ningún sistema de este nivel que esté claramente
definido, pero a modo de ejemplo podemos echar un vistazo a los
sistemas LTE (Long Term Evolution
Conclusión

En 1996 el teléfono cumple 120 años, desde que el 14 de febrero de 1876


Alexander Graham Bell solicitó en Estados Unidos una patente para un
teléfono electromagnético. Aquel mismo día otro inventor, Elisha Gray,
hizo una presentación similar, pero el aparato de Bell demostró ser el
mejor y se convirtió en un éxito. Ambos, sin embargo, habían culminado
un largo proceso en la historia humana que, paradójicamente, tendría un
desarrollo vertiginoso a partir de entonces.

Si consideramos que la función de la telefonía es hacer audible el sonido,


ante todo la palabra hablada, a largas distancias, deberemos recordar
como uno de los pioneros a Robert Hook, quien ya en 1667 describía
cómo un hilo muy tenso podía transmitir sonido por distancias bastante
largas. Los intentos fueron muchos, mas sería el progreso del
electromagnetismo durante el siglo XIX el que asentaría las bases para el
uso práctico de la telefonía.

A principios de 1800, investigadores de muchos paises estudiaban los


fenómenos eléctricos y magnéticos. El danés Hans Christian Órsted
descubrió el 21 dejuliode 1820 que una comente eléctrica podía influir
sobre una aguja magnética y, en una carta, dio a conocer su sensacional
descubrimiento a los científicos y académicos de todo el mundo: existía
una relación entre la corriente eléctrica y la potencia. Había nacido el
electromagnetismo, que los inventores intentaron utilizar rápidamente
para emitir mensajes por largas distancias construyendo diferentes
aparatos telegráficos.

A finales de la década de 1830 se había logrado un nivel técnico aceptable


para el nuevo sistema de telecomunicación, que se llamó genéricamente
Telégrafo Morse en homenaje a quien creó en 1838 el alfabeto telegráfico:
el norteamericano Samuel P.B. Morse. Las compañías ferroviarias
aprovecharon el invento para mejorar su tráfico y los diarios de la época
contribuyeron a construir una red telegráfica internacional.

La primera central telefónica del mundo se puso en servicio durante 1878


en New Haven, Estados Unidos; comprendía un cuadro conmutador y 21
abonados. Un eslabón complementado en 1892, cuando Almon B.
Strowger construyó el primer cuadro conmutador telefónico automático.
Este empresario de pompas fúnebres que vivía en Kansas City quería
evitar, a través de su invento, que la telefonista de la ciudad y esposa de
su principal competidor se "equivocara" al conectar las llamadas de sus
clientes. Más o menos por la misma época, el "progreso" llegó a la
Argentina. En la calurosa mañana del martes 4 de enero de 1881, el
técnico francés Víctor Anden llamó a la puerta de una gran cásona
ubicada sobre la calle Florida, entre Tucumán y Viamonte. Su dueño, el
doctor Bernardo de Irigoyen, ministro de Relaciones Exteriores, estaba
por salir para la Casa de Gobierno, pero antes de bacerlo vería colocado
el primer teléfono del país.

El mismo día se instalaron también otros teléfonos en las residencias del


presidente de la Nación, general Roca; del presidente de la Municipalidad
de Buenos Aires, Marcelo Torcuato de Alvear; del Ministro de Óueria y
Marina, general Benjamín Victorica, y en instituciones como la Sociedad
Rural, el Club del Progreso y el Jockey Club hasta totalizar el número de
veinte. Puede calcularse que hacia fines de 1881 ya pasaban de
doscientos los abonados telefónicos de Buerós Aires, y en 1883 ya se
hablan instalado en la ciudad varias oficinas telefónicas en distintos
barrios.
BIOGRAFIA
4

Nombre del personaje: Alexander Graham


Bell
Fecha de nacimiento: 3 de marzo de 1847
Fecha de fallecimiento: 2 de agosto de
1922
Origen: Edimburgo, Escocia
Actividad: Científico e inventor
Época: Contemporánea

“Por favor, venga, señor Watson, le necesito.”

(Primeras palabras dichas por teléfono)

Científico e inventor inglés, se le atribuye la invención del teléfono y otros


estudios menores, entre otros, un aparato para limitar los efectos de la
sordera. Nació el 3 de marzo de 1847, en Edimburgo, Escocia; estudió en
la universidad escocesa y en Londres para luego emigrar a Canadá y
Estados Unidos (1870-1871). Dio clases a sordomudos y divulgó el
sistema de lenguaje visible, desarrollado por su padre (Alexander Melville
Bell), quien era educador. Graham demostró cómo se utilizaban los
labios, lengua y garganta en la articulación del sonido. En 1872 fundó en
Boston, una escuela para sordomudos, que después se integraría en la
Universidad donde Graham Bell fue profesor de fisiología vocal. Durante
su estancia en Boston se enamoró de una alumna sordomuda, quien lo
exhortó a continuar sus investigaciones, con ella se casó en 1877.

Alexander trabajó en la idea de la transmisión del habla desde los 18


años; en 1874, mientras trabajaba con un telégrafo múltiple, desarrolló la
idea de lo que sería el teléfono. Thomas Watson fue el colaborador de
Graham Bell, el 10 de marzo de 1876 concluyeron sus experimentos y
dieron a conocer su invento durante una demostración en la Exposición
del Centenario en Filadelfia.

Bell tuvo que entrar en juicio por la patente del teléfono, ya que al mismo
tiempo, Gray se presentó en el Registro con un dispositivo telefónico; sin
embargo, Bell ganó. La expansión rápida por todo el mundo, de tan
interesante transmisor de la palabra, dio renombre universal a Graham
Bell.

Con la patente en sus manos, fundó la Compañía de Teléfonos Bell en


1877. Tres años después, Francia le otorgó el premio Volta (50 000
francos), por su invento; con dicho capital, fundó el Laboratorio Volta en
Washington D.D., donde realizaría una serie de inventos junto con otros
científicos, como el fotófono (aparato transmisor de sonidos por medio de
rayos de luz); el audiómetro (medidor de la agudeza del oído); la
balanza de inducción; el primer cilindro de cera para grabar
sonidos.

Adoptó la nacionalidad estadounidense en 1882; fue cofundador de


la National Geographic Society; fundador de la revista Science
(1883). A finales del siglo XIX y principios del XX, Graham Bell
incursionó en la aeronáutica e investigó con grandes papalotes y
cometas, incluso con la capacidad de transportar a una persona;
con un grupo de socios, desarrolló el alerón del ala de un avión que
permite controlar el balanceo. También inventó un dispositivo de
aterrizaje de tres ruedas, el precursor del sistema que utilizan los aviones
en la actualidad para despegar y aterrizar en un campo de aviación.
Posteriormente aplicaron los principios de la aeronáutica a la propulsión
náutica, presentaron el hydrodrome, el barco más rápido del mundo
durante varios años.

Duración de la vida y condiciones relacionadas con la longevidad, es el


título del libro que publicó en 1918, en el que dio a conocer sus
investigaciones sobre las causas y herencia de la sordera y sus
experimentos en eugenesia, incluida la cría de ganado.

Alexander Graham Bell murió en Baddeck, Canadá, el 2 de agosto de


1922, a la edad de 75 años. Fue una persona muy inteligente, de carácter
decidido, noble y altruista. La invención del teléfono ha sido una de las
aportaciones más grandes de todos los tiempos al mundo, porque
transformó la vida política y social del hombre; así como el de las
telecomunicaciones.

A 126 años de la invención del teléfono por Graham Bell, surge


nuevamente la polémica sobre la patente; incluso, la Cámara de
Representantes de los Estados Unidos reconocen como autor del invento
al italiano Antonio Meucci, quien hasta su muerte estableció un juicio
para obtener el reconocimiento otorgado por el mundo a Alexander
Graham Bell. Bell y Meucci, quedarán en la historia como los inventores
del teléfono, aunque uno y otro no se hayan conocido y sólo porque Bell
tuvo el dinero suficiente para pagar la patente; Meucci, no.
es considerado el padre de la telefonía móvil. Desarrolló el primer modelo
Dyna-Trac en 1973, cuando trbajaba para Motorola. Cuenta la leyenda que
la primera llamada la realizó desde una calle de Nueva York a Joel Engel,
investigador de Bell Labs (que era competencia directa de Motorola) para
comunicarle que le estaba llamando desde su teléfono móvil ya funcional.

En 1973, Martin Cooper, entonces trabajando para Motorola, presionó una


tecla, obtuvo señal de marcación y hizo la primera llamada desde un
móvil en el mundo. Cooper entró para la historia no apenas como siendo
el primer utilizador, sino también por ser considerado el inventor de este
nuevo medio de comunicación.

El concepto de comunicaciones móviles utilizando una red celular nació


en 1947, en los Bell Laboratories, el departamento de pesquisa de AT&T,
el único operador norte-americano a la fecha. Por entonces, la idea no era
realizable debido a dificultades en la concesión de espectro de radio por
parte de las autoridades. Pero a partir de 1960, los Bell Labs y Motorola
empezaron a estudiar el concepto y intentando ponerlo en práctica. La
carrera al celular fue vencida por Motorola en el día tres de Abril de 1973,
gracias a los esfuerzos de Cooper que pretendía que las personas fuesen
capaces de transportar y utilizar su teléfono en todos los sitios.

Martin Cooper nació en 1930 y fue educado en Chicago, terminó su


carrera universitaria de ingeniería en el Instituto de Tecnología de Illinois.
Tras servir cuatro años en las fuerzas navales de los Estados Unidos en
vasos de guerra, Cooper trabajó en una empresa de telecomunicaciones
durante un año. En 1954 fue contratado por Motorola, que se dedicaba a
fabricar sistemas portátiles. Cooper inició su trabajo en el desarrollo de
sistemas de radio portátiles para agentes de la policía, subiendo
gradualmente dentro de la empresa hasta ser el jefe da pesquisa dentro
de la tecnología celular.

La carrera al teléfono móvil

En 1973 Motorola intentaba convencer la FCC (Federal Communications


Commission), la entidad responsable en los Estados Unidos por la
gestión del espectro electromagnético, a conceder frecuencias a los
operadores privados para usar en el desarrollo y implementación de las
nuevas tecnologías. A pesar de estar previsto que las aplicaciones
estarían enfocadas para el ámbito de teléfonos en coches, debido al peso
de los primeros sistemas celulares, Cooper defendió que la revolución
celular pasaba por las personas utilizaren sus teléfonos donde
estuviesen, no apenas en automóviles. Para que su idea fuese acepte,
tuvo que convencer algunos de los dirigentes de Motorola, que eran
escépticos respecto a este concepto.

La FCC ya había atribuido frecuencias en 1970 para utilizar en sistemas


móviles de radio en tierra y desde entonces Motorola había desarrollado
toda una serie de productos, en que se incluían algunos prototipos
demostradores, entre los cuales el modelo Dyna-Tac, diseñado por
Cooper. Tras las pruebas iniciales realizadas en Washington destinadas a
demostrar la nueva tecnología, la FCC, Cooper y Motorola instalaron una
estación base en New York con el propósito de hacer presentaciones de
los nuevos teléfonos al público.

El día tres de Abril de 1973, Cooper estaba en la esquina de una calle en


Manhattan, a camino de una conferencia de prensa en un hotel, cuando
decidió intentar hacer una llamada personal. Cooper cogió su terminal
Dyna-Tac, presionó la tecla para conectar el móvil y el aparato logró
conectarse a la red fija a través de la estación-base instalada en el tope de
un edificio. Entonces Cooper marcó el número de su rival, Joel Engel, el
responsable del departamento de pesquisa de Bell Labs. No obstante, la
introducción del primer servicio comercial apenas sucedió en 1979, en
Japón, y en 1982 la FCC aprobó en los Estados Unidos el lanzamiento,
por parte de la empresa Ameritech, del primer sistema móvil comercial.

Martin Cooper dejó la empresa Motorola en 1983, encontrándose


actualmente al frente de la ArrayComm, una compañía que desarrolla
soluciones alternativas de recepción de comunicaciones móviles. En una
entrevista reciente concedida al BusinessWeek, el visionario de 70 años
de edad consideró que la masificación de los móviles ha sido un viejo
sueño del operador AT&T vuelto realidad: cuando alguien nace le es
atribuido un número de teléfono y si esa persona no atiende es porque
está muerta. Al hablar sobre la futura tercera generación, Cooper defendió
que toda la excitación se va a transformar en desilusión. Los sistemas de
3G irán ser útiles en la transmisión de voz pero en el caso de los datos
poco mejorarán la situación actual debido a los límites físicos de las
frecuencias de radio, argumentó Cooper.