P. 1
La Agricultura Urbana y Periurbana

La Agricultura Urbana y Periurbana

|Views: 12.863|Likes:
Publicado pormsilest
Gustavo Gordillo de Anda
Subdirector General de FAO
Representante Regional para America Latina y el Caribe
Gustavo Gordillo de Anda
Subdirector General de FAO
Representante Regional para America Latina y el Caribe

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: msilest on Mar 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/06/2015

pdf

text

original

La Agricultura Urbana y Periurbana Alternativas Productivas para la Seguridad Alimentaria

Introducción
Distintas formas de agricultura se llevan a cabo dentro de los límites o en zonas aledañas a las ciudades de todo el mundo. Productos obtenidos de las actividades agropecuarias, pesqueras y forestales, así como servicios ecológicos, coexisten en múltiples sistemas agrícolas y hortícolas. Este tipo de agricultura o Agricultura Urbana y Periurbana (AUP) puede contribuir a la seguridad alimentaria en muchas formas. Aumenta la cantidad de alimentos disponibles para las familias carentes de las zonas urbanas y puede aumentar la variedad general y el valor nutritivo de los alimentos disponibles. Para dimensionar el tema, debe mencionarse que una importante fracción de la población mundial ha optado por aprovechar la producción agropecuaria tanto al interior de las ciudades como en los sectores inmediatamente adyacentes a estas. De hecho, se estima que en el mundo más de 800 millones de personas están involucradas en la agricultura urbana o peri-urbana1. Al respecto, como una de las consideraciones principales en la relevancia pública del tema, existe suficiente evidencia que los productos hortofrutícolas y animales son fuente de muchos nutrientes importantes en una dieta sana y son también condicionantes para un desarrollo físico e intelectual adecuado. Lamentablemente, debido a su costo (por sus requisitos de producción y transporte y por ser altamente perecibles), estos productos quedan muchas veces fuera del presupuesto de los pobres urbanos. A pesar de esto, es posible dar un empuje al consumo de estos alimentos en los segmentos más pobres tanto mediante el aumento de la oferta en el mercado por el aprovechamiento productivo de sectores aledaños a las ciudades como utilizando los pequeños espacios disponibles al interior de éstas. De hecho, los beneficios de la agricultura urbana en la salud y en la prevención de la malnutrición han sido demostrados tanto en estudios cualitativos2 como en trabajos cuantitativos que analizan su impacto social3. Así como las ventajas de la APU contienen argumentos importantes del lado de la salud pública, también los principales cuestionamientos provienen desde esta área, esto principalmente por enfermedades del tracto digestivo y causadas por el consumo de productos contaminados por agentes microbiológicos (fiebre tifoidea, hepatitis, cólera…), u otra contaminación originada por el riego con aguas servidas. Además, hay toda una línea emergente de críticas a la producción animal,
Smit, R. y Nasr, J. 1996. Urban Agriculture: food, jobs and sustainable cities. UNDP Publication series for habitat II. New York. USA. 2 Freeman, D. 1991. A city of farmers: informal urban agriculture in the open spaces of Nairobi, Kenya. McGill University Press. Toronto. Canada. 3 Maxwell, D.; Levin, C. y Csete, J. 1999. Does urban agriculture help prevent malnutrition? Evidence from Kampala. Food policy 23 (5). 411-424.
1

que se agudiza en zonas urbanas. Específicamente, es la necesidad de incorporar en los sistemas de alimentación animal normas de prevención de enfermedades que puedan tener transmisión a humanos (EEB4, Fiebre Aviar,…). También se debe considerar que el uso inadecuado de pesticidas en el medio urbano no sólo tiene efectos en la alimentación, sino que toma mucho más fuerza los impactos de ecotoxicología y los efectos directos en las personas. Sin embargo, la disponibilidad de mano de obra y técnicas de manejo integrado de plagas se deben utilizar para aprovechar una ventaja competitiva de explotaciones en pequeña y micro escala: la producción de alimentos sin riesgos de problemas por pesticidas. Obviamente, la producción que se destine al mercado debe cumplir todos los requisitos exigibles sobre alimento seguro de cada país. En este contexto es un desafío para las autoridades sanitarias lograr que el cumplimiento de las normas no signifique una excesiva presión a los nuevos emprendedores. Por otro lado, los programas de extensión orientados a la producción de autoconsumo deben ser diseñados desde un enfoque multidisciplinario (producción, salud, comercialización, educación…) cuidando sobre todo los aspectos sanitarios. Los impactos de largo plazo de la agricultura urbana y peri-urbana (APU), sobre las personas parecen ser muy importantes. Es así como el mayor desarrollo físico e intelectual, permite generar una mayor productividad individual y, por otro lado, el hecho de satisfacer las necesidades básicas de subsistencia mediante un cambio en las tecnologías disponibles permite también que las personas puedan preocuparse de temas de inversión en bienes, en sus propios talentos y los de sus hijos5 , incluyendo la capacidad de emprender. Así también, se favorece en algún grado la mayor inversión en el capital social, pues una mejor nutrición y un mejor acceso a los alimentos también favorecen un horizonte de largo plazo en donde importa el desarrollo de acciones recíprocas y cooperativas.6 Desde el punto de vista económico, y aunque no es una nueva práctica, hay evidencia de que la agricultura urbana ha ayudado a mitigar los efectos de las crisis y los períodos de ajuste7, puesto que permite una fuente de ingresos reales adicionales y además la alimentación de auto-producción queda resguardada de los problemas de inflación y caídas en la cadena de suministro. Se puede argumentar que los impactos en el ingreso debido a la comercialización no parecen tan relevantes, pues a priori se puede pensar que los sectores rurales (no tan distantes), tienen ventajas competitivas en la producción de alimentos, entre otras debido a las economías de escala. De hecho, desde el punto de vista del planificador social, no es óptimo forzar una simple sustitución de producción rural por producción urbana o peri urbana. Pero, sí hay que aprovechar las ventajas sociales de un menor costo para el pobre urbano y también el hecho de que pueda usar su propio
Encefalopatía Espongiforme Bovina (Enfermedad de las Vacas Locas o Mad Cow Disease). Rosenzweig. M. 1990. Population growth and human capital investments: theory and evidence. Journal of Political Economy. 98 (5) S38-S70. 6 Bowles, S. y Gintis, H. 2002. Social capital and community governance. Economic Journal. 112 (483). F419-F436. 7 Pinstrup-Andersen, P. 1989. The impact of macroeconomic adjustment: Food security and nutrition. In Structural Adjustement and agriculture: Theory and practice in Africa and Latin America. Commander, S. (Editor). Overseas Development Institute. Londres.
5 4

tiempo, lo que resulta en un factor clave: la APU es capaz de capturar algo del excedente de mano de obra que no encuentra lugar en el mercado. Desde el punto de vista de los residuos de la ciudad, los sistemas de producción peri-urbanos pueden ofrecer importantes soluciones al manejo y disposición de éstos, siempre que se considere previa e integradamente la reducción de su peligrosidad microbiológica y contaminación, que en países desarrollados se ha hecho mediante compostas y otros tratamientos8. Sin embargo, en muchos países en desarrollo esta posibilidad está subutilizada, a pesar de que una mayor fracción de los residuos es orgánica y por ende aprovechable. Una estrategia posible para enfrentar este tema es favorecer la información mutua de todos los (potenciales) actores de la cadena productiva, de manera que fomente contratos de mutuo beneficio entre eslabones que pueden estar inconexos aún. En cuanto a las aguas, al incorporar la APU, ésta compite con las demandas residenciales e industriales generando potenciales conflictos. No obstante, las zonas de cultivo tienen ventajas pues pueden ayudar a disponer de manera segura los residuos de tratamiento, si se respetan las directrices que entrega al respecto la Organización Mundial de la Salud. En otro sentido, cabe agregar que dentro de la cuenca de la ciudad es importante evitar la excesiva impermeabilización, la cual favorece las inundaciones. Por esto, los sectores con alta infiltración (como las zonas de APU), prestan un servicio esencial:9 disminuyen los costos de dichos desastres o de las medidas necesarias para su prevención. Dentro de las implicaciones en la ecología del territorio, cabe mencionar que la APU puede ser el inicio para programas de auto restauración de áreas degradadas, donde los mismos habitantes recuperan el territorio. Además, la APU contribuye a una división más armoniosa del límite urbanorural y desde el punto de vista de la demanda de energía, la producción de la APU ahorra tanto en el transporte como en la cadena de frío. Por otro lado, existe otro efecto que va más allá de la ciudad, ya que la producción urbana y peri-urbana evitaría en algún grado la necesidad de incorporar más tierra agrícola en los sectores rurales, lo que podría disminuir la presión sobre el bosque. Desde el punto de vista de la economía regional, aunque la agricultura peri-urbana es viable económicamente en el mediano plazo, ésta no sólo genera beneficios para el productor, sino que también ofrece otras externalidades: alternativas de empleos, uso de residuos, uso del territorio, belleza del paisaje y absorción de aguas. Sin embargo en el largo plazo, con la mayor conectividad de las áreas rurales a los centros urbanos, las ventajas competitivas de la producción agrícola periurbana se perderían, a menos que se internalicen todos los beneficios públicos mencionados, de manera de alinear los incentivos privados y los públicos10. Asimismo, para la ordenación del territorio urbano-regional y su administración hay tareas muy importantes y dinámicas, para mantener una interacción armónica (localización, compatibilidad, seguridad, salud), y al mismo tiempo favorecer una mejor disponibilidad de nutrientes para la alimentación humana.

8

Midmore, . 1995. Social, economic and environmental contraints and opportunities in peri urban and vegetable production systems and related technological interventions. In: Vegetable production in the tropics and subtropics in peri-urban areas – Food, income and quality of life. DSW/ZEL and ATSAF, Nov 14 - 17, 1994. Zschortau, Alemania, pp. 64 – 87. 9 Kuhn, R. Ortiz, 1978, Areawide Urban Runoff Control Manual, PPACG. Colorado Springs, Colorado 10 Midmore, D J and Jansen

En esta línea, no debemos olvidar que el establecimiento de la agricultura urbana y peri-urbana está supeditada a la existencia de ciertas condicionantes estructurales de estabilidad, tales como el derecho legal o de facto sobre el suelo que se utiliza y un orden público que permita la baja probabilidad de robo. En síntesis, debido a las implicaciones discutidas: alimentación, salud, medio ambiente e incentivos para el desarrollo intelectual y social; la agricultura urbana y peri-urbana se constituye en una poderosa herramienta, teniendo claro que los potenciales riesgos que presenta son posibles de manejar. Sin embargo, se debe tener cuidado en no presentar a la APU como la solución para todos los problemas de malnutrición y pobreza, ya que, como es sabido la pobreza tanto rural como urbana es multiforme y consecuentemente requiere ser atacada con distintos instrumentos y a partir de estrategias diversificadas. Me complace, por tanto, presentar una serie de obras generadas en la última década por la Oficina Regional de la FAO junto a instituciones de prestigio, que se entregan consolidadas en este CD ROM como un aporte a la sistematización de los conocimientos técnicos y prácticos disponibles en la región sobre Agricultura Urbana. Volcar este esfuerzo a una creciente demanda local de instituciones municipales, de educación y de la sociedad civil, motivadas a proporcionar una mejor alimentación a sus propias ciudades y un mejor vivir a sus habitantes, es un desafío que nos toca a diario y muy de cerca. Gustavo Gordillo de Anda Sub Director General de FAO Representante Regional para América Latina y el Caribe

ORBIS URBE

LA AGRICULTURA URBANA y PERI-URBANA(AUP): conceptos, potencial y sostenibilidad
Juan Izquierdo Oficina Regional de FAO para América Latina y el Caribe

POBLACION MUNDIAL
8 billones en 2025 10 billones en 2040, 80% en ciudades¡¡¡¡ Alimentos x 3¡¡¡
70 60 50 40 30 20 10 0 1975 1995 2025 URBANA RURAL

%

FUENTE: UN, 1994

POBLACION América Latina (millones)
600 500 400 300 200 100 0 1985 2010 URBANA RURAL

PNUD 1997

NIVELES DE URBANIZACION
100 80 60 40 20 0

73%

84%
AFRICA ASIA LAT.AMER

2000

2025

PNUD 1997

COMO SE DEFINE LO URBANO DE LO NO URBANO
Normas: • 2000 habitantes o más • luces en las calles • calles pavimentadas • suministro de agua potable • red de alcantarillas y cloacas • servicios médicos disponibles • escuelas

IRDC,1996

Seguridad alimentaria urbana y periurbana
• Necesidad social. • Desafío presente para los políticos, planificadores y técnicos. • responder a la demanda de alimentos causada por altos niveles de urbanización, pobreza y desempleo. • Reducir o nivelar la dependencia ecónomica de alimentos importados • Establecer a costos accesibles empleo en el sector alimentario

AGRICULTURA URBANA y PERI-URBANA

que és?
Producción de alimentos - cultivo de hortalizas, frutales, forraje, plantas ornamentales, medicinales y aromáticas y árboles y la cria de animales (cabras, conejos, cuyes, caracoles, ranas, peces) dentro de los límites del perímetro urbano o muy próximo a los límites de las ciudades. Incluye reciclaje de basura y de aguas utilizadas, servicios, procesamiento agroindustrial, Comprende el mercadeo, distribución y consumo en áreas urbanas para beneficio de la población de bajos ingresos a través de la mejora de la nutricíon Generación de ingreso y el empleo, incorporando tecnologías sostenibles de producción y manejo ambiental

IDRC,1998

AUP : desafíos y problemas
• acceso a alimentos nutritivos e inocuos a la creciente población urbana del mundo en desarrollo cómo integrar de modo eficiente la agricultura urbana y periurbana con la agricultura rural cómo elaborar políticas sobre tierras y aguas que tengan en cuenta la producción agrícola en las zonas urbanas y periurbanas; cómo orientar unas prácticas agrícolas dinámicas, dentro y fuera de las ciudades, hacia los objetivos (económicos, sociales y ambientales) de la sostenibilidad.

ventajas
! ! acceso a los mercados de consumo; menor necesidad de envasar, almacenar y transportar los alimentos; acceso de los consumidores pobres a los alimentos por medios distintos del mercado; disponibilidad de alimentos frescos y perecederos de calidad e inocuos; proximidad a los servicios, incluidas las instalaciones de tratamiento de desechos; recuperación y reutilización de desechos.

oportunidades
•Contribución a la ingesta alimentaria •Impacto sobre la nutrición •Ahorro de dinero •Generación de empleo e ingreso •Desarrollo de micro-negocios

!

!

!

!

AGRICULTURA URBANA Y PERI URBANA: características técnicas
deseables
• • • • Fuente de alimentos para épocas de hambruna o períodos de malnutrición (responsabilidad de las ciudades) Agricultura con cierto grado de apoyo tecnológico periubana para mantener un sistema confiable de producción de alimentos Desarrollo de equipos, tecnologías, infraestructura, facilidades y mercados para los productos alimenticios proteccion ambiental de cultivos, manejo integrado de cultivos, contenedores, reflectores solares, colección y almacenamiento de agua, y sistemas de nutricion vegetal(hidroponía), control de heladas, terrazas, drenaje, multicultivos, y camas altas promover la cadena de agregacion de valor promover el mercadeo y consumo más directo

• •

AUP: necesidades prioritarias de investigación
• • • volumen y tipo de los alimentos producidos número, situación y características de las explotaciones agrícolas costos y precios de los alimentos producidos y vendidos en los mercados tanto estructurados como no estructurados ingresos derivados del cultivo insumos y métodos utilizados en la agricultura urbana y periurbana análisis de los efectos sobre el medio ambiente efectos sobre la salud pública veterinaria utilización de aguas residuales y desechos sólidos urbanos necesidades y disponibilidad de agua para usos contrapuestos.

• • • • • •

AGRICULTURA URBANA y PERI-URBANA: herramientas para el futuro
• • tecnologías de producción comercial inocuas para el medio ambiente tecnología de recolección y métodos de elaboración de alimentos para diferentes niveles de ingresos sistemas sostenibles de cultivo intensivo necesidades agronómicas de las pequeñas parcelas cuantificación de las necesidades de desechos orgánicos y posibilidades de suministrarlos un modelo de planificación agroeconómica urbana variaciones en el uso de la tierra como consecuencia de futuros cambios demográficos y climaticos valoración de efectos no relacionados con el mercado (por ejemplo, recreativos, estéticos y ambientales).

• • • • •

Percepción pública de la AUP

AUP
1

alternativas para la producción, la seguridad alimentaria y la generación de ingresos
2 Huertos caseros individuales o comunitarios urbanos

Huertos intensivos en zonas verdes peri-urbanas

4 Micro-huertos hidropónicos
(en patios, balcones, techos) y

3 Huertos organoponicos urbanos

empresas hidroponicas familiares

1

Huertos intensivos en zonas verdes peri-urbanas

Disponibilidad de suelo agrícola y agua Combinación con practicas orgánicas dependiendo de fuentes de MO Autoconsumo, comedores populares y mercado

2

Huertos caseros individuales o comunitarios urbanos

Mini-compostaje y lombricultura

•SUELO DISPONIBLE (individual, terrenos baldíos terrenos de empresas e instituciones) •AREAS DE 40 a 2000 m2 •riego disponible •Capacitación-semillas-herramientas •Integración con producción de huevos y pollos
Invernaderos familiares

DESARROLLO DE PROYECTOS FAO Prov. Buenos Aires Programa Huertas Bonaerenses

3

Huertos organoponicos urbanos sostenibles

•LIMITACION DE LA CALIDAD DEL SUELO •Superficies de 0,1 a 1 Hás. •DISPONIBILIDAD DE ESTIERCOL CERCANO Y A BAJO COSTO •APOYO INSTITUCIONAL transporte compost - semillas - insumos •DISPONIBILIDAD DE BIOPLAGUICIDAS •PARA AUTOCONSUMO Y VENTA •DISPONIBILIDAD Y CALIDAD DEL AGUA DE RIEGO •CUMPLIMIENTO DE NORMAS DE INOCUIDAD •PUESTOS DE VENTA •INTEGRADO A COMEDORES •Enfoque “orgánico sostenible”

4
• • • •

Micro-huertos hidropónicos (en

empresas hidroponicas familiares
patios, balcones, techos) y

Agua potable disponible Tecnología Re-utilizacion de materiales Aprovechamiento del espacio

Ventajas de la hidroponía familiar simplificada
- No requiere suelo.- Suelos de bajo costo pueden ser utilizados en hidroponía. - Control de nutrientes y pH.- Las plantas reciben los nutrientes adecuados a través del sistema (el pH es calibrado apropiadamente de manera sencilla). - Rendimiento mayor:- El tiempo entre cosechas es más reducido, por lo tanto, la producción total es mayor que en los sistemas convencionales. -Pestes, enfermedades y control de malezas.- facilita la adopción del Manejo Integrado de Plagas y una reducción importante del uso de agroquímicos lo que conduce a la reducción de pérdidas de producción y de los costos - Certeza climática y Producción en ambientes difíciles. Requerimientos de tierra y agua más reducidos.- La hidroponía requiere menos suelo que los sistemas convencionales y utiliza menos agua: Aplicación de Agua (ML/ha/cosecha) Cultivo Producción hidropónica Producción Convencional Lechuga 1,0 ML 3,0 – 4,0 ML Tomates 1,5 ML 7,5 ML (riego por inundación) 2,0 ML (riego por goteo) (DE: James, Leigh – NSW Agriculture) - Precio del producto potencialmente más alto.- El producto hidropónico tiende a recibir una banda de precios más elevada que el producto convencional. - El producto hidropónico llama la atención de los consumidores.- La hidroponía produce una hortaliza limpia, libre de lodo e insectos, y un sabor superior o igual a las mejores hortalizas obtenidas por cultivo tradicional. - Capacidad para interesar e integrar mercados específicos.- Los productos hidropónicos proveen una oportunidad para crear e interesar nuevos nichos de mercados, por ejemplo, lechugas vivas “con sus raíces” y tomates “madurados en racimos en la mata”. - Producción sostenible y una respuesta al abuso urbano de tierras agrícolas productivas.- requiere menos tierra y es apta para localizarse a las áreas urbana (menos fertilizantes químicos, no hay aguas de desagües, no se producen olores y ruido). - Potencialmente costos de trabajo más bajos.- Se puede economizar trabajo con respecto a un volumen equivalente de producción basada en suelo convencional una vez que el sistema de producción hidropónica se haya establecido.Los sistemas hidropónicos tienen costos más bajos para cosecha, crecimiento y siembra. - Mayor Inocuidad de los productos para el consumo directo y la comercialización.-

AUP-

Empleo e ingresos

Reciclaje de desechos orgánicos

Reciclaje de desechos orgánicos del hogar

Source: FAO

Reciclaje de aguas usadas

Reducción de gastos de transporte, embalaje y almacenaje Reducción de pérdidas post-cosecha Precios al público solidarios, facilitando el acceso y consumo

Disponibilidad de hortalizas frescas cosechadas en el mismo dia

Zonas verdes en la ciudad
Absorción de CO2 Producción de O2

ACTIVIDADES Y PROYECTOS de FAO en AUP

CAPACITACION HUERTOS HIDROPONICOS Y EMPRESAS FAMILIARES DESDE 1993 - 8 PAISES

Producción de berro hidropónico SANTIAGO, DICIEMBRE 2002

HIDROPONIA SIMPLIFICADA Y CENTROS DE DESARROLLO INFANTILECUADOR- PROYECTO TCP-1998 8 EMPRESAS

HUERTOS FAMILIARES Y COMUNITARIOS JULIO 2003 PROYECTO TCP – PROVINCIA DE BUENOS AIRES

En Venezuela la situación es alarmante con el 87% de población urbana y el 53% viviendo por debajo de la linea de pobreza

HUERTOS HIDROPONICOS FAMILIARES CARACAS, JULIO 2003

ORGANOPONICOS, CARACAS, JULIO 2003

Puerto Botánico, Asunción, Paraguay, Julio 2003

Puerto Botánico, Asunción, Paraguay, Julio 2003

HUERTOS ORGANICOS PARAGUAY JULIO 2003

Diversos aspectos de la agricultura urbana y peri-urbana Acuicultura ASIA

Cría casera de animales de patio
Ovinos Conejos

Cerdos

Gallinas y otras aves

RIESGOS de la AUP

"Falta de disponibilidad de tierra o el derecho de cultivarla

" Problemas de tenencia de tierras

Riesgos

"Uso de pesticidas

Hasta 20 tratamientos por ciclo de cultivo

Riesgos

El uso no adecuado de pesticidas

↑ DESTRUYE LOS INSECTOS UTILES ↑ UN PELIGRO PARA LA SALUD
↑ POLUCIÓN DEL AMBIENTE

Riesgos

Uso de aguas sucias para regar

Riesgos Uso de materiales no selectivos y contaminados como abono orgánico

"Falta de asesoría técnica y de capacitación a los usuarios.

CONTEXTO POLITICO
Cumbre Mundial de la Alimentación (1996)
Jefes de Estados y de Gobiernos se han comprometido en acabar con la malnutrición que todavía afecta a 800 millones de personas.

COAG 15th session 1999
En la 15th sesión del Comité de Agricultura en Enero 1999, (CL 116/8, CL 116/9 & CL 116/10) los paises recomendaron a la FAO desarrollar un programa multisectorial en apoyo a la agricultura urbana y peri-urbana.

El Director general de la FAO considera que la agricultura urbana y peri-urbana puede contribuir a reducir la malnutrición y la pobreza de la población urbana en fuerte crecimiento en los 82 PBIDAs y por eso se debe integrar como un componente del PESA en estos paises.

CONTEXTO POLITICO

“DECLARACIÓN DE QUITO”
Quito, 20 de abril de 2000

..”Nuestras ciudades se enfrentan a graves problemas de pobreza, de inseguridad alimentaria y de desmejoramiento del ambiente.De manera reciente y progresiva se viene desarrollando diversas experiencias de Agricultura Urbana en América Latina y el Caribe, destinadas al autoconsumo con el propósito de aumentar el consumo de alimentos, de generar ingresos y empleo a la población vulnerable de las ciudades, para mejorar la seguridad alimentaria y el ambiente. “Es necesario ejecutar programas de capacitación a los gobiernos locales y a los propios agricultores urbanos para elevar la eficiencia de la Agricultura Urbana en la superacion de la pobreza urbana”.

AGRICULTURA URBANA Y PERI-URBANA

elementos para un marco de programa nacional
- Objetivo general: Identificación e implementación de una iniciativa integrada en apoyo a la agricultura urbana y peri-urbana - Beneficiarios: Las familias más pobres de las ciudades - Criterios de impacto: Más alimentos de calidad son accessibles y consumidos Los ingresos han aumentado - Resultado final: Un plan de acción en apoyo a la agricultura urbana y peri-urbana es parte integral del plan de desarrollo de la ciudad y de la gestión del ambiente

COMPONENTES

1: SEGURIDAD DE DISPONIBILIDAD DE LOS RECURSOS PRIMARIOS Y ESENCIALES

• Seguridad de la ocupación de la tierra de cultivo (zonas de cultivo protegidas por decreto “non edificandi”) • Seguridad de la disponibilidad de agua de calidad en cantidad para regar Promotores: Las alcaldías, Gobiernos regionales, Universidades, Direcciónes idrologicas

2: SEGURIDAD DE LA CALIDAD DE LOS PRODUCTOS PARA EL CONSUMIDOR
• Aplicar criterios de selección de los sitios de producción • Observar las normas de calidad y de sanidad • Aplicar la técnicas de producción y de protección integrada (PPI)

Promotores y actores: Comunidades,Técnicos, Productores,

reducir el uso de pesticidas----MIP

tela a prueba de insectos

trampa

Control diario

Una etiqueta que garantiza la calidad y la producción según un protocolo conocido

la más alta calidad¡¡¡

3: SEGURIDAD DEL CONTEXTO INSTITUCIONAL Y DE DESARROLLO SOSTENIBLE
• Establecer un comité de concertación y de seguimiento • Identificar un sistema de micro-crédito accesible a los beneficiarios • Promover la Escuela de Campo como método de capacitación y de extensión y huertos escolares para sensibilizar la juventud • Mejorar el equilibrio alimenticio mediante la educación nutricional Promotores: Ministerio de Agricultura y otros Ministerios, Comunidades y ONGs, Sector Privado

huertos escolares - educación nutricional en las escuelas

Infraestructura para la venta de hortalizas en los sectores urbanos

4 - Percepción publica de los productores urbanos y sus productos

CONCLUSIONES
• AUP es una función urbana básico conocida • Factor creciente en América latina • Cambio de actitud a nivel político reconociendo la contribución a la seguridad alimentaria • Colapso del mito de los privilegios de la ciudad sobre el campo • Espacio utilizado subdimensionado • Impacto concreto sobre subsistencia del pobre urbano • Necesidades de tecnologías para la sostenibilidad • Políticas de apoyo son imprescindibles para el sostén de las socioeconomías a nivel de las ciudades

PUBLICACIONES DE LA OFICINA REGIONAL DE FAO DISPONIBLES sin costo EN LA PAGINA WEB www.rlc.fao.org/prior/segalim/aup/

Lineamientos para la Formulación de Políticas Municipales para  la Agricultura Urbana 
Un  número  creciente  de  gobiernos  locales  y  nacionales,  promueven  la  agricultura  urbana, peri urbana  y  rural  municipal  (AU),  considerando  la  cría de  animales,  cultivos,  pesca,  fruticultura,  transformación  y  la  comercialización  de  productos  agroindustriales,  en  respuesta  a  los  graves  problemas  de  pobreza,  de  inseguridad  alimentaria  y  de  degradación ambiental que enfrentan.  Para  mejorar  la AU  y  hacerla  más  sostenible,  los gobiernos locales deben reconocer el rol que juega dentro del desarrollo municipal,  promoverla y gestionarla a través de políticas e incentivos adaptados a las necesidades  de la población, promoviendo la participación social, la equidad de género y la inclusión  social.  La presente serie de Lineamientos para la Formulación de Políticas Municipales para la  Agricultura  Urbana  del  Programa  de  Gestión  Urbana,  Coordinación  Regional  para  América Latina y el Caribe (PGU­ALC/UN­HABITAT),  tiene como propósito aumentar  la  atención,  agilizar  el  apoyo,  reforzar  las  capacidades  y  ofrecer  herramientas  a  los  gobiernos  municipales  para  la  implementación  de  programas  y  políticas  de  agricultura  urbana.  Las orientaciones son el fruto de los últimos adelantos científico­tecnológicos y  las prácticas innovadoras experimentadas por las ciudad de la Región, que constituyen  una  buena  fuente  de  inspiración  que  les  invitamos  a  compartir  y  enriquecer.  Los  9  módulos están disponibles en las direcciones web que se detallan a continuación: 

Agricultura Urbana: Motor para el desarrollo municipal sostenible  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps1.pdf  Agricultura Urbana y Participación Ciudadana  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps2.pdf  Agricultura Urbana Gestión Territorial y Planificación Física  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps3.pdf  Micro­crédito e Inversión para la Agricultura Urbana  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps4.pdf  Aprovechamiento de residuos orgánicos en Agricultura Urbana  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps5.pdf  Tratamiento de aguas residuales en Agricultura Urbana  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps6.pdf  Agricultura Urbana una Oportunidad para la Equidad entre Hombres y Mujeres  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps7.pdf  Agricultura Urbana y Soberanía Alimentaria  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps8.pdf  Transformación y Comercialización de la Agricultura Urbana  http://www.pgualc.org/es/data/files/download/PDF/lps9.pdf

DOCUMENTO DE TRABAJO DE RLCP/TCA. Nº 001

EXPERIENCIAS EN AGRICULTURA URBANA Y PERI-URBANA EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE
Necesidades de Políticas e Involucramiento Institucional Reynaldo Treminio Ch.*

Subdirección de Asistencia para las Políticas (RLCP) División de Asistencia en Políticas (TCA)

Oficina Regional para América Latina y el Caribe Dag Hammarskjöld 3241, Vitacura Santiago, Chile (56 2) 337 - 2151 Fax: (56 2) - 337 2104

Noviembre 2004

* Oficial de Políticas y Programas. Subdirección de Asistencia para las Políticas (RLCP). Participaron con aportes y comentarios las siguientes ramas de FAORLC: RLCA, RLCS, RLCE y RLCP.

EXPERIENCIAS EN AGRICULTURA URBANA Y PERI-URBANA EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE
Necesidades de Políticas e Involucramiento Institucional RESUMEN Se presenta una revisión del contexto y la síntesis de las principales experiencias de la Agricultura Urbana y Peri-urbana (AUP) en América Latina y el Caribe en el marco de la seguridad alimentaria, puntualizando algunos resultados en relación a la aplicabilidad de los enfoques, sistemas y tecnologías; se intenta, además, interpretar las lecciones aprendidas y expresarlas como pautas para el diseño de políticas e instrumentos, que pudiesen ser de referencia en acciones futuras de la AUP. A partir del análisis realizado ha sido posible derivar cinco conclusiones: 1. La AUP contribuye al mejoramiento de la disponibilidad y acceso a los alimentos y

a fuentes nutricionales de mejor calidad, mediante alternativas de producción para el autoconsumo o de generación de excedentes para el mercado. Esta contribución sería amplia si las restricciones del entorno relacionadas con recursos, servicios y normativas actuales en las ciudades fuesen removidas o minimizadas; así como también, si los riesgos propios de las tecnologías con respecto a la contaminación y la buena vecindad fuesen prevenidos técnica y oportunamente. 2. AUP. 3. La AUP en la Región provee suficientes contenidos técnicos, y la respuesta Un factor clave de análisis es la determinación de las condiciones y características

que presentan las poblaciones objetivo con quienes se piensa implementar programas de

productiva dependerá de la tipología de usuarios, del proceso de transferencia y de los enfoques utilizados en el abordaje de la inseguridad alimentaria en cada país. 4. Es evidente un vacío de políticas y estrategias especialmente a nivel municipal

para potenciar la AUP como herramienta de contribución a la seguridad alimentaria, así

i

también la falta de involucramiento institucional y la carencia de metodologías de planificación participativa y multisectorial para generar condiciones de viabilidad y sostenibilidad de la AUP, tanto en el contexto asistencialista como en los procesos autogestionarios con perspectivas de sostenibilidad. Chile y Cuba aparentemente son una excepción. 5. También se puede concluir que los espacios peri-urbanos posibilitarían mayor

margen de aplicabilidad de las tecnologías de AUP para enfoques amplios de participación y perspectivas de vinculación a los mercados y que los espacios urbanos se adecuan más a iniciativas sociales y educativas de carácter puntual y asistencial. Esto es demostrable con las experiencias microempresariales de Chile en áreas peri-urbanas. 6. Por último, es posible afirmar que la información económica y alimentaria derivada

de iniciativas de AUP en la Región es muy débil, debido a la carencia de evaluaciones, falta de trabajos sistematizados y limitada divulgación de logros concretos; lo cual ha restringido posiblemente un espacio de confianza entre los tomadores de decisión política para apoyar este tipo de estrategia.

ii

Contenido Página RESUMEN Introducción ………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………... ………………………………………………………. i 1 1 3 5 5 6 6 9 9 10 14 14 14 15 16 18 19 20 22 22 23 24 25 28 28

El cambio poblacional en la Región ……………………………………………… El problema La AUP como estrategia Objetivos

………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………… ……………………………………. …………………………… …………………………………....

Manejo conceptual

Ambito de aplicación y tecnologías ……………………………………………… El carácter social y técnico de la AUP Restricciones y potencialidades Las crisis y las contingencias alimentarias

Experiencias e iniciativas relevantes de AUP en la Región …….…………………… Enfoques y resultados Argentina Uruguay Ecuador Perú ………………………………………………………. ……………………………………… ………………………………………………………. ………………………………………………………. ………………………………………………………. De respuesta social y educativa

………………………………………………………………..

Bolivia ……………………………………………………………….. De autoabastecimiento alimentario ……………………………………… Guatemala Nicaragua Venezuela ………………………………………………………. ………………………………………………………. ………………………………………………………. ……………

Cuba ……………………………………………………………….. De microempresas familiares vinculadas al mercado Chile ………………………………………………………………..

iii

Cont. Contenido Página Lecciones aprendidas ……………………………………………………………….. En relación a las tecnologías ……………………………………………… En relación a los enfoques aplicados …………………………………….. En relación a la transferencia de tecnología ……………………………. En relación a la participación social e institucional …………………… En relación a las políticas …………………………………………….. …………………………… ……………..……………. En relación a la información de soporte Pautas e instrumentos para la movilización de políticas Planificación participativa y municipal Evaluación, sistematización y divulgación 29 30 31 32 32 32 33 33 35 36 36 37 37 38

Transferencia de tecnología …………………………………………………….. ………………………………..…. …………………………………. Inversiones y financiamiento a operaciones ………….………………….……

Conclusiones …………………………………………………………………………….. Bibliografía ……………………………………………………………………………..

ANEXO DE NOTAS: 1. Algunos aspectos sobre la sostenibilidad de las tecnologías AUP 2. Características de las microempresas familiares hidropónicas en Chile 3. Principales características del Programa Huertas Bonaerenses 45 47 48

iv

Introducción El crecimiento de la pobreza urbana, la inseguridad alimentaria y la desnutrición, y un cambio en la concentración de las zonas rurales a las urbanas serán los factores acompañantes de la urbanización (Garret, 2000). En la década del 90, la urbanización en el mundo superó el 50% de la población total (Hussain and Lunven, 1988; Massignon, 1993; World Bank, 1996 citados por Ellis and Sumberg, 1998). En el 2000, América Latina observó el índice más alto de urbanización (78%) seguido de Africa y Asia, entre 35 y 40% (PNUD, 1997). El cambio poblacional en la Región La población urbana en países en desarrollo se duplicará hasta alcanzar 4,000 millones de habitantes en 2025, lo que representaría cerca de 90% del crecimiento demográfico mundial. Por contraste, el crecimiento de la población rural será lento y cesará al llegar a 3,000 millones. Respecto a América Latina, la población urbana seguirá una tendencia similar al finalizar el año 2010 hasta alcanzar los 500 millones de personas, manteniéndose relativamente estable la población rural en más de 100 millones (United Nations, 1998). Existe amplia preocupación por la aceleración de la urbanización mundial desde expertos en demografía hasta los que dominan los temas de salud y del medio ambiente, en contraste, con la posición de los politólogos que ven el rápido crecimiento de las ciudades con cierta alarma debido a que consideran que las ciudades con un tamaño inmanejable pueden conducir a situaciones de violencia y al debilitamiento del Estado (Brockerhoff, 2000). El Banco Mundial pronosticó en 1990 que la pobreza urbana se convertiría en el problema más importante y políticamente más explosivo del nuevo siglo. A diferencia de la población rural, la población urbana en la Región ha ido en drástico crecimiento (Figura 1). Al tiempo que la población rural absoluta se mantiene o aumenta levemente, la población agrícola ha ido en franca caída desde comienzo de los 80. Ello indicaría que además del factor migratorio entre campo y ciudad, existe la tendencia a desarrollar otro tipo de labores en el sector rural aparte del agrícola.

1

Así la población rural no sólo cae en relación a la urbana sino, que también observa una tendencia migratoria rural-urbana de mujeres (>50%) mayor a la de los hombres (<41%) desde 1960, encabezando un rol importante de contribución económica en más del 30% de los hogares urbanos en 1999 (Katz, 2004).

Figura 1. Población Urbana, Rural y Agrícola en América Latina y el Caribe

450.000

130000 125000 120000 115000 110000 105000 100000 1961 1966 1971 1976 1981 1986 1991 1996 1977 2001 1979 1981

400.000

350.000 Miles de Personas

300.000

250.000

200.000

150.000

100.000
1961 1963 1965 1967 1969 1971 1973 1975 1983 1985 1987 1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003

Población Rural Total Estimada Población Urbana Total Estimada

Población Agrícola Estimada

Fuente: “Tendencias y desafíos de la agricultura, los montes y la pesca en América Latina y el Caribe”, FAO, 2004.

La migración del campo a la ciudad es un fenómeno interdependiente. La urbanización implica una transición del empleo agrícola al industrial y, especialmente, a los puestos de trabajo en el sector de los servicios (De Haan, 2000). Las relaciones espaciales hacen referencia a la circulación de personas, bienes, dinero e información entre zonas urbanas y rurales, lo cual podría derivar en cambios en el uso de las tierras alrededor de las ciudades, mayor diversificación de las fuentes de ingresos en las zonas rurales y urbanas,

2

que implicaría el traslado de personas entre el campo y la ciudad, y cambios en la dirección y composición de la migración interna (Tacoli, 2000).

El problema El movimiento poblacional ha generado inestabilidad de los límites espaciales, produciéndose flujos migratorios, de lo rural a espacios peri-urbanos, y de éstos a los urbanos. Esta rápida migración ha causado invasión de ciudades y sus alrededores, sobrepasando las capacidades de servicios, suministros de bienes y fuentes de empleo en las áreas urbanas, acentuándose aún más en las últimas tres décadas debido a la contracción del sector económico formal, la liberalización del mercado y los ajustes estructurales (Jamal y Weeks, 1993; Rakodi, 1995; Bryceson, 1996 citados por Ellis and Sumberg, 1998). Además, la falta de estímulos y oportunidades en el medio rural ha alentado la migración hacia las ciudades, atribuyéndose en la mayoría de los países en desarrollo Figura 2). La pobreza urbana y la desnutrición se han incrementado de forma significativa en los últimos 15-20 años (Haddad y colaboradores, 1999). Algunos estudios revelan que la población urbana pobre es generalmente más vulnerable (Argenti, 2000)1 a factores de riesgos producidos por sequías y cambios de políticas que la población rural (Ersado, 2003). Se debe tomar en cuenta que la búsqueda de ingresos diversificados podría ser concomitantes con una estrategia de supervivencia. Numerosos estudios señalan que las tasas de crecimiento urbano aumentan cuando los países en desarrollo dan mayor prioridad a la industria manufacturera urbana que a la agricultura rural. La emigración del campo a la ciudad es mayor cuando abundan los empleos bien remunerados y cuando los trabajadores rurales no pueden obtener los precios deseados para sus productos (Brockerhoff, 2000). a la carencia de políticas de amortiguamiento y frágil institucionalidad/gobernabilidad, favoreciendo la formación de cinturones de miseria (ver

1 Los grupos urbanos más vulnerables son: los desempleados, los nuevos emigrantes, las madres solteras con hijos a cargo, los pensionados, los discapacitados o las personas que carecen de apoyo familiar, las minorías étnicas, los trabajadores del sector formal que reciben ingresos decrecientes o inestables, y quienes dependen de las “saturadas” actividades del sector informal. Argenti O, 2000.

3

Otro factor de crecimiento urbano son los conflictos bélicos y/o cesación de los mismos, cuyo escenario casi siempre es el medio rural, los cuales han provocado una corriente Figura 2. Condicionantes de la pobreza e inseguridad alimentaria en las ciudades

La pobreza y la inseguridad alimentaria en las ciudades

Demandas sociales, alimentarias, empleo, salarios, etc.

Asentamientos urbanos

Migración a la ciudad

Falta de estímulos y oportunidades en el campo

•Frágil institucionalidad/gobernabilidad •Conflictos bélicos •Ajustes estructurales •Liberalización del mercado •Carencia de políticas de amortiguamiento

Crecimiento demográfico

Fuente: Elaboración propia del autor migratoria mayor hacia las ciudades motivados por el terror y la escasez de medios y servicios, expresada en flujos de desplazados que buscan una inserción adecuada en la sociedad.

4

La AUP como estrategia La literatura sobre agricultura urbana y peri urbana es muy amplia, a veces muy magnificada, pero es innegable que una estrategia bien orientada bajo condiciones específicas contribuirá a dar respuestas exitosas en el mejoramiento de la alimentación y nutrición de poblaciones pobres, tal como señalan algunas experiencias en países africanos, con políticas de apoyo municipal para acceso a la tierra y facilidades de financiamiento (IFPRI. Visión 2020. Agosto 2000)2 . Algunas estrategias apuntan a dos enfoques: el de carácter social y ambientalista, que se orienta por la autosuficiencia de los hogares urbanos, la reducción de la pobreza en espacios perimetrales y el aprovechamiento de materiales de reciclaje para un manejo ecológico favorable; y el de ingresos sostenibles, que considera la producción de alimentos urbanos como un medio para mejorar el bienestar económico de la población participante (Ellis y Sumberg, 1998).

Objetivos El artículo pretende brindar un análisis de la situación general de la Agricultura Urbana y Peri-urbana (AUP) en la Región, con sus limitaciones y perspectivas a tomar en cuenta para acciones futuras. El contenido del mismo, podría ser una referencia de consulta para organismos públicos y no gubernamentales, sector privado, sociedad civil y agencias de cooperación internacional que trabajan y continúan aportando recursos en la lucha contra el hambre y la pobreza. En específico se presenta una revisión del contexto y las experiencias más relevantes de la Agricultura Urbana y Peri-urbana (AUP) en América Latina y el Caribe, puntualizando algunos resultados en relación a la aplicabilidad de los enfoques, sistemas y tecnologías; intentando además, interpretar las lecciones aprendidas y expresarlas como pautas de políticas para acciones futuras de la AUP en el marco de la seguridad alimentaria.

2

Resúmenes compilados por IFPRI de diferentes autores. Compilados por James L. Garret y Marie T. Truel.

5

Manejo conceptual de la AUP La Agricultura Urbana y Peri-urbana (AUP) se refiere a prácticas agrícolas dentro y alrededor de las ciudades, las cuales compiten por recursos (tierra, agua, energía y mano de obra) que podrían destinarse también a otros fines para satisfacer las necesidades de la población urbana (COAG-FAO, 1999). Ambito de aplicación y tecnologías La AUP se diferencia de la Agricultura Rural por su aplicación a espacios disponibles en las ciudades y su periferia. La diferenciación con lo rural está referida al dominio de escala de aplicación, en cuanto a objetivos y posibilidades de recursos en el medio de operación. El carácter de los suministros, la presencia de infraestructura física y social, y de otros bienes y servicios que ofrece el mercado o la circunscripción pública describe el ambiente de movilización de una población, cuyo espacio geográfico es lo que se ha venido denominando “área urbana”. Por otra parte, el ambiente “peri-urbano” se refiere a espacios de interacción de lo urbano-rural en términos de migración y urbanización y del contexto dinámico de los cambios sociales (Laquinta y Drescher, 2000; Aldington citado por Foeken y Mboganie, 1998). En la Figura 3 se indica una representación gráfica del espacio peri-urbano como resultado de la interacción de los flujos urbano-rural por efecto de la migración y la urbanización.. Según ECLAC (2001) los conceptos sobre población urbana y rural asignados en los diferentes países latinoamericanos permiten una expresión común. Se puede decir que el centro urbano no sólo define la densidad de la población, sino también la disponibilidad de servicios de utilidad pública. Así por ejemplo comprende: más de 2.000 habitantes, calles pavimentadas, electricidad, agua, alcantarillado, servicios médicos y administrativos.

6

Figura 3. Esquema de espacios urbanos y peri-urbanos

Peri-urbano

Rural

Núcleo urbano

Fuente: Elaboración propia del autor.

La AUP se lleva a cabo dentro de los límites o en los alrededores de las ciudades de todo el mundo e incluye la producción, y en algunos casos el procesamiento de productos agropecuarios, pesqueros y forestales, así como los servicios ecológicos que proporcionan. Se estima que unos 800 millones de habitantes de ciudades de todo el mundo participan en actividades relacionadas con la AUP que generan empleos e ingresos y producen alimentos (FAO-AG, 1999; Mougeot, 2000). En el marco de las experiencias de AUP en la Región (FAO, 2003; Izquierdo, 2003) se identifican seis sistemas opcionales de producción, cuyas diferencias entre si son determinadas en función de la tecnología de manejo (tiempo y recursos), orientación y condiciones de implementación (ver Cuadro 1).

7

Los huertos intensivos3, huertos integrales4, huertos organopónicos5 y la hidroponía de mediana escala6 presentan mayores requerimientos técnicos y de espacios físicos, debido a condiciones de recursos e intensificación, por lo que las posibilidades de establecimiento están más orientadas a espacios peri-urbanos. Este grupo de sistemas podría ser considerado en estrategias de alto grado de organización y gestión vinculadas al mercado, aunque alguna de ellas podría adecuarse a necesidades de tipo social.

Cuadro 1. Sistemas utilizados en la agricultura urbana y peri urbana.
Sistemas Huertos intensivos Huertos organopónicos Espacio Peri urbano Periurbano Tecnología base Manejo orgánico/ Inorgánico Manejo orgánico Tipo de usuarios Familias en trabajo colectivo Individual o colectivo Orientación potencial Comercial Condiciones de implementación Acceso a suelo agrícola y agua/disponibilidad de material orgánico Acceso a suelo/disponibilidad de material orgánico/biopesticida/rieg o Acceso a espacio físico/disponibilidad de agua potable Acceso a suelo agrícola y agua Acceso a suelo agrícola y agua

Autoconsumo/ Comercial

Micro huertos hidropónicos

Urbano

Huertos caseros y comunitarios Huertos integrales

Urbano

Soluciones nutritivas, control y reciclaje de materiales Manejo agronómico general Manejo de tecnologías dependiendo del modelo productivo Solución nutritiva recirculante

Familiar

Autoconsumo

Escuelas o colectivos familiares Granjas escolares o colectivos familiares Empresa familiar

Autoconsumo/ Comercial Autoconsumo/ Comercial

Periurbano

Empresa Perihidropónica de urbano mediana escala Fuente: Elaboración propia del autor

Comercial

Alta inversión inicial, acceso agua potable, personal calificado.

Los sistemas denominados huertos caseros/comunitarios7 y micro-huertos hidropónicos8 se presentan para espacios reducidos, adaptándose mejor a estrategias de autoabastecimiento de orden familiar, colectivo u orientado a centros de atención social.

3 4

Tecnología basada en el manejo orgánico/inorgánico. De manejo convencional, que incluye especies animales. 5 De manejo orgánico. 6 Cultivos sin suelo que hace reciclaje de materiales, requiere solución nutritiva y conocimiento de la tecnología. 7 Manejo agronómico convencional.

8

El carácter social y técnico de la AUP Las crisis y las contingencias alimentarias Las urbanizaciones aceleradas han llevado a las poblaciones asentadas en sitios urbanos y peri urbanos a explorar estrategias de supervivencia domésticas e individuales. Algunos modelos de involucramiento en la producción de alimentos en las ciudades ocurren en núcleos poblacionales muy pobres cuyas causas motivantes se relacionan con el uso ilegal de tierras públicas o privadas; con la intervención de la mujer para hacer frente al déficit o inseguridad de ingresos del jefe de familia; con la necesidad de autoabastecerse de alimentos por declinación del salario o el desempleo familiar, con las variaciones del ingreso o la sustitución de efectivo necesaria para la compra de otros bienes básicos o alimentarios (Ellis y Sumberg, 1998). La agricultura en áreas urbanas y peri urbanas (AUP) no es una actividad nueva9. En el pasado, predios domésticos y urbanos han sido destinados a la producción de vegetales, incluidas especies animales. Las principales razones estaban relacionadas con las defensas de las ciudades a eventos impredecibles como la variación estacional (sequías) y a conflictos civiles alrededor de las ciudades. La salvedad en este punto es que los mercados no estaban desarrollados, existía un bajo nivel de infraestructura de transporte y un relativo aislamiento por largos períodos de tiempo (Ellis y Sumberg, 1998). Para apoyar a los hogares pobres, se han utilizado diversos tipos de intervenciones sociales con políticas selectivas o medidas específicas; entre ellas, los subsidios directos o indirectos, alimentos por trabajo, producción doméstica, planes de crédito, creación de microempresas, financiamiento de proyectos comunitarios, entrega de alimentos, alimentación escolar y transferencia en especie y en efectivo (Davis, 2004). Bajo estas circunstancias diversos sistemas de AUP han sido también aplicados para inducir a la población marginal en la producción de alimentos nutritivos e inocuos, mediante criterios de contingencia de movilización popular (MIDINRA, 1986 cita directa), sin observar
8

Desde la época precolombina la producción de alimentos ha sido la bandera estratégica de supervivencia de los pueblos, son innumerables en el tiempo la desaparición de culturas y poblaciones víctimas del hambre. Los nativos ofrendaban productos alimenticios a sus dioses y exaltaban el arte culinario, como el caso del maíz en la cultura Maya.

9

Tecnología basada en soluciones nutritivas, control y reciclaje de materiales.

9

aspectos de planificación, participación ciudadana, organización y apropiación; lo cual ha favorecido el clientelismo/paternalismo y limitado la generación de iniciativas creativas, innovadoras y autosostenibles de los pobres urbanos. En la década del 90, la aplicación de la técnica de hidroponía abrió la opción de producir alimentos en espacios reducidos y se vio la posibilidad de instrumentalizar dicha técnica para producir alimentos y autoabastecerse en hogares pobres y sectores de población marginales (Carrasco e Izquierdo, 1996). Es así como algunos gobiernos dan inicio a programas contingentes de movilización popular como Cuba y Nicaragua, promoviendo la agricultura urbana y peri urbana con opciones de cultivos hidropónicos e implementado, a la vez, huertos familiares de traspatio con tecnología convencional u orgánica, así como, la cría de animales menores para enfrentar la crisis interna de desabastecimiento alimentario. De esta manera se da un primer paso con un enfoque orientado a la disponibilidad y autosuficiencia alimentaria a nivel de hogares. Las poblaciones urbanas y peri-urbanas en condiciones de pobreza están casi siempre dispuestas a adoptar una nueva idea para producir alimentos, como respuesta a la urgente necesidad de satisfacer el consumo alimenticio básico (FAO, 1990). Algunos autores señalan que la agricultura urbana podría convertirse en una línea interesante comparándola con otras estrategias y actividades de reducción de la pobreza y déficit alimentario. Sin embargo, indican que ésta debería considerarse como el inicio de una estrategia de supervivencia que debe evolucionar hacia una articulación comercial (Ellis and Sumberg, 1998). Restricciones y potencialidades La AUP puede ser una importante fuente de alimentos para algunas ciudades, sobre todo en aquellos países donde los sistemas nacionales de producción, comercialización y transporte de alimentos rurales no están bien desarrollados. Sin embargo, este tipo de agricultura plantea una serie de problemas derivados de su proximidad a zonas densamente pobladas, donde los cultivos, animales y humanos comparten los mismos recursos de suelo, aire y agua (Argenti, agosto 2000).

10

Los principales obstáculos que enfrenta la producción alimentaria en las ciudades, se refiere al acceso a las tierras, los créditos, las fuentes de agua, los servicios de energía y otras restricciones legales, comerciales y de conducta derivadas de la preocupación por la salud pública (Mougeot, 2000; Mougeot, Taboulchanas y La Cruz; 2004; Mazingira Institute, s/f; Foeken y Mboganie, 1998; Ellis y Sumberg, 1998; FAO-AG, 1999; UNR, 1997). El uso incorrecto de productos químicos y residuos sólidos y líquidos pueden contaminar los recursos terrestres, alimentarios e hídricos utilizados en la elaboración de bebidas y alimentos. La cría de animales domésticos en el interior o periferia de las ciudades también puede incrementar los riesgos para la salud de los pobladores. No obstante de que muchos de estos problemas podrían ser amortiguados con buenas prácticas de manejo, información y asistencia comunicacional extensiva, las autoridades urbanas con frecuencia responden destruyendo los cultivos y desalojando a los productores de las tierras públicas o privadas (Argenti, agosto 2000). La hidroponía simplificada10, por ejemplo, podría ser una herramienta efectiva para la simplificación de estos riesgos en el marco de un proceso de una planificación municipal (Carrasco e Izquierdo, 1996)). El uso del agua es un factor altamente restrictivo. Casi siempre los sistemas de tratamiento y uso de aguas residuales están desligados de los requisitos técnicos de la agricultura urbana o periurbana o simplemente las normas o medidas de planificación municipal no la consideran para la producción de alimentos (IDRC, 2003). La actividad productiva en áreas urbanas y peri-urbanas puede contribuir al mejoramiento de la disponibilidad y el abastecimiento local de alimentos frescos y nutritivos; al alivio de la pobreza mediante el consumo directo de productos cultivados y la generación de empleos e ingresos en una cadena agroalimentaria bien articulada; al manejo ambiental eficiente a través del aprovechamiento de desechos orgánicos como fertilizantes y al uso productivo y sustentable de espacios abiertos (FAO, 1999 y 2000)

10

La hidroponía simplificada se caracteriza por proveer un medio nutritivo mediante soluciones equilibradas en agua potable, que garantiza la inocuidad de los alimentos y minimiza los riesgos de contaminación ambiental.

11

Las iniciativas de producción de alimentos en las ciudades, a veces han surgido por la presión social y económica, y en otros casos, como medida política de amortiguamiento o como iniciativa familiar para compensar los ingresos por la caída de salarios, falta de empleo y sustitución de productos o simplemente como una estrategia de supervivencia ante una crisis alimentaria (Maxwell y colaboradores, 1998; Ellis y Sumberg, 1998). Escasas experiencias en la Región señalan mejoras del ingreso para reproducción de capital y de relación con la actividad comercial, tal como es resaltado en el caso de las microempresas familiares hidropónicas de la Región Metropolitana de Chile, que después de cuatro años demuestran ganancias crecientes (Figueroa e Izquierdo, 2002). El trabajo de investigación realizado en Kampala, Uganda (Maxwell y colaboradores, 1998), indica que la agricultura urbana puede tener un impacto positivo en la salud pública, mediante la mejora del estado nutricional de los niños, particularmente entre los grupos socioeconómicos bajos, aceptando la hipótesis de que este tipo de agricultura tiene impacto positivo en la seguridad alimentaria y nutricional de grupos de población de bajos ingresos, tal como fue revelado en estudios llevados a cabo en ciudades del Africa Sub-Sahariana, según citas de los mismos investigadores. Concluyen que la agricultura urbana es claramente una estrategia exitosa para amortiguar el impacto de la crisis económica en el estado nutricional de los niños de grupos socioeconómicos bajos. Por otra parte, es importante señalar también que la AUP podría contribuir a mejorar la provisión y distribución de alimentos en las ciudades. Esto es, mediante la interconexión urbana/peri-urbana, bajas pérdidas post-cosecha y la reducción de costos en comparación con el transporte de alimentos desde las zonas rurales. Estudios señalan que las pérdidas de alimentos por traslado del campo a la ciudad pueden llegar hasta el 35% en productos perecederos, mientras que los costos de transporte podrían representar hasta el 90% del margen general de comercialización (Argenti, agosto 2000). El desarrollo de estrategias alternativas de tipo participativo y comunitario constituye un desafío que deberá abordarse con indicadores económicos, sociales y ambientales conducentes a comparar la mayor efectividad y eficiencia de programas de agricultura urbana respecto a los tradicionales programas asistencialistas. Cuando los proyectos de agricultura urbana son encarados desde un enfoque amplio (interinstitucional,

12

interdisciplinario y sistémico), podrían transformarse en una poderosa herramienta para el desarrollo local y municipal (UNR, 1997). La agricultura urbana por su ámbito de espacio presenta limitadas posibilidades de escala para evolucionar hacia el mercado formal, pero sí puede responder a las necesidades de autoconsumo familiar y ofertar productos en el contexto de un mercado informal (AGUILA, 1997)11. Por otra parte, la agricultura peri-urbana muestra ventajas comparativas, mediante la potenciación de predios baldíos o perimetrales de los centros urbanos, posibilidades de mayor escala productiva, acción participativa/organizativa y posibilidades de mayor conexión con los servicios y los mercados. Quizás la agricultura peri-urbana no haya sido vista bajo un concepto productivo más allá de una estrategia de supervivencia pero la circunscripción espacial y la interconexión urbana facilitan condiciones para una vinculación efectiva a los mercados, proveyendo así la posibilidad de mayores volúmenes de alimentos y de otros bienes necesarios para la seguridad alimentaria y el bienestar social de la población, sujeto a ciertas condiciones sanitarias necesarias para el desarrollo de este tipo de iniciativas. Una de las grandes debilidades que muestran las experiencias de AUP es la limitada información socioeconómica alrededor de resultados e impactos, así lo indican algunas memorias de taller y experiencias en la Región (Mougeot, Taboulchanas y Cruz, 2004; OEA, IDRC et al, 2002); donde proyectos en marcha no presentan un análisis de resultados o una experiencia sistematizada. A pesar de ello, existen evidencias prácticas de la AUP como generadora de alimentos mediante el incremento significativo de los rendimientos y la velocidad de rotación de la producción (Rodríguez, 2003), como es el caso cubano, donde la producción de hortalizas y condimentos frescos fue aumentada de 480 a 3,345 miles de toneladas entre el año 1998 y el 2002, respectivamente. Asimismo, el caso chileno con el desarrollo de microempresas familiares ha mostrado sus beneficios en torno a la generación de ingresos y empleo.

11

Según Böhrt, Secretario Ejecutivo de la Red Latinoamericana de Investigaciones sobre Agricultura Urbana (AGUILA), con el crecimiento exponencial de la población en las ciudades del hemisferio Sur, muchas familias dependerán de la agricultura urbana para sobrevivir. La investigación y experimentación reciben poco apoyo, señalando que en una agricultura de subsistencia, la agricultura urbana es un recurso vital para las familias, con la posibilidad de diversificar y enriquecer la dieta diaria (AGUILA, 1997).

13

Experiencias e iniciativas relevantes de la AUP en la Región En este capítulo se presenta una síntesis de las iniciativas más relevantes de AUP puestas en marcha en la Región, con el fin de que el lector conozca los enfoques empleados en algunos países, los resultados logrados y el aprendizaje de campo desde el punto de vista técnico, social y económico. Además de revisar las experiencias, se han tomado en cuenta trabajos evaluativos o iniciativas de AUP organizadas o patrocinadas por diferentes agencias u organismos internacionales, entre ellas, el Internacional Development Research Centre (IDRC) y la Organización de Estados Americanos (OEA), con el involucramiento de instituciones nacionales. Una amplia lista bibliográfica es presentada en el presente documento, para orientar al lector en la profundización del tema. Enfoques y resultados La mayoría de las estrategias de AUP en la región se han basado en la técnica de hidroponía simplificada, a excepción de Cuba que presenta un amplio trabajo y consolidación en agric

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->