Está en la página 1de 10
Al finalizar este capitulo podran: # Definir qué es la Historia Definir los conceptos de actor social e imaginario social, Aprencler diversas formas de medir el tiempo y.de ordenarto, er distintas visiones y tematicas cy La historia, los seres humanos y el tiempo | La historia y la vida || *Tscribir sobre historia y ensenarla: ese es [..] || Mipficio. Me ha llevado a hojear muchos documentos de diversas edades, para separar lo mejor que he podido la verdad de la mentira; sn’ me ha llevado a mirar y a observar Pues siempre he crefdo [..] que el primer deber del historiador, como decta mi interesarse ‘por la vida’. imposible comprender el pasado, Al historiador del medio rural los buer para contemplar Ja forma de los campos no le son ‘menos indispen: para descifrar viejos libros de hechiceria.” Mare Bloch, Laextrand derota, | Barcelona, Critica, 2003, Historia Actores sociales Métodos de investigac Multicausalidad Corrientes historiogréficas Imaginario social 1900 1914 * Locomotora de Stephenson, + Planeador de Otto Lilienthal. Analisis de imagenes ‘1. Observen las imagenes de estas dos paginas, que reproducen objetos utilizados 0 creados en el siglo xi. 2, Mencionen algunos rasgos comunes entre ellos. 3. 2Qué similitudes y qué diferencias encuentran entre estos ‘objetos y los de uso habitual en la actualidad? 4. Piensen qué objetos podrian representar la historia de sus idas y de la época en la que viven; {cudles elegirian? Preparen tuna lista de al menos cinco de ellos. Previa consulta en Internet © en una historia de los avances tecnoléaicos, averiguen ‘cuando fueron inventados. Herodoto de Halicarnaso, historiador ¥ gedgrafo griego, viié entre los aos 484 y 425 2, C. Su obra Historia dio nombre a esta disciptina i Sujetos y actores sociales Las nociones de sujeto social y de actor social fueron desarrolladas inicialmente por a Sociologia y luego adoptadas por los histonadores. Mientras que al hablar de “sujetos se hace hincapié en las perso grupos ¢ instituciones como de la sociedad, el concepto de social pone el acento en la sociedad como formadora y modeladora de los individuos, ‘grupos e instituciones. En la practica, ‘muchos hstoradores integran ambas ‘nociones: consideran que los integrantes de tna sociedad son formados por esta, pero, al mismo tiempo, las acciones, decisiones e ideologias de os integrantes ransforman la Fealidad af largo del tiempo. Los sujetos o actores sociales pueden ser: + individuales, como los personajes que quedaron registrados en la historia por su incidencia en determinados procesos; por ejemplo, San Martin 0 Simén Bolivar; + colectivos, como quienes integran las clases sociales (obreros, burgueses, campesinos, et), otros grupos y sectores diferenciados que se pueden distinguir en tuna sociedad (las mujeres, los estudiantes, los artistas, entre muchos otros), los grupos politicos o distintas entidades colectvas (el pueblo, lanacién); + institucionales, como el Poder Legislativo, la Iglesia, las Fuerzas Armadas. 12 1. La Historia y los historiadores La Historia es la ciencia que estudia cémo se forman y transforman las sociedades a través del tiempo. Como otras disciplinas sociales, su objeto de estudio y las representaciones que nos hacemos de él cambian de acuerdo con las épocas, el grupo social al que pertenece el historiador y el contexto en el cual investiga. El concepto de historia Cuando preguntamos qué es la Historia, las respuestas mas comunes son dos: “el conjunta de los sucesos del pasado” y “el relato o la exposicion de esos sucesos”. Sin embargo, el sentido original de la palabra “historia” (en griego, atopic: “historia") es averiguacin o investigacisn. Ese fue precisamente el titulo ccon que se conoce la obra del historiador griego Herodoto, en la cual investi- gaba los hechos que habian originado las guerras entre griegos y persas. Desde entonces, se fue adoptando el nombre de Historia para referirse a la disciplina que indaga en el pasado con la finalidad de relatarlo, explicarlo y transmitislo. Los estudios historicos poseen una particularidad: Ios hechos y procesos que se investigan no estan en presencia del historiadar, pues pertenecen al pasado. En cambio, sf estén presentes ante él Jas huellas que han dejado esas acciones; por ejemplo, las consecuencias actuales de hechos pasados, los objetos materia- les, los documentos, los testimonios escritos u orales de quienes los vivieron, las investigaciones anteriores sobre el mismo tema. £1 historiador trabaja sobre esas huellas denominadas fuentes y, a partir de ellas, realiza una reconstruc- cién del pasado, para interpretarlo y transmitirlo a través de un relato. ‘Todo historiador realiza esa reconstrucciGn desde su presente, es decir, desde el tiempo en el que vive. Por esa razén, en ese trabajo no solo entran en juego os conocimientos que posee sobre el tema de su investigacion, sino también las ideas e imagenes, las valoraciones, no solo personales sino también de la época en la que vive, Por eso es posible afirmar que el trabajo del histotiador es siempre una interpretacién desde un momento histérico determinado, que puede diferir de la de otros. A esto se debe la presencia de diferentes “historias”, no existe un linico relato de la historia ni una tinica manera valida de interpretarla La historia y sus actores Durante muchos siglos, los relatos hist6ricos se interesaron principalmen- te por los acontecimientos publicos que poselan un caracter destacado en la vida de las sociedades; por ejemplo, las guerras, las decisiones de gobierno, los movimientos politicos, los descubrimientos o los inventos. Al mismo tiempo, la atencion se centraba en los grandes personajes que protagonizaban esos hechos: gobernantes, jefes militares o politicos; escritores, artistas y cientificos famosos. Pero a partir de las revoluciones de los siglos vil y xtx, que se estu- diardn en este libro, los historiadores comenzaron a ocuparse también de los sujetos an6nimos o desconocidos que, al actuar colectivamente como integran- tes de una comunidad, también protagonizaban los hechos investigados, por ejemplo, una revuelta con consecuencias decisivas. En la actualidad, la mayoria de los historiadores considera que la realidad social es construida por diversos sujetos 0 actores sociales (+ 1NFo), es decir, los hombres y las mujeres que, actuando de manera individual 0 colectiva 0 como miembros de instituciones, participan en la vida social, dndole forma y trans- formAndola con sus acciones, sus decisiones, sus costumbres y sus maneras de pensar. En esta nocién, la historia es el resultado de la interaccién entre esos actores sociales, y los acontecimientos no son hechos alslados sino que forman parte de procesos que se desarrollan a lo largo del tiempo en la sociedad, © Método Multicausaidad El oficio del historiador En Ia actualidad, los historiadores observan una serie de pasos para investigar ¥ resolver los problemas que se plantean estudiar. Se trata de un método que presenta similitudes con Ios de otras ciencias sociales, es decir, otras ciencias, que estudian la realidad social, como la Sociologia y la Antropologfa, pero con 1a particularidad que ya mencionamos: el objeto de estudio, el pasado, no se observa de manera directa, sino a través de las huellas que ha dejado. En lineas generales, los pasos de la investigacion histérica son los siguientes: 1, Elecci6n y determinacién del tema: la cuestién que abordard el historia- dor puede surgir de su deseo particular o de un interés colectivo, 0 ser definide por una institucién para la cual trabaja el investigador. En todos los casos, debe precisar los alcances temporales, espaciales y de enfoque en que centrard su. estudio. 2. Una vez elegido el tema, establece lo que se conace como el “estado de la cuestion’, es decir, busca y estudia de manera critica la bibliogratia existen- te sobre el problema. Estas lecturas generalmente producen dudas o permiten descubrir aspectos que no estan claros, se contradicen en la vision de distintos autores © no fueron tratados por otros. 3. Sobre la base de lo realizado en el paso anterior, el historiador formula las preguntas que sera necesario responder para aclarar el problema que estudia, En este paso, elabora una serie de respuestas tentativas que luego iré modifi cando 0 ratificando, segiin avance su investigacion. Estas respuestas provisorias iniciales se denominan hipétests. 4. Busqueda y andlisis de la informacién que usa como fuente. Al elabo- rar su “estado de la cuestién” ha consultado fuentes secundarias (los trabajos de otros historiadores que han tratado el problema o temas vinculados), pero a ellas debe agregar el estudio de las fuentes primarias (documentos de la época, restos materiales, testimonios orales, etc.) y comparar, relacionar y reformular los datos que provienen de todas ellas. En este paso confirma, descarta 0 modi- fica las hip6tesis iniciales. 5. Formulacién de conclusiones, que resumen el resultado de la investiga ci6n y su interpretacién del problema. 6. E] ditimo paso consiste en comunicar claramente los resultados de la investigacién, por medio de publicaciones, presentaciones en congresos ui otros medios. Multiples causas Los histotiadorestratan de comprender por qué se produjeron los hechos y pro- cesos que investigan. Fs decir, scan las causas de Tos problemas que estudian, En la gran mayoria de los casos, la respuesta esta dada por una combinacién de causas de diversos tipos, que incidleron de multiples formas en las accio- nes, decisiones y maneras de pensar de los sujetos o actores sociales que intervi- nleron en esos hechos y procesos. Por ejemplo, en la formacién de los Estados nacionales latinoamericanos a finales del siglo x1x se combinaron causas econ6: micas (por ejemplo, la insercién de esos paises en el mercado mundial), sociales (da predominancia de ciertos sectores), polticas (como los acuerdos y las diver- gencias entre grupos politicos), institucionales (como la organizacién de los ppoderes del Estado), militares (guerras civiles e internacionales) y diplomaticas (acuerdos para delimitar las fronteras entre naciones), entre otras. Esta mul ‘ausalidad debe ser tomada en cuenta por os historiadores, incluso cuando st investigacién se centre en algiin aspecto (por ejemplo, los tratados limitrofes entre dos paises), ya que permite ubicar el tema parcial en el cantexto general y comprendier la complejcad de los procesos hist6ricos os historiadores del siglo xx consideraban los documentos escrtos como su principal fuente primaria de investigacién. En la actualdad, también se recure ala informacién {que proviene de restos materiales (como los utenslos demésticos de una época, por ejemplo), as tradiciones y ls testimonios corales, las imagenes y los sonidos conservados, entre otras fuentes primaria. oma) 2. ¢Cual ese objeto de a Historia y a sus fuentes sequin este texto? ‘metéfora usa el autor para Ja actividad del historiador? Wee “2B La noci6n del paso del tiempo es parte de la experiencia cotidiana: a un instante sigue otro, y los hechos no vuelven hacia atras. La Historia toma en cuenta la sucesin temporal, pero lo hace con algunos criterios particulares. (Pe ” = 2. El tiempo El tiempo y la Historia Los acontecimientos y procesos que estudia la Historia se producen en una sucesin temporal, Al investigarlos, los historiadores emplean algunos criterios ropios de la sociedad en la que viven. Por ejemplo, usan las fechas del calen- Sario propio de su cultura. Es asf como hablamos del 25 de mayo de 1810 para Indicar el dia en que se formé una junta de gobierno en Buenos Aires, 0 ubica- mos al historiador Herodoto en el siglo v antes de Cristo, Estos acontecimien- tos forman parte de procesos mas amplios, como la crisis del orden colonial en Hispanoamérica, en el primer caso, o la Grecia clasica, en el segundo, Pero, aclemas, las Investigaciones histéricas toman en cuenta otros concep- tos temporales. Mientras algunas realidades sociales permanecen 0 contintian a lo largo de cierto tiempo, en ese mismo lapso, otras cambian o se transfor man. Reconocer las continuidades o permanencias y las transformaciones 0 cambios, analizarlos y explicarlos es parte esencial del estudio de los procesos historicos. Por ejemplo, los investigadores que estudian la historla de la familia como institucién social reconocen que existe una estructura basica que perma- nece desde la prehistoria, pero que las relaciones entre sus miembros fueron ‘cambiando a lo largo del tiempo. Asi podemos distinguir un modelo de familia cextensa en la Antiguedad y la Edad Media, una familia puritana en la Inglaterr de los siglos xvn y xvu! y una familia nuclear que corresponde a la actualidad. 6 Tt on amenzad une nueva ee ay aie ae Distintos modos de medir el tiempo. Los historiadores emplean simultaneamente distintos criterlos para medit y ordenar el tiempo, En la experiencia cotidiana, el tiempo no se detiene. A tun instante sigue otro, en una secuencia ininterrumpida. En la Historia, esta secuencia se establece mediante la cronologia, es decir, el ordenamiento de los hechos y las situaciones desde los mas antiguos hasta los mas recientes. EI orden cronolégico recurre a la sucesi6n de fechas para situar temporalmente los acontecimientos y procesos, y de manera grifica se lo puede representar ‘mediante una Iinea de tiempo. En la cronologia, ademas de las fechas indicadas en anos, ¢s habitual emplear series de 10 (las décadas) y de 100 aftos (los siglos). Estas formas de medir el tiempo, que se generalizaron a partir del siglo xvul, resultan iitiles cuando se cestudian secuencias temporales muy largas, de cientos © miles de afios. Para comprender mejor los procesos hist6ricos, los historiadores recurren tam- ign a la periodizacion. Consiste en establecer etapas 0 segmentos en la secuen= cia temporal, marcados por un comlenzo y un final. Para el historiador que lo establece, cada perfodo presenta una caracteristica significativa comin, que lo distingue de los anteriores y de los posteriores. Una de las periodizaciones ds tradicionales es la divisi6n en edades (+inF0), largas etapas en la historia de la humanidad, separadas por grandes acontecimientos eurapeos: el fin del Imperio Romano de Occidente, la caida de Constantinopla en poder de los tur- os otomanos y la Revolucién Francesa, in tiempos recientes, es mas habitual periodizar de acuerdo con el proceso hist6rico predominante en una etapa determinada, ya sea en el mundo 0 en ‘una region en particular, Por ejemplo, el periodo de restauraciones y revolucto nes liberales en Europa, o el periodo de la organizacién de los Estados naciona- les en América latina, z i 4 i oun ‘Tempe histérico Cronologia Cambio Periodizacién y continuidad Distintos modos d entender el siglo xix Para entender mejor cémo se establece una periodizacién es conveniente anall- zar, como ejemplo, los temas abordados en este libro. Su eje central es la histo- va de América latina y de la Argentina, desde la crisis del orden colonial espafiol hasta la consolidaci de los Estaclos nacionales en nuestra regién, procesos que ‘en lincas generales abarcaron el siglo x0x. Pero si leen el indice que aparece a partir de la pagina 4, verdn que también se tratan procesos histéricos que se desarrollaron entre la segunda mitad del siglo xvii y la primera década © déca- da y media del siglo xx, tanto en América como en otros continentes. Los motivos para elegir este perfodo, que excede al siglo x1x en sentido crono- légico estricto (es decir, los afios entre 1801 y 1900), abedecen a que los proce- sos que llevaron a la independencia y la creacién de nuevos Estados nacionales cen nuestra regién estén estrechamente ligados con los cambios iniciados por las. revoluciones del siglo xviut y que se prolongaron hasta el inicio de 1a Primera Guerra Mundial, en 1914. Por ejemplo, en la Argentina, la sancién de la ley de voto secreto y obligatorio, que entrd en vigencia en 1912, complet6 el sistema institucional y abrié un nuevo periodo politico. De alli que este libro abarque lo (que el historiadlor inglés Eric Hobsbawm denomina el "largo siglo x! period en el que se produjeron transformaciones técnicas, econémicas, sociales, cul- ‘urales y politicas de gran profundidad, que es necesario comprender para un. mejor estudio de los procesos histéricas de nuestra regidn, No es la tinica manera de entender el siglo xix. Por ejemplo, los historiado: 106 tradicionales ingleses, que privilegian los aspectos politicos y militares de la historia de su pais, suelen extenderlo entre 1815 y el fin de las guerras napolednicas y el camienzo de la 1914, delimiténdolo entre era Guerra Mundial En cambio, un especialista en la historia de la cultura europea, George Mosse, comienza “su” siglo xtx en 1815 y lo culmina en 1870 cuando, segiin su inter- pretacién, los europeos adquirieron una nueva idea del tiempo y de la veloci- dad de los cambios, El siglo xix y la Histo! Entre los cambios que tuvieron lugar en el periodo que abarca este libro, la Historia comenzé a transformarse en una disciplina clentifica. Hasta entonces, era un campo de investigacién, pero principalmente una actividad literaria y de formacién cultural, que integraba la educacién de los miembros de las clases altas. Més que una ciencia, con objeto de estudio y métodos propios, era consi derada una “maestra” de las conductas humanas, un conjunto de ensefianzas y ejemplos (positives y negativos) Desde la segunda mitad del siglo x1, al igual que otras ramas del saber, 1a Historia se convirtio en una ciencia que busca investigar y comprender un campo de la realidad, en este caso, el pasado y su relaci6n con el presente Paralelamente, la tarea del historiador empez6 a conver tirse en una profesién ejerci- da por especialistas. Entre 1870 y 1930 se constituyé ‘como una ciencia auténoma ¥ con sentido propio, y se crearon los departamentos de Historia en las universi- dades, para formar a los pro- fesionales de esta disciplina, SRE ay Anilisis de fuentes 11. Lean el siguiente texto y luego respondan a las preguntas: “El gfe central en torno al cual he intentado organizar la historia {el siglo [xb] es el tiunfo y la transformacion del capitalismo en Ja forma especifica de la sociedad ‘burguesa en su version liberal, La historia comienza con el doble hito 4e la primera revolucion industrial en Inglaterra que establecié la capacidad ‘limitada del sistema productivo, iniciado por el capitalismo, para el hhan visto en atios anteriores. ine en pequenios grupos: a) Recuerden el significado de los siguientes términos: capitalsmo, bburguest, liberalism, sistema productivo, 'b) Respondan: (A qué dos revoluciones se refiere el autor cuando menciona “la revoluci6n politica francoamericana”? 43. Entre 1870 y 1930 se crearon los departamentos {de Historia en las unversidades mas prestigisas ‘del mundo. La Facultad de Historia de la Universidad de Cambridge (en e Reino Unio) adgui su autonomia en 1875, Escuelas y corrientes En la historia del pensamiento se sucte hablar de una “corriente” cuando una sefie de autores comparten algunos puntos de vista basicos, aunque no necesariamente trabajen en comin ni tengan contacto entre ellos. Asi, por ejemplo, se habla de corrientes de ideas, ome el liberalismo, el idealismo, el fomanticismo o el socialism, entre ottas. En cambio, la palabra “escuela” sucle emplearse cuando un grupo de autores elabora sus ideas afines al compartir un mbito comin, como pueden ser una institucion de formacin (de alli proviene el término) 0 de investigacion 0 una ppublicacion. Tales el caso, entre otros, de la Escuela de los Anales francesa, ui Adolphe Thiers tuvo una destacada Perticipacin en la poltica ancesa a partir de 1830. Fue primer ministro de varios gabiernos ‘durante el reinado de Luis Felipe y jefe det Estado centre 1871 y 1873, Leopold von Ranke sostenia que el ‘objetivo dela Historia eranarrar los hechos “tal como sucedieron” 3. Las corrientes historiograficas Con el surgimiento de la Historia como una disciplina con métodos propios, en el siglo xix aparecieron también los estudios criticos sobre las obras que abordaban el pasado. Esta rama de la Historia, que analiza las fuentes secundarias, es la Historiografia. Dentro de ella, también desde el siglo xix, se pueden reconocer diversas corrientes 0 escuelas de pensamiento, con diversas maneras de entender e interpretar el pasado histérico y cémo investigarlo. Liberales, idealistas y romanticos Las primeras escuelas y cortientes (sro) historiograficas del siglo xix surgieton a partir del estudio de las transformaciones vividas en Europa a partir de las revolui- iones de finales del siglo anterior y, particularmente, la Revolucion Francesa. Tres Corrientes filos6ficas, literarias y politicas influyeron en los autores que trataron temas historicos en esa época: el Iiberalismo, que retomaba las ideas racionalis- tas de la Hustraci6n; el idealismo, que veia en la historia el desarrollo o materia- lizacion del espiritu humano (entendido como idea, raz6n © Dios) a lo largo del tiempo, y el romanticismo, que consideraba que cada pueblo tenia un espiritu nacional propio, expresado en su idioma, su cultura y sus costumbres, Un rasgo comin de estas corrientes era que consideraban que la Historia tenia un sentido: finalidad, que consistia en la formacion de Estados naclonales organizados y el establecimiento en ellos de la participacion politica de la ciudadania, En Francia tuvo particular desarrollo la corriente del liberalismo, que se inte- resaba sobre todo por los acontecimientos politicos que habian levado al fin Gel Antiguo Regimen absolutista. Sus principales autores eran, a la vez, escri tores y politicos, con una notoria participaci6n en la vida pablica de Francia después de 1815. Algunos historiadores liberales como Francois Guizot (1787. 1874) y Louis Adolphe Thiers (1797-1877) introdujeron la idea de que las cla- ses sociales y los enfrentamientos entre ellas eran la clave para entender los cambios hist6ricos. Para ellos, la burguesta era la principal protagonista de la Revolucion Francesa y de la nueva sociedad surgida a partir de ella En Alemania, en cambio, el principal problema que se plantearon los histo- riaclores fue el de la formacién de las naciones y de los Estados, lo que se vincu- laba con ta biisqueda de la unidad alemana en ese perfodo. En ellos ejercieron ‘gran influencia las ideas del autor romantica Johann Gottfried Herder (1744- 1803) y del flsofo idealista Johann G. Fichte (1762-1814), que veian en la his- toria alemana el desarrollo de su “espiritu nacional”. La Historia como ciencia A partir de mediados del siglo x1x, los avances de las clencias te6rico-experi- mentales, como la Biologia o la Quimica, tuvieron un fuerte impacto en las demés reas del conocimiento. Surgieron asi coztientes que buscaban convertir a la Historia en una ciencia, con métodos que permitieran comprobar hechos y formular a partir de ellos leyes generales, Entre otros historiadores de estas corrientes se destacaron el aleman Leopold von Ranke (1795-1886) ¥ los fran- cceses Fustel de Coulanges (1830-1889) e Hippolyte Taine (1828-1893). En ellos tuvieron gran influencia las ideas del positivismo, corriente filosofica que afir- ‘maba que solo era valido el conocimiento verificable pot métodos empiricos, or los cuales buscaban establecer relaciones dle causa y efecto entre los fenéme- nos sociales. Estos historiadores centraron su atencion en ordenar la informa- ci6n obtenida de las investigaciones arqueolégieas y de documentos escritos ofi- Gales, 1o que impuls6 el interés estatal por crear museos y archivos histéricos. © Mlstoriografia Corrientes y excuet Imaginario social Historia académica Revisionismo El materialismo histérico En el siglo x1x, las protestas y primeras formas de organizacion de los trabajadores dieron origen a corrientes politicas que plan teaban Ia necesidad de transformar la sociedad, como el socia lismo y el comunismo, Vinculadas a estas corrientes surgi6 una nueva manera de entender la Historia, que buscaba en las con tradicciones socioeconémicas la clave para entender el curso de los fenémenos politicos, culturales ¢ ideolégicos. El que alcanzaria mas desarrollo dentro de estas corrientes fue el mate. rialismo historico, iniciado por los alemanes Karl Marx (1818- 1883) y Friedrich Engels (1820-1895). Para ellos, toda realidad soctal solo podia entenderse como sujeta al cambio y la transformaciOn, De alli que, aunque no. eran historladores sino politicos, dieran gran importancia a la Historia en sus obras. Estos autores plantean que la Historia no es el estudio de batallas heroi as, nl enfrentamientos de ideas, ni la historia del espiritu, como plantea el Idealismo, sino una relacién que vincula al hombre con el medio (naturale- 2a) y con los demas hombres. En este sentido, la Historia se basa en el estudio de eGmo el hombre se relaciona con la naturaleza, transformandola en benefi clo propio, y con otros hombres, los semejantes a él, tomando como elemento fundamental de dichas relaciones el trabajo. Su principal interés estaba puesto en las relaclones sociales que establecen los seres humanos para producir sus medios de vida y como las distintas clases se apropian de estos. En esta inter pretacién, el motor de la historia de la humanidad es la historia de la lucha de las clases sociales, que son sus principales protagonistas, Los historiadores en el siglo xx Durante el siglo xx, muchos historiadores siguieton las lineas de investiga cién iniciadas por las corrienteshistoriograticas anteriores, Otros, en cambio, emprendieron una renovacién del concepto de Historia y de las formas de investigarla En 1929, los historiadores franceses Marc Bloch y Lucien Febvre fundaron la publicacion Armales d'Histoire Economique et Sociale, que dio origen a lat mada Escuela de fos Anales, que luego incluy6 a otros autores, como Fernand Braudel, Georges Duby y Jacques Le Goff, entre otros. Este grupo de investiga dores proponia superar los relatos historicos basados en los grandes aconte mientos, para prestar atencién a los procesos socioeconémicos y de las men- talldades colectivas (+n0). T sociales (las estacisticas, el andlisis ce modelos econémicos, etc) y plantearon que el objeto de la Historia no eran principalmente la instituciones politicas, sino la sociedad en su conjunto, Al mismo tiempo, valoraron otro tipo de fue tes primarias, adems de la documentacién escrita A partir de esta renovacion, se desarrollaron nuevos métodos de hacer ise toria, como la prosopogratia 0 biografia colectiva (estudio comparativo de las biografias personales), Ia historia cuantitativa (que utiliza procedimientos de cémputo y de cuantificacién en la tnvestigacién histérica) y la historia oral (a partir de entrevistas grabadas o filmadas a testigos o protagonistas de los hhechos). También surgieron nuevos temas y enfogues, como las historias de la vida cotidiana, de Ia cultura y de los imaginarios sociales [sinr0}, de determi- nnados sectores, procesos o actores sociales (dela Infancia, de las migraciones, de las mujeres, por ejemplo) o de un determinade quehacer (de la ciencia, de la fotografia, del deport, eteétera). naron en cuenta los aportes de otras ciencias (© Ei nistoriadorFemand Braudel sf introdujo a noon de que nla historia hay stints tiempos: de cota, median y lag duracién, a tos que lars ef tiempo dels acontecimientos (una baal, por ejemplo), de as coyuntres (un cio econdmico-ecrolégic, por ejemplo) y de ls esruturas las mentaidades, por elmo, cuyo cambio se produce en presides muy largos). Mentalidades colectivas En 1958, Lucien Febvre comenz6 a estuciar la historia de las mentalidades colectivas, es deci, las creencias y os moxios de razonamiento de los grupos sociales a lo largo del tiempo. En la década de 1960, Robert Mandrou inici6: las investigaciones sobre las actitudes psiquicas de las sociedades. Para la misma poca, el historiador marxista inglés Edward P. Thompson puso el acento en la cultura de la clase obrera y su sistema de creencias. Los imaginarios sociales Emile Durkheim, un pensador francés el siglo xix que habia contribuido a fundar la sociologia modema, decia ue una sociedad solo podia exist si estaba representada en las mentes de los individuos. 1 fil6sofo Comelius Castoriais