Está en la página 1de 2

METODOLOGÍA Y TÉCNICAS DE ESTUDIO PARA EL ALUMNADO DE SECUNDARIA

FICHA Nº 8

TÉCNICAS DE LECTURA COMPRENSIVA

Mejorar la capacidad de lectura comprensiva o, en caso de que ésta sea casi


inexistente, empezar a desarrollarla, requiere por parte del alumno y la alumna un
alto grado de esfuerzo y voluntad. Entre otras razones porque semejante destreza,
a pesar de su trasncendental importancia, no puede improvisarse con unos cuantos
consejos y adquirirse en varias sesiones.
Lo sentimos mucho, pero esta facultad se va alcanzando de forma lenta y
progresiva; puede mejorar con el paso del tiempo pero requiere un compromiso
personal y disciplinado. A saber: leer todos los días y, no de cualquier forma, sino
sobretodo leer de forma activa.
Así pues, los consejos y sugerencias que exponemos a continuación, de
poco o nada servirán si, en el caso de que no te guste leer, no asumes la imposición
de practicar la lectura de forma asidua.

1) El primer consejo, por lo tanto, no puede ser otro que reiterar la necesidad de
leer de manera frecuente casi todos los días. En principio, cualquier tipo de
literatura puede servir: periódicos, libros de estudio, novelas, revistas, etc.
2) Extremar la capacidad de atención cuando leas para el estudio, es decir,
tienes que realizar un esfuerzo adicional por intentar entender aquello que
estás leyendo.
3) Procurar crear el ambiente idóneo para la lectura concentrada. Apaga el
equipo de música; cierra la puerta de la habitación; aíslate en suma del ruido
exterior.
4) Recuerda: hay que leer siempre con un diccionario sobre la mesa de
estudio.
5) Es esencial desarrollar una lectura activa, atenta y pausada para intentar
comprender lo leido. Para ello tienes que anotar, obligatoriamente, todas las
palabras del texto cuyo significado ignoras. Apúntalas en una libreta y
búscalas en el diccionario durante la lectura. Mejor aún, si escribes su
significado pues así las aprenderás de forma más eficaz.
6) Una lectura activa supone, asimismo, reforzar la asimilación y comprensión de
lo que lees con actos físicos. Así pues, mientras estudias una lección,
subraya, realiza un esquema, escribe un resumen o intenta elaborar un mapa
conceptual. Todo ello acentuará la fijación en la memoria de lo que debes
aprender leyendo.

©. Francisco Quintana Toret. FICHA Nº 8: Técnicas de lectura comprensiva


METODOLOGÍA Y TÉCNICAS DE ESTUDIO PARA EL ALUMNADO DE SECUNDARIA

7) Un consejo muy útil: usa en tu conversación diaria las nuevas palabras que
vas aprendiendo. Es la mejor fórmula para enriquecer tu vocabulario. Que no
te importe demasiado parecer pedante o ridículo; plantéalo casi como un
juego.
8) Ejercita, en la medida de lo posible, el pensamiento lógico. Para ello practica
con tus compañeros, casi en forma de juego, la capacidad de razonar y el
empleo de argumentos para defender o criticar una idea.
9) Aficiónate a los crucigramas y los juegos de lógica.
10) No adoptes una actitud derrotista ante la lectura de los temas o materias que
no te gustan. Todo conocimiento es valioso (incluso los químicos, aunques
detestes la Química). Así pues, construye una actitud positiva: esta materia no
me resulta atractiva, sin embargo, voy a intentar encontrarle aguna faceta
interesante.
11) Procura ampliar tu propia cultura general adquiriendo conocimientos básicos
sobre lo que has de estudiar. Internet es una herramienta maravillosa para
introducirse en cualquier campo temático de forma rápida y cómoda.
12) Sin embargo, no te creas todo lo que aparece en la Red. Debes desarrollar un
espíritu crítico cuestionando siempre todas las afirmaciones antes de
aceptarlas. Cuando las asumas, contempla la la posibilidad de modificarlas.
13) Antes de empezar a leer es conveniente explorar el texto mirando el índice y
sus apartados. Mejor aún, si los copias en forma de esquema numérico. Con
esta medida estás construyendo la estructura lógica del tema.
14) No desprecies ni ignores en un texto el material visual (dibujos, gráficos,
fotografías, esquemas, etc.) pues aportan información complemenatria y, a
menudo, facilitan la comprensión de la información abstracta.
15) Antes de acometer la lectura comprensiva, que es lenta y activa, algunos
expertos aconsejan realizar una prelectura, que es una lectura rápida y
exploratoria para ir identificando las zonas de dificultad en el texto.
16) Sé constante y disciplinado en la aplicación de todos estos consejos y
técnicas. Al principio puede resultar complicado e inluso pesado. También lo
es el entrenamiento diario de un atleta y, sin embargo, es insoslayable para
alcanzar el éxito.
17) Finalmente, busca con determinación alcanzar el disfrute de la lectura.

©. Francisco Quintana Toret. FICHA Nº 8: Técnicas de lectura comprensiva