Está en la página 1de 195
Ov . é ® : PACOLOGA Ch €L SOCALIINO Posiciones te6ricas, resultados y problemas de las investigaciones psicoldgicas Colectivo de autores PSICOLOGIA SOCIAL . EDITORIAL DE CIENCIAS SOCIALES, LA HABANA, 1987 lxcha Posttionen, Eegebnisse miren Editado por Adolf Kovtakoware ae mtogiacee Forsch ome Ptone pyeolpichet FOeISGerY sige Met VED Destcher Vege z fehler Pees colaboracién de Edgar W Sr Wissenschaften, Bertin, 1960. mci Covlo Saegegel & Ferander G3etr8 En ais Van Advert Redae odsilars Blac teminaée Cees ‘Correcciba: Alicia M, Delgsdo: tea Leano Rail ‘todos lot derechos reservados @ Scbre In presende odicidns torial de Clencias Sociales, 1987 Estimade lector, Je estaremos muy agradectdos st nie 3 remos nos hace Megar su opiniém, por ‘scito, Actrea de este libro y de nuestras ediciones, = Uaitoral de Ciencias Sociales, ale 16 Wo, 4104, Plays, Ciudad de La Habane, Cubs, INDICE GENERAL Prefacio ! 1 B. F. Lomoy ‘Acerca del papel _de la psicologia en la lista / 7 E. V, Stonosova EI modo de vida socialista y 1a psicologia del hombre / 25 PSICOLOGIA DE LA COGNICION F. Ku La psicologia de la cognicién: consecuencias metodolégicas, metédicas, te6- ricas y prdcticas para la psicologia y las ciencias colindantes / 35 D. Kovké Interfuncionalidad de los process cognoseitives fundamentales / 57 J. Horraan Las relaciones seménticas y las estructuras de Ja memoria / 62 H, J, Danone y U, Zant Ordenamientos conceptusles en la memoria humana / 74 H, Syoow ‘Formacién y efecto de las representaciones internas en el proceso'de sola: ‘ion de problemas / 81 VIDAD ¥ LA ORG, LACION PSIQUICA DE LA ACTI ‘ANIZA. NDE. IA ACTIVIDAD A LOS EFECTOS DE LA PROMOCION pep, DESARROLLO A. Kossaxowrs®t . cee ‘Acerca del papel de la actividad de orientacién para le_accién independien. fede Ta perss 798 ae ances Regulacién cognoscitiva de las actividades de trabajo / 112 ©. A, Kovorxny ‘Acerea de la estructura funcional del proceso de autorregulacién / lag G. Rosenretn Componentes cognitivos de la regulacién inductora / 126 ©. K, TigoaiRov Investigaciones sobre formacién de metas / 136 J, Lowrscuer Desarrollo de Ja actividad de aprendizaje mediante la ascensién de lo abs- tracto a Jo concreto / 145 K.P, Tire Vias y_posibilidades de _una estructuracién del trabajo que favorezca ol fesarvollo de la personalidad 7 r= E, F, Farponova Problemas actuales de la ensefianza laboral politécnica en 1a escuela / 162 PERSONALIDAD Y ACTIVIDAD K, A, ABULJANOVA-SLAVSKAIA Personalidad y actividad / 1%4 —— K. Onvcnowsxr Algunos problemas de la personalidad desarrollable / 180 -M, Vonwene Fundam ificacién de la condi i Ja alidad 7 190 Personalidad ‘H, Scuréper Acerca de la d 4s icolégi ia Gel comportamiento / 202 0, Konois Modificacién conductual de los estados peiquicos como una forma de tra bajo profilactico del psicdlogo / 210 a J. Revkowsxr re Personalidad y las relaciones sociales’ del hombre / 216 ES Sectales del hombre / PROCESOS COLECTIVos y PERSONALIDAD A.V. Perrovext Problemas sociopsicolégicos del cslectivo / 228 F. Pax . Acerca del desartollo por etapas de los grupos / 237 J. Janoviex Problemae peicoldgions de la actividad en comin en el colectve / 245 G. Vorwene 7 — Percepeién interpersonal en la relacién jefe-colective / 252 G.I, Too La experiencia social y el llo de la personalidad / 257 CONDICIONES DEL DESARROLLO Di pearl : E LA PERSONALIDAD EN LA A. V. Zavosozuers El papel de lo biolégico y Jo social en la ontogénesis . mana / 262 en Ja ontogénesis de la psiquis hu- 1M. Pazetacznixows Condiciones y determinantes del desarrollo psfquico. Intento de una cla- sificaciin de los factores de desarrollo) / 269 J. Srextav ‘Acerca de Ja ‘entre temperamento y personalidad / 272 U. Tetereip Talento y deseerollo de la personalidad en los alumaos de grados supe- riores / 287 K. Orro Sobre 1a importancia y la dinémica ontogenética de la conciencia de la norma para la edad en nifios y j6venes / 295 E, SALAMON Investigacién comparativa sobre el desarrollo del pensamiento concreto- sensible semidivergente y divergente en nifos de 6 a 14 aos / 302 M, Trsexowa desi de las representacis Ja penspectivas de su vida y-su_condicionalidad / $10 de tas i tata dina PROBLEMAS METODOLOGICOS DE LA PSICOLOGIA INHART . .. ince wt desarrollo de la actividad refleja, la actividad y el aprendi. zaje / 319 y. Mun Hac ; ; E] problema del objeto de la psicologia marxista / 333 G. Wirmack * Problemas y resultados de la verificacion empirica de las estrategias de diagnosis orientadas al andlisis de la actividad / 338 G. Piriov La psicologia: L, I. ANTSIFEROVA Principios histérico-metodolégicos para la investigacién de las concepcio- nes psicolégicas de la personalidad / 356 we 1 346 G. Ecxaror Broblemss metodolégico-metédicos de la investigacién histérico-psicolé- gica / Bibliogratia / 379 PREFACIO La psicologia adquiere una importancia cada dia mayor en la sociedad socialista, asi como en la construccién de 1a sociedad comunista. Esto se debe a diversos factores, algunos de los cuales merecen destacarse. El desarrollo de relaciones cada vez mds conscientes, planificadas y al servicio de todos los miembros de la sociedad, las cuales caracterizan tanto @ la sociedad socialista como a la comunista, presupone que se prepare al mayor ntimero posible de los miembros de la sociedad para que sean capaces de actuar de manera comprometida, orientada segiin las exigencias sociales, a la paz que de modo independiente y creador. Los cldsicos del marxismo-leninismo han seialado este hecho en repetidas ocasiones (ver Engels, 1962). En su obra Las tareas inmediatas del poder soviético, Lenin escribié que la revolucién socialista, la construccién de ta sociedad socia- lista, sélo puede «realizarse mediante la creatividad histérica, independiente, de la mayoria de la poblacién. y sobre todo de la mayédtia de los trabaja- dorese (Lenin, 1960, p. 231). De modo que una de las tareas fundamentales dela psicologia consiste, precisamente, en investigar las premisas psiquicas que permiten a los individuos y las colectividades dirigir sus acciones de modo consciente sobre la base del conocimiento de las leyes que actian en la naturaleza y en la sociedad, asi como trabajar productiva y creadoramente de acuerdo con las necesidades sociales e individuales, previendo las con- secuencias de sus acciones. De aqui se deduce que el desarrollo etectivo de personalidades comprometidas, con conciencia de clase, y que actian de torma independiente y creadora, requiere profundos conocimientos tanto de la estructura psiquica de la personalidad multitacéticamente de- sarrollada, como de las leyes de su desarrollo. Et desarrollo exitoso de la sociedad socialista presupone, a su vez, un desarrollo acelerado de la eticiencia-en la produccién; en particular, elevar Ja productividad del trabajo mediante-el mejoramiento simultaneo de las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores. Esto. exige que la actividad laboral en todas las esferas posea la mds sélida fundamentacién cientifica, sobre todo en las condiciones de la revo- lucién cientifico-técnica. En este sentido, a 1a psicologia le corresponde un papel de suma importancia ya que, por una parte, el andlisis necesario 1 a lad ~adecuada a 10s tare pin i eddies eon de estudio~, la psicologia martieng =~ se ras ciencias que se ocupan de Iq actividad de trabajo, 1a optmzacton de Tos sistemae at! i soos de production ¥ ott0s procescs sosrat® de los re Tas condiciones de vida y trabajo de Ios tra. amient A lisis de Eperiencias en paises industeiats veliados, Lenin concluye que los aoe Que ataéion @ ty ita desea, cologia social representan, wen determinaie picloaia HEFT on industrial, 1a reserva mds importante para ‘a ae sel de le produce del trabajos (1971, p. 412). La regulacién pst mento de Je produ li7O™ asenta un tactor importante de la tuerea pee cice do Ia activin udacién es, como atirmia con razén Hiebsch (1072, dia 2 ii eta iuerca productiva del trabajo del hombre, 11, er eilita y conunista surgen tareas especiticas pata la - "a aspiracién humanista de hacer posible que todog pscolgia: se seals Nocedad puedan desarrollar una personalidad matic ™ ts miei oo pomoner 7 martencr a salud, 12 etiiencia y a dig taki y een ie astablecer relaciones inkerpersonales socialites, ine Me ee ip pulsingia eunanta oh Olas extenas, Cot op orien lakes ecoadmlts y sociales. Por tanto, es natural que las cues- tpn ents 9 ses Por tat, 9 ata ae ot tions picoligicas adquieran cada vez rience, pean Toes las esteras de'la vida social: y que sean cada vez’ més sol ‘ts os pases soialistas, para la solucién de tareas centrales de la préctica 5 ¥ Lag Por oteg proceso | mejor es co Ol patlit de at eines. ‘social, les conocimientos provenientes de la investigacién psicolégica (ver -' aaticulo de Lomov en este libro). “lm es exsentabién factors internos de 1a clencta.que deterasinan l papel ereciente de la psicologia. Una condicién tundamental es, sin dua slgura, que la psicologia en los paises socialistas se desazrolla de manéza toiaknenteconsciente, sobre la base del materialismo dialéctico ¢ histérico, 3 decit, sobre ta base de una filosolia que, debido a su compromtiso con la lucha de la clase obzera, esta interesada en un conocimiento verdadero de Jas leyes dela natucaleza y la sociedad, y no pone frenos, condicionados por Imereses de clase, a] desarrollo de las ciencias sino que, por el conttario, ‘stimula a todas Jas ciencias a utilizar sus conocimientos para 1a transtor- ‘macién hnananista del mundo, para el progreso soci Con el tin de satistacer las mencionadas exigencias sociales presentadas la puicologia, y agotar las posibilidades reales existentes para el desarrollo i Lila clencia, los psicélogos de los paises socialistas se esfuerzat aa ‘fleece su trabajo en diferentes campos. Factores esexciales de intensi ficaién son, en ulletioe de los turdamentos tedricos, lo cual presupone una estrecha coun Wiibn wn Sncesanteintercambio de ideas. Un paso trascendentdl et so ‘ertdo lela Conerencta de Psisiogos de Palses Socialists, celabrade 2 lo este caso, los estuerzos mancomunados por el desartcl est a % 4 te Se Postdam en 1978, ¥ cuyo objetivo consistié ens tales tedticos y metodolégicos- lizar los métodes y resultados de ciones psicolégicas, en pacticu- lar aquellos que permiten una mayor eticacia de la psicologia en 1a construc. Gin de la sociedad socialista; y discuti las posiblidader te ms sete, cién més intensa, para el desartollo subsiguiente de la psico- giay el aumento de su etectividad social. Las ponencias de esta tomternrsta han sido publicadas en un exteriso Hbro de tesla Naturalmente, no es posible publicar en toda su extensién cada uno de los trabajos presentados en la conterencia, y por tanto la Eaditesct Alemana de Ciencias ha decidido publicar en este libro, en primer lugar, estudios aeeralin 22rd Preciser mejor los objetivos de los psicélogos en los patses de nuestea debatit problemas tundamen- del desarrollo ulterior de la psicologia: ana- que sirviera clectividad préctica de nuestra disciplina Una serie de temas, en estrecha vincul ya mencionados, y que al mismo tiempo en el plano de la lacion con los objetivos sociales poseen una importancia cardinal teorfa cientifica, se retieren a la regulacion psiquica de Ja actividad, asi como a cuestiones del desarrollo sistemétcio le las pre- misas psiguicas para un comportamtento independiente, creador y social. mente responsable, Como es sabido, en 1a psicologia dialéctica e histérico. materialista, la esencia de lo psiquico se concibe como el refleja de la realidad objetiva a través de 1a actividad retleja del cerebro, rellejo que tiene por tuncién orientar y regular la interaccién del individuo con el medio, es decir, su actividad. De este mado, la tarea principal de la psico- logia consiste en investigar 1a estructura, la tuncién y las leyes del desarro- Uo de aquellos componentes psiquicos que regulan la actividad inde- pendiente y efectiva (tanto como sea posible) det individuo. Tales investigaciones poseen una importancia teérica fundamental. Representan un aporte importante al desarrollo -al cual exhorta Lomov en su exposi- cion— de una teoria psicolégica general, ya que mediante un enfoque consecuente orientado a la actividad, en relacién cox Ia interpretacién de la estructura, la tuncién y el desarrollo de los tendmenos psiquicos, se da 1a posibilidad de eliminar los puntos de vista aislantes y hasta cierto punto tuncionalistas que aii: existen (ver Kossakowski, 1980), y llegar a una concepcién realmente uniticada de conciencia, activided y personalidad (ver Leontiev, 1929), Por tal motivo, en los siltiaos aiies, las investigaciones acerca de la estructura y dindmica de los componentes psiquicos de la regulacién cons- ciente y deliberada de 1a accién en diterentes esteras de Ia actividad y Ja vida, se han estado desplazando hacia el centro tanto de 1a elaboradton 3 P ssn experimental en psicologia’ Bey > de ta investigacion = eat 3 sinan en distintas ¢st2r0s abordan diversos aspector jones 530 Te lecion de wcbajos #0 Te querido tener en cuenta tone. tendencie a regulacién psiquica de la actividaa ea fundamental para Una premise saiones, es el procesamiento, almacen adacna ot objet be oon “nternos de accion que se ajucten ci ge Ia base de la renepei6n y laboracion de 3 Ios ines, oor medio. Su lormacion es la tuncién prin. iloreaionts FrOVENEN AS pos, Por esta razén hemos incluido al eo. pl de ts de anus sobre psicologia de In cognicién, sienna del Wremos, en particular, Natvar 1a atencién sobre el intento cet 1 ed de procesos cognoscitives que hasta ahora solian de esteem an entrecruzamiento incluso com OtF0s procesos desrbiese OO ertuncionalidads y su tuncion requladora con respecto a vpn (er ex. especial, Jos axtculos de Kix y Kovac). ‘Uno serie de articulos se ccupan explicitamente de las investigaciones sean de ta regulcion psiquica de 1a actividad, 1 andtisis de la estruc seer ncisn y desarrollo de los componentes esenciales de la regulacién priqnica de a actividad, y en relacion con esto~ los problemas de la verrictaacion de actividades capaces de promover el desarrollo. Los re- Setados de investigaciones tedricas y empiricas presentados en este ca- ito dal ibro, olvecen mumerosas sugetencias para el desarrollo subst Guiente de modelos de regulacion de la actividad psiquica, las wales som importantes tanto para Ja elaboracién de teorias como para 1a investiga. cién empirica en relacién con él desarrollo de componentes efectivos de regitacién psiquica en diferentes sectores. Desde el punto de vista de Ia actividad, el conjunto de componentes peiguicos de la regulacién que permite al individuo sw accién consciente, tocialmente crientada, representa el lado psiquico de To que lamames personalidad. El desarrollo multitacético de la personalidad signitica, desde sta perspective, el desarrollo de un sujeto orfentado hacia valores sociales 9 capaa de actuar conscientemente, Una interpretacion de ta personalidad ¥ su desarrollo, como ésta ~orientada hacia la actividad, se expone et Jos axticulos del capitulo »Personatidad y actividads, Al mismo tiempo, ‘estos articulos se hace evidente que la interaccién del individuo com a medio se vertica de modo constante y por mediacién social, y que é | Bat rela ex Jot trabajos fandamentales de Tor psbeSlogos més promincit Boe pais ocialisas, en un némero vertiginosamente creciente de trabajor “sy Operinetales sobre Ta problemitia de in actividad. Axi, por ejemplo, Pe wanna: Alienibe date Sociedad de Psicologia de ta URSS se presentaron 454 Comat ds tess sobre wrroblemas de le actividad en ta psicologin toute, seaalidad de ‘esis Gedicado respectivamente al complejo de problemsé “Pe Y astividade y vActividad y procetes psiquicoss, 4 adi desarrollo de la personalidad representa en gran medida el desarrollo de un sujeto competente en su actuacién desde el punto de vista social. El papel que desempefian los procesos socidles, especialmente colectivos, en la formacién de una personalidad socialmente competente, se trata en el capitulo «Procesos colectivos y personalidads, Una problemdtica que, desde el surgimiento de 1a psicologia dialéctico-histérico-materialista, sigue teniendo importancia tedrica general, y ademds préctica en el campo de la educacién, es la btisqueda de las determinantes del desarrollo psiquico de la personalidad en Ia ontogénesis. Este problema constituye una parte fundamental ¢ inherente de la interpretacién de lo psiquico y su desarrollo desde el punto de vista de la actividad, ya que el desarrollo psiquico de la personalidad ha sido siempre concebido en 1a interaccién activa del ssujeto de Ia actividad con tas condiciones de su medio. Los articulos reco- gidos en el capitulo »Condiciones del desarrollo de la personalidad en la ontogénesise, ofrecen una buena sintesis, empiricamente tundamentada, de la discusin tedrica del momento en torno a la problemédtica actual de alo bioldgico y lo socials en el desarrollo psiquico de la personalidad. La ultima parte del libro retleja algunos problemas metatedricos de la psicologia actual en: los paises socialistas. Para esta parte se han escogido articulos fundamentales, que pueden constituir un aporte a la discusién actual en torno a la interpretacién, orientada a la actividad, de lo psiquico y su desarrollo, Asi, pues. con esta seleccién de articulos se presenta en tealidad s6lo una parte del gran niimero de «posiciones tedricas, resultados y problemas de las investigaciones psicoldgicas en los paises socialistass. No obstante, esperamos haber escogido una muestra de temas esenciales, importantes para e! desarrollo de las teorias y 1a actividad prdctica de la psicologia. Por illtimo, quisiera dar de todo corazén las gracias a todos aquellos que tomaron parte en la realizacién de este volumen de selecciones, en particular a los colegas E, Metz y E, Wieller, asi como a los colaborado- res del Departamento de Psicologia de la Editorial Alemana de Ciencias por su intenso trabajo de redaccién. Aporw KossaKowsKI Berlin, julio de 1929. ACERCA DEL PAPEL DE LA PSICOLOGIA EN LA SOCIEDAD SOCIALISTA B. F, Lomov En Ja actualidad, la importancia de la ciencia psicolégica en el sistema general de las ciencias aumenta continuamente. $i observamos las ten- dencias de desarrollo de las ciencias sociales, naturales y técnicas, no es dificil percatarse de que en muchas de ellas aparece cada vez con mas nitidez la necesidad de conocimientos sobre el hombre, El problema del hombre es hoy una de las cuestiones mas importantes del sistema de la investigacién cientifica en su conjunto. Diversas ciencias investigan diferentes aspectos de la existencia humana, y sus diferentes caracteristicas. El lugar del hombre en el mundo es objeto de estudio para Ja filosofia como ciencia de las leyes generales del movi- miento y la estructura de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento. Algunas ciencias particulares, por su parte, lo analizan como producto de la evolucién biolégica y como organismo (las ciencias biolégicas); otras como la fuerza productiva mas importante de la sociedad y como portador de las relaciones de produccién (las ciencias econémicas); un tercer grupo, como sujeto del proceso histérico, como personalidad (las ciencias histéri- cas, la sociologia); un cuarto grupo, como objeto de la educacién (as ciencias pedagégicas), y asi sucesivamente. La multiplicidad de los aspectos en el estudio del hombre fue expuesta €n forma de sistema por Ananiev (1974). Las investigaciones realizadas tanto por las ciencias biolégicas como por las ciencias econémicas e histé- ricas, y que estudian a los hombres en tal o cual aspecto, permiten afirmar que cada vez surgen con mayor frecuencia problemas que ataiien al campo de la psicologia. Cuando se habla de la relacién mutua de Ia psicologia con las otras ciencias en lo referente a la investigacién del hombre, hay que sefalar indefectiblemente que, por una parte, la psicologia se apoya en estas ciencias, desde cierto punto de vista sintetiza sus resultados; pero, por otra parte, ampliar las investigaciones psicolégicas en torno al hombre no sélo es una condicién preliminar esencial para el desarrollo de la psicologia misma, sino también para las ciencias colindantes. Sin duda alguna, la psicologia desempefha un papel de suma importan- via en el sistema de las ciencias del hombre. Sin embargo, la creciente 7 = consecsencia directa del desarratig saa de in piclosie ne $810 4 gaucho mayor, esté determinada sencia risa. En Wt Os ctica social, ¥ ara cuya Solucion ge cgen on Jacoaridades Pigsicas del hombre, eserves para clevar la productividad del trabajo Py del sistema de direccién coca y la teenvoat. TY muestro alcance colota on econemica de 1 a productividad del trabajo para el aumento ds abalmente efectivas s6 meden hacerse correcta Yc lo stas pact gad creadora de] hombre (la fuerza producti- jad). Por tal motivo, es absolutamente nece- ‘de encias de las que se exige una solucion al ae resustidad del tabs, a aquelas cuyo bi ‘cidades fisicas y espirituales que existen tie sean es sad “eieme de un hombre, ¥ que éste cr erteieto sempre que cea valores de wxo de cualouier clase is, 1974, p. 181). | Oe eda wer oga no ocups, por certo, el ime lagat, Fae Gee sestones qu ha de investigar en relacion con el probleme Fianeado es en entresno amplio, Por ejemplo, una organizacién racional Bi imabajo wes decir, una ofganizacion del trabajo cientificamente fun- denentade presupone que se investigue cSmo se desarrollan las capaci- dades y necesidades del hombre, su motivacién; cémo se forman los Ccnmcinlentos y habilidades laborales, la capacidad de planificar el tra- fale propio, el saber y la cultura laboral; cudl es 1a dindmica de la capa- edad de trabajo (y qué papel deserpeiian en ella los factores psicolégices): ‘émo influyen las penticularidades psicolSgicas del individuo en la calidad y efcividad de su actividad; cémo se forma y desenvuelve el trabajo Coletve; mo se forma el clima laboral en el centro de trabajo, etcétera. a uliliacén de les recomendaciones elaboradas por la psicologia pars 1a organizacion de los procesos de produccién trae como consecuencia un importante efeto ténico-econémico, Podria aducirse aqui un mimero de ciemplos; pero no se trata tan gélo del efecto técnico-econémico. Aun mis imoranie el becto de que el pefessionamient de proces de table, fundameniado dee el punto de vista psicolbgic, garantiza et desarrollo Jas potenciaidades de cada hombre. Esta es tuna condiciém fu a2, font se convierta en una necesidad de primer orden en la os adelantos de 22 te plaice Tes reservas jo incluir, en el sistema carpiema del aumento de la P _ ERNST aarp TN ay a 2, Proyeecién, transformacién y explotacién de ta técnica La compleja mecanizacién y automaticacién de los procesos de produccién, asi como la utilizacién de la técnica computacional para su direccién, se han convertido en fenSmenos Upicos de la produccién moderna, En estas condiciones, aumenta la complejidad de la actividad humana: se hace mayor la recepcion y procesamiento de informaciones, con las circunstan- cias de la decisién. Las operaciones puramente de ejecucién, por el con- trario, se reducen y adquieren nuevos zasgos. Las cargas fisicas se hacen menores, pero al mismo tiempo aumentan las exigencias con respecto a 1a vesfera intelectual» del hombre, con respecto a sus cualidades volitivas ¥ emocionales. La responsabilidad de los especialistas que se ocupan en los sistemas automatizados aumenta en grado considerable, ya que los errores pueden a veces traer consecuenciae catastroficas, En relacién con esto, a la hora de proyectar, transformar y utilizar la técnica, surge e] problema de tomar en consideracién los factores humanos (en primer lugar, los psicolégicos). En otras palabras: tenemos ante noso- tros la tarea de armonizar la técnica y los procesos tecnolégicos con las particularidades del hombre que bace uso de ellos. Para poder resolver este problema, se hace imptescindible obtener datos sobre las posibilidades del hombre respecto a la recepcién, elaboracién y almacenamiento de infor~ macién, el proceso de busqueda de decisiones, 1a estructura y los meca- nismos de la regulacién psiquica de ta actividad, las causas de los errores que se producen al hacer uso de la técnica, los factores que influyen en el estado psiquico de los hombres, etc. Al proyectar las instalaciones técni- cas hay que tener también siempre presente la proyeccién de la actividad de los hombres que hardin uso de elias. (Se trata aqui, ante todo, de las caracteristicas psicolégicas de la actividad, que, como es légico, no existen po: si mismas, sino que son determinadas por las tareas y las condiciones de su realizacién.) La experiencia demuestra que la patticipacién de los psicélogos en la proyeccién, transformacién y determinacién de las condiciones de utiliza~ cién de la técnica, contribuye a elevar la confiabilidad y efectividad de tos sistemas hombre-maquina, 3, El perfeccionamiento de los sistemas de direccién de la economia ‘La importancia de la psicologia para la solucién de este problema proviene ‘del hecho de que 1a conduccién de los hombres es parte fundamental det proceso de direcsién. La organizacién de este proceso sobre one tate ce tifica, exige conocer las leyes del comportamiento humano, el desarrol te la exencia peicolégica de la personalidad, las diferencias psicolégicas individuales entre os hombres, 1a formacién de relaciones humanas socia~ IHetas, ef desarrollo de colectivos, et., as! como la dinamica de la actividad en comin y 1a comunicacién entre los hombres, La subestimacién do los > 7 ign de problemas de direccién, conduce multiples «barreras psicolégicasy, ‘en cuenta estos Factores, se 1, os la efectividad y la calidad de 1s a la solucic pilot © tates PE surgimiento 42 mlHDI no pects We, por ¢] contrarid. $@ ‘i gor an medio efieaz paca eleva contiere © airecion 4, Formacion del hombre nuevo sociedad socialist, la formacién 4 aoe des soa ete, a rain da ‘ ca también €] hombre nuevo, Sin em. Gover sociales hace que apare: pores seleciones sor eco no se verifica de modo automético, sino que para ello ae cate Pimtuerzos sisteméticos muy especiales, en los cuales también al tiene que participar. | + ne habla a menudo de sinfluencias sociales. en ol de- Stila psguico, del papel del emedio socials en este desarrollo. A me. nude, este problema se presenta como si la psiquis del hombre se desarro- lara de acverdo con leyes inmanentes, propias, y como si la sociedad sinplement influyera en este proceso de modo espontaneo, es decir, como algo extemo en relacién con este proceso. El concepto «sociedads pierde ast significa. "ed adlinls Yuadanenal de le semithin de‘la sociedad” toe’ eatizads por primera vez por Marz, quien desarrollé el concepto srelaciones secia, lew, y descubrio au estructura y las leyes de su desarrollo, «La sociedad ~escribia Marx (1953, p. 176)~ no consiste en individuos, sino que expresa Jn suma de las relaciones en que estos individuos se encuentran unos con respecto a otros.» Cuando se muestra el proceso de desarrollo de! hombre, no basta sim: lemente con constatar el hecho de la influencia social, Es necesario revelar al sistema de reacciones sociales subyacente a estas influencias. Y Ga ese sentido, seria erénco concebir las relaciones sociales como coordena- 1 det En Ia etapa actual hombre nuevo 63 Una cretos. Cada individuo se encuentra directa- dea colide en etas relaciones, en virtud de su actividad y comunica. oa (iit indviduo ex sportadors de estas relaciones, A su ver, el sistema Sanus sociales se pone al individuo no como una especie de Gaiepes ces faa sino en forma de acciones, de actos de los Tes cual dle grec acr Ge normas (morales, juridicas, estéticas, etc), de Ta tinea pag azrepia en el transcurso de la vida, ait rete aa ee 1s Psicologia consiste en mostrar los miecanisinos EMG de Too hobo) d& tas telaciones sociales socialistas en 108 1S, obme eta base Ie eee, St expresioN en las actividades uma onsite ea invetign fo ornacien de raagos estables de au personalidad la t las actitudes sociales, Jas orienta omer hacia formacién dy - mt Wao Ta tera vitivaciona-valivan, Ea od sentido 5. Formacién y educacién de las nuevas generaciones El socialismo ha creado, Por primera vez en la historia de la humanidad, posibilidades reales para ical ire Ta a el desarrollo integral de cada hombre. La asocia- ign de esta ventaja del socialismo con les logros de la revelucién elem. tifico-técnica, exige el perfeccionamiento ultetior del sistema educacional, de las formas y métodos de instruccién y formacién, La utilizacién de los resultados de las ciencias psicolégicas es indSspensable en todos los grados del sistema de educacién, La ensefianza, al igual que la educacién, s6lo puede ser efectiva cuando se apoya en el conocimiento de las leyes del desarrollo psiquico del hombre, asi como de la formacién de su persona- lidad, su moral, sus convicciones, su yoluntad y su cardcter, y cuando parte de las leyes que rigen la apropiacién de ios conocimientos, habili- dades y destrezas, la formacién del pensamiento activo independiente, y el desarrollo de capacidades, intereses ¢ inclinaciones. £1 descubrimiento de las spotencialidades del desarrollo psiquico posee una importancia ctucial para Ja solucién de muchos problemas pedagégicos, como, por ejemplo, la determinaciém del contenido de la educacién, la elaboracién de métodos efectivos de ensefianza y formacién, 1a valoracién de los restil- tados del trabajo pedagégico y el perfeccionamiento del sistema de ins- truccién ‘aboral y orientacion profesional. 6. Conservacién de la salud del hombre. La importancia de la psicclogia para el perfeccionamiento del sistema de conservacién de la salud es consecuencia de la necesidad de tomar en consideracién, durante el tratamiento médico, las particularidades psiqui- cas, del hombre, el papel que desempesian en el surgimiento, evolucién, curacién y profilaxis de las enfermedades, Se sabe que no sélo las enfer- medades psicégenas, sino también muchas otras ~puramente orgdnicas— se desarrollan de modo distinto en diferentes personas, en dependencia de sus particularidades psiquicas. Pata la individualizacién del tratamiento médico se hace necesario elaborar un sistema especial de métodos para cl analisis psicolégico de la personalidad del enfermo. En él, los métodos de influencia psicolégica desempenan un papel aun mayor. En el campo de Ia salud, la tarea mis importante de los psicslogos es crear tanto una teoria como métodos para el dictamen y diagnéstico psico- a rtacion y reintegraciSn soclo-profes, efectivos para la utilizaci eeeeusie. ia, 2 rehab rocedimientos profilaxis y curaci 1 Funciba ideologies de tn peicologia mbre, incluidos los aspectos psicolégicos, se conviert re, ate hablando, siempre Fue asi) en centro de arpica. La cuestion de las fuentes —las «fuerzag seer” de desarrollo psiquco del nombre, el problema de la relaciéa ima ee [0 socal y 10 biclégicn em el proceso de desarrollo, y rhuckas otros asuntos no tienen, en modo alguno, un mero interés acadé. im‘co, Estas cuestiones Se ‘encuentran mas bien en relacién directa con Ja ideologia y Ia lucha ideolégica. loi apart de la concepsign freudiana del hombre, que explica soda formas de conducta desde la posicién del pansexualiemo y la tein de un etm antagonismo entre el hombre y la sociedad, se feraen conclusiones ideclégicas, Consecuencias inequivocamente ideol- Sas ae derivan también de Ta concepcién conductsta, que pierde de vista eeiferencia cualitativa entre el hombre y el animal. Es bien conocido que, en los paises capitalistas, ciertos circulos diri- sents tratan de aprovechar algunas concepciones psicolégicas para demos. ter la inmutablidad del régimen capitalista, justificar la discriminacién racial, eear preuicios éinicos, y luchar contra Jos movimientos de libera- Cin nacional. Los logros de Ta psicologia se emplea en. gran medida para le daboracin de métodos de propaganda, de manipulacién ideolégica de tos hombres, En estas circunstancias, e] desarrollo ulterior de la psicologia tarda 9a andi rtco de la concepeiones de la peicologia’ burguesa alcanzan una significacién extraordinaria. En todos 1 Jali se teaboja en esta direcién. Result ‘ oie ee smis este trabajo, Ita necesario continuar y fortalecer aun Con anterioridad - tareas de la Se dal ein oe aa dela velcoloole = i feeeatide ce sec te narra. Te osm ocaslin Geeta fa ferent de tan nseva sorsprenton de la leyes del desarrollo de la rca Pst a olucin de ent problema, a relacién con el problesst fea h Glradie enige oe ee eee psicolégica seg aac Melisica del hombre en la sociedad socialist, Se tata papel esencial a las ie la concepcién del mundo, corresponde un Infie r easegosonet sobre la naturaleza y Ja esencia del hombre, En resumen, ee hace evide nts en el proceso de sae pis it belcologia ae inserta hoy disettar net “ sus logres en ta eee, Socialista y comunista. La utiliza- Gif ia nas necosaia para el ince social se convierte en una condicién joy el samente ei aeemente de 1a productividad y 1a calidad # fectividad de la produccién y Ia direcciéa, ema del ho * tri toy dia (aura, et cna encarnizada Tucha ) prob para el establecimiento de la técnica y la L a y la tecnologia modernas, el perfec- cionamiento de las relaciones sociales socialistas, al deserzlle, “concoct de los sistemas de edueacién y salud piblica, 1a elevacién del nivel del trabajo ideolégico, y la formacién del hombre nuevo. Acerca del desarrollo de una teoria general de ta psicologia La solucién de Tos problemas planteados por la practica social de 1a psi- cologia exige que se amplien las investigaciones fundamentales y que COn- timle desarrollndose eu teoria general, Debe sefalarse que las condiciones en que se desarrolla Ja teoria gene- sal de Ja psicologia en el presente, han sufrido un cambio radical (en Comparacién con las que existieron en las etapas iniciales del desarrollo de la psicologia como ciencia). ‘Mientras que antes la psicologia constitula un todo global (insvficiente- mente diferenciado), en las circunstancias actuales es un sistema en extre- ino ramificado, que comprende varias decenas de disciplinas y direcciones. Somos testigos oculares del surgimiento incesante de nuevas esferas inde pondientes dentro de la ciencia psicolégica. El proceso de diferenciacién Fe la psicologia a todas luces esta muy lejos de haber acabado. En Ja actua- Jidad se hace necesario destacar también el proceso opuesto: La integracién Ge los conccimientos tanto dentro de la psicologia misma como dentro del campo limitrofe con otras ciencias. ‘La diforenciacién e integracién es un fenSmeno completamente normal en el desarrollo de 1a ciencia, ya que caracteriza el progreso del conoci- ‘miento cientifico. En tales circunstancias, existe la posibilidad de apoyarse “para Ja elaboracién de una teoria general- on un amiplio sistema de cone” Ginientos, obtenidos de diferentes esferas; de modo que puede decirse que Sumenta Ja sextensiéne del fundamento sobre el que puede erigirse 1a teoria general. Pero, a la vet, se hace cada ver. més dificil resumis, en una weeioe cle conjunto, la cantidad colosal de informacién que $e produce en Jes diferentes campos de 1a psicologia. Respecto de este particular, el estudio de tos problemas metodolégicos de la psicologia, sus principios, sus categorias y stt aparato conceptual en cenjunto, adquiere una importancia cada ver mayor, Se trata de ve Manly jonltemninios eapectales ya existentes de Je psicologia, como los nusves ¥ tiompre diferentes campos, facetas, aspectos e interrelaciones de fendmenos Ge una misma clase, se ocupan del mismo objeto, Si se analiza 1a problematica de cada una de las disciplinas peicoldgicas especiales, ae constataré que, de una u otra forma, comprenden también Groblemar de la peleologla general, Por esta raxén, Jos resultados de las investigaciones especiales pueden y tienen que ser empleados en el de- oveatle de una teoria geceral. Asi, por ejemplo, le paicologia social tiene ‘su propio objeto de estudio, sus propios problemas, sus propios métodos 13 tual, Pero, a misio tempo, 106 resulta iP ampo particular 00 extraordinariamentct Food jones e065 icologia general, d a 9 5 gstigaCiONes Nia, por parte de Ja psico © el prob] » ga estado, Per Tos fenémens psiquices. ema al udia los procesos de intercambio de info at jombre y Jas iastalaciones tecnicas, dentro del campo ag ney mando, bata co 0 es dif reconoce, teas de on afi de ese discilia, problemas propos de erremo puede dectse de todas las disciplinas expe. ; las, al tratar sts pro P Seologia, Cade ure de elas, 2 opios problemas, eter ral Ueda a objeivo de crear una tovia general de iy et pio ie diereniaion de Ta ciencia psicolégica se descubren con. fas facets de Jo psiquic, y oe hace ostensible la mult. Seay dread de sus fenémenos, En cada campo particular de ibe Gime secoilan dats especiales que 10 posible obtener en otros ‘campos. No obstante, en esto, €D {o particular, se expresa lo general. eres gaesaopiign una taren de primer orden en la actualidad con. saan asbir dentro del gran ndimero de descripciones presentes en se jreras disciplines psicolégicas, y @ veces contradictorias~ lo mis sm rtane, general 9 esencial lo que catacteriza alos fenémenos psiquicos ‘npstgnomenes de una misma clase; en otras palabras, hallar la unidad en la diversidad "1 primer paso en este sentido es Ia clasificacién de dates, recopilados x lee muchas esferas de Ja psicologia, pero que por su naturaleza se ‘eacionan con diversos aspectos de un mismo problema. En tods cencia, evando existe una determinada centidad de conoci- rientcs, surge por fuerza la necesidad de clasificarlos. Una vez realizado tte trabajo, es posible dar un nuevo paso en el desarrollo de 1a teoria, Esto podemes verlo, por ejemplo, en la biologia, en la quimica, en la eco- nomia politica y en otras cjencias. Lamentablemente, hasta el momento se seh decom gota atta al problem de In clasificacién cientifica foe neeoaate sooeias oil Psicologia, lo que sin duda frena ef oie de les fenemenos pequcoe mediante procedinents : , samente considerar su lugar dentro de la miriada : rome —— ¢ internas en que realmente se producen. tah Seah Ketel (eo refeo scbeiva de In nested objetiva) eaames con la necesidad de fe enel proceso de su investigacién, tro- donors de tomar en conideracén wna sere de ela ernment eli con Io seflejado (de ou invetigacén se ocupa ay comedian mente Intensa la psicotisic, la psicologia de loe pro- Teen yl ceeds lain entre el zeflejo y su portador, es dedi scbre todo por la pai cosilogta 9 su conjunto (esta relacién es estudiada ¥ Ja neurofisiologia); 1a relacién entre el 4 reflojo y el comportamiento (esta relacién es objet jacién de la ated dal tabal, la peedtova wid, Mecsas pedagiaies § otras ramas). Todas estas relaciones se realizan en un proceso integral, caya dindmica depende de las condiciones concretas en que se verifique. De este modo, a la hora de investigar, de la propia exencia de los fené- ‘menos psiguicos surge la necesidad de unificar diferentes puntos de vista Por consiguiente, no es casual la cooperacién cada vez més frecuente entre diferentes disciplinas psicolégicas: la psicofisica y la psicofisiologia, da psicofisiologia y la psicologia del trabajo, la psicologia det trabajo ¥ la psicologia social, etc. Cuando tenemos por objetive el andlisis de deter- minados aspectos, podemos en cada caso oscoger s6lo un punto de vista, ¥y estamos obligados a hacer abstraccién de otros. Pero en tal sentido €8 necesario tener siempre claro que Jos conocimientos asi obtenidos com- prenden tan sélo una faceta del fendmeno. No obstante, no es raro que se olvide y se atribuya con frecuencia el valor de un conocimiento fonocimientos particulares, Nuestro criterio es que ahora, en la estén dadas las condiciones para !a realizacién consecuente de en general, pueda calificarse de andlisis sis- Hay que decir que la idea esto general a 6% psicologia, un método de abordaje que, temico 0 estructurosistémico de lo psiquico, de un enfoque sistémico no es nueva, Sus fundamentos se crearon en la yal es un ejemplo investigacién de la sociedad realizada por Marx (El capite uillante def enfoque sistémico), en Ja biologla de Darwin, y en 1a qumica de Mendeleiev. Del enfoque sistémico se hablé ya al comienzo del desarrollo de 1a psico- logia como ciencia independiente (ver, por ejemplo, Ebbinghaus, Setsche- nov), Mas en aquel tiempo no estaba todavia listo cl terreno para la crista- Tigacién de este principio. Fue necesario que la clencia transitara més tiem- po por e] camino de su desarrollo, lo cual, conjuntamente con eu diferen: pean, la acumulacién de resultadas, la elaboracion de métodos de andlisis, Lr comprobecién de diferentes ideas. ete, condajo al surgimiento de lag condiciones y la necesidad de un enfoque sistémico, El enfoque sistemico ¢¢ desprende de los principios del materialismo dialéctico. Cierto es que tombién hoy resulta todavia dificil delinear las vias coo cretas para su realizacién; no obstante, es posible mencionar algunos requi- sree bnerales. Sin prefensiones de exhaustividad, expondremos a continua ‘én algunos: aquellos que son esenciales en nuestra opinién. En primer lugar, cuando nos limitamos considerar los fenémenos psi- ‘quices dentro de alguna especie de sistema de coordenadasy y hacemos sicos ede otras dimensiones, revelamos solamente una zona do ins ropiedades, [a cual consideramos como un panto de intersecciéns dentro de un plano desconocido, Pero comprender ‘ef fenémeno en ott totalidad, a partir de este «punto de i i un imposible como lo es recons- cen enerpo complejo completo mediante 1a. representact™ ‘de una Simple. proyeccion sobre una superficie, Los intentos de generalizar Jas 15 jon de una sola cimension Ce! fenémeng ., waducen por tegla general al éxito, ma no contin afirmar que 10s fenémenog pei. on ads tients POT oto, tenemos que abordar gy qe ales Hydimensional, Y éste es uno de los profiel? a A oe deci IMESCORE RE Tas en menos 5. ' ie! fos isema de los fendmenos psiquicos es escalonais Bn segundo INO. sensiblemente un determinado orden jerérquicg. Q’ g ox estar 0% Tynes entre Jos varios niveles no son iguales “* piso Hemp, FT dinamica, Aqui nos tropezamos con uno dé i o ces para su analisis sistémico. Estas dificultadss {ot ak sreducire los fenémen cre en i desenbir tos estados pelguices mediate? 2 o oo Yer llamados pardmetros conductuales y fisioldgicos. B comapvenigaion de Jos fenémenos psiquicos en cuanto sistema, me e'ipes el mttedo analitico, que asciende desde Tot llamadce mee esr a los supericrs. Pero también es posible el otro camine, ses al qu ta desde los niveles superiores complejos a los infriorey iyomes nando ha demastzado ser mis productive). El descubrimiente 6B outura sstémica de Jo priquico requiere evidentemente la come tiraién de ambos métodos o direcciones analiticas ude patie del hecho de que las leyes de los fenémenos psiquicos son de diferente clase. Sin duda alguna, existen leyes generales que operan fn todos las nivles y subsistemas; mas, también hay regularidades espe. clicas para cada nivel (0 cada subsistema). fn tevet lugar, al descubrir las cualidades psiquicas del hombre, es importante tomar en consideracién el sinnimero de relaciones en las que stevie. Bila ex también Ta razén de la diferente estructuractén de sus ceraerinias, Lamentablemente, e| problema de las estructuras de lav caracteriticaspsiquicas no ha sido esclarecido ain. Por tal motivo, con frecuencia cbtenemos una imagen ecléctica al describitlas, En la actual dad, la trea mis importante en la investigacién de las caracteristicas tase alr i base de cada una de elas ‘una perspectiva sdfica, son conocides por Ja ciencia tres. rus fndamcsales de culidades, objetivamente ligados entre st: las Suances, Is fancionales y las sistémicas. La investigacién de aay $l ta oe problemas de Ia pacologia, debe divgirae a as Le ides acerca de Las bases de las caractefaticas psiold- tints tag neared de las culidades psiquicas (In cual no exiete a ini ese que poner ab descubierto el sistema total " « desde los genéticos (y atin con mas profundidad los “pees ba kes mis complicadoe fandamentoe sociales, sean 60 , sintesis ide custancias «en siv se transforman on «cosa para nosotros, Este tipo de ‘eriterio basado en la prictica -y esto es totalmente nuevo para la inves- tigacién psicolégica-, es valido también para ‘el conocimiento de los pro- cesos cognoscitives. Quisiera demostrar esto con un ejemplo de nuestra investigacién sobre la formacién de conceptos, cuya elaboracién data ya de varios afos. Es sibido que se puede desarrollar un paradigma experimental, pera los experimentos de formacién de conceptos, que sea estructuralmente igual ae ‘componentes fundamentales del aprendizaje natural de conceptos. La igura 2 muestra el esquema de este paradigma con caracteristicas de ob- Ver F. Kilns sAcerea de tos ori mana le los origenes de In inteligencia humanae, en Ciencia Progreso, vol Es cl 2, th 1977) ohh, 12, 1972 om cen? 3B nila Siiniceggihtoeinc caine jetos, formacién de hipétesis, retroali truc- cién de hipstesis, retroalimentacién it tura de clasifcacién mediante aprendizaje, aoe 4—- 2 eg eae m7 AAA AAS SEIN ZEN ZE SSE ANCONA AS al ptaven = = La ma aa a Figura 2. Parsdigma exporimantal del aprencizaje de tes funcionss de clasificactter andloges de conceptos. 0; = objetos. @ = caractoristicas, Hy = formacs ee eee oes set ene one ea ee cee aan ta tooo ge correcta @ y reforzada positivemente RA @ . Oa este modo quede fijada y 20 aplica sigulente objeto (O,), es reforzade de nuevo, y asf sucesivamente. En ef Os tiene Sera ee is Seon rap tei comes Bee tasis es amplieda: disyuncién dice le nueva (0 v @). Aqui ya no hay més RA ee nedtesis se aoe ‘en estructura de clasificaciin. ésta refleje las prooiese Sees Soe ti En nuestros experimentos hemos probado las estrategias de examen de Jas caracteristicas, asi como de formacién y estructura de hipétesis em dependencia de la estructura de’ conceptos que han de aprender sujetos adultos inteligentes, Asimismo, hemos hecho un metaalgoritmo (Goede y Klix, 1969) que, bajo las exigencias mas diferentes, genera finalmente una estructura conceptual adecuada (es decir, que no conduce a ninguna retro- alimentacién negativa).* Al respecto tienen particular importancia aquellos condiciones de decisién, de Jas cuales forma parte la valoracién de las caracteristicas ¥ las instrucciones para el tipo de conexién légica. De todos modos, éste es un algoritmo que regula la génesis de una determinada clase de conceptos; es un modelo de clasificacién adaptativa como el que en- ‘contramos ‘en el hombre inteligente. Después de que fue formulado este algoritime, se desarrollé # partir de’é] un programa de simulacién, y se realiz6 el proceso ~estructuralmente igual- (Ulbrich y Wysotzhi, 1972; ‘Wysotzki y Résler, 1973; Wysotzki, 1974; ver Figura 3) en una computa- dora BESM-6, Surgié entonces 1a pregunta de si se podian resolver también + En el sentido de rechazo de sefeles diseretas, y no de respuesta opuesta al sentido de una variable continua de entrada (N. del £.) 20 7 e B 7 2 2s 29 33 7 41 45 09 Se problemas de clasificacién socialmente relevantes con un programia de este tipo. A la sazén se nos present6 una eolicitud del hospital general. En la clinica universitaria se buscaba un método racional, por medio del cual. a partir de los juicios emitidos sobre las radiografias, pudieran reconocer se lo antes posible distintos tipos de enfermedades cardiovasculares. Kukla (1975) describié estos juicios, y establecié una correspondencia entre las enfermedades y el algoritmo (ver Figura 4). El algoritmo discriminaba las cuatro clases de enfermedades en cuestiOn exactamente del mismo modo en que Io hace el médico en el anilisis de 1a radiografia, El algoritmo de clasificacién, modificado entonces en algunos pasos, se emplea en estudios radiolégicos masivos para el diagndstico precoz de enfermedades cardio- vasculazes. Hace atios informé eobre esto al profesor Shuravliov en el. cen- tro de célculo de la Academia de Ciencias de la URSS, Con nuestro métedo se Hevaron a cabo clasificaciones de mapas del tiempo, y Ta clasificacion de nubes de granizo, de acuerdo con las informaciones del radar. Tam- ign se procesaron datos como parte de las tareas de prospeccién geolé- gica, Ademds ee clasificaron sustancias biolégicas activas de acuerdo con Jas distintas clases de macromoléculas, Entretanto, este procedimiento ha sido transformado en un complejo sistema de clasificacion en el Centro de Clasificacién de la Informacién de le Academia de Ciencias. También ¢0 la esfera de la industria ~por cjemplo, en el control automitico de le calidad~ se han Ievado a cabo otros estudios. Alguien pudiera objetar: ‘Muy bien, pero un algoritmo como éste hubiera podido también construlrse, yna de Jos contornos del corazon oon len ‘corecteristicas ‘como postblew eres oman er ts Sn ep is Bat ho win re eeanes itoon ile: |B, togmonto pulmonar; 6. vesoe ‘pulmonares centreles: ‘doble; 8. expansion lateral dereche; 9 ‘erco do Ie orojosle onrdiaca, a a ign psicolégicas Quizds si. No obstante, fue signifi 2 nei camparacion con un método de clasficacion vara Pmanslisis discriminante; en ese €460 se obtuvo una custa de rechazo (ep Gecie, un tipo de indice de calidad) de un 7%: con nuestro método fue ge uin.0.3%. Come nuestro algoritmo es en principio un modelo de las capa, tidades cognoscitivas del hombre, funciona de modo adaptativo, es decis ‘con capacidad constante de reorientarse. Esto hace posible un alto poder de reorganizacién, por ejemplo. cuando las cualidades caracteristicas del cenjunto de base cambian. Hasta aqui el ejemplo; pero gqué queriamos mostrar? Partimos de Engels y su criterio sobre el conocimiento: algo se conace, si es que podemos hacerlo, cuando ~sefiala en su polémica contra Kant- de una «cosa en sis se convierte en uta «cosa para nosotros». Engels ¢2 remitid a la quimica; pero vemos ahora que lo mismo ocurre con la inves. tigacién de los procesos cognoscitivos. El modelo cibernético permite la sintesis de las capacidades cognoscitivas (Glushkov, 1963). Por una parte, ambos se basan en los principios del registro de la informacién y del pro cesemiento de la informacién; por otra, 2 muestra también, cémo los re sultados de la investigacién fundamental en psicologia adquieren impor tancia directa para la prictica. ‘Mediante la formalizacién de las funciones psiquicas del hombre por parte de la psicologia de los procesos cognoscitives, se muestra que, al mismo tiempo, se pueden realizar contribuciones no sélo a 1a racionaliza- cién, sino directamente a la automatizacién. Segiin mi punto de vista, pose una’ importancia trascendental para el papel de la peicologia en la ‘sociedad socialista el que la automatizacién de las fases de la preparacién de la produccién (es decir, los procesos de disefio y desarrollo) pueda ser impulsada de modo considerable mediante el andlisis psicolégico de los Procesos cognoscitivos. Para la investigacién fundamental psicoldgica se origina en este punto un campo de aplicacién cualitativamente nuevo, que Je permite participar en el aumento de la productividad del trabajo en Ja construccién de 1a sociedad socialista desarrollada. A propésito: en realidad, he hablado de un ejemplo, sin mencionar en modo alguno otras consecuencias pricticas; por ejemplo, en el campo de la salud publica, El andlisis diferencial de las capacidades cognoscitivas pro- mete ee vias y puntos de partida, sobre todo en el diagndstico de Jas capaci ar iewolégico-prquldtreas (Lonkonogh, 1973, Sprung, 1979) W. Ahora quisiera pasar a 1a tercera parte de mi exposicién, y referirme slgusce aspectos nuevos de la investigacién coe cusien poseen wn : oe a t ategincioa dentro de la pricologia misma, y a través de los idles ta logia recibe un fuerte impulso interdisciplinario: mediante a pecans Sada 4 los avances en muchas otras ciencias. jase luctoria de este trabajo so aclard que estructura particular, de la memoria (semantics) de larga duracion~ a a tienen una posicién clave para la comprensién de numerosas funciones congnoscitivas bisicas, tales como pervepcién, decisién, clasificacién, com- prensién lingitistica y produccién lingiistica, Ssta es también la razén pot 1a cual la investigacién de las estructuras de la memoria de larga dura- cién, especialmente la seméntica, ha pasado a ser en la actvalidad al campo investigativo central de la psicologia de la cognicién? 3. Estructura y funcién de la memoria de larga duracién: campo investigativo central de ta actual psicologia de Ia cognicién Si se desea tener acceso a los procesos elementales de la memoria de larga duracién (semantica), es necesario distinguir tres funciones basicas y dos principios de almacenantiento. Las funciones bisicas son: 1. La clasitioncién o identiticacién. Este fenémeno subyace en forma pura en los procesos de reconocimiento, 2. La reproduccién. Esta funcién la encontrames en la redectivacion de estructuras complejas tras la excitacién de zonas locales. 3. La produecton, Reconocemos esta funcién en los procesos de recom- binacién de contenidos de memoria, por ejemplo, en Ja elaboracién de solu- ciones de problemas, o en la derivacién de informacién nueva a partir de jnformacién almacenada implicita a través de inferencias o procesos légicos. Ente Jos principios de almacenamiento distinguimos, por una parte, las estructuras estacionarias 0 estados, y por otra, los procesos operatives 0 procedimientos. Ambos se almacenan: estados y procedimientos, La inter- accién de ambos componentes constituye la oe Me creatividad de los 108 paiquicos. Estos dos principios de almacenamiento son necesarios ProcetMferente proporcién segin el ciso~ para Ja realizacién de las tres funciomes fundamentales, Deseo mosizar esto a continuacién, @ partir de Jas tres funciones bisicas sefaladas, ‘el modelo de Atkinson y Juola .1, El mecanismo del reconocinilen: ona (1974) etddico es e! siguiente: EI paradiome Zprenden una sere de palabras: unas 20, digas, Despuds de clerto Hempo se lev dan 40 0 més palabras, ¥ deben decidir si una recla o no en fa primera determinada palabra de entre estas 40 (o ey fits Se oa uel Iver ent rie (la serie aprendida), Para resol wats fn seafrentes ins reapondenle con ello, dos dite rents Ys Teneion de cus Aig cn co dean ato Wt soso rere iio valor Ge dexconcelmiento, da lugar « une 14 tos reominnes at congrso niin 6 Sic 9 Comphrence, a3 respecte, rags ‘ arn), ton interes Pricologin de te URSE os “a ~~ is dad, conduce @ process iva tiva); y otra que, en caso de inseguridd, c se sein eect cepts dn £8 res de nuevo en Ja Figura 6. Prosesos de contra! memoria de 1rga duracion| fiewa § Eswuctura funclonal ce la setindad mnésica (modiicads segdn Atkinson sola) palobra de prueba Se eR Dusqueda en el elmoconamionto E/K Determinar| 21 PE pertonece ono a la lista de aprendizaje an a + respuesta respuesta gar uc de pata eatin para proetos de rcondimenl (sein Para el tratamiento matemético-estadistico del proceso de reconocimiento te supone que loe grades de conocimiento de los items de prueba estén distribuidos normaimente, y que la estructura de decisién se realiza de aspen con oe vale caaceitos de la Figura 7, iguiendo este modelo, se ha Ilevado a cabo fi e , un gran néimero de experi- mentos. Consideraremos algunos resultados generales, que dan jsna visién més profunda de lo dicho al principio. 1. [a decisién en favor 0 en contra del grado de conocimiento de una palabra con significado ocurre completam¢ ente de acue a de nats eaitaicn toy deat ee nae rane “ : } i ‘comparacion de carnctorstloas {reconaoimtento fentob. respuostas positivas regpuestas negatives répldes 1 rhpidas ain) te) rospueetas do reepuestas de NO errdneas: ‘SI errénoas ‘conocimionto ——e Estructura eetadiaticn de decision para jontos de reconocimientos én con ef de Ja Fig. 6 Figura 7. procedin Jentos. El pansamlento modelo Bay que vero en cone ‘épidos y para Ja identificacién general de objetos. O dicho de otra forma: Jos Proceces de identificacién en el SNC (sistema nervioso central) parecer Pipulades de manera universal, es deci, de ‘déntico modo. y de acuerdo con principies estadisticos de decisén, Son andlogos a un proceso de eva Juacién que correspondiese a] teorema de Bayes. D. Se demostré que la determinacién de Ja similitud entre unidades ceminticas en !a memoria tiene lugar sigiendo las reglas de determinacion se las similitudes perceptuales, como las que s¢ fegistran mediante a El valor del grado de conoci- tado como la transforma- timacién global de similitud, En otras palabras: ad perceptual y Ja determinacién de Ja similitud ia. semanticas son homélogas entre ci; por 10 procesamiento. .gico de los conceptos. Aqui de caracteristicas. Mediante ‘de dos conceptos; por ejemplo, miento (x). cién monéfona de una e Jo formacién de La similit de Jas unidades de memo: Visto, descansan sobre el mismo principio de 3. Otra cosa ocurre con el parentesco 16; tiene lugar i i ella puede det Ja pertenencia a ‘mentos correspondi r Ja accién det estim én almacenada se verifica en pri mera aproximacién, Se constituyen conexioncs. cote percepeién, represen Trcion interna, procesos de comparacion y decisi@n. ‘Mas seria erréneo consi jemente como paradigma de las funciont ia. reproduecién— sereeitaro, ya gue el modelo ot cego cot SOFDECS & in del sade a represcatacién del conocimiento et 18 yumana, pen: 45 aie dencia de que se trate de conocimientos adquiridos secialmente y meg, soe por el enguae. 0 4¢ conocimientos adquitides de modo individual, decir, expetiencias ‘personales. Por ello pasamos ahora al segundo para. digima: Ja reproduccion 2. La tepresentacion del eonocimiento y Ta reproduccién de las relaciones semédnticas j El problema de cémo se almacena en la memoria nuestro conocimiento, 9 tn general el conocimiento human, constituye en Te actualidad el problema wr sal de la psicologia de la cognicién, Mensualmente aparecen cientos sa mabajos acbre el tema, y teniendo en cuenta la brovedad del tiempo sete la apariciéa de unos y otros trabajos, les nuevos conocimienteg serultan cuantiosos, £Qué es lo que queda claro? En esencia, lo siguiente: }, Las unidades fundamentales en 1s que se almacena nuestro cono- cimjento de la realidad, son los conceptos. Los conceptes se fijan en la memoria como conjuntos de caracteristicas. Van acompafados de combi- fraviones de fonemas, de grafemas. Tales combinaciones constituyen, las Tenominaciones de los conceptos y forman las unidades lexicales, el léstico individual de! portador de una memoria 2. Los conceptos (y sus denominaciones) no se almacenan aislados en a memoria, Forman conexiones, configuraciones, néicleos seménticos. Estos rmicleos semiinticos son la base de la comprensién lingiistica y de la pro- duccién linglistica, son las formas en que el conocimiento de a realidad y sus conexiones se depositan, y constituyen el conocimiento ace f. 3 a v jocimiento acerca de la 3) 3. En torno a los principics de organizacién de estos nitcleos semén- ticos han surgide fuertes polémicas: json las relaciones entre los concep- tos reuldes ‘por les caracteristicas: 0 se almacenan explicitamente en la oon relaciones portadoras de informacion, entre los conceptos? Este rida it vacalado a’ otro arto: bast se almacena de forma esta- cionaia, qué de forma procesual (en forma de procedimiento); qué 6¢ macena como estado, y qué como algoritmo? | - en Sores hemos comprobado que 1a alternativa que coe opi m= alenn,ecbre todo an Ja Steratuna anglonorieamecicane et begets Holyoak, entre otros), es falsa, El plantea- slate da protien Pl, la altemnativa es falsa, De acuerdo con Tendoenantisentay eee ee | En eelaci Y proceso, ae a we iate el problema que realmente interesa es saber cudles funciones cognitivas individuales se realizan mediante % procesamiento de caracteristicas, y cudles mediante 1a activacién de tegis- tros estacionarios. Quisiera dar algunos ejemplos al respecto: ‘Ejemplo 1. La velacién entre conceptos supraordenados y conceptes sub~ ‘ordenados (0 a la inversa) se basa en procesos de caracterlsticas. Resulta fen esencia vélido que el conjunto de caracteristicas relevantes sea més pequeho para un concepto supraordenado que para un concepto suborde- Modo. La Figura 8 ofrece una representacion (modifieada segin Norman, 1975) del almacenamiento de caracteristicas en los conceptos supre Y wepordenados, Debemos partir de que las relaciones subjeup y eup/sub 19 ge almacenan de modo explicito, sino que se establecen como procesce de Se mparacién de caracteristicas ogin el caso. Este es un procedimieno Gbeclutamente racional y econémics, Permitaseme citar elgunas conclu- siones experimentales al respecto: Tt relacién misma es asimétrica, es decir, et camino de un concerts supraordenado a un concepto subordenado ¢s, desde un punto de vista Cognoscitivo, significativamente mas laborioso que el camino en sentido contrario. 7. Mientras més abstractos (mas complejos) sean 10s concePto®, més Jaborioso es el establecimiento de 1a xelacién. FE hallazgo de tn concepto supraordenado depende del mimero de conceptos supraotdenados con los que pueda vincularse 10 subordenado, Teemten otor ejemplos quo ilustran que esta representacion del conoci- imjento de tipo procesual no este determinada por estraciun de almace- Tramiento. sino por operaciones (ver en este sentido & Klix y V. D. Meet, 1978), Pasemos ahora a tn ejemplo de almacenamiento estacionatio de la informacion. “ide wasn Ejemplo 2. Las Figures 10, 11 y 12 representan een niicleos 8¢- smachizoe como unidades fundamentals hipatticns de a memoria de larga Turacién (aeméntica). Se trata de configuracione® de unidades conceptuales, {que representan wn determinedo tipo de facontecimiento mediante relaciones area Jacién con las analogiss seménticas guna 13 muestra Jo mismo en relacién con es NV antes palabes de le lengua alerana, De este modo se hace evidente c6mo Gariando las caracteristicas 0 las relaciones, 6 ‘cambia el contenido semén- raaae Ia configuracién conceptual, ¥ se Hege & ‘combinaciones de propo- Sencuaje natural- cotresponden ya constryceiones complejas, 2Cémo se sabe entoncer ido estacionario? No puedo aden Sine jugar de ello, sefialar sresntos espectficos ¥ quisiera, en lugar de © taeme So bas oi eehes singdlares o monsdicas (Por ejemplo : Suma, arroyo ~ Hult. sot Jdaciones de lugar como pajaro ido, bed = oats (como tlevdt ~ etran una reladk itis), y tas bay que rauestran Und Gon test i sue lleva pestenece en est ca - malas i rea a = lens ode 10 cn ak ambiguo. at ar % 4 4 4 <> <> «> own} won al maestro) —"T _.¢ enor 20 elumno' HT ob nove! font weet neat cone a ula y cuerpo erence SER VIVIENTE respirecien S én i i 1 a J \ stots iene Ln, ' | | {frre esligente) plumes eins ‘autorttario> t {Celicadaly ‘AGUILA carmolita yo | | amarillo CANARIO grande < profesor > <> ‘lume de te onactares protestonal,> ‘Fgura #2, Relaclonas entre conceptos supreordenados y subordenados, Figura 10. Relaciones semdrticas entre conceptos en une red semdntica Woottice mente demastrada ~ (see) 3 (modlficado sogdn Norman). > Antage oY ‘ > e~toneraiaats ' S \ C~labela desl aigny) ‘So cmc] foe Horlzontal: releclones Interconceptusloa, almacensdas estacionaraments. Vertical: re {acjones conceptual ‘er derivadas proceeuslmente. AT (0 HT): sotor: obj: toe. folevion Wocals Inet: tnatrumento; fin: fnallded: att: abibute: qupres concepto +: (pracrdenede: contr: eontraste; comp.: comparativo, andlogo. Co0n0> Centormizay ‘Pigura 1, Otro emp t eonssonn vrs come ies reprcerades one Fi 10 35 20 abutters La septs ; cackter wiidlo (char triddicas que se hacen inequivocas eon ies = wencer, reprender ~ castigat, buscar ~ vf en di que lo se0 Gones de este tipe), $i se Leva a cabo ws experimen TOMAR caus, Y TEN rez ar imlento. “Tomar”. Para cin semantice del too de acon “ a rigae 12 Ropresenscion Sere ig carctertica de (a dponiblidad CAUS, cay bres 0 Oyen econ, ts momena: 2% intevalo de tempo, toon REC PRESTAR _ DAR x TOMAR PRESTADO REC. ‘REC OB) on 2 PLO 2 Ca Ar Gusher Tena Gie 1 TEN icersar Figura 13, Representaci6n seméntice de la anelogia en su significado de palabras ant {ogas en la lengua alemena, Se supone que en le memoria seméntica a largo plez0 ‘hay establecides formaciones estructurales de ste tipo, necesario conocer el nexo de un par, entonces se puede demostrar que ¢ esfuerzo de identificacién depende del mimero de variables de 1a relaciéa seméntica (Figura 15), Este resultado sélo es comprensible si se supone que junto con la iden tificacién de la correspondiente relacién par de la Figura 14 se activan también las ctras relaciones semdnticas, influyendo asi en la complejidad del acto de identificar, Sin embargo, esto significaria que este tipo de red representa una realidad mnemepsicoligica y, por consiguiente, se basa ¢ ‘mn almacenamiento de informacion estacionario, s . a Naclones saménticas BROW sou moo” my act. loc /” mensiicaY CORRE BRL aang MALETA ‘ cuca ea 8197 audee figura 14. Diferente riimero de miembros de Isa relectones semdaticas (represent) ‘clon grétice de Ia relactén_proposietér-ergumento). Dilerentes $e deducen del diferente ndrare de mlcwbros” Gon at -analogla 88 probé al el gasto de reconecimiento anaiogie 4¢ probs a al game ea 4e sna relaciin eamirice depends al sl i. 8 2200 i i Tet Namero de miembros de lea relaciones seménticas —er Figure 15, €1 geste de rBtonocimlento en ol eertmanto de ansogiee depended) timer’ da miembros, Ello spunte un, amacenenlono eetaloaro. de 1 tformer| ‘cldn (ver, a este propésito, Kix y v. d. Meer). ¥ sje de manera tal que I experimentos adecuados se procede 4° 7 es coy Si en expel tonexas en tiempo y espacio, ¥ pertenecientes a a i le bras CC Soe tematices dstintos, esto repercute considerablemente en el caso de lag Pe ones estacionarias almacenadas: no ccuie 1 cuando 6e trata de Feasiones operativamente deducibles (ver Ki 1978). De acuerdo con ello, parece que e! conocimiento de ‘significados esta dividido en campos de PMentacion, Estos se xeclutan de los mucleos semanticos con coherencig espacio-temporal, Las Figuras 16a y 46b son una muestra de las ideas que. coPih presente y por el momento tenemos al respecto. ‘Muchos problemas se rela cionan con lo dicho; por ejemplo, e! de la sepresenacién de las negaciones, cl alcance de las proposicones 0 de los rePreptos negados, etc. En Ja itima seccién de mi articulo quisiera todavia coneePAD abordaje metédico de Ja derivacién de conocimientos almacen setapliciamente en la memoria activa, operativa, Para ello existen nu- oer ores paradigmas metédices, Muestro el proceso con un caso cuya Reuctara basica ¢3 investigada acuciosamente por nosotros en él pre- gente; 1 caso de la inferencia analégica. 433, La intereneia anatégica como ejemplo de la produccién ‘de informacion mediante estructuras operativas en la memoria de larga dusacion “pxiste una analogia cuando entre diferentes conceptos se presentan rela: ~Gones semanticas que tienen que ser identificadas 0 halladas, como las que | cmce anteriormente, La Figura 17 ofrece un ejemplo de estructuras equ valentes desde el punto de vista semAntico, en dos campos de orientacién Yistintos. De ahi pueden derivarse numerosos pares anélogos de palabras. Por un lado se hallé 1o que fuera ya descrito en el epigrafe 3.2. esto que la aceptacién de una analogia depende del nimero de variables dela se iée Por otro, pudimos predecir también procesos de comparacién de Caracteristicas, como los que se necesitan para la determinacién de contre Sos (CONTR) 0 anélogos (COMP) conceptuales, Analogias lexicales de este tipo son: alto/bajo~superiorlinterior; dia/noche cido/base, como ejemplos de contrarios (CONTR); asi como enfermo: achacoso~ventoso: lempestuoso; colina: montaiia~laguna: mar, y asi sucesivamente, come ‘ejemplos de relacién comparativa (COMP), Veamos ahora la representacién estructural de estas relaciones conce?- | tuales. La misma se reproduce en Ja Figura 18, La Figura 19 expone de | ‘manera concreta esta representacién con respecto al proceso concreto de seatieicte de la analogia, La Figura 20 ofrece un posible algoritm? - ie reconocimiento derivado de esta forma de repsesentacién, Si se man tiene una unided temporal constante de 220ms (condicién que aqui n° es posible fundamentar més en detalle; ver, al respecto, Klix y V. D. Meet 52 or laciones_como_registros Relacior ‘ HT portedor de la ecclén Acrelones # par go ls somparecién, (ere JAsten 1m Mipraconcnste 0% objeto ue lugar Rel} contrate Coont) < > econcepto Ryle} cualids tial ‘conjunto de caracteristicas signea do las palsbeae —— sunt y sudordanamiento Figura 162, Repreventscién hipotética do tos Jiigign Green (somal Ate loqdera te dternes canyon de cna ata dereche: relaclones conceptusles dervadas (procesvalments) de le comparaciém do lan caractertoticas. 1978), se produce una correspondencia muy buena entre los valores halla- dos empiricamente y los inferidos mediante algoritmos, Con esto, quisiera concluir mi exposicién sobre los adelantos en Ja pl- cologia de Jos procesos cognoscitivos y, por wltimo, presentar algunas con secuencias teSricas y précticas de éstas y otras investigaciones similares, 4, Acerca de las consecuencias pricticas ¢ intrapsicolégicas de Ja psicologia de Ia cognicion De los paradigmas y resultados considerados, s¢ derivan en primer lugar consecumncias intrapsicolégicas. Las estructuras reticulares seménticas, como las que hemos visto en les muestzas anterlores, represehian el reflejor lulividval’de Ja realidad y, de este modo, caracterizan también 14 perso nalidad del portador, al descibir la realidad individual de 6 mundo como segmento de lo real objetivo, Este conocer caracteriza también La perte- oe ‘a determinadas capas y clases. Las formas de creencia ¥ supersticionr jempefian su papel en él. Considérese ~Por ment ejemplos~ ‘ome el concepto snotar se 2socia semanticamente de formas 33 Cation, > WM; (a,b, D (od, D~ DM Gh,-D OHM, & Figure 19. Prugbe analégica entre conceptos naturiee. Cusndo jae relecionee ft fr is caer do fr tv re Cmca tov te test tomanticas do los conceptos son entonces andlogee ante si (Ge hace sau! abetres: kén do la diversided cualitativa de ” mn D | ; exacta con tos Figura 20. Algoyitmo hipotético que ofrdce une correspondencls comelaye Becta al tome’ do‘ receaocmtento an reauslioe do enlogar de * ded, {Vor Klix y v. 4. Moor, 1978) cto en ta estructura manémice Giplomatico. La experiencia profesional, 1os intereses, las actitudes y lag i an en los entrelazamientos semanticos de log cbernados predominantemente, como es 1g, “Asi, el concepto scapitals, con relacién a, Ts clase obrera, digamos, esté asociado seménticamente oorereia por ello de todas las restantes formas Ge interpretacién. De este modo, st yhace evidente el nexo entre la psice. fopia de la cognicign y 1a psicologia ide Ja personalidad, pero también es palmaria Ja relacion con la psicologit evolutiva. Y es que las estructuras venanticas dependen de J2 penetracion cognoscitiva de la realidad segin Semararvollo, es decir, 1a comprensién de las cme tos efectos, la repre- sentacion de conceptos espacio-temporales © jntencionales.* La inferencia de conceptos abstractos, ientos de comparacién de conceptos, ‘ implemente 1a formacién de analogies, dependen de Ja edad. Una tipi ion por edades de las estructuras de memoria constituiria una contri- Sucién trascendental de la psicol Ja psicologia evolu: tiva y al diagnéstico psicol6 jos metodos de desarrollo -y determinacién de miétodos de diagnéstico, capaces de expresar entre madurez psiquica y edad con més exactitud qu todos de diagnéstico que hemes ‘conocido hasta el presente. Finalmente, se presentan la peicologia de la motivacién ¥ fas caracteristicas~- qos miembros de de modo especifico_y se di también aqui algunos nexos ostensibles entre la psicologia de la cognicién, A través er modo en. que funciona el eistema limbico %* en Arbol )—e( arbuste it \ pat ‘at ho abe Pet Figure 1. Ejomplos de eancoptes emplendos. con ta caractartastén de, las relaciones cinanticas entre ellos ("posse" represents ln relaciin “ser parte de”, a8 decie, do Siteneneis: "od". Ya suboreinecién conceptual; y “ee”, la relacién suby supracor- ceptual) dflorescencta ‘aebAA exbuato trontco rama plants. nt riz florescencie 3 53 0 We 439 6 2 $ 3 6 fendoe, con Ia o8r8o- Figura 2. Estructura jerérquica de la secuoncla de concantos empl {areibad y los terlzacién de ia frecuercia do ecleces asocletivas entre los concepts raspectivos niveles jerdrquices determinantes (debelo). siacién, En la serie A ee realiza la jerarquia Jos grupos de cuatro se elimina en En Ja serie C se determinan seman- La Figura 3 muestra Ja va: completa, Con 1a desorganizacion de la serie B el nivel jerérquico superior. 2 ticamente tan sélo los pares de conceptos, en tanto que ef ta serie D los conceptoc se ordenan de manera totalmente aleatoria. Hay que sehalar que a Jos sujetos se les presentan siempre Jas mismas unidades conceptuales, pe las relaciones seménticas existentes entre cllas s¢ ‘emplean en un grado iferente para la organizacién de Ja serie. La Figura 4 mocttea ‘efecto de esta variaciéa. Se expone ct promedio de errores hasta la primera reproduccion sin errores de 12 serie, en depen- dencia del grado jerérquico de organizacion. Se ve con claridad que con 7 6“ ce un grado aoe ste reultado,Pofyao puede atibuise a la accién de mecanismos de pastel efecto sheets, dependientse del aprendizaje, que actian tem, Formac ‘pateral sin etd, y que condvoen 2 un desarrollo de etre bien sobe Tasne bacado en cl eprenizaje (Restle y Brown, 1970; Jones, tures jeer tad, or otra pee, el gosto de aprendizaje mimo pa 9 coplicarse a partir de la existencia de tna Ja memoria poseida, Esta alternativa slo ta organizacién jerarquica puede coincidencia de la estructura de puede decidirse empiricamente, Serle experimental 8 Serie experimental C Sorie oxporimental 0 SS AIS ) Figure 3, Reprosentaci6n do la formacién por pasos de Is jerarquia de la serie Ata D Serle experimental A & 85 8 By a D Figura 4, Frocue [fa grroaeneian promod de erores on dependencia del grado Jrdrquice do It 1a Figura 5 muestra e] método empleado, En tres a . series paralelas mat bine coeiante el grado jerdrquico de. ta organizacién seméntica, ¥ V* anes nal contenido seméntico de los diferentes niveles jerarquico® Hwencia de esta variacién semantica, con estructura constante, sobi@ 66 a cin mayor de 1a serie, el gasto de aprendizaje di AX NA AA AAASA AAAA AAAA mcf te ety ue oo ais ee Sie Se sa a ad BRRERRESLIS w PSC CPS SOP Figura 6. Frecusncies promedios de errores sn dopendencie do \4 comprobacion se ‘méntica de una estructura jerdrquice de la secuencia por aprender Peta au compe raclén, se ofrece el valor de Ia secuencle ordenada por szar (SOA) ‘Oltima prediccién 750 ° c Figuee 7. Ti cediccion de un wy conse Co adap gman som (ame ref & ‘Uelén del eriterto de eprendizaj). jpaje necesario para la memorizacién de la serie con, 1 tual. de ar ale ide estructuras de memoria existentes, ens | ‘Ly Figure 6 ofrece datos que demuestran este efecto. El mismo se mide | de quero sobre a base del ndmero medio de exrores hasta 18 primer | peproduccién libre de errores. También se ofrece el gasto de aprendizaje repeedtene de orden aleatorio, para su comparacion con ‘las tres series | cordenadas de modo jerarquico, Es evidente que, independientemente de) cree general de una estructura jerérquice, la realizacisn seméntica espe. | Gfica de esta estructura posee wna influencia significativa en el gasto de aprendizaje necesario. 41 gasto. Vemos en este resultado Ja accién de dos mecanismos de la formacién esirotural de Ta memoria, las cuales deben cepararse, Uno de ellos efectia STraliazgo de las relaciones semanticas entre las unidades a aprender y su Sinealacion con Ias reglas para la generacién de la serie completa. Este wrecansimo actia también en caso de material sin sentido, Fl otro meca- viene consiste en Ja coordinacién de la informnacién ofrecida con estructu- olladas preexperimentalmente, y facilita la adquis nizativas que son compatibles con la posesién mné- ssi se analizan més en detalle Jos resultados Sotenides, se hacen evidentes claras diferencias en Ja actividad organiza. tiva de las relaciones intraconceptuales particulares. Las relaciones de pertenencia se revelan como las de mayor actividad organizativa, Estas felaciones se imponen en la organizacién estructural frente a las coordina ones conceptuales y a las relaciones de supraordenacién. Por su parte, las coordinaciones conceptuales son a su vez més activas en la organizacién que les relaciones supra-subconceptuales. La Figura 7 explica, una vez més con un ejemplo, este ordenamiento de Jas relaciones por rangos. Se presenta el tiempo de prediccién promedio para anticipar un concepto, en dependencia del tiepo de relacién semédntica. En condiciones de aprendizaje generalmente iguales, el gasto de tiempo part la prediccién corresponde a la eerie ya mencionada de retaciones semantics De modo que nuestros resultados hablan en favor de una estructura mnésica | organizada de modo jerarquico sobre la base de relaciones intraconceptt ” les, que en el nivel mas bajo resumen los conceptos y sus caracteristicas, | en el grado siguiente coordinan los conceptas por medio de rasgos comp | ae en diferentes niveles de abstraccién, y finalmente enlazan entre ae onceptos de diferentes niveles de abstraccién (ver la Figura 8). «a tana eegunda serie de investigaciones, analizamos la formacién 4° | renee aap memoria sobre la base de las relaciones interconceptusles hy gaa ie presenté una serie de conceptos entre los cuales | aorta ge telaciones de -etaasicn ae de las series empleades, En ella ce cobservat | relaciones de objetos y relaciones de instrume™ } | ras de memoria desarr< cién de estructuras orga sica existente. En este sentido, 68 ramas ZX. ¢érboly Me cope r/o, vw ‘interior ie troneo , be wo Sei lain cir y pite’de svet0 fnojas dentadas Wr \e A” veus> carern cara _,S2ti> Ym bone grandee < = L Ko Yruto carmelta Figure 8. Gu o (ne coh tes ef te lerzan, a0 prevetan como usb cecney Ten ean 2 ‘rganian como Ve. “ fo Tos, ns acelin is MSs i econ” fe Rein tos. Les 20 conceptos fueron presentados de tal ‘modo, que los complejos situacionales pertenecientes a un mismo grupo, come POLICLA - PERSEGUIR - LADRON ~ AUTO ° MEDICO ~ EXAMINAR - PACIENTE ~ ESTETOSCOPIO fueron cuidadosamente separados, Nos intresabe anole oo al zan las relaciones interconceptuales en 18 rem patizamos 1a serie presentarse la lista repetidamente. Con este propési a Las Figures 10, de comceptos en el caso de la reproducion libre de Ia Is o | | 1a las valoraci wre congiomerados (Johnson, 1967). Los nudos da af y 12 muestra vente clusters (conalomersdos) reproducidag ‘un anaiisis jerdrquico Joico sepresentan sespectiva conexamente: do case] impiar vontana ‘trae hombre afeitarse barbs cuchilla albasit |] consteuir osse orca estetoscopio | auto examiner persegul ‘Fura 9. Uata de os conceptos empleades on el experimento. Los mismos estin _wiaidos por rengiones en correspondencia con determinados complojos situacionales, tos gréticoe muestran claramente cémo las relaciones interconceptuales centre conceptos presentados por separado, determinan cada vez en mayor fnedida la secuencia de la reproduccién, hasta que por diltimo en Ia sexta teproduccién, los complejos afines desde el punto de vista situacional «e reproducen también conexamente. EI cuadro estructural que asi surge ¢s diferente para cada situacién. Sin embargo, de valoraciones ulteriores se desprende que a todos esos cuadzos les es comtin una cosa: la formacién de todas las tnidades estructurales situacionales estd determinada por Je integracion de elementos situacionales por la accién respectiva, 1a cual integra en una unidad al actuante, el objeto y al instrumento. Esta funci6n integradota de Jos elementos de la accién fue corroborada en una serie de investigaciones ulteriores, Una de estas investigaciones seré descrita ® modo de ejemplo, En ella sustituimos e} elemento de accion de cada situa: ‘cién por otro elemento igualmente adaptable @ la situacion, Asi, por ejemplo, en Ia unidad ama de casa ~ limpiar ~ ventana ~ paiio, la accion limpiae fue reemplazada por Ja localizacién vivienda, O en Ja unidad policia - perseguir — ladrén - auto, la accién perseguir fue sustituida or la localizacién calle, La falta del elemento de accién, segin nuest*® stiposicién, debia conducir a un gran retraso en la formacién de tas uni- se -setuctaales situacionales en la memoria, igura 13 muestra el resultado de la confirmacién de nuestra hipé- fie 4{ continuo aumento de enlaces situacionales Sit tin scone lementes de localizacién insertadot t investigaci , intacocraeher yitigeiones arojan que, sobre la base de relaconet Blsados jecdequicamente, Las folactcoe neat de slasitcacién ort coatseis, a le Fenetite da en interconceptuales conducen, Po le unidades estructurales situacionales, cu? 7 jones de matrices de vecindad por medio de -} eaRrsan : fo UME NWO AP BA CUAL Go Gh Gat kek Ah wb hae a Fak i cmon toes eee rs Sms ern a eons eve 2 ps ee nats MARIAM ” AC LI VE TR HO AF BA CU AL CO CA GR ME ES EX PA PO LA PE AU ‘Figura 11, Ordenalento Jrkico da es tecuncas de veiad nln sacucla Ee ceuluclon snp dolce prvstatn doa RR ‘ ma alfilal ‘AC L} VE TR HO AF BA CU AL CO CA GR NE ES EX PA PO LA PE AU Figure 12. Ondenamiento Jerérquco de las frecuencise de vecided on le secuancie de reproduccién después do la sexta prosentacién do Ie lista componente integrador es e] elemento d ciones dan lugar asi a diferentes tipos de estructura para el almacena- miento de la posesién mnésica, y en tal sentido deben diferenciarse. eee puede esta caracteristica estructural asociarse con Ise propiedades de aque- Mlos procesos cognoscitives que subyacen en 6 formacién? | x nuevo el cuadro estructural sobre labese sa aoe ee (ver la Fig jor 1a invest experimen! | ura 6). Sabemes Por alto de le proces de clnsfcaiin Macién de conceptos que, como rest 1 8 8 sts vooindedes ——e Bos exce lovalse ‘situacionales aT Figure 13, Frecuencia relative de les vocindados seménticumenta determinadas on Tihiencla de reproduccién on dopendencie de Ja frecuencia de presentaclén de la lg ‘So comperan fog nexos Intercanceptuales con fos elamenios de ucaién y led nexoe nm terconceptuales on tne lecalzaciones on doe experimentoy, se forman procedimientos de identificacién que permiten determinar le pertenencia cle un objeto cualquiera a un concepto en cuestion. Esto posible debido a la fijacién de les rasgos relevantes del concepto en la memoria y su comprobacién en el objeto de la determinacién. El concepta Jos grafemas y las caracterlsticas relevantes forman de este modo uns tinidad en la memozia, a la cual en nuestro experimento corresponde la relacién de pertenencia como enlace seméntico mas fuerte. ‘Tan pronto como las caracteristicas ya no se procesan més aisladas unas | de ottas, sino como gradaciones de dimensiones de caracteristicas, || formacién de una clase da lugar directamente a la diferenciacién de otres | conceptos, sobre la base de las caracteristicas complementarias (Kendlet vt Kendler, 1962), i, e., podrd partirse de que en clasificaciones naturales, lis Giferenciaciones conceptuales por medio de las mismas estructuras caracteristicas se adquieren también en relacién, A ello corresponde, & nuestro cuadro estructural, la coordinacién de conceptos en diferentes niveles de abstraccién, Fl cambio de niveles de abstraccién esta asociado en 1a clasificacié® tatual con el cambio. do actitud del sujeto que clasifica. El que un abe fe jdentifique como abeto, como érbol, 0 como planta, depende de la a Cos ners de las necesidades de diferenciacién que la acompais® Sn a cee también las caracteristicas relevantes para la ide ‘al un concepto concreto a uno genérico esta, Puc cambio de la inteneiéa del com; i jo de | caracteristi portamiento y al cambio leas relevantes para la clasif i ” icacién, A ello corresponde, © nuestro cuadro estructural, la sepacacién de I coortlinades. Con esto hemos puesto en relacién ~sol , mentcs, con ps Procesos cognascitives que pudieran hallarse en la raiz de su formacién. Ahora bien, ghasta qué punto puede esto demostrarse también respecto a la formacién de estructuras situacionales? El principio de estructuracién hallado aqui y sugerido también por otras investigaciones, consiste en la formacién de unidades situacionales, ga cilyo centro se encuentra una unidad de accién, Esto corresponde al papel central gue tiene Ta actividad del hombre en el intercambio de infor~ jacion con el medio, en el proceso del conccimiento. Partiendo del analisis. de} desarrollo del lenguaje, tal como se expresa, por ejemplo, en las aso- iaciones de palabras o en la estructura semantica de las primeras oraciones. de dos palabras, puede fundamentarse la hipStesis de que el otdenamiento- de nuestro medio en la memoria comienza por la formacién de estructuras. situacionales, Tomemos un ejemplo del gran nimero de experimentos existentes: las asociaciones de palabras que construyen los nifios pequefios estan determinadas primeramente por relaciones interconceptuales. Sélo ‘al aumentar la edad, se hacen predominantes las asociaciones de base intraconceptual, Al respecto resulta muy interesante el que las uniones gustantivo-verbo como pez y nadar, libro y leer auto y manejar y ast su- cesivamente, son las que con més fuerza se oponen a la disminucién de las relaciones interconceptuales (Entwisles, 1966). La estructuracién del medio comienza evidentemente con la fijacién de las acciones propias sobre los cbjetos circundantes, y se sigue desarrollando con la diferenciacién de conexiones creadas de modo activo, El conocimiento se trasmite mediante el registro de los cambios, y en particular por medio del registro de los cambios producides por la actividad propia. Es aqui donde suponemos el origen cognoscitivo del papel central del elemento de accién en la forma- cin de estructuras situacionales, De este modo hemos retornado al punto de partida. Dos clases de orde~ namiento determinan Ja representacién conceptual de nuestro mundo, Ahora vemos que el ordenamiento que surge en la activided propia y° en la observada crea estructuras situacionales en Jas que ~mediante la accion y a través de las relaciones interconceptuales~ se integran nuevos elementos de situacién, Esta organizacién puede considerarse primaria, en la medida en que representa el punto de partida del reflejo conceptual en la ontogénesis, La coordinacién de esquemas de comportamiento en clases de objetos, que se forma a partir de este ordenamiento, y en depen- dencia de las actitudes cambiantes, genera ordenamientos de conceptos que se manifiestan en la memoria como sistemas jeranquioes de clasifi- cacién, los niveles de los conceptos 3 UU amigNTOS CONCEPTUALES EN LA MEMORIA cnn HUMANA HL J. Lawper y U. Ze 4. Desde hace ya tiempo, el aspect estructural ccupa de nuevo un lagey igaciones psicol6gicas en torno a la memoria eterminante en las invest erermiects concemne a todos los problemas de organizacion de larg at en y a la reorgenizacion intencional de 1a posesin mnésica g, tructurada. ‘Smo objeto de investigacién, el problema de las formas de organizacigg de larga dutacién no es nuevo, Lo encontramos desde el mismo inicio de fa investigacién experimental de la memoria, y los trabajos pioneros rea zados en este campo ~muy diferentes en su formulacién fundamental, pero ven ana base cientifica exacta para las condiciones de la época~ se debea SHiermann Ebbinghaus y Georg Elias Miller. $i las representaciones y las ‘sociaciones de representaciones eran consideradas los componentes estruc- turales fundamentales de la memoria humana ~en correspondencia con et nivel de conocimientos de entonces~ hoy lo son, por ejemplo, los concep- tos, las relaciones intra- ¢ interconceptuales (Klix, 1976). og Ua Bote importante de ta investigacién psicolégica de la memoria, al get Je greta pose tenon ea el presente, es el que concieme a la pare je la estatica y la dindmica en e] ordenamiento conceptual. La fesiidad ye cambio, as postidades de organisasién ¥ reorganizaciéa ua ceramiento conceptual, gran nimero de estructuras connie operativamente sefalizables, Ia dependencia del ordi otis bles, 1a ordenamiento concep- on respecto al dimensionamiento de los objetos y el hecho d ‘es objetos se encuentren clasificados conceptual mai ne ttre coceptals, todo clo hace que sure In pregunta dase dt ur dad slpin achvo basico etabe, operaivamente inven bo ae ie poe oe . rate opermivamente invariable de 1a pose de mado opertiva? fo dec, $n las forraconesextectrale ens pe perinlyreaiptltedarart ciones estructurales siempre ¥ Salma tempo representatives para un gran nimero de exigencies dee formas pueden formulazee des hipsteis, Le division iebraceevcoral a nemoria de larga, Guracisn Snes mp division infraestructural de Ja pareiales definidas cumuccte ef operativamente; Jas estructuras les exigenciaa, Bata yotsia nen ‘se actualizan de manera especifica sega tide reaetvacé. La saps tese? modo, la concepcién de una bi sept: las estructuras. operativai pcién, ampliada, parte del siguiente v0 petal dv le ene mente relevantes ‘sélo constituyen ™ Seadoo aoa divistn i <1 este lo forma un archivo de memes in emt a nueva formonnae, 2o comesponde ninguna 1a hae de un archive ara de % Ringuna fucién operative, actist chive mnesico poscaraatae oe eas tiene lugar sobre é » tanto desde el punto dé } sista opesativo como de conservacin, Los Factores estrcturo-contelat via Semen en este archivo sico bien seactvando, ben resi oii Wee inteaizando, al mismo tiempo que el inventario mnésco ‘ya existente conginece en gran teida inmotable en canto 2 le estructura ‘esarrllada peraiqronces, y slo Se ampli co las nuevas esructuras po formarse hasta Sevos correctores de estrucuras sen siempre process denies o : des Pimente,y sieven para el ajuteexpenicneegin las exigenias de a ratienwva de memoria televante desde el punto de vista operative, Esto estrionde a Ta concepcién de una teora de constelacén dela memoria comretPoria parte, por tanto, de una divisiéninfraeneveteal del archive de Estria en archivos parciales operctivamente relevantes y conservativos: meme oncepeén he demostralo pseer gran valerheurtico para la in 9 218 Cn pelcologica de la memoria, por cuanto ne puede euponerse que veeb@th archivo estructurado de La memeia ex eperativamente elevante, tole fe esta propiedad resulta eer sempre parcel, y en este sentido con- frasta con e] archivo restante. La idea bisica de un ordenaamiento constelativa tue lormulada primerc- mente por Georg Elias Miller, sobre a base de una teotia asociativa de Tumemoria. Este autor parte del supuesto de que la base de la formaciéar sina constelacién en 1d memoria es una estructura asociatioa y enultiln ‘eral de represeniaciones, en la que cada elemento sefalizable constituye el punto de partida de un sistema muy ramiticado de representaciones ‘ealazadas por asociacién. La seleccién de una estructura parcial de repre- caeaciones ands o menos conspleja se produce mediante factores constela- lives; hay magnitudes orlentadoras, representaciones de diveccién y mete sue von parte integranie del sistema total de representeciones enlazadas sevctivemente, y que son estimuladas por una necesidad @ problema. Butos factores, 1ana ver estimulados, intervienen entonces constelaivamente (renando 0 peomoviendo tas asociaciones) en el sistema total de represes= taciones ligadas por medio de ta asociacén, y exttaen de él un compleio de Tepresentactones bien delimitado, acompatado de conesiones asociaivas Toe factores constelativos determinan, pues, qué clementos 9 eo due oo eriones hat de ser admitidos en. el complejo de representaciones oF contol, Boe zo conserva hasta tanto exisa 1a necesiaad: do #0 se O0) Ia estructura ya formada pierde 1a cualidad de covplejo, ave © detinida Poe aa candice constettivas qua la eazacerzan. 1a teaia de Te Sone telacién establece, pues, una diferencia entre ‘constelado y estructurado. La constelacién tiene lugar en estructuras de Ia ‘memoria. Ella sace de un archivo de memoria, ya estructucado, un limitad? complejo de represen taelén en forma de estruciuea parcial, y las represenlanionds 7 ee de representaciones que intervienen en elle som operat. : rote fReciticamente segtin el problema, Si se hare abstraccion ~ = are gio de este concepto, el mistio ofrece wna birétesi ars fer de comprobacién sobre la organizacién y reorganizacién de Iq _ gsiea estructurada, Cada estructuracién operativa actiia sobre yn ante acvnoria ya estrucurado, 10 transforma To amplia, y crea ag; 4h coonoscitiva, adecuada operativamente, para hacer frente a las ex la de las iunciones cognoscitivas. ena 2. La presente investigacién, de la cual sélo puede informanee «| brevemente, no tenfa como objetivo fundamental proporcionar yn °™ | digma experimental para probar la hipétesis de la constelacisn, pero, og” | ge vers, al menos toca este problema, La idea original era seguir el eng? | Mmiento conceptual mediante un aimero de objetos, ofreciendo grat | Thane cada vez un mayor nimero de ellos, en un experimenc aprendizaje seriado, Surgia la pregunta: gqué estadios, qué fases de a ganizacion atraviesa un proceso de estructuracién categorial inducido de manera experimental sobre la base de una supuesta posesién mnég, preestructurada de modo categorial, y cuél es st configuracién defini ‘Aqui se muestra un curgo claramente distinto en el ordenamiento cate govial, segin la fase de aprendizaje esté precedida o no de un intento ordenamiento preconstelador del conjunto de objetos. En Ja presente investigaciéa, nos interesaba en particular comprobar «| proceso de un ordenamiento hipotactico de un conjunto de objetos de wna seialada esfera de objetos, Idgicamente en dependencia de una presents. cién de objetos, ampliada de modo sucesivo, en un experimento de apren- dizaje eeriado. Al realizarlo, no agotamos todas las posibilidades de ve riacién en la presentacién de los objetos, ya que la ejecucién del experi ‘ mento (aprendizaje-fases de prueba-cambio) consume mucho tiempo, y el esteblecimiento de los resultados va acompeiiado de un extenso anilisis, Para la mejor comprensién del problema, veamos antes una breve descrip cién de los requisitos del expetimento: a los sujetos se les da una lista de 30 sustantivos que deben aprender; éstes denotan objetos de una determi- nada esfera (por ejemplo, alimentos), que pueden ordenarse hipotictica ‘mente, y que permiten al ordenamiento hipotéctico determinados grades dt libertad. La presentacin seriada de Jos elementos de Ia lista que e “ be aprender f i ce! tipo one-plus-one-experiment de Mandler (1969), i. €, tacién, hasta que curio De 2 pene eas des act ae de la lista, e intercalaba una fare de poate nae rete ian eal : prueba que debia registrar repro” 'vamente la demostracién del ordenamiento categorial del conjunto de elementos respectivos que fueron presentades, Al eelonamente catego ola Ptesentados, Al ordenamiento cal le ont de aprendizaje y reproduccién de esta naturales Dusimos por base la hipétesis de recodificacién de G. A. Miller (1950 Esta suposicién de una formacién de chusnks, formulada originalmente s8)° para el almacenamiento de corta duracion, pusde tetra ee ana pple iene cone canacién, puede trasladarse por analogis a ordenami tegorial que tiene lugar aqui, siempre que ¢! némero de elementos categorizables a al exceda una magnitud que debe ser pre hipotests de la recodificacign significa entonces,trasledaa °) : ia al caso que nos cane at Pate larga duracién no atin en mayor detalle. La ocupa, Jo siguiente: si un proceso de Be sriento de la informacion se somete a condiciones Nemes Y Simacens- mentos contenides en una presentacién en serie de iinet afr dosicle: cualidades ordenadoras, éstos se emplean en la recodificacién de un archive desordenado, categorial, de items, presentado en forma esriada, Este proce. fg0 correspond entonces a un ordenamiento hipotéctco a partir de un inc ventario mnésico categorial ya preordenado, de un conjunto de objetos cofrecidos. Si se trata, como en el caso presente, de una presentacién suce- Sivamente ampliada de la informacién, que permite sélo un ordenamiento parcial, entonces 1a hipétesis de la recodificacién significa, ademas, que en el proceso de ordenamiento hay incluidos procesos de reorganizacién que entran en accign casi siempre a saltos y s6lo cuando el archivo ampliado de elementos exige un reordenamiento hipotictico, To cual va asociado por yegla general a un redimensionamiento parcial de los elementos terminales. Semejante proceso de recodificacién puede describirse de modo diferente. Para ello empleamos un indice de aprovechamiento de la estructura, que ‘en seguida se describira en detalle, Pero primero debemos decir algo sobre Ja metédica: Material, Los 30 items provienen de una esfera de objetos. Sdlo se ‘emples material con un alto grado de familiaridad, Los 30 items pueden ‘Grdenasse hipotdcticamente, y constituyen de este modo los elementos feominales de una estructura categorial, de la cual se ha de suponer que, si bien se halla estructurada de modo diferente, est4 representada en Ia memoria, La seleccién de los elementos se realiza de modo que los ele~ jmentos terminales de una estructura categorial, de ln cual se ha de supo- her que si bien se halla estructurada de modo diferente, esta representa- da en la memoria, La seleceién de Jos elementos s¢ realiza de modo que redinan en si por lo menos Jos elementos del nivel de un archivo de items, m thes elementos del nivel terminal. Se evitaron formaciones con prefijos ¥ sufijos que indicaron clasificaci6n, El nfimero y la geleecién de elementos fueron tales, que se produjo un escalonamiento hipotéctico profundo 4 nivelés jerarquicos. Principio de formacion de dio un numero ordinal en © yen al mismo tiempo Jos element «ada dos elementos de la serie con a un valor numérico, ¢] cual indica el in ‘calay ordinal, El ordenamiento en serie entre los ey paid . = tal, que el elemento k + 1 dela serie posee Ja simi tgs el llamado mz ch relacién gon Jos restantes elementos k, Como EDICT Ta gop one-plus-one experiment para demostrar 18 cone ac. im eno TOE nuevo elemento por Hegar no pudo tener lug 7 Ia serie, A fos niveles estructurales se les wrden descendente. Estos ordinales constitu vos de wna matrix estructural (Oij) que @ {Indice de posiciSn if (7 4.) es asigna tervalo estructural en un nivel es L—_ | en un lugar de posicisn menos Hamativa en la serie de = pagent efectos de aprendizaje, antes de cada nueva presenti de las series ce cambi6 ademas la secuencia de los elementos, de tal mag” (que se mantuviera amplizmente el principio de formacion de la serie, El experiment consists en una serie de fases alternas de aprendizae y prueba, Para probar el efecto de recodificacién, se empled en las facey de prueba el método de reproduccién asociativa, con el cual sblo pode ser asociado ua elemento del archivo de items de la serie oftecida hacia entonces. Para evitar los efectos de almacenamiento de corta duracisn, se aplicd una serie de comprobacién interpolada, Entre dos elementos sequj. dos de la serie de comprobacién se intercalaron problemas de aritmaticg tomades del test-Pauli, Los elementos de cada serie de comprobacién fus, ron ademés permutados con respecto a todas las series de aprendizaje y prueba precedentes, con el fin de evitar efectos de repeticién. El empleg del método de reproduccién asociativo tenfa por base la hipétesis de le fuerza de recodificacion minima, puesto que exigia el gasto minimo de ‘ordenamiento reproductive. E] andlisis de los resultados de la reproduccién se realizé para cada fase de prueba, y, de este modo, a cada paso del aprendizaje por separado Para evaluar el efecto de recodificacién se emplearon dos matrices de da- tos: una matriz de asociacién realizada (bin) ~cuyos elementos s6lo pue- den tomar valores entre cero y uno~ en la que da al indice de posicién del elemento de estimulo; j, el indice de posicién del elemento de reac- cién con respecto a una matriz estructural éptima (cia), cuyos elements ‘a su vez indican el intervalo estructural entre dos pares de elementos ter- minales con el indice de posicién i, j a nivel ordinario. El indice k indica el paso de aprendizaje. La matriz estructural es éptima en el sentido de que el proceso de recodificacién se verifica con un aprovechamiento maximo de Jae informaciones estructurales contenidas en el material de aprendizaje, acerca del orden subyacente. Esta matriz reproduce de modo aproximado 1 proceso de ordenamiento hipotactico -ligado a la experiencia y fijado en Ja memoria~ de los elementos de una esfera circunscrita de objetos (esfera de orientacién), Para investigar este proceso de ordenamiento en el individuo, se evs a cabo un ensayo postexperimental de ordenamiento con el fin de determinar 1a realizacién individual de las magnitudes cu Esto ocurrié mediante un método de agrupacién de objetos de acuerdo con el principio del ordenamiento categorial minimo y su sintesis paso a paso. A partir de este ordenamiento se reconstruyé regresivamente la matriz €° Ee optima por fase de aprendizaje (back-tracing method). ‘ara determinar los efectos de la recodificacién por fase de aprendizaje, Se formé un indice estructural normado, con la forma: se = (m= Ki) / (m ~ A), donde ® ¢ la suma de elementos méximos de fila de la matriz (cin); fx es 18 78 - ssma de elementos minimes de fila de la matiz (au), Ke a fa suma de todos los elementos ponderados dele won, Sto ‘io, mo factores de ponderacién en el paso de icin E ad del intervalo (0.1), con €x 0 p Ta magnitud se puede sélo tomar valores = 0 s6lo hay hay un aproveshamiento completa dela etetura en ta Es P reproduccién asociativa; 1 sélo si la reproduccién asociativa se verificata . militud estructural. con completa dish En relacién con el aprovechamiento estructural por paso de aprendizal (i), el numerador indica el aprovechamiento realizado indlvidualmente, . tanto el denominador indica el aprovechamiento maximo posible. Con este coeficiente es posible describir de modo aproximado el proceso de reco- dificacién ~dependiente del aprendizaje~ de un ordenamiento hipotactico ide elementos terminales. Una disminucién (decrecimients) abrupta de la magnitud sx por paso de aprendizaje, comresponde entonces a un profundo ‘cambio estructural con direccién a un proceso éplimo de formacién de la Setructura, E] proceso de cambio estructural gradual en el ordenamiento ‘fategorial se hace aun mas evidente, si se emplea en ex descripcién el co- ‘iente de diferencia de primer orden en lugar de la magnitud #, Loo méxi- mes relativos de la representacién grafica de un proceso ast descrito, 4ndican los estadios del proceso en os que tiene lugar una fuerte reorga- ‘nizacién (cambio de estructura) en el ordenamiento categorial (a ello cofresponde un paso de recodificacién relativamente maximc). Resultados. Los resultados alcanzados se basan en ¢l anilisis de 20 expe- simentos individuales. En la Figura 1 se muestran de forma grifica los ‘resultados experimentales, En el eje de las ordenadas se representa la tmagnitud de loo cocientes de diferencia por paso de aprendizae, y en el de las abscisas, los pasos de aprendisaje. Los cocientes de diferencia {fueron calculados sobre la base de los valores de expectacién presupuest por paso de aprendizaje, de las magnitudes hlladas empircanente, la tstimacién de los valores de expectacén supuestos de s+ He lugar Por medio de un procedimiento polinominal de compensacon ¢ U0 uae empfricas, Las curvas representadas en la gréfica nl oo condiciones experimentales. La primera condicién o oe teriza porque el proceso de ordanamiento cat L ingusdo de odo experimental, tenia por base sn archivo de 78 an i agenpron taste constelado, del conjunto de eleme : oe segundo epeienss de aprendizae (experiment ee os meee rH ee ia mee ae tarde en el curso del proceso 4 esto de que wn inventaso procesos de ordenamiento partia del PrestPl 7s BS a a0? -90s} 005 -00% 003} 092) Oot SO = 2 a id 6 8 Figura 1. El cambio del cociente de la diferencia de aprendizaje. 1 velor del cambio da ‘aproximadamente arrque eo presenta en cada paso de aprendizaje {recodificacl Clones, ver ol texto. de memoria preconstelado ~en las condiciones de aprendizaje y reproduc oe westableciias experimentalmente-, aumenta de forma considerable el cee namiento de un conjunto de items categorialmente desordenados, pre: Sintados en serie: aprovecha de modo mas ofective las informaciones estruc: ‘arales contenidas en el material de aprendizaje. La hipétesis de que en tate caso se trataba fondamentalmente de un efecto de constelacién puede hacerse plausible, ante todo, por el hecho de que Ja estructura que ha de formarse no puede presuponerse como un inventario de memoria exis- tente de antemano de modo preexperimental, ¢] cual de esta forma nece- ‘gta tan s6lo ser reactivado. En este sentido tenemos que ver con un proceso de formacién de memoria operativo, inducido de modo experimen: tal, e] cual actiia constelativamente en un archivo de memoria estructurado. Para comprobar este efecto de constelacién en el ordenamiento, el método de agrupacion categoria! en el ordenamiento, el métedo de agrupacién categorial ya mencionado precedia en tiempo al experimento de apron” dizaje. El verdadero proceso de aprendizaje y reproduccién sélo tuvo lugar 3 0 4 dias después. Ios resultados del experimento alcanzados ¢ embas condiciones sugieren una interpretacién en el sentido de 1a hips tesis formulada, Observemos las trayectorias de las curvas (Figura 1) eo detalle, La curva marcada con cruces describe el proceso de ordenamien’o bei Ja segunda oondicién experimental cxperimento de control) Aqui ha coe 2 siguiente: un ordenamiento categorial comienza aproxima- el duodécimo paso de aprendizaje, una primera transformacié eee en el transito del 17 al 18, una ulterior y altima en ¢) {rinsin del paso de aprendizaje 28 al 29. El nivel final alcansado 6 d “ ‘corresponde de modo aproximado a sx = 0,4, i. ¢. las infor” fen dependencia del p2s0 ty medida del cambio estructu. Para ottas explos. cjones estructurales sobre el orden categor motratrial Go aprendizaje, hasta el eee ce an stbcente contenidas en fizadas s6lo hasta a mitad aproximademente, izaje 30, han sido uti- ‘curva marcada con circulos deseril da pera. condiciea caperimenta (pea de fomacién dl orden bale fconstclacion). Aqui hay que tencr en cuenta iiecier alae ter de Fife dal aprendizaje relativemente temprato, en e coe oe dizaje 9 al 10, ocurre un primer , en el transite del paso de aprendiza)' P cambio estructural profund apmopia caida de la curva hasta el paso de aprenizaje 17 indica c i aompios graduates en la formacién de la estructura. Ottos ca rojo esr Cirales de menor dimension ccurren en el trinsito del 18 alto, y eet 2 tare En el paso de aprendizaje 29 y en el 30 no se verfice pind al ucturales ulteriores. El nivel final aleanzado en la Tormacién del onde. ciyoiento corresponde aproximadamente a sx = 0,04, te, las ‘nieeae. mi estructurales contenidas en el material de aprendizaje han sido utili- Megas en Su tolalidad hasta ol final del experiments, La forma final del 2Sgnamiento categorial cortesponde en gran medida a la estructura hipo- Stica del conjunto de elementos categorizables, formada en el ensayo de orden preexperimental (proceso de preconstelacién). Este desarrollo uede interpretarse come el efecto ordenador de un archivo de memoria preconstelado. “A pesar de toda Ta prudencla mostrada en relacién con la interpretaci6n dada a los resultados experimentales alcanzados, puede al menos inferirse {partir de ellos Io siguiente: de servir de base un archivo de memoria (prejconstelado correspondiente a las exigencias (del experimento), enton- ze este archivo de memoria formado operativamente se reactiva de acuerdo on las exigencias especificas, y es utilizado como base informative para {] ordenamiento. Una formulacién de esta proposicién generalizada de Snodo adecuado seria entonces: las estructuras cognitivas son eficaces en Ja medida en que se definan operativamente. Ellas forman ¢l archivo activo de la memoria, el cual contrasia con un archivo residual no marcado de snanera operativa, pero potencialmente constelable a la par que estructural ¢ inextricablemente unido a éste. FORMACION Y EFECTO DE LAS REPRESENTACIONES INTERNAS EN EL PROCESO DE SOLUCION DE PROBLEMAS ‘H, Sypow La investigacion de los determinantes internos § eaters da pra del proceso de solucién de problemas ha demostrado ° wroceso del pen la importancia particular de las fases tempranss © 5 81 Han sido investigados it Sareea la aneats de lag «diss de meta, el reconocimiento de las condiciones para a a cee sdeate is gon probadas y conducen a pasos anticipados de correccién. Asi, 1y = son en de metas y el alisis de Jas condiciones se consideran con fre guencia integrados. En diversos autores estos conceptos se encuentran tg. See en grado sumo con la formacién de la base de la orientacién, con'y Safle en modelos internos, o con Je formacién de representaciones intemay Ge problemas, Ellos constituyen et fundamento para el estudio de la ry, Sen mutua entre la estructura objetiva del problema, el nivel de conss. nientos de quien resuelve el problema y la actividad en la que una repr. fentacién de meta se forma, y se realiza mediante un cambio intencionady del medio, Estos mismos conceptos se consideran a la par estrechamente ‘Asociados al concepto de tipo de problema, que se ha tratado de sistema. tizar de modos distintos en Ja literatura, a menudo mediante oposicionss como: problemas bien definidos - imprecisamente definides, cerradcg - abiertos, divengentes ~ convergentes, concretos ~ abstractos, Entendemos las fases tempranas en el proceso de eolucién como wm proceso de dos etapas, en el que primeramente se crea una representa ciéa intema del problema, y en segundo lugar se determina una entre varias estrategias de solucién posibles. Este es un proceso que puede verificarse varias veces; Jas estrategias probadas conducen a la correccién de la re. presentacién intema, y con ello a veces también al cambio de plantes- miento inicial del problema. El efecto y formacién de las representaciones internas puede analizarse mediante dos procedimientos. Con el primero, en condiciones experiments. Jes relativamente abiertas, poco limitadas, se sigue el desarrollo y transfor macién de la representacién, El peso principal lo tiene aqui la identifice- cién de Ja representacién interna: la meta formada y ¢l modo de reflejo de tas condiciones para alcanzar la meta. En el segundo procedimiento, en ‘condiciones limitadas, asequibles a la variacién experimental, se creat formas especificas de xepresentaciones internas. El peso principal se et cuentra entonces en el andlisis del efecto de la representacién interna sobre el proceso de solucién de problemas. = primer lugar, los problemas més importantes relacionados con estos procedimientos conciemen ~al cambio cualitativo de la representacién interna mediante un cambio del tipo de problema y de meta; ~al cambio dentro de un tipo de problema dado, que se expresa a través del cambio de estrategia, y que puede atribuirse a la diferenciacién, lim! fata ¥ sondensaciéa dentro de la representacién (Klix, 1971). a el segundo procedimiento se suscitan los problemas de: 1a clasificacién de los problemas segiin su tipo: a ~ i conveniente de Ja presentacién de la informaciéns 8 efectivo de obtencién activa de informacién, 82 samiento. En aiios pasados, en la seceién d poldt en Berlin, se han llevado area Ha de la Universidad de Hum de estos problemas, buscan su solucion tednog @ Sets due se ocupan conclusiones para el desarrollo favorable de Ino