P. 1
El ser humano: naturaleza y cultura

El ser humano: naturaleza y cultura

|Views: 1.743|Likes:
Publicado poralbertofilosofia

More info:

Published by: albertofilosofia on Mar 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/11/2015

pdf

text

original

UNIDAD 6: EL SER HUMANO: NATURALEZA Y CULTURA

LA DIMENSION BIOLOGICA DEL SER HUMANO 1. El origen de la vida: de la teoría de la generación espontánea de Aristóteles a la hipótesis de la química prebiótica (Oparin: la vida surge de compuestos inorgánicos a partir de hidrógeno, metano y amoniaco en reacción con los rayos solares) y a la decantación de los aminoácidos por Miller (información genética con replica de ADN) 2. Teorías evolucionistas: Fijismo (Linneo): taxonomía naturalista: jerarquía de parentesco por género y especie Lamarck (Filosofía zoológica): en su adaptación al medio las especies desarrollan progresivamente órganos útiles que se consolidan por herencia de caracteres adquiridos Darwin (El origen de las especies): proceso de selección natural de los más aptos (las variaciones ventajosas generan nuevas especies: todas provienen de un tronco común) Mendel (principios de las leyes de herencia) y Hugo de Vries (mutacionismo genético) Teoría sintética (Huxley/Dobzhansky): combinación de evolucionismo darwiniano con las teorías mutacionistas y los descubrimientos de la biología molecular (Watson/Crick) 3. Fundamentos de la evolución:lucha por la existencia, adaptación al medio, mutación genética (cromosómica y recurrente), selección natural (estabilizadora y direccional), conservación de variables favorables y especiación (gradualismo o equilibrio puntuado) 4. Pruebas de la evolución: a partir de la genética, biología molecular, paleontología... Taxonómicas, embriológicas, paleontológicas, biogeográficas, bioquímicas, anatómicas 5. El origen de la especie humana: Ontogenesis (desarrollo embrionario) vs Filogénesis (desarrollo de la especie) Primates antropoides, tribu catarhina, familia hominidea, genero homo, especie sapiens Del ardipithecus al australopithecus (anamensis, afarensis, africanus) y al paranthropos Del homo habilis y el homo rudolfensis al homo ergaster y al homo erectus (fuego) Del homo antecesor a las variaciones neardenthaensis y sapiens (modelos explicativos) 6. Procesos de hominización: bipedismo, liberación de las manos, teleencefalización. (transformación de estructura craneal y mandibular, talla y peso, obliga al nomadismo) Bielicki señala: posición erecta, expansión del cerebro, receptividad sexual, retraso de la ontogenia, caza organizada, cultura lítica, pensamiento simbólico, organización social Factores internos: dieta, parto adelantado; factores externos: medio ambiente, migración Sociogénesis: división de Morgan en periodos de salvajismo, barbarie y civilización Estudios de lenguaje, cultura lítica, rituales mágicos y funerarios, rudimentos artísticos (Diferenciar proceso de hominización de proceso de humanización o antropogénesis) 7. El lenguaje y la capacidad simbólica: Capacidad técnica: fabricar instrumentos (modificar el entorno y satisfacer necesidades) Capacidad simbólica: expresarse por medio de símbolos que representan otra realidad (teorías: mutación genética, aumento de capacidad intelectual, uso de señales gestuales) Un libro para disfrutar: Harris,M. Vacas, cerdos, guerras, brujas (Alianza 1998) Una película para ver: Apocalipto de Mel Gibson (Universal 2007)

FILOSOFIA Y CUIDADANIA 1º BACHILLERATO
LA DIMENSION CULTURAL DEL SER HUMANO 1. La evolución cultural: Naturaleza: constitución biológica (características biológicas y comportamentales) Cultura: modo de adaptación eficaz propio del hombre (por transmisión y asimilación) (Cultura material y cultura mental. Subcultura y contracultura. Cultura vs civilización) Técnica: transformación de las cosas para crear un margen de seguridad (adaptación) Lenguaje: funciones: representativa (símbolos) expresiva (síntomas) apelativa (señales) 2. Contenidos fundamentales de la cultura humana: Descriptiva: los contenidos culturales explican y representan la realidad del ser humano Práctica: proporcionan pautas para la acción y enseñan a realizar tareas de forma eficaz Valorativa: sentimientos de atracción o rechazo, desarrollar normas éticas y políticas 3. La diversidad cultural: Multiculturalismo: la identidad cultural provoca enfrentamientos: exige reconocimiento (multiculturalismo: autonomía/polietnicidad: integración/ grupos marginales: respeto) 4.Respuestas ante la diversidad cultural: Etnocentrismo: analiza otras culturas desde la propia, que sirve como medida de valores (preservar los rasgos de la cultura propia: racismo, xenofobia, chovinismo, aporafobia) Relativismo cultural: analizar las diferentes culturas desde sus propios valores (emic) (conservar las tradiciones para no perder la memoria histórica: posible estancamiento) Universalismo: defiende rasgos universales que deben extenderse a todas las culturas (puede favorecer las desigualdades económicas y liquidar las identidades culturales) Interculturalismo: encuentro entre culturas en pie de igualdad que buscan la integración Diálogo entre culturas: relativismo (cada cultura es como es y no deben interferirse) vs universalismo (existen valores universales derivados del contacto entre estas culturas) 5. Polémica sobre la posmodernidad: Polémica entre autores modernos y posmodernos respecto de la diversidad cultural: (libertad y racionalidad del ser humano moderno frente a culturas menos desarrolladas) 6. Dinámica de la cultura: Mutación cultural: introducción de nuevos contenidos (por invención o por errores) Transmisión cultural: influencia cultural vertical (pasa de generación en generación) Difusión o contagio cultural: adopción de elementos culturales ajenos como propios Deriva cultural: fragmentación de una cultura en grupos que se hacen independientes Selección cultural: mantener las innovaciones culturales eficientes y desechar el resto 7. Tensión naturaleza cultura: La realidad biológica y la existencia cultural generan malestar cultural (Freud, Fromm) 8. La persona: Edad Antigua: prósopon (máscara), persona (el que mira hacia adelante, personalidad) Edad Media: persona (el ser humano como creación de Dios, en tanto que Trinidad) Edad Moderna: persona como fin en sí misma(libertad, racionalidad e independencia) Rasgos característicos. valor (pero no precio), dignidad, libertad y compromiso ético

1

PRINCIPALES TEORIAS SOBRE EL ORIGEN DE LA VIDA Distintas civilizaciones han construido elaboradas cosmogonías para explicar el origen de la vida, grandes relatos en los que Dios, o los dioses creaban de la nada (cristianos), o bien ordenaban la materia inerte ya existente (griegos). Aristóteles postuló la teoría de la generación espontánea de la vida: la vida nace de materia en descomposición. Hasta la llegada del siglo XIX no se constataría la existencia de microorganismos en el aire (Leewenhoek, Pasteur) que desmontarían la teoría y contemplan la posibilidad de que la vida surja por reacción química en una charca caliente, en presencia de todo tipo de sales de amonio y ácido fosfórico, de luz, calor, electricidad… (Darwin). A partir de 1930 Oparin y Haldane desarrollan la hipótesis de la química prebiótica: la vida surge de compuestos inorgánicos. En 1956, S.Miller confirma que la suma de hidrógeno, metano y amoniaco en contacto con los rayos solares genera moléculas orgánicas (aminoácidos) a partir de los cuales se generan las proteínas. En la actualidad se manejan varias tesis: algunas derivan la vida del ARN y del ADN (Watson, Crick); otros acuden a la astrofísica y al estudio de los restos de aminos hallados en meteoritos. LA EVOLUCION DE LOS ORGANISMOS En la Grecia clásica podemos observar ya las primeras pistas evolucionistas. Así, Anaximandro defendía que todos procedemos de los peces y que la diversidad de formas biológicas es el producto de unos antecedentes comunes. Durante la Edad Media, y casi hasta los tiempos de Darwin, se creía que todas las especies eran inmutables y que habían sido creadas por Dios al principio de los tiempos tal cual las conocemos hoy día. La tradición bíblica explicaba el origen del ser humano acudiendo a la teoría creacionista, que se sustentaba en una interpretación literal del libro del Génesis. Estas concepciones partían de un supuesto fijista. En el siglo XVIII, el creacionismo fijista tuvo defensores como Carl von Linneo y Georges Cuvier. Sus trabajos fueron decisivos en el terreno de la historia natural. Consideraban que el proceso de adaptación de los individuos al medio es resultado o producto de un diseño inteligente, lo que evidenciaba la existencia de un creador detrás del proceso de la vida. Las teorías que explican la selección natural constatan los siguientes hechos: en primer lugar, que las especies vivientes, entre ellas el ser humano, descienden de antepasados comunes, están emparentadas entre sí y cambian con el tiempo; en segundo lugar, intentan reconstruir las relaciones de parentesco entre unos organismos y otros, y la separación de ramas diferentes que originan especies distintas (por ejemplo, el hombre, el chimpancé y el orangután); en tercer lugar, pretende explicar las causas de la evolución y analizar los mecanismos que la modulan: la selección natural, la herencia genética, la mutación de los genes o la organización del ADN. En la actualidad, los científicos admiten la evolución como un hecho probado. Esta idea ilumina todas las disciplinas biológicas, desde la embriología a la genética, pasando por la ecología. Por supuesto, también ha dejado su huella en la psicología.

TEORIAS EVOLUCIONISTAS Las principales teorías que explican la evolución son las siguientes: 1. Lamarckismo. La primera teoría de la evolución biológica fue expuesta por el naturalista Lamarck (1774-1829), en su obra Filosofía zoológica (publicada en 1809). Estas son las principales tesis lamarckistas: Todas las especies evolucionan de forma gradual y continua, siguen una progresión ascendente hacia su mayor complejidad. Los grupos de organismos no tienen un antecesor común, sino que proceden de líneas evolutivas independientes. La función crea el órgano; es decir, el ejercicio de los órganos produce su desarrollo y perfección y si no se usan tienden a atrofiarse y desaparecer. Así las jirafas tienen un cuello largo porque ha ido creciendo durante generaciones para alcanzar los árboles. Los caracteres adquiridos se transmiten por herencia. Los órganos de los animales se hacen más fuertes o débiles por el uso o el desuso y se transmiten de padres a hijos. En la actualidad se rechaza esta teoría porque se piensa que un carácter adquirido no puede heredarse; es decir, no se acepta que la información que un individuo acumula sobre su medio resulte transmisible por los genes. Tampoco se admite su concepción finalista de la evolución. 2. Darwinismo. Charles Darwin (1809-1882) expuso en su El origen de las especies (1859) sus principales tesis, aunque tampoco debemos olvidar la importancia de su La descendencia del hombre (1871). Su teoría se basa en extensas observaciones de diferentes animales y en el papel que desempeña la selección natural en el diseño de los organismos. He aquí un breve resumen de sus ideas: La evolución. Las especies no son algo fijo e inmutable, sino que varían adaptándose al ambiente en que viven. Existe la posibilidad de que aparezcan nuevas especies. Igual que Lamarck, considera que este proceso de cambio es lento y gradual. Sin embargo, Darwin defiende que la evolución resultado del azar (variaciones en los individuos) y la necesidad (modificaciones en el medio ambiente). La ascendencia común. Los diferentes tipos de organismos descienden todos de antepasados comunes. En el mundo existe una gran diversidad de especies vegetales y animales, y todas ellas, incluido el ser humano, proceden de especies anteriores por evolución. La continuidad de las especies es una de las razones para investigar el comportamiento animal. La selección natural o supervivencia del más apto. Darwin nos muestra que, en tanto que se producen más individuos que los que pueden sobrevivir, tiene que haber en cada caso una lucha por la existencia. Los individuos cuyas destrezas se adaptan mejor a los desafíos de la naturaleza tienen más probabilidades de sobrevivir y transmitir esas características a sus descendientes. Ese proceso de cambio en las especies (incluso la aparición de especies nuevas) se repite una y otra vez con el paso de las generaciones.

2

Las observaciones de Darwin tienen que ver no sólo con las características físicas, sino también con las expresiones emocionales y la inteligencia, que puede evolucionar como lo hacen los rasgos físicos. Si esta suposición es cierta, entonces una investigación detallada de la conducta animal es fundamental para la comprensión. Así explica Darwin el ejemplo del oso hormiguero: dentro de una misma población existen individuos con distinta longitud de lengua (variabilidad genética). Los osos con lenguas largas alcanzan más fácilmente a las hormigas dentro de sus hormigueros, por tanto, tienen más probabilidades de supervivencia (selección natural). Cuando éstos se reproducen, dejan una descendencia con su característica «lengua larga» que resulta ser más abundante que la de los otros con lenguas cortas Con todo la teoría de Darwin mostraba un punto débil: la falta de un mecanismo que explicara de forma coherente el proceso de la herencia. Fue entonces cuando el monje agustino Gregor Mendel (1822-1884), mediante la realización de experimentos con guisantes en el jardín de su monasterio en Brno (Moravia, República Checa), demostró que los caracteres hereditarios estaban determinados por factores específicos, llamados elemente y conocidos hoy como genes. A comienzos del siglo XX, la investigación genética demuestra que el progreso evolutivo depende de las mutaciones. En 1901, Hugo de Vries distingue dos tipos de variaciones: las mutaciones, que son alteraciones producidas en los organismos vivos y transmitidas por herencia, y las modificaciones , originadas por los cambios ambientales y que no se heredan. 3. Teoría sintética neodarwinista. La teoría sintética de la evolución se encuentra expuesta en la obra de Theodosius Dobzhansky, Genética y origen de las especies (1937), y fue desarrollada posteriormente con datos aportados por la paleontología, la zoología y la biología molecular. Según esta teoría, los mecanismos de la evolución son: las leyes de la herencia de Mendel, las mutaciones y la selección natural. Así, Las mutaciones son las variaciones producidas en el patrimonio genético de una especie, asociadas a la reproducción sexual y que originan distintos caracteres externos (variabilidad genética). Todas las mutaciones se producen al azar, sin que se prevea el beneficio o perjuicio que puedan tener sobre el individuo. La selección natural favorece el aumento de los genes que proporcionan a sus portadores mayor eficacia biológica (capacidad superior para transmitir sus genes a otras generaciones) en un ambiente determinado. Las especies no son conjuntos de individuos con características fijas, sino más bien grupos de poblaciones que poseen un fondo genético común y son capaces de reproducirse entre sí. En resumen, el azar produce cambios y la selección natural (la presión ambiental) determina qué variantes son ventajosas y cuales no lo son. Los cambios ambientales prescriben qué variaciones genéticas serán favorecidas y cuales no. Por tanto, la evolución está determinada por el azar y la necesidad.

PRUEBAS DE LA EVOLUCION La teoría de la evolución es una explicación de carácter científico, basada en datos obtenidos por observación, que nos permite descubrir que la aparición y diversificación de las especies es un proceso natural. La genética, la biología molecular, la paleontología y otras disciplinas presentan una serie de hechos que sólo podemos explicar si se admite la evolución de los seres vivos. Pruebas taxonómicas: la taxonomía es la ciencia que clasifica los seres vivos mediante la agrupación en clases, órdenes, familias, géneros, especies, etc… Cada categoría taxonómica engloba grupos afines que probablemente tienen idéntico origen evolutivo. Las especies se diferencian entre sí no sólo por el tamaño, la forma y el estilo de vida, sino también por la composición del ADN, donde se encuentra la información genética. Pruebas embriológicas: durante el desarrollo embrionario de algunos organismos se observa una uniformidad, que no se manifiesta en la edad adulta. Las características semejantes de los embriones indican la existencia de un ancestro común, del que se originaron mediante procesos evolutivos diferentes. Pruebas paleontológicas: la paleontología es una ciencia que estudia los restos fósiles de animales y vegetales que vivieron en otras épocas, cómo se desarrollaron y qué relaciones mantenían con el medio. En algunos fósiles se observan caracteres morfológicos que van cambiando y la progresiva complejidad de los seres vivos. Pruebas biogeográficas: se fundan en la distribución geográfica de las especies. Cuanto más alejadas están dos zonas, más diferencias presentan su fauna y su flora. Lo mismo ocurre cuando existen barreras geográficas que impiden el cruce, por ejemplo, entre los pinzones de las islas Galápagos. Originarios de una única especie que colonizó el archipiélago, los descendientes quedaron aislados en las diferentes islas, cada una de las cuales (al tener unas condiciones ambientales distintas), originó una gran diversificación que ha llegado a incluir catorce especies diferentes. Pruebas bioquímicas: la bioquímica resalta que todos los seres vivos tienen en común el código genético y las mismas familias de compuestos orgánicos. Todas las reacciones metabólicas que se desarrollan en los seres vivos, así como la composición química de éstos, son de una gran similitud. Pruebas anatómicas: se basan en el estudio comparado de las formas y estructuras de órganos de diversas especies, con el fin de observar analogías y homologías y establecer relaciones de parentesco. Fruto de la evolución convergente son los órganos análogos, es decir, aquellos que a pesar de tener estructuras diferentes y distinto origen, realizan la misma función, por ejemplo: las alas de un murciélago y las de un insecto. Fruto de la evolución divergente son los órganos homólogos, aquellos que tienen un mismo origen embriológico y por ello la misma estructura interna, pero cuya forma externa y función son distintas; por ejemplo, las extremidades anteriores de una rata y las de un murciélago.

3

EL ORIGEN DE LA ESPECIE HUMANA Hace unos 65 millones de años, tras la completa desaparición de los dinosaurios comenzó la expansión de los mamíferos, que se diferencian en tres grandes grupos: los ovíparos (el ornitorrinco), los marsupiales (el canguro), y los placentarios, como los primates, entre los cuales debemos incluirnos. Estos primates evolucionaron hace unos 50 millones de años y se diversificaron en dos ramas: prosimios (primates inferiores) y antropoides (primates superiores). Las investigaciones realizadas por la paleontología, la anatomía comparada, la antropología y la bioquímica nos permiten establecer un parentesco común entre dos familias de primates: los póngidos (gorila y chimpancé) y los homínidos. Si bien los estudios más primitivos de nuestra evolución están sometidos a debate, casi todos los paleoantropólogos aceptan hoy en día la siguiente secuencia: Australopithecus–Homo habilis –Homo erectus –Homo neardenthal – Homo sapiens El ser humano desciende por evolución de otras especies inferiores que lo precedieron en el proceso de filogénesis. La hominización es el proceso evolutivo biológico seguido a partir de los animales primitivos hasta la aparición del Homo sapiens sapiens. Las características fundamentales de ese proceso son: Bipedismo: la posición erguida y la marcha bípeda fue posible gracias a las modificaciones esqueléticas, que afectan a la columna vertebral y probablemente al desarrollo del cerebro. Liberación de las manos: una consecuencia del bipedismo es la liberación de las manos de toda función locomotriz y su progresiva especialización en la manipulación de objetos y construcción de instrumentos, con la consecuente liberación de la boca de funciones aprehensoras y manipuladoras. Cerebración: la integración de los estímulos sensoriales y las acciones motoras es una de las características de la hominización, puesta de relieve al comparar el cortex de distintas especies animales. El aumento del volumen del cráneo (y por tanto de la masa encefálica), y la disminución de la cara son características ligadas a la cerebración humana, sin la cual la inteligencia y el lenguaje no se hubieran desarrollado. Nacimiento inmaduro: otra característica de la especie humana es la inmadurez de los individuos en el nacimiento, por lo que necesitan un largo período de cuidados, adiestramiento de capacidades y habilidades y aprendizaje de la propia cultura. Ecumenismo: la familia de los homínidos culmina su evolución con la constitución de una sola especie, la ampliación de su hábitat hasta ocupar casi toda la Tierra, y la adaptación de la naturaleza a sus necesidades vitales. Algunos de estos rasgos, como el gran volumen cerebral, el desarrollo lento y la capacidad para utilizar objetos naturales como instrumentos, son características de nuestros parientes más próximos: chimpancés, gorilas y orangutanes, aunque en un nivel muy inferior de desarrollo.

EL LENGUAJE Y LA CAPACIDAD SIMBOLICA El desarrollo cerebral de la especie fue el elemento que hizo posible la aparición de las capacidades técnicas y simbólicas del ser humano: Capacidad técnica: es la capacidad de fabricar y utilizar instrumentos para modificar el entorno y satisfacer nuestras necesidades. Tanto las toscas herramientas de piedra del Paleolítico como el láser son consecuencia de la capacidad técnica del ser humano (a lo largo de la historia puede apreciarse un aumento del grado de eficacia y sofisticación de los métodos y productos técnicos) Capacidad simbólica: es la capacidad que posee el ser humano de crear y expresarse por medio de símbolos, signos que están en lugar de otra realidad a la que representan y sustituyen. Los símbolos son convencionales: no mantienen ninguna relación causal ni de semejanza con la realidad a la que representan, son establecidos por acuerdo entre las personas. Una manifestación fundamental de la capacidad simbólica que acabamos de ver es el uso del lenguaje articulado. Gracias al lenguaje, el ser humano es capaz de realizar generalizaciones y abstracciones, y referirse a realidades pasadas, futuras o imaginarias. Los animales, aunque pueden emitir y entender signos que expresan emociones básicas, como dolor, alegría, temor, rechazo o atracción, no pueden expresar realidades más complejas como instrucciones, teorías, reglas o valoraciones. Existen diversas teorías acerca del origen del lenguaje tal y como lo conocemos hoy. Se supone que el lenguaje articulado ha derivado de un primer lenguaje gestual, con el que los homínidos se comunicaban a partir de gestos más o menos acompañados de sonidos. ¿Cómo, cuando y por qué los gestos dieron lugar a la comunicación articulada? Una mutación genética habría causado esta especialización. En cualquier caso, habría sido múltiple y comportaría un largo proceso, pues habría debido producir cambios en la organización del cerebro, el conducto vocal y el sistema auditivo. No parece posible que todas las adaptaciones neurológicas que facilitan el lenguaje se deban a una única y aislada mutación. El aumento progresivo de la inteligencia general favorecería la aparición y crecimiento de la capacidad simbólica y lingüística. La generalización de señales gestuales de alarma o aviso provoca que éstas se vayan combinando paulatinamente con señales vocales. La utilización de estas últimas haría que fueran imponiéndose y finalmente originarían un lenguaje exclusivamente vocal que simbolizaría objetos y situaciones (“comida”, “enemigo”…) Es posible que las teorías anteriores sean complementarias y, lejos de excluirse unas a otras, compongan una explicación multicausal del origen del lenguaje. George Miller comenta que para que se iniciara el lenguaje en los homínidos tuvieron que darse: una predisposición para comunicarse, la capacidad de emitir sonidos, la inteligencia necesaria para aprender a poner nombres y relacionar entre sí clases de objetos y fenómenos y la sensibilidad a las diferencias de orden en la secuencia de sonidos.

4

LA EVOLUCION CULTURAL No basta con atender a la evolución biológica del ser humano para saber por qué somos lo que somos, ya que la propia evolución produjo la aparición de un atributo que aún especifica más nuestro ser: la dimensión cultural. Trataremos de ver en qué sentido la cultura es el principal factor humanizador, y para ello tenemos que definir qué es cultura y constatar las diferencias entre la llamada cultura animal y la cultura humana, para luego avanzar a sus contenidos fundamentales y a las diversas posturas que pueden darse Si la dimensión biológica y genética con la que venimos al mundo constituye lo que consideramos nuestra dimensión natural, nuestra dimensión cultural está compuesta por todo aquello adquirido socialmente: conocimientos, técnicas, hábitos, normas y formas de vida. Consideramos que la cultura es el conjunto de informaciones adquiridas a través del aprendizaje social. Así entendida, no podemos afirmar que la cultura sea exclusiva del ser humano. También los animales, incluso los que nos son primates, tendrían algún tipo de cultura, ya que son capaces de transmitirse conductas sociales nuevas. Además, conforme las diferentes líneas evolutivas se aproximan a nosotros, su dotación para lo cultural mejora extraordinariamente. Sin embargo, hay que diferenciar estas formas de cultura de la cultura humana. Si bien la adquisición de nuevas conductas en los animales es social, la forma de aprendizaje es la imitación. En el ser humano, aunque la adquisición de nuevas conductas se puede dar por imitación, existe una forma de transmisión cultural que es específicamente suya: la transmisión a través del lenguaje, el modo más evolucionado de comunicación, a partir de la cual los sonidos se estructuran para dar lugar a sílabas, palabras, oraciones... El lenguaje permite el pensamiento y la comprensión de la realidad y la especie humana puede transmitir la información sin que sea necesario el contacto directo entre los miembros del grupo. El lenguaje permite la transmisión y asimilación de las nuevas conductas, técnicas, conocimientos o información a distancia. Y así, los nuevos contenidos culturales se heredan de generación en generación, se acumulan y se incrementan con el paso del tiempo. El lenguaje es la causa del carácter acumulativo de la información cultural y la principal diferencia entre el hombre y el resto de los animales. Si las comparamos, la nuestra destaca por su gran dinamismo, variedad y riqueza. Ahora podemos matizar la definición de cultura que dábamos antes, de manera que ésta sea algo específicamente humano. Decimos que la cultura humana es el conjunto de informaciones adquiridas socialmente y transmitidas mediante el lenguaje. ¿Qué supone para el ser humano esta segunda naturaleza que es la cultura? Como ya hemos visto, los organismos se adaptan al medio por selección natural, de manera que los cambios genéticos se mantienen según su eficacia en la supervivencia. El ser humano, sin embargo, gracias a la cultura puede adaptarse modificando su propio entorno, de manera que éste le sea más favorable y le permita satisfacer sus necesidades y garantizar su supervivencia, decimos que la cultura tiene un valor adaptativo. Esto es lo que ha ocurrido a lo largo de la historia, es decir, la adaptación cultural ha sido más frecuente y significativa que la adaptación genética.

CONTENIDOS FUNDAMENTALES DE LA CULTURA HUMANA Partiendo de la definición de cultura dada, hemos de considerar que ésta reside en los individuos, puesto que los contenidos culturales se almacenan en el cerebro. Sin embargo, las informaciones culturales que cada individuo posee son compartidas por los distintos miembros de un mismo grupo. Pero ¿qué clases o tipos de información se pueden distinguir en la cultura humana? Jesús Mosterín enumera tres tipos básicos: TIPO CARACTERISTICAS EJEMPLO -La etiqueta de un jersey Descriptiva -Explican y representan la realidad. -Permiten comprender el funcionamiento nos da información sobre y las características de nuestro entorno. el fabricante, la talla, la -Se pueden agrupar en varios tipos, composición... según el grado de certeza y objetividad que proporcionan: ciencia, creencias, mitos, leyendas... -Proporcionan pautas para la acción. -Saber confeccionar un Práctica jersey. -Enseñan a realizar tareas de forma eficaz. -Saber como lavarlo: a -Capacitan para el desarrollo de técnicas mano o a máquina, con de modificación del entorno. lejía o jabones neutros... Valorativa -Originan sentimientos de atracción o de -Preferir un tipo de jersey rechazo hacia lo que nos rodea. a otro por estas de moda. -Permiten valorar lo que nos rodea como -Valorar negativamente la bienes deseables y dignos de estima, o moda como un hecho como todo lo contrario. superficial y consumista. -Posibilitan la posesión de normas, -Rechazar el comercio con prejuicios y valoraciones etico-políticas abrigos de pieles. DIVERSIDAD CULTURAL La cultura constituye un rasgo diferenciador del ser humano. Hay que constatar que no hay una sola cultura, sino muchas: rural, urbana, oriental, musulmana, cristiana, latina, protestante, americana... Esta pluralidad se conoce con el nombre de diversidad cultural. Las grandes ciudades contemporáneas como New York, Hong Kong, y también Madrid, Barcelona... son ejemplo de convivencia entre etnias diferentes y diversas procedencias La variedad de culturas es consecuencia de una característica propia del ser humano: el hombre, a diferencia de los animales, es un ser abierto, cuenta con un gran número de posibilidades de realización. Frente a los animales, el ser humano posee libertad para determinar su propia conducta e inteligencia para elegir la respuesta que le parece más adecuada cada caso. Por eso los distintos pueblos han creado su propia forma de vida. A lo largo de la historia, el aislamiento y la falta de contacto entre los distintos grupos ha favorecido la diferenciación. El hecho enfrentarse a situaciones problemáticas, desde circunstancias y posibilidades distintas, ha propiciado esta pluralidad o diversidad.

5

POSTURAS ANTE LA DIVERSIDAD CULTURAL Cuando las personas se encuentran ante formas de vida, creencias, conductas y costumbres distintas de las suyas, reaccionan de múltiples maneras. Las más comunes: Etnocentrismo: Actitud adoptada por los que juzgan y valoran la cultura de otros grupos desde criterios y creencias de la propia cultura. Desde la seguridad de que la suya es la buena, se desprecian y critican elementos culturales diferentes y extraños. Esta actitud está en la base del imperialismo o la colonización. Puede degenerar en: Racismo: creencia que se basa en la consideración de que hay razas superiores a otras, es decir, que hay razas humanas y razas subhumanas. Se manifiesta en cualquier comportamiento que fomente la marginación y el aislamiento del un grupo por su raza Xenofobia: actitud de desprecio y rechazo hacia lo extranjero, diferente o extraño. A menudo es una actitud emocional producida por el miedo o la angustia. En ocasiones esta actitud se sostiene en la aporafobia, desprecio o rechazo del pobre, no del rico. Relativismo cultural: Postura que considera que es imposible comparar o evaluar las características de las distintas culturas; se basa en la creencia de que toda cultura tiene valor en sí misma, ya que todos los elementos que la forman se comprenden y explican por una lógica interna que al observador externo le es difícil de captar. El riespo o inconveniente de esta postura es que suele servir como excusa para la pasibidad e inacción ante actos injustos e inhumanos. Universalismo: Postura que propone un rechazo de las actitudes etnocéntricas para evitar que unas culturas se impongan a otras, basándose en un diálogo real que facilite la convergencia de aquellos rasgos culturales que han demostrado su eficacia: la organización democrática de la sociedad, el respeto a los derechos fundamentales, la igualdad de oportunidades o el aprecio de valores como la libertad o la solidaridad. Para sus defensores, estos rasgos merecerían convertirse en rasgos universales, es decir, extenderse a todas las culturas. Pero esto no significa que las características de cada pueblo deban desaparecer, pues nos privaría de una gran riqueza cultural. Para sus detractores, el universalismo es una especie de etnocentrismo camuflado y una manera de entender el mundo característica de la cultura occidental, bajo la que se esconde un proceso homogeneizador subordinado a la globalización económica. Esto supone un aumento de las desigualdades y favorece la liquidación de las identidades culturales particulares y la erosión de muchos derechos sociales. Interculturalismo: Esta posición nace del reconocimiento de la diversidad cultural como un hecho enriquecedor, ya que puede ayudarnos a entender mejor el mundo y a nosotros mismos. Se basa en la consideración de que es posible y deseable la convivencia pacífica y armoniosa de distintas formas de vida, y apuesta por la tolerancia y el diálogo respetuoso entre las diversas creencias y costumbres. En la actualidad, el gran alcance de los medios de comunicación está borrando las distancias y acabando con el aislamiento: estamos ante una convergencia cultural sin precedentes, que puede llevar a fenómenos de contagio cultural o asimilación cultural.

POLEMICA SOBRE LA POSMODERNIDAD El choque entre la situación de diversidad y la tendencia actual hacia la convergencia ha producido un debate sobre si es deseable o no que la humanidad se aproxime a una misma meta. Esta discusión se conoce como polémica sobre la posmodernidad. Los filósofos modernos y posmodernos discuten en la actualidad si es posible, pero sobre todo si es aconsejable, promover y fomentar una convergencia de todas las culturas humanas. En el fondo de la polémica hay unos presupuestos completamente distintos: MODERNOS POSMODERNOS Lyotard, Vattimo, Rorty. Representantes -Ilustrados: Kant, Voltaire... -Neoilustrados: Habermas. -El ser humano es libre y -No existencia de una razón Presupuestos racional. única y universal: la razón se -La existencia de una razón desarrolla de forma especial en universal: la razón es única cada cultura. y la misma para todos los -Valor intrínseco de cada cultura hombres. (tienen su propia lógica interna) -Creencia y confianza en el -Imposibilidad de comparar progreso científico y moral. culturas distintas. -Creencia en una historia -Desconfianza ante la idea de común: toda la humanidad que existe una historia común tiene una misma meta. para todos los hombres. -Convergencia cultural: -Pluralidad cultural: Ideas acercamiento a otras culturas la diversidad es inevitable y defendidas -Tendencia a la modernidad: deseable organización de la vida en -La humanidad no ha de tender a torno al desarrollo científico la modernidad: no es una meta técnico e industrial; vida válida para todas las culturas; económica basada en el cada cultura tiene su propia liberalismo; orden político meta o ideal; no hay una basado en la defensa de los historia común para toda la derechos humanos y regido humanidad. Cada cultura ha de democráticamente. seguir su propio camino. -Acusan a los posmodernos -Acusan a los modernos de Críticas de relativismo cultural que etnocentrismo: querer hacer de mutuas lleva a: indiferencia y la cultura occidental el centro abandono de los pueblos del mundo; apoyar el dominio atrasados; negar a los de la raza blanca y su cultura pueblos subdesarrollados el sobre el resto del planeta. camino del progreso económico, científico y de las libertades políticas.

6

DINAMICA DE LA CULTURA Es un hecho indiscutible que las informaciones culturales del conjunto de la humanidad han ido cambiando a lo largo del tiempo, a diferencia de la llamada cultura animal, que apenas evoluciona. Estas transformaciones se producen en un proceso denominado dinámica de la cultura. ¿Cuáles son los mecanismos de tales cambios? Estos cambios culturales han sido descritos por la historia, la etnología y la arqueología y tratan de ser explicativos de la dinámica cultural. Mosterín establece cinco tipos de transformaciones Mutación cultural: Supone, en unos casos, la introducción de nuevos contenidos; en otros, la modificación de los ya existentes. En ambos, la mutación puede deberse a una intención voluntaria, y entonces se denomina invención; o bien involuntaria, por errores en el proceso de imitación. Así, por ejemplo, la irrupción de las nuevas tecnologías durante el siglo XX, además de permitir la adopción de nuevos hábitos en el ámbito de la comunicación, ha supuesto una manera totalmente revolucionaria de acceder al conocimiento y a la cultura. Transmisión cultural: Transporta las informaciones culturales de manera vertical (de padres a hijos, de generación en generación) o bien horizontal (entre individuos de la misma generación). De esta manera, los hábitos alimenticios por ejemplo (que comemos, como comemos...) se adquieren desde la niñez y son un elemento muy importante en la identificación cultural. Difusión o contagio cultural: Supone el trasvase de elementos de otras culturas y su adopción como propios. Este hecho puede darse de forma espontánea, por ejemplo, la adopción de tendencias musicales norteamericanas a nuestra cultura, o bien por imposición del pueblo colonizador hacia el pueblo colonizado, llamada aculturación. Deriva cultural: Se da este hecho cuando una cultura se fragmenta en grupos o subgrupos culturales. Es un proceso parecido al de la evolución biológica, donde el aislamiento de una población da lugar a una fuerte diversificación genética. Un ejemplo de este hecho fue lo ocurrido a la lengua latina: tras el aislamiento originado por la caída del Imperio Romano, el talín se fragmentó y dio lugar a la aparición de las lenguas románicas. Selección cultural: Este fenómeno acontece cuando las innovaciones culturales que resultan eficaces se mantienen, ya que los miembros del grupo las prefieren y eligen racionalmente. Es un proceso similar al de la evolución biológica, pues en ambos casos el objetivo es el mismo: una mejor adaptación al medio. Un ejemplo sería la selección de nuevos métodos de cultivo en la Edad Media como la rotación de los campos, práctica que resulta mucho más eficaz y productiva que las antiguas. La etnología es la ciencia que estudia las razas en sus aspectos físicos y mentales. Aculturación es la imposición de elementos culturales procedentes de otras culturas. Endoculturación es el proceso mediante el cual un individuo asimila como propios contenidos y las formas culturales del grupo al que pertenece, con el que se identifica.

TENSION NATURALEZA-CULTURA ¿Alguna vez te has enfrentado a un examen difícil, a un encuentro incómodo, a una situación cualesquiera que puede producir nerviosismo? En situaciones como estas es posible que nos suden las manos, o nos palpite rápidamente el corazón, o cerremos las manos como un puño, o abramos desmesuradamente los ojos. ¿Por qué reaccionamos así ante la tensión interior? Porque el cuerpo humano, el cuerpo del homínido que durante siglos debió enfrentarse a peligros tales como ataques de fieras salvajes en la lucha por la supervivencia) reacciona exactamente igual que entonces: encoge las manos como puños para golpear al enemigo, acelera la circulación sanguínea para correr con más rapidez, abre los ojos para tener una mayor visión. No obstante, todas esas reacciones físicas que tan útiles nos serían si tuviéramos que luchar por la supervivencia, más bien nos estorban y dificultan a la hora de realizar correctamente el examen, expresar nuestros sentimientos más íntimos, hablar en público ante los demás. Esta es una de las muchas situaciones en que el ser humano se enfrenta al choque entre su realidad biológica y su existencia cultural. Este choque entre naturaleza y cultura genera una tensión que el ser humano trata de equilibrar con mayor o menor éxito. En este sentido, Sigmund Freud se refiere al malestar en la cultura. El ser humano vive aferrado a los avances técnicos y a las normas culturales y, precisamente por ello, vive también incómodo e insatisfecho, pues a menudo eso supone reprimir continuamente sus instintos primarios para adaptarse mejor a las normas y los prejuicios de la cultura imperante. Esta corriente de pensamiento que denuncia el malestar en la cultura recorre, con mayor o menor intensidad, las obras de algunos pensadores clave del siglo XX. Así por ejemplo, Erich Fromm denuncia la alienación producida por la sociedad de consumo, mientras que psicólogos como Alice Miller o Arthur Janov denuncian la opresión ejercida por una educación demasiado rígida. En el siglo XXI, el movimiento ecologista es tal vez la corriente más sensibilizada con la tensión entre naturaleza y cultura. Los ecologistas reclaman el respeto a la naturaleza, el consumo responsable, la explotación controlada de los recursos del planeta, la implantación masiva de energías renovables, el reciclaje obligatorio para cada ciudadano... Es un movimiento que, en general, busca equilibrar los intereses humanos con el respeto a la naturaleza, permitiendo al ser humano vivir en ella sin renunciar a la cultura.

7

LA PERSONA Podemos rastrear el origen y la evolución del término persona a lo largo de la historia: Edad Antigua: parece que este término procede del griego prósopon, que designaba la máscara con que los actores se cubrían la cara en el teatro, y derivaría al latín como persona, que alude al que mira hacia adelante. Sin embargo, en ninguno de los dos casos existe el concepto de persona tal como lo entendemos actualmente. Edad Media: aparece por primera vez, en sentido cristiano, el término persona para referirse al ser humano como creación de Dios (que se entiende como una Trinidad). Ello conlleva ya una atribución de dignidad y una reivindicación de su valor. Edad Contemporánea: se extiende el uso del término persona asociado a nociones como dignidad, libertad y valor. Además, se introducen aspectos psicológicos y éticos (por ejemplo libertad e independencia, racionalidad, capacidad de darse leyes propias) Se reconocer a la persona como fin en si misma, se insiste en el respeto a su dignidad. De entre todas las definiciones posibles, destaca la de los personalismos contemporáneos como Mounier, que resaltan una nueva dimensión: apertura hacia otras personas, el otro También insisten en el sentido ético (como fuente de valores) y en el compromiso con su sociedad y la solidaridad con otras personas. La persona no es algo completado, cerrado para siempre, sino un quehacer continuo, una tarea abierta en el tiempo. Es difícil encontrar una definición única de persona que sea comúnmente aceptada. Sin embargo, todos reivindican: su interés, el reconocimiento de su valor y dignidad y la preocupación por su valor y bienestar. Así Miguel Morey, “El hombre como argumento” I)Afirmación de la total intramundaneidad del hombre, fuente y termino de todo valor II)Afirmación de un sujeto constituido por fuerzas humanas esenciales: reivindicación de la fuerza y la dignidad del hombre completo. III)Reivindicación de la formación y autorrealización del hombre: Autonomía y emancipación en la historia; confianza en el progreso. IV)Afirmación del valor de la razón, el arte y la cultura en y para este proceso: reivindicación de la ciencia, la democracia y la herencia histórica. V)Extensión de este uideal a toda la comunidad humana: cosmopolitismo, universalismo, pacifismo. VI)Compromiso activo con el cumplimiento de este ideal, confianza en su realización crítica a toda forma de sometimiento o alienación; promesa de un hombre nuevo. Pueden destacarse, al menos, estos rasgos fundamentales: Valor: cada ser humano es absolutamente único e irrepetible: su valor es incalculable Dignidad: sean cuales sean sus circunstancias, merece y debe ser tratada con respeto Libertad: es libre en las elecciones de sus acciones, que a su vez le configuran en la medida en que las elige para realizar plenamente su vocación individual. Compromiso ético: es un ser abierto a los otros, que busca entender los ideales de dignidad y libertad de toda la humanidad (que reconoce a los demás como personas)

EL PEQUEÑO SALVAJE VICTOR DE L´AVEYRON La expresión niño salvaje se emplea para designar a aquellos niños que han sido abandonados a edades tempranas, o criados de tal manera que nunca fueron socializados en una cultura humana: Algunos de los casos más famosos son los de Amala y Kamala o Kaspar Hauser. Pero el más interesante de todos es quizá el de Victor de L´Aveyron. Victor de L´Aveyron fue encontrado vagando solo y desnudo por los bosques de Aveyron en 1799, cuando tenía aproximadamente 11 o 12 años de edad. Tras ser “capturado” fue entregado a los cuidados de Jean Itard (1775/1838) médico francés que dejó constancia escrita de los intentos de socialización del joven salvaje. Así describe Jean Itard el estado del niño salvaje poco tiempo después de su captura: Comenzando su descripción por el aspecto que ofrecían las funciones sensoriales de nuestro pequeño hombre bravío, el ciudadano Pinel nos informó haber encontrado sus sentidos en un estado tal de inhibición que el infeliz se hallaba según él, a este respecto, bastante por debajo de las especies zoológicas domésticas: los ojos sin fijeza ni expresión, sin cesar divagan de un objeto a otro, sin detenerse jamás en uno de ellos, hallándose tan poco ejercitados, tan poco coordinados con el tacto que en modo alguno sabían distinguir entre un objeto de bulto o una simple pintura; el oído tan insensible a los ruidos más fuertes como a la más emotiva de las melodías; el órgano de la voz, en el estado de mudez más absoluto, no emitía sino un sonido uniforme y gutural; el del olfato parecía igualmente a la exhalación de los perfumes como al hedor de la basura de que estaba impregnado su cubil:; el tacto, en fin, se limitaba a la función, mecánica y no perceptiva, de la pura presión de los objetos. Pasando, pues, de las funciones sensoriales a las intelectuales, el autor del informe nos mostró a su paciente incapaz de atención, salvo en lo que atañía a los objetos de sus necesidades, y sustraído, por lo tanto, a las operaciones del espíritu que reclaman el concurso de aquella facultad; privado de discernimiento, negado a la memoria, desprovisto de toda actitud imitativa y hasta tal punto obstruido a los recursos de la mente, incluso relativos a sus propios intereses, que aún no había aprendido siquiera a abrir las puertas ni acertaba a valerse de una silla para atrapar algún manjar que se hurtase a sus alcances. Se hallaba, finalmente, desprovisto de todo recurso comunicativo, y en algún ademán o movimiento de su cuerpo podía adivinarse modo alguno de intencionalidad ni de expresión; sin apariencia de motivo alguno, pasaba de repente de la más melancólica apatía a una risa explosiva y desbordante. Insensible su alma a cualquier clase de afección moral, toda su inclinación y su placer quedaban circunscritos al agrado del órgano del gusto, todo su discernimiento a las operaciones de la gula, toda su inteligencia a la capacidad para unas cuantas ocurrencias aisladas y siempre relativas a la satisfacción de sus necesidades, en una palabra, su existencia toda quedaba reducida a una vida puramente animal. (Jean Itard. Victor de L´Aveyron 1799)

8

SELECCIÓN DE TEXTOS SOBRE EVOLUCION La mutación es un proceso aleatorio. Las mutaciones aparecen independientemente de que sean útiles o no a los organismos en que surgen. La selección natural es un proceso determinístico, direccional, que favorece precisamente las variaciones que son ventajosas a sus poseedores. Sin la mutación, la evolución no podría ocurrir; puesto que no habría variaciones alternativas sobre las que la selección natural pudiera actuar. Sin la selección, la mutación llevaría a la desorganización y a la extinción de los seres vivos, puesto que, como resultado del azar, la mayoría de las mutaciones son desventajosas. La mutación y la selección natural son, pues, conjuntamente, responsables del maravilloso proceso que ha llevado desde las bacterias y las amebas hasta los árboles, los pájaros y los hombres. La teoría de la evolución nos muestra el azar y la necesidad intrincados en el meollo de la vida: la causalidad y el determinismo entrelazados en un proceso natural que ha producido los seres vivientes –las realidades más complejas del universo- y entre ellas el hombre, capaz de pensar y de amar, capaz de libre albedrío y de analizar el proceso mismo de la evolución que le ha dado origen. F.Ayala, Origen y evolución del hombre Muchos animales desarrollan enteramente su cerebro antes del nacimiento, e incluso nuestros parientes más próximos, los chimpancés, alcanzan el máximo crecimiento del cerebro al final del primer año de vida. En los humanos por contra, el cerebro equivale en el nacimiento a sólo una cuarta parte de su tamaño final, y no deja de crecer durante casi veinticinco años. Este desarrollo lento es una característica de la neotenia y significa, en términos prácticos, que el cerebro puede alcanzar un tamaño que sería imposible antes del nacimiento, ya que si el total desarrollo tuviera lugar en el vientre, el niño tendría una cabeza tan desmedida que no podría nacer sin matar a su madre. Un resultado de este crecimiento continuado del cerebro es que los niños, e incluso los adultos jóvenes, están en el mundo aprendiendo de él, mientras su cerebro todavía crece, hecho que probablemente explica la adaptabilidad del hombre moderno. El contraste que existe con animales tales como el ciervo, aptos para correr con la manada casi tan pronto como han nacido, radica en que tienen sus cerebros “preprogramados” para arreglárselas con la vida en manada; nunca aprenderán nada más, están colocados en su lugar por el preprograma. John Gribbin. Génesis Desde el momento en que la primera piel fue usada como prenda de abrigo, desde el instante en que por primera vez se utilizó una lanza para la caza o se plantó la primera semilla, se realizó una gran revolución en la naturaleza, una revolución sin paralelo en todos los milenios anteriores, porque acababa de surgir un ser que no necesitaba seguir sujeto por más tiempo a los cambios de la naturaleza, un ser que en algún aspecto era superior a la naturaleza misma, por cuanto sabía como controlar y regular sus operaciones, y podía mantenerse en armonía con ella, no a través de cambios corporales, sino por un avance de la mente. José Luis Pinillos, La mente humana

Homo sapiens surgió hace al menos 50.000 años, y carecemos de la más mínima evidencia de mejora genética alguna desde entonces. Sospecho que el Cro-Magnon medio, adecuadamente educado, podría haber manejado ordenadores junto con nuestros mejores especialistas (si sirve de algo, tenían un cerebro ligeramente mayor que el nuestro). Todo lo que hemos logrado, para bien o para mal, es resultado de la evolución cultural. (...) La evolución cultural ha progresado a un ritmo al que los procesos darwinianos no pueden ni aproximarse. La evolución darwiniana continúa en el Homo sapiens, pero a un ritmo tan lento que prácticamente carece de impacto en nuestra historia. Este punto de inflexión en la historia de la Tierra ha sido alcanzado porque, finalmente, se han liberado sobre el planeta procesos lamarckianos. La evolución cultural humana, en marcada oposición a nuestra historia biológica, es de carácter lamarckiano. Lo que aprendemos en una generación lo transmitimos directamente por medio de la enseñanza y de la escritura. Los caracteres adquiridos son heredados en la tecnología y la cultura. La evolución lamarckiana es rápida y acumulativa. Explica la diferencia cardinal entre nuestro antiguo mecanismo de cambio, puramente biológico, y nuestra actual enloquecedora aceleración hacia algo nuevo y liberador... o hacia el abismo. Stephen Jay Gould. El pulgar del panda Como consecuencia de su primitivismo orgánico y su carencia de medios, el hombre es incapaz de vivir en cualquier esfera realmente natural y original. Por lo tanto ha de superar él mismo la deficiencia de los medios orgánicos que se le han negado y esto acontece cuando transforma el mundo con su actividad en algo que sirve a la vida. Tiene que “preparar” él mismo las armas de protección y ataque que le fueron negadas por la naturaleza así como su alimento que no se halla en modo alguno naturalmente a su disposición. A este fin ha de hacer experiencias con las cosas y desarrollar técnicas del tratamiento objetivo que corresponde a cada cosa. Ha de preocuparse de protegerse contra las inclemencias; alimentar y criar a sus hijos subdesarrollados durante muchísimo tiempo, y ya sólo por ese apremio fundamental tiene necesidad de la colaboración; es decir, del acuerdo. Para hacerse capaz de existir, el hombre está construido para transformación y dominio de la naturaleza y por ello mismo para la posibilidad de la experiencia del mundo; es un ser práctico porque es un ser noespecializado y carente por tanto de un medio ambiente adaptado por naturaleza. La esencia de la naturaleza transformada por él en algo útil para la vida se llama cultura, y el mundo cultural es el mundo humano. Para él no hay posibilidad de existencia en una naturaleza no cambiada, en una naturaleza no “desenvenenada”. No hay una “humanidad natural” en el sentido estricto: es decir, no hay una sociedad humana sin armas, sin fuego, sin alimentos preparados y artificiales, sin techo y sin formas de cooperación elaboradas. La cultura es pues la “segunda naturaleza”: esto quiere decir que es la naturaleza humana, elaborada por él mismo y la única en que puede vivir. Arnold Gehlen. El hombre

9

GENERO

AUSTRALOPITECUS HOMO HABILIS 2.000.000 AÑOS 1.500.000 AÑOS CRANEO DE OLDUVAI TANZANIA (LEAKEY, 1960) 140 M 40 KG

HOMO ERGASTER 1.800.000 AÑOS 1.400.000 AÑOS NIÑO DEL LAGO TURKANA KENIA (LEAKEY, 1984) 160 M 55 KG ARCO CILIAR PROGNATISMO REDUCCION DE LOS MOLARES CARNIVORO CAZA Y RECOLECCION ACHELENSE EUROPA Y ASIA

HOMO ERECTUS 1.600.000 AÑOS 300.000 AÑOS HOMBRE DE JAVA (DUBOIS, 1986) HOMBRE DE PEKIN(1929) 170 M 56 KG

HOMO NEARDENTAL 127.000 AÑOS 40.000 AÑOS HOMBRE DE NEARDENTHAL DÜSSELDORF (ALEMANIA, 1856) 160 M 76 KG

HOMO SAPIENS 40.000 AÑOS ACTUALIDAD HOMBRE DE CRO-MAGNON DORDOÑA (FRANCIA,1868) 165 M 65 KG

CRONOLOGIA 4.000.000 AÑOS (INICIO-FIN) 2.000.000 AÑOS RESTOS FOSILES NIÑO DE TAUNG SUDAFRICA (DART, 1924) LUCY, ETIOPIA (JOHANSON, 1976) 120 M 32 KG SIMIESCO ARCO CILIAR FRENTE HUIDIZA PROGNATISMO MANDIBULAR OMNIVOROS NO CAZADORES SELVAS HUMEDAS Y BOSQUES SECOS AFRICA ORIENTAL

TALLA/PESO ANATOMIA

ARCO CILIAR MENTON RETRAIDO DIENTES PEQUEÑOS HERRAMIENTA EN PIEDRA CAZADOR SABANAS AFRICA

ARCO CILIAR ARCO FRENTE SUPERCILIAR CORTA PROGNATISMO MANDIBULA PROMINENTE PROGNATISMO HACHAS MANO FUEGO CUEVAS AFRICA Y EURASIA CUCHILLOS, LANZAS CUEVAS FUEGO ENTERRAMIENTOS EURASIA Y ORIENTE

SIN ARCOS SIN PROGNOSIS FRENTE AMPLIA MENTON SALIENTE UTILES CAZA DECORACION CERAMICA AGRICULTURA PINTURAS

FORMA DE VIDA

CRANEO

CAPACIDAD

450 CM3

650/800 CM3

900 CM3

800/950 CM3

1.500 CM3

1.400 CM3

FILOGENESIS DE LA ESPECIE HUMANA: CARACTERISTICAS GENERALES DE LOS HOMINIDOS 10

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->