P. 1
El Modelo Big 6

El Modelo Big 6

1.5

|Views: 25.964|Likes:
Publicado porJoanixa
El modelo Big 6
Un modelo muy eficiente para trabajar un “Aprendizaje por Proyectos” es el llamado Big6, que está pensado para desarrollar competencias en el manejo de la información (CMI) mediante un proceso sistemático que posibilita la solución de problemas de información y desarrolla una serie de habilidades fundamentales y necesarias para satisfacer necesidades estratégicas en la búsqueda y uso pertinente de la información. Todo ello, a través de un fuerte análisis crítico y aproximación a
El modelo Big 6
Un modelo muy eficiente para trabajar un “Aprendizaje por Proyectos” es el llamado Big6, que está pensado para desarrollar competencias en el manejo de la información (CMI) mediante un proceso sistemático que posibilita la solución de problemas de información y desarrolla una serie de habilidades fundamentales y necesarias para satisfacer necesidades estratégicas en la búsqueda y uso pertinente de la información. Todo ello, a través de un fuerte análisis crítico y aproximación a

More info:

Published by: Joanixa on Mar 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

El modelo Big 6

Un modelo muy eficiente para trabajar un “Aprendizaje por Proyectos” es el llamado Big6, que está pensado para desarrollar competencias en el manejo de la información (CMI) mediante un proceso sistemático que posibilita la solución de problemas de información y desarrolla una serie de habilidades fundamentales y necesarias para satisfacer necesidades estratégicas en la búsqueda y uso pertinente de la información. Todo ello, a través de un fuerte análisis crítico y aproximación a las fuentes. Este método desarrollado originalmente por Michael Eisenberg y Bob Berkowitz sirve tanto para resolver situaciones personales como académicas que requieran información precisa, para tomar una decisión o para llevar a cabo un trabajo. El aporte fundamental de este método es entregar herramientas a los estudiantes para buscar, reconocer, criticar y seleccionar la información necesaria para enfrentar sus trabajos de entre la múltiple oferta informativa tan dispar en cantidad, como en calidad. Sin lugar a dudas, para los ciudadanos del siglo XXI, ser capaces de discriminar la información de acuerdo a sólidos y concientes juicios lógicos es una habilidad urgente y necesaria de adquirir. Sus autores han dicho que esta CMI sirve para: a) Reconocer la necesidad de información; b) Identificar y localizar las fuentes de información adecuadas c) Saber cómo llegar a la información dentro de esas fuentes; d) Evaluar la calidad de la información obtenida; e) Organizar la información; f) Usar la información de forma efectiva; Todo ello dentro de un ambiente que estimula el desarrollo de competencias en el manejo de la información, de tal modo que los estudiantes participan en actividades de aprendizaje dinámicas y autodirigidas y los profesores facilitan el aprendizaje buscando múltiples y variadas fuentes de información externas a la clase para aumentar y enriquecer los conocimientos de los alumnos. ¿Cuáles son los lineamientos generales del modelo Big6? Este modelo define seis áreas de habilidad necesarias para resolver exitosamente problemas de información: 1. Definición de la tarea a realizar: a) Definir la tarea. b) Identificar la información necesaria para llevar a buen fin la tarea. 2. Estrategias para buscar información: a) Buscar todas las fuentes de información posibles. b) Escoger las más convenientes. 3. Localización y Acceso a) Localizar fuentes. b) Encontrar la información necesaria dentro de la fuente. Uso de la Información: a) Verificar pertinencia y relevancia de la fuente (leer, escuchar, visualizar, comparar, etc.) b) Extraer la información relevante. Síntesis:

a) Organizar la información proveniente de diversas fuentes. b) Presentar la Información (de acuerdo a los formatos exigidos). Evaluación a) Evaluar el proceso. b) Evaluar el producto. Responsabilidad del Docente: En este modelo el sujeto central es el estudiante, pero el docente tiene una importante tarea de la cual depende el éxito o fracaso de los trabajos de investigación: a) Debe presentar a sus estudiantes sugerencias o líneas de investigación donde efectivamente se encuentren problemas en el manejo de la información. b) Debe ofrecer un modelo eficiente, coherente y exhaustivo para manejar la información. c) Debe colaborar con sus estudiantes entregando pistas respecto de cómo solucionar los problemas en el manejo de la información, este rol es, además, compartido con el bibliotecario (especialista en conservación y archivo de información). Aplicación del Modelo Big6 En clases, el Modelo Big6 puede aplicarse a partir del siguiente ejemplo secuencial: I Definir cuál es el problema. II Definir cómo se debe buscar la información. III Clasificar lo encontrado. IV Seleccionar (de lo clasificado) lo que importa y sirve. V Ensamblar la información teniendo presente dos variables: el producto y a quién va dirigido. VI Evaluar el proceso y el produto y reflexionar respecto de lo aprendido (Metacognición). Como puede apreciarse, este método es factible de ser adaptado a diferentes tipos de investigaciones y proyectos y entrega una metodología simple, pero eficiente, de trabajo a los estudiantes. Si a este potente modelo lo potenciamos con una buena aplicación del Método Científico (que desarrollará habilidades y rigurosidad en la investigación) y una enseñanza práctica de la tipología textual de presentación de proyectos (que enseñará a redactar y presentar proyectos para ser evaluados por terceros), podemos pensar en la formación de alumnos emprendedores que se darán a la tarea de diseñar, ejecutar y presentar proyectos adecuadamente. Lo que nunca debe hacerse es suponer que el Método Científico por sí solo o la tipología textual de proyectos por sí sola va a desarrollar en los estudiantes estas habilidades. Creer eso no solo es una ingenuidad, sino que se traduce en una metodología educativa inconducente. Hay que entregarle a los estudiantes modelos metódicos, sistemáticos y eficientes, que combinen distintas habilidades y se hagan cargo de un proceso completo. Para eso, el Big6, es excelente.

El Modelo Gavilán

Muchos son los modelos que se han planteado para la adquisición y práctica de las Competencias para manejar Información (CMI), todas ellas con supuestos teóricos y prácticos bastante equivalentes, aunque, en su mayoría, con mayor validez en los métodos y costumbres de la realidad norteamericana y europea. Por esta razón la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe (FGPU) de Colombia hizo un nuevo planteamiento, el Modelo Gavilán, cuyos pasos menciono aquí: PASO 1: DEFINIR EL PROBLEMA DE INFORMACIÓN Y QUÉ SE NECESITA INDAGAR PARA RESOLVERLO a) Definir el Problema de Información y plantear la Pregunta Inicial que pueda ayudar a resolverlo b) Identificar, explorar y relacionar los conceptos y aspectos del tema necesarios para responder la Pregunta Inicial. c) Construir el diagrama de un Plan de Investigación que ayude a seleccionar y categorizar los conceptos y aspectos del tema más importantes para resolver la Pregunta Inicial. d) Formular Preguntas Secundarias derivadas de la Pregunta Inicial y del Plan de Investigación. e) Evaluación del paso 1. PASO 2: BUSCAR Y EVALUAR FUENTES DE INFORMACIÓN a) Identificar y seleccionar las fuentes de información más adecuadas. b) Acceder a las fuentes seleccionadas y a la información que contienen. c) Evaluar las fuentes encontradas y la información que contienen. d) Evaluación paso 2. PASO 3: ANALIZAR LA INFORMACIÓN a) Elegir la información más adecuada para resolver las Preguntas Secundarias. b) Leer, entender, comparar, y evaluar la información seleccionada. c) Responder las Preguntas Secundarias. d) Evaluación paso 3. PASO 4: SINTETIZAR Y UTILIZAR LA INFORMACIÓN a) Recopilar las respuestas a las Preguntas Secundarias para resolver la Pregunta Inicial. b) Elaborar un producto concreto que exija aplicar y utilizar los resultados de la investigación. c) Comunicar los resultados de la investigación a otros. d) Evaluación del paso 4 y de todo el proceso. La Fundación Gabriel Piedrahita plantea que el Modelo Gavilán, creado por ellos, más allá de ser otro Modelo más para resolver Problemas de Información, ofrece a los profesores, en el orden de sus pasos y subpasos, una orientación adecuada para plantear actividades en el aula que permitan desarrollar efectivamente en los alumnos la CMI. En cada uno de los cuatro pasos propuestos resalta una capacidad general que se debe desarrollar en los estudiantes. Además, cada paso posee una serie de subpasos que describen las habilidades específicas que se deben poner en práctica con los alumnos para desarrollar dicha capacidad. Otro aporte

fundamental es lo que yo llamo la “constante evaluativa del modelo”, ya que al incorporar una evaluación al final de cada paso, convierte a ésta en un hecho permanente que brinda amplia información a lo largo del proceso y no solo al final del mismo, como ocurre en otras propuestas. Significativo es para mí que esta evaluación, bien ejecutada, tiene un fuerte componente metacognitivo. Hay quienes sostienen, incluso, que los tres primeros pasos del modelo, con una adecuada planificación, podrían ejecutarse en actividades totalmente independientes unas de otras, lo que en mi opinión, no resulta muy recomendable, pero hago notar la flexibilidad de esta metodología que es capaz de hacer posible ello, Para ayudar en la implementación de esta estrategia se sugiere la utilización de Plantillas, Listas de verificación, Organizadores gráficos y Listados de criterios, que exigen al estudiante registrar cada una de sus acciones, clarificar conceptos, organizar sus ideas, justificar sus decisiones, aplicar conocimientos y habilidades y hacer una reflexión conciente sobre lo que está haciendo. La Fundación Gabriel Piedrahita Uribe ha publicado en su sitio web Eduteka una completa guía de aplicación del Modelo, con ejemplos y glosario incluido. Sin lugar a dudas un extraordinario aporte que debemos conocer y practicar.

El Modelo OSLA
Este modelo canadiense debe su nombre a la sigla inglesa de la institución que lo creó, la Asociación de la Biblioteca de la Escuela de Ontario, Ontario School Library Association Information Studies y es una potente propuesta metodológica para generar Competencias en el Manejo de la Información (CMI). Este modelo va secuenciando las actividades necesarias para que los estudiantes puedan avanzar con seguridad en su investigación. Las etapas y sub etapas de trabajo propuestas son: 1. Prepararse para investigar: a) Definir. b) Explorar. c) Identificar. d) Relacionar. 2. Acceder a los recursos: a) Localizar. b) Seleccionar. c) Recopilar. d) Colaborar. 3. Procesar la Información: a) Analizar / Evaluar. b) Probar. c) Seleccionar. d) Sintetizar. 4. Transferir el Aprendizaje

a) Revisar b) Presentar c) Seleccionar d) Transferir. Como podrán notar, la secuencia es muy metódica, paso a paso, complejizando cada vez el trabajo, desde lo puramente teórico, como las definiciones conceptuales a la cabeza de la lista, hasta lo eminentemente práctico que es transferir la información.

El Modelo Kuhlthau
Carol Kuhltaul, una destacada académica estadounidense, experta en manejo de información, planteó este exhaustivo modelo con el objetivo de distinguir las etapas que permiten resolver los problemas en el manejo de la información. Este modelo se basa en el supuesto de que cuando un estudiante inicia una tarea o proyecto de investigación posee conocimientos previos sobre el tema elegido, sin embargo, dichos conocimientos no son suficientes para completar satisfactoriamente esa tarea o proyecto. Existe, por lo tanto, una brecha entre lo que el estudiante sabe del tema y lo que requiere saber para resolverlo, esa brecha es reconocida por Kuhlthau como un problema de información. Para resolverlo, ella propone el siguiente modelo de siete pasos sucesivos, aunque reconoce que en la práctica —y dependiendo de diversos factores, como las habilidades de los estudiantes, la calidad de los recursos disponibles, etc.,— estas etapas pueden traslaparse, fusionarse o combinarse, haciendo que los estudiantes avancen o retrocedan en el proceso. Un elemento no menor (y que algunos consideran innecesario o poco metódico) es que este es el único modelo de entre los validados universalmente que hace un explícito reconocimiento de los sentimientos y de la claridad de las ideas que van manifestándose a lo largo del proceso. Claramente esa dimensión le aporta un plus al modelo propuesto desde el punto de vista humano, pero hace difícil su aplicación al ser precisamente los sentimientos un hecho inestable y tan íntimo, que cuesta generalizarlo y sistematizarlo. En lo personal, lo considero un modelo válido para quienes requieren ir reconociendo en forma metacognitiva su situación personal objetiva y subjetiva con respecto a una determinada investigación y aunque reconozco las dificultades que presenta, recomiendo encarecidamente a los docentes conocerlo porque ayuda, combinado con otro modelo, a comprender los procesos que viven nuestros jóvenes y niños en las aulas. Presento a Uds. el modelo que está muy bien explicado en la presentación de power point cuyo pie de autor es Neumann y que dejo a disposición de todos en este enlace. Vamos al Modelo: I Inicio del Proyecto de Investigación: a) Los estudiantes son informados de la necesidad de ejecutar un proyecto b) Se enfocan en entender cómo se relaciona el proyecto con otros trabajos hechos anteriormente.. c) Sienten incertidumbre frente al proyecto. II Seleccionar tema:

a) Identificar el tema general de la investigación. b) Búsqueda de información preliminar, la incertidumbre cambia a optimismo. III Explorar: a) Explorar recursos para enfocar el tema. b) Etapa complicada porque faltan recursos para señalar hipótesis y buscar información que la sustente. c) Integran información encontrada con la sabida anteriormente. d) Producto de lo anterior, tienen diversas perspectivas sobre el tema. IV Delimitación del tema: a) Revisan notas, escriben y hablan sobre el tema. b) Determinan los aspectos más importantes del tema para delimitarlo adecuadamente. c) Construyen conocimiento y adquieren estrategia para incorporar más información sin confundirse. d) Recuperan la confianza en la completación de la tarea. V Selección de Información: a) Pueden explicar claramente el tema y conocen con exactitud la información recabada. b) Interactúan con los sistemas de información e integran conceptos y terminología técnica adecuada al tema de investigación. VI Conclusión de la Búsqueda: a) Dan por cerrada la búsqueda de información. b) Tienen claramente organizadas sus ideas al respecto. VII Redacción del Documento Final: a) Incorporan la información más valiosa, de entre la recabada, al texto final. b) Sienten alivio de dar por concluida la labor.

El Modelo Irving

Este modelo británico consta de nueve pasos que aseguran un efectivo manejo de la información. Aunque suele ser citado en casi todos los documentos que tratan el tema de las Competencias de Manejo de Información (CMI), es difícil encontrar información sobre él. Sus pasos son: 1. Analizar / Formular las necesidades de información: Antes de empezar toda tarea es necesario analizar el punto desde dónde se inicia y formularse con realismo y pragmatismo las necesidades que se deben cubrir. 2. Identificar / Evaluar las posibles fuentes: Es necesario identificar las fuentes de información de las cuales disponemos y luego evaluar su verdadera utilidad y alcance. 3. Localizar los recursos individuales: Una vez que evaluamos esas fuentes, ya estamos en condiciones de determinar los recursos de información específicos útiles para la consecusión de la tarea. 4. Examinar, seleccionar y rechazar recursos individuales: Estamos en plena investigación. Es necesario que los estudiantes entiendan que deben revisar y contrastar muchas fuentes, determinar y seleccionar las mejores y rechazar las que sean menos útiles. 5. Interrogar / Utilizar los recursos individuales: Los recursos individuales, de cualquier naturaleza, que ya han sido seleccionados, empezarán a entregar información preciosa y precisa que permitirán avanzar en nuestro trabajo. 6. Registrar y almacenar la información: La información que va siendo recabada y procesada debe registrarse y almacenarse debidamente, es el primer esbozo de redacción del informe final. 7. Interpretar, analizar y evaluar la información: La información entrega antecedentes valiosos que deben ser analizados y evaluados en función del objetivo de la investigación que se desarrolla. 8. Dar forma a la presentación y comunicación de la información: Es necesario, con la información recabada, analizada y desarrollada desde distintas perspectivas, producir más información, entregar un informe que dé cuenta y valide los esfuerzos realizados. 9. Evaluación de la tarea: Ninguna actividad puede concluirse sin que la evaluemos adecuadamente, de la evaluación aprendemos para trabajos posteriores y es una experiencia invaluable. Como puede apreciarse, el método es claro y sencillo. Sus pasos son extraordinariamente prácticos y posibilitan, sin lugar a dudas, un exitoso emprendimiento de la tarea. Queda este modelo, entonces, como una alternativa más para que enfrentemos en nuestras aulas una eficiente metodología de Aprendizaje por Proyectos.

El Modelo Stripling / Pitts
Este modelo estadounidense de investigación consta de once pasos y puede ser usado por estudiantes de cualquier edad. Cada paso desarrolla competencias y habilidades a la vez que posibilita la adquisición de una rica experiencia en el campo de la investigación documental. Sus pasos son: 1. Elegir un tema amplio: En la parte inicial la amplitud del tema permite vislumbrar mejor las amplias posibilidades para abordarlo. 2. Obtener una perspectiva global del tema: A través de las primeras aproximaciones al tema los investigadores obtienen una perspectiva, descriptiva si se quiere, del tema, pero que posibilita una visión de conjunto. 3. Acotar el tema: En esta etapa el estudiante ya puede limitar su investigación, ya tiene elementos para decidir la arista investigativa que seguirá, esto consigue luego de la siguiente reflexión: ¿He elegido un buen tema? 4. Desarrollar una tesis y declarar propósitos: Esto se consigue luego de reflexionar respecto de si los propósitos previstos se consiguen a través de la investigación planteada. 5. Formular preguntar para encauzar la investigación: En esta etapa las preguntas son fundamentales y deben formularse intentando abarcar todo el espectro investigativo delimitado en el punto 3. 6. Planear la investigación y la producción: Nunca hay que perder de vista si la planificación es realizable, lo que se consigue con una cuota razonable de flexibilidad en la estructura de la planificación. 7. Encontrar, analizar y evaluar fuentes: Las fuentes son fundamentales, hay que buscarlas útiles y confiables y plantearse siempre la pregunta de si realmente nos sirven.

8. Evaluar la evidencia recogida: Se ha reunido ya bastante información documental, notas propias, etc., debe ser evaluada en función de su utilidad para ser registrada en el informe final y si éste quedaría completo. 9. Establecer las conclusiones, organizar la información, squematizarla: Ya está toda la información reunida y se pueden establecer conclusiones, delinear la organización gráfica en que se presentará. 10. Crear y presentar el producto final: Que es el documento que da cuenta de la investigación, el “Informe”. 11. Reflexión sobre la satisfacción del trabajo realizado: En algunas fuentes encontradas este paso aparece fundido con el nº 10, pero he preferido separarlo porque esta etapa altamente metacognitiva requiere una mayor independencia que, forzosamente se producirá tras la entrega y tras la prevista evaluación externa a la que se someterá la investigación. Esta reflexión final ha de consignar la satisfacción del investigador respecto del trabajo realizado, tanto en el proceso, como en el producto. Como puede apreciarse, este es otro modelo verdaderamente útil para guiar a nuestros alumnos en sus investigaciones y para que nosotros planifiquemos adecuadamente en el marco de un verdadero y eficaz “Aprendizaje por Proyectos”.

El Modelo Camino al Conocimiento
Este modelo es uno de los más sencillos que he encontrado, fue creado por Marjorie Pappas y Ann E. Tepe y, en mi opinión, resulta perfecto para trabajar con niños; de hecho, uno de sus ejemplos de uso más notables, lo realizó un 4º Año Básico de una escuela de kentucky en una investigación ambiental que les

valió incluso un reconocimiento del Gobierno de los Estados Unidos, por su útil sencillez creo que es un excelente modelo de entrada al Aprendizaje por proyectos, mejor aún si cuenta con un completo sitio de información en inglés en donde se presenta como un método focalizado, amigable y no lineal que permite encontrar, utilizar y evaluar la información. Parte de una tesis no menor que sostiene que los individuos tienen un alto aprecio por el conocimiento en sus diferentes vertientes (ciencias, artes, técnicas, etc.) y en sus diferentes fuentes (libros, investigaciones de campo, experimentaciones, redes digitales, etc.), todo ello estimula a los niños y jóvenes a aprender. Esto tiene bastante sentido si nos recordamos esa máxima pedagógica tan sabida y tan poco usada que señala que cuando el docente tiene altas expectativas con sus estudiantes, los resultados son mejores. Los pasos de este modelo son: 1. Aprecio y disfrute de examinar el mundo: Es esta etapa pre-investigativa que ya mencioné y de la que saldrán los estímulos necesarios para investigar. 2. Prebúsqueda: Etapa en que los niños y jóvenes seleccionan un tema y se informan sobre él uniendo sus propios intereses y conocimientos anteriores a lo aprendido. Los docentes deben apoyar esta etapa ayudando a los estudiantes a formularse preguntas desencadenadoras de experiencias que les permitan visualizar y acotar mejor su tema y perspectivas para abordarlo, lo cual incluye, por cierto, definir las necesidades de información. 3. Búsqueda: Los niños y jóvenes identifican sus medios de información; seleccionan los recursos útiles; buscan la información relevante identificando con cada nueva experiencia los mejores recursos y herramientas disponibles. Planifican, entonces una estrategia de búsqueda que coordine colaborativamente a los integrantes y a los recursos. 4. Interpretación: Interpretar la información requiere forzosamente convertirla en conocimiento. La etapa de interpretación consiste en analizar, sintetizar y evaluar los recursos para determinar su importancia y utilidad en relación con el trabajo que se desarrolla. Es a través de esta etapa que los estudiantes reflejan en la información que han recopilado el significado personal que han construido a partir de ella. 5. Comunicación: Este “nuevo” conocimiento debe compartirse, lo que permite que los alumnos organicen, apliquen, y presenten susl nuevos conocimiento a través de un formato que refleje apropiadamente las experiencias vividas. Ellos deben planear, crear y transportar este nuevo producto que es su formato para compartir la información. 6. Evaluar: Es muy necesario evaluar tanto el proceso como el producto La autoevaluacióny la evaluación de los pares son muy importantes en este modelo no lineal e idealmente debieran ocurrir a través de cada etapa. Los estudiantes utilizan esta evaluación a través del proceso para hacer las revisiones que permitan desarrollar su propio proceso en la búsqueda de aquella “información única”. Es a través de este proceso continuo de evaluación y de revisión que los jóvenes desarrollarán la capacidad de convertirse en investigadores independientes. Como puede apreciarse, este modelo verdaderamente es un aporte que satisface tanto a nuestras necesidades docentes como a las de nuestros estudiantes.

El Modelo Info Zone
Este modelo de investigación tiene el repaldo de la prestigiosa comunidad canadiense Pembina Trails School, que administra una cincuentena de establecimientos educacionales a lo largo y ancho de ese país norteamericano. El Modelo Info Zone, implementado por ellos, consta de seis sencillos pasos, cada uno de ellos posible de enfrentar a través de preguntas significativas, éstos son: 1. Cuestionarse, definir la necesidad de Información: Esto implica hacerse preguntas respecto de las necesidades de la investigación, tanto del tema, como de los recursos. 2. Buscar recursos: Darse a la tarea de buscar todo tipo de recursos: impresos, documentales, informáticos, etc. El modelo hace especial énfasis en la búsqueda digital a través de internet e incorpora las clases particulares a través de e-learning. 3. Elegir la información: Esto implica la selección de la información, elegir la que es útil, entenderla y valorarla. Hay una mención especial en este paso a la revisión del copyright, lo que es muy importante. 4. Conectar la información: Equivale a organizarla e interrelacionarla, haciéndola un todo coherente y original. Sugiere el uso de Organizadores Gráficos, lo que es altamente útil para el aprendizaje de los estudiantes, incorpora también ideas sobre lo que llama “reuniones de reflexión” y “momentos de inspiración”. 5. Producir / Comunicar la Información: Claramente el modelo propone buscar una forma de entregar la información y abre espacios amplios para la creatividad. la lista de sugerencias abarca todos los ámbitos posibles tales como fotogramas, discursos en línea, presentaciones, muestras de arte, etc. 6. Sentencia: Este es el momento del juicio, la evaluación. Tiene presente las habilidades desarrolladas, el producto presentado y la rúbrica.

El modelo se precisa a través de las siguientes preguntas que son parte de la Evaluación final, una forma metacognitiva de analizar cada paso: 1. Cuestionarse y planear Te hizo ¿Elegir un asunto o un problema que te interese? ¿Identificar las preguntas que necesitan ser contestadas? ¿Identificar las fuentes de información? ¿Identificar a tus audiencias? ¿Decidir sobre cuándo y cómo tú podrías esperar presentar tus resultados? 2. Buscar recursos: Te hizo Explorar diversas fuentes de la información (ej. ¿comunidad, Internet, biblioteca)? Encontrar la información en una variedad de formatos (ej. ¿libros, periódicos, bases de datos)? ¿Determinar la información? ¿Era relevante, actual, de una fuente confiable? ¿Guardar las notas claras de tus resultados y fuentes de la búsqueda de la información? ¿Aceptar y acatar las restricciones del copyright? 3. (*) 4. Conectando y organizando la información Te hizo ¿Repasar el asunto, problema, pregunta para ver y asegurarse? ¿estás en la pista correcta? ¿Conectar la información de una manera nueva y lógica? ¿Resumir la información en tu producto de manera original y propia? 5. Producir la nueva información Te hizo ¿Acabar tu producto? ¿Volver a pulir tu producto después de dejarlo durante algún tiempo? ¿Corregir y revisar cuanto sea necesario? ¿Preparar tu producto para una audiencia particular? ¿Presentar tu producto? ¿Reconocer tus fuentes? 6. Sentencia Te hizo ¿Evaluar frecuentemente mientras investigabas y preparabas de tu producto? ¿Reconocer en el proceso de investigación respecto de qué trabajaron y de qué no lo hicieron? ¿retroalimentarse con otros? ¿Juzgar tu producto y/o la presentación y considerar lo que podrías haber cambiado para mejorarlo? (*) Nota: Este punto no aparece en la lista de comprobación del paso 6, actividad que es altamente metacognitiva. Ignoro las razones de esta ausencia y, aunque podría suplirla, prefiero dejar el modelo como está publicado por los autores. Finalmente, cabe señalar, que la Pembina Trails School tiene una completa página en inglés dedicada a explicar e ilustrar el modelo.

El Modelo Investigador Organizado
Hace ya varios días me di a la tarea de buscar la mayor cantidad posible de modelos útiles para desarrollar las competencias de manejo de información, CMI. Probablemente, a estas alturas, queda claro que todos los modelos planteados son útiles y tienen puntos en común, lo cual significa que todos, al ser bien aplicados, llegarán a resultados finales eficientes. Pareciera ser, por esta razón, que abundar en otros modelos no sea relevante, pero hay aún algunos importantes que no he presentado que, para formar mejor opinión respecto de las CMI, es útil conocer. Entre estos modelos está el llamado Modelo Circular de David Loerstcher, destacado académico de varias universidades estadounidenses que diseñó y promueve el Modelo que él denominó El Investigador Organizado y que cuenta con una página web en inglés que explica el modelo. La traducción que ofrezco espera ser fiel al original porque me parece muy necesario compartir con ustedes este estupendo modelo: 1. Preguntar (definición de la tarea): 1.1 Definir el problema de la información: (¿qué preguntas están intentando contestar?) 1.2 Identificar la información necesaria para terminar la tarea (¿qué necesitan? ¿Qué otras preguntas necesitan contestar?) 2. Pensamiento (estrategias que buscan de la información): 2.1 ¿Cuál es la variedad de las fuentes posibles? 2.2 Evaluar diversas fuentes posibles para determinar las prioridades (¿cuál es la mejor?). 3. Significación (localización y acceso): 3.1 Localizar las fuentes que seleccionaste en 2.2 (¿donde están?). 3.2 Encontrar la información dentro de esas fuentes (índice, contenido, etc). 4. El entender (uso de la información): 4.1 Reconocer la fuente de información (leída, escuchada, vista, etc.). 4.2 Extraer la información relevante de cada fuente (notas, apuntes, fotocopias, etc). 5. Invención (síntesis): 5.1 Organizar la información proveniente de fuentes múltiples (contexto, interpretación de notas, etc.). 5.2 presentar la información (crear tu producto final: informe, folleto, vídeo, etc.) 6. Evaluación: 6.1 ¿Juzgar el producto final (¿Fue eficaz? ¿Está Terminado? ¿Contestó a las preguntas del asunto?) 6.2 ¿Evaluar el proceso problema-solución de la información (encontré la información necesaria eficientemente? ¿Me centré en la información necesaria? ¿Conseguí no desviarme de la búsqueda debido a la demasiada información? ¿Habría podido utilizar más diversas fuentes de información para resultados mejores?)

El Modelo Info Paint
Como ya comenté en un artículo anterior, estuve trabajando con nueve modelos CMI en dos cursos de primer año de enseñanza media, con excelentes resultados. El 1º Medio A del Colegio Alexander Fleming, luego de conocer otros modelos, decidió crear uno propio, considerando las características especiales del trabajo que ellos enfrentan a diario e incorporando variantes novedosas, como la publicación digital y la reelaboración de los textos finales a partir de los comentarios y aportes que produzcan sus publicaciones 2.0 No puedo menos que sentirme muy satisfecho por lo realizado por estos estudiantes, debido a que presentan al mundo un trabajo serio, responsable, útil y pertinente, lo que es todo un aporte, considerando que sus edades fluctúan cercanas a los 14 años.

Antes de mostrarles este nuevo Modelo CMI, quiero contarles cómo lo hicieron: En primer lugar un día, les pregunté qué harían si debían iniciar una investigación. varios levantaron la mano y dieron ideas. Les pedí a todos los estudiantes que anotaran sus ideas en el cuaderno, ordenadamente (qué cosas hacer primero y cuáles después), tuvieron 25 minutos para desarrollar ese trabajo personal. Transcurrido el tiempo, les pedí que pasaran uno a uno (son 38) al pizarrón. La primera, Constanza, anotó ocho pasos que ella pensaba necesarios de desarrollar. Los siguientes estudiantes anotaron los suyos sólo cuando eran aportes nuevos (pasos distintos, subcategorizaciones, cambios de lugar, etc.), si los cambios eran muy grandes, se discutía con el curso. Al final de este ejercicio que, nos tomó el resto del tiempo, llegamos al acuerdo de un modelo de 13 pasos que, a falta de un mejor nombre, se denominó Pingüino Uno (1). Posteriormente, en otra ocasión conocieron los modelos que ya hemos mostrado acá y empezaron a diseñar propuestas para un Organizador Gráfico o Logotipo que identificase el modelo. Las necesidades pedagógicas, los apremios del Programa Oficial y otras situaciones, nos hicieron concederle al tema sólo dos horas pedagógicas más (ya llevábamos seis) y dejarlo reposar casi dos meses. A vuelta de vacaciones de invierno, con un método similar al anterior, aunque sin hacerlo en el pizarrón, sino por escrito, se fueron determinando los sub pasos definitivos, mientras otro grupo avanzaba en la imagen que acompañaría al modelo (esto ocupó cuatro horas pedagógicas más). Por fin, durante el mes de agosto, tuvimos dos horas más para decidir lo último: a) Nombre definitivo del Modelo y b) Imagen del Modelo. Sebastián Escobar sugirió Info Paint, ya que una de las proposiciones de imagen era una paleta de pintor donde cada color representaba un paso. Dicha paleta, diseñada por Constanza Neira y Alejandra Cesani, resultó elegida como la mejor imagen para acompañar el modelo. El significado que le dieron ambas creadoras es que la informaciónse despliega ante nosotros con múltiples colores y matices y, al igual que el pintor, debemos ir combinando adecuadamente dicha información para crear una nueva obra o, en este caso, un nuevo conocimiento. Me parece que la explicación no solo es profunda sino que, además, es una bella metáfora. Una vez integrada toda la información y elaborado el documento final, lo presentamos oficialmente a la Unidad de Coordinación Académica de nuestro Colegio y ahora, los alumnos esperan fecha para darlo a conocer a todos los profesores en una reunión especialmente fijada para ello. Reitero mi enorme satisfacción por este trabajo que, de seguro, ha sido un gran aporte para el aprendizaje de una habilidad tan necesaria como aprender a investigar en medio de esta maraña informativa que tenemos hoy. El Modelo es el siguiente: 1. Plantear un problema: - plantearme una hipótesis - definir lo que sé del problema - plantear los objetivos que busco alcanzar. 2. Elegir tema: – subdividir el tema en distintas áreas (si corresponde) 3. Reconocer los recursos: – Qué es lo que quiero.

- Qué es lo que tengo. – Qué es lo que necesito. 4. Elegir los medios: – Herramientas que podría utilizar para investigar (Por ejemplo, web, libros, revistas, vídeos, archivos de audio, entrevistas, etc.) 5. Buscar información: - definir los lugares dónde buscar la información. - definir los recursos necesarios para obtenerla. - definir el soporte en que respaldaré la información. 6. Seleccionar: - Evaluarla. - Organizarla. - Sintetizarla. - Definir formato para entregarla (si no está predeterminado) 7. diseño: - Decidir si se usarán imágenes, sonido, etc. - Formato de la letra, - Orden en que se pondrán los contenidos. 8. Crear documento: - Introducción - Desarrollo - Conclusión - Bibliografía y notas. - Anexos necesarios. 9. Revisar: - Diseño. - Ortografía. - Contenidos. 10. Concluir: - Imprimir y multicopiar documento (si corresponde) - Entregarlo debidamente. 11. Reelaborar: - Reescribir el proyecto, con los errores corregidos. - Discutir o conversar sobre la reelaboración en el grupo y con quien lo evalúa. - Definir e implementar los ajustes al documento. 12. Compartir la información: - Presentarla al curso. - Publicarla en forma impresa (si se puede) - Publicarla en forma digital (siempre) - Revisar comentarios que provoque la información publicada y, si son pertinentes, incorporarlos al documento digital. 13. Evaluar: - Plantearse el resultado del proceso: ¿Quedé conforme con el producto?

¿Quedé conforme con el proceso? ¿Trabajamos bien? ¿Podríamos haberlo hecho mejor? ¿Qué aprendí del trabajo? ¿Puse todo mi esfuerzo en él?

El Modelo Sconul
Este modelo británico, fuertemente enfocado al mundo universitario y laboral, debe su nombre a la Organización Sconul (Society of College, National and University Libraries), que en 1999 dio a conocer su documento de trabajo sobre habilidades de manejo de información, resultando un modelo de siete pasos también llamado “Modelo de los Siete Pilares de la Información”, desde esa fecha ha sido utilizado por las diversas instituciones que se relacionan con Sconul. El modelo en comento presenta el siguiente desarrollo: Pilar 1. Capacidad de reconocer una necesidad de información. Reconocer que existe una necesidad de información y ser capaz de analizar dicha necesidad, cuáles son los pasos fundamentales para acceder a dicha información. En la universidad, las tareas y trabajos de curso presentan siempre una evidente necesidad de información y los estudiantes suelen tener dificultades para ir más allá de los términos utilizados por un profesor (por ejemplo, un ensayo de título), para identificar la diferencia entre lo que ya saben y lo que necesitan saber para completar su trabajo o estudio. La investigación ha demostrado que esto se hace aún más complejo en el lugar de trabajo, donde los empleados muchas veces no logran saber qué información necesitan para resolver un problema laboral. Pilar 2: Corresponde a la capacidad para distinguir las formas en que la brecha informativa puede ser superada. Una vez que el estudiante haya identificado las lagunas en su conocimiento, entonces necesitará tener claridad respecto de las diferentes formas en que puede satisfacer sus necesidades de información, considerando, por cierto, que ésta puede ser obtenida de una amplia variedad de fuentes y canales: libros, revistas electrónicas, sitios web, personas, organizaciones etc. Dominar este pilar implica no sólo el conocimiento de cuáles son los recursos disponibles, sino también ser capaz de identificar cuáles son los que mejor se ajustan a la tarea encomendada. Pilar 3: Capacidad de construir estrategias para localizar información. No existe una estrategia que

se adapte a todo tipo de recursos de información. Es necesario apropiarse de los diferentes modos para comprender cada nueva fuente que se utiliza; para ello, es necesario detenerse y pensar cómo se puede obtener lo mejor de ella. Por ejemplo, la mejor estrategia para una búsqueda en Google no es exactamente la misma que la mejor estrategia para el uso de un catálogo de la biblioteca, para encontrar la información pertinente dentro de un libro o para motivar a un experto para responder vía correo electrónico una solicitud de información. Se requiere, por tanto, de la comprensión necesaria para aprender algo acerca de cómo utilizar adecuadamente cada tipo de recursos de información, de modo que verdaderamente pueda satisfacer las necesidades de contenido para así alcanzar resultados efectivos. Pilar 4: Capacidad para localizar y acceder a la información. Una vez que haya identificado la información más apropiada de usar, los recursos y estrategias necesarias, es necesario que el investigador tenga el conocimiento y las habilidades para acceder a los recursos de información y extraer la información. Esto puede implicar el desarrollo de habilidades asociadas, como el uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) y alfabetizaciones académicas más tradicionales como tomar notas, por ejemplo. Alguien que es competente en este pilar tendrá fluidez y flexibilidad con las diferentes técnicas de búsqueda: por ejemplo, la comprensión de la mejor manera de desarrollar una pesquiza en un motor de búsqueda o de la pertinencia de las clasificaciones utilizando una lógica booleana. Es bien sabido que los diferentes tipos de recursos de información son útiles en las distintas etapas de la búsqueda: por ejemplo, que los servicios de resúmenes y citas de las búsquedas pueden proporcionar una forma eficaz de determinar las principales referencias. Sobre la base de la comprensión de los recursos elaborados en el tercer pilar, el estudiante se sentirá seguro del acceso y utilización de todos los recursos adecuados a su necesidades de información. En este pilar no sólo se cubren las actividades de búsqueda, también implica un dominio en la adquisición de información por cualquier medio apropiado. Pilar 5: Capacidad de comparar y evaluar la información obtenida de diferentes fuentes. La información recopilada no es necesariamente neutra: los diferentes tipos de recursos de información, el autor y el editor proporcionará diferentes perspectivas subjetivas. Determinar la perspectiva correcta para el estudiante-investigador dependerá de la naturaleza de la información que necesita. Lo importante es poder evaluar la la información atenta y críticamente en relación con la necesidad investigativa personal. Para ello, se necesita un poco de conocimiento acerca de la forma en que los medios funcionan, y algunos procesos que son especialmente importantes en el contexto académico, como por ejemplo la evaluación de artículos académicos. Con algunas formas de información (por ejemplo numérica o química) las aptitudes y conocimientos en la manipulación de los datos mediante un software especializado pueden ser necesarios con el fin de evaluar y comparar lo obtenido. Pilar 6: Capacidad de organizar, aplicar y transmitir información a los demás de manera apropiada. La información se obtiene normalmente con una finalidad, y muy a menudo este propósito implica la comunicación y el intercambio, especialmente en el mundo moderno. En el contexto académico es, por cierto, algo fundamental, lo cual puede suponer la comunicación con académicos, tutores y compañeros de estudios. Si se trata de un lugar de trabajo, será con el personal, jefes, administradores, clientes, público, etc. El medio utilizado también será variable, por ejemplo, personalmente, por escrito, vía web o por correo electrónico.

Una persona alfabetizada en el manejo de información será capaz de comunicar utilizando el medio adecuado para la satisfacción de la tarea asignada. En algunos contextos, por ejemplo, como en los proyectos de investigación y tesis, será necesario ser capaz de organizar la información porque su transmisión es muy importante y, además, hacerlo pensando en una fácil recuperación y acceso desde los soportes de almacenamiento. Esto puede implicar habilidades para el uso de diversos tipos de softwares y otras herramientas de gestión. En todos los casos, se debe tener presente el cómo utilizar la información de manera ética y legal, no sólo por razones morales personales, lo que desde ya es muy importante, sino por las múltiples regulaciones de deberes y derechos comunes e internacionales exietentes en nuestro mundo actual. Esto, en mi opinión, es vital en el mundo moderno. A través de este pilar, por lo tanto, se pretende comprender los fundamentos de los derechos de propiedad intelectual, por ejemplo y la forma eficiente de utilizar y citar la información adecuada. Por último, este pilar abarca el conocimiento de la solicitud de información en diferentes situaciones y para distintos fines: por ejemplo, en la resolución de problemas y toma de decisiones, etc. Pilar 7: Capacidad de sintetizar y aprovechar la información existente, contribuyendo a la creación de nuevos conocimientos. Alguien que es experto en el séptimo pilar será capaz de identificar, seleccionar, comparar y analizar la información necesaria para producir una síntesis que ofrece una nueva perspectiva, y que puede permitir la creación de nuevos conocimientos. Por ejemplo: usted puede redactar un crítico informe sobre determinado tema y analizar la información existente para producir nuevas ideas y previsiones, puede crear un sitio web que vincula a los demás y sintetiza la información y que incluye nuevos contenidos para presentar un producto único. Como puede apreciarse este modelo, mucho más complejo que los expuestos anteriormente es para estudiantes mayores, yo diría incluso para últimos años universitarios por su enfoque. Rescato en él algunas cosas que otros modelos no explicitaban: 1. La necesaria flexibilidad y fluidez para adoptar distintas estrategias ante distintas fuentes y 2. Las previsiones que manifiesta y exige frente a los derechos de propiedad intelectual. Sin lugar a dudas, conocer este modelo nos ayuda a ampliar nuestro campo de dominio en el Aprendizaje por Proyectos en general, y en el manejo de las CMI en particular.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->