Está en la página 1de 439
SAGRADA BIBLIA, EN LATIN Y ESPANOL, CON NOTAS LITERALES, CRITICAS E HISTORICAS, PREFACIOS Y DISERTACIONES, Secadas del Comentario de D. Agustin Calmet, Abad de Senones, del Abad Vence y de los mes célebres autores, para facilitar le inteligencia de 1a Sante Eecriturs. ORBRA ADORNADA CON ESTAMPAS Y MAPAS, PRIMERA EDICION MEJICANA BNTERAMENTE COMFORME A LA OUARTA ¥ ULTIMA FRANOESA pet affo pz 1820. TOMO QUINTO. LOS JUECES, RUT, Y LOS DOS PRIMEROS LIBROS DE LOS REYES. ‘ MESJICO. IMFRENTA DE GALVAN 4 CARGO DB MARIANO AREYALO, CALI@ DE CADENA Num. 2. nes 1831. (COM LAS LICENCIAS MICESABIAS. : : 3 __———_—_—_—_—_——===__—_—___—_—_—__—= SANTA BIBLIA. PREFACIO soBRR EL LIBRO DE LOS JUEGES. E. libro’ do los Ju contiene Ia historia de lo que pas6 des: de la muerte de Josué hasta el gobierno de Samuel. No se sabe con certeza quien'es el autor de este libro: unos Jo atribuyen 4 los mismoa jueces (1), pretendiendo que cada uno ha, escrito la histo- tia de To acontecido en su gobierno; y otros quieren que'su autor sea Finées, Samuel, Ezequias 6 Esdras. Nos parece incontestable ‘que es obra de un solo autor, que ‘existia despues def tiempo dé los pie ces, Una prueba sensible de esta opinion es que enel cap. 1 ¥ 10 ysigujentes compendia el historiador todo el libro, ¥ da de él una idea general, diciendo que despues de la muerte de Josué y'de los an- Cianos de su tiempo, se vi6 crecer una generacion que’ nb tonocia al Sefior, ni las maravillas que habia obrado en favor de Israel: que obré él mal en presencia del Senor, y abandon6 4 su Dios por se- guir & dioses cxtrangeros, El Sefior irritado, los entregé 4 sus enc- migos, y los colmé de males, envidndoles sin embargo, de tiempo cn tiempo, algunos libertadores, y suscitando jueces que los instruyesen y gobernasen. Se convertian & Dios por un tiempo, y hacien peni- tencia de sus crfmenes; pero & poco se abandonaban de nuevo al desérden &c. Todo esto indica un autor que tiene @ la vista Io his- toria entera de los jueces, y todos los acontecimientos que en ella se Tefieren. . La opinion que atribuye esta obra 4 Samuel, parece bastante fandada. Pe El eacritor vivia cn tiempo en que los Jebuséos eran todavia duefios de Jerusalen (2), y por cons‘guiente antes del reina- do de David. 2.° Parece que enténces era gob-rnada la repdblica de los Hebréos por reyes, pues que el autor observa que en el tiem. fo de que habla no habia rey en Israel; 0 que convicne al tiempo le Samuel, que vivia en el reinado de Saul, y queria que se notase la diferencia del gobierno de su tiempo, al que existia en tiempo de los Jueces y despues de la muerte de Josué, _ Esta opinion no carece de dificultades. Se dice lo primero, que en el libro de los Jueces sc halla el nombre Nuhi pe significar un profeta, nombre que no estaba en uso en tiempo de Samuel; por- 1) Desde son del P. Calmet los dos primeros articulos de este Prefacio.— Ohaer ar L Lo que con. tiene ol libro de los juo. ces. {Quion es ol autor do este i. bro? . 4 FREFACIO ue el que hoy se Uama Nati, dice el autor dé] primer libro de los Reyes (1), se Hamaba antes Vidente. Se ve aun el uso de esta Gl- tima palabra en tiempo de David, mucho.despues de. Samuel: O Vi- dente, vuelve en paz & la ciudad (2). jMas no puede decirse que ha- biendo escrito Samuel una parte del primer libro de los Reyes, en que se lée esta observacion, como tambien el libro de los Jueces, se ha servido en uno y otro de la palabra Nabi, usada en su tiem- po, de modo sin embargo, qué el nombre de Vidente no se habia desterrado enteramente del lenguage, lo que ha dado lugar 4 su reflexion, de que el que enténces se Ilamaba mas comunmente Nabi, Nevaba antes mas de ordinarid el nombre de Vidente? Se dice lo segundo, que en este libro se hable’de la casa del Sefor, expresion que se pretende no haber sido conocida, sino des- pues de la construccion de! templo de Salomon; pero es incontes- tuble que muchas veces se da este nombre al Tabernéculo solo. Moi- ses, el autor del libro de Josué, el del primer libro de los Reyes, y diver- #08 salmos de David hablan del Teberniculo bajo el nombre de Ia casa del Seftor. . Se observa lo tercero, que Silo estaba en la tierra de Canaan. iQué necesidad hay, se dice, de que Samuel, escribiendo en aquel ps y hablando 4 Jos pueblos que en él se hallaban, les dijese: Ha- onse cuatrocientas doncellas de Jabes de Galaad, y las Wevaron al campo de Silo, en la tierra de Canaan-(3)? Mas es facil responder que la tierra de Canaan se pone aquf por oposicion & Jabes que’ estaba del otro lado del Jordan. jEs extrafo que se exprese la distan- cia de una provincia 4 otra, y que se note .haberse llevado Jas doncellas mas alla del Jordan, en el pais de Canaan, de este lado de aquel rio? 4.0 La mayor dificultad que se forma contra la opinion que atri- buye esta obra 4 Samuel, consiste en este pasage: Los hijos de Dan hicieron sacerdotes 4 Jonatan y 6 sus hijos en la tribu de Dan, hasta el dia de la transmigracion del pdis; y el idolo de Micas permaneci6 entre ellos miéntras que la casa de Duos estuvo en Silo ie ‘Confesamos que si por esta transmigracion se entiende Ja de las tribus de Zabulon y de Neftalien tiempo de Teglatfalasar, 6 la de las otras tribus en tiempo de Salmanasar, es insostenible 1a opinion que atribuye este libro & Samuel, 4 ménos que no se quiera que ba- i sido revisto y corregido por Esdras 4 la vuelta de la cautividad, lo que no es imposible en manera na. Pero la mayor parte de los comentadores (5) la explica de la gerviduinbre de los Israelitas bajo los Filistéos, en tiempo de la ba- talla en que estos tomaron el Arca de la alianza. Enténces fue cuan- do el Arca _dejé de estar en Silo, y la tribude Dan, como mas ve- cina 4 los Filistéos, fue la mas oprimida: muchos de esta tribu, aun- que la Eacritura no lo expresa, fueron sin duda reducidos 4 la cau- tividad. Al principio del gobierno de Samuel se convirtieron los Is- raelitas al Senor, y dejaron el culto de Baal y de Astarot (6). Pue- de creerse que en esta afortunada coyuntura los de Dan renunciae (1) 1, Reg. x. 9—{2} 2. Reg. xv. 27—{3) Judie. xx1. 12—{4] Judic. xin. 30. 31. {5] Minst.“Vac. Grot. Est. Serer. ‘Jun. Pise. alii pase, Esta digrosion seine exe texto del Libro de los Jaocen esta aucada del Comentario de — 6) 1. Reg. vu. 4. SOBRE EL LIBRO DE LOS SURCES. 5 ton absolutamente toda la supersticion de Micss, y despidieron 4 los Levitas descendientes de Jonatan. Verdad es que en este sistema queda aun alguna dificultad. Es- ta hip6tesis parece que confunde 4 los Danitas, vecinos de los Filis- téos, con los de la ciudad de Dan, que estaba al pie del Libano y cerea del rio Jordan. Acaso deberia Teeree, no hasta el dia de la transmigracion del pais, sino hasta el dia de [a libertad del puis; lo que seria facil explicar del sacudimiento del yugo de los Filistéos en tiempo de Samuel. Enténces, dice la Escritura, los Filistéos fue- ron humillados, y no se atrevieron ya 4 venir subre las tierras de Is- rael; y se vieron precisados & volver 4 los Israelitas las ciudades que tes habian tomado (1). Tambien fue en este mismo tiempo cuando Jos Hebréos renunciaron ehteramente al culto extrangero, y se con- virtieron de corazon a Sefior. des habitantes de la ciudad) de p= siguieron sin duda el: ejem sus hermanos, pues en el jier- no de Samuel tervia qd Sonos tle Terael. pos Be De este modo, ya se entienda -de la libertad del pais por Sa- mel, ya de la cautividad de los Israelitas por los Filistéos, siempre se podra decir, que este pasage ha podido escribirse por Samuel; y aun cuando se le refiriese al tiempo de la cautividad bajo los Asi- Fios, se pudiera todavia decir’ que Samuel pudo ser el autor de es- te libro, al cual solo se habria afiadido este pasage despues de es- ta cautividad. Por otra parte (2), cuando el Ristoniador sagrado ob- serva que el fdolo de Micas solo subsistié miéntras el Arca estuvo en Silo, da 4 entender bastantemente que el sacerdocio de los hi- jos de Jonatan no debié subsistir mas que hasta el mismo tiempo; de suerte que si es preciso reconocer que en este pasage se habla de una transmigracion, no puede ser de la de los Israelitas bajo los Asi- rios, mucho tiempo despues de Samuel, sino de la de los- mismos bajo los Filistéos en tiempo del mismo Samuel, 6 mas bien, de la de la misma Arca; porque es muy verosimil, como lo observa muy bien el P. Houbigant, que en lugar de la transmigracion del pais, se ha debido leer aqof originariamente la transmigracion del Arca. No se transporta en efecto un pais, y una arca si se transporta: en el hebréo se parecen estas dos palabras, y se comienzan con las mis- mas letras. : Este libro tiene en hebréo el titulo Schophetim, que significa jueces; pero este nombre no se toma aquf en la rigurosa significa- ion del que administra justicia, ni del simple gobernador de po- licfa 6 magistrado, sino del que tiene el poder soberano en Ja re- Pablica, tanto en paz como en guerra. Los Tirios, despues de la des- tmuccion de Ja antigua Tiro, establecieron en la nueva jueces en |u- g& de reyes [3]; y los Cartagineses, colonia ‘famosa que salié de Tirios, Namaban 4 los gefes de su repiblica jueces, en fenicio {4 Suffetes, 6 Sufetim, palabra que tiene una relacion sensible con la hebréa Schophetim, que la Escritura emplea para designar los go- bemadores de que heblamos, Algunas personas hébiles [5] creen que Jos arcontes de los Atenienses, y los dictadores de los Romanos {1) 1. Reg. vir. 13, 14=(2] Esta os reflexion del Abate de Vance.—(3) Joseph. cont, Appion L 1.—(4) Lab. Decad. 3.1. 8. Suffeter eummua erat Penis magistratus, —(5) Vide Serar. in Judic. wu. 2. p. qu. 1. et aegg. th 2Qué signi. fea entrelos Hebréos ol nombre de juece? En ‘qué conziste, In autoridad de los juoces de Israel. Duracion de au gobierno. 9 . PREFACIO tenian. no ‘poca relacion con fos jueces de Ksrael; Ty comparan -e}, gobierno de los Israelitas en tiempo de.los jueces, al que.existia ex, Alemania, en las Galias, y cn Ia Bretafia, Antes qpe lop ed lo hubiesen cambiado. Gracio [1] sostiene que los, jueces, de. Jgrnel- no se diferenciaban de los reyes, sino en que no tenian -nj la pore pa ni la magestad de estos; pero que estaban revpetidos, de su, por. der, como log regentes que gobiernan en Jos interregnoa, 6 log, dig-. tadores de ta republica Tomaga Bh ered . depeadiose ju empleo no era ung dignadad. jitaria, nj que padiess . de la elecoton de los none eae propiamente habland: les te, nientes de Dios en el gobierno de su pueblo. Dios era el rey..q- lamente; zeloso de esta cualidad, no deba 4 ‘Ips, jueces que sug: citaba de tiempo en tiempo, mas qua: una autorided limitadg .y precaria; y cuando el pueblo rogo a Samuel:qua; la. diese un py, manifest el Senor su justo resentimiento, dicitado al profeta: No, es Gt, sino & mi & quien han desechada [3]..Cuando ofecieron, fa corona & Gedeon, y 4 su posteridad despues da él, respendis al pueblo: No seré yo quien os domine, ni mi hijo, derpues: le mi;. mas el Sefior vuestro Dios os dominaré |4], La dignidad ‘de los jue- ces era por toda la vida, mas la sycesiog de yno 4 otro no fue siempre sin interrupcion, Viéronse muchas veces intervalos en que los pueblos, abandonados 4 su propia conducta, hacian cada uno lo que juzgaban 4 propésito. Se crée que la repablica cayd en este estado despues de la muerte de Josué y de los ancianos que habian gobernado con él. Dios suscitaba ordinariamente libertadores y defensores de su pueblo, cuando lo creia necesario; pero bay ocurrencias particula- Tes en que no se nota un escogimiente 6 determinacion sensibles de parte de Dios, por ejemplo, en la eleccion que los Israelitas hicieron de Jefté para que los defendiese contra los Ammonitas 6). Enténces los pueblos juzgaban prudentemente, que los que se ha- Hlaban Ienos de una hema y_un valor extraordinarios, les eran des- tinados por la Providencia, y los escogian y recibian como un pre- scnte de su mano, Sucedia tambien algunas veces que esta el cion no se hacia mas que por una parte de los Israelitas, ia ele. gido enténces no tenia autorided sino sobre los que se habian so- metido 4 su gobierno. Lo mismo sucedia con aquellos-que Dios suscitaba extraordinariamente, pues su poder no se extendia siempre 4 todo Isracl: cuando la servidumbre y opresion solo se hacian sentir en una parte del pais, los libertadores no ejercian enténces su imperio mas que sobre aquellos 4 quienes habian libertado, Su poder vo se limitaba al tiempo y circunstancias particulares por las cuales eran promovidos, sino que continuaban su servicio 4 la re- pdblica juzgando las diferencias 6 querellas de los particulares,. En cuanto ap demas, vivian sin fausto, sin poms. y sin acompa- Damiento, 4 no ser que sus grandes bienes los pusiesen en estado de proporcionarse un equipage que. no era peculiar de su empleo, el cual seguramente no tenia rentas ni emolumentos. La Escritura (1) Gret, in Judic. (2) Idem in Deut. xvn. 9.—(3) 1- Reg. vat. 7.—(4) Judic, 298) Judie. de cage ia Deat, xr, 9G) be Regs vite T(t) Je SOBRE EL L{BRO DE LOS JUECES. 7 ‘Odiierva 'qite Jady file jilez de Israel espacio de veinte y dox dies, ¥ qie tenia treinta Aljos que igaban en otros tantos as- noe [Lf Abide ‘qhe. obtuvd ‘el mismo cargo Hurante ocho ‘afos, te- “Bee nts hijos y treiilta. auc thontaban todos én‘iguales cabal- ‘yatttrac. (2). Mus to que demilestfa que ‘esta’ preroyativa no era ee mide la ‘persona de los faeces, ni de la de sus hijos, es que D ‘di’ sti’ ébfitico designa los ricos y principales de Israel por oad palbbras: Los ‘gite ‘cadalgais en jumentos de betes galer, fe “pata jusgtir, y andais en los caminos, s ‘gabe que enténces no habia otro juez de Is- && ‘Is ‘inlsma Débors y Barac, ‘que compuso, 6 4 lo ménos 'O1 con ‘eta ‘este cantico, y no ‘hay apariencia de que en las‘pa- “Riles refer is a querido designar ni‘su persona, ni la de Barae. ones Tig ohidad de los jueces ve ejercia en los negocios de la ey de Id‘guerra, declarando esta, y haciéndola en nombre de la juzgabdo los litigios de los particulares con un podér so- ‘Bettitto 'y dbsoluto; mas este poder no se extendia hasta establecer nue- vas feyes, 6 4 ithponer nievas cargas al pueblo. Las leyes y vo- Jantades dco Dios ‘que se les declaraban por Jos sacerdotes, y por ‘el éraculo del Urim y Tummim, debian ser la regla de su con- ‘acta y de sis sentencias: eran los protectores de las leyes, los de- ‘Eéndotes de la religion, y ‘los vengadores de los crimenes y desér- ‘denes, sobre todo de la idolatrfa, cuyo nacimiento debian impedir, y ¢ttyés progresos debian contener. . 1 be. per lo demas notarse que la Escritura usa muchas ve- ¢ } “Hi € juzgar para expresar la funcion propia de los reyes: ‘Dands un rey que nos juzgue, dicen los Israelitas 4 Samuel (4). Baksmon pide 4 Dios los lutes y sabidurfa necesarias para purear 6- au pueblo (5). Joatan, hijo del rey Azarias, gobernaba el pala- i de au padre, y juzgaba al pueblo (6). Aun es’ muy é ‘qe algunos de los jueces de Israel jamas ejercieron verda- te las funciones de jueces en los procesos de los Israelitac, ‘Fas que. ejetcian @ los asdntos de la guerra: la Eseritu- de Sanson, no dice de €! una sola palabra que prue- Be! qt nunca éjercido algun ‘acto de judicatura. awe ‘oto de coniat la ‘auton del gobierno de os jueces em- Bardza mucho 4 los criticos, En Ja ‘primera edicion de esta Biblia tratamos este punto; mas como tx esta ‘hemos emprendido una su- cedsidn'de disertaciones cronoligicas, dos de las cuales tuvieron lugar Sén'el-tottto primero, dimos otra en el tomo cuarto, en que Ia die este punto se trdté mas extensamente con ocasion de lo a' de 6! dijo ¢l P. Houbigant despues de la primera edi- ‘Pascrtios pues ahora al conpendio de este libro que dimos ya in Ia ‘edieién- precedente. . Détpdeyde-la muerte de ‘Josué nombra Dios 4 la tribu de Juda spltetjue jatrche & Ja ‘cabeza de Jas otras tribus contra sus enemi- gon : €s tritedo det mismo modo que él habia tratado 4 los a lqdienes bhbin vélicido, La ciudad de Jerusalen es tomada 1) - Inge. 3 4m(Q), Judie. xu. 13. 14.—(3) Judic. v. 10.—(4) 1. Reg. vin. 5. 6. 8 Ne eee Her we WO Te Regs im Il. Anilisis dot libro de los Jueces. 8 ° PREFACIO por los hijos de Jud4: apodéranse de las laderas de los montes; pero no pueden desbaratar 4 que habitan. en los valles, Los Benjami- tas po matan 4 Jos Jebuséos que moraban en Jerusalen. Los de la casa de José toman la ciudad de Luza 6 Betel, y exterminan 4 to- dos los habitantes. Las tribus de Manases, Efraim, Zabulon, Aser y Neftali, no exterminan 4 los Cananéos, content4ndose con hacerloa tributarios, Los Amorréos tienen en sitio estrecho 4 la tribude Dan, y despues son hechos tributarios por la tribu de José (cap. 1). Un angel reprende & los Israelitas por haber hecho alianza con los Ca- nanéos, y baberlos perdonado contra la drden de Dios: les. declara que tendrén & estos pueblos por enemigos, y que sus dioses serén Ierae] un motivo de ruina. El autor de este libro da aqu{ una idea de las vicisitudes y mudanzas que acontecieron conforme 4 la con- ducta del pueblo hebréo, y que son el asunto de este libro: Israel, ficl al Senor, abandonado despues 4 Ia idolatrfa, subyugado por sus enemigos, libertado os jueces, y volviendo 4 recaer en.su in- fidelidad. La idolatria que sé les echa en cara, es particularmente el culto de Baal y Astarot (cap. 1), y esto da lugar & una disertacion so- bre las divinidades fenicias 6 cananéas (véase el tomo 1v). El Senor deja en medio de los Israelitas muchos pueblos infieles para ejercitarlos y probar su infidelidad: los Israelitas hacen-alianza con estas naciones, y se abandonan 4 la idolatria: Dios los en! 4 Cusan, rey de Mesopotamia, ellos claman al Senor que les envia & Otoniel para libertarlos, Habiendo dado el Sefior la paz 4 log Israelitas, estos lo abandonan de nuevo, y son entregados 4 los Moabitas; vuelven 4 clamar al Sefior, quien les da un libertador Ila- mado Aod, que asesina 4 Eglon, rey de Moab, cuando se hallaba solo en su habitacion de estio (cap. m1). Lo que se dice aqu{ de la habitacion de este principe, da lugar 4 una disertacion sobre las habitaciones de los Hebréos (vease el tomo 1v). . Los Israclitas siempre infieles, son entregados en manos .de Ja- bin, rey de los Cananéos que reiné en Asor al occidente del Jor- dan. Barac marcha contra él por érden de la profetiza Débora: Si- sara, general de la armada de los Canauéos, se adelanta contra Ba- rac: su armada es destrozada, y él se salva en casa de Jahel, mu- gerde Haber, que lo mata, clavandole un clavo en Ja cabeza (cap. tv). Aquf se halla (cap. v.), el cfntico de Débora y de Barac, en accion de gracias por la victoria conseguida sobre Jabin. Continuando los Israclitas en el mal, 9on entregados & los Ma- dianitas, que se extienden al uno y otro lado del Jordan: claman al Senor, y les envia un profeta que les repronde su ingratitud 6 indocilidad. Un angel aparece 4 Gedeon, y le ordena ir 4 libertar 4 Israel. Gedeon teme motir por haber visto al angel del Sefior: el Seftor lo tranquiliza, y le manda destruir el altar de Baal: obedece Gedeon, y por ello se atrae la célerade sus conciudadanos, que quie- Zen quitarle la vida. Los Madianitas, los Amalecitas y los del Oriente se ligan contra Israel: el espiritu del Senor llena & Ge- deon, y lo escoge para que salve 4 su pueblo: Gedeon pide & Dios un doble signs, y Dios se lo concede (cap. v1). Marcha leon con todo el pueblo & la fuente de Harad, y hallando, Dios demasiado, Numerosa exta armada para la ejecucion de sus designive; da 4 Ge- SORRF EL [BRO DE 108 JUECES. 9 deon una sefal por donde reconozca & los que ha escogido, dé los cuales se encuentran solo trescientos, y Gedeon despide 4 los demus, el Sefior lo envia al campo de los Madianitas, donde oye explicar un sueho que le promete la victoria sobre sus enemigos: marcha contra ellos con sus trescientos hombres, arinado de cor- netas, c4ntaros de barro, y hachas encendidas: entra en el campo de los enemigos y lo llena de espanto: ellos vuelven sus armas con- tra si mismos, y los que escapan 4 la matanza toman Ja huida: son Perseguidos por los Israelitas que cautivan 4 sus gefes y les dan muerte (cap. vu). Apacigua Gedeon con su dulzura las injustas que Jes de los hijos de Efraim: pide pan 4 los habitantes de Socot y de Fanuel que se lo niegan: alcanza 4 Zebée y Salinana que des- cansaban con el resto de su armada, y deshaciendo & los enemigos que le quedaban, hace prisioneros 4 estos dos gefes, 4 quienes hace morir despues de haber destruido 4 Socot y oa torre de Fanuel: rehusa {a soberanfa que los Isruelitas quicren darle, y hace un Efod que fue despues un motivo de idolatrfa para su pueblo, y la ruina de gu casa. Despues de su muerte se entregan fos Israelitas & la idolatria (cap. vut). Abimelec, hijo de una concubina de Gedeon, mata 4 setenta de sus hermanos, y se hace declarar rey por los Siquimitas. Juatan, el mas joven de los hermanosde Abimelec, dnico que escapé de la carnicerfa, pronuncia contra los de Siquem una parabola en que re+ presenta su injusticia, y los males que esta atraera sobre ellos y sobre Abi melec. Los Siquimitas conciben aversion contra este, y le ponen em- boscadas: 6l viene 4 atacarlos, les toma la ciudad, la destruye ente+ ramente, incendia la torre de Siquem, y en ella abraga 4 mil personas: ataca la ciudad de Tebes, y muere de una pedrada que le arroja una my; (cap. 1x), Tola le sucede, y 4 este sucede Jair: Los Is- raelitas abandonan al Senior, y son entregados 4 los Filisteos y 4 los Ammonitas: claman al Senor, y él les reprende su ingratitud ¢ infidelidad: confiesan ellos sus pecados, y Dios se deja mover (cap. x).: Jefté, hombre de Galaad, que era hijo de una cortesana, habia sido arrojado de la casa de su padre por sus hermanos, y 4 este eligieron por su gefe los ancianos de Galaad: envia_ él embajadores rey de tos Ammonitas, para representarle la injusticia de la guerra que hacia 4 los Israelitas,y este rey desprecia sus representaciones, Bl Espiritu del Seftor ye apodera de Jefté: le hace este un voto prra obtener Ia victoria, y le sacrifica & su hija para cumplir con ] (cap. xm). Este voto de Jefté ha sido asunto de una disertacion (Yease adelante); Se forma una guerra civil entre la tribu de- fraim y los jitantes de Galaad. Los Efraimitas son derrotadosy sorprendidos en su huida al pasar el Jordan, en donde son reco- nocidos por la pronunciacion de la palabra Schibboleth: muere Jefté, Lemos de él Abesan; Ahialon y Abdon gobiernan sucesivamente tribus que estaban al oriente del Jordan (cap. xn). : El autor vuelve 4 hablar aqui de la esclavitud bajo la cual gemian los Israelitas que estaban al occidente del Jordan en castigo de sus pecados, siendo entregados en manos de los Filistéos. El Racimiento de Sanson ve predice por un Angel 4 la imadre de este. Manvé ruega al Sefor vuelva 4 enviar al que he hablado 4. su esposa:. Tom. v. 2 Yo. . PREPACIO Dios lo oye, el angel vuelve, y sube al ciclo en medio de fa Nama del saerificio que Muuué ofrece al Senor. Teme Manué morir por haber visto al angel: tranquilizalo su muger, que da 4 luz un hijo 4 quien nombra Sanson, el cual esta leno del Espfritu del Senor (cap. xm). Yendo Sanson 4 casarse con una hija de los Filistéos, despedaza 4 un Jeon que encuentra, y 4 pocos dias halla un enjam- bre de abeyas y un panal de miel en las fauces del leon; lo que da lugar 4 un enigma que propone 4 los Filistévs el dia de sus bo- das, Su muger le arranca con sus importunidades la explicacion de eu enigma, y la descubre 4 las personas 4 quienes se habia pro- puesto. Sanson satisface a lo que les habia prometido, 4 costa de ‘treinta Filistéos que mata en Ascalon, y se retira 4 la casa de su pcre (cap. xiv). Algun tiempo despues va 4 ver 4 su esposa, y ha- lla que e/ padre de esta la ha dado 4 otro marido. Para vengarse de esta injuria, incendia los trigales de los Filistéos, cae sobre ellos mismos, y hace una Bran mortandad. Los Filistéos atacan Ja tribu de Juda, y piden que se les entregue 4 Sanson, lo cual se ejecuta; pe- ro él rompe las cuerdas con que lo habian atado, y mata mil Fi listéos con la quijada de un asno: oprimido de la sed invoca al Se- fior, que hace brotar una fuente delante de él (cap. xv). Encerra- do Sanson en Gaza, lleva 4 una montana las puertas de esta ciu- dad, que los Filistéos hacian guardar para apodcrarse de su perso- na: ama a Dalila, i esta muger, habiendo sabido de €] de donde venian sus fuerzas, le hace traicion y lo entrega 4 sus enemigos, que le gacan lus ojos. Vueltas las fuerzas 4 Sanson con los cabellos, to- ma venganza de los Filistéos, y muriendo, hace morir un ntimero de ellos mayor que el que habia muerto durante su vida (cap. xv1). Hallanse aqui colocados algunos hechos que Ja mayor purte de los intérpretes refieren al tiempo que siguis 4 la muefte de Josué, fntes de la judicatura de Otouiel. Un hombre de la tribu de Eiraim, llamado Micas, habiendo entregado 4 su madre una cantidad de dinero que ella creia perdida, emplea esta una parte en hacer un idolo, y Micas hace edificar un templo para este fdolo, y esta- Dblece gacerdote & uno de sus hijos. Habiendo venido un levita j6- ven que deseaba destinarse & la casa de Micas, lo detuvo este pa- ra que le sirviese de sacerdote en lugar de su hijo (cap. xvi). La tribu de Dan envia espias para reconocer el pais que le tocé en suerte, de que -no se hubia podido aposesionar, y estos espias vuel- ven 4 sus hermanos prometiéndoles una victoria completa: seiscien- tos hombres de la tribu de Dan marchan hacia Lais, entran en ca- sa de Micas, y le levun ‘su sacerdote y sus fdolos: surprenden la ciu- dad de Las y la saquean, se establecen en ella, € introducen al mismo tiempo la idolatrfa (cap. xvi). Otro hecho que los intérpretes colocan hacia el mismo tiempo. Yendo un levita 4 Betlehem, Hega 4 pasar la noche 4 Gabaa, ciu- dad de Benjamin: su muger es tan indignamente tratada por los de Gabaa, que queda muerta: el levita divide el cadjver de su muger en doce partes, que envia 4 las doce tribus para excitarlas 4 la ven- ganzs de tan enorme crimen (cap. xx). Se reunen todas las tri- us de Israel, y convienen en vengar la injuria hecha al levita: en- vian embajadores 4 la tribu de Benjamin para empefarla 4 que en- SOBRE EL LIBRO DE LOS ‘JURCES, u tregue los habitantes de Gabua, que habiin ultrajado 4 la muger del levita: niéganse 4 la entrega loa Benjamitas, y se unen 4 los de Gabaa para defenderlus, y habiendo salido de Ja ciudad, matan 4 cua- renta mil de los hijos de Israel: éstos se huinillan, ayunan y con- sultan al Sefor, que les prometié una victoria completa. En efecto, - matan veinte y cinco mil Benjamitas, toman 6 incendian la ciudad de Gabaa, y las demas ciudades de la tribu de Benjamin, asandolo to- do 4 cuchillo (cap. xx). Mabiendo jurado los hijos de Israel no dar sus hijas cn matrimonio 4 los dé Benjamin, se afligen viéndolos & recer; y para evitar esta desgracia, exterminan 4 los de Jabes Ga- Jaad, que no habian marchado con ellos contra Gaban, y reservan cuatrocientas doncellas, que dan en matrimonio 4 los Benjamitas, per- mitiendo & los que aun quedaban sin mugeres, robasen doncellas de Silo para casarse con ellas (cap. xx1): este es el sumario del libro de los Jueces. Los Cristianos pueden hallar en este libro muchos motivos de ins- .truccion (1). Por el castigo de Adonibezec se ve Ja justa proporcion que la Dios entre el pecado y la pena que le impone. enemigos que Dios deja en inedio de su pueblo, muestran Ja _utilidad de [as tentaciones, por medio de las cuales prueba Ja fi- delidad de sus servidores, los mantiene en la dependencia, y los con- serva en la humildad, : : Entre los libertadores que Dios da &su pueblo, se ve una mu- . ger @ quien habia Ilenudo del espiritu de profecia, haciéndola céle- por la victoria que la hizo alcanzar sobre los enemigos de su pueblo, por donde se sabe que Dios se sirve algunas veces de los maz débiles instrumentoa para ejecutar los mayores designios. La prudencia que da 4 Debora, y el valur que inspira 4 Sahel, muestran de qué son capaces las personas mas flacas, cuando Dios Jas llena de su espiritu y su gracia. El cantico de Débora enseha 4 Jos que censiguen sus empre- sas, 4 referir 4 Dios el buen éxita de ellas, y atribuirle toda la gloria. Los signos que pide Gedeon antes de encargarse de conducir al pueblo del Senor, manifiestan cuaén necesario es asegurarse de la vo, cacion de Dios para trabajar en su obra, y sobre todo en la salva- cion de su pueblo. : . El corto namero de tropas que Dios hace tomar 4 este gefe de Israel para vencer 4 sus enemigos, muestra cuan_celoso es el Se- for de su gloria, y cudn atento en reprimir la vanidad y el orgu- lo del hombre, reduciéndolo 4 la necesidad de no poder atribuir & su propia fuerza 6 sabiduria, lo que solamente es efecto de la sa- biduria y poder divino. . . E! medio de que Dios se sirve para hacer conocer 4 Gedeon los que tiene destinados al combate contra - los Madianitas, ensena 4 los Cristianos, que para vencer 4 los demoniogs que procurardn ar- rebatarles el reino ‘deb cielo, no deben usar sino de paso de los bienes de la tierra, . . Las armas que Dios pone en las manos de este pequefio né- 1) Este aitimo articulo se ha tomado del Profacio del P. Carricres, y solamon. te ve han afiadido algunas refleriones andlogas é las de este juicioso intérprete (Ne. ta de la pentiltima edicion francesa). Tnatruccio. nes conteni- das en ol hi. bro de low Tucces, R PREFACIO mero de soldados escogidos, y el modo con que los hace eombatir, muestran 4 los discipulos de Jesucristo, que solo elevando sus vo- ces por la oracion, y macerando sus cuerpgs con Ja mortificacion, atracran sobre ei las gracias y luces que les son necesarias, y que- daran victoriosos de sus enemigos. - . Aprenden tambien del ejemplo de Jefté 4 no hacer votos si- no con mucha discrecion, y 4 cumplirlos con exacta fidelidad. La caida de Sanson les ensefia 4 buir el comercio de las mu- geres, y les have ver cuan peligrosas aon, aun 4 los que estén re- vestidos de la fuerza y poder de Dios. Sanson resiste i todo, mé- nos 4 las caricias de Dalila. Lo que se dice de Micas nos descubre adonde puede con- ducir en todos tiempos una religion mal entendida, y que no tiene 4 la ley de Dios por regla inviolable, No hay abuso ni desdrden que no se deslice en e! culto divino, desde cl momento en que las reglas se ignoran, 6 se respetan ‘poco, La indigna meacla que Micas hace del] culto del Todopode- roso con el de un fdolo vano, nos escandaliza con razon. Pero jay! que no faltan entre nosotros, quienes, sin pensarto, eon culpables delante de Dios de un crimen, del cual este no es mas que la som- bra: jreparten sus cultos entre Dios y el mundo, entre Jesucristo y Belial; dan. 4 Dios los exteriores de la religion, y su corazon al {do- jo del siglo que Dios detesta! - _ No puede leerse sin horror la accion del levita que divide el cad4ver de su muger en doce trozos, y los envia @ todo el pais de Israel; pero Dios Jo permite para herir vivamente 4 este pueblo con la enormidad del crimen cometido en la esposa del levita, y éncender en su corazon el deseo de hacer justicia, como de un ul- traje hecho 4 toda Ja nacion. Acaso Dios nog trazaba en estos tragicos acontecimientus una imdgen de las funestas divisiones, y de las per- secuciones violentas que debian levantarse contra la Iglesia cris- tiana_con ocasion de Jas heregias. San Atanasio las aplics 4 los excesives € inexplicables males que sufria Ia Iglesia en su tiempo de parte de lus Arrianos. - ' Ea fin, eu este libro se ven ejemplos asombroeos de la cegue- dad y flaqueza del hombre en la persona de los Judios. Sabian es- tos por una triste experiencia cuan funesto les era abandonar al Sefior, y entregarse al culto de los (dolos, y sin embargo recaian sin cesar en la idolatrfa; y aunque hubiesen experimentado una infini- dad de veces que el Senor estaba siempre dispuesto a recibirlos cuando se convertian 4 él, permanecian no obstante infinito tiem- po bajo la cruel dominacion de sus cnemigos, mostrando asf, que nada es mas dificil al hombre que humillarse, confesar su miscria, ¥. recurrir al unico que.puede sacarlo de ella, LIBRO DE LOS JUECES. CAPITULO PRIMERO. Be nombra Ia tribu de Judé para que marche & Is cabeza do las otras. Derreta de Adonibezec. Toma de Jerusalen. Perdonan muchas tribus 4 los Cananéos. . L Posr mortem Josue con- sulaerunt filii Israel Domi- Bum dicentes: Quis ascen- det ante nos contra Cha- nanseum, et erit dux belli? & Dixitque Dominus: Iu- des ascendet: ecce tradidi Terram in manus eius. 3. Et. ait Iudas Simeoni fratri suo: Ascende mecum in vortem meam, et pugna ceatra Chananaeun, ut et ego pergam tecum in sor- tom tuam. Et abiit cum eo Simeon. & Ascenditque ludas, et tradidit Dominus Chana- macum, ac Pherezaeum in Iaaeus eorum: et percusse- pent in Bezec decem millia Viroram. &. Invenenmtque Adoni- bezec.in Bezec, et pugna- Yorunt contra eum, ac per- eeserunt Chananacum, et jum. 6. Fogit autem Adombe- 2ec: quem persecuti com- prehenderunt, caesis summi- tatibus manuum eius ac pe- dum. I. Despurs de la muerte de Josué, Jos hijos de Israel, habiéndose multipli- cado, en estado de llenar el pais Dios les hatia dado, consulta- ron al Senor, y. le dijeron: ;Quién mar- charé nuestra frente para combatir & los Cananéos? jy quién sera nuestro ge- fe para contimuar la guerra doftra estos pueblos anatematizados"? 2 _ El Senor respondié: Judé marche- ré delante de vosotros: le he entregado el enemigo. BM Entonees Jud& dice 4 Simeon su hermano: Ven 4 ayudarme 4 entrar en la parte que me ha tocado en suerte, y 4 combatir con los Cananéos; y despues iré & ayudarte 4 conquistar lo que te ha tocado. Simeon fue pues con Judé. 4. Y¥ habiendo marchado Judé contra los enemigos, entreg6 ¢| Senor en ma- nos de los Hebréos 4 los Cananéos y & los Ferezéos, y destrozaron diez mil de ellos en Bezec". 5. Hallardn despues en Bezec 6 Ado- nibezec, que era uno de los mas pode- rosos reyes del pais: lo combatieron, y deshicieron & los Cananéos y Ferezéos, que jan su armada. 6. abiendo huido Adonibezee lo petsiguieron, lo a ieron, y le corta- ron las extremidades” de las manos y de los pies. V1. Hebr. ,Quién de nosotros marcharé ef primero cbntra los Cenantos: park de- ararles Ie Gy 7. Hobs, los dedes 4. Ciudad que se crée ser de Ja tribu de Efraim. pulgutee. Antes de Ia ora cr. Tae Antes do Ja ora cr. vulgar Joa. xv. 14, 14 LIBRO DE LOS JUECES, 7. Enténces dijo Adonibezec: Hice cértar las extremidades” de las manos y de los pies 4 setenta reyes, que co- mian , debajo de mi_ mesg los residuos de lo que se ine servia: Dios mc ha trata- do como yo traté 4 los otros, Y lo le varon a Jerusalen, donde murid. 8. Porque los hijos de Juda habien- do sitiado 4 Jerusalen, Ja tomaron, trozaron cuanto hallaron en ella, é incen- diaron toda la parte de la ciudad que les habia tocado", 9. Y¥ descendieron despues para com- batir contra los Cananéos que habian. en el pais de las montanas, ha- cia el Mediodia, y en las Ilanuras, 10. Y habiendo marchado Judé con- tra los Cananéos que habitaban en Hee. brou, cuyo nombre era antiguamente Ca- riat-Arbe, derrpt6 & Sesai, Ahiman y Tol-: mai, que comandaban; y .establecié alli 4: Caleb, & quien se habia dado esta ciu-* dad en la reparticion". 1], -Habiendo -partido-:de allt, mar. ché contra: los habitantes de Dabir, que antiguamente se llamaba. Cariat-Sefer, esto'es,la ciudad de-las letras, * 12; ‘Enténces Caleb dijo: Daré por muger mi hija Axa 4 quien tomare y arruinare 4 Cariat-Sefer. 13. Y habiéndola tomadoOtoniel, hijo- de Cenez, y hermano menor’ de Caleb, le dié por muger 4 su hija Axa. 14. Y estando esta en camino con Otoniel su marido, la amonesté este, que Pidiese 4 su padre un campo”, Axa pues estando montada en un asno, comenzé 4 suspirar, y Caleb le dijo: ;Qué tienes? :- 15. Ella respondié: Dame tu bendi- luda 7. Dixitque Adonibezec: Septuaginta reges amputa’ tis manuum ac pedum suin- mitatibus colligebant sub mensa mea ciborum reli- uias; sicut feci, ita reddi- jit mihi Deus, Adduxerunt- gue eum in Terusalem, et ibi mortuus est. 8. Oppugnantes ergo filii lerusalem, ceperunt eam, et percusserunt in ore gladij, tradentes cunctam in- cendio civitatem. 9. Et postea descendentes pugnaverunt contra Chana- naewn, qui. habitabat in + montanis, et ad meridiem, et in campestribus. 10.’ Pergensque Iudas con- tra Chananaeum, qui habi- tabat ‘in Hebron, (cuius no- men fuit antiquitue Cariath Arbe). percussit Sesai, et Abiman, et- Tholmai: IL. Atque inde profectus abiit ad habitatores Dabir, cuing ‘nomen vetus erat Ca- rath Sepher, id est, civitas litterarum. . 12. Dixitque Caleb: Qai percusserit Cariath Sepher, et vastaverit eam, dabo ei Axam filiam ineam uxorem, 13. Cumque cepisset eam Othoniel filius Cenez frater Caleb minor, dedit ei-Axam filiam suam. coniugem. 14, Quam pergentem in itinere monuit vir suus ut peteret a patre suo agrum. Quae cum suspirasset se- dens in asino, dixit ei Ca~ leb: Quid habes? . 15. At illa: respondit: Da 10, Esto es lo que ee ba referido yaen el libro de Josué, xv. 14 y sig. sud, xv. 17. 19. } 8. Hebr. pusieron fuego 4 In ciudad. No fue enteremente consumida. Véuse ol ¥ 21. -W 13. Entro los Hebréos el nombre de Aermano se tome frecuentemente en sentido de pariente corcano. Otoniel podia ser primo hermano de Caleb. Véase el libro de Jo- ‘W 14, Hobr. ella lo solicits para que le permitiees pedir. Véaso al libro do Joeué, xv. 18. mihi benedictionem, quia terram arentem dedisti mihi: da et irriguam aquis. Dedit ergo ei Caleb irriguumn su- perius, et irriguum inferius. 16. Filii autem Cinaei co- ti Moysi ascenderunt de civitate palmarum cum filiis Tuda in desertum sortis cius, quod est ad meridiem Arad, et babitaverunt cum eo. 17. Abiit autem Tudas cum. Simeone fratre suo, et per- cusserunt simul Chananaeum qui babitabat in Sephant, et interfecerunt eum. Vocatum- que est nomen urbis, Hor- ma, id est, anathema. 18. Cepitque Iudas Gazam cum finibus suis, et Ascalo- nem, atque Accaron cum terminis suis. 19. Fuitque Dominus cum luda, et montana possedit: nec potuit delere habitato- res vallis, quia falcatis curri- bus abundabant. 20. Dederuntque — Caleb Hebron, sicut dixerat Moy- sea, qui delevit ex ea tres filios Enac. 21. Iebusaeum autem ha- bitatorem Ierusalem non de- leverunt filii Beniamin: ha- CAPITULO I. 15 cion, y concédeme una gracia: me has dedo una tierra seca; dame tambien una ue haya aguas en abundancia. Ca- Jeb ab le dio pues una tierra que regaba -el te en lo alto y en lo bajo. 16. Tambien los hijos de Jetro Ci- neo, aliado de Moises, que habian esta- do con los Israelitas en el desierto", y los habian seguido 6 la tierra prometida, as- cendieron de la ciudad de las Palmas” con los hijos de Juda al desierto que ha- bia tocado en suerte 4 esta tribu, que esté hacia el mediodia de Arad", y he biéndose establecido en él, habitaron’ con ellos en una vida retirada. 17. Habiéndose ido tambien Jud4 con su hermano Simeon, derrotaron junta- mente & los Cananéos que habitaban en Sefaat”, y los pasaron 4 cuchillo. Y por- que esta ciudad se habia ofrecido en vo- toal Svior, se Manx) Horma, esto es, anatema. 18. Judé tomé tambien 4 Gaze” con sus confines, 4 Ascalon y Accaron con los suyos; 19. Porque el Sefior estuvo con Ju- da, que se aposesioné de las laderas de los montes; mag no pudo" desbaratar & los que habitaban en el valle, porque te- nian gran cantidad de carros armados de. hoces", que los de Judé no se atre- vieron 6 atacar. 20. Y segun Moises lo habia orde- nado, dieron Hebron 4 Caleb, que au- criliado con sus socorros exterminé 4 los tres hijos de Enac que habitaban alli’. 21. Mas los hijos de Benjamin no ma- taron & los Jebuséos, habitadores de Je- rusalen, en la parte de la ciudad que es- ¥ 16. Véase el libro de los Némeros, x. 29.31. jente Engaddi, llamada tambien Hasason-Tamar, esto es, la ciudad icles Pama Q. Par, xx.2.) y situada entre Jericé id. Ciudad do las mes _meridioi el mar Muerto, de la tribu de Juda. + Ibid. En ol hebréo se lée vite viss, évit et Aavitavit, on lugar de viLeu visav,,ierunt et habitaverunt. V 17. La misma sin duda que Séfata, eorca de Maresa en la parte mas meridional de le tribu de Judd. 2, Par. xiv. 10. 18. Ciudades de los Filistéos. 19, La palabra potuit falta on ol hebréo: hillase on los Seténta yen el caldéo. Ibid,” Hebr. de carros de ferro. A cyntinuacion de Ins dos dltim« 20. Vease el libro de Josue, Vease la disertacion sobre la milicia de los Hebréos, libron de low Reyes, tom. vr Antes de Ia era cre i Nam. x1v. 94, Jos, xv. 13. Ania dele era cr. iy taba en su tribu, y asi los Jebuséos ha- bitaron en Jerusalen con los hijos de Benjamin, como estan todavia el dia de 22. La casa de José marché tambien contra Botel”, y el Senor estaba con ellos para hacerlos triunfar en esta empresa; 23, Porque cate sitiaban” la ciu- dad que se lamaba dotes Luza, 24, Habiendo visto 4 un hombre que salia de ella, le dijeron: Muéstranos por donde se puede entrar en la ciudad, y nos apiadarémos de ti. : 25, Lo que habiendo hecho el hom- bre, entraron & la ciudad, pasaron 4 cu- chillo cuanto en ella se encontré, y con- servaron 4 aquel hombre con toda su casa. 26. EI cual, hallandose libre, se fue al ris de Hettim’, donde edifico una ciudad que Ham6 Luza, nombre que con- serva hasta el dia. 27, Manases no d enteramen- te 4 Betean y Tanac con sus aldéss de- pendientes, m4 los habitantes” de Dor, de Jeblaan y de Mageddo con las aldéas vecinas; y los Cananéos comeazaron & habitar con ellos, 28. Cuando Israel lleg6 4 fortificarse, Jos hizo tributarioe; mas no quiso exter- minarlos, temiendo la utilidad que podia sacar de ellos. 29. Ni Efraim quité la vida 4 los Ca- Panéos que habitaban en Gazer, sino que. habit6 con ellos. 30. Zabulon tampoco exterminé 4 los habitantes de Cetron" y de Naalol; mas Jos Cananéos habitaron en medio de.ellos, LIBRO DE LOS SUECES. bitavitque Iebusaeus cum fh iis Beniamio in lerusalem, Usque in praesentem diem: 22, Domus quoque Foseph ascendit in Bethel, fuitque Dominus cum eis: 23. Nam cum obsiderent urbem, quae prius Luza vo- cabatur, 24. Viderunt hominem e- gredientem de civitate, di- xeruntque ad eum: Ostende nobis introitum civitatis, et faciemus tecum misericor- diam. 25. Quicum ostendisset eis, Ppercusserunt urbem in ore gladij: hominem autem illum, et omnem cognationem eius dimiserunt, 26. Qui dimissus, abiit in Terram Hetthim, et aedifica- vit ibicivitatem, vocavitque eam Luzam: quae ita appel- latur usque in praesentemr diem, 27, Manasses qu non delevit Bethsan, et Thenac cum viculis suis, et habita- tores Dor, et Ieblaam, et Mageddo cum viculis suis, coepitque Chananaeus habi- tare cum eis. 28. Postquam autem con- fortatus est Ierael, fecit ene tributarios, et delere noluit.” 29. Ephraim etiam non’ interfecit Chananaeum, qui habitabat in Gazer, sed ha- bitavit' cum eo. 30. Zabulon non delevit habitatores Cetron, et Naa- lol: sed habitavit Chans- 22. Que estaba en los Ifmites de In tierra.que le tocé. Jes. xvi. 1. 2. 26. Sin duda al pais de los Hetéos, al mediodia de la tierra de Canaan. 27. En ol hebréo ae {¢0, uss, Asbitaterem: loe Rabinoe confiesan que debe leerse i 23 Hebr. cuando hacian espiar Is ciudad. 1sa1, habitatores. Y 30. Cetrom es acaso, Ia misma que Cetet 6 Certs, on el libro de Josué, mx 15, y xa. M4. naeus in medio eius, factus- que est ei tributarius. .. 31. Aser quoque non de- levit habitatores Accho, et Bidonies dealt et Acha- xib, et et Aphec, et Rohob: 32, Habitavi in medio Chananaei habitatoris illius terrae, nec interfecit eum. 33. Ni li quoque non delevit aoa Bethsa, mes, et Betbanath: et ha; bitavit inter Chananaeum habitatorem Terrae, fuerunt- qe ci Bethsamitae. et Be- planiora descenderent: 35. Habitavitque in monte Hares, quod interpretatar testaceo, in Aialon et Sa- Jebim, Et vata est ma- nos domis logeph, factus; que est ei tributerius, 36, Fuit autem terminus Amorthaei ab Agcensu Scor- peas petra, et. superiors CAPITULO 1. it y fueron hechos sus tribatarios. _ 31. Ni Aver exterminé 4 Jos habitan- tes de Acco, de Sidon, de Ahalab, de Acazib, de Helba, de Afec y de Rohob; , 32 Y permanecieron entre Jos Cana- néos que habitaban les dieron muerte. 33. Neftali tampoco exterminé 4 los hgbitadores de Betsames y de Betanat, gino que se quedé en medio de los Ca- nanéos, habitantes de este pais; y fueron sus tributarios los de Betsames y Betanat. 34, Los Amorréos estrecharon en Ia montaiia 4 los hijos de Dan, sin darles lugar de extenderse descendiendo 4 1g Tlanura: .. .” . 4 35. Y habitaron en el monte Hares, ¢gsto.es, monte del Barro, en Ayalon ¥ en Salebim;, mas habiéndose fortalecido la casa de José, hizo 4 los Amorréos sus (ributariog”, 86, .¥ el pais de los Amorréos tuvo por linderos el monte del Escorpiop", Pe- tra", y los lugares elevados”, habiendo si- do arrojados de las Uanuras que ocnpa- ban Gntes. Y 35. De otro modo: ¥ habitaron‘en, el monte Hares.....,; maa la ensa de Jocé...... hize tributarios. Uno Entre duda la O mas PRIS LISS SLISSDIIL SLED SDS SDT y otro miembro debo entenderse de los Amorréos.” el desiorto de Sin y el nies Moerto. ital de la Arabia -Petrés. ados hacia ¢] Modiodie. PLILILLLILSSD CAPITULO IL Ba _enviado de Diog reprende: 6! low Israclitas por haber lites despuon de ta muerte de Josué. InGidatidad: do los Iernclites 4. Ascanvitaus Angelus . ini | Htas tuvieron para con los Cananéos, con- tra la Grden de Dios, los redujo bien pres- Domini de ' is ad Lo- cam flentinfn, et ait: Eduxi wos de Egygto, et introdu-. xi in Terram, pro que iura- vi patribus vestris: et pofli- citus sum ut non facerem Tom. ¥. pordonedo 6 los Canangos, 1. La condescendencia que los Israe- to @ una extrema miseria, de modo que se reunieron para buscar los medios de librarse de los-males que los agoviaban, Enténces el Angel del Senor vino de en este pais, y no Antes do In ora cre vulgar 1400. Antes de In ora cr. vulgar 1400. Jos, xarv. 28. LIBRO DE Los SvEcEs. 18 Galgala", en donde habian renovado la alianza con el Sefior, al lugar en que se habian reunido, que despues se lamé. de los Lloradores;" y hablando en la per- ona del mismo Dios, dijo: Os he saca- do de Egipto, os he hecho entrar en la ticrra que habia jurado dar 4 vuestros padres, y os he prometido guardar ‘pa- ra siempre la alianza que habia hetho con vosotros; . 2. Pero 4 condicion de que vosotros, no hariais alianza con fos habitantes def pais de Canaan, y que echariais abajo sus altares: y sin embargo no habeis que- rido escuchar mi voz: jpor qué habeis obrado de este modo? 3. Por esa razon no he querido ex- terminar 4 estos pueblos de vuestra pre- sencia, de suerte que los tengais por ene- migos, y que sus dioses, & quienes ha- bew » 08 sean un motivo de ruina, inducitndoos & los adoreis." ‘4, Cuando el angel del Sefior decia estas palabras @ todos los hijos de Israel, Tevantaron estos la voz, y se pusieron 4 Horar. 5, Este mismo lugar se Mamé el tu- de los Lloradores, 6 el lugar de las grimas; € inmolaron hostias al Senor. 6. Ved pues como los Israelitas ca- yeron en los desérdenes que acarrearon sobre ellos la célera del Seior". Josué, habiéndoles repartido la tierra de Ca- irritum pactum meum vo- biscum m_ sempiternurh: *2. Ita_dumtaxat ut non fe- riretis foedus cum habitato- ribus Terrae huius, sed aras eorum subverteretis: et no- luistis audire vocem meam: cur hoc fecistis? 3. Quam ob: rem nolui, de- lere eos 4 facie vestra: ut habeatis hostes, et dii eo- - rum sint vobis in ruinam. 4, Cumque loqueretur An- gelus Domini haéc verba ad omnes filios ' Israel: eleva- verunt ipsi vocem suam, et fleverunt. 5. Et voéatum est nomen loci illius: Locus flentium, sive lacrymarom: .immola- veruntque ibi hostias-Do- mino, 6. Dimisit ergo Iosue po- pulum, et abierunt filii Israel unusquisque in possessionem ‘suam, ut obtinerent eam: Wi Muchos 5 piensan que era un profeta 6 un hombre suscitado por Dios extraor- dinariamente. inte dicho. id. Véase el Y 5. tous ooo die el Botan i lo que dijo el Sefiar: Yo “SY 9. Hebro hit. ¥ tambien dje: Escritura da algunas veces & loe profotane) nombre de dngel, que fice enviado. Agg. 1.18. Pero por lo comun el éngsl del Seicr os un singel pro. Ibid. Ibid. En 1a version de los Setenta se hallan en este | algunas palabran mas, presumir que origihariamente ee leia: ¥ dip ioe Sie te Teraal’ Ved Befior yuestro Dios; yo on he sscedo de Egipto &c. fo los exterminaré vusstra prosoncia; y serén Pérn vosotros como un tazo, y sus dioses como una red. Y 6. Et P. Hoobigant, para evitar este rodeo dirigido 4 tomar le historia de wias alto, propone que lor cinco primeroa versos no ee pongan hasta despues del 10,; pere parece que aun asi expresarian un hecho posterior a ‘et ile y sin embarge este verso esté intimamente enlazado con los siguientes, de modo que todo bien'con. niderado, pareco quo estén mejor al principlo. Bs muy frecuente en los Hobréos to: mar de mes alto una historia despues de baberla comentado: en el Pentateuco re hen visto varios ejemplos. El mejor modo de explicar esto es, como se ha visto, reconocer et hobrainmo do! pretérito perfecto, por el pluscuamperfecto, Dimisit......et abicrunt, por Dimiserat, ... et abierunt, 7. Servieruntque Domino cunctis diebus “eius, et se- niorum, qui longo post eum vixerunt tempore, et nove- rant omnia opera Domini, quae fecerat cum Israel. 8. Mortuus est_ autem Io- sue filius .Nun, famulus Do- mini, centum et decem un- norum, 9. Et sepelierunt eum in finibus possessionis suae in Thamnathzare in monte E- phraim, & Septentrionali pla- ga montis Gaas, ‘10. Omnisque illa genera- tio congregata est ad pa- tres suos: et surrexerunt alii, qui non noverant Dominum, et opera quae fecerat cum Israel. . 11. Feceruntque filii’ Israel malum in conspectu Domi- ni, et servierunt Baalim. | 12. Ac dimiserunt Domi- num Deum patrum suorum, jai eduxerat eos de Terra 4 ti: ot secuti sunt deos liencs, deosque populorum qui habitabant a circuitu eorum, et adoraverunt eos: et ad iracundiam concita- verunt Dominum, 13. Dimittentes eum, et servientes Baal et Astaroth. 14. Tratusque Dominus con- tra Tarael, tradidit eos, in mans diripientium: qui ce- runt eos, et vendiderunt Foatibus, qui habitabant per CAPITULO Tt. 19 naan, ercys que nada tenia ya que ha- cer sing enviarlos & tomar posesion de ella: despach6 pues al pueblo, y los hijos de Israel fueron cada uno al pais que le habia tocado 4 tomar posesion, lo que hicieron cn efecto: 7 OY ronal Sefior todo el tiem- po que duro la vida de Josué de Jos ancianos que vivieron largo tiempo despues de él, y que sabian todas las obras maravillosas que el Senor habia hecho en favor de teracl. 8. Entre tanto Jo: sicrvo del Senor, muri anos; » hijo de Nun, de ciento y diez 9. Y lo enterraron cn las posesiones que le habian toeado, cn ‘Tamnatsare” sobre el monte de Efrain, hacia el sep- tentrion del monte Gaas. 10. Habiendo pues la raza de los pri- meros hombres reunidose & sus padres, crecicron otros en su lugar, que no conv cian & Dios ni lus maravillas que habia obrado en favor de Israel. Tl. Enténces los hijos de Isracl hi- cicron ¢] mal delante del Sefior, y sir vieron 4 Baal", 12. Abandonaron al Senor Dios de sus padres, que los habia sacado de to, ¥ sitvierou 4 dioses extranzervs, dio- ses de los pueblos que habitaban al re~ dedor de ellos: los adoraron y excitaron la cdlera del Senor, 13. Abandonfndolo, por servir 4 Baal y Astarot”, 14. Airado pues el Sefior contra Is- rael, los entrego en manos de log rap- tores, que los cogieron y los vendieron” & las naciones enemigas, que habitaban al rededor de ellos, y no pudieron resis- Y 9. Aqui ate ite en ol hebréo Thamnath-Heres, Ep el libro de Josué xxv. 30. ae ha visto mnat.Sare es el mismo nombre trocado: Sare, IL. y 13. Véase la disertacion sobre lae divinidades febr. que los robaron: y los vend ato libro Ia palabra zender se pone por abandonar, entregar &c. I &c. En todo Heres, fenician tor. , ylos abandoné & las naciones enemigas. Antes de ta era cr. vulgar * duu. _. ‘Antes ‘de lo era er. vulgar 1460. “ 20 tir 4 los que los atacaban; 15. Mas 4 cualquiera parte que qui- siesen ir, la mano del Senor estaba so- bre ellos, como se los habia dicho y ju- rado, y cayeron en miserias extremas. 16. El Sefior suscité jueces que los librasen de lag manos de los que los opri- mian; pero ni siquiera quisieron oirlos, 6 no los oyeron mucho tiempo; 17, Porque se prostituyeron de nuevo & los dioses extrangeros, y Jos adoraron. Bien -presto abandonaron la senda por donde habian andado sus padres, la cual.les habian anunciado; y babiendo cido-de su bvca los preceptos del Senor, hicieron todo lo contrario, 18. Cuando Dios les habia suscita- do jueces, que procuraban volverlos al Seftor, el Sefior se dejaba mover 4 mi- sericordia miéntras vivian los jueces, y escuchaba el lamento de los affigidos, y los libraba de la matanza de los de- vastadores”. . 19. Pero despues que el juez habia muerto, recaian inmediatamente en sus perados, y hacian acciones aun mas cri- minales que sus pades, siguiendo 4 dio- *cg extrangeros, sirviéndolos y adoran- dolos. No dejaron los extravios de su co- razon, ni la senda durfsima, y tan im- pia", por la cual habian acostumbrado andar, : 20. El furor de! Senor se encendié pues contra Israel, y dijo: Puesto que este pueblo ha violado la alianza que yo hubia hecho con sus padres, y ha des- preciado oir mi voz, 21, Tampoco exterminaré las nacio- nes que Josué dejé cuando muri6, 22, Para experimentar” por ellas, si LIBRO DE LOS JhEcES. gyrum:nec potuerunt resiste- re adversariis suis: 5. Sed quocumque per- voluissent, manus Do- mini super eos erat, sicut locutus est, et iuravit. eis: et vehementer afflicti sunt. 1G. Suscitavitque Dominus iudices, qui liberarent eos de vastantium tnanibus: sed nec eos audire vulueruct, 17. Fornicantes cum diis alienis, et adorantes eos. Ci- to deseruerunt viam, per quam ingressi fuerant patres t audientes manda- ni, omnia fecére con- traria. 18, Cumque Dominus iv- dices suscitaret, in diebus eorum flectebatur misericor- dia, et audiebat afflictorum gemutus, ct liberabat ens de caede vastantium, 19, Postquam autem mor- tuus esset ludex, reverteban- tur, et multo faciebant peio- ra quam fecerant patres eo- rum, sequentes deos glienos, servientes eis, et adorantes illos. Non dimiserunt adin- ventiones suas, et viam du- rissimam, per quam ambu- lare consueverunt. 20. Iratusque est furor Do- mini in Israel, et ait: Quia irritum fecit gens ista pa- ctum meum, quod pepige- ram cum patribus eorum, et vocem meam audire con- tempsit: 21. Et ego non delebo gen- tex, quas dimisit Iosue, et mortuus est: : “22, Ut in ipsis -experier W 18. Hebr. Cuando el Sefior les suscitaba jueces, él estaba con este joes, y toe salvaba de la mano de sus enemi , durante todo el tiempo de este fuex, moyer de los euspizos que deepedian en medio de la opresion y violencias que sufrian. Y 19. Eate senda duripima ev la do. la iniquidad, que loe inpioe Taman onda. dé en otra parte, (Sap. ¥ 7.) Fe Dee perfoctamente ls determinacion presente y future de nusstras ve Israel, utrum custodiant viam Demmi, et ambulent in ea, sicut custodicrunt patres eo- tum, an won. 23. Dimisit ergo Dominus omnes nationes has, ct cito subvertere noluit, nee tra- didit in munus [osue. cCAvITULe 1” a los lujos de Israel guardan 6 no la sen- da del Senor. y si cuminan por ella” co- mo sus padres han caminado. 23. Por esta razon dejé el Seftor sub- sistir todas estas naciones, y no quiso destruirlas en poco tiempo, ni tas entre- go en manos de Josac. luntades; Pero quiso hacer conocer 4 ellos mismos y @ toda la tierra, cuan deepegador estaban de al. + 22. Se lecen el hebreo os, in eis, por px, in ea. PLIDSSPLILIOLL ILLS LDL LS PILLS ISLS LE TILL LIL DELLS CAPITULO HI. Servidumbre de los Israeli 1. He sunt gentes, quas Dominus dereliquit, ut cra- diret_ in eis Israclem, et o- mnes, qui non noverant bella Chananaeorum: 2. Ut postea discerent fi- ii eorum certare cum ho- stibus, et habere consuetu- dinem_ praeliandi: 3. Quinque satrapas Phi- listhinorum, omnemque Cha- nanaeum, et Sidonium, at- que Hevaeum, qui habita- bat in monte Libano, de monte Baal-HMermon usque ad introitum Emath, 4. Dimisitque eos, ut in ipsis expenretur [sraclem, utrum audiret mandata Do- 8 bajo de Cusun: Otoniel cs sv hibertador. Servidumbre bajo de Eglon: los liberla Aod. Samgar, tercer juez do Israel. 1. Estos son los nombres de los pue- blos que cl Senor dejo civir para ejer- cicio & instruccion” de los Israclitas, y de todos lus que no conocian como de- bian conducirse ea las gucrras de los Ca- nan¢os, 2. A fin de que sus hijos aprendie- sen despues de ellos a combatir contra sus chemigos, y de que se acostumbra- sen 4 esta suerte de combates, cr que se obtiene la victoria por la proteccion de Dios, y no por et valor 6 multitud de los soldados". 3. Estos pueblos eran los cinco prin- cipes de los Pilistéos; porque los de Ga- za, de Ascalon y de Accaron que lu tri- bu de Jud habia subyngado, sacudieron bien presto el yugo que se les habia im- puesto, y permanecieron en su pais como todos log Cananéos, los Sidontos y los Hevéos, que habitaban en el monte Li- hano, desde el moute Baal-Hermon”, has- ta la entrada de Emat. | Senor dejo destos pueblos para i A Isracl, y ver si obedece- 4 lus preceptos que el Senor probar ria 6 no, Heby, Probar @ los Lsracti ae. Hote, Us Sp que lar ruta (6 rss) de Toe bijoe de Tree eprndicon coitbattr, 4 "to eupicoen len que no lo habian se¥ido toda. DORT, generatio; ¥ IDAUM, x nosereat mon debi estar cerca del monte Hermon; acaso es ol mismo que a de Exmat del naetmiento del-Jordan. La entrads yl Antiltbenc. . Hi Antes de la ore cr. i 1392, 1384. LIBRQ DE LOS JUECES. 22 habia impuesto’ 4 sus padres por Moises, 5. Los hijos de Israel habitaron pues en medio de los Cananéos, de los He-' téos, de los Amorréos, de los Ferezéoe, de los Hevéos, y de los Jebuséos”. 6. Se casaron con sus hijes, dieron las suyas propias & los hijos de“ aque- llos, y sirvieron & gus dioses, 7. Obraronel mal delante del Senor, olvidaron 4 su Dios, y sirvieron & Baa-. lim y Astarot”. 8. Airado pues el Senor contra Jos hijos de Israel, los entregé en manos de Casan-Rasatain,. rey de Mesopotamia”, al cual quedaron sujetos ocho afios, du- ue los cuales tuvieron mucho que su- rir, 9. Y¥ clamaron al Sefior, que les sus- cité on salvador que los liberté, & saber, Otoniel, hijo de Cenez, hermano menor’ de Caleb. a 10. EI Esptrity fel Senor habité fe 1 y juego & Israel, ylo gobernd la autori Y Conducta de Dios; y har biendo salido 4 campana por érden suya, para combatir 4 Cusan-Rasataim, rey de Siria, el Senor lo entregé en manos de Otoniel que lo derrot6. soot 11. La tierra quedé en paz cuarenta afios, y murié Otoniel, hijo de Cenez. 12, Enténces los hijos de Israel co- menzaron otra vez 4 cometer el mal de- Jante del Senor, que fortific6 contra ellos 4 lon, rey de Moab, porque habian pecado delante de él. 13. Unid os hijos de Ammon y de mini quse praeceperat pa- tribus eorum per manum Mogai, an non. . : 5. Ttaque filii Tamel_habi- taverunt in medio Chana- naei, et Hethaei, et Amor- rhaei, et Pherezaei, et He- vaei, et Iebusaei: . 6. Et duxerunt uxores filiasi corum, ipsique filias suas fi- . lis eoram tradiderunt, et servierunt diis eorum. 7. Foceruntque melum in conspectu Domini, et obli- ti sunt Dei sui, servientes Baalim et. Astaroth. 8. Iratusque contra Israel Dominus, tradidit eos in ma- nus Chusan Rasathaim re- gis Mesopotamiae, servie- runtque ei octo annis. 9, Et clamaverunt ad Do- minum; qui suscitavit eis salvatorem, et liberavit eos, Othoniel videlicet filium Ce- nez, fratrem Caleb minorem: 10, Fuitque in eo Spiritus Domini, et iudicavit Israel. jue est ad pugnam, ae tradidit Dominus in ma- nus eius Chusan Rasathaim Tegem Syriae, et oppressit eum. 11. Quievitque terra qua- inta annis, et mortuus est Othoniel filius Cenez. ' 12, Addiderunt autem fi- lii Israel facere malum in conspectu Domini: qui con- fortavit adversum eos Eglon regem Moab: quia fecerunt malum in conspectu eius. - 13. Et copulavit ei filios % 5. Laversion griegs, sogun el manuscrito de Oxford aiade aqui: y do loo _¥.7, Véas-al ap, 1. ¥ 13, Ea ol hebréo se lée vasncr, ef lucie sirvieron é Bas. Maderos: ecapo deberia loerse cia no es solo de Hebe, lit, de e Is ease al libro de Joeas, sy. 17. vastaot, Astarot, como lo supoue la Vulgate. la letra thes omitide, sino de le letra aleph pucstecn bu- Biria, que osth on media de los dos riot. CAPITULO ‘IL, Ammon, et Amalec: abiit- que et percussit Israel,. at- que Poseodit Urbem paime~ 1. Servieruntque filiti Is rae] Egion regi Moab de! cem et octo annis: 15, Bt postea clamaverunt ad Dominus: qui suscitavit eis salvatorem vocabulo Aod; fdiom Gera, filij Temini, qui utraque’ manu pro déxtera utebatur, Miseruntque filii Israel per Pe Moen nuns: Be EB gion M 16. Qu feeit sibi glediem ancipitem, habentem in me- dio capulum longitadinis palmae. manus, et accinctus est eo subter sagum in dex- “o femore. 27. Obtalitque munera E- gion loab, Erat au- tom lon crassus nimis. 2 descendient hebréo. -/ Bajo de mu vost 23 Amalec 4 Eglon", que avanzando con ellos, deshizo & israel, yee apoderé de la ciudad ‘de las Palmas’. -i14, Los de Israe! quedaron me jetos & Egon ey de Moab, diex y ocho afoe,- : a Despues de esto clamaron al’ Se- for, que tes. suscité:un salvador Hamado Add; ‘hijo de Gera, hijo de Jemint", am- eon. rogali ca ia ‘rey de Mosh eon .€) regalos lon, rey de Moai obligados oh gal. ettaban & pagar tri- "16. -Aod, queriendo te evasion para - Erman cl deorte que Die Di habia contra 8 hizo ince enn dag dos fie ve tenia micion del: tamaito de la pelina ma ae fe la mano", y se la cifS bajo el vee tido militar” al lado derecho, para sa- carla con la mano itquierda cuando mi- 1 Precis aus dones & Egion, ry det “‘Soub, que. era muy grueso, 18, Aod, habiéndoselos oftecido, se volvio con sus companeros que habian venido con 6” -- 19. .‘Despues, habiendo vuelto de Gal- gala, donde estaban los idolos que los Moabitas habian alli en lugar del Arca del Seior", iendo que es- tos idolos le habia ierto alguna cosa: para el rey de Moab, dijo al rey: O rey, tengo una palabra qué decirto en .secreto,- E] rey impugo. silencio; y habiendo salido cuantos estaban cerce Kato os, peje de salen Gore era hijo 6 nieto (Gen. xvi 21). y Aod Gora, esto Hebr. difer. “raldalo, dala mano derecha. No obstante los Setenta Jo enten- de atabsdoxtro, aqui yenel cep. xx. ¥ 16, No oo halla esta ox. peepee palmo, medida di - ro an lade . Por 0 demas, mo se sabe exectamente de qué modida se debe enten- presente. dospidic vm re habia traido | 6 jos presentes. wombre vignisce édeloe, que extaba cerea do.Uélyala, Antes de la era or. BM 1326, persona, Aod se acered } que: se ha- Ilaba solo, sentado en su habitacion dei le dijo: Tengo una que de parte de Dios, El rey se le- inmediatamente de su trono pard mas atencion y respeto; ¥ Aod, evandb la mano izquier- da 4 la daga que tenia en el lado de- sacé y la clavé en su vietitre, daga; mas despues de haber dado el gol- pe; la dejs en el cuerpo del rey, 6 in mediatamente salieron por los conductos naturales’ los excrementos del vientre. cha diligencia las puertas de la habita- con's y gccnada fa Have, os, 9 low : . i6 por el postigo"; y los criae dos del rey habiendo cuurede, vieron cerradas las puertas de Ja habitacion, dijeron: Acaso desahoga el vientre en habitacion” del estio. 25. YW despues de aguardar largo tiempo hasta avergonzarse, viendo que nodie abria, tomaron la llave y abriendo, hallaron 4 su seftor que yacia muerto en tierra, * 26. -Aod, miéntras Ia tarbacion en que ellos se hallaban huy6; y habiendo pa- ¥ado el lugar de los fdolos de donde habia vuelto, Ilegd 4 Seirat. 27. Tnmediatamente tocé la trompeta re el monte Efraim, y los hips de ‘Terael_marcharon con ét yendo él'é la cabeza; LIBRO DP LOS JOECES. 20. I et Aod ad eum: sedebat autem in aesti- vo coenaculo solus, dixitqued Verbum Dei habeo ad te. Qui statim surrexitdethroac, 21. Extenditque Aod si- istram manum, et tulit 5- cam de dextro femore sto, infxitque éam in ventre eiag 22. Tam valide, ut capa lus.sequeretur ferrum im vul- nere, ac Pinguissimo bdi stringeretur. oo edexit gat diain, sed ita ut percusserat, reliquit in corpore: statin que per secreta naturae alvi stercora proruperunt. . © 23. ‘hod autem clausis db ligentissime ostiis coenacali, et obfirmatis sera, 24. oct postioumn egressus est. Servique regis ingressi Videruat c! uses fores ooe- naculi, atque dixerunt: For- sitan purgat alvum in aesti- “bs Eapect ; di dor . Expectantesque dia: nec crabercerent et videns tes quéd nullus aperiret, tu- lecunt clavem: et aperien- tes invenerunt . dominam eaum in terra iacentem Aor 36. Aod emer, -dam ili turbarentur, it, et transiit Locum ‘dloram-um- de reversus fuerat. Venit- que in Seirath: 27, Et statim insonuit buc cine ‘in .monte Epbraim: descenderuttque cum eo fi- Ti, Israel, ipso in fronte gra- dieate.. ¥ 92, Estas palabras por lee ssbretoe naturales, no vetin‘en ol hebréo. Ea version 1. traduee 2] hebe6o en otro sentido: Dej6 le eopedn om al eurrpe, ¥ adlis por m4. Hobr vane sali6 por el vestibulo, y corré las peertes do ix tals sotep i6. No se servian enténces de cetraduras, eine de ateduras. Viess i sobré las habitaciones de lee Habvéer. Hebe. on el gabipote vedine & ds Ashitacion., 23. Qui dixit ad cos: Se- gmmint me: tradidit enim Dounus icos nostras Moabitas in manus nostras. Descenderuntque post eum, et uccupaverunt vada lor- danis quae transmitiuat in Moab: et non dimiserunt transire quemquam: 29, Sed percusscrunt Moa- bitas in tempore illo, circi- ter decein millia, omnes ro- bustos et fortes viros, sullus eorum evadere potuit. 30. Hamiliatusque est Moab in die illo sub manu Israel: et quievit Terra octoginta annis. 3L. Post hune fuit Samgar fitius Anath, qui percussit de Philisthiim sexcentos vi- ros vomere: ct ipse quoque defendit Israel. CAPITULO HL 2 28. EF cual les dij Segnidine, pues el Sefor ha entregasto en nuestras ma- nos 4 nuestros enemigos los Moabites. Los Israclitas. sigueron «And, acuparon los vados del Jordan que conducen & Moab, y no dyjaron pagar a uingun Moa- bita, 29, Sino que dieron muerte en aquel tiempo a cerca de diez til de ellos, to- dos hombres robustos” y valicntes, sin que algano pudicse eseapi 30. Quedé humillado” Mus ib en aquel dia bajo la mano de Israel, y_ el pats que estaba al oriente del Jordan" » tlescansd durante ochenta aios. BL. Despnes de Aod siguié: Sam hija de Anat, que did muerte a serscien- tos Filisteos con una reja de . fue tunbien el defensor y libertador” de Israel, pero no vieis mucho tiempo. ¥ 29. Hebr. lit. todoshombres grunsos, y todos hombre valienten. Parece que en lugar de sux, pinguem, los Setenta y la Vulyata suponen cuur, robustuin, 6 nein los Setenta, bellatorern. ¥ 30. Ne lee en el heh Thid, Vease en el tom. bre la tercera edad. ¥ 31. Hebr. lit. el Salvador. ™ eo, UTCSA, humiliate est, por vives, humiliatns ear fo que se la divi de esto texto on tn Disertar PPELLLL LILY LIS ILL SIIIIIL DLIGEILISILILLIIISSS LISD CAPITULO IV, Servidambre bajo Jabin. Debora y Barae vencodores de Sisara, general de las tropas de Jabin. 1. Appivercnrece filii rael facere malum in con- spectu Domini post mortem Aod, 2, Et tradidit illos Dominus in manus [abin regis Cha- Naan, qui regnavit in Asor: habuitque ducem exercitis sur nomine Sisaram. ipse autem habitabat in Iaro- seth geatiuin, 3 ‘Clamaveruntque filii Is- 1. Asi continnaron los hijos de Ts- rael obrando eb mal en presencia del Sefor despues de la muerte de Aod, 2. Y el Senor Los entregs en manos de Jabin, rey de lox Cananéos, que reind en el pais en donde estaba tutes la cin- dad de Asor, que Josué habia incent do. T. por general su arma uno Ilunado Nisara, vy habitaba en te- roset, Hamada la er lid de as inact. nes, porque la habitaban diferentes pue- blos que se habian reumido en ella.” 3. los hijos de Israel clamaron al ¥ 2 El P.Calmet pone esta ciudad on Ia punta seprontional del lago Semecon Tom, Vv. Antes de la era cr. vulgar 1326. 1306. 1, Reg.xu.9 de In era er. “al aor LIBRO, DE LO8 JUECEHS. 6 Senor, porque teniendo Jabin novecien- tos carros armados de hoces,” los ha- bia oprimido en gran manera por es- pacio de veinte anos. 4. Habia en aquel tiempo una pro- fetiza Hamada Débora, muger de La- Pidot la cual juzgaba al pueblo de Is- ra 5, Sentdbase bajo de una palma de gu nombre entre Rama y Betel en el monte Efraim, y los hijos de Israel Sle- vaban ante ella todos sus litigios, 6. Esta, pues, envi6 4 lamar 4 Ba- rac, hijode Abinoem de Cedes de Nef- tali, y le dijo: El Serlor Dios de Israel te da esta 6rden: Vé", y trae la orma- da al monte Tabor’, y tomaréy conti- go mil combatientes de tos hijos de Nef- tali, y de los de Zabulon. 7. Cuando estuvieres en el torrente Cison”, te llevaré § Sisara, general del ejército de Jabin, con todos sus carros y. todas sus tropas, y lo entregaré en tus manos, 8. Barac le respondié: Si vienes con- migo, iré; mas si no uieres venir, no iré; porque ignoro el dia en que et Se- flor enviar su Gngel conmigo". 9. Débora le dijo: Bien; iré conti; - pero esta vez nose te atribuiré la vic- toria”; porque Sfsara seré entregado en manos de una muger”. Partié pues Dé- bora inmediatamente, dirigiéndose 4 Ce- des con Barac; 10. El eyal habiendo hecho venir 4 3. Hebr. carros do fiero. Supr, 1. 19. rael ad Dominum: nongentos enim habebat falcatoscurrus, et per vigint) annos vehe- menter oppresserat con, 4, Erat autem Debbora prophetis uxor Lapidoth, pee iudicabat populum in illo tempore. 5. Et sedebat sub palma, quae nomine illius vocuba- tur, inter Rama et Bethel in monte, Ephraim: ascen- debentque ad eam filii Is reef in omne iudicium. 6. Quae misit et vocavit Barac filium Abinoém de Cedes Nephthali: dixitque ad eum: Praecepit tibi minus Deus Isreel, vade, et duc exercitum in montem Thabor, tollesque tecum de- cem millia pugnatorum de filiis Nephthali, et de filiis Zabulon: 7. Ego autem adducam ad te in loco torrentis Cison, Sisaram principem exerci- tis labin, etcurruseius, atque omnem multitudinem, et tra- dam eos in manu tua. 8, Dixitque ad eam Berac: Si_venis mecum, vadam: 61 nolueris venire mecum, nol pergam. 9. Quae dixit ad eum: Ibo quidem tecum, sed in hac vice victoria ‘non reputabi- tur tibi, quia in manu mou- ligris tradetur Sisara. Sur- Texit itaque Debbora, et per- rexit cum Barac in Cedes. 10. Qui accitis Zabulon et 6. Vulg. tibi,...vade. Bolo se halla en el hebréo la palebra xo, que significa uo presumiree que estaba repetida originariamente esta palabra uo, 10, Ge vade. |. Hallabase situado este monte en los confines de Zabulon, al modicdia. 7. Que corre por un Ilano al mediodia del Tabor. -, apriamente se hallaban en el hebréo. Teid, Vane ol ¥ 17.y sig. vi Extas palabras so hallan en el griogo de los Setenta, y es de presumirse que ori- ). Hebr. pero no tendrés In gloria de la eenda por donde vas 4 marchar. Nephthali, ascendit cum de- cem millibus pugnatorum, habens Debboram in comi- tatu suo. ll. Haber autem Cinaeus fecesséfat quondam @ ce- teris Cinaeis fratribus suis filiis Hobab, cognati Moysi: et tetenderat tabernacula usque ad vallem, quae vo- eatur Sennim, et erat iuxta Cedes. : . 12, Nanciatumque est Si- sarae quod ascendisset Ba- rac filius Abinoém, in mon- tem Thabor: 13. Et congregavit nongen- tosfalcatos carrus, et omnent exercituni de Haroseth gen- tium 4d torrentem Cison. - 14. Dixitque Debbota ad Barac: Surge, haec est enim dies, in qua tradidit Domi- nus Sisaram in manus tuas: én ipse ductor est tuus. De- scendit itaque Barac de mon- te Thabor, et! decem millia pugnavoum cum €0. 15. Perterruitque Dominus Sisaram, et omnes cutrus eius, universamque multitu- dinem in ore gladij ad con- spectum Barac: in tantum, tt Sisara de curru desiliens, pedibas fugeret: 16. Et Barac persequere- fur fugientes currus, et exer- Gtum usque ad Haroseth gentium, et omnis hostiuin maltitudo usque ad interne- cionem caderet. 17. Sisara autem fugiens petvenit ad tentorium Iahel axoria Haber Cinuei. Erat enim pax inter Iabin regem Azor, et domum Haber Ci- nae, ., . : “18. Egressa igitur Tahel in occursum Sisdrae, dixit a eum: Intra ad me domiee mi intra, ne timeas. Qui caPitvLe iv, 2 los de Zabulon y fos de Neftali, mat- ch6é con diez mil combatientes, acompa- fiado de Vébora. 11. Haber, cinéo, se habia retiradd mucho tiempo 4ntes de los demas Ci- néos aus hermanos, hijos de Hobab, alia- do de Moises; y en vez de establecerse entre los de Jud&, como hubian hecho dus hermanos, habia colocado sus tier das hasta el valle Iamado Sennitti, ¥ estaba junto & Cedes. _ 12. Al mismo tiempo supo Sisara que Barac, hijo de Abinoem, se habia adelantado hasta el monte Tabor; ~ 13. E hizo reunir sus noveciento’ carros armados de hoces, y marchar to do su djército de Haroset, fierra de gen- tiles, al torrente Cison. 14, Enténces Débora dijo 4 Barac: Anfmate,’ pues este es él dia en que el Senor éntreg6 4 Sisara en tus manos: el mismo’ Sefior es tu guia. Descendi6 pues Barac del monte Tabor, y diez tnil soldados con él, para ‘urrojarse tos dos juntos sobre Sisara. ~ 15, Al mismo tiehpo el Sefot Sle n6 de terror & Stara Jy & todos we car: ros y tropas, y las hizo pasar 4 cuchi- Ilo por bos hilos de Israel, 4 vista de Barac; de modo que Sisara saltando de au carro abajo, huyé 4 pie. 16. Barac persiguié 4 los carros qué iban_huyendo, y & todas las tropas has- ta Haroset de ‘los gentiles; y toda es* ta multitud tan numerosa de enemigos perecid, sin que quedase ni uno solo. =’ 17. Huyendo Sfsara de esta mane- fa, Tlégé 4 la tienda de Jahel, muget dé Haber, cinéo; pues habia paz entre Ja- bin, rey de Azor, y la casa de Haber, ciniéo. 18, Jahel, habiendo salido al encuen- tro & Sisara, le'dijo: Entra 4 mi casa, senor mio; entra,no temas, Entré pues Sisare ene tionda-de-Jakel,y ella Jo Antes de In ora 7. ae Ps, uxxxn. 10. de Ja cracr, 28 cubrié con un manto”. 19. Sisara le dijo: Te suplico que me des un poco de agua, porque ten- go una sed extrema. Ella le present6 ‘un vaso" Ileno de leche, y habiéndolo des- cubierto, le did 4 beber, y volvi6 4 cubrirlo, 20. Enténces le dijo Sisarn: Manten- te @ la entrada de tu tienda, y si al- guno te pregunta viene diciendo: {Hay aqui alguno! le dirés: No hay nadie. 21. Empero Jahel, muger de Haber, creyendo que seria hacer una obra agra- dable al Seftor, quitor la vida al ene- migo de su pueblg, tomé un clavo gran- ‘de de su tienda con un martillo, y ha- biendo entrado con precaucion y silen- cio, puso el clavo en la sien de Sisa- ra, y golpe4ndolo con e! martillo, le tras- paso el cerebro hasta el suelo; y muer- to Sfaara de este modo, pas6 del aue- No natural 6 el de la muerte. 22. Lleg6 al mismo tiempo Barac persiguiendo 4 Sisara, y saliendo Jahel 4 su encuentro, le dijo: Ven, te mostra- ré al hombre que buscas. Entré Ra- rag 4 Ja. tienda, y vid 4 Sjsara que ied cia. muerto, traspasadas con el clavo las sicnes. * 93." Dios humillé pues en este dia 4 Jabin, rey de Canaan, delante de los hijos_de_ Israel, 24. Que creciendo cada dia en vi- r, se fortificaban mus y mas contra jabin, rey de Canaan, hasta arruinarlo enteramente. ¥ 18. Hebr. difer. unacobertura 6 tapiz. LIBRO DE LOS JURCES, tabernaculum eius, et opertus ab ea pallio, _ 19. Dixit ad eam: Da mihi, obsecro, paululum aquae, quia sitio valde. Quae ape- ruit utrem lactis, et dedit ei bibere, et operuit illum, 20. Dixitque Sisara ad eam: Sta ante ostium tabernacu- li: et cum venerit aliquis in- terrogans te, et dicens: Num- quid hic est aliquis? Re- spondebis: Nullus est. 21. Tulit itaque Iahel uxor Haber clavum tabernaculi, assumens pariter et malleum: et ingressa abscondité, et cum ‘silentio posuit supra tempus capitis eius clavum, rcussuinque malleo defixit in cerebrum usque ad ter- ram: qui soporem morti con- socians defecit, et mortuus est. . 22, Et ecce Barac sequens Sisaram veniebat: egressaque Tahel in occursum eius, di- xit ej: Veni, et ostendam tibi_ virum, quem quaeris. Qui cum intrasset ad eam, vidit Sisaram iacentem mor- tuum, et clavum infixum in tempore eius. 23. Humiliavit ergo Deus in die illo Iabin regem Cha- naan coram filiis Israel: 24. Qui crescebant quoti- die, et forti manu opprime- bant Tabin regem Chanaan, donec delerent eum. 19. A la letra: un odre. Los Orientales usaban mucho estos trastos de pieles. POPPIES SLI IIIS OLS IISSILIIISS ELLE SL CAPITULO V. Céntico de Debora. 1. Ex este dia Débora.y Barac, .hi- jo de Abincem, cantaron este cantico:" 1. Cecirgrunrque’Debbo- ra et Barac filius Abinoém ¥ 1. Hobs. difer. Débora cants este efntico con Barac, hijo de Abinoem. Se erée comunmente que Débora sola lo oompusc. in ille die, dicentes: 2 Qui sponte obtulistis de Israel animas vestras ad periculum, benedicite Do- mino. 3. Audite reges, auribus percipite principes: sum, ego sum quae Domino ca- nam, peallam Domiao Deo Isreel. 4. Domine, cum exires de Seir, et transires per regio- nes Edom, terra mota est, caelique ac nubes distillave- Tun aquia. 5. Montes fluxerunt a facie Domini, et Sinai a facie Do- mini Dei Israel. 6. In diebus filij Anath, in diebus Tahel quie~ verunt semitae: et qui ingre- diebantur per eas, ambula- verunt per calles devios, 7. Cessaverunt fortes in Is- rael, et quieverunt: donec surgeret debbora, surgeret mater in Israel. . 8& Nova bella elegit Do- minus, et portas hostium ipee subvertit: clypeas et hasta si apparuerint in qua- draginta millibus Israel. . Contr6 armas dentro de ell 9. Cor meum diligit prin- cipes Israel: qui propria vo- 29 “2. Vosotros los que os habeis sena- lado entre los hijos de Israel, exponien- do voluntariamente vuestra vida al pe- ligro, bendecid al Sefior’. 3. Escuchad, reyes; principes, aten- ded: Yo soy, yo soy'la que cantaré un céntico_al Senor", y entonaré himnos al Senor Dios de Israel. CAPITULO ¥. 4. Sejior, cuando salias de Seir y pa- sabas por las regiones de Edom, para darnos tu ley en el monte Sinai, la tier- ra se estremecié, y los cielos y las ou- bes se deshicieron en agua”. 5. Los montes se derritieron” 4 vis- ta del Senor, y el Sinai se liguidé 4 la faz de] Sefior Dios de Israel. 6. En los dias de ar, hijo de Anat, en los dias de Jahel, descansa- ron los caminos de Judé; ly el temor ide los Cananéos hizo que los_que debian andar por él, anduviesen por sendas ex- traviadas, 7. No se vieron hombres valientes en Israel, ni se encontraban ya", hasta que Débora se levanté, hasta que se le- vant6” una madre en Israel. 8 Nuevas guerras eligi el Sefior, y nuevo modo de hacerlas; porque puso & la cabeza de su eercito una oy Por soldados hombres desarmados. El mis-, . Mo ech abajo las puertas de las ciu- dades de sus enemigos, y su pueblo en- ", cuando 4n- tes no se {veia ni escudo ni lanza entre cuarenta mil soldados de Israel. 9.. Mi corazon ama 4 los principes de Tsrael gue tan vali. Y 2. Hobr. difer. Bendecid al Sefior, porque se han levantado gofesen Israel, y el ; Ja version pueblo se ba expuesto voluntariamente al peligro. Algunos ejomplaree os de deoe Setenta axpresan ente sentido, del que ao hallan vestigioe en Ia longus. drabe. Y 3. Hebr. lit. Ego Domino, ego canam, ge, Domine cansm: ego &e. Acaso se st Hebr. difer. Israel yt las ciudades; y no ay Iogar do tx aunil,Dellum portarum, ‘en contreposicion é lo que ee diré en ea pr ente, en lugar de . Cantaré un odntico al Seiior, entonaré himnoe do. 4. Hobr. difer. hicieron estallar sus traence. 5. Hebr. difer. Temblaron los montes. . 7. Hebr. difer. Las aldéas ee hallaban desiertas: quedaron desiertas hasta quo, 16e irregularmente yrezon, en higar de vaxcT, vig. En el hebréo ee Iée dos veces, aur, surgerem, on lugar de aun, surgeret. 6 dioees nuevos; enténces se buyeron de las puor-. ni enondo ni lanza &¢. esto es, puede ser que haya pido laren sana ‘aann, ebieront & eal Vil. Antéa @e Is era cr, valget 80 LIBRO DE Los fuxcEs. con fuerzas desiguales". ;O vosotros los luntate obtulistis vos discri- ° que os habeis expuesto voluntariamente sini, benedicite Domino. al peligro, bendecid al Sefior! 10. “‘Hablad vosotros, y publiced su 10. Qui ascenditis super ni- Sloria, vosotros los que tmontais eobre tentes asinos, et sedetis im asnos” de fuerza y hermosura singular’, iudicio, et ambulatis in via, voxotros los que ‘ocupais fa silla de ld loquimini. ica, y vosotros los que os hallais en los caminos ocupades en el comertio, ¢ aplicados 6 lus labores del campo. , : “LL. Donde se rompieton los carros, 11. Ubi collisi: sunt cur- donde fue desbaratade é] ejército ené- rus, ét hostium suffocatus mig, publfyuese la justitia del Sefor, est exercitds, ibi narrentur i, su clemencia para con lbs bravos de iustitiae Domini et clemen- lsracl, & quienes Wend de fuerza yva- tia in fortes Israel: tutig de- tor 4 fin de que combatierah a sus ene- scendit pdpulus Domim ad migos. Ent6nves el Pueblo del ‘Senor pa-’ pottas, et obtinuit principa- recié en Ins puertas de jas ciudades ene! tum. my adquirié el principado y ed i: See ine vllae" prineipacoy ef ims - 12. Animo, fnimo, Débora: gino, 19. ‘Surge, surge Debbo- levantute, y entona un cAntico al Senor. rd, dutge, sutge, et loquere Levintate, 6 Barac, hijo de Ablnoem, y' canticurh! surge Bardc, et apodérate de los cautivos que hiciste so-, apprehende captivos typos f- bre tus enrmigos, Be Abinoém. : : 13, Salvaronse {os restos del pueblo 13. Salvutde sunt reliquiae de Dios' por esta victoria, que los va- populi, Dominus in fortibug lentes de Israel acaban de conseguir. Et dimicavit. Seiiot es quien ha combutido en los fuertes". y 14, Sirviése ‘el Senor otras vece¢ de ‘14,"Et Eptiraim delevit Josué, de la tribu de Efraim, para €x-. eos. in' Amalec, et post eum terminat tos Canantos, en la persdrit ex Bentamin in poputos tuos de los AmalecRas; y sirvi6se despues de & Amulec: de Machir prin- Aod, de la tribx de Benjamin, corttra tus’ cipes descenderunt, et de pueblos, 6 Aittalec. Principes talientes Zabulon qui exercitum du- © 9. Hebe. lit. Cor meum ad principes. Acizo on’ luger de im 1, Cor meum ad, heria Yecrss Low ut, Venite ad So pn ipes: Vehid 4 En principos @ Ioracl. Y 10. Hobr. asnas. En Ia Pi 18 los jueces y principales del pais no tenian mas cabalgaduras que asnas 6 sus pollinos. Inf t. ban 1h + Dbid. Hebr. Ht. de divereva: colores, . +¥ 11. Hebr. difer, En ol lugar de Is vox de los urqueron, en medio de los sacado. res de agne, se publicarén Ibs justitias del Serer, las justicias de ons valientes on Ie. rael; enténces of pueblo de! SoKior descchderé € las puertas &c. Difer. Ins jucticias the ejertide en-faver de las aldéas de Imrecl. Esto es, que on luger de rrtony, fortes ejus., acaso deberia leerse raxvt, viei, relativamente 4 laexpresion del ¥ 7. W 13, Hebr. Entonces el resto dominé sobre loe grandes; eb pueblo del Sefior do. niilys sdbre loe faeries. * . 14. El hebreo mio ropite ef nombre de Amaléc, que ha podido donfandirse on eité Togar con Mic, vellie. Ex tagar de oneu, vedi eorum, 6 eradicavit eos, do donde ea coe, ‘se deberia leer tal vex sum, principes. El sentido seria: vinietonde Efraim, PRiwcipes af valle; después de 4! Benjamin ¢om ses tropes. Se lee et of hebréo, axare, fe, on leger de stam, post eum. La proposicion ex no se eneaentta aqui: y em gar de sAMMIC, in populos tuos, we deberia soaso leer saMsit, comm populis-ouia cerent ad bellandum, 15. Duces Issachar fuére eum Debbora, et Burac ve- stigia sunt secuti, qui qua- sim praeceps ac barathrum te discriminj dedit: diviso contra se Ruben, magnani- morum reperta est contentio. 16. Quare habitas_ inter duos terminos, ut audias si- bilos greguin? diviso con- tra se Ruben, magnanino- Tum reperta est contentio, 17. Galaad trans Torda- nem quiescebat, et Dan va- cabat navibus: Aser habita- bat in littore maris, et in portubus morabatur. 18. Zabulon vero et Ne- phthali obtulerunt animas gas morti in regione Me- rome, 19, Venerunt reges et pur; gnaverunt, pugnaverunt ro- Chanaan in Thanach luxta aquas Mageddo, et ta- Y 14. Hebr, difer. Salicron do Ibid. Hebr. ie Goa de tapes, como para los de 4 gr orate bora, ¢ Tid. ea En el "ye ine CI Fredo Tid. nm qarirdto vy St descendieron de e Maquit’, ry eonmuistaron la tierra de Galaad, y el selido de Zabylon hambres gwerrerosy capacea de conducir una armada al com bate”. 15. Los gefes de * feaacar, no ménoa valientes que los de Zubulon, estuvieron con Débora, y siguieron las huellas de Barac, que se arrojé al peligro como quien se precipita en un abismo”. Ex cuanto & Ruben, estaba dividido entén- cea contra sf mismo, no sabiendo qué partido tomar; y los mas valientes de es te tribu, en vez de warchar al socorro de sus hermanas,ng han hecho mas qua disputar”. 16, jPor qué permaneces asi entre dos linderos para escuchar los silvos de Jos rebanos, en lugar de marchar con- tra tus enemigos? Porque hallandose Ru- ben dividido contra si mismo, los mas valientes de esta tribu sold se han ocu- pado en disputas”. 17. Miéntras que Manqases, habitan- te de Galaad!, descansaba del otro lado del Jordan, y que Dan se ocupaba en equipar gus navios, Aser permanecia en la ribera del mar, y se mantenia en sua puertoa”. 18. Zabulon y Neftali se expusiecon 4 la _mwerte en el pais de Merome jur-. to6 Tumor", cals ‘Los reyes enemigos vinieron 4, ata-. los ¥ combatieron contra eHos; los reyes le Camaan combatieron contra, Ie. rael ea Tanac, cerca de las aguas de quo dominaron ¥ Maquir principes oonquistaron dc. de Zabulon hombres que couduoon mus tropae con el baston de apsibe 4 de eefer. By nombre da eeriba 6 zofer, significa wo oficial, ea para los nego. no temid deacender det y caballertg scepaban’ 1g Hansre, Tab vex on fea de Insacar estuvieron con Dé. guerra, Y 15. Hebr. Issacar se arrojé & pie al valle como Baxag, y cuyos carroe beria leerse, ‘un, eum. Low car con Barac: 4) envié sus poones al .difer, En las posssiones de Ruben hay hombres de consnmada prudencia, , fo solide, xaas Ls, decreta cordis, en lager de anus, scrutationes eordia, oo- wi ley6 en oste h “Gad. Heb. soore sun Tuloas 6 segun |e version griege, sobre sus laderes os... carpadas. 'Y 18. Hobr. difor. en las alturas de la campifis. de I ote de hey han were rs K Bs? 32 Mageddo”, y no pudieron llevar botin alguno sobre él!. 20. Se peled contra ellos desde lo al- to del cielo; las estrellas manecien- do en su érden y curso ordinario”, com- batieron contra Sisara, y lanzaron con- tra él rayos y relampagos. 21. El tortente Cison arrastré sus ca- daveres; el torrente Cadumim”, el tor- rente-Cison, O alma mia, huella con los pies & esos valientes”. 22, Rompiéronse las pesufias sus ca- ballos en la impetuosidad de la fuga, hu- yendo presipitadamente los mas fuertes enemi y cayendo unos sobre otros”, 23, (Maldecid la tierra de Meroz"! ha dicho e] dngel del Senor; jmaldecid 4 Jos que Ja habitan, porque no vinieron al socorro del pueblo del Seftor, al socor- ro de los guerreros mas valientes! 24, \Bendita sea entre las mugeres Jahel, muger de Haber cinéo, y ben- dita sea en su habitacion! 25, Cuando Sisara le pidi6é agua, ella le presents leche, y le ofrecié crema en vaso digno de un principe. : 6. ‘Poms el clavo en la izquierda, is la derecha empuiié el martillo de’ artesanos: y escogiendo en la cabe- za de Sfsara el jugar para la herida, traspaed le sien esforzadamente con el clavo", : 27. El cay6 4 sus pies sin fuerzas,y espiré, despues de haber rodado 4 las plantas de ella, quedando tendido y sin ¥ 19. Tanac ee as de Mageddo estaban Tid. Hebr. ioe Ey LIBRO DE L048 SUECES. men nihil tulére praedantes. 20. De caclo dimicatum est contra eos: stellue ma- nentes in ordine et cursu suo, adversus Sisaram pugnave- ruot. . 21. Torrens Cison traxit cadavera eorum, torrens Ca- dumim, torrens Cison: con- culca_anima mea robustos. 22. Ungulae equorum ce- ciderunt, fugientibus impetu, et per pra ruentibus fortissimis hostium. 23. Maledicite terrae Me- roz, dixit Angelus Domini: matedicite habitatoribuseius, quia non venerunt ad &uxi- lum Domini, in adiutorium fortissimorum ius, 24. Benedicta inter mulie- res Iahel uxor Haber Ci- naei, et benedicatur in -ta- bernaculo suo. 25. Aquam petenti lac de- dit, et in phiala principam obtulit butyrum, 26. Sinistram manum mi- sit ad clavum, et dexteram ad fabrorum malleos, per- cussitque Sisaram quaerens in capite vulneri locum, et tempus valide perforans: 27. Inter pedes eiys uit: defecit, et mortuus est: vol-. vebatur ante pedes eius, et en Jas inmediaciones del Cison. No sacaron ventaja alguna en plate. Lo que oe explica de los Tsraelitas, que no permitieron & los enemigos reacater sa vide. estrelins i W 20. Hebr. difer. Las &o. frente oriental. Pid, combatieron desde el lager elevado en que estén’ jos creen que el torrente Cison ee Iamaba asf, porque tonreba su Hamado en hebréo, xxvem;de modo que podria traduciree, el tor. Hebr. lit. calcabis, anima mea, fortem. Puede ser que en lugar de Toxcy, ealeabis, v0 deba leer, upnic, abducet, y suprimir el pronombre 1, mea; el sentido se- ria; arrastré Ja alma de los fuertes. ‘YW 22, Hobr. La pesaiia del caballo hizo un ruido semojante al del yunque que hie. - ‘martillo, por ls precipitasion de lor valiontes porsoguidotes. re 91 ¥en No se oonoce la tierra de megiogie del torrente Cison. Meroz. Algunos creen que podia ser Merom al 26. Hebr. Hirié con ol martillo & Sisers; le traspasé Ia cabeza; lo traspasd; Je” higo pasar el clavo al través de las sicnes, . < @APITULO Y. 33 iacebat exarimis et mise- vida sobre Ia tierra en un estado mi- rabilis. serable", Se Po Roemer ree . 28. La madre de este entretanto mi- whuabat. mater eius; rando por la ventana, sollozgba, y lamen- “ & do caensclo ur, tandose deade su habitacion’ exclama- (as. moratur i currug ba: «Por qué su carro no vuelve toda. Gus? quare pe, via} “;Por qué tardan tanto sus caballos? So Un Sapuentior, cetera 29, -¥ Ja. mgs afbia de las mugeres uxoribes eis, hee socrui de: Sisara respondia de este, modo my sespondit: 30. Forsiten mune dividit “Tal vez en este instante se re-, spolia, vet pylcherrima femi- parte el botin, y ‘se egcose: para Sisa-* narem eligitur ei: vestes-di. ra la mas hermosa de lay cautives; sa, vergorum ¢olorum: Sisarae egcogen para él; entre todos log despo-. wadunter in pracdam, ef jos, estes dg diversas cojores, {ae variq ad. ompande, gesting al guna bands preaioga y borda- para que adorne su cuelfo, quge seq. a precio de su valor y fens wie au Sl. Sic peregnt omnes inin . 31. [Que ast peresean, 6 Sefi mici tai Domine: qui autem tus eneuxgos! jy que:los que. ili te, sicut Sol in or. ian ome FP resplandece el sol one 32. Quiovitque Terra 32. Y quedé Ja tierraen paz por es- quadraginta aaacs. pa pacio de cuarenta anos". Par Po W 27. Hote. os, Ra wl, stn elo « Seat mio ste © vide on Oi stlo on que E . Bi pris oa a dg ou r dian untendo sue lomenjoe ¢ sus mugeres Je rmpondien urlndo rug Melia aigpa re heblabe at O mas sepierissime, sais ant xorr, ai eatin ow core le bie do artaugees . yellxle Hebr. difer, No ‘ham Kam, fore edo ol botiny To eatin repartiendo? El bordado aod me da al gefo.de degpoige teAidoe son pare Bisse; los fos, low lou, Ina oe jos son para adornar el cvello eteesda ia ealga fulcherree Jo + ta yoron lager de nowt near pol a femmamarssis, ‘vez en ‘RQMT RQMTIN, ceupicioryn com Folaaion. 4 lo que dice el varao- , Wu. Ee Lebreo wo le, sy et on Ingar deo, te 32. Reoudrdeee lo Foe oo Ba dicho do ent tarto on la Diserazion sobre be grade yore de la torcere edad 1 mundo, tom. iv. MOLE LL IIL: SP LPLID LIP LL ERILD LL DIED LE ©APHPULO VI. Servidambre, do lou Tsracitas bajo lon Madianitas; Gedoon es elogido por Bion pa, wey Faceayirt aigom fli Te ‘V Miuerto Barac, los hijos de Terael ti obraron el mal en presencia del Seftor, * quien los entreg6 siete afios en manos _ de los Madianitas, we estin al orien- “te del mar Mucrio, y & quienes habien. ntes . do ln ere ck 1 do lu cra cr. val 1246. LIBRO DE Los JWECES, . 34 vencido otras vetes bajo la cinducta de Moises. : 2. Estos pueblos loa tuvieron en tan inde opresion, que se vieron precisa- aes & huir" y retirarse & Jas grutas y cavernas de los montes,’ y 4 los sitios mas fuertes para poder resistir 4 los Ma- dianitas, . 3. Despues’ que los’ Israelitas habian sembrado, vinieron sobre sus tierras los Madianitas, los Amalecitas y los otros’ pueblos del Oriente, ' ~ "4. Y colocando allf sus tiendas, ar- fuinaban los sembrados en yerba como se halfaban”, desde el Jordan tiasta la entrada de Gaza’, y no dejaban 4 los Israelitas nada de cuanto era necesatio 6 la vida, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos; 5. Porque venian con todos sus ree bahos y sus tiendas’; y como éra- una multitud innumerable de hombres y de ¢amellos, 4 manera de langostas, todo Jo Henaban asolando cuanto tocaban. : 6. Fue pues Israel humillado en gran manera bajo el poder de los pueblos de Madian: © . . 7. Y clamaron al Senor pidiéndole au- xilio contra los Madianitas. 8. Entonces el Senor les envi6 un profeta, que les dijo: He aqui lo que di- ‘ce el Senor Dios de Israel: Os hice sa- « lir de Egipto, y os saqué de la man- ‘sion de la servidymbre; "9. On libré de mano de low Bai ios y de todos los enemigos que os afligian; y ke. 4, Hebr. asolaban los bienes do le tierra. Ibid. Situnda ¢ le orilla del Mediterraneo. “2. Et oppressi sunt valdeab eis, Feceruntque sibi antra: et speluncas mmontibus, et munitissima ad repugnan- dum loca. "3. Cumque sevisset Israel, ascendebat Madian et Ama- lec, ceterique Orientalium nationum: “4, Et apud eos figentes tentoria, sicut erant in her- bis cuncth vastabant usque ad introitum Gazae: nihilque omning’ ad vitam pertinens relinquebant in Israel, non coves, non boves, non asinos. 5. Ipsi enim et universi gre- eorum veniebant cum ta- rnaculis suis, et instar !o- custarum universa comple- | bant, innumera multitudo hominum, et camelorum, quidquid tetigerant devas- tantes. 6. Humiliatusque est Is- rael valde in conspectu Ma- dian, 7. Et clamavit ad Domi: num postulans auxilium con- tra: Madianites. « 8. Qui misit ad’eos virum prophetam, et locutus est; lec dicit Dominus Deus. Israel: Ego” vos “feci con- acendere de Egypto, et edu- Xivos de domo servitutis, 9. Etliberavi de manu /E- gyptiorum, et omnium ini- 2. Estas pelabras se hallan en {a version sirlaca, donde se Ite: et fugerunt a Soci Madianitarum, et fecerunt &c. En lugar de lo cual se lée on el hebréo: a facie Magic fecerunt Ibid. Hebr. lit. et vvea, et boves, et esinos. En logar de can, et oves, acano deberia leerso, tax, ovibus, et bovibue, et asinis, Jos nsnos, bant tonquem efferebant, et veniebant, &c. corem, &c. En hugar do mao, veaiebant, los Rabinos quieren que ev lea, vaag, et veniebant: parece que deberia loeree uniav, vBav, et tabernacule pera las ovejas, ni para los bueyes, ni pare ‘W 5, Hobr. lit, Ipei enim et greges corum ascendebant, et tabernecela lecuste, ‘venie. Corum micoram, qui-afitigebant vos: eiecique eos ad introitum vestrum, et tradidi vobis Terram eorum. 10. Et dixi: Ego Dominug Deus vester, ne timeatis deos Amorrhaeoram, in quo+ run terra habitatis, Et no- Juistis audire vocem meam. IL. Venit autem Angelus Domini, et sedit sub quereu, quae crat in Eplira, ct tincbat ad loas patrem fiami- liae Ezri, Cumque Gedeon filus eius excuteret atque purgaret fromenta in toreu- lari, ut fugeret Madian, Apparuit ci Angelus et ait: Dominus te- cum virorum fortissime. 13, Dixitque ci Gedeon: Obscero ini Domine, si Do- minus nobiscum est, cur ap- prehenderunt nos luce o- mia? ubi sunt mirabilia cius, quae narraverunt patres n stri"atque dixerunt: De Zypto eduxit nos Dominus! Nunc autem dereliquit nos Dominus ct tradidit in anu Madian. Ui. Respexitque ad cum Dominus, et ait: Vade in hac fortitudine ta, et libe- rabis Israel de mam Ma- dian: scito quod miserim te. 15. Qui respondens ait: Obsecro, mi Domine, in quo liberabo Isracl? ecce familia mea infima est in| Manass et ego minimus in dome pa- tris mei. 16, Dixitque ei Dominus: CAPITULO, VI, 35 arrojé 4 los Araorr§og,f vuestra llega- da, y os dila tierra que les pertenecia; 10. Y os dije: Yo soy el Senor vues- tro Dios; no temais a tos diuses de ios Amorréos" en cuya tierra habitais: sin embargo vosotros no habcis querido es- cuchar ini voz. AL Despucs que Dios les hubo he- cho estas reprensiones “por boca de su profeta, cl angel del Senor vino A sen- tarse bajo la eneina que estaba en Eira, ciudad de la media tribu de Manases, de este lado del Jordun, que perteuc: cia a Joas, padre de la familia de FE. ri”, ¥ Gedeon su_ hijo estaba entdnces ocupado en sacudir y limpiar el grano en el lagar’, para hnir con su trigo de las incursiones de los Madianitas: hor xe le apa- Senor cs contigo, jo el nas csforzado entre los hombrest 13, Gesleon le ondis: {De don- de viene pues, Senor’ inio, os ruego me digais, si cl Sefor esti cou nosotros, que nos agovien todos estos males? ;En donde estan jas maravillas que ha obra- do el Senor, y que nuestros padres nos han referido, diciendonos: EL Senor nos fia sacado de Egipto? Ahora cl Seior nos ha ubandonado, y nos ha entrega- do en manos de los Madiamtas. 14, Enténces el le represen- taba al Senor, sion ie dior Ve en. esa fortaleza de que estas lene, y li- bertaris 4 Israel del poder de los Ma- dianitas: sabe que yo te he enviado. - 15. Gedeon \e respondié: jAh Se- for mio! te ruego que me digas; jCé- mo he de libertar yo 4 Israel? mi fa- milia es la Gltima de Manases, y yo soy el tiltimo en Ja casa de mi padre. a 16. El Sefior le dijo: Yo seré con- 10. No les temais, esto 08, no los mireis como 4 dioses. 11. Esto es, de Sexer, Nd, xxv1, 30, Hamado tambien Abiezer. Joe. xvn. 2: © sagan al hebdréo, & Joan el AbiPverite, 6 descendiente de Abiezer, Inf wun 3. ; Tid. Hay motivo de croor, quo on lugar de sor, in torculari, inares, co ia leerse son%, ‘Antes dela ora cr, vulgar" 1946, 1. Reg. xu 1. Antes] - de Ja era cr. 1239, upro bk Lie Yokers. 3¢ figo, y dertétarad % los Madianitas co! mo si fuerah un bolo hombre. 17. A _lo que Gedeon repuso: Si he hallado gracia en tu presencia, hazme cono¢er ‘algun: signo, td eres quien me tables por boca ‘ad gue estoy viendo; 18 Y no te apartes de’ aquf Hhsta que yo vuelva 6 tf, y traiga un satrificio”, te lo ofrerca. El fngel le respondi6? ‘o esperaré tu vuelta. 19, Entr6 pues Gedeon & su casa, y €ocié un cabrito, € hizo panes sin le- vadura de una medida” de harina; y po- niendo Ia ‘carne én uf canastillo, 'y el aldo de ella en una olla, lo Tev6 tédo bajo de la encina, y lo oftecié al’ én gel del Sefior, -20. EI coal le diyo:: Toma ta carne y los panes &in tevadura, ponlos sobre @sa piedra, y derranin encima el caldo de la carne; y habiéndolo heéchd asi Gedeon, ‘ . 21, El fngel del Sefior extendi6 la punta de la vara que tenia en la mano, y tocé la carne y panes sin levadura; € inmediatamente sali6 fuego de la pie- dra, y consamié !a carne y los paneg izimos: y al mismo tiempo el Angel del Seftor desaparecié de los ojos de Gedeon: 22, El cual viendo que verdadera- mente era el angel del Scfor, dijo: ;Ay de mi, Sefior y Dios mio, pues he vista al fngel del Sefior cara 4 cara, y ya no podré vivir”! o 23. El Sefior le dijo: La paz sea con- tigo; no temas, no morirds, 24. Gedeon levant6 pues en aquel tugar un ‘altar al Senor, y lo nombré Ja Paz det Senor’, nombre que conser- 18. Hebr. difor. y te trai ; 19. Hebr. lit. d2 un ef,’ ecide que oo ida que contenie cerca de treita 3 et offeréns tibt. ai respondit: esto- Inbor rit ig ‘19, est itaque tens in ollam, tulit omnia sub quercu, et obtulit ei. 20. Cui dixit Angelus Do- mimi: Toffe' carnes et azy- mos’ panes, et pone sopra petram illamn, ‘et-ius le. Cumque fiscisset ita, °81, Extendit Amgelus Do: mini summitatem tirgae , quam tenebat ‘in manu, et tetigit carmes et panes azy- tmos: ascenditque ignis dé petra, et carnes, azymodsque panes consumpsit: Ai autem Domini evanuit et oculis eius. . ben Viden: Gedeon quod ‘esset Angelus Domini, ait: Heu mi Domine Deus: ia vidi Angelum Domini cie ad faciem. ‘ 8. Dixitque ei Dominus: Pax tecum: ne timeas, mon moriens. 24. Mdificavit ergo ibi'Ge- deen altaré Domino, voca- vitque illud, Domini pax, u* pintas, (56 libras 1 fom ponian su magnificencia en vert mucho de comer, “PRISE 22. Véase To que v6 ba dicho anel Génenis, xa.-t3. ue os contrarte: al estilo de foe Hebitéde,.‘ipen i. Puede sospechares que en ves de rium, Denix 24. En lugar de Domini . roth Ea loge de Denn pe. sL0M, pax, oe Teia originariaments, aLom mE axv, Pez, cf fuit nemen ojve; lo lantd Pas, y lo quidé + CAPIR@LO! 41. sqde in piaétentem dient Gumeoe sdhuc eseet -m Ephre; quée est familiae EBari,-!: . ‘BS, Nocte ia dixit Domi nus ad eum: ‘ olle taurom patria tui, et alterum taurun anhorum septem, destrues- qec-erem Baal: quee est pa: fe tuk Ot een good ci: fecit ‘sicut_praeceperat ei Donrines, ‘Times autem ‘do- mum patris: dai, et hotined illias civitdtis, per diem no- fait id facere, sed onmia no- cts complevit. 28. Cumque surrexisiatit vii ius’ thane,’ vide- fmt destruttam aram Baal, tuctimaque sacesum, ot as, rum alterum i per altare, quod tunc ned ficatum erat. _ “9B. Dixtruntqda ad invi- eet: ‘Quis hee feeit? Cum- oe Pasar auctoreny i, dictum eat Gedeon f- Kies Foes Yocit have omnia: 30. Et dixerunt ad [oas: Preduc filam tuum -huc, ut pene ‘quia ‘destruxit a. |, et succtdit nemus, 2 juibua ille Feapondit, Nenquid, ‘Wrores ests Beadj 87. vaihabta el dia-de hoy. Y eptando to: dayia ett Bia, que pettonece 6 la fami« = hin do Ex, 25. Le dijo el Senor en ta siguiens te noche: Toma yn toro de tu padre; y otro toro de siete afios, y Uestruye el alter de Baal que pertenece 4 tu pa- dre, y corta de raiz los drbeles que es: tén al-tededor def altar: 26. Edificeras también un altar al Seftor tu Dios en Ia altura de ésa pie dra, -sobire ‘fa cual ‘ofreciste Antes ef m- tok crificio’, y despues le haber hecho un sacrifiolo ‘pattfico’ eon el primer toro", toma el segundo toro, y lo ofrecerés en wsto sobre un faz de lena que ; babrés cortado del bosque. 21. Habiendo Gedeon tomado diez de.sus criddos, bigo:lo que le habia mani dado el Sefior. No quiso sin etrbat, hacerlo de dia, porque temia & low ta casa do au pare y & los hombres de aquella ciudad; mes lo conclays to- do durante la noche. 28, Los habitantes de la ciudad, ha. biendo acudido A la manana, vieron trmido el altar de Baal, cortados los ér- boles, y vel segundo toro puesto sobre . el altar que: scababa -de edificarse. 29, Enténees se dijeron los unos 6 los otros: ;Quién ha’ hecho esto? Y bus- cando por todas partes al autor de os te hecho, se les dijor Es Gedeon, hifo de le Jone, quien ha hecho: todas estas “30. Ellos pues dijeron 4 Joas: Haz que tu hijo se presente, a us que ‘meera, porque ‘ha destraid altar de Baal, y she cor cortado a bosque. joas les renpo is ‘tura vosotros tos : Vengaderes ee gimotehee hast ey. .f0 ve hie. ye cotas palehres ee gece 96. Hebr. en la cima de exte | foarte 6 ceconpal, wt In plataftema det ol. $f enqne cothlenentode ‘later de Baal Mid, Be écha de vee que ine copisntes ben cmsitide egal. to que - -Gebeon debia-be- ‘een com o] primer tora. Antes de Ia ers ors volgar “ais 38 pera que quetais combatir-por él’? Quien spa su enemrigo, muera dntes que apa- rezca el dia de mafiana; pero que Baal sea quien lo haga morir. Si él es Dios, vénguese 4 si mismo de quien destruyd su. altar, : 32. Desde este dia Gedeon fue Ila- mado Jerobaal, esto es, venyanza de Baal, Ror esta palabra que Joas habia dicho: jEnguese Beal del que ha destruido su altar. 33, Entre tanto los Madianitas, los Amalecitas y los pucblos de Oriente se reunieron; y habiendo pasado el Ji ' se. acamparon en_.el. valle de Jezrael”, para saquear y devastar el pais. 34, Al mismo tiempo el Esp(ritu del Seftor ltené 4 Gedeon, que. sonando la trompeta, junto la casa toda de Abie- zer que era su familia, 4 fin de que lo siguiese, . . 35. Envié tambien mensageros & to- da la tribu de Manases, que igualmen- 1,20 siguic: ex idié otros 4 la tribu de Aser, de Zabulon, y de Neftali; y vi. nieron 4 encontrarlo los de todas estas tribus, . 36. Enténces Gedeon dijo 6 Dios: Si por mi mano quieres salvar 4 Israel, como lo has dicho, permileme que te pida wi signo que asegure & mis her- manos, y les inspire confianza en mi. Este es el signo que te pido, 37. Pondré al descubierto" este ve- lon de lana: si solo en él cayere et rocio, quedando seca toda la demas tier- ra, sabré que por: mi mano libertaras 4 Israel, segun me lo has ofrecido. Y 31, y 32. Hebr. difer. }Os toca 4 vosotros tomer la de las mance de .pu anemige? Perezca el quo tomare la LIBRO. DR. LO8; JUECES. ut pagnetis pro eo? qui-ad- Versarius est eius, mosiatur antequam lux crastina ve niat: si Deus est, vindicet se de co, qui suffodit aram qlus. :32.. Ex illo die -vocatus est Gedgon, Terobaal, e6. quod dixisset Toas: Uleiacatur..ap de ep Baal, qui suffodit ara eius, . 33, Igitur omnis Median, fui one et Orientales i congregati sunt simpl: et.; transeuntes Joxjanem, castrametati sunt -in valle Tezrael. _ 34. Spiritus autem Domini induit Gedeon, qui clangens buccina gonvocavit dempm Abiezer, ut sequeretur se, . 35, Misitque ouncios in universum Manassen, qui et ipse secutus est eum: et alios nuncios in Aser et Zabulon et Nephthali, qui occurre- runt el. : : 36. Dixitque Gedeon ad Deum: Si salvum facis per manum meam Israel, sicut lpcutus es, 37. Ponam hoe vellus la- nae in area: si ros in solo vellere fuerit; et in omni ter- ta siccitas, sciam quéd per manum meam, sicut locutus es, liberabis Israel. defense de Baal y salvario dofonee de Baal de oul maiiens por le mafians; si Baal ex Dios, tome élmismo au defonan (6 que 6] se vengue de su enemigo), va beria leerse como en el Pereoe ha dostruido au altar. Lo Hamé pues ou este die, Jorobael, cote “Parece qne enel :,¥: 31, donde co I6e on e] pebréo toa, lefeadat, a, 32. inv wu, vindicet se de ce. Asi lo supone la Vul; de, ‘tambien que en ver da meristur ueque ad mune, deberia Iéeree woque od mone, '33.. Al medipdia del Tabor. 1 S57, El texto dice: pondre en laera, lo que no debe entenderse de una era de gMinja, cerrada’ y tech: Cabierto y oxpuesto 4 la luvia y al rocio. come entre nosotros, La era ce un lugar en el campe dee. * 38. ‘Faetainque est ita. Et de nocte’ consurgens ex- preseo vellere, concham ro- re implevit. ~ 39. Dixitque ‘rurus ad Deum: Ne’ irascatur’ faror tut con me i adbuc se mel tentavero, signum quae, rens in vellére; Oro ut solum vellus ‘siceam sit, et omnid terra reré madens.'- 40: Fecitque’ Deus nocte ilke ut postalaverat:: et fuit saccitas' in solo vellere, et ros im omni terra. -: CAPITDLO VI,” 38 38. Lo que Gedeon habia propues- to, sucedié; porque habiéndose levanta- do 4 f@ mafiana muy temprano; expri- mi6. efvetlon; -yHené una concha ‘eon él: wocto que: salir de “é, -39) :Gedeun dijo: todawe & Dios: Que no:se: afre tu contra mf, ei aun me atrevo otra vez 4 hacer “una prueba idiéndote otro signo en el mismo ve- jon. Suplicote, Senor; qe solo‘ el. ve- Tton quede seco, y toda tx demas titrra, se moje con el: rocfd. 49, vEh.Senor. hizo aquella noche lo ie Gedeon habia pedido: cay6 el ro- cio-en !toda: la tierra, quedando seco solamente. e} vellon.- PPL III LILOL LL IIILILL LD DDILLL ILLS OLLI LD LOL ILL ILS CAPITULO Vil. Derrota Gedeon con _A. Ferrur [erobpal qyi et Gedeon, de’ nocte, consur- gens, et omnis popufus cum eo, venit ad fontem qui vo- catur Harad; erant aiitem ca- stra Madian in valle ad Se- Ptentrionalem plagam collis excelsi. “ cel “2. 'Dixitque Dominus ad Gedeon: Multus tecum est Populus, nec tradetur Ma- ‘dian in manus eius: ne glo- Tietar contra me Israel, et dicat: Meis viribus liberatug o ad populum) et were ad populum, ¢! net Nadientibus | praedi- ga:' Qui formidolosus et ti- ‘midus est, revertatur. Re- cemeruntque de monte Ga- aad, et reversi sunt de po- ‘pulo viginti duo millia vi- WL: & trescienton hombres & los Madianitas. J. . Jeropaat, Jlamado tambien Ge- deon, se levanté ppés 4 la madrugida, fue con todo el pueblo 4 la fuente Namada Harad”. ‘Los’ Madianitas esta- ban acampados en el valle,bécia la par- te septentrional de una colina muy alta”, 2. Enténces él Sehor dijo 4 Gedeon: Un pueblo numeroso est4 contigo, y Ma- dian no séré entregado en manos de tanta gente, para que Israel’ Ho se glo- ‘rie contra mi, y diga: Me he libertado ‘por mis propias fuerzas, 3. Habla al pueblo, y publica dejan- ‘te dé todos: E! que’sea pusilénime y ti- ‘mido , 'vuélvase’@ su casa. Retir4ronse en efecto ‘del monte Galaad”, y se vob- -vieron veinte y dos mil hombres del Pug blo, y solo quedaron diez mi *" hallarwe Se ignora la sitaaciqn de I fuente. . Hebr. Eataban scan “al septentrion de Gedeon, de] Iado de Ia aktura- 7 alle Se ra: Gual era este altara de Moré: debia supondria que el Jado ex que oo ‘hallaba acampado el ejdicito de Jordan, se Uamaba @alaad. Por lo demas acaso deboria leer. ~ de ln era er; Antes de ln orn op, ” .%& EI Sener enténces dijo & Gedeons Aun es. mucho: el pueblo: condéngloa 4 las aguas, y allt los experimentaré: aque) de’ quien yo: te dijere que vaya conti- 0). 1ra;. yal que: prokibiere: que vaya; Que ne vual 5. Habiendo deacendido el pueblo é mn en. doade habia aguas, dijo Senor & Gee: Poni de un ido loa e- af pasar tomaren: agua en = lamerla con la lengua, comn : les melen hacerlo; y al oo & os que hubieren doblado {os rodillas po ra_beber. 6. Halléronse pues trescientes que te mando el agua con la mano la llevaron 4 la boca, como de carrera; mas tédo’ el resto del pueblo habia hincado las ro- dillas en tierra para beber. 7. Despues de lo cual dijo ed Senor & Gedeon: Por los troscientog hombres ue tomaron en sus manos el agua pa- mM lamerla, con ta lengua, os Tibertard, y haré que Madian caiga en tus manos: haz pues que vuelva 4 su lugar el res- to del Re 8. Habiendo Gedeon tomado viveres trompetas, segun’el nimero de tropes, Joands ‘que se retirasen los demas 4 sug tiendas, y taarché con los trescientos hom- bres 4 dar la batalla ¢ los enemigos. Ha- liabase el campo de Madian en la par- te de abajo enel valle. 9. En Ia noche siguiente dijo ol Se- Nor 4 Gedeon: Levantate y vé al campo de los enemigos, porque quiero hacerte conocer, que | ado en tu mano los Madwenitas. 10. Si temes ir solo, vaya contigo Fara, tu criado. HH. Y cuando hay ido lo que di-’ feron los Mediania’ se‘Doraleetsd fier, 6 irés despues con mas seguridad _ ¥. 6 Véaseel . siguiente. LIBRO DR 108: JURCES. forum, e¢ tantim; decem trillia remanserunt,. | 4. Dizitque Dominus ad Gedeon: Adhuc, pulug multus est, duc eos ad aquas, et ibi, probabo illog: ede gue clisero tibi ut tecum var t, ipse pergat: quem ing revertatur. . 6 Cumque descengligset popalus ad aquas, dixit-Do- minus ad Gedeon: Qui line lambuerint aguas, gicut Solent capes lambere, separ rabies eos. seorsum: qui am tem curvatis genibua bibee Tint, in altera parte erunt. 6, Fuit itaque humerus eor rum qui manu ad os proji- ciente, Iambuerant aquas, trecenti vir: omnis autem Tefiqua muttitudo flexo po- plite biberat. . 7. Et ait Dominus ad Gee deon: In trecentis viris qui lambuerunt aquas, liberal vos, ‘et traddm in manu tua Madian: omnis autem. reli- qua multitudo revertatur in locum suum. 8. Sumptis itaque pro nu- mero cibariis et tubis, omnem reliquam multitudinem abire Praecepit ad tabernacula sua: et ipse cum trecentis virig se certamini dedit. Ca- ‘stra autem Madian erant sub- fer in valle. 9. Eadem nocte dixit Do- minus ed eum: Surgp,. et descende in caatra, quia tra~ didi eos in, manu tua. ” 10. Sin autem solus ire for- midas, di tecum, Phara_paer tuug. Phare poe te Jagiaetur ane coobreay tur mares jase, et pec ad hostium castra descendes. Descendit ergo ipse et Pha- ra puer eins in partem ca- strorum, ubi erant armato-, tum vigiliae. 12. Mudian autem et Ama- Jec, et omnes Orientales pult fusi iacebant in valle, ut locustarum multitudo: ca- meli quoyue innumerabiles erant, sicut arena quae iar cet in littore maris. 13. Cumque venisset Ge- deon, narrabat aliquis s0- mnium proximo suo: et in hunc modum referebat quod yviderat: Vidi somnium, et vi- debatur mihi quasi subcine- Ficius panis ex -hordeo vol- vi, et in castra Madian de- scendere: cumque pervenis- set ad tabernaculum, per- cussit illud, atque subvertit, et terrae funditis coaequavit. 4. Respondit is, cui !o- quebatur: Non est hoc aliud, nisi gladius Gedeonis _filij Joas viri Israelitae: tradidit enim Dominus im manus eius Madian, et omnia castra ius, 15. Cumque andisset Ge- deon somnium, et inferpre- tationem eius, adoravit: et Feversus est ad castra Israel, et ait: Surgite, tradidit enim inus in manus nostras castra Madian. 16. Divisitque trecentos vi- Tos in tres partes, et dedit tobas in manibus eorum, la- genasque vacuas ac lampa- des in medio lagenaruin, ¥. AL Hebr. A le extremided Po;,esto ¢s, hacia los que estahan ¥. 14. La Eecritura oo sirve pera Sgniear la accion do coneu CAPITULO VI 41 4 atacar_el campo de los énemigos. To- thando Gedeon pues consigo 4 su cria- do Fara, fue al sitio del acampamento’ en donde estaban las centinelas de las tropas”. + 12." Los Madianitas, los Amalecitas, y todos los pueblos del Oriente, estabun’ tendidos en el valle como una multitud de langostas, con innumerables camellos,: como las arenas de las orillas del mar. +13. ¥ luego ue Gedeon se aproxi- mé, oy 4 un soldado que referia st suc Ro a un compafero suyo, y le contaba’ asf lo que habia visto: Sofiaba yo, y me: Parecia que estaba mirando como tin pin’ de cebada coci:lo bajo ta ceniza, que se revolvia rodando, y bajaba al camp> de los Madianitas; y que habiendo choca: do contra una de las tiendas, la tras- torné, y eché enteramente por tierra. 14. El companero & quien hablaba respondié: Esto no es otra cosa, sino la espada de Gerleon, hijo de Joas, israe- lita: creiamos devorarlo como un ,edaco' de "3 y él mirmo nos trastornaré y. deshard enteramente, porque el Seftor en- tregé en sus manos 6 Madian y todos sus reales. 15, Habiendo escuchado Gedeon es- te suefio y Ia interpretacion que ge le habia dado, adoré & Dior, y vuelto at campo de Israel, dijo 4 los suyos: Va- mos al instante, porque el Seiior ha en- tregado en nucstras inanos los reales de Madian, . - 16. ¥ habiendo divicido sis trescien- tos hombres en tres trorys, puso troms tas en sus Manos ¥ C4ntarns variod con Rachas" encendidas dentro de ellos, de Tas personas armadns que ertahan en el cam. sobre las arman al reidodor del campo. gunas veces de In compnrarion derorar como pan, ir un pueblo con el azote de Ia guerra. Caleby! de los Cananéos, deoia: Ellos serén nuestro pon, osto es, podremos de- vorarlos como pan. Num. xiv. 9, W. 16, Estan hachas oran mas bien astillas grucsas de madera resinosa, encendi« das por ama punta, cups lleme se ocultaba on el cdntarg de barra Tom. v. Antes In era cr. vulyar 1939. Antes de la ora cr. Pe. uxxxn. 10. LIBRO DE LOS JUECES. 2 17. Y les dijo:' Haced lo que me vie- reis hacer: Ent-aré” por una parte del campo: haced lo que yo hiciere. . 18: Cuando yo tocaré Ia trompeta que llevo en mi mano, tocad tambien voso- tros las vuestras al rededor de las tien- das, y clamad todos juntos: La espada del Seftor y de Gedeon". 19, Entré pues Gedeon y los trescien- tos hombres” que estaban con él por un Jado del campo, al comenzar ld vigilia de la media noche”, Habiendo desper- tado las guardias, Gedeon y los suyos empezaron 4 tocar las trompetas y rom- per sus c&ntaros de barro unos contra otros. 20, Habiéndose dividido, y haciendo al rededor del campo, en tres sitios di ferentes, un gran ruido, despues de ha- ber quebrado loa cfntaros, tomaron las hachas en la mano izquierda, y en la derecha las trompetas, que tocaban, ex- clamando todos juntos: La espada del Senor y de Gedeon. 21, “Permanecié cada una en su pues- to al rededor del campo de los enemi- 08, sin aoanzar, ye darles tiempo de que reconocieran la pequeiiez de su nfi- mero. Al instante se hallé el campo de los Madianitas desordenado, y dando vo- ces y abullidos, huyeron todos. oe Los trescientos hombres continua- ton tocando siempre la trompeta; y el Senor dirigt> las espadas ‘de los de! acam- pamento unas contra otras, de modo que mutuamente se mat - 23, Y los ‘que escdparon de la ma- tanza huyeron hasta Betsetta”, y hasta la orila de Abelmehula en Tebbat; mas 17. Et dixit ad eos: Quod me facere videritis, hoo fa- cite: ingrediar partem ca- strorum, et quod fecero se- ctamini. 18. Quando personuerit tu- ba in manu mea, vos quo- que per castrorum circui- tum clangite, et conclamate, Domino et Gedeoui. 19. Ingressusque est Geo- deon, et trecenti viri qui erant cum eo in partem ¢ strorum, incipientibus .vigi- fiis noctia_ mediae, et custo-~ dibus suscitatis, coeperunt buccinis clangere, et com- plodere inter se lagonas, 20. Cumque per gyrum ca- strorum in tribus persona- rent locis, et hydrias con- fregissent, tenuerunt sini- stris manibus lampades, et dextris sonantes tubas, cla- maverontque: Gladius Do- mini et Gedeonis: 21. Stantes singuli in loco guo per circuitum castrorum hostilium. Omniaitaque ca- stra turbata sunt, et vocife- tantes, ululantesque fuge- runt: 22, Et nihilominus isiate- bant trecenti viri buccinis personantes. Iimmisitque Do-: minus gladium in omnibus castris, et mutua se caede truncabant, 23. Fugientes usque ad Bethsetta, et crepidinem’ Abelmehula in Tebbath.' ¥..17. De otro modo: Me acercaré 4 la extremidad $ sere. Ellos no entre- ton & él, sino ¥.18 El ¥. 20. explics 'Y. 19. Hebr. Seguido de cien hembres, que Tar otras don entraron Ibid. antiguos sobre in eronologta, tom. 1. .¥. 93, El Abolmebula, situada cia el valle de Jezrael. otra partes. que se mantuvieron 4 Ia entrada. Infr. ¥. ica el 18. En el hebréo es la misma expresion en’ ambos versos, con solo la diferencia de faltar en el primero la palabra nas, gledi compenian jiue. une de les tres bandas. bréos dividian la noche en tres vigilise. Véanse las Notes hebréo afiade: en Sararet. De estos diversos lugares solo. ee conoce Conclamantes autem viri Is- rael de Nephthali, et Aser, ‘et omai Manasse perseque- dantur Madiaa. 24. Misitque Gedeon nun- cies im omnem montem Ephraim, dicens: Descendi- te in occursum Madian, ot occupale aqoas usqee - Bera vatque? lordunem. Cla- amavitque omnis Ephraim, et vit aquas atque Teaanent usque Bethbera. 25. A ensosque duos viros lian, Oreb, et Zeb, interfecit Oreb in Petra Oreb, Zeb vero in torcu- dari Zeb. Et ti sunt Madian, capita Oreb et Zeb q es ad Gedeon trans juenta Tordanis, 24, Este nombre, que no se encuentra en otra ¥. em lagar de Bétabara, de que se ve ardaba el vi i te se gui ol vino. rs ea pe ‘La palabra hebréa significa una cuba 6 cisterna CAPITULO vR, 8 Jos Ajjos de Israel de tas tribus de Nek tali y Aser, y los de la tribu de Mane- ees, que habian sido despedidos Antes del combate, clameado juntos, cuando supie- on el feliz suceso de Gedeon, persiguie- ron & ‘oe Madianitas, : 24, Y¥ para que ninguno escapase, en- 5 Gedeon nuneios 4 toda la montana de Efraim, que : Salid al encuen- tro 4 los Madianitas, y ocupad las hasta Botbera”, y todos los pasos del Jor- dan. Clamando pues los de Efraim 4 las armas, se apoderaron de Ina orillas del agua y de los pasos del Jordan hasta Betbera. . 25. Y thabiendo hecho prisioneros & dos gefes de ios Madianitas, Oreb, y Zeb, :Quitarop la vida al primero en la pena Je Ored, yal segundo en el la, wr de sy persiguicron al energo, llevan- do las’ cabeaas de Oreb y Zeb & Gedeon al otro lado del Jordan, que él habia ya pasado en persecucion de los Madianitas, a dria aqui tal Ea Brangelip do 8. Juan. smubterrinea Juan. habla en «1 griego en que an. y este Jagar 6 cisterga, ;!levaron ep -lo sucesivo ¢l nombre del gefo que respectivamente habia sido muerto en uno y otro lugar. SPSL LLL LS. ar CAPITULO ‘VIII. Gedeon apecigua & los de Efraim: de muorte « Zeboo y Selmana, y hace un Efod. Muerte de Gedeon. 1. :Dexsaustqus ad eum vir’ Ephraim: Quid est hoc -quod facere voluisti, ut nos ‘mon vocares, cum ad pu- gnam pergeres contra Ma- dian? surgantes :fortiter, et 2 Quibus ille respandit: 1Qakt enim -tale facere po- -tai, quabe . vos -fecistis? non- ne malior est racemus .E- ‘phraim, vindemiis Abiezer? 1. Ewronces los hijos de Efraim le dijeron: ;Qué es lo que has querido ha- cer no Ilamandonos cuando marchabas al combate contra los Madianitas? y ée -quejaron de él amargamente casi hasta Hegar & la violencia. . 2. Gedeon, en vez de rechazar con -dereza la infuria que le ‘hacian lis Efrai- smilies ew respondi6 con dulsura y che. mildad: {Qué podia .yo que igua- lara 6 bo que vosotros habeis hecho? jNo es verdad que un racimo de uvas de Efraim vale mas que todas las vendimias de Abiezert Ast vuestras proezas aven- Agjien con mucho @ las mias, puss ha- ‘Antes 4p la ora ex. vulgar Antes de la era cr. vulgar 1239. LIBRO DE LOS JUECES. 44 deis completado 1a victoria que yo no habia hecho mas que comenzar. . 3. En efecto, el Senor ba entregado en vuestras manos 4 los principes de Ma- dian, Oreb y Zeb; jqué he podido yo ha- cer que se ucerque 4 lo que vosotros ha- beis hecho? Habiéndoles hablado de es- te modo, apacigué su cdlera, ya préxima & estallar contra él. 4. Continuando el hilo de lo qiie acon- tecié despues de la derrota de los Ma- dianitas, persiguiéndolos Gedeon, y he- Diéndo llegado 4 las orillas del Jordan, lo atravesé con los trescientos hombres que lo seguian, los. cuales se hallaban tan fatigados, que no el. alcance de los Madiantas que iban huyenda’. 2. Dijo pues & los de Soccot": Os ruego que suministreis pan & los que vienen conmigo, porque ya no pueden mas, para que asi Jamog perseguir 4 Zebee y Salmana, Priced los Ma- dianitas. 6. Pero los principales de Soccot le respondieron: Tienes ya 4 Zebée y Sal- mana en tu poder, y por eso pides que adninistremos pan & tu ejército, como si ya fuerss vencedor, y debiéramos te- merte. 7. Gedeon les contesté: Y. bien, cuan- do el Sefor hubiere puesto entre mis manos a Zebéc y Salmana, os haré que-" brantar el cuerpo con las espinas y abrojus ‘def desierto".. ‘ 8. Habiendo pasado de alli, lleg6 4 Fanuel”, é hizo la misma peticion 4 los de aque] pais, que le dieron la misma res- puesta que los de Soccot. 9. Gedeon Ics replicé del mismo mo- do: Cuando vuelva en paz y victorioso, yo destruiré esta torre. 3. In manus vestras Do- minus tradidit principes Ma- dian, Oreb, et Zeb: quid ta- le facere potui, quale vos fecistis? Quod cum locutus esset, requievit spiritus eo- rum, quo tumebant contra eum. 4. Cumque veniseet Ge- deon ad [ordanem, transi- vit eum cum trecentis viris, qui secum erant: et prae las- situdine, fugientes persequi non poterant. ian ir. 5. Dixitque ad viros Soc- coth: Date, obsecro, panes populo, qui mecum est, quia valde defecerunt: ut possi- mus persequi Zebee, et Sal- muna reges Madian. 6. Responderunt principes Soccoth: Forsitan palmae manuum Zebee et Salmana in manu tua sunt, et idcirco postulas ut demus exercitui tuo pancs. 7, Quibus ille ait: Cum er- tradiderit Dominus Ze- ee et Salmana in manus meas, conteram carnes ve- -stras cum gpinis, tribulisque deserti. 8, Et inde conscendens, ve- nit in Phanuel: locutusque est ad viros loci illus simi- lia, Cui et illi responderunt, sicut responderant viri Soc- coth, . ~ 9, Dixit itaque et eis: Cum reversus fuero victor in pa- ce, destruam turrim hanc. W. 4, Hebt. lassi et persequenter. En lugar de aprin, persequentes, tal ver de berja leerse nama, famelici, fatigados y humbrientos, como se supone en lo que sigue. Ciudad situada ¥. 7. Vos ‘bro, de los Nameros, tom. ul. . 8. Ciudad sitanda junto al torrente Juboe. uy cerea del Jordan, al’ medio dia del torrente Jaboc. Je Disertacion sobre los euplicioe de los Hebréee, al principio del li- CAPIPULD ‘VITT.. 45 10. Zebee autem’ et Sal- ». 1 En tanto Zebée y Salmana to- mana requiescebant cum o- maban aliento” con el resto de su ejér- mni exercitu suo. Quinde- citb, paes no habian quedado de aquélla cim enim millia viri reman- -muttitud ‘de-pueblos orientales' mas que serant ex omnibus turmis quince: mil hombres, habiendo -perecido Orientalium populorum, cae- en la derrota ciento y veinte mil suer sis _centum viginti millibus eros, todos armados,: bellatorum educentium gia- dium, 11, Ascendensque Gedeon * If. Dirigiéndose pues Gedeon hacia per viam corum, qui in ta- los que habitaban en tiendas, del lado roaculis morabantur, ad oriental We Nobe y Jegbaa’, derroté el Orientalem partem Nobe, et ejército'de los enemigos, que pe creian Tegbaa, percussit castra ho: en seguridad, figurandose que ya no te- stium, qui securi erant, et ni- nian que temer, por haber pasado el Jor- hil adversi suspicabantur. . dan, a ‘ 12. Fugerantque Zebee et - 12. Zebée y-Salmana:huyeron, y des- Salmana, quos persequens ordendndose todo su ejército, los persigué Gedeon comprehendit, tur- Gedeon y los hizo prisioneros.:: : bato omni exercitu eorum. 13. Revertensque de bello + 13, -Y volviendo, cuando aun no ter- ante solis ortum, minaba el dia, de la batalla, que ha bia comenzado 4ntes de: la salida ‘del sol”, 14, Apprehendit puerum . “14. Cogis 4 un criado de tos de So- de viris Soccoth: interroga- cot, y le pregunt6 los nombres de los vitque eum nomina princi- principales y senadores de aquella ciu- pum et seniorum Soccoth, dad, ‘de> los que el oriado le-designé se- et descripsit septuaginta se- tenta y siete. ptem viros, - 15, Venitque ad Soccoth, 15. Y habiendo llegado Gedeen & Soc- et dixit eis; En Zebee, et cot, dijo & los primeros de la ciudad: Salmana super quibus ex- He aqui 4 Zebte i, Salmana, acerca de probrastis mihi, dicentes: jos cuales me insultastets, diciemdo: Tie- ‘orsitan manus Zebee et nes ya 4 Zebée-y. Salmana en tu po- Salmana in manibus tuis der, y eso te hace pedir ‘asi que demos sunt, et idcirco postulaa ut pan 4 los tuyos, que-estin fatigados y demus viris qui lassi sunt, sin poder mas. . et _defecerunt panes. 16. Tulit ergo seniores ci- «16. Habiendo tomado pues & los am Vitatts et spinas deserti ac cianos de la ciudad de Soccot, les des tribulos, et contrivit cum pedaz6", y desmenuzé el cuerpo con es- eis, a comminuit viros pinas y abrojos del desierto. 17, Turrim quoque Pha- - 17. Derribé tambien la torre de Fa- ¥. 10. Hebr. dif. Zebée y Selmane oo hallaban on Carcar, ciudad que ne debia wg, iow do Nobo y aig. . Y. 11. Se hablo de Nobo on le particion hocha & Ia media tribu de Manases ¢ xxx. 42), y de Jegban en Ia que tocé & le tribu de Gad (Num, xxan. 35). . 13. La version griega dif. Volvié del combate 4 Ie altura de Hares. Tambien se podria traducir: pasando sobre Hares. . 16. Hebr. lit. et engnovit, vipa, conecidamente, en Iigar de vibe, et contrivit, telaivemente dla exprecion dol ¥. 7. = Antes” de ln era of ae Onee, x. 14. i @o le cra cts Hi cd nue]: después de Haber dado, tauerte 4 los habitantes de la ciudad.. oe 1G Y digo & Zebée-y Salmama: ,Cé- ‘vo eran” bos varones & quienes. = tes la vida en el Tabor,: & donde ef miedo! de cuestras armas los , habit he- cho retirar? Ellos respoudieron: Eran se- mejantes 4 tf, y el uno de ellos pare- cia hijo de rey. 19. Gedeon aiiadi6 enténcés: Bran nts hermanos, hijos de mi madre: vive Dios que si Jes trubieseis dejado ta vida, no es diera yo la muerte, sto que los sacara de ouestras manos a Ia Libertad. 20. dijo 4 Jeter su_primo- géhite: Vd, y quitales ta vide. PeroJe- ter no sae6 la espada, porque tenia te- mor, siendo wnifio tedavia. 2h: Zebse y Salmana dijeron pues & Gedeon: Ven tty quitanoa la vida, puesto que la:edad es'la que hatce fuerte al hombre. Adélarit&ndose ertéaces Gedeon, di6é muerte 4 Zcbée y Salmana, y tomé despues losadornos y diges” que te suelen poner -al .cuello de los camelios de los reyes. WR, -¥ ‘totlos’ los ‘hijos dé Tafael :di- Jeron@ Gedeon: Sé nuestro principo, ¥ FRndanos coma inty, pies como dal se ri para nosotros, 16, tu hijo, -y el hijo de tu hijo,:porque nos-has librado -de tos -Madianitas, 2 -_ 8. -Gedeon les epspondié: No seré vuestro principe, ni os dominaré mi hijo como tal: el Sefor sera el principe que a8 domine, y gya.os bafo su autorsdad, . -_ 24. .W anadis: Solo es pido una cosa? Dadme los..gezcillos que habeis-tomado en el botin. Los Ismaelitas gue aca- baban de: derfoter’’, acotumbraban fle- LIBRO DE LOS SUBCES. del ‘subvertit, cecisis habi- tatoribus civitatis. 18. Dixitque ad Zebee et Salmana:, Quales fuerunt sini, ques occidistis in Tha+ bor? Qui reapouderunt: Si- miles tui, et unus ex eis quasi filius regis, 119, Quibus ille reapoodit: Fratees mei fuerunt, filii_ mar tris meae: vivit Dominus, quia si servassetis eos, non wos occiderem. 20. Dixitque Jether primo- genito suo’ Surge, et interfi- ce eos, Qui non eduxit gla: dium: timebat enim, quia adhuc puer erat. . QL. Dixeruntque Zebee et Salmana: Tu ‘surge,. et im rue in nos: quia iuxta aeta- tem rebur est hominis. Sur- rexit Gedeon, et interfecit Zebee et Salmana: et tult prnamenta ac bullas, quis bus -colla regalium camelo- rum decorani solent. 22. Dixeruntque omnes vi- ti Israel ad Gedeon: Do- Tuinare nostri -tu, ret filius tuus, et filius .filij tui: quia liberasti ‘nos de manu Ma- dian. 23, ‘Quibus -ille ‘ait: Nom dominabar -westri, nec .do- minabitur in vos Gilius meus, sed -dominabitur veliis Do- ‘minus, 22 24. Dizitque ad eos: Una fetitionem postulo a vobis: late mihi inaures ex prac- da vestra. Inaures enim au- ¥. 18. Se lee en 8] hebréo, aurH, wbi, on lugar de aca, quomodo 6 qualiter; we +21. No hay en el hebréo mas que an-solo términ, que la mayor parte de dea \intérpretes: modiuslunae. ‘Teda da -antigictlad nos manifiesta la afi. ‘len do foe Loracbiae af oulto do In hina, yevtas, moviaslunes podian wer unt O0- ‘fal de‘bllo. Bl respats-de los Turoos por la medis-luna, ea tal ver un restb de es. te supersticion, . « WAAL Entre l6e Hobtéos qataba dxtendido/ ei nombre de-los Iamaclitas ¢asi co ‘mo ahora el do los Arabos. CaRITULO WIL teas Ismaclitae habere con- sueverant, 25. Qui res; t: Li- bentissime dabimus. Expan- dentesque super terram pab lum, proiecerunt in eo inau- res de_praeda: 26. Et fuit pondus postu- latarum inaurium, mille se- plingeati auri sicli, absque ornamentis, et monilibun et Yeste purpurea, quibus re- Madian uti soliti erant, et praeter torques aureas camelorum. 27. Fecitque ex eo Ge- deon Ephod, et posuit illud in civitate ua nicatusque est omnis Israel in eo, et factum est Gedeo- si et omni domui eius in rainam. 28. Humiliatus est autem Madian coram filiis Israel, mec potuerunt ultra cervi- ces el oe ea quievit ter- ra per qua jinta annos, quibus Gedeon praefuit. 29. Abiit itaque Lerobaal filius Toas, et habitavit in “Soe Habu ). uitque septuagin- ta filios, qui grea aunt de femore eius: eo quéd plures baberet uxores. 31. Concubine autem illius, quam habebat in Siquem, genuit ¢i filium nomine Abi- melech, . 32. Mortuaeque est Ge- deon filius Ioas.in senectu- te bona, et sepultus est in Toas patris sui in hra_de familia Ezri Postquam autem mor For.’ a var pendientes de oro en las orejas. . 25. Ellos le respondierou: Los daré- mos de muy buena voluptad. Y tendiendo un manto en tierra, echaron sobre él loa zarcillos que habian adquirido en e! bo- tin: : . 26. Los cuales pesaron mil setecien- tos siclos de oro’, sin los adornos y jo- yeles", y los vestidos de purpura que acostumbrabaa usar los reyes de Madian, sia los collares de oro de los caine- joa. : 27. De estas cosas preciosss hice Ge- deon todos los vasos y udornos necesa- riss para ofrecer sacrificios al Seior, con_un Efod’, que pusd en su ciudad de Efra, y que fue para los Israelitas ocasion de caer en la prostitucion é ido- latria, y caus la ruina de Gedeen y de toda su casa. 28. Quedaren pues bumilladosjos Ma- dianitas delante de los bijos de Israel, y no pudieron ya levantar cabeza; mas qued6 en paz la tierra durante tos cua- venta afies de! gobierno de Gedeor. 29. Este, que.tambien se Hamaba Je. robaal, hijo de Joas, se fue y habitd on sU_casa, 30. ¥ tuvo setenta hijos que salieron todos de él, porque tenia muchas mu- geres, “ah Y te concubine” que tenia on 6% quem, tuvo de :él un hijo llamado Abi melee. 32, Murié en fin Gedeon, hijo de Joas, en una dichosa vejez, y fue -sepultado en el aepalcro-de au padre Joas, en Efra, Perteneciente 4 la familiade Keri, ~ 33. Despuesde la muerte de Gedeor W. 26. Esto os, cerca de 17.867 francos. (3364 pe. 54 rs). id. Hlebr. dif. sin las medias-lunes (.epr. W. 21). Tid. Li Abehin. ‘YVéase lo’ qne:se.dijo:del Efod en el Exodo, xxv. 4, Era una muger legitima, pero de segundo rango, como Agar reepecto de Aateg | de In ora, val Antes de ln ora cr. - algae 1199. 3 48 se aj todavia del culto del Senor los hijos de Israel, y se prostituyeron de nuevo 4 la .idolatria de Baal’, con quien hicieron alianza para que fuese su Dios; 34, Y olvidaron al Sefior- su Dios, que los habia librado del poder de sus ene- migos, de los cuales estaban rodeados. 35. Ni .tuvieron misericordia con la casa de Jerobaal, esto es, Gedeon, co- mo_ debian, conforme & los beneficios que él habia hecho 4 Israel, : LIBRO DB LOS JUECES. tuus est’ Gedeon, aversi sunt filii Israel, et fornica- ti sunt cum Baalim. Per- cusseruntque cum Baal foe- dus, ut esset eis im deum: 34. Nec recordati sunt Do- mini Dei sui, qui eruit eos de manibus inimicorum suo- rum omnium per circuitum: 35. Nec fecerant miseri- cordiam cum demo Iero- baal Gedeon iuxta_omnia bona, quae fecerat Israeli. ¥. 33, Hobr. establecioron & Bealberit sobre sf mismoe. Infr. ux. 4. POP PIPPI LIS ISIS LI ISLS IIS IDI IIIS EL IPL ELIIS ELLE L CAPITULO IX. Abimolec se hace declarar rey: ponenle emboscadas los Siquimitas: toma 4 Siquem: muere en el sitio de Tebes. 1. Asuexec, -hijo de Jerobaal, de- seando hucerse rey de Israel, fue 4 Si- quem, y presentandose 4 los hermanos de su madre y & todos los de la fami- lia del padre de esta, les hablo enes- tos términos: : 2 Haced Presente, les dijo, & todos Jos habitantes” de Siquem: jQué seré me- Jer para vosotros, 6 ser dominados por setenta hombres, todos hijosde Jerobaal, 6 que uno solo os domine? Considerad al mismo tiempo que yo soy vuestra car- ne y vuestra 3.° Habiendo hablado pues los pa- rientes de su madre en estos términos & todos los habitantes de Siquem, ga- naron au corazon y afecto para Abime- lec, diciéndoles: Es nuestro hermano. 4, Y le dieron setenta siclos” de pla- ta, que tomaron del tesoro del templo de Iberit". Abimelec con esta plata levanto tropas de gente pobre y vaga que lo siguieron; . 5. Y habiendo ido 4 la casa de su pa- 2, Hebr. dif, & todos los principales. 1. Annrt autem Abimelech filius Ierobaal in Sichem ad fratres matris suae, et locu- tus est ad eos, et ad omnem cognationem domis patris matris suae, dicens: 2. Lequimini ad omnes vi- roe Sichem: Quid vobis est melius, ut dominentur vestri septuaginta viri omnes filit Jerobaal, an ut dominetur unus vir? simulque conside- rate quod os vestrum, et caro _vestra sum. 3. Locutique sunt fratres matris eius de eo ad omnes viros Sichem universos ser- mones istos, et inclinaverunt cor eorum post Abimelech, dicentes: Frater noster est. 4, Dederuntque ili septua- ginta pondo argenti de fa- no Baalberit. Qui_ conduxit sibi ex eo viros inopes et 8, secutique sunt eum. 5. Et venit in domum pa- 4. La palabra sicins no estén el texto; pero se subentionds de ordinarie. Loe setenta sielos de plata hacen cosa 49 112 frances, 90 cent. (19 pa. 34 re.) ivinidade bid." Verse on este tomo ly Disertacion sobre las di de los Filistéee. omnes: viri Sichem, et uni- vereae familiae urbis Mello: abieruntque ot constituerant regem Abimelech iuxta cam, quae stabat in Sichom. 7. Quod cim nunciatum exset Icatham, ivit, et stetit in vertice montis Garizim: ue voce, Clamavit, @ dixit: Audite me vir Si-. chem, ita audiat vos Deus, 8 Terunt ligna, ut unge- reat super se : dixe- Tutqae olivae: Impera no- 9. Quae respondit: Num- quid possum deserere pin- guedinem meam, qua et dii utuntur, et homines, et ve- aire ut interligna vear? 10. Dixeruntque ligna ad arborem fioum: Veni, et su- nos jum accipe. ae ‘Quae’ a respondit eis: lumquid jum deserere duleotinent moam, fractus- V6 padre .de la madre de Abimelec. le dijeron: » nosotros. CAPITULO 1, 429 dre en Efra, mat6 sobre una misma pie- dra & los hijos de Jerobaal, sus herma- nos, en nfimero de sesenta y nueve; de modo que de los setenta hijosde Jero- - baal, solo quedé Joatan el menor de to- doe. 4 quien eacondieron. Entéaces, hebiéndose reunido to-. dos los habitantes de Siquem con to- das las familias de la ciudad de Mello", fueron & las inmediaciones de Ja encina que estaba en Siquem", y establecieron rey 4 Abimelec. 7. Joatan, luego que tuvo la noticia, se dirigié 4 la cima del monte Garizim’, en donde puesto en pie clamé en voz alta, y dijo: Habitantes de Siquem, oidme co- mo quereis que Dios os oiga”. 8. Juntéronse los frboles un dig pe- ra elegirse un rey, y dijeron al olivo: Sé nuestro rey. 9. Elolivo les respondié: ;Puedo aca- 80 abandonar mi olecso jugo, del cual se sirven" los dioges y los hombres, por irme 4 ser el superior entre los 4rboles"?., 10, Dijeron luego & Ja higuera: Ven’ & reinar sobre nosotros, Tl. La higaera respondié: j;He de abandonar por ventura Ja dulzura de mi jue y ja suavidad de mis frutoa, ir @ establecerme sobre los demas arboles? 12 Dirigiéndose despues & le vid, ‘en & tomar el mando sobre 13. Ella les respondié: ,Puedo dee- amparar mi vino, que regocija 4 Dios en Inetifi-, los sacrificios, y 4 lus hombres en sus comvites, por ir 4 comandar 4 los arboles? con toda In casa de Mello, Calmet piensa que Mello podia sar el dif, jonto 4 Ia encina de la oxtacion 6 de la esamblés on Siquem; Fito ¢ la ncina dono lor de Siquem ve reunian de ordinerio. De* otto an PEP chyo po estaba te caied. do Giqaoat btce el’ medio dia, Hebe. Habitantes de 8i ina donde estaba Ia guarnicion de Siquem. quem, , oidme, y Dios on oirt. que sirve para honrar 4:los dioves (6 tambien & Dios) y 4 loa hombres. Gif, para agitarme ¢ inguietorme on favor de lon ‘frboles? Antes de Ia ora cr, me Antes de In ora cr. valgar 1199, sO -: 14, Todos los Grbolés dijeron en fin 4 la zarza: Ven, é imperarés sobre no- sotros. ; 15, Respondiéles la zarza: Si verda- deramente me estableceis rey vuestro, v6- nid y reposad bajo mi sombra; pero si no quereis, salga fuego de la zarza, y. devore los cedros del Lfbano. . 16. Considerad ahora pues, 'si ha si- do accion justa € inocente el haber es- tablecido rey vuestro 4 Abimelecs si ha- beis obrado bien con Jerobaal y su ca- 8a; y si habeis reconocido, como debiais, los beneficios del que pele6é por vo- sotros, . : 17. Y exouso su vida 4 lod paligros! por libertaros del poder de los Madia- ni tas; . 18. Y si debisteis levantaros, como lo habeis hecho, contra la casa de mi padre, asesinando sobre and misma pie- dra 4 sus setenta hijos, y estableciendo & Abimelec, hijo de eu esclava, para que reinase sobre los habitadores de Siquem, porque era vuestro hermano. 19. Si habeis tratado pues segun de- biais 4 Jerobaal y 4 au casa, y no le ha- beis hecho injusticia alguna, sea hoy Abi- melec vuestra alegria, y alégrese él en . yosotros. 20. Pero si habeis obrado contra to- da justicia, jsalga fuego de Abimelec que consuma & fos habitantes de Siquem y la ciudad de Mello”: y salga fuego de los habitantes de Siquem y Mello que devore & Abimelec! “21. _Habiendo dicho esto, huy6 y se fue 4 Bera", en donde habité por temor de Abimelee su hermano. "22. Rein6 pues Abimelec tres afos LIBRO DE Los JDECES. 14. Diterunique omnia li-- gna ad rhammram: Veni; ét » ipera.euper Ros. 15, Quae reapondit eis: Si vere me regem vobis. cunsti- tuitis, venite, et sub umbra mea requiescite, _8t autem non vultis, egrediatur ignis de rharno, et devoret ce- dros Libani. 16. Nunc igitur, si recte, et absque peccato consti- tuistis supet vos regem Abi mielech, et bene egistit cum Terobaal, et cum dort efus, et reddidistis vicem bewefi- ciis eius, qhi pugtmvit pro vobis, - 17. Et animarh suam de- dit periculis, ut efueret vos de manu Madian, 18. Qui nunc surrexistis contra dormtuth patris mei, et interfecistis filios eius sep- tuaginta viros’ super unum lapidem, et constituistis re- fem Abimelech filium ancil- lae eius super habitatores Sichem, e6 quéd frater ve- - ster sit: 19. Si ergo tecte, et abs- que vitio egistis cunr Jeto- baal, et domo eitis, -hodie laetamini in Abimelech, et ille laetetur in vobis. 2@. Sin autem perverse, ° egrediatur ighis éx eb,- et consumet habitatores Si- chem, et oppidum Mello: egrediaturque ignis de viris on ‘et de Sppido Mello, et devoret Abimelech. 21. Quse cim: dixisset, fu- git, et abiit in Bera: hdbi- “favitque ibi ob metum Abi- melech fratris sui. 22, Regnavit itaque Abi- ‘YW. 17. Hebr. lit. et misit animam exam coram, xnop, tal veren lugar de anont, corgm se. ¥ 20," Hebr. de Ia casa de Mello......de ln casa de Mello, Véase ol ¥. 6. . al. aioada al mediodia de Siquem, bécia Jerusaloa. Que eo dics hallarse “ melech super Israel tribys is ann 23. Misitque Dominus vitum pessimum inter Abi- melech et habitatoeres Si- chem: qui coeperunt eum setegtar . 24. Et pcelus imerfectionis eptugginia filioruny Jerobaal, St effusionci sdnguinis €o- zum coplerre in Ahimeleoh Katrem guywo, et jn ceteros Sichimorum principes, qui fam adipyerant. . 25. Posveruntave insidigs advergus .qum in sammitate Montiup: e¢ dum illius prae- stolabantuy adventum, exer- cebant latrocinia, agentes Praedas de praeterevntibus: Dunciatumque .est Abime- lech. . 26. Venit axem Gaal fi- lus Obed cum fratribus suis, et transivit in Sichimam. Ad cuiye adventum erecti ha- bitatores Sichem, : 27. Egressi sunt in agros Vastantes vineas, uvasque calcantes: et factis cantan- ium charis, ingressi sunt fa- num dei sui, et inter epu- las et Pocus maledicebant hy 28. Clamante Gaal filio Obed: Quis est Abimelech, t quae est Sichem, ut ser- Viamus ei? numquid non est filius: Terobaal, et constituit Principem = Zebul_ servum yun super viros.Emor pa- tris Sichem? Cur ergo ser- yu. CAPITULO dX. 51 en Israel. 23. Mas el Senor envié un egpiritu de édio y aversion entre él] y los habi- antes de Siquem, que comenzaron 4 de- destarlo”, 24. Y 4 imputarle (bien que era su hermano) & él re los principales Si- 4uimitas que lo habign sostenido, el cri- men de Ja muerte de los setenta hijos de Jerobaal, y el cruel derramemiento de gu sangre. 25, Y le pusigron emboscadas cn le cima de los montes,'y miéntras aguarda- | su venida; se ejercian en los latroci- nios, robando.4 los pasageros, de lo que tuvo aviso Abimelec. * 26: Entre tanto Gaal” hijo de Obed, ‘Mino con agus hermanos, y fox 4 Siquem; Y aumentindose can su llegada la con- fianza de los Siquimitas, / 27. Salieron 4 los campos, devastaron las vinas de Abimelec y de lus suyos, hollaron Jas uvas, y cantando y bailando", entraron al.templo de su Dios, donde entre Jos manjares y bebidas, vomitaban imprecaciones contra Abimelec; 28. Y Gaal, hijo de Obed, clamaba en alta voz: Quién es Abimelec? jCuél es la ciudad de Siquem, para que es- té sujeta 4 Abimelec? {No ha puesto & Zebul su criado”, siendo él hijo de Je- robaal, para que bajo él gobicrne & los de una ciudad, cuya parte mayor de ha- bitantes era de la casa de Hemor, pa- Hobr. que se sublevaron contra #: y Dios lo permitié, & fin de que fa Violencia ejecutada con los setenia hijos de Jerobaal viniese sobre él y lasangre de eflox recayese sobre Ahimeloc zy daft. ¥. 56. y 57. nandos, Infr, Y. 28. 91. Hebr. ron, 4 danzar. ‘su hermano, que les habia quitado la vide, y s0- Ide figbitantos de Biquem, que ‘lo habian auxiliedo para matar 4 sus hermanos. 96, Por le continaacion del texto-parece que Gaslera de In raza de los Ca- Hicieron 1a vendimia do wus visas, hollaron las uvas, y #0 purie. Y. 98. La palabra aspo, azroum sunm, traspuesta en el hebréo, se ha tomado por eervierunt © servile. Antes do la era cy. vuiger 1199. “Antes de Ie era cr. vulgar . W199. 52 dre de Siquem? Por qué pues, hemos de ser siibditos de Abimelec, y por qué hemos de sufrir que nos domine? 29. jOjalé, aftadia Gaal, que alguno me diera autoridad sobre este * pueblo, pa- ra exterminar & Abimelec! Entre tante se dijo & Abimelec: Junta un gran ejér. cito, y ven. 30. Quien le habls asi, fue Zebul, gobernador de la ciudad, que, habien- do oido los discursos de Gaal, hijo de Obed, ve llenéd de ira, 31. Y envi6 en secreto” mensageros & Abimelec que le dijesen: Gaal, hijo de Obed, ha llegado & Siquem con sus hermanos, y estrecha 4 la ciudad para que se declare contra tf. 32, ‘Wen pues de noche con las tro- pas que se hallan contigo, y quédate ocul- to en el campo; 33. Y al empezar'el dia, cuando sal- ga elzol, precipitate sobre la ciudad. Gaal con los saldré contre ti, y podrés desbaratarlo’” , 34. Habiendo pues marchado Abime- lec la noche con todo su ejército, distribuy6 sus emboscadas en cuatro pa- rages inmediatos 4 Siquem”. * 35. Y habiendo salido de Ja ciudad Gaal, hijo de Obed, se detuvo 4 la en- trada de Ia puerta. Abimelec sali6 de la emboscada con todas sus tropas: - 36. Lo que apercibido por Gaal, di- jo 4 Zebul: Mucha gente baja de los montes. A lo que conte