Está en la página 1de 2

Una dieta "a tu medida"

Cuando modificamos la dieta y el estilo de vida, lejos de


limitarnos, nos permite llevar nuevos hábitos que harán
sentirnos mejor con nosotr@s mism@s.

Más allá de la dieta y del estilo de vida que lleves, hay


algunos puntos a tener en cuenta para tener y mantener
un cuerpo "a tu medida".

1. Fíjate metas realistas


Olvídate de tener unas "medidas perfectas" y céntrate en lo que tu cuerpo
necesita para estar bien.

2. Acepta un cambio permanente de hábitos


Si realmente quieres perder peso y mantenerte, tendrás que emprender un
cambio definitivo en tus hábitos alimenticios y en tu estilo de vida.

3. Consulta a un profesional de la salud


Un buen nutricionista te ayudará a elaborar una dieta personalizada. Esto te
permitirá mantener alta tu motivación y conocer qué alimentos son los que más
te convienen.

4. Deléitate en los pasos que te llevan a la meta


Si vives la dieta como un sacrificio, plantéate qué es lo que no está funcionando
y modifícalo.

5. Percibe qué te dice tu organismo


No rebases los límites y deja de comer antes de sentirte saciad@. La expresión:
"He comido de más, me siento a reventar…", deberías desterrarla para siempre.
El cuerpo es sabio y, si le prestas atención, te avisa sobre los alimentos que te
convienen y en qué cantidad.

6. Conserva una dieta lógica


El picoteo constante, no solo retroalimenta tu ansiedad sino que además te
impide saborear al máximo el resto de tus comidas. La meta es tener cinco
comidas diarias.
7. Ábrete a nuevos platos y sabores
Por ejemplo, la comida china es rica en verduras y se elabora, por lo general,
hirviéndolas. Descubre las formas más saludables de cocinar los alimentos y
recréate con los nuevos sabores. Comprobarás que adelgazar, lejos de limitarte,
te abre un horizonte de posibilidades.

8. Elabora tu propia disciplina


Si no te gusta hacer ejercicio, no seas muy ambicios@ al respecto. Lo importante
es la constancia; así que, márcate una meta que puedas cumplir con un poco de
disciplina.

9. Busca el equilibrio
Compensa los excesos con un plan de choque que te permita depurar el
organismo y mantener tu peso adecuado.

10. Vuelve a intentarlo


Después de todo lo dicho, puede que por algún motivo no hayas podido
continuar; vuelve a intentarlo. Recuerda hasta dónde llegaste y fíjate superar esa
marca. Si debes personalizar, aún más, tu dieta y estilo de vida, hazlo y vuelve a
intentarlo.

¿Quieres compartirnos tus luchas al llevar adelante una dieta?


¿No sabes en qué estás fallando?
¿Estás a punto de “tirar la toalla”?

El Equipo de PsicoAyuda está dispuesto a oírte y orientarte. ¡Escríbenos!

También podría gustarte