Está en la página 1de 1

siembran la voz

y tu vientre
con rayos
y manos
siembran el da
a mitad
de la noche