Está en la página 1de 15

Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.

Temas 6(b), 7(b) y 8(b)


Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

APLICACIONES DE
PERFILES ELÉCTRICOS
EN POZOS

Vamos a abordar aquí las aplicaciones geoeléctricas en pozos, de carácter muy específico e
interrelacionadas. Constituyen servicios geofísicos casi siempre solicitados por la exploración y
explotación de hidrocarburos, aunque también, en mucho menor proporción, como herramientas
auxiliares en la búsqueda de aguas subterráneas, minería, geotermia o investigación cortical.

POTENCIAL ESPONTÁNEO (PE o SP)


El SP (Spontaneous o Self Potential) constituye una de las más antiguas herramientas de perfilaje
(H.Doll, 1929, U.S.A.) y consiste sólo de un electrodo de tensión móvil dentro del pozo y otro fijo en
superficie, más el correspondiente milivoltímetro para medir dichas diferencias de potencial.
El origen del fenómeno de potencial espontáneo en pozos fue estudiado en 1944 en Estados Unidos
por Mounce y Rust mediante un recipiente circular con arcilla, agua dulce, una membrana permeable
y agua salada.

Vieron que, en analogía a un pozo, pasa corriente del agua dulce a la arcilla y de ésta al agua salada:
en sentido contrario viajan los cationes Na+ a través de la arcilla debido a las cargas acumuladas sobre
su estructura laminar (potencial de membrana), no pudiendo ser atravesada por los aniones Cl- debido
a su mayor tamaño. A su vez, pasa corriente del agua salada a la dulce a través de la membrana que
representa la arenisca, entre la zona lavada y virgen donde en un caso típico hay mayor salinidad, dado
que los Cl- tienen mayor movilidad que los Na+.

1
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

A partir del estadounidense M. Wyllie (1949) el potencial espontáneo electroquímico Eq -que


equivale al potencial de difusión en prospección superficial- se expresa como:
Eq= -K log aw/am (K depende del tipo de lodo, aw y am son las actividades electroquímicas
del agua de formación y del filtrado de lodo respectivamente)
Pero también puede existir un potencial espontáneo de origen electrocinético -equivalente al potencial
de filtración en superficie- debido a la diferencia de presiones entre la columna de lodo (usualmente
mayor) y el fluido formacional a través del revoque depositado sobre la capa permeable como residuo
sólido del filtrado de lodo (es decir como consecuencia de dicha diferencia de presiones. Este
potencial espontáneo electrocinético Ek puede expresarse como:
Ek= K ∆P Rmf/u (K depende del lodo, ∆P es la diferencia de presiones, Rmf es la
resistividad del filtrado de lodo y u la viscosidad del filtrado)
Cuando Ek se anula, tenemos un potencial espontáneo estático
denominado SSP.
El potencial espontáneo frente a las arcilitas o lutitas
generalmente tiende a seguir una secuencia de valores más o
menos constante que define la llamada línea de arcillas o
lutitas, y frente a formaciones permeables la curva de SP se
aparta de dicha línea base. Cuando las capas de arenas tienen
suficiente espesor, alcanzan una desviación pareja definiendo
una línea de arenas.
La deflexión de la curva frente a las capas permeables puede
ser hacia la derecha o izquierda, dependiendo de las salinidades
relativas de lodo y agua de formación. Cuando el filtrado del
lodo es más dulce que el fluido formacional, la deflexión es
hacia la izquierda (SP negativo, el más habitual), caso contrario
hacia la derecha o positivo. No es importante el valor absoluto
del potencial espontáneo sino el valor relativo respecto a la
línea base de lutitas, cuya posición es fijada arbitrariamente por
el ingeniero de perfilaje para que las desviaciones permanezcan
dentro de la escala de graficación.
Los valores medidos por la SP aumentan con la contraste de
salinidades entre lodo y agua de formación, también con la
resistividad de capas y con la diferencia de presión entre lodo y
formación, y disminuyen con el aumento del radio de invasión
del lodo, con la mayor arcillosidad de las capas permeables
(más si la arcilla es montmorillonita, menos si es illita o clorita
y menos aún si es caolinita) y también con la presencia de
hidrocarburos y espesor de capa muy reducido.

Arriba imagen de perfiles de SP y


resistividad normal (corta y larga).

Obviamente, no hay SP si no hay


contraste de salinidades, en cuyo
caso puede evaluarse recurrir al
perfil de rayos gamma como
alternativa a éste.

2
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Aplicaciones:

El perfil de SP es utilizado para:


-detectar estratos permeables
-hacer correlación de capas
-determinar valores de ρ del agua de formación (Rw)
-dar una idea cualitativa del contenido de arcilla en
cuerpos rocosos permeables
La curva de potencial espontáneo puede presentar ruidos
provocados por acoples magnéticos instrumentales,
perturbaciones eléctricas vecinas, interferencias del
cable de la herramienta y corrientes telúricas.
Como en todos los demás perfiles de pozo, la resolución
vertical tiene limitaciones, que para el SP se presentan
en el modelo de la izquierda.

RESISTIVIDAD CON INYECCIÓN DE CORRIENTE


E INDUCCIÓN EN POZOS
Registros de Resistividad
Los registros de pozo (inductivos o de inyección de corriente) pueden identificar muchas de las
propiedades físicas de las rocas que perfora el trépano. Una de las propiedades más importantes es la
resistividad. Las mediciones de resistividad, en conjunción con la porosidad y resistividad del agua, se
usan en cálculos de la saturación de agua en el espacio poral de los reservorios, y en consecuencia en
la eventual saturación de hidrocarburos.
Antes de tratar las características y principios de los diversos instrumentos que se usan para medir la
resistividad, vamos a recalcar algunos conceptos básicos de la resistividad del subsuelo.

Conceptos Básicos aplicados a Reservorios


Como vimos, la resistividad puede definirse como la capacidad que una sustancia tiene `de resistir a` o
impedir el flujo de una corriente eléctrica. Es una propiedad física de la sustancia e independiente del
tamaño o forma de la misma.
En el registro de pozos se utilizan tanto el término resistividad como su inverso, conductividad. La
unidad de resistividad que se usa en los registros es el ohmio-m. La conductividad eléctrica se expresa
en mhos por metro o siemens, y con el objeto de evitar fracciones decimales en los registros eléctricos
la conductividad se expresa en milimhos por metro (o, simplificadamente, milimhos). Por consiguiente
la relación entre resistividad y conductividad es en la práctica:
ρ (Ω.m) = 1000 / σ (milimhos.m)
En las rocas de los yacimientos los minerales que componen la matriz (en análisis de perfiles el
concepto de matriz incluye a los clastos y a las matriz propiamente dicha) no conducen corrientes

3
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

eléctricas y se llaman no conductores. Por consiguiente, el flujo de corriente en las rocas sedimentarias
está asociado con el agua contenida dentro de los poros. Casi todas las aguas en los poros contienen
algo de cloruro de sodio en solución (y otras sales) y por lo tanto la corriente la transportan los iones
(cada uno tiene una carga eléctrica) de sal disuelta en el agua. En otras palabras, la conductividad es
proporcional a la concentración de la sal en el agua. Aunque cada uno de los iones sólo puede
transportar una cantidad definida de electricidad, un aumento en la temperatura de la formación
produce una mayor velocidad en el movimiento de los iones, lo cual resulta en un incremento en la
conductividad, como también se ha visto.
La litología también afecta la resistividad de la formación. En general los carbonatos exhiben
resistividades más altas que las rocas clásticas, debido primordialmente a la geometría de los poros. En
el caso de los carbonatos el agua sigue vías mucho más tortuosas y por lo tanto reduce la
conductividad.
Si llamamos Ro a la resistividad de una formación saturada 100 % en agua y Rw a la resistividad del
agua de formación, la relación entre Ro y Rw es una constante de proporcionalidad que recibe el
nombre de Factor de Resistividad de la Formación (F). (A Ro y Rw deberíamos llamarlas ρo y ρw,
respectivamente, ya que no son resistencias sino resistividades, pero éstas son las letras habitualmente
empleadas en la jerga petrolera.) El concepto de F es muy importante en la comprensión del análisis de
registros.
F = Ro / Rw, por lo que obviamente: Ro = F . Rw
Es evidente que la resistividad de una formación porosa está relacionada directamente con la
resistividad del fluido que la satura (por ejemplo el agua de formación).
El factor F se relaciona matemáticamente con la porosidad mediante la ecuación: F = am / Φ
A continuación se presentan las relaciones matemáticas de la evaluación de la porosidad efectiva, así
como su relación con el factor de formación, un concepto de suma relevancia en la evaluación de los
reservorios de hidrocarburos.

4
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Las constantes a y m son función de la litología. Valores típicos de estas constantes en el caso de una
arenisca bien cementada o una caliza porosa serían:
a = 1, m=2
Las soluciones a esta ecuación para varias porosidades ilustran la magnitud del cambio en la
resistividad de la formación en función de cambios en la porosidad.
Φ (%) Φ F
10 0.1 100
20 0.2 25
30 0.3 11

Continuando con el mismo ejemplo, un valor típico para Rw seria 0.05. Reemplazando en la ecuación
del factor de formación obtenemos:
Φ (%) Rw F Ro
10 0.05 100 5.00
20 0.05 25 1.25
30 0.05 11 0.55

Hasta el momento sólo hemos considerado formaciones con el 100 % de saturación en agua. Es obvio
que las resistividades aumentan a medida que disminuye la porosidad debido al decremento en el
volumen de agua en la formación.
El mismo efecto se observa cuando parte del agua de una formación ha sido desplazada por petróleo o
gas. El petróleo y el gas se comportan igual que la matriz de la formación, o sea que no son
conductores de corrientes eléctricas y, en consecuencia, cuando parte del agua de la formación es
desplazada por sustancias no conductoras, como petróleo y gas, la conductividad disminuye con el
consiguiente aumento de la resistividad.
Llamando Rt a la resistividad real o verdadera de la formación podemos definir el índice de
resistividad como la relación entre Rt y Ro:
IR = Rt/Ro
Los porcentajes de saturación en agua pueden determinarse a partir del índice de resistividad mediante
la ecuación: n______
(Sw)n = 1 / IR, de donde: Sw = √Ro/Rt (G.Archie, 1941, U.S.A.)
Se asume que el exponente de saturación n es igual a 2, a menos que se tenga información más
específica respecto a las propiedades petrofísicas de los reservorios locales.
En resumen las variables que afectan la resistividad de la formación son:
-Porosidad (total y cómo se distribuye)
-Saturación en agua
-Concentración de sales en el agua
-Litología (composición y agregación de la “matriz”)
-Temperatura del reservorio (y en mucho menor medida su presión)

Lo fundamental de los registros de resistividad se basa en la comparación de diversos valores y en la


relación entre los diferentes parámetros. La resistividad real de la formación Rt se calcula mediante
mediciones individuales o combinadas de la resistividad. Por consiguiente es de gran importancia para
el analista familiarizarse con las características de los diversos instrumentos que miden ρ.
A continuación se presenta un esquema generalizado de aplicación de la fórmula de Archie y de dónde
podemos obtener los distintos datos requeridos. También se indica qué magnitudes aproximadas
pueden pronosticar hidrocarburos o agua de formación, aunque esto último debe calibrarse en cada
yacimiento en particular.

5
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Cálculo de la Arcillosidad
Es necesario determinar el contenido pelítico para calcular correctamente la porosidad que nos
proporcionan los perfiles, la cual, a su vez, entra en la fórmula de Archie.
Ante todo debe tenerse presente que pueden obtenerse porosidades desde los perfiles de densidad (o
litodensidad), neutrónico (en sus distintas variantes), acústico y dieléctrico, aunque este último se usa
poco. Si tenemos más de uno, normalmente elegimos el valor más bajo o conservador, ya que estas
herramientas suelen calcular la porosidad φ por exceso. Además vamos a referir el contenido político o
arcillosidad como un volumen Vsh (shale,lutita en inglés) involucrando alguna posible fracción limosa.
A continuación las ecuaciones generales.
Si la arenisca reservorio es limpia: ρb = (1 – φe). ρm – φe. ρf
(ρm, ρf, ρb son las densidades de matriz, de fluido y la bruta medida por la herramienta)
por lo que la porosidad efectiva φe = (ρm – ρb) / (ρm – ρf)
Pero si la arenisca es arcillosa: ρb = (1 – φe − Vsh). ρm – φe. ρf – Vsh. ρa
de donde φe = [(ρm – ρb) / (ρm – ρf)] – Vsh [(ρm – ρsh) / (ρm – ρf)]
es decir que φe = φb – Vs. φsh
(Vsh, ρsh, φsh son volumen, densidad y porosidad de lutitas, φb la porosidad bruta o bulk)

6
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

La porosidad efectiva puede calcularse a partir de porosidades brutas medidas por las herramientas de
densidad, neutrónicas, acústicas o dieléctricas. La fórmula es análoga.
Existe una variedad de alternativas para el cálculo de la arcillosidad, con la cual ajustar tales
porosidades. Entre ellas se elige el menor valor dado que suelen dar por exceso.
1) con un perfil de rayos gamma, Vsh = (γi − γmín) / (γmáx − γmín)
(γi, γmín, γmáx son los valores en la capa de interés, mínimo y máximo en el perfil. En casos
particulares puede multiplicarse por alguna constante empírica válida para el área.)
2) con un perfil espectrométrico, Vsh = (Κi − Κmín) / (Κmáx − Κmín)
o bien, con Th en lugar de K: Vsh = (Thi − Thmín) / (Thmáx − Thmín)
3) con un perfil neutrónico, Vsh = (φNi − φNmín) / (φNmáx − φNmín)
(φNi, φNmín, φNmáx son las porosidades neutrónicas en la capa de interés, la mínima y la máxima leídas
en el perfil)
4) con un perfil acústico (o sónico), Vsh = φSi / φSsh
(φSi, φSsh son las porosidades acústicas en la capa de interés y en una capa de lutitas)
5) con un perfil de potencial espontáneo, Vsh = 1 − (SPi / SSP)
(SPi es el potencial espontáneo en la capa de interés y SSP el valor de referencia estático)
½
6) con un perfil de resistividad, Vsh = (Rsh / Rt)
(Rs, Rt son las resistividades de las lutitas y la profunda o verdadera en la capa de interés)
7) con Ábacos, a partir de
datos de dos perfiles:
Se puede representar φN vs
φD, φN vs φS, ó φD vs φS.
Por ejemplo, en una gráfica
φN versus φD (derecha) la
recta a 45º corresponde a
una arenisca limpia, en
tanto que la arcillosidad
crece paralelamente hacia
la derecha.
Parecido es el ábaco de la
izquierda, donde en las
ordenadas se representa la
densidad dada por el perfil
neutrónico.

Medición de la resistividad
Debido a que la saturación en agua y en consecuencia la saturación en hidrocarburos se basa en los
valores de la resistividad, la ρ de la formación (o su recíproca, la conductividad) es una de las
mediciones más importantes en los registros de pozos.
La mayor parte de los registros de resistividad presenta más de una clase de medición de ρ. Por lo
general, estas diferentes mediciones se combinan con la información de otros instrumentos de registro
a fin de obtener una visión total de la calidad de los reservorios, así como de los fluidos en cuestión.

7
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Registros de Resistividad con Inyección de Corriente (continua)


Su utilización fue anterior a la de los registros de inducción, desde que los hermanos Schlumberger
en 1928 idearon bajar un dispositivo tetraelectródico a un pozo. En rigor comenzaron con una
configuración Normal, donde se ubicaba uno de los electrodos de corriente y uno de los de potencial
en la superficie -años después sobre el mismo cable de perfilaje- moviéndose con los otros dos dentro
del sondeo para efectuar las mediciones de cada intervalo.

Más tarde se comenzó a emplear la configuración Lateral, donde queda lejos en el cable sólo un
electrodo de corriente y los tres restantes (en la herramienta) se mueven a intervalos dentro del pozo.
En estos circuitos la resistividad resultante es la suma de la contribución de cada zona como en los
circuitos en serie:
Rr=RmGm+RxoGxo+RiGi+RtGt
(respectivamente las resistividades del lodo y zonas lavada, invadida y virgen, cada una afectada por
un factor geométrico de contribución)
La siguiente ilustración muestra las zonas con distinto grado de invasión del fluido de perforación en
torno al pozo, desplazando parcial o totalmente el fluido original de formación. También se indican los
nombres de algunas herramientas de perfilaje tradicionales para distintas profundidades de
investigación.

8
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Los sistemas convencionales de Lateroperfil (Laterolog) utilizan entonces un principio básico


(distribución de la densidad de corriente) aplicando corriente a la formación que rodea a un
relativamente pequeño electrodo fuente de esa corriente. La corriente circula desde el electrodo fuente
a través del medio que rodea a éste y hacia un remoto electrodo de retorno de corriente en superficie.
Se emplean dos electrodos adicionales ubicados dentro de la esfera de corriente y a distancias
predeterminadas del electrodo fuente, para efectuar mediciones de potencial que pueden relacionarse
con la resistividad de la formación a través de la cual circula la corriente. Investigan a mayor
profundidad que los perfiles normales (más de 5 m, contra 1 y 3 m en los llamados normal corto y
largo), pero dan curvas asimétricas, por lo que se corren combinados con los dos normales.
Cuando se aplica este tipo de sistema de perfilaje en pozos con fluidos de perforación muy
conductivos, de resistividades considerablemente distintas de las que tienen las formaciones que los
rodean, la distribución simétrica de corriente descripta arriba se distorsiona y son afectadas las
mediciones. Este efecto se hace más severo a medida que aumenta la conductividad del fluido y por lo
tanto se reduce la corriente que penetra en la formación.
Es por esto que se desarrollaron sistemas de Lateroperfil
Enfocado (Focused Laterolog) en los que a una gran parte de la
corriente de perfilaje se le impide que circule radialmente hacia
fuera en todas direcciones, como ocurre con las disposiciones
comunes, y se la confina en un volumen dado. Esto se logra
colocando electrodos enfocadores a ambos lados de un electrodo
de corriente de medición ubicado en el medio, como muestra la
figura de la derecha. Así se evita que la corriente se escape hacia
arriba y abajo dentro del pozo y se la obliga a circular sólo en
dirección lateral normal al eje de la herramienta de perfilaje,
como se ve en la figura, con el beneficio adicional de lograr un menor intervalo vertical de muestreo.
Los perfiles de inyección de corriente funcionan bien en pozos que contienen fluidos de perforación
conductivos (poco o muy salinos), pero no son corridos cuando el lodo es extremadamente dulce o es
inverso (en base a hidrocarburos y no agua), ni cuando se perfora con aire. En estos últimos casos, al
haber muy poca o nula conducción -es decir, mal contacto eléctrico- entre la herramienta y la roca,
debemos recurrir a los perfiles de inducción.
Perfil de Microrresistividad:
Basado en el principio de inyección de
corriente, es una herramienta que se corre
montada en un patín que va siendo movido
contra la pared del pozo. El objetivo es hacer
mediciones de la resistividad a muy poca
profundidad, esto es, en la zona lavada. Sus
mediciones pueden verse afectadas por un pozo
con mal calibre, registrando el valor de la
resistividad del lodo -y no de la formación- allí
donde existan cavernas.
Perfil de Buzamiento (Dipmeter):
Es otro perfil basado en la inyección de
corriente contínua, con una herramienta (a la
derecha) similar a la microrresistiva, pero en
este caso multiplicada por cuatro. De modo que
las lecturas de estos cuatro patines ortogonales
se combinan en un procesamiento que toma en

9
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

cuenta la información
giroscópica (de modo de
tener en todo momento la
orientación del conjunto),
para entonces poder calcular
datos de rumbo e inclinación
de los estratos, tipos de
estructuras sedimentarias,
fracturas menores o fallas.
Actualmente se suele correr
una herramienta con seis
patines (fotografía).

Ésta brinda mayor detalle,


como puede verse a la
derecha, donde en las pistas
sucesivas vemos los vectores
de rumbo y buzamiento
(resultantes del proceso), el
azimut de la herramienta, las
curvas adquiridas, su imagen
en colores y, adicionalmente,
una imagen acústica.
Perfil de Imágenes de Pozo:
Siguiendo la misma lógica operativa del perfil de
Buzamiento, se agregan más patines (hasta tener 48 ó
más) y se consigue una densidad de muestreo radial tal
que permite transformar esos numerosos perfiles
microrresistivos en una imagen de pozo, función de la
variación de resistividades. Un adecuado proceso y
coloración asemejan a lo que podría verse en un testigo
corona (figura a la izquierda), aunque obviamente un
núcleo de roca da mucha más información que la visual.
(Imágenes parecidas, que resultan complementarias de
las resistivas, pueden obtenerse registrando curvas
acústicas, como el ejemplo de arriba, tema que se verá
más adelante.)
Perfilaje Eléctrico Durante la Perforación:
Llamado LWD (Logging While Drilling) consiste en
registrar mientras se perfora, con herramientas de CC o
EM que van por encima del conjunto de fondo y brindan
datos de baja calidad, pero que permiten tomar decisiones
inmediatas sobre ensayos, coroneo, entubamiento, etc.

10
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Registros de Inducción eléctrica (corriente alterna)


Miden la conductividad de la formación y son muy efectivos en las formaciones con porosidad de
intermedia a alta.
En los registros de inducción se hace circular una corriente alterna constante por una bobina
transmisora aislada. El campo magnético alterno de la bobina induce una corriente alterna en la
formación, la cual resulta en un campo magnético secundario que, a su vez, induce una corriente en
una bobina receptora. La inversa de la resistividad medida es resultante de la contribución de cada
zona en torno al pozo como en un circuito en paralelo:
1/Rr=1/RmGm+1/RxoGxo+1/RiGi+1/RtGt
(respectivamente inversas de las resistividades del lodo y zonas lavada, invadida y virgen, cada una
afectada por un factor geométrico de contribución)
La corriente inducida en la bobina receptora y transmisora es un
compromiso entre la profundidad de investigación y la resolución
en la identificación de los estratos delgados mediante el
instrumento de registro. A fin de enfocar la corriente en la
formación es normal colocar bobinas adicionales arriba y debajo
de la receptora y transmisora, lo cual deviene en los llamados
perfiles de Inducción Enfocada (Focused Induction Log) que
logra mayor profundidad de registro sin perder resolución vertical.
Bajo condiciones favorables, es posible usar los valores obtenidos
en el registro de inducción en la determinación de la resistividad
real; sin embargo deben hacerse correcciones, para las que existen
gráficos tales como estratos delgados, diámetros de pozo muy grandes, invasión extensa, etc.
Cuando se perfora con lodos muy conductivos (salados) las mediciones de resistividad obtenidas son
de muy poco o de ningún valor para la determinación de la resistividad real de la formación. Esto se
debe a que se obtiene una respuesta muy notoria dada por la inducción electromagnética en el lodo
(tipo cortocircuito) y en contraposición una respuesta muy débil, casi nula, de las formaciones rocosas.
En consecuencia, los sistemas de inducción no son aplicables en pozos en que se den tales condiciones
y se debe recurrir a herramientas de inyección de corriente continua.
Registro de Inducción eléctrica Tridimensional:
La herramienta de inducción tridimensional trabaja induciendo en la formación anillos de corriente
ubicados en tres planos perpendiculares entre sí y mide las conductividades asociadas a cada uno de
esos anillos o planos. La herramienta conductiva convencional trabaja con un solo anillo de corriente
ubicado en un plano horizontal que, por ser paralelo o subparalelo a los planos de estratificación, hace
que las corrientes se concentren
en las láminas más conductivas.
La presencia de arcilitas
laminares en los cuerpos
arenosos causa una caída de los
valores de resistividad medida
con cualquier herramienta
inductiva convencional; a esa
resistividad se la denomina
Resistividad Horizontal por ser
medida con anillos de corrientes
horizontales.
En la figura izquierda, inducción
tridimensional (3DEX) y en la derecha
inducción de alta definición (HDIL)

11
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

La herramienta, además de medir la resistividad horizontal, también mide la resistividad vertical, para
lo cual utiliza los anillos de corrientes verticales; esta resistividad no se ve tan afectada por la
presencia de arcilitas laminares de baja resistividad porque las corrientes de medición, al ser verticales,
deben atravesar tanto las láminas de arcilita como las de arenisca.
Haciendo una analogía con los circuitos eléctricos, tanto la resistividad horizontal como la vertical, se
pueden expresar en función de las resistividades de las láminas de arcilita y de arenisca y del volumen
porcentual de arcilita laminar. La diferencia entre ambas es que la expresión de la resistividad
horizontal es una ecuación que se asemeja a la de las resistencias en paralelo, mientras que la de la
resistividad vertical se asemeja a la de las resistencias en serie. Las siguientes son las ecuaciones:
1 1 − V shl V shl
= + R v = (1 − V shl ) R sand + V shl R sh
Rh R sand R sh
En estas dos expresiones Rh y Rv son medidas por la herramienta, Rsh se puede estimar de las arcilitas
vecinas a la capa analizada con lo que quedan dos ecuaciones con dos incógnitas: Vshl y Rsand

Aplicaciones Especiales de Geoeléctrica de Pozo:


El primero es un ejemplo de adquisición de datos EM combinados pozo-superficie, en este caso desde
un sondeo de poca profundidad en Japón, para modelar la respuesta de reservorios con agua de
formación conductiva.

El segundo también es un caso combinado pozo-superficie. Se trata de un ejemplo de registros de


potencial espontáneo y resistividad a partir de emitir un campo EM de muy baja frecuencia (0,1 Hz,
prácticamente Corriente Continua) empleando la tubería del pozo como uno de los electrodos de
corriente, en una modalidad particular del Método de Mise a la Masse. Estos registros se hicieron a
intervalos de tiempo durante operaciones de inyección de agua y vapor, de modo que se hizo un
seguimiento geoeléctrico del cambio temporal de las condiciones del reservorio (zonas fracturadas), en

12
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

este caso como investigación piloto para monitoreo de explotaciones geotérmicas, en lo que constituye
una técnica tetradimensional (espacio más tiempo).

Tomografía Eléctrica entre Pozos:


Existen muchas variantes de este tipo de registros no convencionales, comúnmente obtenidos mediante
perfiles de inducción dado que suele tener más penetración, aunque la inyección de corriente continua
también se puede utilizar si
el lodo es salado o si la
profundidad del pozo es
menor a cien metros (casos
no petroleros), ya que en
esta situación se evitan
ruidos culturales.
Se procede con emisión y
recepción alternada entre
pozos cercanos o entre un
pozo y la superficie. La
idea es generar imágenes
continuas entre los sondeos,
2D ó 3D, cuya calidad
depende de los contrastes
de resistividad del subsuelo
y la cercanía de los pozos.

13
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

Perfil Dieléctrico:
Es un registro que en algunas cuencas ha sido muy utilizado como indicador de porosidades y tipos de
fluidos. A diferencia de los demás perfiles eléctricos de pozo, éste no se basa en medir cambios en la
resistividad, sino en la magnitud de la constante dieléctrica o permitividad, la cual, como se
mencionó, es muy sensible a los cambios en el contenido de agua, molécula dipolar por excelencia. El
perfil en rigor mide el tiempo de propagación de las ondas electromagnéticas, el cual es proporcional
a la permitividad, según la relación:
µ.ε)
µ.ε 1/2
V = 1 / (µ.ε (donde µ es la permeabilidad magnética y ε es la permitividad eléctrica)
Es un perfil de muy buena resolución vertical (5 cm), que permite ver capas muy delgadas,
registrándose a partir de un patín que va apoyado contra la pared del pozo, actualmente con dos
emisores (arriba y abajo, con unos 20 cm entre uno y otro) y dos receptores (en el centro, a unos 5 cm
entre sí). Una medida adicional es la atenuación del arribo comparando las amplitudes entre uno y otro
receptor. Se registra dos veces, una desde cada transmisor, y se promedian los valores.

14
Cátedra de Geofísica Aplicada, U.N.P.S.J.B., Chubut, Argentina.
Temas 6(b), 7(b) y 8(b)
Perfiles Eléctricos de Pozo, Cálculo de Saturación de Fluidos Chelotti, L., Acosta, N., Foster, M., 2009

En la figura anterior, junto al perfil dieléctrico (en este caso el EPT, ya que hay otros) se grafican los
perfiles de calibre del pozo, rayos gamma naturales (GR), potencial espontáneo (SP), resistividad del
lateroperfil profundo (LLD) y esféricamente enfocada media (MSFL). También se corrió un perfil de
Densidad (radioactivo) cuyas porosidades resultantes (φD) se grafican en comparación con las
porosidades del perfile dieléctrico (φEPT), que dan resultados más confiables. Esto, a su vez, puede
cotejarse contra valores de ρ. Con lodos de baja salinidad, como en este caso -que es lo más común-,
la resistividad profunda generalmente da valores más bajos que la de alcance medio, ya que la
conductividad del agua de formación es mayor que la de la zona invadida por lodo. Pero en presencia
de hidrocarburos la relación se invierte y las curvas se cruzan.

CUESTIONARIO BÁSICO
- ¿Qué causas puede tener el potencial espontáneo en pozos?
- ¿Cómo se mide el SP en pozos y qué utilidades tiene?
- ¿Qué parámetros afectan la resistividad en los reservorios?
- ¿Cuándo se usan los perfiles inductivos y cuándo los de inyección de corriente en pozos petroleros?
- Explicar la utilidad de las curvas resistivas (o conductivas) en pozos, profundidades de investigación e
implicancias hidrocarburíferas.
- ¿Cómo se calculan las saturaciones según el método de Archie?
- Enumerar las alternativas para calcular arcillosidad desde perfiles de pozo.
- ¿Qué tipos de perfiles avanzados se fundamentan en la medición de la resistividad?
- Citar algunas aplicaciones no convencionales.
- Dar el fundamento y la utilidad del perfil dieléctrico.

BIBLIOGRAFÍA
- Cantos Figuerola, J., 1972. Tratado de Geofísica Aplicada (p.388-391). Librería de Ciencia e Industria.
- Parasnis y Orellana, 1971. Geofísica Minera (p.93-110). Editorial Paraninfo.
- Sheriff, R., 1991. Encyclopedic Dictionary of Exploration Geophysics. Society of Exploration Geohysicists.
- Western Atlas, 1994. Introducción al Perfilaje de Pozos (varios capítulos).

15