P. 1
fundamentacion filosofica de los derechos humanos

fundamentacion filosofica de los derechos humanos

5.0

|Views: 6.496|Likes:
Publicado pordannytafurv

More info:

Published by: dannytafurv on Mar 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/19/2015

pdf

text

original

CONTENIDO

I. Presentación del problema……………………………….. 2
II. Justificación…………………………………………………. 3

III. Objetivos………………………………………………………6
IV. Marco teórico…………………………………………………7

V. Metodología…………………………………………………..10

1. Los Derechos Humanos y su consagración Histórica.
• Generalidades………………………………………………..11 1.1 Antecedentes históricos de los Derechos Humanos…16 1.2 Qué son los Derechos Humanos……………………….18 1.3 Fundamentación

Filosófica de los Derechos Humanos………………………………………………….20 de 1991……………………………………………………27

1.4 Los Derechos Humanos en la Constitución Colombiana

2. Situación de los Derechos Humanos en Colombia.
• Generalidades……………………………………………………….34 2.1 Violación de los Derechos Humanos en Colombia….35 2.2 Posición del Estado frente a los Derechos Humanos....42 2.3 Razones de la violación de los Derechos Humanos en

Colombia……………………………………………………43

3. Democracia, Ciudadanía y Derechos Humanos.
1

• Generalidades.

…………………………………………………………46
3.1 Hacia

una Cultura ciudadana de los Derechos Humanos……………………………………………………47

3.2 Formulas políticas para el respeto de los Derechos Humanos……………………………………………………….48

Conclusiones…………………………………………………………………50

Anexo: Declaración Universal de los Derechos Humanos 1948………..51

Bibliografía.

2

I. PRESENTACIÓN DEL PROBLEMA

En la actualidad de nuestro país, vemos diariamente en cualquier medio de comunicación la presentación de diferentes actos de violencia entre los colombianos. Estos actos son cometidos por diversos grupos, como por ejemplo, los grupos guerrilleros con mentalidad de extrema izquierda, autodefensas de extrema derecha, pandillas urbanas e incluso grupos que hacen parte del mismo Estado. En medio de la violencia ya generalizada, vemos cómo muchos colombianos se encuentran en extrema pobreza. Hay además niños y jóvenes sin educación, familias completas muriendo de hambre, cabezas de familia sin un trabajo con el cual poder sostener a los suyos. Todas estas situaciones que vemos y vivimos a diario nos dejan un gran interrogante, ¿por qué sus derechos se están violando?, ¿Por qué tanta violencia en Colombia si ya existe toda una legislación en materia de defensa de los Derechos Humanos? También se presenta un interrogante mayor: tanta violación de derechos y de acuerdo con los fundamentos de los derechos humanos, ¿éstos sí se aplican de forma correcta en Colombia actualmente? Si miramos con detenimiento nuestra historia política más reciente, observamos que la clase dirigente se ufana de la “tradición civilista” del país. Fundamenta esta afirmación en el hecho de que Colombia no ha sido gobernada por militares, como consecuencia de golpes de Estado, como por ejemplo la dictadura de Rojas Pinilla, que fue de apenas cuatro años durante el siglo XX, mientras que en otros países de América latina, las dictaduras militares fueron una realidad política bastante común. En efecto, aquí en Colombia la democracia cumple con sus rasgos más característicos: las elecciones se realizan en las fechas ordinarias para ello; en las corporaciones legislativas participan miembros de distintos
3

partidos, incluyendo los de la oposición; existe la separación de poderes y hay relativa libertad de expresión y de asociación. Pero dentro de estas formalidades que evidentemente se cumplen, observamos también que se asesinan a jueces, magistrados, maestros, sindicalistas, y la vida social en general transcurre en un mar de violencia adelantada por distintos actores: guerrilla, narcotráfico, paramilitarismo, delincuencia común y Estado. Toda esta violencia genera claras transgresiones a los Derechos Humanos con flagrantes desacatos. También al Derecho Internacional Humanitario en el marco de la confrontación armada que vive el país, es violado constantemente. En estas situaciones de calamidad social y política que vive nuestra patria, consideramos de suma importancia adelantar una investigación sobre los Derechos Humanos, su fundamentación teórica y su aplicación en Colombia. La cesación de los ataques contra la población civil es un requisito indispensable para que se pueda afirmar que el país se encuentra en tránsito hacia la paz y la democracia plena. Sin embargo, comunidades enteras siguen viviendo bajo la permanente presión de grupos armados, incluyendo a miembros de las fuerzas del Estado, como acaba de comprobarse recientemente con los desaparecidos del municipio de Soacha, Cundinamarca, que fueron posteriormente asesinados, supuestamente en combate, cuando ya las investigaciones empiezan a hacer conocer que se trataba de inocentes que fueron tildados de guerrilleros, para ser presentados ante el país, como resultados positivos de las fuerzas armadas. Por esta acción contra los Derechos Humanos, el gobierno tuvo que despedir a 27 militares implicados en este crimen, incluyendo a tres generales. Por este mismo hecho, presentó renuncia el comandante del Ejército. Lo grave es que lo sucedido en Soacha no parece ser un hecho aislado, ya que se están presentando denuncias sobre casos similares en distintas
4

partes del país ¿Qué nos está pasando a los colombianos? ¿Por qué tanta criminalidad y tanto atropello contra los Derechos Humanos? Millones de personas soportan diariamente los hostigamientos de las bandas criminales, son a amenazadas, violencia asesinadas, desaparecidas, forzado, torturadas, sometidas sexual, reclutamiento

desplazamiento forzado, y otras violaciones a sus Derechos Humanos, sin que el Estado tome las medidas adecuadas para impedirlo. En estas condiciones de violación de los Derechos Humanos que vive Colombia, se hace urgente que desde la academia se investigue sobre este particular, para ver si algún día adquirimos conciencia del valor de la vida y de lo que significa la paz para el desarrollo del país.

II. JUSTIFICACIÓN

5

Investigar este tema resulta de gran importancia, pues permite mirar en qué se está fallando en el país en materia de Derechos Humanos, para así encontrar posibles soluciones a este grave problema, ya que todos necesitamos llevar una vida digna para sacar a nuestro país adelante. Para ello se hace necesario adelantar una investigación sobre los fundamentos teóricos de los Derechos Humanos, mostrar su importancia social y su necesaria aplicabilidad, como forma de alcanzar una sociedad más justa y humana. A continuación los puntos más importantes que justifican este proyecto.

Existe una Declaración Universal de los Derechos Humanos que data de 1948.

 El cumplimiento de los Derechos Humanos es una norma que está estipulada en la Constitución colombiana del 91: título I, art.5 “El estado reconoce, sin discriminación alguna, la primacía de los derechos inalienables de la persona y ampara a la familia como institución básica de la sociedad.”  A nivel internacional es una responsabilidad de cada país que los Derechos Humanos se cumplan a cabalidad.  Los Derechos Humanos son estrictamente necesarios para el desarrollo del ser humano.
 El correcto cumplimiento de los Derechos Humanos exige una

obligación legal y una adecuada protección de los organismos correspondientes, además da una excelente imagen de Colombia a nivel mundial.

III. OBJETIVOS:

6

Objetivo general: Determinar los fundamentos filosóficos de los Derechos Humanos y analizar la situación actual de su aplicación en Colombia. Objetivos específicos:

Analizar el contexto histórico de los Derechos Humanos.

• Analizar los fundamentos filosóficos de los Derechos Humanos.

Investigar y precisar qué Derechos Humanos se están cumpliendo y cuáles se están violando en Colombia, con base en informes de distintas organizaciones a favor de los Derechos Humanos.

IV. MARCO TEÓRICO

7

Los Derechos Humanos se pueden estudiar y analizar desde varios puntos de vista, tanto político, militar, ético, etc. Esto nos da varias herramientas de trabajo para conocer su realidad y fundamentos filosófico-políticos. Miremos cómo están contemplados los Derechos Humanos en la Constitución colombiana del 91: “La Constitución colombiana incorpora el tema de los Derechos Humanos como una prioridad en el accionar de las instituciones, para hacer frente a la crítica situación que en este campo vive el país.”1 Esbozar una teoría de los Derechos Humanos requiere aclarar qué se entiende con esta expresión. En líneas generales, se entiende por Derechos Humanos aquellos que se atribuyen a todo hombre por el hecho de serlo. Por otra parte, Carlos Eduardo Maldonado, en su libro Hacia una fundamentación filosófica de los derechos humanos. Una puesta en diálogo, aporta bastante al tema. En este libro él habla de la fundamentación de los DD.HH como un problema filosófico, especialmente ontológico, ya que éstos están por la vida del ser, pero no solamente se cierra a comentar un solo eje de trabajo, sino se va a todos los ejes posibles: “… un derecho con pretensiones mucho más amplias y que desbordan inmediatamente los límites de la esfera política, militar o económica (…) Este segundo aspecto es propiamente de los derechos humanos.”2 El estudio amplio que plantea Carlos E. Maldonado, da pie a nuestra monografía para que tome el rumbo que se planteó en los objetivos: determinar los fundamentos filosóficos de los Derechos Humanos, es decir, intentar fundarlos racionalmente para que no queden allí como meras ficciones, sino que se vean como algo exigible para que el hombre no pierda su ser. Para un autor como Maldonado, “(…) la
1

http://209.85.165.104/search? q=cache:RGouOZKKOiQJ:www.mininteriorjusticia.gov.co/adminFiles/REVISTA %252017-20.pdf+derechos+humanos+ %2B+constitucion+colombiana+91&hl=es&ct=clnk&cd=4&gl=co&client=fire fox-a
2

MALDONADO, Carlos. Hacia una fundamentación filosófica de los derechos humanos. ESAP-Centro de publicaciones. Santafé de Bogotá. 1994. Pág.11

8

política, el derecho, la religión y la ética constituyen las cuatro esferas que determinan básicamente el ámbito práctico de la existencia.”3 En estas cuatro dimensiones tienen que estar anidados los Derechos Humanos y solo allí encuentran su fundamentación, es decir su razón de ser. Los Derechos Humanos tienen, entonces, que ser exigidos desde la política, el derecho, la religión y la ética. La Constitución Política de Colombia también es un marco de referencia muy importante ya que en ella están contemplados los derechos que se deben respetar en nuestro país. Otro importante autor para conocer la historia de los Derechos Humanos, es Luis de Sebastián en su libro “De la esclavitud a los Derechos Humanos”. En este libro nos habla de cómo paso a paso se proclamaron los Derechos Humanos. Luis de Sebastián, toma las teorías políticas y ontológicas de algunos de los filósofos mas reconocidos de todos los tiempos como Platón, Aristóteles, Hobbes, Maquiavelo, Santo Tomás de Aquino, Hegel, entre otros. Thomas Pogge, filósofo también reconocido por su obra La pobreza en el mundo y los Derechos Humanos, nos habla en el capítulo dos – ¿Cómo se deben concebir los Derechos Humanos? – acerca de la problemática que existe con estos derechos, y básicamente explica que los Derechos Humanos y el contenido de estos corresponden a obligaciones y cargas jurídicas que dependen de los poderes legislativo, judicial y ejecutivo los cuales sostienen dicha afirmación. También se pueden entender los Derechos Humanos como una serie de derechos morales que son diferentes a los derechos legales. Pero por esta misma razón es importante que no todos creemos que los derechos son lo que dicen los gobiernos que son. “Concebir la ley natural, los derechos naturales, los derechos humanos como cosas que crean obligaciones morales de peso supone que estas
3

Ibíd. Pág.12

9

obligaciones tendrían que desempeñar un papel importante en la reflexión y el debate acerca de nuestra conducta y de nuestras instituciones sociales, y que estas últimas, además, deberían reflejarlas y respetarlas. Normalmente, dichas obligaciones debería prevalecer o imponerse sobre otros intereses o consideraciones morales o no morales.”4 En otras palabras para Pogge los derechos que nosotros tenemos generan cierto tipo de obligaciones que deberían sobresalir por encima de cualquier cosa ante unos intereses ya sean morales o no morales. Por esta razón se debe decir que nosotros somos responsables de nuestros propios derechos y somos los únicos que los podemos hacer cumplir y respetar. También tendremos como marco de referencia un libro perteneciente a las Fuerzas Militares de Colombia, Ejercito Nacional: “Curso básico a distancia. Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario”, donde hay conceptos importantes sobre Derechos Humanos y su historia. También hay un trabajo del profesor Enzo Ariza de Ávila, sobre las distintas teorías filosóficas que hay acerca de la fundamentación racional de los Derechos Humanos que se han dado a través de la historia.

V. METODOLOGÍA

La metodología para responder la pregunta problema y alcanzar el objetivo general es la siguiente:

4

Indagar el cómo y el porqué se fundamentaron los DD.HH

POGGE, Thomas. La pobreza en el mundo y los Derechos Humanos. España: Paidós, 2001. Cap. 2, Pág. 77 10

• Analizar el contexto histórico en el momento en el que se fundaron los DD.HH • Investigar los fundamentos filosóficos de los DD.HH

Analizar la problemática actual de Colombia con respecto a los Derechos Humanos.

Consultar cómo están consagrados los Derechos Humanos en Colombia.

Comparar cómo se deben aplicar los DD.HH en la situación actual de Colombia.

• Ver la relación entre Democracia, formación de ciudadanía y Derechos Humanos.

De acuerdo con lo investigado, concluir cuál es la situación real de Colombia en materia de Derechos Humanos y plantear algunas observaciones al respecto.

1. LOS DERECHOS HUMANOS Y SU CONSAGRACIÓN

HISTÓRICA

Generalidades: Los Derechos Humanos son los valores inalienables que todo ser humano posee independientemente de su condición social, política y económica. Son ellos, los que garantizan la seguridad, la libertad y la igualdad entre
11

todos los ciudadanos del mundo, por lo tanto son considerados por varios autores como innatos e inmutables. Esta afirmación nos lleva a realizar un análisis sobre su origen y su contenido filosófico-moral, a través de diferentes autores que han reflexionado y aún lo hacen sobre los Derechos Humanos y su aplicabilidad. Entre ellos está el filósofo Colombiano Carlos Eduardo Maldonado, quien realiza tal análisis desde el campo de la filosofía del derecho. Por otra parte, analizaremos su origen a través de la obra de Luis de Sebastián, De la esclavitud a los derechos humanos, cuyo objetivo es mostrar qué pasos se han dado de la esclavitud generalizada y aceptada, a la proclamación y respeto de los Derechos Humanos. Dentro del campo de los Derechos Humanos, encontramos en la línea de proteger ciertos principios de carácter humanitario durante los procesos bélicos. Desde el siglo XVIII, se han dado convenios referentes al tratamiento de los heridos y de los prisioneros de guerra, por ello está prohibida la matanza, la mutilación y el maltrato de ellos dentro y fuera de combates. En 1864 se reunió en Ginebra un congreso internacional, al que asistieron representantes de 12 gobiernos, allí se aprobó el Convenio de Ginebra sobre la condición de los soldados heridos de los ejércitos en campaña. Empezó así a tomar forma el derecho de guerra. En 1949 por convocatoria del gobierno Suizo, se reunió una conferencia internacional en Ginebra, que aprobó cuatro convenios de índole humanitaria sobre protección de las víctimas de guerra: heridos, enfermos, inválidos, madres en gestación, prisionero de guerra, muertos en combate, y población civil; aplicables no solo a los casos de guerra declarada sino a cualesquiera otros conflictos armados, incluidos los de carácter interno. El convenio impone además a las partes contratantes la obligación de respetar todas las instalaciones, vehículos y personas que lleve la Cruz
12

Roja y de otorgarles libertad de paso para que puedan cumplir con sus funciones humanitarias. En cuanto a los Derechos Humanos, pueden distinguirse tres etapas en el proceso de nacimiento, afirmación y extensión de estos derechos. La primera comprende las ya sabidas tablas de derechos civiles y políticos nacidas de las revoluciones liberales de Inglaterra en 1689 y de los Estados Unidos y Francia a finales de siglo XVIII. Son los derechos llamados de la primera generación. La segunda etapa añade a las anteriores los derechos sociales y económicos, proclamados por el pensamiento socialista a raíz de la revolución industrial, que se extendieron por el mundo por obra del llamado Constitucionalismo Social. Son los derechos de segunda generación. La tercera etapa comprende los nuevos derechos, los de la tercera generación, que son el derecho a la paz, al medio ambiente sano, a la planificación familiar y a la solidaridad o Injerencia humanitaria. Los derechos civiles y políticos: El constitucionalismo clásico formuló las primeras tablas de derechos de la persona humana. Su sustento fueron dos ideas fundamentales: la de que el individuo es dueño de una esfera de libertad personal en la que el poder estatal no debe intervenir y la de que toda la actividad del Estado debe estar sometida a normas jurídicas precisas, creándose así el llamado Estado de derecho. De esta manera el poder del Estado es limitado, como forma de que pueda garantizar los Derechos Humanos. Los derechos civiles corresponden a la persona humana en sí. Se conceden a todos los individuos sin distinción de raza, edad, sexo, idioma, religión, opinión política, origen nacional, posición económica o cualquier otra condición, por el solo hecho de pertenecer al género humano.
13

Los derechos políticos, en cambio, pertenecen a las personas en cuanto a miembros activos del Estado, esto es, en cuanto a ciudadanos. Tienen esta calidad las personas que han cumplido determinadas exigencias que la ley exige en cada Estado para la obtención de la ciudadanía, que es una condición jurídica política especial que habilita a las personas para participar en las actividades y decisiones del Estado. En Colombia, por ejemplo, la ley establece la edad de 18 años para tener la condición de ciudadano. Tenemos entonces que hay una doble consideración del individuo: como persona humana y como miembro activo del Estado. En cuanto persona le corresponden lo derechos civiles y, en cuanto ciudadano, los derechos políticos. Por eso la declaración francesa de derechos hablaba de los derechos del hombre y del ciudadano. Los principales derechos políticos son: participar en el gobierno del Estado, elegir y ser elegido, desempeñar funciones públicas, militares; participar en partidos políticos, opinar sobre cuestiones estatales, asociarse con fines políticos pacíficos y los demás relativos a la vida pública del país.

Los derechos sociales y económicos: Las primeras declaraciones de derechos se propusieron crear en beneficio de cada persona, una esfera de libertad jurídicamente protegida y estuvieron motivadas por el temor hacia el Estado, tenido como el principal enemigo de las libertades públicas. Los derechos sociales nacieron para defender a los grupos menos favorecidos y vulnerables de la población, mediante el establecimiento de normas que impidieran o atenuaran la opresión de las personas o corporaciones económicamente fuertes sobre las económicamente débiles. Los derechos sociales consisten en prestaciones y servicios a cargo del Estado, a favor de los
14

sectores pobres y postergados de la población. Tienen un carácter asistencial y están contenidos especialmente en las leyes laborales, agrarias, de seguridad social, de inquilinato, de protección infantil, defensa del consumidor y demás estatus parecidos. Estos derechos requieren la presencia dinámica del Estado para que puedan cumplirse a cabalidad. Los nuevos derechos: Son productos de la dinámica social contemporánea y pertenecen a la llamada tercera generación y protegen aspectos nuevos de la vida del hombre en comunidad. Su característica fundamental es que van más allá de las fronteras nacionales, por lo que su defensa entonces tiene que hacerse a través de esfuerzos multilaterales, ya que forman parte del proceso de internacionalización de los Derechos Humanos. Entre estos últimos derechos están: el derecho a la paz, a tener un ambiente sano y a la solidaridad o injerencia humanitaria. Todos estos derechos abarcados con el apelativo de humanos, son imprescriptibles e inalienables. El tema de los Derechos Humanos está íntimamente unido a los de ciudadanía y democracia. El núcleo teórico de la ciudadanía coincide con el del individuo moderno y reivindicado por la modernidad. Se deja de ser súbdito, para pasar a ser ciudadano, es decir, sujeto portador y destinatario de derechos y deberes. La modernidad empezó por debatir cuáles son los derechos que caracterizan el estatus de ciudadano. La ciudadanía es otorgada a los miembros de pleno derecho de una comunidad. Por eso la ciudadanía describe los derechos y las obligaciones asociadas con la pertenencia a una unidad social y es particular, con la nacionalidad. En resumen, podemos decir que la expresión ciudadanía es usada para indicar no solamente una adhesión a

15

la organización nacional, sino también al estatus que es definido en sus contenidos por los derechos y deberes del ciudadano. Los componentes o fases de la ciudadanía son: a) El componente civil: se identifica con una serie de derechos individuales. b) El componente Político: tiene que ver con el derecho de participación en el ejercicio del poder colectivo; c) El componente social: postula el derecho a ciertos niveles: educativo, salud, bienestar y seguridad. Con la democracia los Derechos Humanos tienen mucho que ver, por cuanto exigen la participación activa de los ciudadanos en los asuntos políticos del Estado. La participación ciudadana en los asuntos públicos es consustancial al régimen democrático y solo una democracia es auspiciadora de derechos.

1.1 Antecedentes históricos de los Derechos Humanos.

Los Derechos Humanos surgen en la sociedad como una necesidad de algunas personas que se sentían excluidas y marginadas al tener menos privilegios que las personas que tenían poder o un puesto alto en la sociedad. Un ejemplo muy claro de esto es el caso de la conquista y la colonización de nuestro territorio por España, donde sus hombres llegaron y esclavizaron a los indígenas, luego trajeron africanos, ya que los consideraban animales por tener un color de piel diferente y porque eran más fuertes. La solidaridad innata de la sociedad permitió que ésta se diera cuenta que algo no estaba bien, lo cual hizo sentir que debería haber ciertas declaraciones que expusieran una igualdad de condiciones
16

entre los seres humanos. Sin embargo, desde antes de toda la historia de la conquista y la evangelización de los pueblos nativos del Nuevo Mundo, la sociedad ya se había dado cuenta que todos teníamos unos derechos innatos los cuales debían ser cumplidos, pero no había ningún mandato que hiciera que los gobernantes de la época los cumplieran con sus súbditos y demás personas de las clases menos favorecidas económicamente, por esto se empezó a pensar en algún tipo de documento en el cual se estipularan cuáles eran los derechos que se debían cumplir sin excepción. El primer documento conocido sobre Derechos Humanos es la Carta Magna, escrita el 15 de junio de 1215, por el rey Juan en Londres. Este documento surgió por el acoso de los problemas sociales y las graves dificultades en la política exterior. La Carta Magna también se puede considerar como el antecedente de las democracias modernas en las cuales el poder del presidente o monarca se ve acotado por un consejo, senado, congreso o asamblea.

Otros escritos sobre Derechos Humanos son:

La Declaración del Buen Pueblo de Virginia (EE.UU), en el año 1776, el cual reconoce que todos los hombres son por naturaleza igualmente libres e independientes y tienen derechos innatos, tales como “el goce de la vida y la libertad y que la libertad de prensa es uno de los grandes baluartes de la libertad y no puede ser restringida jamás”5 .

5

AYALA, Javier Alberto, Fuerzas Militares de Colombia. Curso básico a distancia, Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, Colombia, pag.22.

17

La Declaratoria de Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica, hecha el 4 de Julio de 1776 que establece que los gobiernos están hechos para garantizar a los hombres los derechos inalienables.

La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en Francia el 26 de Agosto de 1789, donde reconoce los siguientes de derechos: libertad, derecho a la propiedad, derecho a la seguridad, derecho de hacer todo aquello que no está prohibido por la ley, derecho a la libre comunicación de pensamientos y de opiniones.

La Declaración de los Derechos del Pueblo Trabajador y Explotado en Rusia, la cual tiene como objetivo principal defender al hombre cuando sus derechos están siendo violados y crear un establecimiento de una organización socialista de la sociedad. 6

El último escrito sobre Derechos Humanos es la Declaración Universal de los Derechos Humanos que fue establecida el 10 de diciembre de 1948 que anexamos al final del trabajo.

Esta declaración debe ser cumplida por todos los Estados, quienes deben hacer sus constituciones teniendo en cuenta todos y cada uno de ellos. Por otra parte, Luis de Sebastián expone que: “en efecto el sistema de derecho natural postula la existencia, previa del conocimiento, de una naturaleza humana que se realiza repetitivamente en cada ser humano.”7 esta naturaleza humana es la que lleva consigo misma unos derechos a la vida, a la libertad, al culto religioso, etc., y unas obligaciones tales como respetar a los padres, adorar a Dios, no hacer daño a nadie, que aunque son elementales, son la base para una sociedad de derecho bien organizada.
6

Ibíd. Pag.22

7

SEBASTIAN, Luis de. De la esclavitud a los derechos humanos, Barcelona: Ariel, La ed. 2000, Pág. 12.

18

A partir de esto, podemos decir que los Derechos Humanos surgen en “(…) el contexto de sociedades divididas en clases en el continente europeo.”8 En un principio los escritos sobre Derechos Humanos aparecen para solucionar conflictos entre el pueblo y el Estado, como en Inglaterra, después en Francia, Estados Unidos y, de ahí en adelante, el resto de los países del mundo.
1.2 ¿Qué son los Derechos Humanos?

Los Derechos Humanos son valores fundamentales con los cuales nacemos y permiten que así pertenezcamos a diferentes naciones y tengamos garantía de la libertad, la igualdad y la justicia, independientemente de nuestra condición cultural, política, económica o social. Estos son estrictamente necesarios para respetar la vida y sus diferentes manifestaciones. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, estos están divididos en grupos según los derechos que se están protegiendo: El primer grupo comprende los artículos 1 y 2, dice que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos”9, estos derechos señalan que no debe haber ninguna discriminación por la raza, color de piel, sexo, idioma, etc. El segundo grupo, contenido en los artículos del 3 al 21, se señala los derechos civiles y políticos de todos los seres humanos, por ejemplo el derecho a la vida, a la libertad, a contraer matrimonio, a la nacionalidad etc. El tercer grupo comprende los artículos del 22 al 27, éstos son los derechos económicos, sociales y culturales como el derecho al trabajo, la seguridad social, la educación y el disfrutar del tiempo libre. En el cuarto grupo se encuentran los artículos del 28 al 30: toda persona tiene derecho a tener un orden social e internacional, en

8

AYALA, Javier Alberto, Cartilla de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario para comandante. Imprenta militar, Santafé de Bogotá D.C, Colombia, Pág. 21
9

Declaración Universal de los derechos humanos, 1948, articulo 1.

19

el cual sus derechos sean cumplidos, también dice que los ciudadanos tienen deberes ante la comunidad. Los Derechos Humanos poseen seis características fundamentales: Son universales ya que todas las personas tienen sus derechos independientemente de cualquier creencia o condición personal. Son indispensables para poder vivir en condiciones dignas como ser humano. Son inherentes porque nacemos con ellos. Son limitados ya que los derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás. Son obligatorios porque si alguien los irrespeta debe ser juzgado. Son integrales porque protegen absolutamente toda nuestra dignidad humana. Los Derechos Humanos, tienen como objetivo realizar una serie de funciones. Como dijimos anteriormente, estos fueron creados frente a la necesidad de mejorar nuestra condición humana, por esta razón los Derechos Humanos contribuyen al desarrollo integral de la persona, ya que estos satisfacen necesidades físicas, espirituales y psicológicas, también ayudan a que el ser humano se vuelva más autónomo, es decir que tenemos derecho a una religión, a la libre opinión, a tomar nuestras propias decisiones frente a la vida. Otra de las funciones es poner ciertos límites cuando hay abusos por parte del Estado, de las fuerzas militares y policiacas, así como la injusticia que cometen los que están al servicio de las instituciones públicas. Y por último, con el fin de facilitar una participación activa y sobresaliente se busca crear canales y actividades donde las personas interactúen.
1.3 Fundamentación filosófica de los Derechos Humanos.

“Son Derechos Humanos en sentido general, aquellos que se atribuyen a todo hombre por el solo hecho de serlo.”10 Con esta frase nos damos cuenta que tenemos derechos por el solo hecho de existir. Los Derechos
10

ARIZA Enzo, Perfiles ético-políticos para una fundamentación filosófica de los Derechos Humanos. Pág.1

20

Humanos

tienen

como

trasfondo

una

base fuerte, que

es

su

fundamentación filosófica, la cual se encuentra en la persona humana, por el solo hecho de ser tal. Existen varias posiciones acerca de cómo fundamentar teóricamente los Derechos Humanos, desde las que hallan razones de su existencia como las que no los aceptan, veamos algunos:
1. No existen los Derechos Humanos. Estos derechos son sólo

ficciones morales que tienen como objetivo formarnos con un criterio que busca ser impersonal cuando se juzgan las acciones humanas, sin que este objetivo se logre en las circunstancias de la vida. Esta postura fundamenta su idea comparando el lenguaje moral de nuestra época con el contenido en el lenguaje moral de la Grecia antigua. En la época griega clásica se dice que la vida humana se desarrollaba con base en unos fines establecidos, que se acompañaban con un concepto funcional de hombre. Este aspecto le daba un soporte y una explicación a las reglas morales de conducta, las cuales debían cumplirse como una forma de alcanzar el télos11 propio del hombre. Una vez definido racionalmente el fin, las normas morales encuentran su fundamentación racional acordes con el fin de vida establecido. La pregunta clave aquí es ésta: ¿Continúa esto siendo así en la modernidad? De acuerdo con lo anterior, en la modernidad se puede decir que la existencia de los Derechos Humanos no es válida ya que el concepto de razón ha cambiado, y esa nueva razón es denominada la razón caída, la cual es incapaz de comprender el verdadero fin del hombre, por lo tanto cualquier proyecto relacionado con el mismo fracaso en su intento de fundamentar normas de derecho. “al no poderse fundamentar

11

Télos: fin: la felicidad en Aristóteles.

21

racionalmente la moral, no puede entonces desprenderse de ella ninguna racionalidad de los Derechos Humanos”12 En conclusión, señala esta postura que la razón caída es subsanada por un emotivismo irracionalista, lo cual lleva a juicios morales que son solo expresión de preferencias, actitudes o sentimientos, los cuales no son verdaderos ni falsos, por ser solo expresiones de sentimientos y actitudes. 2. Si existen los Derechos Humanos. Ellos se derivan de la naturaleza humana o de la razón. Esta es la postura propia del iusnaturalismo, que quiere decir que los derechos se fundan en la naturaleza del hombre, osea, que por el hecho de ser hombre se tienen indubitablemente. No los otorga legislador alguno, sino que se obtienen por el hecho de nacer hombre. El iusnaturalismo dice que estos derechos son inmutables, es decir, no pueden ser cambiados por nada. Los críticos del iusnaturalismo, le preguntan a sus formuladores: ¿Cómo establecer Derechos Humanos de carácter universal a hombres que viven en las sociedades pluralistas ideológicamente, es decir, que por ser plurales tienen distintas concepciones de hombre? Si aceptamos que vivimos en sociedades plurales, como imponerles unos supuestos Derechos Humanos que tengan validez para todas las sociedades, cuando se pueden presentar incompatibilidades entre los derechos universalmente concebidos en normas de contenido explicito y las visiones plurales de hombres y de bien que coexisten en la sociedad moderna. Los críticos del iusnaturalismo dicen que es un error intentar presentar, por ejemplo, como Derechos Humanos universales las exigencias morales de libertad, igualdad y dignidad humana, como lago que deba ser reconocido por las constituciones de las naciones con contextos socio-

12

Óp. Cit, Pág. 4

22

históricos distintos, ya que, según estos críticos, la naturaleza no produce derecho alguno.
3. Si existen los Derechos Humanos y se pueden identificar como

exigencias éticas, nacidas del concepto de dignidad humana. Podemos decir que en realidad los Derechos Humanos no tienen más justificación o fundamentación filosófica que la simple ética y moral humana. Por lo tanto, cualquier daño que se haga a otra persona humana es considerado algo reprochable. Kant expresa que “la persona moral es un fin en sí, más que un simple medio; por lo que entonces resulta inmoral cualquier conducta que pretenda desconocer este valor intrínseco de la dignidad, presente de manera absoluta e indiscriminada en todo ser humano.”13 Esta teoría identifica a los Derechos Humanos con exigencias éticas que emanan de la dignidad humana. Para sus críticos no ofrece una base racional de fundamentación, pues, dicen, apela un concepto que solo se supone, que es el de la dignidad humana, pero que no se lo explica. En consecuencia preguntan: ¿Cómo y por qué los hombres tiene una especial dignidad? Los defensores de esta teoría que fundamenta racionalmente los Derechos Humanos en la dignidad debida al hombre, dicen que todo ser humano debe ser reconocido y como un sujeto autónomo y libre que, como tal, debe ser respetado en su integridad física y moral, al igual que en sus proyectos de vida. Reconocen en la dignidad un valor intrínseco a cada persona, que es la que le genera a los hombres derechos y le impone a los gobernantes y a las demás personas asumirlos y respetarlos.
4. Si existen los Derechos Humanos y son establecidos a lo largo

de la historia por la voluntad del legislador. De esto podemos decir que esta afirmación está errada, ya que los Derechos
13

ARIZA Enzo, Perfiles ético-políticos para una fundamentación filosófica de los Derechos Humanos. Pág. 5

23

Humanos no los establece una persona, sino que como hemos dicho anteriormente el ser humano viene con sus derechos y ninguna persona puede decidir qué derechos le corresponden a cada individuo. Esta posición de que los Derechos Humanos los impone el legislador corresponde al positivismo jurídico, la cual los hace depender de decisiones históricas y no los reconoce como exigencias éticas antes de su reconocimiento jurídico.
5. Sí existen Los Derechos Humanos pero no son universales.

Ésta afirmación se puede explicar desde las posiciones contextualitas que sostienen que la universalidad de los derechos esconde un etnocentrismo occidental, es decir que están concentrados en la raza y la cultura occidental (rezago cultural y económico de toda forma de imperialismo político). Por esta razón, ningún filósofo postmoderno, emotivista, comunitarista, o pragmatista suscribiría jamás una declaración universal de los Derechos Humanos. En otras palabras esta concepción explica que la existencia de estos derechos encuentra su fundamentación no en la razón sino en sentimientos como el amor, la comprensión, la solidaridad de una cultura. Autores contemporáneos como Richard Rorty, por ejemplo, dicen que la validez de los Derechos Humanos depende del consenso a que sobre ellos lleguen las sociedades particularmente consideradas. Los derechos acordados por cada sociedad solo son válidos en cada una de ellas.
6. Sí existen los derechos humanos pero como derechos políticos

que solo pueden ejercerse en comunidad con otros hombres. Esta postura se pregunta ¿a qué hombre es que se refieren esos derechos? Marx entiende que tales derechos se refieren básicamente a un miembro que pertenece a la sociedad burguesa. Este hombre se explica como un ser que viene a ser el hombre por antonomasia, al cual se le conocen sus derechos
24

con el nombre de Derechos Humanos. Por consiguiente, los Derechos Humanos que nos vienen de la Revolución Francesa están muy lejos, dice Marx, de concebir al hombre como un ser genérico y lo que hacen es hacer aparecer la sociedad como algo externo a los individuos, limitándoles su independencia originaria. Por eso, para la teoría marxista, la Revolución Francesa no liberó al hombre de la propiedad privada, sino que le dio la libertad de propiedad. No lo liberó del egoísmo de la empresa capitalista, sino que le dio la libertad de empresa. En la sociedad capitalista solo algunos sectores sociales tiene realmente esta propiedad, mientras que a otros les es negada. De allí que Marx haya dicho que en la sociedad capitalista “ todo hombre encuentra en otros hombres no la realización, sino , por el contrario, la limitación de su libertad, y que le concepto de seguridad, otro de los derechos naturales imprescriptibles del hombre, no haga que la sociedad burguesa se sobreponga a su egoísmo, sino, por el contrario, al aseguramiento de ese egoísmo”14 Los derechos naturales perennes del hombre, desde su promulgación, son para Marx los siguientes: la igualdad, la libertad, la seguridad y la propiedad. ¿En qué consiste la libertad?, se pregunta Marx y responde, según lo entendió la Revoluciona Francesa, es el poder propio del hombre de hacer todo lo que no lesione los derechos del otro. El limite lo fija la ley. Esta forma de entender la libertad, dice Marx, no se basa en la unión del hombre con el hombre, sino, por el contrario, en la separación del hombre con respecto al hombre. Esto es así para Marx porque en la sociedad capitalista que nos viene de la Revolución Francesa, la aplicación práctica del derecho humano de la libertad es el derecho humano de la propiedad. Ahora bien ¿En qué consiste para Marx este derecho? Consiste en el derecho de todo ciudadano a gozar y disponer a
14

MARX, Karl, la cuestión judía, en la sagrada familia, editorial Grijalbo, Medico, 1967.

25

su antojo, de sus bienes, de sus rentas, de los frutos de su trabajo y de su industria. Esto quiere decir que el derecho humano de la propiedad privada es, por tanto, el derecho de quien tiene realmente esa propiedad en su poder para su disfrute. La igualad es para Marx la idea de que todo hombre se considere por igual como una mónada15 atenida así misma. La Constitución francesa de 1795, la definió como la aplicación de la misma ley a todos, tanto como cuando protege como cuando castiga, pero no hace referencia a la igualdad en la tenencia de las condiciones de existencia necesarias para el desarrollo autónomo de los individuos. Por tanto, dice Marx, la igualdad fue concebida allí en un sentido jurídico y no político. La seguridad que pregona la sociedad capitalista es, para Marx, el concepto que indica la confianza y la tranquilidad que exige para que haya garantía a cada uno de sus miembros en la conservación de su persona, de sus derechos y de su propiedad. De lo anterior según Marx se puede concluir que: “(… )Ninguno de los derechos humanos va mas allá de hombre egoísta, del hombre como miembro de la sociedad burguesa, o sea, del individuo replegado en si mismo, en su interés privado y en su arbitrariedad privada, y disociado de la comunidad.”16
7. En nuestra actualidad hay una posición filosófica que pretende

superar el iusnaturalismo, la fundamentación ética de la concepción de dignidad humana, el positivismo y el carácter clasista de los Derechos Humanos. Esta posición la podemos encontrar en Habermas, y consiste en ver los Derechos Humanos desde dos perspectivas, una en torno a su esfera ética y la otra desde el
15

Mónada: Cada una de las sustancias indivisibles, pero de naturaleza distinta, que componen el universo, según el sistema de Leibniz, filósofo y matemático alemán del siglo XVII.
16

Óp. Cit, Pág. 8

26

positivismo jurídico en el cual se busca una fundamentación teórica ayudada de la ética pero con un pluralismo ideológico que no quede en la simple ética sustancial, sino en una ética procedimental, que daría una vigencia trascendente e histórica. Esta posición pretende “darle a los Derechos Humanos no solo validez histórica sino legitimidad filosófica.”17 Es decir, la base racional de los Derechos Humanos sería posible gracias a la lógica del discurso práctico y la ética de la argumentación. Como conclusión de lo anterior podemos decir que: “Tenemos entonces que para la ética del discurso y la lógica de argumentación, los Derechos Humanos son universales porque son susceptibles de ser fundamentados exclusivamente desde el punto de vista moral, lo cual no los despoja, dice Habermas, en absoluto de su calidad jurídica, ni hace de ellos normas morales.”18
1.4

Los Derechos Humanos en la Constitución Política de Colombia (1991).

“(…) el tema de los derechos, porque este constituye la vértebra de lo dogmatico en toda constitución y porque es un resumen de la trayectoria histórica del constitucionalismo como fundamento de la democracia y como expresión de la ideología universal del liberalismo.”19 Lo que nos da a entender esta reflexión, es que los Derechos Humanos son parte fundamental en toda constitución, porque toda especie de estatuto ha intentado proteger la calidad humana de los ciudadanos donde ésta se está ejerciendo. Al pasar del tiempo, se vio la necesidad de establecer la declaración Universal de los Derechos Humanos. En pocas palabras, sin constitución no hay democracia y no habría posibilidad de ideas liberales.
17

Ibíd.Pág.11 Ibíd.Pág.12

18

19

Constitución política de Colombia, Colombia, 1993, editorial panamericana, Pág. 45.

27

La Constitución Política de 1991 en términos generales es conocida como “La norma de normas”20, de la cual surgen o fluyen todas las leyes, disposiciones y reglamentos. Es el complejo engranaje de principios fundamentales básicos de una nación, principios que todos los habitantes deben atacar y respetar para conseguir la armonía social y el bienestar colectivo. A partir de lo anterior es importante decir que un derecho fundamental es aquella facultad básica y primordial que requiere una persona para el desarrollo de su vida, entendida ésta como el pleno y libre desarrollo de su personalidad. En la constitución están consignados los siguientes derechos

fundamentales: “Art 11. El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte. Art 12. Nadie será sometido a desaparición forzada, a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes. Art 13. Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. El Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptara medidas a favor de grupos discriminados o marginados. El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física, o mental, se encuentren en circunstancias de debilidad manifiesta y sancionara los abusos o maltratos que contra ellas se cometan.

20

AYALA, Javier Alberto, Cartilla de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario para comandante. Imprenta militar, Santafé de Bogotá D.C, Colombia, Pág. 87.

28

Art 15. Todas las personas tienes derecho a su intimidad personal y familiar y a su buen nombre, y el estado debe respetarlos y hacerlos respetar. De igual modo, tienen derecho a conocer actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas. En la recolección, tratamiento y circulación de datos se respetaran la libertad y demás garantías consignadas en la constitución. La correspondencia y demás formas de comunicación privada son inviolables. Solo pueden ser interceptadas o registradas mediante orden judicial, en los casos y con las formalidades que establezca la ley. Para efectos tributarios o judiciales y para los casos de inspección, vigilancia e intervención del estado podrá exigirse la presentación de libros de contabilidad y de más documentos privados, en los términos que señale la ley.”21 Los anteriores derechos fundamentales que establece la constitución, contienen los Derechos Humanos universales los cuales están postulados en la declaración de 1948. También es importante mencionar el título II de la constitución política de 1991, el cual hace referencia a los derechos fundamentales, los derechos sociales, económicos y culturales, los derechos colectivos y del ambiente y la protección aplicación de los mismos. Según el profesor Hernando Torres “los derechos fundamentales hacen relación a la vida, la paz, la libertad y la igualdad ante la ley; reconocimiento de la personalidad jurídica, la honra, la intimidad personal y familiar, el buen nombre, el libre desarrollo de la personalidad, la libertad de conciencia, de cultos, de circulación, de escogencia de profesión u oficio y de expresión, de reunión, de asociación y de asilo.”22 Con lo anterior podemos ver que en la constitución se hace mucho énfasis en los derechos fundamentales, ya

21

Constitución política de Colombia de 1991

22

Revista de la Facultad de Derecho Universidad Nacional, Politeia, Numero 16, 1995 Pág. 84

29

que éstos suplen las necesidades básicas tanto morales como físicas de todos los ciudadanos. Por otra parte luego de ésta, la nación empezó a enfrentar cinco importantes retos para superar la crisis en el país, uno de estos retos es “la vigencia efectiva de los Derechos Humanos”. Se considera a este reto algo bastante importante, ya que el cumplimiento de los Derechos Humanos es un prerrequisito para una buena conformación de una nación. “Una democracia donde los Derechos Humanos no tengan vigencia reales es sencillamente una comedia, que no puede denominarse como tal, sin ruborizarse.”23 La Asamblea constituyente que elaboró la Constitución de 1991 tuvo una composición bastante pluralista, con relación a otras del pasado, en donde la política estuvo generalmente controlada por los partidos Liberal y Conservador. Este carácter pluralista: Liberales, Conservadores, M-19, otros grupos de guerrillas reinsertados e indígenas, permitió negociaciones políticas al momento de aprobar los textos de la nueva Constitución y, por ellos fue posible que se diera un NO rotundo a la exclusión social, la intolerancia, las imitaciones a la participación política y a las violaciones a los Derechos Humanos. Los constituyentes creyeron encontrar el Estado social y democrático de derecho, una fórmula política que enriquecida con los aportes del multiculturalismo y del reconocimiento de la diversidad, permitiría poner en marcha ese proyecto histórico de desarrollar una sociedad menos arbitraria y más pluralista, participativa y justa. La Constitución de 1991 ha significado en sus 17 años de existencia un progreso importante en el reconocimiento y la protección judicial de los Derechos Humanos, aunque todavía falta mucho para que podamos decir que en Colombia se ha aclimatado una cultura altamente respetuosa a los Derechos Humanos. La guerrilla, los paramilitares, el narcotráfico y el
23

Ibíd. Pág. 85

30

mismo Estado son violadores de estos derechos, como lo registran a diario los medios de comunicación. Sin embargo, ahí están protegidos teóricamente en nuestra constitución del año 91. Muchas de las promesas de la nueva Constitución han sido incumplidas: el conflicto armado persiste; la violencia homicida, si bien ha tendido a disminuir levemente, se mantiene todavía en niveles intolerantes. Las violaciones a los Derechos Humanos persisten al punto que varias organizaciones e instancias internacionales de Derechos Humanos califican la situación colombiana como una de las más graves del mundo. La impunidad frente al conjunto de los delitos no ha disminuido significativamente, a pesar de las reformas a la justicia y el aumento del gasto público en esta materia. Los indicadores de pobreza también son alarmantes. En lo que respecta a nuestro interés, tenemos que decir que la evolución en materia de Derechos Humanos, la aplicación de la Constitución de 1991 presenta resultados ambiguos y en gran medida desalentadores frente a la intención de los constituyentes de poner en marcha en Colombia un Estado social de derecho pluralista, democrático y respetuoso de los Derechos Humanos. Sin embargo, la Constitución de 1991 implicó un avance jurídico muy importante en materia de Derechos Humanos, al menos por estas razones:
a. La carta de Derechos Humanos de esta Constitución es mucho

más amplia y generosa que aquella de la Constitución de 1886.
b. La constitución de 1991 ha permitido una incorporación del D.I.H. y

de los Derechos Humanos en la práctica jurídica. c. La nueva Constitución no se limitó a incorporar formalmente derechos, sino que diseñó también valiosas acciones judiciales para su protección efectiva, tales como la tutela o las acciones populares.
31

d.

La constitución del 91, en la práctica jurídica ha otorgado a los ciudadanos mecanismos libres para que encuentren respuestas positivas ante los jueces, y en especial ante la corte constitucional, en sus demandas de amparo y protección a sus derechos.

Indudablemente hay un progreso jurídico entre la constitución de 1886 y la de 1991: antes de la Constitución de 1991, las normas de Derechos Humanos prácticamente no tenían ninguna aplicación judicial en nuestro país con contadas, notables excepciones. Los jueces colombianos no conocían ni aplicaban esas disposiciones, como lo mostró una investigación empírica de un grupo de jueces y de la comisión andina de juristas, en su estudio espacios internacionales para la justicia colombiana, Bogotá, comisión andina de juristas, seccional colombiana, 1990, pág. 110. En cambio, al amparo de la constitución de 1991, la justicia constitucional ha sido vigorosa en la protección de los Derechos Humanos, de las personas y de las minorías, así como en el control a los abusos de las autoridades y de los sectores poderosos de la economía y la política. Esto ha llevado a la Corte Constitucional, por ejemplo, a tomar importantes decisiones incluso en términos internacionales, tales como la despenalización del consumo de drogas y la eutanasia, la restricción al uso de los estados de excepción por el presidente de la república y las modificaciones a los planes gubernamentales de salud. La corte también ha protegido los derechos de los estudiantes contra las autoridades educativas, ha tratado de mejorara las condiciones de las cárceles y ha protegido a grupos sociales cuyos reclamos ante los jueces no solían tener éxito, como los sindicalistas, los indígenas, las mujeres, las minorías religiosas, los homosexuales, los vendedores ambulantes, los enfermos de SIDA o los deudores del sistema financiero. Sin embargo, lo cierto es que esos avances jurídicos en el reconocimiento y aplicación judicial de los Derechos Humanos no han tenido una incidencia significativa en el goce efectivo y práctico de estos derechos
32

por los colombianos. Es innegable que Colombia vive una verdadera calamidad humanitaria, como lo muestra la simple lectura de cualquier informe de Derechos Humanos, la continuación de masacres y ejecuciones extrajudiciales, y el ya vergonzoso incremento del desplazamiento forzado en el país.

33

2. SITUACION DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA Generalidades: Colombia infortunadamente sigue destacándose por ser un país violento, ya que nosotros como los principales afectados, no buscamos las posibles soluciones y nos dedicamos a criticar el porqué de toda esta violencia, la cual trae consigo un incremento de asesinatos, desapariciones, secuestros, extorsiones, desigualdad social, índices de desempleo, menor crecimiento económico, injusta distribución del ingreso y de las riquezas, y lo que es más preocupante, la violación de los Derechos Humanos de una manera alarmante. Como decíamos, anteriormente los Derechos Humanos que tenemos los hombres por el sólo hecho de existir como tal, fueron estipulados para ser cumplidos y respetados para nuestro propio bienestar, pero nos damos cuenta que esos derechos definitivamente no están siendo cumplidos ni respetados de ninguna forma. Tal vez se deba al contexto histórico en que vivimos que es tan violento, o quizás se deba a la poca importancia que nosotros, como principales portadores de esos derechos, le damos a la situación. En Colombia el conflicto armado es uno de los principales factores de la violación de los Derechos Humanos, ya que éste tiene una larga historia y una cierta autonomía en relación con los denominados “modelos del socialismo real”. Las guerrillas siguen siendo las protagonistas del mismo, lo que nos muestra la evolución del conflicto político armado en los últimos tiempos. El recurso a las estrategias paramilitares han hecho que de cierta forma el Estado pierda el control de sus fuerzas y de los terribles hechos que éstas ejecutan: asesinatos, aterrorizacion, masacres, desplazamientos masivos de guerrilla, y a veces utilizan métodos

34

terroristas. En las zonas de conflicto el Estado no sólo ha ganado legitimidad sino que la ha perdido. Según el informe de Amnistía internacional sobre Colombia de 1994 es clara la relación entre las violaciones a los Derechos Humanos y el conflicto armado. Este documento relata lo siguiente: (…) su índice de homicidios figura entre los más elevados del mundo. La violencia afecta a todos los sectores de la sociedad colombiana. La mayoría de muertes son consecuencia de delitos sociales y callejeros, pero la violencia por motivos políticos aumenta cada vez más. Las violaciones de Derechos Humanos por parte de agentes del Estado se han producido en el contexto de un conflicto civil entre las fuerzas armadas y numerosos grupos guerrilleros. Los grupos guerrilleros activos en Colombia durante estos últimos años han contribuido a la espiral de violencia con su persistente desprecio por las normas mínimas estipuladas en el derecho internacional humanitario”24. Adicionalmente, el actual contexto internacional de unipolaridad en lo político militar y de multipolaridad en lo económico, sitúa el problema de los Derechos Humanos, como algo prioritario en la agenda internacional. Esto podría ser potenciado de tal manera que contribuyan a encontrar mecanismos que lleven a lograr que la vigencia de los Derechos Humanos sea cada vez menos ficción y cada vez más realidad.
2.1 Violación de los Derechos Humanos en Colombia.

En Colombia se ve día a día cómo los derechos humanos son violados por diversas situaciones y personas. Este año, 2008, se celebra el aniversario de los 60 años de La Declaración Universal de los Derechos Humanos, por esta razón la organización protectora de éstos, “Amnistía Internacional” presentó un informe del estado de los Derechos Humanos en el mundo, en el cual está incluido Colombia. En este informe,

24

Revista de la Facultad de Derecho Universidad Nacional, Politeia, Numero 16, 1995, Pág. 85

35

encontramos datos sobre las violaciones cometidas por parte de la fuerzas de seguridad, los grupos paramilitares y grupos guerrilleros. Fuerzas de Seguridad: en el 2007 fueron víctimas de falsos positivos, 280 personas aproximadamente, en estos casos no se hacían las respectivas investigaciones para encontrar culpables. Este año también se han presentado numerosos casos de personas que son desaparecidas y al poco tiempo aparecen muertas y presentadas como guerrilleros fallecidos en combate por parte del Ejército, esto ha causado un gran malestar tanto en las Fuerzas Armadas como en la población civil ya que no es concebible que una organización que está destinada a proteger los ciudadanos, les viole el derecho a la vida. Grupos paramilitares: el proceso de desmovilización en Colombia fue de aproximadamente 31.000 combatientes de los cuales solo un 10% están aptos para unirse al proceso de justicia y paz. Muchos de estos paramilitares desmovilizados, conformaron pandillas urbanas y otros grupos paramilitares como las “Águilas Negras” y la “Organización Nueva Generación”, mas de 230 homicidios fueron atribuidos a paramilitares tanto desmovilizados como en complicidad con las Fuerzas de Seguridad. Algunos dirigentes paramilitares, decidieron dar a conocer información sobre las personas que habían matado, pero la información dada sobre la identidad de las víctimas y el paradero de los cadáveres, no fue suficiente para llegar al sitio donde se encontraban; sin embargo, entre el 2006 y el 2007, se encontraron mas de 1.100 cuerpos en numerosos territorios. Grupos guerrilleros: otros grupos que siguieron cometiendo abusos contra los Derechos Humanos, son las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Más de 210 homicidios de civiles se atribuyeron a estos grupos, también varias tomas de rehenes en el periodo de 12 meses finalizado en Junio de 2007.

36

En este informe también encontramos datos sobre impunidad, violación contra las mujeres, secuestros y tomas de rehenes y nos muestra el peligro que enfrentan los civiles en nuestro país: Impunidad: este problema en Colombia es bastante serio ya que la mayoría de casos que quedan impunes son los de violación contra Derechos Humanos. En noviembre un capitán del ejército fue detenido por participar en la matanza de ocho personas en la comunidad de Paz en San José de Apartadó, departamento de Antioquia, en febrero de 2005. La Fiscalía General de la Nación aseguró que estos homicidios habían sido cometidos por el Ejército en complicidad con grupos paramilitares. Desde 1997, habían muerto de forma violenta más de 160 miembros de la comunidad de Paz. Por otra parte la Fiscalía General de la Nación, abrió de nuevo las investigaciones sobre 294 homicidios de miembros de la Unión Patriótica que ocurrieron en el año de 1985, los presuntos implicados son grupos paramilitares y las fuerzas de seguridad. Otro caso importante de impunidad es la toma al Palacio de Justicia en 1985, en donde se presentó la desaparición de 11 personas. Recientes investigaciones indican que uno de los implicados en las desapariciones fue el Coronel Alfonso Plazas Vega, quien fue detenido recientemente. En estos casos, podemos ver cómo el Estado esperó mucho tiempo para solucionar estos serios donde es notable la violación de los Derechos Humanos. Aunque el verdadero responsable de esta serie de muertes fue la organización política militar autodenominada movimiento 19 de Abril, M–19, porque practicó una cruenta toma del Palacio de Justicia. Violación contra las mujeres: los abusos sexuales siguieron sometiendo a mujeres y niñas en una forma más de violencia. Los índices de reclutamiento de mujeres y niñas para realizar trabajos sexuales han aumentado y son cometidos por paramilitares y bandas criminales, un
37

ejemplo claro de esto es que en Putumayo asesinaron aproximadamente 5 de estas mujeres. Secuestros y tomas de rehenes: las FARC aseguraron que la muerte de los 12 diputados de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca se había dado por los combates con un grupo armado no identificado, cosa que las autoridades dudan. Por otro lado, la puesta en libertad del representante diplomático de las FARC, Rodrigo Granda, permitió que la comunidad internacional interfiriera más en las conversaciones sobre el intercambio de presos de las FARC por rehenes en manos del grupo guerrillero. Aunque siguieron reduciéndose las cifras de secuestrados, éstas seguían siendo muy elevadas. Los grupos guerrilleros ELN y FARC, fueron responsables del secuestro de aproximadamente 150 personas de las cuales la mayoría estaban relacionadas con el conflicto, y otro número de secuestros fueron atribuidos a bandas criminales; aproximadamente 125 secuestros. No se ha encontrado ningún responsable fijo. Civiles en peligro: la población civil sigue siendo la más afectada por el conflicto, especialmente las personas pertenecientes a comunidades indígenas, afro-descendientes y campesinos. En el período de un año concluido en junio de 2007, al menos 1340 civiles murieron de forma violenta o fueron víctimas de desaparición forzada. Los índices de desplazamiento son de más de 305.000 desplazados en 2007. Afortunadamente y gracias a las acciones que han tomado las fuerzas de seguridad, el índice de desplazamiento ha bajado, ya que en 1985 la cifra era entre tres y cuatro millones de desplazados. UNICEF calculó que en Colombia había aproximadamente 7.000 niños y niñas reclutados por la guerrilla y los paramilitares. Hoy en día tenemos más de tres millones de desplazados. En contraste con lo anterior vemos que en el año 1999 ocurrieron 160 homicidios de los cuales 119 fueron cometidos por las FARC, 22 por el ELN, 1 por el ERP y 18 por las AUC en los departamentos de
38

Cundinamarca, Boyacá y Tolima. También ocurrieron 97 secuestros de los cuales 50 fueron cometidos por las FARC, 9 por el ELN, 2 por el ERP, 1 por el ELP, 2 por las AUC y 33 secuestros más por otros grupos. Por último el terrorismo estuvo presente con una cifra de 16 actos cometidos por las FARC y 1 acto por el ELN. En el año 2000 se cometieron alrededor de 152 homicidios de los cuales 134 fueron atribuidos a las FARC, 9 al ELN y 9 a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en los mismos departamentos. También fueron cometidos 327 secuestros de los cuales 187 pertenecen a las FARC, 23 al ELN, 13 al ERP, 4 a las AUC y 100 a otros grupos guerrilleros no identificados. Por el lado del terrorismo, las FARC fueron responsables de 35 actos terroristas y el ELN de 15 actos. A continuación se presentará un breve resumen sobre la violación a los Derechos Humanos cometidos por parte de grupos paramilitares: La cesación de ataques contra la población civil por parte de grupos armados ilegales, es un requisito indispensable para que se pueda afirmar que en Colombia se está dando el paso hacia la paz y la democracia. Pero la verdadera realidad es ésta: en el país, comunidades enteras siguen viviendo bajo la permanente presión paramilitar; millones de personas soportan diariamente los hostigamientos por parte de estos grupos, son amenazadas, asesinadas, desaparecidas, torturadas, sometidas a violencia sexual, reclutamiento forzado y a otras violaciones a sus Derechos Humanos, sin que el Estado tome las medidas adecuadas para impedirlo. Estas mismas acciones las comente la guerrilla, el narcotráfico y la delincuencia común. No obstante la ley 975 de 2005 de “justicia y paz”, mediante la cual se desmovilizaran los principales capos del paramilitarismo, el Gobierno Nacional no ha exigido a estos grupos la cesación a las violaciones a los Derechos Humanos de la población ni ha controlado los abusos de sus propios agentes. Se sabe que con la entrega y posterior extradición de los
39

principales jefes del paramilitarismo, no se ha acabado del todo este movimiento armado. Otros hombres han asumido su jefatura y como no entregaron todo el armamento, han podido restaurar el aparato militar del paramilitarismo. Estos nuevos grupos, algunos los llaman paramilitares de nueva generación, pero al parecer son la revitalización de los antiguos bajo modalidades de mayor crudeza y criminalidad. Nos concentraremos solamente en el comportamiento de estos grupos en relación con el derecho a la vida. Dejar de cometer asesinatos y desapariciones es, por supuesto, requisito para acceder a los beneficios otorgados por la ley 975 de 2005. El derecho a la vida: entre julio de 2002 y junio de 2007 la comisión colombiana de juristas ha registrado que los paramilitares han asesinado o desaparecido forzadamente por fuerza de combate a 834 personas cada año, en promedio. Es decir, dichos grupos en este periodo han cometido por lo menos 4.174 violaciones al derecho a la vida. En el mismo periodo, según la misma fuente, por lo menos 344 han recibido tratos crueles, inhumanos o degradantes, o han sido víctimas de torturas, y, por lo menos 4.426 personas han sido víctimas cometidas por grupos paramilitares. No obstante, se observa una reducción en los registros de violaciones al derecho a la vida cometidas por grupos paramilitares. En el periodo comprendido entre julio de 2002 y julio de 2003 se registraron 1.600 violaciones al derecho a la vida; mientras que en el periodo comprendido entre julio de 2006 y junio de 2007, se registraron 233 violaciones. La reducción se dio en relación a masacres o asesinatos colectivos, que pasaron de 456 en el año 2002 a cinco registros en el año 2006 – 2007. Esta es una situación que debe valorarse de manera positiva, sin exagerar por ello sus alcances, pues no hay garantías de que no se regrese a la práctica generalizada de masacres. de amenazas

40

En cuanto a los registros de homicidios y de desapariciones forzadas por fuerza de combate, cometidas en forma selectiva, también disminuyeron, pero es una proporción menor que la de las masacres. En el año 2002 – 2003, se registraron 1.144 víctimas de violaciones de esta naturaleza, en tanto que en el periodo 2006 – 2007, se registraron 233 víctimas. Mientras el paramilitarismo no sea efectivamente desmantelado, al igual que la guerrilla, seguirán siendo asesinados numerosas personas por estos grupos y la cantidad de víctimas puede volver a aumentar. Por otra parte según la misma fuente consultada de la Comisión Colombiana de Juristas, mientras se registra esta reducción se ha registrado un aumento casi del doble de muertes y desapariciones causadas en forma directa por agentes estatales por fuerza de combate. En efecto, en el año 2002 – 2003, se registraron 187 víctimas de violaciones al derecho a la vida atribuidas directamente a agentes estatales, mientras que en el año 2006 – 2007, se registraron 287 víctimas. Estas cifras tienden a incrementar en el 2008, con el descubrimiento de desapariciones forzadas y muerte de más personas, especialmente de jóvenes, por parte de fuerzas del Estado que los presentaban al gobierno como resultados positivos en contra de los grupos insurgentes. La situación ha resultado tan vergonzosa para el gobierno a nivel nacional e internacional, que éste se vio obligado a destituir a un grueso número de oficiales del Ejército y la Policía, incluyendo al comandante del Ejército, General Montoya, a quien le aceptaron su renuncia forzada, y a tener que abrir oficinas de reclamos sobre violaciones a los Derechos Humanos en todas las comandancias y cuarteles de la fuerza pública, pues ya se sabe de mas casos de resultados positivos, que son falsos, lo que aumentaría las estadísticas de violaciones al derecho a la vida por parte del Estado. Hay que tener en cuenta además que, adicionalmente, sigue habiendo numerosas muertes y desapariciones forzadas por razones sociopolíticas, por fuera de combate, cuyos presuntos autores genéricos se desconocen. La fuente utilizada para este resumen es la Comisión Colombiana de
41

Juristas, en su libro, Colombia: El espejismo de la justicia y la paz, balance sobre la aplicación de la ley 975 de 2005, Bogotá 2008.
2.2 Posición del Estado Frente a los Derechos Humanos.

“El concepto de Derechos Humanos por consiguiente no excluye a los particulares de la posibilidad de ser responsables de la violación de derechos, sino que por el contrario incluye al Estado dentro de dicha responsabilidad, que por mucho tiempo estuvo negada. Al hacerlo, descubrió que el Estado, a diferencia de los particulares, debe ser doblemente responsable: como eventual violador directo de derechos y como garante que evite o haga reparar la violación de tales derechos.”25 Con la anterior cita vemos cómo el Estado tiene una gran responsabilidad en cuanto al respeto y la vigencia de los Derechos Humanos cosa que no cumple a cabalidad. El hecho de que otras organizaciones al margen de la ley no lo hagan, no significa que el Estado no los esté aplicando y respetando. Por más perfecto que pueda llegar a ser un país, en ninguno es inevitable que haya impunidad o incumplimiento de tales derechos. Esto lo podemos ver en el informe de “Amnistía Internacional” del 2008 donde nos muestra que en todos los países hay violación de Derechos Humanos, ya sea por el Estado, las fuerzas internacionales o grupos al margen de la ley. En los países donde el Estado interviene de una forma plena en cuanto a materia de Derechos Humanos logra el cumplimiento de los más básicos. Pero nos damos cuenta que éste no es el caso de Colombia, donde el Estado y nosotros como ciudadanos evidenciamos un conflicto armado que constantemente realiza amenazas y múltiples violaciones contra los Derechos Humanos, esto es algo que se le sale de las manos al Estado colombiano.
25

A Humanizar. Publicado en Análisis Político, Numero 23, Septiembre a Diciembre de 1994, Revista del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional, Pág. 80

42

Vemos también que la situación política y económica del país impide que el Estado se muestre fortalecido, ya que no hay mucha confianza por parte de la ciudadanía porque no hay un respaldo económico suficiente para subsanar las necesidades de todos y cada uno de los habitantes. Cuando hablamos de necesidades nos referimos a educación, alimentación, salud, seguridad aunque en los últimos años ésta ha mejorado. También se han presentado numerosos errores cometidos por parte de entidades del Estado que son reprochados por todos y se pierde la confianza hacia el Estado y sus fuerzas regulares.
2.3 Razones de la violación de Derechos Humanos en Colombia.

Las violaciones de Derechos Humanos en Colombia son muy diversas y no podemos atribuirle todo al Estado, aunque éste debería hacer más cosas frente a ciertas violaciones. Respecto al derecho de la vida, la libertad y la seguridad no se cumple ya que por las diversas posiciones y opiniones políticas, se han conformado grupos que tratan de defender sus ideales de una forma incorrecta, aplicando la violencia. Frente al derecho que dice que ningún ser humano estará sometido a torturas, penas, tratos crueles, vemos cómo la guerrilla viola notablemente este derecho ya que por diversos motivos, secuestra personas y las somete a torturas y demás tratos denigrantes. Igual, los paramilitares y algunos miembros del Estado. En cuanto a la no intervención en la vida privada y ataques a la reputación, que hace parte del artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los principales responsables de la violación de este derecho son los medios de comunicación y representantes del Estado, ya que éstos muchas veces intervienen en la vida privada de ciertas personas para que su reputación se vea agraviada. Hay muy

43

pocas acciones para este derecho, pero no siempre se aplican con la entereza debida. El derecho a la libertad de opinión y de expresión, se ve violado en nuestro diario vivir. El ejemplo más claro es en un salón de clase donde muchas veces los estudiantes se burlan de las opiniones de algún compañero. Los casos más graves se ven en las desapariciones de personas que tienen una opinión política bastante fuerte por ser de oposición frente al Estado. Muchas de estas violaciones son tomadas como faltas graves a los Derechos Humanos y a la integridad de una persona, y aunque se ven como faltas de respeto, no se toman las medidas necesarias para castigar y reprender a los culpables. Por otra parte, mirando al ser humano en su esencia, podemos decir que es un ser pasional26, y al dejarse llevar por sus pasiones es una persona intolerante, no respeta, quiere que todo sea a su manera y que cualquier decisión que tome no tiene reversa. Por esto podemos decir que hay hombres que piensan y actúan sin hacer uso de la razón, y este tipo de cosas son las que impiden que a la hora de respetar y de seguir una serie de reglas que ya están estipuladas, se guíen por su instinto pasional. Así mismo hay seres humanos que a pesar de tener pasiones no se dejan llevar por ellas, sino que actúan racionalmente, aunque lastimosamente son muy pocas. Todo lo anterior no es justificación para violar los Derechos Humanos que a cada persona le corresponden, pero lastimosamente las personas no son conscientes de esto y simplemente lo hacen sin pensar en las consecuencias negativas que pueden causar en la sociedad civil.

26

Cfr. Thomas Hobbes: Leviatán, sobre los dos postulados de la naturaleza humana: el apetito natural en la que se encierran las pasiones y los acciones son consecuencia de ellas; y la razón.

44

3. DEMOCRACIA, CIUDADANIA Y DERECHOS HUMANOS Generalidades: Para poder llegar a obtener un respeto y una vigencia de los Derechos Humanos es importante mencionar dos conceptos importantes que hacen
45

parte de una nación y como a través de ellos lograr un buen cumplimiento de éstos. Estos conceptos son: ciudadanía y democracia. La ciudadanía es la que permite que las personas tengan acceso a ciertos derechos políticos y económicos reconocidos por la ciudad a la cual pertenecen. Ellos son necesarios que se conserven para poder vivir en comunidad. También se entiende el término como un concepto jurídico desde sus orígenes, el cual tuvo auge hoy en día basándose en el ensayo de T.H Marshall, ciudadanía y clase social en donde la noción de ciudadanía es retomada y en cierta forma replanteada. A esta idea se vinculan los desarrollos recientes sobre la teoría de democracia y sus debidos procesos de democratización y la reflexión sobre el tema de los derechos sociales. Aunque en los últimos tiempos esta idea de ciudadanía fue redescubierta y retomada por la relación que ésta tenía con los problemas de pertenencia y las identidades colectivas, las cuales, estaban acompañadas por una serie de conflictos étnicos y choques entre diferentes culturas. Según Marshall la ciudadanía tiene tres componentes, los cuales son elementos esenciales. Estos tres componentes son el civil, el cual se identifica con una serie de derechos individuales; el político que tiene que ver con el ejercicio del poder en la política como ya todos conocemos y el social, el cual postula el derecho a un nivel de educación, bienestar y seguridad.27 En pocas palabras, podemos decir que la ciudadanía incluye todo lo relacionado con los derechos civiles, políticos y sociales los cuales se determinan por medio de la reflexión.

27

BOVERO, Michelangelo. Una gramática de la democracia. Madrid: editorial Trotta. 2002. Pág.118.

46

Por otro lado, es importante explicar que la democracia es una forma de organización de grupos personales, las cuales buscan un mismo fin y por ende están de acuerdo en la mayoría de decisiones colectivas con los miembros pertenecientes a un grupo social. En una democracia hay participación del pueblo en las decisiones que se toman, en una democracia bien estructurada el gobierno es elegido por el mismo pueblo y éste hace parte de las decisiones en grupo. Con lo anterior nos damos cuenta que mantener una democracia y ciudadanía sana, es más fácil hacer un proceso de culturización en cuanto a los Derechos Humanos y así mismo respetar las formulas políticas que se estipulen para el cumplimiento de los mismos.
3.1 Hacia una cultura ciudadana de los Derechos Humanos.

Claramente en Colombia no hay una cultura en materia de Derechos Humanos ya que muchos de los ciudadanos no saben qué son los Derechos Humanos, cuáles son estos derechos y por qué hay que cumplirlos. En Colombia es importante implementar una campaña de educación, la cual tendría como propósito crear una conciencia ciudadana en pro del respeto de los Derechos Humanos. Para que los Derechos Humanos en Colombia se cumplan, se debe empezar por cada familia colombiana ya que la familia es la base de toda sociedad. La violencia intrafamiliar debe ser abolida por completo y la educación que los papás les dan a los hijos debe ser con base en el respeto de los Derechos Humanos, así mismo los padres también deben tener esta conciencia en la que respeten los Derechos Humanos. Al haber generado cierta conciencia en los Colombianos es más fácil el desarrollo de una sociedad sin violencia en la cual puede que la violación a los Derechos Humanos no se acabe pero por lo menos bajaría notablemente y las mismas personas se encargarían de denunciar hechos atroces contra la dignidad humana.
47

3.2 Fórmulas políticas para el respeto de los Derechos Humanos.

 Una fórmula política que ya está siendo implementada y que se ve bastante prometedora es la conformación de la jefatura de Derechos Humanos en el Ejercito, la Policía, la Fuerza Aérea y la Armada en la cual se pueden presentar denuncias de violaciones a los derechos por parte de funcionarios activos de las Fuerzas Armadas hacia los civiles; cada ocho días se presentará un informe sobre las denuncias puestas y se discutirá sobre esto con el presidente y los demás funcionarios del Estado, esto será trasmitida por televisión para que todos los colombianos sean testigos de que está pasando en el país. Es una lástima que esta medida se haya adoptado por el gobierno nacional cuando ya las violaciones a los Derechos Humanos por parte de algunos agentes del Estado tocaran fondo. Pero bueno, saludamos que por fin se haya aceptado que tales violaciones venían sucediendo. Nuevamente, la evidencia de los hechos parece estar haciendo conciencia en el Estado de que algo grave venía sucediendo en materia de Derechos Humanos con algunos de sus funcionarios.
 Los informes anteriormente mencionados deben ser mandados

a las organizaciones en pro de los Derechos Humanos, como la ONU, la OEA y otras organizaciones no gubernamentales, para que sean estudiados y puedan dar consejos sobre cómo solucionar éstos problemas, esto también ayudaría a tener informes concretos sobre violaciones por parte de organizaciones del Estado que son altamente criticadas en los últimos años.
 Fortalecer el Estado, hacer que los niveles de impunidad bajen

notablemente castigando severamente a los integrantes del Estado que cometan actos en contra de los Derechos Humanos
48

para dar ejemplo de que el Estado está altamente cuidadoso con los Derechos Humanos, así mismo judicializar a cada persona de una forma severa y más aun cuando se presente violación de Derechos Humanos.
 Hacer numerosas campañas de concientización en todo el

territorio nacional para que el respeto de los Derechos Humanos empiece en casa. Empezar desde los jardines infantiles hasta las mismas universidades y proseguir con la campaña por prensa y radio, para generar una cultura de respeto a los Derechos Humanos.

4. CONCLUSIONES
 La violación de los derechos humanos por parte de organizaciones

privadas no justifica al Estado, sino que por el contrario lo hace incurrir en incumplimiento de su obligación de garantizar la vida, honra, bienes y demás derechos de las personas.
 El Estado y la sociedad civil colombiana respeta y protege los

Derechos Humanos y tiene leyes establecidas para el cumplimiento de todos y cada uno de ellos.
 La violación de algunos Derechos Humanos perpetrados por

grupos al margen de la ley, se les sale de las manos al Estado. Sin
49

embargo, éste debe buscar estrategias para que estos derechos no se vean violados.  En Colombia los Derechos Humanos se están aplicando pero ésta aplicación no asegura el debido cumplimiento de ellos.  Los Derechos Humanos más violados están relacionados con el conflicto armado colombiano.
 Tener clara la fundamentación filosófica es una ayuda para

respetar los Derechos Humanos y así mismo cumplirlos.

Anexo: Declaración Universal de los Derechos Humanos 1948. “El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo texto completo figura en las páginas siguientes. Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera "distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios.” A continuación transcribiremos el texto completo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
50

Preámbulo Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana; Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias; Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión; Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones; Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad; Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;
51

La Asamblea General Proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción. Artículo 1 Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Artículo 2 1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. 2. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía. Artículo 3 Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
52

Artículo 4 Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas. Artículo 5 Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Artículo 6 Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Artículo 7 Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación. Artículo 8 Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley. Artículo 9 Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado. Artículo 10
53

Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal. Artículo 11 1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa. 2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito. Artículo 12 Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques. Artículo 13 1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. 2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país. Artículo 14

54

1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país. 2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas. Artículo 15 1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad. 2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

Artículo 16 1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio. 2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio. 3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. Artículo 17 1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente. 2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.
55

Artículo 18 Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Artículo 19 Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. Artículo 20 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas. 2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación. Artículo 21 1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos. 2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. 3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.
56

Artículo 22 Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Artículo 23 1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo. 2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual. 3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social. 4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses. Artículo 24 Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.
57

Artículo 25 1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad. 2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social. Artículo 26 1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos. 2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz. 3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos. Artículo 27
58

1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten. 2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

Artículo 28 Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos. Artículo 29 1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad. 2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática. 3. Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas. Artículo 30 Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para
59

emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.”28

BIBLIOGRAFÍA
A Humanizar. Publicado en revista: Análisis Político, Numero 23, Septiembre a Diciembre de 1994, Revista del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional Amnistía Internacional. Estado de los Derechos Humanos en el mundo. 2008.

ARIZA DE ÁVILA, Enzo. Perfiles Ético políticos para una fundamentación filosófica de los Derechos Humanos. Bogotá: Universidad de La Salle. Facultad de Filosofía y Humanidades. 2007.
AYALA, Javier Alberto, Cartilla de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario para comandante. Imprenta militar, Santafé de Bogotá D.C, Colombia. BOVERO, Michelangelo. Una gramática de la democracia. Madrid: editorial Trotta. 2002.

Constitución Política de Colombia, 1991. Curso Básico a distancia. Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. Ejército Militar de Colombia.
Epitafio de los Inocentes. Tercera compilación de infracciones graves al Derecho Internacional Humanitario y violaciones a los Derechos Fundamentales. Oficina de Derechos Humanos. Quinta División. Ejército Nacional de Colombia. 1999 – 2000.

MALDONADO, Carlos E. Hacia una Fundamentación Filosófica de los Derechos Humanos. Colombia: ESAP-centro de publicaciones, 1994. POGGE, Thomas. La pobreza en el mundo y los Derechos Humanos. España: Paidós, 2001. SEBASTIÁN, de Luis. De la Esclavitud a los Derechos Humanos. Barcelona: Ariel, 2000. TORRES, Hernando. Politeía: Revista de la facultad de derecho de la Universidad Nacional, número 16 de 1995.
28

http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm

60

ZULETA, Estanislao. COLOMBIA: Violencia, Democracia y Derechos Humanos. Internet: http://209.85.165.104/search? q=cache:RGouOZKKOiQJ:www.mininteriorjusticia.gov.co/adminFiles/R EVISTA%252017-20.pdf+derechos+humanos+ %2B+constitucion+colombiana+91&hl=es&ct=clnk&cd=4&gl=co&client =firefox-a

61

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->