Está en la página 1de 1

Te quiero

Me basta mirarte para saber que con vos me voy a empapar el alma.
Julio Cortzar Rayuela.

Te quiero como para disfrutar de sonrisas tontas, de un caf o fresas al medio da, o como para vivir
una vida juntos.
Te quiero como la rosa de los vientos, desde el norte hasta el sur, del este al oeste. Te quiero libre y
con alas para volar como te encanta hacerlo.
Te quiero para envolverme en la fragilidad de tus ojos y la delicia de tu sonrisa. Te quiero no s
cunto, solo s que ms que ayer y menos que maana.
Te quiero como el agua que renueva mi ser desde adentro y me hace sonrer con tanta pasin. Te
quiero con locura, la cual para mi es la nica forma sensata de querer.
Te quiero as de espontanea, de nica de especial. Te quiero para vivir hombro a hombro una vida
llena de puentes y caminos que cruzar.
Te quiero porque el universo no me dio un regalo ms grande que haberte puesto en mi camino.
Te quiero con cada molcula que vive en m y con cada deslice de mi pluma.
Te quiero, aunque la gramtica y el lenguaje no me de las palabras para describirlo.
Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes que caminos juntos.
Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas.
Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles.
Te quiero como para ir contigo a los lugares que ms frecuento, y contarte que es ah donde me
siento a pensar en ti, a escribir de ti y a sucumbirme en tus infinitos deleites.
Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche y que su armona me relaje hasta entregarme a
Morfeo
Te quiero como para no dejarte ir jams y si te dejo ir ir tras tuyo a cuidarte.
Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrs.
Te quiero como para esperarte, porque tu sonrisa y tu mirada se vuelven el perfecto alimento a mi
alma. Ese que no admite dudas, que no cruza los brazos. Que no se sujeta al tiempo ni se rinde al
fracaso.
Te quiero aunque la espera sea larga para verte y deleitarme en ti, no s qu ms decir, no hay
palabras, ni filosofas bananales, solo te quiero...