Está en la página 1de 1

UN ENFERMO DE SIDA EN UN ESTADIO AVANZADO DE LA

ENFERMEDAD MIRA SU CUERPO EN UN ESPEJO.

No soy uno.
Antes de la cirugía. La radioterapia. La crioterapia con nitrógeno líquido.
La escleroterapia con tetradecyl-sulfato de sodio e inyecciones
intralesionales de diferentes compuestos. Era uno. Antes.
Ahora. Kaposi. Casposo. Sarcoma. Coma. Cómete un sarcoma de kaposi
cuando casques la carcasa.
Sarcoma. De kaposi. Cacofónico. Estridente.
Chupa el kaposi casposo. Sarcoma Melapolla.
Disociado. Disonante. La imagen que soy. Y la imagen que era. No casan.
Antes de la cirugía, la radioterapia, la crioterapia con nitrógeno líquido y la
escleroterapia. No rima.
Sarcoma. De kaposi. Sarcomariconazo.
Rojo. Azulado. Dentro y fuera. Dentro y fuera. Dentro y fuera.
Viena. 1872. El doctor M punto Kapositorio diagnósticó por primera vez el
monstruo. Sarpullido kaput. En 1872 alguien define lo que soy. Después,
cáspita, carraspea y, comedido, sacude su decapitada sartén carcomida por
la recóndita capacidad de depositar sarcásticamente sarcomas de kaposi.
Capullo. Mierda ahora. Mierda antes. Otro tipo de mierda.
Un cuerpo colgado a una neoplasia. Es lo que hay. Alguien que pende de
una mancha en la piel. Don Kaposi del sarcoma. El camino más directo al
sarcófago. El extraño caso del doctor Sarcoma y Mister Kaposi.
Tengo un sarcoma de kaposi. Joder, qué susto. Pensé que tenías SIDA.
.........................................................................................................................

No existe lo que no se nombra. Existe lo que ves.