Está en la página 1de 2

YO Y DIOS

PRESENCIA DE DIOS

Me hago presente ante Dios Padre, que por Amor llama al universo entero
a participar de su Plan de Salvación para todos. Pero además, me llama a
mí, con mi nombre y apellido. Tengo pues un puesto específico, un lugar
en ese Plan de Dios. Puedo sentirme seguro y confiado porque en esta
misión no me deja sólo. El viene conmigo.

PETICIÓN.

Que me sienta llamado por Dios de forma personal, que le oiga pronunciar
mi nombre. De esta forma podré hacerme cada vez más transparente allí
donde esté, para dejar que él aparezca a través de mi vida.

MEDITACIÓN

El amor personal Isaías 43, 1-7 Te he llamado por tu


nombre
de Dios por mí Isaías 49, 1-6 Desde el seno materno
te formé
Juan 21, 15-17 El también quiere que yo le
ame

El me conoce Salmo 8 ¡qué admirable es tu


nombre!
y me acompaña Juan 14, 1-14 El amor de Dios
Juan 15, 12-17 “como yo os
amé”

Mi historia personal Romanos 8, 28-39 “a los llamados según


su designio”
Repasa tu vida, tu historia personal y vete mirando la presencia de Dios en
ella, incluso en aquellos acontecimientos negativos que te entristecen.

ORACIÓN FINAL

Al terminar tu rato de Oración

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu nombre,

venga a nosotros tu reino,

hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.

perdona nuestras ofensas

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

Amén