Está en la página 1de 561

Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

HISTORIA DE ALTO PARANÁ

HOMENAJE A CIUDAD PRESIDENTE


STROESSNER POR SU 50 ANIVERSARIO
03/02/1957 – 03/02/2007

______________________________________
FORMACIONES DE LOS
PUEBLOS DEL PARANÁ

Fidel Miranda Silva


Licenciado en Historia y Letras

Enero del año 2007


Ciudad del Este – Alto Paraná Paraguay

fmirandasilva@gmail.com Tel. (061) 501-395 (0983) 509-561

Página 1
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Queda hecho el depósito legal y reservado los derechos intelectuales del autor, conforme a la Ley

© Reservados todos los derechos del autor.

© Reservado el derecho de Edición.

© Reservados todos los derechos de los gráficos.

© Reservados todos los derechos de las fotografías.

© Fidel Miranda Silva.

© Edición año 2007

Edición, diagramación, fotografía, diseño, recopilación, investigación, entrevistas,


realizada por:

Fidel Miranda Silva

Colaboración especial de:

Luís Manuel Arguello Dúo

Apoyo permanente de:

Justino González.

Corrección:

Pedro Rolón Añazco


Lic. en Letras, egresado de la Facultad de Filosofía (UNE)

Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos Fidel Miranda Silva


Enero – 2007
Página 2
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

América meridional y sus principales partes, cartografía diseñada en el año 1694. Podemos notar el
amplio litoral marítimo que disponía el Guairá o Provincia Gigante de las Indias, hoy Paraguay.

Página 3
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Todos los derechos de esta obra, ha quedado anotado en el Registro Nacional del derecho
intelectual del autor para lo que hubiere lugar en derecho.

Fidel Miranda Silva:


Nació en Puerto Tacurupucú, (Hernandarias) el 21 de abril de 1958.

Estudios:
Primario:
Escuela graduada número 273 Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Hernandarias.

Títulos obtenidos:

 Estudios Básicos en el Liceo Gustavo Stroessner en la ciudad de Pedro Juan Caballero.


 Bachillerato Humanístico, Centro Regional de Educación (4º curso) Pedro Juan Caballero.
5º y 6º curso, Colegio Santa Rita, Ciudad del Este.

 Lic. en HISTORIA, Facultad de Filosofía (Universidad Nacional del Este)


 Lic. en LETRAS, Facultad de Filosofía (Universidad Nacional del Este)

 Participación en Jornada sobre educación “EDUCACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS”


Segundo Congreso Iberoamericano de Educa Red. Buenos Aires (Argentina) 2005

 Disertación sobre Historia: invitado, en el Congreso de Universidades del Paraguay,


realizado en Pilar. 1 al 3 de septiembre de 2005.

Obras editadas por el mismo autor


 ―Asunción fue fundada por Juan de Ayolas en 1536‖
 ―El Poder está en Usted‖
 Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Obra terminada próximo a editar


 ―Historia General, anexo Historia de Paraguay‖

Obra en preparación

 Minero rekové. Novela basada en la época de los yerbales de el Alto Paraná

Es una producción de Sancho´s Libros


TEL (061) 501-395 (0983) 509-561 Ciudad del Este – Alto Paraná Paraguay
Página 4
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

PRÓLOGO

El historiador debe ser verdadero y puntual, nada de apasionado, ni el interés ni el miedo, el


rencor ni la afición, les hagan torcer el camino de la verdad. Cuya madre es la Historia, émula
del tiempo, depósito de las acciones, testigo del pasado, ejemplo y aviso del presente,
advertencia de lo porvenir.

El tiempo es testigo implacable en la vida del hombre, registra paso a paso su andar por la faz
de la tierra, se encarga de traer a la memoria del mismo, acontecimientos que han marcado
pautas en la vida de sus congéneres. Consecuentemente, el hombre del presente se siente
obligado a socavar su pasado, para encontrar su raíz, hurgar en ella, traer al presente, analizar,
capitalizar sobre los logros y las hazañas, desechando sus errores. A partir de ahí proyectar su
futuro en pos de una nación más humana, sensible y humilde, en beneficio de sus proles,
quienes estarán pendientes, de lo que nosotros los mayores hagamos en pos de ellos.

Se ha dicho varias veces, que el hombre debe conocer su raíz, porque aquel que no conoce la
misma, no se conoce a sí mismo y se siente un paria sin una identidad como nación. Es
justamente lo que hace la Historia, se encarga de narrar los hechos más próximos a la verdad.
Demanda sacrificio, investigación, capacidad e imparcialidad. La Historia es la ciencia madre
de todas las ciencias, quien lo plasma como tal, fenómenos y acontecimientos protagonizados
por el hombre y por la fuerza de la inercia de la propia naturaleza.

“Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos”, nace por una necesidad de consustanciarse
su pueblo con su historia. La nación de esta vasta región, ha conformado la historia más rica
del territorio paraguayo. Aquí, ésta tierra roja, dio inicio a la Historia del Paraguay y de los
paraguayos. El rumoroso Paraná, siegue siendo el único testigo del tiempo, que aun ruge por la
sangre derramada de sus hijos en la selva del Mensú. Otrora selva tropical, ha quedado como
un fantasma en la sombra y pesadilla en el sueño del recuerdo de los que aun quedan y
recuerdan las vivencias del pasado. Con nostalgia e impotencia, para revertir ―la acción
civilizadora que ha traído prosperidad‖ a los hombres del siglo XXI.

La selva, el yerbal, el clima, los manantiales, la flora y la fauna en general, ha quedo solamente
en el recuerdo. Los jóvenes de este siglo, no tienen ni la más mínima idea de lo que fue otrora
selva virgen de Alto Paraná. Este libro, servirá por lo menos para que ellos sepan cómo han
vivido sus ancestros.

Notoriamente resalta a través de la historia, que aquellos han sido los primeros nativos quienes
poblaron, labraron y cultivaron esta bendita tierra guaraní. Las páginas de este material, trata
de anotar minuciosamente el andar mbegüemí y silencioso del arriero altoparanacero, quien
consagró con su sangre y su vida los vejámenes, soportando la esclavitud de la época del
mensú, impuesta por los legionarios vendepatrias en complacencia con los aliados. Ellos han
abandonado la tierra que les vio nacer luego han vuelto como buitres carroñeros, a dilapidar de
lo poco que quedó después de la hecatombe del 70.

Página 5
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La nación paraguaya, ha demostrado desde los albores de su existencia, que no le aplacará la


codicia ni la avaricia de los imperialistas, y resurgió de las cenizas como el ave Fénix. Alto
Paraná abriga en su entraña, recuerdos que enlutaron a la familia de los aborígenes y de los
paraguayos, a cambio del robo implacable de los recursos naturales, inclusive a sus hombres, a
cargo de las ―banderas‖ de los Braganzas, diezmando el pueblo de la nación paraguaya, que
hasta hoy, sigue creando escozor en los umbrales de sus puertas.

Domingo Martínez de Irala, primer Gobernador del Paraguay, se ha ocupado por esta zona,
vino a dialogar con los nativos, para buscar la paz entre etnias de la misma cultura.
Hernandarias primer Gobernador criollo, ha incursionado por estos lugares, trayendo refuerzos
a los nativos contra las banderas del Imperio, que acosaba constantemente al pueblo del
Paraná. Xeria, Gobernador del Paraguay, quien había ordenado el cese de la esclavitud de las
encomiendas, ha venido al Paraná a enterarse personalmente de los pueblos de esta zona.

Agustín Fernando de Pinedo, Gobernador, quien desalojó a los portugueses de la ocupación del
territorio de Ygatymí. El Dr. Francia ha poblado la mismaza Villa y fortificado la frontera
paraguaya. Don Carlos Antonio López, ha construido caminos a lo largo de la ribera del
Paraná, para marcar presencia en el Este del País. De los cuales informó al Congreso de la
Nación Paraguaya el 14 de marzo del año 1857.

Mariscal José Félix Estigarribia, preocupado por la selva e inhóspita tierra guaraní, ha
realizado proyectos e inclusive préstamos para apertura de caminos desde Asunción al Paraná.
Higinio Morínigo, ha llegado personalmente por estos lugares, a Itakyry, luego Hernandarias,
en primer lugar para ver ―in situ‖ la vivencia del pueblo del Paraná, ha expropiado las tierras
de los latifundistas, para que en ella se asienten los Distritos respectivos.

Finalmente el General Alfredo Stroessner, presidente de la República del Paraguay, ordenó la


fundación de una ciudad a orilla del Paraná, con todos los rigores de la Ley, que demandaría la
administración de un pueblo. Edgar L. Insfrán, fue el artífice de la iniciativa, una vez realizada
la tarea, elige a un hombre de ley, para encomendarle la conducción de la administración de la
incipiente ―ciudad‖. El señor Noel Lefebvre, quien se había desempeñado primeramente como
Habilitado de la Industrial Paraguaya, en Itakyry y posteriormente Delegado de Gobierno de
Alto Paraná, con asiento en el mismo pueblo, desde el año 1949 a 1959, terminando en
Presidente Franco. Desde ahí, vino a Presidente Stroessner a asumir el cargo de administrador
de la ciudad.

Fidel Miranda Silva


“Historiador y Licenciado en Letras”

Página 6
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Capítulo I

Alto Paraná del último cuarto del siglo XX y principio del XXI

Página 7
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Espacio
1

Publicidad 1

Página 8
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

INTROSPECTIVA HISTÓRICA DE ALTO PARANÁ

Para referirnos de una región geográfica, será primordial, enfocar desde una introspectiva
histórica y del contorno geográfico que hace a la zona como tal. Alto Paraná, dentro de la
historia, trasciende más allá de sus fronteras, por la ubicación geográfica. Lo ha identificado su
exuberante bosque, la abundancia de sus plantaciones naturales, de la yerbamate, el palmito,
sus habitantes naturales de diferentes etnias, los ríos Acaray, Monday y su rumoroso río que
lleva su mismo nombre.

Este río, fue bautizado como Parãrã Güazú por los guaraníes, previa a la ―conquista española‖,
que a su vez ellos han transmitido a los que llegaron con Juan Díaz de Solís, por primera vez
en el año 1512. En la segunda incursión, 1516, cuando llegó al estuario del río de la Plata, ellos
le mataron. En su primer viaje, ingresó en el Río de la Plata. Volvió a España, y cuando vino
por segunda vez, ya no pudo volver para contar acerca de estos parajes. Fue muerto, pocas
leguas del mar. Posteriormente fue conocido como el río de Solís, pero quedó definitivamente
con el nombre de Parãrã.

Según la mitología guaraní, Parãrã, significa ―el rumoroso ruido que hace el agua, con su
torrente cause‖ y se pronunciaba ―Parãrã‖ de ahí que a Asunción, se denominaba, en guaraní,
―parãrã-güa-ŷ‖ que significa ―parãrã‖ ruido, ―güa‖ lugar y ―ŷ‖ agua. El gentilicio de los
asunceños para los nativos era ―Parãrãgüã-ŷ-guá‖, este término se fue transmitiendo de
generación a generación. Los españoles, no podían pronunciar el término Parãrã-güã-y, y
pronunciaron Paraguai, de ahí quedó en Paraguay, que dio origen al nombre de nuestro país.

El río Paraná

Paraná, río de Sudamérica que nace al sur de Brasil, en la confluencia de los ríos Grande y
Paranaíba. En su tramo inicial fluye en dirección suroeste atravesando el borde oriental del
estado de Mato Grosso del Sur, tras el cual sirve de frontera entre Brasil y Paraguay,
actualmente, porque desde la época de la conquista y la Colonia, había pertenecido a la
Provincia Gigante de las Indias. Siempre ha sido de Paraguay, hasta arrebatarnos aquellos que
quisieron aniquilarnos como nación. El río se desvía hacia el oeste, constituyendo la frontera
entre Paraguay y Argentina, también en la actualidad, que sucedió lo mismo con lo que nos
pasó hacía el Norte con el Brasil, hasta su confluencia con el río Paraguay. A continuación,
fluye hacia el Sur y al Este a través de Argentina hasta el Río de la Plata, por donde desemboca
en el Océano Atlántico.

Página 9
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Río Paraná

Paraguay

Brasil

Fotografía tomada en el año 1.970 Itaipyte. Este es el lugar


(Gentileza del Museo Tacurupucú – Leslie Villanueva) donde se construiría Itaipú

El río tiene una longitud aproximada de 3.940 Kms.; de los cuales uno 1.610 Kms. son
navegables. El encuentro del río Paraná y el Paraguay juntamente con el río Uruguay y los
demás ríos que desembocan en ellos, conforman la cuenca del Plata. Uno de los principales
sistemas hidrográficos de América del Sur, con una superficie de 3,1 millones de km2, sólo
superada por la cuenca del Amazonas. Su majestuoso caudal permite en sus amplias zonas
ribereñas una variada vegetación, que va desde las formaciones naturales de selvas hasta las
llanuras pampeanas. Su desembocadura en el Atlántico, genera un delta en crecimiento
constante, donde se cultivan cítricos y se desarrollan industrias madereras y la actividad
turística. El Paraná descarga en el Río de la Plata una media de 17,3 millones de litros por
segundo.

El Río Paraná, no es navegable en su totalidad, es uno de los ríos más caudaloso del mundo,
comparado con los ríos más grandes de Europa, según lo describe don Félix de Azara en su
libro “Biblioteca Paraguaya, descripciones histórica del Paraguay y del Río de la Plata”. La

Página 10
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

navegabilidad, estaba obstaculizada por los grandes arrecifes y sus grandes saltos, conocido
como ―Salto de Canendiyú‖ se le dio ese nombre porque el cacique de la zona así se llamaba.
Éste fue encontrado por los españoles en la zona. También se le conocía como ―Salto del
Guairá‖, por estar ubicado en las inmediaciones de la provincia con ese nombre, en el paralelo
24º 4‖ 27‘ de latitud Sur. Las caídas de las aguas, eran dignos de observar y admirar. Dice
Félix de Azara, que sería maravilloso que los poetas de la época antigua, como Virgilio y
Homero, pudiesen describir en su esplendor. La anchura de la desembocadura era de una 4.900
varas, uno 4.000 mts. de una orilla a la otra. Las turbulencias de las olas, producidas por la
caída de los saltos, hasta uno cien kilómetros y un poco más de longitud, ondulaban hasta uno
6 metros de altura, por lo menos, así llegaba la corriente, hasta encontrarse con el Yguazú. Las
ondulaciones, hacían dificultosas la navegación.

En su cauce más abajo, en la ciudad de Hernandarias se construyó la monumental represa de


Itaipú, capaz de generar 12.600.000 KV hora, de electricidad, y la de Yacyretá, que se
encuentra al Sur del Departamento, en Ayolas Itapúa, con 4.050.000 KV hora, instalados en
pleno funcionamiento.
De esta manera se forma el valle de Alto Paraná. Geográficamente abarca de Norte a Sur, en
una extensión de 400 Km., aproximadamente. Formando la cuenca del río, del mismo nombre.
La región del gran Alto Paraná, desde el Salto del Guairá antiguamente, hoy, anegado baja las
aguas del mismo nombre. Su extensión es mayor de lo que describe la estadística, por el gran
lago de Itaipú que se extiende más allá del Guiara. Al Sur llega hasta Pilar, capital de
Ñeenbucú
Confluencia de los ríos Paraná y Paraguay

La imagen muestra el
punto en que los ríos
Paraguay Paraguay y Paraná se
encuentran, el más
Paraguay
claro es el Paraguay,
vierte sus aguas en el
río Paraná, que
Pilar aparece con una
tonalidad rojiza. El
lugar en el que
confluyen ambos cursos
fluviales marca el punto
de unión entre los
territorios de las
repúblicas de Paraguay
(concretamente el
Rca. Argentina departamento de
Ñeembucú) y Argentina
(provincias de Chaco y
Corrientes).

Página 11
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Contexto histórico de Alto Paraná


Antes de adentrarnos a la forma de vida de los que habitaban el Alto Paraná, previa a la
conformación de las divisiones políticas departamentales del país. Sería interesante hacer una
introducción, desde el punto de vista histórico de la región.

El cercenamiento que sufrió nuestra geografía guaraní o Provincia Gigante de las Indias, desde
la famosa Cédula Real del 16 de diciembre de 1617, separando del Paraguay el gobierno del
Río de la Plata, juntamente con él, las ciudades de Buenos Aires, Santa Fe, San Juan de Veras
de las Siete Corrientes y Concepción del Bermejo. Dejando al Paraguay con el título de Guairá
o Ciudad Real, Villa Rica y Jerez, con la gobernación en Asunción. Este decreto, no entró en
vigencia sino hasta el 21 de octubre de año 1621, cuando el Gobernador Frias, tomó el mando
de la gobernación.

La referida Cédula afectó también nuestro litoral marítimo, que había servido con tanta
facilidad, para comunicarnos con el mundo exterior y ayudar a los que llegaban desde el otro
lado del Atlántico. A aquellos que venían a la búsqueda del camino de la Sierra del Plata, y
posteriormente colonizar juntamente con los nativos. Ellos, fueron los que les guiaron a los
europeos. Una vez en convivencia pacífica entre uno y otro pueblo. Los europeos, se dejaron
guiar por los aborígenes, inicialmente. Los guaraníes, conocían el continente palmo a palmo.
Los ―Conquistadores‖ y los propios paraguayos, aquellos que se interesaron por conocer más
cerca de nuestra historia, comenzaron a investigar el modo de vida de los nativos en el Guairá,
o provincia gigante de las Indias, desde la época precolonial.

Alguno historiadores e investigadores, como el caso del suizo Moisés Santiago Bertoni, que
visitó y vivió nuestro país hasta su muerte, en el año 1929 en el puerto que lleva su mismo
nombre, a orilla del río Paraná. Estudió nuestra toponimia, nuestras costumbres y en especial,
dio mayor énfasis a la etnobotánica, y al comportamiento de la naturaleza; llegó al Paraguay en
el año 1887 y se radicó en Alto Paraná en el año 1889, con toda su familia. En uno de sus
libros, referente al estudio de la cultura guaraní, menciona que los indios guaraníes, tenían un
profundo conocimiento de la botánica. Además, refiere que, para mantener la ruta de viaje, sin
que los arbustos cubrieran esos caminos que les servían para llegar desde el Atlántico hasta las
Cordilleras de los Andes y luego al Pacífico, lo hacían, plantando gramíneas en las picadas
abiertas por ellos.

Tape ravirú

Plantaban una gramíneas, conocida en la lengua vernácula por los nativos y por nosotros
mismos con el nombre de ―taha taha‖, especie de pequeñas plantas (una de ellas) con hojas en
redondeles que alcanzan un poco más de un centímetro de diámetro. De pequeñas alturas, que
no pasaban más de uno veinte centímetros. Éstas, plantaban en las picadas abiertas por ellos.
En distancias de a cinco leguas aproximadamente, y a poco tiempo llegaban a cubrir en su
totalidad los espacios abiertos por los aborígenes. Quedaba como unas alfombras. El ancho de
esta ruta era aproximadamente de 3 metros. La medida en la época era ―el pie‖ (un pie, 30 cm.)
y ―la palma de la mano‖ (un palmo, 25 cm.), la Historia hace referencia de 9 pies de ancho.

Página 12
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Aproximadamente. A través del tiempo, se marchitaban algunas hojas y ramas caídas, en toda
la extensión del camino; por el uso frecuente de los nativos y después por los europeos, que
según varios historiadores, llegaban desde el Atlántico hasta las Cordilleras de los Andes, e
incluso hasta el Océano Pacífico. Los españoles que posteriormente usaron este mismo
camino, en compañía de los nativos, se enteraron del nombre con que se conocía. Era el
famoso ―tapè ravirú o tapé avirú‖, haciendo referencia a las hojas secas que quedaban al paso
de los mismos, por las carreteras usadas por ellos. Según Lozano, también fue el camino
utilizado por el segundo Adelantado Álvar Núñez Cabeza de Vaca, para llegar a Asunción.

Esta es la Catarata del Yguazú, ubicada en la región del antiguo Alto Paraná, descubierta por el segundo Adelantado, Álvar
Núñez Cabeza de Vaca. Fue propiedad de la República del Paraguay. Actualmente el río de referencia, sirve como divisoria
entre la República Federativa del Brasil y la República Argentina. Es uno de los más grandes atractivos turísticos, de la región.

Debemos tener en cuenta que, el camino utilizado por los nativos, era para llegar al famoso
mba´e verá guasú. En busca de la tierra sin mal que traducido al guaraní, es el ―Yby
maraverã‘y‖. Esta ruta comenzaba en Santa Catalina, en frente de la isla de Yuru mirí. Venían
en forma perpendicular hasta el Yguazú (fotografía más arriba) bordeaban este río.

Alguno historiadores dicen que primeramente los cruzaban, y luego venían en forma paralela,
hasta llegar al rió Paraná, y salían entre los ríos Monday y el Acaray, desde ahí, rumbeaban
hacia el Norte, cruzando por San Pedro, hasta llegar a las Cordilleras del Mbaracayú,
aproximadamente hasta la altura del paralelo 21º de latitud Norte, luego cruzaban por el
Página 13
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Chaco, para llegar al ―Alto Perú‖ de la época, hoy, Bolivia. Luego, se dirigían hacia las
Cordilleras de los Andes, cruzando por Chuquisaca y Potosí, donde era el destino de los
―Conquistadores‖, y los nativos pasaban de largo hasta llegar al Océano Pacífico.

Referimos esta ruta, para ilustrar al lector, que los europeos, necesariamente debían pasar por
la región de Alto Paraná. Los nativos se trasladaban en tribus y el viaje duraba
aproximadamente uno cuatro a cinco meses, desde el Atlántico al Pacífico. Luego regresaban a
sus respectivos lugares de origen. Siempre en busca de la patria ideal del que todos los
hombres de cualquier creencia, han buscado a lo largo de la historia de la humanidad. La
famosa tierra sin mal, el ―Yby maravera‘y‖ o el lugar del ―mba‘e verá guazú‖. Según alguno
libros, que relatan acerca de las costumbres y de la cultura guaraní, dicen que la puesta del sol
hacia el poniente, reflejada por el agua del mar y este formaba una lumbrera impresionante,
inclusive enceguecedora, por varios minutos, y de la misma forma sucedía hacia al Este,
cuando aparecía el astro rey, reflejando los primeros rayos del alba, anunciando el amanecer.
A este fenómeno de la naturaleza lo llamaban el ―mba‘e vera guazú‖, que los europeos, creían
que se trataba de una gran riqueza material (oro).

Éste fenómeno, sucedía en el solsticio. El de invierno en el hemisferio Sur, se realiza del 21 al


23 de junio, es cuando el Sol, se encuentra más alejado de la tierra. El solsticio de verano,
sucede entre el 21 al 23 de diciembre. Es cuando el sol se encuentra más cerca del ecuador, y
los rayos solares llegan con mayor intensidad a la tierra. Esto hace que el reflejo que expide al
chocar con el agua del mar, sea resplandeciente y forma una lumbrera impresionante.

Solsticio de invierno para el hemisferio Sur 21 – 23 de junio

Página 14
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El lusitano Aleixo (Alejos) García, naufrago de la expedición de Juan Díaz de Solís, había
quedado en Santa Catalina, y evidentemente que convivió con los guaraníes, por más de ocho
años.
Los guaraníes hacían periódicamente este viaje que mencionamos más arriba, siempre en
convoy con todo el pueblo o casi todo, es por eso que alguno historiadores, refieren que Aleixo
(Alejos) García, había venido con dos mil indios aproximadamente; esto sucedía en el año
1524 – 1525. No fue él quien les trajo a ellos, sencillamente les acompañó con sus amigos,
para llegar hasta donde llegaron, la sierra del Perú.

De ahí que se le conoce como el descubridor del Paraguay; este relato, tenemos gracias a que
uno de sus amigos, se salvó de la matanza que sufrió, tanto Aleixo (Alejos) como otros de sus
amigos quienes fueron con él. Normalmente el relator no era un cronista, entonces llegaba la
noticia en forma oral, fue lo que se conservó, hasta que después de mucho tiempo, se volviera
a relatar por terceras personas, de lo que después se ocuparía el historiador.

Solsticio de verano en el hemisferio Sur 21 – 23 de diciembre

El viaje realizado por los indígenas lo hacía en escala, es decir que se quedaban de tanto en
tanto. Muchas veces acampaban en lugares inhóspitos y otras en tolderías de sus propias
naciones, tal es así que, cuando llegaron a la región de Alto Paraná, tenían un pueblo bastante
poblado, todo de la cultura guaraní, que lo recibían con júbilos y con la hospitalidad que les
caracterizaba a los nativos.

Página 15
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Estos, se encontraban entre el Monday y el Acaray, justamente el nombre de estos dos ríos,
llevan los nombres de los caciques de los pueblos que habitaban esta zona, el cacique de
cabecera era Acaray, comandaba una vasta jurisdicción.

Un siglo más tarde, este paraje sería bautizado por los jesuitas, con el nombre de “Natividad
Nuestra Señora del Acaray”, fueron los sacerdotes ―Diego Boroa y Claudio Ruger‖, quines
vinieron a ―reducir a los guaraníes en nombre de Dios‖, esto sucedía en el año 1619; es decir
que el primer pueblo organizado en comunidad en el Alto Paraná, con todas las leyes que
regían para la convivencia pacífica y armónica; era conocido ya desde esa época.

Este pueblo fue organizado por los jesuitas en la ribera del Paraná, justamente entre los dos
ríos. Acaray, así se llamaba el cacique de referencia. Los pueblos de Monday, se reunían en la
reducción de la “Natividad Nuestra Señora del Acaray”. Ésta reducción se encontraba a uno
metros al Norte del río del mismo nombre. Las ruinas de la reducción, quedó en las
inmediaciones de la represa del Acaray. Posteriormente cambió de nombre por el de Colonia
Félix de Azara, por cuanto que el científico Félix de Azara, centró sus estudios de la
naturaleza, esta parte del país, luego se denominó Tacurupucú y actualmente Hernandarias.

La región Alto Paraná

La región de Alto Paraná, además de lo mencionado en párrafos anteriores, al referirnos de


ella, lo hemos delimitado territorialmente para comprender que era una zona inhóspita, pero
exuberante en cuanto a las vegetaciones y ricas en recursos naturales. Ahora nos ocuparemos
de historiar, conforme a las investigaciones realizadas, específicamente sobre la zona. Es decir
vamos a hablar de lo que sucedía en el contexto histórico, hoy, comprendido en el marco de las
tres fronteras. A lo largo de los ríos Yguazú, Paraná, Acaray y Monday. Estos ríos forman la
cuenca de Alto Paraná. Todos los litorales de estos ríos, estaban abitados por paraguayos.

La nación guaranítica comprendida en el pueblo del Acaray fue la primera, conocida en toda la
comarca, quienes ya estaban organizadas en comunidades, fue descubierto por los jesuitas, a lo
que los bautizaron “NATIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ACARAY”, en el año
1619. También, habían nominados a los pueblos que se encontraron en la altura de las cataratas
del Yguazú; “SANTA MARÍA DEL YGUAZÚ”, en el año 1626, luego más hacia el Sur, en
el litoral del Paraná, el pueblo de CORPUS CHRISTI, en el año 1622. Anterior a estos
pueblos mencionados previamente, nominaron a los pueblos Yaguarazapá de la zona de
VILLA ENCARNACIÓN DE ITAPÚA en el año 1615; que posteriormente sería la ciudad
de Encarnación. Todos estos pueblos que mencionamos, ya estaban poblados por los
aborígenes, nativos de la zona. Los jesuitas, llegaron hasta ellos y les pusieron nombres a cada
uno de esos poblados. Casi todos fueron visitados por los Misioneros, bautizados con el
nombre de un Santo. Esa era la característica que por esos lugares estuvieron ellos.

Página 16
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Hago mención de los nombres de estos pueblos, que ya existían cuando llegaron los jesuitas. A
efecto de acotar que los europeos no fundaron ningún pueblo, sino llegaron hasta ellos y los
―evangelizaron‖, además los humillaron y los esclavizaron. Con el registro de nombres,
puestos a los pueblos por los jesuitas. Encontramos que, “NATIVIDAD NUESTRA
SEÑORA DEL ACARAY”, fue el primer poblado de la región de Alto Paraná, organizado en
comunidad indígena. Actualmente es la ciudad de Hernandarias. Cuando me toca hablar de
ella, en el desarrollo de este trabajo, lo haré con mayor detalle y amplitud.

El camino más seguro al Atlántico era por el Brasil

A pesar de todas las vicisitudes vividas por los colonizadores europeos, siempre se buscó como
medio más seguro, el camino utilizado por los nativos, que cruzaba el río Paraná por el Este
del país. Inclusive, el Gobernador Domingo Martínez de Irala, sin abandonar la idea de la
apertura de un puerto en el Río de la Plata, optó por asegurar, por varias razones la ruta
mencionada, utilizada por los guaraníes, que salía en las inmediaciones del puerto Santa
Catalina, en frente de la isla Yuru mirí, era la ruta más segura apreciada por los que viajaban
con frecuencia hacia el Atlántico y tierra adentro de los que llegaban a la Provincia Gigante de
las Indias. Este mismo camino utilizó el segundo Adelantado del Río de la Plata, Álvar Núñez
Cabeza de Vaca, quien fundó a su paso la ciudad Vera de las sietes Corrientes.

El camino transitado por los colonizadores hacia el Este, por la comarca de Alto Paraná,
posibilitó a los asunceños a ponerse en comunicación con diversas parcialidades de la región,
principalmente con los respectivos caciques, que también a su vez, viajaban periódicamente
hasta la capital, para pactar con el gobernador Irala, solicitud de auxilios, contra los acosos de
los tupíes y los portugueses (bandeirantes), que estaban al acecho e invadían constante en las
tierras de los guaraníes del Paraná Guazú.

El Gobernador Domingo Martínez de Irala, comprendió que tenía que asegurar la posesión del
Guairá, para que la comunicación entre Asunción y el Atlántico, vía Este del país, sea la más
segura. Para tal efecto emprendió una última expedición, atravesando el río Paraná, subiendo
hacia el Salto del Guairá, llegó hasta el cacique Guairá, con quien fue hasta el pueblo de los
tupíes.

Esta expedición le motivó a Irala, para fundar una villa al Norte del Salto del Guiará, a orilla
del río Paraná, a una legua más arriba, cuyo nombre se llamaría Ontiveros. Constituyó un
puerto estratégico para controlar el paso hacia el Brasil, y eventualmente controlar y repeler las
invasiones de los portugueses. Esta fundación, luego serviría para seguir una cadena de
fundaciones sucesivas, así como se fundaron los pueblos de Ciudad Real y Villa Rica del
Espíritu Santo.

Las ciudades fundadas a orilla del río Paraná, no podían permanecer, lejos y sin apoyo de
Asunción. Los portugueses, eran los enemigos más voraces y salvajes de estos pueblos
fundados en la comarca del Guiara y del Paraná. Invadían, mataban a los nativos, y a otros se
los llevaban como esclavos para comercializar por ellos. A consecuencia del acoso constante

Página 17
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

de los portugueses, Irala tuvo que encomendar al capitán Ruy Díaz de Melgarejo, a que
fundara otro pueblo, un poco más al Norte de Villa Ontiveros, y trasladar a los pobladores
hasta allá, este nuevo poblado, se denominó Ciudad Real, ubicada sobre el río Pikyry, a tres
leguas más al Norte de Ontiveros. A pesar del acoso constante de los bandeirantes, esta ciudad,
ubicada al Norte de la región de Alto Paraná; a lo largo de un siglo de historia altoparanacero,
fue cabeza de la provincia de la República del Paraguay, por setenta y cinco años. No pudo
permanecer, por lo mencionado más arriba. Por la invasión de los portugueses y el aislamiento
con que se vio, en el largo periodo de existencia, abandonado por la gobernación de Asunción.

La última ciudad fundada al Este, era con el fin de poblar y afianzar el camino hacia el
Atlántico, fue Villa Rica del Espíritu Santo, a uno 300 kms. al Noreste de la actual capital de
Alto Paraná y a 600 Kms. de la ciudad de Asunción. Esta fue fundada por Ruy Díaz de
Melgarejo en el año 1570. Según Julio Cesar Chávez, era un hito importantísimo en la marcha
hacia el Este, pero sin embargo los separatistas, los que eran partidarios del Adelantado Álvar
Núñez Cabeza de Vaca, fueron los que conspiraron, contra la existencia y contra el
aislacionismo, y por falta de apoyo de Asunción también tuvo que ser abandonada.

Todas las ciudades fundadas, puertos y reducciones, fueron imposible que permanencieran en
la cuenca del Paraná, por el abandono total de España, y la escasísima ayuda de Asunción.
Villa Rica del Espíritu Santo, era una pequeña aldea con apenas 600 familia, que con mucho
esfuerzo, sangres y sacrificios, dio nacer a nada menos que nueve ciudades, y otras tantas
misiones, que fueron fundadas a expensas de los heroicos mancebos de la tierra.

Con la pérdida del litoral marítimo, el territorio de la provincia gigante de las Indias
(Paraguay), había quedado reducido en su mínima expresión. Este revés que sufrió, ha ido
templando el espíritu de la nueva cultura paraguaya, esto hizo que comenzara a forjar una
personalidad y una identidad propia, con firmeza, ante cualquier situación adversa que vendría,
a consecuencia del aislamiento del Atlántico y prisionero de la geopolítica enclaustrada en la
selva de Alto Paraná, por el resto de la historia paraguaya.

Debemos destacar la conformación de los pueblos vecinos, como el del lado brasileño y
argentino. Por demás está decir que los que habitaban el litoral del río Paraná y del Yguazú,
desde las Cordilleras del Mbaracayú al Norte, y agua abajo hasta la confluencia del río
Paraguay, formando las famosas siete corrientes hasta el Río de la Plata y su desembocadura
en el mar, eran totalmente territorio paraguayo. Históricamente formaba la Provincia Gigante
de las Indias, o provincia del Guairá posteriormente.

Lastimosamente, el Gobernador Hernandarias, no pudo dar atención a tan vastos territorios y


solicitó por medio del Virreinato del Perú a la Corona Española, a que vea la forma de crear
otra Gobernación. Así fue, se creó la Gobernación de Buenos Aires y el Virreinato del Río de
la Plata. De esa forma, el Paraguay, iba quedando lentamente enclaustrado dentro de su selva,
quien le daría después la sabia de la riqueza, y que posteriormente sería succionado por los
voraces que llegaron desde el más allá del Atlántico.

Página 18
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta es la imagen de lo que fuera la selva de la gran región Alto Paraná, en la cuenca del río
del mismo nombre y el Yguazú, actualmente se encuentra totalmente deforestado

Página 19
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Formación de Foz de Yguazú


La leyenda de Naipí y Tarobá
La imaginación del hombre es
eminentemente creativa. Desde los albores
de la humanidad, siempre tuvo la
necesidad de justificar su existencia en la
tierra, para el efecto hace recrear su mente,
inventando historias inverosímiles. Nace la
leyenda imaginaria de nuestros ancestros.

Así nació la leyenda de Naipí y Tarobá, de


los nativos de la cuenca del Paraná e
Yguazú. Los aborígenes que habitaban las
cuencas de estos dos ríos, fueron
denominados Kãygüã. Ellos, creían que el
mundo estaba gobernado por Mboy
(Mboí), dios de la serpiente, hijo de Tûpã.
El cacique de la tribu, llamado Ignobí,
tenía una hija muy hermosa llamada Naipí.
La belleza exacerbada de la doncella, haría
que viva solamente para el culto de Mboy.

Existía en la tribu, un joven guerrero de porte esbelto, con tez aterciopelada, rozagante,
tendiente al resplandor del Sol. Se llamaba Tarobá. Naipí atrajo su atención y nació en él una
pasión por la joven.

Llegó el día de consagrar a Naipí a la serpiente. La fiesta era una ceremonia sin igual. Se
preparó la ―Chicha‖, bebida hecha de maíz fermentado. El hechicero comenzó la danza clásica,
en la fiesta india. Casi a media noche, la tribu estaba totalmente ebria. Tarobá, aprovechó la
oportunidad e hizo que Naipí se fugara con él en una canoa, que vino agua abajo por el
Yguazú.

Mboy, quedó furioso al percatarse de la huida de Naipí. Se metió en las extrañas de la tierra, se
retorció, a consecuencia, formó uno cráteres, que posteriormente se formaron las Cataratas del
Yguazú. Los fugitivos fueron tragados por las aguas. Naipí, fue transformada en los grandes
peñascos, sobre los cuales corren el agua a correntada. Mientras que Tarobá, se convirtió en
palmeras, que quedó a la orilla del río, custodiando a Naipí. Debajo de la palmera, existe una
gran gruta, desde donde el monstruo vengativo vigila eternamente a sus víctimas. La leyenda
de Naipí y Tarobá.

Página 20
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Foz de Yguazú, en los primeros años de


su existencia 1920. Barranca del Paraná

Se ha realizado algunas investigaciones


arqueológicas por la Universidad Federal
de Paraná en territorios brasileños.
Estimaron en uno 6.000 a.C. las huellas de
la presencia del hombre en la zona; han
pasado varios grupos humanos a lo largo
de los siglos. Los últimos que pasaron y
permanecieron con los nativos, y
convivieron en la región, fueron los
europeos (españoles y portugueses). En
1542, el segundo Adelantado Álvar Nuñes
Cabeza de Vaca, en Santa Catalina, se
internó por el camino de los nativos,
denominado Tapé ―ravirú o avirú‖, llegó al
río Yguazú y por él prosiguió, guiado por
los nativos Kãygüã. Encontraron las
Cataratas del Yguazú, bautizándola con el
mismo nombre.

En el año 1881, Foz de Yguazú recibe a sus primeros dos habitantes, el portugués Pedro
Martíns da Silva y el español Manuel González. Poco tiempo después, llegaron los hermanos
Goicochéa, estos, se dedicaron a la explotación de la yerbamate. Después de ocho años, fue
fundada la Colonia Militar en la frontera. Fue la primera ocupación oficial del gobierno del
Brasil.

En el año 1898, se realizó una expedición en la zona, por un ingeniero militar, Teniente José
Joaquín Fermino, llegó a Foz de Yguazú para hacer un censo de los habitantes existentes en la
zona. La población constaba de 324 personas, casi todas ellas de origen paraguayo, algunos
argentinos. También existían españoles e ingleses. Ellos ya estaban trabajando en las
explotaciones de la yerbamate y las maderas, que realizaban sus viajes a Buenos Aires por el
río Paraná.

Ese mismo año el 22 de noviembre, el Teniente Antonio Batista da Costa Junior y el Sargento
José María de Britos, fundaron la Colonia Militar, que tenían competencia para distribuir
tierras a los colonos interesados en nombre del Gobierno Brasileño.

Página 21
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fue el primer puerto que operaba en la barranca del lado brasilero, previa a la
Fundación de la Villa de Yguazú, denominado Bella Vista, quedaba en frente de Puerto Tacurupucú

En el año 1897, fue creada la Agencia Fiscal, bajo el mando del Capitán Lindolfo Sequeira
Bastos. Los primeros registros realizados por él, fue de apenas 13 viviendas precarias y alguno
ranchos de pajas, aledañas al trabajado. Al principio del siglo XX, la población de Foz de
Yguazú, llegó a uno 2000 habitantes. En la villa, funcionaba un precario hospedaje, cuatro
casas de negocios y un escuálido cuartel militar, una estación telegráfica, un ingenio azucarero.
La agricultura era el sustento de la colonia.

En el año 1910, la colonia militar, se elevó a la categoría de ―Villa de Yguazú‖, Distrito del
Municipio de Guarapuava. Dos años después, el Ministro de Guerra y Marina, entregó la
administración de la colonia a los habitantes civiles de la zona, cuya dependencia
administrativa, pasó a cargo del Gobierno del Estado de Paraná. Fue cuando se creo la factoría
estadual de la villa, el 14 de marzo de 1914, por la Ley Nº 1383, que por la que también se
creo el Municipio de Villa Yguazú. Instalado oficialmente el 10 de junio del mismo año. El
primer Intendente surgido en virtud de esa Ley, fue Jorge Schimmeilpfeng y miembro de la
primera cámara de vereadores (Concejales) en el año 1918, el Municipio, pasó a denominarse
Foz do Yguazú.

Página 22
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Primeros pobladores de la Villa de Foz de Yguazú

La ruta rodoviaria que uniría Foz de Yguazú con Curitiba, capital del Estado, tuvo su inicio en
el año 1920. Como todo inicio de camino, era un terraplenado que después del año 1950 se dio
inicio al proceso de asfaltado. Uniendo Foz de Yguazú Paranagua. Definitivamente en el año
1969, fue cunado se inauguró dicha ruta asfaltada.

La historia del Parque Nacional de Foz de Yguazú, que rodea las Cataratas del Yguazú, tuvo su
inicio en el año 1916. La zona pertenecía a un ciudadano uruguayo de nombre Jesús Val. Ese
año, con los pasos por la zona del señor Alberto Santo Dumont, quien intercedió ante el
Gobernador del Estado de Paraná señor Alfonso Alves de Camargo, para que fuese expropiada
y pasase como patrimonio del público. El día 28 de julio, a través del Decreto presidencial Nº
63, fue declarado de utilidad pública, con una superficie de 1.008 hectáreas. En el año 1939,
con la presidencia de Jetulio Vargas, esta reserva, se amplió a 156.235,77 hectáreas

En 1994 las ordenanzas Nº 6506 del 17 de mayo y de Nº 6587 del 14 de junio consolidan y
amplían el área del parque Nacional que le otorga los límites propuesto por el jefe de la
sección de Parques Nacionales; hoy la superficie actual es de 185.000 hectáreas.

Página 23
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Con la inauguración del Puente Internacional de la Amistad (Brasil - Paraguay) en 1965 y la


inauguración de la BR-277, uniéndose el litoral de Yguazú y la costa Curitiba, en 1969, Foz de
Yguazú tuvo un crecimiento acelerado lo que respecta al comercio, principalmente con la
ciudad paraguaya de Puerto Presidente Strossner.

La construcción de la Hidroeléctrica de Itaipú Binacional (Brasil - Paraguay), comienzo de la


década de 70, causó los impactos fuertes en el área entera, mientras tantos aumentaba el
contingente de la población considerablemente. En 1960, el distrito municipal contaba con
28.080 habitantes, en 1970 con 33.970 y pasó a tener, en 1980, 136.320 habitantes, registrando
un crecimiento de 385%, siendo considerado una población de 279.620 en el último censo,
previo al año 2006.

Puerto Yguazú y sus “aguas grandes”.

Puerto Yguazú fue un bullicioso y febril Puerto Aguirre, limítrofe con los países de Brasil y
Paraguay. Concentra una gran oferta turística, ya que es la localidad ideal para conocer las
majestuosas Cataratas del Yguazú.

A mediados del Siglo XVI, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, en su trayecto desde la región del
Brasil hacia Asunción del Paraguay descubrió las Cataratas, que los guaraníes llamaban "del
Yguazú" (Aguas Grandes).

Núñez, con entereza y decisión excepcional venció todos los obstáculos: el vado de
correntosos ríos y selvas impenetrables, hasta dar con el desconocido río Yguazú, que se
menciona como uno de los más hermosos por sus tortuosas curvaturas.

Recibidos en forma hostil por los aborígenes, Alvar Núñez los apaciguó con benevolencia,
consiguiendo así que se le facilitara el viaje por el río Monday. El día 2 de marzo de l542
encontraba a Irala en la ciudad de Asunción (Paraguay), recientemente fundada.

Pero será recién en 1901 cuando se inicie la apertura de un camino desde Puerto Aguirre hasta
las Cataratas, gracias a la donación de tierras de la Señorita Victoria Aguirre.

Puerto Yguazú se funda el 10 de septiembre de 1901 como Puerto Aguirre.

En 1906 se construye el primer Hotel.

En 1913 el gobierno de la Nación invierte una suma de dinero para la construcción de


viviendas para la subprefectura, la comisaría de policía, la estación radiotelefónica, una escuela
primaria y otras prioridades.

Página 24
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Entre 1920/22 se construyen un hotel y la oficina de correos y telégrafos.

En 1934 se inician los trámites para la creación del Parque Nacional Yguazú que finalmente se
concreta en 1935.

A partir de 1939 se plantea el inicio del diseño urbano, que incluía dos plazas, un mirador
hacia el río Yguazú, la capilla, el correo, un hotel y locales comerciales. La otra plaza, también
hacia el río, estaba rodeada por la escuela, el museo y la sala de primeros auxilios, mientras
que la comisaría policial se asentaba en el camino a las Cataratas.

En 1940 se crea la escuela Nº 235, y el 25 de diciembre del mismo año se llevó a cabo el
bautismo de la capilla siendo el templo de madera de cedro regional y los bancos de madera de
pino.

El 24 de Abril de 1943 por decreto 15.042 se crea la comuna de Yguazú.

En 1947 se crea el Hospital SAMIC.

En 1951 se cambia el nombre de Yguazú por Eva Perón, se crea la comisión de fomento que
luego pasa a ser Concejo Municipal.

En 1952 se inaugura el Hito Tres Fronteras y en 1956 el Juzgado de Paz.

En 1957 se crea la administración de aduanas, y en 1963 se inician las obras del Hotel De
Turismo.

En 1974 se crea el Museo de Imágenes de la Selva, en 1975 llega YPF, en 1983 se crea el
Honorable Concejo Deliberante, en la misma fecha se funda el Museo Mborore y en 1984 se
crea el Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

En Octubre de 1985 se construye el puente internacional Tancredo Neves.

Las Cataratas están compuestas por 275 saltos, con alturas que oscilan entre los 50 y 80
metros. En 1984 fueron declaradas "Patrimonio Natural de la Humanidad" por la UNESCO.

Página 25
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Don Carlos Antonio López abre camino en Alto Paraná

Después de la muerte del dictador Francia, cuando don Carlos Antonio López asumió la
conducción del país, comenzó el gran sacrificio con los escasos recursos con que contaba. La
intensión, era expandir el comercio exterior. Para el efecto necesitaba la apertura de caminos,
principalmente hacia el Este del País, para facilitar el tránsito de los productos paraguayos,
hacia el Atlántico. De esa forma podía mantener la soberanía, que se veía todavía amenazada,
por indeterminación de los límites del país, con los países vecinos y la invasión silenciosa de
los portugueses. Situación que se dio, desde la época de la independencia de Paraguay. Desde
el Este, los portugueses, seguían acosando a la población paraguaya.

Una de las principales carreteras, era la que conducía desde Villa Rica hasta la orilla del
Paraná, para facilitar la venida de los carruajes, tanto de pasajeros como los que transportaban
cargas. La indefinición de la frontera del Paraguay, era una de las constantes preocupaciones
de don Carlos, es por eso que en defensa de la soberanía, principalmente hacia la gran región
de Alto Paraná, que por tanto tiempo había quedado abandonada, mandó construir varios
caminos, tratando de conectar la zona, en un triángulo geopolítico; Las Cordilleras del
Mbaracayú, Alto Paraná y Asunción, de esa forma quedaría integrado el gran territorio a la
geopolítica del Paraguay.

El 14 de marzo de 1857, cuando dirigió su mensaje al Congreso General de la República, hizo


referencia, de los caminos construidos en la zona de Alto Paraná.

―...en Alto Paraná, y sobre la margen derecha, existían desde en vida de nuestros padres,
inmensos y frondosos bosques, y de árboles yerbales, que con el transcurso del tiempo y la
cesación del tráfico por tantos años, se habían hecho inaccesibles, quedando inútiles esos
verdaderos minerales, de donde se tría la más delicada y exquisita yerba. Para hacer practicable
el laboreo de esos ricos minerales, el Gobierno ha hecho abrir a distancia conveniente del río,
un camino, tan ancho y recto como lo permitía el terreno, para el tránsito de carretas, bestias de
cargas y ganado de consumo, desde Itacaruaré, puesto del antiguo pueblo de Jesús de las
misiones jesuíticas, del Departamento de Candelaria hasta Tembeý, en distancia de veinte
leguas, y desde Tembeý hasta Pirapytãy, veintinueve leguas siete cuerdas, y desde Pirapytãy
hasta el río Acaray, confluente del Paraná, donde forma una punta conocida como Tacurupucú,
hay dieciséis leguas y diez cuerdas, de manera que la totalidad de este camino, Itacaruaré hasta
el Acaray es de sesenta y cinco leguas y siete cuerdas, en toda esa extensión se atraviesan
muchos arroyos, que desaguan en el Paraná…

Desde el Puerto de Tacurupucú, se abrió una senda ancha y derecha en la extensión de


cincuenta y cinco leguas quince cuerdas, hasta el antiguo pueblo de San Joaquín, allanando con
puentes provisionales, las dificultades de muchos arroyos que atraviesan el camino ejecutada
esta conjunción. Se halló un inmenso territorio, abierto y francas las comunicaciones del
interior de la República del Alto Paraná y prestará al Este de la República los mismos
beneficios del río Paraguay al Oeste…‖

Página 26
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En total fueron construidos por don Carlos, en este triángulo mencionado, de Norte, Sur y a
Poniente, aproximadamente más de setecientos kilómetros de caminos, con la finalidad de
poblar el Este del país, y expandir el comercio exterior de Paraguay, hacia el Atlántico. De
todo esto, informó al Congreso en el año 1857.

Don Carlos A. López intentó poblar el Este del país. Ordenó a que se construyera y se poblara
una colonia, en el paraje de Tacurupucú, en el año 1.850. Se dio inicio, preparando familia de
la jurisdicción de San Isidro, para llegar hasta el lugar mencionado. La colonización de Alto
Paraná, fue encomendado al teniente de caballería José Ignacio Aguilar.

La expedición se postergó a consecuencia de una prolongada lluvia, que inundó todos los
valles, arroyos y ríos. Detrás, vino una larga sequía. Estos fenómenos climasfericos,
imposibilitaron el emprendimiento de don Carlos A. López, la de poblar el este del país. El
proyecto, quedó truncado definitivamente.

De estos intentos de colonización de Alto Paraná, el presidente de la República, don Carlos A.


López, informó también al Congreso General de la Nación, en fecha 14 de marzo del año
1.857.

El Paraguay después de la guerra de 1870

Cuando terminó la guerra del Paraguay contra la triple alianza, en el año 1870, de un millón
doscientos mil habitantes, quedó tan solo un poco más de doscientos mil, entre ellos se podían
contar a los niños, mujeres y alguno ancianos.

El censo nacional del año 1.872, tiene registrados, de los 1.200.000 habitantes, quedaron
apenas 231.246, de los cuales 31.296 eran extranjeros, 68.379 varones y 162.867 mujeres. De
la cantidad de varones, solo quedaron 13.663 varones mayores de 24 años, 15.085 varones
menores de 24 años y mayores de 14 años, 39.502 entre ancianos y niños menores de 14 años.
Estas cifras fueron extraídas del Anuario Estadístico del año 1.888.

La tarea más difícil después del Genocidio cual nunca hubo en la historia de la humanidad
hasta entonces, cometido contra el pueblo paraguayo, era reconstruir el país. Sabido es que la
población quedó diezmada a su más mínima expresión. La responsabilidad de esa etapa,
quedaría a cargo de las residentas. Las matronas, las mujeres paraguayas cargarían el martirio
de la humillación y de los vejámenes más vil, cometido por Imperio de los braganzas a cargo
del Emperador don Pedro II.

La nación paraguaya, ha demostrado una vez más en su historia como tal, que está imbuida de
la estirpe mística de los mancebos de la tierra, y jamás dejará que se reduzca a cenizas la
cultura de una nación noble y poderosa. Así lo demostraron aquellas heróicas mujeres quienes
volvieron a levantar como el Ave Fénix, de la nada una identidad avasallada con la intención
de exterminar. No pudieron contra el pueblo y la cultura guaraní.

Página 27
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

31.296
extranjeros

162.817
mujeres
68.379
varones

Así quedó la población del Paraguay, después de la guerra del 70

31.296
extranjeros

13.663 varones, más


39.631 de 24 años
ancianos y niños 162.817
mujeres

15.805 varones menos de


24 años y mayor de 14

Página 28
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El paraguay, quedó con la ocupación de las fuerzas aliadas, y un incipiente gobierno de


coalición provisional, que estaba manejado por los legionarios, que estuvieron en Buenos
Aires, complotados contra el gobierno de López. Entre ellos se puede citar a: Antonio Cirilo
Rivarola, Carlos Luís Loizaga y José Díaz de Bedoya. Estos tres, conformaron el primer
gobierno provisorio denominado triunvirato, aún antes de la caída de López. José Díaz de
Bedoya, fue comisionado a Buenos Aires, república Argentina, en misión diplomática, además
para vender alguna joyas, oros y platas, para generar recursos para el nuevo y escuálido
gobierno. Nunca más regresó. Desde allí envió su renuncia al gobierno provisorio del
triunvirato del Paraguay. Entre los legionarios que se apoderaron del Paraguay con la
complacencia de los aliados, principalmente el Brasil, los que emigraron ya casi al término de
la guerra, en el año 1.869, fueron:
Los hermanos José Segundo Decoud, Héctor F. Decoud, Diógenes Decoud, Fernando Iturburu,
Juan Francisco Decoud, Serapio Machain, José Toribio Iturburu, Ramón González, Segundo
Machain, Ángel Decoud, Pío León, José León, Eusebio Machain, Alejos Guanes, Evaristo
Machain, Juan Gómez y Oscaris, Esteban Machain, Pío Otoniel Peña, Miguel Guanes,
Carmela Loizaga, Isabel Loizaga, Jacoba Oscaris y otros.

El Paraguay de la post guerra, quedó sumido en la miseria, en su más mínima expresión. La


población totalmente diezmada, desolada, con las arcas del Estado vacía, sin ningún tipo de
recursos económicos, con la deuda del costo de la guerra a cuesta, producto de la pérdida
ocasionada por los aliados e impuesto a Paraguay, para ―correr con los gastos de la guerra‖ etc.
etc. La guerra aun no había terminado, y el nuevo Gobierno provisorio ya se instauró, el 15 de
agosto de 1869, mientras que el Paraguay de López, se estaba debatiendo en el campo de
batalla con su último ejército.
Rápidamente el ―nuevo gobierno‖, liberó, a través de un Decreto, la privatización de la
explotación de los bosques y yerbales que poseían el país. Que desde la época del Dr. Francia,
había monopolizado dicha explotación, a favor del Estado paraguayo. Fue lo que afianzó la
economía, soberanía y la nacionalidad del paraguayo. Sin embargo, los legionarios, quienes se
creían tan ―patrióticos‖, que solamente deseaban satisfacer sus apetencias personales. No

Página 29
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

titubearon ni un momento, para despojarle al pueblo de su terruño, dejándole sumido en la más


extrema pobreza, después de la gran hecatombe. Apenas subido el primer presidente
constitucional, don Antonio Cirilo Rivarola, y suscribió el primer Decreto de la esclavitud de
los mensues a favor de los latifundistas de los yerbales. Trascribiré íntegramente un poco más
abajo el mencionado documento.
El 9 de junio de 1879, se dio en concesión a ―Patricio Escobar y Compañía‖, por el término de
10 años, la explotación de los bosques y yerbales de la región de Alto Paraná, luego se
prolongó por un tiempo de cincuenta años, pero sin embargo, la presencia de la Industrial
Paraguaya, en Alto Paraná, se extendió por más de cien años.
Dicho terreno se extendía hacia el Sur del Monday, parte del territorio del Departamento de
Itapúa, a lo largo del litoral del Paraná, con rumbo Norte-Oeste, bordeando el Acaray, hasta
Caaguazú y al Norte bordeando el Paraná, hasta las inmediaciones del Salto del Guairá, con
una línea imaginaria que se levanta hasta el Departamento de Caaguazú. Las zonas de
influencia: Tacurupucú, Itakyry, Puerto Indio, Puerto Adela, Puerto Palma, Puerto General
Díaz, Ybyrarobaná, Pindó, naranjito, Yhú. Etc.
En el año 1.879, el Congreso de la Nación Paraguaya, le otorgó pleno poder al presidente
Cándido Bareiro, para ceder a la empresa ―Patricio Escobar y Compañía‖ tierras en la zona del
Alto Paraná, cuyo principal exponente, era el Gral. Patricio Escobar. Éste, sería el inicio de la
Industrial Paraguaya. El primer presidente de la empresa en mención fue el Gral. Bernardino
Caballero Melgarejo, El Gral. Patricio Escobar, dueño de la empresa, estuvo también como
presidente de la república, desde el año 1.880 a 1.886.

La primera concesión de las tierras de Alto Paraná, se hizo a nombre de la varonesa de


Londres, Adela Frederking de Bullerí. Fue una de las accionistas de la empresa la Industrial
Paraguaya, con capital inglés, a cuyo frente estuvo el Gral. Bernardino Caballero, como primer
presidente de la empresa mencionada.

Otros de los capitalistas que llegaron a Paraguay, fue un español, denominado Manuel
Ordóñez, quien tuvo un puerto privado uno kilómetros del río Monday hacia el Sur.

Todos estos extranjeros, vinieron a explotar los recursos naturales del monte de Alto Paraná,
además de esclavizarle al hombre altoparanacero. Esta época, la del terror de la esclavitud,
duró por un período más de cincuenta años. La concesionaria de las tierras de Alto Paraná,
volvió a arrendar a varios pequeños empresarios, ahí que aparecieron muchos ―patrones‖ en la
región.
La aparición de los señores Feudales en Paraguay
A continuación, transcribiré la Ley que autorizaba al Poder Ejecutivo la concesión de tierras a
la empresa ―Patricio Escobar & Compañía‖. Este fue el inicio de la creación de los primeros
latifundistas, que generaron los primeros gobiernos de la post guerra de Paraguay contra la
Triple Alianza. Las ventas de las tierras se hacían a mansalva, sin ninguna proyección para el
futuro. La única excusa, fue que la ―acción civilizadora, llegaría con mayor rapidez y facilidad
a las campiñas‖.
Página 30
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

―Congreso Nacional.

El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Paraguaya, reunidos en Congreso sancionan con fuerza de
Ley.

Art. 1º Autorizase al Poder Ejecutivo para que conceda a Patricio Escobar y Compañía, por el término de diez
años a contar desde el 1º de enero de mil ochocientos ochenta, la explotación de los yerbales del Alto Paraná,
en la zona comprendida desde la margen izquierda del río Monday, que desemboca en el río Paraná a distancia
de seis a ocho leguas arriba de la Villa Azara, hacia Karemá inclusive.

Art. 2º Las yerbas que la compañía elabore en la zona y dentro del período de su concesión, no pagarán otras
contribuciones, ya sean fiscales o municipales, que la de doce pesos fuertes por cada mil arrobas, en vez del
derecho de patente según leyes vigentes.

Art. 3º El despacho al exterior de las yerbas elaboradas, podrá hacerlo la Compañía, por el puerto de la Villa
Encarnación, como también podrá importar por el mismo, previo pago de derechos, los víveres, maquinarias y
otros útiles que les fueren necesarios para sus trabajos.

Art. 4º La Compañía, respetará los reglamentos vigentes y se someterá a las disposiciones generales que en lo
sucesivo se dicten para la conservación de los yerbales.

Art. 5º Será obligación de la Compañía empezar sus trabajos a más tardar, el próximo año de mil ochocientos
ochenta, no pudiendo hacerlo en menor escala de los que fueren necesarios para producir anualmente
cincuenta mil arrobas, desde el segundo año de su instalación.

Art. 6º Como compensación de ésta concesión, queda obligada la Compañía a abrir a su costa, un camino
carretero, partiendo de ―Caaguazú‖ termine en ―Tacurupucú‖. Éste camino será declarado como vía pública,
el primero de enero del año mil ochocientos ochenta y cinco. Si en virtud de exploraciones ulteriores creyese la
Compañía más conveniente trazar ese camino por otro rumbo, podrá hacerlo, siempre que siga los caminos
actuales con las citadas regiones yerbateras de Tacurupucú.

Art. 7º Serán igualmente consideradas las vías públicas en la misma fecha que determina el artículo sexto,
cuanto camino hiciese la Compañía para facilitar sus trabajos.

Art. 8º Si en la fecha de ésta concesión, otros tuviesen derechos adquiridos, a extensiones parciales de esos
yerbales, serán estas respetadas por la Compañía, siempre que actualmente, se halle en explotación.
Art. 9º Queda sin efecto ésta concesión, si la Compañía no ha dado principio a sus trabajos el primero de enero
de mil ochocientos ochenta.

Art. 10º Comuníquese al Poder Ejecutivo. Dada en la sala de sesiones del Congreso Legislativo, a los 5 días del
mes junio de 1879.

El presidente de la C. D. El presidente del Senado


Manuel Solalinde Adolfo Saguier

Clímaco Valdovino Pascual Gómez


Secretario Secretario

Asunción 9 de junio de 1879.


Cúmplase, comuníquese y dése al Registro Oficial

Cándido Bareiro Bernardino Caballero


Presidente de la República Ministro del Interior

Página 31
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Gobierno, presidido por el general Bernardino Caballero Melgarejo, por un decreto del 9 de
junio y 10 de julio de 1885, respectivamente, pone en venta todas las tierras fiscales y yerbales
de la nación. El argumento era, ―que estas tierras no producían en el poder del Estado. Se
deseaba entregar a la explotación del trabajo nacional al capital privado, para que haya
progreso en el país‖.

A raíz de la muerte del presidente


Cándido Bareiro, el 04 de septiembre de
1.880, debía asumir el vicepresidente,
pero como no fue el agrado de la milicia,
asumió uno de los golpistas. El general
Bernardino Caballero Melgarejo,
ejerciéndolo hasta el 25 de noviembre de
1882, fecha en que reasumió la
presidencia constitucional, hasta el 25 de
noviembre de 1886. En este periodo, fue
secundado en la Vicepresidencia de la
República don Juan Antonio Jara.

“LEY DE VENTAS DE TIERRAS PÚBLICAS

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Paraguaya, reunidos en Congreso, sancionan con


fuerza de:

Ley:

Art. 1º Autorizase al Poder Ejecutivo, para efectuar la venta tierras públicas a


los fines que se determinen en la presente ley.

Art. 2º A los efectos del artículo anterior las tierras se dividirán en cinco clases
en la forma siguiente. 1º son considerados campos de primera clase, los comprendidos en las
jurisdicciones de los departamentos de San Lorenzo del Campo Grande, San Lorenzo de la frontera,
Ypané, Guaramabaré, Villeta, Villa Oliva, Villa Franca, Villa del pilar, Villa Humaitá, Luque, Limpio,
Emboscada, Arroyos y esteros, Villa del Rosario, San Estanislao, Villa de San Pedro, Villa
Concepción, hasta el Aquidabán, Areguá, Capiatá, Itá, Itaguá, Pirayú, Yaguarón, Altos, Atyrá, Tobatí,
Caacupé, Barrero Grande, Caraguatay, San José, Itacurubi de las Cordilleras, Valenzuela, Ybytymí,
Paraguari, Acahay, Carapeguá, Tabapy, Quiindy, Ybycuí, Caapucú, Quyquyó, Mbuyapey, Villa
Florida, San Miguel…

Página 32
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Art. 3º Los de segunda clase son los comprendidos en la jurisdicciones de Pedro González, Laureles,
Yabebyry, Desmochados, Tacuaras, Guasucuá, Isla Umbú, San Ignacio, Santa María… San Pedro del
Paraná, Yute, San Juan Nepomuceno, Mbocayaty… y la zona comprendida desde la desembocadura
del río Aquidabán en el río Paraguay, hasta el río Apa, debiendo venderse en esa zona un área cinco
veces mayor que el frente que se solicita sobre el río Paraguay.

Art. 4º Son considerados campos de cuarta clase, los del Chaco, desde Villa Concepción arriba hasta
diez leguas al interior, y desde diez leguas del interior, hasta veinte leguas, en la zona comprendida
entre el Pilcomayo y Villa Concepción.

Art. 5º Se reputan campos de quinta clase los no comprendidos en los incisos 3º y 4º.

Art. 3º Asignase como precio a los campos de 1ra clase $fs. 1.200 monedas de curso legal o en
―fondos públicos‖ por legua cuadrada; a los de 2º clase, $fs. 800, a los de 3º clase $fs. 300, a los de
4º clase $fs. 200 y a los de 5º clase $fs. 100. El precio de las tierras de labor será el de un peso fuerte
al contado por área de diez mil varas cuadradas siempre que el lote no exceda de media legua
cuadrada.

Art. 4º El precio de los campos a que se refiere el artículo anterior se dividirá en cuatro partes con
intervalo de un año. El primer pago al contado comprenderá el 25% de la cantidad total, y se
efectuará en la Junta de Crédito Público, en moneda de curso legal o en título de ―fondos públicos‖,
con la intervención del contador general y previo los trámites legales. Para los compradores,
firmarán tres pagarés a la orden de la Junta, con el plazo respectivo de uno, dos y tres años y el
recargo de 6% de interés anual…

…Art. 18º Quedan derogadas todas las disposiciones anteriores sobre la venta y arrendamiento de
tierras públicas, en cuanto se opongan a la presente.

Art. 19 El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley.

Art. 20 Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la sala de sesiones del Congreso Legislativo a los 11 días del mes de julio de 1.885.

Juan A Jara José T. Sosa


Presidente del Senado Presidente de la Cámara D D.

Indalecio Aquino Cecilio Báez


Secretario Secretario

Asunción, julio 16 de 1885


Téngase por ley, publíquese y dése al Registro Oficial

Bernardino Caballero Juan A. Meza


Presidente de la República Ministro del Interior

Esta ley se encuentra en el Registro Oficial, en el libro del año y del mes mencionado en ella. En la página 1.229, 1.230
y 1.231.

Página 33
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En ésta ley, podemos notar que, con las clasificaciones de las tierras que hicieron los
parlamentarios, nombrando los distintos lugares en los artículos 2º 3º y 4º, ni siquiera la quinta
categoría le pertenecía a las tierras de Alto Paraná. La conjetura que se puede desprender de
esta omisión, podemos decir que las autoridades de turno de aquél entonces, no tenían
conocimientos de estas tierras, o conocían muy bien, y dejaron al arbitrio de los mandamases, a
cambio de alguna dádivas, como las que existen aun en la actualidad.

Con las ventas de las tierras del Paraguay, comenzó a aparecer los latifundistas. Los dueños de
las tierras, la mayor parte eran extranjeros, no había necesidad de residir en el país. Era
suficiente enviar dinero desde el exterior. La enajenación masiva de las tierras públicas, con la
aparición de capitales extranjeros, marcó el inicio del nacimiento de los señores feudales en el
Paraguay. Esto representaba el ―progreso‖ del nuevo Paraguay de la post guerra del 70. Esta
época, marcó también la concentración campesina, en un área concéntrica a la capital del país.
Eran los minifundios (Frutos, Manuel. 1974). Esta situación dio inicio a un problema social, en
el agro del paraguayo.

Millares de campesinos, poseedores de épocas inmemoriales, de sus tierras, que les pertenecían
inclusive por herencias de generación a generación, tuvieron que someterse a la voluntad de
los ―señores‖, que quebraron las bases igualitarias de la sociedad paraguaya (Cardozo, Efraim
1.965)

El 13 de noviembre de 1.883, se crea la empresa ―Alto Paraná‖, que sustituye a la firma


Patricio Escobar, y posteriormente en el año 1.887, se fundó la empresa ―La Industrial
Paraguaya S. A.‖, anglo-paraguayo-argentino, que luego pasa a hacerse cargo de los
patrimonios de la empresa ―Patricio Escobar y Compañía‖. La Industrial Paraguaya, S. A., fue
el primer latifundista del Paraguay en la zona de Alto Paraná, además de otros Departamentos
colindantes, este, comenzó a marcar la parte negra de la historia y el destino del país, que
inclusive hasta la década de 1970, ejercía grandes influencias y poder sobre la economía y de
las tierras de Alto Paraná y Paraguay.

El predominio ejercido sobre la totalidad de los territorios de la región mencionada, estaba a


cargo de los latifundistas, manejado con capital inglés, pero les tenían como ―socios a
paraguayos y argentinos‖, explotando los recursos naturales y llevando más allá del Atlántico.

Uno de los latifundistas extranjeros, fue la Varonesa Adela Frederking de Bullerí, residente
en Londres. Tal es así, que uno de los más afamados Puertos, al Norte de Alto Paraná, en la
orilla del río que lleva el mismo nombre, inmediaciones del Salto del Guairá, se denominó
Puerto Adela. Esta, fue la accionista principal con mayor capital, de la Industrial Paraguaya.

Manuel Ordóñez, de nacionalidad español, fue otro de los europeos que vinieron a Paraguay,
este tuvo su puerto, al Sur del Monday, a uno 20 kilómetros del río, a orilla del Paraná.

Los hermanos Barthe, José Domingo y Obdulio, también conocido como latifundista en
Alto Paraná, cuyos herederos aun viven en la zona.

Página 34
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Santiago Moisés Bertoni, suizo, quien también arribó al Paraguay, a fines del siglo XIX,
quien se instaló en Península, a orilla del Paraná, con la gran diferencia de los capitalistas, éste
era científico investigador, quien dejó impregnado su conocimiento acerca de la etnobotánica
del Paraguay y otras sapiencias.

La Industrial Paraguaya, se hizo acreedora de una extensión total de tierras en la gran región de
Alto Paraná y fuera de él, de una superficie de 2.700.000 hectáreas, de los cuales 855.000 eran
yerbales naturales. Haciendo una comparación de esta extensión de tierras poseídas por la
firma mencionada, el antiguo territorio de Alto Paraná, tenía una superficie apenas superior de
25.000 Km.2, equivalente a 2.500.000 de hectáreas, es decir que la propiedad explotada por la
Industrial Paraguaya, superaba ampliamente a la superficie total de Departamento.

El Decreto Ley, que transcribí más arriba, en su artículo primero, le ―concede‖ a la empresa
―Patricio Escobar y Compañía‖, por un término de diez años. Este le ―vende‖ sus derechos a la
empresa Mate Larangeira. Empresa creada por el propio General Patricio Escobar y el Gral.
Bernardino Caballero. Luego, esta concesión se prolonga por cincuenta años, y finalmente la
Industrial Paraguaya, permaneció por un período de más de cien años, en el Alto Paraná.

Inclusive hasta ahora sigue vendiendo y cobrando los derechos de propiedad a muchos
compatriotas, que desde hace uno cincuenta años o más, vienen ejerciendo el derecho de
posesión sobre las mismas. Alguno ya por herencias y otros ya sin posibilidad, por la
incapacidad física de la ancianidad, de poder pagar a aquellos herederos de los señores
feudales. De este tipo de situaciones, aun tenemos muchos casos hasta ahora, principalmente
en la zona de Itakyry y alrededores.

La ley de enajenación de tierras, que el Congreso de la Nación le otorgó al Poder Ejecutivo,


fue justamente para disponer a su antojo de las tierras públicas.

Los nativos, en la época del dominio de los jesuitas, lucharon contra el despotismo y el
sometimiento a la esclavitud, derramaron sus sangres, para liberarse de la opresión de los
europeos. La Corona envió a los pesquisidores, para tratar de calmar los ánimos y arremeter
contra ellos. Sin embargo aquellos, como el caso de José de Antequera, Fernando Mompox y
otros, tuvieron que luchar a favor de ellos, porque veían cómo eran avasallados sus derechos.
Contra estos principios de la soberanía nacional, los legionarios, en nombre de la patria,
vendieron hasta el último rincón del suelo patrio.

Si bien es cierto que hubieron patriotas, herederos del Paraguay de López, también estaban los
enemigos del Paraguay próspero que no sabían de necesidades, más que la abundancia. Estos,
en nombre del seudo patriotismo, comenzaron a disponer a discreción, de todo cuanto
encontraban en sus caminos. Sin ningún mérito más que ser uno viles mercenarios.

Por lo mencionado en el párrafo anterior, la historia paraguaya debe ser revisada, para
deslindar responsabilidades de los patriotas y los vende patrias. En nombre del patriotismo,
amparado bajo la usurpación de la bandera nacional, desde el Congreso General de la
República, emitieron sendos documentos, que facultaban al Poder Ejecutivo a la venta masiva

Página 35
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

de los mejores territorios paraguayos. So pretexto, que solamente así llegaría la civilización a
los lugares más recónditos del país.

Sin embargo, esta actitud de los ―patriotas‖, fueron los que dieron inicio a los grandes
latifundistas feudales, quienes por mucho tiempo esclavizaron al pueblo paraguayo. Por casi
cien años, hemos vivido bajo la sombra de los patrones, quienes azotaban a los labriegos de la
época del MENSÚ.
Transcribo dicha ley íntegramente, para ilustrar al lector, de las barbaries cometidas, por
nuestros antepasados, derrochando a diestra y sinistra, lo que con tanto sacrificio han
mantenido como patrimonio del paraguayo, por Francia y los López.
El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Paraguaya, reunidos en Congreso, sancionan con fuerza de

Ley.
Art. 1º Autorizase al Poder Ejecutivo para enajenar los yerbales pertenecientes al
Estado.
Art. 2º La enajenación se hará en remate público, anunciándose en
los diarios por el término de dos meses.
Art. 3º No se pondrá en venta ningún yerbal, antes de ser mensurado y tasado.
En los avisos de ventas, se expresaran las circunstancias siguientes:
1º El nombre con que el rancho es conocido.
2º La distancia que media entre cada rancho y el puerto de embarque.
3º La extensión de cada rancho o yerbal.
4º La cantidad de yerba que puede producir cada rancho.
5º La existencia o no existencia de caminos carreteros por donde pueda hacerse el transporte; y todas
las demás circunstancias que resulten de estas diligencias.
Art. 4º Los avalúos se harán bajo las siguientes condiciones:
1º Los yerbales inmediatos a los ríos o riachos navegables a distancia que no exceda de seis leguas por
cualquiera de los lados, se tasaran a $ 1,50 centavos la cuadra de diez mil varas superficiales.
2º Los yerbales cuyas distancias a dichos ríos o riachos navegables, pase de seis leguas, sin exceder de
doce leguas, se tasaran a razón de $ 1,25 centavos por cuadra de la misma extensión.
3º Los demás yerbales se tasaran a $ 1 por cuadra.
4º El importe de la tasación sufrirá un recargo de $ 0,05 centavos por cuadra, para gastos de mensura.
Art. 5º El precio obtenido del remate, se dividirá en cuatro partes, pagaderas con
intervalos de un año. El primer pago al contado comprenderá el 25% de la cantidad total a que
alcance el remate, más el recargo de $ 0,05% centavos correspondientes a los gastos de mensura, y se
efectuará en la junta de crédito público en moneda de curso legal o en títulos de fondos públicos con
intervención del contador general, dentro del término de quince días contado desde el día del remate…
… Art. 15º El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley.
Art. 16º Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Dado en la sala de sesiones del Congreso Legislativo, a los veintiocho días del mes de mayo de 1885.

Juan Albino Jara José T. Sosa


Presidente del Senado Presidente de la C. de D.

Pascual Gómez Cecilio Báez


Secretario Secretario
Asunción, junio 9 de 1885.
Téngase por ley, publíquese y dése al Registro Oficial.
Este documento se encuentra en el Registro de la Gaceta Oficial, en el libro del año mencionado, en las páginas 1.214, 1.215 y 1.216.

Página 36
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esto nos da la pauta, cómo eran manejadas las tierras, después de la guerra del 70. En aquella
época, los gobernantes de turno, los legionarios, decían que la presencia del capital privado,
para la explotación de los bosques y yerbales de Alto Paraná, traería consigo una acción
―civilizadora‖; esto representaría, la apertura de nuevos caminos, construcciones de edificios,
escuelas, recursos para la salud, etc., etc.

El presidente de la república, en aquel entonces era el Gral. Bernardino Caballero, el propio


fundador de la Industrial Paraguaya S. A. y presidente de la misma. La empresa estaba
constituida principalmente por ingleses, y alguno argentinos, a alguno paraguayos, los tenían
como testaferros. Entre los socios extranjeros, podemos mencionar al Dr. Thomas, Berthomier,
Ing. Bibolini, y otros. Éste último, fue el que acompañó a que se hiciera las mensuras de lo que
sería las tierras de la empresa.

La Cámara de Senadores y de Diputados, mediante la ley mencionada, le dio amplio poder al


Ejecutivo, siendo el responsable directo de la ―donación‖ de estas tierras, el Gral. Bernardino
Caballero, éste, teóricamente, ―donó‖ a la Corona Inglesa, las tierras mencionadas, y a cambio,
él, ejerció la presidencia de la misma.

Los mentores de la enajenación de las tierras, fueron el Gral. Patricio Escobar y el Gral.
Bernardino Caballero, éste último estaba como presidente de la república, desde el año 1880 al
1886, posteriormente sube el Gral. Patricio Escobar, en el año 1886 a 1890, es cuando cambia
de nombre la empresa ―Patricio Escobar y Compañía‖ por la Industrial Paraguaya S. A. siendo
su ―fundador‖, el Gral. Bernardino Caballero, en el año 1.887.

A ellos, les dieron amplia potestad, los ―nuevos patriotas‖, aquellos que les ofrecieron al
Gobernador Rosas, la entrega de Paraguay, a que conformara una provincia más de la Gran
Argentina. Inclusive, dijeron, que ellos, estaban dispuestos a marchar con dos mil hombres
sobre Asunción, para someter a los paraguayos ―tiranos‖, a cargo del dictador del Río de la
Plata.

Gral. Patricio Escobar

El general Patricio Escobar Cáceres, gobernó


el país durante el quinto periodo constitucional,
entre el 25 de noviembre de 1886 y el 25 de
noviembre de 1890, teniendo como
vicepresidente a don José del Rosario Miranda.

El fue uno de los primeros terratenientes, que


aparecieron después de la guerra del año 1870.
fue dueño de la empresa “Patricio Escobar y
Compañía”.

Página 37
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En aquella época, las opiniones de alguno, eran a favor y otras en contra, de la privatización de
la explotación de los recursos naturales del Paraguay. Hasta la década del año 1.950, los que
estaban en contra, tuvieron sus razones.

Las privatizaciones de las grandes extensiones de tierras, fueron los que dieron inicio a la
esclavitud del hombre, en la selva virgen de Alto Paraná. Los gobernantes de turno, además de
―vender‖ a precio irrisorio el derecho de la explotación de los recursos naturales, también
tuvieron que garantizar la permanencia de los personales en sus respectivos ―trabajos‖, una vez
contratado para el efecto. A la sazón, presidente de la república, Cirilo Antonio Rivarola, quien
firmó un decreto, que obligaba a los mensues de la época de los yerbales, a permanecer en su
trabajo, ―so pena‖ de cárcel si la abandonaban.

El gabinete del presidente Antonio Cirilo Rivarola estuvo integrado de la siguiente forma: en
Hacienda Juan Bautista Gill; Interior, Rufino Taboada y Salvador Jovellanos; en Justicia, Culto
e Instrucción Pública, José M. Collar, José Segundo Decoud, Benigno Ferreira y Domingo A.
Ortiz; en Guerra y Marina, Salvador Jovellanos, Bernardino Caballero y Benigno Ferreira; y en
Relaciones Exteriores, Miguel Palacios, José Segundo Decoud, Carlos Loizaga, Benigno
Ferreira y José Falcón.

Este presidente fue el más bárbaro de los que tuvo el


Paraguay de la post guerra

Enero 1º de 1871.

El Presidente de la República

Teniendo conocimiento que los beneficiadores de yerba y


otros ramos de la Industria Nacional, sufren constantemente
perjuicios que les ocasionan los operarios, abandonando los
establecimientos con cuentas atrasadas y que las autoridades
respectivas que debieran vigilar, se interesan poco en cortar
semejantes abusos, perjudiciales al progreso de las industrias
y considerando que es un deber del Gobierno proteger al
comercio en sus empresas;

DECRETA:

Art. 1°: ―Todo peón conchabado para el trabajo de cualquier industria nacional
establecida en el territorio de la República, no podrá abandonar sus faenas, sin
expreso consentimiento del dueño del establecimiento, o su representante en el
lugar de la industria, sin un motivo justificado.

Art. 2° En todos los casos que el peón precisase separarse de sus trabajos
temporalmente, deberá obtener el dicho asentimiento por medio de una
constancia firmada por el patrón o capataces del establecimiento.
Página 38
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Art. 3° El peón que abandone su trabajo sin este requisito, será conducido preso al
establecimiento, si así lo pidiere el patrón, cargándosele en cuenta los gastos de
remisión y demás, que por tal motivo origine.

Art. 4° El juez á cuya jurisdicción corresponde el establecimiento, entenderá


exclusivamente en demandas sobre estas causas con declinación del fuero
domiciliar.

Art. 5° Será obligatorio entre los patrones y peones una constancia del contrato en que se
expresarán:

1°: El tiempo del contrato.


2°: El precio estipulado en el salario, con todas las condiciones convenidas.
3°: La cantidad de dinero adelantado ú otras especies que conviniesen en retribución
del trabajo.

Art. 6°: Todos estos contratos serán escritos en papel del sello de cuatro reales fuertes
indistintamente, sin cuyo requisito no tendrán efecto, ni valor en juicio, ni fuera
de él.

Art. 7° El peón conchabado que abandone su trabajo y no fuese hallado en su vecindad,


será objeto de una requisitoria que las respectivas autoridades expedirán a
pedimento del interesado, al concepto de la que establece el artículo 3°.

Art. 8° Ningún individuo podrá pretender conchavo sin exhibir una credencial del
respectivo Jefe del departamento, en que se acredite la buena conducta y oficio ó
profesión, á cuyo efecto el Jefe le franqueará el certificado en papel común con
derecho á retribuirle el interesado con un real fuerte por la firma.

Art. 9° El peón que tuviere que mudar de patrón, no podrá admitirse en ningún otro
conchavo sin un certificado del patrón con quien estaba, en el cual conste la
cancelación de su cuenta.

Art. 10. Quedan obligados, tanto el patrón como el peón, á dar aviso recíproco de la
resolución de su contrato con quince días de anticipación.

Art. 11. Todo peón que fuese conchavado sin las formalidades prescriptas en los artículos
3° y 8° no tendrá los patrones el derecho de reclamar el cumplimiento del
contrato que hiciesen.

Art. 12. Los peones que estuviesen actualmente conchavados sin estas formalidades,
procederán los patrones al cumplimiento de las prescripciones del presente
decreto dentro del término de treinta días contados desde esta fecha.

Página 39
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Art. 13. Todo peón que presentemente se encontrase con deudas entre dos ó más
patrones, será obligado á pagar al primer acreedor, y así sucesivamente,
siguiendo el orden de fechas del contrato; salvo el caso de que alguno de los
acreedores quisiera encargarse de pagar los demás créditos.

Art. 14. Exceptuase de lo dispuesto en los artículos 6° y 8° los conchavos entre familia
del mismo partido para los trabajos de labranza en pequeña escala y que no
exceda de dos pesos fuertes el adelanto hecho.

Art. 15. El peón que tuviere motivos de queja contra el patrón ocurrirá al Juez á que
pertenezca el establecimiento, á entablar demanda, pidiendo la rescisión del
contrato, ó el cumplimiento de él, conforme lo estipulado y serán atendidos
debidamente guardando en el juicio las formalidades requeridas conforme á
derecho.

Art. 16. En caso que el patrón saliere vencido en la demanda, pagará al peón los
perjuicios .y daños causados por la falta probada en debida forma, regulándose
por él Juez de la causa asociado con dos hombres buenos, nombrados por las
partes, cuyo fallo no admitirá apelación; y todo en juicio verbal previa la
conciliación á que serán llamados antes de abrirse el juicio.

Art. 17. Una vez admitida la demanda y fallada en los términos que prescribe el artículo
anterior, la resolución judicial será asentada en un acta redactada en papel común
firmando el Juez, los dos colegas, las partes y los testigos de actuación, cuyo
documento quedará registrado en el archivo del Juzgado.

Art. 18. El Juez conocedor de la causa cobrará por derecho del trabajo á la parte vencida
un diez por ciento sobre la cantidad de la demanda.

Art. 19. Publíquese y dése al Registro Oficial.

Dado en Cerro León á 1° de Enero 1871.

ANTONIO CIRILO RIVAROLA.


Juan Bautista Gill‖.

Fíjense, quiénes formaron su gabinete, entre ellos le tenemos a Bernardino Caballero.


Posteriormente se convertiría en el primer latifundista del Paraguay y presidente de la primera
empresa “anglo-paraguayo-argentina”, denominada ―La Industrial Paraguaya‖, a expensa
del pueblo y en uso y abuso del poder político, siendo presidente de la república del Paraguay.

Según los datos del censo del año 1950. A casi cien años de haber sido beneficiada la
Industrial Paraguaya, con los inmensos bosques y yerbales de la región de Alto Paraná, Carlos
Cazado, Puerto Fonsiere, poseedoras de grandes extensiones en la zona Norte y parte del
Chaco. No había viso de que la acción ―civilizadora‖, llegara a las regiones. La población
Página 40
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

minifundista se concentraba alrededor de la capital y alguno Departamentos que conforman el


anillo geográfico, entre ellos podemos citar: Cordillera, Guaira, Paraguari y Central. Éstos,
representaban un total de 19.257 Km2. del total del territorio nacional, en esta zona, estaba
asentada el 58 % de la población del país, es decir que un 4,7 % del territorio nacional, con un
total de 769.140 habitantes.

La división política del Paraguay desde 1.906 a 1.945


Departamentos y capitales

A
I
V
I
OL
B

B
R
C

A
H

S
A

Río Apa
C

I
O

L
Cord
1

illera
Concepción

del
ay

Mbar
a gu

aca yú
Par
Río

San Pedro 2
DEPARTAMENTOS

5
7
Para

1 Concepción C ara gu 3
2 San Pedro a ta y Yhú
Asunción 10
Río

3 Caraguatay 11 Pa 4
6
rag u
4 Guairá 9 arí Villarica
ta

ió n

5 Yhú pá
le

aza
nac
Vi l

Quiindy
6 Caazapá C a
c ar

7 Encarnación
En

12 8 S
8 San Ignacio an
Ign
9 Quiindy Pilar ac i
o
10 Paraguarí
11 Villeta
12 Pilar
13 Chaco A
I N
E N T
A R G
Página 41
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La porción marcada en verde, pertenecía a la Industrial Paraguaya

27.000 Km2 territorio en


poder de la Industrial
Paraguaya, 2.700.000
hectáreas, era mayor de
la cantidad que
pertenecía al territorio
comprendido por la
región de Alto Paraná.

En ese mismo año, la población en la zona latifundista de Alto Paraná, llegaba a 9.531, la
cantidad de habitantes, apenas representaba menos de 1 % de la población del país, con una
superficie en aquel entonces, superior a 25.000 Km.2, totalmente a cargo de la Industrial
Paraguaya. Esta cantidad representaba mayor, de las tierras donde estaban asentados los
minifundistas, con una población ampliamente superior que llegaba a casi 800.000 habitantes
en cuatro Departamentos, la superficie de estos, no llegaba a 20.000 Km2.

La densidad en la zona minifundista, era de 40 habitantes por Km.2, mientras tanto que en la
gran región de Alto Paraná era de apenas 0,5 %. La asimetría demográfica, era demasiado
grande. Esto, ya en el año 1974, cuado se realizó la quinta reunión de ejecutivos de la Reforma
Agraria, en Asunción, el presidente del mismo órgano gubernamental, exponía con gran
preocupación de que hasta el año 1958, los Departamentos de Alto Paraná, Itapúa y Caaguazú,
integrantes de la región de Alto Paraná, juntos con los de San Pedro, Concepción y Amambay,
eran los seis Departamentos, que poseían las mejores tierras, en ellas, estaban asentadas 183
latifundistas, que ejercían dominios absoluto, sobre 8.128.622 hectáreas, (Frutos, Juan Manuel.
1970).

Página 42
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Seis Dptos. en poder de 183 latifundistas

8.128.622 hct. en
poder de 183
latifundistas

El territorio paraguayo, y por consiguiente los paraguayos, fueron vilipendiados por los propios
compatriotas, al enajenar las mejores tierras que producían recursos naturales de incalculable valor.
Desde la época misma de la conquista, los europeos tenían sus miradas hacia la selva de Alto Paraná.
Los misioneros jesuitas, se centraron en la actividad de los laboreos de la yerbamate en la cuenca del
Paraná. Inclusive, ellos, mandaron construir grandes fortificaciones casi en toda la rivera, para
protegerse de la invasión constante de los bandeirantes contra el pueblo paraguayo.

Aquella situación, que nuestras tierras fueron enajenadas, hoy se repite, con el agravante de que los
que poseen ―legalmente‖ nuestras tierras, son los mismos verdugos quienes nos arrasaron y nos
humillaron, para desposeernos de nuestro terruño. Consiguieron mutilar al Paraguay en contubernios
con los legionarios vendepatrias, pero no consiguieron acallar el grito de victoria del mensú
Altoparanacero. Quienes con dedicación y esmero, algún día recuperaran la soberanía de nuestras
fronteras y nuestros territorios que están en poder de los descendientes de los imperialistas
portugueses.

Página 43
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Publicidad
2

Página 44
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Época del “MENSÚ”

Desde la época de la aparición de las empresas privadas, dueñas absolutas de los territorios de
la zona de Alto Paraná, comenzó lentamente la migración a esta zona, tanto voluntaria como
forzosa, de los trabajadores, sean obrajeros (dedicados a la explotación de las maderas, para
hacer rollos), o ―mineros‖ (personas dedicadas a la explotación de la yerbamate). Como
dijimos al principio, al referirnos exclusivamente a la región de Alto Paraná, también
comprenden los territorios del litoral paranaenses argentino y brasileño. Porque sabido es que,
todos esos territorios pertenecían al Paraguay.

En la época, a estos trabajadores de la región, se les asignó el nombre literalmente de


―MENSÚ‖, sin embargo ellos, los ―arrieros‖, se autodenominaban ―altoparanacero‖, y con
orgullo. Esta época, comprendía desde 1.850 a 1950, aproximadamente. Inclusive entrado un
poco los años 1970.

El arriero

El término ―arriero‖, probablemente se formó a partir de la conjunción de las palabras ―arría‖


que significa ―recua‖, éste a su vez se refiere a los animales de cargas, haciendo alusión
metafóricamente a los ―mineros‖, que se les consideraban animales de cargas. Las hojas de las
yerbas recogidas en sus ―lonas o poncho‖, que eran sus elementos de trabajos. Normalmente
estos ―mineros trabajaban ―por un tantero‖, al destajo (contratistas o subcontratistas), que
tenían como objetivos elaborar la mayor cantidad de yerbas, para el patrón. La unidad de
medida era la arroba (10 kilos, aproximadamente). Las hojas eran llevadas hasta el ―barbacuá‖,
lugar donde se cocinaban las hojas de la yerbamate, para convertirse en mborovire. Ellos, los
mineros, se levantaban muy temprano, a las 03:00 de la madrugada, para irse a ―las minas‖.

Una vez deshojadas las plantas de las yerbas, generalmente, este trabajo previo al acarreo, lo
realizaban por la tarde, una vez que la fuerza del calor del Sol, se iba debilitando en el ocaso.
Al día siguiente muy temprano, cargaban sobre sus ―lonas‖, (ponchadas) lo ataban en cruz, y lo
alzaban por sus frentes, apoyando por la espalda, atajando con ambas manos desde abajo. En la
penumbra, entre la oscuridad y el clarear del día, antes de alzar sus respectivas cargas o
simultáneamente, daban uno gritos estentóreos, que posteriormente se conoció como el
―minero sapukái‖. Con éste grito, daba señal o avisaba que venía un ―arriero‖ con su
―ponchada‖, para que salgan del camino, porque iban con sus cargas a cuestas. Las hojas
transportadas, pesaban desde 10 arrobas hasta 30 arrobas. Traducido en kilos convencional,
100 kgs. hasta uno 330 kgs; aproximadamente, este último, era la de mayor cantidad de pesos
en hojas brutas de yerbamate, cargada por un minero, de lo que se tiene registros en los libros
de la administración de la Industrial Paraguaya, cuya sede central, estaba asentada en Itakyry.

Página 45
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

BARBACUÁ, LUGAR DONDE SE COCINABA LA YERBA


A PARTIR DE AQUÍ, SE LLAMA MBOROVIRE

El tec ho del
Barbac uá
es de paja
Barbacuá

Hojas de
yerbas verde
Horquilla
Sapecador de madera
Fosa para para revolver
hacer guego las hojas verdes

Llama que sale


Leña de Conducto cargado con gran intensidad
de leña sirve para secar las
reserva
hojas de las yerbas

Página 46
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Construcción del barbacuá, fotografía tomada en la época de la explotación de la yerba mate por la
Industrial Paraguaya en Itakyry (foto de archivo del museo Tacurupucú, gentileza de Leslie Villanueva)
Así, nació el término ―arriero‖, porque cuando venía rumbo al barbacuá, con su carga, no se
distinguía, quién era el que venía. Entonces, los compañeros de trabajos, se limitaban a decir
―e ma‘e mi amo arriero rehé, ou hina‖ (mira por aquel ―arriero‖ que está viniendo) o sea que
solamente se veía un bulto que caminaba, en la penumbra de la mañana, era el arría el que se
veía venir. Así, en forma genérica, se le denominó, a cualquier hombre trabajador de la época
del “MENSÚ”, “ARRIERO”. Esto, dando significado al trabajo de fuerza, realizado por el
mismo, haciendo alusión al animal de carga, o recua, sin definir la clase social o al grupo de
pertenencia del individuo trabajador.

Lamentablemente, este término quedará en el olvido, tal vez, por el desconocimiento de la


sociedad actual. La comunidad antigua de hombres y mujeres anónimos, que además de haber
dejado a la región de Alto Paraná, una proficua descendencia, dejó también el fruto de sus
trabajos, a cuesta del sudor, sacrificios y sangres de sus cuerpos, de lo que, ―los señores‖
feudales altoparanacero, se aprovechaban.

Los pasos que debe seguir un “minero”

1. El minero, para comenzar su tarea de recogimiento hojas de la yerba, lo primero que


debía hacer, identificar la “mina” lugar donde abundaba las plantaciones, luego, abrir
picada con su machete. La picada medía un poco más de un metro de ancho, sin embargo
de longitud, variaba conforme el lugar donde apilar el “raído”, así se llamaba las hojas
sacadas y juntadas, listo para llevar al barbacuá.

2. Del momento de identificar la ―mina‖ de los yerbales, procedían a subir por los árboles,
cortar las ramas, derribar al suelo, a esto se le llamaba “corte”, en guaraní Ka‘atî, luego
se bajaban y comenzaban a desojar de las ramas. Esta actividad lo realizaban con machete
y generalmente a última hora de la tarde.

3. Una vez completado el “corte”, en una cantidad estimativamente suficiente de hojas de


yerba, para armar la “camada” o una ponchada de ―raído” oscilaba desde los 10 arrobas
(100 kilos), esto variaba de acuerdo a la capacidad de la fuerza del ―arriero‖

4. “Zapecada”, se hacía a la madrugada. Después de haber juntado la camada, cortaban y


juntaban leñas, realizaban grandes fogatas y comenzaban a foguear las ramas con las
hojas, así se secaba levemente, antes de llevar al barbacuá, para cocinar la yerba, el
zapecado, según los entendidos en la materia, era muy importante, porque de eso
dependía tanto el sabor como el color y el aroma de la yerbamate.

5. Las hojas de las yerbas silvestres, se trasportaban en una malla hecha de piel de anta o
mula, eran los animales que se tenían a mano, estas pieles se secaban a la luz del sol,
previo tratamiento, luego los cortaban en tiras y formaban las tramas, conocidas como
malla, posteriormente se utilizó la lona arpillera.

Página 47
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

6. El “arriero”, transportaba el “raído” sobre la espalda, de una distancia considerable,


hasta llegar a la limpiada, lugar donde se efectuaba la “zapecada” normalmente, el
―arriero‖, tenía un ayudante, chico de 12 a 15 años, en alguno casos era el hijo del mismo,
o hijo de algún amigo. En este trayecto, previamente de tanto en tanto, cien metros
aproximadamente, colocaban un tronco, que les servirían para colocar sus cargas y les
permitían descansar, a esto se le llamaba “Tongo”. Cuando llegaban a este lugar,
realizaban el famoso grito del ―minero sapuka‘i‖ como una victoria a su llegada.

7. Una vez en el Barbacuá, se procedía a cocinar, las hojas de las yerbas, esta actividad,
solamente realizaban los “Urú”, acompañado de un guaino, normalmente el proceso de la
―secada‖ llevaba un promedio de 30 horas. De ahí se llevaba al molino, conocido como
cilindro. Este, era un gran rollo de madera, que tenía uno clavos de maderas incrustadas
en forma de engranajes, el cilindro era estirado y girado por animal de carga,
generalmente mula, que al pasar varias veces en cima de las hojas, las iban moliendo
lentamente. El ―cilindro‖, giraba dentro de un cajón de aproximadamente tres a cuatro
metro de diámetro, y lo hacia rodar el famoso ―mburika‖.

Techo del galpón


es de paja seca
Peón que dirige
al animal de trabajo

Animal de carga
que da la vuelta el
cilindro, suele ser
asno, mula o buey Galpón del
molino
Hojas secas
para moler
Cilindro de Caja de madera
madera para para colocar las hojas
moler la yerba seca de la yerba, traída
del barbacuá

Página 48
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Origen del “MENSÚ”

El término ―MENSÚ‖, fue acuñado para dar nombre al trabajador de los yerbales de Alto
Paraná, estos eran contratados para realizar las actividades de los cortes de yerbas en rama y
llevar hasta el barbacúa para el laboreo de la yerbamate. También a los trabajadores del obraje,
de la explotación de las maderas, limpiarlas de todos los gajos, y los convertían en rollos, listos
para ser embarcados en las jangadas por el río Paraná, rumbo a Buenos Aires. Previamente,
salían por los ríos afluentes, como lo es el Acaray y el Monday. Así también hacían con la
yerbamate. A estos se les denominaban con el mote de MENSÚES.

A estos se les pagaban en forma mensual, a los que se les denominaban mensualeros, el
término ―MENSÚ‖ es el apócope de la palabra mensual, el pago o la acreditación por los
trabajos realizados por los ―MENSUES‖, se hacía cada fin de mes. No importaba si el clima
era desfavorable por la lluvia para el trabajo, ellos siempre ―cobraban‖, mensualmente por las
actividades realizadas para los que fueron contratados. El término, además de referirse a los
trabajadores, también hacía referencia a la zona del trabajado. De ahí que los arrieros de tierra
adentro, decían cuando se referían a Alto Paraná para ir a trabajar. Jaha ja MENSÚ.-

De ahí que a los ―arrieros‖ que trabajaban en la zona de Alto Paraná, se les denominaban
―MENSÚ‖, era un sobrenombre que estaba cargado de sacrificios, vejámenes, humillaciones, y
hasta cargaban el nombre del ―MENSÚ‖, con sus propias vidas. Además de los rolliceros, o
cortadores de yerbas, estaban también las diferentes profesiones, como: carpinteros, carreteros,
labradores, asierreros, el urú guazú, el capataz, etc. Normalmente los que fungían de
profesionales, eran los más cotizados. La paga como dijimos, se hacía en forma mensual, con
sueldos míseros. Se decía también ―libre‖, esto significaba que en el lugar de trabajo se les
daban las raciones correspondientes, sinónimo de comida. En realidad que alguno ―patrones‖,
los hacían trabajar casi por la comida. Los mensualeros trabajaban en horario regido, guiado
por la claridad del día, que se decía de sol a sol.

La forma de contratación de los “MENSÚES”


Generalmente, las contrataciones de los ―MENSÚES‖, se hacían a lo largo de la ribera del río
Paraná, principalmente desde el Sur de la región. Hay que recordar que la ciudad de
Encarnación, es una ciudad antigua, conocida anteriormente como Villa Encarnación, le tiene
enfrente a Pasada, capital de la provincia de Misiones. Fueron los lugares que ofrecían
mayores posibilidades para el desarrollo de las actividades laborales. Atraían a los aventureros,
de todas partes del país. En Villa Encarnación se llegaba desde Asunción por tren y desde ahí,
por vía fluvial a Alto Paraná. Los ―patrones‖, allí, tenían sus respectivas oficinas de
contrataciones, además de lo que realizaban los de la ―Comisión‖, gentes encargadas para el
efecto.
―Los contratantes‖, se desplazaban en un barco, denominado ―chata‖, propiedad del ―patrón‖.
La oferta era tentadora, porque al ser contratado un ―MENSÚ‖, ya se le daba el famoso
anticipo. Esto servía como carnada para atraer a los interesados al trabajo, que se ofrecía en
Alto Paraná. Al ser contratado al ―arriero‖, ya formaba parte del contrato, el ―anticipo‖,

Página 49
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

además también servía para aprovisionarse de alguno elementos de trabajos. ―compraban‖


ropas costosas, revólveres, herramientas y todo tipo de enseres, que ―utilizarían‖ en el obraje
de los ―Kara‘i‖. El tiempo de contratación, normalmente era por un período de diez meses,
denominado tiempo de ―zafra‖, y la paga en ―efectivo‖, se realizaba al término del contrato, si
es que se hacía. Normalmente, según comentarios, los ―MENSUES‖, casi nunca volvían del
lugar. Era una de las formas de la explotación del hombre por el hombre y la esclavitud,
ejercida por el capitalista en connivencia con las autoridades nacionales de turno. Creando toda
una falacia para embaucar a los pobres compatriotas, que enriquecían a los que con sus
sacrificios, sudor e inclusive dejando sus propias vidas, en beneficio del ―Karaí guazú‖.
Generalmente, antes de partir hacia el destino del trabajado, se hacia una gran farra, que duraba
de dos a tres días, conocido como ―bailanta‖, donde abundaban las bebidas, comidas y hasta
las ―guainas‖, en donde el ―arriero‖, farreaba incansablemente, como si se despidiera de su
vida, que casi siempre era así, sin que ellos lo supieran. Normalmente, se gastaban todos los
anticipos, y quedaban aún con deudas, que eran ―asumidas‖ por la ―Comisión‖, así se llamaba
el grupo de personas que conformaba la contratación. Los lugares en donde se realizaban las
fiestas, se gastaban todos los anticipos, generalmente, ―los patrones‖, tenían algún interés, o
eran propiedad de ellos.

Además de las Chatas de los patrones, estaba también una pequeña embarcación denominada
Cruz de Malta, que también era de los feudales del MENSÚ.

Había varios “patrones” de la época del “MENSÚ”

Los ―patrones‖, tenían sus respectivos puertos a lo largo del río Paraná, lugar donde salían las
maderas, que a su vez se formaban en ―jangadas‖, para rumbear hacia el Sur del país, que
llegaban hasta Buenos Aires. Cada jangada se formaba de varios rollos, intercalados por cada
una madera dura, ya sea Lapacho, Ybyrapytã, Ybyraró, etc. iban tres maderas de Cedros, estos,
servían de flotadores a los otros, porque las mencionadas maderas duras no flotan en el agua.

Los puertos instalados en las riberas, servían como atracaderos, en donde llegaban los
―MENSUES‖, y a partir de ahí se internaban tierra adentro, que de allí en adelante, solamente
los follajes de la espesa selva, le servirían para cubrirse de los rayos del Sol, que no serían
menos implacables que los látigos de los verdugos de los Karaí. Esto sucedía tanto del lado
paraguayo, argentino y brasilero. Podemos nombrar alguno puertos de la región del gran Alto
Paraná.

El más renombrado de los patrones de la tenebrosa historia de Alto Paraná, época del MENSÚ,
se llamaba Julio Toribio Alika, de nacionalidad argentina. Era de mediana estatura,
corpulento, de tez morena, de larga cabellera con un gran bigote torneado hacia arriba, a
usanza. Su vestimenta era como el auténtico gaucho con bombachón, adornados a los costados
con nido de abejas, encima llevaba un chiripá y un cinturón doble, de donde se colgaban dos
grandes revólveres, uno calibre 38 y el otro 44, además de un puñal en la parte trasera de su
cintura.

Página 50
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Llegó en la zona después de la guerra de Paraguay contra la triple alianza. Los relatos acerca
de éste, llegan a nosotros por los díceres de los que vivieron muy cerca de aquellos tiempos.

En el año 1.911, el presidente de la República del Paraguay, era el Cnel. Albino Jara, según
cuenta la historia, que al enterarse de la existencia de un feudal esclavizante en Alto Paraná,
conocido como Alika. Envió un contingente del Ejército Paraguayo, y lo expulsó de los límites
del territorio.

Julio Toribio Alika, ni corto ni perezoso, se instaló del otro lado de la barranca del río, que
también era propiedad del Paraguay, pero que ya quedó en manos de los brasileños después de
la hecatombe del 70. El puerto que ocupó, lo denominó con su propio nombre ―Puerto Alika‖.
Según se desprende de los relatos de los descendientes de los que tuvieron la oportunidad de
escaparse de las garras de este patrón, cuentan que la vida si se puede llamar así, no valía nada.

Un MENSÚ después de llegar al término de su contratación, quería recibir lo poco que le


sobraba para volver a su pago. Éste, era convocado por el patrón a la administración, lo recibía,
hacían juntos la liquidación de los haberes correspondientes. El MENSÚ, se retira del lugar
después de haber firmado su conformidad.

La oficina de Alika, estaba ubicada en la barranca misma del Paraná, a una altura
aproximadamente de 70 a 90 metros de la playa. En forma perpendicular. En la entrada
principal, tenía una pequeña recámara, previa a la entrada a la oficina. Al volver el MENSÚ,
con su pequeño dinero que le sobraba, que en aquel entonces era denominado Peso Ley,
pasaba otra vez por el lugar, pero ya no, porque se habría una compuerta secreta en el piso, y
este caía al abismo y por supuesto que con semejante altura se moría. Allá abajo, ya estaban
esperando uno capangas, que remataban el trabajo, lanzándolos al río.

El señor Daniel Escumbartti, quien había llegado a Alto Paraná en el año 1.958, y fue
administrador de uno de los trabajados de la Industrial Paraguaya, denominado Puerto
Kurupayty, ubicado a uno 7 kilómetros de la ciudad de Hernandarias al Norte. Relata en una
entrevista, que mantuve con él, que tuvo la oportunidad de cruzar el río Paraná, a la altura de
Puerto Adela, para ver el lugar en donde era la residencia de Alika, a la sazón denominado
Puerto Méndez, frente a Puerto Palma. Llegó a ver el lugar, inclusive la fosa y el túnel que caía
de la ex oficina de Alika hasta el Paraná.

Julio T. Alika, permaneció como esclavizador del hombre por el hombre cerca de 4 décadas,
en el año 1.925, comenzó a declinar su poderío, había aquejado una enfermedad que lo llevaría
a la tumba en la ciudad de Buenos Aires, en el año 1.926.

Página 51
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Anécdotas de la época de Alika

Debemos recordar, que Alto Paraná, era comentado tierra adentro por los trabajos que se podía
encontrar allí, y ganar mucha plata. Los que eran contratados por la ―Comisión‖ venían
engañados por falsas promesas. Otros venían en busca de patrones, para trabajar al destajo,
generalmente esta clase de gente, venían más de dos personas juntas.

Lorenzo Ponchito (Legendario)

En este apartado, comentaré el relato que recibí a través de transmisión oral, que viene de
generación a generación, pero que sucedió en el Alto Paraná, en la época del ―MENSÚ‖.

Se cuenta de un afamado trabajador (muy guapo), renombrado por todo el Paraguay. El famoso
“Lorenzo Ponchito”. En una de esas incursiones de los contratantes de la ―Comisión‖, en
Posada, se alista también él, para venir a trabajar en el obraje de Alto Paraná. No sabía que
vendría al trabajado de Alika, ni ellos sabían a quien le contrataban. “Lorenzo Ponchito”, era
un legendario mago. Quienes se recuerdan de él, dicen que se puede comparar como a un Tony
Camo, mago afamado de la actualidad.

Este, vino al obraje de Alika. Fue contratado como cuarteador. El cuarteador, era el auxilio que
estaba al acecho de los carros que trían las cargas, cuando estos se empantanaban, él, con su
carro, estirado de dos a tres pares de mulas, le sacaban del pantano a los carros que venían
cargados. En uno de esos días de recorrida, de don julio Toribio Alika, con su mayordomo don
García, a caballos bien pertrechados, iban recorriendo a controlar el trabajo que se hacía en el
monte.

A los pocos, vieron a uno de esos carros que traía la yerbamate, empantanado en un pequeño
charco, imposible de continuar. El cuarteador Lorenzo, ya enganchado para auxiliarle, pero
también no conseguía, aparentemente. A los ojos del patrón, era un inútil, le dijo al
mayordomo, - Mbã‘erã añápiko eguerú koãva arriero inútil - .

Lorenzo ponchito, estaba escuchando la arenga del patrón y le dijo, - ndahae‘iko la ore inútilva
sino que roimê va‘imintekohina, ejeinteke upegui, ya rosêtãma enseguida - .

Lorenzo Ponchito, tenía un látigo de uno cinco a seis metros de largo. Se posiciona encima de
su montura y da una vueltas a su látigo y enlaza un frondoso Urundey a la altura de uno dos
metros y medio aproximadamente y con una sacudida, derriba el árbol con su látigo, casi cae
encima de los patrones. Asustado Alika, le increpa a su mayordomo que esta clase de persona
no puede tardar un minuto en el obraje, era muy peligroso. Le dijo a Lorenzo – Cheko ahé la
Julio T. Alika, ha la ipayé tuichaveva che hegüi ndaipotakoape - . - despídale inmediatamente -
le dijo a su mayordomo, palabra textual de don García. Conforme el relato de don Daniel
Escumbarti, con quien él, tuvo la oportunidad de hablar, a fines de la década del año 1960.

Página 52
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Lorenzo recibe la notificación que está despedido, se dirige hacia la oficina, y camino a ella,
fue recibido por los capangas a tiros cruzados con armas de fuegos de distintos calibres. Pero a
él no le impactaba ninguna bala, desahuciados los capangas, paran de disparar. Lorenzo se
aproxima de la oficina del patrón, para retirar sus pertenencias, es invitado para pasar adentro y
hacer el ―arreglo‖. El les dijo, - Peguerunte cheve la che cosa cuera, ha la che plata aveì –
inmediatamente se les entregó todo y se le pidió para abandonar el lugar.

Otras de las suyas

Cuando viajaba en alguno de los barcos, tanto río arriba como río abajo, llegaba a la altura que
él quería desembarcar y el barco ya no iba más, ni de un lado ni del otro. Los capitanes, ya
sabían que Lorenzo estaba a bordo. Automáticamente daban las órdenes para que con un bote
auxiliar se le acercara al pasajero a la costa.

En la zona de puerto Irala, era lugar de predilección de Lorenzo, había un lugar denominado
Villar cué, habitado por los aborígenes. Allí, él convivía con ellos, pero los nativos les temían.
Un día decidieron matarle. Lorenzo, iba y venía hacia el lado argentino. En uno de esos viajes,
para cuando regresara, los nativos prepararían una emboscaba contra Lorenzo.

Existía en la barranca del Paraná, que era bastante pronunciada por cierto, un rollo que quedó
en el lugar, como una reliquia, medía uno veintitrés metros de largo y un poco más de un metro
de diámetro. Los nativos se apostaron atrás, con todos sus armamentos ―bélicos‖, que la gran
mayoría eran arcos con flechas. Lorenzo, venía subiendo la barranca, procedente de la
Argentina, ellos, los nativos, a la pesca detrás de la madera, que era un Petereby hû. Pronto
para atacarle, de repente la madera que servía de parapeto, comenzó a moverse como una
serpiente gigante. Los nativos despavoridos, huyeron a la estampida. Así, Lorenzo, recorría el
Alto Paraná.

Este relato fue narrado por don Daniel Escumbartti, quien había arribado a Alto Paraná, en el
año 1.958, y trabajó en Puerto Kurupayty, como administrador de la fábrica envasadora de
Palmito, a cargo de la Industrial Paraguaya.

Los hermanos Moreira

En el año 1.924, se dio el caso de una corta familia. Los hermanos Moreira, Adolfo y Juan, su
señora madre y una hermana de nombre Tomaza, quines harían el papel de cocineras y
realizarían lavados de ropas de los hermano, mientras estos trabajaban.

Fueron contratados por don Alika. Ellos hicieron para sus propios campamentos, a las afueras
del concéntrico del trabajado. Don Alika, poseía de los famosos ―pomberos‖, estos eran
camuflados de peones que se confundían con uno más de los MENSUES. Los hermanos
Moreira, siempre andaban bien pertrechados de armamentos. Cuando fueron contratados, nadie
se dio cuenta de la peligrosidad de esas gentes.

Página 53
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Julio T. Alika, comenzó a preocuparse, entonces, acompañado de sus séquitos, trataron de


tenderle una trampa para desarmarles y someterles a la esclavitud incluyendo a la madre y a la
hermana. Mandó un emisario a decirle a la madre que don Julio, quería que se vaya la hija a
realizar alguno mandados en la oficina del patrón. Los hermanos consultaron entre sí y les
contestaron al ordenanza que ellos trajeron a su madre y hermana, para realizar tareas para
ellos y no para extraños.

La tentativa de la trampa no funcionó, dejó pasar un buen tiempo y nuevamente intentó. Esta
vez, fue para realizar una bailanta en la administración y atraerles a los dos hermanos, en
donde no se permitiría que nadie entre armado, porque en el trabajado los personales no se
usaban armas. Los hermanos se dijeron uno a otro, que si se iban desarmados, iban a la boca
del lobo y que si se iban armados, intentarían desarmarles. Si este último sucedía, ellos no
tendrían otra alternativa que abatirse con ellos, aunque les costasen la vida. Previamente
pusieron a su familia a salvo.

Se dirigieron a la fiesta organizada por la Administración. Fue exactamente como ellos


pensaron, al llegar, los capangas, lo primero que hicieron fue revisarles a ellos, a lo que no
aceptaron. Allí nomás comenzaron las balaceras. Los hermanos eran muy diestros, no les
fueron fáciles de abatirles. Ellos, se fueron preparados para cualquier eventualidad, bien
pertrechado. El resultado de la refriega, fue de 17 muertos incluyendo mujeres. Alika se
internó en el bosque. Los hermanos cruzaron el Paraná y se refugiaron en Puerto Adela.

Al día siguiente, enviaron un emisario con una esquela, ordenando a Julio Alika, a que les
preparasen sus respectivos haberes y que les enviasen a Posada, si es que no quería recibir una
visita inesperada de ellos. Así sucedió. Después de estos acontecimientos, comenzó lentamente
el declive del poder de los patrones feudales del Alto Paraná.

Estos Puertos mencionados río arriba, quedaron anegados bajo las aguas del Paraná, después
de que se represara, con la monumental obra de la Itaipú Binacional.

Vicente Antonio Matiauda, otro patrón de la época del MENSÚ

Don Vicente Antonio Matiauda, Tío de Alfredo Stroessner, familia de estirpe y ascendencia
abolengo, llegó a la espesura del monte de Alto Paraná procedente de Villa Encarnación, para
la explotación de la Yerbamate y las maderas. Debemos recordar, en los tiempos que pululaban
por estos lugares los ―patrones‖ obrajeros. La región, políticamente dependía de Villa
Encarnación y la parte Norte, pertenecía a San Pedro de Ykuamandyyú.

Don Matiauda, tenía en Encarnación su atracadero, inclusive una gran playa en donde juntaban
las maderas para embarcar desde ahí, por medio de grandes Jangadas ―catres‖, hasta la ciudad
de Buenos Aires, remolcadas por grandes barcazas, que también eran las que llevaban los
famosos mboroviré, yerba elaborada para que se embasasen en tierras porteñas como
productos paraguayos.

Página 54
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Según testimonios de gentes que trabajaron con él, que no era menos que los otros ―patrones‖
de la época del MENSÚ. Los trabajos de obrajes, eran muy sacrificados. Los que debían
realizar las actividades, eran hacheros, carreros, jangaderos, cuarteadores, etc. Todo trabajo, se
tenía que realizar a fuerza de los brazos de los MENSUES, no existían en ese tiempo las
famosas motosierras. Luego de terminadas las actividades, inclusive se les esquilmaban,
maltrataban, torturaban y hasta se les segaban la vida, por un puñado de monedas. Así se
―trabajaba‖, la esclavitud en la selva del Alto Paraná, estaba garantizada por las autoridades de
turno. Si por acaso el MENSÚ, osaba abandonar el trabajado, era perseguido por los llamados
capangas o yagunzos acompañados de perros, los alcanzaban y los mataban, luego los tiraban
en el río. Don Vicente Antonio Matiauda, tenía una visión muy aguda, aprovechó a lo máximo
su estadía en la región, a los pocos tiempos, bautizó el Puerto en donde explotaba como suyo,
con el nombre de uno de los Presidentes más austeros que tuvo el Paraguay. Dr. Manuel
Franco, en homenaje a su amigo, quien ejerció la primera magistratura de la República del
Paraguay desde el año 1916 – 1919.

Claro, no fue un puerto fundado por él, sino que llegó hasta el lugar y utilizó como suyo. En
las inmediaciones ya existían personas que habitaban. Inclusive del otro lado, ya existía otro
puerto denominado Aguirre. Era un poco más poblado que Presidente Franco, también ya
existía el famoso Puerto Meira del lado brasileño. Fueron alguno de los Puertos que
conformaban las tres Fronteras.

Los hombres de confianzas, quienes estuvieron al lado de don Vicente Antonio Matiauda,
fueron los señores Policarpo apodado (Polí), Gregorio Fernández (Kurepí), Leonardo (Leo).
También le acompañaba un legendario personaje Gastón Gadin. Don Vicente Matiauda, fue
una persona muy dura en su trato con los personales. Un día cae desmayado de tanta fatiga uno
de los peones. Hace que lo atiendan en la sombra, luego de recuperarse, le solicita que
abandone su lugar de trabajo, porque no le servía para el efecto. Fue menos cruel que don Julio
Toribio Alika, pero tan esclavizante como los grandes hombres del feudalismo altoparanacero.

Los franqueños atribuyen la fundación de esta comunidad, a don Vicente Antonio Matiauda. El
pequeño poblado de la zona, era propio de un lugar fronterizo, así como he mencionado en otro
apartado de éste mismo material, que los Distritos de Alto Paraná a excepción de Puerto
Presidente Stroessner, ninguno más fue fundado. Ellos, comenzaron a erigirse en tales, por la
fuerza de la inercia y por el sacrificio de sus gentes, quienes realizaron gestiones y muy
esforzadas por cierto, para conseguir sus objetivos.

Como prueba fehaciente de esta afirmación fue lo que sucedió con Presidente Manuel Franco,
siendo ya un emporio de la acción civilizadora, desde donde emigraron gentes e instituciones
al novel Puerto Presidente Stroessner, tuvieron que gestionar duramente, ante el Gobierno
Nacional, para que les reconozcan legalmente como Distrito. Así lo consiguieron mediante la
Ley Nº 469, del 15 de noviembre del año 1.974.

Página 55
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El ocaso de la Administración de don Matiauda

Puerto Presidente Franco, estuvo a cargo de don Vicente hasta fines del año 1944, fue el
mismo año, en que en el puerto también explotado por él, en Paranambú, había ultimado a
balazo a Víctor Acuña, Comisario del lugar, en presencia de un soldado apodado Riquelme-i.

A consecuencia del hecho mencionado más arriba, fue apresado por un contingente militar,
quien vino exclusivamente para capturarlo. Este acontecimiento, fue el inicio del ocaso de la
época esclavizadora de la espesura selva de Alto Paraná.

Fue llevado preso en el barco Mariscal López a Encarnación, de ahí fue trasladado a Asunción
recluido en la antigua Cárcel. En la sazón, era presidente de la República, el Gral. Higinio
Morínigo. Un buen día, un militar, se interesa por el hombre que fue llevado preso de la zona
de Alto Paraná y solicita una entrevista con el presidente, cuestionándole si qué se haría con
aquel varón que vino preso de Alto Paraná.

El Presidente Higinio Morínigo, le preguntó, cual era el interés de él, acerca del preso.
Respondió el militar, él fue quien me hizo estudiar en el Colegio Militar. En aquel entonces, su
jerarquía Mayor del Ejército Alfredo Stroessner. Le respondió el presidente que se quedara
tranquilo, que no le sucedería nada.

En el año 1947, estalla la revolución entre las facciones políticas del Partido Liberales y el
Partido Colorado. Matiauda fue liberado. En el año 1954, Stroessner asume la presidencia de la
República del Paraguay y don Antonio Vicente Antonio, fue nombrado Delegado de Gobierno
de Itapúa. Seguía protagonizando hazañas de valentía, valiéndose de su investidura de
autoridad.

Comentario publicado en el “DIARIO” Asunción 1908, sobre Alto Paraná

Es preciso que sepa el mundo de una vez lo que pasa en los yerbales. Es preciso que cuando se
quiera citar un ejemplo moderno de todo lo que puede concebir y ejecutar la codicia humana,
no se hable solamente del Congo, sino del Paraguay.

El Paraguay se despuebla; se le castra y se le extermina en las 7 u 8.000 leguas entregadas a la


Compañía Industrial Paraguaya, a la Matte Larengeira y a los arrendatarios y propietarios de
los latifundios del Alto Paraná. La explotación de la yerba-mate descansa en la esclavitud, el
tormento y el asesinato.

Los datos que voy a presentar en esta serie de artículos, destinados a ser reproducidos en los
países civilizados de América y de Europa, se deben a testigos presenciales, y han sido
confrontados entre sí y confirmados los uno por los otros. No he elegido lo más horrendo, sino
lo más frecuente; no la excepción, sino la regla. Y a los que duden o desmientan les diré:

«Venid conmigo a los yerbales, y con vuestros ojos veréis la verdad».

Página 56
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

No espero justicia del Estado. El Estado se apresuró a restablecer la esclavitud en el Paraguay


después de la guerra. Es que entonces tenía yerbales. Ha promulgado un Decreto, en el año
1871, con que esclavizaría al paraguayo por casi un siglo, en poder de los latifundistas.

El mecanismo de la esclavitud es el siguiente: No se le conchaba jamás al peón sin anticiparle


una cierta suma que el infeliz gasta en el acto o deja a su familia. Se firma ante el juez un
contrato en el cual consta el monto del anticipo, estipulándose que el patrón será reembolsado
en trabajo. Una vez arreado a la selva, el peón queda prisionero los doce o quince años que,
como máximo, resistirá a las labores y a las penalidades que le aguardan. Es un esclavo que se
vendió a sí mismo. Nada le salvará. Se ha calculado de tal modo el anticipo, con relación a los
salarios y a los precios de los víveres y de las ropas en el yerbal, que el peón, aunque reviente,
será siempre deudor de los patrones. Si trata de huir se le caza. Si no se logra traerle vivo, se le
mata.

Así se hacía en tiempos de Rivarola. Así se hace hoy.

Es sabido que el Estado perdió sus yerbales. El territorio paraguayo se repartió entre los
amigos del gobierno y después la Industrial se fue quedando con casi todo. El Estado llegó al
extremo de regalar ciento cincuenta leguas a un personaje influyente. Fue aquella una época
interesante de venta y arriendo de tierras y de compra de agrimensores y de jueces. Pero no nos
importan por el momento las costumbres políticas de esta nación, sino lo referente a la
esclavitud en los yerbales.

En la reglamentación del 20 de agosto de 1885 se dice:

«Art. 11. -Todo contrato entre el explotador de yerba y sus peones, para que tenga fuerza,
deberá ser hecho ante la autoridad local respectiva, etcétera».

Ni una palabra especificando qué contratos son legales y cuáles no. El juez sigue poniendo su
visto bueno a la esclavitud.

En 1901, al cabo de treinta años, se deroga especialmente el decreto de Rivarola. Pero el nuevo
decreto es una nueva autorización, más disimulada, puesto que ya el Estado no tenía yerbales,
de la esclavitud en el Paraguay. Se prohíbe al peón abandonar el trabajo, so pena de daños y
perjuicios a los patrones. Ahora bien, el peón debe siempre al patrón; no le es posible pagar y
legalmente se le apresa.

El Estado tuvo y tiene sus inspectores, los cuales por lo común se enriquecieron pronto. Los
inspectores van a los yerbales para:
1. º) Reconocer toda la jurisdicción de su sección;
2. º) Fiscalizar la elaboración de yerba;
3. º) Cuidar que los industriales no destruyan las plantas de yerba;
4. º) Exigir que cada arrendatario le presente la patente del rancho arrendado, etc.».
Ninguna orden de verificar si en los yerbales se ejerce la esclavitud, y si se atormenta o fusila
al obrero.
Página 57
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este análisis legislativo es un poco inocente, pues aunque la esclavitud no se apoyara en la ley,
se practicaría de todas maneras. En la selva está el esclavo tan desamparado como en el fondo
del mar. Don Ramón Centurión en 1877, decía que la Constitución se detenía en el río Jejuy.
Suponiendo que un peón sacara de su cerebro enfermo un resto de independencia, y de su
cuerpo dolorido la energía necesaria para atravesar inmensos desiertos en busca de un juez,
encontraría un juez comprado por la Industrial, la Matte o los latifundistas de Alto Paraná. Las
autoridades locales se compran mensualmente mediante un sobresueldo, según me ratifica el
señor contador de la Industrial Paraguaya.

El juez y el jefe comen, pues, en ese plato. Suelen ser simultáneamente autoridades nacionales
y ―habilitados‖ yerbateros. Así el señor B. A., pariente del actual presidente de la República, es
jefe político de San Estanislao y ―habilitado‖ de la Industrial. El señor M., pariente también del
presidente, es juez en el feudo de los señores Casado y empleado de ellos. Los señores Casado
explotan los quebrachales por medio de la esclavitud. Todavía se recuerda el asesinato de
cinco peones quebracheros que intentaron fugarse en una barca.

Nada hay, pues, que esperar de un Estado que restablece, la esclavitud, con ella lucra y vende
la justicia al menudeo. Ojala me equivoque.

Y entremos ahora en el detalle de los hechos.

Publicado en "El Diario", Asunción, 15 de junio de 1908.

No siempre se arrea la peonada mediante contrato previo. A veces los racoteurs preparan
noticias de reclutamiento o de revolución, y ofrecen al cándido campesino un refugio en los
yerbales. Tales ocasiones de adquirir gratis la hacienda humana se facilitan si el empresario,
entendiéndose con las altas autoridades del país, dispone de la fuerza pública, no sólo para
asegurar fraudes y contrabandos, sino para organizar fraudes que arreen a los que quieren venir
a la selva del Paraná, y cacerías que cobren a los que quieren marcharse. Recientemente la
Matte Larangeira hizo un pacto de esta naturaleza con Bentos Xavier, al cual adelantó fondos
para que derrocara en Mato Grosso a un gobernador poco complaciente.

Sea por un sistema, sea por el otro, el peón cayó en la selva. Tiene mil probabilidades contra
una de no salir. Antes había la suspensión de labores desde fin de agosto hasta diciembre. Se
licenciaba al personal añadiendo el eslabón de un nuevo anticipo a la antigua cadena. Pero la
Matte suprimió esa semi-libertad de dos o tres meses. Era un gasto inútil; ¡con el anticipo
primitivo basta y sobra! La Industrial imita a la Matte; el año pasado no suspendió la zafra. Se
puede afirmar al pie de la letra que el obrero no volverá de la selva hasta que haya sudado toda
su sangre y lo despidan por usado, convertido no en un viejo sino en la sombra de un viejo, si
es que no lo fusilaron por desertor, no le encontraron muerto una mañana y arrojaron al río su
cadáver.

¡La selva! Extraen de ella enormes fortuna los negreros enlevitados que se pasean por las
calles de Asunción, de Buenos Aires o Río, y no llega a ella una ráfaga espiritual, un eco de la
cultura, un consuelo de la sociedad no perdida. En las 8.000 leguas del Alto Paraná no hay más
Página 58
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

que un juez comprado por la Industrial y un maestro de escuela, el de Tacurupucú. ¡Jurad sin
miedo que al maestro no le subvencionan! En esas 8.000 leguas no hay un boticario ni un
médico. Si los médicos manejaran el látigo o el fusil, ¡los habría! Dos tipos de extrema
degeneración: el esclavo, pobre bestia asustada, y el ―habilitado‖, bestia feroz, proxeneta de la
avaricia humana; he aquí todo lo que la humanidad ha dejado en la selva. ¡Qué importa!, esos
dos tipos son suficientes a constituir nuestra civilización legal: suministran el oro.

¡La selva! La milenaria capa de humus, bañada en la transpiración acre de la tierra; el


monstruo inextricable, inmóvil, hecho de millones de plantas atadas en un solo nudo infinito;
la húmeda soledad donde acecha la muerte y donde el horror gotea como en las grutas... ¡La
selva! La rama serpiente y la elástica zarpa y el devorar silencioso de los insectos invisibles...

Vosotros, los que os apagáis en un calabozo, no envidiéis al prisionero de la selva. A vosotros


os es posible todavía acostaros en un rincón para esperar el fin. A él, no, porque su lecho es de
espinas ponzoñosas; mandíbulas innumerables y minúsculas, engendradas por una
fermentación infatigable, le disecarán vivo si no marcha. A vosotros os separa de la libertad un
muro solamente. A él le separa la inmensa distancia, los muros de un laberinto que no se acaba
nunca.

Medio desnudo, desamparado, el obrero del yerbal es un perpetuo vagabundo de su propia


cárcel. ¡Tiene que caminar sin reposo, y el camino es una lucha: tiene que avanzar a sablazos,
y la senda que abre con el machete torna a cerrarse detrás de él como una estela en la mar!

Así trabaja hozando en el bosque sus galerías de topo, tendidas de picada a picada, agujeros en
fondo de saco por donde busca y trae la yerba. Desgaja, carga y acarrea el ramaje al fogón. Se
arrastra penosamente bajo el peso que le abruma. A eso se reduce la estúpida faena del yerbal,
a la de una acémila que hocicara ante su sendero de retorno. El paraje se llama ―mina‖, y el
peón, ―minero‖. La Cámara de Apelación paraguaya ha opinado que el yerbal es una ―mina‖.
Esta designación terrible es más elocuente que todo. Sí: hay ―minas‖ al aire y a la luz del sol.
El hombre desaparece, sepultado bajo la codicia del hombre.

El minero desgaja y acarrea de día. De noche -¡porque se pena de día y de noche en el yerbal!-
alcanza el fogón, verea el ramaje, es decir, lo tuesta en la llama, abrasándose las manos;
deshoja la rama destrozándose los dedos; pisa la hoja en el raído, sujetando con tiras de cuero
la mole, que llevará a cuestas hasta el romanaje donde será pesada...

¿Sabéis cuánta hoja exigen al minero diariamente la Matte Larangeira y la Industrial


Paraguaya? ¡Ocho arrobas como mínimo! ¡Ocho arrobas al hombro, traídas de una legua, de
legua y media por la picada! Cuando el minero suelta el raído, nadie se acerca al desgraciado,
que por lo común se desploma al suelo. Los capataces le respetan en ese instante. Una
desesperación sin nombre se apodera de él, y sería capaz de asesinar. La lástima es que jamás
lo haga, que jamás ejecute a sus verdugos.

Ahora, el barbacuá, el horno rudimentario en que se cuece las hojas. Allá en lo alto, sobre la
boca fulgurante, el urú encaramado, respirando fuego, vigila la quemazón. ¡Cuántas veces ha
Página 59
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

caído desmayado y lo han reanimado a puntapiés! El trabajo más cruel es quizá el acarreo de
leña al barbacuá, 70 u 80 kilos de troncos gruesos, bajo los cuales, en el calvario de una larga
caminata a través de la selva, la espalda desnuda sangra. ¡Sí; la carne cruje desnuda en el
yerbal, porque allí son muy caras las camisas!

Sumad el ejército de los mensualeros, atacadores de mboroviré, troperos de carreta, picadores,


boyeros, expedicionarios desprovistos de lo más preciso, obligados a cruzar desiertos y
pantanos interminables; chateros a quienes se paga por viaje de un mes y que regresan,
entorpecidos por las sequías, después de tres o cuatro meses de combate aguas arriba, con el
pecho tumefacto por el botador; sumadlo todo, y obtendréis la turba maldita de los yerbales,
jadeante catorce, dieciséis horas diarias, para la cual no hay domingo ni otra fiesta que el
Viernes Santo, recuerdo del martirio de Jesús, padre de los que sufren...

Y esa gente ¿qué come? ¿De qué manera se trata? ¿Qué salario se le abona y qué ganancia
produce a los ―habilitados‖ y a la empresa?

Contestar a esto es revelar una serie de crímenes... Hagámoslo.

Publicado en "El Diario", Asunción, 20 de junio de 1908.

Huida de los MENSÚES

En la década del año 1.940, sucedió en uno de esos obrajes, ubicado en las inmediaciones de
Ñacunday, denominado Barra Fría. Arreció un hambre cual nunca hubo en la zona. Los
obrajeros estaban al servicio de los hermanos Barthe. La especulación posterior, que el hambre
fue causada por los propios patrones.

A consecuencia, uno cuantos mensúes, decidieron escapar en grupo. Se escuchaba hablar de la


Industrial Paraguaya, hacia la zona de Itakyry. La intención de los obrajeros era llegar hasta
ahí. Se pertrecharon con armas de las que encontraban en sus caminos y emprendieron rumbo
hacia otra latitud, según cuentan, que el grupo de personas superaron el número de cuarenta,
entre mujeres y niños.

Enterado el patrón, Barthe, envió a sus capangas, casi en igual números, a perseguir a los
―fugados‖. Al otro lado del río Monday, fueron alcanzados, en donde se desató una batalla
campal, hubo baja de uno y otro lado. De este acontecimiento, fue avisado don Vicente
Antonio Matiauda, quien aún era el que comandaba el puerto Franco. Envió a uno personales
para que a los abatidos en el lugar, se les brindase cristiana sepultura. El lugar en aquel
entonces era denominada Curuzú Lacú, en homenaje a la muerte trágica de un carretero de don
Matiauda, apodado Lacú. Aproximadamente a la altura del km. 9 Monday a uno 100 metros
del río del mismo nombre, conocido hoy como Cementerio Guayaibi.

Página 60
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Música Alto Paraná (Guarania de Herminio Giménez)

Matiza el sol con oro en el barrancal Bridas de luz surgirán de la luna


Alza su canto el Alto Paraná Por detener su ansiosa libertad
Y en el vigor de su salvaje y largo andar Y así rebelde crines de plata se alzarán
Las nubes desatará la ofrenda del azul Mezcla de luna y aluvión
En tan grandioso altar. El Alto Paraná eterno correrá
Su cuerpo rumbo al mar.

El Mensú (Polea de Ramón Ayala y José V. Cidade

Selva noche luna, pena en el yerbal


El silencio vibra en la soledad
Y el latir del monte, quiebra la quietud
Con el canto triste del pobre Mensú
Yerba verde yerba, en tu inmensidad
Quisiera perderme para descansar
Y en tus hojas frescas encontrar la miel
Que mitigue el surco del látigo cruel.

Neike, Neike, el grito del capanga va resonando


Neike, neike, fantasma de la noche que no acabó
Noche, mala, que camina hacia el alba de la esperanza
Día, bueno, que forjarán los hombres de corazón

Río, viejo, río, que bajando vas


Quiero ir contigo en busca de hermandad
Paz para mi tierra cada día más
Roja con la sangre del pobre Mensú
Yerba verde yerba, en tu inmensidad
Quisiera perderme para descansar
Y en tus hojas frescas encontrar la miel
Que mitigue el surco del látigo cruel.

Página 61
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Mensú Poema
Alto Paraná, inhóspita selva virgen hacia donde nace el Sol; es lo único que se sabía
acerca de éste suelo patrio guaraní. En ella, abrigaba la espesura del bosque tropical, donde
la luna gemía al abrigo del tajy, clamando al cielo por la tala del Mensú, ¡ni siquiera se sabía
la codicia de los taita guasu!, y a poco no más, devastaron la riqueza del ka’aguy guasú.

Era el paso del Mensú a grandes zancadas, enlutando al mita guasu, que allá a lo lejos
dejara el ―arriero‖, para venir a derramar su sangre, dejar su vida y su esperanza, por una
promesa del karai guasu. Mensú, palabra mágica que ejercía poder sobre los obrajeros que
anhelaban un mañana mejor, por que los díceres he’ í, heta upépe la pirapire, ¡jaha que lo
mita ñamba’apo!, se hacían liga uno a otros, buscando un mejor porvenir.

Nadie sabía el destino de los que venían rumbeando la selva virgen del Alto Paraná.
Nunca volvieron a su terruño, para dar noticias a sus seres queridos; lo único que se sabia,
que las jangadas del Tajy, el Cedro y el Yvyraro, eran los que corrían río abajo por el
Monday y rumoroso Paraná, rumbeando en lontananza para nunca volver, ¡Oh madre selva
del Alto Paraná! grita la patria vejada por Alica y sus capangas, que nunca supieron piedad y
se alzaron con la riqueza de la madre natura, a costa del sudor y sangre del Mensú.

El Mensú, tétrico, arrogante, se yergue imponente en el este del país, ¡Alto Paraná!,
¿qué has hecho de mis hijos? grita la madre patria, ¡devuélveme a aquellos que gimen en tu
tierra, con su sangre derramada por el porvenir de una familia feliz! ¡Además de
desangrarme, privas a mis hijos que habiten libremente bajo la sombra de mi selva guaraní!

¡Alto Paraná! grita el Mensú, ¡líbrame de mis opresores, cobíjame bajo tu sombra,
para que los gringos no nos dañen! ¡Alto Paraná! con la bravura del río que lleva tu nombre,
hoy tu selva se ha librado de los malvados akã guasú, abre pues tus puertas para darnos luz
de esperanza, a poco de lo que fuera el ayer, y trae contigo un brillo en el horizonte, a esta
gran Ciudad.

Ahí está tu hijo, ¡Oh selva bendita guaraní!, con el grito estentóreo, al amanecer te
saludo Alto Paraná. El arriero y el minero se confunden en su andar y con la frente erguida,
forjan el camino hacía el progreso y para el futuro de nuestra querida Ciudad. Puerto
Presidente Strossner, cuna de esperanza de una gran nación, imponente se yergue la grandeza
del puente de la Amistad, Itaipú florido nda ijojahái.

Ciudad del Estepe eñehenói, era moderna ndaje upeva, pero umi yryvu guasu, ñande
rehe okarúva, na ñanderejáitaramo pytu’uhaguame, iporavénte a jevy che rapykuerére en la
época del Mensú. Apevénte amoñe’eta yby ahayhuva Alto Paraná, hi’anga’u chéve rohecha
jevy, Ciudad Jardín ramo reminbipa, ha pe kuarahy reséme, ko’e ko’ere, vy’a pavépe
torohecha.

Fidel Miranda Silva

Página 62
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Alguno Puertos existente de la época antigua de Alto Paraná

Los puertos del lado paraguayo: Puerto Tacurupucú, (actual Hernandarias), Puerto Embalse,
Puerto Palma, Puerto Indio, Puerto Gral. Díaz, Puerto Marangatú, Puerto Dorila, Puerto
Guaraní, Puerto Adela, Puerto Presidente Franco, Puerto Esperanza – i, (tres fronteras) Puerto
Bertoni, Puerto Giménez, Puerto Flores, Puerto Irala, Puerto Curupayty, Puerto Ordoñez,
Puerto Irene etc.

Puertos del lado brasilero: La colonia (Foz de Yguazú) Puerto Bella Vista, Puerto Ipiranga,
Puerto Santa Elena, Puerto San Francisco, Puerto Britania, Puerto Méndez, que era del famoso
Julio Toribio Alika, Puerto Artaza, Puerto Meira. etc.

Puertos del lado argentino: Puerto Yguazú cué, Puerto Aguirre, Puerto Bemberg, El Dorado,
Libertad y otros.

Estos puertos, de la época histórica de Alto Paraná, servían para el atracadero de las barcazas,
que traían a los obrajeros, para trabajar con los ―capos‖. Todos, además de los Saltos del
Guaira, quedaron anegados, bajo las aguas del gran lago de Itaipú, junto con los 1.350.000
Km2 de tierras y bosques.

En la época del “MENSÚ”, la región del gran Alto Paraná, estaba conformada exclusivamente
por paraguayos, porque bien es sabido que todas estas regiones antes de la guerra contra la
Triple Alianza, fueron territorios del Paraguay. Esa es la razón, de que cuando nos referimos a
la región de Alto Paraná, estamos hablando de toda la comarca, en donde predominaban las
costumbres y la cultura paraguaya. Las comidas, más renombradas: arroz carretero, chataca,
mandi‘ó reviro, polenta, locro; el desayuno más común, que ha quedado hasta la época en los
hogares campesinos más humildes, era el ―reviro‖. Se preparaba con harina mojado con
salmuera, y se cocinaba con grasa de vaca, este se acompañaba con cocido negro.

A los que habitaban esta zona, se les conocía como ―altoparanacero‖ los mensualeros,
―MENSÚ‖, contratados por los ―patrones‖, generalmente eran obrajeros, también se les
conocían como descubiertero, consistía en derribar los frondosos árboles de los bosques de
Alto Paraná, y lo convertían en rollos. Estos se sacaban en carro alzaprima, hasta la ribera del
río, en la margen derecha, estos eran los ríos Acaray y Monday, en donde se formaban
pequeñas jangadas de a cinco, siete y hasta diez ―palos‖, que a su vez caía en el río Paraná. En
los lugares donde no había ríos para sacar las maderas, hasta el Paraná, de igual forma, se hacía
con el carro alzaprima.

Página 63
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Así trabajaban los Mensúes. Esta fotografía, fue tomada en uno de los trabajados de la época. Los carros alzaprima, con
sus rollos, iban en convoy, hasta la orilla de los ríos más cercanos, para que las maderas, sean formadas en jangadas e ir
río abajo, más allén de nuestra frontera.

Éste es el carro alzaprima, aun se utiliza en la actualidad. En éste caso el animal de tiro es el buey. Foto tomada en
la zona de Caagauzú (Fidel Miranda Silva)

Página 64
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Otro toma de un carro alzaprima. Se puede notar la envergadura de la rueda, para que abajo puedan caber los
rollos (fotografía Museo Tacurupucú, gentileza Leslie Villanueva)

Vivienda antigua de Hernandarias

Página 65
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Crecimiento demográfico del Paraguay, desde 1.950 a 2.002

En el censo del año 1950, el Departamento Alto Paraná, albergaba a 0,72% de la población
nacional. Esto en cantidad de habitantes, representa 9.531, sobre un total de 1.328.452. En
1962, esta proporción crece a 1,32%, un total de 24.067 habitantes, sobre un total de población
de 1.819.103 habitantes.

Adicionado los Departamentos de Itapúa y Caaguazú, que estaban ligados parcialmente a la


geopolítica de Alto Paraná. En el año 1972, la población crece en un 2,59%, 67.044 habitantes,
sobre una cantidad poblacional a nivel país, de 2.357.955 hts. El censo del año 1.982, arroja
una porcentaje de 15,8% es decir 199.644 habitantes, sobre un total de 3.029.830. En 1992 esta
cifra crece vertiginosamente a un porcentaje de 32,1%, 406.584 habitantes, de un total de
4.152.588 y para el año 2.002, esta cifra llega al 44,1%, 558.672 habitantes, sobre un total de
5.163.198. Acotamos que el crecimiento a partir del año 1.973 en adelante, es solamente sobre
una superficie de 12.740 Km2.

Página 66
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

547.000 habitantes
distribuidos en el
769.140
resto del país
Habitantes en cuatro
Departamento. 9.531 habitantes, en una
Cordillera, Guaira, superficie de más de 25.000 Km. 2
Central y Paraguari.
19.257 Km.2

1.326.000 habitantes, era la cantidad


poblacional en el año 1950, según
datos del censo de la época

Se puede notar que hasta fines del año 1960, la concentración poblacional, en el área
minifundista, a lo que nos hemos referido más arriba, representaba un conglomerado
centrípeta, respondiendo a un solo modelo unipolar, cuyo centro era la capital del país. Fuera
de este, saliendo un poco al Este, en la zona de Alto Paraná, entre las dos cuencas
hidrográficas, Paraguay y Paraná, constituía como un límite infranqueable al avance de la
población nacional. Ese límite precisamente marcaba el inicio de los grandes bosques
extendidos hacia el oriente de la gran región de Alto Paraná (secretaría técnica de
planificación).

La presencia de las empresas privadas en la región, las explotadoras de los recursos naturales,
dieron inicio a la época del ―MENSÚ‖, esto fue la consolidación de los señores feudales de la
región de Alto Paraná. El Paraguay de la post guerra, fue marcado por largo período de
postergación del desarrollo de la zona de Alto Paraná, casi un siglo de sombra.
Lastimosamente, esta época tiene que ocupar las páginas negras de la historia del Paraguay.

Página 67
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Publicidad

Página 68
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se crea el Departamento Alto Paraná

La falta de configuración del perfil geopolítico del país, incidía enormemente en la división
política del territorio paraguayo. Hasta tal punto que a mediado del siglo XX, la división
política administrativa interna se circunscribía, al contorno capitalino y su área de influencia
más próxima. Mientras que el resto del territorio nacional, estaba liberado de cualquier interés
poblacional, tanto en la región oriental como occidental. Los dominios de la propiedad privada
no se interrumpían ni siquiera por la delimitación geográfica de un sistema político
administrativo, con el fin de proporcionarle un desarrollo sostenido a la región, que podría
haber sido planificado eventualmente por el gobierno nacional.

Al inicio de la década del año 1950, se inicia un reordenamiento geopolítico del territorio
nacional. En el año 1945, el gobierno nacional, decretó la creación de dos nuevos
Departamentos, en la región oriental, el primero, Departamento de Amambay y el otro,
precisamente el Alto Paraná, con esto, corrigió lo absurdo que era el Departamento de San
Pedro, que administrativamente, comenzaba como cabecera, sobre el río Paraguay y su fondo
terminaba en el río Paraná, sin ningún medio de comunicación económicamente viable, de un
extremo a otro extremo (Bertoni, Moisés Santiago)

Con el mapa que hemos insertado más arriba, se puede notar, lo que afirmaba Moisés Bertoni,
de lo absurdo que era el Departamento de San Pedro. También vemos el amplio dominio de
Encarnación, sobre la ribera del Paraná, que abarcaba hasta casi las Cordilleras del Mbaracayú.
Prácticamente para los gobernantes, la exuberante selva de Alto Paraná, además de
impenetrable, era totalmente ignorada por ellos, lo que no sabemos si se han olvidado a
propósito, o por ignorar esta rica zona. Por la venta masiva de tierras que realizaron a los
grandes latifundistas. Podemos deducir que, lo olvidaron a propósito y no por ignorancia.

Página 69
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

División Política del Paraguay a partir del año 1.945 a 1.973


I A
I V
L
O
B

16

Fu
erte
Oli
mp
o
B oq u e ró n B
15 ri bia R
g ar
ti A
l Es R ío Apa
ca
ris

S
a
M

I
Am
13 am

L
C ordille
1 ba
y

Concepción Pedro J.

ra
Caballero
de Mba
raca

14
Presidente Hayes San Pedro

uazú

raná
Departamentos 2 5

C aag

Alt o Pa
Villa 10
Región Oriental 1 Concepción AR Hayes 3
GE Cordillera
2 San Pedro

raná
NT 11 Caacupé Cnel. Oviedo
Hernandarias
IN
l

3 Cordillera Asunción
nt ra

A
arí

R ío Pa
Guairá
Ce

4 Guairá
agu

4a
9 Vil la ric
5 Caaguazú
Par

Caazapá
6 Caazapá 6
7 Itapúa Pilar SanJ. Bautista
Itapúa ión
8 Misiones 12 8 7 nac
Ñeembucú
Mision es
nc ar
9 Paraguarí aE
Vill
10 Alto Paraná A
11 Central N
I
T
12 Ñeembucú E N
R G
13 Amambay A

Región Occidental 14 Pte. Hayes


15 Boquerón
16 Olimpo

Página 70
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En éste mapa, se puede notar que, el Departamento Alto Paraná, llegaba hasta las Cordilleras
del Mbaracayú, conformando una superficie superior a 25.000 Km2. También deja notar, del
mapa anterior, que el décimo Departamento, se desprendió del séptimo, que es Itapúa. La zona
de influencia, en cuanto a la exhuberancia del bosque, partía desde Encarnación y llegaba
Hasta el Mbaracayú. La espesura del mismo, fue la que no permitía la penetración para la
población, en esa parte del país. La selva era inhóspita. Abrigaba a las fieras más salvajes, y
grandes cantidades de nativos, organizados en tribus.

Ubicación geográfica y límites del territorio de Alto Paraná

Alto Paraná, está ubicado al Este de la región Oriental. Comprende entre el paralelo 24º 30‘ y
26º 15‘ de latitud Sur y los meridianos 54º 20‘ y 55º 20‘, longitud Oeste.

La antigua región de Alto Paraná, abarcaba desde las cordilleras del Mbaracayú, al Norte, y al
Sur, hasta Encarnación, al Este, el río Paraná y al Oeste, una línea imaginaria, que se alza a
uno 100 Km. tierra adentro, entre el río Paraná y Paraguay, que forma la división de agua,
entre las dos grandes cuencas hidrográficas del país. Esta línea imaginaria pasaba por las
cordilleras de Caaguazú.

La zona de influencia desde la perspectiva geopolítica, comprende: al Sur, hasta Encarnación,


al Norte, forma un contorno geográfico comprendido entre las Cordilleras de Mbaracayú y
Amambay, al Oeste, tenía influencia hasta parte de San Pedro, Caaguazú, Guairá y Caazapa.

Caazapa

Itapúa
Canendiyú

Caaguazú

Alto Paraná

Página 71
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

A partir de la demarcación territorial, con la división política, en Departamentos, y en especial


el de Alto Paraná, geográficamente, existió dicho Departamento. Desde los albores de la
historia del Paraguay, la región en mención, ha sido de interés y codicia de los invasores, y ni
que decir de los grandes capitalistas terratenientes, que habían fijado sus ojos por estos vastos
territorios, que posteriormente fueron ―vendidos‖ al capricho de los vendepatrias, por migajas,
so pretexto que, era la única forma de llegar el progreso de la civilización en la región.

Después de la guerra contra la Triple Alianza. Los gobernantes de turno, quienes vilipendiaron
y desangraron a la nación paraguaya, supuestamente, con la finalidad de ―proteger‖ de las
probables invasiones por los portugueses, que desde tiempo inmemorial, acosaron e invadieron
al Paraguay, por medio de los bandeirantes, conocidos como los piratas del Paraná, quienes
persiguieron y diezmaron al pueblo paraguayo. ―Vendieron‖ a precios de migajas al mejor
postor, so justificación, de que el Paraguay, debía enajenar las tierras improductivas, para que
de esa forma se pudiera ―recaudar para el fisco‖, porque el arca del Estado estaba vacía.

Don Carlos Antonio López tenía una especial atención e interés por éste gran territorio, mandó
construir caminos en la ribera del Paraná, con una extensión, más 700 km. aproximadamente.
Justamente para tratar de proteger la frontera, de las invasiones de los bandeirantes, al servicio
de los braganzas. Los nuevos gobernantes de la post guerra, aquellos legionarios que se
apoderaron del Paraguay de Francia, de don Carlos, del Paraguay patriótico. Lo convirtieron en
botín de guerras y lo entregaron al mejor postor, con el supuesto de que la privatización de la
explotación de los recursos naturales, traerían la civilización y el progreso a la región.
Vendieron las mejores reservas, a los grandes capitalistas extranjeros, principalmente ingleses,
formando así, grandes latifundistas.

Clima

En la época de la espesura de la selva del Alto Paraná, el clima prácticamente era regulado por
el sol y el viento, marcado por las estaciones propiamente dichas. Predominaban los vientos
Norte y Este. Cuando soplaba el viento Norte, mismo en invierno, hacía calor, y cuando
soplaba el viento Sur, mismo que fuese verano, hacía frío. La temperatura mínima en invierno
llegaba a los 0ºC, entre 32 y 33º Fahrenheit. En verano, orillaba los 40ºC, aproximadamente
100º Fahrenheit. La temperatura media oscilaba entre 17ºC a 23ºC. Las estaciones del año eran
esperadas principalmente para el cultivo y la cosecha, nunca fallaba. La entrada del otoño, era
caracterizada por la caída de las hojas. En el invierno, el amanecer cubría una espesura de
neblina, también llamada cerrazón, que con la luz del sol, en el transcurso de la mañana, se iba
disipando lentamente, no antes de las 11:00 A. M. principalmente en invierno.

Según anota el sabio Moisés Bertoni en su libro régimen de lluvias en el Paraguay, que en el
Alto Paraná la época más lluviosa, era entre el 23 de mayo al 12 de junio. La época menos
lluviosa, va desde el 14 de junio al 4 de septiembre. La época menos lluviosa es el invierno,
generalmente llega a ser seco. La característica de Alto Paraná, en cuanto al clima, durante el
día y la noche de todo el año, el rocío hacía parte de él, en forma permanente. Depositando
pequeñas gotas de agua, que humedecían la tierra, éste, servía como un regadío natural para la
agricultura. Era una de las razones que las plantaciones en general, fuesen más exuberantes y
Página 72
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

frondosas, los follajes y los tallos de la selva, eran enriquecidos con mayores pigmentaciones.
Éstos, permitían el desenvolvimiento normal y natural en los cambios de climas en cada
estación del año.

Flora
La vegetación era variada en el bosque tropical del Alto Paraná, la espesura de la selva, no
permitía fácilmente caminar a pie. Los árboles eran mucho más frondosos que los árboles de
otra región del país, inclusive de Europa, así lo afirma Félix de Azara, en la investigación
realizada en esta zona. Las variedades eran incontables, generalmente, no se encontraba una
docena de la misma especie en una redondeza no menor de quinientos metros. El suelo estaba
siempre cubierto por hojas secas, de ramas y troncos podridos. De helechos, caraguataes y
otras variedades de pequeños arbustos. Según Félix de Azara, que las maderas comunes
conocidas también en Europa, aquí, eran mucho más altas y gruesas y las cualidades de las
mismas, eran superiores tres veces más a la que él conocía. Daba como ejemplo, el caso del
cedro. Que las embarcaciones hechas de esa madera, duraban tres veces más en el tiempo que
las construidas en Europa del mismo tipo de madera.

Las variedades de las maderas de la selva de la época de la exhuberancia, podemos citar alguna
de ellas. Estas son: El Cedro, Petereby, Ybyraró, cancharana, Ybyrapytá, Incienso, Lapacho,
Guatambú, Laurel, Timbó, etc. Además las inmensas plantaciones naturales de la Yerbamate y
el Palmito. Estos eran explotados por los grandes latifundistas y llevados a Europa. La vía
fluvial, principalmente el Paraná, servía a los ―empresarios‖ para llevar nuestros recursos al
otro lado del Atlántico. Uno de los principales exponentes, era la Industrial Paraguaya.

La gran mayoría de las maderas mencionadas, hoy, ya no existen como medio de recursos
naturales, ni los yerbales y mucho menos los palmitales. El hombre se ha encargado de traer la
―civilización‖ a la zona y a consecuencia, se tuvo que talar todas las maderas, del exuberante
bosque, del Alto Paraná, para poder ―construir, una ciudad y un país mejor‖. Lo peor, es que
ninguno de los responsables por el flagelo de la deforestación, osaron tan siquiera de
reforestar, aunque sea en mínimas proporciones de lo que fuera antiguamente.

Las tierras, que las cobijaban, se fueron mecanizando, para que la ―acción civilizadora‖, trajera
consigo el progreso, a la pujante Alto Paraná. Las tierras se enajenaron a grandes
terratenientes, para que ellos exploten en sus beneficios, y llevar el fruto de la misma, más
allén de la frontera. La historia se repite. Sin embargo nadie hace nada para detener esta
―acción civilizadora‖, en beneficio de la comunidad del Alto Paraná y del país.

La invasión portuguesa al Paraguay, en forma silenciosa, con la ocupación de nuestro


territorio, no contento con explotar solamente las tierras y llevar sus frutos a comercializar
fuera del país, sin dejar ningún beneficio económico. Lo han inutilizado, rociándola con
agrotóxicos, no solo las tierras que ellos producen, sino en detrimento de terceras personas,
que lo más probables que sean campesinos, sin ninguna protección, y que finalmente se sienten
obligados a vender sus pequeñas parcelas a los brasileños.

Página 73
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fauna (cuadrúpedos)
Entre los animales que habitaban la cuenca del río Paraná, a lo largo y ancho, se pueden
mencionar varios de ellos, que inclusive hoy muchos ya están en etapas de extinción, por lo
menos en esta zona del país. El Mboreví (Tapir), Tamanduá (oso hormiguero), Caguaré,
Aguaraguazú, Aguara‘i, Yaguareté, León, Guazú (venado o gacela), Leopardo, Onza, Paca
(Nutria), Acutí, Carpincho (Capibara), Curé ka‘agüy (Tagua), Cure‘i (Jabalí), Tapití. Etc.

Ka’í guazú – zoológico Itaipú

Cuãtî – Zoológico Itaipú

Página 74
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Acutí, roedor – zoológico Itaipú

Lobo pé (Jagüa rundí) – zoológico Itaipú animal acuático

Página 75
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Yacaré, carnívoro – zoológico Itaipú

Curé-i (Tajy catí) zoológico Itaipú

Página 76
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Mborebí (Anta) – herbívoro zoológico Itaipú

Carayá – zoológico Itaipú

Página 77
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Yaguareté – zoológico Itaipú

Puma – zoológico Itaipú Yaguareté – zoológico Itaipú

Página 78
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fauna (aves)

Tûkã, Loro, Maracaná, Cotorra, Anó, Pilincho, Paloma, Tortola, Yerutí, Akã‘ê, Zuruku‘á,
Guaigüingué, Aloncito (hornero), Cardenal, Ypekũ, Pato silvestre, Ynambú guazú, Ynambú‘i,
Tetêũ, Tuyuyú, Ñandú guazú, Suindá, Ñacûrutú, Urraca, etc.

Ñandú guazú – zoológico Itaipú

Además, también se puede mencionar una gran variedad de víboras, como ser el Kuriyú, Mboí
corá, (Coral), Ñanduvire‘i, Mboí chiní, (Cascabel), Ñakaniná, Mboí hoby, Mboí roý (Boa), etc.

También abundaba diferentes tipos de simios, macacos, como el Ka‘i mirikiná, Ka‘i guazú,
Karayá etc.

Página 79
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Güa‘a sayjú – zoológico Itaipú Ñacûrutú – zoológico Itaipú

Tûkã – zoolígico Itaipú


Página 80
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Güyrá cha’hã – zoológico Itaipú

Página 81
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Polluelos de güyrá cha’ã

Mbÿtû´- zoológico Itaipú Suindá – zoológico Itaipú

De todos los animales que están como ilustración de éste material, están en etapa de extinción,
tanto sean las aves como los animales cuadrúpedos; mamíferos, herbívoros y carnívoros. La
depredación de la zona del Alto Paraná, fue la causa principal. Los hombres han destruido el
hábitat natural de los mismos.

Arara-canindé (Ara araraúna)

Gua’a sayjú
Página 82
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Hidrografía

Los principales afluentes del Paraná son los ríos Acaray y Monday. El primero, al Norte con
una cuenca hidrográfica de 1.004.000 hectáreas y el río Monday al Sur, con una superficie de
692.000 hectáreas. Además están los siguientes ríos, los más importantes en la zona Sur, son:
Ñacunday y el río Yacuí guazú, éste último, sirve como divisoria limítrofe, entre el
Departamento de Alto Paraná e Itapúa. Los afluentes del Monday son: arroyo Santa Lucía,
arroyo Yata‘í, arroyo guembety guazú, arroyo Acãpytã, arroyo Ycuá Pytã, arroyo Piroy, arroyo
Ybú y el arroyo Cabayú Cangüé etc. Así queda comprendida, la cuenca hidrográfica del Sur
del Paraná.

Al Norte, el río Acaray, que desemboca en el Paraná, su curso hidrográfica de Noroeste, divide
al Departamento de Caaguazú, otros de los ríos importantes son: río Limoy, río Itambey, que
sirve como límite entre el Departamento de Alto Paraná y Canendiyú. El río Acaray, tiene
como afluentes al río Yguazú. Más al Norte, están los arroyos Susto, Paso Itá, Capiíbary, Santo
Tomás, arroyo Itakyry, Ytû etc. también desembocan en el río Paraná, los arroyos Pirá Pytã,
Pikyry e Itabó guazú etc.

En total, la cuenca hidrográfica del Paraná, totalizan treinta y cuatro entre ríos y arroyos. Son
causes hídricos con agua permanente durante todo el año. El río Acaray es navegable para
embarcaciones pequeñas, desde el embalse de la represa hidroeléctrica, río arriba, hasta su
naciente. Río abajo, el cauce se encuentra totalmente seco, interrumpido por la exclusa de la
represa del Acaray.

El río Monday, es navegable para embarcaciones de portes pequeños y medianos, desde uno
kilómetros de su salto adentro, que lleva su mismo nombre, río arriba hasta su naciente,
también desde la caída del salto, hasta el Paraná.

Suelo

Gran parte del departamento está formado por tierras altas y onduladas. Las áreas próximas al
río Paraná presentan pendientes pronunciadas, con altas barrancas en todo el curso del río, de
norte a sur. Bosques frondosos cubrían el área departamental, pero a partir de la década del 60
y especialmente la del 70, la cobertura boscosa se ha ido reduciendo debido a la explotación
indiscriminada de la madera y el desmonte para la habilitación de lotes agrícolas. Actualmente
existen planes de reforestación en la zona.

El suelo de Alto Paraná, es el más fértil en la región Oriental, apta para todo tipo de cultivos
oleaginosas: Soja, Maíz, Trigo, Girasol, Tártago, Arroz, Sorgo, Porotos, etc. también se
desarrollan frondosamente, todo tipo de árboles frutales como: el naranjo, el pomelo, la
mandarina, banano, piña, frutilla etc.

El territorio de Alto Paraná, por sus riquezas de recursos naturales, en la época antigua, ofrecía
también, plantaciones de Yerbamate, Naranjos, Palmitos etc. Además, la fertilidad de la tierra,

Página 83
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

permitía el cultivo de tubérculos, como: Mandioca, Batata dulce, Nabo, Remolacha, Rabanito,
Zanahoria etc. y una gama de hortalizas.

En cuanto a recursos naturales, ofrecía todo lo que el hombre necesitaba para su sustento. Esa
fue una de las razones que la región, concentraba un alto porcentaje de nativos, que habitaban
en parcialidades.

Orografía

En cuanto a elevaciones de montañas, prácticamente no presenta dentro del territorio, pero sí


podemos mencionar hacia el Sur, la saliente de la Sierra del Cerro San Rafael, perteneciente a
Itapúa. Al Suroeste San Juan Nepomuceno. Estos son las protuberancias de los relieves
terrestres que podemos mencionar en cuanto a la orografía de la región.

PREVIA A LA FUNDACIÓN DE PUERTO PRESIDENTE STROESSNER.


Ya habíamos dicho que la vía de comunicación para el comercio, solamente existían los ríos.
El Paraná, es el principal, sus afluentes el Acaray y el Monday. Por medio de estos dos ríos
mencionados, se llegaban hasta el río mayor, para transportar los productos, hasta Buenos
Aires, que por mucho tiempo, fueron las maderas y la yerbamate. Desde el interior de la zona
boscosa del Alto Paraná, los obrajeros, hacían llegar sus ―mercancías‖ a orilla mismo del
rumoroso Paraná, para que los encargados de los puertos, que estaban ubicados a lo largo de
las riberas, tanto del lado paraguayo, argentino y brasileño. Allí, se tomaban notas de las
distintas marcas de las maderas, luego las agrupaban, formando grandes catres, así se llamaba
a las jangadas. Posteriormente eran escoltadas por remolcadores, hasta llegar a destino.

Las cantidades de maderas que formaban una jangada en el Paraná, llegaba a ciento cincuenta
palos (150), aproximadamente. En ésta cantidad, soportaba hasta un quince por ciento 15% de
maderas duras. Es decir, que de cien palos de maderas blandas, que generalmente eran Cedros,
iban acompañados de 12 a 15 palos de maderas duras, casi siempre Lapachos. La cantidad de
jangadas, oscilaba de diez a quince ―catres‖, nombre que se le daba a cada jangada.

El proceso de llegada de las maderas, hasta el Paraná

Las manos de obras utilizadas en el obraje de Alto Paraná, eran: Los hacheros, los carreteros,
cuarteadores y los jangaderos etc. Los hacheros eran los que derribaban los árboles,
convirtiéndolos en rollos. A éstos, los carreteros lo enlazaban debajo de sus carros alzaprimas,
atados con gruesas cadenas, acompañado del cuarteador. Él, guiaba a los animales de tiros, que
se usaban para dicho menester, generalmente eran mulas, en alguna circunstancias, se
utilizaban bueyes, en cantidades de a tres hasta cinco a seis yuntas. Acercaban hasta la costa de
los ríos. Afluentes del Paraná. Desde ahí, los jangaderos armaban los rollos en pequeños
grupos de 5 a 7 palos. A su vez, lo llevaban río abajo, por el Monday y Acaray, para que las
maderas llegasen al Paraná.

Página 84
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En los dos ríos, tanto el Acaray como el Monday, un poco antes de llegar al Paraná, tenían
accidentes de pequeños saltos y un salto mayor, casi al llegar, que formaban depresiones en los
relieves, para ir igualándose al nivel del río mayor.

A consecuencia de estos saltos,


los jangaderos colocaban una
maroma, en ambos ríos, previo
al salto. En el Monday, uno diez
kilómetros antes de su
desembocadura, y en el Acaray,
otro tanto. Las maromas, eran
gruesos cabos de aceros, atados
de una a otra orilla de los ríos,
por ella, se ataban maderas de
cedros, que les servían como
flotadores. Uno detrás de otros,
de puntas, hasta llegar así de una
a otra orilla. Estas servían
también como pequeños
puentes. Por donde se pasaba
caminando. Inclusive los
caballeros, pasaban en cima, y
sus caballos nadando, sostenidos
del cabresto, por sus respectivos
caballeros, al costado de la
maroma, en cima del
improvisado puente.

El Jangadero preparando la Jangada pronto para transportar

El objetivo principal, de la maroma, era retener a los rollos que escapaban y a las pequeñas
jangadas que llegaban al lugar, para que no caigan en los saltos. Cuando llegaban las maderas
hasta la zona, los retenes eran las maromas. Los jangaderos, procedían a sacar los rollos a
orilla del río, para que desde ahí, nuevamente se trasladasen hasta el Paraná. La mayoría
transportaba en carro alzaprima. Los patrones latifundistas, de más infraestructuras, lo
transportaban en camiones y tractores.

Según cuenta un pionero, Víctor Penayo, un pionero del Este, que en la zona, en la década del
año 1.950, el único que tenía estos elementos, era el señor José Domingo Ocampos, que tenía
un puerto, en Presidente Franco. Él, trabajó allí.

A fines de la década del año 1.950, la zona de Alto Paraná, fue azotada por una lluvia, cual
nunca hubo en muchos años en Paraguay. Los ríos y los arroyos, desbordaron a consecuencia
de la excesiva creciente, fue tanto, que todos los rollos, que estaban en las orillas, esperando
ser embarcados a destino, desde la altura de Caaguazú, hasta el Alto Paraná, fueron arrastrados
Página 85
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

por torrentes de aguas, hasta el canal de ambos ríos. Así llegaron los rollos, apilonados cual
cigarrillos, uno en cima de otros. Miles de maderas. Cuando estos llegaron en el lugar donde
estaban las maromas, se formaron represas. El cabo de acero que fungía de sostén, no aguantó,
se soltó, y las maderas cayeron en los saltos. Fue tanta la cantidad, que colmaron los saltos e
inclusive, se amontonaron agua arriba.

Esta situación, sucedió en los dos ríos mayores, afluentes del Paraná, Acaray y Monday. Hasta
hoy, hay vestigio de éste hecho. Tal es que los fundadores de ciudad Puerto Presidente
Stroessner, encontraron los rollos apilonados en el Salto del Monday. Por más que aparecieron
alguno dueños, muchos de ellos no tenían marcas.

Los rollos se marcaban con las señales de los obrajeros, impregnados a través de un martillo de
hierro, en donde llevaban las iniciales de los mismos, golpeadas las puntas de las maderas.
Allí, quedaban las marcas. Una vez llegado a destino, los administradores de los puertos,
procedían a enumerar los rollos, acreditando a cada ―proveedor‖, la cantidad de maderas que
llegaban a los respectivos puertos. Los encargados de los puertos respectivos que existían a lo
largo de la ribera del Paraná, solamente acreditaban a los patrones una vez que las maderas
llegaban a orilla del río.

La vía de comunicación en la selva de Alto Paraná

En verdad, no existían caminos en la selva inhóspita de Alto Paraná, para transitar con medio
de transportes motorizados, pero sí había senderos por todo el interior de la selva. Los
obrajeros que trabajaban en el monte, conocían como la palma de la mano, de igual modo, los
nativos, quienes habitaban la región.

Inicialmente, se abrían picadas, posteriormente, estas, se convertían en pequeños caminos, para


llegar al trabajado. Así, llegaban gentes, desde Villarrica, Caagauzú y otras zonas distantes, a
ésta parte del país. Los transeúntes, utilizaban como medio de transportes, caballos, carrozas,
estirados con bueyes o mulas. Los carros, eran cubiertos con cueros resecados, generalmente
de animales vacuno, en alguno casos, piel de Anta. En ellos, se trasladaban familia enteras, a
veces en caravanas. Así se iban formando los pequeños poblados, éstas, llegaban a los lugares
y echaban raíces.

Para llegar en la época a Itakyry, se utilizaba como camino, el antiguo sendero, conocido como
tape tuyá, construido en la época que don Carlos A. López, fue presidente de Paraguay. Por él,
se llegaba a Caagauzú y desde ahí, a Villarrica, de donde se surtían de provisiones, los grandes
almacenes de ramos generales, ubicados en Itakyry. Principalmente, para surtir a los que
trabajaban en la industrial y a los obrajeros. Cuando entonces, la capital de Alto Paraná, era
Itakyry. Allí se concentraba el centro comercial. También existía una comunicación por medio
de pequeños rumbos, que utilizaban los caballeros, desde Itakyry hasta Puerto Presidente
Franco.

Página 86
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La construcción de la ruta Nº 7 llegaría hasta el Km. 7; Pero cuando entonces, representaba


sencillamente un sueño. Recién cuando hubo alguno rumores acerca de la fundación de Puerto
Presidente Stroessner, hubo gentes merodeando por los alrededores, muy escasos por cierto.
Desde ahí, se llegaba a Puerto Presidente Franco, por un camino improvisado, que iba hasta el
arroyo Amambay, en su intercepción con la ruta internacional, la zona aledaña al arroyo,
presentaba un descomunal accidente de terreno. Se subía por una escarpada pedregosa, hasta
las inmediaciones del km. 5, y se bordeaba la actual residencia del extinto Tte. Cnel. Antonio
Oddone, ex Delegado de gobierno del Alto Paraná, para salir a la altura del Km. 5 Monday de
Presidente Franco. Desde allí rumbo al Paraná, también por ese lugar se llegaba al río Monday.

Comportamiento demográfico de Alto Paraná por ciudades desde 1.950 a 2.002

Distritos o ciudades 1.950 1.962 1.972 1.982 1.992 2.002


C. del Este (Presidente Strossner) 26.485 62.326 133.881 223.350
32.844*
Hernandarias 3.951* 23.373* 13.281 28.188 41.922 64.074
Presidente Franco 23.695 40.408 54.401
Minga Guazú 31.736 48.066
Juan L. Mallorquín 10.441 14.515 14.888 15.869
Juan E. O‘Leary 8.071 11.055 12.914 16.449
Ñacunday 674* 119* 2.377 5.029 10.713 8.380
Domingo M. de Irala 1.084* 575* 2.672 25.965 7.378 6.765
San Cristóbal 7.134 7.404
Santa Rosa del Monday 12.738 11.320
Los Cedrales 10.097 9.333 5.129
Santa Rita 8.833 16.776
Itakyry 3.822* 5.717 23.818 18.818 23765
San Alberto 12.258 7.331
Minga Porá 11.823 11.249
Mbaracayú 11.447 8.377
Yguazú 5.051 9.453 9.195
Naranjal 7.776 11.956
Iruña 4.727

Las cifras que ilustramos a través del gráfico, no reflejan la realidad del crecimiento
demográfico de Alto Paraná en forma proporcional, desde una perspectiva histórica. Son datos
suministrados por la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos, conforme al
registro que ellos manejan.

Por ejemplo, los datos que están marcados con asteriscos son proporcionados por SENEPA,
era la institución que manejaban los datos estadísticos. La encargada de rociar las viviendas,
contra el paludismo, y otras enfermedades.

En el cuadro que hace referencia a la población de Hernandarias, la DGEEC, no dispone datos,


sin embargo SENEPA, tiene registrado la cantidad de población en el Alto Paraná, inclusive,
Página 87
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

manejaban datos anuales. Como ejemplos, ilustraremos datos de los sietes distritos, de Alto
Paraná, que fueron objetos de censo desde el año 1.950 a 2.002.

Distritos 1.950 1.962 1.972 1.973

Hernandarias 3.951 23.373 32.844 40.598


Presidente Stroessner 26.485 27.315
Ñacunday 674 119 2.377 2.036
D. Martínez de Irala 1.084 575 2.672 3.306
Itakyry 3.822 4.500 5.717 5.288
Juan León Mallorquín 10.441 11.521
Juan E. O‘Leary 8.071 8.400
Total 9.531 24.067 88.607 98.464

Estos datos, fueron proporcionados por el Servicio Nacional Erradicación del Paludismo
SENEPA.

Página 88
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Comportamiento del índice de crecimiento de la población altoparanaense

1.950 9.531 habitantes


1.962 24.067 habitantes
1.972 69.044 habitantes
1.982 199.644 habitantes
1.992 406.584 habitantes
2.002 558.672 habitantes
2.006 Más de 600.000 habitantes

Datos proporcionados por la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos, desde el


año 1.950 Al 2.002, sobre una superficie superior a 25.000 Km2 y posteriormente con una
extensión de 14.895 Km2.

El desenvolvimiento de la población de Alto Paraná, es con relación a la población a nivel


país, proporcionado por la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censo. Año 2002.

El índice de crecimiento en proporción a la población de la región, va en crecimiento en un


3,2 % anual. Tomando como referencia el último censo, actualmente la población de Alto
Paraná, estaría orillando uno 630.000 habitantes.

Página 89
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La migración de las personas a Alto Paraná, ha sido de todas las latitudes. Además de los
Departamentos aledaños, vinieron de zonas lejanas, inclusive más allá de las fronteras. Esta
invasión migratoria, comenzó mucho tiempo antes de que la DGEEC, tuviera registro de la
misma.

Datos proporcionados por la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censo desde el año 1.950
Al 2.002. sobre una superficie de 20.247 Km2 y posteriormente 14.895 Km2.

El crecimiento demográfico en el Alto Paraná, ha sido vertiginoso, es una de las razones, que
los datos que se consignan, no acompañan la movilización social horizontal, que sucede dentro
de la población de Alto Paraná, tanto sea a nivel nacional. De la misma forma refleja la llegada
de los inmigrantes. Con los datos que ilustramos desde el año 1.950 a 1.973, arroja el siguiente
crecimiento demográfico, en porcentaje:

1.950 a 1.962 8% SENEPA


1.962 a 1.972 14 % SENEPA
1.972 a 1.973 15,8 % SENEPA
1.972 a 1.982 11,2 % DGEEC
1.982 a 1.992 7,4 % DGEEC
1.992 a 2.002 3,3 % DGEEC

Página 90
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esto indica, que la población creció en números de personas a razón de 1.211 por año. Desde
1.950 a 1.973. Totalizando un crecimiento de 37,8 % acumulado, en un período de 23 años, a
partir que se tuvo conocimiento, que en Alto Paraná, vivían 9.531 personas.

Densidad demográfica antes de la división política de Alto Paraná

La densidad territorial del Alto Paraná, en superficie, hasta diciembre de 1973, fue superior a
25.000 Km2. 5% del territorio nacional. Luego de que el Departamento de Canendiyú, fue
desmembrado, se redujo a 14.895 Km2, y el nuevo Departamento, de ese año comprendía los
siguientes distritos. Las ciudades que se mencionan a continuación, fueron los que
oficialmente, decreto mediante, se han elevados a la categoría de Distrito, casi todas ellas, en
calidad de segunda y tercera categoría. Primeramente Hernandarias, como capital de Alto
Paraná, hasta el año 1.973, luego Domingo Martínez de Irala, posteriormente Itakyry, donde se
asentó la administración de la compañía Patricio Escobar, que posteriormente se denominaría
La Industrial Paraguaya, le sigue Puerto Presidente Franco, Puerto Presidente Strossner, Dr.
Juan León Mallorquín, Juan Emilio O‘Leary, Ñacunday. Totalizando ocho distritos.

Mucho tiempo antes de que estos distritos, fueron elevados a la categoría de municipio, ya
existían. Alguno en calidad de puertos o lugares de trabajos, residencias, estancias y parajes,
que en el transcurso del desarrollo de este material, me iré ocupando a la medida que va
floreciendo en mi mente y hurgando en los archivos de cada municipio.

El fruto de la investigación, tanto sean bibliográficas, archivos, como relatos orales de alguno,
que aún recuerdan aquellos tiempos. Es obvio que a alguno lectores causará estupor, tal vez
incredulidad, sorpresa y generará escepticismo, pero sin embargo es la Historia de Alto Paraná,
y es lo que querría compartir con ustedes, estos relatos a pesar de que alguno parecerán
fantasiosos, indudablemente forma parte de la Historia del Paraguay, y en especial la de Alto
Paraná, que le ha valido como mote de algún calificativo, que inclusive quedaría para la
postrimería, discutido, olvidado y mal contado por alguno, con el afán de retrotraer a la
memoria, aquellos tiempos de la época del ―MENSÚ‖.

Límites actuales desde 1945

El 10 de julio de 1945, a través de una ley, cuyo número es 9.483, que establece la división
política del territorio de la república, y sustituye al decreto ley número 2.731 del 29 de febrero
de 1944. Después de la creación de las divisiones políticas territoriales del país, en el año
1945, fue desmembrado de otros Departamentos adyacentes, quedando con un perímetro
comprendido:

Al Norte: los Estados Unidos del Brasil, de cuya república está separado por la cordillera del
Mbaracayú, desde el pilar astronómico de Ybycuí hasta el río Paraná.

Al Este: Los Estados Unidos del Brasil, de lo que está separado por el río Paraná, desde la
cordillera del Mbaracayú hasta la desembocadura del río Yguazú y la República Argentina, de

Página 91
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

la que está separado por el río Paraná, desde la desembocadura del río Yguazú, hasta el río
Yacuy.

Al Sur: El séptimo Departamento de Itapúa, de la que está separado por el rió Yacuy, desde su
desembocadura en el Paraná, hasta la naciente del brazo Sur del citado río, desde éste punto,
una línea recta, hasta la naciente del brazo sureste del arroyo Charãrã propiamente dicho.

Al Oeste: Los 6º y 5º Departamentos de Caazapá y Caaguazú respectivamente.

Está separado del primero por el arroyo Charãrã, desde su bifurcación en el brazo Sur Este,
hasta su confluencia con el arroyo Yñaró, desde ahí hasta la desembocadura del arroyo
tordillo; de éste punto, una línea recta hasta la naciente del Arroyo Guazú. Los Arroyo Guazú,
Ypety y Monday, hasta la Misión del Divino Salvador.

Está separado del 5º Departamento de Caaguazú por una línea recta que va desde la Misión del
Divino Salvador, sobre el río Monday, hasta la confluencia de los ríos Mondaymí e Yguazú;
los ríos Yguazú Acaray y el arroyo Piratiy, hasta su naciente en la serranía del Mbaracayú y la
mencionada serranía de Mbaracayú hasta el pilar astronómico de Ybycuí.

Comprende este Departamento los distritos siguientes: Irala, Ñacunday y Hernandarias. Este
último como capital departamental.

Antes de la creación del Departamento de Alto Paraná, la división política de la República del
Paraguay, en la región Oriental, era de doce Departamentos hasta julio de 1.945. A partir del 7
de diciembre del año 1.973, fue creado por Decreto, un nuevo Departamento, que es
Canendiyú, beneficiado con los territorios desmembrados del Departamento de Caaguazú y
Alto Paraná.

Página 92
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Un inmigrante europeo en el Alto Paraná


Moisés Santiago Bertoni, nació el 15 de junio, en un pueblecito de Suiza, en el valle de
Lening, realizó sus estudios primarios en Cantón, en lengua italiana. En el año 1875, ingresó a
la universidad de Derecho en Ginebra, a pedido de su padre, al mismo tiempo cursaba estudios
de ciencias de clasificación botánica. En el año 1876, abandona la universidad de Derecho y se
matricula en la Facultad de Ciencias de la universidad de Zurich. Ese mismo año, cuando
apenas cumplía 19 años, contrajo matrimonio con Rogelia Rossetti, con la que tendrá 13 hijos
en total, cinco de ellos nacieron en Suiza. El mismo año volvió a Ginebra, esta vez a la
Facultad de Ciencias, se dedica sobre todo a la botánica. En el año 1881, a pocos meses de
terminar sus estudios, abandona la facultad, por problemas económicos. Esta vez en forma
definitiva.
En el año 1882, realizó su primera publicación científica. La revista científica suiza. En el año
1884, en el mes de marzo, partió con su esposa, sus hijos, su madre, hacia Buenos Aires. Fue
acompañado por un grupo de campesino suizo. Con el apoyo del gobierno argentino, inicia la
colonización de Santa Ana, en la provincia de Misiones, en frente de Villa Encarnación. Ahí
fue abandonado por sus compañeros y amenazado por los grandes terratenientes de la zona. En
el año 1886, publica influencias de las bajas temperaturas en las plantas en general y el género
de eucaliptos, en particular. Las colecciones publicadas fueron de una dos mil especies.
En el año 1887, la familia Bertoni, emigra al Paraguay, instalándose en Yaguarazapá, a orilla
del río Paraná, a la altura de Villa Encarnación. En el año 1894, se establece a uno ocho
kilómetros de la confluencia del río Yguazú. A orillas del río Paraná en la margen derecha. Allí
fundó la colonia Guillermo Tell, que posteriormente se conoció como puerto Bertoni. El
territorio ocupado por la familia Bertoni, fue concedido por el gobierno paraguayo y
posteriormente fue adquirido como propiedad de la familia Bertoni.

Cronología
1.896 – fue llamado por el gobierno paraguayo, para fundar la Escuela Nacional de
Agricultura, cargo que ocupó hasta su cierre en el año 1.905.
1.897 – comenzó a publicar la revista de agronomía.
1.901 – publicó la primera edición de anales científicos paraguayos.
1.902 – Publicó el boletín meteorológico de la Escuela Nacional de Agricultura.
1.903 – creó la Sociedad Nacional de Agricultura.
1.905 – asiste como delegado, representando a Paraguay, a la tercera reunión del Congreso
Científico Latinoamericano, realizado en Río de Janeiro, en donde presentó los siguientes
trabajos: un grosométrico, un fitotermómetro y datos preliminares de sus estudios botánicos en
Paraguay.
1.907 – creó en puerto Bertoni, la estación agronómica experimental, de esta forma dio
continuidad a los estudios realizados en la Escuela de Agricultura.
1.908 – fallece la mamá de Santiago Moisés Bertoni.
1.910 – Aparece la primera publicación de descripción física y económica del Paraguay, con el
primer fascículo de plantae bertoniane. Inicia la publicación del boletín de
meteorología agrícola. ―La estación meteorológica e hidrométrica de puerto Bertoni‖.
Presenta sus trabajos de investigación de agricultura en Buenos Aires y presenta varias
ponencias en el Congreso Científico internacional americano y el décimo octavo

Página 93
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

congreso americanistas.
1.913 – asiste como delegado paraguayo al Congreso internacional de defensas agrícolas,
realizado en Montevideo.
1.914 – Fue llamado por el gobierno paraguayo a ocupar la cartera de Agricultura.
1.915 – fallece su hijo Linneo. El sabio Moisés, siente que ha perdido al continuador de su
obra científica.
1.918 – instala una imprenta en puerto Bertoni y comienza a publicar las ediciones de Exsilvis
(desde la selva)
1.922 – asiste al vigésimo segundo Congreso internacional americanista de Río de Janeiro.
1.929 – fallece en Foz de Yguazú, a causa del paludismo, sin que
tuviese noticia de la muerte de su esposa, acaecida tres semanas antes, en
Encarnación.
A fines del siglo XIX, llegó al Paraguay, el suizo naturalista, Santiago Moisés Bertoni, juntamente
con sus familiares con la intención de una colonización. En el año 1895, formó el primer centro
experimental de cultivos y sistemas agroforestales. El observatorio meteorológico más completo
de América latina y una imprenta que funcionaba desde la selva. Se convirtió en la primera de
Paraguay, especializada en publicaciones científicas. La labor de Moisés Bertoni, ha dejado sus
huellas. En especial, en su residencia, en donde hoy se ha convertido en un Museo de centro de
investigación científico. En donde el 60 % de las plantas existentes, ha sido introducida,
aclimatada y estudiada por él, convirtiendo el lugar, en un banco de investigación genética sin
igual.
En 1889, la familia Bertoni se establece en la localidad paraguaya, denominada Yaguarazapá,
Departamento de Itapúa. El sabio Moisés Bertoni ha realizado el primer levantamiento topográfico
de la zona, desde Itapúa hasta las Cordilleras del Mbaracayú, Amambay y Alto Paraná
respectivamente. La precisión con la que realizó tal levantamiento, dio origen a un mapa, si se
quiere decir histórico. Porque hasta en aquél entonces, no se poseía más que alguno croquis,
elaborados con impresición. El mencionado mapa, fue impreso en Uruguay en el año 1904.
Actualmente una copia se encuentra en la Manzana de la Rivera de Asunción. En ella, figura como
una única comunidad existente, en la zona del Alto Paraná, la colonia Guillermo Tell, en la ribera
del río Paraná.
Moisés Bertoni, vino con la intención de colonizar la zona. Él, ingresó al Paraguay por
Encarnación. Los inmigrantes que trajo con él, se le desbandaron poco antes de ingresar a
Paraguay, del lado argentino. Su sueño fue truncado. En el año 1893, encontró un lugar en donde
asentarse con sus familiares. Lugar que llamó colonia Guillermo Tell, en homenaje a su hijo de
nombre Guillermo Tell Bertoni (legendario de la leyenda de Suiza).
En sus registros meteorológicos que había investigado por más de cuarenta años, tenía guardada,
las mediciones de temperaturas del ambiente, del suelo, del río, de la humedad y de las lluvias.
Con lo que logró dejar un calendario agrícola, que aún hoy constituye una guía para el agricultor
paraguayo, quien todavía se acuerda del sabio Santiago Moisés Bertoni.
El monumento científico fue creado legalmente por medio de un decreto presidencial, en fecha 13
de abril de un mil novecientos cincuenta y cinco, que lleva el número 11.270. Administrado por
Parques Nacionales y vida silvestres, con una superficie de ciento diecinueve hectáreas. Ubicado
en el Alto Paraná, latitud 25º 39‘ y longitud 54º 36‘, a orilla del río Paraná y a escasos metros del
río Monday. Hoy, distrito de ciudad presidente Franco.
Página 94
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La Escuela de Agricultura.

En el año 1895, Moisés Bertoni, fue invitado por el gobierno paraguayo, para fundar la Escuela
Nacional de Agricultura, con asiento en Santísima Trinidad de Asunción. La invitación del
gobierno fue aceptada, introduciendo un programa de estudios prácticos y organizando una
estación agronómica, en donde se multiplican los ensayos de aclimatación y mejoras de las
variedades de plantas con el propósito de enfrentar el mercado internacional. Instaló una
pequeña imprenta realizando publicaciones como el cultivo del algodón en el Paraguay, las
plagas en el naranjo entre otras.

También editó la revista de agronomía y ciencias aplicadas, los análisis científicos paraguayos
y el boletín meteorológico.

En puerto Bertoni, funcionaba una oficina postal, donde Moisés retiraba correspondencias que
venía por barcos. Allí, él recibía noticias de todo el mundo, recibiendo diarios de Europa y
cartas de su hermano y desde donde él también enviaba sus correspondencias. A través de la
caja postal, realizó intercambios de revistas, semillas, colecciones e informaciones, con centros
internacionales de investigación. De esa forma, mantuvo fluido intercambio con el Jardín
Botánico de Indonesia en Jaba, con la estación agrícola de Ibolonia, en Madagascar; con la
biblioteca del Príncipe Rolan Bonaparte de París, con la oficina etnológica de Stanforppol, en
Rusia, con la oficina meteorológica argentina de Buenos Aires, con el Jardín Botánico en
Bruselas; con la estación agrícola de Tabasco, Méjico y con el instituto geográfico de Costa
Rica.

Una imprenta en el medio de la selva

Exsilvis (desde la selva), así se llamó su imprenta, que instaló en su residencia, a orilla del río
Paraná en el año 1.917. Desde allí, publicó varios libros. Los libros publicados por el sabio
fueron: libros de botánica, geografía, meteorología, geología, etnografía, agronomía, que por
medio de su caja postal, pudo distribuir por toda Europa. La impresora utilizada por Bertoni,
era una Minerva a pedal, contaba con una guillotina.

El trabajo se realizaba sin ningún beneficio particular, o sea que no generaba ganancia. El
gobierno nacional le prometió la subvención de la imprenta y en dos oportunidades, los
decretos de referencia, fueron rotos. En síntesis no le dieron absolutamente nada.

Pedido de cooperación de la Administración Sanitaria Nacional

El 9 de mayo de 1.919, Moisés Santiago Bertoni, recibe un pedido de la Administración


Sanitaria Nacional, del Departamento de higiene. Por favor se sirva recolectar víboras, para la
elaboración de sueros antiofídico. Por cada víbora venenosa, ya sea Cascabel, Yarará,
Ñakaniná. Coral etc. que él podía enviar por correo en carácter de canje, ellos, les enviarían
una ampolla del suero antiofídico.

Página 95
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Santiago Moisés Bertoni, expone sus investigaciones en diversos congresos. En 1.910,


representa a Paraguay, en la exposición internacional en Buenos Aires. Allí recibe su gran
premio de honor, por sus muestrarios de productos indígenas exóticos. Tabacos y plantas
aromáticas, almidones y una treinta variedades de frutas. Recibió el primer premio a la
cortezas curtientes y a la colección de maíces y sorgos, variedades de café y yerbamate.
Segundo premio, a los materiales colorantes vegetales. Tercer premio por el aguardiente de
bananas, fue el Congreso de los americanistas, en el año 1.922, cuando el sabio, representando
a Paraguay, llega al éxito alcanzado, luego de las penurias del sufrimiento económico. Recibe
el reconocimiento internacional y ve el triunfo de sus ideales. Fue el momento de mayor
felicidad en su vida.

El ocaso de Moisés Bertoni

El sustento del puerto Bertoni, se logró gracias a las ventas de café, banana, leñas entre otros.
A partir del año 1.913, Moisés debió luchar contra las adversidades económicas, familiares y
personales. Cuando el gobierno de Paraguay le había invitado a Asunción, fue nombrado
Ministro de Agricultura, vivió en Asunción, en donde se abocó a la publicación de sus obras,
gastando hasta el último centavo de sus ahorros, que nunca llegó a publicar ninguna de ellas,
perdió toda su economía. No recibió ninguna ayuda del gobierno. En el año 1.914 regresó a
puerto Bertoni, intenta paliar la nefritis aguda que padecía su hijo Linneo. Mientras tanto debía
cargar con el abandono de sus otros hijos, lejos de puerto Bertoni, en busca de recursos.

En esa misma temporada, pierde treinta mil racimos de bananas por falta de recursos y
atención. El herbario y la colección de hongos, son atacados por insectos. Más tarde, la helada
de 1.918, destruyó la gran plantación de café, para la que había comprado maquinarias
especiales. El mayor golpe que recibió, fue cuando entró en vigencia la ley de cabotaje, del año
1.926, que prohibía que los barcos extranjeros atracasen en puertos paraguayos. Con esta
medida, puerto Bertoni, dejó de exportar sus productos.

Poco antes de morir, abril de 1.928, anota en su agenda, las cuentas que no puede pagar, la
miseria en casa para mí la familia, es la que más me apena, un solo peón para la quinta y
mandiocales, el monte invadido por todos lados, el potrero perdido. Un museo en ruinas,
piezas que se pierden, los cuartos entregados a los insectos. Los turistas dejan de llegar. Se
echa a perder el trabajo constante de cuarenta y cuatro años.

En el año 1.929, muere el Sabio, en la villa de Foz de Yguazú, aquejado de paludismo, se


encontraba solo, abandonado a su suerte, esto representaría la ruina de Moisés y del puerto
Bertoni. Así termina la vida de un sacrificado estudioso de la cultura paraguaya, diseminó por
Europa a través de sus publicaciones lo que ofrecía en cuanto a riquezas, los recursos naturales
del Paraguay. Hoy, a un siglo de distancia en el tiempo, apenas se conservan alguno elementos
en el escuálido museo de puerto que lleva su nombre.

Página 96
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

LOS VERBITAS EN ALTO PARANÁ

La evangelización de los nativos en Alto Paraná

El monseñor Juan Sinforiano Bogarín, obispo de Asunción, joven, lleno de brío para llevar
adelante cualquier trabajo concerniente a la evangelización, se dispone a elevar un pedido de
evangelización para los nativos del Este, específicamente en Alto Paraná, al fundador superior
de la congregación de la Sociedad del Verbo Divino, Superior General de la congregación, P.
Arnoldo Janssen, con asiento en Holanda. Cuya organización también es conocida como los
verbitas.

El 24 de febrero del año 1.902, Juan Sinforiano Bogarín, sentado en su humilde escritorio,
redacta la siguiente carta de petición.

―Muy Reverendo Padre

Conociendo cómo la congregación del Verbo Divino, de la que V. R. es dignísimo


Superior General, ha desplegado en varias partes del mundo un celo verdaderamente
apostólico en la conversión de los infieles, y encontrándose al Este, de esta diócesis a mi
humilde cargo un número no pequeño de indios guaraníes, pacíficos en verdad y en su mayor
parte trabajadores, pero sentado todavía en la triste sombra de la infidelidad, y en el deseo de
remediar las desgraciada suerte de esos seres, por los cuales también se ha derramado la sangre
de Nuestro Señor Jesucristo, he creído bien recurrir a V. R. con el objeto de rogarle, como lo
hago, muy encarecidamente, quiera dignarse decirme si será posible que la congregación del
Verbo Divino establezca una misión en uno de los puntos comprendido en Villa Encarnación y
Tacurupucú, que se encargaría de la catequización de estos pobres indígenas, y en caso
afirmativo, indicarme clara y minuciosamente cuales serían las bases y condiciones bajo las
cuales podría llevarse a cabo la obra deseada, grande y gloriosa para la Iglesia Católica, por los
fines que se persigue, y utilísima para el país por los resultados benéficos que en todo sentido
le reportara…‖

En la época, la comunicación se realizaba a través de cartas. Estas, tardaban mucho tiempo


para llegar a destino. Esa fue la razón que el obispo de Asunción no tenía respuesta inmediata
de su carta.

Por cierto que el monseñor Juan Sinforiano Bogarín, desde muy joven, su nombre resaltaba
entre los demás de su misma promoción. Varias veces figuraba entre las ternas para competir
por el obispado de Asunción, propuesta hecha por los propios gobernantes. Después de varias
insistencias, aceptó con la siguiente condición.

―No hay duda que la Patria y la Iglesia sean las dos cosas más queridas de mi corazón y debo
procurar la felicidad de ambas. Mas, yo creo que esto se podrá obtener solo con las
condiciones siguientes:

Página 97
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

1- Es necesario que ambas autoridades vivan siempre en la mayor armonía posible y que
permanezca cada cual en la esfera de su acción, prestándose mutuo apoyo para el bien
común.

2- Hay que solucionar el problema de la unilateral suspensión de parte del gobierno de los
días de fiestas.

3- Exijo colaboración de parte del gobierno en la construcción, reconstrucción y ordenamiento


de las Iglesias. Nuestros templos son una ignominia y vergüenza para propios y
extraños…‖

Además de las condiciones mencionadas más arriba, también solicito la reforma de la casa del
obispo, pues presentaba una imagen negativa, para los extranjeros que visitan nuestro país.
También solicitó un sueldo del Estado, para el obispo y su ayudante, que según él creía
urgente.

El gobierno, encabezado por el presidente González Navero, aceptó las condiciones del obispo,
menos la revisión de los días festivos, pues no dependía de él, sino del Congreso Nacional. De
esa forma, accedió a la prelatura del obispado de la Iglesia de Asunción.

La esperanza del obispo se vio frustrada e indignada, por la mentira del mandatario. En quien
creyó que cumpliría su promesa.

El gobierno le contestó en cuanto a su pedido, de que la diócesis estaba bien servida y que no
necesitaba de vicario. A pesar de todo, Juan Sinforiano Bogarín, fue consagrado obispo de
Asunción en fecha 03 de febrero del año 1895.

El nuevo obispo diocesano, comenzó su labor de pastor, tratando de que se cumpla las normas
de la buena conducta de la época. Persiguió el concubinato, prohibió el uso de las mascaras en
fiestas de fechas santas, que de tiempo inmemorial se practicaba. Les obligó a los sacerdotes a
que residieran en la casa parroquial. Visitó a las Misiones en las campañas en misión pastoral,
como mínimo dos veces al año.

La ardua y proficua labor del obispo, y la visita constante a las campiñas, hizo que despertara
la sospecha de los gobernantes, de que el nuevo obispo, estaba realizando campaña política en
contra del gobierno. O sea que desde tiempos inmemoriales, ha habido una controversia entre
Iglesia y Gobierno.

En el año 1.899, el sumo pontífice, León XIII, invitó a todos los obispos de América latina a
un concilio plenario en Roma. En total fueron 53 arzobispos y obispos los que participaron en
el Concilio, entre ellos Juan Sinforiano Bogarín. Esta visita a Roma, elevó en alto su espíritu, y
la motivación fue aun mayor para realizar el trabajo de evangelización por los indígenas del
Este. En su creencia casi todos aun paganos.

Página 98
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La ida del monseñor a Roma, causó revuelto en el pensamiento de los gobernantes de turno.
Ellos decían que el obispo denigró y calumnió contra su país en Italia, desde allí, el monseñor
envió telegrama desmintiendo tales aseveraciones. Las autoridades trataron por todos los
medios, evitar que se le hiciera recibimiento al obispo. Estaba en auge, la peste bubónica,
consecuentemente prohibieron la aglomeración de personas en reuniones. Sin embargo el
pueblo sabía la causa. A su llegada a Asunción, rompieron la cadena policial, y le hicieron un
caluroso recibimiento al monseñor Bogarín, lo acompañaron hasta la Catedral, en donde un
sacerdote le recibió oficialmente en nombre del pueblo, en donde le leyó el mandato por medio
de una carta.

La preocupación del monseñor, por la apertura de la misión en el Este para evangelizar a los
nativos, se acrecentaba día a día. En una oportunidad, cuando estaba de visita pastoral hacia el
Sur del País, tuvo un encuentro con el presbítero Federico Vogt, encargado de la diócesis de
Posada, Misiones, república Argentina. El monseñor le preguntó si no tenía noticia del
Superior, sobre la apertura de la misión en el Este. Éste le aconsejó, que enviara nuevamente
una carta, al Superior Janssen, con una copia de la carta del año 1.902. Esto sucedió en el año
1.905. Dicha carta, tuvo respuesta favorable a su pedido.

A partir de ese momento el monseñor, comenzó a realizar gestiones para llevar adelante su
anhelado sueño. Se presentó junto al ministro del interior, Dr. Manuel Benítez, quien le
prometió que presentaría un proyecto en el Congreso, creando los pueblos de Takurupukú y
Villa Azara, en el Este. En el año 1.906, el monseñor Bogarín, personalmente realizó el trabajo
de prospección de la zona del Este, según cuenta, en su memoria, que quedó más convencido
aun, y con la mayor urgencia de crear una reducción en el Este, para darles atención a los
indígenas, que vivían en deplorables situaciones.

Se entrevistó con el ministro de educación y cultura, Dr. Carlos Luís Isasi a quien le presentó
el proyecto de la creación de la misión, cuyo plano lo había realizado el geógrafo Pbro. José
Natalicio Rojas. El ministro, le señaló que existía una franja de 85 leguas de tierras, entre los
ríos Monday y Acaray y que ahí se podría fundar la reducción que serviría para las enseñanzas
de los nativos del Este.

El 14 de abril de 1.907, el Superior General, Arnoldo Janssen, por medio del provincial,
agradeció cordialmente al monseñor Bogarín, por la oferta de apertura de la misión en
Paraguay. El superior de la congregación, solicitó más datos a Bogarín, para poder estudiar a
profundidad su proyecto. Como por ejemplo, de cuantas familia se trataba, si todos eran
salvajes o ya estaban civilizados, si aun andaban desnudos o ya utilizaban vestidos.

El Superior General, remitió una carta del 24 de marzo de 1.907, al Pbro. Vogt, encargado de
la diócesis de Encarnación, aceptando la apertura de la misión, a pesar del riesgo que
representaba, tanto en personal como en dinero. El monseñor Bogarín, solicitó al Pbro. Vogt, a
que redactara el informe solicitado por el Superior. Halaba de uno cuarenta a cincuenta mil
indios. La recomendación para el lugar de la misión era hacia tierra adentro a uno cinco leguas
del Paraná, y alejado de la población civilizada, porque este constituiría malos ejemplos para
los nativos. El lugar más indicado, era Villa Azara. Takurupukú, era otro lugar recomendado.
Página 99
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En su informe, el monseñor Bogarín, ya indicaba que los lugares más poblados eran los
siguientes: Takurupucú, Villa Azara y Trinidad. Obviamente que se refería a los nativos, que
ya estaban civilizados, viviendo en comunidades.

El gobierno de Paraguay, por medio del ministro de Educación y Cultura, el Dr. Isasi, se
comprometió a donar 4 a 5 leguas entre los ríos Acaray y Monday, para el asentamiento de la
misión. Además se comprometió que prepararía el proyecto, para presentar al Congreso.

La recomendación del Superior General, era que el lugar que serviría de asentamiento, que no
esté en la ribera del río Paraná, pero sí a orilla de alguno ríos que serviría de medio de
comunicación, y de fácil acceso a ella.

La parroquia de Villa Encarnación, había quedado a cargo de la Sociedad del Verbo Divino. El
Pbro. Vogt, escribió una carta al Provincial, el 12 de febrero de 1.808, en donde solicitaba
sacerdotes para la parroquia de Encarnación, que estaba totalmente abandonada. La villa, tenía
aproximadamente uno cinco mil habitantes, entre paraguayos e indígenas, estaban carentes de
la atención espiritual, y el lugar sería de mucha utilidad para la misión.

El Superior General, Arnoldo Janssen, realizó un viaje a Roma, en abril de 1.908, en donde
expuso la idea del proyecto, argumentando la importancia de la zona, y la conveniencia,
porque era un lugar en donde convergían tres países, denominado tres fronteras, en donde la
Sociedad de los Verbos Divinos, ya estaban trabajando, en una superficie de aproximadamente
uno 29.400 Km2. uno 2.900.000 habitantes.

Arnoldo Janssen, estaba obcecado por la fundación de la misión en Paraguay. Buscó persona
idónea para ocupar el cargo. El Pbro. Francisco Müller, era un sacerdote de la misión, que
había estado comisionado en Togo, África, en una colonia alemana. Fue expulsado, después de
haber luchado por la justicia y la libertad de la población. Pasó a residir en la misión, en Stey,
Holanda, desde el 15 de enero de 1.907. El Superior Janssen, le había cursado la invitación,
para hacerse cargo de la misión, en el Paraguay, específicamente en el Este del País.

Al recibir la invitación, éste sacerdote, humildemente se excusó, aduciendo que talvez le


faltase preparación, talento y experiencia, para asumir cargo tan importante, como es la de
encabezar la fundación de una misión en un país tan lejano. Pero que si el Superior, así lo
creía, no tendría ningún inconveniente en asumir dicho compromiso, puesto que esa era la
finalidad el de haberse comprometido a cargar con el hábito de misionero. El Pbro. Muller,
aceptó la propuesta y encarecidamente, solicitó al Superior, que la aceptación era provisoria y
que él estaría seguro, que en la brevedad posible le nombraría reemplazante.

El monseñor Juan Sinforiano Bogarín, vio prácticamente truncado sus aspiraciones de llevar
adelante la evangelización de los Cãyĝuã, en el Alto Paraná. El motivo de su desesperación,
era la anarquía imperante en el país. Acababa de llegar de Roma. Mientras él estaba fuera del
país, se realizó un golpe de estado. En 1.908, el presidente Ferreira fue derrocado. Era con
quien se tenía contacto con referencia a la misión. El nuevo gobernante, realizó un cambio
total en su gabinete. Por el disturbio presentado a consecuencia de la inestabilidad política, el
Página 100
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

monseñor, era visitado permanentemente por los fieles, que necesitaban orientaciones
espirituales. Él creía, que por el momento, sería de mayor utilidad cuidando la Iglesia en
Asunción. Se llamó al silencio, respecto a su proyecto de la misión.

Ínterin del disturbio y enredo político, en Asunción. El Superior General, Arnoldo Janssen, ya
había enviado al sacerdote alemán Francisco Muller, en una misión exploratoria hasta
Paraguay. Su llegada a Asunción fue en forma sorpresiva. El monseñor Bogarín, lo recibió
silenciosamente, y le aconsejó para que vaya a Villa Encarnación, para aprender el idioma
guaraní, que le va a ser de mucha falta y utilidad, cuando entre en contacto con los aborígenes.
Así lo hizo. Trascurrió seis meses, ya había aprendido más de ochocientas palabras. Las
penurias sufridas por éste sacerdote, que estaba a la espera de la decisión del gobierno, en
Asunción, fue terrible. Él, Muller, vivía en Posada, para aprender el idioma guaraní, tenía que
pasar en canoa hasta Paraguay, muchas veces no podía desembarcar, otras veces tenía que
esperar por más de dos a tres horas en la orilla del Paraná, otras veces llegaba a Encarnación y
no le encontraba a su guía de la lengua guaraní.

Los recursos de la sobrevivencia eran paupérrimos. Después de mucho sufrir, envió una carta
al provincial P. Colling, en donde solicitaba noticias de la congregación para Paraguay,
también solicitaba si la congregación podía adquirir por lo menos una legua cuadrada de tierra
para la misión, porque la respuesta de Asunción se hacía esperar demasiado.

La carta fue contestada, en donde se le comunica que el Superior General, fundador de la


congregación de la Sociedad del Verbo Divino, había fallecido en fecha 15 de enero de año
1.909, quien ha trabajado con mucha pasión, para llevar adelante dicho proyecto. Dejando la
apertura del proyecto de la misión indígena en Paraguay a cargo del nuevo Superior de la
congregación, P. Blum. Éste le envió otra carta, en donde le decía que: ―No estamos a favor de
comprar el terreno, insista en la donación por parte del gobierno… y le pidió que siga
trabajando valientemente‖.

En otra comunicación le autorizaba a que comprara el terreno para el asentamiento de la


misión. Encarnación, dejó de ser importante para la sede de la misión, por cuanto que quedaba
muy lejos del lugar, en donde se asentaría la misión, conocido como misión del Monday. El
P. Francisco Muller, decidió realizar un reconocimiento del terreno, para saber si por dónde
llegaría con más facilidad, los elementos y las provisiones que llegarían de Europa para la
misión. Según él, el mejor acceso se tenía por Villarrica. Entonces creyó conveniente, que los
enseres llegasen a Buenos Aires, desde allí a Asunción, que se tenía tren hasta Villarrica, que
sería cerca y accesible el camino para llegar al Monday.

Realizó previamente un viaje de Encarnación hasta Pirapó y desde ahí a Asunción. El carruaje
que los transportaba era apenas una carreta al descubierto, tirado por aproximadamente 7 pares
de caballos, que se tenía que cambiar cada tres horas. Los lugares que servían para pernoctar,
si alguno lugareños sentían compasión de los pasajeros les invitaban a dormir bajo sus
respectivos techos. No había comodidad alguna, muchas veces se tenía que dormir todos juntos
en el vagón abierto de la carroza. Así relataba el P. Francisco Muller. Definitivamente optó por
llegar a la misión del Monday por Villarrica.
Página 101
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El sacerdote Muller, realizó una exploración de reconocimiento, desde el día 10 de abril hasta
de 1.909, hasta el 23 de mayo del mismo año, en el lugar en donde sería el asentamiento de la
misión del Monday, lo que le proporcionó nuevos conocimientos a su experiencia. El viaje
realizó en vapor, por el río Paraná, totalizando uno 520 Km., por tierra a caballo y a pie uno
580 Km. Las autoridades les habían puesto a su disposición gratuitamente, tres caballos y una
guía, para realizar dicha expedición. El P. Muller, cuando llegó al lugar, quedó totalmente
decepcionado, porque apenas había uno cinco mil indígenas en la zona, según el informe
anotado en su carta. Pero sí vio una urgente necesidad de darles atención, porque vivían en
extremo abandono, la gran mayoría estaban enfermos, vivían desnudos y sin ninguna
orientación espiritual.

La odisea que pasaron los sacerdotes, principalmente el P. Francisco Muller, encargado de


fundar la misión, juntamente con el monseñor Bogarín, para conseguir la tierra, es incontable.
Tantas gestiones han hecho, ante el gobierno nacional. Momentos que había revolución, otras
veces amenazas de golpe de Estado, la inestabilidad política era una constante de la época. El
ir y venir en el ministerio de Educación y Cultura. En aquél entonces, estaba como ministro de
dicha cartera el Dr. Manuel Franco. Muy cauteloso. Hasta que de tanto insistir, seis veces le
han visitado al ministro Franco, en el mes de julio del año 1.909, y les sale con el cuento de
que la cartera a su cargo no era la encargada de la cuestión, sino que era la cartera de
Relaciones Exteriores. Ésta cartera, a su vez les dijo que la encargada, era la cartera del
Interior. Entrado ya en el mes de agosto, cansado y desilusionado decidieron visitarle al
presidente del Senado. Éste les dijo, que él, era uno de lo más interesado, para que salga
adelante la misión, y les prometió que en dos días les tendría la respuesta acerca de la tierra en
el Este. Esta promesa como las tantas recibidas del gobierno, ya no era creíble. El P. Muller,
viajó a Buenos Aires, en donde se entrevistó con el provincial. La decisión ya estaba tomada.
Si no salía dentro de un mes más, abandonaría definitivamente la misión, con mucha pena,
después de tanto sacrificio.

El 5 de septiembre de 1.909, llegó un telegrama a Buenos Aires de Asunción: ―Proyecto


aprobado río Monday‖. Uno días más tarde, el monseñor Bogarín, le envió una carta, en donde
le explicaba, el término del telegrama, y le cuenta los pormenores de los detalles acerca de la
tierra, que el gobierno paraguayo, les había cedido para la congregación. Era un terreno de
cinco leguas cuadrados, a orilla del río Monday, en Alto Paraná. Una (1) legua para el
asentamiento de la congregación y cuatro (4) leguas para los indígenas. Ya había llegado desde
Holanda a Buenos Aires, los sacerdotes P. Rolhing y los dos hermanos Goslino y Nery.
Además, el P. Muller, ya contaba con los equipamientos en Buenos Aires, presto para venir a
Paraguay.

La situación política en Paraguay, seguía inestable. El P. Muller, prefirió enviar una carta al
monseñor Bogarín, antes de emprender viaje al Este de Paraguay. En la cual le pedía
sugerencias para emprender el viaje, porque aquí, le decía por Buenos Aires, las noticias
publicadas por los diarios, dice que la efervescencia política era permanente. ―Solicito su
consejo al respecto‖. Le contestó el obispo de Paraguay, por medio del vicario Roa, En donde
le aconsejaba que espere un poco más porque el país estaba en revolución.

Página 102
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El preparativo para el viaje al Este (Alto Paraná)

Comenzaba la cuenta regresiva para los misioneros en Buenos Aires. El P. Muller, comenzó a
realizar las compras de los materiales para la construcción de una casa y de otras necesidades
más. Compró chapas de zinc para una casa, aproximadamente de 9 x 24 mts. Envió una carta a
Holanda, al Superior General de la congregación, para solicitar más personal. En la misma
carta le comunicó que la fundación de la misión era inminente.

El día 4 de enero del año 1.910, llegaron a Asunción, los sacerdotes Kreusser con los cincos
hermanos: Gottardo (Josefe Weyer), Felipe Nery (Gerhad Schmitz), Agatano (Josef Grothe),
Goslino (Stephan Spiegel) y Emiliano (Emil Verhaegen). Al día siguiente, todos ellos, viajaron
con el P. Muller, en tren a Villarrica, desde donde tenían que tomar un transporte para llegar a
destino. Compraron dos carretas, seis bueyes, ocho caballos, una mula y una vaca lechera,
además contrataron cuatro peones, para realizar el viaje, hasta el Monday.

El 14 de enero de 1.810, salieron de Villarrica, rumbo al Monday, después de largo trajinar,


llegaron a Caaguazú, en donde los cuatrocientos habitantes les recibieron con mucha
deferencia. Descansaron un buen tiempo, para luego retomar el viaje. Éste, duró
aproximadamente uno ocho días, tendrían que encontrar el lugar exacto en donde fundar la
misión. Por fin el Monday, el 28 de enero, llegaron al lugar. Empezaron a explorar el terreno,
en donde encontraron uno afluentes como el Suindá y el arroyo Hilariokué. Una vez realizada
con minuciosidad la exploración, procedieron a construir pequeñas chozas de palmeras.

Los demás enseres, llegarían por agua río abajo, desde Caaguazú, por el Monday. Para el
efecto construyeron un atracadero, en la ribera.

El desafío de los misioneros a la naturaleza, fue tan grande. No tenían ningún conocimiento de
la zona, no eran personas acostumbradas a esta forma de vida. Era época de abundantes lluvias,
los ríos fácilmente se desbordaban, los lugares era anegadizos, estaban al acecho de los
animales salvajes y cuantas alimañas que existían en la selva. Sus precarias chozas, eran
azotadas por las lluvias y las tormentas. Pasaban necesidades, sufrían hambre, porque al
principio, no se normalizaba la llegada de los víveres. Talvez también hayan sufrido alguna
desesperaciones por la inhóspita selva, la vida de los misioneros, no fue fácil, en la selva del
Monday.

Los primeros años de la misión.

Los misioneros de la Sociedad del Verbo Divino, se instalaron en el lugar denominado


Hilariokué, los indígenas, comenzaron a acercarse lentamente. Primeramente un cacique y
posteriormente alguno indios. La situación en la selva, se volvía cada vez más difícil. No
llegaban los equipos de talleres y las chapas que el P. Muller había comprado en Buenos Aires.
Tuvo que realizar un viaje a Asunción, en forma expresa, para solicitar al gobierno que le
libere los equipajes que estaban en la aduana, libre de gravamen, como les habían prometido
por medio de una ley en el año 1.909.

Página 103
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El P. Muller, pagó los impuestos correspondientes, para liberar las cajas, las herramientas y las
chapas. Encontró que las cajas se abrieron, las chapas fueron robadas, sesenta en total, que
serviría para una casa de 10 x 5 mts. Esto hizo, pagó los impuestos, con el propósito de que
lleguen todas las necesidades a la misión. Ínterin que envió las cargas, él, se quedó a gestionar
la devolución de los impuestos pagados.

El P. Muller, en una de sus cartas al Provincial y al Superior general, le decía que necesitaban
por lo menos una lancha a motor, para salir hasta Caaguazú en busca de víveres. También le
contaba su experiencia de realizar la misa en la selva para los indígenas, diciéndoles que la
basílica de San Pedro, en Roma, no era tan grande en comparación del templo de ellos, porque
la misa lo hacían bajo el cielo, era el templo que abarcaba la vasta selva del Monday y las
praderas verdes sustituían a las alfombras de la Iglesia de San Pedro.

El P. Rolhing, expresó en una carta a su provincial, que la vida en la selva era dura, se tenía
que resistir al clima húmedo, decía que los zapatos, se pudrían en el pie cada dos meses.
Tenían una pequeña agricultura, y una noche la helada les mató a toda la plantación. Los indios
no aparecen, ellos, las ocho personas estaban a la deriva en la selva del Alto Paraná. Decía este
misionero en su carta, que si Dios no hacía un milagro y juntasen a los indios, creo que nuestra
misión será un fracaso, hasta ahora, no hemos conseguido nada.

La malaria, era uno de los enemigos de los misioneros, tal es así que uno de ellos, el P.
Rolhing, lo pasó muy mal en la selva del Monday. Se sentía enfermo, se dio cuenta que allí no
era su lugar y solicitó al provincial su traslado. Fue trasladado a la Argentina.

El objetivo del Monseñor Bogarín era civilizar a los indios Kaỹguã, en el Este de Paraguay, fue
el encargo que les hizo a los misioneros de la Sociedad del Verbo Divino. Hasta 1.912,
solamente lo que consiguieron fueron los trabajos, preparativos, para emprender la
evangelización de los nativos de la zona.

Llegan dos indios de una distancia de 10 horas de camino, se ofrecen para el trabajo. La
esperanza duró poco, los indios se retiraron enojados. Lo mismo pasó con muchos otros indios
que vinieron los primeros meses. La misión, seguía sin tener un solo indio como adepto. Un
buen día un grupo de indio, se presentó ante el oficial de policía en Caaguazú, quejándose de
que los misioneros les querían bautizar y hacerles cristianos. A lo que el oficial les contestó,
que los misioneros no coartarían sus respectivas libertades y que ser cristiano no era nada
malo. Con la explicación que se les dio, no aminoró el miedo, pero lentamente, se fueron
acercando uno a uno, hicieron chozas, plantaron porotos, pero un buen día desaparecieron
como por arte de magia. Nadie supo el porqué.

Los motivos de que los indios no se acercaban eran varios. Pudimos comprobar, decía el P.
Muller en su carta al Superior General, de que en la selva existían uno changadores, que les
decía a los indios que nosotros les queríamos bautizar para que se mueran. Otros les decían que
les queremos engordar para matarlos y vender las grasas, o les queríamos reclutar para
llevarles a Asunción e insertarlo en el ejército. Los piratas de la selva, explotaban

Página 104
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

clandestinamente los yerbales y los bosques, con la ayuda de los indios. A ellos no les
convenían que los indios se acercasen a los misioneros.

En todo este tiempo, decía el encargado de la misión, P. Muller, en su carta al provincial,


tenemos con nosotros 101 indios entre adultos y niños, ninguno de ellos, se quedaron por más
de 19 días en la instrucción religiosa.

Los misioneros, tuvieron que adaptarse al sistema de vida de los indígenas, para poder ganar
lentamente la confianza de ellos. No hablarles de la religión ni de la conversión, sino
primeramente preocuparse de sus necesidades materiales, como la comida y la medicina.
Tenían que acompañarles en la cacería, en la pesca y hasta en los ritos que ellos estaban
acostumbrados. De esa forma, lentamente, fueron ganando la confianza de los indios y ellos se
avisaban. Entonces fueron llegando lentamente a la misión. La música, era el atractivo para los
indios. Así se fue desarrollando la actividad en la selva del Monday. El primer indio se bautizó
en el año 1.914, hasta el año 1.919, se bautizaron 108 indios, incluyendo los bautizados en
peligros de muerte.

Atención médica

Esta acción fue la que marcó, el inicio del trato de confianza entre los indios y los misioneros.
El P. Muller, cuando realizó el primer viaje de reconocimiento en la zona, previó esta situación
y se proveyó de bastante remedio para la gripe, inyecciones antiofídicas y otros menesteres
para la malaria, era la enfermedad que más azotaba a los nativos. La fama de los misioneros,
pronto comenzó a cobrar fuerza en la selva, venían gentes desde lejos pidiendo al P. Muller,
que vaya a ver a sus enfermos. Una vez tuvo que viajar 11 horas en canoa, hasta Capi‘ibary.
No en todas partes eran recibidos con los brazos abiertos. El cacique de la zona, Domingo, se
sintió muy molesto por la presencia del misionero, porque éste, estaba entrando en su zona.

En 1.920, comenzaron a llegar, las hermanas del Espíritu Santo. Se instaló un servicio formal
para la atención médica, en 1.921, se colocó la piedra fundamental para la construcción de un
hospital, en la selva del Monday. Las hermanas, realizaban visitas periódicas a las casas de la
zona, de esa forma mantuvieron visita formal con los habitantes de la comunidad.

Escuela en la selva del Alto Paraná

La tarea más difícil, era la educación a los niños indios, no se logra juntar un grupo que puedan
estar atento por alguna horas. Inclusive alguno renegaban por aprender lo que los misioneros
querían enseñarles, les decía si para qué, ellos se preocupan por ellos, que no querían cambiar
sus estilos de vida, y si están enfermos que se mueran en la selva. No querían cambiar sus
formas de vida para nada. Expresaban que, Dios les hizo a ellos blancos y limpios y que a ellos
sucios, para vivir y morir en la selva. La única esperanza de los misioneros, era la juventud
inocente.

Página 105
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Comenzaron a enseñarles a los que serían maestros de ellos, a los de su misma raza, ellos,
sabían su sistema de vida, consecuentemente sería más fácil enseñarles, tanto en la escuela
como la catequesis. La enseñanza a los viejos, era prácticamente inaccesible, sus creencias se
basaban en supersticiones. Pareciera que todos los guaraníes, se pusiesen de acuerdo para no
entrometerse con la religión cristiana.

La escuela en la selva, lentamente estaba progresando la misión del Monday, se daba clases de
enseñanzas elementales y castellano. También enseñaban religión. Los sacerdotes, con mucho
esfuerzo se dedicaban a desarrollar clases en guaraní, hasta que elaboraron un catecismo en la
misma lengua. El idioma guaraní que los misioneros habían estudiado para venir a la selva, no
les sirvió, el que se hablaba en la zona del Monday era totalmente diferente. Ese fue uno de los
mayores problemas, aprender el idioma de los Kãyguã. El error de pronunciación de los
misioneros, era una burla en que los nativos se deleitaban, los repetían a espalda de los
extranjeros, diciendo que ellos eran tan ignorantes que ni el guaraní sabían hablar. Pero la
repetición de los errores servía para ir sellando el aprendizaje de la religiosidad.

Los indígenas, tenían su propia religión, no fue fácil, que los misioneros les hiciesen entender
que hay un Dios que con los diez mandamientos, con la que quería ordenar sus vidas. No
podían aceptar otra religión más de los que ellos practicaban. Decían un grupo de indio que
estuvo en la misión de Yapeyú, que querían retirarse otra vez a la selva, porque un Dios que ve
todo y que sabe todo, les molesta.

Después de muchos avatares, la misión se solidificó, los indios de uno 80 a 100 Km. fueron
atraídos por los propios nativos. La preocupación era el cultivo, que no faltase alimentos para
los indios y para la misión. Así fue progresando paulatinamente. Los misioneros extendieron
sus campos de acciones, llegaron hasta Curuguaty e Igatimí.

Los últimos tiempos de la misión en el Monday

En la década de 1.920, la revolución desatada en Paraguay, afectó gravemente a la misión, a


esto se agrega la malaria, una peste infernal que atacó a la misión del Monday. Esta situación,
tanto la revolución como la peste, hicieron que muchos de los indígenas, abandonasen la
misión. Esta situación causó problemas económicos en la misión, la producción mermó y las
enfermedades se duplicaron. La malaria comenzó a atacar a los misioneros, se sintieron
prácticamente agotados físicamente de los sacrificios de los primeros años de vida silvestre.
Como la misión se había extendido, inclusive a San Pedro, Concepción y Encarnación, los
misioneros de la Sociedad del Verbo Divino del Monday, se sintieron obligados a abandonar la
misión. Durante los 15 años de existencia de la misión en el Monday 1.910 a 1925, dos
misioneros ofrendaron con sus vidas la civilización y cristianización de los indígenas. Un
hermano y una hermana. Así culminó una parte de la historia de la evangelización de los
nativos de Alto Paraná, a orilla del río Monday, lugar denominado Hilariokué, a uno 80 km. al
Oeste del río Paraná.

Página 106
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

LA MARCHA DEL PAÍS HACIA EL ESTE

El gobierno nacional, apuesta por el Este

La política de Estado, desde una perspectiva geopolítica, por el imperio de la fuerza de una
necesidad que siente cada país, de ocupar un determinado espacio geográfico, extiende su
dominio, direccionando hacia ese punto. Fue lo que pasó en Paraguay, con relación al Este del
país. Este anhelo fue desde la época del gobierno de don Carlos Antonio López, como ya
hemos mencionado en un apartado anterior. Con los otros gobernantes paraguayos, pasó lo
mismo. El interés por poblar el Este y abrir camino al Atlántico, salir del enclaustramiento
geográfico, que por tanto tiempo hemos sido objeto por la imposición de los excesivos
impuestos y trabas por los ―hermanos‖ porteños.

Es de suma importancia tener un conocimiento acabado de la historia de los tratados de los


límites, suscripto por Paraguay con el Brasil, después de la guerra contra la Triple Alianza.

En el tratado secreto firmado el 1º de mayo de 1.865, entre los aliados Brasil, Argentina y
Uruguay, contra Paraguay, ya estaban establecidos los límites territoriales con que el Brasil y
la Argentina quedarían. Posteriormente, estos tratados de límites fueron los que crearon
situación de discordia entre Paraguay y Brasil, concerniente al límite, en la zona Norte,
específicamente Salto del Guairá o Saltos de las Sietes Caídas.

El tratado firmado entre estos países, tenía por objetivo derribar el gobierno de Paraguay
conducido por el general Francisco Solano López, e imponer los límites que ellos deseaban. La
revelación que dio la prensa británica a través de la publicación para el mundo, de los tratados
firmados por los tres países aliados, dejó en evidencia, las pretensiones maquiavélicas,
principalmente del imperio del Brasil contra Paraguay, he aquí alguna de las cláusulas
suscriptas que nos interesan saber, y que forma parte de la historia del Paraguay y del Alto
Paraná.

Art. 1º Las altas partes contratantes se unen en alianzas ofensivas y defensivas en la guerra,
promovida por el gobierno de Paraguay.
Art. 6º Los aliados se comprometen solemnemente a no deponer las armas, sino de común
acuerdo y hasta que no hayan derrocado la autoridad del actual gobierno del Paraguay y
a no negociar con el enemigo común separadamente, ni firmar tratado de paz, tregua,
armisticio ni convención alguna, para poner fin o suspender la guerra, sino de perfecto
acuerdo de todos.
Art. 8º Los aliados, se obligan a respetar la independencia, soberanía e integridad territorial de
la república del Paraguay.
Art. 16º Para evitar las discusiones y guerras que traen consigo las cuestiones de límites, queda
establecido que los aliados exigirán del gobierno de Paraguay, a celebrar con los
respectivos gobiernos, tratados definitivos de límites bajo las bases siguientes.

Página 107
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El imperio del Brasil, fija como tales, las líneas del río Apa al Norte, y al Este, las
cordilleras del Amambay y Mbaracayú y el río Paraná, por este lado, será el primer salto
de las siete caídas.

Art. 17º Los aliados se garantizan recíprocamente sus adquisiciones territoriales por medio de
las armas, en caso de resistencia del Paraguay.

Así como los distintos gobiernos que tuvo Paraguay, con intenciones de poblar el Este, el
Brasil, también tenía la firme intención de ir poblando el Oeste, rumbo al río Paraná. Como
política imperialista, desde los albores de la historia, los portugueses tenían la firme misión de
una invasión silenciosa del territorio de todas sus fronteras. Es lo que hizo con Paraguay,
porque mismo si nuestro país no estuviese de acuerdo con la construcción del puente de la
―amistad‖, el Brasil, de igual forma construiría dicho puente.

Se firma convenio para la construcción del puente de la amistad

El 29 de mayo de 1.956 se firma el convenio entre los gobiernos de Paraguay y los Estados
Unidos del Brasil, en Río de Janeiro, en donde contemplaba la construcción y financiación del
puente de la ―amistad‖, por el gobierno de Juscelino Kubitschek, presidente de aquél entonces
de los Estados Unidos del Brasil. Este tratado fue ratificado por el Congreso general de la
nación paraguaya, promulgando la ley número 390 del 07-09-1956, que aprobaba en todo su
término, lo que el Brasil se proponía, cual es la construcción del puente.

―Ley nº 390 por la cual se aprueba y ratifica el acuerdo entre la republica del paraguay y los
estados unidos del brasil para la construcción de un puente internacional sobre el río Paraná
que unirá la carretera "coronel Oviedo"-"puerto presidente Franco" con la carretera "Foz de
Yguazú"-"Paranagua", establecido mediante las notas suscritas en río de Janeiro el 29 de
mayo de 1956 por el embajador del paraguay acreditado ante el gobierno del brasil y el
ministerio de relaciones exteriores de dicho país‖.

Esta evidencia, se encuentra, además de la ley mencionada, en una placa de bronce, que se
colocó al pie del puente de la ―amistad‖ el día 26 de enero del año 1.961, en la primera
inauguración del puente. Ésta placa, hoy se encuentra en el Museo el Mensú de ciudad del
Este.

De aquí podemos deducir, que el tan ansiado segundo puente, con el Brasil, que el pueblo
paraguayo quiere ―construir‖ sobre el río Paraná, como una opción de desarrollo sociopolítico-
comercial, de la región. No será hecha realidad, hasta tanto que nuestro vecino, el Brasil no
esté de buen humor. No adelanta todas las gestiones realizadas ni a realizar en el futuro, por
nuestras autoridades regionales. La decisión de tal construcción solamente depende del Brasil.
Muchos pensarán ¿Acaso el río Paraná no le pertenece de igual forma al Paraguay y al Brasil?
Creo que no. Tenemos dos ejemplos a la vista, el puente de la ―amistad‖ y la construcción de
Itaipú. Ambas construcciones fueron hechas por el Brasil y para el Brasil. Nosotros los
paraguayos, no tenemos ninguna participación activa ni pasiva, sobre ninguno de ellos. En

Página 108
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

caso de Itaipú, los que nos da, en concepto de los famosos royalties, es apenas migajas para
contentarnos como un pueblo mendicante. La energía que supuestamente nos corresponde, no
podemos disponer de ella, sino de acuerdo a la voluntad del imperio.

El Brasil, con todas sus luces, estaba apuntando su política de Estado, su crecimiento
demográfico, y su geopolítica expansionista, hacia el Oeste, rumbo al Paraná. Quién sabe ya
con que objetivo o intenciones. Mirando la historia del pasado, y comparando con la del
presente, vemos la complacencia de los gobiernos de turno de nuestro país. Se evidencia la
permisividad de la invasión y posesión paulatina de los ―bandeirantes‖, hacia nuestra
soberanía, tanto en nuestro territorio como en la invasión cultural. Hoy en pleno siglo XXI, los
―bandeirantes‖, siguen acosando al pueblo paraguayo ya sea en su tranquilidad, como en la
usurpación de los derechos inalienables, de sus recursos naturales, ocupando espacios que les
corresponden por derecho de la soberanía, como un país libre e independiente. Prácticamente
ellos se han adueñado de nuestro territorio, a lo largo y lo ancho de nuestra frontera, a la que
tenemos como límite ―natural‖ al río Paraná, han desvastado y llevado allén de la frontera,
todo los recursos que la selva del gran Alto Paraná podría proporcionarnos a nosotros sus
genuinos habitantes.

Según el Sabio Moisés Santiago Bertoni, científico visionario, decía que la zona de las tres
fronteras, Paraguay, Brasil y Argentina, sería en un fututo mucho más cercano, de lo que
muchos creen, de lo que sucede en los países en donde la colonización llega con el fin de
poblar la zona, y que de forma inmediata, sería un centro comercial e industrial imponente, no
solo para el país sino para el mundo.

El Brasil, desde 1.952, venía ejecutando, bajo el nombre de ―marcha hacia el Oeste‖ su propia
acción expansiva, teoría expuesta por Bertoni. Como si fuese el esfuerzo ordenado que realiza
el gobierno brasileño, para expandir la población y el progreso económico hacia los ricos
territorios de la alta cuenca de los ríos Paraná y Paraguay. Ya desde el año 1950, se perfilaba
los delineamientos políticos que configurarían el nuevo contexto regional de las tres fronteras,
principalmente el Este de Paraguay.

Proyecto de Estado del Brasil, expansión geopolítica

Una publicación hecha por el Programa de las Américas del International Relations Center
(IRC) – del 21 de febrero de 2006, decía. El ascenso de Brasil como potencia regional, que
fortalece las tendencias hacia el multilateralismo, choca con varios obstáculos tanto a escala
regional como nacional. Además de los límites que le impone la superpotencia, Estados
Unidos, los vecinos sudamericanos recelan de lo que consideran tendencias hegemonistas de
la más poderosa nación del subcontinente. Los problemas domésticos de un país que se ha
ganado el ―campeonato mundial de la desigualdad‖, se convierten también en límites a su
aspiración de jugar fuerte en la escena internacional.

Un siglo atrás el barón de Río Branco, el canciller que diseñó la política exterior de su país
para el siglo XX, dijo que ―Brasil no debe quedarse en la obra hecha, sino que debe llegar

Página 109
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

hegemónicamente al Pacífico‖. Cincuenta años después, el principal estratega del país, el


general Golbery do Couto e Silva, apuntaba en la misma dirección: ―Para Brasil en la hora
actual hay un solo camino: agrandarse o perecer‖. A comienzos del siglo XXI la nación más
poderosa de Sudamérica va camino de realizar su sueño geoestratégico, no a través de la
conquista militar sino mediante grandes obras de integración regional y la expansión de sus
principales empresas; a la par, su participación al frente de una importante misión de paz le
permitiría acceder al deseado reconocimiento como potencia mundial, que puede traducirse en
un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Brasil se expande aprovechando los huecos que van dejando los Estados Unidos y las empresas
multinacionales del Norte, a caballo de la deslegitimación del Consenso de Washington que
está permitiendo el acceso al gobierno de varios países de fuerzas progresistas y de izquierda.
Sin embargo, la consolidación de Brasil como potencia regional y mundial a la vez que afirma
el multilateralismo, genera resquemores entre quienes sienten que su avance arrollador puede
causar nuevos desequilibrios en el subcontinente.

La presencia militar en Haití es percibida como una buena muestra de esas contradicciones.
Los casi diez mil efectivos presentes en la isla (7.500 militares y 1.897 policías de 22 países)
bajo mando brasileño, son quizá el paso más serio en el terreno militar para abrir una brecha al
dominio de Washington en la región, en el caso de que la misión sea exitosa. Pero esa
presencia militar genera críticas, sobre todo en los países del Cono Sur que tienen una
significativa participación en la misión, donde uno cuantos analistas sostienen que resulta
funcional a la hegemonía estadounidense.

Insertamos estos análisis realizados, por grandes geógrafos, estudiosos de la geopolítica, como
política de Estado, de los países más poderosos, y en este caso la del Brasil, que se erige como
potencia, en el subcontinente de América. A nosotros, los altoparanaceros, nos debe interesar y
debemos estar informados de lo que es el proyecto expansionista del imperio, porque somos
los primeros que estamos sufriendo las consecuencias y lo dejaremos como herencia a nuestras
proles, en las generaciones venideras. Indudablemente que, todos los análisis científicos y más
aun las acciones desplegadas por el Brasil, hacia nuestro territorio, avasallando la soberanía
nacional, deben formar parte de la historia, no solo del Alto Paraná, sino del país. Esa es la
razón, que no puedo soslayar, hechos de gran trascendencia que está aniquilando lentamente la
cultura, la soberanía y las tradiciones nacionales. Todo esto, se constituye en un leve síntoma
de la pérdida total de identidad del pueblo paraguayo. Ante esta situación, las autoridades
tantos nacionales como regionales, no hacen absolutamente nada, y el pueblo paraguayo se
siente impotente ante la ocupación paulatina y silenciosa, por los brasileños, ocupando poco a
poco, los que nos pertenecen por herencia, sin ninguna posibilidad de reaccionar, ante tales
circunstancias.

La marcha hacía el Far West por el Brasil


Para Brasil la ocupación de la Amazona jugó un papel similar, salvando alguna diferencias, al
que tuvo para los Estados Unidos la expansión hacia la costa del Pacífico. La larga marcha

Página 110
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

hacia el oeste comenzó apenas pusieron pie en tierra, los primeros colonos portugueses que
rápidamente desbordaron los límites del Tratado de Tordesillas, que se firmó en el año (1494)
entre España y Portugal, que fijaba los límites a un máximo de 600 kilómetros del extremo
oriental de la costa continental. La impresionante expansión hacía el oeste que alcanzó las
faldas de la cordillera andina y la cuenca del río de la Plata, fue encabezada por los colonos de
San Pablo, que organizaban grandes expediciones hacía el interior (las bandeiras) en busca de
esclavos indios, oro y piedras preciosas.
De la mano de los bandeirantes, colonos pobres que veían en la aventura hacía la selva una
forma de mejorar su situación, fueron cobrando forma las fronteras de lo que a partir de 1822,
fue el Brasil independiente.

Pareciera ser que el Brasil se ha independizado del imperio de los Braganzas, sin embargo,
hoy, vemos con la actitud avasalladora dictatorial, al mismísimo don Pedro II, aliado con los
porteños, cuando en el genocidio cometido contra Paraguay, cuando al unísono decían ―para
exterminar a éste pueblo, se debía matar hasta el último paraguayo que estaba aun, en el
vientre de la madre‖.

Hoy, revestido de ―legalistas y defendiendo‖ sus leyes y soberanía, nos va replegando


lentamente, sobre nuestra propia iniquidad, producto de antipatrióticos, que solamente
estuvieron en el Gobierno, para desangrar al pueblo paraguayo, como drácula hace con sus
víctimas.
Ilustramos, cómo el Imperio, va concretando su política expansionista en las fronteras,
lentamente, tomando posesión en forma paulatina de cuanto territorios encuentra en su camino.
Hoy, en pleno siglo XXI, notamos y sentimos que la Guerra de la Triple Alianza contra el
Paraguay, sigue tan vigente. Tanto con los descendientes de los Braganzas y los porteños. La
guerra de hoy, ya no es armada, sino mediante la presencia de los mismos en nuestro territorio,
despojándonos, de los que nos pertenecen por herencia inmemorial.
Como ejemplo seguiremos citando, la expansión geopolíta del Imperio del Brasil. Incorporada
formalmente al territorio nacional, la Amazona era un inmenso desierto verde, lejano y de
difícil acceso. Couto e Silva, definió la región a mediados del siglo XX, como ―el Brasil
marginal, inexplorado en su mayor parte, desvitalizado por la falta de gente y de energía
creadora, que debemos incorporar realmente a la nación‖. Con cuatro millones de kilómetros
cuadrados la Amazona representa casi la mitad del territorio del país, siendo su porción más
importante por su potencial energético, como reserva de agua dulce y de minerales y por su
enorme biodiversidad. Entre 1850 y 1950 la ―territorialidad amazónica‖ de Brasil se duplicó, a
costa de sus vecinos: Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela perdieron porciones de sus
territorios en ese período.

En la guerra de la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay) en 1865,


Brasil se quedó con 90 mil kilómetros cuadrados de Paraguay. Pero la expansión siguió siendo,
en lo fundamental, un proceso poroso e irregular para la cual fue necesaria más que la fuerza
militar, el poblamiento de regiones solitarias y la desobediencia sistemática de la legislación
internacional.
Página 111
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Un buen ejemplo de cómo se realizó esa expansión lo relata el coronel de infantería Alvaro de
Souza Pinheiro, que resume la posición de las fuerzas armadas de su país sobre la conveniencia
de utilizar métodos de guerrilla para la defensa y consolidación de la Amazona, a la que
considera como ―área estratégica prioritaria‖. Sostiene que la conquista de esa región fue ―una
epopeya escrita con sangre, coraje y determinación‖. Pone como ejemplo la anexión por Brasil
del estado de Acre, concretada en 1904 pero iniciada 15 años antes. Esa región había sido
cedida a Bolivia por el Tratado de Ayacucho de 1867, pero la prosperidad de la explotación y
el comercio del caucho llevaron hasta allí a miles de brasileños procedentes en su mayoría del
paupérrimo nordeste. En 1889 los brasileños que vivían en Acre decidieron no aceptar la
autoridad boliviana, crearon un verdadero territorio independiente y exigieron su anexión a
Brasil. Los bolivianos reaccionaron fundando la ciudad de Puerto Alonso (hoy Porto Acre).

En octubre de 1889 con una acción armada los brasileños ocuparon la localidad y expulsaron a
los bolivianos y en julio de 1899 con el apoyo de los seringueiros y el gobernador del estado de
Amazonas, proclamaron la República de Acre.

En 1901 Bolivia arrendó la región a The Bolivian Syndicate of New York a través del Tratado
de Aramayo. The Bolivian Syndicate fue una empresa anglo-americana que explotaba caucho
en la región de Acre, y se le concedieron derechos para recaudar impuestos y ejercer de hecho
una suerte de administración de la zona. Pero en agosto de 1902 una guerrilla brasileña de dos
mil hombres inicia una insurrección que derrota a las tropas bolivianas en enero de 1903; su
inspirador, Plácido de Castro, es proclamado gobernador del Estado Independiente de Acre.

El 17 de enero el barón de Río Branco consigue una victoria diplomática al firmar el Tratado
de Petrópolis, por el cual Brasil compra la región a Bolivia por dos millones de libras esterlinas
e indemniza en 110 mil libras al Bolivian Syndicate. Finalmente, el 25 de febrero de 1904 se
disuelve el Estado Independiente de Acre y se incorpora a Brasil como territorio Federal.

Este es apenas un ejemplo histórico de cómo se procesó esta ―marcha hacia el oeste‖. Fue
durante la dictadura militar nacida del golpe de Estado de 1964, del cual Couto e Silva fue uno
de sus principales inspiradores, cuando la ocupación de la Amazona se convierte en una
política de Estado combinada con lo que el estratega militar denominó como ―revitalización de
las fronteras‖.

De modo que la ocupación de la Amazona y la expansión más allá de sus fronteras forman
parte de un mismo proceso: nacionalismo y desarrollismo, fueron de la mano desde el ascenso
de Getulio Vargas en 1930. En ese camino, la Constitución de 1946 obligó al gobierno federal
a destinar durante 20 años el 3 por ciento de la renta tributaria a la Amazona. Una parte
considerable de ese esfuerzo se concretó la fundación de Brasilia en 1960, como capital del
país, en la zona central en el borde de la cuenca amazónica, sustituyendo en ese papel al
costeño Río de Janeiro. En 1966 se declara a Manaos como zona franca para convertirla en un
polo comercial e industrial de la Amazona Occidental. Y en 1970 el Plan de Integración
Nacional concibe la construcción de dos grandes carreteras, entre ellas la Transamazónica,
junto a un vasto plan de colonización.

Página 112
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fronteras vivas del Brasil

Con la recuperación de la democracia en 1983 se desarrollan nuevos planes en la misma


dirección. El proyecto Calha Norte en los años 80, se propuso la ocupación de una faja de 160
kilómetros limítrofe con Guayana Francesa, Surinam, Guyana, Venezuela y Colombia con el
objetivo de ―fortalecer la presencia brasileña en el área de frontera, para organizar las
sociedades que allí se instalen‖, como señaló el jefe militar del gobierno de Sarney en 1986.

Se crearon así pelotones de frontera, aeropuertos, carreteras como la Perimetral Norte y


represas hidroeléctricas y se desplazó a la población nativa con el impulso dado a la
colonización. Entre los objetivos estratégicos del plan Calha Norte, figuraba ―la construcción
de un puerto en el Pacífico, un secular sueño heroico de los geopolíticos brasileños‖, en tanto
―una carretera partiendo de Río Branco, atravesando los Andes peruanos, debería llegar al gran
océano‖.

Según el almirante Hernani Goulart Fortuna, ex comandante de la Escuela de Superior de


Guerra, ―el proyecto Calha Norte de los años 80 está siendo sustituido por el SIPAM (Sistema
de Protección de la Amazona) y el SIVAM (Sistema de Vigilancia de la Amazona)‖, objetivos
que se frustraron parcialmente, en su opinión por la privatización y extranjerización de
Embratel (telecomunicaciones) y la interferencia de intereses político partidarios.

Sostiene que aunque Brasil no tiene límites fronterizos ―se le presentan problemas en las
fronteras‖, ya que ―el inmenso arco septentrional, desde Tabatinga en la frontera con
Colombia, hasta Amapá en la frontera con Guyana, presenta una vulnerabilidad apreciable a
las cuestiones del narcotráfico, guerrillas y contrabando de armas que se desbordan desde los
países vecinos hacia el territorio brasileño‖.

Para los geopolíticos brasileños, las cosas deberían ir más lejos aún. Veamos dos aspectos
complementarios. En 1935 el capitán Mario Travassos sostenía en su libro Proyección
continental de Brasil, que el triángulo formado por las ciudades bolivianas de Santa Cruz,
Cochabamba y Sucre sería decisivo para el control del continente, y que quien dominase ese
triángulo dominaría América del Sur. Por otro lado, en sintonía con la teoría de Couto e Silva
de las ―fronteras vivas‖, el ex jefe de la División de Fronteras del ministerio de Relaciones
Exteriores, embajador Teixeira Soares, sostiene en su libro Historia de la formación de las
fronteras de Brasil, que la frontera es un concepto dinámico, ―avanza y retrocede según las
circunstancias, siendo algo vivo que ejerce presión natural sobre la frontera económica y
demográficamente más débil‖.

En resumen, si de un lado existe un país con alta densidad demográfica y desarrollo económico
y al otro lado un país de escasa población y pobre, ―simplemente la frontera no existe. Ella va
siendo empujada‖.

Página 113
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Brasil dentro de Paraguay

Según estos autores, de los libros que hemos esbozado a lo largo de la exposición de la política
expansionista del Brasil, la frontera paraguaya con Brasil retrocedió 100 kilómetros en las
últimas décadas: ―En esa faja viven uno 600 mil brasileños expulsados de Río Grande do Sul,
Santa Catarina y Paraná, que se convirtieron en instrumentos de los planes expansionistas de
los militares brasileños‖. Algo similar puede estar sucediendo en otros países, muy en
particular en Bolivia. Allí, en el Departamento fronterizo de Santa Cruz, una 200 familia de
agricultores brasileños cultivan 350 mil hectáreas de soja que representan el 35% de la
producción sojera boliviana. Estos agricultores tienen peso político, ya que representan un
tercio de los afiliados a la Cámara Nacional de Comercio Bolivia-Brasil y están presentes en la
Anapo (Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo) que agrupa a 12 mil agricultores
de Santa Cruz [13]. Esta región separatista ha sido cuna de golpes de estado como el
perpetrado en 1971 por Hugo Bánzer, con inocultable apoyo del Brasil de la dictadura.

El alcance de Petrobrás

Los objetivos que se propusieron los militares brasileños bajo el lema ―Brasil potencia‖ que
nunca se hizo realidad, pareciera que se está acelerando, de la mano de las grandes empresas
brasileñas.

La estatal Petrobrás es el símbolo de la expansión actual de Brasil en Sudamérica, pero no es el


único caso. La empresa fue fundada en 1953 durante el gobierno de Getulio Vargas en una
campaña que reunió a civiles y militares en torno a la consigna ―El petróleo es nuestro‖. Hoy
es la principal empresa de Brasil, la segunda productora de petróleo en Argentina, la primera
de gas en Bolivia y la tercera mayor compañía industrial de América Latina. Se sitúa entre las
doce principales empresas petroleras del mundo y en 2004 estuvo en el decimosegundo lugar
en cuanto a ganancias, por encima de Coca Cola y JP Morgan Chase, y apenas por debajo de
Microsoft y Chevron Texaco, lo que la sitúa como una de las empresas más rentables del
mundo.

Entre 1984 y 1993 fue la segunda en el mundo en cuanto a volumen de descubrimiento de


petróleo luego de la venezolana PDVSA. En 1994 batió el récord mundial de explotación de
petróleo en aguas profundas al superar los mil metros bajo el nivel del mar y es la primera en
perforaciones submarinas (su especialidad) con 180 pozos frente a 55 de Shell, 17 de Texaco y
10 de Esso.

En 2004 sus ingresos fueron de 43,000 millones de dólares, tenía 13,821 pozos en producción
(665 marítimos) 30 mil kilómetros de oleoductos, 509 buques (45 en propiedad), 16 refinerías
y su producción actualmente alcanza los dos millones de barriles diarios.

Las inversiones de Petrobras en América del Sur son impresionantes y crecen a un ritmo
vertiginoso. En Bolivia desde 1996 invirtió 1.600 millones de dólares, controla los dos
principales yacimientos de gas y el 20% de los puestos de venta de gasolina. El gasoducto de

Página 114
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Tarija a Río Grande do Sul, de 430 kilómetros, le asegura a Brasil 23 millones de metros
cúbicos de gas diarios de los que dependen 2.200 industrias del país. Brasil controla el 20% de
PIB de Bolivia, ya que además del gas y la soja el Banco do Brasil registra en ese país
ganancias de 700 millones de dólares anuales y grandes empresas constructores como
Odebrecht han ganado licitaciones con contratos superiores a los 330 millones de dólares.

En Argentina Petrobrás compró en 2002 el 58% de Pérez Companc, la mayor empresa


independiente de petróleo de América Latina, en 1.027 millones de dólares. Compró además
Petrolera Santa Fe, la compañía de gas Mega en 715 millones de dólares y tiene tres refinerías
de petróleo. Entre 2004 y 2007 Petrobras invertirá 1.500 millones de dólares en Argentina, en
exploración y producción de gas y petróleo, y sus inversiones anuales sólo están siendo
superadas por Repsol y Pan American Energy.

Como Pérez Companc operaba también en Venezuela, Bolivia, Perú y Ecuador, la compra de
esas empresas, además de situarla como segundo productor de petróleo en Argentina, la llevó a
aumentar sus negocios en todo el continente.

En Uruguay adquirió en 2004 el 51% de las acciones de Gaseba (Gaz de France) y al comprar
las 89 estaciones de servicio de Shell, en diciembre pasado, domina el 22% del mercado de
combustibles. A la vez recibió de la misma Shell 134 puestos de combustible en Paraguay y 39
en Colombia. Próximamente se asociará con la estatal petrolera uruguaya Ancap. Véase que la
retirada de capitales europeos y la crisis económica de 2002 en Argentina fueron aspectos
clave para comprender el ascenso de Petrobras en el continente.

Las inversiones de Petrobras en Ecuador son más problemáticas. La empresa opera un bloque
petrolero de 200 mil hectáreas en el Parque Nacional Yasuní, territorio indígena huaronai, lo
que ha provocado enfrentamientos con el gobierno y los habitantes originarios. Petrobras
proyecta instalar dos plataformas con 12 pozos cada una, un oleoducto, una estación de
procesamiento y una carretera así como otras obras de infraestructura. Los indígenas exigen la
salida de Petrobras del parque nacional, declarado reserva mundial de la biosfera por la
Unesco, y el gobierno paralizó sus actividades en 2005.

En 2006 Petrobras aumentará un 40% sus inversiones en Sudamérica. Hasta el año 2010 la
empresa invertirá 56.400 millones de dólares, un 85% en Brasil y el resto, 8.460 millones, en
su ―expansión internacional‖, sobre todo en el subcontinente.

Sin embargo, el diario O Globo estimó que en ese período las inversiones serían muy
superiores, del orden de 15 mil millones de dólares en los próximos cuatro años.

La expansión empresarial
El caso del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) merece un
capítulo aparte, ya que se ha erigido en soporte de la expansión de las grandes empresas

Página 115
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

brasileñas. ―El gobierno brasileño encontró en el BNDES el instrumento para construir la


integración física‖ que será la base de la Comunidad Sudamericana de Naciones.

En efecto, el banco está ―supercapitalizado‖ y cuenta con un presupuesto de 30.000 mil


millones de dólares, ―10% mayor que el presupuesto del Banco Mundial‖ [21]. El BNDES está
en condiciones de ser el principal financiador de los megaproyectos del IIRSA (Iniciativa para
la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana) que supone la construcción de 300
carreteras, puentes, hidroeléctricas, gasoductos y otras obras a un costo de 50 mil millones de
dólares a lo largo de una década.

El IIRSA, que de alguna manera es la materialización de la Comunidad Sudamericana de


Naciones (la que a su vez es una propuesta estratégica de Brasil), construirá la plataforma
física y de libre flujo de capitales y mercancías para potenciar el libre comercio. Y el BNDES
es, como señala un investigador brasileño, la ―espada bolivariana de Lula‖. Ya realizó
préstamos de 5 mil millones de dólares a casi todos los países de la región: Argentina y
Venezuela mil millones cada uno, Paraguay y Ecuador 300 millones, Chile y Colombia 250
millones, Uruguay 228 y Perú 200 millones de dólares, siempre para obras de infraestructura.

Los países que se benefician de estos préstamos ―no podrán usar a sus constructoras en esas
obras financiadas por el BNDES. Serán obligadas a contratar constructoras brasileñas‖, entre
las que destacan Odebrecht, Andrade Gutierrez, Camargo Correia, Queiroz Galvao, OAS,
Carioca y EIT. Además, ―el BNDES exige que todo el equipamiento para las obras sea
importado del mercado brasileño‖.

La constructora Odebrecht, la principal exportadora brasileña de servicios, se está expandiendo


por el continente. A fines de 2004 tenía 14.885 puestos de trabajo en Brasil y siete mil en otros
países, la mayor parte en Sudamérica. En estos momentos sus contratos en el exterior superan
en volumen a los que realiza en Brasil, y América del Sur es su principal ―socio‖ externo,
representando el 12% de sus ingresos [25]. En Ecuador Odebrecht se dispone a construir el
polémico aeropuerto de Tena, considerado parte sustancial del Eje Multimodal Manta-Manaos
que unirá Brasil con el Pacífico, entre otras grandes obras de infraestructura.

Integración o fragmentación

―América del Sur se está desintegrando a pasos agigantados‖, sostiene el analista argentino
Juan Gabriel Tokatlián [26]. En su opinión, el mundo andino es un torbellino altamente
polarizado. Pero ―la Sudamérica del Pacífico ha optado estratégicamente por los Estados
Unidos‖, como lo demuestran los TLC firmados por Chile y Perú, a los que podrían sumarse
Colombia y Ecuador. Por otro lado, la Sudamérica del Atlántico está haciendo otras opciones
diplomáticas. En paralelo se registra un gran fracaso de la integración regional, con un
Mercosur estancado o en retroceso. Frente a lo que denomina como ―dispersión‖ o
―desintegración‖ del continente, sólo Brasil tiene una opción estratégica, una alternativa que es
la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN).

Página 116
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Ciertamente es una opción bajo liderazgo brasileño, un país que tiene la mitad de la población
y la mitad del PIB de Sudamérica. En paralelo, la CSN está atada al IIRSA. Este proyecto es el
proyecto más vasto de integración nacido en el Sur del continente, pero con una visión
orientada al Norte, ya que se inspira en el libre comercio. En efecto, el IIRSA surgió por
iniciativa del presidente de Brasil Fernando Henrique Cardozo, en la cumbre de presidentes de
América del Sur realizada en Brasilia el 30 de agosto de 2000. Su objetivo es desarrollar
corredores que son ―franjas multinacionales concentradoras de los flujos de comercio actuales
y potenciales‖, que se definen como ―ejes de integración y desarrollo‖.

Casi todos esos corredores corren el Atlántico con el Pacífico porque, como señala Andrés
Barreda, en estos momentos el centro de la economía mundial se ha desplazado del Atlántico
al Pacífico [28]. Para eso está el IIRSA, para vencer ―las barreras físicas, normativas y
sociales‖ que dificultan el rápido flujo de mercancías. Es evidente que este proyecto interesa
sobre todo a Brasil. Según el Fobomade, alcanzar los puertos del Pacífico ―le permitiría
avanzar en su anhelo de lograr una posición dominante en América Latina, resultado de la
estrategia brasileña, desarrollada desde los 80, de alcanzar el liderazgo regional a través de la
incorporación a su zona de influencia de los países de su entorno geográfico más próximo,
Argentina, Uruguay, Paraguay, luego Bolivia y Chile, posteriormente los demás países de la
Comunidad Andina y luego toda Sudamérica, con el fin de fortalecer su economía frente al
ALCA‖.

En segundo lugar, Barreda apunta que cinco de los doce corredores que unen el Atlántico y el
Pacífico pasan ―por el cuello de botella estratégico que es Bolivia‖. En esa región ―el cruce de
los Andes presenta menores dificultades‖, lo que está llevando a ―consolidar en Bolivia el Eje
Interoceánico como principal ruta de transporte de mercancías hacia el Pacífico Sur‖, según el
Fobomade. Recordemos que los estrategas brasileños consideraban que en Bolivia está la clave
del control del continente, y que Brasil ya controla el 20% del PIB de Bolivia. Estos
emprendimientos no benefician a todos por igual, sino en una escala de mayor a menor en la
que en primer lugar se coloca el gran ―autómata global‖ (las grandes transnacionales) que
menciona Barreda, a quienes la red de carreteras y obras le ―permitirá el fácil acceso de los
intereses del mercado a través de grandes empresas para apropiarse y comercializar
conocimientos, cultura y hasta la vida‖ [30]. En segundo lugar, el empresariado paulista será el
gran beneficiado con el peso que adquirirá Brasil en la región, y la apertura del comercio hacia
Asia.

¿Imperialismo brasileño?

Ante el conjunto de cambios que se están produciendo en la región, ¿puede decirse que está
naciendo un ―imperialismo brasileño‖? Antes de responder, veamos algunos hechos.

Por un lado aparecen los objetivos y las ambiciones de una parte de la sociedad brasileña,
expresados de modo meridianamente claro por los militares. Partiendo de la herencia de
Golbery do Couto e Silva, definen a Brasil, por su tamaño, como una ―panregión‖. Con el fin
de la guerra fría y la globalización, Severino Bezerra Cabral, de la Escuela Superior de Guerra,

Página 117
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

cree que ―la naturaleza de la panregión se metamorfosea en lo que se podría definir como el
necesario surgimiento de un ‗megaestado‘‖.

Se trata de una visión del mundo que rechaza con vehemencia el unilateralismo. Apuesta a que
el desarrollo del país servirá de imán para que las economías vecinas se asocien al empuje de
Brasil, ya que ―completada la unificación de las cuencas amazónicas y del Plata, instaurada la
bioceanidad, estará definido el destino manifiesto de Brasil: el de engrandecerse ante el
conjunto de la humanidad‖.

De cara a este objetivo, la incorporación de la Amazona ―a la civilización brasileña constituye


una alta maniobra geopolítica que, si se realiza con éxito, elevará al país a la condición de uno
de los dos megaestados del siglo XXI‖. Pero advierte que a diferencia de Estados Unidos y la
URSS, ―Brasil no deberá actuar como ―una potencia expansionista‖‖, sino que el ascenso a la
condición de ―megaestado sudamericano estará basada en una proyección de poder aceptada y
hasta requerida por los estados vecinos‖, en lo que sería una ―geopolítca integracionista y no
confrontativa‖. Finaliza asegurando que la inserción de Brasil en un orden multipolar, aún
hegemonizado por Estados Unidos, ―se dará solamente si el país emerge como uno de los dos
megaestados del siglo XXI‖.

Nicholas J. Spykman, geopolítico inglés, realiza un análisis crítico al respecto de las fuerzas
desplegadas por las potencias de los países que buscan erigirse en líderes continentales. En una
de sus apreciaciones refiere de la fuerza y de la capacidad, que impulsa al hombre a realizar las
cosas y dice: ―Sin fuerza mecánica, capacidad para mover hombres, la técnica no puede servir
a designios de carácter social. Por eso toda vida civilizada descansa, en última instancia sobre
el poder‖.

Mientras que nosotros los paraguayos, seguimos formando parte del MECOSUR, no tenemos
otra alternativa que, someternos a la voluntad de nuestros ―socios mayores‖, y como política de
crecimiento que tienen nuestros ―hermanos‖, principalmente el Brasil, nos hace complaciente
de su poderío, otorgándonos pequeñas migajas como dadivas. En consecuencia, los
gobernantes de turno, como perros falderos, tienen que demostrar sus contentos, meneando la
cola.

Sigue diciendo Spikman ―Es evidente que la política de equilibrio de poder, es en primer
término una política de uso para grandes potencias. Los pequeños estados, a menos que se
unan entre sí, no pueden ser más que pesas en la balanza usada para otros. Son más bien
postores que jugadores. Son vacíos en el área de alta presión política‖.

Se trata, sin duda, de la actualización del objetivo de ―Brasil potencia‖, pero sobre una base
real: Brasil ya es la décima potencia industrial del mundo y tiene enormes posibilidades de
seguir creciendo, si sigue explotando intensamente la Amazona. Sin embargo, según alguno
estrategas estos objetivos chocan con dificultades en el propio país, toda vez que ―buena parte
de nuestra elite política, empresarial y hasta intelectual está en contramano de la causa
brasileña, invirtiendo en el fin de la Historia y en el pensamiento único‖.

Página 118
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Además de los militares, un segundo actor son las empresas, en particular las estatales.
―Petrobras demuestra un comportamiento similar al de cualquier transnacional petrolera, en los
países donde está asentado, como ejemplo, en Bolivia. En especial en lo que se refiere a la
responsabilidad ambiental y social, utilizando estrategias comunes a las demás empresas que
operan en el país, tanto en la minimización de sus responsabilidades frente a los impactos
generados, como en las estrategias para salvar obstáculos de orden social y también
procedimental‖, es la conclusión de un estudio del Fobomade.

Una conclusión similar se puede sacar de otras empresas que actúan fuera de Brasil. La lógica
empresarial es una sola y consiste en maximizar las ganancias, no en potenciar a un Estado
nacional y, menos aún, en afirmar el multilateralismo.

Un tercer actor, clave es el propio gobierno brasileño. Cada vez que se sucede una crísis
política en países sensibles para Brasil, la diplomacia actúa y lo hace presionando. Uno de los
casos más claros fue la ingerencia del presidente Luiz Inacio Lula da Silva en Bolivia para
defender los intereses de Petrobras, cuando se estaba por realizar el referéndum sobre los
hidrocarburos en 2004. En esa ocasión Lula firmó con el presidente Carlos Mesa, a nueve días
del referéndum, una declaración en la que ambos mandatarios esperan que ―los resultados del
referéndum permitan la continuidad de la cooperación bilateral y el desarrollo de nuevos
proyectos de interés mutuo, en un ambiente de estabilidad, previsibilidad y seguridad
jurídica‖ [36]. Fue un fuerte respaldo a Mesa y un balde de agua fría al movimiento social, una
parte del cual llamaba a boicotear el referéndum.

En situaciones de crísis, la diplomacia brasileña intervino en Bolivia a través del asesor


internacional de Lula, Marco Aurelio García, ―para evaluar la situación dialogando con varias
fuerzas políticas‖ [37]. En Ecuador sucedió algo similar. El 7 de julio de 2005 la ministra de
Medio Ambiente de Ecuador paralizó las obras de Petrobras en el parque nacional Yasuní. El
26 de julio Lula envió una carta al presidente de Ecuador: ―Deseo manifestar a vuestra
excelencia mi preocupación por la reciente decisión del gobierno de suspender las actividades
de Petrobras en el bloque 31, hecho que pone en riesgo el propio futuro del proyecto‖ [38].

Dos semanas después, el 16 de agosto, el canciller brasileño Celso Amorin viajó a Quito para
―analizar temas de integración regional y la presencia de la petrolera Petrobras en la Amazona
ecuatoriana‖.

En la visita se adelantaron varios proyectos: financiación de 190 millones de dólares por Brasil
para que Ecuador construya un proyecto hidroeléctrico, financiar con 70 millones de dólares la
construcción del aeropuerto en Tena, aportar créditos para construir la autopista Quito-
Guayaquil, se ratificó la venta de tres aviones de la brasileña Embraer a TAME y se concretó
la compra de Ecuador de medicamentos genéricos a bajo precio a Brasil. Sobre Petrobras,
Amorin señaló que a su país ―le interesa que haya una solución positiva‖.

Por otro lado, la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) abrió en 2005 cuatro sedes
sudamericanas (hasta ahora sólo tenía oficinas en Washington y Buenos Aires) en Venezuela,
Colombia, Paraguay y Bolivia. Según analistas brasileños ―esta decisión de ampliar el radio de
Página 119
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

acción regional de la inteligencia brasileña es una especie de ‗imitación‘ de la CIA‖. Cuando el


director de ABIN, Mauro Marcelo de Lima e Silva, fue interpelado en el Congreso en mayo de
2005, el columnista de Folha de Sao Paulo Janio de Freitas escribió que la crisis en Ecuador
fue un buen ejemplo de los peligros que acechan a la diplomacia brasileña. ―Brasil se sintió
contrariado con la destitución de Lucio Gutiérrez, que demostraba simpatías especiales por el
gobierno de Lula‖ y aseguró que la inteligencia de su país no hubiera permanecido neutral.

El director de la agencia reconoció que la expansión de la inteligencia brasileña busca


―intercambio de informaciones sobre terrorismo, tráfico de drogas, seguridad y también temas
de economía‖.

Pese a este conjunto de datos, no es sencillo afirmar que Brasil lleva adelante una política
imperialista, aunque resulta evidente la búsqueda de la hegemonía. Brasil tiene frente a sí
potencias que lo limitan, sobre todo los Estados Unidos. Pero también Argentina y Venezuela
le imponen límites. Sin embargo, los principales problemas para erigirse en una potencia
media que aliente el multilateralismo provienen de sus fragilidades internas.

Petrobras no es ya una empresa estatal ni siquiera brasileña. Durante la gestión de Fernando


Hernique Cardoso un 49% de la empresa fue vendida a capitales privados, sobre todo
estadounidenses. El BNDES, a su vez, aunque maneja fondos estatales lo hace en gran medida
para financiar a los exportadores de automóviles, que son empresas multinacionales del Norte.

Por otro lado, Brasil es el octavo país en desigualdad del mundo, superado en América Latina
sólo por Guatemala. Como señala el editor de Desemprego Zero, el mercado no necesita
liderazgos. Si Brasil en vez de ―ser un gran mercado para la competencia de corporaciones
transnacionales (y una pocas locales) se decidiese a ser una nación que buscase un destino
digno para sus ciudadanos, establecidos en un Estado de bienestar social, es probable que
arrastrásemos detrás nuestro, voluntariamente, a las demás naciones sudamericanas‖. Por el
contrario, en el marco del neoliberalismo no hay espacio para un planteamiento estratégico,
porque sólo robustece las fuerzas del mercado. En su opinión, la única salida, tanto para
fortalecer los estados nacionales como el multilateralismo, es un desarrollo endógeno asentado
en ―una política interna de bienestar social y pleno empleo, y una política externa de
independencia‖.

El enclaustramiento geográfico de Paraguay

El enclaustramiento geográfico del Paraguay, se constituyó en nuestro peor enemigo.


Paraguay, también necesitaba trazar una política de Estado a través de la geopolítica
expansionista, y salvar la obligatoriedad de la salida al mar, por el Río de la Plata. Como una
probable alternativa, tenía su mira hacia el Este. La pérdida del mar sufrida por los paraguayos,
aun generaba un espíritu de liberación, abriendo las puertas al mar por otros caminos, que no
sea la del río platina, por donde siempre se ha expoliado y subyugado el progreso del país,
sofocando la economía de nuestra exportación, con la aplicación de impuestos excesivos a
nuestros productos, que osaban salir por alguno de los puertos porteños.

Página 120
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Inclusive, podemos decir que aquel famoso Puerto Preciso, no ha desaparecido, hasta mediado
del siglo XX, seguía tan campante la expoliación de los productos paraguayos, con excesiva
traba, para transitar por territorios ―hermanos‖. La marcha hacia el Este, era una imperiosa
necesidad.

Nuestro gobierno, se sentía obligado a la expansión geopolítica de la república, hacia el Este


del país. Era inminente la construcción de un camino de acceso hasta la orilla del río Paraná. A
partir de la década de 1.950. Desde una de las carteras del Estado, en el Ministerio del Interior,
comenzó a gestarse la idea de la expansión geopolítica del país hacia el Este.

Era necesario marchar hacia el Este, tratar de frenar a los bandeirantes, que con espíritu
belicoso, desde la época del Paraguay colonial, seguían incesante la marcha hacia el Oeste, con
el firme propósito de disponer de las tierras fértiles que ofrecía el territorio paraguayo, en la
zona del gran Alto Paraná.

En el año 1.955, se creó la Comisión Mixta Paraguaya-Brasileña, a quien se le encomendó, la


construcción de una carretera hacia el Este del país, y la conexión vial con el Brasil, a través
del puente que sería construido por los Estados Unidos del Brasil.

A finales del año 1.956, el Dr. Edgar L. Insfrán, Ministro del Interior del Paraguay, mantuvo
una conversación con el presidente de la república, General Alfredo Stroessner, a quien le
sugirió la necesidad de fundar un pueblo, en la barranca del río Paraná, al término de la ruta,
que uniría el Paraguay con el Brasil, por el puente a ser construido por los brasileños. Así se
dio para la fundación de ciudad del Este. Desarrollaré inextenso los pasos minuciosos acerca
de la fundación de Puerto Presidente Stroessner, en el apartado de la fundación de los pueblos
de Alto Paraná, en este mismo libro.

Alto Paraná siglo XX - XXI


Alto Paraná, se ha convertido en polo de desarrollo del país, uno de los Departamentos del
Paraguay, de mayor prosperidad. Este efecto, fue principalmente; en primer lugar, por haber
ofrecido los mejores recursos naturales; la yerbamate, las ricas maderas, los palmitales etc. etc.
Cuando ya no existían estos recursos, la atracción fue para la plantación mecanizada de los
cultivos oleaginosas. En segundo lugar por su ubicación geográfica y la fertilidad de la tierra.
Ha atraído a grandes capitalistas, principalmente a los que se refieren a la agricultura
mecanizada.

A finales del siglo XX y al inicio del siglo XXI, el Departamento de Alto Paraná, ya está
poblada por más de 600.000 habitantes. Comprende un total de 20 Distritos, en un área de
14.895 Km.2. Uno de ellos recientemente creado, Santa Fe del Paraná. El censo del año 2.002,
aun no ha registrado los datos estadísticos de este nuevo distrito.

Página 121
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Aspecto general del Departamento Alto Paraná

La ubicación geográfica del departamento dota de inigualables condiciones para el comercio y


el turismo. Sus atractivos más notorios son la represa ltaipú Binacional, el Salto del Monday y
el fácil acceso a las Cataratas de Yguazú a través del Puente Internacional sobre el río Paraná,
por donde se canalizan también los comercios internacionales de sus enormes producciones
agrícolas. Este sector convierte al departamento en uno de los de menor nivel de pobreza del
país. Sin embargo, la capital departamental se ha convertido también en áreas de comercios no
registrado y de triangulación a gran escala, lo que produce grandes pérdidas al fisco y somete a
ciudad del Este a medidas restrictivas de los países vecinos.

En el ordenamiento nacional/departamental según cada una de las NBI (Necesidades Básicas


Insatisfechas). Alto Paraná ocupa el estrato II en lo que hace a calidad de la vivienda y
capacidad de subsistencia, y el estrato III en el ordenamiento creado según carencias en
infraestructuras sanitarias y acceso a la educación.

Alto Paraná se encuentra en una situación no tan desfavorable, en términos nacionales,


respecto a calidad de las viviendas: el 18,5% de sus hogares registra carencias en esta NBI,
porcentaje inferior en 4,1 puntos porcentuales al valor nacional. Las diferencias interdistritales
entre Santa Rita, con el menor porcentaje de hogares carenciados en este tipo de necesidad
básica (9%), e Itakyry, con el mayor (38,4%), son amplias, y oscilan en un rango de 29,4
puntos porcentuales. Los cuatro distritos ubicados en el estrato I y tres del estrato II exhiben
porcentajes de hogares carenciados inferiores al departamental. Del total de hogares con esta
NBI del departamento, una amplia mayoría (el 78,6%) pertenece a distritos de los estratos I y
II, Y sólo el 12,5%; se ubica en los distritos de los estratos IV y V con porcentajes de hogares
con estas insuficiencias superiores al 28%.

La proporción de hogares carenciados en Infraestructuras sanitarias, alcanza el 27,6 %, valor


que excede en casi 5 puntos porcentuales al nacional. El rango interdistrital en lo que hace a
esta NBI no es muy amplio; la distancia entre el porcentaje de hogares con este tipo de
carencias de Santa Rosa del Monday (12,7%) y Dr. Juan León Mallorquín (34,3%) es de 21,6
puntos porcentuales. Trece de los diecinueve distritos (del primer al tercer estrato) muestran
porcentajes inferiores al departamental. Ahora bien, distritos de gran población urbana, como
Hernandarias, Presidente Franco y ciudad del Este, ubicados en el quinto estrato, presentan
porcentajes de hogares carenciados en infraestructuras sanitarias relativamente altos, que
superan el 30% de sus totales. Es en razón del gran volumen poblacional de distritos como
estos que en los últimos estratos se agrupan más de tres cuartas partes (el 77,9%) del total de
hogares carenciados de Alto Paraná con esta NBI

El porcentaje de hogares con NBI en acceso a la educación del décimo departamento es 23%
ligeramente superior (en 2,7% puntos porcentuales) al nacional, El rango entre distritos más y
menos carenciados (Ciudad del Este, con el 17%, e Itakyry, con el 41,5% de hogares en esta
situación) es amplio, de 24,5 puntos porcentuales. Ciudad del Este, único distrito del estrato 1,
Presidente Franco Minga Guazú, del segundo, cuentan con valores porcentuales de hogares

Página 122
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

carenciados inferiores al departamental prácticamente 7 de cada 10 hogares con estas


necesidades pertenecen a los estratos I y II mientras más del 20% se ubica en el último, con
distritos que poseen más del 35 % de sus hogares con esta NBI

En lo que hace a capacidad de subsistencia, Alto Paraná exhibe un porcentaje de hogares


carenciados de 13,8%, apenas inferior al nacional. El rango entre sus distritos más y menos
carenciados (Santa Rita, con 10,9%, y Los Cedrales, 20,7%) es estrecho, de 9,8 puntos
porcentuales. Los dos distritos del estrato I más cuatro del estrato II presentan porcentajes de
hogares con esta NBI inferiores al valor departamental correspondiente. Más de la mitad de los
hogares carenciados en capacidad de subsistencia del departamento (el 51,3%) pertenecen a los
siete distritos de los estratos I y II, mientras sólo el 25,0 % de este mismo total se ubica en los
nueve distritos de los niveles cuarto y quinto, con más del 16% de sus hogares con esta
insuficiencia. Estas apreciaciones, es según la DGEEC año 2.004

Página 123
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Publicidad
4

Página 124
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

SENEPA (Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo) Su presencia en Alto


Paraná, desde 1957, pionera en combate de enfermedades endémicas, con asiento
en la ciudad Puerto Presidente Franco

Amado Benjamín Villalba Adorno, Jefe Regional IV Zona, ciudad Presidente Franco

Don Amado Benjamín Villalba Adorno, nació en Puerto Palma, Tacurupucú, Alto Paraná
actualmente anegada bajo las aguas de la Itaipú, un día 13 de septiembre del año 1947. Nuestro
entrevistado, ingresó como rociador, en el año 1968 en la ciudad de Coronel Oviedo. Luego
fue comisionado a Salto del Guairá, luego fue escalando dentro de la institución como jefe de
Brigada Fluvial, cubría desde Puerto Adela hacia el Norte, y llegaban hasta Lomas Valentina
hacia el Sur. Posteriormente ascendió como Auxiliar de Evaluación, Jefe de Zona, Jefe de
Programa y por último Jefe de la Zona IV, con asiento en Presidente Franco, desde el año
1994.

El Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (SENEPA) fue creado como


institución por un Decreto, con fuerza de Ley Nº 458 del 12 de septiembre del año 1957. Es un
organismo técnico, dependiente del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Página 125
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La Cuarta Zona Alto Paraná,


fue la primera oficina del
interior del País. La zona de
influencia llegaba hasta
partes de los Departamentos
de Canindeyú, Caaguazú,
Caazapa e Itapúa, hasta el río
Jakuí Guazú.

Las regiones mencionadas


geopolíticamente, dependían
de Alto Paraná. El trabajo
realizado por los primeros
rociadores, era bastante
sacrificado. La institución
cuenta con 336 localidades
en donde están presentes
dentro del Departamento,
contempla un equipo de
apoyo voluntario, a lo que la
institución brinda asistencia
técnica, para capacitarlos y
acompañar el programa de
SENEPA. De las 336
localidades que abarca, 25 son indígenas, que también ellos reciben la capacitación de parte de
SENEPA IV zona.

Inicialmente la comunicación en el Departamento, se hacía por los río, el Paraná, constituyó la


principal vía de acceso a las localidades remotas, en donde llegaban los que iban en pos de la
prevención del Paludismo.

La razón de la creación del SENEPA, fue erradicar el flagelo del Paludismo. En el año 1967, el
paraguay registró más de 50.000 casos de Paludismo. De ahí la campaña nacional, que se
realizó con el trabajo de rociado de viviendas en todo el país. Ninguna casa quedó sin ser
atendido por los profesionales. Cuando eso, Alto Paraná registraba 25.000 viviendas.

Página 126
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Las enfermedades endémicas en Alto Paraná son varias, trataremos de


esbozar alguna de ellas, que son combatidas por el SENEPA.

El Paludismo
Malaria del
Paludismo, enfermedad humana
y también de las aves y monos,
causada por la infección de un
protozoo del género
Plasmodium, caracterizada por
escalofríos y fiebre intermitente.

La transmisión de los
microorganismos responsables
de la malaria humana se
produce por la picadura de los
mosquitos del género
Anopheles. La enfermedad
estuvo ampliamente extendida
pero, durante la segunda mitad
del siglo XX, fue erradicada en
casi toda Europa y grandes
áreas de América Central y del
Sur. Sin embargo, en la
actualidad continúa siendo un
problema de salud muy
importante en las regiones
tropicales y subtropicales,
especialmente en el continente
africano. Cada año se registran
más de 300 millones de casos
de paludismo, ocasionando más
de 1 millón de muertes anuales,
el 90% de las cuales se
producen en África,
especialmente entre niños
menores de 5 años.
Así trabajaban los Agentes del SENEPA, en la zona IV Alto Paraná,
desde el año 1957 hasta ahora. Esta fotografía es del 17-12-1969

Su síntoma: escalofrío, sudoración y fiebre. Según el Jefe de la Zona IV, señor Amado
Villalba, para ellos cualquier tipo de fiebre puede ser síntoma de paludismo, hasta que el
laboratorio diga lo contrario. De ahí la importancia de visitar la institución ante estos síntomas,
para que pueda diagnosticar la enfermedad. Principalmente las personas que viven en las áreas

Página 127
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

rurales y los pescadores, si sienten fiebre, lo primero que deben hacer antes de medicarse,
acudir a SENEPA, para que sean diagnosticados. En todo el Departamento, existen 595
puestos de notificaciones, de los cuales 530 son puestos voluntarios.

Si eventualmente se detecta en las personas que acuden a la institución que sufren de


Paludismo, se les hacen un tratamiento durante siete días. Luego se sigue durante seis meses,
hasta que se cure definitivamente. Ese es el trabajo que realiza la gente de SENEPA.

En el año 1999, se registró un alto índice de Paludismo en Alto Paraná 3608 casos de
infectados registrado en la institución. La zona de alto riesgo para la malaria constituye las
cuencas hidrográficas, tanto el Acaray, Monday y el Yguazú. El Área de la malaria en el
Paraguay según la OPS, (Organización Panamericana para la Salud), está en primer lugar Alto
Paraná y luego Caaguazú.

En la gráfica podemos apreciar la forma de recorrido de los encargados de la Zona IV,


desplazándose, para llegar a los lugares más recónditos del Departamento. (17-12-1969)

Dengue

Después del Paludismo, una vez controlado, aparece el Dengue, es otra de las enfermedades
que también es producida por la picadura de mosquitos y es de alto riesgo, porque no cuenta
con vacuna para su tratamiento. La única forma de luchar contra este flagelo, es tratando de
eliminar los vectores trasmisores y sus criaderos.

Página 128
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los principales criaderos del vector transmisor, son las cubiertas en desusos a la intemperie en
donde se juntan agua, esto representa un 61 % de los criaderos de los mosquitos transmisores y
los floreros con agua, 23 %. Si cuidamos esas dos potenciales incubadoras, prácticamente
tenemos controlado la propagación de la enfermedad.

El Dengue, también llamada fiebre rompehuesos o quebrantahuesos, enfermedad infecciosa


tropical causada por un virus y transmitida por un mosquito del género Aedes (generalmente
Aedes aegypti). Muchas veces la infección con virus del dengue es asintomática, pero en otras
ocasiones la enfermedad causa fiebre alta, fuerte dolor de cabeza, dolor en las articulaciones,
músculos y en los ojos, y erupción en la piel. El dengue afecta a niños y adultos pero rara vez
ocasiona la muerte.

Una forma más grave pero rara es la fiebre hemorrágica del dengue, cuyos síntomas iniciales
son fiebre, tos, cefalea, náuseas, vómitos y dolor abdominal. Después se producen
hemorragias, a menudo con inflamación del hígado y, en los casos severos, puede dar lugar a
un estado de shock y provocar la muerte si los enfermos no reciben a tiempo la atención
médica requerida. No existe un tratamiento específico para esta enfermedad; sin embargo, un
cuidado clínico adecuado puede reducir la mortalidad a menos de un 1 por ciento.

El número de casos de dengue ha crecido de forma espectacular en las últimas décadas y ha


pasado a ser una enfermedad endémica en más de 100 países. Según estimaciones de la
Organización Mundial de la Salud (OMS), uno 50 millones de personas se infectan cada año.

En el año 2006, aparecieron 28 casos de Dengue en Alto Paraná, que fueron bloqueados, con el
tratamiento de la institución, que realiza el rociado espacial en un área comprendida de una 4 a
5 manzanas.

Leishmaniasis
Esta es otra de las enfermedades endémicas que azotaba la región de Alto Paraná, contra la que
incansablemente trabaja también los agentes del Servicio Nacional de Erradicación del
Paludismo SENEPA.

Leishmaniasis, cualquiera de las enfermedades causadas por uno protozoos parásitos y


microscópicos del género Leishmania (alojados en perros y otros animales) identificados por el
médico británico sir William Leishman, y transmitidos por las moscas de la arena del género
Phlebotomus.

Existen dos tipos principales de leishmaniasis: visceral (también llamada kala-azar), en la que
varios órganos internos están afectados; y cutánea, que se manifiesta principalmente en la piel.
La primera está causada principalmente por la especie Leishmania donovani y la cutánea por
Leishmania tropica.

En el Alto Paraná, existe solamente una de ellas, que es la cutánea, el caso de la visceral no se
tiene registrado en la región. De la que hablamos primero, son heridas que aparecen en la piel,
a consecuencia de la picadura del insecto, generalmente esta pequeña herida no duele, esa es la
razón que cuando aparece este síntoma, acudan al SENEPA, para tratar, no sea que se empeore
Página 129
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

y se convierta en maligna. El insecto transmisor, se llama Kãrãchã (Phlebotomus) es un bichito


más pequeño que el mosquito, el lugar de criadero son las basuras, principalmente de abonos
de los árboles. Este flagelo, también es combatido por los Agentes del SENEPA.

El periodo de incubación de la leishmaniasis visceral suele ser de uno 3 meses. Se trata de una
enfermedad que cursa con fiebre irregular, taquicardia, anemia, importante esplenomegalia
(aumento de tamaño del bazo) y, en ocasiones hepatomegalia (aumento del volumen del
hígado). Recibe también el nombre de leishmaniasis infantil porque afecta especialmente a los
niños. Es la forma más severa, ya que si no se trata la mortalidad supera el 90 por ciento.

La leishmaniasis cutánea, también llamada botón de Oriente, se caracteriza por la aparición de


lesiones ulcerosas en la piel que dejan cicatrices. Es la forma más común de la enfermedad, y
representa entre un 50 y un 75% de los casos. En la leishmaniasis mucocutánea, las lesiones
son más extensas que en el tipo cutáneo y afectan a las mucosas de la boca, nasales y de la
garganta.

En la actualidad, la leishamaniasis es endémica en 88 países repartidos entre los 5 continentes


y se estima que 12 millones de personas la padecen en todo el mundo.

Esquistosomiasis
Esquistosomiasis o Bilharziosis, grupo de enfermedades causadas por la infección en seres
humanos de parásitos del tipo duelas, pertenecientes al género Schistosoma. Muy extendidas
en los países tropicales y subtropicales, son muy raras en los climas templados. En todo el
mundo están afectadas entre 150 y 200 millones de personas. Las duelas presentan un ciclo
vital complejo: los adultos parasitan a un mamífero, por lo general humano, y las larvas viven
en alguna especies de caracoles. Los huevos eliminados del huésped se transforman en larvas
inmaduras en el agua fresca. Estas larvas, llamadas miracidios, invaden a los caracoles, su
huésped intermedio, y se transforman en larvas maduras llamadas cercarias, y vuelven al agua.
En este estadio penetran en la piel del mamífero, emigrando por los vasos sanguíneos hasta
determinados capilares específicos mientras terminan de transformarse en adultos. Llegada
esta etapa ponen huevos.

Esta enfermedad también tuvo su brote en la zona, principalmente el lado brasilero. SENEPA
ha realizado una ardua tarea para encontrar el foco infeccioso en la región y fue infructuoso, es
decir que estamos libres de este flagelo en Alto Paraná.

Fiebre Amarilla
Fiebre amarilla, enfermedad infecciosa, no contagiosa, causada por un virus y caracterizada en
los casos graves por fiebre alta e ictericia. En un primer momento se creyó que la fiebre
amarilla era una enfermedad exclusiva del género humano, pero las investigaciones
demostraron que afecta también a monos y otros animales. Se cree que los monos infectados
en África y América tropical son la fuente principal de infección y que los mosquitos
transmiten esa infección al hombre.

Página 130
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este tipo de enfermedad, que sólo aparece de forma esporádica en el hombre, se conoce como
fiebre amarilla de la selva. Si la persona infectada se desplaza a una zona poblada, puede ser
picado por especies semidomésticas de mosquitos, como el Aedes aegypti, que vive cerca de
poblaciones humanas. Éstos se alimentan de la sangre humana y son los agentes transmisores
principales en las epidemias de fiebre amarilla urbana.

La recomendación de SENEPA, que cuando las personas van a viajar a países distantes, como
por ejemplo en otros continentes, se apliquen la vacuna contra esta enfermedad, uno diez días
antes de partir.

Mal de Chaga

Esta enfermedad, es producida por el famoso Chîchã guazú, que según el Jefe de la IV Zona
con asiento en Presidente Franco, don Amado Villalba, tampoco tiene registrado. Está
totalmente controlado, con el trabajo incansable desplegado por los Agentes de la institución a
su cargo.

Día a día, están recorriendo todo el Departamento, para tener la seguridad que realmente no
registra en la región y posteriormente notificar a la OPS (Organización Panamericana de la
Salud) de que la región está libre de esta enfermedad.

Características de la enfermedad

Tripanosomiasis, también denominada enfermedad del sueño, es una enfermedad crónica


endémica y a veces epidémica causada por un protozoo parásito de la sangre del género
Trypanosoma. En las vacas y otros animales que sirven como reservorio del protozoo, la
enfermedad se denomina nagana. Hay dos variedades de la enfermedad en África Central y del
Sur, ambas transmitidas por las glándulas salivares de las moscas tsetsé infectadas. La variedad
más frecuente está producida por el Trypanosoma brucei gambiense, mientras otra variedad
más localizada está causada por el Trypanosoma brucei rhodesiense. En Sudamérica hay otra
variedad del protozoo, el Trypanosoma cruzi, que es transmitido por insectos chupadores del
género Triatoma y se denomina enfermedad o mal de Chagas.

La enfermedad del sueño africana comienza con un chancro en la zona de la picadura del
insecto, taquicardia, aumento de tamaño del bazo, y erupción cutánea y fiebre. Durante los
meses siguientes se ve afectado el sistema nervioso, con cambios en el carácter, somnolencia,
pérdida de apetito, posible coma y, con frecuencia, la muerte. El mal de Chagas, que afecta con
más frecuencia a los niños, también cursa con fiebre y afección del bazo y sistema nervioso,
así como del hígado y músculo cardiaco. Puede ser mortal en ocasiones. En las primeras fases,
la enfermedad del sueño africano puede mejorar con la administración de varios fármacos
antiparasitarios. El tratamiento en fases más avanzadas con fármacos que contienen arsénico es
menos efectivo. La encefalitis también se denomina a veces enfermedad del sueño

Página 131
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Página 132
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

INDICADORES DE NECESIDADES BÁSICAS INSATISFECHAS

Censo realizado en cuanto a la calidad de viviendas en Alto Paraná. 2.002

En el mapa, resalta el
distrito de Itakyry, que
es el de mayor cantidad
de Necesidades Básicas
Insatisfechas, (NBI)
conforme al último
Censo del año 2.002. En
el gráfico de abajo se
puede ver, la cantidad de
hogares censados y las
personas afectadas por
las carencias de las
necesidades básicas de
acceder a una vivienda
dignamente adecuada
para la familia.

Página 133
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El departamento abarca una superficie de 14.895 km2 su densidad de población es de 38


habitantes por km2. Está dividido en 19 distritos, siendo su capital Ciudad del Este.
Recientemente, se creó un nuevo distrito, denominado Santa Fe del Paraná.
La población del departamento, desde los años 1.950 a 1.962, aumentó en 60.500 habitantes,
desde ahí, hasta 2002 aumentó en más de 530.000 habitantes aproximadamente, de esta forma
se convirtió en el departamento de mayor tasa de crecimiento demográfico que presenta, con
relación a los otros. El volumen de la población departamental, representa una densidad del
10,8% del total de la población a nivel país. Una leve mayoría de varones. De cada 3
individuos, 2 residen en área urbana. La estructura de la población altoparanaense, está
compuesta en una gran mayoría de jóvenes, el 70% tiene menos de 30 años.
En el Departamento, viven más de 5.000 indígenas de distintas etnias.
―En la última década la Población Económicamente Activa (PEA) presentó un interesante
incremento. Pese a esto, la tasa de ocupación decreció en más de 3 puntos porcentuales. En el
ámbito agrícola, Alto Paraná casi triplicó su producción en la última década y es la potencia
sojera del país. Le siguen en importancia el maíz y el trigo, siendo el departamento el primero
a nivel nacional en producción de estos cereales. En la producción pecuaria sobresalen las de
ganado vacuno y porcino (que a nivel país es la segunda en cuanto a cantidad de cerdos
criados)‖. (DGEEC)
El fenómeno de crecimiento en cuanto a las viviendas particulares, ocupadas por sus
residentes, fue en un crecimiento simultáneo al crecimiento demográfico del departamento.
Alcanzó aproximadamente una 120.000 viviendas.
En cada vivienda viven aproximadamente, un promedio de cinco personas.
Con referencia a los servicios básicos de cada una de las viviendas, en el período comprendido
del año 1.982 a 2.002, las que acceden a la luz eléctrica, es de un 92%. Agua corriente 23,6 %.

Explosión demográfica de Alto Paraná


Alto Paraná, ha experimentado un cambio bastante interesante, con relación a otros
Departamentos. La explosión demográfica, fue una constante y determinó, para convertirse en
un polo de atracción, con un flujo de migración, que se desarrolló en forma ininterrumpida,
dentro del año comprendido de 1.962 a 1.973.

Obviamente que, para que se den las condiciones de un crecimiento demográfico, fue
necesario las infraestructuras básicas de una ciudad. A esto contribuyó la terminación de la
pavimentación asfáltica de la ruta 7. La conexión con el Brasil a través del puente. La
construcción de la represa del Acaray, la represa de la Itaipú Binacional. La expansión agrícola
en todo el Departamento. Etc.

La población de Alto Paraná, desde el año 1.950 hasta 1.962, presentaba una población
eminentemente rural. A partir del año 1.962 a 1.973, el crecimiento demográfico del
Departamento, registró dos fenómenos. Desde en año 1.950 a 1.982, la población rural,
presentaba un predominio absoluto sobre la población urbana. Otro de los fenómenos
Página 134
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

registrados, a partir del año 1.982 en adelante, que la población rural, fue decreciendo con
relación a la primera etapa. La acelerada urbanización de la zona urbana, principalmente de
ciudad del Este, obedeció a la migración masiva, tanto sea de connacionales y extranjeros.

El crecimiento poblacional, en la primera etapa, fue de 11%, mientras que en la segunda, hubo
una decreciente en el índice del crecimiento demográfico, llegó a una reducción del 7 %. Sin
duda alguna, que para cuando eso, las grandes obras ya habían concluido. Fue la que marcó la
pauta, para que se de la desaceleración en el crecimiento poblacional.

Paradójicamente, aunque se haya reducido el ritmo del crecimiento en el periodo mas reciente,
su población ha experimentado el mayor incremento de toda su historia.

El aumento de la población siguió creciendo en proporción geométrica. El censo del año 1.982,
arrojó una población de 206.940 personas. Para el censo del 1992 se llegó a la friolera cantidad
de 406.584 habitantes.
Según el crecimiento demográfico presentado por la DGEEC. La estimación de la población
para los próximos diez años, si sigue la proporción del crecimiento, el 2.002 debería estar
alrededor de 800.000 habitantes. Con la proporción de crecimiento registrado hasta ahora, se
podría hacer una estimación para los próximos 10 años, para el 2.012, que la población de Alto
Paraná, llegaría a 900.000 habitantes.
Observando la evolución de la importancia relativa de cada uno de los departamentos respecto
a la población total del país, se distingue Alto Paraná, cuyo peso fue incrementándose
rápidamente a través del tiempo. En efecto, hasta mediado de este siglo (1950) este
Departamento albergaba a 9531 habitantes, menos del 1 por ciento (0,5 %) de la población
total del país. Su aporte en 42 años (1992) llega a un 10 por ciento del total a nivel país,
ubicándose en segundo lugar en cuanto a volumen de población se refiera, el primero
corresponde a Central con 866.856 habitantes y el tercero, Asunción con 500.938 habitantes.
Para la población clasificada por lugar de residencia urbana-rural, las cifras revelan que a partir
de 1962, la proporción de la población del ámbito urbano tiende hacia el aumento, pues de 8,1
por ciento en 1962 pasó a 56,7 en 1992, habiéndose incrementado en forma impresionante, en
un 600 por ciento en el lapso de 30 años, y concomitantemente, se produce disminución de la
población del ámbito rural, que de 91,9 por ciento en 1962 descendió a 43,3 en 1992, habiendo
experimentado una reducción del 53 por ciento.
Explica este comportamiento el crecimiento menos acelerado de la población rural (4,2 %),
respecto a la urbana (10,7 %), hecho que posibilitó que esta última en 1992 haya superado en
cantidad, por primera vez a la rural.

En cuanto al ritmo de crecimiento, en cada una de las áreas de residencia, se produce una
réplica del comportamiento observado a nivel global, las tasas habían adquirido valores
máximos en el periodo 1962-72, 73 aunque con distintos niveles por áreas, produciéndose
después, contínuas mermas en la velocidad del crecimiento. En efecto, en el área urbana de
23,5 se reduce a un 10,7 por ciento en el intervalo 1962-92 y en el rural, de 9,6 baja a 4,2 por
ciento, en el mismo periodo.
Página 135
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Publicidad
5

Página 136
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

INDICADORES DE NECESIDADES BÁSICAS INSATISFECHAS

Censo realizado en cuanto al acceso de infraestructuras sanitarias en cada hogar, en el


Departamento de Alto Paraná (2.002)

En el mapa se puede
notar conforme al
gráfico, que tres
distritos: Mbaracayú,
Santa Rosa del Monday
y Santa Rita, son los más
afectados en cuanto a la
carencia de las
infraestructuras
sanitarias, básicas para
cada hogar. Le sigue
Naranjal, San Alberto,
Minga Guazú, Minga
Porã y San Cristóbal.
Abajo se puede apreciar
la cantidad de hogares
censados y personas
afectadas

Página 137
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La explosión demográfica por Distritos.

Es difícil apreciar en su justa dimensión las variaciones observadas a través del tiempo en el
ritmo de crecimiento de cada una de las divisiones políticas-administrativas menores de este
Departamento, pues casi todas han sido objeto de desmembramientos en cada uno de los
periodos intercensales, ya sea para dar lugar a la creación de otros distritos y / o a la
modificación de los limites de los ya existentes.

Los distritos cuyas extensiones territoriales fueron modificadas entre 1982 y 1992 fueron
Domingo Martínez de Irala, Hernandarias, Presidente Franco, Ciudad del Este, Itakyry y
Ñacunday. Entre los que reflejan mayor impacto demográfico por este hecho son Domingo
Martínez de Irala e Itakyry, que acusan en el último recuento poblacional, disminución de la
población respectiva, por ende, presentan tasas negativas.

Entre las ciudades con que cuenta el Puerto de Alto Paraná sobresale su capital, Ciudad del
Este, que actualmente emerge como la segunda ciudad del país en cuanto a volumen de
población, aproximadamente 300.000 habitantes, para el año 2.006, siendo superado solamente
por Asunción, que en el último censo arrojó una población de más de 500.000 habitantes.

Por otra parte, se puede mencionar que la población urbana del departamento está básicamente
compuesta por los habitantes de ciudad del Este (58 %), Presidente Franco (14 %) y
Hernandarias (12 %). Estos tres distritos, absorben un 84 por ciento de la población urbana del
departamento y más de la mitad de la población total, por tanto, son los que fijan las pautas
para el crecimiento de la población urbana y de todo el departamento.

Se destacan por su elevado crecimiento, entre los distritos de mayor concentración poblacional,
Ciudad del Este (7,9 %), Presidente Franco (5,5 %) y a Hernandarias (4,0 %). Entre los de
escasa población, figuran Ñacunday (8%) e Yguazú (7%). (Estos datos, fueron proporcionados por la
DGEEC)

Página 138
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

INDICADORES DE NECESIDADES BÁSICAS INSATISFECHAS

Capacidad de subsistencias del individuo, cantidad de hogares afectados en el


Departamento de Alto Paraná. Censo 2.002

En el mapa, están ilustrados


cinco niveles de vida. La
capacidad de subsistencia de
los individuos, están en
relación a los recursos, tanto
naturales como comerciales.
Uno de los veinte distritos,
presenta un paupérrimo
índice de subsistencia. Está
ubicado en el lugar 117 con
relación a los 224 distritos
existentes en el país. Debería
ser un toque de alerta, para
las autoridades
departamentales.

Página 139
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La migración en Alto Paraná

El análisis de las variables migratorias, abarca los lugares preferenciales del destino de los
emigrantes. Se considerará el volumen involucrado y alguna características de la población del
inmigrante considerando como lugar de origen su país de nacimiento. Además analizaremos a
los emigrantes internos y externos respectivamente. Haremos una breve referencia a los
nacidos en Alto Paraná y trasladados en otras latitudes del país, o dentro del mismo
departamento, cuyos datos han sido procesados por la DGEEC.

Los lugares de preferencias de los inmigrantes, depende del lugar de procedencia. El caso de
los connacionales, prefieren emigrar en la zona urbana. Dentro del Departamento se da un
registro de un 69 %. Mientras que los extranjeros, prefieren la zona rural. En el último censo,
arroja un resultado de 71 %, en caso de extranjeros.

La migración por sexo


En cuanto a la migración por sexo, refleja que entre los varones, existen una mayor propensión
a emigrar que las mujeres. Los varones emigran en una cantidad mayor que las mujeres un 52
% contra un 48 % del sexo opuesto. Los varones, demuestran una conducta preferencial por la
zona rural, mientras que las mujeres prefieren la zona urbana.

También es posible comprobar que los hombres son más propensos a migrar que las mujeres a
través del índice de masculinidad, (relación hombres/mujeres). Según este indicador en el
grupo de inmigrantes por cada 100 mujeres hay 115 varones. Este índice hace patente la fuerza
de la selectividad masculina y se pone de manifiesto con valores mas elevados entre los
extranjeros.

Sin embargo, cabe resaltar que las inmigrantes internas superan levemente a los varones en el
área urbana (IM=98 %), aunque no sucede lo mismo con sus pares procedentes del exterior
(IM=103 %). El mayor peso relativo de aquellas, es determinante para que las mujeres
mantengan la supremacía en el grupo de inmigrantes en el ámbito urbano (IM = 99 %).
En el rural, como ocurre normalmente, debido a la selectividad masculina, hacia esta área,
superan ampliamente los hombres, independientemente del lugar de nacimiento.

Migración interna desde el Resto del país hacia el Alto Paraná

Históricamente, los departamentos expulsores de población han sido los de antiguo


asentamiento poblacional de la zona central del país, especialmente los que presentan
características minifundistas, cuyas poblaciones se han visto obligadas a emigrar hacia otras
latitudes en busca de mejor situación, impulsados por motivos económicos, preferentemente.

Entre los inmigrantes internos, se destacan por su volumen especialmente los nacidos en
Caagauzú y Caazapá, que son departamentos colindantes y los de la zona central del país como
Guairá, Paraguarí y Cordillera. Estos departamentos son los que han hecho los aportes más

Página 140
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

significativos a la población del Alto Paraná. Ellos participan con los dos tercios (66,6 %) de la
población nacional inmigrante censada en 1992. Los demás departamentos junto con Asunción
colaboran con el tercio restante (33.4 %).

Observando la composición de la población proveniente de cada departamento, incorporado ya


sea a los centros urbanos o a las áreas rurales del Alto Paraná, se nota claramente que los
inmigrantes internos tienen marcada inclinación por las áreas urbanas. Sin embargo, es posible
clasificarlos en dos grupos bien diferenciados.

En el primer grupo se ubican los departamentos que han dado origen a inmigrantes cuya
distribución por área, indica que han elegido como lugar de destino preferencial de su traslado
a las áreas urbanas. Corresponde nombrar en primer lugar a los nacidos en Asunción (91 %),
seguido en orden descendente, por los de Concepción (87 %), reg. Occidental (82 %),
Amambay (82 %), San Pedro (79 %), Central (76 %), Guairá (73 %) y Cordillera (71 %).

El otro, está integrado por los departamentos en donde se observa cierta preferencia por las
áreas rurales, aunque los valores porcentuales en éstas se mantienen inferiores a los niveles de
las respectivas áreas urbanas. Componen este grupo, encabezando la lista con mayor
proporción de inmigrantes internos asentados en áreas rurales: Canindeyú (50 %), seguido por
Itapúa (44 %), Ñeembucú (43 %), Paraguari (42 %), Misiones (39 %), Caazapá (35 %) y
Caagauzú (33 %).

La presentación de la información por sexo revela leve superioridad masculina entre los
emigrantes internos (51 % hombres vs. 49 % mujeres), comportamiento que se repite en los
provenientes de cada departamento de origen de los emigrantes, aunque con leves diferencias
que, por cierto, no son relevantes. Se dan excepciones a esta regla en San Pedro y Canindeyú,
en donde superan las mujeres.

Migración interna desde el Alto Paraná hacia Asunción y los Departamentos


Central y Caagauzú.

La población natural del Alto Paraná también emigra hacia otros departamentos. Los datos ya
procesados permiten conocer cuantos altoparanaenses eligieron como lugares de destino de sus
movimientos migratorios a Asunción, Central o al departamento de Caagauzú.

Al juzgar por la cantidad de emigrantes orientados hacia estos tres lugares, se infiere que los
originarios del Alto Paraná tienen mayor preferencia por Caagauzú y Central. En consecuencia
la magnitud de los dirigidos a Caagauzú asciende a 4.120 personas, a Central, 4.039, por su
parte la capital del país alojó a 2.723 altoparanaenses.

Calculando la diferencia entre el volumen de los inmigrantes y emigrantes (migración neta) es


posible apreciar que tiene mayor magnitud la corriente migratoria de Caagauzú-Alto Paraná,
seguido por la de Asunción-Alto Paraná, y por último la de Central-Alto Paraná.

Página 141
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La migración neta favorable al Alto Paraná indica que ganó 25.775 personas nacidas en
Caagauzú, 10.910 personas nacidas en Asunción y 2.981 personas en Central.

Extranjeros en el departamento del Alto Paraná


Como se había señalado, en el departamento del Alto Paraná los extranjeros representan más
del 15 por ciento de la población total y su distribución por área de residencia indica gran
preferencia de los mismos por las áreas rurales (71 %).
No se puede dejar de mencionar que esta distribución no es mas que el reflejo del
comportamiento de la población brasileña que supera en magnitud a las demás, hecho que se
puede corroborar al observar las proporciones por áreas de residencia y país o región de origen,
para dejar en claro que no todos los extranjeros prefieren las áreas rurales, como se infiere del
análisis de los datos agregados.
En cuanto al origen de estos inmigrantes, se observa que la mayor parte proceden de los países
que limitan con el departamento: Brasil y Argentina. La presencia de brasileños supera
ampliamente a todas las otras nacionalidades; de cada 100 extranjeros 86 son oriundos del
Brasil. Los argentinos, le siguen en segundo lugar, pero con ponderación muy inferior (7,5 %).
El resto, integrado por una gran gama de países apenas suman un 7 por ciento, destacándose
entre estos los chinos, los de Oriente Medio, coreanos, japoneses, libaneses, árabes, sirios,
palestinos, indios, bangladesh y otros.
En el grupo de inmigrantes internacionales se detecta superioridad masculina, ya que
corresponde a este sexo el 53 por ciento de dicha población, en tanto que a las mujeres, el 47
por ciento. Esta desigualdad se acentúa, en los procedentes de Oriente Medio, de Europa,
China, Resto de América y del Japón.

En función a la actividad económica que caracteriza a cada uno de los grupos humanos, estos
se localizan ya sea en áreas urbanas o rurales. Residen en áreas urbanas los que se dedican a
actividades inherentes a ellas, tales como comercio y los servicios. Coherente con lo
expresado, sobresalen por su predilección por las áreas urbanas, los coreanos (99,6 %), los
del Oriente Medio (99,4 %), y los chinos (99,3 %). Los argentinos (81,9 %) y los del Resto de
América (55,4 %) que incluye con mayor peso a los uruguayos y chilenos, quienes también
han escogido las áreas urbanas, pero en menor proporción que los antes citados.

A los que se ocupan en actividades agropecuarias se los encuentra en las áreas rurales, entre
quienes están en primer lugar los brasileños (79,8 %) cuya inmigración alcanza magnitudes
elevadas, 86 por ciento del total de inmigrantes externos. Integran también la población rural,
pero en menor proporción, los europeos (41,7%), especialmente los oriundos de Alemania,
España e Italia, y los japoneses (38,6 %).

Página 142
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

LA EDUCACIÓN EN ALTO PARANÁ


Censo realizado en cuanto al acceso a la Educación por individuos en cada hogar
afectado del Departamento Alto Paraná (2.002)

El Censo del año 2.002,


arroja los siguientes
resultados, en cuanto a la
carencia de acceso a la
Educación. Se destacan
seis distritos en el
Departamento:
D. Martínez de Irala,
Cedrales, Mbaracayú,
San Alberto, Minga Porã
e Itakyry. En el gráfico
de abajo, se puede notar
la proporción, según
hogares censados y
poblaciones afectadas.
La ubicación con
relación a los 224
distritos del país.

Página 143
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Estudios aprobados, en una población a partir de la edad escolar 5 años


Año 2.003 DGEEC.

486109
503000
453000
403000
353000
247349
238760

303000
253000 Ambos Sexos
161952

203000 Varones
104930

153000 Mujeres
81652
80300

69370
53010
51920

48322

103000
37433
31937

25724
25678
22644

13539
12185

8076
53000

4130
3946
3000
13 años +
Alto Paraná

1 a 3 años

4 a 6 años

7 a 9 años

10 a 12 años

No infor

Por lo que podemos apreciar en la gráfica, la Educación en Alto Paraná aparentemente, es


bastante elevada. Sin embargo, vemos que de un total de 600.000 habitantes aproximadamente,
486.109 personas, son los que han recibido instrucciones escolares. De los cuales 104.930,
recibieron una instrucción muy básica, apenas de 1 a 3 años de estudios. 161.952, personas son
los que llegaron entre el 4º y el 6º grado.

Otro tanto, 69.370 habitantes de Alto Paraná, llegaron a completar la instrucción escolar
básica, hasta el 9º grado. Tenemos otro grupo. Los que llegaron a terminar sus bachilleratos,
oscilan en un número aproximado de 50.000 habitantes y los que superaron esta barrera en
Alto Paraná, alcanza un número de 25.724. Cifra inferior al 5% de la cantidad de habitantes
que registra todo el Departamento.

El muestreo fue tomado a la población de edad escolar en adelante, o sea que a partir de los
cinco años. Con el resultado arrojado, consecuencia del censo, ―apreciamos‖ un analfabetismo
funcional bastante elevado.

Página 144
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Total de instituciones de enseñanzas en Alto Paraná por ciclos. 1º, 2º y 3º.


Estos datos fueron suministrados por la DGEEC. Actualización 2.003

838
900
800
700 537
600

436
500

369
400 Total
301

278
300 Urbana

157
Rural

121
200 105
92

77
100
18
12
6

1
1
0
0
0

0
0
Total escuela

1º ciclo urbana

3º ciclo urbana

1º y 2º ciclo

1º y 3º ciclo

1º, 2º y 3º ciclo
2º ciclo

El gráfico, representa la cantidad de instituciones de enseñanzas, públicas, privadas y privadas


subvencionadas existentes en Alto Paraná. En total son 838 escuelas y colegios. Distribuidos
en veinte distritos. Se puede notar, que sólo el del primer ciclo, tanto rural como urbana,
totalizan 18 instituciones, de los cuales 12 son públicas y 6 privadas. Sólo el segundo ciclo, no
existe ni una escuela. Tercer ciclo solamente, totalizan 105, de los cuales 92 públicas, 7
privadas y 6 privadas subvencionadas.

En cuanto a instituciones que abarcan primero y segundo ciclo, totalizan 436 escuelas en el
área rural y urbana. 400 instituciones públicas, 29 privadas y 7 privadas subvencionadas. 1º, 2º
y 3º ciclo, totalizan 191 solamente en el área urbana, de los cuales 55 escuelas son públicas, 87
privadas y 49 privadas subvencionadas

La población analfabeta en la zona rural es de 15.155 varones y 17.293 mujeres. En la zona


urbana 7.718 varones y 9.548 mujeres. No informan a la pregunta un total de 6.745 personas
en la zona rural y en el área urbana 6.078 personas. En total existen 62.537 analfabetos, esto
representa un 10 % del total de la población de Alto Paraná.

Página 145
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de Docentes en la Educación Escolar Básica 1º, 2º y 3º ciclo, por sector. Año
2.003 DGEEC

Total x sector

2650 Sector Público


3326
Sector Privado

232 444
Privado
Subvencionado

El gráfico presenta la cantidad de Docentes existentes en Alto Paraná, distribuidos por sector,
en total 3.326.

En el sector público, existen 2.650 Docentes, en el sector privado, 444 y en el sector privado
subvencionado un total de 232.

Toda esta cantidad de Docentes, enseñan el primer ciclo, segundo ciclo y el tercer ciclo,
distribuido en todo el Departamento en 838 instituciones.

Estos Docentes enseñan primer ciclo, segundo ciclo, tercer ciclo, alguno enseñan en formación
Docentes y en facultades, tanto sean del sector público como del sector privado.

Página 146
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de Docentes en la Educación Escolar Básica 1º y 2º ciclos, por zona. Año 2.003
DGEEC

1784 Total Alto Paraná


3326
Total Urbana
Total rural
1542

Cantidad de Docentes del 3º ciclo por zona y por sector. Actualización año 2.003 DGEEC.
2157

2500

2000
1544
1605

Total Docentes
Docentes públicos
1500
Docentes privados
Privados subvencionados
1000
613

Zona urbana
Zona rura
371

500
181

Página 147
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de alumnos matriculados por zona y sector. En total 144.620, distribuido en 20


distritos. Año 2003 DGEEC
Total matriculado Varón Mujer
Oficial varón Oficial mujer Privado varón
Privado mujer Subvencionado varón Subvencionado mujer
144620

160000

140000

120000

100000
74185
70435

80000
44814

43769

60000
34060
35372
29371

28196
26666

25542
40000

4277
5957

4660
5165
20000

4717
5076
0
Total

Rural

Rural

Rural

Rural
Urbana

Urbana

Urbana

Urbana
El gráfico muestra una distribución de los alumnos matriculados en Alto Paraná año 2.003, por
sector y por zona. Están esparcidos en veinte distritos. En la zona urbana totalizan 74.185
varones y 70.435 mujeres. En la zona rural están matriculados 44.814 varones y 43.769
mujeres.

En el sector público un total de 123.170 alumnos, 63.568 varones y 59.602 mujeres, en el


sector privado 11.714 alumnos 5.957 varones y 5.757 mujeres, en privado subvencionado
9.736 alumnos matriculados, de los cuales 4.660 varones y 5.076 mujeres.

Con relación a la población global de Alto Paraná, los alumnos matriculados representan un
24.5 %. Con esta cifra, da la pauta que un gran porcentaje de la población, es eminentemente
joven. El índice de crecimiento proporcional a la explosión demográfica, representa 1,5 %
anual.

Es decir, que en el año 2.006, tenemos una población estudiantil de uno 152.000, entre
primero, segundo y tercer ciclo.

Página 148
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de alumnos matriculados en la Educación Escolar Básica desde el


primero al noveno, en Alto Paraná. Año 2.003 DGEEC
Oficial Privado Privado subvencionado

25500

20519
20500
17746
16604
15383
15500 14101
12463

10470
10500 8744
7140

5500
1726

1470

1295

1286

1291
1259

1151
1144

1133

1129

1125
1113
1180

1062

1056
1220

936

874
500
1º grado

2º grado

3º grado

4º grado

5º grado

6º grado

7º grado

8º grado

9º grado
Alumnos inscriptos en la Educación Escolar Básica por edades, menos de 6
años hasta pasado 18 años. 2.003 DGEEC
Varón Mujer
8225

8122
8088

8028
8000

9000
7875

7837
7825

7758

7718
7488

8500
7424

8000
6882

7500
6369

6353
6273

7000
5582

6500
5123

6000
5500
5000
3478

4500
3059

4000
3500
3000
1837

2500
1414

2000
886
847

1500
658
653
382
436

1000
500
0
6 años

7 años

8 años
-6 años

14 años

18 años +
10 años

11 años

12 años

15 años
9 años

13 años

16 años

17 años

Página 149
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de alumnos repitentes de la Educación Escolar Básica por grado.


Datos de la DGEEC. Año 2.003

Varón Mujer
1791
1800
1700
1600
1500
1344

1400
1300
1117

1200
1100
950

1000
900
706
800
696

700
536
514
600
500
400
296
263
300

6º grado 108
200

7º grado 790
86

9º grado 145
100

8º grado 337
6

7
0
5º grado
2º grado

3º grado
1º grado

4º grado

El gráfico representa la cantidad de alumnos que repiten por grado por año. Estos datos son del
año 2.003. La población escolar aumenta cada año en un 2 % a nivel departamental. De un
total de 8.702 alumnos repitentes que se registran en éste gráfico, para el presente año 2.006,
supera la barrera de los 9.000 estudiantes que repiten el año escolar básico, en todo Alto
Paraná.

El agravante de la repitencia, es que aquellos alumnos, ya no tienen cabida dentro de la misma


institución. A consecuencia, se genera la movilidad social de los estudiantes en forma
horizontal de una institución a otra. Con el correr de los años, produce un alto grado de
deserción escolar.

Además, los alumnos que repiten y cambian de colegios, cuando emigran a otras instituciones,
el sistema de enseñanza es totalmente diferente. Les dificultan la adaptación,
consecuentemente, disminuye la motivación. Los que culminan el bachillerato, que son un
porcentaje inferior de aquellos. Al concurrir a las universidades. Sus formaciones profesionales
emergentes, son bajísimas y el provecho particular para ejercer, casi nulo.

Página 150
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de alumnos que se presentaron para los exámenes finales y


aprobados en los mismos. Año 2.003 DGEEC

22052 Presentados Aprobados

19716
22600

18383
17535

17060
20100
16260

15794
15302

14373
17600

13867
13431

12353

11931
15100

10162
12600

8620
7638
10100

6404

6118
7600
5100
2600
100
2º grado

3º grado

4º grado

8º grado

9º grado
5º grado

6º grado

7º grado
1º grado

La cantidad de alumnos que se presentan para el examen final, en el Departamento Alto


Paraná, totalizan 137.585, de los cuales aprueban 109.413. Esta, va desde el primer grado al
noveno. Aprueban el 78 %. Es decir que en término general se aplazan un promedio del 22 %.
Este porcentaje se acentúa en el 7º y en el 8º grado.

Se puede notar la diferencia entre la cantidad que se matriculan para el año de la Educación
Escolar Básica, de 144.620 alumnos en total, registrado en el año 2004. De los cuales llegan
para el examen final 137.585. La deserción en la escolar básica representa un promedio de 6
% anual. Entre los que repiten y los que desertan llega a un promedio de 15 %, en la población
estudiantil en todo el Departamento.

Este índice es solamente en la escolar básica. Cuando se presentan en el nivel medio de


aquellos que han terminado esta etapa, solamente se inscriben uno 14.118 alumnos. Tan solo el
10 %, de los que se matricularon en el año, llegan al bachillerato.

Página 151
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Total de alumnos matriculados en el bachillerato por edades en


Alto Paraná 14.118. Año 2.003 DGEEC.

Total Urbana Rural

3650
3350
3050
2750
2450
2150
1850
1550
1250
950
650
350
50
15 años

16 años
-15 años

18 años

19 años

20 años

21 años

22 años

23 años

25 años a
17 años

24 años

más
En la gráfica tenemos la población estudiantil del nivel medio, en total 14.118 alumnos,
distribuidos en veinte distritos. En ella también están contemplados los de la zona rural. La
cantidad registrada, oscila entre las edades de menos de 15 años hasta pasado los 25 años.

Menos de 15 años, totalizan 208; 152 en la zona urbana y 56 en la parte rural. De 15 años
1.731 en total 1.322 urbana y 409 rural. 16 años 3.332 alumnos, 2.558 en la zona urbana y 769
rural. Los de 17 años 3.608, de los cuales 2.839 de la ciudad y 612 en el campo. Edad de 18
años 2.692 alumnos en total. 2.080 urbana y 612 rural. 19 años totalizan 1.273, de los cuales
958 en la zona urbana y 315 en la zona rural. Los de 20 años 603 en total, 445 urbana y 158
rural. 21 años 288, 222 urbana y 66 rural. Los de 22 años 140 en total, 94 en la ciudad y 46 en
el campo. 23 años, 89; 60 alumnos urbana y 29 rural. Los de 24 años totalizan 57, de los cuales
36 en la ciudad y 21 en el campo. De 25 años y más totalizan 97 alumnos, de los cuales 68
urbana y 29 rural.

Así se presenta la población de los estudiantes del bachillerato en Alto Paraná

Página 152
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Alumnos del bachillerato técnico matriculados en Alto Paraná.


Año 2.003 por curso y por sector. DGEEC.

Oficial Privado P. subvencionado

1600
1479
1500
1400
1244
1300
1200
1100
1000
900
800
700
547

600

525
492

444
500

414

407
386
400
300

182
170

140
200
100
0
Total 1º curso 2º curso 3º curso

El requerimiento de la formación técnica del estudiantado en Alto Paraná, es mucho menor a lo


que buscan el bachillerato humanístico. Con relación al total de alumnos inscriptos en el
bachillerato. Representa un 22 %. El total inscripto en el año 2.003 asciende a 3.215 alumnos,
que comprenden desde el 1º curso al 3º. Distribuidos en todo el Departamento.

Esta cifra, comprende entre varón y mujer. El primero asciende a 1.550 y 1.665 del sexo
femenino. La mayor cantidad de alumnos, matriculados en este nivel, se concentran en cuatro
ciudades de Alto Paraná. Ciudad del Este, Hernandarias, Presidente Franco y Minga Guazú. La
proyección en aumento de la población estudiantil en Alto Paraná es del 2 % anual.

La distribución es menor en la zona rural. En cuanto a la cantidad entre colegios públicos,


privados y privados subvencionados, la suma de estos dos últimos supera a los colegios
públicos. Entre las especialidades que ofrecen estos, se destacan los siguientes: Computación,
Auxiliar en enfermería, Contabilidad, Electrotécnica etc.

Página 153
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Estudiantes matriculados para Formación Docentes en Alto Paraná por


curso y sexo. Año 2003 DGEEC

Total Varón

356
390

325
360
330
300
244

270
240
210
180
150
120

86
78

75
90
64

60

28
30
0
1º curso 2º curso 3º curso 4º curso

Los datos estadísticos del año 2.003 arrojan un total de 1.000 alumnos inscriptos para
Formación Docentes en todo Alto Paraná. En esta formación académica sucede lo contrario de
lo que sucede en la población estudiantil del nivel medio y bachillerato. En vez de aumentar,
disminuye. Inclusive alguna instituciones tantos públicas como privadas han cerrados grados
completo. El caso del Colegio Gimnasio del Saber, en el año 2.006 solamente tenía disponible
el tercer año.

El agravante de esta formación académica a nivel país, que el rendimiento de los mismos es
bajísimo. Esta afirmación se dejó notar en un concurso de competencias, para acceder a los
cargos vacantes en escuelas públicas, realizado por el MEC, en el año 2.005.

Del total de postulantes en el Departamento, aprobaron aproximadamente uno 5 a 6 %. La


competencia giraba en torno a Redacción, claridad de ideas, lengua castellana y guaraní,
además de conocimiento general.

Al inicio de este apartado, la ―Educación en Alto Paraná‖, está un mapa del Departamento, en
donde consta el escaso acceso de la población estudiantil a la Educación en general.
Paradójicamente, la institución gubernamental, representante del Poder Ejecutivo, que maneja
rubros para mejorar la misma. De todo el presupuesto general, que fue 28.134.0000 de
guaraníes en el año 2.005. Destinó casi el 50% a Educación y de los gastos de
“PROGRAMAS DE ACCIÓN”, llega a 54 % (Fuente Memoria II del 15 – 08 – 2005, sección Hacienda, página 33).

Página 154
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Sin contar el presupuesto anual del MEC, para rubros de profesores. El déficit de la Ecuación,
pasa precisamente por la formación de los educandos. Los mismos, llegan a las instituciones
para cultivar sus conocimientos y luego ser transmisores de los mismos y formadores de
opiniones. Inician las actividades con mucho entusiasmo, pero con el transcurrir del tiempo, se
va disipando esa expectativa creada por esa formación de estudios superiores.
Llegado el momento de ejercer y poner en práctica el escaso conocimiento que tuvo tiempo de
acumular. Se encuentra con una realidad totalmente diferente de su expectativa. Primero no
consigue trabajo rápidamente, en segundo lugar la paga es paupérrima y en tercer lugar, la
―Reforma‖, le llena de actividades y exigencias, que ya no tiene tiempo ni de preparar el plan
de actividades escolares, mucho menos de seguir cultivando el saber humano.

Entonces surgen las preguntas, ¿En dónde va el dinero que se destina a Educación? Se
subentiende que la inversión económica, debería ser para la capacitación permanente de los
educadores. ¿Para mejorar la poca paga que reciben a cambios de sus trabajos? ¿A la compras
de materiales didácticos para los mismos?
Lo que la Gobernación debería proveerles al sector educativo, es una Biblioteca de última
generación, desde donde se tendría que estar dictando cursos de capacitación y cátedras de
enseñanzas, con proyección de una excelencia académica, que trascienda fronteras, tanto
limítrofes del Departamento, como de país. Entonces sí, se podrá exigir a los mismos para que
puedan impartir sus conocimientos, cada día más actualizado. Pero en las condiciones que se
encuentran es muy difícil de exigirles. En manos de estas instituciones gubernamentales, se
encuentra la proyección de la Educación en Alto Paraná y por ende en el país.

La población alfabeta y analfabeta de Alto Paraná. La muestra es tanto de la


zona urbana como la rural. Año 2.000 DGEEC.

Total Varón Mujer


410694

425000
400000
375000
350000
325000
276628

300000
275000
250000
225000
200000
175000
134066

127410
125874

150000
125000
100000
64874
53670

75000
50000
7718

7437
urbana 9548

rural 7745

6078

25000
informa 767

0
Total

Alfabeta

Alfabeta

Analfabeta

Analfabeta
urbana

rural

No

Página 155
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La gráfica de abajo, muestra el porcentaje de la población alfabeta y analfabeta del


Departamento. A pesar de que existe un mínimo porcentaje que no informa.

Alfabeta Analfabeta No inform a

8%
2%
90%

Educación de formación profesional

Dentro de la Educación, se contempla también las enseñanzas a nivel profesional. El registro


de la DGEEC año 2.003. Tiene anotado un total de 1.516 personas que estudian estas
modalidades, de los cuales 521 varones y 995 mujeres.

Entre la Educación profesional figuran las siguientes profesiones: Artes Plásticas,


Computación, Corte y Confección, Cosmetología, Cotillón, Electricidad, Electromecánica,
Electrónica, Inglés, Manicura, Manualidades, Masaje estético, Mecánica de automóvil,
Peluquería, Refrigeración y Secretariado Ejecutivo, etc. etc.

La ―Educación‖ de formaciones profesionales, se desarrolla en todo el Departamento. La


centralización de los profesionales, se centran en la capital paranaense. Una de las instituciones
estatal que se encarga de la formación profesional, está instalada en la ciudad de Hernandarias.
Servicio Nacional de Promoción Profesional SNPP. Institución que se dedica a la enseñanza
en forma gratuita.

Página 156
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

IDIOMAS HABLADOS EN ALTO PARANÁ

Cantidad de hogares por idioma, área rural y urbana. Año 2.002. DGEEC. Afectados
uno 600.000 personas en el Departamento

Castellano Portugués Indígena Guaraní Otros

1555
34812

66422

16486
528

En el gráfico podemos notar la cantidad de hogares censados, de lo que arroja el siguiente


resultado; 66.422 hogares en donde se habla el idioma guaraní, 34.812 hogares en donde se
habla el castellano, 16.486 hogares que habla el portugués, 528 hogares indígenas y entre
emigrantes extranjeros, existen una 1.555 casas que hablan distintos idiomas.

En números de habitantes, esto equivale a la siguiente distribución, una 330.000, personas,


hablan el guaraní 55 %, tanto en la zona urbana como la rural. 29 % de los más de 600.000
habitantes, hablan el idioma Castellano, uno 174.000 personas. El 14 % portugués, una 84.000
personas. El idioma alemán, hablan una 6.000 personas aproximadamente, 1 %. Otro tanto,
tenemos las que hablan el idioma indígena, aproximadamente de 5.000 a 6.000, en total.

Otros idiomas, entre coreano, bangladesh, japonés, chino, árabe, palestino, sirio, indio, francés,
italiano, inglés, etc. etc. todos sumados, llegan a 1 % aproximadamente, una 6.000 personas.
Luego tenemos un mínimo porcentaje de sordo mudo, que llega a una 40 a 50 personas en todo
el Departamento.
Idioma predominante en la zona rural es el guaraní, la gran mayoría de la gente del campo, es
monolingüe. En la parte urbana también predomina el idioma guaraní, con la diferencia que las

Página 157
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

que hablan el guaraní, también manejan otros códigos lingüísticos, como el castellano y
portugués, esto sucede en un gran porcentaje en todas las zonas urbanas del Departamento.
En la capital departamental, se acentúa este fenómeno. Los guaraní hablantes, hablan el
portugués, castellano y un pequeño porcentaje el inglés. Hay que destacar que el idioma refleja
las condiciones culturales y educativas de una comunidad.
El monolingüe del idioma castellano, en la zona de Alto Paraná, es menor en cuanto a la
proporción de la capital del país.
El gráfico abajo, refleja el porcentaje de los idiomas hablados en Alto Paraná. Los datos fueron
suministrados por la DGEEC.

Solo guaraní Solo castellano Catellano y guaraní


Inglés Portugués Indígena
14%

1%
2%

26%
5%
52%

Así está conformado en porcentajes, los idiomas hablados en Alto Paraná. Solo Guaraní 26 %, solo
Castellano 5 %, Castellano y Guaraní (dos idioma) 52 % Portugués 14 %, Inglés 2 %, Indígena 1 %. Otros
idiomas, no llegan a uno 1 %.

Página 158
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

LA SALUD EN ALTO PARANÁ

Distribución de números de establecimientos sanitarios.


Período 2.003 – 2.004 DGEEC

Total Regional C. de Salud


P. de Salud Hospitales

4
s;
le
ta
pi
os
H
6
;4
ud
al
S
d e
P.

57
l;
ta
To
6

1
d;

l;
lu

na
Sa

io
eg
e
.d

R
C

Resumen de prestaciones médicas, hospitalización y medicamentos


proveídos por I. P. S. actualización año 2.004 DGEEC
A. Paraná Hospital Re gional Unidad Sanitaria Pue sto Sanitarios

255000
240000
225000
210000
195000
180000
165000
150000
135000
120000
105000
90000
75000
60000
45000
30000
15000
0
Medicamentos proveidos
Cirugías mayor

Rayos X
C. Médicas

Inyecciones
Servicios Odontológicas

Cirugía menor

Papanicolau
Electro Cardiograma
Ecografías
Internaciones
Cons. Odontológicas

Partos

Laboratorios
Curaciones

Urgencias

LA AGRICULTURA EN ALTO PARANÁ


Página 159
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La agricultura en Alto Paraná


Cultivos de productos agrícolas por hectáreas Año 2.004 DGEEC

Ajo Arroz con riego Cebolla en cabeza


Frutilla Ka'ahe'e Locote
Menta Sésam o Sorgo
Tabaco Tom ate Zanahoria

41 10 50 35 10 43
62
183 13

28 200
70

Cantidad de cultivos de estas especies, en hectáreas. El gráfico de abajo, indica la producción


en toneladas por cada una de ellas.

Ajo Arroz con riego Cebolla en cabeza


Frutilla Ka'ahe'e Locote
Menta Sésam o Sorgo
Tabaco Tom ate Zanahoria
697

700
23

210
1084
1720

183
215
12
62
46
30

Productos cultivados, por hectáreas y toneladas producidas


por cada una de ellas. Año 2.004 DGEEC
Página 160
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los principales productos agrícolas que se plantan en el Departamento son:

Ajo
El ajo es una especie del género Allium y pertenece a la
misma familia botánica que la cebolla. El bulbo muy
aromático se utiliza en la cocina, y sus virtudes curativas
se conocen desde hace siglos.

Es una de las especias herbáceas de la familia de las


―Liliáceas‖. De estas se cultivan aproximadamente una
13 hectáreas, que arrojan 1.7 TN; por cada una, 1.700
kilogramos por hectárea.

Planta de algodón madura


El algodón es una malvácea que produce una fibra
vegetal utilizada en la fabricación de tejidos. La flor
segrega un néctar dulce que atrae a numerosos
insectos parásitos destructivos, como el gorgojo y el
gusano del algodón y la araña roja; se suma a éstos el
hongo del marchitamiento, que ataca las raíces y la
planta.

El algodón, se cultiva aproximadamente una 18.530


hectáreas por año, de los cuales arroja una cantidad
de 16.730 toneladas, es decir que es un poco menos
la producción en término hectáreas por toneladas.
Equivale a 950 kilos por cada una de ellas. Éste
cultivo, no representa el sustento de la familia
campesina, por cuanto que el precio de mercado es
ínfimo en relación a la inversión y del tiempo, desde el cultivo hasta la cosecha.

Arroz

El cultivo del arroz, en relación a la proporción del territorio departamental, es muy poco. Hay
dos clases de este producto; el primero es el arroz con riego. Este se planta una 200 hectáreas,
cuya producción es de 700 toneladas, es decir que la producción por cada hectárea es de uno
3,5 toneladas 3.500 kilogramos.

El arroz secano, se cultiva aproximadamente 560 hectáreas durante el año, en todo el


departamento. Este arroja una cantidad de 1.390 toneladas, equivale a 2,5 toneladas por cada
hectárea, 2.500 kilogramos.

Página 161
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Planta de arroz

El arroz es uno de los cereales más


cultivados. Casi todas las especies exigen
un suelo muy húmedo durante gran parte
de la estación de crecimiento. El arroz se
cultiva en todo el mundo, además de Alto
Paraná, Asia, África. En América del Sur,
el Brasil, planta en gran cantidad.
También en Estados Unidos, Europa
meridional y otras regiones del mundo.
Este producto, constituye una de las bases
fundamentales de la alimentación del
hombre

Arveja

Nombre común que reciben ciertas plantas herbáceas pertenecientes al género Vicia, en el que
se incluye también el haba. Son especies nativas de las regiones templadas y se cultivan mucho
como alimento y forraje, así como para mejorar y cubrir el suelo. Casi todas las especies son
rastreras o trepadoras y están provistas de zarcillos que brotan del ápice de las hojas
compuestas.

Este producto se cultiva en Alto Paraná, aproximadamente 1.000 hectáreas por año, arrojando
una producción de 1.117 toneladas, uno 1.117 kilos por cada una de ellas.

Batata dulce
Este producto se cultiva en el Departamento 270
hectáreas por año, arroja un promedio de 1.200
kilogramos por hectáreas.

Batata, nombre común de una hierba vivaz


trepadora de la familia de las Convolvuláceas
con numerosas especies. Es nativa de la América
tropical y se cultiva en suelos arenosos o francos
en muchas regiones cálidas de todo el mundo; en
alguno lugares, es un componente importante de
la dieta básica. Se cultiva sobre todo por la
gruesa raíz comestible que es una tuberosa
oblonga y voluminosa que llega a medir 30 cm.
de largo. Su color varía del amarillo claro y oscuro al rojo, violeta y morado. Hay dos tipos
principales: de carne seca y harinosa y de carne blanda y húmeda, de color amarillo.
Página 162
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Caña de azúcar

La caña de azúcar, se cultiva en Alto Paraná, aproximadamente 1.350 hectáreas por año, esta
cantidad produce una 75.000 toneladas de materia prima para la elaboración de la azúcar.

La caña de azúcar, cultivada en las regiones


tropicales y subtropicales del mundo, es la
principal fuente de azúcar.

Para extraer el azúcar de la caña se trituran


los tallos, se pasa por el trapiche y después se
hierve, se evapora y centrifuga el líquido
extraído. Como producto secundario se
obtiene la melaza, que es el residuo,
conocido en término folclórico, como la
cachaza.

Cebolla en cabeza

La cebolla en cabeza, se cultiva una cantidad de 70 hectáreas por cada seis meses en el
Departamento, es una planta bianual. Las cuales arrojan una 210 toneladas. La producción
rinde uno 3.000 kilogramos por cada hectárea.

Allium

El remedio llamado Allium se hace con


cebollas rojas. La cebolla hace llorar por lo
que este remedio se utiliza para tratar
afecciones que provocan lagrimeo y
secreción nasal, como el resfriado o la fiebre
del heno.

Cebolla, nombre común de un género de


hierbas bianuales de la familia de las
Liliáceas, nativo de Asia pero cultivado en
regiones templadas y subtropicales desde
hace miles de años. La verdadera cebolla es
una planta bulbosa con hojas cilíndricas
largas, huecas y engrosadas en la base que
constituyen la mayor parte del bulbo. Las flores, blancas o rosadas y dispuestas en umbelas,
tienen seis sépalos, seis pétalos, seis estambres y un solo pistilo. Los frutos son pequeñas
cápsulas llenas de semillas muy pequeñas. Ciertas variedades forman en lugar de flores uno
bulbillos que pueden enterrarse para obtener nuevas plantas. La planta de la cebolla contiene

Página 163
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

esencias volátiles sulfurosas que le confieren el sabor picante característico; uno de los
componentes de estas esencias se disuelve con rapidez en agua y produce ácido sulfúrico; éste
puede formarse en la película lacrimal que recubre el ojo, y por eso se llora al cortar cebolla.
La cebolla es una de las verduras más versátiles. Se consume cruda en ensalada, cocinada,
preparada en diversas salmueras, y también como condimento culinario. Deshidratada, se
emplea mucho para aromatizar sopas y estofados. En medicina, es diurética, y muy rica en
vitamina C. Evita la caída del cabello y la infección de heridas pequeñas. También evita el
estreñimiento, los cólicos nefríticos y alivia los síntomas de reumatismo.
Frutilla (Frambuesa)
Esta pequeña planta, se cultiva en Alto
Paraná, un promedio de 30 hectáreas anual.
En la cosecha, arroja una cantidad promedio
de 38.000 kilogramos por hectáreas, 3.8 TN.
También se conoce con el nombre de
frambueso, de la familia de las Rosáceas.
Los frambuesos son nativos de la zona
templada norte y requieren climas sin
temperaturas extremas. Hay alguna
variedades de frambueso, como el frambueso
americano, el negro o el europeo. No suele
cultivarse, aunque en la actualidad han
aparecido variedades que se obtienen de las
especies mencionadas anteriormente. Los
frutos, que van desde el negro al amarillo pasando por el púrpura y el rojo, se consumen
frescos y en forma de conservas caseras e industriales, y se usan para elaborar aromatizantes y
jarabes. Tienen también propiedades medicinales como antirreumáticos, tónicos,
antiescorbúticos, astringentes, depurativos y diuréticos

Girasol
El Girasol se cultiva una 5.300 hectáreas anuales,
en la región Alto Paraná, en la cosecha produce
una 10.000 toneladas. 1.900 kilogramos por cada
hectárea. Nombre común de las hierbas anuales y
vivaces de un género de la familia de las
Compuestas. El género, que tiene una 67
especies, se considera nativo de Sudamérica. Las
formas más altas miden hasta 3 m. Las hojas son
alternas, acorazonadas ásperas y peludas. El gran
capítulo solitario, que puede medir casi 1 m de
diámetro, tiene lígulas amarillas que rodean un
disco central de flósculos o flores individuales de color amarillo, rojo o púrpura, según la
especie. La orientación del capítulo hacia el sol se debe al crecimiento diferencial del tallo;
Página 164
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

cuando la iluminación es desigual, en el lado sombreado de la planta se acumula auxina, un


regulador del crecimiento vegetal; esta acumulación hace que la parte sombreada crezca más
rápidamente que la soleada, y el tallo se inclina hacia el sol.

Frijoles (Habilla y Poroto)

Estas plantas leguminosas son cultivadas en Alto


Paraná. La habilla, en una proporción de 800
hectáreas, esta cantidad produce una 1.000
toneladas. Un promedio de 1.250 kilogramos por
cada una de ellas. El Poroto común (rojo) se
cultiva en mayor cantidad. Llega a una 4.000
hectáreas, la cosecha arroja uno 1.000
kilogramos por cada hectárea.

Fríjol, nombre común aplicado a cada una de las


especies de un género de plantas leguminosas
pertenecientes a la familia de las Fabáceas. Las
semillas y vainas de estas plantas herbáceas se
usan como alimento y en la producción de
forraje. Originarias del continente americano se cultivan en la actualidad en todo el mundo.
También reciben el nombre de judía especies pertenecientes a géneros distintos, como la judía
espárrago y la judía de careta o carita, también llamada judía de Egipto, que se cultivan como
forrajeras.
Ka’a he’e
Esta planta, se cultiva una 200 hectáreas en el departamento, la producción para la cosecha,
arroja un poco menos de 1.000 kilogramos por cada una de las hectáreas cultivadas.

Maní

Éste cultivo llega a 2.250 hectáreas anual


en Alto Paraná. El cultivo rinde uno
2.000 kilogramos por cada hectárea.
Aunque originario de América, el maní, o
cacahuate se cultiva además de esta
región, también en Estados Unidos,
África y Asia. Es una papilionácea rica
en proteínas, vitaminas del grupo B y
aceites. La planta se aprovecha también
como forrajera.

Página 165
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Locote

El locote, conocido también como


pimiento, se cultiva en Alto Paraná en una
proporción mínima, de 40 a 50 hectáreas
anuales. Esta, produce uno 5.300
kilogramos por cada hectárea.

El pimiento (Capsicum annum) es una


planta herbácea de la familia de las
Solanáceas cuyo fruto, también llamado
pimiento, tiene un gran interés culinario.
Numerosas variedades se cultivan también
como ornamentales.

Maíz
Este cereal, también se cultiva en la región Alto Paraná en una proporción bien mayor. Llega
hasta a 115.000 hectáreas anuales. Cada hectárea, produce uno 3.500 kilogramos. Este
producto, se utiliza como alimentos y productos forrajeras. Desde Alto Paraná, también se
exporta a otros países.
Mandioca
Este es un tubérculo originario de la región, el cultivo llega a una 30.000 hectáreas anuales y
produce uno 16.000 kilogramos por cada hectárea. Se utiliza para hacer el almidón, la fariña,
typyraty, popí, etc. es un producto que constituye la base de la alimentación de la familia
campesina.

Menta

De este producto se extrae una especie de esencia, utilizada en la elaboración de


medicamentos, y también se usa como remedio casero. Se cultiva en Alto Paraná en mínima
cantidad, apenas 10 hectáreas anuales. Lo cual produce una 30 toneladas del mismo producto.

Página 166
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Soja

La soja, es lo que le caracteriza en cuanto al


cultivo agrícola a la región Alto Paraná. Es uno
de los productos de mayor plantación en cuanto
a cantidad de hectáreas. Llegan
aproximadamente una 700.000 mil. Esta
producción arroja una utilidad de una 1.500.000
toneladas.

Se exportan en su totalidad. La soja o soya


además de cultivarse en la región, también se
cultiva desde hace siglos en Asia, pero ahora
casi toda la producción mundial se concentra en
Estados Unidos. Las semillas se utilizan sobre todo como fuente de harina proteica y aceite.

Sorgo

Este producto se cultiva en una pequeña cantidad. 35


hectáreas aproximadamente en forma anual, la cual
arroja una 62 toneladas de semillas.

Nombre común de una gramínea parecida al maíz nativa


de África y Asia, donde se cultiva desde la antigüedad.
Crece hasta 3 m de altura y lleva semillas dispuestas en
panículas apicales. El sorgo forma parte de la dieta
básica de millones de personas en China, la India y
África; en los países industrializados se cultiva sobre
todo como planta forrajera.

Tabaco
El tabaco se cultiva en poca cantidad, comparando con la época del Paraguay Colonial. Ahora,
apenas se llega a una 400 hectáreas en la zona de Alto Paraná, de las cuales, arroja una
producción de 2.000 kilogramos por cada hectárea.

Tártago

El cultivo de este producto llega a una 10 hectáreas en la región, esto se planta en forma anual.
Rinde un promedio de 1.200 kilogramos por cada hectárea.

Página 167
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Tomate

Este producto se cultiva una 50 hectáreas


anuales en la región de Alto Paraná, el
rendimiento de cada una de ellas es de uno
40.000 kilos.

El tomate, originario de los Andes en América


del Sur, se cultiva hoy en todo el mundo. Es
fuente importante de vitaminas A y C, y se usa
mucho en la cocina.

Trigo

Este cereal, se cultiva en una gran cantidad, es el segundo, después de la soja. Llega a una
160.000 hectáreas, el rendimiento de la producción es de uno 2.300 kilogramos por cada
hectárea.

Zanahoria

El cultivo de la zanahoria llega a una 70 hectáreas en la región Alto Paraná. Las cuales
producen uno 11.000 kilogramos por cada hectárea.

Además de las plantaciones mencionadas también se cultivan otros productos, que se


contabilizan por plantas. Entre ellas encontramos el Limón, la Mandarina, Naranjo dulce,
Naranjo agrio, Piña, Pomelo, Yerbamate, Banano entre otros.

Página 168
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cantidad de plantas compactas cultivadas en Alto Paraná.


Año 2.004 DGEEC.

Banano Lim ón Mandarina Naranjo dulce

Naranjo agrio Piña Pom elo Yerbam ate

3089

675093
775000

197542
1055
82518
144693

233780

El suelo de Alto Paraná, era uno de los más fértiles para el cultivo en la región oriental.
Obviamente que en la actualidad el suelo rojo del Paraná, está totalmente desgastada y ya no
aporta en un ciento por ciento. Pero aun así sigue dando buenos frutos.

Las plantas comprendidas en éste gráfico son: El banano 197.542 plantas, Limón 1.055
plantas, Mandarina 82.518 plantas, Naranjo dulce 233.780 plantas, Naranjo agrio 144.693
plantas, Piña 775.000 plantas, Pomelo 3.089 plantas y por último la yerbamate, que totaliza
675.093 plantas. Todos estas, registra la DGEEC, año 2.004.

La Gobernación de Alto Paraná, de su presupuesto general, que fue de un poco más de


28.000.000.000 de guaraníes en el año 2.005, destinó la suma de 586.000.000, para este rubro.
Este dato, se desprende de la memoria II de la Gobernación de Alto Paraná. 15 – 08 – 2.005,
página 34, referencia cuadro Nº 1 de la distribución de presupuestos.

La agricultura en la región, presenta grandes variedades de productos además de los


mencionados. Entre los que podemos nombrar son los siguientes: Acelga, remolacha, rabanito,
zapallo, apio, alfalfa, mburucuyá, lechuga etc.

Estos productos se podrán apreciar, visitando la Feria de hortigranjeros de Alto Paraná,


ubicada en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus y detrás del Club Atlético 3 de
febrero.

Página 169
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

FERIA HORTIGRANJERAS DE ALTO PARANÁ

Sector de ventas de verduras frescas

La feria hortigranjera se dio inicio el 14 de febrero del año 1.997, en la época del Gobernador
don Carlos Barreto Sarubbi. Fue a iniciativa de él, juntamente con su Secretario de
Agricultura, Ing. Agrónomo Cipriano Mendoza, éste, fue el que realizó las gestiones con los
agricultores del campo. Les dio las coordenadas y les dio a entender los beneficios que
generaría a favor de ellos.

En ella participan aproximadamente 2.800 personas como socios, en alguno casos tres a cuatro
miembro de una misma familia de los veinte distritos de Alto Paraná. Están organizados en
125 Comité en todo el Departamento. Cubren sus lugares de trabajo en forma rotativa, de uno
600 socios por semana.

Inicialmente comenzaron a exhibir sus productos, en la calle Alejos García, al costado del ex
aeropuerto que lleva el mismo nombre de la calle. Los productos que se ofrecen son totalmente
naturales y frescos.

Página 170
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los productos que podemos encontrar en la Feria

La mandioca, batata dulce, cebolla en cabeza y en hoja, lechuga, remolacha, rabanito, maní,
maíz en grano y molido, tabaco en hoja y trenzado, carne de cerdo, oveja, cabra, gallina
faenada y viva, naranjo, mandarino, pomelo, mburucuyá, toronjo, carbón, raja para fuego
(leña), huevo, queso, miel de abeja y miel negra, almidón, zapallo, berenjena, apio, alfalfa,
perejil, orégano, arveja, manteca peky, leche, suero, grasa de cerdo, pescado etc. etc.

Sector de verduras frescas

La feria permanente funciona en frente de la Terminal de Ómnibus, sobre la calle Eugenio A.


Garay, detrás del Club Atlético Tres de Febrero, en Ciudad del Este, capital del Departamento.
Las personas que saben, se preparan para acudir a ella, los días miércoles, a partir de las 16:00
hs., ya comienzan a comercializar los productos, dicha atención, se extiende hasta el viernes
por la mañana.

Además de comprar los productos, las personas van a consumir las comidas típicas
tradicionales del Paraguay, que aún podemos disfrutar en su estado natural, desayuno,

Página 171
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

almuerzo y cena. El consumidor, puede encontrar variedades de comidas típicas en la feria


permanente.

Este sector de ventas de huevos caseros, quesos etc.

Consumidores eligiendo los productos para comprar y llevar a sus respectivos hogares.

En la feria hortigranjera, se puede encontrar todo tipo de productos que ofrece el cultivo del
campo. En la foto se puede apreciar desde remedio refrescante, poroto, queso, huevo, limón,
leche y otros productos, todos ellos frescos.

Además de lo mencionado, también se ofrece mandioca, maíz, calabaza, poroto, gallina,


naranja, carbón, leña, sandía, melón y todo producto que se pueda producir en el campo.

Página 172
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Sección de comidas típicas.

Comidas típicas que se ofrece en la Feria

Caldo de gallina, ryguazú borí, tallarín campaña, ryguazú ayura relleno, chipá abatí, chipá
mestizo, chipá asador, mbeyú, pastel mandió, lambreado de carne y de gallina (marinera), Kuré
chyryry, chîchãrõ hû‘itî, kure piré mimõi, sopa paraguaya, chipá guazú etc etc.

En la foto de arriba, se puede apreciar que los consumidores, están disfrutando de las
variedades de tembi‘ú hi‘upyrã. Es la zona en donde se venden exclusivamente las empanadas
de mandioca, marineras, milanesas, crocretas de mandioca, chîchãrõ, kuré pire enrollado, pirá
chyryry y otras variedades.

Página 173
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Comedor

Lo que se aprecia en la fotografía, es de todas las semanas. Las personas ya se hacen de hábitos
para llegar a este lugar, a partir de los días miércoles, hasta el viernes de mañana, van a saciar
sus apetitos con las sabrosas comidas típicas paraguayas tradicionales, alguno los disfrutan
hasta con bulimia.

Los feriantes, están organizados en Comités en los veinte distritos del Departamento. La
autogestión es el método que ellos utilizan para poder desenvolverse en sus actividades de
cultivos. Para cubrir los gastos que demandan el mantenimiento del local, los socios deben
abonar un pequeño canon, de acuerdo al tipo de productos que comercializan.

La Comisión Directiva está compuesta por ocho personas, duran en sus funciones dos años,
pero realizan un mini asamblea cada un año, para rendir cuentas a sus asociados.

Si eventualmente existe algún excedente, producto de los cánones abonados, destinan para
fondos de beneficencia a sus asociados.

Página 174
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Sección carnicería

En la Feria, se ofertan carnes de cerdos, cabras y ovejas

Página 175
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Claudio Fleitas (Tesorero) Edgar Olazar Espinoza (Presidente)

Página 176
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Existencias de ganados por especies. Año 2.002


392.800 ganados vacuno, 218.300 porcinos, 10.000 ovinos, 10.800 equinos y 6.500 caprinos.

Vacunos Porcinos Ovinos Equinos Caprinos


392800

218300
6500
10800
10000

El gráfico de abajo, indica la cantidad de existencia de ganados por especies, año 2.003.
Ganados vacuno 397.000, porcinos 235.800, ovinos 10.800, equinos 11.700 y 7.000 caprinos.

Vacunos Porcinos Ovinos Equinos Caprinos

235800

10800

11700

397000 7000

Página 177
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En éste gráfico se aprecia la cantidad de ganado vacuno existente en Alto Paraná, en el año
2.004 DGEEC. Ganados vacuno 285.900, porcinos 240.800, ovinos 10.900, equinos 11.100 y
caprinos 7.000.

Vacunos Porcinos Ovinos Equinos Caprinos


285900

240800
7000
11100
10900

En el gráfico de abajo, representa la cantidad de la producción ganadera en la región, por


especie, año 2005. Ganado vacuno 452.515, porcino 240.824, Equino 11.110, Ovino 10.949,
caprino 7.024 y gallináceas 1.459.233 unidades, este último no registra datos en los otros
gráficos.
Ovina Caprina Gallenácea Porcina Equina Bovina
1459238

1600000

1400000

1200000

1000000

800000
452515

600000
240824

400000
11110
10949

200000
7024

0
Equina
Porcina
Ovina

Caprina

Bovina
Gallenácea

Página 178
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

POBLACIÓN INDÍGENA – ALTO PARANÁ

Página 179
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Existen cuatro parcialidades de indígenas que viven en Alto Paraná

De los 17 grupos de etnias nativos que habitan el Paraguay, cuatro de ellos, habitan la región
de Alto Paraná. Aché, Mbya Guaraní, Abá Guaraní y Makã. Este último, vive en Ciudad del
Este, específicamente en el barrio E. R. Fernández

4765
.
4500

2943
3000 1981
1992
1887
2002
1500

0
1981 1992 2002

Total de nativos indígenas en Alto Paraná, superan la barrera de los 5000


en el año 2006
La población indígena en Alto Paraná, va creciendo gradualmente. En el gráfico, se puede
notar que en el año 1981, había en existencia 1887 nativos residentes, en el año 1.992, la
cantidad ascendió a 2943 y para el años 2.002, ya había en todo el territorio aproximadamente
uno 5.000 nativos.

Gran parte de estos, emigraron de otros Departamentos. Los bosques naturales, que les servían
de hábitat, se fueron diezmando, a consecuencia de la deforestación, conocida también como la
desertificación, a raíz, deben buscar zonas de mayor movilidad social, para que ellos también
consigan de una u otra forma para el sustento de sus respectivas familia.

Página 180
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Familia Makã

Cacique Acho Flores Prof. Makã, Martín

La familia Makã, viven en números de 200 personas, en forma totalmente inhumana, hacinadas
en una superficie que no supera los 800 mts2. Deben hacer malabarismos para sobrevivir en
espacios totalmente reducidos, fuera de su hábitat natural. A pesar que seguramente ya no
querrán volver a los bosques, mismos que quieran ya no existen.

Página 181
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Página 182
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Un aeropuerto de luxo en el Este del país.

El desarrollo económico y la expansión de ciudad Presidente Stroessner, además de la fama de


ciudad eminentemente comercial, tenía la necesidad de contar con un aeropuerto, que tendría
la capacidad de operar con aviones de grandes portes. Así sucedió y las autoridades locales
juntamente con las nacionales, realizaron las gestiones correspondientes para la construcción
de dicha Terminal aérea.

La primera licitación pública para la adjudicación del trabajo de construcción de la Terminal


aérea, fue realizada el día 05 de junio del año 1.984.

Una vez madurado el proyecto, fue entregado al Congreso General de la Nación, para que
mediante estudios minuciosos, aprobasen la adjudicación de la empresa oferente, quien fue la
ganadora de la licitación. Era importante comenzar el trabajo, por la envergadura de la
inversión y la importancia de la obra, tanto para el desarrollo del Departamento y del país.

En fecha 4 de abril del año 1.986, el Poder Ejecutivo, remitió el proyecto de Ley, al Congreso,
para su estudio y aprobación de la construcción del aeropuerto.

Ínterin que se aprobara en el Parlamento, los comentarios acerca del valor a ser invertido, fue
duramente cuestionado, supuestos técnicos, decían que no se justificaba una inversión varias
veces millonarias. Según el mencionado proyecto, que la Terminal aérea, tendría un costo e
101.000.000 de U$. este valor, decían los técnicos, que cuando se dé término a la obra,
supuestamente duplicaría.

El inicio de esta obra de gran envergadura para el Alto Paraná, fue de gran importancia, dio
mano de obra a varios compatriotas e hizo que se desarrollaran las zonas adyacentes.

Hoy, en pleno siglo XXI, el aeropuerto, cumple un importante papel, existen líneas aéreas que
cubren vuelos nacionales, e internacionales, parte del Continente y de Europa. Además sirve
también para transportar cargas. Por el lugar llegan varios tipos de mercancías que son
comercializados en la zona y en el país.

Los materiales utilizados en la obra, se adquirieron del mercado nacional, entre los que
podemos citar según el contrato de suscrito con la empresa contratista, son los siguientes:
50.000 toneladas de cementos, 20.000 toneladas de aceros, 100.000 metros cúbicos de arena,
100.000 metros cúbicos de piedras. Además de las maderas, clavos, alambres, cables, cajas de
conexiones, tubos de cerámicas, ladrillos, aberturas. Trabajaron en la obra uno 1.000
trabajadores, entre obreros y profesionales.

Página 183
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se firma el contrato con una empresa española, para la construcción del aeropuerto en el Este.

Página 184
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Aeropuerto Guaraní – km. 26 Minga Guazú

Página 185
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Publicidad
6

Página 186
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Capítulo II

Distrito de Itakyry en Alto Paraná

Página 187
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

HISTORIA DE ITAKYRY

La ciudad de Itakyry, está situada al Nor-Oeste de la capital departamental, a uno 100


kilómetros de Ciudad del Este. Sus coordenadas geográficas son: 24º 55‖ de latitud Sur y
55º 12‖ de longitud Oeste meridional. Dista uno 250 kilómetros de Asunción, capital del
Paraguay en línea recta, hacia el Nor-Oeste. Cuenta una superficie de 189.000 Km.2,
equivalente a 189.000 hectáreas.
Itakyry, se constituyó de hecho, la primera capital departamental con la aparición de
―La Industrial Paraguaya‖, en el año 1987. Empresa dedicada a la explotación de la yerbamate,
plantaciones naturales que existían en abundancia en dicha región.
Es digno de destacar una vez más, que el territorio de la Provincia Gigante de las Indias,
denominado posteriormente Paraguay, cuando llegaron los europeos a ―conquistarles‖ estaba
totalmente poblado. De ahí que en la región de Itakyry, existía un poblado de nativos, Ava
guaraní o Mbya guaraní, comandado por el cacique Kãrêmã.
Los grandes poblados, eran como la capital de las comunidades indígenas adyacentes. En la
región de Paraná, estaba otro gran cacique llamado Acaray, que tenía su zona de influencia
hasta casi llegando a los límites de Itapúa hacia el Sur, hacia el Oeste, comandaba el cacique
Cheíro, que tenía su asentamiento tierra adentro, llegando a la frontera de Caaguazú. Allí
también estaba otro cacique del mismo nombre, de donde provino la denominación de la
localidad.
Además de los caciques de cabeceras, existían otros caciques que comandaban sus pequeñas
tribus de una 40 familia que alcanzaban a veces 50, alguna veces menos de 40 inclusive.
Debemos recordar que la familia guaraní, era nómada, se trasladaba de un lugar a otro, cuando
sentía la necesidad de hacerlo. Vivía exclusivamente de la caza, pesca y recogimientos de
frutas silvestres
En la zona de Itakyry, comandaba el cacique Kãrêmã. Los grupos de etnias que moraban esas
localidades fueron denominados Avá guaraní, conocido también como Mbya guaraní.

El nombre de la localidad, probablemente surgió con estos nativos. Desmenuzando un poco lo


quiere decir la palabra Itakyry, encontramos que es una palabra compuesta, formada con la
conjunción de tres acepciones de la lengua guaraní. Ita, = piedra; Ky, en formación (tierna) Ry,
es el sumo de las cosas, en este caso ―Sumo de la piedra tierna‖. Los habitantes de la comarca
de Alto Paraná, quienes conocen el arroyo que está a la llegada de la ciudad, sabrán que es
agua pura y cristalina, que recorre sobre diminutas piedrecillas.

El nombre del poblado, ya existió mucho tiempo antes de que la empresa ―Industrial
Paraguaya‖, se instalara en él. Pero a partir de ese momento, comenzaron a llegar al poblado,
gentes de todas las latitudes. La fiebre era la explotación de la yerbamate. Todos querían ser
partícipes del laboreo, porque la paga era buena. El nombre de la localidad, era conocida por el
nombre del arroyo, que surca el pueblo ubicado a la entrada misma. ―Itakyry arroyo‖.

Página 188
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

A los que trabajaban como contratistas, se les denominaban ―HABILITADOS‖, es decir que
estaban habilitados por la mencionada empresa para trabajar y contratar personales, eran
contratistas. De estos existían muchos en la redondeza. Uno de los tantos, en Itakyry, fue don
Florencio Silva, don Arsenio Santacruz, Keró Aguayo, Francisco Robledo y otros tantos.

En el año 1887, con la instalación de la empresa Industrial Paraguaya, comenzó la vida de la


naciente comunidad de Itakyry. Uno de los administradores recordados fue el señor Marcelino
Viñales. La actividad era exclusivamente la explotación de la yerbamate. El transporte de los
mboroviré, se hacía en carro polako, así se llamaba un carruaje, que tenía cuatro ruedas,
estirado por mulas. En el corralón de la empresa, permanecían una seiscientas mulas, que
servían de ―motor‖ a los carros mencionados.

Este es el modelo del carro utilizado en la


época. De estos se movían en convoy,
transportando las hojas de la yerbamate
hasta el barbacuá, lugar de secado y cocción
del producto, luego para ser embasado en
bolsas arpilleras de hasta 60 kilogramos,
posteriormente son transportados en
pequeños camioncitos hasta alguno de los
puertos existentes en la rivera del Paraná. El
más cercano, era el de Tacurupucú, en donde
tenía todo el equipamiento necesario, para
bajar hasta la mismísima barcaza, desde ahí,
rumbo a Buenos Aires.

Este edificio, fue la


administración de la
Industrial
Paraguaya, en el
Puerto Tacurupucú,
inicio de la ciudad
de Hernandarias, se
puede apreciar un
tobogán de madera,
que servía para
evacuar las bolsas
de yerbas, que eran
almacenadas en el
depósito, en espera
de las barcazas,
para embarcar
rumbo a Buenos
Aires. Esta
fotografía, fue
tomada
aproximadamente en
el año 1.920, asentada en el lugar donde fue la ruina de la reducción de Nuestra Señora Natividad del Acaray.
Actualmente, en éste lugar está erigida la majestuosa represa de la Itaipú. (Foto gentileza del Museo Tacurupucú –
Leslie Villanueva)

Página 189
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta fue la actividad de la empresa hasta los últimos años de la década de año 1950. En
Itakyry. Fue el inicio de la industrialización del brebaje verde de Alto Paraná. El área de
influencia era amplísima. Hacia el Norte, llegaba hasta las Cordilleras del Amambay y toda la
costa del Paraná, desde el río Monday, hasta el Salto del Guairá.

La localidad mencionada, fue el centro comercial por muchos años. Allí se llegaba de la
capital, por un camino terraplenado, conocido como Tape Tuyá, inicialmente construido por el
Presidente de la República del Paraguay don Carlos Antonio López, en la década del año 1850.
Los viajes se realizaban a caballo y en carreta estirado con mulas o bueyes. Normalmente se
hacía en convoy, porque duraba de a cuerdo a la distancia, uno tres a ocho y hasta diez días.
Cuando se iba a realizar alguno de estos viajes, se preparaban con mucha anticipación, e
inclusive se llevaba a cuesta la famosa matula o avío.

Esta es una fotografía tomada ante de llegar al poblado, desde atrás, en el fondo se ve una casa
de dos pisos, funcionaba como Hotel, construida por la Industrial Paraguaya. El arroyo que se
divisa, es el llamado ―Itakyry Arroyo‖

Itakyry invitaba a los más grandes trabajadores del país, para llegar hasta él y realizar
actividades de laboreo de la hierba mágica. Así conocido por los europeos cuando por primera

Página 190
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

vez entraron en contacto con los aborígenes de la Provincia Gigante de las Indias. Itakyry, fue
el centro de los ―mineros‖, allí nace este término, acuñado por la mina de las plantaciones de la
hierba verde. Este, obedece a la cantidad de concentración de las plantas naturales de la
yerbamate, en donde los trabajadores llegaban a muy temprana hora de la madrugada, para
realizar las tareas correspondientes.
De esta forma, se va dando paso al nacimiento de una nueva comunidad, próspera y populosa.
Que tuvo sus luces resplandecientes por más de 70 años. Cuando la Administración de la
Industrial Paraguaya se mudó en Puerto Curupayty, Itakyry, se fue despoblando lentamente.
Quedándose los habitantes que ya echaron raíces y tuvieron la oportunidad de formar sus
pequeñas granjas de autoconsumo.

Éste fue el
edificio de La
Industrial
Paraguaya,
ubicada en la
calle Colón y
Presidente
Franco
antiguamente
conocido como
Comercial
Berthomier &
Cñía. Desde ahí
comandaban la
producción
yerbatera de
Itakyry. Los
hermanos
Thómaz eran
socios y
accionistas de la
Industrial.

Así se embasaban las yerbas llevadas de


Paraguay, vendidas en Buenos Aires e
importadas por los empresarios
capitalistas, más allá de las aguas del
Atlántico, con el sello de yerba
Paraguaya.
Evidentemente que era la mejor yerba, no
solamente en nuestra tierra, sino en todo
el mundo. Esta fue la mayor riqueza
natural la que hemos tenido y los
europeos nos robaron, con la
complacencia de los gobernantes de
turno.

Página 191
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La oficina central de la Industrial Paraguaya, estaba ubicada en la esquina de la calle Colón y


Presidente Franco. La casa comercial estaba regenteada por Berthomier & Cñía., éste fue uno
de los directivos y accionista de la empresa además de los hermanos Thómaz quienes eran los
que venían de tanto en tanto por la zona.

En el año 1946, a la sazón, Presidente de la República el General Higinio Morínigo, quien ha


llegado hasta Itakyry, para ver ―in situ‖, el desarrollo de la comunidad, fue cuando la Industrial
Paraguaya, concedió en donación al Gobierno Nacional, dos de los complejos edilicios que
ellos tenían, en donde funcionaba ya la nueva administración, construida de material cocido.
Uno de ellos fue para el funcionamiento del Hospital central del Instituto de Previsión Social
(IPS), en Itakyry, el otro edificio del mismo porte, en las inmediaciones de la Administración,
en donde funcionaría la primera Escuela de la zona. En aquel entonces, el Presidente Morínigo,
dicta un Decreto de expropiación de terreno de la Industrial Paraguaya, en donde se asentaría
el Municipio de la comunidad.

Este edificio, fue el que sirvió de Hospital I. P. S., donado por la Industrial, a favor de la comunidad
de Itakyry. Más abajo, brindando la bienvenida a los visitantes. Se encuentra en la entrada de la
ciudad.

Página 192
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta leyenda, a la entrada de la ciudad, invita a los visitantes, que sean Bienvenidos en esta comunidad

Un labriego campesino, encima de su mula, montura utilizada como medio de transporte

Página 193
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El vestigio que quedó de lo que fue la Industrial Paraguaya en Itakyry. A principio del año
1950, se trasladó a Hernandarias. Actualmente aquí funciona el museo de la comunidad

Ritual indígena de Itakyry, paso Cadena siglo XXI


Página 194
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este es un carro que los trabajadores obrajeros de Itakyry, les colocaron un motor, fue uno de
los primeros móviles motorizados en la zona

Los primeros pobladores de Itakyry preparándose para desfilar, el día de la Independencia


Nacional

Página 195
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se crea la Delegación de Gobierno de Alto Paraná

En esta casa funcionó la primera Delegación de Gobierno de Alto Paraná. Creada por Decreto
presidencial Nº 4272 del 28 de junio del año 1944. Fue designado primer Delegado de
Gobierno al Mayor (SR) don Vicente Quiñónez, con asiento en Itakyry.

Por un Decreto del Poder Ejecutivo Nº 8855 del 28 de mayo del año 1945, es designado
Delegado de Gobierno interino, al Teniente 1º Moisés Delgado Vera, en reemplazo del Mayor
(SR) don Vicente Quiñónez.

Página 196
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Página 432/433
REGISTRO OFICIAL
Año 1945
Ministerio de Interior y Justicia.
DECRETO N. 8.855.
Mayo 28 de 1.945. —Por el cual se acepta la renuncia presentada por el Mayor (S.R.) don
Vicente Quiñónez, al cargo de Delegado de Gobierno del Alto Paraná, con la antigüedad del
16 de corriente, y encargase interinamente del despacho de la misma, al oficial de
gendarmería de la mencionada delegación, Sr. Moisés Delgado Vera.

En el año 1947, 17 de enero, se nombra Delegado de Gobierno al Teniente 1º Moisés Delgado


Vera, por hallarse vacante el cargo. Decreto Nº 17412 del año 1947

Página 71

REGISTRO OFICIAL
Año 1947
Ministerio de Interior y Justicia.

DECRETO N 17.421
Por el que se nombra Delegado de Gobierno del Alto Paraná.
Asunción 17 de enero de 1947.
Por hallarse vacante el cargo;
El Presidente de la República del Paraguay
DECRETA:
Art. 1ro: Nombrase Delegado de Gobierno del Alto Paraná, al Tte. 1ro de Rva. Sr.
Moisés Delgado Vera, por hallarse vacante el cargo.
Art. 2do: Comuníquese, publíquese y dese al registro oficial.
Firmado: HIGINIO MORÍNIGO M.
Víctor Morínigo

Página 197
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Por el Decreto Nº 26795, de fecha 14 de junio del año 1948, se nombra Delegado de
Gobierno de Alto Paraná, al señor Sindulfo Sosa, en reemplazo del Teniente 1º Moisés
Delgado Vera.

Página 744
REGISTO OFICIAL
Año 1948
Ministerio de Interior, Justicia y Trabajo

DECRETO N. 26.795
Por el cual se acepta la renuncia presentada por el Delegado de Gobierno del Alto Paraná y se
designa reemplazante.
Asunción 14 de Junio de 1948

Vista: La renuncia presentada por el Delegado de Gobierno del Alto Paraná.

El Presidente Provisional de la República del Paraguay

DECRETA:

Art. 1ro: Aceptase la renuncia presentada por el Sr. Moisés Delgado Vera al cargo de
Delegado de Gobierno del Alto Paraná.

Art. 2do: Danse las gracias al funcionario demitente por los importantes servicios
prestados a la nación en el desempeño del cargo.

Art. 3ro: Desígnase Delegado de Gobierno del Alto Paraná al Sr. Sindulfo Sosa.
Art. 4to: Comuníquese, publíquese y dese al Registro Oficial.

Firmado: J. MANUEL FRUTOS


Domingo Montanaro

Página 198
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Decreto Nº 114 del 27 de agosto del año 1948, fue nombrado Delegado de Gobierno de
Alto Paraná, al señor Florencio Ángel Mallorquín en reemplazo de Sindulfo Sosa.

Página 1161
REGISTRO OFFICIAL
Año 1948
Ministerio del Interior
Decreto N. 114.
Por el que se nombra Delegado de Gobierno del Alto Paraná, al Sr. Florencio Ángel
Mallorquín.
Asunción 27 de Agosto 1948
Por razones de Servicio,
El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:

Art. 1ro: Nómbrase Delegado de Gobierno del Alto Paraná al Sr. Florencio Ángel
Mallorquín en reemplazo del Sr. Sindulfo Sosa, quien recibirá otro destino.
Art. 2do: Comuníquese, publíquese y dese al Registro Oficial.

Firmado: J. NATALICIO GONZÁLEZ


J. Augusto Saldivar

Por el Decreto Nº 7338 del 16 de septiembre del año 1949, se nombra Delegado de Gobierno
de Alto Paraná, al señor Noel Lefebvre en reemplazo del señor Ángel Mallorquín.

Página 199
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La Delegación de Gobierno de Alto Paraná sufre una pequeña reorganización y se traslada a la


ciudad de Hernandarias. Este movimiento de la institución de un lugar a otro, es garantizado el
Decreto del Poder Ejecutivo que lleva el Nº 7209 de fecha 14 de octubre del año 1951.
Siempre en el cargo el Delegado don Noel Lefebvre.

Página 1188
REGISTRO OFICIAL
Año 1951
Ministerio del Interior

DECRETO N. 7.209.
Por el que se reorganiza el personal dependiente de la Delegación de Gobierno del Alto
Paraná.

Asunción, 4 de Octubre de 1.951.

Vista: la nota N. 7/51 (Exp. N. 736) elevada por la Delegación de Gobierno del Alto Paraná en
fecha 20 de Julio p.pdo., referente a la reorganización del personal de dicha Delegación y sus
dependencias, de conformidad con la Ley Nº 99, del 7 de Agosto del corriente año, el Decreto
Nº 6493, del 31 del mismo mes; y la providencia de la Dirección General del Personal del
Ministerio del Interior.

El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:

Art. 1ro: Reorganízase con las siguientes designaciones el personal dependiente de la


Delegación de Gobierno del Alto Paraná de conformidad con los cargos previstos en el Anexo
B. ítem 3 del Presupuesto General de Gastos para el Ejercicio Financiero 1951/1952, en la
forma que a continuación se expresa y con la antigüedad del 19 de Junio p.pdo.

Página 200
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Delegación

Part.
1. —Delegado: Sr. Noel Lefebvre
3. —Jefe de Policía: Sr. E. Víctor Benítez‖
6. —Comisario de Ordenes: Sr. Heriberto Benítez‖
8. —Jefe de Investigación e Identificación Sr. Francisco Cuevas

Gendarmerías
24. —Jefe de Gendarmería, 1er. grupo: Sr. Aquilino Servián
24. —Jefe de Gendarmería, 2do grupo: Sr. Miguel García

Alcaldías
18.—Alcalde del Distrito de Irala: Sr. Benito Chaves
18.—Alcalde del Distrito de Ñacunday: Sr. Fulgencio Amarilla
18.—Alcalde de la Compañía Puerto Adela: Sr. Marcelino Alcaráz
18. —Alcalde de la Compañía Puerto Cadorna: Sr. Marcos Ojeda

Personal de Tropa
(3)Tres Sargentos
(2) Dos Cabos
(85) Ochenta y cinco Gendarmes
. Art. 2do: Comuniqúese, pubíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado: CHAVES
Rigoberto Caballero

Página 201
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Decreto que lleva el Nº 2455 del 30 de enero del año 1959, sustituye a Noel Lefebvre en
su cargo de Delegado de Gobierno y es nombrado don Máximo Duarte Bordón y se traslada la
Gobernación en Puerto Presidente Franco.

Página 28
GACETA OFICIAL
30 de Enero de 1959
Ministerio del Interior
DECRETO N. 2.455.
Por el que se nombra al Dr. don Máximo Duarte Bordón, Delegado de Gobierno del Alto
Paraná.
Asunción, 30 de Enero de 1959.

Por razones de servicio. El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:
Artículo 1ro: Nómbrase al Dr. don Máximo Duarte Bordón, Delegado de Gobierno del
Alto Paraná, en reemplazo del señor Noel Lefebvre, quien recibirá otro
destino.
Art. 2do: Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado: A. STROESSNER
Edgar L. Ynsfrán

En el año 1960, mediante el Decreto Nº 9587 del 4 de junio, se nombra al señor Francisco
Baranda, en reemplazo del señor Máximo Duarte Bordón.

Página 202
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Página 5

GACETA OFICIAL
Año1960
Ministerio del Interior

DECRETO N. 9.587.

Por el que se designa Delegado del Alto Paraná, al señor Mauricio Baranda M.

Asunción, 4 de Abril de 1.960.

Por hallarse vacante el cargo, El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:

Artículo 1°: Desígnase Delegado de Gobierno del Alto Paraná, a don Mauricio Baranda M.,
quien venía ejerciendo el cargo de Director General del Personal del Ministerio
del Interior.

Art. 2do: Dánse las gracias al señor Secretario General del Ministerio del Interior, doctor
don. Benigno López Camperchioli, por haber desempeñado interinamente el
cargo de Delegado de Gobierno del Alto Paraná.
Art. 3ro: Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado: A. STROESSNER
Edgar L. Insfrán

En el año 1960, el 26 de diciembre, el Poder Ejecutivo, suscribe el Decreto Nº 13806, en la


cual nombra al Inspector General Críspulo Sánchez Giménez como Delegado de Gobierno de
Alto Paraná, en reemplazo de Francisco Baranda.

Página 333
REGISTRO OFICIAL
Año 1960
Ministerio del Interior

DECRETO N. 13.806

Por el que se nombra Delegado de Gobierno del Alto Paraná, al inspector General de O.P.T.I.
don Críspulo Sánchez Jiménez.

Página 203
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Asunción, 26 de diciembre de 1.960.

Por razones de Servicio, El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:

Artículo 1°: Nómbrase Delegado de Gobierno del Alto Paraná, al Inspector General de
O.P.T.I., don Críspulo Sánchez Jiménez, en reemplazo del señor don Mauricio
Baranda M., quien recibirá otro destino.
Art. 2°: Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado: A. STROESSNER
Edgar L. Insfrán

El Decreto Presidencial Nº 29148, del día 31 de mayo del año 1963, es nombrado Delegado
de Gobierno de Alto Paraná, al señor Bernardo Rodríguez, en reemplazo del Inspector General
Críspulo Sánchez Giménez.

Página 7
GACETA OFICIAL
Año 1963

Ministerio del Interior


DECRETO N. 29.148
Por el cual se traslada al Sr. Bernardo Rodríguez, Delegado de Gobierno en Concepción, en
igual carácter al Alto Paraná, y el Inspector General Críspulo Sánchez Jiménez, Delegado de
Gobierno en el Alto Paraná, en igual carácter a Concepción.

ASUNCIÓN 31 DE MAYO DE 1963.

Por razones de Servicio, el Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:

Artículo 1ro: Trasladase al Sr. Bernardo Rodríguez, Delegado de Gobierno en


Concepción, en igual carácter al departamento del Alto Paraná.
Art. 2do: Trasladase al Inspector General Críspulo Sánchez Jiménez,
Delegado de Gobierno en el Alto Paraná, en igual carácter en el
departamento de Concepción.
Art. 3ro: Comuníquese, publíquese y dese al Registro Oficial.
Firmado: A. STROESSNER
Edgar L. Insfrán
Página 204
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Decreto Nº 12323 de fecha 2 de julio del año 1965, se nombra Delegado de Gobierno de Alto
Paraná, al Teniente Coronel Antonio Oddone Sarubbi, en reemplazo del señor Bernardo
Rodríguez y se traslada la Delegación, en ciudad Presidente Stroessner.

Página 83

GACETA OFICIAL

Año 1965
PODER EJECUTIVO
Ministerio del Interior

DECRETO N.12.323

Por el que sé nombra Delegado de Gobierno del Alto Paraná al Tte. Cnel. (S.R.) Don Antonio
Oddone Sarubbi.

Asunción, 2 de Julio de 1.965.

Visto y Considerando: La renuncia por motivo de salud del señor Bernardo Rodríguez, al
cargo de Delegado de Gobierno del Alto Paraná,

El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA:
Artículo 1º: Nómbrase Delegado de Gobierno del Alto Paraná al Tte. Cnel. (S.R.) Don
Antonio Oddone Sarubbi, en reemplazo del señor Don Bernardo Rodríguez quien
renunció.

Art. 2º: Dense al señor Bernardo Rodríguez las gracias por los servicios prestados
durante el desempeño de sus funciones.

Art. 3º: Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial

Firmado: A. STROESSNER
Edgar L. Insfrán

A su fallecimiento, fue nombrado como último Delegado de Alto Paraná. Al Comisario


Bernardino Caballero quien estuvo hasta el Golpe de Estado del año 1989, entregó el mando al
primer Gobernador electo, don Carlos Barreto Sarubbi.

Página 205
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Con la ilustración que realizo en forma cronológica de la creación y asiento de la Delegación


de Gobierno de Alto Paraná, no cabe la menor duda de que la primera capital de Alto Paraná
fue el Municipio de Itakyry. Así reza el Decreto Nº 4272 del año 1944.

En el año 1962 por DECRETO Nº 25.338 se puso en funcionamiento la administración


municipal de la comunidad de Itakyry.

El 2 de julio del año 1988, a través de un Decreto presidencial, fue nombrado como primer
Intendente Municipal de Itakyry, al Sr. Rogelio Melgarejo.

Así era la vida en Itakyry, los trabajadores de las ―minas‖, tenían sus cabalgatas con sus
respectivas monturas bien pertrechadas. Era lo máximo, como tener hoy un automóvil de lujo.
A continuación trascribiré el Decreto por la que se crea el Distrito de Itakyry.
Decreto Ley Nº 14.312 – por el que se expropia el asiento de la población de Itakyry y se crea un nuevo Distrito
y una Municipalidad de tercera categoría.

Página 206
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Asunción 02 de julio de 1946


Considerando:
Que la población de Itakyry, ubicada en propiedad de la Industrial Paraguaya S. A., va desarrollando en
forma acelerada en su crecimiento y su progreso:
Que el crecimiento y progreso de la citada población, se debe en gran parte a la acción renovadora del
Gobierno de la Revolución, concretada en el establecimiento de Hospital, Escuela, línea permanente de
comunicación aérea para pasajeros y correspondencia etc. que redundan en beneficio de los pobladores de tan
apartado lugar:
Que es deber de Gobierno estimular la acción social de los pobladores, en el sentido de facilitarles
terrenos para la ubicación definitiva de sus viviendas.
Que es impostergable la creación de un nuevo Distrito en la localidad de Itakyry y una Municipalidad de
tercera categoría, para asiento de las autoridades, que han de orientar el gobierno y la administración de los
intereses locales de acuerdo a disposiciones emanadas de las leyes de la nación:
Que el artículo 21 de la Constitución Nacional establece que la propiedad de toda clase de bienes podrá
ser transformada jurídicamente mediante la expropiación por causa de utilidad social definida por la ley;
Y, de conformidad a los artículos 222, 224 y 226 de la ley organización administrativa y el dictamen
favorable del excmo. Consejo e Estado.

El Presidente de la República del Paraguay

DECRETA CON FUERZA DE LEY:

Artículo 1º Exprópiase por causa de utilidad social el asiento de la población de Itakyry perteneciente a
la Industrial Paraguaya S. A. en una extensión de un mil metros en los cuatros puntos cardinales, tomando como
punto de partida el atrio de la Iglesia de conformidad al artículo 1º de la ley del 3 de junio de 1.907.
Artículo 2º Créase el Distrito de Itakyry. Sus límites serán determinados posteriormente, de acuerdo al
Decreto Ley Nº 9.484 que establece la división política del territorio de la República.
Artículo 3º El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones por el organismo técnico respectivo, se
encargará de levantar el plano del nuevo Distrito, con establecimientos de calles manzanas y lotes de acuerdo a
las disposiciones legales en vigencia.
Artículo 4º Exceptúese a la presente expropiación los lotes ocupados por la oficina de la Industrial
Paraguaya S. A. que serán determinados por un Decreto del Poder Ejecutivo, con prioridad de lo expuesto en el
artículo 3º.
Artículo 5º Créase una Municipalidad de tercera categoría en el nuevo Distrito, y fijar como asiento la
localidad de Itakyry.
Artículo 6º Facultase al Ministerio de Agricultura a organizar por intermedio del Departamentos de
Tierras y Colonización, una colonia agrícola adyacente de las tierras expropiadas para asiente del Distrito de
Itakyry, previa compra, permuta o expropiación del área necesaria para el efecto.
Artículo 7º El Ministerio de Hacienda, imputará el rubro correspondiente, la indemnización emergente
del presente Decreto ley.
Artículo 8º Dése cuenta oportunamente a la Honorable Cámara de Representantes.
Artículo 9º Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado: Higinio Morínigo Alfonso E. Dos Santos


Presidente de la República Ministro del Interior

Éste documento se encuentra en el Registro Oficial del año 1.946 página 858

Página 207
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

SE CREA LA JUNTA MUNICIPAL DE ITAKYRY

Fundada el 24 de octubre de 1962 según Decreto Nº 25.338 integrada de la siguiente forma:

Año 1962/63:
Presidente: Ireneo Mercado Brítez.
Miembros: Antonio Melgarejo, Pablo Talavera, Celso Karajallo, Fausto Aguilera y Rogelio
Melgarejo.-

Año 1964/65:
Presidente: Fausto Aguilera.
Miembros: Antonio Melgarejo, Ireneo Mercado, Pablo Talavera y Rogelio Melgarejo.-

Año 1966/70:
Presidente: Antonio Pérez.
Miembros: Antonio Melgarejo, Fausto Aguilera, Narciso Silva, Pablo Talavera y Florencio
Silva.-

Año 1970/75:
Presidente: Alfredo Arnaldo Shultz.
Miembros: Cevelión Samudio, Alfredo Almirón, Felipe Roa, Heliodoro Rivas y Osvaldo
Vera.-

Año 1974/75:
Fue interinada la Presidencia por el Sr. Salvador Aguayo.-

Año 1976/80:
Presidente: Elpidio Karajallo.
Miembros: Luciano Silva, Pedro A. Montiel, Humberto Cañete, Felipe Roa y Wilfredo Pérez.-

Año 1980/85:
Presidente: Rogelio Melgarejo.
Miembros: Fausto Aguilera, Antonio Melgarejo, Juan Antonio Pérez, Lino Cubas y Narciso
Silva (h).-

Año 1985/88:
Presidente: Rogelio Melgarejo.
Miembros: Fausto Aguilera, Antonio Melgarejo, Humberto Cañete, Lino Cubas y Santiago
Fernández.-

Año 1988:
Se nombra al PRIMER INTENDENTE por Decreto del Poder Ejecutivo el 02 de julio
de 1988 al Sr. Rogelio Melgarejo.-

Página 208
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Junta Municipal:
Presidente: Antonio Melgarejo.
Miembros: Cleto M. Soilan, Fausto Aguilera, Humberto Cañete, Lino Cubas y Santiago
Fernández.-

Marzo 1989:
Se reemplaza por Decreto al Sr. Rogelio Melgarejo por el Sr. Inocencio Acosta, en el cargo de
intendente; quedando la Junta Municipal constituida por los mismos miembros.-

Año 1991/96:
Intendente: Roberto Cicciolli G.

Junta Municipal:
Presidente: Wenceslao Salen.
Miembros: Miguel A. Soria, Santiago Fernández, Jorge Duarte, Miguel Aguayo, Antonio
González, Dionisio Ortiz e Inocencio Acosta.-

Año 1996/2001:
Intendente: Oscar Wilfrido Melgarejo C.

Junta Municipal:
Presidente: Arnaldo Maier.
Miembros: Crecencio Cubas, Arístides Cocco, Dilia Cubas, Juan M. Jiménez, Felicio Benítez,
Jorge A. Duarte, Adolfina sosa de González y Aurelio Alvarenga.-

Año 2001/2006:
Intendente: Miguel Ángel Soria R.

Junta Municipal:
Presidente: Prof. Lic. Eusebio Karajallo.
Miembros: Prof. Pablo Herrera, Wenceslao Salen, Nidia M. Segovia, Prof. Francisco J.
Zacarías, Osvaldo H. Báez, Prof. Ángel Mendoza y Prof. Eusebio Karajallo.

Obs: Cada un año se cambia la presidencia de la junta, es decir es rotativa.

Intendente Interino 2006: Lic. Zoraida Cocco.

Página 209
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Distrito Municipal, cuenta con las siguientes infraestructuras

 Local Municipal de Itakyry.


 Plaza Pa‘i Francisco, en el centro de la ciudad; 1 placita ―San Lorenzo‖, 1 placita en
Kãrêmã Guazú, 1 placita en Karemami, 1 placita en el Cruce Itakyry.
 Juzgado de Paz.
 Comisaría Policial: 1 (uno)
 Sub Comisarías: 2 (dos)
 Destacamentos: 1 (uno)
 Oficina de Registro Civil.
 Correo.
 Oficina de Tribunal de Justicia Electoral.
 Centro de Salud.
 Copaco.
 Oficina SENEPA.
 Dirección de Extensión Agrícola Ganadera DEAG – MAG - CAH
 Polideportivo Municipal y Teatro al Aire Libre (Campo de fútbol)
 Salón Multiuso.
 Salón Multiuso en Itaipyte.
 58 unidades de escuelas.
 08 unidades de colegios.
 SENACSA
 4 Silos (CARGILL, NORTE SUR, DIMAGH)

Página 210
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Alguna de las instituciones educativas, que se construyeron en las distintas compañías de


Itakyry. Después de más de cien años del inicio de la acción “civilizadora”, hoy cuenta
con alguna Escuelas. Estas construcciones, fueron acompañadas por la Itaipú Binacional

Página 211
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Itakyry, cuenta con un Club Deportivo, denominado Liga Itakyry de


Deportes, fundada el 6 de junio de 2006
La Comisión Directiva, está constituida de la siguiente forma:

 Presidente: Alfredo Rodríguez Gullón


 Vicepresidente: Genciano Cano
 Secretario: Prof. Pedro César Jiménez
 Pro Secretario: Ramon Martinez
 Tesorero: Eloy Reyes
 Pro Tesorero: Filemos Denis

 Sindico 1º Prof. Eusebio Antonio Karajallo


 Sindico 2º Alfredo López
 Sindico 3º Wilfrido Pérez

Miembros:

 Rubén Escobar
 Francisco Vázquez
 Fulgencio Roa
 Leoncio Malinas
 Hernán Báez
 Pablo Candía
 Agapito Quiñónez
 Lino Cubas.

Los clubes que conforman son los siguientes

*Club Atlético y Deportivo San Lorenzo – 15/07/1942


Página 212
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

*Club Deportivo 3 de Octubre – 17/07/1954


*Club deportivo 8 de Diciembre - 1954
*Club Deportivo 11 Estrella- 11/10/ 1962
*Club Deportivo San José. – 15/10/2003
*Club Deportivo Itakyry – 10/02/2004
*Club Atlético Juventud –
*Club Deportivo Ykua Porâ –

Itakyry cuenta con las siguientes colonias y asentamientos, estas son como pequeños
Distritos que dependen de la comunidad en el ámbito político administrativo

1. 04 Bocas.
2. Villar Kué.
3. Acaray Poty.
4. Curuzu.
5. Aguapé – San Francisco.
6. Sanja Morotî.
7. Ycua Porâ.
8. Angelito.
9. Villa Celeste.
10. Capi‘i.
11. Mbocaya‘í.
12. Rancho Alegre.
13. Naranjito.
14. Nueva Conquista - Arroyo Hú.
15. Nueva Conquista - Mª Auxiliadora.
16. Santa María.
17. Santa Lucia.
18. Santa Lucia - Vaca Reta.
19. Santa Lucia - Tacurutí.
20. Santo Tomás.
21. Formosa.
22. Laguna Karê.
23. Puerto Juanita.
24. San Miguel.
25. Colonia 47 – Excombatientes del 47.
26. Campo Redondo.
27. Ytororô.
28. Tacuara.
29. Tacuapí hacia Ytororô.
30. Tacuare‘ê.
Página 213
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

31. Itaipyte
32. Itaipyte – 2ª Línea.
33. Itaipyte – 3ª Línea.
34. Itaipyte – 4ª Línea.
35. Itaipyte – 5ª Línea.
36. Ruta Militar.
37. Acaray Costa.
38. Acaray Costa – Asentamiento II.
39. Capi‘ivary.
40. Capi‘ivary Calle 3 de Febrero 2ª Línea.
41. Chino Kué 1ª Línea.
42. Chino Kué 2ª Línea.
43. Chino Kué 3ª Línea.
44. Chino Kué 4ª Línea.
45. Tava Rory.
46. Timbo.
47. Santa Lucia Jukyry.
48. Agua Blanca.
49. Col. Primavera.
50. Colonia Barro Blanco.
51. Colonia Barro Negro.
52. Colonia 6 Bocas
53. Asentamiento Paraguay Pyahu.
54. Asentamiento Ykua Porâ.
55. Asentamiento Ka‘aguy Poty.
56. Asentamiento Carreria‘i.
57. Asentamiento Ka‘atymiri.
58. Asentamiento Tierra Prometida.
59. Asentamiento San Pedro.
60. Asentamiento Porvenir.
61. Asentamiento 26 de marzo.
62. Asentamiento Santo Domingo 2 Lote 10 – 11
63. Asentamiento Marcelina Lote 17
64. Asentamiento 535.

BARRIOS:
1. Karemaguazú.
2. Karemami.
3. Hugua‘i.
4. Loma Juanita.
5. San Jorge.
6. Costa Maracaná.

COMPAÑIAS:
1. Compañía Ytú.
Página 214
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

2. Compañía Jata‘i.
3. Compañía Laguna.
4. Compañía San Jorge.
5. Compañía San Juan.
6. Compañía Puerto Juanita.

COMUNIDADES INDÍGENAS
LA SECRETARÍA DE ASUNTOS INDÍGENAS DE ITAKYRY, TIENE
REGISTRADO 23 COMUNIDADES EN LA REGIÓN
Relevamiento realizado por MONTSERRAT FRANCO
ZONA MBOCAYA’I:

SALMENA KUE
Cacique y Tamoi: Lorenzo Estigarribia (karaí).
Jaryi: Sinforiana Esquivel (Takua ñembyvyju)
Habitantes: 17 personas.
Etnia: Mbya.

ZONA VILLA CELESTE:

COLONIA MCAL. LÓPEZ


Cacique: Apolonio Díaz (Tupa Karai reta)
Tamoi: Eligio Benítez (Tata Chi)
Habitantes: 78 personas.
Etnia: Ava Guaraní y Mbya (mestizados)

TEKOHA PYAHU:
Cacique: Cándido Vargas.
Tamoi: Indalecio Vargas.
Habitantes: 60 personas.
Etnia: Ava Guaraní.

CARRERIA’I:
Cacique: Pedro Benítez.
Habitantes: 55 personas
Etnia: Ava Guaraní.

Página 215
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

KA’AGUY YBATE: Próximo a Villar Kué


Cacique: Oscar Romero.
Jaryi: Asunciona Caballero.
Habitantes: 45 personas
Etnia: Mbya.

YRENDA:
Cacique: Digno Ramírez (Tupa Vera)
Habitantes: 23 personas.
Etnia: Ava Guaraní.

POTRERITO:

Cacique: Sinforiano López. (Vera)


Tamoi: Melanio Silva.
Habitantes: 20 personas.
Etnia: Mbya

ZONA AGUAPÉ:

HORQUETA MÍ:
Cacique: Arsenio Alfonzo (karai)
Tamoi: Genaro Rodríguez y Salustiano Alfonso.
Habitantes: 15 personas.
Etnia: Mbya.

KA’AGUY POTY:
Cacique: Bonifacio Romero (Tata Chi)
Tamoi: Agustín Caballero.
Habitantes: 20 personas
Etnia: Mbya.

KA’AGUY POTY:
Cacique y Tamoi: Porfirio Fariña. (Guyrapa Poty)
Habitantes: 17 familia.
Etnia: Mbya.

URUKU POTY:
Cacique Heliodoro Piris (Ava Mbyju‘i)
Tamoi: Quirino Martínez (Ava Jeju).
Promotor de Salud: Virgilio Martínez
Habitantes: 20 personas.
Etnia: Ava Guaraní.

Página 216
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

ZONA TIERRA PROMETIDA:

YPORÀ POTY:
Cacique: Narciso Franco.
Promotor de Salud: Silverio Duarte (Tupã reko jogua)
Jaryi: Emilia Carrillo.
Habitantes: 60 personas.
Etnia: Ava Guaraní y Mbya (mestizados)

ZONA SANTO TOMÁS:

KA’ATY MIRI:
Cacique: Silvino Esquivel.
Tamoi: Elías Benitez y Gabino Aquino.
Promotor de salud: Leonardo Romero (Karai Poty)
Habitantes: 79 personas.
Etnia: Ava Guaraní y Mbya (mestizados)

KA’AGUY ROKY:
Cacique: Juan Ramos Zorrilla (Tupã Karai)
Yvyraija: Bonifacio Benítez
Tamoi: Eligio Benítez.
Habitantes: 66 personas.
Etnia: Ava Guaraní.

ZONA PASO CADENA:

PASO CADENA:
Cacique: Cecilio Ramos
Tamoi: Cornelio Martínez, Máximo Vargas (Ava rayvi), Atanasio Vargas
(Tupa rayvi), Antonio Benítez.
Habitantes: 50 casas.
Etnia: Ava Guaraní.

Página 217
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Grupo de indígena de Paso Cadena


ZONA SANTA LUCIA:
CHAPA KUE:
Caciques: Ladislao Portillo, Dionisio Piris, julio Martínez, Alfonzo Villalba.
Tamoi: Tranquilino Benítez, Carlos Delgado, Cepi Larrosa.
Habitantes: 70 personas.
Etnia: Ava Guaraní.
PILIKO KUE:
Cacique: Ladislao Portillo.
Tamoi: Digno Ferreira (Tupa piriri)
Jaryi: Apolonia Noceda (kuña Takua)
Habitantes: 22 familia.
Etnia: Ava Guaraní
JUKYRY:
Cacique: Dionisio Velásquez
Tamoi: Geraldo Parodi (Tupãvy Poty) y Martín Benítez.
Habitantes: 300 personas.
Etnia: Ava Guaraní.
VAKÀ RETÀ:
Cacique: Paulino Benítez.
Tamoi: Roque Benítez.
Habitantes: 19 familia.
Etnia: Ava Guaraní.

Página 218
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

TAJY POTY:
Cacique: Simeón Cardozo.
Yvyraija: Juan Cabrera.
Tamoi: Carmelo Cabrera y Emilio Gómez.
Habitantes: 16 personas.
Etnia: Ava Guaraní.
KO’EJU:
Cacique: Silverio Benítez
Y’ARYTY MIRI:
Cacique: Hermenegildo Sosa y Paulino Benítez.
Tamoi: José Domingo Sosa.
ZONA 47:
KA’A POTY:
Caciques: Cristóbal Gauto y Juan Gauto.
Tamoi: Julián Gauto.
Habitantes: 06 familia.
Etnia: Ava Guaraní.
Festival del Tereré

Actualmente Itakyry se caracteriza por su Festival del Tereré. Este evento artístico, ha
trascendido fronteras, inclusive en otros continentes. El festival del Tereré tiene su origen en
los Yerbales de la época de la Industrial Paraguaya.

Esta comunidad constituyó el epicentro del laboreo de este brebaje. En homenaje a su pueblo,
a su gente, mancomunado con esfuerzo único, se dio inicio a este hermoso festival artístico,
que lleva ya ocho años ininterrumpidos de actividad. Este acontecimiento se desarrolla en el
mes de febrero de cada año.

La embajada artística del Departamento de Cultura, con el apoyo del Vice Ministerio de
Cultura y el FONDEC. Ha recorrido varios países como Corea, Taiwán, Bolivia, Brasil,
llevando a difundir las tradiciones culturales y folclóricas a otras latitudes del planeta.

Página 219
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

―Opata Ka‘a‖ fue una de las obras teatrales más aplaudida, en el Festival del Tereré, en la
edición del año 2005, fue considerado el mejor en el marco de las tres fronteras.

Página 220
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Estas fotografías son representaciones de danzas paraguayas, por la embajada artística del
Departamento de Cultura de Itakyry, en Seúl Corea.

Página 221
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Danzas paraguayas, de la embajada artísticas del Departamento de Cultura de


Itakyry en Taiwán

Página 222
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La embajada artística del Departamento de Cultura de la Municipalidad de Itakyry, con su


elenco, representando al Festival del Tereré en Bolivia.

La Iglesia Católica de la comunidad de Itakyry (San Lorenzo)

Página 223
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fiesta patronal de Itakyry 10 de agosto

La fiesta patronal de Itakyry se realiza el 10 de agosto, en homenaje a su Santo Patrono San


Lorenzo.

Esta fotografía fue tomada el 10 de agosto del año 1931, procesión del Santo Patrono
San Lorenzo. La fotografía de abajo fue de otra época, después de la década del año 1960

La fiesta patronal de Itakyry se realiza cada día 10 de agosto. Antiguamente, la comunidad se


preparaba con mucha anticipación. Se buscaba una planicie amplia y allí se colocaban las
famosas cantinas. Generalmente en estos lugares se vendían comidas típicas auténticas de las
campiñas, el famoso ryguazú cã‘ê, lambreado, payagua mascada, tallarin ryguazú, curé
chyryry, pastel, aloja. No faltaban los juegos tradicionales. La calesita, juego a las argollas, pin
pin, ruleta, y los deportes que se practicaban eran las carreras de caballos y el juego de la
sortija en cima del caballo.

El porqué del 10 agosto la fiesta patronal. Se cuenta de una leyenda que cuando vino un
inmigrante europeo, trajo consigo una imagen de San Lorenzo, mártir de la Iglesia Católica,
quien fue quemado en una parrilla de fuego, el día 10 de agosto del año 285 d. C. este
extranjero, dejó su ―Santo‖ en una de esas chozas de Itakyry, previo aviso a los nativos de que
era el ―abogado‖ del fuego‖ ―tatá rerecuá‖, en aquel entonces nadie creía en ningún tipo de
creencias adicionales más que en Dios.

Página 224
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Del hecho en sí, se producía un cercano día del 10 de agosto. Casualmente se incendió la
choza, a consecuencia de no sabe cómo. A partir de ese momento, ningún nativo osó en
trabajar un día 10 de agosto. Cuando se aproximaba dicha fiesta, todos los habitantes ya se
ponían en guardia y esperaban para festejar. Así nació la tradicional fiesta de San Lorenzo en
la ciudad de Itakyry.

Esta es la procesión del Santo patrono San Lorenzo, de Itakyry

Página 225
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Población por sexo y por edades, datos proporcionado por la DGEEC.

Edad Ambos Áreas urbanas Áreas urbanas Áreas rural Áreas rural
varones mujeres varones mujeres
sexos
- de 1 años a 9 años 7.593 385 358 3.559 3.291
De 10 a 14 años 3.372 202 206 1.547 1.417
De 15 a 29 años 5.968 375 389 2.851 2.353
De 30 a 59 años 5.778 393 378 2.865 2.142
60 años y más 1.054 85 95 542 332
Total habitantes 23.765 1.140 1.426 11.314 9.535

En el gráfico de arriba, representa la distribución de la población de Itakyry, por edades y por


sexo, según el censo realizado por la DGEEC, del año 2002. Obviamente que la variante que
representa en cuanto al crecimiento demográfico, oscila entre 2 a 2,5 % anual. Tomando este
índice de crecimiento, actualmente en el año 2006, Itakyry estaría contando con 26.600
habitantes aproximadamente.

Página 226
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este gráfico representa en comportamiento del índice poblacional de Itakyry desde el año 1950

26600,0
23818,0

23765,0
27000

24000

18818,0
21000

18000

15000

12000
5717,0

9000
3822,0

6000

3000

0
Año 1950 Año 1972 Año 1982 Año 1992 Año 2002 Año 2006

28500

26000

23500

21000

18500

16000

13500

11000

8500

6000

3500

1000
1950 1972 1982 1992 2002 2006

En la gráfica de arriba, se nota el comportamiento del crecimiento demográfico de Itakyry, desde el


primer censo que fue realizado por SENEPA, en el año 1950

Página 227
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Capítulo III

Distrito de la ciudad de Hernandarias

Página 228
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

HISTORIA DE HERNANDARIAS

La ciudad de Hernandarias, está ubicada en la orilla del río Paraná, a 14 kilómetros de Ciudad
del Este, hacia el Norte, actualmente es conocida como la Capital Intercontinental de la
Energía, ese nombre se ganó con la construcción de la Itaipú Binacional. Sus coordenadas
geográficas son 25º 24‘ de latitud Sur y a 54º 38‘, de longitud Oeste meridional, a la margen
derecha del río Paraná. Inicialmente, sus límites territoriales se extendían la parte Norte, hasta
el Departamento de Canendiyú, dividido por el río Itambey, al Sur y al Oeste, limita con el río
Acaray. Con una superficie de 5.668 km2.

Historia:

Lo más cercano que conocemos sobre la historia de Hernandarias, conocida inicialmente por
Tacurupucú, es a partir de la llegada de los jesuitas al Paraguay. En el año 1609. El
Gobernador Hernando Arias de Saavedra, (Hernandarias) entregó el mando a don Diego
Martín de Negrón. Durante su gobierno, fue enviado al Paraguay, al oidor de la Audiencia de
Chuquizaca, don Francisco de Alfaro, en calidad de Visitador, con plenos poderes a mejorar
las penosas situaciones en que vivían los nativos del Paraguay o Guairá, principalmente los del
Paraná. Alfaro, fue conmovido por su sentimiento humano. En el año 1612, dictó sus célebres
ordenanzas, que a su vez fueron sancionadas por el Rey. En una de ellas, fue insertada, la
revisión y modificación de las Leyes de Indias. Abolió totalmente, el servicio personal de los
nativos para los europeos, como la Encomienda, la Yanacona y la Mita.

Fue en la época del Gobernador de la Provincia del Paraguay, Diego Marín de Negrón, que
llegaron los jesuitas y comenzaron a visitar los lugares de Loreto, San Joaquín Guazú, Yuty y
Caazapá. Además, también llegaron a los lugares conocidos como Yaguapúa, Corpus Christi,
Santa María del Yguazú y en la Natividad del Acaray y otras localidades indígenas.

Los jesuitas, a medida que iban llegando a los poblados de los nativos, fueron colocándoles
nombre, la gran mayoría nombres de ―Santos‖, de esa forma, iban dejando vestigios, que ellos
estuvieron por esos lugares. Así fueron apareciendo los nombres de los pueblos, alguno
permanecen hasta ahora, otros han desaparecido. Los Misioneros, los redujeron en la fe
cristiana, amparada por la Iglesia Católica. Esa fue una de las razones que aparecen ellos como
fundadores de estos pueblos. Sin embargo lo que ellos hicieron, llegaron hasta los nativos, con
mucho riesgo, por supuesto, y les proponían el bautismo para la salvación.

A alguno caciques consiguieron persuadirles, sin embargo a otros no. A aquellos que
conseguían sus beneplácitos, pactaban con ellos y formaron los poblados organizados en
comunidades. Erigieron templos para realizar sus actividades litúrgicas. El principal objetivo
de los jesuitas era la evangelización de los nativos y edificar un lugar para rendir cultos de
alabanzas a Dios. Además, explotar los recursos naturales de la yerbamate. De ahí que hoy, en
aquellos lugares, quedaron rastros de construcciones, a las que denominamos reducciones o
ruinas jesuíticas. Generalmente, esas reducciones que quedaban en ruinas, fueron porque los
misioneros jesuitas abandonaron paulatinamente las respectivas reducciones. Acosados por los
propios nativos, quienes no comulgaban la fe cristiana, impuesta por ellos.
Página 229
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Alguna veces ellos se retiraban del lugar, otras, perecían. Los edificios dirigidos por ellos y
erigidos con la mano de obra de los nativos, también eran abandonados por los nativos. Bien es
sabido que los guaraníes, eran nómadas. No representaba ningún problema para ellos
abandonar las reducciones y volver a internarse en la espesura de la selva.

Fundación de Nuestra Señora Natividad del Acaray (HERNANDARIAS)

Los jesuitas, utilizaban como medio de comunicaciones los ríos; entre ellos, el Paraná y
Paraguay. La navegación era frecuente de un lugar a otro, tanto agua arriba como agua abajo,
descubrían primeramente los poblados de los nativos, posteriormente, una vez cerciorados de
la situación poblacional, entendiendo que eran los más respetables de la comarca, por la
cantidad de habitantes, decidían avanzar con sus planes de la ―evangelización‖.

La zona que les servían como cabecera de sus expediciones, tanto, hacia el río Uruguay,
Paraná y Paraguay, era conocida como Jaguapúa, aledaña a Villa Encarnación. De allí
remontaron el río Paraná, fundando primeramente Corpus Christi. Como encargado de la
Misión de Jaguapúa, estaba el Presbítero Roque González de Santacruz (quien había sido
asesinado por el cacique Ñezû. En aquel entonces, aproximadamente 1610, azotó a la
población de los misioneros, un hambre terrible, los nativos y los neófitos, fueron dispersados
del lugar por el flagelo.

Los sacerdotes jesuitas, tuvieron que trabajar mucho más, porque tenían que volver a juntar a
los nativos. La zona a explorar en la parte superior del río Paraná, era amplísima. Existían
varios poblados que se encontraban hacia el Norte de Yaguapúa, que aún necesitaban de la
visita de los misioneros. El Presbítero Roque González de Santacruz, ya había explorado uno
siete años antes de la llegada de ellos a la región de Acaray. Allá, les envió a los Presbíteros
Ignacio Claudio Ruyer y a Diego Boroa. Estuvieron merodeando por varios días el lugar del
Acaray. Los misioneros tenían la oposición de los hechiceros y los brujos de las tribus, ellos
decían que si les consiguiesen bautizar a alguno de ellos, les acarrearían la muerte.

Paulatinamente, se fueron ablandando los ánimos de los caciques. Una vez en conversación y
poniéndose de acuerdo con Acaray, cacique del poblado, referente de la comarca, decidieron
fundar allí, una reducción. Los sacerdotes, Diego Boroa y Claudio Ruyer, se dirigieron a dicho
lugar, con uno cuantos neófitos indígenas, a quienes trajeron con ellos, desde Corpus Christi.
En la zona comprendida entre el Acaray y Monday, existían varios caciques. Una vez
enterados de la presencia de los misioneros en la zona. Conferenciaban entre ellos, alguno
manifestaban sus deseos de ser cristianos. El punto de concentración para la alabanza y culto,
era el pueblo de Nuestra Señora Natividad del Acaray, actualmente Hernandarias, así se
llamaría la fundación.

La fundación histórica, que tuvo inicialmente el pueblo mencionado, fue en las inmediaciones
de la represa del Acaray, sobre el río del mismo nombre. El poblado, había sido arrasado por
los bandeirantes. Hubo un genocidio protagonizado por ellos. La población quedó totalmente
despoblada. Allí, en ese mismo lugar, uno tres siglos posteriores a la fundación del pueblo de
Natividad del Acaray, se vuelve a poblar. El río Acaray, una vez más, sirvió como medio de
Página 230
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

internarse en la espesura de la selva de Alto Paraná. Después de la guerra grande, aparecieron


los latifundistas y por ende los capitales extranjeros, en contubernio de las autoridades de
turno, vendieron por monedas, las mejores riquezas del Paraguay, cual es la reserva de los
recursos naturales, tanto sea la yerbamate, las maderas y los palmitales.

La influencia de Acaray, abarcaba grandes extensiones territoriales, inclusive hasta Itakyry,


antes de llegar a ella, estaba una gran población, nativa, conocida como Kãrêmã, cacique de la
jurisdicción.

La nueva reducción fundada por los misioneros, estaba ubicada en la mesopotamia del Acaray
y el Paraná. Allí edificaron un lugar que les servirían como santuario, en donde se reunirían
para congregarse en la fe cristiana. Existía una fluida comunicación entre los pueblos de Santa
María del Yguazú y estos. En santa María, funcionaba una escuela. Allí estudiaban uno 30
indígenas, enseñados por los Jesuitas. Era prohibido enseñar en castellano, ellos, los
misioneros, enseñaban totalmente en guaraní. Las materias rondaban en torno a la enseñanza
de humanidades.

El pueblo de Nuestra Señora Natividad del Acaray, fue fundado un día 15 de agosto del
año 1619. Los jesuitas, llegaron a fortificar, la reducción, ésta, era azotada permanentemente
por los portugueses bandeirantes, desde donde se ―surtían‖ de esclavos, para comercializar en
San Pablo, Río de Janeiro e inclusive los llevaban a Europa. Esto sucedía en la cuenca del
Paraná, aledaño a Hernandarias.

Natividad del Acaray, servía como ―ciudad‖ de cabecera, por donde se entraba tierra adentro,
hasta Itakyry, Yhú, San Joaquín, e inclusive se llegaba hasta Asunción. Itakyry, constituía el
centro de los ―mineros‖ y explotación de la yerbamate por los jesuitas, juntamente con los
nativos. Acaray, era un paraje obligatorio de los navegantes que venían desde itakyry, así
como los que llegaban al Paraná, para internarse tierra adentro.

La gráfica ilustra la época de la


Administración de Puerto Embalse,
lugar en donde se fundó el Pueblo del
Acaray por los jesuitas. El tractor y el
camión son propiedad de la empresa.
Don Cleto Rojas posando con alguno
obrajeros

Página 231
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este era el Jeep, que don Víctor Penayo había adquirido de la empresa en donde trabajaba, con el
Capitán Irazusta, de Puerto Presidente Franco. Don Víctor, es el que está a la derecha del vehiculo.
Realizaba viajes periódicos desde Presidente Franco a Itakyry, pasando por Hernandarias. Aquí, se
ve cruzando el río en la balsa, a la altura del barrio Don Bosco, conocido como puerto embalse,
antiguamente, antes de que se construyera la represa del Acaray. El cruce, primeramente a
Hernandarias y posteriormente se dirigirá a Itakyry. El primer vehiculo motorizado de pasajero, que
realizó éste trayecto. El viaje duraba aproximadamente de dos a tres días. Dependía mucho de la
situación climática.

La fotografía de arriba, es a modo de ilustración a los lectores, para tener una idea dónde
estaba ubicado el pueblo de “Nuestra Señora Natividad del Acaray”. Ahí se puede divisar
una balsa improvisada. Servía como medio de paso, para llegar hasta Presidente Franco, en el
lugar funcionaba el famoso Puerto Embalse. Ésto, ya después de casi tres siglos de su
fundación.

Acaray, era una población muy próspera. Los jesuitas, se internaban hacia la zona de Itakyry,
desde ahí, en pequeñas embarcaciones, traían los famosos mboroviré. El arroyo del mismo
nombre, servía también como vía de comunicación, desembocaba en el río Acaray y venía
directamente en el pueblo del mismo nombre.

En el lugar, existía un salto, o sea una cascada, allá abajo se formaba como una especie de
dique, en donde se almacenaba el agua, hasta ahí se tiraba los rolos, por medio de un tobogán
de madera, construido por la empresa, que tenía a su cargo la administración. En la época

Página 232
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

estaba un Alcalde como encargado, quien autorizaba la salida de los compatriotas para ir hasta
Buenos Aires. El señor se llamaba Enrique Servián.

Las personas que iría a viajar, se bajaban hasta el embalse y luego abordaban una canoa, salía
por el río Acaray, hasta el Paraná, desde ahí la pequeña embarcación llegaba hasta Puerto
Bemberg y luego con una embarcación mayor, rumbo a Buenos Aires. El Puerto Embalse, era
un lugar de trabajado, que estaba a cargo de una empresa Mixta, Argentina-uruguaya
―Chichero Ongai‖. Ellos tenían un pequeño trencito, que llegaba hasta la caída del embalse con
su carga, que traía a cuesta los rollos, remolcando una pequeña zorra. Este, se quedaba hasta la
barranca y desde ahí arrojaba las maderas hasta el embalse.

Dicha empresa, abandonaron el local y dejó a cargo del señor Cleto Rojas la nueva
administración, con toda la instalación. Pasó a denominarse ―Rojas Winter‖. Don Rojas, fungía
de Alcalde, fue también el que dio inicio a la fundación de lo que hoy es la Seccional Colorada
de la ciudad de Hernandarias.

Este es un equipo de
fútbol, que se iba
desde Puerto Embalse
a Hernandarias a
disputar en torneos de
esa modalidad
deportiva. El arquero,
sentado con el balón
en la mano, es el
señor Cleto Rojas,
quien era encargado
de la empresa ―Rojas
Winter‖ de dicha
localidad. Fines de la
década del año 1950.

Así se dio inicio a la fundación histórica de Tacurupucú, por una necesidad de desarrollo de la
población, que posteriormente se denominó Hernandarias. A partir de un Decreto firmado por
el Presidente de la república el General Juan Bautista Luís Egusquiza Isasi. Se convirtió en
Distrito, juntamente con otros poblados de la ribera del Paraná.

Tacurupucú, se constituyó por varios años, el centro del emporio comercial. Allí llegaron los
primeros europeos, comenzando por Alejo Garcías, los inmigrantes que vinieron como
baquianos. Posteriormente fue lugar de trabajado de muchas gentes, después de que el pueblo
de Acaray, fue arrasado por los bandeirantes. Como tantos otros pueblos de la ribera del
Paraná, como el caso de Ontiveros, Ciudad Real y el propio Guairá.

Página 233
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Don Cleto Rojas, autoridad de Puerto Embalse, dirigiéndose a Hernandarias, con su familia, a su izquierda, su
señora y su hija, lo que hoy es doña Otilia Rojas de Matiauda, a su derecha, una profesora. Así se dirigían las
personas a los poblados.

Esta fue el primer Puerto en la zona de Alto Paraná, la fotografía ilustra un lugar de trabajado. Fue la oficina de
la Industrial Paraguaya, por este lugar, se entraba al pueblo de Tacurupucú y los ―comerciantes‖ se internaban
tierra adentro, hasta la zona de Itakyry. Este puerto, probablemente se construyó en el año 1890.

Página 234
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

De esta forma, bajaban las yerbas en el Paraná o cualquier otra mercadería para ser transportados en las
barcazas, que irían rumbo a Buenos Aires (Fotografía, gentileza del Museo Tacurupucú – Leslie Villanueva)

Página 235
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El general Juan Bautista Luís Egusquiza fue presidente


del Paraguay entre el 25 de noviembre de 1894 y el 25
de noviembre de 1898, en el séptimo periodo
constitucional, y tuvo como vicepresidente al doctor
Facundo Insfrán.

A continuación la trascripción del documento que


elevó a la categoría de distrito, de acuerdo a una
necesidad de desenvolvimiento de la población.

Comisaría de Tacurupucú, década del año 1950

Página 236
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

“Ley número 24
El Senado de la Cámara de Diputados de la Nación Paraguaya, reunidos en Congreso, sanciona con fuerza de ley.

Art. 1º Autorizase al Poder Ejecutivo, para crear a orilla del río Paraguay y en las inmediaciones de los
pueblos de Villa Oliva, Villa Franca y Villa Humaitá, tres centros agrícolas, que respectivamente
formen parte de sus municipios.
Art. 2º Cada centro agrícola, tendrá una extensión de cinco leguas cuadradas, más o menos, de las cuales una
será dejada para aprovechamiento común, y las restantes divididas en lotes de dieciséis cuadras
cuadrados cada uno con calles anchas en todo los costados.

Art. 3º Autorizase igualmente al Poder Ejecutivo, a fundar sobre el río Paraná, tres pueblos, en los lugares
conocido con los nombres de Coratey, Pirapytá y Tacurupucú, los cuales llevarán respectivamente las
denominaciones de Ayolas, Irala y Hernandarias. El municipio de cada uno de estos pueblos, tendrá
de superficie de una legua cuadrada.
Art. 4º Todo ciudadano nacional o extranjero, que quiera dedicarse a la agricultura. Podrán solicitar y le
serán adjudicados, un lote de tierra para chacra y un solar de casa en el pueblo, cabeza del distrito,
tanto en los centros agrícolas como en los pueblos, cuya fundación se autoriza por la presente ley.
Art. 5º Para expedir los títulos definitivos de propiedad se requiere: 1º que el ocupante haya cultivado el suelo,
durante tres años por lo meno. 2º que la extensión cultivada cada año, sea de tres cuadras cuadrados
por lo menos.
Art. 6º Autorízase también al Poder Ejecutivo, para expropiar en el lugar más adecuado, una fracción de
tierra, proporcionada al número de agricultores, la expropiación se hará siempre que haya un núcleo
de sesenta agricultores a lo menos, en un campo comprado al fisco y repartidos a estos en lotes de
dieciséis cuadra cuadrado.
Art. 7º Los títulos de adjudicación de tierras, serán otorgados por los jefes políticos, en los registros de los
jueces de paz, anotados en la escribanía mayor de gobierno e inscripto en el registro de la propiedad,
sin gasto alguno.
Art. 8º Decláranse de utilidad pública, las tierras que fueren necesarias para los efectos expresados en esta
ley.
Art. 9º Destínanse de las rentas generales de la nación, para las indemnizaciones a que dará lugar la
expropiación, la suma de cuatrocientos mil pesos fuertes, distribuida en ésta forma: doscientos mil
pesos fuertes, para la fundación de los centros agrícolas y pueblos, sobre los ríos Paraguay y Paraná y
doscientos mil pesos fuertes para la adquisición de las tierras a lo que se refiere el artículo 6º
Art. 10 El Poder Ejecutivo, reglamentará la presente ley.
Art. 11 Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Dada en la sala de cesiones del Congreso Legislativo a los tres días del mes de julio de mil ochocientos
noventa y seis.
El P. del Senado El P. de la Cámara D D. Egusquiza
F. Insfrán E. P. Fleytas Presidente

Rufo Caballero Fed. A. Zelada


Secretario Secretario
Asunción, julio 7 de 1896

Este documento, se encuentra en el archivo de los registros de la Gaceta Oficial. En el libro Registro Oficial, página 57 y
58, del año 1896. Asunción Paraguay.

Página 237
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La calle donde se divisa el camión, actualmente es la avenida César Gianotti. El señor que
está en la parte interior, es el lugar en donde posteriormente se construiría la fábrica de
palmito Transparaguay. La casita blanca que se ve en fondo, allí, funcionaba el Juzgado de
Paz. Más atrás en la misma dirección, se encuentra la Municipalidad de la ciudad
Tacurupucú, edificio de madera, hecha por el primer carpintero de la zona, señor José
Domingo Miranda, en el año 1.965. Municipalidad de tercera categoría. (Foto gentileza del
Museo Tacurupucú – Leslie Villanueva)

Página 238
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

RESOLUCION Nº 8.126

POR LA CUAL SE CREA UNA MUNICIPALIDAD DE TERCERA


CATEGORIA EN EL PUEBLO DE TACURU PUCU.

Asunción, julio 26 de 1938.

VISTO: La nota de la Delegación Civil de Tacurupucú, solicitando .la creación de una


Municipalidad de tercera categoría en dicha localidad.

EL PRESIDENTE PROVISONAL DE LA REPUBLICA

DECRETA:

Art. 1º - Créase una Municipalidad de Tercera Categoría en el


pueblo de Tacurupucú.

Art. 2º - Intégrase provisoriamente la Junta Municipal de la


citada localidad en la siguiente forma:

TITULARES:

Sres. Justo Sanabria, Cesar Gionotti, Higinio Rognoni, Juan Castrucio, Tomas Avezada
y Marcos Romero.

SUPLENTES:

Sres. Arsenio Santacruz, Óscar Crismayer y Luciano Villalba.

Art. 3º - Comuníquese, publíquese y archívese.

Firmado: Félix Paiva

Presidente de la República 1.937 a 1.939

Página 239
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Tape Tuyá

El camino que don Carlos Antonio López, había mandado construir, partía del puerto
Tacurupucú, un poco más arriba, desde la barranca del Paraná, de la ribera del río, que venía
desde las Cordilleras del Mbaracauyú, en forma paralelo. Servía como protección en contra de
los bandeirantes, que permanentemente acosaban a los pueblos del Acaray, del cual hemos
hablado al inicio de ésta obra.

Este camino partía rumbo Norte-Oeste, pasando por el paralelo 25º 1‘, de latitud Sur,
interceptando el meridiano 55º 02‘ Oeste, luego toma rumbo hacia Itakyry, ubicado en el
paralelo 24º 56‘ Sur y 55º 12‘, de longitud Oeste. Sigue el paralelo 25º hasta llegar a Yhû,
situado en el paralelo 24º 25‘, latitud Sur y en el 55º 59‘, de longitud Oeste. Luego decrece
hasta San Joaquín que se encuentra en el paralelo 25º 01‘, Sur y 56º 01‘, de longitud Oeste.
Desde ahí va a Asunción, en el paralelo 25º 18‘, Sur y 57º 37‘, Oeste.

Don Carlos relata que dicho camino, tenía una longitud de 70 leguas, aproximadamente, uno
350 kilómetros, de esto dio cuenta al Congreso General de la Nación, el 14 de marzo del año
1857. Hoy, si medimos con las coordenadas geográficas, encontramos aproximadamente uno
360 kilómetros de longitud de camino, que venía desde Asunción, hasta el río Paraná,
conocido como Puerto Tacurupucú.

Este camino, posteriormente, fue conocido como tape tuyá. El puerto de Tacurupucú, servía
para embarcar las yerbas en las barcazas rumbo a Buenos Aires y posteriormente a Europa, de
igual forma, el río era utilizado como la única vía para sacar las maderas en bruto, que se hacía
por medio de las jangadas.

Las yerbas, preelaboradas, venían desde la zona de Itakyry, se utilizaba como medio de
transporte el carro polaco, que venían en convoy, estirados por mulas. El viaje duraba de tres a
cinco días. Desde Itakyry hasta Hernandarias, existían varios lugares de descanso, en donde
quedaban los viajantes de los carros. Alguno de ellos son: Laguna, Descanso, Campo Limpio,
Socorro y Romero cué. Eran lugares, que posteriormente se fueron poblando y conocidos por
esos nombres. Que posteriormente por la acción ―civilizadora‖, se les van cambiando de
nombres.

Las maderas se extraían de los montes del Alto Paraná, un poco más hacia el fondo del puerto
Tacurupucú. El medio que se utilizaba para acercar hasta el río Paraná, era el carro alzaprima.
También se utilizaba el río Acaray, en él venían las canoas con las yerbas Mboroviré, hasta el
puerto embalse, un poco más abajo de la represa del Acaray. Desde ahí se acercaba hasta la
ribera del Paraná o hasta puerto Curupayty, fabrica de la Industrial Paraguaya, asentada en la
zona aledaña a Hernandarias, a partir del año 1.963. El Puerto utilizado por La Industrial, fue
expropiado a favor del Distrito de la comunidad.

El río Acaray, era otro medio de comunicación, para sacar las maderas hasta el Paraná. En el
salto del Acaray, lugar ubicado la represa del mismo nombre, era toda una odisea, los
obrajeros, se las ingeniaban para sortear tales obstáculos.
Página 240
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Una vez que los rollos llegan hasta la orilla o la barranca del Paraná, se procedía a echar desde
ahí, por medio de toboganes, hechos de maderas, o por las escarpadas, sencillamente
haciéndolos rodar. Así llegaban hasta el río. Se juntaban las maderas, en cantidades desde 70
hasta 200 rollos, para formar el famoso ―catre‖, así se llamaban las jangadas una vez formada.
Se colocaba una madera dura; Lapacho, Ybyraró, Incienso y otros, en medio de dos maderas
blandas, que generalmente era Cedro. Se preparaban los catres de a 15 o 20 rollos, estos eran
unidos por maderas más finas, denominados durmientes, por el que se ataban con alambres.

Luego cada catre, se volvía a unir uno con otros. Éste trabajo, se realizaba ya en el río. Una vez
terminada la jangada, viajaban en cima de la misma grupos de jangaderos, quienes eran los
encargados de que las maderas llegasen hasta Buenos Aires. Posteriormente, se trató de que las
maderas, llegasen con mayor rapidez a destino, entonces comenzaron a aparecer los
remolcadores. Así se fueron modernizando lentamente, la forma de talar y llevar toda nuestra
madera, más allá de la frontera.

Esta forma de ―trabajo‖, fue a partir de que los grandes capitalistas, ―compraron‖ las tierras
―improductivas‖, y que en manos privadas, haría llegar la civilización en la zona. Así
afirmaban los vendepatrias, quienes enajenaron las mejores tierras del Paraguay, involucrados
los propios gobernantes de turno. Cien años de permanencia, tuvo la Industrial Paraguaya,
responsable directo de la deforestación del Alto Paraná. No solo se encargaba de llevar las
maderas, sino también terminaron con las plantaciones naturales de la yerbamate y los
palmitales.

A partir de la llegada de la ―civilización‖, en Alto Paraná, a partir del año 1987, en que fue
fundada la mencionada empresa multinacional, con un presidente paraguayo, fue el que dio
inicio a la página negra que registra la historia de la inhóspita selva del Mensú. Ellos,
arrendaron a varios capitalistas llegados desde Europa. Como ya hemos mencionado en otro
apartado de este mismo material, le tenemos a Julio T. Alika, Manuel Ordóñez, Vicente
Antonio Matiauda, y otros patrones que expoliaron y esclavizaron al pueblo paraguayo.

Supuestamente que después de la Independencia del Paraguay, nos hemos librado del yugo
opresor, pero ni bien terminó la hecatombe del 70, y nuevamente, esta vez por los propios
compatriotas, si es que se les puede llamar así, se adueñaron del país, en contubernio con los
aliados, especialmente el Brasil. Para darle viso de legalidad de las atrocidades cometidas por
el ―nuevo‖ Gobierno, han promulgados sendos documentos, que fueron refrendados por los
presidentes de turno. Así se fue ―legalizando‖, las ventas y enajenación de la tierra pública,
otrora orgullo del pueblo paraguayo.

Puerto Tacurupucú, fue escenario de estos acontecimientos, allí desembarcaron los que venían
a explorar la tierra roja y a explotar las verdes campiñas de la exhuberancia de las plantaciones
de la Yerbamate, y posteriormente la deforestación del tajy, Lapacho, Cedro y el Ybyra Pytã.
Los gemidos de este pueblo sufrido, quedó como un eco en el espectro de lo que fuera el
monte impenetrable de la época del Mensú.

Página 241
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos
S

E O

Esta es la entrada principal, al pueblo Tacurupucú, llegando desde el río Paraná, exactamente
la esquina de la avenida Juan E. O‘Leary y César Gianotti. Para mayor referencia en frente del
sanatorio Buen Jesús. (Foto gentileza del Museo Tacurupucú – Leslie Villanueva)

Esta fotografía es en el mismo lugar de lo que se ve en la foto de arriba, con la diferencia que aquí se
divisa una casa de dos pisos que fue la casa del señor Balbino Monjes, fungía de farmacéutico en el
Instituto de Previsión Social I. P. S. de Hernandarias

Página 242
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La Municipalidad de la ciudad de Hernandarias, elevada a primera categoría, por un Decreto


presidencial del 22 de febrero de 1.980. Avenida César Gianotti. Fotografía tomada el día
viernes 26 de mayo del 2.006, por Fidel Miranda Silva.

Transcribimos la resolución por la que se crea la Municipalidad de tercera categoría de fecha


26 de julio de 1.968. Debemos recordar que la ley del 5 de junio de 1.879, que concedía al
Poder Ejecutivo, la concesión de las tierras del Alto Paraná, a la Industrial Paraguaya, desde la
margen izquierda del río Monday, hacia el Norte, que abarcaba hasta las cordilleras del
Amambay, con una superficie de 2.700.000 hectáreas, en él, comprendía el lugar donde estaba
asentado el pueblo de Tacurupucú.

Es interesante acotar, que el gobierno de aquel entonces, no tenía en cuenta los poblados
existentes en su territorio, procedieron a vender sus tierras, incluyendo a sus habitantes. Esa
era la razón, que a aquellos que vinieron, a posesionarse del gobierno, los legionarios, en
contubernio, con la complacencia de los aliados, inclusive con los que quedaron vivos de la
guerra del 70, quienes fungían de patriotas. A alguno de ellos, les he calificado como vende
patria. Como ejemplo tenemos el caso de Alto Paraná, que vendieron las mejores tierras a los
ingleses, incluyendo a las gentes que poblaban la zona. Que por mucho tiempo, quedarían
como esclavos y parias, peleando por las tierras que por heredad les pertenecía. Después de

Página 243
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

mucho tiempo de ocupación por los nativos de la zona, la Industrial Paraguaya, procedió a
venderles. Ésto, solamente se puede esperar que suceda en un país en donde no hay
sentimiento del terruño y mucho menos patriotismo. Las tierras que nos pertenecían, por
heredad, se nos vuelve a vender o en su defecto se nos quita.

Después de dos décadas y un lustro de tiempo, de que los ―patriotas‖ se posesionaron del país,
este poblado, que ya existía mucho tiempo antes que ellos ni siquiera existiesen. Lo elevan a
categoría de distrito. A pesar de que el documento en cuestión dice, que se le encomienda al
Poder Ejecutivo, la creación de 3 pueblos, entre ellos a Hernandarias, en la zona de
Tacurupucú, reza el documento, que hemos trascripto al comienzo de éste material. Sigue
diciendo el documento, que la superficie del Distrito sería de una legua cuadrada. Artículo 3º
de la Ley Nº 24 del 7 de julio del año 1.896. A sus habitantes, les tenían que enclaustrar dentro
de un perímetro comprendido de una legua cuadrada, como si fuera que más allá, no podían
desplazarse, porque eran tierras de los grandes capitalistas. Después de casi cuarenta años, ya
otros grupos de gobernantes, pareciera ser que se dieron cuenta de la importancia de la zona, y
ampliaron el área de dominio. Pero no hay que olvidar que fue a pedido de los habitantes de la
zona, no son ellos de por sí que se dieron cuenta.

En el año 1.938, se ve la necesidad de contar con una Municipalidad, y la población civil, ha


conformado una delegación, solicitando al Poder Ejecutivo, la creación de un Municipalidad
en el distrito de Hernandarias.

En ese documento, se consigna a las autoridades del nuevo Distrito, quienes estarían al mando
de la administración municipal.

A poco tiempo, se ve la necesidad de ampliar el éjido urbano del municipio, se vuelve a


solicitar la ampliación del territorio de Hernandarias. A consecuencia de éste pedido se dicta el
Decreto Nº 9.255, que extiende el dominio territorial del municipio de Hernandarias.

A continuación, transcribimos el Decreto de la expropiación de terreno de la Industrial


Paraguaya, para ceder como propiedad al Distrito de Hernandarias.

“Decreto Nº 9.255 – Por el cual se expropian las tierras ubicadas en el Alto Paraná,
jurisdicción de Hernandarias (Tacurupucú), en una extensión de 21.500 hectáreas
aproximadamente.

Asunción, octubre 16 de 1.941

Vistas: las actuaciones obrantes en el expediente Nº 6.942/41, tramitado ante el


Departamento de Tierras y Colonización y relativas a la expropiación de las tierras ubicadas en
el partido de Hernandarias (Tacurupucú) en una extensión de 21.500 hectáreas,
aproximadamente, y CONSIDERANDO: Que la región de Alto Paraná y el litoral fluvial
correspondiente requieren una atención especial del Gobierno Nacional a fin de cesar el
régimen de abandono y atraso en que esa región se encuentra;
Página 244
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Que la región del Alto Paraná siendo una de las más ricas de la república, no ha podido
tener un desenvolvimiento económico de acuerdo a las grandes posibilidades de su clima y su
suelo debido al régimen de latifundio que en ella impera;
Que a lo largo del litoral fronterizo vive una existencia precaria gran número de
ciudadanos paraguayos ansiosos por retornar al terruño;
De conformidad a lo dispuesto por el artículo 29 del Estatuto Agrario, que declara de
utilidad pública y sujeta a expropiación, las tierras ubicadas sobre el río para dotar de puertos a
las ciudades, pueblos villas o colonias;

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY

DECRETA:

Artículo 1º Procédase a la expropiación, por causa de utilidad pública, de dos fracciones


contiguas de tierras de labor de supuesta propiedad de la Industrial Paraguaya S. A., situadas
en el partido de Hernandarias, con frente sobre el río Paraná, con una superficie aproximada de
21.500 hectáreas.
Artículo 2º La línea del costado Norte de la primera fracción será común a las dos
fracciones expropiadas. Partirá la desembocadura del arroyo ―Hu‘í rupá‖ en el río Paraná y con
rumbo astronómico Nor-Oeste cuarenta y cinco grados, tendrá una longitud de 17.400 mts. en
el extremo de ésta línea, con rumbo astronómico Sur-Oeste cuarenta y cinco grados (45º) se
trazará una línea de seis mil setecientos setenta metros (6.760 mts) ésta línea será el
contrafrente al Oeste de la primera fracción. El costado Sur de ésta fracción será una línea
paralela a la del costado Norte, trazada desde el contrafrente, hasta el río Paraná.
Artículo 3º La segunda fracción, estará situada al Norte de la primera y se la deslindará
en la siguiente forma: Su costado Sur, será divisoria entre ésta y la primera fracción a la que se
refiere el artículo anterior. Su contrafrente al Oeste será prolongación de la primera fracción y
tendrá una longitud de cuatro mil metros (4.000 mts) El costado Norte, será una línea paralela
al del costado Sur. Que se trazará desde el contrafrente hasta el río Paraná.
Artículo 4º El Departamentos de Tierras y Colonización en concepto de indemnización
abonará a los propietarios la suma de ($ 353) trescientos cincuenta y tres pesos de curso legal,
por hectáreas y el pago se efectuará de acuerdo al régimen establecido en el artículo 33 de la
ley Nº 120 Estatuto Agrario.
Artículo 5º Autorizase al Departamento de Tierra y Colonización a proceder a la
mensura, deslinde y amojonamiento de las tierras expropiadas con arreglo al título, según al
Código del Procedimiento Civiles y Comerciales y el Decreto del 12 de julio de 1.910, y con
intervención del Departamento Nacional de Obras Públicas y a ocuparlas de inmediato para ser
destinadas a los fines de la Reforma Agraria.
Artículo 6º La Industrial Paraguaya S. A. deberá comprobar ante el Departamento de
Tierras y colonización, sus derechos exhibiendo títulos saneados y previa verificación de los
mismos, será indemnizada de acuerdo a lo establecido en el Art. 4º.
Artículo 7º Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial. Nº 668.
Firmado: Higinio Morínigo M. Francisco Esculies
Presidente de la República Ministro del Interior‖

Página 245
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Con la trascripción de éste documento, que amplía el éjido urbano de la ciudad de


Hernandarias, encontramos que la preocupación de sus habitantes por extender la población
urbana de la comunidad, se justificaba plenamente, así afirma el documento.
La gran paradoja que se da con la situación de Hernandarias, en cuanto al interés que no
tuvieron las autoridades nacionales de la época, y las locales no revisaron los documentos
pertinentes de la ―creación del pueblo Hernandarias‖, en el documento del 7 de julio de 1896,
en donde le otorga una legua cuadrada como propiedad del municipio. Después de casi
cincuenta años se amplía a una superficie de 21.500 hectáreas, que representa uno 2.000 km2,
uno cuatro veces más de la superficie que inicialmente se le cedió como lugar de asentamiento.

Por qué hago mención de esta cuestión, porque en el Decreto Nº 1.761 de fecha 9 de
noviembre del año 1.973 se le consigna la ampliación al distrito de Hernandarias de 3.000 mts.
de lados. De acuerdo a éste Decreto, podemos deducir que en vez de ampliar el casco urbano,
se ha disminuido. A continuación transcribo el documento de referencia.
“DECRET Nº 1.761

DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

Departamento del Interior

Por la cual se amplía el radio urbano


Municipalidad de Hernandarias

Asunción, 9 de noviembre de 1.973

Visto: La presentación de fecha 6 de octubre de 1.973 de la Municipalidad de


Hernandarias, con entrada Nº 783, en la Dirección de Municipalidades del Ministerio del
Interior, en la que solicita la ampliación del urbano comunal; y

Considerando: Que los fundamentos alegados en la presentación justifican plenamente


lo solicitado y se encuadra dentro de lo propuesto por la ley 222, Orgánica Municipal, la ley
prevista del año 1.907, y con opinión favorable de la Dirección de Municipalidades;

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY

DECRETA:

Artículo 1º Amplíase el radio urbano Municipal de Hernandarias en las siguientes


formas: 3.000 (tres mil) metros al Norte; 2.000 (Dos mil) metros al Sur; 3.000 (tres mil) metros
al Este y 3.000 (tres mil) metros al Oeste, a partir de sus límites actuales.

Artículo 2º Comuníquese, publíquese y dése al registro Oficial.

Firmado: Alfredo Stroessner


Sabino A. Montanaro‖

Página 246
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El documento dice en su artículo primero, que se amplía el casco urbano a partir de sus límites
actuales. Sin embargo vemos en el documento anterior, que Hernandarias ya contaba con un
perímetro lineal del lado Sur-Oeste de 17.500 metros. Y una superficie aproximada de 21.500
hectáreas.

Antigua Iglesia católica de Tacurupucú, ciudad de Hernandarias, la imagen encima del automóvil, es
la Patrona de Hernandarias, Nuestra Señora de la Asunción, cuya fiesta es el 15 de agosto, se apresta
para la procesión en su día de fiesta. La construcción de madera, fue hecha por el primer carpintero
del pueblo, Don José Domingo Miranda. En la década de 1.950. Está ubicada en la calle César
Gianotti y Acosta Ñú.

Página 247
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La Iglesia católica, edificio totalmente nuevo, erigida en el mismo lugar, en donde se ve la Iglesia anterior.
Fotografía tomada el 26 de mayo de 2.006 por Fidel Miranda Silva.

Esta es la plaza principal, que se encuentra en frente de la Iglesia, sobre la calle César Gianotti y Juan B. Flores

Página 248
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Ésta es la avenida principal, de la ciudad de Hernandarias del año 1.975 aproximadamente. Aquí se puede
notar ya el ―progreso paulatino de una comunidad‖ que tanto añoraban sus habitantes. Tal es que en el año
1.980, se eleva a Municipio de primera categoría el distrito de Hernandarias.

Esta fotografía, fue tomada más reciente de lo que tenemos en la página anterior, como se
puede notar las plantas que crecieron frente a la casa de don Balbino Monjes

Página 249
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

“DECRETO Nº 13.681

La Presidencia de la República
Ministerio del Interior
POR LA CUAL SE ELEVA A PRIMERA CATEGORÍA LA
MUNICIPALIDAD DE HERNANDARIAS

Asunción, febrero 22 de 1.980

V I S T O:

La nota de fecha 4 de febrero del año en curso, por la que se solicita sea elevada a la
primera categoría la Municipalidad de Hernandarias, de acuerdo con las disposiciones
pertinentes de la Ley Nº 222 orgánica municipal, y

CONSIDERANDO:

Que, por Decreto Ley Nº 210, del 8 de septiembre de 1.959, que modifica los artículos
26 y 27 de la Ley 222 del 25 de octubre de 1.954, se faculta al Poder Ejecutivo a determinar las
categorías de los Municipios del Interior.

Que, la Municipalidad de Hernandarias, reúnen las condiciones previstas para hacer


viable lo solicitado en razón de que el Municipio cuenta con el número de habitantes,
adelantados edilicios y posibilidades económicas, requisitos, estos exigidos por las
disposiciones legales vigentes;

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY

DECRETA:

Artículos 1º Promover a la primera categoría la Municipalidad de Hernandarias, de


conformidad a los artículos 26 (apartado 2) y 27 de la Ley Nº 222 Orgánica Municipal,
modificado por Decreto Ley Nº 210 del 8 de septiembre de 1.959
Artículo 2º Comuníquese, publíquese dése al Registro Oficial.

Firmado: Alfredo Stroessner


Presidente del Paraguay

Sabino Augusto Montanaro


Ministro del Interior

Página 250
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En la fotografía se puede apreciar a don Romilio Melgarejo, Intendente Municipal en la época, también está
presente el Secretario Privado de la presidencia de la república de Alfredo Stroessner, don Mario Addo Benítez,
don Marcelino Alcaráz, José Domingo Valdez, señor Martínez, don Orrego entre otros.

En esta fotografía se puede apreciara a un grupo de obrajeros quienes están en el palmital de la


Industrial Paraguaya. Momento de expansión, están realizando bromas con una piel de animal silvestre
Página 251
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Caballería de Hernandarias, en la entrada principal llegando desde el Paraná

Puerto Curupayty

En el año 1941, una vez expropiados los terrenos de la Industrial Paraguaya, por el Presidente
de la república Higinio Morínigo, a favor de la comunidad de Hernandarias, el puerto que
funcionaba en la ribera del Paraná. Es lo que ilustra la fotografía más arriba. La empresa de
referencia, no tenía otra alternativa que mudar su puerto, uno 7 kilómetros más al Norte,
denominándose Puerto Curupayty. Allí llegaban las carretas, que venían en convoy trayendo la
yerbamate para embarcar en las barcazas quienes llevarían hasta Buenos Aires.

En ese lugar, funcionó por mucho tiempo en carácter de Puerto solamente. A fines del año
1950, en Itakyry, ha mermado la producción de la yerbamate. La Industrial Paraguaya, tuvo
que abandonar la zona como administración central de sus actividades. En el año 1960, muda
la sede de su administración en Puerto Curupayty. En el año 1963, se inicia la construcción de
lo que sería la segunda fábrica envasadora de palmito. Allí viene un varón a tomar cuenta del
trabajado, quien tuvo a su cargo el inicio de dicha fábrica. Daniel Escumbartti, así se llamaba
el que posteriormente sería el encargado general de la producción de la fábrica.

Relata don Daniel, que en el año mencionado se dio inicio a la construcción y después de un
año terminó y se inauguró la mencionada fábrica. Inicialmente comenzaron con 15 personales.
Envasando uno 12.000 latas mensual. Había materia prima en abundancia. La producción fue
creciendo en forma paulatina. En la década del año 1970, la producción llegó en pleno, se
trabajaba tres turno de 8 horas, con aproximadamente 150 personal, la producción final,
llegaba a uno 600.000 latas mensual.

La zona portuaria, creció vertiginosamente, se amplió el campo de acción. Se construyó


viviendas para los empleados, galpones para la fabricación de cajones. Etiquetadotas etc.

Un poco más al Norte, instalaron un aserradero que tendría a su cargo la elaboración de


materia prima para la producción de maderas terciadas, comprensadas, láminas, parquet y
otros.

Página 252
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta fue la represa del arroyo Tatî Tupí, en donde la Industrial Paraguaya tuvo su aserradero,
en este estanque, colocaban las maderas para curar de cualquier cupiì que pudiera tener, previa
elaboración. En la fotografía se ve a Chachin Pereira y sus acompañantes.

Tuvieron que
represar el
pequeño arroyo
denominado Tatî
yupí. Allí
curaban a las
maderas, previa
elaboración. El
lugar se llamaba
así, porque el
mencionado
arroyo se
encontraba en
una bajada muy
pronunciada, es
decir que ambas
subidas, parecía
cuerno de vaca,
de allí el nombre
de Tatî Tupí.

En el referido
puerto había de
todo, Escuelas,
Almacén Ramos
Generales, a
cargo de la
administración,
campo de deportes, inclusive un Club que competía por el campeonato paranaense,
denominado Flor de Liz. Por el mencionado Club, han pasado varios jugadores renombrados
de la época.

El pago se realizaba con un papel denominado ―GIRO‖, este era de distintos valores, había de
5000, de 1000 y de 500 guaraníes, tenía fuerza legal cancelatoria de pago, inclusive a nivel
nacional.

Página 253
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Comportamiento del índice demográfico de la ciudad de Hernandarias

Debemos acotar que la población de la ciudad de Hernandarias, otrora Natividad Nuestra


Señora del Acaray, luego Puerto Tacurupucú, fue muy oscilante, en cuanto a la cantidad de
habitantes, que las poblaron. El primer pueblo, organizado y fundado por los jesuitas, desde los
albores de la civilización en la zona, siempre fue embestido por los bandeirantes, quienes
llevaban a los nativos como esclavos. Aquellos que se resistían, sencillamente los asesinaban.

Así fue que este pueblo sufrido, emigraban de tanto en tanto, más hacia la espesura de la selva,
tierra adentro. Se congregaban con otras tribus de la comarca. El más cercano, fue la tribu de
Kãrêmã, ubicada en la zona de Itakyry. Por más de tres oportunidades, este pueblo, fue
despoblado y arrasado por los portugueses, a cargo del Imperio de los Braganzas.

A partir del año 1950, se comenzó a registrar el número de habitantes existentes en el poblado
de Tacurupucú. Luego, después de crearse la institución del SENEPA. Los que fungían de
funcionarios de ésta que realizaba la búsqueda y el exterminio de las distintas enfermedades
que iban apareciendo como foco infeccioso, conocida como epidemia causada en alguno casos
por mosquitos trasmisores de enfermedades.

Ya en el año 1960, en adelante, la DGEEC, comenzó a tener conocimiento de los números de


habitantes, no solo de Hernandarias sino también de todo el Departamento.

Página 254
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Año Cantidad de habitantes Fuente de los datos

1.950 3.951 habitantes SENEPA Servicio Nacional de Paludismo


1.962 23.373 habitantes SENEPA Servicio Nacional de Paludismo
1.972 32.844 habitantes SENEPA Servicio Nacional de Paludismo
1.973 40.598 habitantes SENEPA Servicio Nacional de Paludismo
1.982 28.188 habitantes DGEEC Dirección General de Estadísticas y Censo
1.992 41.922 habitantes DGEEC Dirección General de Estadísticas y Censo
2.002 64.074 habitantes DGEEC Dirección General de Estadísticas y censo

Para el año 2006, conforme al índice de crecimiento poblacional anual, estimado en un 2,4 %,
representaría en cantidad, alrededor de 70.000 habitantes.

El gráfico de abajo, indica la distribución de la población por edades, fue lo que arrojó el
último censo realizado por la DGEEC. Año 2002

18.369 habitantes

17.028 habitantes 2.593 habitantes

17.149 habitantes

8.109 habitantes

Página 255
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Distribución de la población por edades y por sexo, de acuerdo a la última estadística realizada
por la DGEEC. Año 2002

Edad Ambos sexos Áreas urbanas Áreas urbanas Áreas rural Áreas rural
varones mujeres varones mujeres
- de 1 años a 9 años 17.028 6.406 5.997 2.321 2.304
De 10 a 14 años 8.109 3.078 2.936 1.109 986
De 15 a 29 años 18.369 6.693 7.458 2.127 2.091
De 30 a 59 años 17.149 6.368 6.463 2.404 1.914
60 años y más 2.593 883 984 429 297
Total habitantes 63.248 23.428 23.838 8.390 7.592

La población de la ciudad de Hernandarias, según datos proporcionados por la Dirección


General de Estadísticas y Censo del año 2.002.

Sabido es que el epicentro de la primera comunidad organizada en Alto Paraná, fue ―Nuestra
Señora Natividad del Acaray‖, desde ahí, se fueron poblando las zonas aledañas. Hemos dicho
que desde la época de la Colonia española, fue acosado por los portugueses, que en varias
ocasiones, fueron totalmente diezmados. Hoy, dicho poblado ya no queda nada, inclusive ni
vestigio de lo que fue.

Página 256
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

S.N.P.P. (Servicio Nacional de Promoción Profesional)

Es una institución de formación y capacitación profesional en distintas áreas. Esta nace por
medio de un convenio entre el Gobierno de España y el de Paraguay en el año 1976,
inicialmente realizar 5 centros, uno en Coronel Oviedo, Chorê, Cnel. Bogado, Hernandarias y
la central que se encuentra en Asunción.

Este es uno de los sectores de la parte interna de SNPP


El de Hernandarias
abarca toda la zona de
Alto Paraná los
diecinueve Distritos y
en Canendiyú doce
Distritos. Inicialmente
funcionaba como
Escuela de capacitación
a nivel de taller de
producción. Estas
demandas fueron
mermando con el
transcurso del tiempo.
Lo que reenseñaba era
carpintería, plomería,
mecánica, electricidad
y otras profesiones, en
estos niveles, tanto las
necesidades como las
herramientas, entraron en desfasaje tal, que la evolución de la tecnología de tenía que
acompañar, para tener éxito. Entonces se vio la necesidad de replantear y adaptar a los nuevos
tiempos.

Los profesionales que tienen a su cargo la instrucción de los formandos son de altas escuelas,
técnicas y universitarias, deben demostrar fehacientemente, primeramente la idoneidad en el
área y el tiempo de trabajo en la profesión, como mínimo una 5.000 horas de actividad.
Actualmente en la institución de referencia, se está desarrollando las actividades dentro de un
marco de convenio con la SENAI, del Brasil. Dentro de este convenio se tiene planificado la
formación y capacitación laboral de los formandos.

El enfoque implementado dentro de este convenio, contempla un proyecto de tres etapas de


formación, con cinco especialidades a desarrollar. Mecánica de motor diesel, construcción
civil, electricidad, metalmencánica e informática. El convenio para la formación en estas áreas,
comenzó en el año 2000 y se desarrolla en tres etapas. En la primera parte, se procedió a la
reestructuración del edificio, la segunda, capacitación del cuerpo de docentes y posteriormente
la formación de las personas en estas profesiones.

Página 257
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Otra fachada interna de la institución


A los postulantes
principiantes, se les da
una formación
integral en cuanto a
conocimiento general,
previamente a la
materia de la
formación
profesional. Cada
carrera,
aproximadamente
lleva un tiempo de
diez meses,
exceptuando
informática que se
profesionaliza por
módulo y es más corta
que las demás. Las
personas interesadas
en los cursos de formación, capacitación y profesionalización, deben reunir ciertos perfiles.
Los iniciantes, como mínimo deben tener el noveno grado. Además, deben competir por un
puesto que ofrece en esa temporada la S.N.P.P., por medio de un examen de admisión y una
vez accedido, a otro examen de entrevista. Esto es a fin de reforzarles a los postulantes sus
formaciones y dales la confianza personal.

Los estudios en la clase son


personalizados, una cantidad
máxima de doce alumnos por
vez. Esto da una mayor
posibilidad de aprendizaje, la
enseñanza llega con más
eficiencia.

Las profesiones se van


desarrollando por etapas, la
primera es la capacitación, luego
la formación en la profesión y
posteriormente la
especialización. La primera
etapa es totalmente gratuita, la
especialización tiene un pequeño
costo, para los insumos de los formandos. La especialización también contempla la asesoría de
los profesionales para las grandes empresas. El proyecto que se inició en el año 2002 y que se
viene desarrollando todavía, involucra en forma general a una 4.000 personas, desde el inicio,
Página 258
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

entre varones y mujeres. Las especializaciones en las profesiones se van acompañando de


acuerdo el desarrollo de las distintas tecnologías que hacen a la profesión. Por dar un ejemplo
la soldadura robótica. Este es una especialización de alta tecnología.

El promedio de personas
que se reciben como
profesionales en distintas
áreas, es de 2.000
aproximadamente. Esto es
en conjunto con el
Departamento de Alto
Paraná y Canendiyú. Los
programas de capacitación,
se realizan de acuerdo a las
necesidades que se
presentan en las distintas
regiones. Como por
ejemplo curso de
electricidad en la zona de
Canendiyú, curso de
costura industrial en Nueva
Esperanza, técnico en
huertas en la Paloma, cursos de apiculturas y otros.

La fotografía de arriba, es la
sala de la Escuela de costura, la
de abajo, es el taller de la
tornería mecánica.

El Servicio Nacional de
Promoción Profesional,
administrativamente depende
del Ministerio de Justicia y
Trabajo.

Los informes acerca del


funcionamiento de la
institución, hemos recabado del
jefe instructor Carlos Ferreira.

Página 259
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta es la sala de taller de motores Diesel del S. N. P. P.

Carlos Ferreira, Jefe instructor de SNPP, 20 años en la institución

Página 260
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Página 261
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Capítulo IV

Mapa de ubicación de la ciudad Presidente


Manuel Franco en Alto Paraná

Página 262
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

PUERTO MANUEL FRANCO – ALTO PARANÁ

Puerto Presidente Franco, ha servido como un punto de descanso y de partida, tanto hacia el
interior de la selva de Alto Paraná, como a los que llegaban de la parte Sur del país, desde
época muy remota. La ubicación de sus coordenadas geográficas son: 25º 34‘ de latitud Sur y
54º 36‘ de longitud Oeste meridional, situada en la barranca del río Paraná a siete kilómetros
de Presidente Stroessner hacia el Sur, frontera con la República Federativa del Brasil y la
República Federativa Argentina.

Primeramente debemos recordar que el litoral del río Paraná y del Yguazú, desde el mismísimo
momento de la llegada de los europeos a América, 1.492 y 1.524/25 a Paraguay, penetrando
por el Alto Paraná, con la confluencia del río Monday, cruzando hacia tierra paranaense, el
caso de Alejo (Aleixo) García. Toda la Provincia Gigante de las Indias, como se conoció
después, pertenecía a los nativos, que son nuestros ancestros. A lo que posteriormente se les
denominó Guaraníes.

Obviamente que ellos, conformaban una nación enriquecida culturalmente y la zona de


influencia de los mismos, abarcaba desde el Mar Caribe al Norte, Tierra de Fuego al Sur, Mar
del Sur u Océano Pacífico al Oeste y el Atlántico al Este. Bien o mal, la cultura perduró y
sigue perdurando hasta la fecha. Han pasado más de 5 siglos de aquel acontecimiento, por más
que muchos quisieron exterminarlos no consiguieron, entre ellos podemos citar a los propios
compatriotas ―paraguayos‖.

Todos los habitantes a lo largo de la ribera del Paraná, eran paraguayos. Las actividades se
desarrollaban a través de los ríos. Por medio de las vertientes hidrográficas principales, el caso
de los ríos Paraguay y Paraná, que salían hasta al Océano Atlántico, para tratar de llevar
nuestros productos más allá de nuestras fronteras. Es decir que este Puerto, conocido como
Presidente Franco, ya existía como tal, como muchos otros puertos de la gran región de Alto
Paraná, mencionados en este mismo material, al referirnos a la Historia de la misma.

Volvemos a recordar, porque bien es sabido que no podemos hablar de un pueblo sin
mencionar su historia y el contorno geográfico que lo rodea, éstas vienen concatenadas con los
acontecimientos de la región. Este puerto, ha sido utilizado por varios navegantes nativos,
europeos, inclusive por los jesuitas, cuando llegaron a Alto Paraná, para tratar de evangelizar a
los nativos de la zona.

Desde allí, se internaron hacia el río Yguazú, hoy Argentina, para fundar la reducción
denominada Nuestra Señora Santa María del Yguazú. Fue utilizado por el presbítero Roque
González de Santa Cruz y sus compañeros. Ellos, llegaron en la región a principio del siglo
XVII, 1.610 – 1630. También organizaron una reducción un poco más al Norte, a la que
denominaron Nuestra Señora Natividad del Acaray, año 1619. , hoy Hernandarias.

Volviendo un poco al siglo XX, el Sabio Santiago Moisés Bertoni, ya desde los fines del siglo
XIX, hasta su muerte, 1929, utilizaba también este puerto. En el mismo año de la muerte del

Página 263
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Sabio, acaecida en la villa Brasileña Foz de Yguazú, del otro lado de la barranca, llegó a la
zona don Vicente Antonio Matiauda, representando a la empresa Frees & Aguirre, de la que
él era accionista. Al mismo tiempo, en el otro lado de la barranca del Paraná, del lado de la
República Argentina, se instalaba otro puerto explotado por la misma empresa, cuyo nombre
era Puerto Aguirre.

Don Vicente Antonio Matiauda, se encargaba de la explotación de las maderas del lado de
Paraguay y el puerto, a lo que él le denominó Presidente Dr. Manuel Franco. Ya estaba, pero
como le servía a todos los que llegaban por el lugar, él, decidió levantar un campamento y se
convirtió en el primer ―dueño‖ del Puerto. Además de ese Puerto, don Antonio, tenía la
concesión de varios puertos hacia el sur de Puerto Franco, como el caso de Puerto Irala, Puerto
Paranambú, Puerto Lomas Valentinas y otros.

Debemos destacar, que en los ríos, para tener un puerto, debe reunir ciertas condiciones, como
por ejemplo una remansada, que sirva para afondar las anclas de las embarcaciones, no sea que
la corriente de agua los lleven fácilmente, además, la ribera debía contemplar una playa, para
facilitar los trabajos de los obrajeros, que principalmente tenían que preparar las jangadas de
los rollos acercados en el lugar.

Vicente Antonio Matiauda

Don Vicente Antonio Matiauda, hijo de emigrante.


Ancestro directo de Alfredo Stroessner, ha llegado a
Alto Paraná, en el lugar denominado Presidente
Franco, en el año 1929, después de haber pasado
varios obrajeros y navegantes, por el lugar. Él, lo
bautizó con el nombre mencionado más arriba, en
homenaje a su gran amigo, quien fuera presidente de
la República del Paraguay, desde el año 1.916 a
1.919, que murió repentinamente. Ilustre Doctor
Manuel Franco.

Las actividades realizadas en el lugar, como en


cualquier otra latitud de los trabajados de la región,
en donde los obrajeros desarrollaban sus trabajos,
indudablemente que se convertiría en paraje, luego
poblado y posteriormente en ciudades. Alguno han
progresado, otros, se han postergado.

En el caso de Presidente Franco, don Vicente


Matiauda, lo bautizó y pobló con sus escasos
personales. Una vez terminada la actividad a la que él se había dedicado, lo ha abandonado,
después vino otro ―patrón‖, a cargo de otro ―dueño‖. Indudablemente que por la misma inercia
del desarrollo de la población, la región fue creciendo en forma paulatina. Hasta que de
repente, aparece otro patrón, para continuar explotando los recursos naturales de la región.
Página 264
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Don José Domingo Ocampos, uno de los grandes empresarios de la post guerra. Tenía su base
en la ciudad de Villarrica del Espíritu Santo, desde ahí, comisionó a un ―HABILITADO‖, así
se llamaba los que comandaban los puertos, a donde llegaban las maderas para llevar en
jangadas, remolcadas con lanchas, para llegar hasta Buenos Aires.

Residencia de don Vicente Antonio Matiauda

Esta fue la casa que sirvió como administración de la empresa Frees & Aguirre, una de las
primeras residencias, que existe en su estado original, hasta el momento, desde el año 1929
(Fotografía gentileza del señor Lucio Milner Ávalos)

Página 265
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta lancha remolcadora pertenecía a don Emigdio Monges Cabrera, presto a trasladar un catre de
jangadas, compuesto por uno 2.000 rollos de maderas. Fotografía, gentileza del señor Milner Lucio Ávalos

El siguiente ―HABILITADO‖, después de don Vicente Matiauda, fue el Capitán en situación


de retiro Víctor Irazusta, estuvo comisionado en Puerto Franco, por el señor José Domingo
Ocampos, quien era el patrón de turno en ese entonces. El Capitán, estuvo en carácter de jefe
de zona, de la Armada Nacional. Operaba como un comandante de frontera, a su cargo estaba
el control de las actividades comerciales que se desarrollaban en el Puerto. Tenía todo tipo de
elementos de trabajo. Ésto sucedía aproximadamente en el año 1942. Para cuando entonces, ya
existían varios poblados en toda la ribera del Paraná.

Este personaje, vivió durante mucho tiempo en presidente Franco, tenía instrucciones precisas
del señor José Domingo Ocampos, para realizar obras de infraestructuras. Una de ellas, fue la
primera escuela, en la ribera del Paraná, a lo que pondría por nombre Escuela Moisés Santiago
Bertoni, posteriormente conocida como Escuela Superior Nº 30. Esta denominación, fue en
homenaje a uno de los que pobló la zona, con toda su familia. Posteriormente se trasladaría un
poco más al Sur, la que hoy lleva el mismo nombre, también conocido como Puerto Península.

Con don Víctor Irazusta, había trabajado un mecánico, contratado por el propio José Domingo
Ocampos, don Víctor Penayo. Éste, llegó a Presidente Franco a caballo, mediado del año 1956.
Que posteriormente, a indicación del señor Irazusta, colaboraría en la construcción del hito
fundacional de Puerto Presidente Stroessner.

Página 266
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La residencia del
―HABILITADO‖,
don Víctor
Irazusta, que aún
se encuentra en su
estado original en
Presidente Franco.

Después, aparecieron otras empresas, COPARMA, comandado por don Alberto Wotrick. A
este le sigue la empresa COIMPA, cuya administración, estaba a cargo del señor Justo Medina,
a quien le acompañó el señor César Bogarín, Julio del Puerto y Vicente Jara Cazó.

Esta fotografía
ilustra cuando
los pequeños
comerciantes,
iban y venían de
Puerto
Presidente
Franco a
Yguazú,
Argentina. De la
misma forma se
hacía con el
Brasil.

(fotografía gentileza
de Lucio Milner
Ávalos)

Página 267
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Manuel Franco - Biografía

Nacido en Concepción, el 9 de junio de 1871, el doctor Manuel Franco fue presidente de


la República entre el 15 de agosto de 1916 y el 5 de junio de 1919, fecha en que falleció
repentinamente y le sucedió su vicepresidente, el doctor José Pedro Montero.

Su gabinete ministerial estuvo integrado


por Ernesto Velázquez, Eligio Ayala y
Francisco Sosa Gaona, en el Ministerio de
Hacienda; Luis A. Riart, en Interior; Félix
Paiva, en Justicia, Culto e Instrucción
Pública; Emiliano González Navero,
Ernesto Velázquez y Adolfo Chirife, en
Guerra y Marina; y Manuel Gondra y
Eusebio Ayala, en Relaciones Exteriores.

Su Gobierno transcurrió en una época de


paz, lo que contribuyó a un saneamiento
de las finanzas nacionales, la
estabilización monetaria, el incremento de
la producción, de la exportación, etc. Se
establecieron escuelas de artes y oficios,
industrias, entre otras. Se estableció el
Registro Cívico Permanente, se reabrió la
Facultad de Medicina, clausurada en
1912, y se reorganizaron los tribunales de
Justicia. Pero también hubo noticias
ingratas: la muerte del as de la aviación,
Silvio Pettirossi, en la Argentina; la
epidemia de influenza y una invasión de
langostas, que afectó a la producción
agrícola.

El doctor Manuel Franco fue hijo de Josefa Antonia Franco y hermano de Carlos (casado con
Leopoldina Durán), Héctor (casado con Emilia Lezcano), Adela (casada con Justino Roig) y
Rosa Franco (casada con Rufino Pampliega). Fueron sus hijos Evaristo, Fernando, María Ana
y Manuel Franco.

Página 268
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

SE INSTALAN LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS


Y PRIVADAS EN PUERTO PRESIDENTE FRANCO

Prefectura Naval

En el año 1.936, se habilita la Sub Prefectura Naval (Destacamento de la Marina) La


comandancia de esta Sub Base, estaba a cargo del Capitán Derlis Valdez. La Sub
comandancia, dependía de la Prefectura Naval de Villa Encarnación. El plantel de personal,
afectado a la institución de referencia, entre Oficiales y Suboficiales totalizaba 12 efectivos.

Instituto de Previsión Social (IPS)

En el año 1.943, se suscribe el Decreto Ley Nº 17.017 del mes de febrero, por la que ordenaba
la presencia del Instituto de Previsión Social en Puerto Presidente Franco. El pueblo estaba
comenzando a crecer, por consiguiente, necesitaba contar con las infraestructuras propias de
una ciudad. En virtud del documento mencionado, la institución de referencia, se instala
oficialmente en el año 1.945.

Las primeras construcciones del hospital, fueron realizadas por los señores Indalecio Allende,
constructor y José Domingo Miranda, quien se desempeñaba como carpintero.

Asume el cargo de primer Director de la institución, el Doctor en medicina don Regúnega y


como ayudante, el lugarteniente, enfermero don Cecilio Caballero. Oficiaba de obstetra, la
señora Petrona Valenzuela de Flores, esposa de uno de los recibidores de los rollos de los
obrajeros en la playa, señor Moisés Flores, nieto del Sabio Moisés Bertoni.

SENEPA (Servicio Nacional de Erradicación de Paludismo)

Viendo la necesidad de que el Estado paraguayo, esté presente en Puerto Presidente Franco,
ordena la instalación de una filial de la institución en el lugar. Esto sucede en el año 1.959. Su
primer funcionario jefe fue el lugareño, Alcides Toppi. Estuvieron como funcionarios de la
mencionada institución, el señor Germán Rojas, Gilberto Barreto, Publio Aguiar, Carlos
Villaverde, Arnaldo Gill Galeano y el señor Lucio Milner Ávalos. (Reseña Histórica Puerto Presidente
Manuel Franco año 1993, de Lucio Milner Ávalos)

APAL (Administración Paraguaya de Alcohol)

El comercio por el puerto Presidente Franco, era bastante fluido. El lugar estaba tomando
forma de pueblo, ya existían varias instituciones. En el año 1.958 se instala una más, la
sucursal de la compañía cañera del Paraguay. Fue a consecuencia de la gran demanda de la
caña paraguaya hacia el Brasil. Las marcas comercializadas eran Aristócrata, Rombo de Oro y
Wiscaña. A cargo de la administración estaba la familia Galeano; Marcelino, su hijo Arnaldo
(Otto), Nina, Tota y su esposa doña Ciriaca (Reseña Histórica de Presidente Franco, página 47 de Lucio Milner
Ávalos)

Página 269
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Para cuando entonces ya existía una de las primeras Agencias de Despachos Aduaneros,
denominada G. O. M. (Gadea-Ortiz-Muller) era la encargada de realizar los Despachos para la
exportación de la caña paraguaya, en la que oficiaba como secretario don Lucio Milner Ávalos.

La forma de realizar las actividades comerciales, era a los más puro ingenio paraguayo. Se
involucraban los Despachantes, los estibadores y los canoeros. El ir y venir de las gentes de un
lugar a otro. Argentina, Brasil y Paraguay. Esta actividad se realizaba en forma paralela de las
actividades de los jangaderos, quienes tenían a su cargo la formación de los catres, para
transportar los rollos, hacía Buenos Aires.

La cantidad de personales que trabajaban en el puerto, entre los privados y funcionarios


públicos llegaban hasta cincuenta.

Juzgado de Paz

En el año 1.959, se instala la primera oficina del Juzgado de Paz, en Puerto Presidente Franco.
El primer Juez de Paz, fue el señor Pedro Costa Galeano, y como secretario el señor Rufino
Riquelme y posteriormente el señor Mariano Fernández Pico.

ANTELCO (Administración Nacional de Telecomunicaciones)

Los primeros teléfonos de comunicaciones que tuvo la empresa estatal, fueron a magnetos. Se
instaló en Puerto Presidente Franco, en el año 1.961. El primer telefonista de la época fue el
señor Roque Agüero.

Primeros comercios

Gran Almacén de Ramos Generales, ubicado sobre la misma barranca del río Paraná, de la que
se proveían gran parte de los obrajeros de la comarca, estaba a cargo del administrador don
Eduardo Gamba. Éste, también oficiaba como administrador de uno de los patrones de la
época. Le acompañaba el Contador Público don César Riquelme.

El Español, don Ramón Gorguéz, así se llamaba el propietario de otro almacenero de la época.

Comercial Ramírez hermanos, pionero del comercio, llegado al pueblo de Presidente Franco,
al principio de la década del año 1.950.

Bar Pensión Tres Monedas, también ubicado en la barranca del Paraná, cuya propietaria era
la señora Glicerina Samaniego de Ávalos. Le acompañaba muy de cerca en sus actividades la
señora Anila Ávalos.

La carnicería, estaba a cargo de los señores Pascual Narváez, Juan de la Cruz Samudio (Don
Lakú), Honorio Sachelaridi y otros esforzados trabajadores de la época. Este último,
posteriormente, se trasladó a la ciudad de Hernandarias. Ellos traían los animales a ser

Página 270
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

faenados de Departamentos colindantes. Los hacían por las picadas de los obrajes de Alto
Paraná.

La vía de comunicación más ―rápida‖ se realizaba vía fluvial, en barcos, todos ellos, tenían
como punto de partida, Villa Encarnación. En aquel entonces era el centro comercial, las
pequeñas embarcaciones, llegaban hasta Puerto Adela, último lugar de desembarque agua
arriba, proximidades del Salto del Guairá.

Los nombres de las embarcaciones eran “EL DORADITO”, con matrícula argentina
―NEGRÍ‖ y el “MCAL. LÓPEZ”, propiedad de don Ernesto Jiménez, paraguayo, otro de los
barcos se denominaba “CANARIAS”. Así se desarrollaban las actividades en el Alto Paraná,
específicamente en Presidente Franco. Anteriormente, también realizaba estos viajes, una
barcaza denominada Cruz de Malta.

Debemos destacar que cuando se estaba dando inicio a los preparativos de la fundación de
Presidente Stroessner, la sede de la Delegación de Gobierno, venía mudándose, primeramente
estaba en Itakyry, luego en Hernandarias y posteriormente en Puerto Presidente Franco, esto
sucedía en el año 1.958. El primer Delegado fue don Noel Lefevre, luego en orden de
prelación les siguieron: Dr. Máximo Bordón, Mauricio Baranda, Crio. Críspulo Sánchez
Giménez, Bernardo Rodríguez y por último el Tte. Coronel en situación de retiro, don Antonio
Oddone Sarubbi. Don Noel, pasó a ocupar la presidencia de la Administración de la Colonia
Puerto Presidente Stroessner.

En el año 1.960, se instaló la oficina recaudadora fiscal, denominada comúnmente Impuesto


Interno. Al frente se encontraba el señor Lorenzo Rodríguez. En esta, oficiaba la oficina de la
Aduana, en donde se gestionaba las importaciones y exportaciones de las mercaderías
procedente del otro lado del río.

Las primeras administraciones del pueblo

El pueblo seguía creciendo, se tenía que organizar, inclusive se tendría que elegir a las
autoridades quienes tendrían a su cargo la organización administrativa del Puerto. El
comandante de la Sub Prefectura Naval, Capitán Irazusta, fungía como primer administrador.
Luego los habitantes se organizaron, ya en el año 1.969, procedieron a organizar la primera
Junta Vecinal de Fomento.

El primer presidente de la Junta Vecinal de Fomento, recayó en la persona del señor


Barcilicio Leguizamón, en el año 1.969. la Comisión estaba compuesta de la siguiente forma.

Página 271
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Presidente: Don Barcilicio Leguizamón


Secretario: Don Julián Ramón Ávalos
Tesorero: Don Abel Silvera Vera
Miembros:
Don Estanislao Fernández
Don Flaminio Benítez
Don Robustiano Cabrera
Don Cristóbal Mendoza
Don Milner Lucio Ávalos
Don Manuel Acosta

Asesor: Reverendo José del Bosque. (Cura párroco)

Barcilicio Leguizamón, primer Presidente de la Junta Vecinal de Fomento

En el año 1975, en el mes de octubre, se procedía a la elección de los miembros de la nueva


Junta Municipal, de la reciente creada Municipalidad de tercera categoría de Puerto Presidente
Franco. Esta, es la que debería acompañar al nuevo Intendente Municipal, quien sería
designado por el Poder Ejecutivo.

Página 272
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Estas personas, fueron las electas, para ocupara el cargo de Concejales:

Presidente:
 Miguel García

Miembros:
 Pedro A. Báez
 Barcilicio Leguizamón
 Estanislao Fernández
 Eusebio Martínez Peña
 Ireneo Chávez

Miembros suplentes:
 Isidro Lisboa
 Santos Gómez
 Virgilio Sosa

Esta elección, se realizó en octubre del año 1.975, de esta forma quedó conformada las
primeras autoridades electas en una elección. Sufragaron una cantidad de 2.871 electores. De
acuerdo al sistema de distribución de escaños, la nueva Honorable Junta Municipal, quedó de
la siguiente forma: Periodo 1975 – 1980.

 Don Pedro Báez (ANR)


 Miguel García (ANR)
 Elina Meza de Martínez (ANR)
 Eusebio Martínez Peña (ANR)
 Andrés Abelino Ayala (PLRA)
 Valerio Ibarrola (PLRA)

Puerto Presidente Franco fue despoblado

En el año 1.957, su fundó un nuevo Puerto, un poco más arriba del actual Puerto Presidente
Franco. Hasta entonces, la concentración comercial, institucional y de cualquier tipo de
actividades laborales, se desarrollaban en dicho lugar.

En páginas más arriba, hemos mencionado a las instituciones públicas, casas comerciales,
Delegación de Gobierno etc. etc., que funcionaban en dicha comunidad.

Corría el año 1960, el puente de la ―Amistad‖, estaba en su pleno apogeo, gran parte del flujo
comercial ya se hacía por esa zona.

Paradójicamente, Presidente Franco, quien dio nacer con sus gentes e instituciones al nuevo
Puerto Presidente Stroessner, fue despoblándose lentamente. Se trasladaron las instituciones

Página 273
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

públicas a Puerto Stroessner, sus gentes, sus comercios, la Delegación de Gobierno etc. Franco
quedó totalmente despoblado.

Los habitantes, quienes ya se encariñaron por él, aquellos que llegaron al lugar, soñando un
mundo mejor, echando raíces, comenzaron a inquietarse. La Junta de Fomento Vecinal, cuya
presidencia estaba a cargo del señor Barcilicio Leguizamón, comenzó a elaborar estrategias,
para recuperar a Franco como pueblo de cabecera. Increíble pero cierto, ahora dependía
administrativamente, de la Comisión de Administración de Puerto Presidente Stroessner.

En la segunda etapa de las actividades de la Junta de Fomento Vecinal. Sus actuaciones, en


cuanto a la labor administrativa, debía ser refrendada por la Administración de Puerto
Stroessner. Tal es así que tenemos la Resolución Nº 175, por la que se reconocía a las
autoridades que conformaban a los mismos en la segunda parte de sus mandatos.
En esta etapa, nuevamente recayó la presidencia en la persona de don Barcilicio Leguizamón,
siendo Secretario don Antonio Vargas, Tesorero, don Cristóbal Méndez. Miembros: Miguel
García, Vicente Bogado y don Francisco Cabral.

El primer transporte público que llegó a Presidente Franco, La Ovetense

Este fue el primer colectivo de la línea la Ovetense, en la que vino como inspector, don Máximo
Cataldi Godoy. Pionero del Transporte público, año 1.958. El punto de llegada a Alto Paraná, era
Puerto Presidente Franco. (Fotografía, gentileza de Máximo Cataldi)
Página 274
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fue el primer
transporte que unió
el trayecto Franco
Stroessner, hasta la
cabecera de la
Aduana de Foz.
Propietario, don
Máximo Cataldi.

(Fotografía, gentileza de
Máximo Cataldi)

Una vez unidas las dos ciudades por medio de un camino medianamente en condiciones, uno
cuantos franqueños se reunieron y formaron la primera empresa de transporte pública, que
sería una S. R. L.

De izquierda a derecha, don Máximo Cataldi Godoy, don Milner Lucio Ávalos, Antonio Quintana, César
Gamba, Manuel Agüero y José Britos. Los que están parados son: de izquierda a derecha, el primero accionista
don Adrían Ayala, y los empleados Juan B. Cataldi V; Luís A. Centurión, Delma, Alicia y Mirta. (Fotografía,
gentileza de Lucio Milner Ávalos)

Página 275
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Fueron uno de
los primeros
transportes, ya de
la nueva empresa
formada por los
empresarios de
Presidente
Franco.
Denominada
Paranaenses.

(Fotografía,
gentileza de Lucio
Milner Ávalos)

Posteriormente, fue evolucionando, la empresa muy pronto tuvo su prosperidad, y adquirió


nuevas unidades de transportes públicos.

Los primeros vehículos 1113 Mercedes Bens de la sociedad franqueña


(Fotografía, gentileza de Lucio Milner Ávalos)

Página 276
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Así fue evolucionando la empresa que fue formada por los pioneros franqueños. Los
empresarios nombrados más arriba.

Se crea el Distrito y la Municipalidad de tercera categoría


de Puerto Presidente Franco

Se publica en un matutino capitalino, en una de sus páginas del día 26 de noviembre del año
1974 ABC Color: “CREARON DOS MUNICIPALIDADES Y UN DISTRITO EN EL
ALTO PARANÁ”. A la par de la creación de la Municipalidad de primera categoría de la
nueva ciudad Puerto Presidente Stroessner, se crea el Distrito de Puerto Presidente Franco y al
mismo tiempo la Junta de Fomento Vecinal, se eleva a la categoría de Municipalidad de tercera
categoría.

Este ―fenómeno‖, con los franqueños, no se dio por casualidad. Estaba dando su fruto el
esfuerzo de sus habitantes, quienes fueron despojados de los derechos inherentes de un pueblo,
y la posibilidad de proyectarse en comunidad, con autonomía propia como ya lo tenían.

Con el afán de tener un Intendente, la ciudad abandonada, varios de los pobladores intentaron
en vano, que nombrasen autoridades por el Poder Ejecutivo, privativo del Presidente de la
República. Era evidente que la organización de los lugareños era necesaria. Don Barcilicio
Leguizamón, relata en su libro ―Reseña Histórica de Presidente Franco‖, que hubieron los
famosos ―taguató‖, quienes sorteando la organización de la Junta de Fomento Vecinal
intentaron granjearse favores para conseguir el objetivo.

La lucha de las autoridades constituidas en Junta de Fomento Vecinal, fue intensa. Hasta que
un buen día, se fueron a Asunción a hacer Loby, en el Parlamento Nacional, en donde le
Página 277
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

encontraron a un solitario legislador, predicando como en el desierto, a favor de que se


promulgue una Ley, que habilitase a Puerto Presidente Franco en un Distrito. Este fue don
Ezequiel González Alcina.

Así fue, que se aprobó la Ley Nº 469 de fecha 15 de noviembre del año 1.974, por la que se
eleva a Distrito a Presidente Franco y se crea una Municipalidad de tercera categoría.
Recayendo el nombramiento de primer Intendente en la Persona de don Edgar Gimémez
Ronquetti

Página 278
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se crea el Distrito de Presidente Franco y una Municipalidad de 3ª categoría


Ley Nº 469 – Que crea el Distrito de Presidente Franco, del Departamento de Alto Paraná y una
Municipalidad de tercera categoría.
El Congreso de la Nación Paraguaya, sanciona con fuerza de;

Ley
Artículo 1º Crease el Distrito de Presidente Franco del Departamento de Alto Paraná, y a este
efecto, desaféctese del Distrito de Presidente Stroessner con los siguientes límites.

Al Norte: Está separado del Distrito de Presidente Stroessner por el arroyo Saltito desde su
desembocadura en el río Paraná hasta su naciente y desde este punto una línea recta imaginaria, rumbo
Oeste, hasta la intersección de la calle 10 Ytororõ.

Al Sur: El Distrito Domingo Martínez de Irala, del que está separado por el río Monday, desde su
desembocadura en el río Paraná, hasta la intersección de la calle Ytororõ.

Al Este: Está separado de la República Federativa del Brasil y de la República Argentina, por el río
Paraná, desde la desembocadura del arroyo Saltito hasta la desembocadura del río Monday.

Al Oeste: Está separado del Distrito de Presidente Stroessner por la calle 10 Ytororõ, desde la
intersección de la línea recta imaginaria, límite Norte, hasta la intersección del río Monday.

Artículo 2º Créase una Municipalidad de tercera categoría en el Distrito mencionado en el artículo


primero de la presente ley.

Artículo 3º Los bienes patrimoniales de la ex junta vecinal de fomento, pasarán a integrar los bienes
comunales de la Municipalidad creada en el artículo anterior.

Artículo 4º Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la sala de sesiones del Congreso Nacional, a los siete días del mes de noviembre del año un
mil novecientos setenta y cuatro.

J. Augusto Saldivar Juan ramón Chávez


Presidente C. Diputado Presidente C. Senadores

Bonifacio Irala Amarilla Carlos María Ocampos Arbo


Secretario parlamentario Secretario general
Asunción 15 de noviembre de 1974

Téngase por ley de la república, publíquese e insértese en el Registro Oficial

Firmado: Alfredo Strtoessner Presidente de la república


Sabino A. Montanaro Ministro del Interior

El presente documento se encuentra en la Gaceta del Registro Oficial Nº 117 año 1974, página 3

Página 279
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La contabilización de la población de Presidente Franco, no fue fácil de anotar. Anteriormente


no se disponía de un Censo, lo que llevaba los conteos de las personas era el Servicio Nacional
Prevención del Paludismo ―SENEPA‖

15.301 habitantes

2.434 habitantes
13.689 habitantes

14.566 habitantes
6.836 habitantes

La explosión demográfica de Presidente Franco, tuvo un comportamiento inusual. En la ribera


del Paraná, desde la desembocadura del Acaray, hasta un poco más debajo de la
desembocadura del Monday, la población, era bastante considerable, desde mucho tiempo
antes de la ―fundación‖ 1929. A partir de la llegada de los ―Habilitados‖, explotando los
recursos naturales para sus beneficios personales. El índice de crecimiento fue subiendo
paulatinamente. Como ya hemos mencionado que Presidente Franco, prácticamente fue la
madre de la ciudad naciente Presidente Stroessner, paradójicamente, después de fundarse la
susodicha ciudad, fue despoblada totalmente, hubo un bajón en la cantidad de la población.

De ahí que no existe un registro estadístico de la cantidad de población desde esas épocas. La
Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censo, tiene anotado recién desde el año 1972
en adelante. Son los datos que pongo a tu consideración.

Desde el año 1929, o un poco antes, la zona tuvo un vertiginoso aumento de su población.
Cuando se fundó Presidente Stroessner, ya dijimos que fue despoblada. La población quedó
diezmada. En la gráfica de abajo, se puede notar la cantidad de habitantes actualmente y la
distribución por edades y sexo.

Página 280
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Distribución de la población, por edades y sexo. DGEEC año 2.002

Ambos Áreas urbanas Áreas urbanas Áreas rural Áreas rural


Edad sexos varones mujeres varones mujeres

- de 1 años a 9 años 13.689 6.044 5.844 896 855

De 10 a 14 años 6.836 2.995 3.062 399 380

De 15 a 29 años 15.301 6.546 7.339 756 660

De 30 a 59 años 14.566 6.606 6.605 739 616

60 años y más 2.434 1.061 1.124 140 109

Total habitantes 52.826 23.252 23.974 2.980 2.620

La estadística registra a ciudad Presidente Franco, a partir del año 1.972.

 En el año 1.972, Franco tuvo 23.695 habitantes.


 En el año 1.982. ― ― 40.408 habitantes.
 En el año 1.992 ― ― 54.401 habitantes.
 En el año 2.002 ― ― 52.826 habitantes.

Página 281
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este es el Salto del río Monday, belleza natural, con un hermozo parque de árboles nativos.
Atractivo turístico de Presidente Franco.

Página 282
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La fotografía muestra el cause del río Monday, que va rumbo al Paraná. Aun se conserva ena pequeña
reserva ecológica, plantaciones naturales.

Este es el parque de recreación, en donde se realizan períodicamente actividades


culturales, artístico y folklóricos.

Página 283
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Capítulo V

Distrito de Ciudad del Este

Mapa de Ciudad del Este, diagramado por la Dirección General de Estadísticas Encuestas y
Censo. Distribución de instituciones públicas, calles, iglesias, puestos de salud, barrios, límites
etc. Año 2002.

Página 284
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

CIUDAD PRESIDENTE STROESSNER


Puerto Presidente Stroessner, hoy Ciudad del Este; sus coordenadas geográficas son: 25º 32‘,
latitud Sur, y 54º 37‘, longitud Oeste meridional. Ubicada en la barranca del río Paraná,
frontera natural con la República Federativa del Brasil. A 325 kilómetros de Asunción, a 15
kilómetros de la ciudad de Hernandarias y a 7 kilómetros de ciudad Presidente Franco.
Los Distritos del Departamento de Alto Paraná, fueron elevados a ésta categoría, por una
necesidad de organización administrativa, jurídica y social. Los mismos, ya estaban en plenas
acciones de desarrollo; agrícolas, ganaderas, comerciales y culturales. La civilización, ha
llegado a ellos, por fuerza de la inercia, propia de una civilización, y no porque los
latifundistas, hayan llevado hasta ellos, (como dijeron los legionarios, cuando vendieron casi
todo el territorio paraguayo a grandes terratenientes, después de la guerra del 70) Estaban
organizados en comunidades, inclusive con escuelas, precarias por cierto, pero eran vecinos
que estaban en permanente desarrollo y necesitaban contar con el apoyo que el gobierno
nacional disponía para ellos. Gestionaron mediante sus propias gentes de sus respectivas
comunidades, para que se les atendiesen en sus reclamos de sus legítimos derechos. Así se
fueron erigiéndose en Distritos. Los Distritos de referencias, fueron reconociéndose mediante
Decretos, alguno en Municipalidades de Tercera Categoría y otras ya en la de Primera
Categoría.

La existencia de la gran mayoría de las comunidades de Alto Paraná, fueron a consecuencia de


actividades privadas. Lo que dio inicio a los poblados, fueron los obrajes. Generalmente, los
obrajeros, se internaban en los bosques a cargo de terceras personas, para realizar los trabajos
de explotación de las maderas y de los yerbales. Permanecían en el interior, por algún tiempo.
Tres meses como mínimo, en otras ocasiones, quedaban por más de seis. Estos, inicialmente
vivían de la caza, luego sentían la necesidad de cultivar para sus sustentos alimenticios. Las
actividades realizadas por ellos, exigían la permanencia de los mismos en los lugares
respectivos. Se quedaban en esos parajes, convivían con los nativos, en alguno casos. Otras
veces ellos se mostraban reacios a la convivencia con los que talaban los bosques, trataban de
desahuciarles. Entre estire y aflojes, se iban forjando los paraguayos y así formaban sus
respectivas familia. Fueron surgiendo lentamente las comunidades de Alto Paraná. La gran
mayoría, de esos poblados, llevaban los nombres de los caciques de la zona, y nombres
autóctonos. El caso de Che‘iro, Kãrêmã, Acaray, Monday y otros nombres, como el caso de
Kaarendy. El caso de Presidente Franco, fue cuando llegó en el lugar un personaje y se apropio
del Puerto, colocándole por nombre Puerto Manuel Franco, fue el Mensú don Vicente Antonio
Matiauda, y otros tantos.

Con la ciudad Presidente Stroessner, no sucedió lo mismo. Si bien es cierto, que las escasas
poblaciones de la zona, fueron productos de los latifundistas. Entre ellos, podemos mencionar
a La Industrial Paraguaya; Ganadera San Cosmes, de Martín Venialgo; La sucesión de la
Condesa de la Bullerí; y la sucesión de la familia Bertoni, estas fueron las propietarias de toda
esta zona, en donde se fundaría una nueva ciudad. Cuyos linderos hacia el Sur llegarían hasta
el río Monday, el río Paraná al Este, al Norte hasta el río Acaray y hacia el Oeste, hasta el
kilómetro 292, contado desde Asunción, actualmente km. 34.

Página 285
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Del otro lado del Monday, hacia el Sur, estaba el suizo Moisés Bertoni, con una extensión de
10.000 hectáreas, quien llegó a Alto Paraná, a fines del siglo XIX.

La ubicación geográfica de la nueva ciudad, era inmejorable, además de la confluencia de los


ríos Acaray y Monday, tenía en frente, al río Yguazú, formando las tres fronteras.

Puerto Presidente Stroessner, fue necesaria su fundación. En este mismo libro, cuando me
refería al avance de Brasil hacia el Oeste. La geopolítica de Estado de Brasil, estaba bien
definida con mucha antelación de cualquier acontecimiento. Tenía previsto seguir avanzando
rumbo al Paraná, inclusive traspasar, para ir tomando posesiones de nuestros territorios, en
forma silenciosa y pacífica. Hoy, vemos que este propósito fue conseguido por el Brasil, con
crece. Porque está presente hasta casi cien kilómetros tierra adentro, a lo largo de la ribera del
río Paraná, con una población de más de 600.000 brasileños. Y en otras latitudes, como el caso
de la frontera seca, inclusive, entran a realizar procedimientos con sus respectivas autoridades,
desconociendo prácticamente nuestras soberanías como nación. Son avasalladores, humillantes
y denigrantes.

El 29 de mayo del año 1.956, el Brasil, le ―invita‖ a Paraguay, a firmar un ―convenio‖, para la
construcción del puente de la ―Amistad‖. Tratado firmado por el Presidente de la República y
refrendado por el Congreso de la Nación. En consecuencia, se sancionó una Ley, avalando con
fuerza legal, la construcción del puente, propuesto por el Brasil, que también he reproducido
en su totalidad en este material, la Nº de la Ley, es el 390.

El proyecto de la construcción del puente de la ―Amistad‖, fue concretado, una vez que Brasil
asegurara la apertura del camino desde Coronel Oviedo a la orilla del río Paraná por el
Gobierno de Paraguay. Fíjense, que dicha ley, se sancionó en el año 1.956, en el mismo año de
la firma del ―tratado‖, de la construcción del puente. Sin embargo, en 1.955, el Brasil concretó
con Paraguay, la construcción del camino, mediante la conformación de una comisión ―mixta‖,
que se encargaría de las gestiones de los recursos para llevar adelante el proyecto.

El Paraguay, no tenía otra alternativa, tenía que marcar presencia en la zona Este del país,
anhelo de Francia, de López y de los gobiernos de la post guerra del año 1870, inclusive
también después de la guerra del Chaco 1932 a 1935 contra Bolivia. El propio Presidente de la
República el Mariscal José Félix Estigarribia, después de la contienda chaqueña, inició el
trazado de la ruta que llegaría a orilla del río Paraná. Concretando el primer tramo Asunción
Barrero Grande, hoy Eusebio Ayala.

El 28 de febrero del año 1.938, se publicó en el diario ―El País‖, de la capital, los acuerdos
firmados Entre el Poder Ejecutivo con sus ministros de las respectivas carteras de Estados. El
Ejecutivo, había fijado el trazado del camino a Yguazú (Alto Paraná). La comisión encargada
para la construcción, había sugerido el itinerario que había fijado el señor Federico De Gásperi,
en un mapa antiguo, que se había trazado para el ferrocarril transparaguayo, propuesto en el
año 1.889. Inicialmente era llegar hasta Coronel Oviedo, (Ajo), y posteriormente al río Paraná.
(Edgar L. Insfrán. Un giro geopolítico. El milagro de una ciudad, página 56)

Página 286
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El enclaustramiento geopolítico y la salida obligatoria por el Río de la Plata, sumado a estas


situaciones, el avance del Brasil hacia el Oeste, fue lo que obligó al Gobierno Nacional, para
que se fundara el Puerto en la barranca del Paraná, que se denominaría Puerto Presidente
Stroessner.

Era necesario tener otra salida al mar. La habilidad demostrada por los brasileños, en seguir
con su avance geopolítico, hacia el Oeste, fue medianamente aprovechada por el Gobierno
paraguayo, para ―frenar‖ la intención de los bandeirantes de mediado del siglo XX.

El Paraguay, ha perdido su litoral marítimo, nuestros vecinos ―hermanos‖, nos han expoliados,
subyugados y hasta nos han impuesto aranceles, que eran prohibitivos para que nuestros
productos saliesen al Atlántico y ser comercializados en Europa.

No debemos soslayar, que no existían caminos necesarios que llegaban de Asunción al Este del
país. Los ―caminos‖ en el interior de la selva, eran las picadas dejadas por los rolliceros, que
con sus carros alzaprimas, surcaban huellas profundas, solamente servía para transitar a
caballo, y en alguno lugares con carretas, por los conocedores de la zona. El camino, que
servía para la travesía con carretas y con pequeños camioncitos, era el famoso tape tuyá, que
pasaba por San Joaquín, Yhú, Itakyry y finalmente Puerto Tacurupucú. Desde ahí, se cruzaba
hasta la villa de Foz de Yguazú, o Puerto Aguirre, Argentina, para aprovisionarse las
administraciones de los obrajes y algún otro particular. Pero para sacar los productos que
producían los recursos naturales de la zona, por los latifundistas, solamente era el río Paraná,
con destino a Buenos Aires, y posteriormente, Europa. Ese era el obstáculo que se quería
salvar, y buscar otra salida al mar. Ésta era la versión que se creó, para hacer creer a la opinión
pública, la supuesta necesidad de buscar otro camino al Atlántico.

Otra ruta utilizada por alguno aventureros, antes de que se fundara Puerto Presidente
Stroessner, además de alguna incursiones oficiales, se hacía, por medio del río Paraná. La
comunicación se realizaba, mediante vía férrea, desde Asunción a Villarrica y desde ahí a Villa
Encarnación, de donde salían las embarcaciones, rumbo a Alto Paraná.

Los anhelos de grandes intelectuales, patriotas y gobernantes, estaban a punto de concretarse.


En la década del año 1.950 desde el Ministerio del Interior, conjuntamente con el señor
Presidente de la República, se maduraba lentamente, la idea de la ―liberación geopolítica‖, y
paulatinamente se fueron delineando la ―Política de Estado‖, que ya no era posible seguir
frenando la expansión geopolítica del Paraguay. El avance al Este del país, era una imperiosa
necesidad.

En el año 1.955, se creó una empresa mixta, que se encargaría de impulsar la construcción de
un camino hacia el Este del país, concretando la ―conexión‖ con el Brasil. Así quedaría
resuelto el sueño de Francia, de López e inclusive de los gobernantes de la post guerra. Abrir
caminos y poblar el Este del País. La Comisión Mixta Brasileña-Paraguaya, era ya una
realidad. Se daba inicio a la fundación de ciudad Puerto Presidente Stroessner.

Página 287
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En vista de que el camino rumbo al Paraná desde la capital del país, se estaba concretando.
Ahora se pensaba en la fundación de una ciudad en la cabecera del futuro puente, lo que sería
construido por el Brasil, al término de la ruta que ya estaba en construcción. La fundación era
inminente. El Paraguay corría peligro, una vez más, de ser invadido por los bandeirantes.
En la época colonial, estaban a cargo del imperio de los braganzas, ahora estaban al servicio de
la dictadura militar. Después de la independencia del Brasil en el año 1.822, de la Corona
portuguesa y posteriormente la caída del imperialismo en el año 1.889. Pareciera ser que, había
terminado ese régimen despótico. Sin embargo el plan de expansión imperialista, había
quedado latente. Primeramente por don Pedro II, con el exterminó del pueblo paraguayo. La
política expansionista seguía, ahora a cargo de Getulio Vargas, dictador de los Estados Unidos
del Brasil, acompañado por su ejército, seguía el avance hacia el Oeste.
Éste, fallece en el año 1.954 y le sucede nada más que el flamante médico universitario
Juscelino Kubitschek, quien prosiguió el proyecto geopolítico, dejado por sus antecesores.
Programó y construyó la capital del Brasil, denominada Brasilia, inauguró en el año 1.960. Así
también lo hizo con el puente de la ―Amistad‖, lo inauguró en el año 1.961. El Arquitecto
quien diseñó la ciudad de Brasilia, fue el que diseñó también el puente internacional,
denominado de la ―Amistad‖.

Previa a la fundación de ciudad Presidente Stroessner


El avance del Brasil, hacia el Oeste, era una ofensa constante al pueblo paraguayo, los
bandeirantes seguían avanzando con espíritu belicoso. Para ellos no existían fronteras, porque
la idea era llegar hasta el mismísimo Océano Pacífico, sometiendo a los más pequeños de sus
vecinos, arrasando cuanto encontraban en sus caminos, a sus antojos y caprichos.
En el año 1956, año en que Brasil, informó al paraguay, que construiría un puente sobre el
Paraná, fue un año de mucha agitación en la frontera con el vecino país, principalmente en la
ribera del río Paraná, en el Este del país.

En el año 1.954, el General Alfredo Stroessner, acababa de acceder al poder, por medio de un
Golpe de Estado. El país vivía una convulsión e inquietante inestabilidad política, en forma
permanente. Más aún el celo, era mayor en la frontera. El Presidente de la República, dio la
orden a su Ministro del Interior, Dr. Edgar L. Insfrán, a que realizara un reconocimiento aéreo
en la zona boscosa de Alto Paraná, con el supuesto de fundar una ciudad. La posibilidad de
ubicar el lugar en donde saldría el camino, que constituiría la unión física con el Brasil por
medio del puente. La fundación de Puerto Presidente Stroessner, en aquel momento, nadie
pensó, que se erigiría en una potencia comercial del país y referente, más allá de las fronteras,
para el Paraguay.
En el año 1.956, el Gobierno, intentó realizar una concertación política entre el Partido
opositor, que era el Liberal. Hubo más de dos reuniones entre el Ministro del Interior, el
Presidente del Partido Colorado, Arq. Tomás Romero Pereira y el Presidente del Partido
Liberal el señor Jerónimo Riart. Ellos, estaban negociando con el Gobierno, de la pacificación
política del país, mientras tanto, se preparaba un Golpe de Estado, propiciado por la oposición,
cuya cabeza estaba en Buenos Aires. Se frustró dicho Golpe.
Página 288
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los Presidentes de Paraguay, Gral. Alfredo Stroessner y del Brasil, firman el


acta de la construcción del Puente de la Amistad, en Foz, el 6 – 10 – 1956

Esta fotografía ilustra el encuentro de los jefes de Estados, tanto de la República del Paraguay y de la
República Federativa del Brasil. Gral. de Ejército don Alfredo Stroessner y el Dr. Juscelino
Kubitschek. Fue una entrevista histórica, realizado en el mes de octubre del año 1956. En esta
entrevista, se concretó la ejecución de la construcción del ―Puente de la Amistad‖, que comenzó en el
mes de febrero del año siguiente.

En un discurso efusivo del Presidente de la República Federativa del Brasil, le condecoró al


Gral. Alfredo Stroessner, la condecoración lleva por nombre “GRAN CRUZ DE LA ORDEN
NACIONAL DEL MÉRITO DO CRUZEIRO DO SUL”.

Así se dio inicio oficialmente la construcción del Puente de la Amistad. El día 6 de octubre de
ese mismo año, se firmó el acta histórica de dicha construcción.

Página 289
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Trascripción del acta de la construcción del Puente

En portugués

Aos seis días de outubro do ano de mil novecentos cincuenta e seis, na presença do
excelentisímo Senhor General de Exértito Alfredo Stroessner, Presidente da república do
Paraguai e o excelentísimo Senhor Doctor, Juscelino Kukitschek de Oliveira, Presidente da
república do Estados Unidos do Brasil, realizóu-se en Foz do Iguaçu a cerimõnia do inicio
dos trabalhos preliminares a construção da ponte sobre o río Paraná, obra destinada a
completar a vinculação rodoviaria entre o Paraguay e o Brasil e que ligará Asunção e
Paranagua.

Esse emprendimento tem origen nas cartas reversais trocadas aos vinte nove de maio
de mil novecentos e cincuenta e seis, na cidade do Rio do Janeiro, entre o Doctor Raúl Sapena
Pastor, embaixador da república do Paraguay e o Doctor José Carlos de Macedo Soares,
Ministro da relaçãoes Exteriores de Brasil.

E, para constar, lavrou-se a presente Ata, que vai asinada por suas excelencias
Senhores Presidente da república dos Estados Unidos do Brasil, pelos Ministros das relaçãoes
Exteriores dos dois países e pelo Goberno do Estado do Paraná, Brasil.

En español

A los seis días del mes de octubre del año 1.956 con la presencia de los excelentísimos
señores, General del Ejército Alfredo Stroessner, presidente de la República del Paraguay y el
excelentísimo señor Doctor Juscelino Kubitschek de Oliveira, presidente de la República de
los Estados Unidos del Brasil, se realizó la ceremonia en la ciudad de Foz de Yguazú, el inicio
del los trabajos preliminares de la construcción del puente sobre el río Paraná. Obra
destinada a completar el enlace de la vía terrestre, entre el Paraguay y el Brasil, que unirán
Asunción y Paranagua.

Este emprendimiento tiene su origen, en las cartas reversales intercambiadas a los


veintinueve días del mes de mayo del año 1956, en la ciudad de Río de Janeiro, entre el
Doctor Raúl Sapena Pastor, embajador de la república del Paraguay y el Doctor José Carlos
de Macedo Soares, Ministro de relaciones exteriores del Brasil.

Y para dejar constancia, se labró el presente acta, que es firmada por las excelencias
señores Presidente de la república de los Estados Unidos del Brasil, por los Ministros de
relaciones exteriores de los dos países y por el Gobierno del Estado de Paraná del Brasil.

Página 290
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

A orilla del río Paraná en un desértico lugar, fue erigido este monolito en
homenaje al encuentro de los dos presidentes de Paraguay y Brasil

Esta placa recordatoria, fue adosada al monolito que


se ve más arriba, en el mes de octubre del año 1956,
lugar donde se iniciaría la construcción del Puente
Internacional de la ―Amistad‖

Página 291
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La imagen que vemos, fue el lugar del encuentro de los Presidentes de la República del Paraguay y la de la
República Federativa de los Estados Unidos del Brasil, en donde se firmó el acta del inicio de la construcción
del Puente de la Amistad.

Estos emblemas representan a ambos países, quedaron plantados, como símbolo de la hermandad
entre los dos pueblos hermanos, en recordación del encuentro entre los Presidentes de Paraguay y
Brasil. .
Página 292
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los pueblos que fueron testigos del encuentro de los mandatarios, cifraron sus esperanzas en
ellos y en las obras a ser desarrollada mediante el convenio firmado.

Este tratado, se firmó después que se haya firmado el convenio entre ambos países, sobre la
conformación de la Comisión Mixta Paraguaya-Brasileña, para la construcción de la ruta 7,
Gaspar Rodríguez de Francia. Una vez asegurado este emprendimiento, el Brasil dio los inicios
para la construcción del Puente de la ―Amistad‖.

El Presidente Stroessner, regresa del Brasil

A su regreso de la república de los Estados Unidos del Brasil, el Presidente de la República,


Alfredo Stroessner, veía la necesidad en forma perentoria, la fundación de un poblado en la
cabecera del puente, que estaría saliendo en Paraguay. Además tendría que acompañar el
emprendimiento que venía realizando el vecino país, con mira al avance geopolítico que tenía
como política de Estado el Brasil.

También estaba en su contra los disturbios y la inestabilidad política que acosaba a su


incipiente Gobierno. Se acrecentaba la necesidad de la fundación de una ciudad a orilla del río.
Fue impuesto por el Presidente al Ministro del Interior. Era imperiosa esa fundación. Tal es así,
que la fundación de Puerto Presidente Stroessner, se dio dos años antes de llegar el camino al
Paraná. El propósito era marcar presencia en el Este del País. No se esperaría a que
primeramente llegase la ruta a orilla del río Paraná, para que se fundara la nueva ―ciudad‖.

Así fue, que el Ministro del Interior, Dr. Edgar L. Insfrán, acompañado por el comandante de
la aeronáutica militar Leo Novak, emprendió viaje rumbo al Este, con un hidroavión,
denominado ―Catalina‖. La comitiva, estaba encabezada por Edgar L. Realizó un
reconocimiento aéreo sobre la zona de Alto Paraná, llegaron hasta las Cataratas del Yguazú,
luego tomaron rumbo hacia el Sur, acuatizando en el Paraná, en Villa Encarnación, donde les
estaban esperando autoridades de la zona.

Fundar una ciudad no era cosa de todos los días. Se tenía el ejemplo de Brasilia, que ya se
había iniciado su fundación y construcción. Pero pensar en una ciudad en medio de la selva, en
la zona de Alto Paraná, en donde ni siquiera existían caminos. Nadie osaba venir a vivir por
estos lugares, en donde anidaban a las fieras más voraces y salvajes de la selva virgen y
exuberante de la selva verde altoparanacero. No era suficiente fundar una ciudad, sino además
se tenía que construir planificar y poblar. Pensando todas estas peripecias, en aquel entonces,
era imposible esa fundación. Sin embargo, fue necesaria. Se tuvo que duplicar los esfuerzos.
Una vez realizada la fundación, se debía involucrar necesariamente a la sociedad civil, para
darle andamiaje. La pregunta, ¿De dónde se traería gentes para poblar posteriormente?

Era evidente la agitación política en la frontera con el Brasil. El Gral. Stroessner, después de
acceder a la presidencia de la República, tenía la misión inclaudicable, la de afianzar su
permanencia en el Poder. De ahí que le había encomendado al Presidente del Partido Colorado

Página 293
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Arquitecto Tomás Romero Pereira, la concertación con el Partido Liberal, que fungía de
oposición en ese momento, bajo la presidencia del Doctor Jerónimo Riart.

En el año 1955, el jefe de Gendarmería don Miguel García, con asiento en Itakyry, ya recibió
órdenes, de venir a Hernandarias y así abrir caminos hasta la futura ciudad. En el año 1956 este
mismo contingente se instaló sobre el arroyo Yhovy, inmediaciones de la Supercarretera frente
a Antonio Próvolo actualmente.

En el año 1956, también se hicieron presentes un grupo de militares, en las inmediaciones del
arroyo Yhovy, en el local donde está situada la Agencia regional de la ANDE.

Finalmente, el Ministro del Interior ese mismo año, recibe una orden de venir a explorar la
zona, para ver un lugar en donde se fundaría un Puerto, que posteriormente se constituiría en la
primera ciudad más poderosa económicamente del Paraguay, con proyección más allá de sus
fronteras.

Página 294
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se construye el Puente de la Amistad


El 6 de octubre del año 1.956, se dio inicio a la construcción de la majestuosa obra, puente
internacional. Esta obra, fue diseñada por el mismo arquitecto que tuvo a su cargo la
construcción de Brasilia. A donde se trasladó la capital del Brasil. La construcción, proyección
y financiamiento, estuvo a cargo del Brasil.

Estas fotografías, fueron tomadas en plena construcción del puente, año 1.958
(Fotografía, gentileza de la Dra. Guillermina Núñez de Báez)
Página 295
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Segunda etapa de la construcción del Puente de la Amistad

Página 296
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

(Fotografía gentileza de la Dra. Guillermina Núñez de Báez)

Una de las mezcladoras utilizadas en la construcción del puente internacional,


llamado de la ―Amistad‖
Una de las
tantas
barcazas,
utilizada
para el
transporte
de pasajeros
por el
Paraná, su
itinerario
desde Villa
Encarnació
n, hasta
Puerto
Adela,
próximo a
Salto del
Guairá. El
nombre era
Cruz de
Malta.

Página 297
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los pilares construido para soporte de la construcción del Puente de la ―Amistad‖


(Fotografía gentileza de la Dra. Guillermina Núñez de Báez)

Página 298
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Etapas de la construcción del puente internacional, llamado


de la “Amistad”

Esta
fotografía, fue
tomada en el
año 1.961. El
presidente del
Brasil,
Juscelino
Kubitschek,
estaba al
término de su
mandato como
presidente.

Página 299
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta fotografía, fue tomada en el año 1.961, fue cuando se encontraron los dos presidentes quienes firmaron el
tratado, y la despedida del mandato del presidente brasileño. Las tablas, colocadas arribas, dieron el inicio del
cruce, por primera vez, sobre un puente entre Paraguay y Brasil. (primera inauguración)

Esta fotografía fue tomada en el mismo día de la primera inauguración, en el año 1961 dos obreros posando para
el fotógrafo: José Asunción Benítez Bogado y Manfrediny
Página 300
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Así quedó el Puente Internacional, cuando se unieron los dos arcos, don José Asunción Benítez, el
del anteojo con su amigo de trabajo, encima del puente se cruzaba ya sobre las tablas. Año 1961

Esta fotografía fue tomada por los trabajadores del Puente, don José Asunción Benítez a la derecha y su amigo
Manfredyni, frente a un móvil del Noticioso Nacional un poco antes de la llegada a la cabecera del puente.

Página 301
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta fotografía fue tomada en el monolito erigido en representación de los dos países del lado brasilero.

La fotografía del puente actual, fue tomada un día 20 de agosto del año 2.006, después de cincuenta años de
haberse iniciado la construcción, que ilustramos desde el inicio de la obra. Por la importancia y la envergadura.
En un momento dado, representó el símbolo de la amistad. En las últimas décadas, fue motivo de cierre por
varias veces, en reclamos de ―reivindicaciones‖, tanto del lado del Brasil como de Paraguay.

Página 302
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se abre el camino al Este del país


En la década del año 1.950, el Paraguay, territorialmente, terminaba en Coronel Oviedo. El
Mariscal José Félix Estigarribia, tenía pensado llegar hasta la barranca del Paraná, para unir el
país con el Brasil y así encontrar un camino diferente como alternativa de que el Paraguay
sacase sus productos por el Océano Atlántico. Para el efecto, accedió a un crédito de 3
millones trescientos mil dólares americanos. Las gestiones se realizaron con el Exim Bank.

Hasta el año 1.938, se concretó una parte de la construcción del camino, que llegaba hasta
Barrero Grande. La única ruta asfaltada, construida por una empresa norteamericana,
denominada HEWARD. Luego, los caminos que llegaban a Oviedo, y Villarrica, eran de
tierras y enripiados. No hablar más. Desde ahí, para tomar rumbo hacia el Este del país, era
impensable. Al decir del General Porfirio Pereira Ruiz Díaz, constructor de la ruta Nº 7 Dr.
Gaspar Rodríguez de Francia, y otras tantas en todo el territorio paraguayo.
En la oportunidad que me cupo dialogar con él. Me dijo, –―El último poblado, hacia el Este,
era una escuela de uno religiosos, que estaba ubicada a uno seis kilómetros de Oviedo hacia el
Paraná, a cargo del Pbro. Guido Coronel. Allí terminaba el Paraguay‖. Actualmente se
encuentra el colegio Pffanel.
El General Porfirio Pereira Ruiz Díaz, cuenta con nostalgia aquella época. A sus ochenta años,
sentado en su residencia, relata su incursión en la selva virgen de Alto Paraná

Porfirio Pereira Ruiz Díaz

Nació en Sapucay Departamento de Paraguarí, el


5 de septiembre de 1926. En 1945 ingresó a la
escuela militar, egresó en el año 1948, se
especializó en ingeniería. Estuvo en el Batallón
R. I. 14. A muy temprana edad se le encomendó
la tarea de encabezar el comando de zapadores,
que así se llamaba el grupo militar que tenía a su
cargo la construcción de varios caminos por todo
el país. Trabajó en construcción de rutas, durante
veinte años, al servicio de la patria.

Devoto a la virgen María Auxiliadora.


Por coincidencia, un día lunes del 24 de mayo de
1.976, fue nombrado Intendente de la ciudad de
Asunción. Ejerció con mucha altura moral,
estuvo durante 13 años al frente de la institución.
Después del Golpe Militar del 3 de febrero del
año 1989, el golpista, General Andrés Rodríguez,
lo llevó a la cartera del ministerio de Obras
Públicas y Comunicaciones. Allí estuvo durante 4
años.
Página 303
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los primeros caminos construidos por los zapadores a su cargo, fueron: la ruta que partía de
Coronel Oviedo-Carayaó-Santaní, Caacupé-Tobatí, Tobatí-Arroyos y Esteros. Además la ruta
tres, General Elizardo Aquino, la ruta cinco, Bernardino Caballero; Yby jaú – Horqueta,
Horqueta-Pedro Juan Caballero. Los caminos, en aquél entonces, lo hacían con la fuerza del
brazo de los soldados paraguayos. Las herramientas utilizadas, fueron palas, picos, carretillas,
machetes, hachas. Se hacía el destronque, y luego se encostaban los árboles a la vera del
camino, de esa forma, se fueron abriendo surcos de progresos por el país. No existían
maquinarias alguna. La construcción de los caminos, era a puro pulmón.

En el año 1.955, viene un emisario del Gobierno Brasileño, y trae la propuesta de un préstamo,
para la Comisión Mixta, para comprar las maquinarias, con la única finalidad de construir un
camino, rumbo Oeste-Este, con destino al Paraná. Para el efecto se conformó la comisión
Mixta Paraguaya-Brasileña, integrada por representantes de los gobiernos del Paraguay y del
Brasil. El objetivo principal, era unir a los dos países, mediante la apertura del camino, desde
Oviedo a la barranca del Paraná.

Evidentemente que, el Brasil, estaba más interesado que el gobierno paraguayo, por la
construcción de la ruta. El Gobierno brasileño, generó los recursos económicos para la
construcción de dicha obra. Adelantó parte del dinero, para que se compraran las maquinarias.
Después, Brasil, recogería con crece su ―préstamo‖, tanto de nuestro país, como de los
beneficios, que sacaría de ella, una vez terminada la construcción.

Por primera vez en la historia de construcción de caminos en Paraguay, los zapadores,


contarían con maquinarias para dicho menester.

Los preparativos previos al inicio de la construcción del camino, que se inició en el año 1.955,
entre armar campamentos, aprender a utilizar las maquinarias, explorar el terreno que se va a
trabajar, llevó aproximadamente uno 6 meses de tiempo.

Los tractores que se utilizarían en la construcción del camino, se trajeron de los Estados
Unidos de Norte América, la empresa importadora fue H. Pettersen. Cuando llegaron los
elementos de trabajos, los zapadores, se instalaron en un campamento precario, en Coronel
Oviedo. Ninguno de ellos, tenían conocimientos de cómo usar las maquinarias. Los
importadores, se ingeniaron para enseñarles a los oficiales superiores el uso de los tractores;
palacargadoras, topadoras, traíllas etc. entre los primeros que aprendieron, fue el Capitán
Porfirio Pereira Ruiz Díaz.

Cantidad de maquinarias utilizadas para la construcción del camino

Las maquinarias que se trajeron del extranjero, para la utilización del trabajo a realizar, fueron:
ocho tractores topadoras V8, que servirían para los destronques, ocho topadoras con traíllas,
para allanar las tierras desmontadas, ocho mototraíllas, que cumplía la misma función de las
topadas traíllas, para una distancia mayor, cumple la misma tarea de los tractores con orugas,
diez camiones tumbas, tres palas cargadoras, seis motoniveladoras, todas ellas de la marca

Página 304
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Caterpillar. Estos datos fueron proporcionados por el General Porfirio Pereira Ruiz Díaz, en
una entrevista que mantuve con él.
El capitán Porfirio Pereira Ruiz Díaz, recibió la orden del Presidente de la República, General
Alfredo Stroessner, para encabezar la construcción de la ruta rumbo al Este.

El aludido militar, ya tenía uno años de experiencias en construcción de caminos,


prácticamente, era el brazo ejecutor del Presidente Stroessner, inclusive antes de que él fuese
presidente ya estaba en el batallón de Ingeniería Nº 14, con asiento en Tacumbú.

Capitán Porfirio P. Ruiz Díaz

Relata el General Ruiz Díaz,


Capitán en aquel entonces. Que el
trabajo de abrir camino, no fue
nada fácil. El plantel de zapadores,
contaba con 200 hombres, soldados
rasos, 30 oficiales y 20 civiles,
aproximadamente. Por supuesto
que gran parte de los oficiales,
estaban acompañados por sus
familia, instaladas en precarias
viviendas del campamento.

Página 305
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Comienza la construcción de la ruta 7

Primeramente, se abre la picada, esto consiste en ir penetrando en el monte, cortando las


maderas con machete y hacha, luego colocar los jalones, orientado por los que utilizan los
teodolitos, elementos que sirven para direccionar la apertura de un camino diminuto. Este
trabajo, se hacía en pequeños grupos, avanzando, hacia el interior del bosque, los jalones se
ponían a cada treinta o cincuenta metros de distancias. Detrás de ellos, venían avanzando las
maquinarias, primeramente las topadoras. Para derribar los árboles, bordeaban con su cuchilla
la raíz, dirigido por ―expertos‖ oficiales, una vez debilitadas, las envestían a los mismos, a una
altura prudencial, lo empujaban y lo derribaban. Esos árboles caídos, los tenían que apartar del
rumbo, así sucesivamente, seguían avanzando. Cuenta don Pereira Ruiz Díaz, que varias veces,
los árboles tenían que atarse de los gajos con cabos de aceros y estirar a un lado, así ayudaban
a las topadoras. Eran demasiado exuberantes y representaban verdaderos peligros, para quienes
los trabajaban.

Una vez que se abrieran un ancho prudencial para la ruta, las topadoras, procedían a desalojar
los troncos caídos a la vera del camino. Luego se rastrojeaba y limpiaba de cualquier cuerpo
extraño, que serían los pequeños restos de gajos de maderas, que quedaban en los lugares del
destronque y las raíces de los mismos. Detrás, venían las traíllas, para nivelar el terreno. Estas
maquinarias, escarbaban las tierras en los lugares más altos y depositaba en los lugares bajos.
Así, se iban formando los terraplenados del futuro camino. Después de estos pasos, se
compactaban, previo análisis de suelo. – Relataba don Porfirio Pereira - Ellos, tenían un
laboratorio de suelo, los análisis pertinentes del tipo de tierra, lo realizaban para ver el grado de

Página 306
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

humedad y el porcentaje de tierras sólidas que debía tener, para la compactación. Este trabajo,
realizaban ellos mismos, gracias a los elementos que tenían en sus respectivos campamentos.

El tiempo que les llevó para salir desde Coronel Oviedo a Caaguazú fue de dos años
aproximadamente. Cuando llegaron a esa comunidad distante de cualquier tipo de civilización.
Los habitantes de la zona, estaban totalmente aislados. Cuenta el General Ruiz Díaz, que era
apenas un villorio, constituido por una decenas de pequeñas casas de adobes con estaqueos y
maderas. Lo que le caracterizaba a la zona, era una pequeña Iglesia de madera. El lugar, servía
para refugios de criminales, y por supuesto, que nadie les perseguían, porque era imposible
llegar hasta ahí. Selva inhóspita, impenetrable, estaban prácticamente olvidados y abandonados
a sus suertes.

Los trabajadores del camino, todos los días de sus vidas de zapadores, estaban al acecho de las
fieras salvajes, víboras venenosas, fangos, etc. Una vez –dijo don Pereira- En una barranca en
donde estaban trabajando, de repente se desmorona, y el tractor cae de espalda en un poso
profundo, el tractorista, con una habilidad y agilidad de felino, antes de que caiga, saltó a tierra
firme y salió ileso. El tractor quedó literalmente enterrado. Para sacar de la profundidad,
utilizaron cuatro tractores para remolcarlo.

Año 1956 seguía avanzando la construcción de la ruta 7, así se fue abriendo camino, para
llegar a la orilla del Paraná, al encuentro del majestuoso puente de la ―Amistad‖.

Página 307
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este era el terraplenado que realizaron los constructores de la ruta 7, a cargo del Capitán Porfirio Pereira Ruiz
Díaz. Año 1957. Tramo Coronel Oviedo-Caaguazú

Cuando llegaron a Caaguazú, tuvieron que mudar sus campamentos que tenían en Coronel
Oviedo. Seguía contando con nostalgia, el General a sus ochenta años, que cuando se
instalaron nuevamente, en Caaguazú, fue donde tuvieron por lo menos una mejor condición de
vida para los trabajadores. Los marginales que vivían en el lugar, con la presencia de los
militares, tuvieron que abandonar raudamente la zona.

El mayor enemigo de los zapadores, en la selva inhóspita del Alto Paraná, era la enfermedad
de Leishmaniasis (Alto Paraná antiguamente, comprendía el Departamento de Caaguazú). Más
del 60 % de la población de zapadores, incluyendo los civiles, fueron perseguidos por esa
enfermedad. Aparecían uno pequeños forúnculos en las pieles y ya eran motivos de
preocupación. Si no se trataban enseguida de esos pequeños granos, de hecho que no lo hacían,
porque no contaban con equipos de sanidad, no tenían médicos en el grupo. La enfermedad,
comenzaba a carcomerles las partes más sensibles de sus pieles, las orejas, las narices, los
pómulos etc. los enfermos, eran evacuados a la capital. En sus reemplazos llegaban nuevas
gentes.

Ruta 7, seguía avanzando rumbo al Paraná. Llegaron a Campo 9, en donde estaban ya


asentados los mennonitas. Ellos llegaron al Paraguay, en el año 1.946. Allí mudaron sus
campamentos. Según don Pereira Ruiz Díaz, ellos, los mennonitas, no se socializaban con los
trabajadores, pero sí, les vendían sus productos; mandiocas, quesos, maíces, carnes, y todos los

Página 308
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

productos de consumo, pues ellos, ya tenían, fruto de sus cosechas, llevaba diez años de
vivencias en el lugar.

El camino ya estaba en condiciones hasta Caaguazú. Detrás de los zapadores, venían gentes en
carretas y se instalaban a orillas del camino. Estas, subsistían de la caza, se ubicaban en los
lugares más adecuados, según ellos lo veían, y construían pequeñas chozas improvisadas, para
vivir con sus familia. Luego se dedicaban a cultivar, era necesario para la pervivencia en esos
lugares inhóspitos. Así se fueron formando pequeños poblados.

La peripecia que pasaron los trabajadores, fueron múltiples. Cuenta el General Ruiz Díaz, que
un día en su recorrido por la picada, junto a sus hombres, se topetó con un Yaguareté enorme,
se encontraron frente a frente, el jefe, que era él, gritó a los soldados. – Quietos - ¡Que nadie se
mueva! - Así estuvieron un buen tiempo, esperando la reacción del felino. Éste, dio una vuelta
y se internó en el monte. Inmediatamente, el Capitán, se fue hasta su campamento a buscar su
arma. Ellos, disponían de alguno rifles y escopetas. Que les servían para la caza.

Decía don Porfirio, que por lo menos la carne fue abundante, porque la caza ofrecía una gama
de variedades, había demasiado animales silvestres. Venado, Curé caagüy, Carpincho y las
aves silvestres, ni que hablar. Además la caza constituía una distracción y una diversión para
ellos, en sus horas libres.

Según relataba don Porfirio Pereira Ruiz Díaz, que él, se dedicaba mucho a la lectura, llevaba
su propio material de lectura (libros). La noticia de Asunción, llegaba a ellos, muy raras veces,
solamente cuando algún curioso llegaba por esos lugares, dejando alguno periódicos viejos, de
los que ellos se informaban.

La construcción del camino, llegó a la orilla del río Paraná, con sus constructores, en el año
1959, dos años después de la fundación de Puerto Presidente Stroessner. Cuatro años y seis
meses de trabajo en el monte, para abrir rumbo que conectaría la capital del país, con la orilla
del río Paraná.

La actividad de la zona de Alto Paraná, era bastante agitada, un ir y venir de gentes de todas
partes, con la llegada de la ruta, se daba fin a una etapa oscura de la época del Mensú. La
civilización estaba llegando a los pueblos. Ahora la posibilidad de progreso se estaba dando
con mayor facilidad.

Página 309
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Presidente ordena la fundación de una ciudad en el Este


El Presidente de la República, General Alfredo Stroessner, suscribe el decreto Nº 24.634, por
el cual, ordena al Ministro del Interior, Dr. Edgar L. Insfrán, la fundación de una ―ciudad‖, a
orilla del río Paraná. Las manecillas del reloj, estaban comenzando a girar del revés. El tiempo
apremiaba.

Hay que recordar, que el Brasil desde su proyección geopolítica, como política de Estado,
buscaba el avance hacia el Paraná. En 1.955, ya tenía asegurado, con la conformación de la
―Comisión Mixta‖, la construcción de la ruta que uniría el resto del Paraguay con el Paraná, se
veía un horizonte alentador, para el proyecto del Imperio.

Una vez que se conformó la ―Comisión Mixta‖ paraguaya-brasileña, el Brasil, concedió un


―préstamo‖ como adelanto al convenio recientemente suscrito, para que Paraguay comprara las
maquinarias con la que se construiría la ruta mencionada. La siguiente conquista, era
involucrarle a nuestro país, en la construcción del ―Puente de la Amistad‖.

En el año 1956, el presidente de la República, llega a Alto Paraná, por las sendas utilizadas por
los obrajeros, con sus carros alzaprimas y carretas. Así llegó a Foz de Yguazú, para la firma
del ―Convenio‖, de la construcción de puente.
La presencia inexorable de los brasileños en la frontera, inclusive más allá, que era la clara
intención de los bandeirantes, fue la que obligó al gobierno paraguayo, a que se construyera
por lo menos un indicio de ciudad en la ribera del Paraná. Éste, debía construirse en el punto
preciso de las coordenadas geográficas en donde convergería la cabecera del puente a
construirse, en el lado paraguayo.

Todo esto se desarrollaba con una vertiginosa carrera, además, el Presidente de la República
del Paraguay, tenía en contra, la inseguridad de su novel gobierno, estaba empezando a
caminar, aun era insipiente, necesitaba fortalecerse para poder proyectar y afianzar los
programas de acciones expansionistas, que ni siquiera habría pensado todavía hasta entonces.
Con el agravante que los revolucionarios, denominados Montoneros, procedentes de Buenos
Aires, en compañía de los MOPOCO, que era contrario a su régimen. Acechaban al Gobierno
del nuevo Paraguay. Estaban prestos para invadir en cualquier momento, como lo hicieron a
fines de esa misma década.

Los insurgentes, utilizaban como vía de comunicación los ríos. En aquel entonces la llegada
más fácil, era por el Paraná, porque en la ribera de Norte a Sur, existían innumerables puertos.
La gran mayoría privados. El estado paraguayo, no marcaba presencia aun, en la ribera del
Paraná.

Sabido es que la vulnerabilidad de un pueblo y en aquel entonces más aun lo era la zona de
Alto Paraná. Esta situación, más el avance del Brasil, que ahora con la firma del Tratado de la
construcción del Puente Internacional. Era impostergable la llegada de los brasileños en la
frontera. Paraguay bebería marcar presencia en su territorio.

Página 310
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Gobierno Nacional, necesitaba cubrir con su gente la costa del rumoroso Paraná y así, ir
poblando, tanto para dar vida a esta parte del país, y tratar de repeler las probables presencias
de los legionarios y de los bandeirantes belicosos, que venían avanzando silenciosamente y en
forma ―pacífica‖ pero peligrosa.

Toda estas situaciones, le conminó al Presidente de la República, para que diera la orden de la
fundación de un Puerto, que llevaría su propio nombre.

A continuación, la trascripción del Decreto que ordena al Ministro del Interior, para que funde
una ciudad en la barranca del Paraná, en donde saldría el Puente Internacional.

La primera capa asfáltica, que llegaría a ciudad Presidente Stroessner. 1.958

Página 311
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
Ministerio del Interior
Decreto Nº 24.634

POR EL CUAL SE ENCOMIENDA AL MINISTRO DEL INTERIOR LA


FUNDACIÓN DE UNA CIUDAD A ORILLAS DEL RÍO PARANÁ.-

Nº 953
Asunción, enero 28 de 1.957.-

VISTO: la necesidad de fundar una ciudad en el extremo territorial del camino internacional
que unirá nuestra república con el de los Estados Unidos del Brasil, y

CONSIDERANDO: Que la buena administración obliga a prever el desarrollo de la región de


Caagauzú y Alto Paraná, regiones por la que cruza la ruta internacional;

Que el extremo de dicha ruta, en su embocadura con el futuro puente internacional, estará
situada al Norte de la actual localidad de Presidente Franco;

Que por tales circunstancias se hace indispensable la fundación de una localidad, con los
recursos de su futuro desenvolvimiento, que sea punto de concentración de las posibilidades
regionales, lindero de la ruta internacional y medio de vinculación permanente con la vecina república
de los Estados Unidos del Brasil;

Que los artículos 51 y 56 de la Constitución Nacional, autoriza al Poder Ejecutivo a proveer los
medios que coadyuven a mejorar la administración del país y a adoptar planes de redistribución de las
poblaciones actuales;

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY

DECRETA:

Art. 1º Encomiéndese al Ministro del Interior la fundación de una ciudad, en la jurisdicción del Alto
Paraná, en el extremo de la ruta internacional Asunción-Coronel Oviedo-Río Paraná.-

Art. 2º Facultase a la citada secretaría de Estado a arbitrar los medios necesarios para el cumplimiento
de la misión encomendádale para el presente Decreto.-

Art. 3º Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado: Alfredo Stroessner Presidente de la República


Edgar L. Insfrán Ministro del Interior

Página 312
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se conforma la comitiva pro fundación de Puerto Presidente Stroessner

En el mismo documento del 27 de enero del año 1957, en donde el Presidente de la República
ordena la fundación de la ―ciudad‖, que posteriormente llevaría su mismo nombre. En un los
párrafos, dice textualmente:

―Y considerando la necesidad de constituir autoridades que deben encargarse de proveer los


medios y los recursos necesarios para el desenvolvimiento de la ciudad que hoy se funda, viene
a nombrarlo haciéndolo del siguiente modo: Gral. Dr. César Gagliardone, representante de la
Presidencia de la República; General Milciades Ramos Giménez, representante de las FF. AA.
de la Nación; señor Noel Lefebvre, representante del Ministerio del Interior; y el señor Aníbal
R. Martínez, representante del Instituto de la Reforma Agraria, quienes tendrán a su cargo, la
planificación de la ciudad y la distribución de la tierra adyacente, así como la custodia de la
misma…‖

Noel Lefebvre, primer Administrador de la Colonia Presidente Stroessner


y Delegado de Gobierno de Alto Paraná, desde 1949 a 1959.
(Esta fotografía es gentileza de su hijo Dionisio, que vive en Itakyry)

La búsqueda del lugar en donde se debería erigir el hito de la fundación, recaería sobre el señor
Noel Lefebvre, gran conocedor de la zona. Éste, era descendiente de una familia francesa, que
había ingresado al Paraguay después de la guerra del 70, por Buenos Aires. La familia se
afincó en Villarrica, luego ingresó a Alto Paraná por Itakyry. Explorando el lugar, por la
noticia de que allí había una empresa en la que podía trabajar, que fue la Industrial Paraguaya.

Página 313
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En ese viaje, le acompañó su hermano Juan. Se quedaron en Alto Paraná, y vivió en la zona,
durante toda su vida, trabajando como ―HABILITADO‖, por la Industrial Paraguaya, con su
hermano don Juan Lefebvre, y posteriormente en la administración de la nueva ―ciudad‖
Puerto Presidente Stroessner. Ésta Comisión, comenzó su tarea aproximadamente a mediado
de enero, del año 1.957. Las picadas a ser abiertas para la exploración de la zona, fueron tareas
de los soldados del grupo que vino con el señor Miguel García, Jefe de Gendarmería, adscrito a
la Delegación de Gobierno de Itakyry. Para cuando entonces, la Delegación de Gobierno se
había trasladado a Hernandarias, por medio de un Decreto presidencial, Nº 7209, de fecha 14
de octubre. El Jefe de Gendarmería, administrativamente, dependía del Ministerio del Interior.
Si no fuese por el conocimiento que tenía el señor Lefebvre de la región, la tarea de búsqueda
del lugar, había durado mucho más tiempo.

Debemos destacar, que el lugar indicado para erigir el hito fundacional, era un lugar que
tendría que dar exactamente con la convergencia de las coordenadas geográficas, en la
dirección de la llegada del camino y la construcción del puente, que ya se estaba iniciando.

La exploración duró alguno días. Se buscaba el lugar. También cabe destacar que los
exploradores carecían de elementos técnicos apropiados para determinar el rumbo exacto. Se
debería tener en cuenta la altitud de la barranca, en donde se construiría el Puente de la
―Amistad‖. La fundación de una ciudad a orilla de un río, y más en este caso el Paraná, no se
podía realizar en lugares llanos, ni barrancos bajos, porque corría el riesgo de la inundación,
que era una constante en la época de crecientes. Este fenómeno atmosférico, se daba de tanto
en tanto. Para el efecto, la comisión, realizó una exploración previa, por agua.

Como ya comentamos que la ubicación del lugar, donde se realizaría el acto de fundación de la
―nueva ciudad‖, no era meramente casualidad. Debía ser exacto, existía una coordenadas
geográficas, previa, bien especificada, donde estaba prevista, la construcción del puente de la
―Amistad‖. Esa fue una de las razones, que el punto exacto, no se podían ubicar. La comitiva
que vino con esa intención, tuvo que apelar al conocimiento de los que vivían en ésta zona, y
una de esas personas, fue el señor Noel Lefebvre, Delegado de Gobierno de Alto Paraná, desde
el año 1949 hasta 1959.

El recorrido por el río Paraná, se realizaba en pequeños botes, río arriba, partiendo de Puerto
Presidente Franco. Llegaron hasta las inmediaciones de lo que hoy es el Club Caza y Pesca
Monday, primeramente llegaron a Puerto Miseria, atracaron allí, desembarcaron y entablaron
conversación con los lugareños. De allí, siguieron rombo más al Norte, llegaron a Puerto Flor
de Liz. Realizaron una nueva exploración en el lugar. No pudieron determinar el lugar
adecuado que serviría para la ―fundación‖ de nuevo Puerto. En las inmediaciones, existían
alguna viviendas de los primeros pobladores de la zona.

El nombre de la pequeña playa, que fungía de embarcadero, (Puerto Miseria), el que estaba
más abajo de Puerto Flor de Liz, no caía al agrado de la comitiva. Permanecieron un corto
tiempo, analizando toda la ribera. El lugar, posteriormente se denominó Puerto 43, después
Puerto triunfo. Las pequeñas playas, servían de atracaderos y lugar en donde se juntaban los

Página 314
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

rollos, para formar pequeños catres de las Jangadas, que luego se trasladarían con
remolcadores hacia el Sur, rumbo al mar.

Esta es la entrada al actual Club de Caza y Pesca Monday, lo que fue el primer atracadero de los
fundadores, conocido primeramente como Puerto Flor de Liz, un poco más abajo existía otro puerto
denominado Puerto Miseria, posteriormente Puerto 43 y luego Triunfo.
(La fotografía fue tomada el 20 – 08 – 2006

Cuando llegó la comitiva en el lugar, encontraron uno cuantos rollos abandonados por los
obrajeros de la época del Mensú. Este pequeño puerto, si es que se podía llamar así, quedaba a
uno 800 metros del lugar de donde actualmente está el puente. Arribaron un poco más, vieron
un barranco de aproximadamente uno 80 metros de altura, un poco antes de la desembocadura
del Acaray-mí. Ése era el lugar exacto, allí, convergía, las coordenadas que el Brasil había
previsto, desde el inicio de la planificación para la construcción del puente.

Página 315
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se inicia la fundación de ciudad Presidente Stroessner

El Dr. Edgar L. Insfrán, comunicó al Presidente de la República, que por fin, encontraron el
lugar indicado para la fundación de la ―ciudad‖.

La casa que se ve al fondo del río en la barranca, era del señor Diamantino Fariña, quien oficiaba de
pasero hacia el Brasil, a los que venían desde la zona de Hernandarias. Allí tenía frondosa chacra,
una bananera espectacular, además una cinco mil palomas. La escarpada que se nota del lado
izquierdo, sería el paso de la fundación de la ―ciudad‖ Puerto Presidente Stroessner. La empresa
constructora del puente, le indemnizó y se fue hacia Villa Encarnación.

A partir de ese momento, la comisión pro fundación, encabezada por Edgar L. Insfrán, apresta
los preparativos, para formalizar la fundación de una nueva ―ciudad‖ a orilla del río Paraná. La
sugerencia del Ministro del Interior, al Presidente de la República, fue que asistan
representantes de todo el país, en el acto ceremonial de la fundación. El General Alfredo
Stroessner, en su carácter de Presidente y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la
Nación, dispuso dos aviones Douglas, DC-3, los famosos TAM, (Transporte Aéreo Militar)
que antiguamente operaban en el país, primeramente al servicio militar y posteriormente como
avión de pasajeros. Estas dos naves, podían transportar uno sesenta personas.

Evidentemente, que en la zona, del lado paraguayo, en el Este del país, no existía pista de
aterrizaje, se solicitó del lado brasileño el usufructo de la aviación civil. Ellos, tenían una
pequeña pista que serviría para aterrizar los aviones. El Dr. Insfrán, adelantó su viaje, con
relación a los invitados a la ceremonia. Lo hizo un día antes.

Página 316
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En la mañana del día 3 de febrero del año 1.957, aterrizaron los dos aviones, en la margen
izquierda del río. Desde ahí, los invitados que venían en el avión, cruzaron el Paraná, con
pequeñas embarcaciones, proveídos por la comisión de la fundación. El lugar de concentración
era Puerto Presidente Franco.

El aviso de guerra Capitán Cabral, llegó al lugar, el día anterior, con una comitiva desde Villa
Encarnación. Éste, venía a expresa indicación del señor Presidente, Alfredo Stroessner. Desde
ahí, toda la comitiva, se embarcó en el buque, subiendo río arriba, hasta la barranca, en donde
ya les esperaban el General Ramos Giménez. La picada desde la ribera hasta la altura, en
donde se realizaría la ceremonia de la fundación, realizaron los soldados que estaban a cargo
del jefe de Gendarmería, don Miguel García.

El barco ―Aviso de Guerra Capitán Cabral, ya había venido con anterioridad en la zona,
realizando reconocimientos de la zona y vigilancias concernientes a la seguridad de las costas
del territorio paraguayo. Éste, llegaba hasta Puerto Tacurupucú, que le servía de atracadero. Se
que daban uno días y volvían a su base, que en aquel entonces, tenían en Villa Encarnación.

Éste es el buque ―Aviso de Guerra Capitán Cabral‖, que trajo a la comitiva, quienes fundarían el Puerto
Presidente. Stroessner, atracado en Puerto Flor de Liz, actual Club Caza y Pesca Monday
(Gentileza del Sub Oficial Elserio Antonio Alcorta Cubas)

Página 317
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Autoridades civiles y
militares, quienes viajaron
desde Asunción, vía aérea,
hasta Foz de Yguazú
Brasil. Están siendo
trasladados en el buque
Capitán Cabral, al lugar
donde se realizaría el acto
de la fundación, en la
mañana del día 03 de
febrero del año 1957.

Aviso de Guerra Capitán Cabral (Gentileza del Sub. Oficial Elseario Antonio Alcorta Cubas)

Página 318
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El buque Aviso de Guerra Capitán Cabral, atracado en el mismo lugar, después de 49 años
(03 – 02 – 1.957 a 03 – 02 – 2.006) de haber venido a traer a una frondosa comitiva, quienes
participarían de la fundación de ciudad Presidente Stroessner, a uno ochocientos metros de la
cabecera del Puente de la Amistad.

Cabe mencionar, que el protagonista principal, de que este buque histórico haya llegado
después de muchos años a Ciudad del Este, fue el Sub Oficial (S.R.) don Elseario Antonio
Alcorta Cubas, quien vino como maquinista en el buque. Él, vive todavía entre la comunidad
esteña. Los habitantes de la zona, no tenían conocimiento de la existencia de este barco, hasta
que en una reunión de pioneros, fue conformada la Comisión de festejos del 43º aniversario de
la ciudad, en donde él fue apareciendo e integró el grupo.

A partir de ahí se dio amplia difusión, primeramente de la existencia de un pionero cofundador


de la ciudad y luego el buque en la que él vino, denominado ―Aviso de Guerra Capitán
Cabral‖. Después de varios intentos de realizar gestiones por las autoridades locales, a
indicación de grupos de pioneros, ellos, realizaron las gestiones correspondientes, para que
dicho buque pueda estar presente en el aniversario de la ciudad. Así sucedió en fecha 03 de
febrero del año 2.006.

Siguiendo con la comitiva que vino en el buque, desde Puerto Presidente Franco, fueron: en
representación del Gobierno brasileño, estaba presente el Embajador, Dr. João Luís de
Guimaraes Gómez. La comitiva en plena, fungieron de alpinistas, tuvieron que escalar las
escarpadas. Fue colocada una cuerda desde la barranca hasta el río, que serviría de pasamanos
y sostén a los visitantes, quienes estarían presentes en la fundación. Allá arriba, se había
preparado una pequeña explanada.
El señor Noel Lefebvre, se apersonó junto al Capitán Irazusta, en Puerto Presidente Franco,
quien administraba el trabajado de José Domingo Ocampos. A quien le solicitó material, para
construir una gruta en la explanada, donde se llevaría a cabo la ceremonia de la fundación. En
verdad, lo que se fundaría era un puerto, y que luego sería el inicio de una ―ciudad‖. Irazusta,
le dijo al señor Víctor Penayo, quien se desempeñaba como mecánico de la empresa, para que
providenciara los materiales, con el albañil, quien tenía a su cargo la construcción de la
primera escuela de Puerto Presidente Franco. Que atendiera el pedido del señor Noel
Lefebvre.

En la época, el señor José Domingo Ocampos, estaba mandando construir una escuela, la
primera en Presidente Franco, denominado Moisés Bertoni, cuya construcción, estaba casi en
la ribera del Paraná, hoy, el Colegio Bertoni, se encuentra más hacia el Sur. Esto sucedía en el
año 1.956. Allí se dirigió don Víctor Penayo, solicitando al albañil don Schultz, a que le
acompañara con alguno ladrillos y algo de cemento. Don Penayo, tenía en su poder un
pequeño Jeep, cargaron en él, y se dirigieron hasta el lugar de la fundación. Un día antes, de la
ceremonia fundacional, procedieron a construir la gruta, en donde se guardaría el acta que se
suscribiría en la ceremonia. Además de construir ese monolito, don Víctor, se internó en la
selva, inmediaciones de la actual guardia de la Armada Nacional, y extrajo una tacuara larga,
que serviría para izar la bandera paraguaya.

Página 319
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La Comisión pro fundación de Puerto Presidente Stroessner, conjuntamente con la comitiva,


quien tendría a su cargo, la ceremonia del nacimiento de una nueva ciudad. En frente del
mástil improvisado, se divisa un bulto cubierto por una carpa. Allí se estaría depositando el
acto de fundación. Actualmente en el lugar se encuentra la Aduana de Ciudad del Este.

El protocolo ceremonial del momento tan esperado, había comenzado. Estaban todos reunidos,
en una especie de u, mirando hacia el Paraná. Se entonaron los himnos de los tres países
vecinos. El izamiento del pabellón patrio, estaba a cargo del Presidente del Partido Colorado,
Arq. Tomás Romero Pereira. Al término de la entonación del himno nacional, se procedió a
leer el Decreto Nº 24.634, por el cual se le encomendaba al Ministro del Interior la fundación
de una ―ciudad‖ a orilla del río Paraná, cuyo texto, fue trascripto en su totalidad un poco más
arriba.

El Monseñor Luís Punzolo, procedió a la celebración de la eucaristía. En coincidencia con la


fecha del patrono del Paraguay, 3 de febrero, bajo la advocación de San Blas, fue la fundación
de Puerto Presidente Stroessner. A partir de ese momento se festejarían dos acontecimientos en
el mismo día, en lo profano el aniversario de la ciudad y en lo religioso la festividad del Santo
patrono.

Página 320
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Seguidamente, se procedió a la lectura del acta fundacional, que paso a transcribir in extenso. El documento,
contiene el Decreto Nº 24.634, por el cual el Presidente de la República, ordenaba al Ministro del Interior la
fundación de una ciudad. Por haberse trascripto más arriba, el susodicho documento, omito su trascripción en
el acta.

Página 321
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se firma el acta de fundación de Presidente Stroessner.

El momento en que el fundador de Puerto Presidente Stroessner, Dr. Edgar L. Insfrán introduce el acta de
fundación en el monolito, que actualmente se encuentra en la explanada de la Aduana de C. D. E.

La ceremonia de la fundación de Presidente Stroessner


Página 322
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

ACTA DE FUNDACIÓN DE PUERTO PRESIDENTE STROESSNER

En el valle del X Departamento de Alto Paraná en el extremo este de la carretera Asunción-Coronel Oviedo-Alto-Río
Paraná a los tres días del mes de febrero del año 1957, el Señor Edgar L. Ynsfrán, Ministro Secretario de Estado de la
Cartera del interior, por ante mi Escribano Mayor de gobierno en presencia de vecinos y acompañantes dijo: Que ha
venido a este acto a fundar una ciudad cumpliendo con el mandato conferido por Decreto N° 26.634 de fecha 28 de
enero del año corriente, y que a continuación lee, pidiéndose sea trascripto en este acta, lo cual se hace:-------------------
Y agrega el Señor Ministro: que el lugar elegido es el más apropiado para los fines que impulsaron al Superior Gobierno
de la Nación a promover la Fundación de una ciudad, por ser cabecera del puente que empalmará la carretera
Asunción-Cnel. Oviedo-Río Paraná, con el camino hacia el Atlántico por territorio de la hermana República de los
EE.UU del Brasil, a la que nos une la identidad de aspiraciones del ideal americanista y nuestros comunes destinos.-
Que esta nueva ciudad desde hoy y para siempre, identificará nuestra relaciones de pueblos hermanos, convirtiéndose
en un lugar de reposo en nuestro tránsito hacia el océano, y en emporio de riquezas y progresos para los que lleguen a
habitarla.-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Y por tal virtud del poder que tiene para ello, viene a colocar la piedra fundamental que ha de ser el centro de la
ciudad y de la estrella que irradiará a toda la rosa de los vientos, marcando la dirección de su progreso.---------------
Y siendo necesario fijar el nombre de la ciudad que nace a la vida bajo tan brillantes auspicios , oído el parecer de
todos los presentes en este acto, dijo: que desde hoy en adelante y para siempre se llame y nombre esta ciudad
“Presidente Stroessner”, como reconocimiento de su pueblo al estadista bajo cuyo gobierno ha sido posible el trazado y
realización de esta ruta, y que así se pongan en todas las actas y escrituras que se hicieran; y agrega que el pueblo del
Paraguay, ha nacido a la vida civilizada bajo la égida de la religión católica y romana, tiene en todos y cada uno de
su pueblos, villas y ciudades, la protección de un patrono, por ello, a tono con esta tradición, funda la ciudad bajo
la advocación de San Blas, Patrono del Paraguay, y de hoy en más patrono de esta ciudad.----------------------------------
Y considerando la necesidad de constituir las autoridades que deben encargarse de proveer los medios y recursos
necesarios para el desenvolvimiento de la ciudad que hoy se funda, viene a nombrarlas haciéndolo del siguiente modo:
Gral. Dr. César Gagliardone, representante de la Presidencia de la República, Gral. Milciades Ramos Giménez,
representante de las FF.AA de La Nación; Sr. Noel Lefevbre, representante del Ministerio del Interior, y, el Sr. Aníbal R.
Martínez, representante del Instituto de Reforma Agraria, quienes tendrán a su cargo la planificación de la ciudad
y la distribución de las tierras adyacentes así como la custodia de la misma.---------------------------------------------
Agrega el Señor Ministro: que en nombre del Poder Ejecutivo, deja constancia de su agradecimiento a las personas
nombradas, por el entusiasmo y dedicación puestos de manifiesto en los trabajos previos a este acto.-----------------
En fe de todo lo actuado, firman todos los presentes, por ante mí, que certifico, en el lugar ya citados y para que
conste en todo tiempo esta voluntad, un ejemplar de este documento se encerrará dentro de la piedra que hoy
colocamos y otro será la primera página del Libro de Actas de la Comuna de la ciudad Puerto Presidente
Stroessner.------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
FIRMAN:
Edgar L. Ynsfrán - Gral. César Gagliardone - Gral. Milciades Ramos Giménez -Noel Lefevbre - Aníbal R. Martínez - Tomás
Romero Pereira - Raúl Sapena Pastor - Gral. César Barrientos - Fabio da Silva - Enrique Zacarías Arza - Ezequiel González
Alsina - Gral .Marcial Samaniego - Monseñor Luigi Panzolo - Embajador Joao Luis de Guimaraes - J. Augusto Saldivar -
Waldino Ramón Lovera – Jorge López Moreira – Padre Arnaldo Lévera – Olimpio de Sa Tavarez – Benigno López
Camperchioli – Andrés Doldán – Ángel Zarza – Toribio Díaz – Edmundo Prieto – Cnel. Heliodoro Arce – Padre Esteban
Zaldivar – Oscar Barchena Echeveste – Efraín Alderete – Carlos Miranda – David Sarubbi – Eduardo San Martín – Rogelio
Ocampos – Cap. De Navío Tómas Galeano – Mario R. González – Germán Ayala – Nicolás Zucolillo Abondante – Antonio
Achón – José V. Soloaga – Gerardo Herlbum – Pedro Ishibachi – Mauricio Chensiski – Víctor Carugatti - siguen las firmas.

Página 323
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Después de suscribir el acta por los presentes. El rollo, que contenía la escritura, fue
introducido en un tubo metálico, éste, posteriormente, fue sellado dentro de un bloque de
cemento que se colocó en el lugar. Actualmente, éste, se encuentra en la explanada de la
aduana. Encima de la estructura de cemento, se fijó una placa de bronce, en donde quedó
plasmado el acto de la fundación. En la inscripción estaba impregnada, la fecha del acto.

Hito fundacional de Puerto Presidente Stroessner

Aquí fue depositada el acta de fundación de Puerto Presidente Stroessner, por el Dr. Edgar L.
Insfrán. Actualmente es el lugar donde está asentada la Aduana de C. D. E. Cabecera del Puente
de la Amistad. Foto 20 – 08 – 2006

Página 324
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Plaqueta recordatoria de la fundación de Puerto Presidente Stroessner, colocada en el hito de la


fundación de la ciudad. 3 de febrero de 1.957 (Foto 20 – 08 – 2006)

Ésta es la tapa de bronce que protege el ―acta‖ de fundación de Puerto Presidente Stroessner, ubicada en la
explanada de la Aduana de C. D. E. (Foto 20 – 08 – 2006)

Página 325
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Presidente de la República, suscribe el Decreto de fundación de


Puerto Presidente Stroessner
DECRETO Nº 25.209
Por la cual se crea una comisión encargada provisionalmente de la administración de la ciudad de
Puerto Presidente Stroessner.

Asunción 27 de febrero de 1.957


Visto: la necesidad de crear una comisión encargada provisionalmente de la administración de
ciudad Puerto Presidente Stroessner, fundada el 28 de enero del año en curso, en el extremo de la
ruta internacional Asunción – Coronel Oviedo – Río Paraná, con facultades inherentes a la
complejidad de las tareas que demanda el planeamiento y desarrollo de una ciudad.

Por tanto:
El Presidente de la República del Paraguay
Decreta:
Artículo 1º Créase una Comisión provisoria encargada de la administración de la ciudad de
Puerto Presidente Stroessner.

Artículo 2º Integrase, dicha Comisión, con las siguientes personas:


Presidente, Dr. Don Edgar L. Insfrán. Miembros: General César
Gagliardone, General Milciades Ramos Jiménez, Don Aníbal Martínez y Don
Noel Lefebvre.
Artículo 3º La Comisión designada precedentemente, correrá:
a) Con la planificación y ejecución del área urbana de la ciudad de Puerto
Presidente Stroessner; b) Establecimiento de la zona y área de turismo;
c) Construcción del aeropuerto y puerto fluvial; d) Estudio y recomendación
sobre instalación de plantas industriales, hoteles de turismo; e) recomendar el
área de la zona debe ser declarada reservada; f) designar autoridades de
emergencias que lo requieran;
g) Dictar las reglamentaciones para los diferentes servicios.-
Artículo 4º Los bienes, útiles y objetos que reúna la Comisión para el mejor
cometido de sus funciones lo hará bajo inventario que llevará la dirección de
administración del Ministerio del Interior.-
Artículo 5º Comuníquese, publíquese y dése al Registro Oficial.

Firmado:
Edgar L. Insfrán Alfredo Stroessner
Ministro del Interior Presidente del Paraguay

Página 326
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cabe destacar que cuando se realizó la fundación de Puerto Presidente Strossner, la ruta que
había comenzado en Coronel Oviedo, con destino a la orilla del Paraná, aún no había llegado a
destino. Esta, se concretó después de dos años de haberse fundo el mencionado Puerto.

Posterior a la ceremonia de la fundación, la comitiva regresó a Asunción. El lugar, quedó


totalmente abandonado. A pesar de que se firmó el Decreto correspondiente, que avalaba la
existencia de una ―ciudad‖ a orilla del río Paraná. Ahora, quedaba la tarea más difícil, cual es
la de poblar. Después de llegar el camino, que posteriormente se denominaría Dr. José Gaspar
Rodríguez de Francia, en el año 1.959, recién, en ese momento, comenzaron a venir alguno
pioneros, quienes buscaban una alternativa de vida diferente, en ésta parte del país.

Ya estaba hecha la fundación, se podía tomar un mapa, observar el meridiano correspondiente


por donde pasa a orilla del Paraná, allí, figuraba la existencia de una ciudad. Sin embargo, en
la realidad no fue así. La ciudad aun no existía, lo que existía era el comienzo, la voluntad de
hacer que el Paraguay, esté presente en la frontera, para tratar de frenar las invasiones
constantes de los portugueses. Además, darle un nuevo alcance geopolítico al país, como
―Política de Estado‖. La responsabilidad de los fundadores, fue grande. A partir de ese
momento tan solemne, se debía llevar adelante el proyecto de urbanización y población.

La fundación de Puerto Presidente Stroessner, oficialmente de realizó el 28 de enero del año


1.957, así reza el Decreto fundacional, que más abajo trascribiré en forma inextenso.

Después del acto de fundación, quedaba la tarea más difícil. Los protagonista del acto
ceremonial de la nueva ―ciudad‖, se habían ido. Lo que quedó fue una explanada en el
barbecho, indicando que allí, se habían reunidas una cuantas personas.

La tarea de construir una ciudad, se veía nebulosa en el horizonte. ¿En el medio de la selva? Sí,
para ese menester se hizo un acto de fundación, en presencia de varios exponentes del gobierno
nacional y de representantes de la sociedad civil de varios puntos del país, inclusive en
presencia de diplomáticos extranjeros, representantes de la Iglesia Católica, del ejército y otros
estamentos.

Para que camine el hijo recién nacido, alguien tenía que enseñarle los primeros pasos. Para esa
finalidad se crea una Comisión provisoria, quien tendría a su cargo, la administración y el
crecimiento de la ciudad.

El agravante de la situación de los fundadores, que posteriormente conformaron la Comisión


de Administración de la ―ciudad‖, no tenían ningún conocimiento de la toponimia de Alto
Paraná, ni de las hidrografías existente en el lugar. Necesariamente, debían esperar a que
llegara el camino al Este del país, para poder trazar con mayor facilidad la urbanización de la
futura ciudad. En contrapartida, tenían, la exuberante floresta, que a partir de ahora debían
comenzar a talar. Las alimañas y todo tipo de animales salvajes, estaban al acecho de los
nuevos visitantes de la selva virgen del Alto Paraná.

Página 327
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Los recursos, tantos económicos, como humanos, eran extremadamente limitados. En cuanto a
recursos humanos, la comisión contaba con los pocos hombres que disponían, tanto el Jefe de
Gendarmería Miguel García, que para cuando entonces, ya había venido a instalarse con ―todo
su ejército‖, en las inmediaciones del arroyo Yhovy, (supercarretera, frente a APAMAP) y los
soldados del puesto de comando militar de Puerto Presidente Franco, a cargo del Coronel
Arce. Todos ellos reunidos, resultaba muy poca la cantidad de los recursos humanos.

El presupuesto, con que ellos podían contar para paliar las necesidades, era paupérrimo, a decir
del fundador principal, Edgar L. Insfrán, en su libro ―Un giro geopolítico‖. Éste, asignado al
ministerio del Interior, era lo que por extensión llegaba a la administración, incluyendo alguno
personales de la misma. De vez en cuando el Ministerio de Hacienda, liberaba alguna dadivas
adicionales, sigue diciendo Edgar L.

En una de esas exploraciones que realizaron en la zona, comenzaron a revisar los cursos
hídricos. Se adentraron en la selva, hacia el Sur, y subieron el curso del río Monday y el
Acaray. A pocos de adentrarse, allí estaba el imponente Salto del Monday. En la cascada,
encontraron varios centenares de rollos de maderas, que en la época de los mensues, habían
quedado abandonados. Según relata el Dr. Edgar L. Pareciera ser ―como escarbadientes
empinados‖. Inmediatamente, pensaron en sacar algún provecho del hallazgo. Negociarlos o
utilizarlos para la construcción del gran proyecto de la ―ciudad‖.

También, en la incursión que realizaron en el río Acaray, en su salto, encontraron otras tantas
cantidades de rollos. Estas maderas, fueron los que arrastraron las aguas de ambos ríos,
quienes habían desbordados, con la creciente que la gran lluvia azotó el país, en la década entre
el año 1.940 a 1.950. Las maromas, que servían de sostén a los rollos, colocados a uno
kilómetros de los saltos de ambos ríos, se soltaron, por cuanto que no soportaron el peso de
tantos rollos, traídos por la correntada de las aguas, productos de la gran creciente, que arrasó y
arrastró los rollos, que estaban en los costados de los ríos, esperando ser preparados en
pequeñas jangadas para llegar hasta el río Paraná. Esto sucedió a lo largo de ambos ríos, desde
la zona de Caaguazú hasta el Paraná.

En Asunción, en el Ministerio del Interior, aparecieron alguno ―dueños‖ de los rollos


encontrados en los respectivos Saltos del Monday y del Acaray. El Ministro Edgar L. Insfrán,
les recibió y les dijo que el hallazgo, proporcionaría una gran ayuda para la administración de
la nueva ciudad. Ellos, reclamaron sus ―derechos‖ de propiedad sobre lo hallado. El Ministro,
les dijo que no cuestionaría esos reclamos, si es que ellos pudiesen demostrar lo dicho.

En consecuencia les propuso lo siguiente, vendrían en el lugar y allí, ellos apartarían los rollos
que tendrían las respectivas marcas que acreditarían las pertenencias, (Los obrajeros, marcaban
los rollos con martillos de hierros, en donde estaba las iniciales para quienes trabajaban) y los
demás quedarían a la administración en forma directa. Por los que eran de ellos, el Gobierno,
generaría los recursos para compensarlos. Los trabajos que realizaron los de la comisión, en
sacar los rollos del lugar, también ellos, los propietarios, pagarían. Éstas fueron las bases de los
acuerdos.

Página 328
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se traza los rumbos para la urbanización de la ciudad

Llegó el momento de diseñar para la urbanización de la ―ciudad‖. El terreno presentaba


muchas dificultades, accidentes geográficos, riachos, montes espesos, y la escabrosa y elevada
barranca del Paraná.

Normalmente, una ciudad, se diseña primeramente para fundar y posteriormente se construye.


Nos referimos a ciudades modernas. El caso de Brasilia, que se estaba construyendo en la
misma época de la fundación de ciudad Presidente Strossner. Inclusive, se diseñó para la
capital del Brasil. Sin embargo, ésta fundación no fue así. Los que intentaban llevar adelante la
urbanización de la nueva ciudad, no contaban con tecnologías, ni mucho menos experiencias
en el tema. Tampoco contaban con profesionales técnicos para el efecto. Lo hacían a puro
pulmón.

Según relata Raúl Leiva, hijo de un auténtico pionero, Sub Oficial Daniel Leiva, que su padre,
fue el primer agrimensor que llegó a ésta parte del país. Estaba a cargo del ejército, en aquel
entonces, su jerarquía militar, Sub Teniente.

Daniel Leiva Garelik, llegó a Alto Paraná, en el lugar donde sería la ciudad Puerto Presidente
Stroessner, el 10 de agosto del año 1956. Ayudó en las delimitaciones que se trazarían para la
ubicación de los distintos lugares a ser construidos para las reparticiones públicas. Con él,
llegaron siete oficiales del ejército. Los conocimientos sobre el tema eran muy limitados.
Consecuentemente, el avance de los trabajos fue muy lento.

Sub Teniente Daniel Leiva Garelik, a la


izquierda del letrero, indicador. En el fondo,
se divisa la pequeña construcción del
campamento, previa a la fundación oficial
de la ciudad. Es el lugar donde actualmente
está el edificio de la ANDE, a la altura del
Lago de la República, esta fotografía fue
tomada el 14 de julio del año 1.957.
(Fotografía gentileza de Raúl A. Leiva C.)

Página 329
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El destacamento militar, ubicado en las inmediaciones del arroyo Yhovy, lo que sería hoy la entrada al área 1.
En la foto se observa al Sub Teniente Daniel Leiva G. y el Sub Oficial Venegas. Julio de 1.957
(Fotografía gentileza de Raúl A. Leiva C.)

El Mayor Octavio Lugo, jefe de la Delegación de Oficiales, acompañados de los oficiales y sub oficiales, quienes
trabajarían para abrir brechas para la futura ―ciudad‖. Fue cuando llegaron por primera vez en la selva del Alto Paraná,
antes de que se fundara Puerto Presidente Stroessner. 10 – 08 – 1956 (Fotografía gentileza de Raúl A. Leiva C.)

Página 330
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Administración de la comandancia militar, ubicada en las inmediaciones del arroyo Yhovy,


(Lago de la República) un poco más al Norte de Villa ANDE.
(Fotografía gentileza de Raúl A. Leiva C.)

Pareciera paradójico, los brasileños, eran los más interesados en que se desarrolle el progreso
de la construcción del camino, que estaría uniendo al Paraguay con el Brasil mediante el
puente a ser construido sobre el Paraná. Una empresa brasileña, estaba a cargo de la apertura,
de un camino que iba al encuentro de los zapadores, que estaban a cargo del Capitán Porfirio
Pereira Ruiz Díaz. Dicha empresa se denominaba TEAGASA. El camino, serviría para los
constructores de la ciudad, como una espina dorsal. A partir de ahí se desplazarían al Sur y
hacia el Norte.

TEAGASA, empresa brasilera, construyó el camino rumbo a la capital del país, hasta muy
cercano a Kaarendy, uno 70 kilómetros.

Para la comisión encargada de la urbanización de la nueva ciudad, representaba como límite, al


Norte, el río Acaray, al Sur el río Monday y por supuesto, que al Este, el río Paraná. Los
desniveles de los terrenos, más los arroyos que surcaban el lugar, hacían más difíciles los
levantamientos topográficos. A esto se sumaba la falta de tecnologías y elementos humanos
especializados en la materia.

A partir de las delimitaciones geográficas, por los fundadores, tenían una visión diferente para
el trazado urbanístico de la ciudad. Se comisionó desde el Ministerio de obras públicas al
supervisor Ing. Lorenzo Mengual, quien se trasladó con toda su familia, hasta el Alto Paraná.

Página 331
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Una vez delimitado el lugar exacto de los que sería el casco urbano, se concentró a todos los
personales disponibles, en el área de la construcción. De los que se disponía, que no fueron
suficientes. El que comandaba, era el Mayor Juan Cáceres, con la colaboración de Miguel
García, jefe de gendarmería de la Delegación de Gobierno.

Se abre paso en el monte, para un futuro aeropuerto

Comenzó la tala del bosque, los soldados fueron los que trabajaron con más ahínco, sobre
cuyas responsabilidades recaían los desmontes, en donde se instalaría a la ciudad Puerto
Presidente Strossner. El área limpiada, medía uno 100 metros de ancho por 1.200 metros de
largo. La orientación era de Norte a Sur. Este espacio, posteriormente sirvió para la pista de
aterrizaje de los aviones. Finalmente, se utilizaría para el aeropuerto local.

El 23 de julio de 1.957, el Poder Ejecutivo, suscribe un Decreto, Nº 28.282, por la que autoriza
una series de obras a ser construida en la nueva ciudad. Así se dio inicio a la construcción de la
primera obra. En primer término, se construyó el aeropuerto, luego el edificio de la caseta para
la torre de control. Se inauguró en el segundo aniversario de la ciudad, 3 de febrero de 1.959.

Aeropuerto Alejo García – inaugurado el 03-02-1.959

Página 332
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En la obra mencionada, trabajó como tractorista, uno de los pioneros que llegó a esta parte de
Alto Paraná, procedente de Villarrica, el señor Víctor Penayo, que vive todavía, hasta el
momento de la edición de éste libro.

La primera obra realizada después de la fundación, fue el aeropuerto Alejo García, año 1.957.
Luego la caseta de la torre de control. Por increíble que sea, el primer oficio religioso realizado
en el lugar, fue dos años después de la fundación de la ciudad. De éste hecho da testimonio, los
que integraron y asistieron a ese acto. La Misa, ofició el Monseñor Aníbal Mena Porta. Así
testifica el acta de la conmemoración.

Al pie de éste
testimonio, se
puede notar las
firmas de los
que estuvieron
presentes, en la
liturgia del día 3
de febrero del
año 1.959.
Abajo, la
fotografía
histórica de éste
acontecimiento.

Página 333
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Es la primera misa realizada en aeropuerto Alejo García, después de dos años de haberse fundada la nueva
ciudad, por el Monseñor Aníbal Mena Porta el día 3 de febrero de 1959

Este es el mismo lugar, en donde se realizó la primera misa el 3 de febrero de 1.959. Esta fotografía fue tomada
el día 20 – 08 – 2006
Página 334
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

A partir de la construcción del aeropuerto, la comunicación con la capital del país, fue más
fluida. En una de sus visitas, el Ministro del Interior, Edgar L., quien venía todos los fines de
semana. En uno de sus viajes, acompañado por el asesor de las Naciones Unidas, el arquitecto
Charles Wiliams, realizaron un recorrido por la zona, juntamente con los señores, Gral.
Ramos Giménez y Noel Lefebvre respectivamente. Internándose un poco más hacia el Oeste,
en donde surcaba el arroyo Yhovy, éste, se encontraba a pocos metros del futuro aeropuerto,
pudieron notar el declive que presentaba el arroyo. El Ministro tuvo una idea, la de represar,
para formar un gran lago, que serviría de atractivo a la futura ciudad.

Se construyen las primeras obras de la futura ciudad


En las inmediaciones, se podría destinar para un barrio residencial. El ministro, consultó al
arquitecto, si sería factible represar el arroyo Yhovy, (conocido como arroyo Amambay) a la
que el profesional, contestó que sí, era factible. Sin más trámites, se iniciaron las obras del
levantamiento del terreno para la represa.

Inicialmente, aprovecharon las maquinarias de la empresa brasilera, TEAGASA, para los


trabajos de drenajes y ensanchamientos del cause hídrico.

AV ENIDA 11 DE SE PTIEM BRE

Éste fue el inicio de la avenida 11 de septiembre que baja al Casino, año 1.958

Página 335
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Esta es la entrada de la avenida 11 de septiembre, fotografía tomada el 20 – 08 – 2006. La fotografía anterior


es el inicio de esta avenida.

La segunda obra en importancia, fue la apertura de un rumbo, por medio de una picada, que
serviría como uno de los principales caminos, éste, partía del aeropuerto Alejos García, hasta
el Paraná, en donde estaba el atracadero de Flor de Liz. La denominación de la calle, fue
conocida posteriormente como 11 de septiembre. Luego se abrió el monte para una de las
avenidas importantísima. La avenida Juscelino Kubitschek de Oliveira, hoy, Alejos García.
La Comisión provisoria, encargada de la planificación y construcción de la nueva ciudad,
elaboró un plan de trabajo, y por intermedio del Dr. Edgar L., presentaron al Poder Ejecutivo.
Entre ellos se contemplaba, una serie de actividades.
Fue suscrito un Decreto, el Nº 28.282, de fecha 23 de julio de 1.957 que aprobaba el plan de
trabajo, a llevarse a cabo por la Comisión Provisoria de la fundación de ciudad Presidente
Strossner. En él, contemplaba las obras a ser realizadas, con un costo aproximado de cada una
de ellas.

De esta forma, surgió la idea de la construcción del Lago. Por más que se dio la orden para la
construcción, incluyendo el costo del mismo, los recursos económicos para la obra, no se
disponía. El Ministro del Interior, Dr. Edgar L., por medio de la cartera de Estado, que estaba a
su cargo, realizó las gestiones ante los diferentes municipios del país, los que existían en aquel
entonces, solicitando apoyo económico para la construcción del Lago. Ante la gestión hecha
por él, fue acogida con beneplácito y todos ellos colaboraron para dicha obra.
Página 336
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

La construcción del Lago de la República año 1.960. El arroyo represado fue Y hovy.

Ésta fotografía es Lago de la República, fue tomada el día 20 – 08 – 2006

Página 337
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En esa época, los Intendentes eran nombrados por Decreto del Poder Ejecutivo, cuya
fiscalización, recaía en el Ministerio del Interior. Ese fue el motivo, de que el ministro, tenía
una cierta autoridad para realizar dicho pedido. Así fue que se construyó el Lago de la
República.

Lleva el nombre de ―Lago de la República‖, por lo expuesto en el párrafo anterior. Por haber
colaborado para la construcción de la misma todos los municipios del país.

Se cuenta de una anécdota, sucedida cuando se realizaba dicho trabajo. Que en las
inmediaciones del Lago de la República, se internaron en el monte, dos varones con machete
en mano y un perro, para traer tacuaras. Ellos, Fueron atacados por un Yaguareté. La presa fue
el perro, uno de ellos, corrió y el segundo atacó al Yaguareté con su machete, defendiendo a su
fiel animal, mató al felino, pero salió muy mal herido del bosque.

El Poder Ejecutivo autoriza las construcciones de alguna obras

A continuación, la trascripción del documento mencionado, que autorizaba la construcción de


las distintas obras.

PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA
Ministerio del Interior

Decreto Nº 28.282.-

POR EL CUAL SE APRUEBA EL PLAN DE TRABAJOS A CUMPLIRSE HASTA FINES DE


1957 POR LA COMISION PROVISORIA ENCARGADA DE LA DMINISTRACIÓN DE LA
CIUDAD PUERTO PRESIDENTE STROESSNER.-

Nº 4.471

Asunción, Julio 23 de 1.957.-

V 1 S T O: La presentación de la Comisión Provisoria encargada de la administración de la ciudad Puerto


Presidente Stroessner, en la que solicita la aprobación del Plan de Trabajos a cumplirse hasta fines del
año 1957, de acuerdo a las facultades concedídales por los artículos 3 9 y 1º de los Decretos Nºs. 25.209 y
28.010 de fecha 27 de Febrero/1957 y 13 de Julio11957, respectivamente,

Página 338
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY

DECRETA:

Art. 1 º.- Apruébase el siguiente plan de trabajos a cumplirse hasta fines de 1957 por la Comisión
Provisoria encargada de la administración de la ciudad Puerto Presidente Stroessner:
Construcción del Aeropuerto.

En ejecución – 90 mts. por 1.000 mts. – destroncados – falta nivelación y ampliación.-


Local de la Administración del Aeropuerto (Pre-fabricada según modelo).Adquirido en la suma de Gs.
800.000.- con contrato de instalación en un plazo de 60 días, una vez puestos los materiales en el terreno
elegido. El transporte de los materiales a cargo de la Comisión.-

Construcción de Avenida.

Desde el futuro Puerto al Aeropuerto – 800mts. apertura de la picada de mts. de 30 mts. de ancho
concluida- se iniciarán los trabajos de empedrado y ornamentación de la avenida- Presupuesto
aproximado: Gs. 500.000.-

Construcción de hotel.

Se tiene proyectada la construcción de un hotel para cubrir las necesidades de alojamiento inmediato que
surgirá al habilitarse el camino; sin perjuicio de encarar la construcción de un gran hotel de turismo, en el
lugar más adecuado conforme al plan de urbanización.- Capacidad: 100 personas.- Tiempo: 12 días.-
Presupuesto aproximado: Gs. 1.500.000.- (sin muebles e instalación sanitarias).- .
Construcción del lago artificial.

Conforme al estudio presentado por el profesor Hasler; se construirá una represa en el curso del arroyo
Amambay, para la formación de un lago artificial de 500 x 200 mts. Aproximadamente.- La
configuración del terreno facilita e un 80% la formación del lago.-

Se construirán además las ornamentaciones correspondientes requeridas para su comodidad y


embellecimiento (parques, jardines, casillas y demás servicios necesarios). Tiempo: 120 días.-
Presupuesto aproximado: Gs. 700.000

Construcción de rutas de acceso, miradores y restaurantes en los Saltos de Acaray y Monday.

Tiempo: 90 días.- Costo aproximado: Gs. 200.000.-

Art. 2° Las erogaciones a que dé lugar la ejecución del plan aprobado por el artículo anterior, serán
cubiertas con los fondos que la Comisión Provisoria obtenga, conforme a las disposiciones establecidas
en el arto 1º del Decreto Nº 28.010 del 13/Julio/1957.-
Art. 3º.- Comuníquese, publíquese, y dése al Registro Oficial.

Fdo.: Alfredo Stroessner


Fdo.: Edgar L. Insfran Fdo.: César Barrientos

Página 339
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Seguía la dificultad para los encargados de la construcción de la ciudad, aún no existía la


comunicación vía terrestre con la capital del país. Los materiales a ser utilizados en las
construcciones que aun se tenía que realizar, se traían de otros lugares. El único medio que se
podía utilizar era la vía fluvial. Hasta Villa Encarnación, se llegaba desde Asunción, vía férrea.
Además no existía una conexión física, camino, entre el monolito de la fundación y el Puerto
Presidente Franco, en donde existía un pequeño atracadero privado. Desde ahí, se llegaba hasta
Puerto Presidente Stroessner, por medio de una picada por la barranca de la ribera del Paraná.
Se pensó construir un pequeño atracadero, para facilitar el embarque y el desembarque de los
materiales en cuestión. Pero la creciente intempestiva del río, hacía difícil, más aún la altura
del barranco, que oscilaba entre 70 a 100 mts. hasta la orilla del Paraná, pero en fin se hizo un
pequeño muelle en la confluencia del arroyo Flor de Liz y el río Paraná. Allí, llegaban las
embarcaciones con destino a Puerto Stroessner. Puerto Miseria, que quedaba más abajo, que
cambió dos veces de nombre. Puerto 43 y luego Puerto triunfo, fue abandonado, por cuanto
que el Puerto que quedaba más arriba, comenzó a tener movimiento como un verdadero muelle
de embarque y desembarque.
Allí, fue donde atracó, el buque Capitán Cabral, cuando llegó en carácter de apoyo, a los que
tendrían que fundar la ciudad. Fue donde posteriormente llegó el primer cargamento, en el que
venía una casa prefabricada, totalmente desarmada, procedente de Villa Encarnación,
construida por un ingeniero húngaro, Juan Yvaszuk. Ésta, se armó, y sirvió para la vivienda del
fundador, Dr. Edgar L. Insfrán, luego sirvió como local a la administración de la ciudad
fundada.

Ésta fue la casa pre fabricada, que vino desarmada, de Villa Encarnación, por el río Paraná. Posteriormente
fue utilizada como la sede de la Administración de la ciudad. Actual, museo municipal. Año 1.958

Página 340
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se fundan alguno barrios (Barrio Obrero el primero)

Puerto Presidente Stroessner se tenía que dinamizar, es decir se necesitaba ir creando


situaciones diferentes, entre ellas, existía una proyección de la construcción de una fábrica de
palmito en la zona de Puerto Presidente Franco. Los administradores de ―la ciudad‖,
adelantándose a este hecho, decidieron construir un barrio, en donde habitarían los que
trabajarían en dicha fábrica.

La construcción del Barrio Obrero, obedeció principalmente al traslado de los obreros que
trabajaron en la construcción del puente internacional. En el año 1961, se tenía que realizara la
primera inauguración. El encuentro de los Presidentes de Paraguay y del Brasil. Se colocaron
tablas sobre la estructura en donde se produciría el encuentro.

Los obreros, residían en las inmediaciones de la barranca del Paraná, cado uno tenía sus
pequeñas chozas. Pero cuando se dio aquel encuentro, se les obligó a los obreros a abandonar
el lugar. En compensación, los encargados de la construcción del puente, de común acuerdo
con la Administración de Puerto Presidente Stroessner, buscaron un lugar apropiado para
ofrecer a los trabajadores totalmente gratis. Muchos de ellos se afincaron en el lugar otros no
aceptaron, pero teniendo sus respectivos ahorros, compraron terrenos en otro lugar.

Se buscó en las inmediaciones un lugar acorde, tanto en cuanto a planicie para la urbanización,
como a distancia del lugar en donde trabajarían los primeros obreros. En homenaje a ellos, se
denominó, Barrio Obrero.

Las primeras viviendas construidas, denominadas parque de Las Residentas. Año 1.964

Página 341
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El segundo barrio que se creó, fue la zona para la Terminal de Ómnibus, que por la ubicación
geográfica, se eligió las inmediaciones del lugar donde se estaba construyendo el puente. Tuvo
un rápido crecimiento, se convirtió en un lugar netamente comercial. Allí también funcionaba
el Mercado Municipal de Abasto. El lugar se denominaba Kure cúa, luego Barrio San Rafael.
Se pensó en un tercer barrio, que sería residencial. La ubicación, fue en las inmediaciones del
arroyo Acaray-mi. Allí, el señor Salvador Guanes, edificó una vivienda bastante confortable,
que le serviría de residencia, con su señora esposa, doña Celina Serrano de Guanes. En verdad,
que nada fue fácil, en los primeros tiempos de la vida urbanística en ciudad Puerto Presidente
Stroessner.
Las peripecias mencionadas, que pasaron los fundadores de la ciudad, transcurrieron en un
lapso de tres años aproximadamente. Luego pensaron en ofertar las tierras a algunos
capitalistas, para que las construyeran. Al primero a quien se le ofreció, fue al señor Manuel
Ferreira y a Nicolás Bo, respectivamente. Gente de la capital, y a otras personas más. Esto,
sucedía a fines del año 1.960, entre principio del año 1.961.

Llega el primer inversionista a la ciudad (Elías Saba)

El tiempo pasaba, poco o nada se había hecho con relación a lo que se pretendía hacer, se
necesitaba poblar la nueva ciudad. En Asunción, el General Milciades Ramos Giménez,
también estaba realizando las gestiones de encontrar algún capitalista, quienes tendrían algún
interés en urbanizar y construir la nueva ciudad Puerto Presidente Strossner. Contactó con el
señor Elías Saba, comerciante acaudalado, quien demostró interés en venir a poblar y a
construir la ciudad. Fue el primero quien compró una superficie de cien hectáreas, por la suma
de 4.000.000 de guaraníes. Suma de consideración, en aquel entonces, que sirvió para los
primeros fondos de la administración.

El señor Elías Saba, se comprometió, además de urbanizar y abrir las calles, dejar lugares
para plazas, y construir por lo menos una veinte viviendas, que servirían como atractivo a los
que vendrían a especular, buscando alguna mejorías, en la nueva ―ciudad‖. Casi todas las que
vinieron, echaron raíces, y formaron parte de esta comunidad. Además, serviría de motivación,
para los posibles pobladores, que adquirirían solares para sus respectivas viviendas. Para
muchos, don Elías, probablemente, realizó el peor de los negocios en la época. Quién pensaría
que la inversión realizada, podría recuperar con creces. Sin embargo, don Elías, tuvo una
visión futurista. Cuando se dio la explosión comercial de la ciudad, en la década del 70, habrá
quintuplicado su inversión. Los cien hectáreas, representaron una verdadera fortuna, para
cuando entonces.

El proyecto de planificación urbanístico, presentado por el señor Elías Saba, fue aprobado por
la Comisión de Administración. Luego, trajo maquinarias, para la apertura de las calles
trazadas y la preparación de las plazas. Así comenzó la población urbana, en Puerto Presidente
Stroessner.

Página 342
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El primer Edificio de altura, construido por don Elías Saba, quien fue el primer inversionista que apostó por la
nueva ciudad. En el año 1960 compró 100 hectáreas de la Administración de ciudad Presidente Stroessner.

Página 343
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

En la década del 1960, se tenía ya proyectada también, la construcción de la represa del


Acaray. En conversaciones previas con el Ing. Debernardi referente al tema, se procedió a
delimitar aperturas de caminos en las inmediaciones del lugar a ser represada. Se construyó un
barrio, que luego se denominaría Don Bosco. El camino surcado para ir a la futura represa del
Acaray desde Hernandarias, fue abierto y construido, por el señor Miguel García, jefe de
Gendarmería de Alto Paraná, con sus soldados. Este trabajo, fue realizado a indicación del
Delegado de Gobierno de la circunscripción.
El señor Noel Lefebvre, le encomendó dicha tarea. Abrieron el camino, desde la cabecera de
Hernandarias, zona Sur, hasta el cruce del km. 7, conocido hoy como Don Bosco, fue lo que
dio lugar al Barrio del mismo nombre. Allí, funcionaba una balsa, que servía para el cruce
entre Hernandarias y Puerto Presidente Franco. Puerto Presidente Stroessner, aun no existía
como punto de referencia.

Se trazan las delimitaciones del área rural de la ciudad


El Presidente de la República, suscribió el Decreto Nº 199, de fecha 25 de marzo del año
1.959, que autorizaba la planificación urbana y rural de la nueva ciudad Puerto Presidente
Stroessner. En este Decreto, que posteriormente se convirtió en Ley, contemplaba la
expropiación de las tierras en donde estaba asentada la ciudad Puerto Presidente Stroessner,
por considerarse de utilidad pública. Todas las tierras de Alto Paraná, en aquel entonces, era
propiedad privada; de la Industrial Paraguaya, de la Ganadera San Cosmes, de la familia
Bertoni, de la sucesión de la Condesa de la Bullerí etc.
El área urbana, se extendió hasta el km. 10, enmarcada por dos calles perpendiculares de la
ruta internacional, internándose, uno, hacia el Sur, cuyo límite es el río Monday. El otro, hacia
la zona Norte, llegando al río Acaray. Así quedó conformado por un polígono, lo que sería y es
hasta hoy, el casco urbano de la ciudad Puerto Presidente Stroessner.
El área rural, fue demarcada por un trazado perpendicular, en el Km. 294, contando de
Asunción, y km. 34, del el río Paraná. Desde el km. 10, al 34, era eminentemente rural, ésta, se
denominó zona ―B‖. Para el desarrollo urbano. La ruta internacional, servía de guía a los
agrimensores, quienes realizaron el levantamiento topográfico y trazaron primeramente las
calles, que así se llamarían cada divisoria de caminos, que se internaban desde la ruta principal.
Al Sur, hasta el Monday y al Norte, hasta el Acaray, cada calle distaba una de otra, dos mil
metros.
Las parcelas rurales, que serían los que se darían a los colonos, para la población rural, medían
de frente 200 mts. y 1.000 mts. de fondo, 20 hectáreas cada uno. Las calles que las dividía,
comenzó a enumerarse, como calle 10, 12 etc., así sucesivamente, hasta llegar a 34. En el
fondo de las parcelas, los terrenos, estaban ubicados en forma transversal, sus respectivos
frentes, sobre cada calle, con una dimensión de 250 mts. de ancho y 1.000 de largo, 25
hectáreas cada uno de ellos. El motivo que los terrenos que quedaban un poco más hacia
adentro de la ―ruta‖, eran mayores sus dimensiones, de los que estaban ubicados sobre la ruta
internacional. Fue a efecto de compensar a los colonos, por la ubicación, por quedar más
distantes de la comunicación vial. De esta forma, se delimitó todas las calles, hasta el Acaray y
el Monday, llegando al Oeste, hasta el Km. 34.
Página 344
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se crea la primera administración municipal


H. CAMARA DE REPRESENTANTES
LEY Nº 623
POR LA CUAL SE CREA LA COMISION DE ADMINISTRACIÓN DE PUERTO
PRESIDENTE STROESSNER.

La Honorable Cámara de Representantes de la Nación Paraguaya, sanciona con fuerza de,


LEY:

Art. 1º.- Créase la Comisión de Administración de Puerto Presidente Stroessner. –


Art. 2º.- La Comisión de Administración de Puerto Presidente Stroessner es un ente autárquico regido por
esta Ley y por las reglamentaciones que dictaren la Comisión y que fueren aprobadas por el Poder
Ejecutivo.

Art. 3º La Comisión de Puerto Presidente Stroessner tendrá como domicilio la Ciudad de Asunción,
Capital de la República.

Art. 4º La Comisión estará constituida por cinco miembros, los cuales serán designados por el Poder
Ejecutivo,

Art. 5º La Comisión de Administración tendrá las siguientes atribuciones:


a) Planificar y ejecutar la urbanización del área de la ciudad;
b) Construir el aeropuerto y el puerto de la ciudad;
c) Planear y ejecutar el desenvolvimiento económico de la zona;
d) Contratar los servicios de técnicos, empresas, entidades o personas, nacionales o extranjeras,
según las circunstancias;
e) Nombrar y remover a los funcionarios administrativos y al personal inferior,
Firmar contratos para llevar adelante los proyectos y obras de la ciudad;

d) Ejercer la fiscalización de las operaciones administrativas y técnicas realizadas y por realizarse


para el cumplimiento de esta Ley.

Art. 6º Hasta tanto se constituya el municipio de la ciudad, la Comisión de Administración tendrá las
facultades que la Ley Nº 222 orgánica municipal atribuye a las comuna.
Art. 7º La Comisión tendrá a su cargo la colonización de una fracción de tierra adyacente al radio urbano
de la ciudad y comprendida dentro de los siguientes límites: al Norte: el curso del río Acaray; al
Sur: el curso del río Monday; al Este: el curso del río Paraná; al Oeste: una línea perpendicular al
eje de la Ruta Internacional, que pasando por el kilómetro 294, corte los Ríos Acaray y Monday.
Art. 8º Decláranse de utilidad social, sujetas a expropiación, los inmuebles de propiedad privados
afectados por el artículo anterior.
Art. 9 La Comisión de Administración reglamentará las condiciones generales de la Colonización por
realizarse para la explotación agropecuaria y establecerá normas de parcelación de las tierras,
apertura de calles, construcción de puentes; el régimen de venta de las parcelas, el de créditos,
plazos, elección de colonos, sean ellos nacionales o extranjeros, pudiendo adoptar cualesquiera
otras disposiciones necesarias para el desarrollo del plan de colonización. Además tendrá facultades

Página 345
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

para resolver las cuestiones que se suscitaren entre los colonos provenientes de la adjudicación,
distribución y ocupación de lotes coloniales.-
Art. 10 Las tierras sometidas a la colonización, quedarán libres de todo impuesto inmobiliario y vial desde
el momento que pasaren al dominio de la Comisión de Administración.

Art. 11 Los títulos de propiedad otorgados por la comisión de Administración en virtud de esta Ley, serán
considerados jurídicamente perfectos, debiendo ser inscriptos los lotes coloniales en el Registro
General de la Propiedad y en el Registro Agrario del Instituto de Reforma Agraria. La transferencia
a terceros se realizará, previa conformidad de la comisión, en los primeros diez años y durante
dicho tiempo las parcelas no podrán revenderse, ni subdividirse, salvo que fuere para Integrar otra
parcela contigua.

Art.12 Los colonos abonarán impuesto territorial y vial cinco años después del otorgamiento definitivo de
sus respectivas parcelas.

Art. 13 La Comisión remitirá anualmente, para el estudio y aprobación del Poder Ejecutivo, el proyecto de
presupuesto de gastos y cálculos de recursos, así como la memoria y balance de cada ejercicio
financiero. –

Art. 14 El patrimonio de la entidad se formará:


a) Con las sumas asignadas anualmente en el Presupuesto General de Gastos de la Nación y en
leyes especiales;
b) Con los bienes muebles e inmuebles adquiridos en compra;
c) Con el importe de la venta de tierras, y con cualquier otra operación lícita;
d) Con los legados y donaciones que llegaren a recibir. –

Art. 15 La Comisión mantendrá relaciones con el Poder Ejecutivo y con los otros poderes del Estado por
intermedio del Ministerio del Interior.

Art. 16 Los actos de la Comisión serán fiscalizados de conformidad a las disposiciones establecidas en el
Decreto Nº 16.575, de fecha 11 de mayo de 1.951, que reglamenta las funciones de los Síndicos
del Estado para las entidades autárquicas.
Art. 17 Con la sanción de esta Ley quedan convalidados todos los actos cumplidos por la Comisión
provisoria de la Administración de la Ciudad de Puerto Presidente Stroessner, creada por Decreto
N° 25.209, del 27 de Febrero de 1957.-
Art. 18 Comuníquese al Poder Ejecutivo.-

Dada en la sala de sesiones de la Honorable Cámara de Representantes de la Nación, a diez y ocho


de agosto del año un mil novecientos sesenta.

Pedro C. Gauto Samudio J . Eulogio Estigarribia


SECRETARIO PRESIDENTE DE LA H.C.R.

Asunción, 22 de Agosto de 1.960.-


TENGASE POR LEY DE LA REPUBLICA, PUBLIQUESE E INSERTESE EN EL REGISTRO OFICIAL.

Fdo. Alfredo Stroessner. Presidente de la República


Fdo.: Edgar L. Insfran Ministro del Interior

Página 346
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Página 347
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

1959 se inicia las actividades aduaneras en Presidente Franco

Se iniciaron las primeras importaciones de mercancías con el Brasil y la Argentina. En la


misma barranca del Paraná estaba un gran barracón, así se les denominaba a los galpones
grandes. Allí, funcionó la primera Administración de Aduana. Los funcionarios, venían de
Asunción. Desde el primer momento de la apertura de la institución, ha sido un emporio en
cuanto a recaudaciones para el fisco del país. En la época, el Administrador general de Aduana
era el señor Humberto López. Personalmente acudía hasta la barranca del rumoroso Paraná,
para atender su oficina y cuidar que la mencionada repartición pública funcionase fluidamente.

La necesidad de contar con los gestores para las tramitaciones de los Despachos de las
mercancías importadas, era imperiosa. Allí, en Presidente Franco, se instalaron los primeros
Despachantes de Aduana, que después de mucho tiempo, conformarían el gremio a nivel local,
que se denominaría Regional Alto Paraná.

Las primeras personas que oficiaron como Despachantes, fueron: don Aparicio Gadea, Juan
Eudes Pereira, Vicente Brizuela, Gaspar Melchor Baltazar Yegros, Mariano Fernández Pico,
Marciano Lobo, Aldo Rojas. Los sacrificios de los pioneros, fueron múltiples. No se contaba
con ninguna comodidad, tanto en cuanto a infraestructura edilicias, ni equipamientos de
oficinas. Las actividades desarrolladas por los primeros profesionales del comercio exterior,
fueron puramente experimentales, hasta que lentamente se fueron profesionalizando. Además
se tenía en contra la falta de caminos en buenas condiciones, para desplazarse de un lugar a
otro.

Dos años antes de lo mencionado más arriba, se iniciaba la fundación de un nuevo Puerto, que
posteriormente se erigiría en un emporio comercial. En el año 1965, se inaugura
definitivamente el Puente Internacional de la Amistad, y todas las instituciones públicas, de
Presidente Franco, se trasladaron a Puerto Presidente Stroessner. Franco, quedó despoblado.
Inclusive muchos de sus habitantes abandonaron su terruño, para tratar de acogerse a los
beneficios comerciales que ofrecería la novel y pequeña ciudad.

Las Agencias de Despachos Aduaneros comenzaron a instalarse lentamente. Esta profesión, al


principio, fue muy difícil de ejercer con solvencia. Alguno que las ejercían principalmente del
entorno del gobierno tenían siempre mayor preeminencia y preferencia sobre los que recién se
iniciaban. Entre los que podemos mencionar como pioneras dentro de esta profesión,
Son: Agencia Romero y Agencia Gadea. Con estas, se iniciaron como Despachantes muchas
personas, que posteriormente se fueron independizando. Principalmente después del Golpe de
Estado del 3 de febrero de 1989.

Con el correr del tiempo, los profesionales Despachantes, vieron la necesidad de organizarse
en gremios. El propulsor de esta iniciativa fue el señor Aniceto Ruiz. Por la burocracia
existente y la traba que sufrían los profesionales, no fue posible llevar adelante dicha idea. Ha
pasado un buen tiempo y posteriormente volvió al tapete el deseo de conformar un núcleo de
estos profesionales. Esta vez, a propuesta del Dr. Francisco Romero, todas estas gestiones, se

Página 348
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

realizaban bajo la venia correspondiente de los Despachantes de turno, que operaban muy
estrecho con el entorno politico del Gobierno. En el principio de este intento el núcleo
mencionado, se denominó Círculo de Despachantes de Aduana. Fue sugerido el nombre del
Dr. Romero como presidente de dicha nucleación. Nunca se pudo concretar este deseo de los
Despachantes. Uno de los hombres de confianza de la Agencia Romero, era Milner Lucio
Ávalos, activo y dinámico profesional, quien ejercía ya desde un buen tiempo la profesión.

Después del Golpe de Estado del año 1989, comenzó a vislumbrar una nueva esperanza a los
profesionales. Celano Paoli, era uno de los valuartes para llevar adelante la iniciativa de la
organización del gremio de los Despachantes. En la época, APRINCO, era un Centro desde
donde se impulsaba la formalización legal de todos los gremios, cualquiera sean ellos, para
constituirse en agrupaciones organizadas legalmente. Los directivos de la institución de
referencia, eran Guzmán Acosta, Atilio Celano Paoli e Israel Iriarte, este último ejercía la
presidencia. El hermano de Guzmán, Gabriel Pineda, también formaba parte de la primera
camada de profesionales que trabajaron en Presidente Franco. El Dr. Eulogio R. Molinas,
ejercía el cargo de Secretario General y Asesor de la APRINCO.

La APRINCO, también fue uno de los propulsores de la formacón del gremio, de la ADALPA.
―Auxiliares Despachantes Alto Paraná‖.

Se estaba gestando la idea de la fundación de un gremio, que se encargaría de la representación


de los importadores de mercancías ante el Fisco. Los Despachantes, uno cincuenta en total,
inmediatamente después del Golpe de Estado, se reunieron en el mes de febrero del año 1989,
en el local de APRINCO, barrio Boquerón, en donde se fijó la fecha para la conformación del
Centro, en una reunión postrior, que se llevaría a cabo en el Club Caza y Pesca Monday para la
fundación del Centro de Despachante de Aduana Regional Alto Paraná. El profesional Ramón
González Sánchez, fue electo primer presidente del gremio.

El día 3 de marzo del año 1989, a los 30 días de haberse registrado el derrocamiento del
Presidente de la República Alfredo Stroessner. Con apoyo incondicional del Presidente del
Centro de Despachantesa de Aduana del Paraguay, don Octavio Salustros. Nace una nueva
entidad jurídica, autárquica y autónoma. Se funda el ―CENTRO DE DESPACHANTES DE
ADUANA REGIONAL ALTO PARANÁ. Tanto tiempo de espera, después de una tenaz lucha
contra el sistema de monopolio de este tipo de actividades, se consiguió llegar al objetivo.

El objetivo fundamental era la jerarquización y la dignificación de la profesión, como así


tambien coadyubar con el Gobierno Nacional, a través de la Dirección General de Aduana
DGA. Buscando la mayor recaudación y trasparentar las operaciones aduaneras. A partir de ahí
se realizarían la capacitación y actualización conjuntamente entre los asociados y la DGA.

Página 349
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

A partir de la fundación del Centro de Despachantes de Aduana Regional Alto Paraná, los
profesionales componentes del gremio, comenzaron a realizar permanentes capacitaciones de
profesionalización de sus asociados. El inicio de las actividades de esta nueva agremiación, fue
acogido por los profesionales con beneplácito. Esta profesión, comenzó a tomar relevancia en
el que hacer de la vida civil, que acompañaría la Administración de Aduana, para agilizar
cualquier tipo de tramitaciones de importación y exportación.

El Despachante es Agente del Comercio Exterior, es el enlace entre el Importador y el Estado.


La realización de las gestiones de los pagos impositivos por las Importaciones y Exportaciones
de mercancías, indefectiblemente, deben ser realizadas por ellos.

Dentro del gremio, como en cualquier otro, obviamente que existen también profesionales que
defraudan. Son escasos y muy aislados. Por una muestra de esta naturaleza, no se puede
estereotipar al conjunto. Lo cierto y lo concreto que los profesionales, deben capacitarse día a
día, para acompañar cualquier nueva inserción dentro del código aduanero y las normativas
para este menester.

Los primeros presidentes del Centro de Despachantes Regional Alto Paraná fueron:

Don Ramón González Sánchez Hugo Moreno Bobadilla


Presidente 1989 a 1991 y 1991 a 1993 Presidente 1993 a 1995 y 1995 a 1997

Página 350
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Luciano Milessi Justino González


Presidente 1997 a 1999 y 1999 a 2001 Presidente 2001 a 2003 y 2003 a 2005

Andrés Duarte Schultz Amado Mendoza


Presidente en ejercicio 2005 – 2007 Presidente con permiso para
asumir la vicepresidencia del Centro de Despachantes del Paraguay

Página 351
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Actualmente, el Centro de Despachantes Regional Alto Paraná, es una entidad de suma


importancia en la sociedad Paranaense y por ende en el ámbito nacional. El Centro, está
estrechamente vinculado con la institución aduanera. Ha sido partícipe en la elaboración del
proyecto del Sistema Sofía, que sirve para transparentar las gestiones de pagos arancelarios.

La institución de referencia, a partir de su conformación, se ha preocupado de sus asociados


para que participen de los seminarios a nivel internacional, que se realizan sobre temas
inherentes a la profesión. De la misma forma, también promueve congresos de actualizaciones
arancelarias, en donde trae disertantes expertos en la materia. Inclusive ha enviado a sus
asociados a especializarse a Europa.

La institución, está capacitada para competir con sus pares en cualquier latitud geográfica a
nivel mundial. Actualmente cuenta con una sede social de dos hectáreas, en el Km. 8 Monday.
Un quincho con capacidad de albergar una 300 personas, campo de deporte. Totalmente con
cercado perimetral.

Esta es la sede social del Centro de Despachantes Regional Alto Paraná, ubicada en el Km. 8 Monday a uno
500 metros de la ruta internacional Nº 7. La fotografía de abajo es el parque del que dispone para un espacio
recreativo de las que usufructúan, disponible al público

Página 352
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Local del Centro de Despachantes Regional Alto Paraná Km. 8 Monday 500 mts. de la ruta

Página 353
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se inicia la construcción de la Aduana de Presidente Stroessner

En la barranca del Paraná, grupos de funcionarios de Aduana

Con la planificación y construcción de la novel ciudad, también el Gobierno Nacional, iba


marcando su presencia, a través de las construcciones de los distintos edificios públicos. En
este caso, se daría inicio a la construcción del edificio de la Aduana y la Administración de
Puertos, de Presidente Stroessner. Siendo el primer administrador, un señor apellidado
Vázquez, el primero que vino como jefe de la Aduana de Alto Paraná.

Los funcionarios de la Aduana y Puertos, de aquel entonces fueron los que tomaron la
iniciativa para que se inicie la construcción de la Aduana de Presidente Stroessner, se da un día
3 de noviembre del año 1.959, en coincidencia con el aniversario del Presidente de la
República.

El puente de la ―Amistad‖ estaba dando su inicio, la majestuosidad de la obra del hombre


sobre la naturaleza, pareciera ser que se estaba imponiendo. La construcción de una de la más
importantes oficina recaudadora del país, estaba por florecer, nada más que en la nueva e
incipiente ―ciudad‖, Puerto Presidente Stroessner, que posteriormente se erigiría como la
principal del Paraguay. La Aduana, estaba en plena construcción.

Página 354
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El administrador más destacado de la Aduana de Presidente Stroessner fue Fulgencio Tomás


Santos, así confirmaron las personas que les conocieron, inclusive el Delegado de Gobierno de
la época, don Antonio Oddone Sarubbi, públicamente lo ha manifestado. Organizó totalmente
la institución, inclusive unificó el sistema impositivo, para darle mayor agilidad a las
importaciones, a los importadores y a los Despachantes.

Inauguración del edificio de la Aduana de Presidente Stroessner

En el diario la Tribuna de la capital del país, de fecha 13 de octubre del año 1.962, se publica
con grandes títulos “QUEDÓ INAUGURADA LA ADUANA DE PUERTO PRESIDENTE
STROESSNER”. De hecho que la inauguración se dio con la presencia del Presidente de la
República, Gral. De Ejército Alfredo Stroessner. De esta forma se iba cumpliendo los sueños,
tanto del Gobierno como de los que fundaron la ciudad, de ver crecer con pomposidad, para
orgullo de los que habitan esta tierra roja del mensú.

El moderno edificio de la Aduana de la novel ciudad Presidente Stroessner

Página 355
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Se construye la Iglesia Catedral

En la construcción de esta Iglesia, trabajaron la Familia Allende. En la altura, entre los cinco
constructores, está Carlos Allende, recostado por la cruz, que acabaron de alzar.

En toda ciudad en etapa de desarrollo, se debe ir contemplando las construcciones de los


edificios de las distintas instituciones. Propias de una comunidad. Así pensaron los fundadores
de Puerto Presidente Stroessner. El Dr. Edgar L. Insfrán, acariciaba como un sueño, la
construcción de una Catedral, que sería como una iglesia de esas grandes ciudades en pleno
desarrollo.
Se busca un lugar adecuado. La Comisión administradora, al encontrar el terreno apropiado,
realizó la construcción simbólica de lo que sería la Iglesia Catedral, se colocó una piedra,
realizando una pomposa ceremonia religiosa. La solemne eucaristía, fue celebrada por el
Monseñor Aníbal Mena Porta. La realidad era totalmente diferente al acto en sí.
Pasaron cinco largos años, y la ciudad, aun no se desarrollaba. El Ministro del Interior, realizó
un viaje a Uruguay, a invitación del consejero uruguayo, Eduardo Víctor Haedo. El
diplomático, tenía conocimiento de que el sueño del Dr. Edgar L., era la de construir un
hermoso templo, en la nueva ciudad Puerto Presidente Stroessner. Le presentó a un famoso
arquitecto boliviano, don Javier Quezada. Éste, había hecho el proyecto de una gran Iglesia, de
lo que resaltaba su cualidad, de los adornos que contemplaba la majestuosidad de la
construcción.

Página 356
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Este arquitecto fue invitado por el Ministro del Interior, a visitar Asunción. No pasó mucho
tiempo de aquel encuentro. El arquitecto Quezada, curioso por conocer el Paraguay, gustoso
aceptó dicha invitación. Llegó a Asunción y fue recibido por el Dr. Edgar L. Insfrán. El motivo
de la entrevista, era diseñar el boceto de una Iglesia. El arquitecto le preguntó al Dr. Edgar L.
si cómo desearía, a lo que él contestó, que le gustaría que se tome en cuenta la naturaleza, la
tierra roja del Alto Paraná, las exuberantes orquídeas, las mariposas y los colores cautivantes
de conformaban las flores del bosque.

Ésta es la moderna construcción de la Iglesia Catedral, actualmente. Fotografía tomada el 20 – 08 - 2006

Página 357
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El crecimiento económico y comercial de Presidente Stroessner


Evidentemente, que la región de Alto Paraná, y por ende Puerto Presidente Stroessner, en
aquella época, estaba siendo acosada por los bandeirantes. Hemos dicho en un apartado
anterior, que el Brasil, venía con todo, rumbo hacia el Oeste. Era una marcha que obedecía a
una política de Estado. La ubicación geográfica de la ciudad, fue el punto neurálgico, que dio
inicio a una expansión ―sui generi‖ de la nueva ciudad fundada, que en poco tiempo sorprendió
a propios y a extraños, proyectándose mucho más allá de su frontera.

El Sabio Moisés Bertoni, ya presagiaba, que esta zona iba a ser una de la más próspera, en
tiempo menor, de lo que podía darse de la fundación de cualquier ciudad del mundo (Él
falleció en el año 1.929 antes de que se fundara la ciudad) Las fronteras, más aun a orilla de
uno de los ríos más prominentes de América del Sur, como es el Paraná, y con la confluencia
del río Yguazú. Conformaban un atractivo natural, primeramente por su paisaje y por los
recursos que ofrecían a propios y extraños la selva del Alto Paraná. El desarrollo socio-
comercial era bastante propicio para cualquier actividad comercial.

Comercial Ramírez Hermanos

Ésta fue la primera casa comercial, de ciudad Presidente Stroessner, se dedicaba a la venta de productos de artesanías y
ramos generales. Cuando se filmó la película Trueno Entre las Hojas, con Isabel Sarlis, Armando Bo y Luís Alberto del
Paraná, una parte de ese largometraje, rodó en éste local.

Página 358
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Cuando se inició recién la fundación de la ―ciudad‖, comenzó a trazarse en forma empírica la


urbanización de Puerto Presidente Stroessner. Una vez demarcada la zona urbana, suburbana y
rural, que llegó hasta el Km. 34, la preocupación era traer gentes para poblarla.
Lo primero que pasó por la mente del fundador, fue traerle a un prominente varón, que estaba
regenteando un colegio religioso, en las afueras de Coronel Oviedo. Se trataba del Pbro. Guido
Coronel. Con la llegada de éste gran emprendedor de la labor de la minga, se buscó un lugar
propicio para centrar las actividades, tanto comercial, laboral y la administración de Puerto
Presidente Stroessner.
La idea era encontrar un punto intermedio, entre el río Paraná y el límite de la zona, que
llegaba al Km. 292, contando de Asunción hacia Presidente Stroessner. Así nació la idea de la
Colonia Presidente Stroessner, ubicada en el Km. 16, que posteriormente se elevó a categoría
de distrito, denominándose ―Minga Guazú‖. Se concentró las actividades en la Colonia, esa es
una de las razones que Minga Guazú, creciera también a la par de Puerto Presidente
Stroessner.

Se construye una Usina generadora de energía eléctrica


La Comisión de la Administración, a partir del año 1.965, tenía una necesidad de instalar una
usina generadora de energía eléctrica, para distribuir a los pocos habitantes de Puerto
Presidente Stroessner. Ésta, funcionaba en el local conocido como la oficina de ―defensa al
consumidor‖, sobre la avenida Pionero del Este. En el año 1.965. Allí fue comisionado desde
Asunción, como encargado, al señor Eugenio Espinola Almada, a cargo de la Administración
de la pequeña generadora eléctrica.

Ínterin que se construía la caseta y se procedía a la instalación del motor generador, don
Eugenio Espinola, se dedicaba a la instalación de electricidad domiciliaria, en las casas
particulares, quienes estarían en condiciones de adquirir dicho servicio. Así se fue formando la
ciudad.

Espinola, además de ser el encargado del control, que hacía funcionar desde las 08:00 hasta las
13:00 hs. y desde las 16:00 hs hasta las 23:000 hs. Ese era el horario de funcionamiento, la
pequeña sub estática de electricidad. De esa forma se daba la oportunidad, a las personas que
tenían los primeros artefactos eléctricos, para que pudieran hacer uso de ellos. También en esas
condiciones, llegó a funcionar la primera radio emisora, ZP 16 Radio Acaray, propiedad del
señor Juan Bernabé Apodaca, sobre la avenida San Blas, casi Capitán Emeterio Miranda.

La Administración de la ciudad naciente, se iba modificando de tanto en tanto. Dentro del


grupo que conformaba dicha nucleación, se cambiaban de vez en cuando, al presidente, e
integraban alguno nuevos miembros, pero no siempre el presidente era el administrador. Según
cuenta alguno pioneros que llegaron en la época del inicio del desarrollo de la ciudad, la
administración siempre estuvo a cargo del señor Noel Lefebvre.

Los presidentes de la administración fueron: Dr. Edgar Linneo Insfrán, a éste le sucedió el
General Mario Cocsia Tavarossi, luego el Tte. Cnel. Antonio Oddone Sarubbi, que además de

Página 359
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

ser presidente de la Comisión, fue también el Delegado de Gobierno de Alto Paraná, quien
había reemplazado a don Noel Lefebvre.

Se crea el Distrito de Presidente Stroessner

Ley Nº 1.251.- Que crea el Distrito de Presidente Stroessner.

La Honorable Cámara de Representantes de la Nación Paraguaya, sanciona con fuerza de;

LEY:

Artículo 1º Créase el Distrito de Presidente Stroessner dentro de los límites siguientes:

Al Norte: El Río Acaray, desde su desembocadura en el Río Paraná hasta la


confluencia con el Río Yguazú y siguiendo el curso de éste, hasta su confluencia
con el Río Paraná.
Al Sur: El Río Monday, desde Puerto Venecia hasta su desembocadura en el Río Paraná.
Al Este: El Río Paraná, desde la desembocadura del Río Acaray hasta la del Río Monday.
Al Oeste: Una línea recta con rumbo S-45º E. que va desde la confluencia de los Ríos
Monday-mí e Yguazú hasta Punto Venecia, sobre el Río Monday.
Art. 2º La parte delimitada por el artículo 1º de esta Ley dejará de pertenecer al Distrito
de Hernandarias.
Art. 3º El Poder Ejecutivo dispondrá la fijación de los límites jurisdiccionales del nuevo
Distrito.
Art. 4º Hasta la realización de las elecciones municipales del año 1970 la Comisión de
Administración de Puerto Presidente Stroessner, creada por Ley Nº 623 del 22 de
agosto de 1960, tendrá a. su cargo la Administración del nuevo Distrito y
conforme al Artículo 6º de dicha Ley, continuará con las facultades propias
establecidas para las comuna por Ley Nº 222. Orgánica Municipal.
Art. 5° Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la sala de sesiones de la Honorable Cámara de Representantes de la Nación a trece de


julio del año un mil novecientos sesenta y siete.

Pedro C. Gauto Samudio J. Eulogio Estígarribia


Secretario Presidente de la H. C. D.
.
Asunción, 17 de Julio de 1967

Téngase por Ley de, la República, publíquese e insértese en el Registro Oficial.

Firmado: Gral. Alfredo Stroessner Juan Ramón Chávez.


Presidente de la República Ministro de Interior

Página 360
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Consejo de Administración de Presidente Stroessner

También estaba en funcionamiento, un Consejo de Administración, que estaba conformado por


los señores: Pbro. Guido Coronel, Juan Eudes Pereira, don Francisco Ramón Romero y el Dr.
Hugo Martínez Cárdenas. La Comisión y el Consejo de Administración, estuvieron en la
conducción, el desarrollo y el crecimiento de Presidente Stroessner, hasta el año 1.975, año en
que al elevarse a Municipalidad, el Consejo, entregó la administración al primer Intendente,
don Carlos Barreto Sarubbi.

El Administrador, don Noel Lefebvre, en su afán de distribuir tierras y poblar la novel ciudad,
todos los días, aproximadamente de 08:00 hs. hasta las 10:00 hs., se colocaba en la cabecera
del puente de la ―Amistad‖, con un pequeño letrero, en donde ofrecía terrenos a los transeúntes
que pasaban por el lugar. El costo de los terrenos en aquella época, sobre la avenida San Blas,
era de 5.000 guaraníes y en cuotas. Mismo así, nadie quería comprar terrenos en la selva. En
ésta actividad, le acompañaba don Eugenio Espinola Cárdenas.

Pasaban los años, y no se conseguía vender los terrenos. Entonces, pasó por la mente del señor
administrador, ofrecerles a las gentes de la capital. También ellos no querían. Entonces se
comunicó con los militares, ofreciendo primeramente al Gral. Britez Borges, Humberto
Garcete, el Gral. Johansen y otros militares. Esa fue una de las razones de que muchos
militares poseían sobre la avenida San Blas, alguno terrenos.

En esta época, fue cuando el empresario Elías Saba, fue adjudicado por la Administración, cien
hectáreas de terrero, a un costo de 4.000.000.- de guaraníes. Con mucho esfuerzo se dio inicio
a la construcción, expansión y población de Puerto Presidente Stroessner.

Posteriormente, cuando llegó la efervescencia de los comerciantes en el Este, precedieron a


vender y otros lo edificaron. Así lo relató el señor Eugenio Espinola Cárdenas, quien trabajó
durante diez años en la Comisión de Administración de la ciudad.

En el año 1.970, fue nombrado presidente de la Comisión de Administración de Puerto


Presidente Stroessner, al Delegado de Gobierno de Alto Paraná, don Antonio Oddone Sarubbi.
Los primeros adoquinados, hechos de cemento que se colocaron en la ciudad, aperturas de
calles, fueron realizados durante la presidencia del mismo. Existía una avenida doble, que
partía desde lo que actualmente es la estación de servicio Shell, Km. 1½, que llegaba hasta el
Hotel Casino Acaray. Esa fue una de las obras de mayor envergadura, que realizó la Comisión
de Administración, a cargo del presidente mencionado.

La década del año 1.970, era la más movimentada. Hubo una migración masiva de
compatriotas y de extranjeros, en la zona del Este del país. Fue como la época del obraje, con
la gran diferencia, que el flujo de personas que venían, era mucho mayor.

Página 361
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

A partir del año 1.975, la Administración de la Colonia Puerto Presidente Stroessner, dejó de
existir.
Problemas de límites, histórico entre Paraguay y Brasil desemboca en Itaipú
El Problema de límite entre el Paraguay, Brasil y la República Argentina, proviene desde
tiempos inmemoriales. Los antecedentes de las cuestiones territoriales en general, fueron los
tratados hispano – Lusitano del año 1750 a 1775. En este tratado, España le adjudicaba a
Portugal, límites inciertos hacia el Norte de Paraguay. Los ríos que servían como tales, eran
desconocidos por los demarcadores españoles.

Para el efecto, el tratado de San Ildefonso determina en su Art. 8º… se remontará el río Paraná
hacia el Norte hasta donde se junta el río Ygürey por su ribera occidental.

Art. 9º Desde la boca o entrada del Ygürey seguirá la raya agua arriba, de este hasta su origen
principal, y desde él se tirará una línea recta por lo más alto del terreno hasta hallar la cabecera
o vertiente principal del río más vecino de dicha línea, que desagüe en el Paraguay…

También podemos mencionar como antecedentes de los problemas de límites, la


desmembración de la Gobernación de Asunción de la Provincia Gigante de las Indias,
convirtiéndose en dos, la del Río de la Plata y la mencionada. En verdad que ambos se
dividieron en poblados, esas gobernaciones no determinaban los límites territoriales.

En la época de Luís de Céspedes de Xeria, Gobernador de Paraguay, los bandeirantes,


ocuparon los territorios del Guiará o Villa Rica del Espíritu Santo. Provocando el éxodo de los
nativos reducidos, bajo la conquista del P. Provincial Antonio Luís Montoya, año 1630.

En el año 1773, el Gobernador Fernando de Pinedo, fundó Villa Real o Concepción y


ensanchó la frontera Norte de Paraguay hasta el río Apa, desalojando del valle Ygatimí a los
portugueses quienes habían ingresados en la época del Gobernador Xeria.

En la época del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, el Paraguay independiente, pobló el
valle de Ygatimí, también denominado Curuguaty.

Don Carlos Antonio López, quiso iniciar relaciones comerciales de amistad y de límites con
las potencias extranjeras vecinas. No consiguió. El motivo era la protesta constante del
Dictador Juan Manuel de Rosas, Gobernador de Buenos Aires, en no reconocer la
independencia y la soberanía de Paraguay. A consecuencia, ningún país quiso enviar
representantes a Asunción.

El dictador fue derrocado en el año 1852. Buenos Aires, inmediatamente reconoció la


Independencia de Paraguay, fue el último en adherirse a la causa independentista de los
pueblos de la Provincia Gigante de las Indias, del yugo español.

Don Carlos Antonio López, inició otra vez las tratativas de límites y amistad con los países
vecinos. La inestabilidad política y la falta de equilibrio de los pueblos del Río de la Plata, fue
Página 362
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

la causa de la postergación de que se trate tales problemas, una vez más se pospuso y quedó en
un cuarto intermedio por un periodo de seis largos años. Luego ya se desató el Genocidio
Americano contra el pueblo paraguayo y los temas de límites quedaron definitivamente
truncados.

PROTOCOLO MORENO-MANGABEIRA

Decididos ambos gobiernos a llevar adelante los trabajos pendientes de fijación de límites y de
hitos, siendo Presidente de la República Don José P. Guggiari, se firmó e19 de mayo de 1930
en Río de Janeiro, el Protocolo por el que se creaba una Comisión Mixta de Límites y
Caracterización de la Frontera Paraguay-Brasil. Lo firmaron; por el Paraguay, el Ministro
plenipotenciario Fulgencio R. Moreno, y por el Brasil, el Ministro de Relaciones Exteriores,
Octavio Mangabeira.

Se acordó que la Comisión procederá a la reparación o sustitución de los hitos de la frontera


demarcada de 1872 a 1874, que estuvieren deteriorados o destruidos, manteniendo sus
respectivos sitios. Además, la colocación de nuevos hitos entre los ya existentes, de modo que
de cualquiera de ellos se pueda avistar directamente y a simple vista, los dos contiguos.

Los trabajos de la comisión

La Comisión mixta prevista en el Protocolo Moreno-Mangabeira, quedó constituida en


Asunción en mayo de 1932, y los trabajos de caracterización, demarcación y colocación de
hitos, comenzaron en PuntaPorá.

La 5ª conferencia de la Comisión mixta se realizó en el Campamento de la comisión brasileña,


en la isla frente a la quinta caída, el18 de julio de 1934. El primer comisario brasileño, mayor
Leopoldo Nery da Foseca Junior, propuso levantar allí el marco terminal de la línea seca de
límites, la que de acuerdo con el Tratado de 1872, debía ser la de "la cumbre de la sierra de
Mbaracayú hasta donde ella concluye".

El primer comisario paraguayo, capitán de navío Elías Ayala, sugirió efectuar las
"observaciones astronómicas necesarias sobre el pilar de observación y dejar el levantamiento
del marco para cuando a ciencia cierta y conciencia segura se pueda construirlo". Ya para
entonces la Comisión paraguaya se percataba de las deficiencias de los trabajos de 1874, y que
el punto de referencia frente a la 5ª caída, no correspondía a la línea de la cumbre. No obstante
la insistencia del primer comisario brasileño, la construcción del marco de referencia quedó
postergada. Tal fue el primer serio intento brasileño de demarcar la línea fronteriza, de tal
manera que lo mejor de los Saltos quedarán íntegramente en jurisdicción brasileña.

En la 19ª conferencia de la Comisión mixta, celebrada en Punta Porá el 22 de julio de 1954, el


primer comisario paraguayo, contraalmirante Raúl Gutiérrez Yegros, en cumplimiento de
instrucciones de la Cancillería, para realizar previamente, un levantamiento
aerofotogramétrico, acotado, a escala de 1/30.00, que arrancando de la naciente del Guavirá
(Yacarey) tome a ambos lados del divisor de aguas de la Sierra del Mbaracayú, entre 10 y 20
Página 363
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

km y a lo largo de dicha Sierra del Mbaracayú desde la mencionada naciente del Guavirá
(Yacarey), en una extensión de 70 km. Este planteamiento de la Comisión paraguaya, condujo
a la precisa determinación de la línea de la cumbre, de acuerdo al texto del Tratado de 1872.

En la 25ª conferencia, celebrada el 20 de noviembre de 1961 en Río de Janeiro, se aprobaron


los trabajos de caracterización, demarcación y colocación de hitos realizados entre 1958 y
1959. Para los trabajos del año 1962, el primer comisario paraguayo, general Milciades
Ramos Giménez, en cumplimiento de instrucciones de la Cancillería propuso: ... el
levantamiento regular con la máxima precisión posible dentro de la topografía, del último
trecho aún no demarcado de la cordillera de Mbaracayú y su ligazón con el accidente
geográfico Salto del Guairá.

Los minuciosos trabajos topográficos realizados; relevamientos planialtimétricos y


aeorfotogramétricos, dieron a los brasileños la información cierta de que la línea de la cumbre
estaba mucho más al norte de lo que ellos pretendían. Y entonces, recurrieron a la no
presentación de sus demarcadores, suspendiendo se la demarcación y colocación de hitos,
faltando para llegar a los Saltos, uno 20 kilómetros.

La 26ª Conferencia. Se llevó a cabo en la Asunción en octubre de 1968, en cuya oportunidad


se acordó continuar con los trabajos de demarcación y colocación de hitos, en una extensión de
uno 9 km. Con esto se llegó a uno 3 km. del lugar desde donde los brasileños demarcaron por
si y ante sí la línea fronteriza en dirección Sur-Este, para terminar frente a la 5ª caída, con lo
que prácticamente la totalidad de los Saltos quedaban en jurisdicción brasileña.

Señala el Prof. Ramiro Rodríguez Alcalá, entonces miembro del Consejo Nacional Asesor de
Límites, que:

"Proponiéndose el Brasil aprovechar unilateralmente la energía del Salto; alegando que éste
se encuentra íntegramente en su territorio, y comprobado en el terreno que la línea de cumbre
de la Sierra de Mbaracayú está realmente situada más al norte de donde lo establecieron en
1874, los comisarios demarcadores ejecutores del Tratado del 72; se ha planteado una
controversia entre ambos países sobre dos cuestiones fundamentales: la propiedad del Salto
del Guairá o Sete Quedas y la demarcación de la línea seca que, del Salto de las Siete Caídas
debe continuar por la cumbre de la sierra, hasta donde ella concluye. Geográfica y
técnicamente, ambos problemas se encuentran estrechamente relacionados y no cabría
resolverlos por separado, ya que la línea fluvial río Paraná, hasta el Salto, debe seguir sin
solución de continuidad ni dislocación posible, por lo más alto de la sierra hacia el oeste, en
el hinterland; el encuentro del río con la sierra genera el gran accidente, y ésta relación de
causalidad física está indicando la vinculación indestructible entre la línea seca y la mojada,'
la cuestión de las cumbres y la cuestión del Salto grande del Paraná.

―...Los trabajos se iniciaron en 1932, habiéndose construido e inaugurado 846 hitos,' el último,
el 341/1V, en la 25n Conferencia realizada en Río de Janeiro el20 de noviembre de 1961. El
comisario paraguayo propuso y logró que se realizara "el levantamiento regular, con la
máxima precisión posible dentro de la topografía, del último trecho aún no demarcado de la
Cordillera de Mbaracayú y su ligazón con el accidente geográfico Salto del Guairá.... ", Lo
Página 364
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

que fue aceptado por la comisión brasileña. Levantada la cotafotogramétrica y cumplidas las
operaciones de campo, quedó en evidencia que la verdadera cumbre-única, ya que no puede
hablarse de más alta y menos alta cumbre- del Mbaracayú está en el ramal norte, que se
proyecta sobre la costa del Paraná arriba de la primera caída.

Esta constatación, que figura en los cuadernos de registro de levantamiento, no ha sido


asentada en acta, ni se han establecido los hitos sobre la línea de máxima altura, por la tenaz
negativa de los demarcadores brasileños. El meritorio esfuerzo de la Comisión paraguaya, sin
embargo, no se ha malogrado,' gracias a su competencia y sagacidad, Paraguay cuenta con la
comprobación técnica de que su frontera en la zona del Salto fue mal establecida, en su
perjuicio, en 1874; de que la línea trazada entonces se aparta del tratado de límites‖.

Del diferendo de límites nace la represa de la Itaipú Binacional


Pocos días después, del la firma del Tratado de Foz, del año 1964. Un día 27 de marzo de
1965, con motivo de inaugurarse el Puente de la Amistad, se encontraron los Presidentes
Castello Branco y Stroessner, acompañados por sus más altos funcionarios. Cumplida la
ceremonia inaugural programada, ambos gobernantes abordaron el urticante problema de
límites sobre los Saltos y en el mismo sitio de la ceremonia decidieron designar al Gral.
Golbery de Couto e Silva y al Ministro del Interior paraguayo, respectivamente, para que
reunidos en Asunción, buscaran la solución del problema.
Ya en la Capital, en el domicilio particular del Dr. Insfrán, se realizaron intensas conversaciones en las
que intervinieron el Ministro Sapena Pastor, el Profesor Dr. Juan R. Chávez, así como otros miembros
del gabinete nacional. Golbery, que era de hablar parco y de actitud prudente, se mostró afable, cordial
y receptivo durante las dos jornadas que duro su estancia asunceña. Al cabo de la misma y a no mbre
del Gobierno, el Ministro del Interior le entregó un memorando del siguiente tenor:
"1- Los problemas de límites con los Estados Unidos del Brasil en la zona de los Saltos del
Guairá pueden generar:
a) La perturbación del proceso geopolítico tendiente a la integración regional de los dos Estados
Latinoamericanos; y
b) Entredichos y conflictos fronterizos que mortificarían nuestra ya muy sensibilizada opinión
pública nacional con deterioro de la política que ha venido operando el fraternal acercamiento y
la amistad paraguayo-brasileña.
2- La razón, el interés recíproco y la equidad aconsejan una solución que contemple las dos
siguientes cuestiones esenciales:
a) La justa fijación de los límites en los Saltos del Guairá conforme a los resultados de los
trabajos topográficos de demarcación que, sobre la Cordillera del Mbaracayú, ha venido
realizando la "Comisión Mixta de Límites y de Caracterización de Frontera Paraguay-Brasil";
y,
b) Alcanzada dicha justa solución de los problemas de límite y soberanía, encarar la viabilidad
de la explotación en condominio del potencial hidroenergético del Río Paraná en el tramo de
frontera común entre Paraguay y Brasil.
Asunción, Marzo de 1965."

Página 365
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

Una ocupación militar por los brasileños, agudiza la crisis en la frontera

A los pocos tiempos transcurridos la visita realizada por las autoridades paraguayas a Salto del Guairá
los días 20 y 21 de marzo, y el encuentro presidencial del 27 del mismo mes en Foz de Yguazú,
probablemente no permitió, a los servicios de información del gobierno del Brasil, procesar las
circunstancias y datos de aquella visita, ni concluir ningún juicio. Suponemos que por tal motivo, o
porque tanto el Presidente Castello Branco como el Gral. Golbery lo disimularon, la inauguración del
Puente se realizó sin sombra alguna de contrariedad que la perturbara. Antes bien, los Presidentes
suscribieron una declaración conjunta de tono protocolar aunque relativamente cordial.

Tampoco Golbery dejó traslucir molestia alguna en las conversaciones mantenidas en nuestra Capital.
Pero, sorpresivamente, en el mes de junio, a menos de 3 meses del encuentro presidencial, un
destacamento militar brasileño se instaló en el trecho de los 20 Kmts. de línea de límites no
caracterizados, ocupando territorio que nuestro país consideraba suyo. (1) El Presidente Castello
Branco, respondiendo al reclamo que formuló el Presidente de nuestro país, contestó por nota verbal del
1!! de septiembre de 1965 con argumentos poco satisfactorios y hasta incongruentes, como aquello de
que la instalación del destacamento "se explica por la formación de eventuales grupos de guerrilleros y
combatir, más eficazmente, las operaciones de contrabando". (2)

Mientras se sustanciaba la nota de nuestra Cancillería del 25 de septiembre de 1965 en la que se


denunció la presencia del destacamento militar instalado en el trecho de la línea de límites aún no
caracterizada, se sumó un nuevo hecho: "los efectivos militares brasileños estarían haciendo
construcciones permanentes dentro de la única zona no delimitada aún ... ".(2) Por lo que en la nota ya
mencionada de la Cancillería se recordaba que el contingente militar brasileño no estaba instalado en
Puerto Coronel Renato, sino en la zona donde la frontera debe ser caracterizada y los límites fijados
mediante los últimos hitos a ser colocados e inaugurados sobre las cumbres del Mbaracayú, obstáculo
que debía salvarse para que la Comisión Mixta continúe en forma regular y normal su trabajo, por lo que
se considera que él no presta servicio alguno a las relaciones existentes entre ambos países".(3)

Con el objeto de comprobar el nuevo incidente, fueron comisionados lo doctores Pedro Godinot de
Vilaire, Carlos Saldívar, Conrada Pappalardo y e Coronel Ing. Emilio Meza Guerrero, todos con cargos
de primer rango en el Gobierno Nacional. El 21 de octubre se constituyeron en el lugar y verificaron
todo lo denunciado, no sin antes recibir un tratamiento descortés, que llegó hasta la detención por 4
horas de nuestros comisionados, por parte de las autoridades militares brasileñas, componentes del
destacamento que ocupaba arbitrariamente un territorio aún no caracterizado ni demarcado.

La batalla de las Cancillerías

Una verdadera batalla de papel se libró entre las Cancillerías y sus respectivas embajadas. Notas que se
entrecruzaban, denuncias paraguayas que se multiplicaban y, respuestas de Itamaratí que abundaban en
argumentos especiosos, evocaban un tanto la conocida fábula del lobo y el cordero.

Antes de terminar el año 1965, el gobierno brasileño, a través de su Embajada en Asunción, cursó tres
notas: la Nº 310 del 29 de octubre de 1965 y las Nº 321 y 322, éstas del 8 de noviembre de 1965, en las
cuales se ratificaban los presuntos derechos que habían venido invocando y se respondían artificiosa y

Página 366
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

retóricamente a diversas reclamaciones formuladas por nuestra Cancillería. En la última de dichas


notas, como una contradenuncia, se expresaba en el parágrafo 1) del numeral 5, cuanto sigue:

"En marzo del corriente año, sin el conocimiento de las autoridades brasileñas, cerca de 100
paraguayos, entre civiles y militares, así como soldados armados, desplazándose para un punto de la
región Porto Coronel Renato, aproximadamente a 2 Km. de la línea de frontera en territorio brasilero,
por tanto donde, en ostensiva ceremonia cívica, izaron la bandera paraguaya, cantaron el himno
paraguayo y declararon que el territorio era paraguayo" (1)

Hacia fines de noviembre, pese a la aparentemente endurecida posición de Itamaratí, el Presidente del
Brasil, envió, sorpresivamente, como representante personal y portador de una carta para el Presidente
de la República de nuestro país, al General Golbery de Couto e Silva. Según la información que se
brindó en el seno del gobierno, el Mariscal Castelló Branco se mostraba decididamente dispuesto a
solucionar el diferendo de límites. Un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores daba
cuenta de la imprevista visita de tan importante personero y estuvo destinado a aquietar el
ánimo enardecido de nuestra desasosegada opinión pública.

Pocos días después de la misión Golbery, sin darse ni dar tregua, nuestra Cancillería dirigió el
14 de diciembre, una enjundiosa nota a la Embajada del Brasil. Con ella se daba respuesta a las
notas de dicho gobierno de octubre 29 y noviembre 9 del mismo ano y se hacía en la misma un
lúcido análisis de las circunstancias bajo las cuales se firmó el Tratado de Límites del 9 de
enero de 1872. Este instrumento jurídico -decía la nota- "formó parte del Tratado de Paz que
concluyó una guerra injusta en virtud de la cual se despojó a la República del Paraguay de
extensos territorios, después de agotar sus riquezas nacionales y diezmar su población"... Y
agregaba: "que tan desagradables antecedentes, hechos y circunstancias" no eran traídos a la
memoria "para fundamentar la nulidad de tales instrumentos, por vicios de consentimiento.
como correspondería de conformidad con el Derecho Internacional, sino para exigir del
gobierno de los Estados Unidos del Brasil un correcto y estricto cumplimiento de la letra y del
espíritu del tratado mencionado evitando la presencia de fuerzas militares que no pueden crear
ningún derecho en favor del Brasil"

La pieza, en fin, articulaba razones contundentes que ponían al Brasil en la obligación jurídica
y moral, cuando menos, de escuchadas con respetuosa consideración. En ella también se
proclamó una frase que se había hecho proverbial en todos los estamentos de la nación: "El
Paraguay no codicia un centímetro de territorio ajeno, pero tampoco cederá un centímetro del
suyo". (2)

Al borde del "casus belli"

Así terminó aquel año preñado de acechanzas para nuestra soberanía y nuestros límites
colmando de incertidumbres y desasosiego a la opinión pública. Quedaba, sin embargo, en
medio del neblinoso ambiente de nuestras relaciones con el Brasil un moderado optimismo
suscitado por la reciente visita del Gral. Golbery. A poco de un mes de iniciado el ano 1966, la
Cancillería Nacional cursó el 9 de febrero una enérgica protesta que, tras recapitular los hechos
violatorios enumerados en la última nota paraguaya del 14 de diciembre de 1965, se denunciaba
"un nuevo hecho realizado por efectivos militares brasileños, cual es la construcción de un camino que

Página 367
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

después de recorrer territorio brasileño de "Norte a Sur se prolonga e interna uno 300 metros
aproximadamente en la zona situada al Sur de la línea de la cumbre entre el hito 341/1V y el Salto del
Guairá" .(2)

Pero al Brasil no le inmutaban las denuncias ni las buenas razones. Su Embajada en Asunción volvió a
replicar por nota Nº 92, cuyo desglosamiento en 155 numerales impresionaba más por su extensión que
por las razones aducidas en ella.

Se llegó, pues, a fines del primer trimestre de 1966 a un estadio en que el entredicho sobre los Saltos
del Guairá se transformó en un diálogo de sordos. El problema de límites nos ponía, como en tantos
otros momentos cruciales de nuestra dramática historia, ante la posibilidad de un "'casus belli", en que
nuevamente la fuerza impondría su débil y dudosa razón.

En la zona del Guairá se realizaban ostensibles demostraciones militares. Efectivos brasileños


ocupaban territorio no delimitado ni caracterizado, que el Paraguay consideraba suyo, y dentro del cual
se realizaban obras permanentes. En dicho territorio se llegó a apresar a funcionarios superiores de
nuestro país. A menudo, en actitud amedrentadora, la Fuerza Aérea Brasileña ejecutaba vuelos rasantes
sobre territorio paraguayo.

Toda la prensa rioplatense, y aún la latinoamericana, recogían las denuncias y la defensa del Paraguay
con indisimulada simpatía. La propia opinión pública y los medios de comunicación del Brasil
empezaron a inquietarse.

Una Comisión Senatorial interpeló al Canciller brasileño Juracy Magalhaes quien aseveró que su país
estaba siendo "insultado diariamente por toda la prensa paraguaya" y que Brasil "se encuentra
enteramente a la defensiva". Y añadía que "el General Amaury Kruel-Comandante de12º Ejército con
asiento en Sao Paulo- estuvo en la frontera y me dijo que no encontró allí ningún clima de guerra".

El Canciller Magalhaes también expresó "que el Brasil no está realizando ningún acto de
imperialismo ni aprovechándose del hecho de que el Paraguay sea un país más pequeño"… (2)

Era evidente que, en el Brasil, despuntaba un sentimiento de respeto a la fuerza moral de aquel
pueblo débil militarmente, pero pleno de entereza en la defensa de su derecho amenazado. Por
otra parte, "el Consejo Nacional de Gobierno" de la República Oriental del Uruguay, "aprobó
por unanimidad autorizar al Ministro de Relaciones Exteriores, Señor Vidal Zaglio, para que
mediara en el conflicto".(2)

Se había llegado a un punto culminante del diferendo. Paraguay no cedía en sus denuncias ni
se apeaba de sus razones y su derecho. A Brasil le correspondía destrabar el litigio: o por un
golpe de fuerza, o por una fórmula imaginativa que condujera a una solución pacífica y
civilizada entre las partes.

Página 368
Fidel Miranda Silva Alto Paraná, su historia, ciudades y recuerdos

El Acta de Foz de Y guazú


Desde fines de mayo hasta mediados de junio, el Canciller Magalhaes y la prensa brasileña,
mostraron signos de buena voluntad. Por esta senda se llegó al encuentro de los Cancilleres de
ambos países en Foz de Yguazú, quienes antes de entrar a deliberar convinieron que Brasil
trasladara "el pequeño destacamento militar estacionado en la zona de Puerto Coronel Renato".
Las resalvas, que con tal motivo formularon ambas partes, ya no constituyeron sino aspectos
formales para resguardarse de las reacciones de sus respectivas opiniones públicas.
Estaba llegando el fin del litigio. El 21 y 22 de junio de 1966, los Cancilleres suscribieron el
documento conocido como Acta de Foz de Y guazú, de cuyas conclusiones los más relevantes
son los puntos III, IV y VII que transcribimos: (4)
―III.- Proclamaron la disposición de sus respectivos gobiernos de proceder, de común
acuerdo, al estudio y evaluación de las posibilidades económicas, pertenecientes en
condominio a los dos países, del Salt