Está en la página 1de 15

ANALISIS DE LOS FACTORES EXTERNOS QUE INFLUYEN EN

NUESTRA ACTIVIDAD EMPRESARIAL


FACTORES TECNOLÓGICOS

En los últimos años, los cambios en el entorno (hábitos de


consumo, aumento de la competencia,…) hacen necesaria la adaptación y
modernización del sector. La incorporación de nuevas tecnologías, es un factor
clave y supone una oportunidad para rentabilizar la inversión de las empresas,
se trata de un cambio en la industria panadera, este debe ir acompañado de
una buena formación.
Si llamamos nuevas tecnologías a la utilización del frío,
conservación, fermentación controlada, congelación, etc., para el panadero
artesano es calidad de vida, como son:
•Expulsora automática de masa

Descripción y componentes de una expulsora diseñada para


elaborar masas para freír.
•Composición de harina sin gluten

Mezcla de diferentes harinas sin gluten para conseguir el sabor,


consistencia, textura y volumen de la harina de trigo.
•Producto alimenticio panificable rico en proteína vegetal

Elaboración de un pan rico en derivados de quínoa


•Máquina para evitar la dureza del pan

Máquina de material isotérmico que mantiene el producto fresco y


crujiente mediante circulación de aire caliente y regulación de Temperatura.
FACTOR SOCIOCULTURAL
El consumo de pan está disminuyendo de manera muy significativa
en los últimos años. En concreto desde el año 2.000 ha disminuido en 1
kg/persona-año y desde el año 1.964 en 73 kg/persona año. Es cierto que
nuestra dieta –nuestra forma de vida- ha cambiado significativamente en estos
años, el consumo medio en 1.964 era de 2.769 Kcal/día, siendo a día de hoy
entorno a 1.800 Kcal/día. Estos cambios en nuestra dieta están dando lugar a
que nos alejemos del perfil calórico recomendado:

Proteínas
Grasas
Hidratos de
carbono
El consumo actual de pan es inferior a 53 kg/persona año,
aproximadamente el 80% se consume en hogares. Las comunidades
autónomas que registran los consumos de pan más elevados son Extremadura,
Navarra y La Rioja. Por el contrario, los consumos per cápita más bajos se dan
en Canarias, seguida por Murcia y Baleares. El consumo de pan disminuye a
medida que aumenta el tamaño del núcleo de población. Una persona que vive
en un pequeño municipio rural consume 28 kilos más de pan al año, que un
habitante de una gran ciudad. Los hogares sin niños y aquellos que cuentan
con un ama de casa que no trabaja fuera del hogar son los que consumen más
pan. Existe una relación directamente proporcional entre la edad del ama de
casa y el consumo de pan.

DATOS MÁS RECIENTES AÑO 2.006

Según los datos de la publicación del Ministerio de Agricultura "La


Alimentación en España 2.007" la cantidad de pan comprado per cápita en
2.006 cae hasta los 43,39 kilos por persona y año. Pese a en los últimos años
ha descendido su cuota de mercado, las tiendas tradicionales siguen siendo el
lugar elegido mayoritariamente para comprar el pan, según los datos de "La
Alimentación en España 2007"
AUMENTA EL CONSUMO DE PAN EN LA POBLACIÓN
INMIGRANTE

El pan es un alimento básico en todas las culturas, por lo que


también es consumido por la población inmigrante que vive en España. En ellos
se percibe una rápida evolución en el consumo puesto que mientras en 2.004 el
85% de los inmigrantes comían habitualmente pan, en 2.006, esta cifra ascendió
al 90% de este segmento poblacional. Si hacemos una comparación entre
colectivos comprobamos algunas diferencias respecto al consumo de pan. Así, en
el caso de los procedentes de América Central y del Sur, y los asiáticos, un 85%
y un 86% consume pan de manera habitual, se trata de un porcentaje inferior a
la media y muy bajo a los registrados por el colectivo magrebí, en los que el
consumo habitual de pan asciende al 98%. Otro colectivo que consume pan de
manera ligeramente superior a la media es el de Europa del Este, con un
consumo del 92%. Respecto a la frecuencia de consumo, de nuevo, el colectivo
asiático es el que consume este producto con menor asiduidad, tan solo 5,3
veces de media a la semana, una frecuencia menor a la media del conjunto de la
población inmigrante que se sitúa en 6,3 veces por semana. Respecto a la
población latinoamericana, presenta una frecuencia de consumo de pan algo
inferior al total (6,1 veces por semana), debido fundamentalmente a la
sustitución de este producto por arroz. Otros colectivos como los procedentes de
Europa del este o los de origen africano, tienen una frecuencia de consumo
superior al total con 6,4 y 6,5 veces por semana, respectivamente, llegando a
alcanzar una cuota del 80% del consumo diario de pan. En relación con el tipo
de pan que consumen, la gran mayoría del colectivo inmigrante opta por el pan
blanco, con porcentajes del consumo en torno al 90%, exceptuando el colectivo
asiático, donde este porcentaje disminuye al 77%. El tipo integral, el tostado y
los demás tipos de pan, presentan pautas de consumo inferiores y sin diferencias
significativas en los distintos colectivos. Respecto al segmento de la población
inmigrante que no consume pan, un 30% de la misma lo sustituye por arroz.
FACTOR POLÍTICO

El consumo español de pan es actualmente muy bajo en relación con los


niveles del resto de los países europeos. La media española de consumo de
pan es más elevada que la de países como Holanda, Finlandia, Suecia,
Dinamarca, Bélgica, Irlanda y Grecia, entre otros, pero se ve ampliamente
superada por las de Francia, Reino Unido, Polonia, Rumanía y Ucrania. Los
mayores consumos de pan se registran en Italia, Alemania y, sobre todo, en
Turquía.

FACTORES ECONOMICOS

A pesar de que el mercado de panes artesanales es relativamente


pequeño el mismo tiene mucho futuro. Es una categoría dinámica y con mucho
potencial, ya que es un vehículo ideal para transmitir un mensaje de salud y
además es un producto que se encuentra en la base de nuestra dieta.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) recoge las opiniones de más


de 1.000 empresas canarias en relación a la cifra de negocio, empleo,
inversión, precios y ventas en el exterior, atendiendo a los distintos sectores de
actividad. En términos generales, la confianza entre los empresarios canarios
experimentó, durante el tercer trimestre de 2009, una ligera mejoría, aunque
la desconfianza aún es muy baja en relación a la media nacional. Se prevé que
la confianza empresarial se recupere en 2010, aunque bien es cierto que
puede descender de nuevo a finales del próximo año para luego volver a
revalorizarse.

La inactividad económica la preceden, por una parte, el estancamiento


de la financiación de las entidades bancarias hacia las empresas (a un 84% de
las PYMES españolas se les denegó un crédito el pasado año), y por otro lado,
la debilidad del sector de la demanda, motivado por el desempleo, que se
traduce en un descenso en el consumo.
FACTORES ECOLOGICOS

Teniendo en cuenta que en la Comunidad el consumo de energía final


representa un 10,5% del total nacional, el sector terciario, donde se enmarcan
las pastelerías y panaderías, se sitúa en el cuarto lugar dentro de ese consumo,
tras los sectores de transporte, doméstico e industria. Y si se hace referencia al
consumo específico de energía eléctrica, este sector es el de mayor consumo
dentro del cómputo total de la región, con el 43,1%.

El sector de Pastelerías y Panaderías presenta una gran diversidad en


lo que a instalaciones y a actividad de las mismas se refiere, lo que hace que la
distribución del consumo energético, entre energía eléctrica y energía térmica,
dependa de varios factores: tipo de comercio, situación, tamaño, características
de su maquinaria, etc.

Este sector cuenta con más de 2.500 empresas (13% del sector de
alimentación) y da trabajo a casi 6.000 personas (7% del empleo en
alimentación).

DISTRIBUCIÓN DEL CONSUMO ENERGÉTICO

Los mayores consumos energéticos se concentran, en primer lugar,


en el funcionamiento de la maquinaria y, en segundo, en la iluminación, con un
65% y un 20% de la demanda total de energía, respectivamente.

El siguiente consumidor principal es la climatización (10% del


consumo). Por ello, los principales esfuerzos de los empresarios deben estar
dirigidos a la reducción de dicho consumo mediante la utilización de tecnologías
más eficientes y la implantación de políticas de ahorro energético.

Además, es importante aplicar ciertas medidas como la utilización de


equipos adecuados a las necesidades de cada empresa, la instalación de
contadores, el desarrollo de programas de mantenimiento preventivo y
correctivo o la realización de campañas de sensibilización de los trabajadores.

El Plan Energético de la Comunidad fija como objetivo reducir


progresivamente la demanda de energía total prevista y pretende alcanzar para
2.012 una disminución del 10% respecto del escenario tendencial.

La Consejería de Economía y Hacienda dispone de un programa de


ayudas para la promoción de las energías renovables y otro para el fomento del
ahorro y la eficiencia energética, que subvenciona desde la realización de
auditorías energéticas a la sustitución de equipos e instalaciones industriales o la
mejora de la eficiencia en instalaciones térmicas o de alumbrado interior, así
como diversos planes renueve.

Durante la jornada se ha presentado la Guía de Ahorro y Eficiencia


Energética en Pastelerías y Panaderías, que recoge los conceptos, políticas y
buenas prácticas para una adecuada gestión.
LA FUNDACIÓN CEOPAN, subvencionada por el Ministerio de
Agricultura, Pesca y Alimentación (actual Ministerio de Medio Ambiente, Medio
Rural y Marino) ha creado un PLAN DE ASISTENCIA TÉCNICA
MEDIOAMBIENTAL PARA EL SECTOR DE PANADERÍA

1- MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS MEDIOAMBIENTALES


2- GUÍA DE GESTION DE RESIDUOS GUÍA DE GESTIÓN DE RESIDUOS.

(VER ENLACES)

CALIDAD Y EVALUACIÓN AMBIENTAL

Como consecuencia de la iniciativa de las Administraciones Públicas


de la reducción del consumo de bolsas comerciales de un solo uso, la empresa
propone volver al uso de las talegas

FACTORES JURIDICOS

La seguridad alimenticia debe abordarse de manera que comprenda


toda la cadena alimentaria, desde la producción primaria de los alimentos hasta
su consumo, y con el objetivo básico de proteger la salud de los consumidores.

El nuevo marco normativo en seguridad alimenticia de la Unión


Europea establece como principales responsables de la seguridad alimentaria a
los operadores comerciales (fabricantes de alimentos, agricultores y ganaderos,
comercio minorista de alimentación, establecimientos de restauración
alimentaria). Esta responsabilidad debe ejercerse en el cumplimiento de todo un
conjunto de condiciones, de las cuales destaca el diseño y aplicación de sistemas
de autocontrol por parte de la empresa o establecimiento alimentario. Las
condiciones sanitarias relativas a los establecimientos y productos alimentarios
se encuentran reguladas por normas europeas, estatales, autonómicas y locales.

En el actual marco normativo encontramos normativas de alcance


general que regulan aspectos y condiciones de tipo genérico (higiene,
manipuladores, registro sanitario...) y normativas de tipo más específico
dirigidas a un sector o un tipo de establecimiento concreto (reglamentación
técnico-sanitaria específica de productos de pastelería, de pan, de comercio
minorista).

Para la consulta de la normativa vigente pone a disposición del


público una base de datos de legislación dentro de su web.

(VER ENLACE)
A continuación hacemos referencia a algunas normativas que por su
repercusión es conveniente conocer:
-Reglamento (CE) nº 852/2004 del parlamento europeo y del consejo de
29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimentarios.
-

Norma de carácter general, aplicable a todos los establecimientos


alimentarios, como por ejemplo un horno de pan. Hace referencia a las
condiciones generales de higiene de los productos y establecimientos
alimentarios, como por ejemplo sobre los materiales de los suelos, techos y
paredes, la ventilación, los extractores, agua corriente, lavabos, almacén,
instalaciones frigoríficas, maquinaria, higiene del personal, preparación de la
comida, etc. Recordamos aquí que los Reglamentos CE son directamente
aplicables en España, no hace falta una norma interna que los traspase.
-Reglamento (CE) Nº 853/2004 del parlamento europeo y del consejo de
29 de abril de 2004 por el que se establecen normas específicas de
higiene de los alimentos de origen animal.
-
Esta norma se complementa con la anterior, estableciendo
condiciones específicas para los establecimientos de producción y/o comercio
mayorista de alimentos de origen animal (leche y derivados, carne y derivados,
pescado y derivados...). En España y la UE, la legislación obliga a que el envase
contenga el etiquetado nutricional, indicando el aporte real del contenido que se
haya añadido al producto.

ANALISIS DEL SECTOR EMPRESARIAL: (PANADERO)

Según el último estudio del sector, elaborado por CEOPAN con datos
del INE (evolución del número de empresas en el periodo 2.000) de los censos
de las Cámaras de Comercio e Industria, del censo del IAE y de los afiliados a las
Asociaciones Provinciales miembros de CEOPAN, en España existen 179.301
empresas y se dividen en dos grupos: de producción y de venta, las cuales están
enmarcadas por propias y en Régimen de Exclusividad. En la Comunidad
Autónoma de Canarias se encuentra el 2,71%
RATIOS DE LA INDUSTRIA PANADERA EN 2006

El sector de la panadería y la pastelería ocupó en el año 2.006 a 84.704


personas, lo que supone el 22,16% de las personas ocupadas en la industria
alimentaria, según los datos del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y
Marino. Los ingresos de este subsector alcanzaron los 6.044 millones de euros
en 2.006, lo que supone un 7,68% del total de ingresos de la industria
alimentaria. El gasto en materias primas alcanzó los 2.218 millones de euros,
mientras que la inversión en activos materiales superó los 295 millones de
euros.

ocupan a más de 200 trabajadores.


empresas alimentarias que hay en España son de gran tamaño, es decir, que
Según los datos proporcionados por el MAPA, sólo el 0,84% de las 31.855

EN ESPAÑA (2006)
TAMAÑO DE LAS EMPRESAS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA
ANALISIS DE LA COMPETENCIA EN LAS EMPRESAS DEL
SECTOR.
La entrada de nuevos competidores
En este mercado, la entrada de competidores existe, cuentan con
nueva tecnología y tendencias que le facilitan la preparación de estos
productos, hay que considerar que no hay barreras al respecto y que a medio
plazo habrá nuevos de competidores.
Una importante amenaza para la iniciación de la actividad es el
aumento de los costos de la materia prima.
A pesar de esto, el aumento de la competencia ha sido un aspecto
muy beneficioso para esta actividad, ya que al contrario de lo que pueda
pensarse esto ha provocado un aumento en la calidad y la variedad de los
productos que se ofrece y con el negocio de todas las empresas. El sector
especializándose en ofrecer una gama cada vez más amplia de productos recién
hechos.
La amplitud de oferta es una de las ventajas competitivas de estos
comercios y además, el mejor modo de combatir la numerosa competencia. Por
ejemplo, una boutique del pan debería tener una variedad de productos muy
altas entre 20 y 30 tipos diferentes como mínimo. No se puede ofrecer tan solo
pan ya que para que resultara rentable habría que hacer una venta muy alta
por eso, hay que complementar el negocio con la venta de productos de
pastelería y bollería donde los márgenes son más altos.
LAS PRINCIPALES EMPRESAS DE COMPETENCIA son las franquicias de
boutique de pan, los puntos calientes y los Hornos de Pan. Estos por su
experiencia, disminuye el riesgo de fracaso por las enseñas acumulada y que
pasan a través de una formación continua, ofrecen una innovación permanente
aplicable a cada uno de los componentes del negocio: imagen del
establecimiento, productos elaborados en exclusiva, etc.

Análisis DAFO ha alcanzado una gran importancia dentro de la


dirección estratégica de la empresa.

PUNTOS DÉBILES:

•No hay dirección estratégica clara.


•Rentabilidad inferior a la media.
•Débil imagen en el mercado.
•Cartera de productos limitada.

AMENAZAS:

•Entrada de nuevos competidores con costes más bajos.


•Crecimiento lento del mercado.
•Cambio en las necesidades y gustos de los consumidores.
•Incremento de barreras y requisitos reglamentarios costosos.
•Creciente poder de negociación de clientes y/o proveedores.

PUNTOS FUERTES :

•Habilidades y recursos tecnológicos superiores.


•Ventajas en costes.
•Buena imagen en los consumidores.
•Ofertar productos
•Productos que contengan sustancias beneficiosas de forma natural.

OPORTUNIDADES:

•Entrar en nuevos mercados o segmentos.


•Atender a grupos adicionales de clientes.
•Ampliación de la cartera de productos para satisfacer nuevas
necesidades de los clientes.
•Diversificación de productos relacionados.
DELIMITACION Y ANALISIS DEL SECTOR ECONOMICO.

La empresa panadera pertenece a dos sectores dependiendo si es de


fabricación (SECTOR ECONOMICO PRIMARIO) o de venta (SECTOR ECONOMICO
TERCIARIO).

GRUPO 419. INDUSTRIAS DEL PAN, BOLLERIA, PASTELERIA Y


GALLETAS.

Epígrafe 419.1. Industria del pan y de la bollería.


Cuota de:

Por cada obrero: 11,882009 euros


Por cada kw: 7,716995 euros

NOTA: Este epígrafe comprende la fabricación de pan de todas


clases, incluido el de molde, tostado, etc., y de bollería

A efectos del CNAE 09 (Clasificación Nacional de Actividades Económicas):


Si hablamos de fabricación de pan la clasifica en la Sección C: Industria
Manufacturera División 10 – Grupo 10.7 – Clase 10.71 – Fabricación de pan y de
productos de panadería y pastelería.
Si hablamos de venta al menor la clasifica en la Sección G: Comercio
Menor y Mayor – División 47 –Grupo 47.2 – Clase 47.24 – Comercio al por
menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería en
establecimientos especializados.

Otras fuentes de información útiles son: las asociaciones sectoriales


panaderas: Ficha de la asociación
Nombre completo: ASOCIACION PROVINCIAL DE FABRICANTES Y EXPENDEDORES DE PAN
DE STA. CRUZ DE TENERIFE

Dirección: Subida Al Cardonal 8 2do. TACO - LA LAGUNA - 38108, SANTA CRUZ


DE TENERIFE, TENERIFE

Teléfono: 922 61 43 50

Fax: 922 61 43 50

Correo-e: tenerifepan@canarias.org

Página web:

Las organizaciones patronales de empresas

La Confederación Española de Organizaciones de Panadería


(CEOPAN) es una Asociación Patronal, sin ánimo de lucro, que integra en su seno
a las 52 Asociaciones y Gremios de fabricantes y expendedores de pan de
carácter provincial existentes en España.
ANALISIS DEL SECTOR EMPRESARIAL

Según datos consultados, la industria de la panadería produce en


España por un valor de 4.200 millones de euros, aproximadamente.

Este sector industrial está formado en la actualidad por unas 15.000


empresas, y emplea directamente a unos 70.000 trabajadores dedicados a las
tareas de producción y distribución, una cantidad que se eleva a un total de
255.000 empleados si se incluye el personal de ventas en las tradicionales
panaderías y puntos de cocción (28% del total de establecimientos).

Cabe reseñar que es el porcentaje más alto de ocupación de mano


de obra de todo el sector agroalimentario español, seguido de muy lejos por la
industria cárnica (18%) y conservera (9%). El negocio tradicional se ha dividido
en unos segmentos diferenciados que aunque comparten algunas tecnologías y
formas de hacer, sólo se diferencian entre sí por sus estrategias comerciales y
tamaño de empresa.

Estos tipos de panaderías pueden clasificarse de la siguiente


manera:

• Panaderías tradicionales. Son empresas pequeñas y medianas con un nivel


de automatización diverso de sus procesos e instalaciones antiguas. Suelen
tener una o varios puntos de venta y un obrador de producción. En su análisis
sectorial están caracterizada por el escaso desarrollo tecnológico, falta de
personal cualificado y reacio a las nuevas tecnologías y formación.

• Panificadoras. Son las empresas que fabrican grandes cantidades de pan del
día o el pan al que se le aplica alguna tecnología del frío. Son bastante
automatizadas en sus procesos, su distribución se centra en servir a
panaderías, restauración y grandes colectividades. El análisis de esta parte de la
industria permite identificar claramente la falta de adaptación a las nuevas
tendencias. La falta de renovación en su directiva es una de las causas del
retraso industrial que padecen algunas de esas panificadoras. También demanda
mano de obra de mediana y alta cualificación adaptándose a las nuevas
tendencias.

• Empresa de marca Actualmente no son muchas pero cada vez más van
ocupando un mayor espacio, son normalmente medianas y grandes empresas
del sector, producen todo tipo de productos tanto pre cocidos, congelados y
directos, la diferencia viene dada por la bien cuidada imagen de sus tiendas y
marca propia. Lo que más nos llama la atención es que la mayoría de las que
conocemos están bien gestionadas. Su tendencia es valorar su producto y
marca. Se quejan amargamente algunos de ellos de las dificultades en
encontrar mano de obra, y comentan que no es un problema salarial. Un punto
débil es la falta de una asociación que vele por sus intereses.
• Empresas de congelados. El sector de empresas de masas congeladas se
inició en España durante la década de los ochenta y los noventa del siglo pasado.
La mayoría de ellas surgieron de la misma red empresarial, han vivido un
crecimiento muy importante, con un fuerte ritmo inversor. Algunas de las
más importantes (por cifras de ventas) tienen además, tiendas propias, también
alguna franquicia y marca de empresa. Su análisis nos presentan una
problemática del personal porque están muy tecnificadas, invierten en formación
lo que necesiten para su actividad.

Para acabar con este pequeño análisis queremos resaltar que España
invierte en formación profesional una media de un 50% menos que el resto de
países comunitarios. Con ese dato final, más adelante relacionaremos la
importancia que tiene a nuestro entender la formación para la competitividad de
las empresas y pondremos el modelo alemán como ejemplo de adaptación y
competitividad.

Competir en España

La cadena de la producción del pan, siguen siendo los mismos: el


agricultor (trigo), el molinero (harina), el panadero (pan) y el consumidor
(consume). La antigua panadería con horno propio fue cediendo lugar a la de
hornos de carros. La elaboración diaria con amasado lento y reposos largos, fue
sustituida por amasadoras de gran velocidad y reposos cortos, los productos
tradicionales van siendo reemplazando poco a poco por productos de masas
industriales congeladas de todo tipo, entrando en nuevos horizontes y se instaló
en los supermercados y pequeñas tiendas con terminales de cocción. Competir
en el nuevo esquema de mercado requiere como herramientas principales del
conocimiento de los consumidores (mercado) y de la producción de productos de
calidad, que son los que determinan el éxito o el fracaso.

A nuestro entender podemos cambiar el sistema de producir,


podemos diversificar la oferta de productos, podemos montar una estrategia de
ventas nueva, todo lo que se nos ocurra, todo eso está bien, pero continuamos
teniendo un problema sin resolver: para poder tener unas empresas con futuro
se necesita personal cualificado, sin un personal instruido y preparado la
panadería española no tendrá las bases en donde sustentar su futuro.

EVOLUCIÓN DEL SECTOR

La tecnología en la panadería
La industria de la panadería española, y en buena parte de la
europea, accedió más tarde que otros sectores industriales a la innovación
tecnológica. Este retraso obedeció a las fuertes restricciones oficiales sobre esta
actividad, que propiciaron que las inversiones y el interés de los ingenieros no se
manifestaran hasta el final del siglo XIX y principios del XX. Sin la tecnología es
imposible competir en condiciones para conseguir una buena calidad del
producto y un servicio diferenciado; el punto de partida es la reducción de los
costes, lo que equivale a encontrar los medios que garanticen soluciones
seguras, precisas y eficientes a un menor valor.
Cuando en una política competitiva, además de la diferenciación en calidad, una
empresa aspira a la diferenciación en precio, la tecnología juega un rol
insustituible.

POSICIÓN COMERCIAL, ASPECTOS ECONÓMICOS Y FINANCIEROS

Mantener los clientes: será la apuesta más segura

En nuestro sector la traducción es fácil. El consumidor buscaba


una experiencia nueva en cada compra y no era fiel a su tienda de toda la vida.
Volvamos al pan básico y ofrezcámoslo a buen precio. Llamémoslo pan de crisis.
Explicarles a nuestros clientes que el producto es económico pero que además es
bueno. Contémosle que somos capaces de hacerlo porque los artesanos conocen
lo que fabrican. La propuesta debe ser simple y nosotros también tendremos que
hacer un sacrificio de margen a cambio de volumen. Poniéndonos de parte del
cliente y así, él se pondrá de nuestra parte.

“Crear nuevos productos y mercados, es clave para salir de la


crisis“.

ESTRATEGIAS DE POSICIONAMIENTO

De acuerdo a las posibilidades de la BOUTIQUE LA ROSA DEL PAN


debe relacionarse a un “posicionamiento de calidad y precio justo”, siendo sus
principales factores. Además, para ayudar a consolidar nuestra estrategia de
entrada en el mercado deberá tener una alianza con restaurantes de calidad,
centros escolares y otros que le permitan acceder fácilmente a los territorios de
los consumidores objetivo.

DIFUSIÓN DEL POSICIONAMIENTO

BOUTIQUE LA ROSA DEL PAN, no sólo debe establecer una


estrategia clara de posicionamiento; también debe comunicarla eficazmente a los
consumidores.
Para informar sobre la calidad se eligen los signos físicos y las claves
que la gente por lo general emplea para juzgar dicha calidad. Todos los
elementos (calidad de los insumos, los canales de distribución y la promoción,
entre otros) deben comunicar y reforzar la imagen de nuestro producto.

ESTRATEGIAS DE FUTURO (ofertar mucho más que pan).

Para que los nuevos empresarios puedan entrar en este sector con
ciertas garantías y los panaderos tradicionales puedan adaptarse a la nueva
situación, es necesario, según CEOPAN:

•Incorporar avances tecnológicos.


•Tener calidad por banderas.
•Formación.
•Gestión del negocio y promoción.
•Un nuevo concepto: la panadería con barra de degustación.

POSICIÓN INTERNACIONAL DEL SECTOR

Tendencias del mercado panadero europeo y mundial

El mercado mundial de los productos panificados está pasando por una


fase de grandes cambios. Mientras que en los países consumidores de pan
tradicionales de Europa se producen desplazamientos del surtido y procesos de
concentración que determinan la imagen del sector, los productos de calidad de
los pequeños artesanos de la industria, adquieren cada vez más importancia en
los países cuya población se nutría hasta ahora principalmente de cereales no
panificables. Además, en los últimos años han surgido en muchos países unos
nuevos establecimientos, las llamadas tiendas de proximidad. Este nuevo tipo de
tiendas ofrece buenas perspectivas de negocio en general.

Para acabar un dato positivo y revelador: en los últimos años las ventas de
productos de pan, bollería, han aumentado entre un 9% y un 13% en España,
según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

PRINCIPALES EMPRESAS DE LA COMPETICIÓN:

Les presentamos los cuadros de informes de la competencia que


tenemos en nuestra delimitación territorial, que consideramos más importantes.

(Ver enlace de Informes)