P. 1
Cuerdas, Nudos y Amarre

Cuerdas, Nudos y Amarre

|Views: 4.486|Likes:

More info:

Published by: VanessaArlettArribasplataParedes on Mar 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/09/2013

pdf

text

original

CUERDAS, NUDOS Y AMARRE

La cuerda es una de las herramientas más valiosas de uso múltiple usada por los cuerpos de bomberos. Se puede usar como un medio para alzar, bajar, como anclaje, aparejo, incluso para el control de la muchedumbre. Cuando se arregla con poleas o con un aparejo, puede usar la cuerda para incrementar grandemente el poder muscular y habilidad de levantar del bombero. Una sencilla combinación de poleas, por ejemplo, puede multiplicar la habilidad de levantar hasta un factor de seis veces o más. La cuerda en sí debe ser de alta calidad para soportar las tensiones que tales usos ejercerán sobre ella. Por eso, es importante que el bombero conozca tanto cómo usar la cuerda de varias maneras y saber las características físicas de la misma. CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE CUERDAS

Debido a las situaciones críticas de seguridad de vida en que una cuerda puede ser usada, debe entenderse que el uso de ésta por los bomberos es especial, y únicamente se parece superficialmente a una cuerda ordinaria usada por cualquier profano. Aun en las áreas especializadas de operaciones de bomberos hay una variación considerable entre los diferentes tipos de cuerdas. Existen dos tipos básicos: cuerda torcida y cuerda forrada (Kernmantle). La cuerda torcida es el tipo más conocido por la mayoría de la gente, siendo el tipo de construcción usada también para la cuerda de Manila - Bonches de fibras trenzadas y que dan el aspecto de un espiral a la cuerda. La cuerda torcida de nylon es elástica debido a que las vueltas en la cuerda se desenroscan bajo una tensión. La cuerda forrada (kernmantle) se compone de un núcleo (kern) de filamentos cubierto por un forro (mantle). El núcleo de la cuerda es su fuerza, aguantando la tensión del peso o de la carga repentina de que la cuerda puede ser objeto. La forma en que el núcleo esté hecho también determina si la cuerda es "dinámica" (elástica) o "estática" (no elástica). La cuerda puede ser clasificada según e tipo de fibra usada en su construcción. Las clasificaciones generales son de fibra natural y de fibra sintética. Cuerda de Fíbras Naturales

La fibra de manila es una fibra fuerte y dura que proviene de los tallos de las hojas del tronco del abacá, que se cultiva comúnmente en manila, en las Filipinas. La fibra de manila tiene una gran resistencia natural al viento, la lluvia y el sol. Su fuerza viene de las células fibrosas y duras que parecen forros. Estas cualidades hacen que la cuerda de manila sea valiosa cuando se requiere un uso largo y duro. Los cuerpos de bomberos a menudo especifican cuerda de manila del grado uno, clasificación considerada como la norma con que se compara la calidad de otra (Actualmente se están cambiando por cuerdas estáticas de nylon (de 11 a 13 mm) debido a su mayor resistencia y vida). Sin embargo, es posible especificar clasificaciones más altas de manila. La cuerda de manila que se encuentra en las ferreterías es de una clasificación inferior con poca resistencia y una duración corta. Las fibras de cuerda de manila del grado uno vienen de la parte más céntrica de la planta de abacá. A veces la clasificación es identificada por un filamento coloreado que es trenzado en uno de las hebras de dicha cuerda. Cuerda de Fibras Sintéticas

Más de 20 diferentes fibras sintéticas han sido evaluadas por la industria de cuerda, y en algunas de ellas se ha descubierto que tienen aplicación práctica en el campo de uso de cuerda por los bomberos. Generalmente, las fibras sintéticas tienen una excelente resistencia al moho y pudrimiento, y son resistentes en general. A diferencia de cuerdas de fibras de manila hechas de pequeñas fibras en superposición, las cuerdas sintéticas tienen fibras continuas a lo largo de la misma. Las dos cuerdas más comunes son fabricadas de nylon y dacrón. Es mucho más común encontrar cuerdas fabricadas de nylon que de dacrón, y únicamente de este ultimo material cuando se trata de cuerdas para rescate. Las desventajas del nylon consisten en que cuando está mojado pierde cerca del cinco por ciento de su fuerza y habilidad de absorber energía, esta cifra varía entre varios experimentos, dependiendo de factores como temperatura y cantidad de agua. Durante una prueba, la cuerda que había sido mojada y sujeta a una temperatura de -45° C sufrió una pérdida de 30 por ciento. Edelweiss (un fabricante de cuerdas) encontró que al absorber 37 por ciento de su peso en agua, sus cuerdas dinámicas aguantaban una sola caída o ninguna. A todo esto se debe sumar que se deteriora si está expuesta constantemente a la luz solar. La mayor ventaja del nylon es que seco puede absorber cerca de 15000 pie-libra (2374.5 kilográmetro) de fuerza por cada libra (0.454kg) de cuerda. Las ventajas del dacrón consisten de que la luz solar casi no lo daña y que el agua no afecta su fuerza tensor. La elasticidad del dacrón, sin embargo, es tan baja que no puede resistir una carga repentina.

Una "caída" según las normas internacionales para pruebas de cuerdas es definida como "80 kilos cayendo 4.8 metros". Esto se aplica únicamente a las cuerdas dinámicas, en parte porque las "estáticas" no fueron diseñadas para absorber tales caídas y en parte porque alguien usando una cuerda estática no se pone en una situación que podría provocar tal ocurrencia. NUDOS PARA BOMBEROS Las prácticas con nudos en este manual son limitadas a los nudos y amarres más básicos usados por los bomberos. Las políticas de los cuerpos de bomberos locales pueden incluir el uso de otros nudos y tales políticas son exhortadas. Los nudos usados para técnicas de rescate, comúnmente referidos como "nudos de rescate", se describen en esta sección del manual. Solo un método de atar estos nudos básicos se muestra, pero si un bombero ha aprendido a hacerlos en otra forma y es proficiente en ella, no debe cambiar su técnica.

Durante las siguientes descripciones de cómo atar nudos, los términos "cabo muerto" y "cabo corredizo" son usados. El cabo muerto es aquella parte de la cuerda que se va a usar para trabajar, como para levantamientos, jalando a una persona o cosa, entre otros usos. El cabo corredizo es aquella parte de la cuerda que se va a usar para formar el nudo (comúnmente conocido como el extremo flojo).

Elementos de un Nudo Los nudos debilitan una cuerda debido a que la cuerda está doblada en la formación del nudo. Las fibras exteriores aguantan la mayor parte de la tensión por el doblez, y las fibras por la interior del doblez son aplastadas. Entonces puede verse que un nudo con dobleces agudos debilitara una cuerda más que si se haría un nudo con dobleces menos agudos. Los dobleces a que una cuerda se somete en la formación de un nudo o amarre se conocen como la "vuelta", la "gaza" y la vuelta completa" (Figura 1). La vuelta se forma sencillamente al doblar la cuerda mientras los lados siguen paralelos. La gaza se forma cuando se cruza un lado de una vuelta, y la vuelta completa consiste de un doblez más de una gaza. Los nudos y amarres se forman al combinar estos elementos de diferentes maneras para que la parte apretada de la cuerda se cargue sobre el extremo libre para sujetarlo en su lugar.

Figura 1: Los elementos de un nudo o amarre. Vuelta de Escota La "vuelta de escota" se usa para juntar dos cuerdas. Se adapta a cuerdas de tamaños no iguales, y no es probable que se resbale cuando se moje. Las ventajas la hace útil y segura para el trabajo con cuerdas por los bomberos. La vuelta de escota se ata de la siguiente manera y está ilustrada en las siguientes figuras.

Paso 1: Forme una vuelta en la cuerda más gruesa o grande en el extremo que se va a atar y pase el otro extremo por la vuelta.

Paso 3: Meta este extremo por debajo de su propio cabo muerto y por encima de él, como se muestra.

Paso 2: Traiga el extremo flojo en forma circular de ambas partes de la vuelta, como se muestra.

Paso 4: Apriete el nudo fuertemente al estirar cada extremo del cabo muerto, como se muestra. As de Guía El "as de guía" es un buen nudo para formar un lazo que no resbalará bajo una tensión y que se puede desatar fácilmente. Su uso por los bombero es extensivos y todos los bomberos deben poder atar el as de guía sin tener nada en el centro del as al formarlo, o tanto como pueden hacerlo alrededor de algún objeto. Se forma al atar un nudo de ocho con la cuerda doblada, dejando así una gaza. El siguiente método, como se ilustra en las Figuras 6ª la 9, es una buena técnica par atar el as de guía, aunque otros métodos pueden ser igual de efectivos.

(El "nudo de ocho doble " está consiguiendo más fama debido a que es menos posible que se desate solo por el hecho de que este nudo quita menos fuerza de la cuerda). Paso 1: Mida una cantidad suficiente de cuerda para formar el tamaño de la gaza deseada, y forme una más pequeña en el cabo muerto.

Paso 2: Pase el cabo corredizo hacia arriba y a través de la gaza. Paso 3: Pase el cabo corredizo por encima de la parte superior de la gaza y por debajo del cabo muerto, y traiga el extremo del cabo corredizo completamente alrededor del cabo muerto y por la gaza.

Paso 4: jale el nudo para que se ajuste bien, formando un “AS de Guía” con el cabo corredizo por adentro del lazo. NOTA: También el AS de Guía se puede atar con el cabo corredizo por afuera del lazo Nudo de Ballestrinque Se puede formar el "nudo de ballestrinque" por varios métodos. Esencialmente se consiste de cotes sobrepuestos. Su uso principal es conectar una cuerda a algún objeto, como un tubo, poste o manguera. El nudo de ballestrinque se puede formar donde quiera, desde un extremo hasta la parte céntrica de la cuerda. Cuando esté ajustado correctamente, aguantará un estirón perpendicular sin resbalarse. La forma de hacerlo sin que e alrededor de algo se explica enseguida.

Paso 1: Forme una gaza en la mano izquierda el cabo corredizo hacia la derecha cruzándolo por debajo del cabo muerto. Nudo ballestrinque sin importar donde se ubique la cuerda.

Paso 2: Forme otra gaza, en la mano derecha, otra vez con el cabo corredizo cruzando debajo del cabo muerto.

Paso 3: Pase la gaza derecha por encima de la de la gaza izquierda, como se muestra en la Figura 12 (este es el paso clave para formar el nudo Ballestrinque

Paso 4: Junte estas dos gazas por la cuerda y así tiene el nudo de ballestrinque, como se muestra en la figura 13. Pase estas dos gazas por encima del objeto que se quiere amarrar. Jale los extremos en direcciones contrarias para apretar el nudo. Figura 13, paso 4 Nota: El nudo ballestrinque es usado para asegurar una cuerda al objeto, y los cotes subsecuentemente aplicados son usados para aguantar el peso del objeto siendo usado. El nudo de ballestrinque, como se hace en la forma arriba mencionada, obviamente no se puede poner alrededor de algún objeto que no tiene un extremo libre (como en el caso del centro de una manguera). Entonces, es necesario saber cómo atar el nudo de ballestrinque alrededor de un objeto.

. Paso 1: Haga una gaza completa alrededor del objeto y traiga el cabo corredizo por debajo del cabo muerto. El nudo ballestrinque se puede formar alrededor de cualquier objeto.

Paso 2: Cruce el cabo corredizo por encima del cabo muerto y termine la vuelta completa alrededor del objeto justo arriba de la primera gaza.

Paso 3: Pase el extremo del cabo corredizo por debajo de la vuelta superior, justo arriba de la cruz, y al jalarlo, se ajuste el amarre correspondiente. (El cabo muerto debe sujetar al cabo corredizo para evitar que se resbale) Para asegurar el nudo ballestrinque no se afloje durante su uso, se le debe aplicar un nudo de seguridad. Esto se hace al formar un cote o nudo sencillo alrededor del cabo muerto de la cuerda con el extremo del cabo corredizo. Nudo Media Margarita con Seguro El "nudo de media margarita" consiste de un cote formado alrededor de una vuelta, y su uso principal es para apretar una cuerda que esté entre dos objetos, como se haría para acordonar un área. La formación de un nudo de media margarita se explica en seguida y se ilustra en las siguientes figuras.

Paso 1: Con la cuerda asegurada a un objeto, ponga el cabo corredizo alrededor del otro objeto y tráigala para que esté paralelo con el cabo muerto.

Paso 2: Ponga su cara hacia el cabo muerto, que es conectado al primer objeto, y deje caer el cabo corredizo por encima del cabo muerto (Figura 17) y entonces forme una vuelta aproximadamente de 30 cm (12 pulgadas) de largo detrás de donde el cabo corredizo cruza el cabo muerto.

.

Paso 3: Forme una gaza en el cabo muerto delante del punto donde la cuerda se cruza.

Paso 4: Ponga la gaza que acaba de formar por encima de la vuelta para formar un cote. (Esto forma un verdadero nudo de media margarita, pero para seguridad se debe seguir el paso 5).

Paso 5: Ponga otro cote sobre el extremo de la misma vuelta.

Paso 6: Jale el cabo corredizo para apretar el nudo de media margarita y asegúrela con un nudo sencillo. La vuelta de cote completa. Amarre de chimeneas El "amarre de chimenea" se hace con varios cotes y una vuelta que se forman alrededor del cabo muerto de la cuerda. Se usa cuando se necesita apretar una cuerda durante una operación. La formación de un amarre de chimenea se explica y se ilustra enseguida. Paso 1: Con un cabo, de la cuerda asegurado y el cabo corredizo alrededor de un objeto estacionario, paralelo al cabo muerto, forme un cote alrededor del mismo.

Paso 2: Pase el cabo corredizo entre las cuerdas paralelas v forme otro cote junto al previamente hecho.

Paso 3: Jale la gaza apretadamente por el lado del cote y apriételo contra el cabo muerto.

Paso 4: Ponga uno o más cotes por detrás del amarre de chimenea por el cabo muerto como medida de seguridad. (Esto forma una vuelta de cote que no se resbalará bajo una tensión).

Paso 5: Sujete el amarre de chimenea con una mano, jale el cabo corredizo con la otra para apretar la cuerda y deslice el amarre de chimenea hacia atrás, por el cabo muerto para mantener la cuerda tensa.

Izando herramientas y equipo El alzamiento de herramientas y equipo en los incendios involucro la aplicación de uno o más nudos o amarres básicos. Se pueden alzar las herramientas y el equipo al adaptar los nudos y amarres que mejor se prestan para aquel propósito. Los nudos y amarres básicos descritos pueden ser aplicados a casi cualquier objeto. Algunas de las técnicas de alzar más comunes son ilustradas en las Figuras 28 a la 34. Estas técnicas se deben estudiar y practicar para desarrollar eficiencia y seguridad para la persona que las iza y sus semejantes.

Figura 28: Para amarrar una escalera con una cuerda, forme un lazo grande asegurado por un as de guía, y ponga el lazo entre los peldaños de la escalera alrededor de un tercio de la distancia desde el extremo que va a ser izado.

. Figura 29: Ponga el lazo sobre los extremos de los largueros y la cuerda se pasa por debajo de los peldaños, entre los largueros, hasta el extremo de la escalera.

Figura 30: El amarre de la escalera se termina al tirar del cabo muerto de la cuerda y al apretar los lazos alrededor de los largueros.

Figura 31: Una "línea de mangueras" seca es amarrada para izar al poner un nudo de ballestrinque con un seguro y cote alrededor de una sección doblada. El resto de la cuerda pasa hacia arriba y por la parte trasera de la manguera para asegurar que no gire durante el alzamiento y para proteger el pitón o los acoples que están por fuera.

Figura 32: El nudo de ballestrinque con un seguro y cote es usado para izar o bajar una "línea de mangueras" cargada. Figura 33: El nudo de ballestrinque y uno o dos cotes están amarrados a una "pértiga con gancho" para su alzamiento. Alce con la punta metálica hacia arriba.

Figura 34: Los objetos más pesados como un extractar de humo pueden ser alzados con un as de guía o nudo de ballestrinque combinado con un cote. Se recomienda una "línea estabilizadora" para asegurar que el objeto no golpee el edificio. Enrollando una cuerda El enrollado de una cuerda para que se pueda poner en uso con un mínimo de demora es muy esencial para los bomberos. Una cuerda no enrollada correctamente puede resultar una falla durante el desenrollado. Un método para enrollar una cuerda se muestra en las siguientes figuras.

Paso 1: Seleccione bastante cuerda por el extremo libre para atar el rollo cuando éste se termine de

enrollar alrededor de algún objeto. Esta cantidad usualmente es igual tres veces la distancia entre los largueros de una escalera.

. Paso 2: Enrolle la cuerda alrededor de los largueros hasta que se consiga una anchura suficiente. Quizá sería necesario enrollar la cuerda en dos o más capas. (Esta cantidad se puede determinar por medio de experimentación).

Paso 3: Enrolle lo que quede de la cuerda alrededor de las vueltas y amarre el extremo con un nudo de ballestrinque.

Paso 4: Acábelo de la manera ilustrada para que el rollo terminado esté seguro. Para desenrollar la cuerda, desátela, agarre el extremo interior, saque dos o tres vueltas para aflojar el rollo y deje que caiga desde arriba de un edificio o ventana, según el caso (Se puede dañar la cuerda de esta manera o formar nudos falsos. Es mejor bajarla poco a poco, o hacer un rappel con la mayor parte de la cuerda dentro de una bolsa colgada de la persona haciendo el rappel, la cuerda se sacará de la bolsa conforme el descenso del bombero. Se debe tirar la cuerda desde arriba únicamente en situaciones de emergencia). Algunos bomberos prefieren enrollar su cuerda de una manera diferente. Dos críticas principales al método arriba descrito son los numerosos dobleces y la falta de circulación de aire en caso de que la cuerda se moje. El uso de cuerdas por los bomberos requiere que éstas estén listas para el uso en todo momento y de una manera que asegure que estén libres de enredos y torceduras. Para cumplir con este requerimiento, a veces es necesario sacrificar algunos de los principales fundamentos de cuidado y mantenimiento de cuerda, por el hecho de tenerla en un bulto compacto que permitirá desenrollarse parejamente cuando se le necesite. Otro método que ha sido usado satisfactoriamente por algunos cuerpos de bomberos es transportarla cuerda dentro de una bolsa, como se muestra en la Figura 39. El extremo de la cuerda se puede agarrar, mejor si tiene un empalme en forma de lazo o un lazo formado por un nudo, cuando se deja caer la bolsa desde el techo o los pisos superiores. Mientras desciende la bolsa, la cuerda se desenrolla de una manera ordenada. La bolsa puede tener un cordón en la boca, para facilitar su transporte. Un tamaño común para las bolsas es de 30 cm (12 pulgadas) de diámetro por 81 cm (32 pulgadas) de altura. Esto proveerá una capacidad adecuada para una cuerda de manila de 20 mm (3/4 pulgada) de diámetro por 45 metros (148 pies).

También se puede guardar una cuerda en una bolsa o cubeta de plástico. La cuerda puede o no estar acomodada en un rollo acomodado por dentro. Inspección y cuidado de cuerdas La cuerda se debe examinar periódicamente, en especial después de cada uso, porque la vida y la seguridad de los bomberos puede depender de esto. Se debe hacer una reexaminación por toda la superficie de la cuerda para detectar cortadas, abrasiones severas y manchas que significan daño químico. Si la cuerda tiene olor a humedad o muestra manchas cafés, destuérzala (si es del tipo "torcido") para poder examinarla entre sus hebras. Si las fibras interiores se rompen fácilmente, y muestran una separación o

han perdido su brillo, debe desecharse la cuerda. Las sintéticas con forros exteriores se deben examinar por daño, desgaste y condición general del exterior. El daño exterior a las cuerdas forradas (kernmantle) se pueden sentir como una deformidad de la cuerda con bolas o delgadez debajo del forro. Las tensiones severas que sufren las cuerdas coloreadas pueden observarse al notarse en estas una decoloración sobre el forro o una transferencia del tinte a las superficies contactadas. Las etiquetas de inspección de las cuerdas deben estar conectadas directamente a ella o a su recipiente y registrar los resultados de las inspecciones. Cualquier cuerda que esté sujeta a fuerzas excesivas debe ser eliminada de servicio como una "cuerda de salvamento", aunque se puede seguir usando como una cuerda utilitaria. La cuerda que se reemplace en el momento oportuno es una inversión de seguridad. Para garantizar la seguridad y el servicio satisfactorio, la cuerda debe ser adecuadamente seleccionada, usada y cuidada. Las necesidades del cuerpo de bomberos y las situaciones en que se puede usar la cuerda determinará, en parte, el tipo de cuerda seleccionada para el uso. Los diferentes diseños de cuerdas y los materiales de que están hechas determinarán la capacidad de aguantar una fuerza, el factor inherente de seguridad, las características de elasticidad y rebote, más los requisitos de mantenimiento (Tabla 1). La cuerda estática forrada (statie kernmantle), por ejemplo, normalmente es más deseable para el uso de los cuerpos de bomberos que la cuerda dinámica forrada (dynamie kernmantle) usada por los alpinistas. La cuerda estática tiene menos habilidad para aguantar una fuerza repentina y pesada, como aquélla causada por un rescatador y víctima cayendo, que la cuerda dinámica que se puede estirar (y así absorber la fuerza). Debido a que están hechas de plantas vivas, las cuerdas de sisal o manila empiezan a deteriorarse desde el momento en que sus fibras están cortadas desde la planta. Cuando seleccione cuerdas, debe examinar la información del fabricante acerca de la capacidad para aguantar cargas, resistencia de cargas repentinas, elasticidad, y habilidad de regresar a su forma normal. Algunas cuerdas pueden ser garantizadas para cierto número de "caídas" o únicamente para un período de tiempo limitado después de su fabricación (Tabla 2). La cuerda es sujeta a daños por contacto directo de productos químicos y de los vapores de sustancias químicas. A menudo, el agua usada durante un incendio que sale de una estructura contiene químicos dañinos en suspensión, que pueden afectar las fibras de la cuerda. Los álcalis, como los ácidos, perjudican las fibras y se puede ver este daño como manchas o decoloración sobre la cuerda. La que se arrastra sobre el suelo o puesta sobre el mismo sin cuidado, sufrirá daños a las fibras por tierra, vidrio y otros abrasivos. La cuerda se puede dañar, aun antes de que se use, por quitarla inadecuadamente del rollo nuevo. Siga las instrucciones que se ven en la etiqueta conectada al rollo de la cuerda de cómo desenrollarla. El retorcimiento también puede ocurrir, después de desenrollarla, cuando la cuerda esté mojada. No se debe aplicar una tensión a una cuerda que está retorcida o enredada. Una cuerda nueva se debe enrollar desde el centro del rollo en una dirección contraria al sentido de las manecillas del reloj. Si empieza a desenrollarse en dirección del sentido de manecillas del reloj, el rollo debe voltearse y el extremo de la cuerda jalado por el centro. Desenrollar una cuerda en el sentido equivocado es causa de que se tuerza y retuerza. Los retorcimientos de cuerdas largas son difíciles de enderezar y perjudican la integridad de la misma. Deben evitarse los dobleces agudos cuando se usa una cuerda. Los amarres se deben hacer alrededor de una superficie suave, del tamaño suficiente cuando sea posible. Nunca se debe arrastrar la cuerda por el suelo, pisarla o jalarla sobre superficies ásperas y filosas. La cuerda, nueva o usada, se debe guardar en algún lugar fresco, con buna circulación de aire y no exponerla a la luz solar. Las cuerdas guardadas en los compartimentos de los vehículos deben separarse de las herramientas que ocupan combustibles y de las pilas y baterías Adicionalmente, no se debe permitir el contacto hierro debido a que el óxido es muy dañino para fibras de la cuerda. Nunca guarde una cuerda usada hasta que haya secado bien. Cuando las cuerdas han sido usadas, se deben inspeccionar por daños y su condición registrada sobre la etiqueta de inspección de la cuerda. Aparte de esto, debe registrarse el propósito para el que fue usada la última vez; la carga estimada o actual la cuerda aguantó y la duración de la misma carga. Las cuerdas que están sucias o han sido expuestas a productos químicos deben limpiarse únicamente con agua limpia y permitida para secarse completamente. Se debe hacer otra inspección la cuerda después de que se haya secado y antes ponerla en servicio.

Tabla N° 1 CARACTERÍSTICAS DE LAS CUERDAS
Cáñamo Henequén Polipropileno Polietileno de manila Capacidad Hasta 60% de recuperar humedad Fuerza – diámetro 16 mm Estirado máximo antes de romper 2000 Kg 13 % 1600 Kg 13 % 2800 Kg 24 % 2540 Kg 22 % 4700 Kg 35 % 4540 Kg 20 % Hasta 60% 0% 0% Hasta 9 % Menos de 1 % Nylon Dracon (Poliéster)

Cambio de fuerza Flotabilidad Resistencia a la pudrición, moho, y ataque por organismos marinos Resistencia a abrasión

Hasta + 20 % Hasta + 20 % no no

No cambia si

No cambiaMenos de -10 %No cambia si no no

mala

muy mala 100 % resistente % resistente % resistente % resistente 100 100 100

buena de la superficie

regular

buena

buena

muy buena

excelente muy buena

Ácidos Álcalis Solventes

muy mala muy mala buena

muy mala muy mala buena

excelente buena buena

excelente buena buena

regular excelente excelente excelente muy buena ---------

Tabla N° 2 CAPACIDADES SEGURAS PARA TRABAJOS CON CUERDAS
Cubierta de nylon Cañamo de Nylon manila con centro de Nylon Diámetros Nueva en mm 9.5 mm 122 (3/8”) 12.7 mm 240 1/2”) 15.8 mm 400 (5/8 “) 490 22.2 mm 700 (7/8”) 25.4 mm 818 (1”) 31.7 mm 1228 (1 ¼”) 38.1 mm 1682 (1 ½”) 44.4 mm 2410 (1 ¾”) 50.8 mm 28182 (2”) 14092 22542 11272 44762 22382 ------41802 20902 95462 47732 1205 1928 964 3750 1875 30502 15252 3492 1746 8728 4364 841 1346 673 2550 1275 2550 1275 2512 1256 5910 2955 614 982 491 1800 900 1726 863 1754 877 4000 2000 409 654 327 1200 600 1226 613 1298 649 2590 1295 350 560 280 976 488 900 450 874 437 2150 1077 245 394 197 676 338 680 340 748 374 1546 773 200 320 160 510 255 500 250 510 255 1090 545 120 194 97 330 165 366 183 332 166 682 341 61 98 49 166 83 224 112 186 93 382 191 Usada1 Nueva Usada1 Nueva Usada1 Nueva Usada1 Nueva Usada1 Nueva Usada1 Dracon Polipropileno trenzada

)

(1) Según la información del fabricante, las sogas del cáñamo de manila y de henequén, se consideran “USADAS” después de que han prestado servicio por un periodo de 6 meses, con tal de que la soga haya tenido un uso, cuidado y almacenaje adecuado.

Aquellas personas que utilicen sogas sintéticas deberán consultar con el fabricante, para enterarse de la interpretación de éste sobre lo que es “Soga USADA”. (2) Esto está basado en las recomendaciones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->