Está en la página 1de 2

LA APOLOGÍA DE SÓCRATES

Escrito por su aprendiz, Platón. Es un diálogo, casi monólogo;
en el que Sócrates se defiende ante un tribunal. Expone su
punto de vista sobre sus acusaciones de corromper a los
jóvenes y no tan jóvenes. Si bien le dieran la libertad bajo la
condición de no sermonear más a las personas, él la habría
rechazado porque era su pasión y su misión. A las personas les
gustaba escucharlo. Y a él no le molestaba. Se consideraba
más sabio, de aquellos que presumían serlo. Argumenta sobre
lo que se le acusaba, más no quiso sostenerse como todos los
demás acusados, tras lágrimas y lamentos suyos, y de sus
familiares. Habría preferido ser juzgado a muerte, que haber
obtenido la libertad perdiendo su dignidad.
No intentaba persuadir a los jueces de su pena, sólo pretendía
abrirles los ojos. Entre sus cargos; le imputaban el no creer en
sus dioses e ir en contra de su politeísmo, de creer en los
demonios; su principal acusador era Melitos. Sócrates no
temía sobre su condena. Conocía el resultado. Seis votos de
diferencia, fueron los que le condenaron. Sorprendido de que
no hayan sido más votos en su contra. Estaba tranquilo, seguro
de que algún existía la justicia.
Normalmente, a los acusados les daban tres opciones de
condenarse: prisión, multa o destierro. Pero le negaron
cualquiera de ellas, y le dieron la pena de muerte, con el uso
del envenenamiento por cicuta.

él pensaba que habría otro lugar mejor que éste. tomó su muerte serenamente.A Sócrates no le importaba morir. Aunque sólo Dios lo supiera. .