Está en la página 1de 192

Antropolog´ıa Fractal

Fernando L´
opez Aguilar, Fernando Brambila Paz
Editores

Matem´
atica Aplicada y su Ense˜
nanza
–Licenciatura–

Editores:
Dr. Fernando Brambila Paz
Departamento de Matem´aticas,
Facultad de Ciencias. UNAM.

Dr. Alejandro J. D´ıaz Barriga Casales
Instituto de Matem´aticas,
UNAM.

GN34
.3
L864
L´opez Aguilar, Fernando
Antropolog´ıa Fractal / Fernando L´opez Aguilar y Brambila Paz, Fernando. Editores – M´exico : CIMAT, 2007.
?? p. ; 23 cm. – (Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza, Nivel Licenciatura)
ISBN 968-5733-08-2
1.Antropolog´ıa Matem´atica
MSC: 91D10.
c
°D.R.
Centro de Investigaci´on en Matem´aticas, A.C.
Jalisco s/n, Mineral de Valenciana,
36240 Guanajuato, Gto., M´exico
c
°D.R.
Sociedad Matem´atica Mexicana
Circuito exterior s/n, ´area de la investigaci´on cient´ıfica,
Ciudad Universitaria. C.P. 04510 MEXICO D.F.
Este libro no puede ser reproducido total ni parcialmente, por ning´
un medio electr´onico o de otro tipo, sin autorizaci´on escrita del editor.
This book may not be reproduced, whole or in part, by any means, without written
permission from the publisher.
Cuidado de edici´on: Hern´
an Gonz´
alez Aguilar
Dise˜
no de portada: Odalmira Soto Alvarado
Impreso por: S y G Editores, S.A. de C.V.
Cuapinol 52, Santo Domingo de los Reyes, Coyoac´an
04369 - M´exico, D.F.

ISBN 968-5733-08-2

90009

9 789685 733083

´Indice general

Presentaci´
on de la Serie “Matem´
atica Aplicada y su Ense˜
nanza”

III

Introducci´
on General
Fernando L´
opez Aguilar, Fernando Brambila Paz

1

El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales
9

Carlos Eduardo Maldonado

Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´
on a las Met´
aforas
25

Raymundo Mier

Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa
Gustavo Sandoval Garc´ıa, Rodrigo Vilanova de Allende

47


alculo del Estad´ıstico de Correlaci´
on entre Epocas a trav´
es de
Respuestas M´
ultiples y su Representaci´
on Fractal para el Espacio de Trayectorias Mesoamericano
Fernando L´
opez Aguilar, Guillermo Bali

75

La Dimensi´
on Fractal como Indicador Arqueol´
ogico en los Estudios
de Territorio
Rosa Brambila Paz, Fernando Brambila Paz, Flor de Mar´ıa Aceff

anchez
95

i

Tatiana M´ arquez Lago 141 Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres Aline Lara Galicia 165 Ap´ endice Bibliogr´ afico. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´ es de la Conquista Fernando L´ opez Aguilar.´INDICE GENERAL ii El Alt´ epetl. En Busca de Una Definici´ on Blanca Vilchis Flores 115 El Colapso de un Alt´ epetl. Antropolog´ıa y Fractales Gustavo Sandoval Garc´ıa Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza 179 . Arqueolog´ıa.

las matem´aticas. poniendo en la p´agina de la Sociedad ejemplos de qu´e es lo que est´abamos esperando. m´as l´ udico. Es la pregunta que muchas veces se oye en un sal´on de clase de Matem´aticas. iii .. luego ´estos pasaron a arbitraje. conjeturar. la Sociedad Matem´atica Mexicana (SMM) ha podido sostener el proyecto “Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza”. Algunos de los trabajos que presentamos en estos vol´ umenes fueron hechos a petici´on expresa y con muchas horas de discusi´on sobre lo que deb´ıa de ser el resultado del proyecto. es decir. La Sociedad Matem´atica Mexicana a trav´es de su Comit´e de Educaci´on trata de colaborar a que la ense˜ nanza de las matem´aticas sea cada vez mejor. m´as interesante. sino que los procesos de pensamiento que enfrentan. en su desarrollo profesional. La respuesta de la comunidad ha sido excepcionalmente buena y para iniciar la serie ya contamos con material para seis vol´ umenes de Bachillerato y seis de Licenciatura. tener habilidad para resolver problemas. Posteriormente hicimos un primer concurso para convocar a la comunidad matem´atica del Pa´ıs a que colaborara con este proyecto. incluso en su vida cotidiana. de m´as calidad.Presentaci´ on de la Serie “Matem´ atica Aplicada y su Ense˜ nanza” Maestro ¿y esto para qu´e sirve?. las habilidades que adquieren y sobre todo la actitud que deben tener frente a los problemas es u ´til en su formaci´on. A que los alumnos puedan tener a la mano respuestas a la pregunta que hacemos al inicio de esta presentaci´ on. Por saber matem´aticas entendemos participar del quehacer matem´atico.. Desde su inicio el proyecto se dividi´o en dos niveles: el nivel de Bachillerato y el nivel de Licenciatura. a que los que las estudian se convenzan de que el esfuerzo que tienen que realizar para aprenderlas no es solamente para pasar de a˜ no. Gracias al apoyo del CONACYT. hacer demostraciones. que ha colaborado y estamos seguros colaborar´a a que los profesores nos podamos enfrentar a ofrecer a nuestros estudiantes un producto.

Gricelda Cedillo Ram´ırez. Sinceramente esperamos colaborar con maestros y alumnos en lograr un mejor y m´as profundo aprendizaje de las matem´aticas. Por u ´ltimo queremos agradecer al CIMAT y a su director Jos´e Carlos G´omez Larra˜ naga por esta coedici´on con la SMM. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . para Geometr´ıa. Dr.iv Presentaci´on de la Serie Cada volumen de Bachillerato cuenta con algunos fasc´ıculos que tratan temas de matem´aticas con aplicaciones. Alejandro J. concursantes. Octubre de 2005. Ha sido importante la colaboraci´on de Mar´ıa Teresa V. Facultad de Ciencias. Martha Cerrilla y Aranda. Dr. Todo aquel que se ha enfrentado a la tarea de editar sabe que ´esta es ardua. Para el nivel Licenciatura se tiene la idea de mostrar aplicaciones que sean susceptibles de ense˜ nar en los primeros semestres de una Licenciatura como Biolog´ıa. es nuestra tarea en la ense˜ nanza”. Agradecemos a todos los que en alg´ un momento han colaborado con este proyecto: escritores. etc. alguna Ingenier´ıa. D´ıaz Barriga Casales Instituto de Matem´aticas UNAM. UNAM. desde luego Matem´aticas. Mart´ınez Palacios. Qu´ımica. as´ı hay vol´ umenes para C´alculo. Fernando Brambila Paz Departamento de Matem´aticas. para Algebra Lineal. Matem´aticas Aplicadas a la Ciencias de la Vida y Matem´aticas Aplicadas a la Negociaci´on. Graciela Gonz´alez Hita y Hern´an Gonz´alez a ellos les damos las gracias. Econom´ıa. otra por la aplicaci´on. “Provocar aprendizajes. y en ocasiones la forma de c´omo se puede desarrollar este contenido en clase a manera de una propuesta did´actica. Para su presentaci´on hay dos tipos de clasificaciones. ´arbitros. Coordinadores del Proyecto “Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza” de la SMM. Afectuosamente. una por ´areas de las ma´ tem´aticas. a veces a la matem´atica misma. Alejandro Bravo Mojica.

mx La primera interrogante que emerge en el momento de leer el t´ıtulo de este libro.aguilar@gmail. lo que fomentaba el distanciamiento: Los campos se ve´ıan mutuamente excluyentes y las interacciones eran espor´adicas. al menos hacia finales de la d´ecada de los noventa del siglo pasado. m´as all´a de constatar la idea de que eran no occidentales. as´ı como la posibilidad de que alg´ un tipo de patr´on geom´etrico existiera al interior de cada una de las culturas bajo estudio.lopez.com Fernando Brambila Paz fbp@hp. Por su parte. Por otro lado. En los u ´ltimos cuarenta a˜ nos ocurrieron una gran cantidad de transformaciones en el ´ambito de los saberes y de las pr´acticas acad´emicas que trastocaron paulatinamente las preconcepciones que se ten´ıan sobre la demarcaci´on entre los campos establecidos del conocimiento y que. al menos para el caso de la historiograf´ıa de la ciencia en M´exico. es saber si resulta factible fusionar dos perspectivas del conocimiento que. han estado permanentemente alejadas y en constantes desencuentros producto de una divisi´on hist´orica entre las llamadas ciencias duras y las blandas. Se intu´ıa que exist´ıan fen´omenos y sociedades complejas.fciencias. que no alcanzaron a identificar plenamente ese patr´on. en el ´area de las humanidades. Antropolog´ıa fractal.unam. t´erminos como complejidad y autosimilitud invad´ıan los campos de la antropolog´ıa y la historia. En esa direcci´on se hicieron varios intentos fallidos.Introducci´ on General Fernando L´ opez Aguilar fernando. prefiguraban la necesidad de un replanteamiento radical en los fundamentos que construyeron las distinciones disciplinares con 1 . ha existido la preocupaci´on de matematizar los procedimientos y la idea de que los fen´omenos sociales no pueden ser parametrizados de forma precisa.

podr´ıan considerarse como parte de los atributos fractales. sobre la investigaci´ on misma. con bordes y fronteras poco definidos.2 Introducci´on General base en la emergencia de nuevos problemas de investigaci´ on. En el Seminario sobre Antropolog´ıa Fractal se plante´ o como primer objetivo una revisi´on de las diversas ideas que exist´ıan en torno a los fractales. todos compart´ıan de alguna manera la idea de fractal. pero es necesaria la realizaci´on de nuevas formas metodol´ogicas para la evaluaci´ on de las ideas: ver. M´as all´a de que para una idea positivista del mundo la definici´on requerir´ıa una asertividad l´ogica que estableciera las condiciones suficientes y necesarias para definir un fractal. pero no necesarios. en las firmas fractales de la cer´amica y en la l´ıtica. Se descubrieron convergencias entre las ideas que algunos de los m´as importantes te´oricos sobre los fen´omenos sociales hab´ıan formulado. especialmente en dos t´erminos: autosimilitud y dimensi´on fractal no entera. mirar. en el reconocimiento de estra- Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . pero los dilemas sobre la aplicabilidad de conceptos provenientes de las ciencias de la complejidad inclu´ıan una dificultad que proven´ıa desde las mismas matem´aticas: al trabajar con conceptos como el de fractal. y las nociones sobre fluctuaci´on. las pr´acticas acad´emicas recientes mostraban una trayectoria distinta en la que los t´erminos de la definici´on parec´ıan m´as bien estar contenidos. Las teor´ıas de la complejidad y la antropolog´ıa fractal permiten contestar viejas preguntas e inquietudes respecto a los fen´omenos culturales. coadyuvar al reconocimiento de diferentes identidades. Por ello. Se construyeron diversos planteamientos te´oricos. perturbaci´ on y azar que los te´oricos de la complejidad y los fractales hab´ıan plasmado en diversos trabajos. suficientes. por ejemplo. en la l´ogica fusa. tanto en el ´ambito de las matem´aticas. y que otros atributos que se usaban en las diferentes investigaciones. El resultado consisti´o en una idea ambigua proveniente de las humanidades: la transdisciplina. as´ı como a los problemas de investigaci´ on que se pretend´ıan resolver y no parec´ıa existir conmensurabilidad y entendimiento entre una definici´on y otra. como en el de su aplicaci´on a la antropolog´ıa y a la arqueolog´ıa. es decir. la dimensi´on fractal puede ser u ´til para obtener respuestas respecto a los patrones geom´etricos de las culturas y. El resultado fue reconocer que de las dos condiciones suficientes y necesarias para definir un fractal. por lo tanto. experimentar y simular (Wagsenberg 1998: 89-104). que la pr´actica pareciera reducir estos dos atributos b´asicos como condiciones suficientes y necesarias para un fractal. observar. se evidenciaba la existencia de definiciones adaptadas a cada uno de los campos disciplinares.

es dif´ıcil de resolver. y la idea de que las teor´ıas s´olidas deber´ıan tener un fundamento matem´atico. Los aportes provenientes de diferentes campos disciplinarios. en especial cuando ya es necesaria una historia epistemol´ogica del pensamiento complejo que rebase los trabajos cl´asicos de Prigogine y Stengers (1990). por ese v´ınculo transdisciplinario. y los de James Gleick (1987). Carlos Maldonado reflexiona sobre el que. quien desde la Universidad del Externado de Colombia. las problem´aticas que se han enfrentado en la construcci´on de cada uno de los campos te´oricos que integrados bajo el nombre de teor´ıas de la complejidad. se enfrentan con la policentralidad de los autores de las teor´ıas de la complejidad. quiz´a. El dilema. en especial los de Briggs y Peat (1990). en especial en el campo de la antropolog´ıa. por otro lado. que se generen nuevas preguntas y nuevos procedimientos metodol´ogicos para buscar las respuestas y esta perspectiva agrega un valor epistemol´ogico adicional a la fusi´on de dichos horizontes disciplinarios. de construir una formalizaci´on total como sistema te´orico. el tiempo y las din´amicas de los sistemas hasta lograr un acercamiento a detalle de objetos ic´onicos representados en Teotihuacan y en las rocas del Valle del Mezquital. se transita hacia la visi´on general de una perspectiva mesoamericana del espacio. y los estudios de divulgaci´on de la ciencia. pues SMM-CIMAT . por supuesto. Es imperativo que esta nueva historia devele las anomal´ıas. En este volumen hemos publicado los diversos aportes de los miembros del Seminario sobre Antropolog´ıa Fractal. llevan a pensar que el camino toma derroteros distintos. la complejidad y la antropolog´ıa fractal hacen.Introducci´on General 3 tos arqueol´ogicos a trav´es de fractales. Los dilemas positivistas para la formalizaci´on de los lenguajes. la construcci´on de sistemas axiom´aticos. junto con un documento enviado por Carlos Maldonado. y en cualquier procedimiento clasificatorio de la antropolog´ıa. ha construido un grupo de investigaci´on sobre complejidad. Las diversas tem´aticas que hemos abordado en las discusiones y los trabajos del seminario se han plasmado en un conjunto de ensayos que hemos ordenado de forma tal que pueda observarse c´omo un tema se contiene en otro. la construcci´on de un lenguaje bien formulado para las teor´ıas. sea uno de los predicamentos m´as grandes en el ´ambito de las teor´ıas de la complejidad: el reto y la exigencia de los paradigmas tradicionales y rivales. Desde una perspectiva amplia de la formalizaci´on te´orica y la elaboraci´on de met´aforas. tan comunes en este tiempo. Pero. y el desarrollo de nuevas l´ogicas desde los a˜ nos sesenta (como la l´ogica fusa y las l´ogicas de segundo orden).

quien ya anticipaba nociones de fractalidad. una relaci´on de mayor objetividad. quien hace un ejercicio desde la perspectiva antropol´ogica y ling¨ u´ıstica. en fechas tan lejanas como 1978. borrosidad en las fronteras. La construcci´on del conocimiento en la antropolog´ıa implica una reflexi´on innovadora sobre la forma en la que los principios te´oricos incorporan evidencias y datos: Se trata de una nueva visi´on sobre las metodolog´ıas y la epistemolog´ıa. la condici´on aleatoria de la informaci´on disponible y la vaguedad de los testimonios de los procesos culturales. desde la construcci´on de met´aforas de las matem´aticas. Desde hace unos treinta a˜ nos. lo que ha hecho que la mayor parte de sus enfoques se realicen desde una matematizaci´on de sus datos. las evidencias. los vestigios. de modo que la evidencia tiene que ser re-descubierta para mostrar las fluctuaciones y las inestabilidades. los atractores. de forma equivocada. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . ella misma es un ejemplo de la no linealidad. sino que afectan los indicios. el arque´ologo presume. como la teor´ıa de las cat´astrofes. Por su propio car´acter en torno a la construcci´on de las evidencias. permitan observar los procesos arqueol´ogicos y antropol´ogicos. fluctuaciones y variaciones. con ello. la arqueolog´ıa se ha aproximado de muchas formas a las ideas de complejidad. Es por ello que la revisi´on abunda en la b´ usqueda de diversas dimensiones fractales. sobre el car´acter de las inquietudes que dieron origen a la noci´on de complejidad y la forma en que la b´ usqueda de una inteligibilidad del mundo rebas´o las ideas deterministas a partir de ciertas reflexiones matem´aticas sobre singularidad. aunque tambi´en se han construido reflexiones que. bifurcaci´on. La posici´on del observador en relaci´on con la realidad requiere una conciencia reflexiva sobre los saberes y su car´acter especulativo. Emergen. en especial al referirse a los campos te´oricos en conflicto y la manera en que la competencia te´orica ya ha desbancado algunas explicaciones en boga hace unos veinte a˜ nos. discontinuidad. En ese marco se inserta la colaboraci´on de Raymundo Mier. El descubrimiento de los espacios geom´etricos de dimensiones intermedias. la incertidumbre. La rese˜ na que nos presentan Gustavo Sandoval y Rodrigo Vilanova destaca que fue Colin Renfrew. y el modelo biol´ogico de la autopo¨ıesis. Las met´aforas de la complejidad atraviesan no s´olo las nociones ontol´ogicas de lo social.4 Introducci´on General lejos de mostrarse como simple y lineal. se convierten en met´aforas para una sociolog´ıa que Niklas Luhman retomar´ıa para construir la idea de que los diferentes componentes sociales est´an determinados por la autopo¨ıesis. Este camino ya ha sido desarrollado por Reynoso. cat´astrofes en las ideolog´ıas y autosimilitud en los procesos.

bien como agentes humanos. Estas intuiciones pocas veces han sido trabajadas sistem´aticamente desde la perspectiva de los fractales. es asociada con el movimiento. hasta las unidades pol´ıtico territoriales. desde un estudio estad´ıstico de m´ ultiples respuestas y la combinaci´ on de los resultados con el fractal Kamtorus. La gr´afica resultante les permite comparar esta visi´on. y la casa. un sistema complejo.Introducci´on General 5 Pareciera ser que. El trabajo de Rosa Brambila Paz. con la forma en que se ha observado la flecha del tiempo de la historia antigua de M´exico. para el caso de la arqueolog´ıa. La historia de Mesoam´erica se ha visto como un proceso lineal y simple. con altos componentes de autosimilitud entre lo local y lo global.fueron parametrizados para trazar las trayectorias norte centro y sur. Lo anterior los lleva a la b´ usqueda de la dimensi´on fractal en un ejemplo de las estructuras asociadas a la Plaza de la Luna en Teotihuacan. desde el cuerpo humano. sino el de una forma novedosa de observar los componentes arqueol´ogicos. en extensi´on y en intensidad. o bien. se vincula con los rumbos del universo. Los estudios sobre el territorio mesoamericano han intuido la existencia de componentes autosimilares en diferentes escalas de la cosmovisi´ on prehisp´anica. fluctuante e inestable de la historia prehisp´anica. donde una propiedad fractal resulta relevante: la autosimilitud. La composici´on de esta mirada sobre el pasado prehisp´anico ha sido consustancial a la historia del pensamiento arqueol´ogico mexicano. Fernando L´opez Aguilar y Guillermo Bali parten de una hip´otesis propuesta en 1995 por ellos mismos en torno a la idea de Mesoam´erica como un atractor. Sin embargo. el espacio sacralizado. Finalmente. ciudad. desde la observaci´on del territorio del centro norte de Mesoam´erica y de la ciudad prehisp´anica de Teotihuacan. se encuentra presente en la expresi´on territorial y en la construcci´on arquitect´onica. donde el campo de exploraci´on a´ un es vasto. ciudad es- SMM-CIMAT . la geometr´ıa fractal ya ha dejado de ser una aproximaci´on err´atica. Las propuestas sobre los factores que determinaban la complejidad del sistema mesoamericano -el desarrollo vertical. representan de forma gr´afica las fases de estabilidad e inestabilidad de las trayectorias mesoamericanas. las posibilidades adquieren no s´olo el car´acter de herramientas experimentales. La construcci´on del espacio territorial prehisp´anico ha sido vista desde las categor´ıas cl´asicas usando los t´erminos villa. bien como sistemas adaptativos complejos. a una comprensi´on de la manera en la que uno de los s´ımbolos centrales. Fernando Brambila Paz y Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez nos permite aproximarnos. estado. la forma X.

alt´epetl tlayacan. respecto a su antigua cabecera. tambi´en como una funci´on del tiempo.6 Introducci´on General tado. el n´ umero de pueblos independizados. que se refiere a las unidades de asentamiento relevantes para la cosmovisi´ on prehisp´anica. para propornerlas como uno de los protagonistas principales de la acci´on humana. Aline Lara Galicia pretende resolver. y la superficie del territorio enajenado. incluso. de propiedades autosimilares desde la teor´ıa de los sistemas adaptativos complejos. recuperada de las fuentes documentales del siglo XVI. Realizan un estudio de caso sobre la vieja cabecera de Itzmiquilpan en la que demuestran que la segregaci´on de los barrios ind´ıgenas sujetos. Tatiana M´arquez Lago y Fernando L´opez Aguilar. Sin embargo. se configur´o de tal manera que el tiempo transcurrido entre los eventos es una funci´on de varios factores. finalmente. Entre ellos. se inici´o una b´ usqueda desde las teor´ıas de la complejidad. exploran la idea de que existe una autosimilitud espacial en la acumulaci´on de los procesos. donde las grandes extensiones territoriales tienden a reducirse hasta una dimensi´on fractal que converge en un valor cercano al 1. Por ello han buscado emplear la etnocategor´ıa alt´epetl. heredera del gobierno ind´ıgena prehisp´anico. significativos para la cosmovisi´ on mexica. de la manera en que pueden encontrarse diversos componentes autosimilares en la jerarqu´ıa de los t´erminos que describen las unidades de asentamiento mesoamericano: calpulli. el tama˜ no de las fronteras que construyeron. hueyalt´epetl. y desde una mirada fractal.3 y. desde la etnohistoria. la colaboraci´on de Blanca Vilchis Flores incluye una b´ usqueda. el dilema de las pinturas rupestres del Valle del Mezquital. (la agencia. En esa direcci´on. el agente aut´onomo). La idea de que los ´ıconos y los signos representados en las graf´ıas rupestres conforman un Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . diversos autores han visto que estos t´erminos no han sido suficientes para describir y explicar lo que definen en el campo de la historia prehisp´anica de M´exico. Se trata de un paso metodol´ogico novedoso que parte de la b´ usqueda de met´aforas para la elaboraci´on de modelos y simulaciones que deriven en una mejor comprensi´on del mundo mesoamericano. desde una perspectiva transdisciplinaria y multivocal. Con ello. alt´epetl tenochca. nos comparten una mirada distinta de las fuentes hist´oricas de la Colonia con la idea de que el alt´epetl se destruye en una trayectoria compleja despu´es de la Conquista espa˜ nola. la dimensi´on fractal de las fronteras y de la superficie independizada es una funci´on logar´ıtmica del tiempo. Efectivamente. Nos muestran c´omo. una alternativa para la reflexi´on hist´orica y te´orica. esta regi´on est´a caracterizada por tener alto un n´ umero de representaciones rupestres que se encuentran alrededor de los cerros sagrados del Coatepec y del Tezcatepec.

Jorge: Ideas sobre la complejidad del mundo. Este esfuerzo para detectar la geometr´ıa fractal en los procesos y fen´omenos antropol´ogicos. Making a new science. David Peat: Espejo y reflejo: del caos al orden. John y F. Metamorfosis de la ciencia. New York. En caso de que alguno de los lectores realice una investigaci´ on sobre estas tem´aticas. 1990. Barcelona. es el primer paso para la comprensi´on del conjunto de patrones que pueden reproducirse en diferentes niveles. se ha enfocado a una regi´on cultural de alta complejidad social para la ´epoca prehisp´anica. Metatemas 9. SMM-CIMAT . los c´odices y los mitos. buscando reconocer la fractalidad y la autosimilitud. incluimos una breve bibliograf´ıa. Barcelona. Penguin Books. as´ı como la importancia de conocer la firma fractal como una forma de aproximarse a la huella de los pintores. Queda claro que las propuestas pueden ser trasladadas y aplicadas en otras latitudes. Alianza Editorial. los petrograbados. en esta ocasi´on. 1998. o bien porque el proceso metodol´ogico conduzca a nuevas respuestas y preguntas. Ilya e Isabelle Stengers: La nueva alianza. ya sea porque la problem´atica sobre la complejidad resulte an´aloga. Mesoam´erica. Prigogine. sobre autores que han tratado el tema de la antropolog´ıa fractal y la arqueolog´ıa fractal desde diversas perspectivas. Finalmente. Gu´ıa ilustrada de la teor´ıa del caos y la ciencia de la totalidad.7 Introducci´on General lenguaje que puede ser le´ıdo. James: Chaos. Tusquets. 1990. Gleick. Wagsenberg. Barcelona. puede comunicarse v´ıa correo electr´onico con los editores de este volumen a las siguientes direcciones: Bibliograf´ıa Briggs. Este complemento es u ´til para observar la larga trayectoria de b´ usqueda que ha existido para observar. Editorial Gedisa. necesariamente incompleta. 1987. Alianza Universidad. conocer y comprender los fen´omenos antropol´ogicos y arqueol´ogicos desde las teor´ıas de la complejidad.

8 Introducci´on General Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

. as´ı: a) creando un lenguaje de programaci´on (programando. de lejos. B´elgica). Es posible trabajar en el plano de la simulaci´ on a partir de dos estrategias. Leuven. y en general se divide en dos ramas: simulaci´ on de objetos y simulaci´ on de series y procesos. Postdoctorado como Visiting Scholar (University of Pittsburgh. Universidad Externado de Colombia. Desde el punto de vista de la simulaci´on.U. Lisp. E. el campo de trabajo m´as destacado en el estudio de los sistemas din´amicos complejos. justamente).co Introducci´ on Los dos problemas fundamentales de las ciencias de la complejidad son: los trabajos y el desarrollo de simulaci´ on y el desarrollo de una teor´ıa general de la complejidad. u otros).maldonado@uexternado. han contribuido al propio desarrollo de la programaci´on. en Filosof´ıa (K. o bien empleando determinados lenguajes de programaci´on ya creados (tales como Java. Postdoctorado como Visiting Research Professor (The Catholic University of America. Washington. el papel del computador es determinante tanto para el origen 1 Ph. La simulaci´ on es posible gracias al desarrollo de programas computacionales (software).El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales Carlos Eduardo Maldonado1 carlos.).U. C++.C.edu. D. Profesor-investigador. La simulaci´on constituye. a su vez.). E.D. 9 .U. Matematika. Windows Hothouse. las ciencias de la complejidad son el resultado de los magn´ıficos desarrollos recientes de los sistemas de informaci´on y de las ciencias de la computaci´on y. Como quiera que sea.

El trabajo con y la elaboraci´on de modelos corresponde. Por su parte. Models. Desde el punto de vista de la epistemolog´ıa y la filosof´ıa de la ciencia. como otros centros e institutos de investigaci´on alrededor del mundo. te´oricos y acad´emicos dedicados al estudio de los sistemas complejos no lineales.una teor´ıa general de los sistemas complejos. La participaci´on en este seminario gir´o alrededor de figuras como S. M. y ciertamente se han logrado progresos significativos en diversos aspectos y planos. a la ciencia anterior a las ciencias de la complejidad. acad´emicos e investigadores ya no simplemente pueden y deben elaborar modelos. Kauffman. A´ un cuando las ciencias de la complejidad siguen siendo marginales en el mundo acad´emico y de la investigaci´ on. Quiz´as la conclusi´on m´as asombrosa de este seminario consiste en el reconocimiento expl´ıcito de que no existe todav´ıa –y hasta la fecha tampoco la hay. Esta es. mejor a´ un. Antes y despu´es del seminario mencionado. en general. ahora. fen´omenos y procesos. 1999). al mismo tiempo. el trabajo principal en el estudio de la complejidad ha consistido en procesos de simulaci´ on sobre una infinidad de sistemas. Este seminario se public´o en 1994 con el t´ıtulo Complexity. cabe designar con propiedad como la primera generaci´on de la complejidad. y en general todos aquellos que. se llev´o a cabo un seminario dedicado a evaluar los principales logros. son varios los autores que se˜ nalan la posibilidad y la necesidad de formular una teor´ıa general de la complejidad. se trata de observaciones hacia el final de varios libros y estudios. 1991). Pines. La simulaci´ on. Gell-Mann.10 Carlos Eduardo Maldonado como para el desarrollo de las ciencias de la complejidad (Pagels. En 1994. considerado como el centro pionero en el estudio de la complejidad en el mundo. hab´ıan alcanzado. la debilidad m´as grande y la gran promesa por delante en el trabajo con complejidad. D. en el mundo –no obstante el hecho de que existe una bibliograf´ıa creciente sobre el tema-.Cinco a˜ nos despu´es fue reeditado sin ninguna modificaci´on. el trabajo te´orico constituye a todas luces el reto m´as grande que enfrentan los investigadores. Metaphors. con el estudio de los sistemas complejos no lineales se logra un avance te´orico y pr´actico de un significado fundamental en el que los te´oricos. sino. et al. and Reality (Cowan. en Nuevo M´exico. en s´ı. por el contrario. caracteriza a las ciencias de punta que son el estudio de los sistemas complejos adaptativos. retrospectivamente. simulaciones. retos y posibilidades que tanto Santa Fe. una d´ecada despu´es de la creaci´on del Instituto Santa Fe. Usualmente. terminando todos en algunas observaciones o propuestas de lo que podr´ıa ser una Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

(1992: 195-6). siendo as´ı la adaptaci´on uno de los rasgos que definen por qu´e un sistema complejo es tal.El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 11 teor´ıa semejante. J. Holland (1992) plantea. on a framework that centers on three mechanisms: parallelism. 1998). and recombination. generating plausible new rules from SMM-CIMAT . basta con citar a Holland (1992. (particularmente 1995. El problema de una teor´ıa general de la complejidad En el contexto del estudio de la adaptaci´on en los sistemas naturales y artificiales. Bak (1996. 1995. A fin de entender el alcance de la tarea planteada por Holland. agents) as building blocks. activating sets of individuals to describe and act upon changing situations. competition. a saber. Computers offer a way of extending the scope of gedanken experiments to much more complex situations. . Y m´as adelante concluye (cito el texto que aunque largo. las posibilidades que ese trabajo brindan para elaborar una teor´ıa. Competition allows the system to marshal its resources in realistic environments where torrents of competition – credit assignment and rule discovery – extract useful. As the name implies. en especial. 2000). y con buenas razones. some critical effect produced by the interaction of these elements. there is a traditional tool of physics that can be brought to bear – the gedanken experiment. It extracts a few elements from a process in order to examine. In pursuing a general theory. los sistemas complejos han sido definidos como sistemas complejos adaptativos. Parallelism lets the system use individuals (rules. Como ejemplo. incorporating them as new building blocks. logically. repeatable events from this torrent. a gedanken experiment is a thought experiment. justamente sobre los sistemas naturales y artificiales que son adaptativos. . Kauffman. Recombination underpins the discovery process. cap´ıtulo 9). hacia el final. es suficientemente claro): A general theory of complex adaptive systems that addresses these problems will be built. cabe recordar que durante un tiempo muy largo. I think.

and they do indeed get better at attaining goals in perpetually novel experiments. the system balances exploration with explotation. Esta permitir´a entender lo com´ un de diversos sistemas complejos adaptativos. 2. At that point. traducido al estudio de los sistemas complejos. the incipient theory should begin to provide the guidelines that make the computer-based experiments more than uncoordinated forays into an endlessly complex domain. we come at last to a rational discipline of complex adaptive systems providing genuine predictions (1992: 197-8). El principio de correspondencia de Bohr. It should be possible to take a first step toward a general theory of complex systems by formalizing a framework based on these mechanisms. El famoso principio de Bohr significa. instant by instant. It implements the pervasive heuristic that building blocks useful in the past will prove useful in new. La interdisciplinariedad. as with classifier systems. Este trabajo permtir´ a exploraciones complejas tanto con sistemas posibles como con sistemas reales. to its environment. Una matem´ atica de procesos competitivos basados en la recombinaci´ on. cap´ıtulo 5: Toward Theory). se re- Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Tres a˜ nos m´as tarde. Estos elementos son (1995: 170-172): 1. Once we get that far. que los modelos desarrollados por los investigadores en complejidad deber´an abarcar los modelos est´andar de estudios anteriores en disciplinas relevantes. Holland (1995. This mathematics would emphasize the discovery and recombination of useful components – building blocks – rather than focusing on fixed points and basins of attraction. Dado que los experimentos basados en computador no son suficientes. In so doing. these mechanisms allow a complex adaptive system to respond. 3. Experimentos mentales basados en computaci´ on. destaca cuatro componentes de lo que puede ser (“ser´a”) una teor´ıa general de la complejidad. A second step would incorporate a mathematics that emphasizes process over end points. similar contexts. Overall. the systems that result are well founded in computational terms. 4.12 Carlos Eduardo Maldonado building blocks that form parts of tested rules. while improving its performance. When these mechanisms are appropriately incorporated in simulations.

we return to the drawing board. When theories are expressed verbally in terms of much less precise languages. desde el fragor del entusiasmo que caracteriz´o a los primeros pasos te´oricos. is viewed as a theory (1996: 162). administrativos y organizaciones en el estudio de la complejidad (Waldrop. Aunque Bak no lo expone. In physics. tanto a la propia criticalidad autoorganizada como en general al estudio de los sistemas complejos (cap´ıtulo 9: “Theory of the Punctuated Equilibrium Model”). the confrontation with facts is much more cumbersome and leaves space for endless discussions among experts as to what constitutes the better description. Eldridge en 1977. Sometimes the experimental observation itself. y luego de haber desarrollado los modelos y estudios que dan lugar por primera vez a la criticalidad autoorganizada. (1996) recurre a la teor´ıa de los equilibrios puntuados para fundamentar. Curiously. a theory is a statement about some phenomenon in nature that in principle can be confronted with reality and possibly falsified. Kuhn. the concept of what constitutes a theory appears to be different in biology and physics. . la teor´ıa de los equilibrios puntuados fue propuesta por vez primera por S. we solve equations and compare with experiments. without any condensation into more general principles. Bak. we use the language of mathematics to express our theories. ya sea en el sentido acu˜ nado originalmente por T. To confront the theory with reality. The result of the theory is a number that is compared with a number measured by some apparatus. Otros textos y autores podr´ıan mencionarse a prop´osito del problema de una teor´ıa de los sistemas complejos adaptativos. 1992. lo que piensa Bak acerca de lo que es una teor´ıa es bastante cl´asico y muy poco tiene que ver con la idea de una ciencia revolucionaria. Lewin. por as´ı decirlo. Pero considero que es suficiente SMM-CIMAT .El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 13 quiere de una matem´atica que permita generalizaciones rigurosas que definan las trayectorias producidas por las interacciones entre la competencia y la recombinaci´on. J. According to one of the most fundamental principles of science. The description can be either verbal or mathematical. En realidad. o bien. If there is disagreement. 1995). Por su parte. . Gould y N.

entonces es incompleta. la verdad de un sistema no puede: a) definirse en funci´on del sistema mismo. necesariamente. En el primer texto citado el ´enfasis recae sobre las caracter´ısticas de dicha teor´ıa. si bien reconoce la importancia de la interdisciplinariedad y de los procesos de simulaci´ on conjuntamente con el principio de correspondencia de Bohr. entonces. consiste en establecer que si en ciencia queremos una teor´ıa que no sea tautol´ogica. b) establecerse en t´erminos de los elementos Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . En el segundo texto su confianza en las matem´aticas –notablemente aquellas que trabajan con problemas combinatorios –“complejidad combinatoria”. G¨odel fue el primero –ciertamente en el contexto de la discusi´on planteada varios a˜ nos antes por D. eran tautol´ogicas.desarrolladas antes de las ciencias de la complejidad o al margen suyo (por ejemplo. o lo que es equivalente. una teor´ıa es consistente. pero entonces es inconsistente. autorreferenciales. Holland conf´ıa fuertemente en el poder de las matem´aticas y a´ un cree en los beneficios predictivos que una teor´ıa general de la complejidad puede aportar. una teor´ıa es completa. Hilbert. Dicho en t´erminos de G¨odel. Como quiera que sea. La primera vez que logramos darnos cuenta de esto fue gracias a la cr´ıtica a los sistemas tautol´ogicos llevados a cabo gracias al teorema de la incompletud de G¨odel (Sobre las proposiciones formalmente indecidibles de los principia matem´ atica y sistemas relacionados. pero entonces es tautol´ogica. nos encontramos con una teor´ıa incompleta. y que debe.deben ser indistinguibles de las leyes de la mec´anica cl´asica cuando se aplican en una escala suficientemente grande. sin embargo. Es fundamental aqu´ı atender a la distinci´on entre consistencia y coherencia de una teor´ıa. quienes ignoran o no quieren saber nada de “complejidad”) han sido teor´ıas cerradas. las leyes de la mec´anica cu´antica –que funcionan adecuadamente en la descripci´on de fen´omenos y comportamientos subat´omicos. lo cierto es que todas las teor´ıas –cient´ıficas y filos´oficas. De esta suerte.es a´ un m´as franca y directa.en darse cuenta que todas las teor´ıas existentes –de tipo deductivo. Como se recordar´a. 1931). quedar aqu´ı de lado. este principio fue formulado en los inicios de la mec´anica cu´antica para sostener que. autoconsistentes. y por tanto tautol´ogica. notablemente. todas las teor´ıas cient´ıficas habidas en la historia de la humanidad hab´ıan sido tautol´ogicas.14 Carlos Eduardo Maldonado con estas tres indicaciones. dado que las leyes cl´asicas de la f´ısica funcionan muy bien al describir sistemas mucho m´as grandes que los ´atomos. El resultado de los estudios de G¨odel. M´as exactamente. Este principio es anterior al mucho m´as famoso principio de complementariedad. O bien. desde luego-. como es sabido.

las teor´ıas tienen SMM-CIMAT . el concepto de teor´ıa no aparece. Las l´ogicas no cl´asicas han sido designadas. y que la propia raz´on o racionalidad humana y cient´ıfica en general tienen un car´acter circular y autorreferencial ha sido un fen´omeno constantemente observado. El que las teor´ıas son autorecurrentes. En l´ıneas similares pueden mencionarse los trabajos de Nozick (1993) o los trabajos sobre justificaci´on y justificacionismo por parte de Audi (1993). o apunta a. cabe una observaci´ on puntual. esto es. Por el contrario. 1995). subrayado y analizado por parte de uno de los m´as destacados fil´osofos de la ciencia de todos los tiempos: N. En t´erminos generales. Es sobre este marco que dirijo mi atenci´on. A partir de lo que precede. lo que es equivalente. Rescher. y as´ı sucesivamente. por derivaci´ on. tal y como lo entendemos en nuestros d´ıas. de la epistemolog´ıa. nos encontramos justamente con verdades tautol´ogicas o. En t´erminos recientes. a´ un querr´a ser filosof´ıa: natural. Incluso la obra principal de Newton llevar´ a por t´ıtulo Principios de Filosof´ıa Natural. Es decir. dentro del programa de investigaci´ on que gira en torno al t´ıtulo racionalidad. El estudio del teorema de la incompletud de G¨odel en el contexto del estudio de los sistemas complejos no lineales ha sido adelantado por J. en la modernidad y en el mundo contempor´aneo. sino hasta el a˜ no de 1699. el concepto no aparece como t´ıtulo de una obra de investigaci´ on y como el eje de un modelo explicativo del mundo. que la forma m´as elevada de ciencia es aquella que se basa en. De acuerdo con esta creencia –fundada originalmente en la obra cimera de Euclides-.El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 15 y sus din´amicas que componen un sistema. En ambos casos. en otro sistema que lo incluye. la formulaci´ on y desarrollo de teor´ıa(s). con teor´ıas autorreferenciales. es el objeto mismo de la filosof´ıa de la l´ogica –espec´ıficamente a partir de los desarrollos de las l´ogicas no cl´asicas y la filosof´ıa que les subyace-. Casti (1999. o filosof´ıa de la naturaleza. En este momento. Rescher (1993) ha llamado la atenci´on en reiteradas ocasiones acerca del car´acter autorreferencial de la raz´on. de una manera m´as positiva. Antes de esta fecha. la verdad de un sistema se encuentra por fuera de ´este. como l´ogicas filos´oficas. Habr´a que esperar para que gradualmente el concepto de teor´ıa vaya cobrando el sentido y valor que adquiere. el estudio de las estructuras de las teor´ıas –cient´ıficases el objeto de la filosof´ıa de la ciencia y. se puede tomar distancia con respecto a la creencia fundamental de toda la humanidad occidental relativa a la forma de elaborar modelos explicativos acerca de la realidad y los fen´omenos. De acuerdo con Gould (1992). al cabo. De hecho.

but that those belonging to what are called the same genera are lineal descendants of some other and generally extinct species. impusieron una creencia que a la postre result´o ser falsa. lo verdaderamente apasionante de la teor´ıa de la evoluci´ on es que es incompleta. una seudo-creencia. Se trat´o de la idea de que para que una teor´ıa fuera s´olida. es decir. claro. Ahora bien. y su car´acter a-matem´atico no afecta para nada su estatuto. por definici´on. que son efectivamente posibles muy buenas teor´ıas. fuerte. el m´erito de K. que carecen de fundamento matem´atico. deb´ıa tener un basamento matem´atico o bien estar elaborada en t´erminos de la matem´atica. que queremos hacer ciencia que no sea tautol´ogica. En la obra cumbre de Darwin –El origen de las especies por medio de la selecci´ on natural (1859)-. I am convinced that Natural Selection has been the main but not exclusive means of modification” (1959: Introduction. La teor´ıa de la evoluci´ on Darvinista es una teor´ıa dura –an´alogamente a otras teor´ıas como la teor´ıa de gravitaci´on universal o la teor´ıa de la relatividad. El mejor ejemplo de una teor´ıa semejante es la teor´ıa de la evoluci´on por medio de la selecci´on natural de Darwin. una teor´ıa general de la complejidad no adoptar´a una estructura cerrada. G¨odel consiste en permitirnos dejar de lado –particularmente de cara al estudio de fen´omenos y sistemas caracterizados como de complejidad creciente-. aquellas que opera(ba)n con base en criterios f´ısico-matem´ aticos-. sistemas abiertos. es absolutamente a-matem´atica. la teor´ıa de la evoluci´ on es la mejor teor´ıa existente hasta la fecha sobre los sistemas vivos. Mejor a´ un. ni nada semejante-. Pues bien. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . As´ı. Pero hemos descubierto. Es suficientemente conocido el pasaje de Darwin al comienzo de la Teor´ıa de la evoluci´ on por medio de la selecci´ on natural: I am fully convinced that species are not immutable. Furthermore. 6). De esta suerte. su alcance o su significado. no aparecen ni siquiera indicadores aritm´eticos –tales como contar pinzones. en tanto que los sistemas complejos son. ciertamente hace poco. las mal llamadas ciencias duras –es decir. por ejemplo-. o contar familias o especies. Por otro lado. y sin embargo. Dicho de manera puntual: a partir de G¨odel ya no es inevitable que la axiom´atica sirva como paradigma para una teor´ıa. in the same manner as the acknowledged varieties of any one species are the descendants of that species. la axiom´atica adquiere un estatus al mismo tiempo normativo y descriptivo. Supuesto. cualquier pretensi´on axiom´atica.16 Carlos Eduardo Maldonado o deben tener un car´acter axiom´atico.

es la expresi´on abierta de una teor´ıa incompleta que permite y exige de ulteriores adiciones (tal es. hablar de l´ogicas no cl´asicas es. e incluso de una de sus ramas. Hay. el estudio de las inconsistencias y la forma como contribuyen efectivamente a explicar determinados sistemas. Seg´ un su aparici´on cronol´ogica. El mejor ejemplo es la teor´ıa molecular de Bohr. En el contexto de las l´ogicas no cl´asicas. teor´ıas inconsistentes. Es aqu´ı en donde entran. se revelan como serios motivos de estudio sin que sean proscritas o disminuidas. los frac- SMM-CIMAT . Al mismo tiempo que se trata del reconocimiento de un mecanismo explicativo exitoso. fil´osofos de la biolog´ıa y otros). la luz se comporta en ocasiones como part´ıcula. y la filosof´ıa de la ciencia. que es lo que sucedi´o tradicionalmente por parte de la l´ogica (y la filosof´ıa de la l´ogica). inacabado y en continuo crecimiento y desarrollo que consiste en los sistemas alternativos de notaci´on a la l´ogica formal cl´asica. la selecci´on natural fue tan s´olo el mecanismo descubierto por Darwin para explicar las modificaciones entre las especies. en realidad. En t´erminos generales. y en ocasiones ondulatoriamente. Teor´ıa de la complejidad y geometr´ıa de fractales Las ciencias de la complejidad se componen de varios cap´ıtulos. el caos (Lorenz y Ruelle). los temas y problemas de las paradojas. notablemente. de acuerdo con la cual. tambi´en. y que. La manera m´as adecuada de designar a las l´ogicas no cl´asicas es como l´ ogicas filos´ oficas. no obstante esta inconsistencia permite entender claramente el d´ uplice comportamiento de los fotones. en t´erminos m´as generales. fen´omenos y comportamientos del mundo es el objeto de una l´ogica no-cl´asica reciente: la l´ogica paraconsistente. Ahora bien. principales. No es inevitable que toda teor´ıa deba ser consistente. la epistemolog´ıa. Una tercera observaci´on final. en propiedad. una manera negativa y ciertamente muy amplia de designar un conjunto abierto. din´amica y posibilidades de las teor´ıas. se tienen: la termodin´amica del no equilibrio (Prigogine). Pues bien. la l´ogica de la relevancia. los temas referidos a la naturaleza. las l´ogicas no cl´asicas aportan un c´ alculo para establecer el car´acter de una teor´ıa. Son varias. pero no es el u ´nico.El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 17 As´ı. por as´ı decirlo. plurales. y este car´acter ya es o requiere ser el que la ciencia y la filosof´ıa hab´ıan establecido tradicionalmente. las inconsistencias y las paraconsistencias. la obra de bi´ologos evolutivos.

indirecto. En ocasiones se habla tambi´en. y. las l´ogicas no cl´asicas y. pluralismo metodol´ogico. B. en lugar de hacerlo. esta respuesta se˜ nala un orden a trav´es de fluctuaciones. propiamente hablando. incluso aunque el padre de los fractales.18 Carlos Eduardo Maldonado tales (Mandelbrot). Pero esta u ´ltima designaci´on es d´ebil y desafortunada. en la geometr´ıa euclidiana y particularmente en la matem´atica de origen pitag´orico. una de las cosas que m´as sorprendi´o a la comunidad cient´ıfica fue el hecho de que Mandelbrot presentara y desarrollara su “teor´ıa” –los fractales. la presencia de un atractror extra˜ no. como era y ha sido la Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Como quiera que sea. para convertirse en ciencia. de manera gen´erica de la teor´ıa de la complejidad. La geometr´ıa fractal de la naturaleza no es. una teor´ıa. en rigor. m´ as recientemente.en un gran libro de m´as de quinientas p´aginas. pues. la teor´ıa de las cat´astrofes (Thom). de una magn´ıfica s´ıntesis en la que tiene lugar una mixtura entre ciencia y filosof´ıa. Mandelbrot. sino que. El camino que comunica a la complejidad con los fractales es. pluralismo heur´ıstico. Y desde este punto de vista. a todas luces. por ejemplo. No solamente el caos ya ha dejado de ser una teor´ıa. en una vez m´as. para convertirse en un aut´entico programa de investigaci´on cient´ıfica. de una importancia capital. Y as´ı sucesivamente. Es. la geometr´ıa fractal de la naturaleza. En una ocasi´on. se trata. y sin embargo. se cre´ıa que era la figura m´as simple y perfecta). reciba m´as de una respuesta. aprendemos que una curva de Koch es mucho m´as simple que un c´ırculo (del cual. Lo irregular se descubre como la norma. entre las matem´aticas y el arte. Se trata de la naturaleza misma de aquella dimensi´on fractal descubierta por Mandelbrot: la geometr´ıa –de manera m´as precisa. y por ejemplo. la ciencia de las conexiones. Cuando Mandelbrot public´o por primera vez su Geometr´ıa fractal de la naturaleza. precisa incluso que la estructura o la dimensi´on de todo atractor extra˜ no es fractal. la geometr´ıa de fractales es una de las ciencias de la complejidad. La noci´on de pluralismo es. el primero de los rasgos de contraste entre las ciencias de la complejidad y la ciencia cl´asica. una geometr´ıa. Gaia ha dejado de ser una hip´otesis. no lo haya concebido expl´ıcitamente as´ı desde el comienzo. adicionalmente. en otra. pluralismo l´ogico. Notablemente. como el propio Mandelbrot lo reitera en su obra principal (1983). Lo anterior implica que la pregunta: “¿qu´e hace que un sistema sea o se comporte de manera compleja?”.

la historia y la filosof´ıa de la ciencia. el ep´ılogo. o con el art´ıculo de Watson y Crack en el que presentan el famoso dogma central de la biolog´ıa. luego de director de departamento. el libro se abre con un reconocimiento espectacular: Estoy en deuda con el Centro de Investigaci´ on Thomas J. La psicolog´ıa del descubrimiento cient´ıfico. Mandelbrot opta por un camino: el menos obvio. en un art´ıculo. la matem´atica. acaso. Luego de dedicar el cap´ıtulo 40 a los “esbozos biogr´aficos”. fue desarrollando y presentando ante la comunidad acad´emica y cient´ıfica nacional e internacional su obra. Mandelbrot se sit´ ua lejos de esa tradici´on. Definitivamente. primero de director de grupo. nada “concreto” parezca salir. En su condici´on. la l´ogica y la heur´ıstica son tan s´olo algunos de los puntos de vista desde los cuales. el del estudio de las turbulencias. la producci´on de conocimiento se hace posible gracias a contingencias favorables como un jefe comprensivo. o incluso con el art´ıculo seminal de E. Dice Mandelbrot: SMM-CIMAT . As´ı. Watson de la International Business Machines Corporation. La historia de la ciencia que se formula en art´ıculos y no en libros es famosa desde los trabajos seminales de Planck. Gomory. y durante un tiempo. lo mismo suceder´ıa con los trabajos de Feigenbaum. el vicepresidente de IBM. y de darle todo el apoyo que pueda necesitar ahora (1983: 9). los cinco art´ıculos del a˜ no 1905 de Einstein.El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 19 usanza. el menos transitado. el 41 a los “esbozos hist´oricos” y el 42. imagin´o modos de proteger y respaldar mi trabajo cuando no era m´as que especulaci´on. Lorenz en el que desarrolla las ideas centrales del caos y los comportamientos err´aticos de la meteorolog´ıa. un entorno amable y una red sensible a la inteligencia y la creatividad. a “la senda hacia los fractales” y la forma como gradualmente y de forma imprevista. la g´enesis y el desarrollo de los fractales resulta apasionante. M´as recientemente. Lo es tambi´en. y ahora de director de investigaciones. Y el libro se cierra con un reconocimiento de no menor val´ıa. Ralf E. y los trabajos subsiguientes que tuvieron lugar en la f´ısica y en la mec´anica cu´antica. la din´amica de trabajo en la que Mandelbrot pudo desarrollar su obra. aunque en sus or´ıgenes. por su apoyo a mis investigaciones y mis libros.

Bien vale la pena llamar la atenci´on sobre otro aspecto: los fractales escalantes. Creo. Popper. con seguridad. ¡Qu´e magn´ıfica circunstancia desde el punto de vista de los trabajos sobre historia de la ciencia y las revoluciones cient´ıficas! La inmensa mayor´ıa de las innovaciones en el conocimiento tienen lugar a trav´es de luchas fuertes en las que numerosos intereses chocan y entran en confrontaci´ on. muy pocos casos existen en los que la producci´on de conocimiento tiene lugar de manera an´ omala. quisiera agregar dos cosas. Kitcher. Gleick (1988). La geometr´ıa fractal es un ejemplo m´as de tal anomal´ıa hist´orica (1983: 589). los no escalantes. y por ende an´omalos. Es alrededor suyo donde se encuentra un punto de referencia con respecto al problema de base en este texto –el de una teor´ıa general de la complejidad-. 1972. IX y X tratan directa y frontalmente con el azar y la aleatoriedad. Ahora bien. ciencia normal -. Pero pocos. a prop´osito del nacimiento de la ciencia del caos. que una teor´ıa general de la complejidad puede Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . a trav´es de campos no competitivos y que se encuentran lejos de la corriente principal de trabajo (mainstream science). En fin. sin embargo.20 Carlos Eduardo Maldonado Hoy en d´ıa. ¿c´omo es posible una teor´ıa general de los sistemas complejos? Esta es una idea sobre la que vengo trabajando hace tiempo. 1992. Los fractales escalantes constituyen el cuarto cap´ıtulo. 1989. Adem´as de lo indicado en ese texto. Un ejemplo de progreso an´omalo ha sido narrado de manera notable. que el progreso en el conocimiento suceda a trav´es de territorios an´ omalos –en el sentido literal de que no es investigaci´ on normal ni. VIII. por parte de J. es en realidad el resultado de la inteligencia del investigador y te´orico o de contingencias biogr´aficas. por tanto. los casos en que t´ecnicas y conceptos nuevos entran en la ciencia a trav´es de ramas poco competitivas son raros. (V´ease al respecto Cohen. y los cap´ıtulos VII. De un lado. y la aleatoriedad son. el quinto. 2001). Kuhn. que quedarse en estos elementos es simplificar demasiado la riqueza y el significado de los fractales. Volvamos a Mandelbrot. Una indicaci´on puede apreciarse en Maldonado (2007). para concluir. En los trabajos de divulgaci´on de fractales se han mencionado hasta la saciedad el car´acter irregular de los mismos y su autosimiltud. los tres ejes principales en torno a los cuales se teje la geometr´ıa de fractales y constituyen las tres partes m´as extensas de la obra de Mandelbrot. los fractales no escalantes.

consiste. desarrollar y defender una teor´ıa.El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 21 tambi´en ser vista como una s´ıntesis –una gran s´ıntesis-. supuesta la diferencia entre divulgar conocimiento -que es fundamental desde muchos puntos de vista. por lo menos en su campo. acerca de los sistemas vivos. SMM-CIMAT . ¿es posible que haya ciencia sin teor´ıa? El mejor ejemplo que se podr´ıa aportar ser´ıa el de la biolog´ıa. como distintas de la l´ogica y de la psicolog´ıa. ¿Paradoja? Justamente: inconsistencia. queda por delante. Al cabo. adicionalmente. por donde se mueve y puede moverse una teor´ıa general de la complejidad. que carece. lo que estaba teniendo lugar ya con la propia l´ogica formal cl´asica. que es la m´as alta y digna de la metas. Pero este ya es otro tema que debe quedar aqu´ı aparte. creativo e inteligente trabajo el que. Aquella. una obra de magn´ıfica s´ıntesis entre las matem´aticas y las ciencias naturales? Ahora bien. sin lugar a dudas. de una teor´ıa –unificada. Una buena indicaci´on al respecto ser´ıa la matem´atica. por as´ı decirlo. sin embargo. sino. hasta la fecha. paraconsistencia. y producir conocimiento y en consecuencia correr las fronteras del conocimiento. “s´ıntesis” es una palabra que implica un arduo. Qu´e es el aire. con todo y las advertencias acerca de la erudici´on (Mandelbrot. en respuesta al problema ´algido surgido en su ´epoca en torno a la fundamentaci´on y la naturaleza de las matem´aticas. relevancia. 1997: 39-40). de cara a la tarea por alcanzar una teor´ıa general de los sistemas complejos adaptativos. Pero ´esta. digamos-. Segunda observaci´on final: Una gran teor´ıa de la complejidad puede ser posible como una teor´ıa de segundo orden –a la manera. en desarrollar una teor´ıa. He aqu´ı una maravillosa paradoja. supuesto. que este “defecto” de la biolog´ıa se encuentra ya en v´ıas de resoluci´on en t´erminos de Evo-Devo. en la que. al fin y al cabo eso mismo lo que hizo Newton con sus Principia?. como en l´ogica se habla de “l´ogica(s) de segundo orden” e incluso de ´ordenes superiores-. El problema de mayor dignidad al que puede y debe abocarse un cient´ıfico. La consagraci´on del investigador est´a aqu´ı: no simplemente en alcanzar explicaciones aceptables. por ejemplo. es tambi´en la m´as ardua. Hilbert. Todo parece indicar. desarrollada originalmente por D. ¿no es a su vez. La metamatem´atica es una teor´ıa de segundo orden que brinda una respuesta al problema mismo de la naturaleza de las matem´aticas. acad´emico o investigador es. dif´ıcil e incierta. y ni siquiera en proponer modelos. en proponer.y por tanto cuidar y preservar el conocimiento. ¿No fue. justamente la Geometr´ıa fractal de la naturaleza. se desenvuelve.

desde m´ ultiples puntos de vista. El reto no es peque˜ no y s´ı promete buenos frutos. Caos. una teor´ıa general de los sistemas complejos no lineales. I. muy buena ciencia. de los factores creativos que generan las ideas revolucionarias y de los criterios espec´ıficos que permiten determinarlas. Alianza. Gleick. Tackling the Unanswered Mysteries of Modern Science. Reading. New York. Cowan. Adaptation in Natural and Artificial Systems. 1998 Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . J. La flecha del tiempo. Casti. The Science of Self-Organized Criticality. Harper. Pines. The Estructure of Justificaci´ on. and Reality. An Introductory Analysis with Applications to Biology. J.22 Carlos Eduardo Maldonado En cualquier caso.. ante s´ı. J.. Paradigms Lost. J. a´ un cuando –y quiz´as precisamente debido a que. Emergence. How Nature Works. B. G. Cambridge. J. P. and Artificial Intelligence. Cohen.. La creaci´ on de una ciencia. buena ciencia. 1995. Haw Adaptation Builds Complexity.. MA. The MIT Press. Bak. D. Gedisa. 1992. sin una teor´ıa. 1993. Control. Barcelona. R. Avon Books.. Las ciencias de la complejidad son. Complexification. MA. 1988. New York. Gould. Reading.se encuentren lejos todav´ıa de la corriente principal de investigaci´ on en ciencia (Mainstream science). Hidden Order.. Holland. Metaphors. de sus etapas y desarrollo temporal. Addison-Wesley... S. Holland. J.. Aguardan.. Revoluci´ on en la ciencia. 1989. la respuesta parece ser conclusiva: es imposible hacer ciencia. (eds. Seix Barral. Casti. 1999. Models. J.. From Chaos to Order. 1996. Cambridge University Press. Perseus Books. Perseus Books.. New York. 1992. Explaining a Paradoxical World Through the Science of Surprise. 1990.). D. Bibliograf´ıa Audi. Melzter. 1995. Complexity. Springer Verlag. Mitos y met´ aforas en el descubrimiento del tiempo geol´ ogico. MA.. Madrid. esto es. Holland. Barcelona. De la naturaleza de las revoluciones cient´ıficas.

The Search for the Laws of Self-Organization and Complexity. Investigations. pp. Lewin. C. Una introducci´ on para las ciencias sociales y humanas. N´ umero 112. R. 417-428 Maldonado. pp. S. R. C. IV.. C. Vol. 1995. pensamiento y aplicaciones. 2007. Revista Colombiana de Filosof´ıa de la Ciencia. Nos. E. Exactas y Naturales. 2005. 2003. B. The Origins of Order. E. 62-85 Mandelbrot. Oxford University Press. Barcelona. Tusquets.. Oxford.El Problema de una Teor´ıa General de la Complejidad de Fractales 23 Kauffman. 1993. S.. SMM-CIMAT . Oxford. At Home in the Universe. La estructura de las revoluciones cient´ıficas. Maldonado. pp. 2005 c. Kaufman. Oxford University Press. Kaufman..: El avance de la ciencia.. 2001. Complejidad. cap´ıtulo: “El problema de una teor´ıa general de la complejidad”. L. Universidad Externado de Colombia. Simplified for the Life Sciences. Bogot´a. M´exico. Kuhn. C.. Nozick. pp. 1995. 2005a. E. Bogot´a. 1992.. 1993. Barcelona. E. F. El caos como generador del orden. Chaos and Fractals. cap´ıtulo: “Complejidad y ciencias sociales. S. M´exico. 8 y 9. New York/Oxford.. Volumen XXIX. Oxford. 1998. Universidad Nacional Aut´onoma de M´exico. Revista de la Academia de Ciencias F´ısicas.E. Princieton.. Maldonado. Oxford University Press. Universidad Externado de Colombia.C.: “¿En qu´e sentido puede hablarse de di´alogo de las ciencias? Acerca de las nuevas ciencias de la complejidad”. (ed. 1983.. La geometr´ıa fractal de la naturaleza. E. Bogot´a. NJ. 15-56 Maldonado. Liebovitch. Universidad Externado de Colombia. Kitcher. “Marco te´orico de trabajo en ciencias de la complejidad y siete tesis sobre la complejidad”... (Compilador): Complejidad de las ciencias y ciencias de la complejidad. Self-Organization and Selection in Evolution. P. El problema de la medici´on de los sistemas sociales humanos”. S.Termodin´ amica y complejidad. 2000. C. Tusquets. The Nature of Rationality.. T. Princeton University Press. Oxford University Press.) Complejidad: ciencia. 139-154 Maldonado.

New York. El ordenador y los nuevos horizontes de las ciencias de la complejidad. Paid´os. Gedisa. M. The Emerging Science at the Edge of Chaos. Rescher. W¨ urzburg. Barcelona. K.. Rationalitt. 1972.. N. El desarrollo del conocimiento cient´ıfico. Conjeturas y refutaciones. R. Popper. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Waldrop.1993. Eine philosophische Untersuchung u ¨ber das Wesen und die Begr¨ undung der Vernunft. H. K¨onigshausen & Neumann.24 Carlos Eduardo Maldonado Pagels. Simon & Schuster 1992. Barcelona.. 1991. Complexity. Los sue˜ nos de la raz´ on..

Miembro del Posgrado en Ciencias Sociales. Profesor de Teor´ıa antropol´ ogica y de Filosof´ıa del lenguaje en la Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´ on a las Met´ aforas Raymundo Mier1 Antecedentes: una incursi´ on sin´ optica La noci´on de complejidad emerge. la evidencia de la incompletud de los sistemas. La noci´on de complejidad no contraviene la expectativa de inteligibilidad de 1 Profesor-investigador en el Departamento de Educaci´ on y Comunicaci´ on de la UAMXochimilco. la g´enesis de estructuras y calidades relacionales in´editas y el origen y destino de los procesos espont´ aneos -una interrogaci´ on que engendr´o la inquietud por una perturbadora ontolog´ıa de la materia. las transformaciones catastr´oficas. los enigmas de la bifurcaci´on y la discontinuidad de las funciones. los l´ımites del c´alculo. 25 . tard´ıamente. simult´ aneamente. de certeza: la irreversibilidad de los procesos. en las u ´ltimas d´ecadas del siglo XX del r´egimen de los saberes contempor´aneos a partir de la conjugaci´on de una triple interrogaci´on. a partir de los cuestionamientos sobre la singularidad. el resplandor del instante y el reclamo intransigente de infinito. apareci´o a partir de la posibilidad de una aceleraci´on insospechada de la capacidad de c´alculo num´erico iterativo por dispositivos electr´onicos. estas interrogantes hab´ıan surgido en muy diversos ´ambitos cient´ıficos y filos´oficos. La relevancia de estas interrogaciones. No obstante. Tres fuentes de inquietud y. con frecuencia relegadas en el ´ambito del conocimiento positivo como meras pasiones especulativas.

sino que explora los l´ımites de algunas certidumbres que orientaron el pensamiento positivo a partir del siglo XVII: la calculabilidad y el imperativo determinista. la necesidad absoluta y el sentido inequ´ıvoco del principio de causalidad. la referencia a las tentativas de modelizaci´on del ruido. probabilidad. La genealog´ıa de esta noci´on involucra. derivadas tempranamente de los modelos matem´aticos de la informaci´on y los modelos orientados al dise˜ no matem´atico de los circuitos de comunicaci´ on: la noci´on de ruido se inscribi´o en una visi´on termodin´amica que puso de manifiesto la relaci´on entre distribuciones probabil´ısticas. La noci´on de complejidad ha acarreado una revisi´on de la noci´on de orden. La noci´on de caos refiere a esta condici´on ineludible que define. No obstante. Las consecuencias l´ogicas y conceptuales de esta “revoluci´ on” del azar suscitan una interrogaci´ on cardinal de los modelos cl´asicos de la explicaci´on en m´ ultiples dominios de las ciencias. La definici´on termodin´amica de orden. la noci´on termodin´amica de caos. As´ı mismo. referida a su fundamento probabil´ıstico. de normatividad. Ha acarreado tambi´en una revisi´on de los procedimientos de construcci´on conceptual y de las pautas que definen las doxas cient´ıficas. conceptos un´ıvocos derivadas del formalismo. sustentada estrictamente por nociones matem´aticas y probabil´ısticas ajenas a las nociones m´ıticas y a las exaltaciones de fantas´ıas que la refieren a una condici´on absurda e ininteligible. De ah´ı un concepto equ´ıvoco y desafortunado que ha acompa˜ nado estas reflexiones: caos. da cabida a sentidos aleg´oricos ajenos a su condici´on conceptual n´ıtidamente acotada. Reclam´o as´ı mismo la formulaci´on de modelos matem´aticos de retroalimentaci´ on y de consideraciones metamatem´aticas sobre la recursividad. de manera aparentemente parad´ojica. Sin duda. de h´abito y de ley. orden. se˜ nalados por una disoluci´on de las estructuras ordenadoras en virtud de la necesidad de una econom´ıa en la distribuci´on de energ´ıas. es precisamente el apuntalamiento probabil´ıstico de la noci´on de caos lo que reclama un significado nuevo de la noci´on de azar. de regulaci´on. As´ı. La revoluci´ on de la en- Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . el marco escatol´ogico de los procesos: origen y destino. econom´ıas energ´eticas y orden.26 Raymundo Mier la ciencia. esta transformaci´on radical de la comprensi´on de la orientaci´on direccional de los procesos “espont´ aneos” conllevaba una nueva comprensi´on de tiempo. entre otras. sin duda. ha provocado un desplazamiento y reconsideraci´on de la noci´on de interpretaci´ on. la sospecha del azar y la invenci´ on de la probabilidad. comprend´ıa negativamente un dominio de fen´omenos asociados a una distribuci´on altamente probable. tiempo y proceso.

privilegiadamente la obra de Cantor y las contribuciones deslumbrantes de G¨odel -las nociones de incompletud y de indecidibilidad. discontinuidad fluctuaciones y variaciones -que involucraron los descubrimientos tempranos de Weierstrass en el siglo XIX que no dejaron de provocar sobresaltos en el horizonte de las matem´aticas can´onicas-. las reflexiones matem´aticas sobre singularidad. e incorporarla en los marcos interpretativos de la modelizaci´on de procesos. El establecimiento de condiciones de frontera. y transformaci´on de los sistemas. y una caracterizaci´on precisa de los estados de perturbaci´on y transformaci´on continua. no s´olo de las evidencias experimentales. La necesidad de transitar m´as all´a de los modelos lineales se hizo patente. La realizaci´on del control en sistemas termodin´amicos en desequilibrio. dieron lugar a sistemas no lineales. en los cuales uno de los problemas m´as interesantes era el establecimiento de par´ametros referidos a las condiciones de frontera para el comportamiento y. deriv´o en modelos matem´aticos que exig´ıan respuestas de mayor complejidad. bifurcaci´on.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 27 trop´ıa. Transformaciones en la relaci´on entre l´ogica y matem´aticas que derivaron en la revisi´on de la comprensi´on axiom´atica de la teor´ıa de conjuntos. Para fines del siglo XIX era evidente la relaci´on entre procedimientos de control y condiciones de estabilidad y la comprensi´on de las condiciones y los alcances de la perturbaci´on. La noci´on impl´ıcita de irreversibilidad. Esta deriv´o de la necesidad de comprender estrictamente la noci´on de control. SMM-CIMAT . Por otro lado. se articulaban sobre las nuevas reflexiones acerca de las operaciones recursivas y sus consecuencias sobre la calculabilidad del curso de los procesos. compromet´ıa plenamente la vigencia de una noci´on de causalidad que hab´ıa sido entronizada y considerada irremisible en el marco de las ciencias f´ısicas y la termodin´amica. la estabilidad del sistema. obligaba a la creaci´on de nuevos modelos y pautas de interpretaci´ on. fluctuaci´on. con todas sus consecuencias en la comprensi´on de la estabilidad. formular con claridad un modelo formal para ´esta. tempranamente vislumbrada por Boltzmann al proponer la segunda ley de la termodin´amica y las secuelas de la termodin´amica estad´ıstica.introdujeron un sentido suplementario respectivamente de las nociones de infinitud y de derivabilidad. Los sistemas lineales. sino de la creaci´on misma de los dispositivos experimentales en las ciencias. inadecuados para la soluci´on de esta persistencia y mutaci´on permanente. finalmente. en procesos de transici´on y transformaci´on continua. las definiciones de l´ımite y la variaci´ on param´etrica en la formalizaci´on de estados ´ y procesos se expresaban en una perspectiva constructiva.

y una consecuencia contraintuitiva: existen objetos que parecen revelar la variaci´on continua entre dimensiones espacio-temporales. m´as que a composiciones estructuradas de conceptos en los marcos de un saber matem´atico o l´ogico establecido. Los objetos fractales. objetos de dimensiones fragmentarias en una escala continua. Remiten m´as a una “intuici´ on” desprendida de las operaciones de la percepci´on y las condiciones de inteligibilidad referidas al sentido de lo “mirado”. como a concepciones del lenguaje alejadas de los marcos del an´alisis conductual o de los esquematismos reductivos del neofuncionalismo. Es posible construir o percibir. de una dimensi´on -rectas-. ling¨ u´ısticos y los procedimientos de construcci´on cognitiva que sustentan la interacci´ on entre sujetos de diversos ´ordenes en el dominio social. Tambi´en ofrecieron modelos y met´aforas de extraordinaria relevancia para la comprensi´on de los procesos simb´ olicos. por otra parte. no s´olo como un m´etodo de c´alculo.28 Raymundo Mier Las m´aquinas de Turing. Revelan as´ı una extra˜ na condici´on que conjuga al mismo tiempo un irrefutable sustento en un sentido com´ un inherente a la percepci´on fundamental de objetos. su ubicaci´on en los confines o acaso en la periferia de los modelos formalizados o las estructuras l´ogicas. Frente a la aparente discontinuidad de las tres dimensiones del espacio euclidiano (incluso si a˜ nadimos. Mandelbrot ofrece un testimonio significativo: el car´acter geom´etrico de estos objetos. una cuarta dimensi´on temporal a las coordenadas en las que situamos la cognici´on de los procesos extr´ınsecos a la consciencia). por consiguiente. la teor´ıa de conjuntos. de dos dimensiones -planos-. Arrojaron una luz inusitada sobre las propiedades y los alcances de los procesos recursivos que abrieron la v´ıa tanto a la creaci´on de modelos computacionales. o de tres dimensiones -vol´ umenes-]. sino como inherentes a las pautas de generaci´on de lenguajes. ofrecieron un modelo singular en la comprensi´on de m´aquinas de estados finitos. objetos que se Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . La fertilidad de las concepciones sobre recursividad y sus desarrollos incidieron sobre las propias matem´aticas. Son objetos que emergen de una visi´on m´as que de una derivaci´on conceptual o formal. es decir. y los dominios tecnol´ogicos. siguiendo la propuesta contempor´anea. Mandelbrot sugiere la clara percepci´on de objetos “intermediarios” entre las distintas dimensiones [adicionales a los objetos de cero dimensiones -puntos-. Las operaciones recursivas se revelaron. tiempos y espacios. Interferencias contempor´ aneas: la imaginaci´ on geom´ etrica En el texto de introducci´on a una de sus obras cardinales.

m´as all´a de ciertos valores de los umbrales definidos para los par´ametros de la ecuaci´on cuadr´atica. Estos movimientos est´an dispuestos en orientaciones aleatorias que. sin apelar a las condiciones de aplicaci´on de la propia regla recursiva. sino de una consistente exploraci´on de operaciones recursivas con variables complejas y las propiedades de la representaci´ on gr´afica de su c´alculo iterativo. Las propiedades de este proceso exhibidas en la gr´afica generada por la impresi´on del c´alculo num´erico iterativo fueron arrojando. La caracterizaci´on de atractores. en cada una de las “zonas de tr´ansito” entre dimensiones. que definen un conjunto de procesos espec´ıficos que orientan y establecen las condiciones de estabilidad de otros procesos. As´ı. no s´olo de esta “intuici´ on geom´etrica”. sino a m´ ultiples procesos asociados con la f´ormula cuadr´atica de Julia. M´as a´ un. M´as a´ un. Abarca as´ı mismo la autosimilaridad estad´ıstica -o incluso estoc´astica. en la que cada desplazamiento de una part´ıcula de polen por una superficie l´ıquida. M´as all´a de esta referencia sugerente a la g´enesis de los objetos fractales. no s´olo al proceso num´erico. o al objeto matem´atico mismo. se conjuga con la observaci´ on de una composici´on de autosimilaridad que exhiben las gr´aficas de los conjuntos de Julia. remite a una dimensionalidad cuya magnitud deriva del desenlace constructivo de operaciones recursivas sobre objetos geom´etricos.como la que emerge del an´alisis del movimiento browniano.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 29 aproximan a un volumen. es preciso advertir que ´estos derivaron. El comportamiento de estas expresiones muy pronto revel´ o propiedades relevantes para la comprensi´on de las series convergentes y. dibuja un movimiento complejo conformado por m´ ultiples desplazamientos rectil´ıneos. progresivamente. de dimensi´on fraccionada. se logra advertir. En particular el c´alculo recursivo de z → λz(1 − z) [donde z es una funci´on racional de una variable compleja y λ un par´ametro complejo]. mediante un pliegue recursivo de un plano. operaciones similares llevan a construir “objetos” intermediarios. la estabilidad del proceso da cabida a comportamientos que se sustraen a toda regularidad preestablecida. en una reflexi´on m´as detallada de los fen´omenos de estabilidad que. un conjunto de interrogantes ins´olitas referidas. la ubicaci´on del objeto en el espacio euclidiano. conlleva una imposibilidad de definir con exactitud la magnitud del elemento geom´etrico propio de ese objeto. la transici´ on entre dimensiones. No obstante. de manera m´as general. para la comprensi´on de las condiciones de estabilidad en los sistemas din´amicos. y a la naturaleza del objeto geom´etrico. generada por la aplicaci´on recursiva sobre los cuerpos geom´etricos. SMM-CIMAT . la complejidad no se reduce a la exploraci´on de procesos formalmente bien definidos.

La incorporaci´on de modelos estoc´asticos para la definici´on de fractales no s´olo abre la posibilidad de comprender estos objetos sino de patrones din´amicos -impredecibles en su comportamiento. una de las contribuciones m´as notorias y de amplio impacto en la renovaci´on de las perspectivas contempor´aneas sobre el conocimiento deriv´o de las propuestas de una biolog´ıa orientada. Varela y Maturana ofrecieron una perspectiva in´edita para la comprensi´on del conocimiento y su relaci´on con las estructuras biol´ogicas. modelos y analog´ıas que establec´ıan paralelismos. Esta relaci´on aparece definida por un flujo complejo de informaci´on y por pautas org´anicas espec´ıficas para el procesamiento y la organizaci´on de esa informaci´on. por una atm´osfera de met´aforas. Cada patr´on formal aparece integrado. est´an compuestos por movimientos m´as peque˜ nos que siguen los mismos patrones conformados por movimientos a´ un m´as peque˜ nos que preservan la misma distribuci´on estad´ıstica. por patrones id´enticos. La “biolog´ıa del conocimiento” refer´ıa las condiciones de identificaci´ on de identidades. de los otros-. La autosimilaridad se expresa como una identidad abismal. definitivamente. asociados a objetos.antes extra˜ nos a la formalizaci´on. Se conjugan con modelos no lineales de generaci´on de respuestas estables aunque imprevisibles de naturaleza aparentemente aleatoria. Modelos y met´ aforas de la creaci´ on cognitiva: la autopo¨ıesis Sin duda. La posibilidad de este reconocimiento deriva del manejo y la organizaci´on de flujos incesantemente cambiantes y din´amicos de informaci´on a trav´es de condiciones de frontera. involucra el reconocimiento de objetos.30 Raymundo Mier a su vez. correspondencias y analog´ıas entre m´aquinas cibern´eticas y organismos biol´ogicos. y de las condiciones potenciales de acci´on. Se preserva esta similitud en distintas escalas. El desenlace de estos procesos hace comprensible patrones de estabilidad complejos que convergen en distribuciones carentes de un perfil determinable. identidades estables. de los objetos del mundo. rasgos y propiedades persistentes. determinantes para la sobrevivencia dependen de este modo de las Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . a su vez integrados por patrones id´enticos. recursivamente. contextos y acciones. El reconocimiento de identidades -de s´ı. relaciones y composiciones organizativas de los seres a procesos de funcionamiento neuronal y tratamiento de flujos de informaci´on entre organismo y entorno. La vida como g´enesis y desarrollo de procesos de interacci´ on organismo-entorno.

La operaci´on de recursividad hace posible entonces la composici´on de entidades. Estas operaciones diferenciadas. Abarca. Por el contrario. sino tambi´en de su sentido. la acci´on adecuada y la conformaci´on de las experiencias est´an definidas por los circuitos. no s´olo procesos de reconocimiento de esas fronteras. reiteraci´on de acciones. As´ı. entidades y redes de relaciones y procesos. lo separan del entorno y se˜ nalan las pautas de reconocimiento de lo propio y lo extra˜ no. Las membranas. relaciones. define la posibilidad de acci´on aut´onoma de los diversos organismos. Es la expresi´on y el resultado de composiciones m´ ulti- SMM-CIMAT . esta noci´on apunta a la posibilidad de los seres vivos de orientar la acci´on de una red de procesos propios hacia la recomposici´on. la naturaleza de la informaci´on. transformaci´on din´amica del entorno y del contexto y una comprensi´on de una totalidad articulada de las entidades que configuran cada una de las fases del proceso. como una dimensi´on crucial de ´este. requieren un fundamento sist´emico y. Literalmente. la creaci´on de s´ı mismo. El conocimiento no depende exclusivamente del flujo de entrada y salida de informaci´on. que acotan y definen los umbrales de intercambio del propio sistema. la capacidad de creaci´on de patrones. El rasgo decisivo del modelo biol´ogico estriba en la noci´on de autopo¨ıesis. organizaciones y contextos as´ı como la composici´on de estas identidades. mecanismos y procesos de organizaci´on interna de la informaci´on. las condiciones de frontera definen los umbrales. hasta el momento en que se hace evidente la estabilizaci´on del universo relacional que configura el sistema y el entorno. pautas de respuesta.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 31 condiciones de organizaci´on interna de la informaci´on. Es una composici´on de operaciones heterog´eneas que se˜ nala la g´enesis de un r´egimen metaoperativo de la red de procesos cognitivos sobre s´ı mismos. de su propia organizaci´on. una trama relacional entre entidades configurada en s´ı misma como una unidad estructurada. determinan. las intensidades. De este modo. desde el momento perceptible de su desencadenamiento. Constituye as´ı las pautas espec´ıficas de la experiencia y funda la posibilidad del desencadenamiento de las respuestas adecuadas. no obstante. la posibilidad de identificar niveles de conformaci´on y de integraci´ on de las entidades cuya identidad como organismos deriva plenamente de la estabilidad de su ordenamiento relacional. reclaman en consecuencia. a partir de mecanismos de recepci´on y procesamiento de la informaci´on dependiendo de la estructura interna de los procesos de informaci´on. criterios de eficacia. recreaci´on o modificaci´on de la propia red de procesos que la recrea. por consiguiente. La noci´on misma de procesualidad involucra el reconocimiento de identidades. Esta conformaci´on de metadominios que definen la posibilidad de reconocimiento de sistemas.

La comprensi´on de lo social a partir de la autopo¨ıesis. Quiz´a esta relevancia definitiva de lo cognitivo como condici´on de los procesos de la vida. parecen ofrecer posibilidades in´editas de esclarecimiento en los otros dominios. Asumieron como eje determinante los procesos cognitivos y las pautas espec´ıficas de la creaci´on de identidades en los procesos de interacci´ on situados contextualmente. Dan lugar a formas de operaci´on diferenciadas respecto de organismos semejantes y definen las condiciones de autonom´ıa de la acci´on y de las relaciones. las teor´ıas del control. A´ un as´ı. sus relaciones. Se˜ nalaron as´ı v´ıas in´editas para la comprensi´on de lo social. las concepciones de la irreversibilidad. fluctuaci´on. y organizaci´on de la informaci´on. resonancia e inestabilidad derivada de la investigaci´on sobre objetos fractales parecen ofrecer ahora ´ambitos de confluencia y de mutuo apuntalamiento en la creaci´on de aproximaciones relevantes para la comprensi´on de los procesos din´amicos. ruido. sus identidades y la secuela de sus transformaciones. acompa˜ nada de acciones de transformaci´on de la composici´on y eficiencia operativa de esas redes. y su posible definici´on y an´alisis a trav´es de la identificaci´ on y comprensi´on de los procesos de intercambio. metas y objetos tambi´en diferenciados de recepci´on. la formaci´on de sistemas sociales est´a determinada por la autopo¨ıesis de sus diversos componentes y por las condiciones impuestas a la interacci´on y composici´on de relaciones entre ellos para la realizaci´on de dicha autopo¨ıesis. Formas de acci´on e interacci´on reclaman niveles de organizaci´on diferenciados. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . como del entorno. De este modo. las restricciones a la autonom´ıa y acci´on individualizada de los miembros y las pautas cognitivas que derivan de esta m´ ultiple condici´on contingente abrieron un enorme repertorio de interrogantes. las pautas de reconocimiento del entorno y las formas de organizaci´on de la informaci´on no son equiparables en los diversos organismos. Las propuestas originales derivadas de modelos y met´aforas cibern´eticas. La vida biol´ogica aparece as´ı aparejada no s´olo a la vida de las m´aquinas sino a los procesos sociales y los modelos que han mostrado fertilidad en la comprensi´on de uno. organizaci´on y transformaci´on de la informaci´on abrieron v´ıas que han permitido la integraci´ on de modelos originados en ´ambitos disciplinarios muy diferentes.32 Raymundo Mier ples de operaciones de recursividad orientadas al reconocimiento de los propios componentes. tanto del propio sistema. la investigaci´on matem´atica acerca de las operaciones recursivas y las exploraciones sobre estabilidad.

completa y consistente. tambi´en lo es que su nueva fisonom´ıa ofrec´ıa un repertorio in´edito de concepciones y perspectivas. la biolog´ıa y la matem´atica. La equiparaci´on de organismos biol´ogicos y organismos sociales cobr´o carta de ciudadan´ıa durante el siglo XIX. la doxa. Esta extra˜ na versatilidad de las aproximaciones te´oricas transit´o desde la biolog´ıa a la climatolog´ıa. previamente admitidas ya en el dominio del sentido com´ un. Resonancias de los conceptos de la complejidad en antropolog´ıa y sociolog´ıa La noci´on de complejidad aparece como una s´ıntesis de las aportaciones de fuentes dispares que hoy revelan una progresiva aunque a´ un inconsistente concordancia. ling¨ u´ısticos y antropol´ogicos. Llev´o a caracterizar los procesos ling¨ u´ısticos estad´ısticamente o mediante el empleo de modelos de redes neuronales. desde la matem´atica hasta la termodin´amica de procesos irreversibles. desde las funciones no diferenciables de Weierstrass hasta las teor´ıas del control y la recursividad.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 33 Figuras multifac´ eticas de la complejidad: s´ıntesis y desplazamientos metaf´ oricos en teor´ıas sociales a. busc´o comprender a trav´es de pautas de recursividad. fuentes y orientaciones propias e inasimulables. Pronto se advirti´o como una fuente potencial de recursos conceptuales para la interpretaci´on convergente de fen´omenos hist´oricos. han alentado tambi´en nuevas descripciones e interpretaciones de los procesos. como m´as tarde la concepci´on de la sociedad como m´aquina termodin´amica carac- SMM-CIMAT . Encontr´ o interpretaciones relevantes para procesos de transferencia de calor o de mutaciones celulares. lo definitivamente adquirido. hab´ıan permanecido ignorados en los desarrollos recientes de las ciencias sociales. No obstante. Est´an lejos de ofrecer una teor´ıa unificada. o bien. Si bien es cierto que ninguna de las met´aforas y modelos de las ciencias f´ısicas. a´ un en su multiplicidad. Han revelado facetas inadvertidas en procesos aparentemente bien perfilados y definidos. los sistemas din´amicos de interacci´ on entre m´ ultiples cuerpos y sujetos. los conceptos que han dado lugar a las aproximaciones complejas han visto una multiplicidad sorprendente de aplicaciones y han ofrecido tambi´en una variedad ins´olita de iluminaciones sobre procesos enigm´aticos. pol´ıticos. comportamientos de la bolsa de valores o disgregaci´on y concentraci´ on de magnitudes demogr´aficas.

La primac´ıa de lo cognitivo como r´egimen determinante de todos los procesos sociales apareci´o tempranamente en las psicolog´ıas empiristas. a´ un cuando difiere notoriamente de aquella derivada de las transformaciones disciplinarias que hemos apenas bosquejado. durante las u ´ltimas d´ecadas. esclarecer la relaci´on entre patrones de regulaci´on y pautas recursivas. se desarroll´o ampliamente y se fortaleci´o con las innumerables contribuciones de la Inteligencia Artificial y del desarrollo acelerado. las singularidades Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . mantiene con ella un conjunto de sutiles analog´ıas y plantea una multitud de interrogantes: es preciso comprender la naturaleza de la inestabilidad y su v´ınculo con la creaci´on de elementos destinados a desempe˜ nar funciones diferenciadas o a engendrar nuevas tramas de relaciones e identidades cuya integraci´ on acrecienta el grado de estabilidad de los procesos sociales. que constitu´ıan un horizonte metaf´orico. el nivel de complejidad se incrementaba en la medida en que se acrecentaba a un tiempo la diversidad y la especificidad funcional de los nuevos elementos. Sin duda. la irreversibilidad. de los modelos y las tecnolog´ıas computacionales. estas equiparaciones que asum´ıan un papel meramente indicativo. Es necesario. una fuente de analog´ıas sugerentes. Conceptos claves como la recursividad. Surg´ıa de la g´enesis concomitante de nuevas funciones. surgida de las exigencias de la visi´on evolucionista y de los modelos funcionales. elementos y relaciones que. Esta noci´on decimon´onica de complejidad. secuela de la modelaci´on cibern´etica. al articular los nuevos procesos. De igual manera. As´ı.34 Raymundo Mier teriz´o una rama del pensamiento social durante los a˜ nos cincuenta. por consiguiente. las revoluciones l´ogicas y las reflexiones del pragmatismo durante casi todo el siglo XIX y preserv´o su vigencia durante el siglo XX. Las interrogantes se multiplican. funciones y elementos derivaban en otros organismos estables. La relevancia cardinal de los procesos informativos. Cada nuevo perfil de identidad derivaba de la sucesiva estabilizaci´on de relaciones entre organismo y entorno. su implantaci´ on y su eficacia en procesos definidos por estas condiciones de concurrencia funcional m´ ultiple. fueron cobrando un relieve argumentativo nuevo a la luz de las interrogaciones epistemol´ogicas radicales a las que dieron lugar. sin embargo. No obstante. la noci´on de complejidad hab´ıa aparecido bosquejada en la estela de las aproximaciones evolucionistas. Se concibi´o a la evoluci´ on como un proceso de creaci´on de nuevos organismos que part´ıa de la g´enesis incesante de inestabilidades en los procesos de composici´on de las entidades “org´anicas” -las sociedades entre ellas-. la integraci´ on de hip´otesis relativas a los procesos cognitivos hace patente la necesidad de delinear las din´amicas en la conformaci´on de espacios simb´olicos.

una referencia conceptual decisiva. circularidades recurrentes en los patrones de acci´on. metaobservaci´on. autopo¨ıesis.de diferenciaciones e identidades. a partir de esas operaciones.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 35 y la bifurcaci´on encontraron una cierta correspondencia y una capacidad de interpretaci´on ampliada en ciertos procesos de las ciencias sociales: patrones repetitivos en procesos institucionales y rituales. mediante una diferenciaci´on con el entorno. creaci´on de ´ambitos de intercambio a partir de la concurrencia de estrategias cognitivas. Su existencia define plenamente tanto los sistemas sociales como los sistemas ps´ıquicos concebidos a su vez como entorno de lo social. observaci´ on. Un conjunto de conceptos se deriva as´ı de estas operaciones que definen la g´enesis. caracterizadas por marcos de regulaci´on espec´ıficos. Se hace patente la g´enesis. creaci´on de identidades individuales y colectivas a partir de procesos de autorregulaci´on social. creaci´on y recreaci´on de las distintas facetas del proceso social. constituyen elementos relevantes para la comprensi´on de los sistemas sociales que se constituyen as´ı. diferenciaciones internas y escisiones de los grupos sociales a partir de bifurcaciones en los procesos de interpretaci´ on normativa y de conformaci´on diferencial de entidades sociales relacionadas. exigen la creaci´on de “puntos de vista” en un nivel “superior”. Es en el ´ambito del sentido -entendido estrictamente como un medio en el SMM-CIMAT . La caracterizaci´on din´amica de los procesos de interacci´ on simb´ olica adquiri´o. Sin embargo. procesos e identidades sociales. La condici´on probabil´ısitica de los procesos sociales define tambi´en la g´enesis de formas y el desempe˜ no de los procesos de transmisi´on de la informaci´on. de estados y procesos. con la figura de la autopo¨ıesis. un rasgo crucial en los sistemas sociales (que se diferencian de los sistemas ps´ıquicos y naturales como constitutivos de sus entornos) es el sentido. en el propio proceso de delimitaci´on de objetos. Se la concibi´o como una propiedad capad de determinar la instauraci´on de condiciones para la autonom´ıa de los sujetos sociales -la creaci´on aut´onoma de ordenamientos jur´ıdicos y su modificaci´on a partir de la comprensi´on totalizante de la din´amica y el destino de las redes sociales-. las transformaciones en el r´egimen de comprensi´on que desarrollan los participantes en las interacciones en situaciones. selecci´on y creaci´on codificada -binaria. equilibrios y desequilibrios en redes sociales a partir de interacciones recurrentes. La noci´on de autopo¨ıesis abri´o la v´ıa para ofrecer un modelo cognitivo para todos los procesos de metarregulaci´on social. En efecto. de la intervenci´ on ficticia pero eficaz de un metaobservador que engendra la posibilidad de trastocar de los elementos sist´emicos y de las redes organizadoras de la informaci´on. En la aproximaci´on sociol´ogica de Niklas Luhmann.

formula las bases de una comprensi´on termodin´amica de las pautas de organizaci´on social: el an´alisis de las din´amicas de la energ´ıa en los procesos sociales. tanto natural como ps´ıquico. a partir de la aparici´on de las polaridades din´amicas desarrolladas para la interacci´on en los sistemas biol´ogicos centradas en la relaci´on organismo-entorno. La relaci´on entre sentido. asumiendo un punto de vista inusitado. en el marco de las aproximaciones antropol´ogicas. observaci´ on y autobservaci´ on es crucial. La noci´on de equilibrio -y su contraparte. las nociones complementarias sistema/entorno. Define la naturaleza y las posibilidades de la autopo¨ıesis en el proceso social y los v´ınculos con el entorno. Apela entonces a modelos no lineares y estoc´asticos en una tentativa de ofrecer una comprensi´on de los procesos de incesante desequilibrio y sucesiva equilibraci´on que remiten a figuras difusas de la causalidad y a esquemas de derivaci´ on de corte neoevolucionista. Richard Newbold Adams. aunque relativamente frecuentado por los modelos cibern´eticos de las llamadas “sociedades complejas”. Por otra parte. En efecto. As´ı cada realizaci´on comunicativa se constituye como un conjunto de relaciones y de desarrollos potenciales con otras formas y realizaciones comunicativas.de los procesos sociales constituy´o no s´olo un recurso conceptual anal´ıtico fundamental para las teor´ıas antropol´ogicas y sociol´ogicas. Su comprensi´on define modelos complejos de gesti´on de informaci´on en las sociedades contempor´aneas. la intervenci´on de mecanismos de metarregulaci´on orientados a los procesos de una econom´ıa energ´etica define la capacidad de respuesta y los patrones de organizaci´on social y simb´olica de las sociedades. En esta aproximaci´ on aparece con claridad la necesidad de incorporar patrones de autopo¨ıesis: los patrones de uso y gesti´on de la energ´ıa transforman a su vez las condiciones que enmarcan la transformaci´on de los reg´ımenes y destino del uso energ´etico en las sociedades.36 Raymundo Mier que toma forma la comunicaci´ on. Permiten identificar e interpretar las muy variadas condiciones y focos de equilibraci´on de los proliferantes ´ambitos sist´emicos de organizaci´on y gesti´on del Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . en la creciente concurrencia de procesos de informaci´on y simbolizaci´on intrincados.donde se engendran las posibilidades mismas de la forma de lo social. autonom´ıa/control y totalidad/componentes aparecen como requerimientos puestos en juego para su desempe˜ no eficiente en los procesos de la vida. tambi´en fue un presupuesto epistemol´ogico ineludible que dio soporte y sentido a la conformaci´on de las propias disciplinas. Desde esta perspectiva. Las aproximaciones a lo social derivadas de las variantes de la teor´ıa de sistemas tienden a interrogar la validez general de sus descripciones y explicaciones. el desequilibrio.

los presupuestos evolucionistas y el repertorio de conceptos y descripciones funcionales y estructurales en las disciplinas antropol´ogicas apuntalados en ellos. aparecen reiteradamente en las tentativas de comprensi´on en las distintas perspectivas antropol´ogicas. se incorporan en tramas m´as amplias de regulaci´on. Los patrones de autosimilaridad. jur´ıdicas. las formas y din´amicas de la segmentaci´ on social. SMM-CIMAT . Dicha estabilidad involucra la implantaci´on de patrones arbitrarios de rutinas. Desde su mismo origen. deb´ıan incorporar en el modelo mismo la transformaci´on irreversible de lo social que funda su historicidad.revela un patr´on formal -o acaso estad´ıstico. De ah´ı que las interrogaciones sobre los marcos y las condiciones para la estabilidad de las estructuras econ´omicas. simb´ olicas y morales que dan forma al proceso social estuvieran sometidas a una tensi´on irresoluble: deb´ıan asumir los presupuestos de estabilidad de la vida social. se puede llevar la analog´ıa a la g´enesis de estabilidad en sistemas de interacci´ on inestable. la escisi´on de las formaciones. regulaciones iterativas y mecanismos de control que dan origen a pautas de inteligibilidad rec´ıproca. normativas. la conformaci´on de distintos sujetos sociales y ´ambitos y niveles en que se sit´ ua su acci´on en la trama compleja de la composici´on de los procesos sociales abrieron la v´ıa a una comprensi´on de estructuras y procesos sociales conformados por autosimilaridad: acaso Bateson. refrendaban la convicci´ on de irreversibilidad de los procesos sociales y su equiparaci´on t´acita o expl´ıcita con la din´amica de la vida. tanto como la exigencia de una comprensi´on del persistente engendramiento de inestabilidad y de ´ambitos an´omicos en la vida social. Estos juegos de interacci´on remiten a procesos simb´ olicos estructurados y aut´onomos. Esto se expresa en las pautas ritualizantes inscritas en esquemas reguladores m´as amplios que. lo esboz´o con toda su fuerza sugerente.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 37 comportamiento social. institucionales. Se establecen umbrales para la vigencia indefinida de formas y patrones simb´ olicos como focos de concurrencia de las acciones y conformaci´on recursiva de esferas de estabilidad social.autosimilar en todos los niveles de organizaci´on de la estructura social. a su vez. Es posible conjeturar que la din´amica de la esquizog´enesis -es decir. los segmentos y los procesos sociales. M´as a´ un. al formular la din´amica de la esquizog´enesis. que se revelan como simetr´ıas y patrones sist´emicos integrados a su vez a otros patrones sim´etricos integrales. taxonom´ıas y grupos de conceptos invariantes. Es decir.

como alguna vez se denomin´o. est´an constituidos por una composici´on de planos estructurados jer´arquicamente. fruto de la concurrencia de regulaciones. desde su primera propuesta te´orica. Pero su gram´atica generativo-transformacional. Esta asimetr´ıa en la capacidad de variaci´ on da cabida tambi´en a condiciones diferenciales de la intervenci´ on de operaciones recursivas en el dominio de la significaci´on. las operaciones de recursividad desempe˜ nan un papel central que se expresa n´ıtidamente tanto en la relevancia sem´antica y cognitiva del lenguaje. Las dimensiones temporales involucradas en los procesos simb´olicos dan lugar a estructuraciones en extremo complejas expresadas en distintas formaciones discursivas. cuyas din´amicas y posibilidades de variaci´ on y fluctuaci´on son tambi´en diferenciadas. trasposiciones conceptuales y traslaciones metaf´oricas a que ha dado lugar la incorporaci´on de las nociones y conceptos de la complejidad al dominio de las ciencias sociales es el espacio de lo simb´ olico. indicativas y argumentativas de la comunicaci´ on. susceptibles de momentos de inestabilidad. Es posible advertir que esta diferencia en la transformaci´on din´amica de los diversos planos del lenguaje afecta diversas facetas y modifica en distinto grado las posibilidades combinatorias de los elementos y relaciones formales del lenguaje y su relevancia en el proceso de significaci´on. un ´ambito cardinal para valorar la relevancia de este juego de analog´ıas. Los procesos simb´ olicos y en particular el lenguaje. sem´antico y discursivo. no fue la u ´nica en admitir entre sus operaciones constitutivas las reglas recursivas. puntos de singularidad y bifurcaci´on en secuencias de sentido irreversibles. La relevancia de la recursividad y su capacidad de creaci´on de estructuras. como en la adecuaci´on de los patrones simb´ olicos a las exigencias expresivas. En los niveles l´exico. Los procesos de creaci´on y de reconocimiento -o interpretaci´ on. Las operaciones recursivas aparecen en diversas aproximaciones estructurales y en distintos niveles y aspectos del comportamiento ling¨ u´ıstico. dependencias formales y metarregulaciones que intervienen en toda interacci´on simb´olica. entre los rasgos determinantes del lenguaje.38 Raymundo Mier b.de los actos ling¨ u´ısticos y simb´olicos aparecen caracterizados marcadamente como procesos recursivos. con la preservaci´on de la estabilidad formal fue claramente advertida por Chomsky e incorporada. Complejidad en los procesos simb´ olicos: de la forma ling¨ u´ıstica a la acci´ on simb´ olica Sin duda. en significaciones l´exicas y en recursos morfol´ogicos Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . como advirti´o Roman Jakobson haciendo uso de una met´afora termodin´amica.

es dotada. los patrones argumentativos. se˜ nales. El integrar en los modelos formales de significaci´on la acci´on simb´ olica y los procesos generales de la semiosis -es decir. en la comprensi´on de la l´ogica y los mecanismos del lenguaje natural. No obstante. La consolidaci´on de las explicaciones biol´ogicas tuvo un efecto determinante en los procesos cognitivos. formaciones est´eticas-. Este proceso din´amico complejo de transfiguraci´on incorpora elementos. resonancia y recurrencia entre un lenguajeentorno y un lenguaje propio. patrones de uso y atribuci´on de significaci´on y mecanismos de di´alogo e interacci´ on. a un mismo tiempo. discursivos y narrativos que se manifiestan expresamente en los avatares de la comunicaci´ on. los mecanismos de reconocimiento. relaciones y dependencias derivadas de las distintas din´amicas concomitantes comprometidas en los procesos ling¨ u´ısticos y simb´ olicos. en procesos de estabilizaci´on de la significaci´on y la cognici´on. y se hace patente en el an´alisis SMM-CIMAT . al diferenciar lenguaje externo e interior. Asimismo. Esto confiere a los procesos simb´olicos la capacidad de responder a las exigencias din´amicas de la relaci´on con el entorno. de la capacidad para establecer marcos estables de regulaci´on para todo proceso interpretativo y para toda situaci´on de interacci´on. a un tiempo objetivada en patrones de reconocimiento colectivo -lenguajes. escenarios simb´ olicos.dio soporte a una teor´ıa cognitiva ampliada. en los procesos de creaci´on de significaci´on en todas sus manifestaciones. Es preciso incorporar. y una indeterminada y abierta latitud de fluctuaciones. La doble condici´on del lenguaje.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 39 y sint´acticos diferenciados: La modelizaci´on de los procesos de habla y de interacci´on. por consiguiente. una capacidad inusitada de estabilidad. redes rituales. Vygotsky. Las pautas desarrolladas por la din´amica de los procesos cognitivos muestran formas de resonancia singulares que confieren al lenguaje y a los procesos simb´olicos. intervienen en los procesos complejos de su transfiguraci´on. los procesos cognitivos no revelan sino una faceta de la din´amica de los procesos simb´olicos. Incidi´o no s´olo en la creaci´on de modelos de la ling¨ u´ıstica te´orica. patrones de relaci´on. la atribuci´on de identidad y las calidades y regularidades de v´ınculos incorporadas en redes sociales reconocibles en patrones semi´oticos. Hace posible concebir la creaci´on de sentido como el efecto complejo de la objetivaci´ on de los patrones de informaci´on. abri´o una v´ıa a la comprensi´on de esta condici´on dualista del lenguaje que interviene en la derivaci´on de las formas simb´ olicas. sino en la comprensi´on de las interacciones ling¨ u´ısticas.

las teor´ıas matem´aticas del control y la aplicaci´on de estos modelos a la fisiolog´ıa del comportamiento nervioso. apuntalados ahora sobre la relaci´on entre el conocimiento y la informaci´on. La aparici´on de la biolog´ıa del conocimiento como referencia ineludible de las teor´ıas del conocimiento introdujo v´ıas y horizontes conceptuales de otra naturaleza.disposici´on mutable de atractores (estructuras de s´ıntesis de informaci´on apuntaladas en composiciones fon´eticas. Esta s´ıntesis din´amica conjuga representaciones individuales y dispositivos de preservaci´on de informaci´on objetivados en procesos sociales. No obstante.40 Raymundo Mier de las interacciones y los procesos derivados del reconocimiento y la objetivaci´ on de las identidades. La condici´on discreta -articulaci´on en componentes. Acrecent´o la relevancia contempor´anea de los modelos computacionales en la modelizaci´on ling¨ u´ıstica. As´ı. morfol´ogicas y gramaticales) en la generaci´on y manejo de flujos de informaci´on en la autopo¨ıesis.no permite su traslaci´on lineal e inmediata al dominio del simbolismo. sino entre lenguaje. transformada en procesos materiales sometidos a formas de estructuraci´on din´amica aut´onoma. sino que se cimientan en objetos y procesos Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . y los modelos matem´aticos del comportamiento neuronal. Una circularidad. memoria y experiencia -memoria concebida como preservaci´ on de la informaci´on a partir del fortalecimiento de la relaci´on sin´aptica modelizada como un factor de ponderaci´on-. Esto afecta no s´olo a las conceptualizaciones de la relaci´on entre percepci´on e informaci´on. el lenguaje y las estructuras simb´olicas aparecen no s´olo como procesos internos a la disposici´on y creaci´ on interna de informaci´on. el trayecto de los modelos de informaci´on a la comprensi´on de simbolismo y representaci´on implica problemas de adecuaci´on de los modelos a las estructuras del comportamiento ling¨ u´ıstico y de consistencia. a su vez estructurados en niveles dispuestos en dependencias jer´arquicas y con distinto grado de plasticidad. La relevancia de la comprensi´on de los procesos perceptuales -identificaci´ on de patrones. dio a esta relaci´on un alcance significativo: la biolog´ıa del conocimiento obtiene puntos de vista cruciales para su desarrollo de los antecedentes en la cibern´etica. los desarrollos de la biolog´ıa del conocimiento derivaron en la apreciaci´on de rasgos fundamentales que habr´ıan de incorporarse a la modelizaci´on cibern´etica y matem´atica del comportamiento neuronal. A su vez. percepci´on.y dual -interna y externa: el lenguaje como proceso cardinal de organizaci´on interna de la informaci´on. pero al mismo tiempo como s´ıntesis objetivada. ahora epistemol´ogica.

definida plenamente por los m´argenes mismos de lo irreconstruible. sus tiempos. la destrucci´on inherente a la intervenci´ on aleatoria. que parte de la relativa vaguedad azarosa de la disposici´on de los residuos derivados de contextos f´ısicos y culturales desaparecidos. Una doble condici´on de incertidumbre determina el universo de vestigios: por una parte. como de la propia asimetr´ıa entre los procesos estructurados de simbolizaci´on. SMM-CIMAT .2 c. definitivas para el curso de la comprensi´on de los procesos culturales aparecen en s´ı mismos como una disposici´on material fragmentada. sus rangos y m´argenes de fluctuaci´on y sus condiciones de variabilidad. procesos e historias.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 41 dotados de su propia organizaci´on y din´amica. reconstrucciones conjeturales siempre abiertas. La regulaci´on y el control de los procesos ling¨ u´ısticos y simb´olicos obligan a aproximaciones mixtas de naturaleza a´ un oscura definida por las condiciones no lineales suscitadas tanto por el dualismo interior-exterior de los patrones simb´ olicos. El relato de la historia y la interpretaci´on arqueol´ogica emergen de una preservaci´ on y despliegue azaroso de los vestigios. interferencias incalculables. erigidas sobre la inconsistencia inherente a la composici´on azarosa de los archivos y los sistemas de vestigios. sist´emicos o hist´oricos. Complejidad. estructural o deliberada de elementos y factores de informaci´on. Esta doble condici´on aleatoria se conjuga con dos fuentes suplementarias de incertidumbre derivadas de la naturaleza misma de los procesos hist´oricos: Otra incertidumbre. monumentos y archivos La interrogaci´on radical que ha surgido de las disciplinas de la complejidad y se proyecta como una sombra en la explicaci´on de los procesos sociales es la debilitaci´on de las pautas can´onicas de causalidad y la invalidaci´ on de los principios deterministas estructurales. La noci´on de dato y la noci´on de fuente. de pr´ oxima publicaci´ on. la condici´on tambi´en aleatoria de la recuperaci´on de la informaci´on y su posibilidad de reintegraci´on contextual. ajenas a cualquier conclusi´on. Por otra parte. equ´ıvoca. tiempo e historia: vestigios. es la frecuente imposibilidad de una n´ıtida e inequ´ıvoca delimitaci´on de la ampli2 Los detalles de esta aproximaci´ on a la modelizaci´ on simb´ olica han sido desarrollados en “Perspectivas de la complejidad en modelos de simbolismo”. una composici´on de rastros fragmentarios de tiempos. El mapa de vestigios es la composici´on de tiempos.

La arqueolog´ıa y la historia se sustentan en el r´egimen de lo perecedero: no s´olo de la desaparici´on de objetos y presencias. La l´ogica de los restos no puede ser sino una semi´otica compleja. cuando dejan rastros. La historia y la arqueolog´ıa despliegan as´ı modelos conjeturales. signos. la de la huella misma. patrones y formas de vida que s´olo arrojan sombras sobre el material duradero o. residuos de residuos. En ese vac´ıo. Pero algo es quiz´a m´as oscuro: estos saberes se construyen sobre otra desaparici´on m´as inquietante. por aquello que se˜ nala lo desaparecido. Los m´ ultiples signos y trayectorias de la semiosis que despliega la l´ogica herm´etica de Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . es esa inexistencia la que confiere sentido a los datos hist´oricos y arqueol´ogicos y determina la peculiaridad de su entorno de sentido. Quiz´a una de las condiciones cruciales para la creaci´on de modelos en arqueolog´ıa e historia aparece sustentada en la l´ogica y la semiosis de lo residual. es decir. o incluso huellas de otras huellas. c´odigos. marcada a su vez en material sometido a la destrucci´on parcial o total. fragmentarios o imperceptibles. o bien. amparados en tramas argumentativas. cuya intervenci´ on reclama nuevas pautas interpretativas y conjeturales. disposiciones de objetos y materia. La condici´on compleja de la reconstrucci´on hist´orica y arqueol´ogica se define as´ı por el car´acter irreparablemente inconcluso del universo de los vestigios. La cultura involucra posiciones y funciones cardinales en la generaci´on de sentido: experiencias de cuerpos. la disipaci´on de la posibilidad misma de relaci´on referencial. enmarcado por la desaparici´on azarosa. gestos. aquello cuya aparici´on es imposible. Las huellas no son sino materia capaz de devenir huella. Provienen de signos indicativos o ic´onicos. Lo residual se define por una fuerza indicativa negativa. tambi´en de lo que no deja huella. escenificaciones. pensamientos. ´estos son equ´ıvocos. con aquello desaparecido define la construcci´on de modelos como inscrita en un r´egimen puramente simb´ olico. No hay l´ogica invariante de lo residual. cuyas huellas persisten. nunca huella en s´ı misma: abren as´ı a un campo de mera apertura potencial a la integraci´ on de patrones simb´ olicos.42 Raymundo Mier tud y la duraci´on de procesos simb´ olicos no residuales. El saber se edifica sobre la fragilidad y la finitud de la existencia y su refracci´on a los perfiles inciertos de los monumentos y los documentos. De ah´ı su inscripci´on relevante en el r´egimen de la modelizaci´on compleja. incluso. movimientos. La desaparici´on de toda posibilidad de indicaci´on. No hay ni mostraci´on ni demostraci´on en estas disciplinas. actos. constituyen signos de otros signos desaparecidos.

Involucra..e interaccionales -es decir. Stanford. La modelizaci´on de lo residual supone un modelo din´amico t´acito del objeto desaparecido. en dominios temporales diferenciados y a veces yuxtapuestos. a la disposici´on de energ´ıas. bajo condici´on de destrucci´on parcial o total. 1958. Alberto Coraz´on. quiz´a. En esta modelizaci´on de la desaparici´on aparece entonces una conjugaci´on de las din´amicas complejas de los procesos sociales. y las din´amicas temporales diferenciadas de m´ ultiples redes de informaci´on que entran en composici´on y en resonancia a partir de las dependencias y derivaciones semi´oticas de la huella. la invenci´ on conjetural de lo desaparecido: su restituci´on l´ogica a las exigencias de un modelo capaz de revelar no s´olo la din´amica de la cultura. Pero esta l´ogica compleja de lo residual no es en s´ı misma aut´onoma: remite a las din´amicas temporales. Noam. Bibliograf´ıa Bateson. Recurre para ello a procesos hermen´euticos y construcciones de sentido que son. requiere as´ı. procesos complejos de recursividad. Amsterdam. Chomsky. sino la compleja l´ogica de distribuci´on. Naven. Stanford University Press.. Linguistic Attractors. Gregory. SMM-CIMAT . 2◦ ed. a las formas de vida. a un tiempo. presencias y sujetos surgidos en el entorno de sentido de los procesos propios de una cultura. remiten a acontecimientos. M´as a´ un. John Benjamin Publishing Co. El an´ alisis formal de los lenguajes naturales. los procesos simb´ olicos y las exigencias de conceptualizaci´on probabil´ıstica -estoc´astica-. recomposici´on. a las formas de simbolizaci´on y a los entornos de sentido de los propios procesos sociales a los que refiere. trastocamiento. 1999. Es una condici´on com´ un de los conflictos sociales que las luchas de sometimiento pasan por la preservaci´ on de la poblaci´on derrotada. o destrucci´on de lo residual. la condici´on agon´ıstica de todo proceso social conlleva a la destrucci´on de la simbolizaci´on de los sometidos. una incorporaci´on suplementaria de condiciones de frontera para la relaci´on entre entorno y sistema. abismales -se proyectan hacia el interior de los sectores de la cultura. incluso hasta los ´ordenes residuales. David. inversi´ on o desmembramiento de su mundo simb´ olico y de toda figura residual capaz de restaurar procesos de memoria o identidad.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 43 los residuos. preservaci´ on. Cooper.

UIA. Luhmann. Neural Networks. Shambhala. Ilya.. ed. Flammarion. Simon. 1994. 1973. 1990.Teor´ıa de los Sistemas Sociales. Tusquets.. Mandelbrot. 1988. Frankfurt. Einf¨ uhrung in die Systetheorie. Les lois du caos.). Par´ıs. Masson and Co. 1999. Anthropos-ITESO-UIA. stabilit´e et fluctuations. Essais de linguistique g´en´erale. Poincar´e. The Eighth Day. 1972. Los objetos fractales. Jakobson. The Collapse of Complex Societies.44 Raymundo Mier Madrid. 2 vols. 2004. P.. Minuit. Nueva York. Nueva York.. 2 vols. Springer. Gesellschafts-struktur und Semantik. From Being to Becoming. 1987. Nueva York. Flammarion. 1997. Ilya. The Tree of Knowledge.. University of Texas Press. La ciencia de la sociedad. Cambridge. Cambridge University Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 1998. Thom. Freeman and Co. y Prigogine. La science et l’hypothse. 1986.. Par´ıs. Ren´e. Prentice Hall. Madrid. 1996. Structure. 2 ed. 4 ◦ ed. De m´ aquinas y seres vivos. Rasband. Maturana. M´exico. Ayuso. Trotta. John Wiley. 2003. Darmstadt. Madrid. Benot. Tainter. 2◦ . Nueva Jersey. On Language. Henri. Complejidad y modernidad. Roman y Morris Halle. Niklas. 1968. Ilya. 1980. Joseph A. Prigogine. M´exico. Richard. 1980. Par´ıs. S. Barcelona. Wissenschaftliche Buchgeselschaft. Roman. Editorial Universitaria. 1971. Austin. Glansdorff.. I. Suhrkamp. Par´ıs. Humberto y Francisco Varla. Fundamentos del lenguaje. 1998. Prigogine. 1998. Fractals and Chaos. Chaotic Dynamics of Non-Linear Systems. Newbold Adams. Harvard University Press. Proceso al azar. Landsberg et al. Neil. Santiago.. Barcelona. Prigogine. P. Jakobson. Haykin. Boston. Tusquets.T.. Jorge Wagenberg (ed. 1997.

Turing.Notas Sobre la Complejidad en las Ciencias Sociales: de la Formalizaci´on a las Met´aforas 45 Press.).. Visor.. The Essential Turing. Clarendon Press. Cambridge. Jack Copeland (ed. S. SMM-CIMAT . 1988. B. Obras escogidas II. Vygotski. 1982. Madrid. 2004. Alan M. Oxford. L.

46 Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza Raymundo Mier .

desde ayer. pero nadie m´ as se hab´ıa quedado en ella. 47 . De manera similar. Proyecto Valle del Mezquital. Proyecto Pah˜ nu.. 1 2 Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia. el primero vinculado a las relaciones perceptibles en virtualmente todos los aspectos de la realidad (en todos los niveles. Iniciador Al aproximarnos al estudio y/o uso de fractales en cualquier disciplina es preciso reconocer los antecedentes de ´estos. desde el cu´antico hasta el estelar). II . Cap. los fractales pueden ser catalogados en dos amplios y difusos conjuntos: el del fractal “natural” y el artificial.. mientras que el segundo est´a directamente relacionado con exploraciones y abstracciones. As´ı sobresale en la figura del fractal una dicotonom´ıa que dista de ser casual en donde tenemos im´agenes y relaciones fractales (como met´afora y como dise˜ no arquitect´onico y art´ıstico) presentes en culturas ajenas al determinismo occidental.parece en verdad extra˜ no que. (Mandelbrot. yo sintiera que ten´ıa toda esa tierra nueva para mi solo. Eve. Rodrigo Vilanova de Allende2 Anarchy means “without leaders”. Muchos claros poblados la rodeaban. This is not anarchy. La Geometr´ıa Fractal: 586). Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia. not “without order”. y muchos autores hab´ıan echado una mirada. De V for Vendetta. This is chaos.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa Gustavo Sandoval Garc´ıa1 . previo a su descubrimiento por Mandelbrot en los a˜ nos setentas del siglo XX.

concretamente en 1975. Renfrew y Thom La problem´atica que asume el presente texto puede trazar sus or´ıgenes en la arqueolog´ıa de los a˜ nos setentas. 3 Conscientes de las implicaciones te´ oricas y filos´ oficas de esta aseveraci´ on. nuevamente. Quedaba claro que la aproximaci´ on cl´asica de las ciencias duras a los fen´omenos sociales no resultaba del todo satisfactoria. Las disciplinas hist´oricas confrontan entonces una seria revisi´on de sus objetivos y responsabilidades ´eticas (Ib´ıd. 1996: 82-87). las investigaciones arqueol´ogicas hac´ıan uso de la geometr´ıa fractal as´ı como de las teor´ıas de la complejidad. no ser´ıa sino hasta la u ´ltima d´ecada del siglo XX que se elaborar´ıa una aut´entica cr´ıtica a la rigidez determinista del paradigma occidental en las humanidades y ciencias sociales4 . En esa ´epoca. Es pertinente agregar que la noci´on plenamente matem´atica de lo que implica un fractal queda corta e incompleta para los intereses del presente texto3 . con las nociones de no-linealidad desarrolladas particularmente por Renfrew (1978). en donde no se presente un “equilibrio” entre historias locales y globales. Benoit Mandelbrot public´o “Les objets fractals” y para la siguiente d´ecada. queremos destacar. Lo global y lo local.: 91-97). sencillamente. era preciso reconocer y aceptar las variables de tiempo y espacio en dichos estudios al mismo tiempo que resultaba inviable el separar los fen´omenos a estudiar en unidades homog´eneas y constantes (Wallerstein. Sin embargo. Estas investigaciones fueron seguidas de la consecuente cr´ıtica y reflexi´on en torno a la necesidad de revisar los par´ametros decimon´onicos bajo los cuales las disciplinas antropol´ogicas estaban fundamentadas. que el presente texto pretende ofrecer al lector una introducci´ on al tema y no profundizar en aspectos que. rebasan los objetivos del mismo. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 4 Para un acercamiento cr´ıtico a las ciencias sociales y humanidades en el final del siglo XX. v´ease: Wallerstein 1996.48 Gustavo Sandoval Garc´ıa. sino una comprensi´on cr´ıtica de las trayectorias locales y globales en el estudio de los desarrollos socio-culturales. Rodrigo Vilanova de Allende La Geometr´ıa Fractal garantiza y facilita la trascendencia a un paradigma basado en las teor´ıas de la complejidad.

que ya visualizaba la necesidad de confrontar escalas a nivel social. a´ un sin hacer una referencia directa a la geometr´ıa fractal. 1997: 40 y Van der Leuw. sino desarrollar herramientas para una mejor comprensi´on de la realidad a trav´es de ´areas o eventos reducidos en magnitud (McGlade y Van der Leeuw. 1998: 63). En su obra Introducci´ on al pensamiento complejo (Morin. En resumen. de darles un uso relevante.: 85) mientras que en la segunda. El objetivo era encontrar una relaci´on entre los fen´omenos a nivel macro y micro (Ib´ıd. la bifurcaci´on se producir´a cuando el sistema vaya m´as all´a del pliegue de cat´astrofe. El modelo de cat´astrofes implica plegamientos (esto es. zonas de bifurcaci´on o “cat´astrofes”) en el espacio de fases donde se desplaza el sistema y en el que estos pliegues est´an definidos por las variables de control del sistema (Briggs y Peat. son dos las variables que controlan las transformaciones sist´emicas. Una vez en marcha las ideas de la complejidad y modelizaci´on. Renfrew durante los a˜ nos setentas.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 49 Otro lugar de reflexi´on surge desde el pensamiento brodeliano. 1997: 22). Allen. La modelizaci´on fue otro paso para la transici´on en el paradigma cient´ıfico. Renfrew aborda situaciones de discontinuidad y divergencia (Renfrew. Destaca as´ı la obra de C.1990). La primera describe un cambio a partir de una variable (Ib´ıd. percibe la problem´atica entre lo local y lo global. 2. 2001). autores como Morin comienzan a manejar conceptos muy cercanos al desarrollo de los fractales (aunque no de la manera m´as afortunada). cuyas propuestas. 1987). Mc Glade y Van der Leeuw (1997: 3-4) replantean esto al centrarse en las acciones individuales (de car´acter “instant´aneo”) y los procesos largos (enfocados m´as a la sociedad). quedan en una etapa preliminar al uso generalizado de los mismos en las ciencias antropol´ogicas. donde un cambio min´ usculo en cualquiera de ´estas produce una transformaci´on apenas perceptible a menos que se encuentre en un punto cr´ıtico (al rebasar dicha zona de pliegue) en el que se producir´a un cambio abrupto (Ib´ıd. trascendiendo as´ı las implicaciones newtonianas de control absoluto. En arqueolog´ıa se han contemplando dos: la cat´astrofe Pliegue y la cat´astrofe C´ uspide. 1978: 203-204) a partir de la teor´ıa de Cat´astrofes postulada por Ren´e Thom ([1975]. aunque dista de ser el primero en manejar nociones de no-linealidad y m´as a´ un. SMM-CIMAT . 1994: 84).: 86). llevando a una modificaci´on en el valor de dicha zona de pliegue (L´opez Aguilar y Torres. Con la diferencia que esta vez las intenciones no ser´ıan las de generar una realidad a escala.

Concretamente. extingui´endose consecuentemente). 1997: 504). la escalaridad y la dimensi´on fraccionaria. Estas nociones ser´an m´as tarde retomadas como premisas elementales para la idea de Sistemas Adaptativos Complejos. Rodrigo Vilanova de Allende Renfrew present´o como ejemplo de un cambio discontinuo el problema del colapso. ´ıntimamente vinculados a la geometr´ıa fractal. cuyas causas iniciales son imperantes en la comprensi´on de las trayectorias de dichos sistemas. Pompeya). implican la comprensi´on de que las condiciones iniciales (i. Si bien reconoce que son posibles las situaciones de cambio dr´astico por un cambio violento en las variables (v.50 Gustavo Sandoval Garc´ıa. Tanto los fen´omenos de bifurcaci´on como de cat´astrofe descritos por Thom y considerados por Renfrew. afectar´ıan al sistema de manera “global”. generadores de divergencias en conjuntos sociales pero que no divisan causas repentinas. sea como una bifurcaci´on (en donde el sistema logra cambiar. Sin embargo. eventualmente. si bien existen caracter´ısticas m´as o menos constantes como son la autosimilitud. con la idea de que existen ciertos factores de cambio que trabajan de manera no discontinua (Ib´ıd. variables) en un sistema dado son de vital importancia para su desarrollo hist´orico. Estos son tan s´olo algunos de los aspectos contextuales que promovieron las investigaciones y exploraciones fractales en arqueolog´ıa.e.1978: 212) y su an´alisis se enfoca en el estudio de cambios en apariencia repentinos.g. el arque´ologo brit´anico modeliz´o con la cat´astrofe c´ uspide y analiz´o c´omo cambios repentinos en el comportamiento local de un sistema pueden ser reproducidos por cambios graduales y continuos en el control de las variables que.:204). Mandelbrot coincide en que no hay una definici´on clara que abarque todos los distintos tipos de fractales. esta situaci´on no es la m´as frecuente (Renfrew. y tal vez esto sea lo mejor (Mandelbrot. Constituci´ on Fractal Dentro del estudio de fractales. Una de las caracter´ısticas visualmente m´as atractivas de los fractales es la recurrencia de patrones similares as´ı como la constante transformaci´on que se puede observar en ellos. continuando su existencia tras superar la zona de pliegue) o una cat´astrofe (siendo el sistema incapaz de modificar sus rangos de variables. es esta cualidad en apariencia trivial (colores y formas) una de las primeras lecciones en el estudio y aplicaci´on de fractales Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

o sin relaci´on alguna para fen´omenos ´ıntimamente vinculados. Queda claro entonces que los fractales han trascendido su estatus de “figuras virtuales” hasta relaciones en din´amicas de sistemas complejos. las relaciones con que se miden dichas im´agenes de igual manera pueden ser casi id´enticas para fen´omenos completamente distintos. 2003: 20) 6 La traducci´ on es nuestra. autosimilitud y dimensi´on fractal al explicar la naturaleza no finita de un sistema recursivo (Hofstadter. 1999). cada una de las cuales ser´a una versi´ on a escala reducida del todo. bas´andonos en los primeros textos de Mandelbrot. Un texto introductorio a la geometr´ıa fractal es la obra de Barnsley (1988) Fractals Everywhere. 1988: 80). form´ andose as´ı modelos fractales. son diferentes a lo observado). rotaci´ on y estiramiento. En cambio. Hofstadter hace alusi´on a la escalaridad. a partir de seis operaciones b´ asicas: copia. digamos. Kuhn y Levick (2002) advierten: “En esencia. 1997: 32 y Mandelbrot. (Mandelbrot. Esto es.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 51 (y mas a´ un. SMM-CIMAT .” Pero esto no es necesariamente cierto si le damos prioridad a D para definir un fractal como lo hace Mandelbrot (1997: 32). asegura Barnsley. los fractales son conjuntos que presentan una dimensi´on de Hausdorff-Besicovitch mayor que su dimensi´on topol´ogica. inversi´ on. 1998: 80). La geometr´ıa fractal es un nuevo lenguaje. tienen una longitud infinita y presentan dimensi´on fraccionaria (D) y pueden ser separados en sus partes. reducci´ on. Estas funciones. las im´agenes fractales son muchas veces representaciones gr´aficas de fen´omenos complejos en donde las trayectorias pueden ser diametralmente opuestas a pesar de que la imagen sea similar una con otra (las historias. El texto se centra en los “sistemas de funciones iteradas5 ” (SFI o IFS en ingl´es). Algunas otras definiciones: La geometr´ıa fractal es una extensi´on de la geometr´ıa cl´asica. Puede usarse para hacer modelos precisos de estructuras f´ısicas desde helechos hasta galaxias. desplazamiento. (Reynoso. una entidad con caracter´ısticas que son simult´ aneamente apreciables en varios niveles de observaci´ on han llegado a llamarse fractal. (Barnsley. 1988: 1)6 5 B´ asicamente consisten en un patr´ on matem´ atico inicial que se reitera. en su aplicaci´on en antropolog´ıa). son cruciales para la comprensi´on de un fractal (Barnsley. son autosimilares. Por otra parte.

52

Gustavo Sandoval Garc´ıa, Rodrigo Vilanova de Allende

(. . . ) figuras geom´etricas virtuales, formadas por un n´
umero infinito de
elementos, infinitamente peque˜
nos, contenidos en una superficie finita (...)
(RAE, 1992)
Con lo citado se pueden apreciar las cualidades iterativas de los fractales en
tanto que conservan su forma independientemente del nivel de observaci´
on (i.e.
escala) al que los sometamos y de la herramienta de medici´on arquet´ıpica de los
fractales, su dimensi´on fraccionaria.
Sin embargo, para comprender c´omo est´a constituido un fractal, es preciso
conocer c´omo se construyen. El primer paso consiste en una l´ınea o punto (iniciador) la cual se modificar´a, “injert´andole” (por ejemplo) una curva relativamente
simple (a la figura resultante se le llamar´a generador). Acto seguido se proceder´a a
repetir (iterar) este generador sobre s´ı mismo (ya sea en el extremo del iniciador
o en todos los segmentos que sean iguales -aunque m´as reducidos, debido a la
escala, claro est´a -al iniciador). Finalmente, el proceso se repetir´a varias veces o
tender´a al infinito. (Mandelbrot, 1997: 60-61).

As´ı, la autosemejanza se refiere a la propiedad que tiene un objeto determinado en donde cualquiera de sus partes es similar a la totalidad del objeto, esta
puede ser exacta o estad´ıstica y es producto de la iteraci´on.
Adem´
as de la autosemejanza, para que un objeto pueda ser considerado como
fractal, es preciso que cuente con una dimensi´
on fraccionaria o fractal (D), esto
es que el objeto, adem´as de ser percibido en la realidad cartesiana (1, 2, 3 dimensiones), tenga una relaci´on dimensional “intermedia” (v.g. 0.6, 2.6) generada por
iteraci´on y trascienda los l´ımites dimensionales euclidianos.

Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza

Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa

53

De acuerdo a Barnsley (1998: 3), la dimensi´on fractal es:
[. . . ] un n´
umero que indica qu´e tan densamente ocupa un conjunto
el espacio m´etrico en el que existe. [. . . ] Esto hace significativa a la
dimensi´on fractal como un observable experimental [. . . ] y es independiente de las unidades de medida.
Esta es, sin duda alguna, la caracter´ıstica m´as u
´til, vers´
atil y definitoria de
los fractales. Es a trav´es de esta dimensi´on fraccionaria que se puede establecer
una relaci´on entre diversos fen´omenos fractales que comparten una determinada
dimensi´on fractal7 .
La f´ormula para la dimensi´on fractal es D = log N/ log S, en donde N es el
valor del generador en el fractal y S es la relaci´on entre el generador e iniciador.
Teniendo en cuenta las ideas presentadas hasta el momento, vale la pena
recapitular en torno a los fractales, los cuales suelen ser descritos como poseedores
de algunos (o todos) los siguientes atributos:
Dimensi´on fractal
Autosemejanza
Recursividad
Ser Virtuales (Abstractos) o Naturales
Escalaridad
Atractores
Mientras tanto, los antrop´
ologos y arque´ologos suelen ver en los fractales (en
base a nuestra apreciaci´on) las siguientes ofertas y caracter´ısticas, m´as o menos
apoyadas en la literatura especializada (como se ver´
a m´as adelante):
Autosemejanza en relaciones y redes sociales
7

Las investigaciones oncol´
ogicas y osteol´
ogicas son un claro ejemplo de esto en las ciencias
naturales. En cuanto a las ciencias sociales, invitamos al lector a continuar estudiando esta obra.

SMM-CIMAT

54

Gustavo Sandoval Garc´ıa, Rodrigo Vilanova de Allende

Recursividad a diferentes escalas
Interacciones global/ regional/ local
Auto-organizaci´on
Din´amicas alejadas del equilibrio
Trayectorias autosimilares espacio temporales
Dimensi´on fractal (en tanto par´ametro de medici´on lo permita)
Por ello, presentamos una definici´on para el concepto de fractal en tanto su
aplicaci´
on en las disciplinas antropol´
ogicas:
Relaciones y din´
amicas autosemejantes y de dimensi´
on fraccionaria, entre uno o m´
as fen´
omenos, perceptibles en distintos niveles de observaci´
on,
sean abstractos o naturales. Los fen´
omenos fractales presentar´
an, entonces, elementos como recursividad, autosemejanza (en diferentes grados de
observaci´
on) y la posibilidad de c´
alculo de una dimensi´
on fraccionaria D.

Generador
Descrita la generalidad de la geometr´ıa fractal se analizar´a la aplicaci´on de
´estos al mundo de las disciplinas antropol´ogicas.
African Fractals (1999) es considerado el primer trabajo de aplicaci´on fractal a la antropolog´ıa. Si bien la idea hab´ıa sido ya explorada (Kennedy y Lin,
1988), no hab´ıa sido contemplada como tema u
´nico para toda una publicaci´on.
Es preciso destacar que Eglash reconoce en un fractal un conjunto auto semejante con escalaridad y recursividad y dimensi´on fractal caracter´ısticas que estar´an
presentes total o parcialmente en objetos culturales (Eglash, 1999 en V. Rauff,
1999).

Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza

2002). 1987: 32 en Mier. .:94). El autor entonces reconoce la idea de Durkheim sobre la formaci´on de entidades complejas a partir de una entidad simple (la horda) siendo una iteraci´on de la misma. ] sin perder su fisonom´ıa fundamental [. leyes de potencia). Esta vez circulando en torno a la idea de autosemejanza.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 55 En su mayor´ıa un trabajo descriptivo. . asentamientos. tan s´olo en la estructura m´as alta (Gunther. basado en Mandelbrot. en el inicio de otra iteraci´on. pero “[. plantea una sociedad simple como aquella que ya no puede reducirse en segmentos menores (Mandelbrot. Nuevamente nos encontramos (al igual que las incipientes investigaciones antropol´ogicas). no resta m´erito a su obra. basando sus ideas en algoritmos espec´ıficos e identificables (v. juegos. se SMM-CIMAT . donde se identifican hasta 84 iteraciones del generador. . sin embargo. logra aproximarse a una comprensi´on de la cognici´on y pensamiento africano m´as all´a de meras suposiciones. Atinadamente. 2002: 94) los cuales son autosimilares entre ellos.g. . Una consecuencia de esta publicaci´on ha sido la descripci´on de la arquitectura antigua a partir de t´erminos fractales como el templo Kandariya Mahadeva. formas de peinado. etc´etera. ya que al analizar tejidos y patrones decorativos. Mier (2002: 94). el de Eglash no incursiona en D. ]” (Ib´ıd. Esto.

: 137). en donde a partir de una comprensi´on iterativa. Estas nociones parten de la observaci´ on y del entendimiento de la idealizaci´on ind´ıgena del agua como vitalidad y por lo tanto elemento incontrolable (Ib´ıd. Por lo tanto. . 1996: 135). A escala personal la batida y renovaci´ on vendr´ a con ba˜ nos (Ib´ıd. Al procurar un acercamiento etnogr´afico que busque establecer leyes globales. traer´a la ansiada renovaci´on.). Aproxim´andose un poco m´as a los fractales y sus aplicaciones arqueol´ogicas. las tierras de cultivo deben ser batidas por medio de un ba˜ no de agua (elemento incontrolable) para as´ı renovar su fertilidad. resulta posible entender un grupo a trav´es del otro. ] toda parte es el total y viceversa.56 Gustavo Sandoval Garc´ıa. Si bien el autor llama a esto un “Fractal Indoamericano” (Ib´ıd. y en la que la pelea no se cesa hasta que alguien sangre” (Xaver Faust. 1996: 147). que se vuelve emocional y enfatiza esto con el alcohol y la comida en las fiestas: “Donde habr´ a borrachera. Rodrigo Vilanova de Allende reconoce ya la noci´on de autosimilitud y la emergencia de rasgos singulares a cada iteraci´on y escala en relaci´on al generador. por lo tanto. aventura amorosa y ri˜ nas con machete. el autor identifica el concepto de “batida” que es una premisa autosimilar que supone que un desastre (cat´astrofe) lleva a una renovaci´ on. Xaver Faust ve la posibilidad de tratar una idea cultural como un conjunto autosimilar en donde “[. As´ı que tras revisar varios mitos de origen. Xaver Faust describe un principio l´ogico de un conjunto de pueblos ind´ıgenas del norte de los Andes y Centroam´erica que culturalmente componen un sistema con variaciones regionales y personales (Idem. Mc Leod (1998) refiere el trabajo de Spencer Wood (1993 en Mc Leod 1998).:96). Si bien los nombres cambian entre los diferentes grupos de una regi´on. al igual que el agua. ausentes en la horda (Ib´ıd. De manera similar la sociedad requiere de una batida y renovaci´ on. m´as no un fractal en s´ı. Es la sangre. . la fuerza vital y su presencia tanto en las fiestas. En el universo femenino el parto y la menstruaci´on son batidas aunque jer´arquicamente diferentes.:150-151).: 146-149). aunque queda claro que se manejan conceptos de la geometr´ıa fractal. comprender la globalidad a partir de sus localidades. Por su parte. Es decir.” (Xaver Faust. como en la celebraci´on. se trata m´as bien de la aplicaci´on del concepto de autosemejanza a un comportamiento cultural. y. quien Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . la idea se conserva. Una sociedad que sufre de un r´ıgido auto-control cotidiano.

SMM-CIMAT . 1988: 244-245). Retoma as´ı el modelo de bifurcaciones y el fen´omeno adquiere una din´amica iterativa que olvida sus condiciones iniciales al haber devenido en un sistema diferente del “original” (Van der Leeuw. en donde varios especialistas pueden hacerse cargo de los elementos t´ecnicos que escapan a las habilidades tradicionales del arque´ ologo.1998) Desde la d´ecada de los ochentas. aborda el problema de las revoluciones y destaca c´omo tanto en los procesos hist´oricos. sino de ofrecer posibilidades para evitar un abuso de dichas teor´ıas. Estos trabajos representan nuevos alcances desde rutas alternativas8 . Aunque valiosos. que generan movimiento en las formas de organizaci´on. Van der Leeuw menciona cuatro niveles de observaci´ on: a) Procesos a muy largo plazo que generan cambios en la evoluci´ on cultural. (Mc Leod. Por otro lado. En ellos. Herramientas para ver. percibir y sentir fractales En un esfuerzo generoso. Childe. Sandra Olsen (tambi´en citada por Mc Leod) reconoce las trayectorias de atractores extra˜ nos que rigen las migraciones de animales y consecuentemente de los cazadores-recolectores.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 57 plantea el problema de escalas en el an´alisis arqueol´ogico (desde una perspectiva brodeliana) en la expansi´on tecnol´ogica haciendo uso de modelos de percolaci´on fractal. 1988: 248). 8 Tal vez este es el mejor momento para recordar al lector que el uso de estas herramientas y metodolog´ıas se ve favorecido por una aut´entica aproximaci´ on de transdisciplina. Sander Van der Leeuw9 se ha involucrado directamente en las teor´ıas de la complejidad. b) Cambios a mediano plazo. Carlos Reynoso ha expuesto nociones generales de las teor´ıas de la complejidad en auditorios latinoamericanos. estos trabajos todav´ıa no presentan un verdadero uso de geometr´ıa fractal m´as all´a del uso de met´aforas y analog´ıas ligadas al principio de autosimilitud. como de conocimiento. por ejemplo. a colaci´on de un homenaje a G. 9 Investigador de la Universidad de la Sorbona y SFI. c) Cambios a corto plazo como fluctuaciones en las formas de organizaci´on y d) procesos instant´ aneos como toma de decisi´on humana (Van der Leeuw. ha recalcado no s´olo la necesidad de tomar en cuenta la no-linealidad. se presentan estos eventos. Apoy´ andose en la investigaci´ on de Prigogine y la teor´ıa de bifurcaciones.

El software b´asico para comprender e introducirnos a los AC o CA es el Juego de la Vida (Game of Life) que simula una din´amica celular. la modelizaci´on con agentes permite establecer tendencias y corroborar proyecciones a trav´es del uso de muchas variables que interact´ uan entre s´ı sin permanecer constantes. disponibilidad del agua. 1999). el algoritmo gen´etico. Las herramientas conocidas como los Aut´ omatas Celulares (Cellular Automata) son modelos abstractos de un sistema en donde se han definido un conjunto de reglas que lo rigen.58 Gustavo Sandoval Garc´ıa. Rodrigo Vilanova de Allende De esta manera. sino en resolver interrogantes. 11 Para detalles sobre el uso sugerimos consultar la fuente. En caso de que una c´elula dada tenga menos de dos c´elulas vecinas. par´ametros de mortalidad. ´esta morir´a. es tan s´ olo una muestra de las muchas herramientas de las que se puede hacer uso. morir´a. la modelizaci´on fractal. las redes booleanas. atractores de punto. ya que la verdadera utilidad de dichas herramientas radica en tener claro los par´ametros y nociones b´asicas de no-linealidad as´ı como la formulaci´on de problemas. Es una expresi´on recursiva del tipo xt+1 = Kxt (1 − x) (Reynoso y Castro. cosechas. fertilidad. peri´odicos y turbulencias ca´oticas. Esto es. destaca la necesidad de proceder con cierta prudencia. 3) Mientras los aut´omatas celulares y la ecuaci´on log´ıstica complementan de manera excelente una investigaci´ on. tama˜ nos de los espacios. La ecuaci´on log´ıstica aborda comportamientos descritos en aumentos y decrementos. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . algunos con propiedades fractales (Ib´ıd. Si tiene m´as de tres. etc´etera10 . Las reglas son elementales: se presenta una rejilla en donde cada cuadro es ocupado (o no) por una “c´elula viva”. etc´etera. los aut´omatas celulares. busca concordancias en el contexto arqueol´ogico. 2-3). que su principal valor est´a no en generar m´as datos. en el cual. es posible vislumbrar situaciones de equilibrio. teniendo siempre en cuenta la sensibilidad a las condiciones iniciales 10 Este listado. Reynoso expone lo que ´el considera un grupo de herramientas y tecnolog´ıas “auxiliares” en los estudios de la complejidad. A partir de esta ecuaci´on simple y mediante el uso de una hoja de c´alculo. Sin embargo. 2006: 1)11 . A saber: la ecuaci´on log´ıstica. El objetivo consiste en generar mapas de trayectorias tiempo-espacio de las din´amicas celulares (Ib´ıd. El ejemplo cl´asico de este tipo de simulaciones es el desarrollado por el SFI en torno a la cultura Anazasi (Dean et al. a partir de variables nutricionales. dista de ser completo o incluyente. etc´etera.

cont´ andose el n´ umero de celdas que intercepta la estructura a medir. . que consiste en trazar una ret´ıcula dividida en celdas de tama˜ no “s”. resultado de una geometr´ıa c´osmica tomada como referencia para la vida prehisp´anica (Ib´ıd. En esta ocasi´on. . 2001: 4). 572). est´etica y arquitectura mesoamericana es fractal. En cuanto a los cr´aneos equinos. 2002: 4) y se procede a graficar el logaritmo de N (s) y el logaritmo de 1/s esperando una pendiente lineal que una dichos puntos. en 1988 (en Brown.173) concluyendo que el cr´aneo perteneci´o a un hom´ınido infantil13 .g. 2003: 5-7)12 .047 a 1. La D (1. Ellos analizan D en las suturas de un cr´aneo pleistoc´enico del yacimiento Venta Micena con el objeto de identificar la especie en funci´on del patr´on de sutura de cr´ aneos equinos y humanos (Gibert y Palmqvist. M´as tarde.:3). ´estos ofrecieron valores de D muy superiores a los de los hom´ınidos. 1995: 563-564). pero un trabajo representativo de la falta de buenas bases te´oricas y metodol´ogicas es el de Burkle Elizondo (2001) quien presenta como hip´otesis que: “[. El m´etodo para calcular D en este trabajo es similar al de “Conteo de Cajas” (Box Counting). Reynoso. (v. Hasta ahora la muestra de investigaciones parecer´ıa incentiva. las diferencias morfol´ ogicas permiten aceptar el cr´ aneo como de un hom´ınido de entre 5 y 6 a˜ nos (Ib´ıd. 2001). siendo D la pendiente. En base a las definiciones ya presentadas. 2006 a) 13 Si bien los autores reconocen que podr´ıa tratarse de un p´ ongido. el error de suponer que un objeto puede presen12 Sugerimos al lector consulte tanto a Reynoso como a Stuart Kauffman como excelentes textos introductorias a la modelizaci´ on. escultura. siendo N(s) el n´ umero de celdas de tama˜ no (s) que toca la estructura.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 59 de un sistema (Reynoso. ] el arte. se aplic´o la t´ecnica de Conteo de Cajas. Lo anterior. siendo la principal diferencia el software utilizado. SMM-CIMAT . la investigaci´on en torno a D y los fragmentos craneales pretendi´ o elaborar una clasificaci´on taxon´omica basada en rangos de edad. Midiendo fractales: Dimensi´ on fractal Los primeros c´alculos de dimensi´on fractal inmersos en la arqueolog´ıa se deben a Kennedy y Lin.” (Elizondo. El proceso se repite con valores menores (Arques y Gilbert. o que por lo menos tiene dimensi´ on fractal.058) obtenida se contrast´o con muestras de infantes contempor´aneos y pleistoc´enicos (1. pero son Gibert y Palmqvist (1995) quienes llevan a cabo un estudio particularmente interesante sobre este tema.

as´ı como el hecho de que hay un momento en el que se pierde la fractalidad por un pulimento excesivo (Stemp y Stemp. analizan el microdesgaste l´ıtico para calcular dimensiones fractales de las superficies de uso en herramientas de pedernal (Rees et al. 2001: 86 y 2003: 287-291). retoma la idea de que la fragmentaci´ on de las rocas crea una distribuci´on tama˜ no-frecuencia que obedece a la relaci´on N (> r) = 1/rD (Brown. Por su parte. al buscar una “est´etica” lleva a pensar qu´e tan consciente est´a el autor de las implicaciones del concepto de “Mesoam´erica”. Con estos ejemplos quedan claras las evasivas de D para conformarse de manera determinista.g. entonces. Brown (2001. Con esto en mente y bas´andose en los trabajos de Kennedy y Lin (1988.92. Brown asume. Sin embargo. Una de las principales fallas en la obra de este autor se puede notar en la divisi´on de diez grandes grupos arbitrarios (en una l´ogica occidental). como los materiales en los que las herramientas fueron utilizadas. cabezas olmecas y Coatlicue). 2005). lo cual es visible desde el n´ ucleo: Un n´ ucleo sin preparar ofrece un valor de D menor que un n´ ucleo preparado (Brown. 297–301 en Brown.:11). De esta forma. C. 2005: 48). que la dimensi´on fractal de los artefactos aumenta con las etapas finales del trabajo. reconociendo que ya por ser rocas tienen propiedades fractales (Brown. 2005: 47). 1991: 630). T. A pesar de ello. 2005) toma otro camino en sus an´alisis l´ıticos. 1991: 639). para establecer sus mediciones (v. Regresando a investigaciones m´as afortunadas. (Rees et al. Stemp y Stemp intentaron generar una tipolog´ıa fractal de artefactos l´ıticos que no fue exitosa.60 Gustavo Sandoval Garc´ıa. y la define como un marcador fractal “mesoamericano” (Ib´ıd. Por su parte. no se logr´o nada definitivo debido al gran n´ umero de variables involucradas ya que a´ un al pulir con el mismo material (madera) en dos muestras de pedernal se obtuvieron valores de D diferentes. el autor obtiene una D promedio de 1. sin embargo lograron determinar fractalmente si las muestran han sido utilizadas o no. calculando D para cada evento. Rees et al. lo que quiere decir que al fragmentarse una roca habr´a menos fragmentos mayores y muchos fragmentos menores. De igual manera. 2001: Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . El estudio tom´o en consideraci´on diversas variables. estados de reducci´on primarios proporcionan lascas mayores y en menor cantidad. Rodrigo Vilanova de Allende tar D sin ser fractal es dolorosamente obvio. mientras que el trabajo final produce lascas menores y m´as abundantes.

Destaca adem´as que no todas las distribuciones deben comportarse de manera fractal. Al contrastar con el contexto arqueol´ogico. el autor logr´o diferenciar adem´as un contexto primario de uno secundario. 2001: 629). SMM-CIMAT . como de otra (Brown. En este u ´ltimo la distribuci´on no se comporta como D por el reacomodo. 2005: 51). siendo tan u ´til la informaci´on proveniente de una.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 61 624 y Brown.

sugieren una trayectoria alternativa a la aplicaci´on eficaz de estas herramientas. la informaci´on simplemente no fluye (Ib´ıd. un modelo fractal (Ib´ıd. En 1997. El resultado es una red fractal de flujo de informaci´on que cubre la regi´on (Rodr´ıguez et al. 249). la percolaci´on. As´ı. Los investigadores utilizan un modelo de sistemas de intercambio de informaci´on por percolaci´on. nos result´ o imposible conseguir dicha referencia. haciendo evidente una vez m´as la importancia. el cual genera sistemas auto-organizados. los trabajos de Zubrow y King y Aallan abordan de manera exitosa nociones inherentes a los fractales. Sin enfocarse en la geometr´ıa fractal. no de emplear la t´ecnica en un af´an de aplicarla en todo. King y Aallan (1997) parten de la consideraci´on del medio ambiente como un proceso fractal en donde el cambio ocurre de manera constante y en todas las escalas. y se apoya en un fen´omeno previamente reconocido como poseedor de caracter´ısticas fractales. esto es. Rodrigo Vilanova de Allende Mapas fractales e historias no lineales Cabe decir que D no es la u ´nica manera de aproximarse a los fractales en arqueolog´ıa. 231. el modelo simula la expansi´on del virus desde Europa a trav´es de las rutas de comercio. La investigaci´on de Rodr´ıguez et al (1995) gira en torno a la trayectoria de domesticaci´on agr´ıcola a lo largo del Mediterr´aneo Occidental. Trabajos como los de Rodr´ıguez et al. y en caso de no existir dicha conexi´on.: 15). Ezra Zubrow publica su trabajo “Clusters of Death” y si bien no maneja de manera expl´ıcita los fractales. etc´etera. su trabajo de simulaci´ on aborda el problema de la expansi´on de la viruela en las poblaciones nativas americanas al momento de la colonizaci´on del continente. la informaci´on s´olo puede fluir por caminos abiertos en nodos adyacentes. 1985. El autor describe la infecci´on como un fen´omeno de expansi´on ca´otica que posteriormente se manifiesta a trav´es de un patr´on ordenado de expansi´on de dicha infecci´on llevado a nivel continental14 . En la misma publicaci´on. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Sin embargo. El autor concluye que el fen´omeno se comportaba como un modelo de percolaci´on.62 Gustavo Sandoval Garc´ıa.. Zubrow. esto es. siendo funciones fractales la respuesta y la capacidad de supervivencia de las especies de un ecosistema determinado. 14 Cabe mencionarse que el autor ha trabajado previamente el tema en American Archaeology. King. producto de la constante iteraci´on a peque˜ na escala. En esencia. 1995: 13).

Pumain hab´ıa elaborado un acercamiento al an´alisis urbano dentro de las ideas de complejidad. 1997: 98). sino tambi´en en su vida como sistema autoorganizado por las relaciones jer´arquicas a diferentes escalas y por un principio operativo que resulta de la competencia entre ciudades (Ib´ıd.. SMM-CIMAT . Siguiendo esta l´ınea. C´ecile Tannier y Denise Pumain (2005 y Pumain. los primeros esfuerzos en aplicaci´ on de fractales y urbanismo son presentados por Batty y Longley en “Fractal Cities”. Una de las observaciones iniciales que hizo sobre un sistema de ciudades.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 63 sino de manejar e interpretar de manera apropiada los datos que involucra la utilizaci´on de dichas herramientas. 102-112). es la existencia de una persistencia espacial y jer´arquica en su configuraci´on. y a pesar de los aumentos poblacionales. en un an´ alisis de D como indicador del cambio de las metr´ opolis del planeta. a´ un a nivel micro. Previamente. del n´ umero y del tama˜ no de las mismas (Pumain. 15 Si bien. 1997) han desarrollado una metodolog´ıa de an´alisis fractal aplicable a cualquier distribuci´on urbana15 . queda claro que no s´olo en la expresi´on espacial existe autosemejanza en un sistema urbano. Por su parte.

Del mismo modo. La relaci´on estatus / tama˜ no es una observaci´ on m´as emp´ırica que expresa una relaci´on entre el tama˜ no del asentamiento. representados bajo un esquema de jerarqu´ıa escalar (Pumain y Tannier. visible en la repetici´on del mismo principio de distribuci´on y en los elementos a m´ ultiples escalas. La hip´otesis referente a las relaciones intrasitiales describe a los edificios como un patr´on agrupado producto de un patr´on previo que se itera en s´ı mismo (nested clusters of clusters).64 Gustavo Sandoval Garc´ıa.). que resultar´ıan igualmente valiosas. tanto a nivel comunal (intra-sitio). 2000: 7). al basarse en una serie de reflexiones previas. Obviamente en cada nivel autosemejante habr´a menos sitios de estatus mayor. las relaciones autosimilares trazan el comportamiento regional en funci´on de distribuciones tama˜ no/ frecuencia y tama˜ no / estatus de los asentamientos (Ib´ıd. En sus primeras aproximaciones los arque´ologos localizaron puntos geogr´aficos mediante la utilizaci´on de la tecnolog´ıa GPS en Yucat´ an. si no se hubiese calculado D. en sitios del Cl´asico Terminal. As´ı. 2005: 5). 2005: 61). y el estatus del mismo (Brown et al. Pumain y Tannier mostraron la utilidad de D. Posteriormente se desarroll´o una hip´otesis para explicar por qu´e el patr´on de asentamiento maya exhibe una relaci´on fractal. Pumain y Tannier trabajaron espec´ıficamente sobre la l´ınea de geometr´ıa fractal. M´as que mostrar la aplicabilidad a un caso espec´ıfico. Brown de las m´as apasionantes. 2003: 1619). aunque ´estos ser´an los de mayor tama˜ no. el an´alisis regional se basa en la jerarqu´ıa originada de la relaci´on estatus / tama˜ no como una ley de potencia (power law) as´ı como de la relaci´on tama˜ no / frecuencia que presenta una relaci´on fractal y una D. Describieron al sistema urbano con el atributo de autosemejanza. Con una organizaci´on espacial autosimilar. A cada sitio se le asign´o un valor jer´arquico de 1 a 4 (siendo 1 para los sitios de mayor tama˜ no y 4 para los de menor tama˜ no) (Brown y Witshey. Rodrigo Vilanova de Allende Para 2005. perceptible gracias a D y a la autosemejanza estad´ıstica (Brown y Witschey. siendo las propuestas de C. como a nivel regional. Autosemejanza Maya Otro de los usos m´as interesantes para las geometr´ıas fractales es el patr´on de asentamiento. existen principios de linaje visibles en todo el sistema social. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

51) como expresi´on de variaciones locales y regionales del generador (Ib´ıd. 2003: 1625). Un trabajo que ha llegado a resultados semejantes mediante otra v´ıa metodol´ogica. se efectu´o un Conteo por Cajas sobre la distribuci´on geogr´afica de los puntos. Este hallazgo se podr´ıa comparar con la din´amica semi-estable definida por L´opez Aguilar y Bali (1995) o con la idea maya seg´ un Duverger (2000). Kohler. donde los niveles est´an organizados de manera piramidal. La autosemejanza en los grupos de asentamientos est´a directamente vinculada al hecho de que ´estos describen un sistema social donde la familia y la unidad habitacional son una r´eplica del linaje y ´este a su vez del clan. El autor justifica las variaciones obtenidas en D (de 1. en este caso D = 1.: 1627-1628). Sobre el mismo problema de comprensi´on de la organizaci´on y trayectoria maya. 2003: 16281629) llevaron a cabo modelizaciones de la auto-organizaci´on y guerra maya cuyo resultado fue un sistema meta-estable con D = 1. haci´endose visible la misma relaci´on en la administraci´on del poder.27 − 1. propone un modelo pol´ıtico maya como estado gal´actico. 2000) destaca la propuesta de Mark Lehner sobre el Antiguo Egipto como un Sistema Adaptativo Complejo SMM-CIMAT . Una conclusi´on es que la sociedad maya goz´o de una autoorganizaci´on.23 hasta 1. el patr´on de asentamiento fractal (contrastado con conteo de cajas) es consecuencia de una organizaci´on fractal y de un gobierno jer´arquico que obedece a una ley de potencia (Ib´ıd. Joyce Marcus (1993:184) tambi´en ha reconocido a la guerra como un factor que genera ciclos din´amicos de integraci´ on y fragmentaci´ on donde los estados regionales se colapsan en entidades m´as peque˜ nas y viceversa.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 65 Para complementar este an´alisis. quien sin estar comprometido con la hip´otesis fractal.. 1998: 30) La Casa Del Fara´ on Dentro del compilado del SFI (Gumerman. (Prem. resta determinar los rangos de variabilidad aceptables en D.54. Roberts y Turcotte (1998 en Brown. Dicho modelo consiste en una met´afora de organizaci´on social y espacial donde la misma idea organizacional permanece a diferentes escalas (s´olo que los grados de poder pol´ıtico disminuyen del centro hacia la periferia). 1627).: 1622). Por su parte.51 (Brown y Witschey. ha sido el de Arthur Demarest (1992). como es la capacidad de cambio espont´ aneo en un sistema tras una perturbaci´on constante (Ib´ıd. As´ı.

las din´amicas y el patr´on egipcio se originaron a partir de las interacciones de agentes locales y Lehner supone que es a partir de ´estas que se construye la Gran Casa Fara´ onica (Great House) descartando tambi´en la idea mon´arquica sobre el fara´on. El control del sistema tiende a ser disperso y descentralizado y el comportamiento coherente surgir´ a de la competencia y cooperaci´ on entre agentes. En contraste con la visi´on fara´onica absolutista que supon´ıa un expansionismo a capricho del emperador. las cuales. el autor visualiz´o la autosemejanza en la estructura vertical. ya que el t´ermino es s´olo una traducci´on del 16 Enti´endase un SAC como un sistema complejo (previamente descrito) mientras que por adaptativo refiere la capacidad de cambio a trav´es de la experiencia. Lehner revisa a detalle las variables del sistema egipcio para presentar sus analog´ıas. conservan la idea general. Las vincula principalmente a una imagen fractal arquitect´onica.66 Gustavo Sandoval Garc´ıa. M. As´ı. Retomando al SAC. en la que describe varios fen´omenos autosimilares tanto en espacio como en tiempo que nos aproximan un poco a la idea de Bak (1996). al colapsarse. Observa tambi´en la construcci´on/desarrollo de la organizaci´on al interior de la misma (o PHM: Patrimonial House Model 17 ) definida por parentesco y por la relaci´on amo-esclavo como los generadores de trabajo a cualquier escala espacio-socio-temporal. (traducci´ on nuestra) Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . a la autosemejanza del conjunto social y a ciclos de fragmentaci´on y conglomeraci´on altamente sensibles a las condiciones iniciales de la unidad dom´estica (household). (En: Complexity: The Emerging Science at the Edge of Order and Chaos. Continuando. se presenta el patr´on de la casa/unidad dom´estica como idea central y principio generador de la relaci´on (“patr´on”) fractal. Holland y Murray Gell-Mann. quienes definen una SAC como un conjunto de agentes en reacci´ on constante a lo que lo otros agentes hacen. con lo que se gener´o una estructura auto-contenida (Ib´ıd. El primer momento para el desarrollo de esta hip´otesis se dio en una revisi´on del modelo segmentario de unidades sist´emicas.: 279-280). pero con una disminuci´ on jer´arquica) aunada a un proceso de autosimilitud al interior. El termino se origino en el SFI por John H. De esta manera. el principio organizacional de la casa egipcia funcion´o como agente autosemejante que configur´o el Estado egipcio a partir de la expansi´on (amplificada territorialmente. 2000: 277-278). 17 Modelo de Casa Patrimonial. inferible en la disposici´on de tumbas: organizadas a partir de una gran tumba (tanto de tama˜ no como jerarqu´ıa) y alrededor de ella las de menor tama˜ no y estatus (Lehner. Rodrigo Vilanova de Allende (SAC o CAS en ingl´es)16 .1992). Mitchell Waldrop.

las casas mayores eran rodeadas por casas menores (Ib´ıd. Espacialmente hasta ahora es visible un esquema autosimilar donde no hay diferencia entre lo urbano y lo rural. Iteraci´ on final De esta manera.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 67 egipcio que se˜ nala esa Gran Casa (Ib´ıd. Un comportamiento semejante ocurrir´ıa en la ausencia de un sucesor fara´onico donde el modelo de parentesco tiene que buscar un reacomodo. como el unificador de la casa del Bajo y el Alto Egipto. Tambi´en lo son las herramientas disponibles para hacer SMM-CIMAT . el siguiente nivel autosemejante es la aldea (village) en donde la esencia organizacional radica en fragmentar terrenos cultivables (iltizams) (Ib´ıd. donde la ciudad central se constru´ıa alrededor de la residencia “oficial” y cada suburbio segu´ıa el modelo de dicha casa.: 280). potencialmente a trav´es de guerras norte–sur y del reajuste jer´arquico (Ib´ıd. a partir del agente b´asico (unidad dom´estica).: 301-303). divisiones territoriales seg´ un la longitud del Nilo. Entonces.: 337-338). pues todo nivel es una iteraci´on del mismo principio. Tampoco existe la necesidad de visualizar una sociedad bimodal (´elite y pueblo) sino que se percibe la autosemejanza a cualquier escala de observaci´ on (Ib´ıd.: 286-287).: 307-318). el pueblo (town) contin´ ua con el patr´on autosemejante. Ampliando la escala. Igualmente. En esencia. Sus aplicaciones son cada vez m´as amplias. idea isom´orfica en cada nivel jer´arquico (Ib´ıd.: 281). El nivel organizativo siguiente son los nomes. con espacio religioso. en donde un pueblo principal servia como capital. Lehner nos da la idea global de un sistema autosimilar entre la unidad dom´estica y el sistema egipcio como una gran unidad dom´estica (La Gran Casa) (Lehner. granero y talleres en los flancos. Finalmente se tiene la fragmentaci´on generadora del sistema egipcio que lo divid´ıa en dos (el Valle del Nilo y el Delta) de modo que el fara´on funcionaba tambi´en como una representaci´on doble (Set y Horus). 2000: 338). queda clara la valiosa aportaci´on que la geometr´ıa fractal ha tenido en la ciencia occidental desde hace m´as de 25 a˜ nos.

la geometr´ıa fractal es una realidad en la antropolog´ıa mundial. Barnsley. Academia Press. 1-2. ya que obtener D y modelizar sin un objetivo es una p´erdida de tiempo. las cuales han ido creando un nicho en las disciplinas antropol´ogicas conservadoras. Joseph. Nuevamente queda en evidencia la necesidad imperante de una revisi´on cr´ıtica al pensamiento occidental. McGlade & Van der Leeuw (eds.Fractals Everywhere. 2002.68 Gustavo Sandoval Garc´ıa. London. 45-53. 1988. Bibliograf´ıa Allen. Michael. Joseph & Gibert.). Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . No. Meter. process and structured transformation in archaeology. pp. y la necesidad de presentar alternativas al determinismo positivista es claramente un compromiso ´etico y social para el antrop´ ologo actual. Finalmente. Journal of Human Evolution. Academic Press. Adem´as. Las revoluciones cient´ıficas no son modas pasajeras. M. con oportunidad de desarrollar una verdadera transdisciplina. ´ıntimamente relacionada con las teor´ıas de la complejidad. Esta disciplina ofrece en M´exico y Am´erica un gran espectro de posibilidades te´oricas y t´ecnicas. EUA.“Models of Creativity: toward a new science of history”. “Fractal Analysis and its Applications in Human Paleontology”. 17. Arques. La geometr´ıa fractal se presenta. Routledge. din´amica y compleja. en particular los programas para calcular (D)18 . M. como un generador en el que es preciso involucrarse para devenir en una antropolog´ıa cr´ıtica. 1997. Vol. no s´olo por hacer uso de estas herramientas autom´aticamente se habr´a trascendido el pensamiento lineal. La geometr´ıa fractal ya ha superado (con creces) la etapa de “t´ecnica experimental” siendo v´alido el considerarla como parte integral de la formaci´on de los arque´ologos y antrop´ologos. entonces. Time. pp. Es preciso expresar una advertencia para evitar caer en mediciones sin sentido. Rodrigo Vilanova de Allende uso de ella. 18 Reynoso (2003 y 2006) recomienda el uso de por lo menos dos programas generadores de D en tanto que el investigador se familiariza con los diferentes valores de D que distintos programas (merced a la metodolog´ıa que utilizan) generan. en tanto que la informaci´on obtenida no ser´a de utilidad o caer´a en la redundancia. 39-56.

& Longley. 179-206. P. 2003. M. Gedisa. . T. C. Gumerman. 2005.“Understanding Anasazi Culture Change Through Agent-Based Modeling”. 1994. T & Liebovitch. SMM-CIMAT . G. Hungary.. Epstein. Springer. Dean. A. Miles T. Parker.Espejo y Reflejo: del caos al orden. How Nature Works: The Science of Self-Organized Criticality. Journal of Archaeological Method and Theory.cheswick. Journal of Archaeological Science. Academic Press. New York.smv. No. No. P. Jeffrey S. Christian. Mesoam´erica. Larry S. International Symetry Foundation. Swedlund.T. T. R. Budapest. 1992. pp 619–631pp.“Ideology in ancient maya cultural evolution. Duverger.. 1-2. 2001. 30. New York. & Peat. T. Vol 28. 201-214. No. “The fractal Geometry of ancient maya settlement”. “Building a GIS System of Ancient Lowland Maya Settlement”. 37-78. 1999. Walter. Walter R. George J. No. CONACULTA. J. Arthur. G. Barcelona. T.com.“The Broken Past: Fractals in Archaeology”. Ponencia presentada en 65th Annual Meeting of the Society for American Archaeology. arte y antropolog´ıa.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 69 Bak. Vol. Joshua M. Vol. the dynamics of galactic polities”. Academic Press. Bill Cheswick homepage.“Fractal Geometry in Mesoamerica”. F. SAR Press. T. 1996. Brown.. Symetry in Ethnomathematics. Batty. & Witschey. pp. Burch y Cheswick. Witschey.doc Brown. 6. 2001.A. Kohler.. 135-158.“The fractal dimensions of lithic reduction” . Ideology and precolumbian civilization. Demarest. pp. (eds. Brown. Symetry Culture and Sicence.J. 1999.. SFI Studies in the Sciences of Complexity. 1619-1632.) Dynamics of Human and Primate Societies: Agent-Based Modeling of Social and Spatial Processes.. en: http://mayagis. Axtell.12. Elizondo Gerardo. Santa Fe. M´exico. C.. SpringerVerlag. London. pp. Oxford University Press. (eds... Briggs. R. Vol. Journal of Archaeological Science. Robert. US. C. 12. & Conrad. 1996. Academic Press. 2000. Alan C. en: www. Pennsylvania. Burkle.). & Gumerman.T. Demarest. Walter. 12. & Mc Carrol.Fractal Cities: A Geometry of Form and Function. Steven.org/Paper6.1.. 2000. pp. Philadelphia. Brown. & Witschey. pp. C.

S. James & Van Der Leeuw. 3.). 2000. 1997. “Fractal Enviromental changes and the evolution of culture”. Agent-Based Modeling of Social and Spatial Processes. Lesley & Levick.com/india/glossary1. G¨ odel. pp. 4. R. Oxford Univesity Press. Journal of Human Evolution. K. SFI Studies in the Science of Complexity. “Fractal House of Pharaoh: Ancient Egypt as a Complex Adaptive System. 1998. & Palmqvist. Kennedy. 28. G. Barcelona.html#fractal Hofstader. El otro lado del espejo”. Bach. African Fractals: Modern Computing and Indigenous Design. Geoffrey & Aallan. Douglas. (eds. Agent-Based Modeling of Social and Spatial Processes.. G. 5.).. Complexity Thinking: A Catalyst for Creativity. 254-268. “A fractal technique for the classification of projectile point shapes”. “Mesoam´erica. 297–301. 2001. Ludus Vitalis. Los Ritmos de cambio en Teotihuac´ an: reflexiones y discusiones de su cronolog´ıa. London. Alfonso. Vol. T. Metatemas 14. SFI Studies in the Science of Complexity. T. & Lin.). 1988 pp. Nueva York. L´opez Aguilar. pp. Geoarchaeology.70 Gustavo Sandoval Garc´ıa. Guillermo. 2002. Oxford Univesity Press. Dynamics in Human and Primate Societies. pp. David. 2002. M´exico.). (eds. P. (eds. Glosary of Indian Art. Gibert. McGlade & Van der Leeuw. Rodrigo Vilanova de Allende Eglash. 561-575.new approaches to long-term change”. R. Mark.“Fractal analysis of Orce skull sutures”. Nueva York. & Cabrera. 59-69. Rutgers University Press. No. a Trial Formulation”. & Gumerman. J. (eds. “Cronolog´ıa y tiempos teotihuacanos. process and structured transformation in archaeology. King. 1995.. New Brunswick. 1999. McGlade. Kohler. “Fractal Geometry. NJ. 1995. Dynamics in Human and Primate Societies. Tusquets. INAH. McGlade & Van Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Kuhn. Un eterno y gr´ acil bucle... Vol. No. Organisational Management and Creative Change”. Lindh. 2000. UWS. W. 275-353. Escher. Gunther. Michael D.. pp. Fernando & Bali. en: http://www. 205214. Time.art-and-archaeology. R. pp. “Introduction: Archaeology and non-linear dynamics. Routledge. p 83-101. Academic Press. Kohler. Fernando & Rodr´ıguez Torres. Sander E. Brambila. & Gumerman. L´opez Aguilar. Lehner. Una visi´on desde la teor´ıa de la complejidad”.

280.cybergeo. CONACULTA . Benoit. La geometr´ıa fractal de la naturaleza.Grace R. 1996. Gedisa. Trejo. pp. Pumain. no publicado. Benoit.square-sun.G.presse. G. Mac Leod. Routledge.net/arch/index.D. Vol. 11-184. D. 2002. Marcus. process and structured transformation in archaeology. Dumbarton Oaks Research Library and Collection. 1999. M´exico. azar y dimensi´ on. pp. & Henderson.) Time. London. 2005 en: http://www. Tusquets. DC. Denise &Tannier. Dense. McGlade & Van der Leeuw (eds. “Fractals in urban geography: a theoretical outline and emprirical example”. Mandelbrot.INAH. J Hans. Gedisa. 1990. Tusquets. Joyce. C´ecile. process and structured transformation in archaeology. Sandra. Primer Seminario de la Mesa Redonda de Palenque. Morin. London. Raymundo. (eds. Prem. J. Antropolog´ıa y Complejidad. 1998 En: http://www.fr/ Rees. pp. Olsen. “City. Iredale Joe. Wilkinson. Washington. 1997.. Time. Edgar. 1987. 1-32. Introducci´ on al pensamiento complejo. Sabloff. Barcelona. “Ancient Maya Political Organization”.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 71 der Leeuw (eds. & Orton. Scientific American.77-104. Pumain. P´erez Taylor Rafael (ed.htm#contents Mandelbrot. Barcelona.size dynamics in urban systems”.. “Modelos de entidades pol´ıticas mayas” . 1998.). Benoit. Barcelona. New York. The complexities of reconstructing paleolithic hunting and foraging strategies. Chaos theory as applied to social change or Chaos theory end the ebb and flow of cultural change. 2. “Complejidad: bosquejos para una antropolog´ıa de la inestabilidad”. . Mier. 1997. No 307. pp. No. 1997. 3-34. pp. Los Objetos Fractales: forma. Barcelona.). 97-117. “An Investigation of the Fractal SMM-CIMAT . J. Silvia (ed. “A multifractal walk down Wall Street”. Lowland Maya Civilization in the Eighth century A.Routledge. Cybergeo: Revue europ´eenne de g´eographie. R.).). Mandelbrot. 1993.

Estabilidad estructural y morfog´enesis: Ensayo de una teor´ıa general de modelos. pp. D. Carlos. pp. Madrid. 13 . Stemp. Journal of Archaeological Science. En: http://www. Carlos. Editorial SB.24. Journal of Archaeological Science. 2006a. 2006 En: http://www. 1991. Carlos. vol 43. Thom. Academic Press. 1998. “Fractales para la arqueolog´ıa: un nuevo lenguaje” . Cultural complexity.. “Trajectory Discontinuity and Morphogenesis: The Implications of Catastrophe Theory for Archaeology”.com. 1. pp. James W. 351–357. Vol.72 Gustavo Sandoval Garc´ıa. Nashville. & Stemp. Carlos & Castro. Conferencia presentada en 26th Annual Chacmool Conference.ar/ Reynoso. No.anthropokaos. 2003.anthropokaos.com. 2001. American Antiquity. 28. 6. Michael. Carmelo & Vel´ asquez Cano. Buenos Aires. 4. Academic Press. Vol. Dami´an. Vol. Spencer-Wood.ar/ Roberts. Complejidad y Caos: Una exploraci´ on Antropol´ ogica. Stemp. SAA Press. Renfrew. Rodrigo Vilanova de Allende Properties of Flint Microwear Images”. Espa˜ na. & Turcotte. S. “Fractality and self-organized criticality of wars”. Alonso Jim´enez. 203-222.anthropokaos.com. Michael. Colin. 52. Barcelona. pp. 1987 [1975].. 1995. 2. & Stemp. 81-88. Ren´e. Problems and perspectives. 287-296. The impact of chaos and complexity theories in spatial an´ alisis. James W. Gedisa. Fractals Vol. non-linear systems theory and multi scalar analysis. ´ Rodr´ıguez Alcalde. 2003. Journal of Archaelogical Science. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Reynoso. Juli´an. No.ar/ Reynoso. Vol. No. Reynoso. L. C. D. Nuevos Paradigmas de modelizaci´ on en antropolog´ıa. Chaos and Complexity tools for Archaeology: State of Art and Perspectivas. 629-640. 30. Trabajos de Prehistoria . “Documenting Stages of Polish Development on Experimental Stone Tools: Surface Characterization by Fractal Geometry Using UBM Laser Profilometry”. “UBM Laser Profilometry and Lithic UseWear Analysis: A Variable Length Scale Investigation of Surface Topography”. Angel. 1993. 2006 En http://www. 1978. Academic Press. 18. pp.

No.1.findarticles. M´exico. Complexity: The Emerging Science at the Edge of Order and Chaos.edu/˜erica/papers/sander V. No. Time. 1988. Coloquio V. Siglo XXI.1. Xaver Faust. Rauff.pp. Thule Revista italiana di Studi americanistic. cultural behavior. M´exico. Touchstone. Wallerstein. Ezra. Abrir las ciencias sociales. process and structured transformation in archaeology. I. (ed. Sander. Gordon Childe. pockets of survival: dinamic modelling and GIS”. Sander. “Fractals.). Manzanilla. IIA-UNAM.131-154. Centro Studi Americanistici “Circulo Amerindiano”. Routledge.(cord. IHDP Update 2/01. NY. 1992. London. SMM-CIMAT . Van der Leeuw. pp. 1997. 1999 en: http://www.santafe. pp. Vulnerability and the integrated study of socio-natural phenomena.com/p/articles/mi qa3742/is 199911/ai n8856345 Waldrop. and prehistory”. L.216-253. 5. 1996. Vol.“Clusters of death.Perspectivas en el Uso de Herramientas Fractales en Arqueolog´ıa 73 Van der Leeuw. Modern Computing and Indigenous Design. Mitchell. American Archeology.). 235-264. 1985. “Un pr´estamo de la geometr´ıa fractal para la descripci´on de culturas emparentadas: lo que hace las culturas amerindias similares entre ellas”. Zubrow. “Las revoluciones revisadas nuevamente”. Franz. Zubrow.1996. McGlade & Van der Leeuw (eds. Ezra.). pp. April 2001:6-7 En: http://www. M. James. 63–77.

74 Gustavo Sandoval Garc´ıa. Rodrigo Vilanova de Allende Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia Comisi´ on Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Ind´ıgenas 75 . “el origen de las clases sociales”. 1 2 Posgrado en Arqueolog´ıa. ignoto. s´olo se interrogaron sobre las causas que pudieron haber existido para la emergencia de las civilizaciones o para su colapso. hab´ıa desaparecido. la existencia de su opuesto. Una trayectoria espec´ıfica se construy´o y desarroll´o desde las investigaciones arqueol´ogicas de esa ´epoca que. neoevolucionistas o hist´orico-culturales. Diversas ruinas de antiguas ciudades y templos emergieron de las selvas del sur. se pens´o en un proceso civilizador y. Algo antiguo. “el abandono de Teotihuac´ an” o el colapso de las civilizaciones (L´ opez Aguilar 2006). Guillermo Bali2 En el siglo XIX. se introyect´o como una verdad indiscutible y las diferentes escuelas de pensamiento. ya fueran marxistas. que asum´ıa a los aztecas y a los toltecas como los u ´nicos habitantes ancestrales del territorio. Estos descubrimientos. con ello. Con la nueva terminolog´ıa evolucionista. “la revoluci´ on urbana” o bien para “la ca´ıda del cl´asico maya”. hab´ıa emergido. Se buscaron explicaciones y enunciados tipo ley para el “origen de la agricultura”. lejos de modificarse. por razones misteriosas. Un pueblo hab´ıa construido grandes edificios y.C´ alculo del Estad´ıstico de Correlaci´ on entre Epocas a trav´ es de Respuestas M´ ultiples y su Representaci´ on Fractal para el Espacio de Trayectorias Mesoamericano Fernando L´ opez Aguilar1 . “el origen del estado”. la “revoluci´ on neol´ıtica”. la barbarie predecesora del apogeo (L´opez Aguilar 2001) y el colapso como consecuencia de factores que no se pod´ıan entender ni resolver en ese momento. los investigadores de las antig¨ uedades mexicanas se percataron de un hecho inquietante. 227) y continuaron con los realizados por los distintos viajeros como Stephen y Catherwood (1844) y el mismo Charnay (1857). fracturaron la preconcepci´on que ten´ıan los habitantes de la Nueva Espa˜ na y M´exico. que comenzaron con los vestigios de Palenque en 1784 (Blom.

76 Fernando L´opez Aguilar. se transformaba en un paisaje pleno de crestas y valles. por lo tanto. no puede extrapolarse a las tierras bajas en su conjunto” (Marcus 310). r´eplica de la trayectoria mesoamericana. en un mismo Estado. las comunidades individuales surgieron y se colapsaron en ´epocas diferentes. hasta la idea simplificadora de la existencia de un s´olo auge. Joyce Marcus ha propuesto desde sus investigaciones sobre la arqueolog´ıa y la epigraf´ıa maya que hab´ıa un equ´ıvoco en la concepci´on de la historia y que hab´ıa evidencias de que los surgimientos y los colapsos eran procesos recurrentes en lugar de fen´omenos u ´nicos: “Los principales estados mayas surgieron y se colapsaron en ´epocas diferentes. Esta mirada al pasado se desarroll´o y consolid´o en m´as de cien a˜ nos de pr´actica cient´ıfica. que los mayas fueran un grupo unificado. La curva en forma de campana. un s´olo apogeo y un s´olo colapso. Trayectoria Mesoamericana por periodos. Guillermo Bali TRAYECTORIA DE MESOAMÉRICA 1800 ane 1000 Preclásico Inferior Preclásico Medio Barbarie 300 300 dne 600 Preclásico SuperiorProtoclásico Clásico Epiclásico Origen del Estado Civilización 900 Postclásico Colapso Figura 1. que hab´ıa acompa˜ nado a las visiones can´onicas de la arqueolog´ıa maya. e incluso. pero s´olo hasta fechas recientes. que los teotihuacanos fueran un sistema uniforme y mon´otono en el que cada asentamiento s´olo hac´ıa eco a las din´amicas de la gran ciudad. se han construido visiones alternativas a esta concepci´on lineal y mon´otona de la historia prehisp´anica que critican ideas que hoy se perciben como insostenibles: la existencia de el estado maya del cl´asico. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . La trayectoria espec´ıfica de cada ciudad es distinta y.

todas enmarcadas dentro de un sistema global. monop´olicas o polic´entricas. 311) Unos a˜ nos antes del trabajo de Joyce Marcus (1995). con tendencias al monopolio del poder. que recorre estructuras de complejidad distintas. Figura 2. fundamentadas en una unidad b´asica de generaci´on. hab´ıamos propuesto que Mesoam´erica deber´ıa considerarse como un espacio discontinuo y singular con tres trayectorias entrelazadas en el espacio y en el tiempo: una estable. en un patr´on que se repite en distintos niveles a lo largo del tiempo en que existi´o el espacio mesoamericano. El alt´epetl (pl. Trayectoria de los estados mayas. y empleamos tres variables que pueden ser constatadas en SMM-CIMAT . Las diferentes formas de expresar la estabilidad dentro del sistema. centralizadas o fragmentadas. lo que dio lugar a organizaciones de distinto nivel de jerarquizaci´on.. tomamos como elementos para la parametrizaci´on de las tendencias al monopolio del poder y a la jerarquizaci´on. hacen ver el problema del colapso como un fen´omeno no determinista y no lineal. 88-90).77 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas . tuvo como propiedades el ser una estructura jer´arquica centralizada.. el alt´epetl (L´opez Aguilar y Bali. Para esta primera aproximaci´ on a la configuraci´on de Mesoam´erica. otra semiestable y una m´as inestable. (Tomado de Marcus. altepeme).

tiene un valor de 6. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . que dar´ıa cuenta de los peque˜ nos colapsos narrados por las fuentes etnohist´oricas entre el desarrollo de los sistemas Toteca y el surgimiento del sistema Azteca. el desarrollo del sistema teotihuacano. distinguiendo dos momentos adicionales: la ´epoca 3a.66666667 5 5. Alt´epetl Cuicuilco Epicl´asico Tula Aztecas Teotihuac´an Vertical 1 2 3 4 5 6 Extensi´ on 1 2 3 4 6 5 Intensidad 1 1 2 3 4 5 Valor 1 1. Nuevamente. El desarrollo en extensi´on toma en cuenta el territorio controlado por el sistema. el 1 corresponde a la unidad generadora y la ciudad m´as grande conocida en Mesoam´erica es Teotihuac´ an. mientras que el nivel m´as alto reconocido. Guillermo Bali la documentaci´on arqueol´ogica: la verticalidad (V). Con ello. Teotihuac´ an. El desarrollo vertical considera los niveles jer´arquicos de los altepeme. fue posible trazar la siguiente gr´afica cuyo escalamiento permiti´o la generaci´on de las otras dos trayectorias. Nuevamente. con 22 kil´ometros cuadrados. el surgimiento de Tula. con un valor de 5. hasta el Soconusco. la del sur y la del norte (L´opez Aguilar 2004). como unidad generadora. la intensidad estar´a representada por la extensi´on territorial de la capital del sistema. quien divide la cronolog´ıa en cinco ´epocas que discurren entre el a˜ no 1200 ane hasta el 1500 dne.33333333 Tabla 1. su colapso en el llamado Epicl´asico. se tom´o como base la periodificaci´on desarrollada por Duverger (2000).78 Fernando L´opez Aguilar. en esta primera aproximaci´ on. y el desarrollo del sistema Azteca. la extensi´on (E) y la intensidad (I). Con ello. tiene en ese sentido un valor de 1. es decir. cu´antos niveles inferiores incluye. la unidad m´ınima es 1 para el alt´epetl y el m´as alto corresponde al llamado Imperio Mexica. que se corresponder´ıa con el llamado Epicl´ asico y la ´epoca 4a. El alt´epetl. con un nivel de 6. Finalmente.66666667 3. desde la frontera septentrional de Mesoam´erica. Par´ametros mesoamericanos Para la l´ınea del tiempo. El valor promedio de estos par´ametros se encuentra en la u ´ltima columna de la tabla. en t´erminos de unidades equivalentes subordinadas. su colapso. que control´ o pr´acticamente.66666667 2. es factible elaborar los valores para los principales momentos de la trayectoria del Centro. desde antes del sistema Cuicuilco.

.66666667 5.22333333 Tabla 2.67 4. para la trayectoria norte.33 2.67 3.67 5. Trayectorias del centro de Mesoam´erica EPOCA 0 1 2 3 3a 4 4ª Vertical 1 1 3 3 3 3 2 5 1 Extensión 1 1 4 3 3 4 2 1 Intensidad 1 1 3 2 2 3 1 1 NORTE 1 1 3.67 5.66666667 3.67 2.33 1.67 3.66666667 4.22333333 4.67 2.67 3.44333333 2.33333333 2.. Par´ametros de las trayectorias mesoamericanas Para la trayectoria sur.66666667 3.33 2.22666667 2.66666667 2.33333333 Vertical 1 1 2 6 3 4 3 5 Extensión 1 1 2 5 3 4 3 6 Intensidad 1 1 1 5 2 3 2 5 CENTRO 1 1 1.67 3.34 Sur 1 4 1. para la 4 Chich´en Itz´a y para la 4a llamada Liga de Mazap´an.66666667 1 Vertical 1 4 2 5 3 4 3 3 Extensión 1 5 2 5 3 3 3 4 Intensidad 1 3 1 4 2 3 2 3 SUR 1 4 1.33 Norte 1 1 3.66666667 2.67 1 MESOAMERICA 1 2 2.66666667 3.33333333 Centro 1 1 1.67 3.66666667 5. en la ´epoca 2 se tom´o en consideraci´on la posible expansi´on de Chup´ıcuaro y para la SMM-CIMAT .33666667 3.66666667 2.66666667 3.33333333 1. se tom´o en cuenta el apogeo en la ´epoca 2 del sistema Olmeca.79 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas . Tikal.67 2. Por su parte. para la 3. Palenque y Calakmul.34 2. TRAYECTORIAS DEL CENTRO 7 6 Intensidad Centro 5 Vertical Extension 4 3 2 1 0 EPOCA 0 EPOCA 1 EPOCA 2 EPOCA 3 EPOCA 3a EPOCA 4 EPOCA 4a EPOCA 5 Figura 2.33333333 2.33333333 2.

21849 0.96375447 0. Guillermo Bali 4.95842539 1 Centro 0.95628415 1 Intensidad 0. el sistema de La Quemada. Correlaciones estad´ısticas de las trayectorias mesoamericanas TRAYECTORIA DEL SUR 6 5 Intensidad 4 Sur Vertical 3 Extension 2 1 0 EPOCA 0 EPOCA 1 EPOCA 2 EPOCA 3 EPOCA 3a EPOCA 4 EPOCA 4a EPOCA 5 Figura 5.80 Fernando L´opez Aguilar.95842539 0.0465945 1 0.88721106 1 Intensidad 0.93200703 0.49472107 1 Vertical Extensión Extensió n Intensidad Norte 1 Extensión 0.89837147 0.9632297 0. Los resultados aportan una correlaci´on estad´ıstica positiva y se muestran en las siguientes gr´aficas.98586075 0.95896675 1 0.98566753 1 Tabla 3.89711799 1 Sur 0.96961478 0.98586075 0.99781438 0.61994239 1 0.96993009 1 Vertical Extensión Extensió n Intensidad Centro Vertical 1 Extensión 0.77480132 0.9601487 1 Vertical Extensió Extensión n Intensidad Sur Norte Vertical 1 Extensión 0. Centro Centro Sur Norte Mesoamé a ic r Mesoamérica 1 Sur Norte Mesoamérica Vertical 0.95456596 1 Intensidad 0.85377141 0. Trayectoria del sur mesoamericano Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

TRAYECTORIAS MESOAMERICANAS 6 5 Centro 4 Sur Norte 3 Mesoamerica 2 1 0 EPOCA 0 EPOCA 1 EPOCA 2 EPOCA 3 EPOCA 3a EPOCA 4 EPOCA 4a EPOCA 5 Figura 7. Trayectoria del norte mesoamericano Al integrar las tres trayectorias. que expresa momentos de acoplamiento estructural. entrecruzamientos.. Trayectorias mesoamericanas SMM-CIMAT . convergencias y divergencias. bastante alejada de la curva en forma de campana.. TRAYECTORIA DEL NORTE 6 5 Intensidad 4 Norte Vertical 3 Extension 2 1 0 EPOCA 0 EPOCA 1 EPOCA 2 EPOCA 3 EPOCA 3a EPOCA 4 EPOCA 4a EPOCA 5 Figura 6.81 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas . la historia de Mesoam´erica se muestra sorprendentemente compleja.

Epoca 3] ´ ´ Esquema 4 = [Epoca 3. La Tabla 4 presenta los resultados generales para todas las ´epocas. Guillermo Bali Otro modo de representaci´ on para los datos ofrecidos en los puntos anteriores consiste en establecer los estad´ısticos de correlaci´on entre ´epocas. la probabilidad es 1. trayectorias y dimensiones En total se obtienen 7 estad´ısticos de correlaci´on con los siguientes esquemas para cada una de las trayectorias: ´ ´ Esquema 1 = [Epoca 0.83333 [rango 5]. por lo que la variable est´a totalmente determinada y contiene solamente valores de 1. ´epocas. Epoca 1] ´ ´ Esquema 2 = [Epoca 1. Epoca 3a] ´ ´ Esquema 5 = [Epoca 3a. Epoca 2] ´ ´ Esquema 3 = [Epoca 2. Resultados generales. 0.6667 [rango 4]. En el caso del rango 6. trayectorias y dimensiones.82 Fernando L´opez Aguilar. pero considerando las tres dimensiones establecidas que fueron la verticalidad (V). 0.3333 [rango 2]. Para cada una de las dimensiones se genera una variable aleatoria de 23 incidencias (en este trabajo se maneja un m´aximo de 23 asentamientos por trayectoria) donde 1 es presencia de la caracter´ıstica y 0 es ausencia. NORTE 1200 500 200 650 800 1100 1300 1521 E0 E1 E2 E3 E3A E4 E4A E5 Vertical Extension Intensidad CENTRO Vertical Extension 6 Grado 1 2 3 4 5 6 Intensidad SUR Vertical Extension Intensidad Tabla 4. la extensi´on (E) y la intensidad (I). 0. Estas probabilidades fueron construidas a partir de las definiciones introducidas por L´opez Aguilar (2004) y tienen una cota superior que descansa en 1. 0.1667 [rango 1].5 [rango 3]. Epoca 4] Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . basadas en las probabilidades siguientes 0.

Epoca 5] A continuaci´on se presentan los esquemas completos para las tres trayectorias. El algoritmo se repite para cada una de las trayectorias. centro y sur. A continuaci´on se muestra este desplazamiento para los siete esquemas donde (N) es norte. en la Tabla 1 se pueden observar en el recuadro marcado para ´ las Epocas 2 y 3 los patrones que est´an involucrados. Como ejemplo. fueron generados los esquemas aleatorios de asentamiento para todas las ´epocas. y. norte. en cada caso. as´ı como los resultados que se derivan de este tipo de dise˜ no. (C) es centro y (S) es sur: Esquema 1 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S V E I SMM-CIMAT . ´ ´ Esquema 6 = [Epoca 4.. Epoca 4a] ´ ´ Esquema 7 = [Epoca 4a.83 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas .. pero cabe mencionar que tambi´en puede hacerse una lectura al conjuntar todos los patrones asociados a una trayectoria. Los esquemas est´an ordenados en la misma direcci´on del tiempo cronol´ogico. Uno debe imaginar que este recuadro se mueve desde un inicio hasta el final. Las tablas que son desplegadas indican c´omo se van moviendo de manera transversal los patrones de asentamiento. siempre en pares de ´epocas pues se trata de una correlaci´on.

Guillermo Bali Esquema 2 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S V E I Esquema 3 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S V E I Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza S S S S S S S S S S S S S .84 Fernando L´opez Aguilar.

Esquema 4 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S V E I Esquema 5 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S V E I SMM-CIMAT ...85 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas .

86 Fernando L´opez Aguilar. Guillermo Bali Esquema 6 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S V E I Esquema 7 # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N N V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C C V E I # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 V E I S S S S S S S S S S V E I Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza S S S S S S S S S S S S S .

Bali et al. E) (E. 4a. como una redistribuci´on de probabilidades. V ) (E. Por este m´etodo se entiende lo siguiente: el valor esperado y la varianza del estad´ıstico dependen de todas las SMM-CIMAT .. En trabajos recientes se ha mostrado este tipo de caracter´ısticas aplicadas a los procesos arqueol´ogicos e hist´oricos que confluyen dentro del Valle de Mezquital (L´opez Aguilar 2005) Una vez aplicado el algoritmo de generaci´on de variables aleatoria descritas ´ anteriormente. V ) E (V. Con el fin de entender el contenido de las celdas cabe recordar que un par (X. 2003). y temporalmente I es menor que J. esto no tendr´ıa impacto en un cambio de estructura circunstancial. ´ ´ Epoca I / Epoca J V E I V (V. 3a.000 tablas (Matuszewski and Trojanowski. Cabe se˜ nalar que es posible hacer. 8 matrices de 23 filas por 3 columnas con valores que s´olo pueden ser cero o uno para cada una de las trayectorias. aunque aqu´ı nos interesa dar una primera aproximaci´ on de este “espacio fractal” que sirva como base para futuras estructuras de complejidad. Y ) significa el n´ umero de veces que se obtuvo la presencia de un posible asentamiento en la dimensi´on X conjuntamente con la dimensi´on Y. y 5. con “bootstrap” sobre 10. I) Tabla 5. ´ Intensidad). extensi´on (E) e intensidad (I) Los estad´ısticos de correlaciones se obtienen gracias a un esquema exhaustivo marginal con conteo democr´atico. E) I (V. sin embargo. Si se perfecciona el registro hist´orico. En la matriz de la Tabla 2 podemos constatar las relaciones conjuntas para dos variables de respuesta m´ ultiple de dimensi´on 3 (Verticalidad. V ) (I. o si se toman nuevos supuestos de asentamientos. tanto un cambio de escala. donde una variable corresponde a la Epoca I y la otra variable corres´ ponde a la Epoca J.87 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas . A partir de estas matrices se obtienen 7 coeficientes de estad´ısticos de correlaci´on basados en algoritmos de respuestas m´ ultiples para dise˜ nos matriciales 3 × 3 . m´as bien producir´ıa un efecto de homotecia con clases de equivalencia. Relaciones conjuntas de verticalidad (V). 2000. entonces s´ı existir´ıa la posibilidad de que se modificaran los arquetipos y se podr´ıan construir “nuevas capas” de un mayor alcance. I) (I. 1. 2.. 3. I) (E. se obtienen para las Epocas 0.. Extensi´on. E) (I. 4.

En la Epoca 2. Tabla de contingencia para respuestas m´ ultiple entre las ´epocas 2 y 3 Si se toma en cuenta el c´alculo de los estad´ısticos de correlaci´on sobre respuestas m´ ultiples (n´otese por ejemplo que las incidencias en la columna 1 son 31. para los 23 registros.1.3]). un medio para una simple y una doble ([1. un cuarto para dos dobles [2. Esquema 3 V E I V 9 12 10 31 47.3 % Tabla 6.1) y (1. se obtienen los resultados de la tabla 4. estar´ıa dada por la tabla 3. dado por el grado de los asentamientos. Por ejemplo.0.1]. por filas.1. dado por el tipo de probabilidad marginal.8 % I 3 6 5 14 21.88 Fernando L´opez Aguilar.2]).2 % 42. En la matriz de 3 × 3 se considera la siguiente lista de combinaciones (1. y un sexto para una triple y una doble ([2.1]).2]. un tercio para las triples ([3. y lo observado. que es mayor que 23) mediante el programa de Exohdus. predomina la extensi´on y en la 3 predomina la verticalidad.0) y (0.4 % 33. ´ que se refiere s´olo a la variable extensi´on. El conteo democr´atico se refiere a que cada combinaci´ on tiene la misma contribuci´on en las celdas de respuesta con los siguientes puntajes: 1 para dos simples [1. El nivel de correlaci´on entonces depender´a de la diferencia entre lo esperado. (12). Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .0).0.0 % E 4 10 7 21 31. centro y sur.1.1] o [1.2] o [2. La mayor presencia de asentamientos.1.1) como simples. (0.waw. la tabla de contingencia de incidencia de la correlaci´on de la ´ ´ Epoca 2 con la Epoca 3. se da en est´as ´epocas en los cruces de existencia de verticalidad y extensi´on dentro de los asentamientos simulados ´o 10. (0.1) como triple para ambas variables.0.2 % 16 28 22 66 24.1) como dobles y (1. norte.pl/amat/multiresponse/pl/) para cada una de las trayectorias. Las probabilidades marginales de cada combinaci´ on juegan aqu´ı un papel importante. en la trayectoria norte.ipipan. (1.3] o [3. en general.0). (del cual una versi´on experimental est´a disponible en la p´agina web http://www. Guillermo Bali posibles combinaciones que aparecen para cada una de las ´epocas.

79 2. Arnold y por el SMM-CIMAT . Este conjunto se puede generar iterando las ecuaciones siguientes: x(0) = y(0) = ´orbita/3.98 0.47 0. lo que implica que el n´ umero de veces que el “p´ıxel” fue visitado en la trayectoria puede ser calculado. La teor´ıa fue confirmada de manera independiente por el estudiante de Kolmogorov. El Kamtorus es absolutamente diferente al conjunto de Mandelbrot fijado en t´erminos del c´alculo de la imagen.I.18 1.09 0.62 0. el color del “p´ıxel” se modifica.89 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas .99 Tabla 7.51 0. V.7 0. Kolmogorov.31 0. Este fractal es el producto de varios esfuerzos para encontrar una respuesta a la pregunta de si nuestro Sistema Solar es estable o no. x(n + 1) = x(n) ∗ cos(a) + (x(n) ∗ x(n)y(n)) ∗ sin(a) y(n + 1) = x(n) ∗ sin(a) − (x(n) ∗ x(n)y(n)) ∗ cos(a) donde a es un par´ametro angular constante (y en nuestras trayectorias el estad´ıstico de correlaci´on obtenido). evidencia la presencia de colapsos de alg´ un tipo. patrones de dispersi´on de los asentamientos.33 Centro 0.17 Sur 0. ´ Epocas/Estad´ ıstico ´ ´ Epoca 0-Epoca 1 ´ ´ Epoca 1-Epoca 2 ´ ´ Epoca 2-Epoca 3 ´ ´ Epoca 3-Epoca 3 ´ ´ Epoca 3a-Epoca 4 ´ ´ Epoca 4-Epoca 4 ´ ´ Epoca 4a-Epoca 5 Norte 0.01 1.. El Kamtorus se nombra a partir de los trabajos de investigaci´ on del matem´atico ruso A.30 0.31 2. Si un “p´ıxel” necesita ser recolocado en una trayectoria. y ´ orbita var´ıa entre un valor inicial y final en incrementos especificados de antemano.22 0.77 0. Resultados de correlaciones de respuesta m´ ultiple entre ´epocas Con los resultados de la tabla 2 podemos calcular la representaci´ on fractal a trav´es del Kamtorus y obtener una visualizaci´on de los niveles de compactaci´on de las trayectorias..N.69 1. y la cercan´ıa a un valor 2.22 1.15 2.40 0. Esta clase de “fractal” fluye sobre una rejilla graduada de “pixels”. quien desarroll´o una teor´ıa que predec´ıa la forma y la estabilidad de las ´orbitas de los planetas. donde la cercan´ıa de una correlaci´on a cero.

Arnold. Guillermo Bali matem´atico alem´an J. Figura 8. en su versi´on de ms-dos. Kolomogorov tambi´en jug´o un papel destacado en el desarrollo de la teor´ıa de las probabilidades. fen´omenos que reafirman el concepto din´amico del espacio mesoamericano y su compleja estructura de interacci´ on. Moser (por lo tanto el nombre: Kolmogorov. Est´as gr´aficas fueron calculadas mediante el programa de fractint. y Moser. colapsos y fragmentaci´ on. incluido el m´etodo de “bootstrap” al que nos hemos referido. centro y sur se puede observar en la gr´afica 2. La gr´afica 1 es un ejemplo del tipo de soluciones y la din´amica de este sistema iterativo de ecuaciones a partir de una ´orbita. num´erico y computacional. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .90 Fernando L´opez Aguilar. y muchos de sus descubrimientos tienen gran aplicaci´on hoy en d´ıa en diversas teor´ıas de tipo estoc´astico. En la din´amica global se observan claramente los diferentes comportamientos a trav´es del tiempo con concentraci´ on de asentamientos. Soluciones del Kamtorus La visualizaci´on conjunta de las trayectorias norte. KAM).

trayectorias estables e inestables que muestran autosimilitud entre ellas. y que est´an determinadas por lo que. SUR CENTRO NORTE EPOCA 1 (1200-500 ane) EPOCA 2 (500 ane-200 dne) EPOCA 3 (200 -650) EPOCA 3 (650-900) EPOCA 4 (900-1150) EPOCA 4A (1150-300) EPOCA 5 (1300-525) Figura 9. se conoce como atractores extra˜ nos con propiedades fractales (L´opez Aguilar y Bali 88-89) SMM-CIMAT . que han encontrado que las inestabilidades locales producen. Visualizaci´on conjunta de trayectorias Mesoamericanas en sentido vertical El modelo es semejante al de los sistemas complejos estudiados en otros ´ambitos del conocimiento. en la matem´atica...91 C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas . en un espacio global.

L´opez Aguilar. Arte y antropolog´ıa. Ponencia presentada al 52 Congreso Internacional de Americanistas. Matuszewski y M. 13 de mayo de 2004. 1995 pp. 2000. Tribus y templos. Michalewicz. CONACULTA-Americo Arte Editores. Duverger. Inestabilidad y bifurcaciones en los pueblos de indios del Valle del Mezquital. Fernando. y Guillermo Bali. pp. Los apogeos y los colapsos revisitados. Espa˜ na. 2001. L´opez Aguilar. S. Guillermo Bali Los colapsos y los “apogeos” se muestran como un fen´omeno de repetici´on que s´olo ocurre en un espacio de posibilidades hist´oricas. Christian. Blom. M´exico. Sevilla. IIA/UNAM. Intelligent Information Systems 2003. Paris. Frans. L´opez Aguilar. L´opez Aguilar. Mesoam´erica desaparece y se transforma en otro fen´omeno. Klopotek. Wierzchon (ed. Gobierno de Estado de Hidalgo. Pachuca. 79-89. Junio de 2006. Klopotek. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . A. Ludus Vitalis 5. F. que aqu´ı se han parametrizado entre el 1 y el 6. “Dos opuestos: civilizaci´on y barbarie. “Dependence of two multiresponse variables –importance of the counting method” in: M. Los procesos de evoluci´ on mesoamericanos. “Mesoam´erica. A. 1986. T. M. S´ımbolos del Tiempo. “Fondaments th´eoriques d’une nouvelle d´efinition de la M´esoamerique”. una visi´on desde la teor´ıa de la complejidad”. Guillermo. M´exico. 2005. Fernando.). A. Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales. Bibliograf´ıa Bali. Cl´ asicos de la Antropolog´ıa 16. Fernando. y que circunscribe la continuidad estructural del sistema y acota los l´ımites posibles de las transformaciones en el marco de las fluctuaciones de las trayectorias estable. INI. inestable y semiestable. Mesoam´erica. L´opez Aguilar. Physica-Verlag (Springer) 2003. M´exico. M´as all´a de esa franja.92 Fernando L´opez Aguilar. vistos desde la antropolog´ıa de la complejidad” Anales de Antropolog´ıa 35. Fernando. 83-102. Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del Estado de Hidalgo.

M´exico. Washington. 2001. Trojanowski K. Henderson (eds. T. C. A.) Lowland Maya Civilization in the Eighth Century A.. “Ancient Maya Political Organization”.“Models of multiple response independence”. 111-183. Volumen II: El Horizonte Cl´ asico. Dumbarton Oaks. pp. pp. S. D. Wierzchon (ed. La zona maya en el Cl´asico Terminal. Michalewicz. Klopotek. 209-219 SMM-CIMAT . D. En J.C´alculo del Estad´ıstico de Correlaci´on entre Epocas . 301-339 Marcus.. in: M..). pp. Intelligent Information Systems 2001.. 1993. Joyce.. Sabloff y J. Linda Manzanilla y Leonardo L´opez: Historia Antigua de M´exico. INAH-IIA-Porr´ ua. Joyce. S. Physica-Verlag (Springer) 2001. A. Matuszewski A. M. 93 Marcus.

Guillermo Bali Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .94 Fernando L´opez Aguilar.

de Mart´ınez (2000) para Tepeaca. visto como unidad. INAH. entre muchos otros. 1999) y Carrasco (1996) para el valle de M´exico. 1992) y Garc´ıa Castro (1998) para Matlatzinco. 3 Facultad de Ciencias. 1 Los datos sobre la dimensi´ on fractal de los monumentos principales de Teotihuac´ an se presentaron en la 4ta Mesa Redonda de Teotihuac´ an. Fernando Brambila Paz3 . de Quezada (1993) para la zona maya. varios estudiosos para describirla examinan el concepto de alt´epetl. UNAM. en noviembre. conjunci´on entre la organizaci´on social y la espacial. 2005.La Dimensi´ on Fractal como Indicador Arqueol´ ogico 1 en los Estudios de Territorio Rosa Brambila Paz2 . 2 Direcci´ on de Etnohistoria. Cabe mencionar las investigaciones de Lockhart (1976. 1992) para la sierra de Puebla. 95 . Actualmente. 4 Facultad de Ciencias. Flor de Mar´ıa Aceff S´ anchez4 Introducci´ on La estructura pol´ıtico territorial de los pueblos originarios de M´exico es un asunto analizado para el poscl´asico tard´ıo y los primeros a˜ nos de la colonizaci´on espa˜ nola. UNAM. de Garc´ıa Mart´ınez (1987. de Menegus (1991.

96

Rosa Brambila Paz, Fernando Brambila Paz, Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez

Carrasco (1996) sugiri´o que en los diferentes niveles de esa jerarqu´ıa pol´ıtico/territorial -hueyalt´epetl, alt´epetl, calpulli, tecpan o tecalli, tlahtocayotl, campan, linaje, etc´etera- se pueden distinguir semejanzas que reproducen, en su nivel,
la relaci´on territorial con lo socio/religioso. Cada segmento ten´ıa su propia divinidad, identificada como protectora sobrenatural del grupo, que daba identidad
y cohesi´on. Es indispensable acentuar que los varios niveles no son excluyentes; al
ser similares, se contienen. Si bien los espa˜
noles no pudieron comprender en su totalidad la combinaci´on social, advirtieron a primera vista sus partes constitutivas
y sus diferencias entre los hueytlatoque, a los que llamaron ‘se˜
nores universales’,
de los tlatoque o ‘se˜
nores particulares’, de los ‘caciques’ y de los ‘principales’,
etc´etera (Zorita, 1999). Tambi´en distinguieron los lugares de residencia de los
varios grados de poder y de all´ı la cabecera, los sujetos, los barrios, entre otros.
La repetici´on de la misma estructura en los diferentes niveles pol´ıtico territoriales
recuerda el concepto de autosimilitud desarrollado en la geometr´ıa fractal.
Los conceptos de este nuevo enfoque de las matem´aticas para producir conocimientos de sociedades pasadas se han aplicado en varias ocasiones. L´opez Aguilar
y Bali Ch´avez (1995) plantearon el desarrollo de Mesoam´erica desde la Teor´ıa de
la Complejidad, como un proceso de bifurcaciones y alternativas. L´opez Aguilar
(2005), en su estudio del proceso espacial del Mezquital durante la Colonia, aplica, de igual modo, algunas nociones de la geometr´ıa fractal con el fin de explicar
las transformaciones de la unidad alt´epetl. Por otro lado, Lehner (2000) a lo largo de su trabajo sobre la unidad dom´estica (household) en la historia del Egipto
fara´onico parte del concepto de autosimilaridad de la teor´ıa de los fractales, con
el objeto de explicar, desde la organizaci´on del trabajo, el funcionamiento y las
relaciones que se establecen entre los diferentes niveles del orden social.
Vislumbrar los diferentes niveles de la estructura pol´ıtico territorial como
fen´omeno de autosimilitud durante los periodos que cuentan con documentaci´
on
escrita invita a indagar si tambi´en es u
´til la propuesta de la geometr´ıa fractal
para conocer la organizaci´on territorial de periodos y de regiones donde la informaci´on escrita es insuficiente. La pregunta que nos gui´o fue ¿c´omo dar cuenta
de las regularidades que se presentan en las diferentes escalas territoriales, en
sociedades que se estudian s´olo por los vestigios materiales? Para avanzar hacia
esos caminos, en este trabajo proponemos que a trav´es de la dimensi´on fractal se
puede crear informaci´on que nos acerque a una mejor comprensi´on de la organizaci´on pol´ıtico territorial de esos grupos antiguos. A lo largo del primer apartado
se exponen algunas ideas sobre la organizaci´on territorial del Centro Norte. Des-

Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza

La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio

97

pu´es, en el segundo, presentamos un ejercicio matem´atico en el que se obtuvo
una dimensi´on fractal de Teotihuac´
an. Ante la posibilidad de construir un dato
arqueol´ogico diferente, en la u
´ltima parte se hacen algunas propuestas sobre el
trabajo arqueol´ogico.

El Centro Norte en la estructura territorial del Altiplano Central
En el siglo XVI, la regi´on que cubre el norte del Estado de M´exico, el poniente
de Hidalgo, Quer´etaro y Guanajuato, estuvo ocupada por otom´ıes, subordinados a
la Triple Alianza. La informaci´on escrita sobre su historia est´a tamizada, entonces,
por la versi´on nahua popularizada por los espa˜
noles. Las evidencias arqueol´ogicas
de esta amplia regi´on fueron interpretadas como productos de grupos marginales
y, actualmente, se analizan desde la din´amica de fronteras. Frente a estos hechos,
los estudios del Centro Norte adquieren caracter´ısticas particulares que obligan a
examinar los prejuicios propios de la disciplina y a revisar con cautela el registro
arqueol´ogico.
En lo que se refiere a su organizaci´on espacial, Ana Mar´ıa Crespo (Crespo
y Cano, 2006) encontr´o, en la regi´on que va de San Juan del R´ıo a Quer´etaro,
y de Tolim´an a Santiago Mezquititlan, en el siglo XVI, dos nuevas concepciones
del territorio, dos formas de construirlo y dos momentos de realizarlo: unos, los
otom´ıes de Jilotepec, conocedores del medio y sus recursos y, otros, los espa˜
noles,
con una visi´on distorsionada de la regi´on; ambas enfrentadas a los habitantes
originales. Los primeros eran una poblaci´on subordinada con un asentamiento
disperso pero, en general, los espacios que construyeron conservaron las normas
de ordenamiento que reg´ıan en sus poblados de origen; es decir, manten´ıan la
correspondencia entre localizaci´on, trazo y relaci´on con puntos significativos del
entorno, dentro del sentido sacro del territorio: siguieron el orden de la antigua
Mesoam´erica. La sacralizaci´on requer´ıa de un elaborado ceremonial de santificaci´on de las tierras, as´ı cada barrio ten´ıa sus respectivas advocaciones religiosas,
sobreviviendo as´ı el antiguo patr´on ind´ıgena de poblamiento. De all´ı la importancia de las capillas familiares que marcaban el lugar de la cabeza de linaje dentro
del patr´on disperso.

SMM-CIMAT

98

Rosa Brambila Paz, Fernando Brambila Paz, Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez

En el nivel regional, Crespo y Cano tambi´en detectaron esta idea de sacralizaci´on a partir de los ejes de los rumbos cardinales. En la regi´on de Tolim´
an, las
autoras encontraron indicadores del patr´on de los cinco rumbos de la cosmogon´ıa
mesoamericana. Dicen:

de acuerdo con el mapa municipal observamos que San Pedro Tolim´
an
se ubica en la intersecci´
on de una diagonal que, por el suroeste, se
enlaza al poblado de San Miguel Tolim´
an siguiendo el curso del r´ıo,
diagonal que se contin´
ua al noreste, uniendo a peque˜
nos asentamientos
que est´an en esa direcci´on, como la rancher´ıa de Casas Viejas. En la
diagonal opuesta, en direcci´on sureste, San Pablo Tolim´
an se une a
la cabecera por un camino y al noroeste, por el curso de un arroyo
integra a la comunidad de Maguey Manso, entre otras. Este modelo
corresponde a un patr´on de quincunce o en cruz de San Andr´es, con
la cabecera principal al centro (Crespo y Cano, 2006).

Se tratar´ıa entonces, de una propuesta de orden espacial, por parte de la
migraci´on otom´ı a la frontera, acorde con la configuraci´on ideol´ogica de su representaci´on del mundo: el espacio terrestre fue construido, por el ind´ıgena, a partir
de una relaci´on rec´ıproca con su divinidad.
La organizaci´on del espacio en cruz diagonal, tampoco est´a ausente en la arquitectura del Centro Norte de Mesoam´erica. En la regi´on del Lerma Medio se
encuentra una serie de edificios que tienen como patr´on la divisi´on en cuadrantes. Este concepto del espacio tambi´en se refleja en otros elementos de la cultura
material, como lo es la decoraci´on en las vasijas, generalmente sim´etrica y distribuida en cuartos. Crespo y Saint-Charles (1993) consideraron que en el Baj´ıo
los primeros conjuntos arquitect´onicos, los del Formativo Tard´ıo, dividen el espacio en cuatro ´areas significativas, seg´
un los rumbos del universo. Esta estructura
cuatripartita se observa en sitios como La Virgen, Cerro de la Cruz, Uru´etaro, y
el Cerrito; adem´as est´an en Santiago Capitiro, Maravat´ıo del Encinal, Cupareo,
Paso Blanco y Los Gatos. En algunos de estos sitios, como Cerro de la Cruz,
Uru´etaro y El Cerrito, la organizaci´on en cuatro direcciones continu´
o al t´ermino
de Chup´ıcuaro, durante todo el primer milenio de la era.

Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza

SMM-CIMAT . la totalidad est´a construida bajo los mismos principios de organizaci´on territorial. Esta afirmaci´on la present´o en el marco de una discusi´on de dos posiciones contrarias. que lo divid´ıa en cinco provincias. En la propuesta de Kirchhoff se puede leer que ese proceso es dial´ectico. abogaba por el predominio de la religi´on sobre el ordenamiento del espacio. El aspecto religioso del orden social es lo que le lleva a proponer que la organizaci´on de la capital. Enfatiz´o que el aspecto mitol´ogico/religioso desempe˜ na un papel en los sucesos y situaciones reales representados en las pictograf´ıas y en los textos (Kirchhoff 1989. la de los habitantes y la del imperio tolteca en su totalidad. Sin embargo. Este aserto se apoy´o en la convicci´ on de que los relatos –conservados a trav´es de alg´ un tipo de escritura (c´odices. Al mismo tiempo. entendido como la formaci´on del mundo concreto controlado. en las narraciones de lo que ´el llama ‘los sucesos hist´oricos comunes’.La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 99 Esta forma de estructura en ‘X’ del territorio es la que propuso Paul Kirchhoff para el imperio tolteca. regido por las mismas formas y principios de organizaci´on. con una expresi´on espacial. insisti´o en la necesidad de saber reconocer. p 261). los pueblos mesoamericanos construyeron el mundo real y el u ´nicamente pensado con iguales principios fundamentales (Kirchhoff 1989. en la lectura de un mapa del imperio tolteca ya perdido. seg´ un el orden c´osmico del universo. otro grupo. seg´ un Kirchhoff. As´ı. La secuencia de los veinte nombres de la pictograf´ıa se bas´o.que se hab´ıan interpretado como exclusivamente mitol´ogicos. Con estos par´ametros orden´o un listado de top´onimos de la Historia Tolteca Chichimeca. est´an construidos bajo los mismos principios. el orden social. hasta cierto punto por los hombres. [Fig. p 251). a trav´es de una cosmovisi´ on particular. 1] Este plan correspond´ıa “a una realidad existente o serv´ıa como plan para la estructuraci´on de esa realidad” (Kirchhoff 1989. Ciertamente. Algunos investigadores hablaban de la geograf´ıa y del medio ambiente como determinantes del pensamiento en los pueblos antiguos. se˜ nal´ o algunos matices que consideramos importantes. iconogr´aficas o documental). El autor se apoy´ o en la idea de que el ordenamiento del espacio mesoamericano correspond´ıa a una cosmograf´ıa. son tambi´en hist´oricos y. p 252). por tanto. De ah´ı la importancia de tomar su mundo como un todo indivisible.

100 Rosa Brambila Paz. en cada uno de ellos est´an los representantes de los calpullis fundadores y al centro un ´aguila sobre un nopal devorando una serpiente5 . ya que el pintor lo remarc´ o al anotar la cuenta del a˜ no alrededor de la escena. 5 En su estudio sobre el C´ odice Mendoza. 2] En la primera l´amina del C´ odice Mendocino. Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez Figura 1: La estructura del imperio tolteca (Kirchhoff 1989) La concordancia entre la estructura del estado y un concepto del mundo. se observa la expresi´on gr´afica de la misma organizaci´on territorial propuesta para el imperio tolteca. dando lugar a cuatro cuarteles. 413) se˜ nala que la escena de fundaci´ on se presenta como el hecho m´ as relevante. tambi´en se encuentra en el periodo mexica. que trata sobre la fundaci´on de Tenochtitl´an. p. determinado por los rumbos del universo. Fernando Brambila Paz. acomodando el tiempo a las necesidades pict´ oricas del evento de Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . [Fig. Aqu´ı el asentamiento aparece cruzado por dos diagonales. Boone (1997. La l´amina 1 del c´odice F´eyerv´ a´ a´ a´ ary-Mayer.

Por su parte Lombardo de Ruiz (1972) se˜ nal´ o que cuando empez´ o a crecer M´exico/Tenochtitl´ an su dios les orden´ o dividirse en cuatro barrios principales tomando como centro un adoratorio. En este caso es importante recalcar que el ´arbol c´osmico del norte es un mezquite coronado por un ´aguila. Figura 2: L´ amina 1 del C´odice Mendocino Este orden territorial espec´ıfico. La pr´ actica usual consist´ıa en dibujar los eventos alrededor de la l´ınea del tiempo. fundaci´ on. que est´a relacionado con la cosmovisi´ on mesoamericana. fue interpretado por cada grupo conforme a su tiempo y regi´on. SMM-CIMAT .La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 101 tambi´en representa el concepto de las cuatro direcciones del mundo y de la morada de los dioses.

basada en procesos lineales. Fernando Brambila Paz. las mismas regularidades en las diferentes escalas territoriales. tambi´en. los investigadores se han apoyado en la geometr´ıa euclidiana. Usualmente. Es una estructura casi cuadrada pues sus medidas son 19. mientras que su cara interna es totalmente vertical.102 Rosa Brambila Paz. Cierto. m´as otros elementos iconogr´aficos.70m por 19. La describi´ o como una gran estancia con una sola entrada hacia el poniente. Antes de seguir adelante es necesario considerar que. hizo una analog´ıa entre la construcci´ on y la primer l´ amina del c´ odice F´eyerv´ ary-Mayer. Las regularidades territoriales. no 6 La estructura fue excavada por Ponciano Salazar Orteg´ on en el proyecto Teotihuac´ an 196264. por ahora quisi´eramos hacer algunas incursiones sobre el caso concreto del Cl´asico. con una orientaci´on franca este oeste. Frente al predominio de esta construcci´on visual. para conocer esos patrones de ordenamiento. la ciudad de Teotihuac´ an como un espacio dividido por dos ejes en cruz ‘+’: uno norte sur. Estas l´ıneas dividen el espacio en cuadrantes. Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez de ah´ı las diferencias en la disposici´on arquitect´onica en los elementos descritos. y otro. y el espacio con un ordenamiento cultural. aunque bajo este sustrato m´ıtico se ordenaban los asentamientos regionales. y la llam´ o la estructura A de la zona 1. se puede afirmar. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Todav´ıa falta mucho para acercarnos con seguridad a estas pesquisas. de la apropiaci´on del trabajo organizado y de la recaudaci´on a favor tanto de los poderes centrales como de los menores locales. en las estructuras expansionistas. al tributo. como en ´epocas posteriores. abre la puerta para vislumbrar las posibilidades de que existan. en 1975. tambi´en es cierto que a su vez respond´ıan a los requerimientos de la organizaci´on del trabajo y. Una dimensi´ on fractal en Teotihuacan La tradici´on epistemol´ogica de los mesoamericanistas ha construido en la imaginer´ıa acad´emica. el arreglo territorial sacralizado que se observa en diversos momentos y espacios emana. La presencia de este s´ımbolo tridimensional. tanto a nivel macro como micro. Otto Sch¨ ondube. sus muros externos guardan la forma de talud tablero. con una desviaci´on de apenas 17.45m. que la representaci´on en forma de ‘X’ no es extra˜ na a la ciudad de Teotihuac´ an ya que se encuentra en la singular estructura frente a la pir´amide de la Luna6 . La aplicaci´on de esos modelos se debe a que son accesibles pues se resumen en una relaci´on geom´etrica simple entre dos puntos. asimismo. nos llevaron a buscar la historia del proceso que permiti´o la conformaci´on de esa estructura espacial.

-uno de ellos es la estructura del territorio descrita arriba-. contienen una imagen de s´ı mismas en cada una de sus partes. significa que el objeto est´a compuesto por peque˜ nas copias de s´ı mismo y cada una de ellas est´a compuesta. Si estos par´ametros son iguales en todas las direcciones. a su vez. sin poderse dar cuenta cabal de ellos. en el sentido matem´atico. entre otras propiedades. En cambio. la relaci´on entre las copias de diferentes tama˜ nos se debe describir por las leyes matem´aticas. seg´ un nuestra propuesta. En la teor´ıa de los fractales. La autosimilitud. El SMM-CIMAT . A este tipo de formas geom´etricas que. en realidad se pueden explicar por algoritmos que describen algunos principios. la geometr´ıa fractal considera que muchos elementos que fueron descritos como muy complejos. que por su complejidad han sido dejados de lado o bien simplificados. no forzosamente lineales. En arqueolog´ıa existen cientos de ejemplos de fen´omenos no lineales. es a lo que se le llama fractales. el fractal se llama autosimilar. El grado de su irregularidad y/o de su fragmentaci´ on es id´entico en todas las escalas. ayuda no s´olo a descubrir sino a explicar las regularidades de los diversos niveles de la estructura territorial. por copias m´as peque˜ nas de la misma forma y as´ı. El concepto de autosimilitud de la geometr´ıa de los fractales.La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 103 Figura 3: Estructura A comparada con la l´amina 1 de C´odice F´eyerv´ ary-Mayer se considera como una variable activa. sucesivamente.

Y con esta idea estamos en posibilidades de calcular la dimensi´on de la curva de Koch.26. que es 1.26 y del conjunto de Cantor que es 0. a continuaci´ on presentamos algunos elementos matem´aticos. Ahora describiremos el conjunto de Cantor. all´a por los a˜ nos ochenta (Gardin 1979). el cuadrado estar´a compuesto por 32 =9 copias de tama˜ no 1/3. 1] y luego colocamos 4 partes que midan 1/3 cada una de ellas. y luego. entonces la l´ınea est´a compuesta por 31 copias de tama˜ no 1/3. Pero tambi´en existen las dimensiones no enteras. La propiedad fundamental del logaritmo para aplicarlo en la definici´on de dimensi´on fractal es: log(xn) = n log(x). Una figura n-dimensional esta compuesta por mn copias de tama˜ no 1/m. Si escogemos como tama˜ no relativo 1/3. que describen de mejor forma la naturaleza. 1] y quitemos de en medio el intervalo [1/3. log(x) es el ´area abajo de la gr´afica de la funci´on 1/x que tiene como base el intervalo [1. Una manera de introducir las dimensiones fraccionarias es el concepto de dimensi´on fractal D. y el cubo por 33 = 27 copias de tama˜ no 1/3. la dimensi´on es log 4/ log 3 = 1. Si continuamos este proceso hasta el final.104 Rosa Brambila Paz. para recuperar la dimensi´on 1. (mucho por influencia de los griegos). Para describir la dimensi´on fractal se utiliza la funci´on logaritmo natural. Al conjunto que Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Fernando Brambila Paz. Tambi´en usamos dimensi´on uno y dos. los fractales nos alejan de la precisi´on milim´etrica y nos llevan al mundo de lo plausible como propuso Gardin. Muchas aplicaciones de modelos fractales dependen de la habilidad para obtener la dimensi´on fractal a partir de las im´agenes (Mandelbrot. tomamos el intervalo [0. y en f´ısica se habla de dimensi´on cuatro (tres dimensiones que se mueven en la dimensi´on tiempo). de manera que las dos de en medio se eleven a formar una ‘v’ invertida. sobre todo los fen´omenos sociales. donde cada una de estas dimensiones se puede calcular matem´aticamente: D = log(n)/ log(1/r). cuadrado y cubo. En la curva de Koch. repetimos el proceso al tomar 16 intervalos de longitud 1/9 y colocarlos de manera que se formen 4 v invertidas sobre cada intervalo. En la vida cotidiana manejamos dimensiones enteras. x]. Para explicar mejor estas afirmaciones. 2 = log 9/ log 3 y 3 = log 27/ log 3. 2 y 3 de la l´ınea. As´ı. usaremos la propiedad del logaritmo en estos n´ umeros y nos queda: 1 = log 3/ log 3. 2/3]. en cada uno de los cuatro intervalos que miden 1/3.69. normalmente hablamos de tres. Tomemos el intervalo [0. 1983). Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez concepto de autosimilaridad reconoce que una peque˜ na parte de una forma imita las caracter´ısticas del todo. Ahora.

La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 105

nos queda le repetimos el proceso, es decir, quitamos el tercio medio de los dos
intervalos restantes y con ello obtenemos 4 intervalos, a cada uno de los cuales
le quitaremos el tercio medio para obtener 8 intervalos y as´ı sucesivamente. El
conjunto que resulta al final tiene dimensi´on log 2/ log 3 = .63.

Figura 4: Dimensi´on Fractal y sus logaritmos
Al buscar si en los restos materiales de Teotihuac´
an exist´ıa este fen´omeno de
autosimilitud, primero se vio si efectivamente exist´ıa una dimensi´on fractal en
Teotihuac´an.7 Para buscarla se utilizaron im´agenes de radar y satelitales. La primera fue obtenida por la estaci´on Norman de ESA, del 28 de diciembre de 1995.
7

Para una descripci´
on m´
as detallada de cada paso v´ease Oleschko et al. 2000. De manera
general se puede decir que la dimensionalidad de los fractales autosimilares se estima por la
t´ecnica tradicional de cuenta de caja (box counting), llenando el conjunto con cajas m´
as peque˜
nas
de manera progresiva. La dimensi´
on de caja es un caso particular de la dimensi´
on de HausdorffBesicovich. Existen otras dimensiones como la similar, la de Kolomogorov, la entr´
opica, la de
capacidad, etc´etera (Falconer, 1990). La masa de la dimensi´
on fractal parece ser especialmente

SMM-CIMAT

106

Rosa Brambila Paz, Fernando Brambila Paz, Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez

La imagen corresponde a la ´orbita 23 289, con las coordenadas en cada esquina
de 19 11’ – 98 27’; 20 04’ – 99 15’; 19 53’- 98 20’; 19 00’ – 98 32’. La trayectoria
del sat´elite se acercaba a la direcci´on norte sur sobre la zona de Teotihuac´
an y era
perpendicular a la orientaci´on de las calles y edificios (este/oeste). De este modo
se asegur´o una calidad ´optima de la imagen de radar de los monumentos, debida
a una m´axima reflexi´on. El an´alisis fractal se llev´o acabo en el Gran Complejo,
la Ciudadela, la Calle de los Muertos y la Pir´amide del Sol sobre las im´agenes
directas y sobre las filtradas por SAR. La versi´
on adaptada del filtro HK fue la
que se utiliz´o en esta ocasi´on. Con respecto a las fotograf´ıas, se utilizaron las
capturadas en 1962 con dos resoluciones distintas, correspondientes a las escalas
de 1: 30 000 y 1: 5000. Dichas im´agenes inclu´ıan la ciudad de Teotihuac´
an, los
edificios modernos, los campos de agricultura y los caminos; fueron digitalizadas
mediante el uso de un esc´aner comercial con una resoluci´on de 600dpi (hp Scan
Jet 4c). Cada forma extra´ıda fue convertida usando mil por mil pixeles. Obviamente, el uso de im´agenes de m´
ultiples escalas fue fundamental para precisar la
dimensi´on fractal, ya que s´olo cuando la autosimilaridad del conjunto estudiado
es estad´ısticamente documentada a diferentes escalas, y cuando se muestra que
el cambio de escala no afecta el valor de la dimensi´on fractal, es posible usar las
im´agenes con una o dos resoluciones para futuras medidas fractales del mismo
conjunto.
El programa Fractal, dise˜
nado por Parrot y Rico y su lenguaje de uso Borland C ++ se aplic´o para el an´alisis bidimensional de las im´agenes con escala de
grises, a trav´es de la tradicional t´ecnica de cajas de conteo. La dimensi´on fractal
de las estructuras teotihuacanas de inter´es, fue estimada convirtiendo el conjunto
de objetos con cajas de tama˜
nos progresivamente m´as grandes.8 La dimensi´on
fractal de la masa (Dm) fue sorprendentemente igual a la dimensi´on de cada
unidad analizada. Para todos los monumentos Dm estuvo cerca a 1.89 con un
rango de varianza entre 0.003 y 0.016. El an´alisis fractal de la misma estructuu
´til para describir los planos de las ciudades, y en general los dise˜
nos urbanos, porque estima la
eficiencia de la ocupaci´
on espacial. Algunos otros par´
ametros fractales, por ejemplo la dimensi´
on
de espectro (o fracton) son u
´tiles como indicadores cuantitativos de la conectividad entre todas
las construcciones, o la sinuosidad de un camino tortuoso.
8
El tama˜
no de la caja es igual a pixeles, donde es la resoluci´
on del m´etodo aplicado. Para
las im´
agenes regulares de tama˜
no, el rango es de 1 hasta el m´
aximo tama˜
no de pixel de 1000.
De ah´ı que 16 cajas diferentes fueron usadas para la estimaci´
on de dimensi´
on, con tres diferentes
resoluciones. Esta caja asegura 16 puntos en cada plot experimental, suficiente para el ajuste
estad´ıstico a la expectativa te´
orica de l´ınea recta.

Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza

La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 107

ra se repiti´o usando la fotograf´ıa a´erea de diferentes resoluciones y con varias
orientaciones, y se volvi´o a observar una tendencia y valor constante a la masa
de la dimensi´on fractal en la pir´amide de la Luna, la Avenida de los Muertos
y la pir´amide de Quetzalc´oatl. Los resultados fueron independientes del tipo de
imagen, resoluci´on y orientaci´
on.
Este valor corresponde a uno de los fractales m´as caracter´ısticos, el de Sierpinski. Mandelbrot afirm´o que la dimensi´on de esa carpeta (1.8928) expresa el
grado de fragmentaci´on de la tierra en islas, m´as que el grado de la irregularidad
de la l´ınea costera. El valor de 1.89 se repite y se sigue repitiendo en muchas
im´
agenes de Teotihuac´an. Es importante remarcar que, aunque no se ve a simple vista, este valor s´ı empieza a dar luz sobre el patr´on geom´etrico, en sentido
amplio.
Para avanzar en este camino se corrieron los programas de fractales sobre
algunas representaciones en la pintura mural de elementos arquitect´onicos con
representaciones de talud/tablero. Hasta ahora los resultados no son tan certeros
ya que en unas im´agenes s´ı se repite la dimensi´on fractal de 1.89 y en otros
est´a cercana pero no es igual. Por lo anterior, se estima que es probable que
aparezcan otras dimensiones fractales en los productos teotihuacanos. Con la
combinaci´on de ellas se dar´a un mejor entendimiento del patr´on geom´etrico a
trav´es del cual veremos aspectos culturales que no se hab´ıan podido clarificar
desde una ‘cultura euclidiana’.
Una vez que el concepto de autosimilitud se acept´o como plausible, fue posible formular analog´ıas a fin de entender c´omo se estructura el territorio en una
poblaci´on subordinada, como puede ser la otom´ı en una regi´on fronteriza como
el Centro Norte.
Retomemos, por un momento, la organizaci´on territorial del postcl´asico temprano. La estructura del imperio tolteca, en la versi´
on de Kirchhoff, tiene dos de
sus cabeceras capitales en el Centro Norte. Una hacia el cerro Culiac´an y la otra
hacia la cuenca del r´ıo Laja. Los estudiosos de esa regi´on de Mesoam´erica (Flores y Crespo 1988) han reportado cer´amica, l´ıtica y otros bienes muebles, junto
con arquitectura y organizaci´on de los espacios, semejantes a los de la ciudad de
Tula. Estos datos han sido interpretados como evidencias de la conformaci´on de
corredores econ´omicos, culturales, poblacionales, etc´etera; rutas que ser´ıan parte de un sistema de comunicaci´
on hacia el norte y el poniente. Aunque la red
de caminos constituye un elemento importante en la organizaci´on del territorio,

SMM-CIMAT

Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez el enfoque es parcial. Ambos sitios son trabajados actualmente bajo la coordinaci´on del arque´ologo Juan Carlos Saint-Charles. Fernando Brambila Paz. y m´as a´ un. pues no da cuenta de su funci´on dentro de la estructura imperial. Para ir un poco m´as all´a consideramos la posibilidad de que el proceso territorial de Teotihuac´ an pudo haber seguido una forma semejante a la propuesta cuatripartita de Kirchhoff. conserva una mirada desde arriba. que no permite ver las din´amicas locales. Al enfocar la antigua capital tepaneca bajamos de nivel en la composici´on territorial. pero al conservar la forma de quincuncen. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . en Quer´etaro. en primer lugar. encontramos que sitios de filiaci´on teotihuacana como El Rosario y La Negreta. si Teotihuac´ an est´a en el centro.108 Rosa Brambila Paz. Figura 5: Maqueta de Plazuelas (Cortes´ıa del arque´ologo Carlos Casta˜ neda) 9 En la discusi´ on de la IV Mesa Redonda de Teotihuac´ an el profesor Eduardo Matos llam´ o la atenci´ on sobre la importancia de este sitio en la estructura territorial de Teotihuac´ an. donde no ser´ıa extra˜ no que la direcci´on de las diagonales tuviera alguna relaci´on con el movimiento del orto solar. la ubicaci´on de Tepeapulco9 hacia el norte y de Azcapotzalco en el sur poniente. Llama la atenci´on. se encuentran dentro de esta estructura.

por lo que se tuvo que inventar o encontrar una manera de sacar a la luz aquello que no es legible. de una insuficiencia cuantitativa suya. El indicio invita a la interpretaci´ on y. supliendo la ausencia. no es un indicador arqueol´ogico a partir del cual se es capaz de reconstruir una vasija. desde el enfoque de la territorialidad. a la interpretaci´ on de la circunstancia que hace que ´el deba estar ah´ı. que fue borrado y que no consta como determinante para la historia. sino la funci´on sustantiva o de reemplazo que debe cumplir. surgi´o el paradigma indicial que se alej´o de las corrientes tradicionales que buscaban las pruebas irrefutables que dejan tras de s´ı los acontecimientos reputados de grandes y decisivos. .La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 109 Con los resultados obtenidos hasta ahora. ] No es as´ı la fragmentariedad o la insuficiencia de un dato lo que hace de ´el un indicio. El indicio es un dato que est´a all´ı en lugar de la prueba existente. En ese proceso se evalu´o la posibilidad de transformar la informaci´on de la Geometr´ıa Fractal en un indicio. antes que nada. como lo hab´ıamos derivado de la propuesta de Paul Kirchhoff y de Carrasco. o incluso la presencia del mismo. para ´epocas posteriores. como en la paleontolog´ıa. El car´acter de indicio no le viene al documento de su precariedad. en t´erminos de Ginsburg. en lugar o m´as all´a del dato pertinente. Un indicio no es un dato. . que no est´a all´ı. no es un documento fragmentario de una realidad. [. A partir de un indicio no se reconstruye un hecho. documento o prueba insuficiente. Con base en la dimensi´on fractal establecida para las estructuras mayores de Teotihuac´an ahora podemos concebir de otra forma las relaciones socio/territoriales. para que sea u ´til a la arqueolog´ıa. un periodo o un modo de vida. que le impida cumplir con el ideal de ser una prueba plena. El sistema indicial trabaj´o a partir de la ausencia de ese tipo de pruebas. llev´o a revisar los prejuicios propios de la disciplina as´ı como el registro arqueol´ogico desde la versi´ on de los grupos locales. dentro de la historiograf´ıa italiana. que fue construida de acuerdo a un plan con m´ ultiples escalas en el que cada construcci´on tiende a repetir la estructura general del conjunto. sino que se lo supone. se puede decir que el algoritmo de los fractales corrobora una estructura de autosimilitud presente en Teotihuac´ an. Propuesta final Al principio de este trabajo se mencion´o que el estudio de la regi´on Centro Norte de Mesoam´erica. ocupada en el siglo XVI por otom´ıes. o de su fragmentariedad. El indicio incita a buscar algo que por alguna raz´on no SMM-CIMAT . En los a˜ nos ochenta del siglo XX.

Tetzcoco y Tlacopan. Bibliograf´ıa Boone.110 Rosa Brambila Paz. en Francia. La Triple Alianza de Tenochtitl´ an. y abrir nuevos caminos a las reflexiones sobre c´omo pensar el pasado. La otra mitad de Cl´ıo. Salvador Rueda. INAH. Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez ha dejado restos suyos. para descubrir los rastros de hechos no experimentados directamente por el observador. “La historia como descubrimiento”. Facultad de Arquitectura. a los que otorga por ello el car´acter de indicios. M´exico. 25. 1.1. Ginzburg (1999). “Prominent scenes and pivotal events in the Mexican Pictorial Histories”. M´as de un cuarto de siglo ha pasado desde que se inici´o la b´ usqueda conceptual que permitiera ver lo invisible de las ´epocas antiguas. Fondo de Cultura Econ´omica. 2006. eds. Echeverr´ıa. Fernando Brambila Paz. Bol´ıvar. Ana Mar´ıa y Yolanda Cano. El planteamiento intentaba poner distancia con los conflictos entre el dato emp´ırico y su interpretaci´on.. Crespo. “Pol´ıticas de poblamiento en frontera: asentamientos otom´ıes en Quer´etaro”. Ana Mar´ıa y Juan Carlos Saint-Charles. algo que por alguna raz´on estuvo impedido de manifestarse. Contrahistorias. con resultados muy variados. 2003. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . La divisi´on en cuadrantes del espacio ceremonial”. p 31-32). En la misma ´epoca Jean Claude Gardin. El Colegio de M´exico. vol. Los conceptos de autosimilitud y de dimensi´on fractal pueden ayudar a recorrer esos caminos. 407-424 Carrasco. pp. M´exico. M´exico. 1997. 13-25. Segundo Simposio. 29-34. sino s´olo huellas indirectas. UNAM. Colecci´on cient´ıfica 356. algo que tuvo prohibido mostrarse. algo que era necesario ocultar” (Echeverr´ıa. Constanza Vega y Rodrigo Mart´ınez Baracs. C´ odices y Documentos. propuso que la arqueolog´ıa deb´ıa ser vista como un saber conjetural (Gardin 1979). M´exico. Estudios culturales desde la antropolog´ıa y la historia. Cuadernos de Arquitectura Mesoamericana. n´ um. no. pp. 1993. 59-63. descubre intenciones entre esos mismos datos de lo real. INAH. Caleidoscopio de Alternativas. 1996. Estructura pol´ıtico-territorial del Imperio tenochca. “Formas arquitect´onicas del Baj´ıo. M´exico. Pedro. pp. 2003. Elizabeth. pp. Fideicomiso Historia de las Am´ericas. Crespo.

pp. Garc´ıa Castro. “Elementos cer´amicos de asentamientos toltecas en Guanajuato y Quer´etaro”. UNAM. emblemas. Garc´ıa Mart´ınez.. eds. La negociaci´ on del espacio pol´ıtico de los pueblos otomianos. Paul. territorio y poder en la provincia matlatzinca. Gedisa. Indios. Paris. Luz Mar´ıa y Ana Mar´ıa Crespo Oviedo. Revista Europea de Estudios Latinoamericanos y del Caribe. p. Lockhart. 2000. Agent-Based Modeling of Social and Spatial Processes. J. eds. Los pueblos de la sierra. IIA. 1976. El Colegio Mexiquense. Mesoam´erica y el centro de M´exico. a Trial Formulation”. indicios. Ida Altman y James Lockhart. 53. M´exico. pp. 249-272. Historia social y cultural de la poblaci´ on ind´ıgena del M´exico central. Universidad ´ de California. Jean-Claude . 1998. pp. Homenaje a Eduardo Noguera Azua. Bernardo. Spaniard and Indian: The example of late Sixteenth-Century Toluca”. Oxford Univesity Press. Latin American Center. eds. Garc´ıa Mart´ınez. Gardin. Oxford. 99-123. “Jurisdicci´on y propiedad: una distinci´on fundamental en la historia de los pueblos de indios del M´exico Colonial”. Lockhart. “The Fractal House of Pharaoh: Ancient Egypt as a Complex Adaptative System. CIESAS. Mari Carmen Serra Puche y Carlos Navarrete. Lehner. Nueva York.La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 111 Flores Morales. 1998 pp. Santa Fe Institute Studies in the Science of Complexity. Kirchhoff. “El Imperio Tolteca y su ca´ıda”. Carlo. Ren´e. Hachette. siglos XV-XVII. 1979. Colegio de M´exico.Ruiz. Kohler y George J. Gumerman. [La edici´on en ingl´es apareci´o al mismo tiempo como Theoretical Archeology. Provinces of early Mexico: Variants of Spanish American regional evolution. 205-220. Cambridge University Press]. Bernardo. 138175. Ra´ıces de un paradigma de inferencias indiciales”. M´exico.. Ginzburg. Ensayos de alfarer´ıa prehisp´ anica e hist´ orica de Mesoam´erica. Rosa Brambila y Emma P´erez Rocha (recop. “Indicios. Pa´ıses Bajos 1992. James. 1997. M´exico. Los nahuas despu´es de la Conquista. Dynamics in Human and Primate Societies. 1999. Monjar´as. Timothy A.) INAH. pp. Los Angeles. Espa˜ na. 47-60. Une arch´eologie theorique. Instituto Nacional de Antropolog´ıa. Fondo de Cultura SMM-CIMAT . “Capital and Province. Mark. Mitos. siglos XVI-XVIII. Morfolog´ıa e historia. M´exico. James. 275-353. 1999.

Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 2000. Sociedad Mexicana de Antropolog´ıa. The Fractal Geometry of Nature. “El calpulli: ¿otra acepci´on del tecalli?”. Rosa Brambila Paz. pueblos y comunidades. Margarita. Pachuca. Relaci´ on de algunas de las muchas cosas notables que hay en la Nueva Espa˜ na y de su conquista y pacificaci´ on y de la conversi´ on de los naturales de ella. Mandelbrot. S´ımbolos del tiempo. 1999. Arqueolog´ıa II. vol. Menegus Bornemann. vol. M´exico. no. Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo. 22. Sonia. W. M´exico. CONACULTA. II. 2005. 27. 1991.. n´ um. Lombardo de Ruiz. “El desarrollo urbano de M´exico Tenochtitl´ an”. M´exico. 83-102. H. 1991. vol. Zorita.B. L´opez. 1972. 1999.. Oleschko. Manuel Mi˜ no Grijalva. Pueblos y caciques yucatecos. versi´ on paleogr´afica y estudios preliminares de Ethelia Ruiz Medrano.idealibrary. Pedro L´opez. Fernando Brambila Paz. L´opez Aguilar. pp. Otto. 2 vols.com Quezada. Fernando. Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez Econ´omica. 1550-1580. CONACULTA. pp 239-246. Teotihuac´an”. XIII M esa Redonda: Balance y perspectivas de la antropolog´ıa mesoamericana y del Norte de M´exico. CONACULTA. 1530-1630”. “Interpretaci´ on de la estructura ubicada al pie de la Pir´amide de la Luna. Fernando y Guillermo Bali Ch´avez. 27..112 Rosa Brambila Paz. 1983. Fernando Brambila Paz. vol. una visi´on desde la teor´ıa de la Complejidad”. M´exico. Mexico” Journal of Archaeological Science. Sergio. San Francisco. B. “La organizaci´on econ´omico-espacial del trabajo ind´ıgena en el Valle de Toluca. 21-51. Sch¨ondube. http://www. M´exico. Hidelberto. M´exico. Klaudia. Fractal Analysis of Teotihuacan. Mart´ınez. Jap´on 2000. Aguilar. Freeman. Menegus Bornemann. El Colegio de M´exico. M´exico. 1975.2. Alonso de: Relaci´ on de la Nueva Espa˜ na. comp. Jean Franois Parrot. 5. pp. Kansai University of Foreign Studies. Del se˜ nor´ıo ind´ıgena a la rep´ ublica de indios. Historia Mexicana. 1992. The Journal of Intercultural Studies. pp 194-208. “Mesoam´erica. M´exico. 1995. El Colegio de M´exico. Wiebke Ahrndt y Jos´e Mariano Leyva. Haciendas. Ludus Vitales. Margarita.

La estructura del imperio tolteca (Kirchhoff 1989) Figura 2. Estructura A comparada con la l´amina 1 de C´odice F´eyerv´ aryMayer Figura 4. SMM-CIMAT . L´amina 1 del C´odice Mendocino Figura 3.La Dimensi´on Fractal como Indicador Arqueol´ogico en los Estudios de Territorio 113 Lista de Figuras Figura 1. Maqueta de Plazuelas (Cortes´ıa del arque´ologo Carlos Casta˜ neda). Dimensi´on Fractal y sus logaritmos Figura 5.

Fernando Brambila Paz. Flor de Mar´ıa Aceff S´anchez Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .114 Rosa Brambila Paz.

El Alt´ epetl. a partir de su lenguaje. para describir y entender el mundo mesoamericano debemos hacerlo a partir de la forma en que los hombres mesoamericanos concibieron la vida. 115 . como las de otras partes del mundo. Por ello. es importante reconocer que cada “divisi´on” territorial tiene una realidad y un contexto que corresponde a una particular “organizaci´on” humana del mundo y de las cosas del mundo. los investigadores han descrito la organizaci´on socio-pol´ıtica de los pueblos mesoamericanos empleando t´erminos exportados de otras culturas que m´as all´a de aclarar confunden. el espacio y el tiempo. y de la forma de transmitirlo gr´aficamente. Por lo anterior. a partir del entendimiento de su religi´on y organizaci´on social. En Busca de Una Definici´ on Blanca Vilchis Flores1 Las ciudades de Mesoam´erica. pues las interpretaciones que de ellos surgen son visiones fragmentadas. Durante d´ecadas. por tanto no caben las comparaciones entre el proceso de formaci´on y consolidaci´on de las culturas que habitaron en ella con las culturas que habitaron y se desarrollaron en Asia o en Europa. –Patrick Johansson– Mesoam´erica se caracteriza por ser un espacio con un desarrollo cultural particular. se edificaron en un espacio real y un tiempo hist´ orico. pero se gestaron tambi´en en la geograf´ıa interior de sus habitantes y en una atemporalidad con valor m´ıtico. 1 Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia.

desde la arqueolog´ıa. As´ı. Sin dejar de considerar la obra de Molina como trascendente. econ´omica y territorial de Mesoam´erica podr´an encontrar grandes ventajas en el empleo del t´ermino alt´epetl en sustituci´on de otros como Estado-Naci´on.temporal) un pueblo que vivi´o hace. los arque´ologos que estudian la organizaci´on pol´ıtica. la organizaci´on de los pueblos que habitaron Mesoam´erica en el momento de la llegada de los espa˜ noles al continente americano. Este trabajo parte de la necesidad de rese˜ nar algunas definiciones de alt´epetl provenientes de la etnohistoria. su significado ideol´ogico particular sin olvidar las diferencias y similitudes de fondo y a´ un de matiz. es fray Alonso de Molina quien define con s´olo dos palabras un concepto que engloba toda la cosmovisi´on centenaria de un pueblo. as´ı como de la necesidad de comprender su estructura y su proyecci´on en diferentes niveles. seis siglos (si nos ubicamos en el momento del contacto espa˜ nol) debido a que enfrentamos tres obst´aculos principales para acercarnos a nuestro objeto de estudio: el lenguaje. la ideolog´ıa y las fuentes susceptibles de ser consultadas. que a los habitantes de un pueblo. que lo mismo hacen referencia a un territorio. para abordar el tema. por lo que define alt´epetl tan s´olo como sin´onimo de pueblo Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Lamentablemente. religiosa. Lo anterior debido a que el t´ermino ha sido utilizado recurrentemente durante los u ´ltimos a˜ nos pero sin una definici´on clara. hasta donde nos sea posible. Finalmente. social. pensamiento a partir del cual se concibe y estructura el espacio que habita. por lo menos. debemos tratar de emplear y conservar los vocablos originales nahuas (para el caso de la cuenca central) considerando. es necesario reconocer que no comprendi´o el t´ermino en toda su extensi´on. Reino o Imperio. se presentar´ a una propuesta de c´omo entender y caracterizar un alt´epetl cuando estudiamos.116 Blanca Vilchis Flores Evidentemente no es f´acil entender c´omo organiz´o su universo (espacio. las traducciones literales no son una constante y a pesar del incremento en el uso de dicho vocablo nahua a´ un no se tiene una definici´on funcional del t´ermino para nuestra disciplina. Sin embargo. Yn nican altepetl Mexico-Tenochtitlan Lo que se ha dicho del alt´ epetl El primer autor a quien debemos remitirnos.

lo llamaremos “organizaci´ on de tipo fractal”. cohesivas y perdurables. 1999: 27 y ss). El segundo autor que analizaremos es James Lockhart para quien el alt´epetl es un estado ´etnico. 2004: 44-45). con el paso de los a˜ nos ello ha dado lugar a una p´erdida en el nivel de comprensi´ on de dichos documentos. Por su parte. para efectos de este trabajo. Es probable que los autores ind´ıgenas del siglo XVI-XVII no consideraron necesario hacer tales aclaraciones por ser “obvias” para los miembros del grupo nahua en su momento. Molina incluye en su vocabulario el t´ermino tlatoani como hablador (el que habla) o gran se˜ nor (en plural tlatoque). 3 Lockhart dice que no hay diferencias claras para denominar los diferentes niveles de un alt´epetl pero otros autores si hacen menci´ on de tales diferencias. Para este autor el t´ermino no tiene plural en n´ahuatl. nos ha dejado el significado de otras palabras cuya ra´ız est´a relacionada con el concepto y que nos pueden dar luz sobre la amplitud de su significado. Siguiendo a Lockhart. una organizaci´on de personas con el dominio de un determinado territorio. 4 A este modo de organizaci´ on Lockhart lo llama “celular o modular” en oposici´ on al modo jer´ arquico. un alt´epetl no se limitaba a un “centro” pero.El Alt´epetl. entendiendo por fractal todo objeto que presente la misma estructura al cambi´ arsele indefinidamente la escala de observaci´ on. Lockhart expresa la existencia de “conglomerados” de altepeme a los que tambi´en les llama indistintamente alt´epetl3 . Adem´as. 1979: Libro duod´ecimo fojas 87 y 492) y otros autores lo han pluralizado como altepeme. En Busca de Una Definici´on 117 o del vocablo rey2 . autores como Chimalpahin intentaron hacer analog´ıas con t´erminos occidentales quiz´ a con el fin de que los espa˜ noles de su ´epoca los entendieran. Sahag´ un traduce altepeuh como pueblos (Sahag´ un. dando como resultado unidades complejas. caracter´ıstico de los pueblos ind´ıgenas del M´exico Central y que se refiere. pero. SMM-CIMAT . en primer lugar. Johansson asume que en tanto el Coatep´etl o monta˜ na sagrada dentro de la cosmogon´ıa nahua es templo y axis mundi dado que en ella se ve el reflejo (o el espejismo) de lo que ser´a Tenochtitl´ an al tiempo que es una imagen del origen m´ıtico conocido como Aztl´ an/Colhuacan (Johansson. sin embargo. menciona que no estaban limitados a un centro y que se constitu´ıan por una serie de entidades relativamente aut´onomas –no necesariamente evidentes– con disposici´on similar a la entidad mayor y con una relaci´on id´entica con respecto al punto de referencia com´ un4 . Por otro lado. por otro lado. sin embargo. lo cual no significa que cada una de estas unidades no tuviera una din´amica interna propia a partir de la cual tambi´en se modificaban. entonces se 2 La palabra “rey” tampoco es adecuada para denominar al gobernante de un alt´epetl. reubicaban o “destru´ıan” como se ver´a m´as adelante. t´ermino que se emplear´a a lo largo del presente trabajo. al territorio (Lockhart.

nivel 3 en adelante). De acuerdo con Susan Schroeder. sino la entidad pol´ıtica m´as importante dado que otorg´o a Mesoam´erica una estructura s´olida. Sin embargo. Para Pedro Carrasco la entidad pol´ıtica m´as importante de Mesoam´erica a la llegada de los espa˜ noles era lo que Chimalpahin llam´o excan tlatoloyan o excan tlahtolloc (Carrasco. Los registros que se tienen hoy sobre el huey altepetl Tenochtitlan-TetzcocoTlacopan nos ayudan a profundizar tanto en la sociedad como en la cultura prehisp´anicas. Carrasco afirma que el alt´epetl fue la entidad pol´ıtico-territorial b´asica equivalente a “pueblo”. entonces. 1994: 71 y 81-83).cit. tanto en el espacio como en el tiempo durante m´as de ocho siglos –y quiz´a desde antes–. parcialidad o cabecera. ella considera burdo el t´ermino “ciudad-estado” por lo que decide emplear “reino” para definirlo “como un estado soberano que abarca un territorio acotado. el autor emplea tres palabras para definirlo en tres diferentes niveles: barrio. a la cual se le antepone el afijo huey “grande” para indicar una escala mayor (Ver Cuadro 1. Por ello. 1996: 27-33). pueblo y ciudad.118 Blanca Vilchis Flores puede considerar que cada alt´epetl tuvo un “centro” en el mismo sentido. y provincia. en un cuarto nivel coloca al alt´epetl como se˜ nor´ıo. sujeto. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . el pueblo o alt´epetl toma el significado occidental de “ciudad” hueyaltepetl. el presente trabajo propone que el alt´epetl fue. pues el centro del mundo est´a all´ı donde el mundo es pensado. En su estudio. como palabras relacionadas (Carrasco. como una proyecci´on del alt´epetl pero a una escala o nivel superior. La referencia a la palabra alt´epetl incluye tanto el centro urbano o c´ıvico como el territorio entero de la ciudad y de la zona rural. 1996: 31) y que hoy conocemos como “Triple Alianza”5 . Para ella el t´ermino alt´epetl empleado por Chimalpahin describe tres diferentes niveles de organizaci´on sociopol´ıtica que incluyen varias subentidades 5 El mismo Carrasco nos advierte que Triple Alianza no es la traducci´ on de una expresi´ on n´ ahuatl en tanto que excan tlatoloyan literalmente quiere decir “se gobierna en tres partes”. las tres cabezas o lugares de gobierno (op. p. Contrario a lo que dice Carrasco. reino o imperio y define estancia. no s´olo la base. pero a pesar de este se˜ nalamiento el por qu´e de dicha transformaci´on no queda muy claro. 31). para Chimalpahin el alt´epetl es una entidad sociopol´ıtica soberana que ella nombra como “distrito pol´ıtico regional” y a su vez como parte de una “gran unidad pol´ıtica” o “confederaci´on” a nivel de ´area. en su momento. a partir de su comprensi´on se entender´a mejor lo que signific´o la Triple Alianza. normalmente con su propio rey din´astico o tlatoani” (Schroeder.

El Alt´epetl. En Busca de Una Definici´on

119

(como el tlayacatl y el calpullitlaxilacalli) y se usa m´as frecuentemente para hacer
referencia a estados o reinos “esparcidos” en el centro de M´exico, ya sean de su
tiempo o anteriores. Es importante se˜
nalar que Schroeder lo considera medular
para la comprensi´on de la organizaci´on sociopol´ıtica del mundo nahua (Schroeder,
1994: 183).
En su libro El Alt´epetl, origen y desarrollo, Cayetano Reyes Garc´ıa afirma que
en 1949 Arturo Monz´on fue el primero en se˜
nalar la necesidad de entender ampliamente el significado del alt´epetl pero sin tratar de resolverlo y lo define como
una instituci´on sui generis con funciones hegem´onicas tanto a nivel local como
regional, constituida por dos sectores a los que nombra tiachcame e ipiljuan, y
que cohesiona en tres niveles los intereses colectivos: 1) al interior de una localidad o barrio, 2) en el ´ambito local o pueblo y 3) en lo regional. Estos tres niveles
son denominados indistintamente como alt´epetl y en su conjunto se denominan
altepeme (´organo rector o pueblo dirigente). En general el concepto hace referencia a una estructura sociopol´ıtica en diversos niveles horizontales, compuesta
por una estructura jerarquizada y una superestructura cultural reforzada por la
religi´on y cosmovisi´on mesoamericana que reflej´o, en el alt´epetl, la idea del origen
del universo (Reyes, 2000: 13-15 y 42-44).
Para la comprensi´on del t´ermino, Carrasco considera fundamental el concepto
nahua de espacio a partir de las cinco regiones o rumbos en los que se divid´ıa la
tierra (el universo) y se da a la tarea de demostrar que la sociedad nahua que
conocieron los espa˜
noles no era una sociedad simple sino compleja, basada en una
organizaci´on social de identidad ´etnica (Reyes, 2000: 34-35). Afirma, con base en
las fuentes, que el registro de esta instituci´on se remonta al siglo XII de nuestra
era con el altepetl olmeca y que sigue existiendo en distintas regiones del M´exico
actual (Reyes: 39 y 51). El concepto refleja la idea del origen del universo que
tambi´en estaba representado por las propias pir´amides que fueron objeto de culto
(Reyes, 2000: 44-45).

Estructura del alt´
epetl
De acuerdo con Lockhart los requerimientos m´ınimos para que existiera un
alt´epetl eran –en la acepci´on nahua de la palabra– un territorio, un conjunto de

SMM-CIMAT

120

Blanca Vilchis Flores

partes menores constitutivas6 o microcosmos (cuyo n´
umero no se dejaba al azar)
algunas independientes, otras subordinadas, as´ı como un gobernante din´astico o
tlatoani (Lockhart, 1999: 29-32). Tendr´ıa tambi´en un templo principal (s´ımbolo de
su soberan´ıa) y alguna clase de mercado principal7 . No deja claro si el territorio
del alt´epetl era una superficie continua o discontinua y por qu´e, pero define a
esta organizaci´on como flexible, adaptada a las circunstancias particulares y sin
estabilidad a largo plazo. Menciona tambi´en que las entidades menores o calpolli
requer´ıan de un “sistema de rotaci´on” (Ver Figura 1) que era el hilo vital del
alt´epetl pues la secuencia –que pod´ıa o no ser c´ıclica– se repet´ıa a si misma
indefinidamente pudi´endose detener en cualquier punto.
Para Carrasco, un alt´epetl deb´ıa reunir las tres caracter´ısticas siguientes:
1) Poblado gobernado por un rey de linaje dentro de la organizaci´on pol´ıtica
bajo el cual exist´ıa un grupo de ciudades –independientes e interdependientes– gobernadas por reyes propios (Carrasco, 1996: 49). En dichos poblados,
la sede del gobierno era el asentamiento con mayor concentraci´
on de habitantes. Los gobernantes ten´ıan cada uno su propia dinast´ıa.
2) Entreveramiento de territorios, distribuci´on de tierras entre todas las entidades sociopol´ıticas que lo integraban. La naturaleza de las entidades territoriales estaba ´ıntimamente ligada a la tenencia de la tierra. El entreveramiento de las unidades sociales se acompa˜
naba de la segmentaci´
on de las
entidades pol´ıticas.
3) Carrasco no habla de un “sistema de rotaci´on” pero si menciona que hab´ıa
un “equilibrio cambiante8 ” que es similar a la definici´on de Lockhart (Carrasco, 1996: 43-69).
6

Cada una con su propio dios ´etnico (y por consiguiente con su propio templo o teocalli),
su propio jefe (con su tecpan o palacio), su propio territorio y su propio mercado regional
(tianquiztli).
7
Por lo com´
un los elementos de la trinidad palacio-templo-merado estaban localizados cerca
unos de otros formando un “n´
ucleo central” cuyo nombre nunca fue diferente al de todo el
alt´epetl (Lockhart, 1999: 34-35).
8
Por lo general, cuando hablamos de equilibrio hacemos referencia a un sistema de balance
perfecto que lleva impl´ıcito un sentido de orden y estabilidad. Por ello resulta parad´
ojico hablar
de un estado de equilibrio cambiante fuera de las teor´ıas de la complejidad. Otras palabras relacionadas: estabilidad, cambio, adaptaci´
on, irreversibilidad, balance entr´
opico, discontinuidad,
estructura disipativa, autoorganizaci´
on y fluctuaci´
on.

Matem´atica Aplicada y su Ense˜
nanza

El Alt´epetl. En Busca de Una Definici´on

121

En su libro Chimalpahin y los reinos de Chalco, Schroeder establece una Secuencia para tareas del tipo rotatorio basadas en el orden cronol´ogico de la fundaci´on de los altepeme y probablemente en relaci´on con los puntos cardinales, a
pesar de que Chimalpahin no da ninguna pista de tal orden ni motivo para pensar que el altepetl tlayacatl tuviera una rigurosa definici´on geogr´afica (Schroeder,
1994: 83 y 305).
Susan Schroeder tambi´en se˜
nala que en las historias de Chimalpahin el establecimiento de un alt´epetl es algo que ocurre cuando un grupo migratorio se
transforma en sedentario pero que ya contaba con un tlatoani “todo poderoso” y
con su propio dios. El haber llegado de otro lado como grupo caracter´ıstico con
su dirigencia din´astica propia, era un importante sello para el alt´epetl. Adem´as,
la “llegada” los legitimaba a tal grado que el vocablo axiliztli o arribo9 expresa
un sentido de “fundaci´on” seg´
un la autora. El siguiente paso en importancia era
la construcci´on de un templo o teocalli para su deidad y para finalizar el asentamiento era construir un palacio o tecpan, un mercado o tianquiztli y una prisi´on
o teilpiloyan. Schroeder menciona como el acto m´as trascendental que acompa˜
na
la formaci´on del alt´epetl la adquisici´on de la tierra y finalmente aclara que en
ninguna parte Chimalpahin supone que el alt´epetl sea un centro urbano ni que
todas sus partes tengan que ser continuas (Schroeder, 1994: 186-197). El hecho
de que un alt´epetl tuviera un territorio con l´ımites conocidos no implicaba que
dicho territorio fuera continuo ni est´atico, pues el tama˜
no de un alt´epetl pod´ıa
variar por diferentes causas.
Para Cayetano Reyes Garc´ıa, en la c´
uspide de cada nivel o estrato org´anico
del alt´epetl se encontraba un consejo local integrado por los tiachcame y los tlayacanque, es decir, los principales o hermanos mayores y la gente del templo (Reyes,
2000: 43). En general, este autor trata una secuencia evolutiva o de desarrollo del
altepetl Cholula como ejemplo de la caracterizaci´on de un alt´epetl nahua. Hace
referencia constante a dicha estructura como una divisi´on cuatripartita del espacio con base en dos ejes principales (la ruta del Sol y la ubicaci´on del mictlampan)
y los cinco rumbos cardinales (existe un quinto rumbo al centro); hace referencia
tambi´en a una composici´on social y jerarquizaci´on pol´ıtica, econ´omica y cultural
de los diferentes grupos ´etnicos. Menciona recurrentemente la importante presencia de un tecpan y de un teocalli, indica la existencia de un centro o ´area central
9

Axilita presenta tres acepciones en el vocabulario de Molina: 1) suplir o a˜
nadir lo que falta,
2) acompa˜
nar o seguir a otro hasta su posada y 3) hacer que llegue algo a alguna parte.

SMM-CIMAT

Como se ha visto. tampoco son palabras funcionales cercanas a la realidad nahua. con base en ´el. donde palabras como “pueblo”. Existe un mito de fundaci´on del alt´epetl que pone fin a la migraci´on.122 Blanca Vilchis Flores para el alt´epetl (gran centro pol´ıtico del gobierno-toltecayotl ) compuesto por el teocalyocan y por el teocalcan. si bien incluyen una l´ınea de dirigentes con linaje. el concepto alt´epetl no coincide con conceptos como estado confederado. 2. Caracterizaci´ on del alt´ epetl La mayor´ıa de los autores que han escrito sobre el alt´epetl como la unidad pol´ıtico-territorial hegem´onica entre los nahuas. 3. “ciudad” o “estado” no son sin´onimos ni equivalentes de la palabra alt´epetl al no cubrir con las caracter´ısticas b´asicas mencionadas en las fuentes. pues se reconoce como una estructura din´amica y flexible que se reproduce a diferentes niveles y es susceptible de ser reubicada. dejar´ıa de “sorprender” que los grupos “dominantes” de un determinado territorio no destruyeran la estructura sociopol´ıtica de los grupos “dominados”. Sin embargo. Se reconoce o asume un origen m´ıtico del grupo en Aztlan-Chicomoztoc (que a su vez tambi´en es considerado alt´epetl). realizar las nuevas interpretaciones para la arqueolog´ıa mesoamericana precolombina10 . se han preocupado por entender el t´ermino original a trav´es del estudio de las fuentes. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 10 Si adem´ as aceptamos que el alt´epetl es com´ un a toda Mesoam´erica. pero tambi´en se˜ nala la existencia de diversos centros ceremoniales ubicados en relaci´on con las casas de los supremos dirigentes. la apuesta debe ser por entender y retomar el vocablo original en su propio contexto y. El grupo es heredero de una tradici´on migratoria y su tlatoani es descendiente de una l´ınea de dirigentes con linaje. 2000: 90 y 94-98). Otros vocablos como “reino”. algunos de los cuales eran centros ceremoniales y habitacionales al mismo tiempo (Reyes. destruida o modificada as´ı como de presentar todas o algunas de las siguientes caracter´ısticas que se enlistan a partir de un orden relativo de importancia: 1. imperio o reino. cabecera o pueblo. pero con el fin de redefinirlo a partir de t´erminos occidentales tales como imperio.

El gobierno hegem´onico est´a integrado por uno o dos tlatoque vinculados con la divinidad principal del grupo. y con una relaci´on id´entica con respecto al punto de referencia com´ un. Lo anterior en el sentido de que no se puede saber cu´al de sus entidades menores (o niveles de organizaci´on. que son por lo menos cuatro) tendr´a un desarrollo mayor comparada con el resto. Adem´as. pues se compone de entidades menores –no necesariamente evidentes– aut´onomas o subordinadas. sin embargo. 12 La palabra palacio presenta una problem´ atica similar a la definici´ on del t´ermino alt´epetl. SMM-CIMAT . 14 Ver Figuras 1a y 1b. 5. tanto Schroeder como otros autores dan indicios sobre la forma a partir de la cual se puede redefinir desde la arqueolog´ıa utilizando la palabra nahua techan. 1996: 34). 9. Divisi´on-distribuci´on cuatripartita del espacio as´ı como el establecimiento de un conjunto de cuatro construcciones: palacio-templo-mercado-c´arcel12 que pueden o no estar cercana una de la otra. todo alt´epetl y cada uno de sus niveles o unidades constitutivas tratar´an de mantener un equilibrio c´osmico y una simetr´ıa interna en el mismo sentido (axis mundi ) (L´opez Aguilar. 6. con disposici´on similar13 a la entidad mayor. Territorio-Espacio11 sin un “centro urbano”. En su interior contiene un “sistema de rotaci´on”14 no lineal que a su vez condiciona el que sea impredecible la evoluci´ on del alt´epetl. 13 Una de las caracter´ısticas de un fractal es que conserva la misma forma si se le ve en distintas escalas. realiza su migraci´ on y finalmente funda otro alt´epetl en “el mismo lugar” de su partida (Duverger. Finalmente. unidades externas pueden ser a˜ nadidas para modificar la evoluci´ on interna de la misma sin que se altere la entidad b´asica en s´ı. 11 Podr´ıamos proponer adem´ as el tiempo c´ıclico como una cuarta dimensi´ on dado que. Su estructura es fractal al cambiar de escala o nivel.El Alt´epetl. 8. ni el momento en el que se presentar´ a o se perder´a esta supremac´ıa. se trata de un vocablo exportado que no corresponde con la realidad mesoamericana. En Busca de Una Definici´on 123 4. 2006). dando como resultado unidades complejas. seg´ un las fuentes. A esta caracter´ıstica se le llama autosimilitud (Braun. cohesivas y perdurables. 2006). lo cual no es objeto de este estudio. el grupo sale de un alt´epetl. con fronteras difusas (sus partes no son contiguas) y cuyo tama˜ no no es est´atico a trav´es del tiempo. 7.

nuestro objetivo ahora es definirlo y dejaremos la demostraci´on de su antig¨ uedad para una siguiente investigaci´on. Si bien era necesario fundarlo con una l´ınea de mando bien consolidada. pero s´ı se sabe que puede incrementarse a lo largo el tiempo y esto es parte importante de lo que nos interesa como arque´ologos. y otros como unidad sociopol´ıtica. dado que un grupo itinerante o que migra no pod´ıa considerarse alt´epetl hasta que no se fundaba en un territorio particular (adquirido por conquista. palaciotemplo-mercado-c´arcel. En ese sentido. la construcci´on de un templo al momento de la fundaci´on (Caracter´ıstica n´ umero 6) a partir del cual se estructura y da sentido al espacio (Duverger. palacio-templo-mercado o. como ya se ha dicho anteriormente. por negociaci´on. 1994: 190-191). El tama˜ no del templo no se especifica. Para nosotros. presentan una Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . dejan ver en su redacci´on la existencia de una prolongada continuidad. Consideramos que se ha entendido cada parte como aislada y no como un todo integral. como el templo. en el an´alisis que Schroeder realiza sobre los documentos de Chimalpahin menciona algunos ejemplos para aclarar el hecho de que un alt´epetl no siempre implic´o el haberse formado del modo “usual”. tambi´en pod´ıa surgir cuando una nueva l´ınea de mandatarios se ganaba el reconocimiento debido a una serie de acciones sobresalientes (Schroeder. recurrentemente. el alt´epetl es una estructura que nace y evoluciona con Mesoam´erica pero que tiene antecedentes en los siglos previos. el alt´epetl ten´ıa una serie de construcciones a partir de cualquiera de las combinaciones siguientes: palaciotemplo. Cabe mencionar que las fuentes se˜ nalan. un alt´epetl ser´ıa tal si y s´olo si presenta las nueve caracter´ısticas arriba propuestas. Adem´as. Idealmente. Asimismo. sin embargo. pero estos t´erminos no reflejan el aspecto simb´ olico del alt´epetl. la evoluci´on del alt´epetl es no lineal e impredecible -sin dejar de cubrir la caracter´ıstica 3 de la fundaci´on. Tanto Susan Schroeder. por matrimonio o por cualquier otro medio). Sin embargo. o a partir de la misma estructura que se fue adaptando desde la ´epoca olmeca como se˜ nala el segundo. pero no en cuanto a la continuidad o discontinuidad del territorio. algunos autores definen el alt´epetl como entidad pol´ıtico-territorial. ya sea a partir de “antiguas teocracias perpetuadas por pr´acticas de sucesi´on din´astica” que evolucionaron como se˜ nala la primera. donde tanto el palacio. 2006). como Cayetano Reyes.124 Blanca Vilchis Flores Las diferentes obras que se han analizado coinciden en definir un alt´epetl a partir de las cuatro primeras caracter´ısticas de la lista anterior as´ı como en la existencia de una secuencia de rotaci´on. lo cual da lugar a la generaci´on de mitos. que a su vez se relaciona con la caracter´ıstica 5-.

. teuctli ) as´ı como la existencia de un espacio (territorio) bajo su mando (en el cual se lleva a cabo la fundaci´on) con una distribuci´on cuatripartita y una construcci´on central. un gobernante personificado por el tlatoani. SMM-CIMAT . quiz´a se trata de una expresi´on colonial con un sentido de “pueblo que gobierna”. El tlatoani gobernaba de por vida y una persona pod´ıa suceder al jefe en un tlayacatl distinto a aqu´el en el que hab´ıa nacido (Lockhart: 37-38) siempre y cuando descendiera de un linaje de gobernantes (por cualquier l´ınea) lo cual tambi´en nos obligar´a a reflexionar. La primera se emplea con menor frecuencia y. Schroeder tambi´en ejemplifica la existencia de altepeme que carec´ıan de “llegada” o axiliztli entendiendo el vocablo con un sentido de fundaci´on (Schroeder. 1994: 196-197). cabeza o dirigente (tlaloque. Siguiendo con la caracterizaci´on del alt´epetl es importante mencionar que en las fuentes encontramos dos palabras equivalentes: tlatocaaltepetl y tlahtocayotl. “pueblo con rey” o ciudad. sobre los mecanismos de “sucesi´on”. Por todo lo anterior. 1999: 33-34) lo cual refuerza nuestra propuesta sobre la inminente necesidad de que todo alt´epetl debe tener una cabeza. . si se crea una nueva fundaci´on en un lugar diferente –por ejemplo despu´es de la migraci´on del grupo o de la “destrucci´on” del alt´epetl– puede o no seguir consider´andose el mismo altepetl y conservar o no su nombre anterior (Schroeder. ] que exist´ıa s´olo ah´ı donde hab´ıa un tlatoani” (Lockhart. 15 Tambi´en se pod´ıa tener una sola edificaci´ on dentro de la cual se llevaban a cabo tanto la funci´ on de tecpan como de teocalli. 1994: 189). tlatoani.125 El Alt´epetl. de “elecci´on” y de “fundaci´on”. en un futuro. reino o principado y esta acepci´on es retomada por Lockhart quien adem´as se˜ nala que “el tlatoani era el punto de referencia primario de todos los calpolli y personificaci´on del altepetl [. 1998: Tomo I). podemos considerar a modo de “condici´on sinecuanon” para la caracterizaci´on de un alt´epetl la presencia de un gobernante. Por otro lado. asimismo. Tlahtocayotl Molina lo define como se˜ nor´ıo. seg´ un Carrasco. En Busca de Una Definici´on distribuci´on dual15 que corresponde a la cosmovisi´ on de los grupos nahuas. un alt´epetl pod´ıa dejar de existir cuando su grupo abandonaba el ´area o cuando el grupo era abandonado por su tlatoani (Chimalpahin.

17 Aunque consideramos que los niveles 1 y 2 tienen nombres particulares. 16 La Historia tolteca-chichimeca se refiere a Cholollan como “cabeza de la toltequidad” (ytzontecon yn toltecayotl) (Carrasco. hoy podemos conceder que Molina no dio una traducci´on para la palabra castellana “emperador” porque no ten´ıa una contraparte nahua. 1994: 180. op. o bien a la “cabecera” original del alt´epetl de Chalco16 . de nuevo. Este autor interpreta el t´ermino como la forma nahua para dar una mayor jerarqu´ıa pol´ıtica a una poblaci´on en comparaci´on con otras que le eran subordinadas. 191 y 200). Carrasco define tlatocaaltepetl como “ciudad gobernante” y tlahtocayotl como “la dignidad y el dominio de un tlatoani”18 y lo equipara al vocablo nahua tzontecomatl “cabeza” tanto como al concepto moderno de Estado. sin embargo. Desde esta perspectiva. Asimismo. 28). La palabra se compone por los mismos elementos que tlatoani m´as “agua-cerro” y es traducida como “alt´epetl supremo” o de mayor jerarqu´ıa pol´ıtica en comparaci´on con otras subordinadas. si los nahuas del siglo XVI ya la hab´ıan adoptado (as´ı como despu´es adoptaron otras palabras) tal vez sea porque a ellos se les estaba imponiendo una nueva visi´on del mundo: la occidental. en tanto que Chimalpahin traduce imperio y emperador como huey tlahtocayotl y huey tlahtohuani ” (Carrasco. Cayetano Reyes define al tlatocaltepetl como una variante del alt´epetl (al mismo nivel y como sin´onimo de ueyaltepetl ) que registran los documentos nahuas del siglo XVI. 1996: 28 y 30). tlahtocayotl y alt´epetl podr´ıan ser sin´onimos. Por su parte. ya sea al “Estado” de Chalco. se˜ nala que “Molina no traduce ‘emperador’ sino que usa la misma palabra castellana y el vocablo ‘imperio’ lo define como ‘Emperador ytlatocayo’. 2000: 40). pero u ´nicamente cuando se habla de los niveles 1 al 417 dentro de la estructura de alt´epetl que proponemos (Consultar Cuadro 1).126 Blanca Vilchis Flores Schroeder da al t´ermino Tlahtocayotl la acepci´on de mando (Schroeder. la necesaria presencia de un tlatoani con su territorio como condici´ on sinecuan´ on del alt´epetl. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 18 Reforzando. varias veces hace referencia al t´ermino Chalcocayotl “entidad colectiva de los chalca” para referirse.cit. aunque menciona tambi´en que quiz´a se trata de una expresi´on colonial (Reyes. Sin embargo.

es posible que el origen del alt´epetl se ubique unos mil a˜ nos antes de Cristo y. representa la dicotom´ıa agua-tierra/Tlatecutli-Tlaloc (Reyes. que a su vez debemos saber reinterpretar dentro del contexto de la cosmovisi´on mesoamericana.1). . que al ser analizados nos llevan a la conclusi´on de que presenta y representa diferentes niveles de complejidad. 2006). En general. Para Cayetano Reyes. 19 La traducci´ on de Molina para tlachiualli es de hechura o criatura. Es decir. al leer las fuentes nos damos cuenta de que el t´ermino fue empleado en contextos y temporalidades muy variados. En Busca de Una Definici´on 127 Los niveles de un alt´ epetl “La organizaci´ on celular sim´etrica [del altepetl] se extend´ıa hacia abajo y hacia adentro a toda una serie de subdivisiones [. cabe mencionar que da sentido a las primeras tres de las nueve caracter´ısticas que aqu´ı se han propuesto para su definici´on. ] tambi´en se extend´ıa hacia arriba y hacia fuera para abarcar configuraciones m´ as grandes y m´ as complejas” –James Lockhart– Schroeder y Johansson Coinciden al decir que el establecimiento de un alt´epetl parece ser un evento que ocurre cuando un grupo migratorio se transforma en sedentario (Schroeder. dejando ver que hace referencia a organizaciones pol´ıtico-territoriales que no son equivalentes. En el C´ odice Florentino. el tlachiualtepetl o “cerro artificial” sincretiza el origen del universo y de la vida en el agua a los montes creadores del agua. SMM-CIMAT . existe la posibilidad de que dicho vocablo tenga su origen en tlachiualli19 y altepetl.El Alt´epetl. El mismo Sahag´ un nos dice que tlachioaltepetl significa “grandes montes edificados a mano”. si bien tal consideraci´on debe ser atendida con cuidado. ni en tama˜ no. 145v y libro duod´ecimo fo. 1994: 186. traduce por un lado altepetl xomiltepec como el pueblo de Sumiltepec y por otro lado altepetl mexico como ciudad de M´exico (Sahag´ un. 1979: Libro d´ecimo fo. . Johansson 2004: 45). Sahag´ un otorga al t´ermino alt´epetl significados diferentes. lo cual nos dar´ıa una lectura diferente (Duverger. As´ı. pero. Sahag´ un no hace una traducci´on sino una interpretaci´on. debido a que el n´ahuatl es una lengua aglutinante. 2000: 44-47). que est´an relacionados con la producci´on agr´ıcola. lo cual es l´ogico a partir de las palabras tlachiualli -hacer y tepetl -cerro. pues los frailes otorgaron a la cultura nativa la calidad de primitiva y salvaje. por otro lado. ni en importancia. Por otro lado.

Lockhart tambi´en se˜ nala que las expresiones o part´ıculas que acompa˜ nan a la palabra alt´epetl en una oraci´on pueden darle un sentido diferente al t´ermino como en el caso de iyolloco in altepetl o de in altepeyotl Mexico que se traducen respectivamente como “en el coraz´on del altepetl ” y “la parte construida de M´exico-Tenochtitlan (con casas y calles)” donde el sufijo -yo de la palabra altepetl Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 1904: Tomo I. . tampoco ´estos se han definido (Caracter´ıstica n´ umero 7 de nuestra propuesta). 244 y 254). 1904: Tomo I. ambiguo y poco discrecional. desde entonces y hasta ahora. violentando de este modo las instituciones ind´ıgenas tanto como los frailes y letrados espa˜ noles (Carrasco. Bernal D´ıaz del Castillo se refiere a la localidad de Tlaxcala como la cabecera de Tlascala (D´ıaz del Castillo.. 261 y 263) o la cabeza y pueblo mayor de Tlascala (D´ıaz del Castillo. 1996: 26-27). 1904: Tomo II. El empleo de la palabra alt´epetl ha sido. la ciudad de Tlascala (D´ıaz del Castillo.128 Blanca Vilchis Flores En su obra. pero en un caso particular es casi imposible estar seguro de que s´olo estaban haciendo referencia a la parte urbana [. explicar la forma y funci´on de esa generalidad llamada alt´epetl.] se presentaba una imagen muy diferente (Lockhart. El concepto de ciudad separada del altepetl no entr´ o al vocabulario como una palabra distinta. . Azcapotzalco o Culhuac´an. Por ello es necesario clarificar cu´al es su estructura.. es de llamar la atenci´on cuando “pueblo”. pues a pesar de que presenta diferentes niveles de interacci´on espaciales. Si los espa˜ noles del siglo XVI hubieran entendido el concepto nahua lo habr´ıan equiparado a un s´olo t´ermino en castellano. sin embargo. algunas veces estaban haciendo referencia al asentamiento humano m´as grande y otras a todo el altepetl. para lo cual nuestro punto de partida es la siguiente cita: una ciudad central dominante no era en realidad compatible con los principios de organizaci´on del altepetl. 1999: 34-35). El que un mismo autor en una misma obra empleara varios t´erminos para definir al altepetl Tlaxcallan. “cabecera” y “ciudad” no son sin´onimos y hacen referencia a unidades territoriales distintas. es decir. Parece que cuando los nahuas hablaban de Xochimilco. La Conquista de la Nueva Espa˜ na. ] Para los espa˜ noles que pensaban en t´erminos de una ciudad y su campi˜ na [. varios investigadores modernos han forzado los datos de las fuentes en categor´ıas de la historia contempor´anea o de las teor´ıas vigentes en su tiempo. 211).

conservando solamente un nombre doble como u ´nico indicio de un nivel de complejidad mayor. Para Lockhart. Molina s´ı define el t´ermino (en la parte castellano-mexicana) como “lo primero de cada g´enero”. el t´ermino tzontecomatl no es equiparable al de tlayacatl y que adem´as pudo haber estado influido por el t´ermino colonial “cabecera” (Schroeder. con implicaciones de direcci´on o de lo que es prominente o puntero (Schroeder. 1994: 210). Nosotros proponemos que el alt´epetl es uno solo. As´ı. 1994: 205). definimos al alt´epetl tlayacatl como el “Nivel 1” del alt´epetl cuya proyecci´on a menor escala se llama calpullitlaxilacalli 20 (Ver Cuadro 1). aquello que Lockhart y Schroeder asumen como menor o mayor no es m´as que la proyecci´on del fractal alt´epetl a diferentes escalas. El altepetl tlayacatl Una variante importante del alt´epetl que claramente manifiesta una definici´on particular del concepto la encontramos en el empleo del t´ermino tlayacatl. Sin embargo.El Alt´epetl. Para Susan Schroeder la parte componente m´as grande de un alt´epetl es el alt´epetl tlayacatl y se˜ nala que Molina no define tlayacatl pero que el t´ermino se relaciona aparentemente con el t´ermino nariz. Por otro lado. Con base en lo anterior. para Schroeder. Carrasco es injusto al afirmar que la terminolog´ıa nahua no aporta un t´ermino inequ´ıvoco para designar la 20 Puede tener un sentido de “alt´epetl constitutivo” en tanto que est´ a integrado por varias entidades denominadas calpulli. pues el primero asume que el tlayacatl es un subalt´epetl en tanto la segunda nos dice que hace referencia a la parte m´as grande de un alt´epetl. Es importante se˜ nalar que existe una contradicci´ on entre Lockhart y Schroeder. Sin embargo. Schroeder da una detallada descripci´on del concepto a partir del testimonio de Chimalpahin aclarando que un alt´epetl tlayacatl hace referencia a un nivel espec´ıfico de organizaci´on sociopol´ıtica sin emplearse nunca para los niveles m´as altos del alt´epetl ni para los niveles m´as bajos (Schroeder. pero una entidad con caracter´ısticas fractales donde el todo contiene a las partes y las partes al todo. un tlayacatl es sin´onimo de subaltepetl o alt´epetl menor y afirma que originalmente fueron entidades soberanas con tlaloque separados que posteriormente fueron “reducidas” a nivel de tlaxilacalli. Cabe se˜ nalar que. ambos nos dan la idea de que el alt´epetl es una “unidad” y por tanto hay partes mayores y menores. 1994: 201). En Busca de Una Definici´on 129 es un sufijo nominal abstracto colectivo. SMM-CIMAT .

no s´olo a la excan tlatolloyan. incluso para referirse a la misma entidad territorial (Lockhart. por ello no es posible simplemente buscar uno o dos t´erminos castellanos para sustituir la palabra alt´epetl en todos los documentos. 83). es posible que al ser concebido como un todo fuera simb´olicamente equivalente al cuerpo del hombre en donde “se conjugaban todos los elementos del cosmos” (L´opez Austin. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . es precisamente el de alt´epetl. no s´olo al gobernante. 1996: 28). los grupos nahuas s´ı ten´ıan t´erminos para describir su mundo y en realidad no se debe tratar de entender a la “Triple Alianza” como un evento u ´nico en Mesoam´erica21 . 74). De este modo se 21 Antes que Tenochtitlan. que ´el considera “imperial”. sino a un todo social. sino tambi´en a otros aspectos de la cultura nahua. 1999: 35. 22 As´ı. 1996: Tomo I. econ´omico. Colhuacan encabez´ o un se˜ nor´ıo tripartita al lado de Tollan y Otompan (¿Xaltocan?) tambi´en denominado Excan Tlahtolloyan o con otras palabras ic-excanpa ye teuhctlahtollo y ye tlahtocatlahtollo (Chimalpahin. uso semejante al de “ala y cola” (atlapalli cuitlapilli) para la gente com´ un.130 Blanca Vilchis Flores estructura de la Triple Alianza. el contexto en una excavaci´ on o en un documento del siglo XVI es lo que da sentido a la interpretaci´ on. y no s´olo a la poblaci´on. con un dios ´etnico com´ un y un templo central”. religioso y territorial. 84 y 87). pol´ıtico. Carrasco afirma que el uso de la met´afora “manos y pies” est´a bien documentado para referirse a las aldeas de la ciudad o a los aldeanos. 1998: Tomo I. o por lo menos acercarlo. Para el autor el t´ermino compuesto o cada palabra por separado se usan como sin´onimos en un mismo documento. El calpolli tlaxilacalli El nivel m´as “bajo” de la estructura del alt´epetl –renombrado por nosotros como “nivel cero”– lo encontramos en el calpolli tlaxilacalli o alt´epetl “sencillo”. si el alt´epetl era una forma de nombrar no s´olo al territorio. Para nosotros. al lugar que le corresponde dentro de un contexto mesoamericano y no dentro de un contexto occidental22 . seg´ un la definici´on de Lockhart quiz´a “de un s´olo tlatoani. Entonces. Siempre ser´ a m´ as conveniente comprender el t´ermino aut´ octono y conservarlo. en tanto que en la Historia tolteca-chichimeca hay referencias a Cholollan (alt´epetl) como “cabeza de la toltequidad” (ytzontecon yn toltecayotl) y a la gente de los barrios (calpoleque) se les llama “las manos y los pies de los toltecas” (yn yma yn ihicxi in tolteca) (Carrasco. El t´ermino nahua con el que contamos para describir y entender. y el objetivo de este trabajo es colocarlo.

tecccalli ¿?). Sin embargo. el n´ umero original de cuatro.El Alt´epetl. Tambi´en habr´a que ahondar en el hecho de que sean o no cuatro (este. Cabe se˜ nalar que si bien el calpulli comparte algunas caracter´ısticas con el alt´epetl. De este modo el calpulli no ser´ıa una proyecci´ on a menor escala del alt´epetl. sino una parte constitutiva del alt´epetl tlayacatl. Al interior del alt´epetl no hay una divisi´on social por estratos como en un estado-naci´on actual. oeste. norte. y planteamos la probable existencia de una “red” de tlatoque que hiciera posible el control de grandes extensiones territoriales (y de mucha 23 Probablemente esta analog´ıa con “cabeza” dio pie a pensar en ella en t´erminos de “cabecera” o bien a que se asumiera como tal con cierta facilidad dentro del grupo nahua. es decir. pues la caracterizaci´on del calpulli se tendr´a que hacer en un momento posterior para determinar si es o no un alt´epetl en el sentido que proponemos24 . probablemente chinamitl e incluso tlayacatl y a nuestro juicio funcionaba m´ as como un “gremio” que como un “grupo ´etnico”. ser “absorbidas” dentro del mismo alt´epetl. del cuerpo. y la din´amica del sistema ideol´ogico nahua donde “el cuerpo” estar´ıa representado por el alt´epetl. proponemos cinco niveles b´asicos dentro de su estructura (m´as el Nivel 0 asignado al calpulli tlaxilacalli). 25 Las fuentes tambi´en dejan abierta la posibilidad de que un calpulli pudiera cambiar de “adscripci´ on”. sur) los calpoleque constitutivos de origen dentro de un alt´epetl tlayacatl. Queda claro que se trata de una estructura din´amica a todos los niveles as´ı como en el tiempo y en el espacio. “agregadas” a uno diferente o “destruidas” cuando eran abandonadas. mismos que con el tiempo pod´ıan dividirse o cohesionarse al igual que los altepeme25 . SMM-CIMAT . constantemente. en este trabajo se le considerar´a como una proyecci´ on a menor escala del alt´epetl. 24 Es probable que el nombre que asignado al calpulli antes de la conquista fuera tequitl (Pl. no cumple con la condici´on de tener un gobernante de linaje (a pesar de lo se˜ nalado por Lockhart). de alt´epetl. En Busca de Una Definici´on 131 tiene una correspondencia entre la din´amica del alt´epetl como estructura. “la cabeza” por el tlatoani (condici´on sinecuan´ on)23 y “los pies y las manos” por la gente de los calpoleque o calpulteteo. misma que presenta un patr´on cuatripartita donde todas y cada una de sus partes pueden crecer y/o dividirse. con lo cual se modificar´ıa. del todo. Una nueva propuesta sobre la estructura del alt´ epetl Una vez que se ha reconocido al alt´epetl como la unidad b´asica de la organizaci´on nahua.

por normas. las pr´acticas religiosas. Un sujeto conocedor. para que la agencia humana tenga lugar. Capaz de allegarse todas las herramientas necesarias para su misi´on/empresa/tarea (se permite el uso de otras personas como instrumentos de su propio deseo. 3. Un sujeto creativo. pero reformulando nuestras preguntas desde la base de las teor´ıas de la complejidad y. ] dentro un margen de libertad acotado” (Young. De este modo el comportamiento de las partes o entidades en conjunto dar´a al sistema significado. una nueva manera de enfocar y percibir nuestro objeto de estudio para tratar de dar respuesta a viejas interrogantes. pues ninguna de las partes se mantendr´a linealmente estable. 2. es necesario que exista en el sistema: 1. por la sociedad. 1992). la voluntad y la creatividad humana? En pocas palabras ¿qu´e papel jug´o la variable “acci´on humana” o “agencia humana”? La agencia humana es un proceso complejo “limitado por factores externos tales como el abastecimiento de alimentos. los valores ´eticos o morales y el vigor personal [. direcci´on y permanencia.132 Blanca Vilchis Flores gente). Por ello. un arreglo social de este tipo?. ¿Qu´e implica esta nueva propuesta? En primer lugar. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . inter´es y/o voluntad). en este proceso. Que tenga conocimiento preciso/concreto sobre la din´amica de la parte en espec´ıfico que ´el o ella desea modelar/cambiar/modificar de acuerdo con su propio inter´es. no es posible saber cu´al de las partes de un alt´epetl se colapsar´a o se modificar´a ni cu´ando ni c´omo. por dar algunos ejemplos. . De acuerdo con Young. el cuidado de la salud. la mente. Que tenga metas sobre y m´as all´a de aquellas actividades preprogramadas por genes. ¿C´omo se mantuvo estable. Un sujeto emancipado. ¿c´omo intervino. durante tanto tiempo. leyes o costumbres. Desde esta perspectiva no es posible afirmar que lo que existe en el presente determinar´a aquello que existir´a en el futuro. sin que mediase un complejo aparato militar a trav´es de la expansi´on y sin el reconocimiento de un sistema social regulado por alianzas matrimoniales y/o guerras “religiosas” (atl-tlachinolli). particularmente. desde la teor´ıa de la agencia que remarca el efecto de la intervenci´on humana en todo proceso social. pero s´ı es posible asegurar el cambio en el sistema a cualquier escala o nivel. .

1992). ver la oportunidad y tomar los riesgos necesarios. Las teor´ıas de la complejidad ofrecen una visi´on de la agencia humana que. para otros con metas claras y bien definidas. cuyos par´ametros tienen un incremento o modificaci´on lineal. falla en el dise˜ no de la investigaci´ on.El Alt´epetl. Que aplicar´a los principios cient´ıficos o morales en forma rigurosa y uniforme sobre la materia prima que tenga a mano (incluidas otras personas). Quien deber´a usar la raz´on “instrumental” con la habilidad suficiente para que la probabilidad de alcanzar sus metas sobrepase constantemente la oportunidad. de los par´ametros que estabilizan y mantienen la estructura social denominada alt´epetl26 . Para Young. 6. Dada la presencia de la “mano humana” en tales construcciones. as´ı como dentro de la cultura humana que “modelan” el pensamiento y la acci´on de los seres humanos. tambi´en reconoce que dichas estructuras son en s´ı mismas hist´oricas y cambiantes (Young 1992). Para algunos ello significa una persona sin compasi´on. pero finalmente un sujeto que no ser´a disuadido por la oposici´on prolongada. “Todo lo dem´as ser´a considerado como error. 5. As´ı. El tlatoani a un nivel (y el conjunto o red de tlatoque en otro) cumple con los seis prerrequisitos citados por Young. Un sujeto racional. SMM-CIMAT . En ´el se conjugan. En Busca de Una Definici´on 133 4. Un sujeto “principal”. si bien reconoce la existencia de “estructuras” en la mente humana. Si nosotros estudiamos el alt´epetl desde una perspectiva lineal. 26 De nuevo se ve reforzada la condici´ on sinecuanon que establecimos al caracterizar un alt´epetl. es decir. consecuencia del mal uso de una teor´ıa o de determinadas herramientas” (Young. tanto el conocimiento. la mayor´ıa de los seres humanos construyen fuera de sus vidas los mundos de vida social en donde ellos se desarrollan. podemos afirmar entonces que hay cualquier n´ umero de formas o caminos para crear realidades sociales desde su propia forma de ver e interpretar el mundo y de hacer las cosas (cosmovisi´on). entonces las consecuencias de dichos incrementos o modificaciones ser´an al mismo tiempo lineales. Un sujeto con voluntad (libre albedr´ıo). donde una y s´olo una causa antecede a una y s´olo a una consecuencia. como el control. ni por adversidades o derrotas.

divisiones. pero como ya se explic´o ello no es posible. sabidur´ıa o insensatez. las estructuras sociales presentar´ an un valor fractal que podr´a ser mayor o menor dependiendo de los par´ametros del sistema. ocho o m´as posibles consecuencias para el sistema social. cuatro. modificar´a al sistema llev´andolo hacia una regi´on o estado diferente una vez que se presenta la bifurcaci´on o el cambio. La mayor´ıa de estos cambios. En determinados puntos y a partir de ciertas condiciones. pues habr´a en ´el espacio para la voluntad y el deseo humano que. donde las variables depender´an tambi´en de la escala de observaci´ on. como ya se ha dicho. Si se engloban en una dimensi´on. atractores puntuales que en determinadas circunstancias llegan a un punto de bifurcaci´on. son “conducidos” por la voluntad o por los intereses humanos y. Dicho lo anterior. De este modo. 27 Las intermitencias est´ an asociadas a fen´ omenos latentes como epidemias. combinado con otras variables. Dado que nuestra base son las teor´ıas de la complejidad. colapsar o modificarse y en qu´e forma. Los seres humanos act´ uan a partir de sus pasiones. alianzas matrimoniales o conquistas. en diferentes momentos. en el caso del alt´epetl.134 Blanca Vilchis Flores deber´ıa ser posible predecir dentro del sistema cu´al alt´epetl va a crecer. reafirmamos la necesidad de estudiar el alt´epetl como un sistema din´amico no lineal donde se tienen. y con sus acciones expanden el campo causal hacia dos. por ejemplo. podemos ver los momentos de cambio interno dentro de un alt´epetl como puntos de bifurcaci´on (cambios en el rumbo o evoluci´ on de un alt´epetl a un determinado nivel) y al resultado de ellos como atractores (fundaciones. guerras. colapsos. fen´ omenos naturales (inundaciones). crecimientos. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . los par´ametros cambian o se modifican por la agencia humana y dan lugar a nuevas trayectorias: estables. debemos concebir toda estructura como un sistema indeterminado y cambiante. y donde una bifurcaci´on tendr´a dos consecuencias impredecibles pero coherentes con el sistema (Ver Figura 2) y m´as de dos consecuencias en el caso de que aparezcan intermitencias27 . integraciones o fusiones de altepeme en un nivel menor o mayor al nivel donde tuvo lugar la bifurci´on). por el inter´es del tlatoani (o de un grupo de tlatoque) para incrementar el territorio (y de ese modo la supremac´ıa) de su alt´epetl a partir de. semi-estables e inestables (L´opez Aguilar y Bali: 96). pero ´este nunca ser´a tan r´ıgido que imposibilite la influencia de la agencia humana.

Sin embargo. pero parad´ojicamente la agencia humana disminuye con cada bifurcaci´on a partir de la quinta bifurcaci´on. demasiadas incertidumbres sobrepuestas (resultado de varias bifurcaciones) pueden encaminar un sistema hacia el caos. Cuando se presentan demasiadas bifurcaciones en un periodo de tiempo relativamente corto. En Busca de Una Definici´on 135 Si una bifurcaci´on altera la relaci´on entre libertad y necesidad. cuatro niveles correspondientes a cuatro bifurcaciones de bajo orden (Figura 2). Un ejemplo de ello se dar´ıa al incrementarse la fundaci´on y divisi´on del alt´epetl. SMM-CIMAT . el sistema se colapsa (caos significa una nueva forma de orden).El Alt´epetl. en general. 1992). As´ı. 1992). demasiada libertad puede abatir la agencia humana al perderse la coherencia del sistema y con el surgimiento de nuevas formas de orden. mientras m´as opciones o posibilidades existan. lo cual conlleva a un r´egimen ca´otico donde persiste un orden impl´ıcito. Despu´es de la quinta. cuatro o m´as bifurcaciones en el atractor?. Un sistema presenta un patr´on o una sucesi´on regular de eventos relativamente estable hasta la cuarta bifurcaci´on. la propuesta final presenta cinco niveles (Cuadro 1) donde el quinto nivel (Excan Tlahtolloyan) puede interpretarse como un nivel susceptible a la inestabilidad o en el l´ımite del sistema. lo cual rompe el balance entre creatividad y raz´on. ¿qu´e modifican dos. tres. pues existe un delicado equilibrio entre creatividad y racionalidad (Young. Las bifurcaciones de bajo orden pueden manejarse y mantenerse por el agente principal. cualitativamente diferentes a la anterior. sin embargo. la posibilidad de que un hombre llegue a ser tlatoani por m´eritos de guerra. ¿Qu´e significa esta cascada de bifurcaciones en un alt´epetl desde de la teor´ıa de la agencia humana? Un incremento en el n´ umero de bifurcaciones incrementa el potencial de la agencia humana. las leyes. es decir. la posibilidad de movilidad de los calpulli e incluso los intentos fallidos de dominaci´ on o de conquista de un alt´epetl sobre otro. Mientras las bifurcaciones se dirigen hacia el caos se incrementa la ilusi´on de libertad. la paradoja se presenta cuando a pesar de que la incertidumbre es esencial para la agencia. fuera de lo que anteriormente denominamos “sucesi´on regular de eventos” dentro de una estructura flexible y relativamente estable donde ya no son efectivos los sistemas sociales de control. el sistema puede entrar en caos (Young. despu´es de su an´alisis. es por ello que la estructura b´asica del alt´epetl present´ o. los mitos y. y con mecanismos internos de autorregulaci´on28 ausentes o insuficientes. La regi´on de influencia de la agencia humana se incrementa en forma discontinua. siempre y cuando 28 Las alianzas matrimoniales.

entre predictibilidad y creatividad.136 Blanca Vilchis Flores se conserve la delicada relaci´on entre orden y desorden. entre patrones r´ıgidos y flexibles. Esquema 1 Nivel d Altepetl-Hueyaltepetl Chalco-Atenco Tlalmanalco Iztlacoçauhcan Tzacualtitlan Amaquemecan Tenanco Chimalhuacan Nivel c Altepetl Tequanipan Panohuayan Tlailotlacan Nivel b Altepetl- Huixtuco Pochtlan Nivel a Calpulli-Tlaxilacalli Tzompahuacan Esquema 2 Excan Tlahtolloya Nivel D Tenochtitlan Tetzcoco Coyoacan Cuahutitlan Tlacopan Apazco Tollan Xilotepec ¿? ¿? Huichapan/ Atlan Nivel B Huichapan Donde: Nivel D tenochca Nivel C Nivel B Nivel A Nivel C Nivel A Excan Tlahtolloyan o Hueyaltépetl Hueyatepetl Altépetl (Cabecera doble) Altépetl Si renombramos los niveles presentados en los esquemas 1 y 2 la propuesta Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

como sigue: Nombre Excan tlahtolloyan Hueyaltepetl o altépetl tenochca Hueyaltepetl o altépetl Hueyaltepetl o altépetl Altépetl Altépetl tlayacan Calpulli tlaxilacalli Nivel Esq. 2 d c b a C B A Cuadro 1 A partir del Nivel 1. 2006). se pueden caracterizar con base en la lista de nueve puntos propuesta anteriormente. 1994: 91-122] SMM-CIMAT . lo cual no es inesperado ni excepcional en tanto el n´ umero dos y sus m´ ultiplos estaban relacionados con el agua y el tres con el fuego. en varias ocasiones. y hasta el Nivel 5. considerando adem´as que. arquitectura– la dualidad agua/fuego (Duverger. Moment o I Mome nto II Iztlaco¨a uhcan Iztlaco¨a uhcan Tzaqualtitl an Tlailocan * Tequanipan Tzaqualtitl an Panohuayan Tequanipan Tlailocan * Panohuayan * Fue el último en fundarse. se presenta en los “textos” nahuas –c´odices. es v´alido nombrar al alt´epetl como huey alt´epetl y en muchos casos tendr´a un nombre doble e incluso triple como el ejemplo del altepetl Tenochtitlan-TetzcocoTlacopa. En Busca de Una Definici´on queda. murales. 1 D 5 4 3 2 1 0 Esq. Del cuarto nivel en adelante.137 El Alt´epetl. finalmente. Figura 1a [Fuente: Schroeder.

org/encyclopedia/FeigenbaumConstant. 199: 39] Figura 2: Cascada de bifurcaciones http://planetmath.138 Blanca Vilchis Flores Momento I Momento II Tepeticpac (Norte) Ocotelolco (Sur) Ocotelolco (Sur) Ti¨ atla (Este) Ti¨ atla (Este) Quiahuiztlan (Oeste) Quiahuiztlan (Oeste) Tepeticpac (Norte) Figura 1b [Fuente: Lockhart.html Diagrama generado por “GNU Octave and GNUPlot” Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .

Molina. Estudio preliminar de Miguel Le´on Portilla. 1904. Vol. Las Ocho Relaciones y el Memorial de Colhuacan. origen y desarrollo: Construcci´ on de la identidad regional n´ auatl. Comunicaci´ on verbal. El Colegio de Michoac´ an. 2006. 1998. Susan. n´ umero 5. L´opez Austin. Fernando y Guillermo Bali. Bernal.. Los nahuas despu´es de la Conquista. L´opez Aguilar. El Alt´epetl.El Alt´epetl. M´exico. 1996. La Conquista de la Nueva Espa˜ na. M´exico. Instituto de Investigaciones Antropol´ogicas-UNAM. Vocabulario en lengua castellana y mexicana y mexicana y castellana. COLMEXFondo de Cultura Econ´omica. Domingo. Tomo III. D´ıaz del Castillo. Tomos I y II. “Mesoam´erica. SEP. “L’altepetl comme entit´e autonome de l’organisation spatiale en M´eso-Amerique”. Schroeder. Lockhart. Johansson. Sahag´ un. Fondo de Cultura Econ´omica. Chimalpahin y los reinos de Chalco. n´ umero 67. Reyes Garc´ıa. Carrasco. Pedro. Christian. Editorial Porr´ ua. Cayetano. Estructura pol´ıtico-territorial del Imperio tenochca. 1995. Patrick. 2001. M´exico. M´exico. Secretar´ıa de Gobernaci´on. Compa˜ n´ıa Editorial Continental. S. C´ odice Florentino (Facs´ımil). 1979. M´exico. Tomos I y II. 1999. fray Alonso de. una visi´on desde la teor´ıa de la complejidad” en Ludus Vitalis. M´exico. CONACULTA. CONACULTA-INAH. Par´ıs. Paleograf´ıa y traducci´on de Rafael Tena. 1996. M´exico. CONACYT. SMM-CIMAT . M´exico. III. Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales. 2004. Fernando. “Coat´epetl: La monta˜ na sagrada de los mexicas” en Arqueolog´ıa Mexicana. Caos. fractales y cosas raras. Alfredo. Vol. Cuerpo humano e ideolog´ıa. M´exico. 2000. fray Bernardino de. James. Eli´ecer. Chimalpahin. En Busca de Una Definici´on 139 Bibliograf´ıa Braun. Duverger. Fondo de Cultura Econ´omica. M´exico. L´opez Aguilar. XII. Tomos I y II. M´exico.A. 1996. Noviembre 2006. El Colegio Mexiquense.

http://critcrim. T.org/redfeather/chaos/007humanagency.html Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . “Chaos theory and human agency: Humanist Sociology in a Postmodern Era”.140 Blanca Vilchis Flores M´exico. Young. 1992..R. Virginia Polytechnic and State University. 1994.

si bien pudo no estar despoblada. es probable que perteneciera a los desarrollos regionales aut´onomos. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´ es de la Conquista Fernando L´ opez Aguilar1 Tatiana M´ arquez Lago2 Paris. Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia. USA. llamados Xajay. ´ En la Epoca 3a (650-900) se le encuentra como una entidad aut´onoma con uno o m´as gobernantes propios (tlatoani ) y un conjunto de asentamientos menores sujetos a ´el. De ser cierta la idea de que entre el a˜ no 350 y el 600 pertenec´ıa 1 2 Posgrado en Arqueolog´ıa. Queensland.El Colapso de un Alt´ epetl. por lo que es dif´ıcil suponer que esta localidad hubiera estado en el ´ambito de acci´on de Teotihuac´ an y. Juan Bello y Francisco D´avila. No se han encontrado evidencias de ocupaciones anteriores al a˜ no 650. que existieron en el noreste del Valle y en las planicies queretanas (L´opez Aguilar. tal vez. un pueblo ubicado en las m´argenes del r´ıo Tula en el desierto del Valle del Mezquital (Estado de Hidalgo) exist´ıa en el siglo XVI como un pueblo con dos encomenderos. fue abandonado en el a˜ no 900 a favor de otro localizado en las laderas del cerro del Fraile y. un asentamiento que podr´ıa fecharse alrededor de los a˜ nos 650 dne y que. Solar y Vilanova 1998). Francia y Brisbane. Department of Mathematics and Statistics. de otro en la localidad en donde actualmente se encuentra la cabecera municipal. aparentemente. Oto˜ no y Primavera de 2006 Itzmiquilpan. Como parte de la historia del centro de M´exico. su fundaci´on inicial tal vez se encuentre en el sitio llamado Boxaxum. University of New Mexico. 141 .

as´ı como con el sistema Xajay que sobrevivi´o el colapso de Teotihuac´ an. sus dependencias m´as lejanas identificadas en las fuentes hist´oricas -tanto para Itzmiquilpan como para Tlazintla. de origen otom´ı. En el siglo XVI. que pueden identificarse en los asentamientos de Tula Chico. qued´o como dependiente de Teonchtitlan y Tlacopan hacia el final de la ´epoca prehisp´anica ´ (Epoca 5). en prensa). sino al linaje del gobernante de cada parte. Como alt´epetl independiente. Con un territorio muy extenso. mientras que la parte otom´ı Tlazintla (Nkoihai ).se encontraban a 36 Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . seguramente se vio envuelto en procesos de cooperaci´on y competencia con sistemas vecinos recientemente independizados del sistema teotihuacano. Tatiana M´arquez Lago al sistema Xajay. Itzmiquilpan estaba rodeado de altepeme de igual jerarqu´ıa subordinados a la triple alianza: al noroeste. mientras que hacia el oriente y norte ten´ıa fronteras con el llamado Se˜ nor´ıo Independiente de Meztitl´an. y al sur Chilcuautla y Actopan. Con ello. Chapantongo y La Mesa. Al colapso del sistema tolteca se convirti´o en una dependencia (sujeto) de la nueva entidad regional ´ otom´ı que ten´ıa su cabecera en Xaltocan (Epoca 4a). El particular emplazamiento de Itzmiquilpan hizo que su configuraci´on fuera an´ omala en relaci´on con los pueblos circundantes. en la localidad de Boxaxum. Con ´este. en prensa). con un asentamiento ya establecido en las m´argenes del r´ıo Tula. al oeste Alfajayucan. en los circuitos de los tianguis (mercados) regionales. por ejemplo. Tlaxco (Tasquillo).142 Fernando L´opez Aguilar. Tal vez esta separaci´on no se refiera exclusivamente a una distinci´on poblacional. despu´es del meandro que se forma a la salida del enca˜ nonamiento de Chilcuautla (L´opez Aguilar. con cabecera en Pah˜ nu y Cerro de la Cruz (L´opez Aguilar. Finalmente.06 Km2 . En la ´epoca 4 emergi´o un sistema de jerarqu´ıa superior. con dos pueblos integrados en uno solo y dos tlatoani (Onaya). Itzmiquilpan ten´ıa la propiedad de estar constituido por una cabecera doble. La parte nahoa se llamaba Itzmiquilpan (Zetcanni ). ten´ıa lazos ambiguos en t´erminos locales. Como todo alt´epetl del Valle del Mezquital. fundamentadas. Tula. pues bien pod´ıa tener conflictos b´elicos como parte de la expansi´on mexica. o bien tener relaciones de intercambio. Itzmiquilpan cedi´o su autonom´ıa de manera definitiva al convertirse en un alt´epetl subordinado. tal vez como resultado de que las tensiones existentes en la ´epoca anterior se resolvieron a favor de la cooperaci´on y de las alianzas. de 1721. debi´o ocurrir un proceso de independencia al final del siglo VII que deriv´o en la fundaci´on del templo y la traza del asentamiento en las laderas de la serran´ıa de Ju´arez.

Figura 1: Territorio de la cabecera de Itzmiquilpan en el siglo XVI Sin embargo.04 kil´ometros. habla de la existencia de una guerra entre los dos encomenderos y sus aliados ind´ıgenas que se escenific´o en los t´erminos de estas dependencias lejanas. Un documento que interpreta el c´odice que actualmente se encuentra en la comunidad de Las Pilas. mientras que la cabecera se localizaba en el extremo sur (L´opez Aguilar 2005) y su frontera ten´ıa un per´ımetro de 291. alcalde mayor. ya que el territorio del flamante corregimiento del siglo XVI no se encontraba separado en dos mitades. Cada pueblo fue encargado a un encomendero. cada uno con sus pueblos sujetos que se encontraban “entretejidos”. As´ı. Aguacatl´an y Chichicaxtla. intendente) y otro ind´ıgena (gobernador) para Itzmiquilpan y Tlazintla. esta franja norte adquiri´o una trayectoria profundamente estable. de tal manera que exist´ıa un gobierno espa˜ nol (que a lo largo del tiempo recibir´ıa el t´ıtulo de corregidor. despu´es de este momento compulsivo en los albores del siglo XVI. mientras que Tlazintla a Hueytepexi (Antamamaye. Itzmiquilpan controlaba a Jonacapa (Ndenxi ).El Colapso de un Alt´epetl. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 143 kil´ometros al norte. Santa Mar´ıa Tepeji. excepto SMM-CIMAT . Nicol´as Flores). Cuyametepec (Tizqui ) e Ixtatlaxco (Hantaxmaxey).

San Juan Bautista (1700). Bajo el testimonio de “abusos por parte del gobernador”. creada por Alonso de Villaseca en el siglo XVI y que al parecer recib´ıa tambi´en el nombre de Santa Mar´ıa del Agua Zarca o Real de Santa Mar´ıa. s´olo susceptible a las bonanzas de la miner´ıa (L´opez Aguilar 2005). una dependencia colindante a la cabecera que era visita del convento agustino y que tal vez sea el Real de San Juan. de haber continuado la Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . En otro lado se ha se˜ nalado que el vector de 18 Km que representa una distancia recurrente entre los pueblos del Valle. es al gobierno ind´ıgena de Itzmiquilpan que se le separan dos pueblos en los albores del siglo XVIII. hoy San Juanico. se exig´ıa que se demostrara el suficiente n´ umero de habitantes. La emergencia de este pueblo y su segregaci´on no es trivial. No existen referencias tempranas sobre estos pueblos. la fundaci´on minera de La Pur´ısima Concepci´on del Cardonal. Bajo estas circunstancias. Por su parte. cuando en los censos y levantamiento de padrones oficiales hab´ıan escondido a los tributarios. la independencia era un proceso largo y tortuoso. un pueblo de Itzmiquilpan enfrentado con uno de Tlazintla. pero las fuentes posteriores hacen menci´on de ellos como “pueblos viejos”.144 Fernando L´opez Aguilar. en 1614. La idea de los indios de Jonacapa de que los malos tratos que recib´ıan los habitantes llevar´ıa el “riesgo de despoblar y de huirse los naturales” result´o fat´ıdico. escasa y a la baja. se supon´ıa que. tan s´olo unos veinte. y el pueblo de largo nombre de Nuestra Se˜ nora de los Remedios la Sabana (1718). ya que en algunos casos pudo llevar hasta doscientos a˜ nos. ya que la trayectoria de estabilidad de largo plazo del norte de Itzmiquilpan tuvo que ver con una poblaci´on invariante. Normalmente. logr´o con su independencia en el a˜ no de 1719 apropiarse de una gran cantidad del territorio del centro de la Alcald´ıa Mayor. al estar colocados los pueblos sujetos a una distancia de 36. mientras que en otros. Por lo anterior. en el centro y sur del territorio se dio una cadena de eventos que produjo la separaci´on de las dependencias del gobierno ind´ıgena para constituirse en “pueblos de por s´ı”. Las confrontaciones entre la cabecera y las dependencias suelen girar en torno a estos argumentos. resulta relevante para cierto tipo de intercambios de nivel local. los indios de Jonacapa se quejaron de malos tratos y agravios por parte del gobernador y de los caciques de Chichicaxtla. bautizado as´ı porque los agustinos se identificaron con la Virgen de los Remedios aparecida en un maguey al poco tiempo de finalizada la conquista. lo que colocaba a los ind´ıgenas en la paradoja de justificar el incremento de la poblaci´on. Tatiana M´arquez Lago por el hecho de que. lo que permite suponer que exist´ıan desde el siglo XVI. No es factible hablar de una sola motivaci´ on para buscar la independencia. Por el contrario.

las estancias de ganado mayor y menor y las tierras que hab´ıan sido adquiridas con dinero de las Cajas de Comunidad. (tal vez cerca del Cardonal) y que. cuando hab´ıa acuerdo. el acto fundacional ten´ıa que ver con la construcci´on del templo. fuera remozando alguna antigua capilla devocional dom´estica. gritaban y aventaban piedras a los terrenos.El Colapso de un Alt´epetl. la m´as de las veces recientes. a veces prehisp´anicos. Al recibir el t´ıtulo de pueblo. Acto seguido se certificaban todos los terrenos que el pueblo ten´ıa como propiedad m´as all´a del fundo legal. SMM-CIMAT . Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 145 trayectoria prehisp´anica. Finalmente. que demostraban el trazo del per´ımetro. alguno de los pueblos llamados Santa Mar´ıa Tepexi. Se trataba de un acto no necesariamente amistoso que pod´ıa derivar en una situaci´on violenta entre los pueblos de indios que reclamaban sus terrenos con arcos y flechas. se firmaba el protocolo con todas las partes y se establec´ıa la nueva fundaci´on. a partir de ah´ı. Se hac´ıa un recorrido por los linderos con alcalde mayor de Itzmiquilpan y los representantes de los gobiernos ind´ıgenas colindantes que mostraban los documentos. con territorios alargados hacia el norte (como el caso de Itzmiquilpan) y penetraran as´ı a la Sierra Gorda de Quer´etaro. o bien construyendo uno nuevo desde sus cimientos. se habr´ıa fundado una nueva cabecera a esa distancia al norte de Itzmiquilpan. Este proceso fue interrumpido por la conquista (L´opez Aguilar y Bali 2002). Aguacatl´an o Jonacapa se constituyeran tambi´en como altepeme aut´ onomos.

Tatiana M´arquez Lago Figura 2: Territorio de la cabecera de Itzmiquilpan.68 Km2 . Juntos. peque˜ no con 252. Nuestra Se˜ nora de los Remedios La Sabana 102.36 Km y El Cardonal 321. sin embargo. pues la parte norte ten´ıa 203.99 Km2 .73 Km y la parte sur 90.192. Posteriormente. un total de 294. tanto para Itzmiquilpan como para los nuevos pueblos. llamada Portezuelo. una parte al norte con los viejos pueblos sujetos entrelazados desde la ´epoca prehisp´anica y una superficie de 939. es decir.146 Fernando L´opez Aguilar.079 Km2 y una frontera de 52. de forma Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Primer Fracturamiento El territorio de Itzimquilpan-Tlazintla se fragment´ o en dos.40 Km2 y otro al sur.72 Km. La segregaci´on de los pueblos pudo haber sido un intento de atenuar alg´ un desequilibrio existente al interior del territorio de la cabecera.45 Km. las rep´ ublicas de indios de Itzmiquilpan-Tlazintla hab´ıan perdido el control sobre casi la tercera parte del territorio.54 Km de contorno. colocada en el viejo camino que un´ıa las minas de Itzmiquilpan con el Camino Real de Tierra Adentro.38 Km . el ´exito fue ef´ımero. ya que hacia 1780 se separ´o de San Juan su estancia fronteriza con la provincia de Jilotepec.85 Km2 y 91. El per´ımetro de su frontera creci´o.75 Km2 y 54. que contrasta con los territorios y las fronteras de los pueblos independientes: San Juan Bautista ten´ıa 104. A principios del siglo SVIII.04 Km. sumaban 2 un total de 1. 528.

SMM-CIMAT . se independizaron los pueblos de El Esp´ıritu. Hacia 1620 se encontraba muy deteriorado y.El Colapso de un Alt´epetl. la segregaci´on. haciendo que la inestabilidad transitara de las cabeceras hacia los pueblos fundados a principios del XVIII. hecho que fue logrado ciento sesenta y nueve a˜ nos despu´es. Santuario y San Miguel de la Nopalera (que recibi´o el nombre de la antigua cabecera de Tlazintla). En ese a˜ no. por uno de los caciques y le fue fundada una modesta capilla en los t´erminos del cerro del Boy´e. perteneciente a Remedios-La Sabana y los pueblos de Pozuelos. Veracruz. en 1790. Bautista 1700 175 La Sabana 1718 193 Pueblo Año T2 Orizaba 1790 265 Portezuelo 1780 80 1790 72 Espíti ru Tlazintla 1525 Cardonal 1719 194 Pozuelos Santuario S.33 187. por lo que solicitaron la erecci´on de una iglesia: el resultado. M. una fecha en la que el sol se encuentra en el cenit en la regi´on y est´a asociada con el culto prehisp´anico a Huitzilopochtli.33 1790 71 1790 71 1790 71 1788. Se construy´o una sofisticada iglesia barroca para su culto y desde ese momento se inici´o un proceso de competencia con la cabecera para elevarse a rango de “pueblo de por s´ı”. s´olo el pueblo de Orizaba obtuvo su autonom´ıa de la cabecera de Itzmiquilpan. T1 y T2 se refiere al tiempo transcurrido entre eventos. se renov´ o el 19 de mayo de 1621.33 112 Cuadro 1: Pueblos y cronolog´ıas de las segregaciones hasta 1790. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 147 sincr´onica. J. Cabecera Año Itzmiquilpan 1525 Pueblo Año T1 S. cuya separaci´on estuvo motivada por la presencia de dos Cristos. Llaman la atenci´on los eventos relacionados con los pueblos de Orizaba y Santuario de Mapeth´e. El primero fue tra´ıdo de Orizaba. Con el tiempo. despu´es de una serie de eventos extraordinarios. El segundo fue un Cristo tra´ıdo a la Nueva Espa˜ na en el siglo XVI por Alonso de Villaseca y colocado en una capilla en los lavaderos de metal de las minas del Cardonal. sujetos de El Cardonal. Nopalera T Promedio 1712. el culto y la devoci´on de la imagen crecieron de tal manera que los ind´ıgenas congregados alrededor eran numerosos.

a la apropiaci´on de bald´ıos Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Con estas segregaciones de 1788 creci´o la dimensi´on de los contornos.13 y Portezuelo con 29. que ten´ıa m´as superficie que el Itzmiquilpan-Tlazintla del sur. los Cristos se encuentran asociados con el ´aguila (nxuni ) fundadora de los pueblos. que era com´ Valle del Mezquital. La segregaci´on de los pueblos produjo una reducci´on del territorio controlado por cada cabecera que expresaron una tendencia hacia una extensi´on de 60 Km2 y un per´ımetro de alrededor de 35 Km El extremo superior era Orizaba (260. En la cosmovisi´on otom´ı. gracias a la compra de grandes extensiones de terreno en el norte por medio del dinero guardado en las Cajas de Comunidad. la llegada de los Cristos es an´aloga a la noci´on prehisp´anica de fundaci´on de alt´epetl (Andeheun a los pueblos h˜ nah˜ nu del Antoho) conducida por esta ave sagrada.148 Fernando L´opez Aguilar. pero se observa una tendencia a un per´ımetro promedio de 43. sin considerar los territorios extensos de la antigua cabecera de Itzmiquilpan-Tlazintla.13 Km).76 Km.65 Km2 y 84. como puede observarse en los cuadros al final. con extremos en Orizaba con 84. Segundo Fracturamiento. Tatiana M´arquez Lago Figura 3: Territorio de la cabecera de Itzmiquilpan. por lo que de alguna manera.47.

80084 1788 S. lo que seguramente dio lugar a un proceso de mimesis por parte de otros pueblos sujetos.47 Km2 .72089 242.4612 1788 Remedios 36.3582 91. Cardonal.71847 1788 Portezuelo 1788 San Juan 36.25785 1788 Santuario 39.728 1720 Itzmiquilpan S 90.53769 492.03989 1525 ItzmiquilpanTlazintla 1720 San Juan 1720 Remedios 1720 Cardonal 1720 Itzmiquilpan N 203. En el otro extremo estaban el Esp´ıritu Santo Palma Gorda. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 149 y a las mercedes de estancias de ganado mayor y menor conseguidas desde la Conquista espa˜ nola.El Colapso de un Alt´epetl.38 294.03989 291. con ello. que apenas alcanzaba los 36. y Portezuelo con 49. sobre todo.4716 84.06124 1788 El Espíritu 31. el poder de tomar decisiones internas. Nopalera 59.79 Km2 .15709 1788 Itzmiquilpan S 90. M.54439 1788 Pozuelos 39.60719 1788 Orizaba 1788 Itzmiquilpan N 152.45 636. SMM-CIMAT . deseosos de alcanzar el prestigio de aquellas.87556 29. Orizaba y Remedios se manifestaron como comunidades poderosas y ricas.71847 ItzN+ItzS 52. su capacidad econ´omica y. Santuario. la independencia que significaba tener la capacidad de un gobierno propio y.04206 54. Año Pueblo Perímetro en Km Perímetro Total 291.50604 1788 Cardonal 37.13498 Cuadro 2: Dimensiones del per´ımetro de las fronteras de Itzmiquilpan y sus pueblos segregados.

90 104.35 1790 Orizaba Itzmiquilpan Norte 1790 Itzmiquilpan Sur 252.76 1720 San Juan 104.376.732.40 49.58 1790 San Juan 54.192.955.287.446.17 206.629.242. Esto.192.40 1790 S.59 678. Ahora bien.198.145.40 1790 Remedios 67.71 260.287.056.528.07 1.192.192. ingrediente esencial de comportamiento fractal. es indicativo de una relaci´on exponencial. M.287.476.376.192.287.514.05 931.662.05 931.59 1.081.14 1.150 Fernando L´opez Aguilar.3 3 Muy informalmente.76 1. ya que parece ser una resonancia tard´ıa de la forma en que pudieron expresarse los colapsos de los altepeme durante la ´epoca prehisp´anica. Nopalera 109.982.652.648. alternativamente) es f´acil observar la relaci´on lineal entre ellas.721.509.192.376.192.617.037.35 931. si uno expresa el logaritmo de los a˜ nos como funci´on del logaritmo de superficie (o del logaritmo de la extensi´on de las fronteras.58 1.723. los objetos auto-similares con par´ ametros N y s son descritos por una ley exponencial N = sd .76 1790 Cardonal 73.376.05 Cuadro 3: Dimensi´on de la superficie de Itzmiquilpan y sus pueblos segregados.375.192.192.790.081.166.287. a su vez.472. donde d = (ln N )/(ln s) es la dimensi´ on de la ley escalar.788.46 36.056.74 1790 El Espíritu 36.476.721.192. La trayectoria de los pueblos hasta finales del siglo XVIII resulta significativa.126.376.976.376.886.982.662.625.40 1790 Portezuelo 49.376.723.472.86 1720 Remedios 102.450.662.81 1.308. conocida como la dimensi´ on de Hausdorff.287.85 1. Tatiana M´arquez Lago Año 1525 Pueblo ItzmiquilpanTlazintla Superficie en m 2 Perdido por cabecera 1.40 789.40 1.08 1790 260.00 1.376.46 1790 Santuario 69.287.376.788.287.40 1720 Cardonal Itzmiquilpan Norte 939. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .758.33 1.222.394.332.679.40 1720 Itzmiquilpan Sur 252.079.36 1.826.40 246.044.747.335.616.14 1.790.229.819.29 528.90 1.40 1790 Pozuelos 67.287.007.625.750.40 1.723.287.76 Perdido por ItzmiquilpanTlazintla Superficie de ItzmiquilpanTlazintla 0.652.079.376.741.69 1720 321.853.192.037.287.044.376.

1 5.5 7.5 6.6 7. desarrollado por Gilles Vuidel del equipo de investigaci´on de “City.32 7.34 7. Como resultado. territory” del Centro de Investigaci´ on Th´eMA.7 7.Fractal Analysis Software para Windows 98/Me/2000/XP. expresado como un objeto cuya dimensi´on (originalmente 1) incrementa con cada separaci´on.5 5.2 6.36 7.4 6. las suficientes para expresar la complejidad del sistema: la dimensi´on fractal de las fronteras se incrementa y la de las superficies disminuye. a diferencia de los abstractos.44 7. en Francia. Para obtener la dimensi´on fractal de los tres momentos de ItzmiquilpanTlazintla se utiliz´o el programa Fractalyse 2. An´alogamente.4 7. como al incremento en las l´ıneas fronterizas.32 5. para esta aplicaci´on.44 7. correspondientemente.3. pueden ser vistas como un fractal.1 6 7.9 6.34 7.38 7.48 7.4 7.3 7. Esto puede ser resultado de la compacticidad de la escala temporal. mobility.46 7. el territorio original tuvo un per´ımetro determinado.4 7. puede pensarse que el valor de la dimensi´on incrementa al valor 2. el objeto se itera un n´ umero finito (y probablemente peque˜ no) de veces.3 6. las transformaciones en el territorio del alt´epetl. Cabe mencionar que en los fractales hist´oricos. tanto en lo referente a la p´erdida del control territorial.38 7. Por ende.42 7. Cada substracci´on reducir´ıa la dimensi´on de la superficie original a un ´area igual a cero.42 7. bajo la cual puede argumentarse que no es necesario iterar un n´ umero infinito de veces. entonces podr´ıamos considerar una superficie continua como geometr´ıa inicial donde el territorio de cada pueblo que se independiza generar´ıa un hueco de cierto tama˜ no en dicha superficie continua. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 151 LOG FECHAS/LOG SUPERFICIE LOG FECHAS/LOG FRONTERAS 6.2 7.9 7 5. alej´andose de las dimensiones enteras 1 y 2. Espec´ıficamente.8 6.36 7. El programa fue desarrollado para medir la dimensi´on fractal de ´areas SMM-CIMAT .El Colapso de un Alt´epetl. Un ejemplo abstracto de dicho proceso es la curva de Koch (ver figura 5).5 Figura 4: Gr´aficas log / log de la superficie y las fronteras de Itzmiquilpan. Si asumimos que el territorio es el lugar donde se ejerce de manera continua un poder por parte de los tlatoani o gobernadores de las cabeceras. la dimensi´on de los objetos no tiende a infinito.2 .48 7.46 7.8 7.

44 7. pero puede ser usado para calcularla en cualquier imagen en blanco y negro en formato TIFF o BMP. para curvas y redes.38 7.36 7. se aisl´o la imagen de sus territorios enmarcada en el entorno de per´ımetro original de la cabecera.12 1.5 Figura 6: logaritmo de fechas /dimensi´on fractal de la superficie y las fronteras. El per´ımetro original del alt´epetl.46 7.38 7.152 Fernando L´opez Aguilar. se observa que la dimensi´on fractal de las fronteras y de la superficie de Itzmiquilpan-Tlazintla es una funci´on logar´ıtmica del tiempo.14 1. Tatiana M´arquez Lago construidas en ciudades. Con esa evidencia. con la estimada4 .4 7.8 1.32 7.4 7.04 1.44 7.5 1 7.78 1. En nuestro caso usamos el m´etodo grid (box counting o conteo de cajas). tal como se muestra como ejemplo en la imagen siguiente para los pueblos de 1720: LOG FECHAS / DIM FRAC FRONTERAS (1515-1788) correlación logarítmica lineal LOG FECHAS / DIM FRAC SUPERFICIE correlación logarítmica lineal 1.34 7.84 1.86 1. se realizaron los dibujos en formato TIFF y se analizaron con el programa .32 7. 4 La ley de potencia es una ecuaci´ on lineal: log(N (²)) = log(²D ) ≥ log(N (²)) = D · log(²).06 1. Los datos resultantes se muestran el cuadro final y. al correlacionarse con el logaritmo de las fechas en que ocurrieron los eventos de segregaci´on. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .48 7. Tambi´en se analizaron las dimensiones fractales de los pueblos segregados en su totalidad en 1712 y 1788.02 1.48 7.88 1. En el software es: log(N (²)) = D · log(²) + c. y las l´ıneas de las separaciones. en el m´odulo de estimaci´on.42 7.76 7.1 1.82 1.34 7.para comparar la emp´ırica obtenida por el m´etodo de conteo. se hicieron con base en las descripciones del territorio de Itzmiquilpan y los conflictos que llevaron a su separaci´on (L´opez Aguilar 2005). Para ello. a trav´es de varias herramientas.08 1.36 7.42 7.9 1.46 7. la Regresi´on Logar´ıtmica Lineal -que transforma la curva por una funci´on logar´ıtmica. o bien log(y) = d · log(x) + c Donde d = dimensi´ on fractal y c corresponde con el punto de origen en el eje de las y.

Si se mide la dimensi´on fractal de los territorios de los pueblos de indios del siglo SMM-CIMAT . huecos generados en el territorio segregado.El Colapso de un Alt´epetl. Las gr´aficas del logaritmo de las fechas/dimensi´ on fractal de la superficie y la del logaritmo de las fechas/dimensi´ on fractal de las fronteras indican que las dimensiones fractales pueden ser vistas como una funci´on logar´ıtmica del tiempo. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 153 Figura 5: Carpeta de Koch y comparaci´on con la configuraci´on de los contornos de Itzmiquilpan.

pues la estabilidad. la aceleraci´on en el tiempo. Secuencia de a˜ nos cr´ıticos posibles para un proceso de segregaci´on de pueblos en Itzmiquilpan No hemos encontrado las fuentes significativas para el siglo XIX que permitan discernir la historia que ocurri´o en ese convulsionado siglo en torno a cu´ales pueblos se separaron de Itzmiquilpan. tal vez con un per´ımetro alrededor de los 35 Km y una superficie pr´oxima a los 60 Km2 .8 1. como Orizaba.9 7 1. Itzmiquilpan Sur y el propio San Miguel de la Nopalera Tlazintla habr´ıan sufrido en el mediano plazo un fen´omeno de segregaci´on que dividir´ıa su territorio en componentes cercanos a ese valor.3 y el logaritmo natural de la dimensi´on de las fronteras y de la superficie a 3.7 1525 1.3 3 1. Itzmiquilpan Norte. lo que har´ıa significativas las fechas que se muestran en el cuadro siguiente. Esto hace sospechar que aquellas rep´ ublicas de indios con grandes extensiones. Pudieron haber afectado esta trayectoria.1 2 1 1 Figura 7: Distribuci´on de la dimensi´on fractal de la superficie por a˜ nos de separaci´on que muestra una tendencia a aproximarse al valor 1. ya Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .6 6 LN FRONTERAS 1712 1. Esta tendencia no implica que todos los pueblos transitaran de manera homog´enea hacia esos valores. DISTRIBUCION DE LN DE FRONTERAS Y EXTENSION DISTRIBUCIÓN DE DF POR AÑOS DE SEPARACION 2 8 1. De igual manera.5 1788 1. Tatiana M´arquez Lago XVIII.2 1. de 187 a 112 a˜ nos har´ıa pensar en una reducci´on consecutiva en el tiempo que transcurrir´ıa en los siguientes eventos de segregaci´on a 67 y a 40 a˜ nos.5.4 5 LN EXTENSION 4 1. semiestabilidad e inestabilidad del sistema pudieron construirse de manera diferenciada y local en el siglo XIX.3.154 Fernando L´opez Aguilar. 1820 1967 1847 1972 1860 1980 1887 1981 1892 1999 1900 2004 1914 2007 1927 2012 1932 2026 1954 2034 1959 Cuadro 4. se puede observar que muchas de ellas son cercanas al valor 1.

As´ı. junto con otro que seguramente exist´ıa desde los albores de la colonia. de las quince localidades. aunque no es mencionado. la p´erdida del territorio nacional. se segregaron 15. Morelos y Quer´etaro. la consolidaci´on de los caudillos locales y los cacicazgos de los criollos y mestizos. junto con la cabecera municipal (hoy abandonada) en la antiguo centro minero de la Bonanza. cambios de presidentes y la Intervenci´on Americana. a finales del siglo XIX el viejo territorio del alt´epetl aparece compuesto por tres municipios y 26 pueblos de indios. Todo parece indicar que fue consecuencia de la erecci´on del Estado y la configuraci´on de nuevas municipalidades para la constituci´on de la nueva gobernatura y su congreso. la larga guerrilla de Independencia que afect´o a la regi´on y dividi´o a los ind´ıgenas en realistas e insurgentes (exist´ıa hacia 1815 un ej´ercito de Lanceros del Rey en el pueblo de Orizaba). tres se encuentran en el antiguo territorio que llamamos Itzmiquilpan Norte. segreg´andose junto con Guerrero. la vieja Alcald´ıa Mayor. se separ´o en tres: Bonanza. Algo semejante ocurri´o con Itzmiquilpan. De esta manera. se erigi´o en el Estado de Hidalgo en el a˜ no de 1867. otra vez. e Itzmiquilpan al sur. Santa Cruz. Cieneguilla. ya que durante esos cien a˜ nos. incluidas las asonadas y cuartelazos. pero sobre todo. Alrededor de 1864 se gest´o una disociaci´on mayor. los dos pueblos mas viejos: Santa Mar´ıa Tepexi e Ixtatlachco.El Colapso de un Alt´epetl. en el norte. son importantes las transformaciones ocurridas en las tierras de comunidad y de la iglesia por la aplicaci´on de las Leyes de Reforma durante el porfiriato. los dos pueblos m´as viejos. Lo que podemos reconocer es que hacia 1805 otros pueblos ya estaban planteando la separaci´on de su cabecera. respetando para cada municipio las configuraciones territoriales establecidas durante la ´epoca colonial. Daboxtha y El Sauz. y los restantes que eran rancher´ıas o peque˜ nos parajes en las segregaciones del XVIII. quien conserv´o como territorio lo que denominamos Itzmiquilpan Sur. Jonacapa y Cuyametepec (Tizqui). el territorio de los pueblos segregados en el SMM-CIMAT . importante durante la Intervenci´ on Francesa. Cardonal en el centro. luego Intendencia y finalmente Municipio de Itzmiquilpan. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 155 sea aceler´andola o deteni´endola. convertido en el Municipio de la Bonanza. ya que el territorio de la segunda fuerza militar del Estado de M´exico. Siete corresponden a la municipalidad de Cardonal. En la localidad. Entre los otros procesos de transformaci´on destacan las agitadas d´ecadas del fin de la Independencia hasta el fin de la Guerra de Reforma. San Antonio Sabanillas.

1 6.7 5.5 0. Los pueblos independientes que aparecen nombrados en el censo de 1900 son El Alberto. Tatiana M´arquez Lago diecisiete.4 5. San Juan y los Remedios La Sabana. la localidad norte˜ na.156 Fernando L´opez Aguilar. los conflictos intercomunitarios se dieron por diferentes razones hist´oricas y por muchas otras Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . El Esp´ıritu.45 7.2 Figura 8: log / log de los pueblos y comunidades segregadas de Itzmiquilpan entre 1525 y 1985.9 6 6.5 1.5 2 2 1.1 5. posiblemente indicativo de fractalidad.6 5. tambi´en al sur y quiz´a de Itzmiquilpan.5 3 3 2. Curiosamente.3 7.5 0 0 7. muy cerca de la cabecera municipal.5 1 1 0. podremos observar de nuevo un comportamiento exponencial. mencionado como rancher´ıa a principios del siglo y perteneciente a Tlazintla. un asentamiento minero que puede corresponder con las viejas minas del siglo XVI y que estaba en las fronteras del pueblo de Orizaba.55 7.2 5.5 3.5 4 4 3. El Tep´e. al oeste.3 5. Orizaba. que posiblemente corresponda con el paraje fundacional mencionado en el manuscrito que describe el C´odice Las Pilas (L´opez Aguilar 2005) y Panales. log / log de los a˜ nos acumulados entre la primera segregaci´on y la fecha de observaci´on de 1985 con el n´ umero acumulado de pueblos segregados. Portezuelo.5 7. Si a su vez consideramos las graficas del logaritmo de a˜ nos acumulados/logaritmo de pueblos acumulados y la del logaritmo de a˜ nos/logaritmo de pueblos acumulados. Durante la misma gesta revolucionaria y hasta los a˜ nos treinta.35 7. tuvo factores de inestabilidad en otros ´ambitos. una antigua dependencia en el Sur que aparece mencionada a principios de ese siglo. -quiz´a dependencia de Itzmiquilpan o de San Juan-. LOG AÑOS / LOG PUEBLOS ACUMULADOS (1525-1985) LOG AÑOS ACUMULADOS / LOG PUEBLOS ACUMULADOS (1712-1985) 4.8 5.5 2. que derivaron en las diversas localizaciones de su capital hasta que la Bonanza fue finalmente abandonada a favor del pueblo viejo de Santa Mar´ıa Tepeji.6 7.4 7.5 5. quiz´a de Tlazintla.5 4.65 5. llamado Nicol´as Flores despu´es de la Revoluci´ on. La Pechuga. Maguey Blanco. caracterizada hist´oricamente por su mayor estabilidad.

el destino de los recursos de cada comunidad. de la comunidad de El Calvario y el conflicto que tiene con sus vecinos cat´olicos. ellos eran los due˜ nos ya que esas extensiones las hab´ıan adquirido por mercedes. Los conflictos intercomunitarios continuaron durante el siglo XX adquiriendo formas ins´olitas: Santuario luchaba por ser la cabecera municipal en lugar del Cardonal y se gener´o una tensi´on duradera ya que el agua potable era prove´ıda por los manantiales del primero. que en el siglo XVIII hab´ıa tenido conflictos de tierra con la Hacienda Debod´e. Esta vez. La conversi´ on a la doctrina evang´elica por parte de algunas rancher´ıas ha derivado en su solicitud de separaci´on y en la permanente lucha religiosa. el control de la faena y del tequio. El disponer de escuelas comunitarias. en 1917. en el siglo XVI. Pueblo Nuevo fue fundado en el terreno constituido en ejido de la que fuera la hacienda de Ocoz´a. Dios Padre era una nueva comunidad fundada junto a la Cabecera y Nequetej´e era una antigua rancher´ıa cercana a la frontera con Cardonal. en el vecino municipio de Alfajayucan durante los a˜ nos treinta -y que ellos llaman la guerra-. incendiaron la cabecera municipal del Cardonal. Tambi´en es sintom´ atico el conflicto intercomunitario que tuvo lugar en Naxtey. los habitantes de Santa Mar´ıa Tepeji. comandados por Nicol´as Flores. una vez que realiz´o su conversi´ on a la religi´on evang´elica-pentecostal y que ha dado los fundamentos necesarios para la segregaci´on de la cabecera (Garrett 2006). Es en ese escenario de la postrevoluci´ on cuando seis nuevos pueblos se separan y aparecen en el censo de 1930. Tal es el caso. por ejemplo. La Florida. A fin de cuentas. por compras de bald´ıos o compras a particulares y la defensa contra los vecinos hab´ıa sido una lucha constante desde el inicio de su proceso de independencia. en los albores del siglo XVIII.El Colapso de un Alt´epetl. Por ejemplo. El resultado se puede observar SMM-CIMAT . derivado del control de las fronteras de sus comunidades y de la aparici´on de un nuevo manantial en sus t´erminos (Rodr´ıguez. junto con la construcci´on de su iglesia. 1986). que luego perteneci´o al mayorazgo de Guerrero Villaseca. Se sabe tambi´en que los caciques de Orizaba vendieron a los vecinos residentes las tierras de la comunidad. Lo anterior. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 157 causas. temerosos de una expropiaci´on que no hab´ıa ocurrido durante los tiempos liberales del siglo XIX (Mendiz´abal 1947). consecuencia de la expropiaci´on de esa vieja hacienda que tal vez fund´o Alonso de Villaseca. Los otros eran de Izmiquilpan: Capula y Ocoz´a tomaron el nombre de las exhaciendas de las que recibieron el reparto de tierras ejidales. han sido el tema recurrente durante los u ´ltimos sesenta a˜ nos. les hab´ıa significado una alta erogaci´on econ´omica. uno era de Cardonal. a los Jesuitas y al Conde Romero de Terreros a principios del XIX.

c´omo hubo un fuerte apogeo econ´omico durante la segunda guerra mundial. La poblaci´on del Cardonal recuerda. El centro siempre tuvo una semiestabilidad originada principalmente por las fluctuaciones de la econom´ıa minera. tal vez. no existen separaciones de pueblos en los municipios del Cardonal y Nicol´as Flores. en la delimitaci´on de un municipio y que lo territorios al norte. Tuvo. como semiestabilidad en el centro. en el territorio de Santuario-Cardonal y como estabilidad en Itzmiquilpan Norte. Tatiana M´arquez Lago en la separaci´on de 22 pueblos en el municipio Itzmiquilpan alrededor de los a˜ nos ochenta y. Para los efectos de este estudio tomamos s´olo en consideraci´on los datos hasta 1985. tuvo v´ınculos con las ´areas tropicales del fondo de las barrancas que permitieron la habilitaci´on de un ingenio azucarero jesuita en Chichicaxtla. lo que. con tendencias centr´ıpetas. es muy bajo. Esta triple trayectoria fue acentuada en el siglo XX con la construcci´on de la carretera M´exico-Nuevo Laredo en los a˜ nos treinta que cruz´o por la cabecera de Itzmiquilpan. en la sierra. pertenecientes a Itzmiquilpan-Tlazintla. El norte.158 Fernando L´opez Aguilar. perteneciente a Tlazinta. Pero. lo cual apoya la idea de la configuraci´on de tres trayectorias despu´es de la primera segregaci´on en 1712. fecha en que el antiguo gobernador ind´ıgena se ha transformado en Delegado Municipal. muestra un com- Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . a lo largo del tiempo. cuya vinculaci´on a la econom´ıa mundial ocurri´o pr´acticamente desde la conquista. salvo los conflictos ocurridos en la ´epoca Colonial que se resolvieron con demarcaciones territoriales. a la vuelta de 160 a˜ nos. sin embargo. su demograf´ıa se observa muy estable y. se le iban a agregar en su nueva categor´ıa de manera que fueran las fronteras con el municipio de Santa Mar´ıa Tepeji-Nicol´as Flores. con las viejas cabeceras se iban a transformar. en su cabecera municipal semi abandonada. en los siguientes veinte a˜ nos. En resumen. en el inicio de la plata y despu´es de otros metales como el plomo. de 194 m´as. convirti´endola en un atractor de poblaci´on y en un lugar de fuertes din´amicas de intercambio. comparado con Itzmiquilpan. adem´as relaciones con Meztitl´an y la Sierra Gorda de Hidalgo. que se expresaba como inestabilidad en el territorio de Itzmiquilpan Sur. Aparentemente. nunca sospecharon que los l´ımites que estaban construyendo al sur. sobre todo. que esa separaci´on iba a constituir la marca para una din´amica trifurcada. Cuando se separ´o la rep´ ublica del Cardonal. no tuvieron segregaciones de pueblos sino hasta fechas tard´ıas del siglo XIX y el n´ umero de comunidades. el proceso de fractruamiento de los pueblos de indios que pertenecieron a la cabecera de Itzmiquilpan.

el n´ umero de pueblos segregados tambi´en es una funci´on del tiempo X(n) = [X(n − 3) + X(n − 2)]0. en este mismo volumen y L´opez Aguilar y Bali 1995).9 lo que parece indicar que estas secuencias tambi´en tienen un comportamiento fractal d) finalmente. Como puede observarse en el Cuadro 6.El Colapso de un Alt´epetl. que manifiesta un entreveramiento de una semiestabilidad al centro. que permit´ıan definir los colapsos y los apogeos de ese espacio social. la trayectoria de la cabecera de Itzmiquilpan. con tres trayectorias semejantes. estabilidad al norte e inestabilidad al sur. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 159 portamiento fractal por las siguientes razones: a) el fracturamiento de los territorios muestra a la extensi´on de las superficies y las fronteras como una funci´on del tiempo (funciones logar´ıtmicas) b) la dimensi´on fractal de las superficies y las fronteras tambi´en se muestra como una funci´on del tiempo c) una forma de entender secuencias autosemejantes en t´erminos de fractales es que la suma de sistemas de escala menor contribuyen a la formaci´on de redes o sistemas de larga escala. SMM-CIMAT . los sistemas de menor escala pueden ser considerados como una jerarqu´ıa de redes auto-similares o fractales: la arquitectura fractal del patr´on espacial es una caracter´ıstica del proceso de adici´on acumulativa inherente a los procesos de crecimiento din´amico del sistema. Bajo esta perspectiva. recuerdan la idea que se propuso en otro lado sobre Mesoam´erica (L´opez Aguilar y Guillermo Bali.

11392252 1.61803399 1.08670261 1.89 144.77 199.61803399 1.61803399 1.11875107 1.1331152 1.03196001 Fibonacci 1 1 2 3 5 8 13 21 34 55 89 144 233 377 610 987 1597 2584 4181 6765 10946 17711 28657 46368 75025 121393 196418 317811 514229 832040 1346269 2178309 3524578 5702887 9227465 14930352 24157817 39088169 63245986 102334155 165580141 267914296 433494437 701408733 1134903170 1836311903 2971215073 4807526976 7778742049 1.81 246.61803399 Cuadro 5..13771575 1.61803714 1.32 136.08303884 1.61803399 1.61803381 1.05361158 1.06108142 1.07590673 1.5 1.42 107.59 86.44 S = 1.99 93.99 175.61803399 1.61805556 1.03336023 1.072774 1.99 20.10399812 1.14170003 1.44 S = 0.04916053 1.61803399 1. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .44 13.76 7.05 11.13833308 1.81 17.61803399 1.77 26.61802575 1.61803399 1.90 183.41 114.9 0 Ci 2 Ci 2 Ci 5 Ci 4 5.043183 1.49 223.61803399 1.5 1.57 121.5 34.25380507 1.66 47.61538462 1.61803399 1. Tatiana M´arquez Lago Histórico 2 5 11 26 32 54 248 Xn=[X(n-3)+X(n-2)]0.05848181 1.03482305 1.16803226 1.07946388 1.10774437 1.12 167.30 42.29288902 1.61797753 1.50 S = 1.23 38.618034 1.61 215.56 253.61803399 1.03961694 1.83 57.61803399 1.03794822 1.61803279 1.61803399 1.0513376 1.5.82 23.88 129.77 10.61803399 1.04136071 1.61803396 1.07600123 1.15243976 1.61764706 1.2.32 231.92 S = 0.66666667 1.61803399 1.06963574 1.13241554 1.2. CI= Condici´on Inicial 0.61803399 1.10 238.61803399 1.61803399 1.17 S = 1.04508818 1.70 207.09082472 1.03635141 1.61803406 1.61803399 1.41 80.6 1.160 Fernando L´opez Aguilar.61803399 1.61803399 1.77 68.12227344 1.06381273 1.61904762 1.61803399 1.99 Razón Itzm 1 2.61803399 1.34 62.36 15.47 74.61803399 1.60 100.61803399 1.61803399 1.2586E+10 Razón 1 2 1.0666536 1.61818182 1.55 152.61803399 1.61803445 1.09471298 1.0990703 1.15736016 1.83 191.625 1.serie Itzmiquilpan con modificaci´on Σ y comparaci´on con la serie Fibonacci.92 30.18339086 1.055993 1.04707897 1.30 160.26 52.22 7.

9 Razón Itzm 1.7 Figura 9.Comparaci´on de la serie Itzmiquilpan X(n) = X(n-3) + X(n-2) con los datos hist´oricos y comparaci´on de la raz´on Fibonacci con la raz´on Itzmiquilpan. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 161 300 250 200 Xn=[X(n-3)+X(n-2)]^0.9 150 Histórico 100 50 48 44 40 36 32 28 20 24 16 8 12 4 Ite ra cio ne s 0 2.3 2..3 1.5 2.El Colapso de un Alt´epetl. SMM-CIMAT .9 45 42 39 36 33 30 27 24 21 18 15 12 9 6 3 Ite ra cio ne s 0.1 1.5 1.1 0.7 Fibonacci 1.

098612289 1.609437912 2.401197382 4.676 1. logaritmos de los eventos y dimensiones fractales de las superficies y las fronteras Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .456331396 6.373 DF POZUELOS DF REMEDIOS 1.34 1..693147181 1.593374193 0 5.355 1.231108617 5.091042453 5.107 1.03989 492.329749689 7.988984047 5.133 DF SEPARACIONES 1.162 Fernando L´opez Aguilar.883 1.397895273 3.003887067 6.693147181 1.744 DF ITZMIQUILPAN N 1.199250776 6. Tatiana M´arquez Lago Fechas 1525 1712 1788 1900 1930 1985 Años/evento 1 187 68 120 30 55 2000 15 S Año s 1 187 255 375 405 460 475 Nuevos Pueblos 2 3 6 15 6 22 194 S Pueblos 2 5 11 26 32 54 248 636.787491743 3.541263545 5.163314804 Log de Pueblos 0.549 DF CARDONAL 1.465735903 3.549 1.584 1.60090246 Dim Fronteras Superficie Itzmiquilpan 291.565275282 7.295 Cuadro 6.822 1.219507705 4.018 1.484368643 7.72089 7.34 DF SANTUARIO 1.248 DF PORTEZUELO 1.78 DF FRONTERAS 1.445417557 7.007333185 2.791759469 3.S´ıntesis de informaci´on b´asica.786 DF ITZMIQUILPAN S 1.708050201 Log A ños/evento Log S Año s 0 5.267858159 Log S Pueblos 0.791759469 2.549609165 7.38 1721.7236621 Log Fechas 7.131226489 6.231108617 4.258096538 3.837036271 7.292 1.450693357 7.513428746 Log Dim Fronteras Log Superficie Itzmiquilpan 5.376287 931.311 DF EL ESPIRITU DF SAN JUAN 1.335 DF NOPALERA 1.379 1.78 1.673460337 6.926926026 6.056038 1192.083703475 DF SUPERFICIE 1.708050201 1.

2005. L´opez Aguilar. Reflexiones sobre el h˜ nah˜ nu prehisp´ anico. Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del Estado de Hidalgo. Facultad de Filosof´ıa y Letras. Modernidad y conversi´ on religiosa entre los otom´ıes de Ixmiquilpan. L´opez Aguilar. Archivo Hist´ orico de Localidades. M. Nopalera Santa Cruz Ocozá Nitly Santuario Cieneguilla Nequetejé Pueblo Nuevo Pozuelos Jonacapa Pueblo Nuevo Daboxtha S. M´exico. Archivo Hist´ orico de Localidades Bibliograf´ıa INEGI. María Tepexi Capula Tamalera San Juan Portezuelo Ixtatlaxco Dios Padre Mando Cardonal S.El Colapso de un Alt´epetl. A.. Fernando. Tesis de licenciatura en Historia. Datos de 1900 a la fecha tomados del INEGI. “Mesoam´erica. en prensa. M´exico. Gabriela. Garrett R´ıos. M´exico.Nombres de los pueblos hasta el a˜ no 1985. una visi´on desde la SMM-CIMAT . Hidalgo. Fernando y Guillermo Bali. Universidad Aut´onoma del Estado de Hidalgo. Sabanillas El Sauz Tixqui (Cuyametepec) La Florida Bangantho Agua Florida Cañada Chica Chalmita Dezha El Durazno El Alberto Exhacienda Capula El Tep é Jagüey Capula Maguey Blanco El Manantial Panales El Meje La Pechuga Naxtey Ojuelos La Palma San Pedro Capula Quixpede Ustejhe Zamayoa Xuchitlan Cuadro 7. UNAM. Inestabilidad y bifurcaciones en los pueblos de indios del Valle del Mezquital. L´opez Aguilar. 2006. S´ımbolos del tiempo. De la identidad a la inestabilidad. Fernando. Trayectoria de Itzmiquilpan Despu´es de la Conquista 163 Fechas Nombres de los pueblos 1525 1712 Itzmiquilpan Tlazintla 1788 Orizaba 1900 1930 1985 La Sabana Espíritu Bonanza S.

Rodr´ıguez.164 Fernando L´opez Aguilar. Antonio. 20. Ediciones Amigos del Caf´e Par´ıs 2. Tatiana M´arquez Lago teor´ıa de la complejidad”. “El Valle del Mezquital. 21-40. 1947. “Monograf´ıa de Capula”. Fernando. n´ um. Miguel Oth´on. pp. Mendiz´abal. M´exico. Ludus Vitalis III. L´opez Aguilar Fernando y Guillermo Bali. La Nube Est´eril. julio-diciembre de 1998. M´exico. pp. L. Encrucijadas en la historia de los asentamientos humanos en un espacio discontinuo”. 237-256. 9-16 L´opez Aguilar. 1986. 83-102. “La distribuci´on de los asentamientos del Valle del Mezquital como un modelo de desarrollo social”. Vilanova. En Obras Completas Tomo VI. p. 2002 pp. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Arqueolog´ıa 20. Estudios de Cultura Otopame 3 IIA/UNAM. 1995. 2 ´epoca. 5. Talleres Gr´aficos de la Naci´on. Solar y R.

y nuevas herramientas como la tecnolog´ıa u otras geometr´ıas para la interpretaci´ on y comprensi´on de los datos. Australia y el Sur de los Estados Unidos. Dentro de las estructuras disipativas se encuentran los sistemas alejados del equilibrio. las comunidades cient´ıficas se han dividido en los que creen que todas estas innovadoras t´ecnicas. asimetr´ıa. particularmente en Europa. Las estructuras disipativas son tambi´en parte de esta nueva epistemolog´ıa en la que su principal funci´on es promover las ideas de complejidad. ruptura. dinamismo. la teor´ıa del caos fue llamada como la “Nueva Ciencia”2 . autonom´ıa.Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres Aline Lara Galicia1 En recientes a˜ nos. y por otro lado. sin ning´ un alcance en la comprensi´on del pasado. metodolog´ıas y teor´ıas resultan obsoletas. que se originan desde la din´amica no lineal. subjetividad. la cibern´etica cl´asica y la teor´ıa general de sistemas. singularidad. 165 . 2 Prigogine y Stengers. Aunado a ´estas. La utilizaci´on de la teor´ıa de la complejidad ha ofrecido observar fen´omenos de orden-desorden en todo sistema complejo y din´amico. indeterminaci´on. los que han emprendido el camino hacia entender y manejar nuevos conceptos. azar y contingencia. diferencia. Briggs y Peat. se ha desarrollado un debate en la antropolog´ıa de acuerdo al uso de las ciencias duras. espontaneidad. vitalismo. diacron´ıa. irreversibilidad. 1989. 1984. Como toda historia de la arqueolog´ıa. principalmente las matem´aticas. lenguajes y formas m´as viables de integrar las evidencias de los contextos del pasado. constituida 1 Posgrado en Arqueolog´ıa. Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia/Doctorado en Arqueolog´ıa Universidad de la Sorbona Paris IV.

Es decir. es romper y crear fragmentos irregulares en donde las formas o comportamientos poseen propiedades similares en todos sus niveles de magnificaci´on o a trav´es de las ´epocas. Ha de tener las siguientes Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Kelly. cada una de las cuales tiene un significado preciso y puede ejecutarse con una cantidad finita de esfuerzo en un tiempo finito. 2005.166 Aline Lara Galicia como: A revolutionary paradigm of scientific analysis and theorizing that has fundamentally transformed my areas of physics. En las diversas investigaciones se ha coincidido que una estructura fractal se caracteriza por lo siguiente: 1. posiblemente estad´ıstica. 2005. se trata conjuntamente de toda una teor´ıa matem´atica que en los u ´ltimos a˜ nos ha producido innovadoras interpretaciones en los estudios antropol´ogicos y arqueol´ogicos (Eglash. La geometr´ıa fractal va m´as all´a de la visualizaci´on de im´agenes creadas a trav´es de la computadora. 4. biology. tanto local como globalmente. chemistry. De todos los descubrimientos de la complejidad. Posee detalle a todas las escalas de observaci´ on. Brambila. Reynoso. physiology and mathematics (Mosko y Damon 2005:1). los que quiz´a posean m´as “comercializaci´on” y atenci´on son los llamados fractales. dan cuenta de la autoorganizaci´on de los distintos elementos del sistema. Piot. 2005.similaridad fractal puedan ser identificadas desde el inicio de la investigaci´ on si se sospecha que se est´a en presencia de un sistema din´amico no lineal. 2. Nos permite observar c´omo se adaptaron las culturas a cambios e innovaciones de acuerdo con su adaptaci´on al medio. Un fractal se refiere al fen´omeno de auto-similaridad. Este tipo de orden estructural ha implicado que las relaciones de auto. La dimensi´on fractal es mayor que su dimensi´on topol´ogica y 5. sin que se de s´olo por hecho esta conformaci´on. algoritmo es una secuencia finita de instrucciones. 2002. meteorology. 3. 2002. que la din´amica entre el entorno y los elementos que son creados por las sociedades no es simple casualidad. Wolfram. 1999. 2004. No es posible describirla con la geometr´ıa Euclidiana. que a trav´es de los restos arqueol´ogicos o estudios antropol´ogicos. Brown y Witschey. Posee alguna clase de autosemejanza. El algoritmo3 que sirve para describirla 3 Una posible definici´ on de algoritmo es un conjunto de reglas que permiten obtener un resultado determinado a partir de ciertas reglas definidas. Seg´ un otra definici´ on. entre otros). Esta nueva ciencia hace posible encontrar fen´omenos que se manifiestan en los sistemas muy complejos como las sociedades humanas.

La geometr´ıa fractal se desarrolla como parte de la teor´ıa de la complejidad dentro la f´ısica. La figura geom´etrica ser´ıa entonces una parte de determinadas unidades que existe dentro del espacio euclidiano. Es un concepto que fue originado por Benot Mandelbrot (1975. es que aludi´o a que la longitud de una l´ınea pertenecer´ıa a los espacios “n” dimensionales. en el que sus axiomas iniciales marcaban de lo m´as simple a lo m´as complejo: desde un punto carente de dimensi´on hasta un c´ırculo como figura contenida en una l´ınea. aunque muchos matem´aticos lo han trabajado y actualmente existe un debate acerca de su definici´on (Kulckzycki. Barnsley. ya que ha acotado enormemente el universo de lo que observamos y su empirismo no ha dejado cuantificar la percepci´on subjetiva en el espacio creado por el hombre. El t´ermino proviene del matem´ atico ´ arabe Al’Khwarizmi. utilizaci´on de programas computacionales y la aceptaci´on de un lenguaje m´as abierto y din´amico. Por s´ı misma. estructurado. 1961. que escribi´ o un tratado sobre los n´ umeros. implicando un gran ´exito al percibir modelos de una constante incertidumbre en los procesos f´ısicos naturales. SMM-CIMAT . 2000). que se denomina circunferencia y en el que todas las l´ıneas rectas van de punto en punto. cort´andose infinidad de veces hasta convertirse en un punto. Euclides instaba que una l´ınea era infinita dentro de un espacio adimensional de puntos. modular. Este texto se perdi´ o. no ambiguo y se ha de desarrollar en el menor tiempo posible. eficiente. correcto. proponen que a partir del entendimiento de los acontecimientos como complejos. pero afirmaba que una recta. y posiblemente de car´acter recursivo. 1993). junto con una teorizaci´on en los modelos que ya han sido utilizados en la antropolog´ıa y la arqueolog´ıa. Algoritmi de Numero Indorum. s´ı se conoce.Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres 167 es muy simple. La teor´ıa de los fractales es revolucionaria: habla de objetos y a su vez de caracter´ısticas: legible. pero su versi´ on latina. Para entender esta nueva metodolog´ıa se requiere conocimiento de matem´aticas. El avance de la metodolog´ıa de la fractalidad y su aplicaci´on en la arqueolog´ıa. biol´ogicos y matem´aticos. Lo inconsistente. la herencia de Euclides ha resultado ser limitada en los estudios antropol´ogicos. se pueden utilizar n´ umeros de puntos infinitos o fractales para definir un espacio conocido. podr´ıa llegar a ser infinita. Los fractales se pueden generar de una manera m´as din´amica a trav´es de procesos que pueden imitarse una y otra vez. lo que la curva de Koch contradijo. al proyectarse definidamente. La llamada geometr´ıa euclidiana aport´o un tipo organizacional y elemental.

las diferencias y semejanzas. al medir su complejidad ca´otica. de acuerdo a los fen´omenos fractales en el espacio donde se encuentren. Esta extensi´on permite registrar mejor las formas geom´etricas fractales. lo rupestre debe ser dilucidado. Los conceptos de caos y orden se ven integrados a Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . la conservaci´ on de las graf´ıas (sin tener contacto con las mismas) y encontrar nuevas formas de interpretar las obras en toda su extensi´on. Con su aplicaci´on en las manifestaciones gr´afico-rupestres se puede resolver el problema de an´alisis de aquellos elementos que. se detectar´ıa una nueva forma cronol´ogica dentro de un panel.168 Aline Lara Galicia figuras. As´ı mismo. entre otras. pues la dimensi´on fractal var´ıa seg´ un las escalas. se puede determinar el n´ umero de dimensiones de cierto fen´omeno para observar qu´e tan parecida es una parte del todo. Esta dimensi´on fractal hace posible comparar dos objetos entre s´ı para evidenciar. adem´as. Tambi´en se puede determinar la exactitud de los espacios entre pinturas. puesto que la resoluci´on ir´a m´as all´a de lo que puede percibir el ojo humano. Con ´estos se pueden representar im´agenes. por sus dimensiones o su ubicaci´on. entonces. desaparece la distancia entre los objetos y sus representaciones (ninguna imagen reprimir´a o comprimir´a al objeto). y con ´el se pueden cuantificar y medir las caracter´ısticas de estos objetos fractales. no se pueden registrar. As´ı. pues se han localizado diversas figuras de aspecto. simbolizando los soportes logar´ıtmicos de la representaci´ on de la realidad. A esta definici´on tambi´en se le conoce como la dimensi´on de similitud o D. se logra obtener una mejor visualizaci´on de la imagen as´ı como de la estructura fractal. A trav´es de los resultados num´ericos generados por la computadora. 2003). como un espacio-tiempo continuo y complejo consiguiendo una comparaci´on y disparidad de las distintas ´epocas sobrepuestas en estos lugares: El espacio fractal es un repertorio matem´atico que se puede calcular y cuantificar. Los fractales pueden visualizar en qu´e punto de un espacio matem´atico incurrir´ıan las soluciones de esta ecuaci´on ca´otica. la cual mide la complejidad de las figuras -que en la geometr´ıa euclidiana no pueden ser analizadas por romper con los axiomas antes descritos-. desviaciones. tama˜ no. Para obtener su valor se pueden utilizar distintas disciplinas a trav´es de programas matem´aticos. En la llamada dimensi´on fractal se tiene un ´ındice matem´atico. similares. con el empleo de la teor´ıa fractal ser´ıa factible el descubrimiento de huellas de los pintores de las graf´ıas. Ante ello. de esta forma. hacer modelos. hacer patrones o identificar estructuras (Talanquer.

ubicados en abrigos. 1968). es un espacio simb´olico en el que el espacio-tiempo es un continuo. presenta grandes planicies y mesetas distribuidas a lo largo de esta regi´on. Cuenta con una geolog´ıa de rocas volc´ anicas bas´alticas que se localizan en barrancas largas y de gran profundidad que se originaron despu´es de la erupci´on del “Cerro Hualtepec o Coatepec” (Gonz´alez. en M´exico. y que puede contener una dimensi´on fractal” (Lara. Las evidencias en esta ´area comprenden campamentos de cazadores recolectores. ha funcionado como una interconexi´on entre las llamadas tierras chichimecas y mesoamericanas. es una zona que. a partir de este trabajo. Se pretende. 2005:36). como coloniales del siglo XVI. principalmente con fen´omenos fractales. abierto y con la existencia de un centro territorial. 2006: 71). situaciones l´ımite y respuestas locales” (L´opez. formando una continuidad del espacio que en ocasiones era movible y din´amico. tanto prehisp´anicos. Los lugares de mayor porcentaje son las manifestaciones gr´afico rupestres. al estado de Hidalgo. paneles y petroglifos distribuidos a lo largo de barrancas. como una de las regiones con mayor riqueza pict´orica de todo M´exico (figura 1). Alfajayucan. Arqueol´ogicamente. zonas habitacionales y edificios arquitect´onicos de gran relevancia. a partir de la teor´ıa de la complejidad. Chapantongo e Ixmiquilpan. Estos grafismos pintados se concentran en los municipios de Huichapan.169 Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres este espacio discontinuo y auto-semejante. as´ı como la relaci´on de autosimilitud que existe en las representaciones pict´oricas simb´ olicas de esta regi´on. Cardonal. de car´acter borroso. a trav´es de los siglos. Los lugares arqueol´ ogicos El ´area del Valle del Mezquital se localiza en los estados actuales de Hidalgo y Quer´etaro. mostrar una interpretaci´ on de las graf´ıas rupestres del Valle del Mezquital. A su vez. SMM-CIMAT . Hidalgo. Tecozautla. “con diversos momentos cr´ıticos. Asimismo. considerado as´ı.

Los patrones de auto-similaridad fractal se concretan en la vida social. es necesario visualizar la estructura y las caracter´ısticas del paisaje. que de acuerdo a L´opez: Para entender las respuestas culturales y las formas de organizaci´on h˜ nh˜ nu ¨. como condicionantes de una perspectiva particular del mundo 4 Un atractor es m´ as o menos por definici´ on un lugar u objeto que representa jerarqu´ıa de acuerdo a sus particularidades sociales o fisiogr´ aficas.170 Aline Lara Galicia Figura 1. principalmente los h˜ nh˜ nu ¨y nahuas. m´ıtica. Lugares con manifestaciones rupestres A partir de la ubicaci´on de grandes barrancas. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . de acuerdo a su ubicaci´on y caracter´ısticas geomorfol´ogicas. c´odices y lo rupestre de los grupos que habitaron la regi´on. se eligieron dos lugares que pudieron funcionar como atractores4 rituales. Ambos lugares representan una nueva visualizaci´on de orden simb´olico en torno a la teor´ıa de la complejidad y los fractales.

se ubica en el municipio de Alfajayucan. se localiza en una barranca del arroyo Calvario. 3 y 4). que significa “piedras encimadas”. vilipendiada por muchos de sus dominadores (L´opez. SMM-CIMAT . lugar reconocido como sagrado de acuerdo al mito de fundaci´on desde ´epocas prehisp´anicas. dando la posibilidad de una continuidad de lectura de los lugares. Los lugare˜ nos le llaman Mandado. Xindho significa en h˜ nh˜ nu ¨ “Piedra de laja”. 1997: 3). principalmente el palo volador o Xocolhuetzin.171 Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres que ha generado un car´acter y una actitud ante la vida. el venado y el tlacuache. El segundo lugar. todas pintadas en blanco. El primer espacio. sobre el arroyo donde se generaron grandes paredes rocosas en la ca˜ nada. Xindho y Mandodo. las formas de animales rituales como el mono. en el municipio de Huichapan. Ambos coinciden en una modalidad de formas que se agrupan en paneles y abrigos ubicados en cierta posici´on geogr´afica. Se sit´ uan en las hondonadas m´as largas y profundas del ´area entre los municipios de Ixmiquilpan y Huichapan. se caracterizan a nivel local por poseer una gran diversidad de iconos de los lugares rupestres del Valle. uno y otro relacionados con los afluentes que se generan en las faldas del cerro Hualtepec. Las representaciones de danzas rituales.(Figuras 2. as´ı como las im´agenes de escudos o chimalisson son constantes en ambas barrancas.

herramientas de “guerra”.172 Aline Lara Galicia Figuras 2. Todas estas figuras son semejantes a las que se presentan Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . plantas. animales y formas “geom´etricas” completas o donde una parte representa a todo el conjunto. 3 y 4. compuesto por figuras humanas. recursividad y autosimilitud. Las im´ agenes se caracterizan por una serie de contornos rocosos con cubiertas mesoamericanas. Representaciones auto-similares entre Mandodo y Xindho Reconsiderando las caracter´ısticas de un fractal de escala. ambos lugares contienen homolog´ıa y multiplicaci´ on de identidades simb´olicas en los m´as de 100 recintos rupestres que se tienen en el ´area. estructuras.

SMM-CIMAT . (Wagner a Mosko. Finalmente. Para Wagner: The image of the imager in the act of imaging things is a human device. Patr´on fractal en los lugares rupestres De acuerdo con Whitehead (1919). alrededor de peque˜ nos contenedores de agua en la roca que se inundan en ´epoca de lluvias (figura 5). el aprovechamiento del espacio simb´ olico se relaciona con la circularidad de espacios pr´oximos como paneles que se observan. debido a su existencia corp´orea. el objeto tiene autonom´ıa de existencia. 2005: 228). pero no tiene autonom´ıa de significaci´on. uno en frente del otro. Todas son de color blanco. Figura 5. aunque el rojo y otros colores est´an presentes en una variedad de figuras que posiblemente pertenezcan a otra ´epoca. Conforme a Roy Wagner.173 Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres en los c´odices de la zona. Ibid: 63). 2006:43). “su cambio viene con la significaci´on de las relaciones que mantiene con los diversos acontecimientos” (Whitehead. la aplicaci´on de la teor´ıa del caos y la iteraci´on de los fractales representa una pr´actica cient´ıfica y la visualizaci´on de “otra” cara de la realidad social (Wagner. a virtual holography superimposed upon the action of sensing it.

las manifestaciones rupestres son representaciones de espacios lisos e isotr´opicos que se leen en todas direcciones y sentidos siguiendo al c´odigo establecido. fue continuo. Por ejemplo. donde el individuo vuelve al mundo profano. Aunada a la interpretaci´on de autosimilitud en esta regi´on. cuya lengua es la que realiza esta unificaci´on. De acuerdo con van Gennep. llen´andose con la materialidad cultural. Le sigue la fase de marginalidad. La sobreposici´on de las pinturas por muchas generaciones o grupos locales. el cual est´a adelantado. en la cual el tiempo social ordinario es detenido y el individuo se encuentra en un espacio liminal. y teniendo espacios sin l´ımites geogr´aficos. es una forma de reutilizar el espacio. La cuesti´on simb´olica en el Valle del Mezquital fue abstracta. Se asocia con los rituales de iniciaci´on. la formulaci´ on de ritos de paso de Van Gennep (1986). Sus fases comienzan con la sacralizaci´on. en el que se da la restauraci´on del mundo a trav´es de los rituales. la ideolog´ıa de grupos locales actuales (h˜ nh˜ nu ¨ -nahua) nos permite comprender ciertos atractores simb´olicos del pasado. la f´ormula del mito de L´evi. Los h˜ nah˜ nu ¨ mantienen la idea de ser una unidad ´etnica. Esto concierne a la din´amica no lineal de inversi´on o reversi´on y a su vez presenta una repetici´on fractal que se puede revelar en la actividad de pintar s´olo en ciertas barrancas. a veces denominados de renacimiento. Es compartida por varios grupos que dan significado y atribuyen su origen a actos rituales similares a modo de fractal. abierto y con la existencia de no uno. De acuerdo con Jaques Galinier Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . discontinuos. son puntos que deben reconsiderarse para ser entendidos como procesos din´amicos no lineales en el mundo natural. La posici´on de los signos as´ı como el soporte y la t´ecnica de grabado obedecen a la significaci´on que se quiere representar en cierto momento y ´epoca. entre otros. Afines a la teor´ıa de la complejidad. y el tiempo sagrado. Los rituales no fueron est´aticos sino continuos y al mismo tiempo. sino de varios centros territoriales y ceremoniales de cada localidad pero reconocidos a nivel regional. por la cual el individuo profano muere y es arraigado de la moralidad plena. Las analog´ıas antropol´ogicas y arqueol´ogicas en los procesos universales de la fractalidad son m´as susceptibles a ser descubiertas en los grupos sociales donde las relaciones son complejas y din´amicas. lo que confiere un estado de atractor topol´ogico: el ritual es atra´ıdo por un atractor. ya sea en el mismo momento o en ´epocas sucesivas.Strauss (1995) y la teor´ıa de la pr´actica de Bourdieu (1987). Finalmente se pasa a la fase de renacimiento.174 Aline Lara Galicia En Mesoam´erica el espacio-tiempo no tuvo fronteras. Este u ´ltimo es el tiempo que retorna a su nacimiento. hay dos distinciones entre el tiempo secular o profano.

el origen de la comunidad. Su concepci´on temporal se basa en las fases de la luna. Los colores son importantes en la SMM-CIMAT .nahua. los grupos antiguos de esta entidad. basaban su temporalidad tambi´en en la luna. pues es establecido de una forma local. aunque el blanco es el m´as usado para las ceremonias de curaci´on. una dualidad centrada en la muerte y el nacimiento. Las representaciones lunares son constantes en lo rupestre y. el pueblo. forma muy generalizada en la regi´on h˜ nah˜ nu ¨ . Sin embargo. el territorio es el centro del mundo. en lo seco y lo h´ umedo. las tierras del pueblo. Lo anterior se cree tambi´en en el nahualismo y es representado por medio de figuras de papel. la comunidad es la que hace la identidad. el calendario no es general. El tiempo se marca por rituales para la cuesti´on agr´ıcola. si bien el ciclo solar fue importante por ser una cuesti´on global en Mesoam´erica (figura 6). Para los h˜ nh˜ nu ¨.Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres 175 (1987). al parecer. A la derecha.tepehua. el ooy (tierra) es la vivienda. en la relaci´on fr´ıo y calor. Figura 6. Actualmente se utilizan distintos colores de papel. representaci´on lunar rupestre de Mandodo. A la izquierda se muestra la significaci´on que le da un custodio de la localidad de San Antonio Tezoquipan.

´esta ayudar´ a a dilucidar la determinaci´on del contenido matem´atico y simb´olico de las formas fractales. De esta forma. la flor de cempas´ uchil. sobre distintas escalas. el amarillo y el naranja. La selecci´on de graf´ıas va de acuerdo a ciertos rituales organizados en las propiedades colectivas de lugares particulares. tal y como lo argumenta Duverger (2006. Lo importante aqu´ı es la idea que se genera dentro del sistema mesoamericano para traducir las variaciones ic´onicas. dentro de los lugares prehisp´anicos hay diferencias minoritarias. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . lo que implica que puede haber varias formas ic´onicas. aunque el significado tiene el mismo sentido. se pueden encontrar patrones reproducidos en distintos niveles. el colorado. Es preciso destacar que. Se trata entonces de una escritura compleja entre las palabras y las representaciones rupestres. Cuando se integra la noci´on de escala. las cuales a trav´es de un significante n´ umero de pasos muestran evidencia de fases de cambio y transformaci´on. principalmente la de fractal. petrograbados y mitos h˜ nah˜ nu ¨ en donde la reproducci´on muestra escalas de auto-similaridad. se considera como valioso saber de la tradici´on oral y la pictogr´afica. el oro. Con respecto a la escritura. sino tambi´en metaf´orico y meton´ımico en las manifestaciones rupestres del Valle del Mezquital. se considera que el fractal se caracteriza por un proceso que produce patrones de diferentes niveles de la realidad. entre otros. as´ı como su ubicaci´on. pero es importante recalcar que estos grupos integran en ella el espacio y el tiempo. En las manifestaciones rupestres la forma prototipo. hay distintos niveles de representaci´ on. la cosmovisi´on. obedecen a la interacci´on entre los actores humanos y la relaci´on simb´ olica que tienen con el medio. aunque existe auto-similiridad y continuidad social de los patrones de repetici´on.176 Aline Lara Galicia religiosidad y la concepci´on h˜ nah˜ nu ¨: el blanco representa las nubes o la piel del europeo. Con los contornos de estos fractales. Finamente. las bifurcaciones no s´olo caminan hacia un aspecto matem´atico. As´ı. Una de las interpretaciones de la dimensi´on est´a relacionada con la capacidad que ocupa un objeto en el espacio. Estos atractores son equivalentes en otros tipos de manifestaciones como c´odices. comunicaci´ on personal). Existe por tanto. la escritura ideogr´afica mesoamericana puede leerse universalmente en el c´odigo aunque el idioma sea distinto (como el nahua o el h˜ nahn¨ u). el rojo. una homogeneidad y a la vez una heterogeneidad cultural de los grupos prehisp´anicos que habitaron el Valle del Mezquital. una vocaci´on pluri´etnica.

Editorial Paid´os b´asica. “La dimensi´on fractal como indicador arqueol´ogico en los estudios de territorio”. M´exico. Pergamon Press.177 Re-Configuraciones Fractales y Manifestaciones Rupestres Bibliograf´ıa Barnsley Michel. Inc. M´exico. Espa˜ na 1999. Claude. 1995.Strauss. L´opez Aguilar. 27-70. 2da. Oxford. Departamento de Prehistoria. Madrid. On the order of chaos: social anthropology and the Science of Chaos. Flor Aceff. Editorial Grijalbo. 2005. L´evi. Rutgers University Press 1999. Espa˜ na.1968. Briggs John y Peat David. S.17). Mosko Mark y Frederick Damon. Galinier. En Antropolog´ıa estructural. “Las distinciones y las diferencias en la historia colonial del Valle del Mezquital”. S´ımbolos del tiempo. 2006. 2005. Pueblos de la Sierra Madre: etnograf´ıa de la comunidad otom´ı. En prensa en este volumen. “La estructura de los mitos”. Espa˜ na. Dimensi´ on Antropol´ ogica. Lauro. 1961. Submitted to the Journal of Archaeological Science 2002. INAH. Hidalgo. 2005. Jacques. Hgo. Modern computing and indigenous design. Berghahn Books. New Brunswick. M´exico. Editorial Taurus. Fernando. Fernando Brambila. Bourdieu Pierre. 1993. Lara Aline. Consejo para la Cultura y las Artes. Tesis de Maestr´ıa. L´opez Aguilar. La filosof´ıa del espacio y el tiempo. “The Fractal Geometry of Ancient Maya Settlement”. USA. Oxford. Academic Press. Eglash Ron. Gonz´alez. Fernando. Barcelona. Las siete leyes del Caos: ventajas de una vida ca´ otica. Brown Clifford y Witschey Walter. Non-euclidean geometry. Editorial M´exico: INI (Cl´asicos de la Antropolog´ıa Mexicana n. enero-agosto. Brambila Rosa. El sentido pr´ actico. Berghahn Books. Edici´on. Fractal everywhere. Kulckzycki. pp. volumen 9-10. Editorial. Escuela Nacional de Antropolog´ıa e Historia. Kelly. 1991. 1997. Paleoecolog´ıa 2. African fractals. M´exico 1987. SMM-CIMAT . en: On the order of chaos: social anthropology and the Science of Chaos. M´exico. “Fractality and the Exchange of Perspectives”.. Jos´e. Tipos de vegetaci´ on del Valle del Mezquital.

1984. 2005. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza .178 Aline Lara Galicia Piot. Berghahn Books. USA. Wolfram. Inglaterra. 1919. fractal. 2005. “Afterword: Order is what happens when chaos loses its temper”. Cambridge University Press. Wagner.Stengers. Taurus. fracta. Reynoso. Berghahn Books. 1909 1986). Talanquer. Fondo de Cultura Econ´omica. Teor´ıa y M´etodos de la complejlidad y el caos: una exploraci´ on antropol´ ogica. (Par´ıs. 2002. Los ritos de paso. Oxford. Carlos. fractales. Oxford. Roy. Order out of Chaos. Vicente. Prigogine Ilya e I. Wolfran Media. An enquiry concerning the principles of natural knowledge. En: On the order of chaos: social anthropology and the Science of Chaos. Van Gennep. Champaign. New Mexico. Stephen. Bantam Press. Editorial Biblos. Institute Santa Fe. Londres. M´exico. 2003. Madrid. New York. A new kind the science. Whitehead Alfred. Argentina 2004. Fractus. “Fractal figurations: Homologues and hierarchies in Kabre Culture” en: On the order of chaos: social anthropology and the Science of Chaos. Charles. de laberintos y espejos. Buenos Aires.

y por lo tanto las omisiones son menores. y habr´an de ser filtrados por el lector seg´ un sus objetivos de consulta. aunque no definitivas. En cuanto a los trabajos antropol´ogicos culturales. la lista parecer´ıa insuficiente. Arqueolog´ıa. ´esta no es exhaustiva. pero quien esto escribe no se especializa en este contexto as´ı que sus recursos fueron limitados. Otra aclaraci´on pertinente sobre los textos referidos es que no todos comparten el mismo est´andar. Hay que hacer notar. Tambi´en hay que se˜ nalar al lector que dentro de esta lista se han filtrado una serie de referencias que a primera vista no parecer´ıan muy cercanas a la arqueolog´ıa ni a la complejidad. con las cuales se han tratado de emplear est´andares m´as selectivos. habr´a de notarse que muchas referencias son recursos de Internet. pero que en la l´ınea anal´ıtica que se ha seguido en Sandoval y Vilanova (en esta publicaci´on) cobran cierta l´ogica. Por ultimo. por lo tanto en este aspecto el lector no deber´ıa conformarse con lo aqu´ı referido. Antropolog´ıa y Fractales Gustavo Sandoval Garc´ıa El siguiente listado corresponde a una b´ usqueda bibliogr´afica sobre las investigaciones arqueol´ogicas y antropol´ogicas que han hecho alg´ un uso de la geometr´ıa fractal. estas referencias constantemente se actualizan. hay muchas m´as publicaciones que las seleccionadas aqu´ı. Por su origen. Las referencias relacionadas con la arqueolog´ıa son m´as completas. ejemplo de esto seria las referencias de Wallerstein. 179 .Ap´ endice Bibliogr´ afico. El objetivo consiste en presentar una panor´amica de c´omo la geometr´ıa fractal ha convivido en la arqueolog´ıa.

Vol. S. & Maschner. Christopher & Baden. 1-2. Bentley. “The fractal dimensions of lithic reduction”. Bentley. Department of Anthropology. Donald. 2001.. Arques. Journal of Archaeological Science. Gedisa. pp. ”Stylistic change as a self-organized critical phenomenon: An archaeological study in complexity”. M´exico. No. Walter. No. Richard N. D. C. Salt Lake City. 45-53. A. 8. Joseph. 173-199.). & Longley. Ashgate Publishing. New Orle´ans. G. pp. Academic Press.T. Foundations of Archaeological Inquiry.180 Gustavo Sandoval Garc´ıa Adams. Continuing the revolution : nonlinear political and economic models for archaeology. Journal of Human Evolution. The Archaeology of Tribal Societies.66. pp. & Witschey. Brown. William. 2002. 12. A. H. 2001. La evoluci´ on social como autoorganizaci´ on de la energ´ıa. “Fractal Archaeology: Intra-generational Cycles and the Matter of Scale. 2001. Batty. T. P. MI. Springer. Universidad Aut´onoma Metropolitana. 1978. Tulane University.. D. 6. M. Complex Systems and Archaeology: Empirical and Theoretical Applications. Fractal Cities: A Geometry of Form and Function.D. Unidad Iztapalapa.. Blakeslee. 1999. 1619-1632. Journal of Archaeological Science. El octavo d´ıa. “The fractal Geometry of ancient maya settlement”. 2003. C.1. M´exico. “Fractal Analysis and its Applications in Human Paleontology”. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Joseph & Gibert. CISINAH. 2005. England. 619–631. Journal of Archaeological Method and Theory. London. 1996. pp. Ann Arbor. 30. 1988. 2003. T. Barcelona. Vol. Brown. 17. W. Dissertation. No. US. Ph. Academic Press. Vol. & Maschner. Academic Press. La red de la expansi´ on humana. pp. Monographs in World Prehistory.). Balandier. Vol 28. No. William Parkinson (ed. Departamento de Antropolog´ıa. H.. (eds. G. 2002. Beekman. University of Utah Press. C. Adams. Mayap´ an and Ancient Maya Social Organization. R. an Example from the Central Plains”.. Academic Press.. R. R. M. 35 . Ediciones de la Casa Chata 7. Richard N. El desorden: La teor´ıa social y las ciencias del caos. Brown. Georges. T.

Oxford Univesity Press. Australia. G. S. SFI Studies in the Science of Complexity. Antropolog´ıa y Fractales 181 Brown. “The Broken Past: Fractals in Archaeology”. 28. & Gumerman. Journal of Archaeological Method and Theory. New Brunswick. K. Places and Broken Objects in the Prehistory of South Eastern Europe.hf. 2005. Nueva Cork.uk/3/3chad. 37-78.Ap´endice Bibliogr´afico. 1988.). Walter R. “The fractal dimension. W. Adrian. T. and the interpretation of archaeological survey data”. La investigaci´ on social de segundo orden. P. 2000. Ron.. R. Complexity.1994). Barcelona. pp. Geoarchaeology. Ib´an ˜ez. W. No. Mount Victoria. Cavanagh. Eglash.assemblage. 4. pp. 21-29. Larry S. No. & Badiane. Academic Press. Vol.African Fractals: Modern Computing and Indigenous Design. Vol. 1998. & Laxton. Vol. J. S..ac. & Lin. Journal of Human Evolution. 368/369. pp. Geoffrey & Aallan.) Nuevos avances en la investigaci´ on social. (eds. People. Eglash. McGlade & Van der Leeuw. Diatta. Arqueolog´ıa. 367–371. “Chaos in Prehistory”. Kennedy. No. Jes´ us (ed. pp. pp. Oslo. 2000. R. University of Sheffield. Springer.shef. process and structured SMM-CIMAT . Roger. C. Methods in the Mountains: Proceedings of UISPP Commission IV Meeting. Chadwick. I. Ron. 4. Grace. SFI. Anthropos.). C. pp. King. N. Witschey. 1991 en:http://www.group.. T & Liebovitch. Australia. Dynamics in Human and Primate Societies.“Archaeology at the edge of chaos: further towards reflexive excavation methodologies”. & Palmqvist.html#anchor316331 Gibert.. Agent-Based Modeling of Social and Spatial Processes.“Fractal Enviromental changes and the evolution of culture”.1. rank-size. Fragmentation in Archaeology. 3. “Fractal analysis of Orce skull sutures”.12. (ed. 1995. 561-575. 1994. Routdledge. 61-64. Ekistics. US. Research School of Archaeology and Archaeological Science.. Time. Vol. Sydney University.no/iakh/forskning/sarc/iakh/lithic/CHAOS/chaoscon.uio. “A fractal technique for the classification of projectile point shapes”. R.. No. 1990. Lindh. 297–301. UK. Eglash. August 1993. 1999.. 2. . (eds. 1997 en: http://www. “Fractals in African Settlement Architecture”. G. T.htm Chapman John. Johnson. Rutgers University Press. “Fractal structure in Jola material culture”. NJ. Kohler.

El otro lado del espejo”. Fernando & Rodr´ıguez Torres.S´ımbolos del tiempo. Mark. R. Leakey. 1998. Laxton. G. Mac Leod. Una visi´on desde la teor´ıa de la complejidad”. 254-268. & Gumerman. & Cavanagh.). a Trial Formulation”. Barcelona. 59-69. “Mesoam´erica. Boston. Tusquets. Vol. Pachuca. Routledge. Raymundo. Guillermo. Kohler. pp. Fernando. “Teor´ıas de la Complejidad y el Caos en Ciencias Sociales. Arqueolog´ıa. Ludus Vitalis. M´exico. Alfonso. Solar Valverde.. & Cabrera. 1998. Roger. et. R. Routledge. “El Valle del Mezquital. p 83-101. 1997. M´exico. & Vilanova de Allende. INAH. pp. Encrucijadas en la historia de los asentamientos humanos en un espacio discontinuo”.com. pp.). Brambila. No. 275-353. G. El futuro de la vida y de la humanidad. 1997. L´opez Aguilar.squaresun. II. 21-40. Journal of Quantitative Anthropology. Richard & Lewin. Segunda ´epoca.anthropokaos.ar/ Mier. J. McGlade & Van der Leeuw (eds. London.net/arch/index. “Fractal House of Pharaoh: Ancient Egypt as a Complex Adaptive System. Fernando. L´opez Aguilar. 1998 en: http://www. Oxford Univesity Press.htm#contents Miceli. (eds. process and structured transformation in archaeology. Kluwer Academic Publishers. Vol. Dynamics in Human and Primate Societies. Rodrigo.Time. 2005 en: http://www. 2000. 327–358. L. R. Iredale Joe. Modelos Basados en Agentes y Sociedades Artificiales”. Agent-Based Modeling of Social and Spatial Processes. M´exico. M´exico. Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo. Nueva Cork. London. pp. INAH.182 Gustavo Sandoval Garc´ıa transformation in archaeology. 1997. pp. T. Fernando & Bali. W. Metatemas 50. (eds. R. 5.). SFI Studies in the Science of Complexity. L´opez Aguilar. “Vicisitudes de la inestabilidad: apuntes para una reflexi´on so- Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . 1995. “Cronolog´ıa y tiempos teotihuacanos.. 1995. Los Ritmos de cambio en Teotihuac´ an: reflexiones y discusiones de su cronolog´ıa. al. Lehner. 2005. 5. L´opez Aguilar. Chaos theory as applied to social change or Chaos theory end the ebb and flow of cultural change.La sexta extinci´ on.“The rank-size dimension and the history of site structure for survey data”.

Oleschko. Nashville. vol 43. pp. C´ecile. Dense. Vol. Journal of Archaeological Science.Transformations: Mathematical Approaches to Culture Change. C. Academic Press.G. Gedisa. 1997. Carlos. 2003 en: ISCOM (www. 11. pp.“Nuevos Paradigmas de modelizaci´on en antropolog´ıa”.).cybergeo. F. Pumain. Antropolog´ıa y Complejidad. 1978.fr/ Rees. Introducci´ on al pensamiento complejo. Brambila. 2003. Gedisa. 2002. Rowlands. 2. Michael & Segraves Barabara (eds. Bolet´ın de antropolog´ıa americana. Reynoso. “An Investigation of the Fractal Properties of Flint Microwear Images”. R. Colin. 2002... Scaling laws and urban systems. “Fractal analysis of Teotihuacan. “City.. Academic Press. pp.presse. Brambila. Vol. SAA. & Orton. Academic Press. Academic Press. Renfrew.Theory and explanation in archaeology. 1991. No 307.. Morin. G. process and structured transformation in archaeology.). K.). “Fractals in urban geography: a theoretical outline and emprirical example”. 1979. 1994. Barcelona. American Antiquity. Edgar. K. NY. D. M´exico. Rafael (ed... 97-117. & Cooke. 2000. 629-640. The Southampton Conference.Ap´endice Bibliogr´afico. 27. P. pp. 18. 1990. Cybergeo: Revue europ´eenne de g´eographie. 1982. Parrot. (eds. 35-64. “Complejidad: bosquejos para una antropolog´ıa de la inestabilidad”. Antropolog´ıa y Fractales 183 bre la noci´on de complejidad en antropolog´ıa”. Mier. 1007–1016. SMM-CIMAT . Barcelona. Renfrew.Grace R. Barcelona. Instituto Panamericano de Geograf´ıa e Historia. Mexico”. R. . London. London. Arqueolog´ıa. P´erez Taylor. pp.unimo. P´erez Taylor Rafael (ed. Routledge. & L´opez. Renfrew.) Time. Gedisa. Dense.Antropolog´ıa y Complejidad. pp. Colin. 2005 en: http://www.size dynamics in urban systems”.77-104. Journal of Archaelogical Science. Raymundo. J. Wilkinson.). McGlade & Van der Leeuw (eds. Pumain. Denise &Tannier. No 29.it) Pumain.iscom. “Trajectory Discontinuity and Morphogenesis: The Implications of Catastrophe Theory for Archaeology”. No. 203-222. No.

Edgard. Carlos. Madrid. “Fractales para la arqueolog´ıa: un nuevo lenguaje” .Complejidad y Caos: Una exploraci´ on Antropol´ ogica. & Stemp. 52.ar/ Reynoso. No.ar/ Roberts. 351–357. Universidad de Buenos Aires. Reynoso.anthropokaos.anthropokaos. 53-63. McDonald Institute for Archaeological Research.com. Carlos & Jezierski. “A Genetic Algorithm problem solver for Archaeology”. Carlos..anthropokaos.anthropokaos.1995. pp. “Etnomusicolog´ıa y teor´ıas de la complejidad: Situaci´on y perspectivas”. Problems and perspectives”. Stemp.com. Carlos & Castro. Angel.anthropokaos. Trabajos de Prehistoria ... “Fractality and self-organized criticality of wars”. & Renfrew. 2006 en: http://www. C. Carmelo & Vel´ asquez Cano. C. Ricard V. D. 2006 en: http://www. Michael. 2004. Juli´an. S.”The impact of chaos and complexity theories in spatial an´alisis. Andrew. D.ar/ Reynoso. J. non-linear systems theory and multi scalar analysis”. sobretiro. Scarre. Dami´an. al.24. pp.1998. Sherrat. Buenos Aires. 1. 2: Teor´ıas de la complejidad. Shennan. et. James W. No. Conferencia presentada en 26th Annual Chacmool Conference. pp. SB Ediciones.com. S. Spencer-Wood.184 Gustavo Sandoval Garc´ıa en: http://www. 2006. Vol.ar/ Reynoso. C..) Explaining Social Change: Studies in Honour of Colin Renfrew. UK. Alonso Jim´enez. Cherry. “UBM Laser Profilometry and Lithic Use- Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Sol´e.1998.. 2006 en: http://www. Espa˜ na. 4. Vol. 6. 1993. ´ Rodr´ıguez Alcalde. Reynoso. 2006. 13 . Buenos Aires. Universidad de Buenos Aires. & Turcotte. (eds. “Chaos and Complexity tools for Archaeology: State of Art and Perspectives”. Antropolog´ıa de la M´ usica: De los g´eneros tribales a la globalizaci´ on. SB Ediciones. L.ar/ Reynoso. Carlos. “Cultural complexity. 2006 en: http://www. ”Long-range correlations in the fossil record and the fractal nature of macroevolution”. Carlos. Fractals Vol.com. “Fractal Farmers patterns of Neolithic origins and dispersal”. Santa Fe Institute.com.

Coloquio V. Gordon Childe.The Archaeomedes Project . Big men and great men. University Press.. Wallerstein. (ed. 287-296. Siglo XXI. Cambridge. Vol 73. Sander. ´ Amsterdam.). April 2001:6-7. 2001. Antiquity. en: http://www. Joseph. 2004.). pp. Personifications of power in Melanesia. “The Chaos Collapse: disintegration and reintegration of interregional systems”.1996.”. 110-118. Van der Leeuw. Stemp. pp. & Stemp.). 81-88. M´exico. No 279. Antropolog´ıa y Fractales 185 Wear Analysis: A Variable Length Scale Investigation of Surface Topography”. Sander. Luxemburg: Office for Official Publications of the European Union. Tainter. “Documenting Stages of Polish Development on Experimental Stone Tools: Surface Characterization by Fractal Geometry Using UBM Laser Profilometry”. 235-264.edu/˜erica/papers/sander Van der Leeuw. SMM-CIMAT . IIA-UNAM. Vol. 2003. James W. Wagner. Academic Press. Stone. Tesis de licenciatura.Understanding the natural and anthropogenic causes of land degradation and desertification in the Mediterranean. Journal of Archaeological Science. I. Van der Leeuw. Michael. pp. ENAH. Academic Press. 182-186. pp. Vol. 230-239.“The fractal person”. Van der Leeuw. London. Amsterdam: University Printing Office. Manzanilla. pp. Vilanova de Allende. “Vulnerability and the integrated study of socio-natural phenomena”. 30.).1998. Sander. Archaeological Approaches to the Study of Complexity. Key concepts in archaeology. 28. Renfrew y Bahn (eds. I. Journal of Archaeological Science. 2001.. Wallerstein.1988. The collapse of complex societies. I. Routledge. Sander.Ap´endice Bibliogr´afico. “Information flows. M´exico.1988.1981.santafe. Arqueolog´ıa. Sander. pp. IHDP Update 2/01.Abrir las ciencias sociales. “Las revoluciones revisadas nuevamente”. Van der Leeuw. Maurice Godelier & Marilyn Strathern (eds.1991. Rodrigo. L. Tammy. “Sistemas hist´oricos como sistemas complejos”. Wallerstein. M´exico.1999. flow structures and the explanation of change in human institutions”. Van der Leeuw(ed. Cambridge. “Non-linear processes and archaeology. Roy. Aspectos fractales del patr´ on de asentamiento mexica en el Valle del Mezquital. University Press.

Xaver Faust. pp. Thule Revista italiana di Studi americanistic. I. S. 63–77. “Un pr´estamo de la geometr´ıa fractal para la descripci´on de culturas emparentadas: lo que hace las culturas amerindias similares entre ellas”. Centro Studi Americanistici“ Circulo Amerindiano” 1996. No.131-154. M´exico. Franz.). 1985. Barcelona. 2005. Wallerstein.1999. and prehistory”. No.1. Impensar las Ciencias Sociales.186 Gustavo Sandoval Garc´ıa (ed. Ezra.1. Las incertidumbres del saber.“Fractals.. pp. cultural behavior.pp. Matem´atica Aplicada y su Ense˜ nanza . Zubrow. American Archeology. 249-256. Gedisa. XXI. 5. Vol.