Está en la página 1de 2

CÓMO MODIFICAR LA CONDUCTA

ALIMENTARIA
I
PAUTAS PSICOLÓGICAS

1) Distinguir entre sensación de ansiedad y hambre.

2) Respetar los horarios (no saltarse ninguna comida). Conviene


retrasar el acto de comer unos minutos a partir del momento en el
que se experimentan las primeras sensaciones de hambre.

3) Comer sentado en la mesa, de modo tranquilo y ordenado (sin


mezclar platos).

4) Retirar la fuente de la mesa inmediatamente después de


servirse.

5) Acostumbrarse a dejar siempre algo en el plato, no comer “lo


que sobra”.

6) Levantarse de la mesa en el momento que se ha terminado de


comer.

7) Planificar los menús con tiempo para poder prepararlos


adecuadamente.

8) Hacer la compra con una lista, evitando “lo prohibido”. Llevar el


dinero justo.

9) No comprar ni cocinar cuando se tiene hambre. Por ej.: preparar


la cena después de la comida, etc.

10) Esconder los alimentos “peligrosos” (de alto valor calórico) en


lugares poco visibles, en recipientes opacos.

11) Preparar una lista de actividades que sea incompatibles con


comer fuera de hora. Realizar esas actividades cuando se sienta
ansioso por comer.

12) Aprender a relajarse para evitar tensiones que crean primero


ansiedad, y conducen luego a la sobreingesta.
13) Al inicio del tratamiento puede ser útil apuntar todo lo que se
ha comido durante el día (especialmente si la persona pica entre
horas).