Está en la página 1de 4
Eugenia Revueltas Dostoievski y Revueltas Hay en La vda de los hombres acontcimientos que dejan wna impronta, ‘que los marcan para siempre. Uno de extn momentos en la vida yl obra de José Revues foe su temprano encuentro con Dostlesh. Su hermano Sikeste le habia prestado Cri) cnign, Los hermes Karamasov'y Bri sip ida, bros que el joven Jos lea com el aiebrado apaionamient con el que pocos ass antes lia vidas de santos, que también babeian de ‘marear lay estructras levies de us textos, y cuyo ands dara tema para luna investgacin que nos penta acceder ana vasta zona del mundo arta de Rewultas que habitaimenteexdjado del, Pero voles a Dostoietk, ‘A partir del momento en que Rewielts penetté al univer dostoiere ‘iano se iniié un dilogo y una eelacioa muy intensa que, como toda rela ‘én cuyo mileo eset amor, esa signada por la aceptacion y el rechazo; ‘amizada de acucrdosydexicuerdos, pues lo que rechara el intelectoycon a posicién ideolégica, lo acepta sn cortapisas la ituicin, pues Jose Sabia que hay en Dostoienki una ~digamonlo con el viejo termino= “sbi dura del corazén™ que a mds ald de toda consigna, para tescatar a parti Sela comprensin el conorimiento sexe animal mitente,agnico, mise ‘able, hetoico,grotesco y sublime que esl hombre, |Atodo lo largo de a oa erica de Revuelas el nombre de Dostoiewki surge una y ots vex como un lit made us preocupaciones estes yt {3s opiniones siempre en conic, come las del ensayo “Tolstot y Dox tolewki. que aparece en Vinin dal Ponca en el que extn reunidos dos ‘wabajos eseritos en epocas distin, uno en 1930 y otro en 1945, y que som expres de perspeetivas ditnts ‘Si atendemos al subtulo del ensayo, “Contradiccones de wn genio”, se hace patente la relacén dual que Revuelias mantiene con eestor rso: ‘por un lado, con el artista gen y por ouo poliieamente con el reaccio- hari, con tado lo que de peyoratv tiene el sdjetv, Pero este reaccions- rismo, aunque sean gar comin dela ceca de la primera mitad del siglo XX, no es an ill de sosteneren nuestros diary ala erties comtem. a porsnea manxista ha tenia que ver sobre sus patos, como en el eso de Flea vcr mis satanirada novela de Dostiewsh, Las evdennindos yl isto~ ria dal Gran inguside, que han requerido de aueras exéyess. Revels eal en ente ensayo como el reacionariano de Dostoiewak cs expresion ‘Gees condicin esenial del hombre: I contradisin ac ser extrapritario que era Dostoiewki conmneve y asombra por ‘alguier lado que se leva. No solamente su obra, tan aleccionadora y feconfortante, nis vida sempre ena de peda ysfrimients. Son Ia Contradiecionescrele, los amoresstsnicosy destichados, el contin (qucbranto ye pecado, que lo rodean como una mall, que lo oprimen mo tenazas de fuego y hacen de al un espeo dela umanidad, gran {de penoso, donde todos los hombres pueden conterplarse. Una de ‘cau conuadieiones es aquela que radiea en el propio Dostoienk ‘Como hombre, como sr social, como individu simple yen funcones, {Por qué sus iden pocas personales esaban tan en franca contradic ‘iin con su obra? Pero, ghay tal coniradicein radical? Clerto esque hacia el inal de vida se vce cratano ortodoxo que es un esas a diferencia de Tu igucniey, Bilas, Andiey o Chéjos, que eran oceidentalisas; pero 200 fabria en este rechazo al oeidentalimo un fenémeno nuncaajeno a gran ‘reador de sgn profétc, que mestrase a intucin del natrador a fale ‘Gade un oceldentlamo que se presentaba como una panacea, pero que 8 bien lo liberaba de tna exclavtd, lo convert y lo hari sujet de wna telat todavia mayor: la de la tecnocracia ya sociedad de consumo, de Tmenajenacion yde la pérdia dela Ubertad intelectual, problemas todon ‘que eatin planteados en diversos textos de Dostoienk Revues sefiala clano Dostojew se aleja dela posciin de Gogo, pero cen ene autor se da anism un fendmeno de contradiceén: ideolgica- mente occidental, esiterariamente un esavsta, no en vano ese padre dela gram teratura rust, por imo, ca la obra iteraria de Toll se fwelvea dar alan contraicei “humanista vem revolucionaio™ ya {que munca pudo dejar de ser un artéerata, un barn Pro fa ima con- Tricine vez la mis crue, e la que scfila George Steiner en su ibro “Tso Desert En manos dela extca marine iil aristcrata, ern de euya arogancia Cori abi exerito con aectoos respetn, secon ‘rig en el eampet de naconalisno proletario™ En él habia encontrado 2 la cevlucion russ, ein Lenin, su verdadero expo. Dosaiesi el hai Mado yofendidartesano de as letras el radical condenado ysobrevivente ‘de Siberia, el hombre que habia conocido toda especie de deyradacin social y econdmica, fue pousmarente dsterrado dela patra del prota lado, pues Doscievski “como bien fo dice el peronaje de Bl cat de Ta Ehrenbarg- slo ers el que habia dicho toda la verdad sobre a pucbl, pero es una yerdad on la que nose puede vv: Puede ser dia 4 1s moribundos como antes se les dabun os Santos Sacramentos. Siino Gene que sentase sla mesa y come, debe olviar- 1a Si uno tiene que adlar a un hij, ante todo debe sacatlo dela casa [Ca Siumo ha de constuir un exado, debe proibir hasta la mencidn de ‘aque nombee, ‘Yes que a verdad tene un potenialreolucionaioy perturbador dill de resi; de ahs que cuando un ereador dice su verdad insosayable, se ‘ude spec incomodo, enemigos hay que desu, niga, 0 almenos, alae. {Espreciimente en ete punto en el que hallamos otro de os hits en los ‘que se encuentran ins experiencias del mundo de ambos naradores. ‘Comprometidos desde may Jvenes con lox movimiento que en St momento representaban el pensamicato revoluconario -Dostoierski en el ‘Ghreulo de Pevachewsh y Rewueliasen el Patio Comunista,suften per secucin politic, cicel yen el cao de Dostoiesl un simularo de Fs thlento que lo marcaré pare sempre. La experiencia erceara va a ser tema de dos textos iterarios: La care dear muarory Murs de agua Libros te- trbles que no se pueden leer comodamente sents en Ia molcie de un bienestr pequefobargiés. Ser alabados por su condicion de revolociona- Fo para luego er denostados como reaccionariororaidoresa la causa del ‘Pueblo, cud en pleno cercicio de su libertad ereadoray de su concien- ‘a politica escrben libros en lox que erican en tono vokento, irénico © Sareistico tos usos de cerosreolucionarios, como en el easo de Las nde. smoniadarde Dowoievk o Ler das ural de Revels “ay una anéedotaa este respecte que resulta tstratia: Ciera vex —segn narra Perte- Dosti fe a str los Six, que nes no sprotaban lt opiniones del novelist sobre el futuro de su pais Sislov le dsgis esa pregunta: 2s ¥ usted, zquién le ha dado derecho para hablar en nombre del pueblo raso? ‘Dostiewsh se recogi un poco ls pantalones. seilando a la atu ‘ade los tbilon, sobre ss plerna, las huellas de las cadenas que habia Arvastrado en Siberia durante aos: “He aga ns derechos ajo. Si ex ciatrices eran su derecho, y no sé lls, sino aquellas tal vz menos vsibles pero no menos profundas- que hubieron de dejar en su ‘corazn yx senibiidad el eato casio con ia ignorancia y la pobrera, la ‘cfermedad ylaignomina, pero también la ocala bondad a generosdad ye compatero de que podian ser capaces esos mismos hombres vies y ‘Geameetdos, A dejé de ser el revoluctonario de salén,o se quiere de Duara, que habla del pueblo slo de fas, que lo ama desde lejos a través del erie revolucionara, pero quede crea no sopota ni su olor, niau fealdad ea misma experiencia, en un expaco y depo dsintos, pero exenciae, mente anloga, ser aque compara José Revaeltas saz dela publcacén ‘de Los dia trnae on fn que através de compe ata narra crea el Sectarsmo, el maniquesao y la incompremsin de un certo tipo de mils tante del Partido Comunista Mexiano. Ahora bien, sn adertir que es una ‘rica desde dento, una erica de wn comuniata que con todos sus actos habia dado patente muestra de su integidad In rica acera,isultantey ‘dogmitiea now hace expera; un coro deisulosydesgaradores demu toste dea escuchar: De hoy en adelante ~dijo Nerada- el aplio Revuelas no es uno. Si testre el misico, es el Revels del pueblo, que el pueblo recordar Como uno de su verdaderos defenrores y amigos. Pepe el escritor, ese [Reyueta de In parte mas corvompida de a sociedad. La oi, pero en cl fondo intents dearmara contra ella, pero en el fondo es su aergon ado aposto ‘Amibos [Sartre y Rewielts]~dice Antonio Rodrigues—son el producto ‘den mina descomposiion social, de a misma podredumbre, de misma falta de feen el hombre, que es al fin yal cabo a fala de fe en ‘mim. Ambos sven af misma aus, Los dos son servos del mismo 2 Som las voces representatvas de un extalinismo dogmatico y delrane, palabra que sos des, aca y muerte de Sali, hubiran quedo Ino decir pero que quedaton all como viva muestra de un sectarismo cas ttunte Preciamente ellos, como mcs otos eran la fuente isa dela realidad aprehendida pore ection para reresr aus personajes ls con tmadicclones que enearnan, pes como dice Revels, ti intencin al exribir est novela fe muy ota [a la de hacer etia & los partidos comunistas). No quise hace la ein de un grupo humano ‘que To mismo pede ser marssta que siarquisa:y no porque eea en {nate pro, ibre de toda iteneion politics antes porque quse exc “Sramente retratar a condicion del hombre. Yo no he wsto ingees en Torna mio, n creo que Hegue a Baberios en un mundo futur sa carta escrit 8 hermano Silvestre 1988 mesa claramente lgunas de as constantes de la pottca revuclanay si nexon con a dos {oiemkiana Dejandoaparteladelaracisn expresa de amor, stn dos ideas Sndamentales el are un instumento ara descubri lo que el hombre fs peto no como un mero afin de novedad, sno para descubit To que de Contradictory complejo bay en el hombre; un hombre as contemplado y ‘eereado ser jena a todo maniquelsmo yunateralidad, pues lo eencial Al hombre es su carter contradictoro y contlicivo: ‘Quienes me eran no se dan cuenta de que so, para e conoeimiento ‘yestucio de vi, un metodo daletico de oxigen marisa [J No hay ‘ene hombre, por ejemplo, sentimientos puros A primera vt, un ser [Puce presentare ante nosotosresignadament, con una apareneia de ‘nidad, por lo menos de humana dulzura, Pero através de ella, land Tis nos permite descubsiesentmientos compljos, cntraictorios, increfbies sen cl anise de ono evdente, peo presente en la comple interi- rida del hombre, donde radca no sl a ecacia narrava de ambor auto es sino s capaci para romper los pos arquedposy crear el comple jo tamado de generoadad y egoismo, bondad ymaldad, cobard y valor, Tnveligencay esata, qe hacen tan eoneeto veroiiles al Sega low de Gime yaa director ol rentista de Em alin vale de gies a ‘los y iia Karamazov ln prostuta de "Dorm en tera" oa profe- 205 so de “La palabra sagrada"s Nicol Stolodovich Starogin de Los endono tind a Piel de Ls dias treats ol Carajo" de El apando, En tos ‘lon si bien eeerta que hay un vei o una vrtud que podrfamo Tsar ‘lominant, au coraeén es un desenfrenado campo de batalla, en el. que Tuchan fs pasones mas contradietorias ‘En ambos narradores la eapacidad para compadecer y comprender las situaciones limite es una constante de nu operaion creado, door, la frallaion, el sacrifco 7 aut hunllacion son aquellos instrumentos, “aquellayvrualidades através de ox eases posible aprehender li eal. ‘du El sftimiento ex para ellos una ce Ine formas del conocimient, pues fsa teins de las alnaiones limite que el hombre enfrentad a i miso puede acceder alos insrincados meandros de a inimiad, Nada mas aleja- th de esa forma de aprehender y conocer al hombre y su mundo que a ‘squemitiay preseita por el realomo socialists estaliniano adel hombre fuerte, sano, com el bravo en alto, ala laf com un eonfianzacega ene porveniy ts lla imagen roscer de wn mundo que amanece, Nada mis judo de eta que el mind sufriente,confivo, apres en una y mil Contradicciones pues el vito el dolor, in soledad,laignorancia yla incom prensin no devaparecen asi nada ms, por arte del birlibrloque deoly= for sea este de derechao de inquerda, El desin del hombre no es el de tna eliidad scomodaticiny no problemdtica, aquellaque hace exelamar a Fidel °No hay eicdad nde grande que fade ser comunista", alo que rer pone Gregorio, apretando Tox dienes de cera