Está en la página 1de 10
NDP NUEVA DOCTRINA PENAL, 1997/8 Director Julio B. J, Maier Secretario de Redaccién Jaime Malamud Goti Consejo Consultive Nacional Eugenio R. Zaffaroni Equipo de Redaccion Mario Tarrio Editores del Puerto 8. Buenos Aires 1997 RECURSO DE CASACION Y ANULACION DE OFICIO™ Daniel R. Pastor § 1. Introduccin derecho procesal penal se “civiliza”, Eventua fa de la voluntad \ceptos normalmente ‘penal que, cual intrusos, se introducen en €l=-¥ seiguenande la discusién précticamente- en cuanto se presenta una de Sraon recurrible. Agui, por definicién al menos, el ambiguo principio acu SMorio plerde su formalidad hasta convertirse en sinénimo de principio mmomia de la voluntad). In embargo, el stigma de la persecucin penal pilica y uno de sus ces recores el principio de verdad real, mantienen todavia Gerte prota- Siismo tambigh en esta etapa de procedimiento a que, por elo, no e~ fo a convertitse completamente en un proceso de partes. rabajo se propone ana- ijnico que entra en juego cuando se habla de la mayor @ me aesdhesign a maximas acusatorias o dispositivas que puede tener un ré- jimen de enjuiciamiento o alguna de sus faes! § 2. EI principio de eventualidad y sus consecuencias 1 La instanda de impugnacién transforma el procedimiento dliminar de él cas! por completo sus elementos mis inquisiivos: + rooencla presenta en et Congeso Argentino de Ciencias Resales Buenos Ades septembre de 1990 Tek Aowase, Alejandro, Ef principio acti: grat de impart, ex “Mets ocerne teens a0orB Ba Del Puen aamaet, Lai, Di erat 2 eB tater a Ban 190, p 579 Ysguentes 669 Doetrins principios de event 1a gama de consecuen lamiento penal? I, La instancia de revisién o re-examen no es una etapa necesaria del Esto significa una primera gran diferencia en la posicién dl tribunal del recurso con respecto a la que ocupa cl tl Cl de juicio, siempre con relacin 2 las pretensio * cl Grgano jurisdiccional que conduce o controla la ins ‘en cambio, sélo interviene f igencia plena del principio me provedat iudexex efi). Tindudablemente que los tbunales de las instancias funque con diferencia de grado, un gran sporeién a ese compro: \des de mantenerse "30. Por lo contrari el tribunal del recurso queda Dposicidn que los jueces del derecho privadot, dado sy eierta licencia, la actin impugnativa debe ser considerada co- mmo una verdadera demanda, TIL Otra caracter(stica de la fase recursiva que justifica la calificacion, fnstancia como de auasi partes cs la competencia limitada del tri- ‘como los tribunales de un litgio civil s6lo pueden Tatum). En esto se re smpetencia soberana al agraviado para que de el dependa la eliminacion de la sentencia viciada y so en la medida por él deseada. Si él no se queja, Ya ca por voluntad o desila, el error 0 {njusticia del pronunciamiento no sera corregido 1 de enicamiento penal ede cunt Ouevo, ch. lug it; Maa, DPA 1 itz Cates abla deb “priv eins tel eos peal et cts etapa} Recurso de easacién y anulacién de oficio on cosa jusgada parcial: la llo que no constituye mate- vocar, en principio, una decisién més desfavorable que la rec reeurrente. Efecto colateral de la vigenca de esta prob nucién de competencia funcior ‘quedara vin gue tampoco la se ‘mada todavia en otros tres aspectos vinculados a ese princi dad, por la cual, vencido el plazo de interposicién del recurso ‘nando Diar Caso, Ed, Depalma, Buenos Aires, 1994, ps 272 y siguientes. on Daniel R. Pastor Doctrina 1s que autorizan la accién extraordinaria de revision, la decision ‘queda firme (cosa juzgada);(b) desercén, sexin la cual el recurrente aban dona su demanda de reexamen por no mantenerla temapestivam® (6) desistimiento, cuando el impugnante renuncia expresamente un ret 2a fer en pam comid y manne En cas oS eet iusticias que contenga la sentencia, queda inhabilitada toda posi- Sided de actuclom del ia ad quem para chminatas del imputado 1. Sin embargo, sido correctamente interpucsto por quien rest cia recursiva de parte y su desistimien- sdamentas trascendentes © Por ello, las excepciones de legan, de modo alguno, a anular el p TT, Para empezar, aun cuando el basta con que se haya interpuesto Gnicamente un recurso fiscal plo en redamo de tina pens mayor, para que el tribunal de casacién pue- ‘Stearodente shor queen odor cases a concesin dun ECU 8 PESUPUES He ‘ean para talevamen ef DEA ROA. ofl 7 Recurso de casacion y anulacién de officio 673 Doctrina do, de la procedencia de representa la no vigenel tia exclusiva, como de la reformatio in pei, garan- as ellas valga el pleomasmé hha tenido acogida univers penal imbito de competencia de Ta reformat in melius a favor del de algiin quebranta ss formas esenciales del jucio, Esto rige también cuando el imputado es el recurren= te pero no ha introducide una infraccién de esa naturaleza entre los moti- ican, por regla, tam lento de derechos fundamentales. Con variaciones cn los regimenes modelos de este Atgentina, 167 y 168; CPP Ita instrumento pensado para asegurar la constitucionales en el procedimiento, El debe ser extirpado del proceso, TV. Colateral y someramente, debo mencionar a igencia de la competencia cognoscitiva del recurso, 2) Bl primer supuesto de estas ot xcepciones al principio disposi- ido efecto comunicante 0 ex: tivo propio de la fase impugnativa es Argentina, 448: OPP Alemania, 9911, 958 9791 CFP tai, or cv oa Daniel R. Pastor ma decisién desfavorable, cuando el recurso principal fue aco, ividuales. Este principio, sin embargo, no tiene lerponer un lexpresa o técita- mente una resolucién adversa. La regla rige de modo pricticamente uni- versal (por ejemplo, CPP Argentina, 433; OPP Alemania, § 296, 2: CPP festacién derogatoria menor del principio de foluntad en esta etapa, no siempre advertida, es a im- 1 procedimlento recursivo, cualquiera sea el su: nes a resolver que, ademés, priva sdiccién) a la otra parte. Estas roglas de excepci6n al principio acusatorio, no lesionan derecho basico al- ‘uno J, por tanto, no tienen consecuencias procesales para la resolucién 17 Gt Dhamma, cP, 58, 18 sé 10 contempln, por jmp 15 espaol, 903, geting (art 1) 1 CPP Hea, 587, y be Recurso de casacion y anulacién de oficio os Doering del caso. En este s eee la arbitrariedad de la decsién s6lo poxtré, a lo id de los jueces!® § 4. Recurso de casacién y anulacién de oficio le, por ‘én y el principio de r idad puede iminacion ex officio, en cual ner. ata acta mos en el pal enc destavorable pa sn vilado ls reqls prevsis.preceamees indamentaes dela Persona persed ne a, no resulta pr anterior, cuando se trata de la los fctores han contibuido para que es vunal de casacién no quedara rai mai incon fie sedebié aun int Su proteccién la posibi Yteenviar el caso ¢ un, Daniel R. Pastor Doetrina nuevo juicio de resultado incierto. Del otro, contribuyé ala realizacién de ‘eo el puro hecho judicial de atrbuir garantias cons- lades te6ricas se convirtieron en realidades précticas de jade la Casacién nacional argentina. do y que encuadra entre los del primer gra ‘en resguario de las garanttas c sa.en juicio". Ademas, esta infraccion fue considerada como una de aq las qe produce la nulidad absoluta de la sentencia, de la alectacisn de los principios const el za la Corte Suprema falsamente fundamentadas, o de patologtaj Recurso de casacién y anulacién de oficio o7 uela sacn habia sido cometlds en resulato benelcado por el saresinie soa pore esc esa au wna de and een diac ional de defensa en juicio un error en la not ee Det Raion, edo, EDEL Res. itp. 97y sigue tas deine mas node ala sino ened bop osubunae eros ore Doetrina de accién privada, la yn se indicd inc {uido en lugar de denun- mn tolalindependencia de ftusencia de comunicacién, lo cert de Ia casacién de off ta del ‘mas juridicas sas fundamentales del pro- Se trata de casacién, 3 por nical fa, aun sin recurso del ey procesal fac 2, para im rerés de la ley) sma realmente rige, se habri afectado as imparcialidad del tribunal al que tiene derecho el acusa te de easacion toma partido por hipdtesis contrarias a ;roducidas por el acusador duce la contradicci6n necesariamen nno es escuchado sobre este punto ni tiene oportunidad, fargumentar 0 contra-alegar respecto a Io tanto, de § 5. Mecanismos para neutralizar el problema sma de nulidades permite en abstracto que ina infracci6n procesal que constituya un ca inwvalide de oficio reso- ‘mecanismo ha sido est fundamentales det individuo 25 pao es “cuando a competence buna de asain a sd abet qhecalncbve de Esco, Nae, y Doeo, Serge, Can a ae A hepaima, Bem Asp 242 ys quienes. asa ver. cae re 712! 987, Ck, Data Hos, p79 y SEES stento a un supuesto de nulidad absoluta. Asf pues, cuando es- {acultad es utilizada a favor del imputado, ella encuentra su lugar jus ibién. cua Ja ausencia de recurso acusatorio 0 de un recurso debidamente fundado, la cuestién no es problemética (vigencia plena de la prohibicion de la re. cen oo igencia plena de la probibicién de la re- Por lo tanto, el problema que debe ser agui resuelto se ref > Ye Ser aqui resucto se refiere aI aplcacin ern del sistema dla easacion de ofico, que auc, «te tulo de ejemplo, las sentencias de la Casacion argentina antes resefiadas En lo que sigue expondré toda una gama de soluciones posibles I. Ne bis in idem Recientemente, Marx ha postulado la proscripci lel recurso acu- satorio para lograr una efectiva vigencia de la prohibicion de la persecu cin penal mip’ -cxamen de uli apect dea sete a Solutorta implicar‘a un nuevo jtzgamiento prob pore! derecio cons titucional (ne. idem)?6, ae = rae Seqiin est eters, pies, casos como los , ue agut nos preocupan no Yendrian cabida alguna, porque ya el mismo recurso fiscal, que abrié la competencia de la Casacon para permit la anulacion de la caters pot ‘iro motivo, estaria juridcamente exclu. Por elle, odio afitmar que les resgos de una interpetacion Fantasconsttulonales se ven dsminuidos pola posed dl ‘80 del acusador??, ebeleecermetacedletar TL La prohibici6n de la reformatio in peius bien entendida Inculpado, a sentencia impugnada consist en ubicar a la reformatio in peius en unos confines mas ambicosos para la protec de los derechos individuales Fars Ie noteson Asf pues, cuando s6lo el imputado ha recurtido de la decis6 , ar lecisién ella ha 4quedado firme en todos los aspectos no impugnados por él y, por tant devolucién al iudex ad quem es aqui parcial de un modo absoluto: no es po- sible juridicamente sancionar y ni tan siquiera autodenunciar los vcios de la sentencia que no son objeto del recurso. Pero cuando el acusador si ha 26 ci, Maus, DPP. 1 ps. 632 y sgulentes 27 op cts ps. 36y 733. 680 Daniel R. Pastor Doetrina see emecign (aust de nuliad) no introduc pore recurs. Es tose ya nara Gln eamente vis el pos vec y solo delet un i seethe rensa de recurso, Al también la asain dela sentence de se Gucdard exclude «psa del recurso ca, sel motivo que la ha- bilita no fue introducido por éste. La regla que permite la declaracin d¢