Está en la página 1de 47
En este seminario Jacques Alain Miller invita a distan- arse de wn Lacan demasiado préximo, para inves- gar sudeseo, Apuesta un tabajo misalli de la den- titiacion, Miller nos muestra un Lacan que cuestiona el deseo de Fredy la responsahilidad de este deseo en el de- venir del psicoandliss, Su lida transferencia negasva con Freud y el apoyo ‘que encontré en puntos exteriores, le permitieron a Lacan subvert ls autoridad de fa instiucién analit- ‘a, dando un paso es estrecha relacion con su deseo. Frente al sentimental valor negatvo de la transferen- cia postva, Miller desarrola el valor posiivo de la transferencia negativa: Ia lectura, en algun momento, tiene que suspender la suposicién de saber, Miller plantea una hip6tesis sobre el estilo mock hic de Lacan, para mostrar que no fue engaitado por sus efectos. Lacan supo distanciarse del fantasia del igran hombre: la parodia de un heroismo irrisorio se fencnentta en Tos Bsr, nto como la expliitacion de es patodia Atuel - Anifora seminario El deseo de Lacan | \ JACQUES-ALAIN MILLER \ “Atul ~ Andra PREFACIO Germén Leopoldo Garcia ‘Atuel - Andfora Jacques-Alain Miller seminario EL DESEO DE LACAN PREFACIO Germén L. Garcia ATUEL - ANAFORA. Luis Pooouto bavee Wuoun dy - 2007 “SERIE IMPAR, Dig por Grn . Gia EL DESEO DE LACAN Seninario de JoequesAlan Miler Iie tide or utr Pronunciado en jlo de 199, ene [I Excuenrao a Cavo PRenso Baas 1 icon portage Esta Busta be Pecatise no Cano FREUDANG Stci0 Bana (Cowisto oe Punic EBPBA ‘Trams del tex Mase Anta 1987 © Awe Isp agrt0nn-488 Sun Jos 653 FB 3° (Copia Federal / Te}Fa 981-7107 Impresoen la Argentina / Printed in Argentina Queda hecho depeio que mares ay 1723 Indice PREFACIO Sie cet qu la prin ei la ‘etc ie Miler citando @ Lo ‘an infaiemente wn euoma cnd- ‘ral ye aida ot wn imagen Sntuitig el aniss qu lassen. 0, aasota, 1969 Cokies pour PAnalyeN® 1, Pari 1966, publica un aren lo de Jacques-Alain Miller que Oscar Masota propuso a ruestiaperplejidad: “La sutra”. Ese mismo aio se publica Eeniey elnombre de Miller aparece en etIndice razonado de los coneeptos principales" yen la "Tabla comentada de las representaciones graficae’y a la que pertonece Ia refe- reneia de Masota que encabera ete prefcio. “Lego encontramos "Action dela structure” tao que ‘en aque! momenta ert un oximoron, Hbo ots artculos ‘ylaaparcin, en 1973, ee Le sominain,tne A, ala por tn posfacio de Jacques Lacan donde leemos: “Una trans: ‘ripcion, palabra és que descubro gracias a lx modestia de JAM, aequerAlin, de apllida Mile," Siguieron ‘otros seminariog, Ia revista Orniar? Hablo de To que Hega- haa nosotros, entusiimados por la intriga de Masous, Después vinieron los eneventros regres, pero Ya des ‘de aquellos primerosarienlos no peta danse cuenta de {que no se textaba del seta que ola en i imagen intai- tia el anise que la sostene: el gusto por la preesion ar- _gumentatva, la explitacon de tos supestos ¥ la infaligae ble eapacidad expositva,caracerizan nus ntervenciones La creacin de la Avociacién Mundial de Psicoandlss (AMP), el primero de febrero de 1902 en Parts, es una de isin que responde ls extensién del Campo feudano, ‘eel sargida de fa voluntadl de Jacques Lacan poco antes del Tnstante crucial dest desaparcin, En 1981 se crea la Ha- [ede la Cause fruicne, en 1985 la Eseula del Campo fron tn de Caren, en 1990 la Bxrule Buren de Pacoandissy en 1909 a seta cde fa Orintaiin Lavaniang x Buenos Aires. En 1095, en un movimiento de reroaccién, fa AMP fan- dda Ia Brae Brasilia de Pacondise, con una organizacion multipolar exigida por las caracteristicas del pais, estructa- ‘aque la diferencia del resto de as escuclasexistentes has tel momento ‘Cada tuna de estas institciones se refleren, en mis de van sentido, al Acta de fundaeion redactada por Jacques Lar ‘an en 1964 y quieren ser consecuentes con la Proposin, fe octubre de 1967 I autor de este seminaro, JacquesAlin Miler, es el sentor de cata complejs reliacion inaitacional que ext dando una dimensin nuewa 3 I recomquita del campo freudiano’ propuesta por Jacques Lacan, El seminaro, realizado en Brasil en julio de 199, tene {que leere sobre cl ein de fondo de esta asia artculacién ‘de enunclatos desatados, justamente, por el deseo de Jac fques Lacan, Se dirt que, en verdad, se wata dl deseo del ‘alist, Pero Miller pregunta: “No podemos decir que hay algo del deseo de Lacan en esta estrctura de deseo del analist™. Val prosegir, as consecuendas de esta pre- {gunta desembocan en el pane "Teniendo en eventa lo snteriore zeminario podeé plan- tear uns diferencia entre el deseo de Freud y el deseo de [Lacan ana lferencia que se tadceen Ta linea, tant co- _mo en los modos de organizacion propuestos po cada 0 decllos Por eso Miller aes: “Hay una continuldad entre la er 10 siea que Lacan hace Freud en [acura analiea ya ertca ‘que pede acer de I instucén. Lace elite la er thea de Ia direccion dela cura en Freud yl rca de la d- ‘eccgindeIninstituién exis en continua. No se pue- ‘de erica el poder institucional internacional sn colocar ‘en eucstién, en el mismo sentido la direceién clnia, y, isa, el desco de Fred. Esa es la propwesta de Lacan ‘que pensaba que el vinculo de Frew eon e) discus del amo, con ef Nombre del Padre, era necesario para el des: ‘brimento del inconscientey de la invencién del psicoa- nls [Es conjtura de que Melanie Klein, con su generaliza cn de Ia pscoi, es algo que retorna en fa instucion le fgada por Freud a los analisias, iene probabiidad de ser (Como tambign es probable que Jacques Lacan, mas alla el enredo entre identificacion y bisexualidad que acompa ‘haa Freud hasta el inal, haya renovao de manera define tia el extatut de a feminidad en psieoanaiat, El programa de Jacques Lacan, abierto a lox caatro view tos por st seminaro perpetu, parecia naufragar con st tucrte. En exe momento Miller propnso el lem no hay cle hice sn ica, que rectifie’ la diteceién de propio y extra ‘hoy do un nieve impuiso a as inventigaciones Si la pre- sencia de Jacques Lacan, se produce la paradoja de desc bir textos que éte habia olvidado, de plantear problemas ‘que se daban por resuelte, de erica la potenciatransfe- fencial de su desco:“Parece que ~dice Mille, de certo ‘modo, es una hipétess el deseo de Lacan enloquecié a ‘derto nie de personas Qh esto decisivo? Que el leqado de Jacques Lacan se twansforme enh programa con facrzavineulatri: que la n ‘gest de la moda no haga olvidar la verdad de a sede ‘6m; que el estilo de aquella ensetanzs sea ejemplar para ‘quien la promi, Lo dethive toca a cada io de mera dftrente, pero ninguna diferencia se puede plantar sin relacién alo que ‘propane como decisivo. ‘Al eomienzo de este sminario, cuando se habla del ‘enigma y dela histria, resuena algo del vibrate elogio {que el joven JacquesAlain Miller pronunciara en Roma, el Zee naniemie de 1974 (Vease Orne? 1 Pars, 1973). ‘Aquel clogio, a diferencia de las diversas etopeyas que ‘ealiany/o deploran las pasiones de Lacan, se ealiza a Wax vésde los cuatro discusos. Se subraya la autenticidad, mas {que el enigma, yas palabras de Nietsche sobre su maestro ‘Schopenhauer amplifican el acento de verdad ‘Ahora ae trata del sentido latino del clio, ya que se ‘conmemora a Jacques Lacan, a dierafios de su muerte ET seminario tiene la virtud de condensar, mediante ab gunas formulas preciss, halazgos que se produjeron en tun curso regular “la ovoid lacaiana que en e3€ m0- ‘mento habia cumplido més de una década. As, vemos apa- recer una reflexion sobre cl silo mork ered Lacan, to como el problema del padre en fos términos del "co- ‘mentario del seminar inexitente’, donde sbyace wna secuencia que Miller detects en Lacan: [a que vn de “I” nombre, pasindo por “los” nombres al concept. por i timo, al matema ‘ata condensacin adquiere sv valor particular, evando se tiene en cuenta que lasintervenciones de Miler eiculan ‘en nuestra lengua en publiacioneserrticas, que muchos e susartcalos no fueron publicados en sus recopilaciones en libros y que su curso que Henaria una cantidad de vor Fimenes sorprendente- no ha sido ain editado, Por otra parte, esta condensacién puede evocar la freudiana y el Prestigio de la or japonen, para advertir que merece ie 12 se peste aencin defo quel sobedetermina en el peso {Slut de armacones anu de ls clases del seminar acesa una ent daditerente enel cia prope la primera habla del de Seo Lacan a partir desu rlain con Freud yl props tae ua explracon a Fomos La seguida se demora en tn "Oberant de Buenos pare area el tema del eo on os regatros atercera, por ino, mucstaal objeto @ como nombre de una tansorinacion del om en bes {rapa un sme ene ondiguracin el pscoanl ‘Como otra Miler, los cmuncados de Lacan nunca permitn ear sr enunclacon, Por eo, a dierencla de Freud, Ia sudiencia no constye un inteloewor inp Chal sino que forma parte de la demoxracion que vel tige El ator de Bet er alguien que hllab, que di gfan palabras quienes fo tenfan por nforue,Yeao cont fr a singuardad de una enomeaelon atenta al incon icmte que snuda ln dimension del elido aa del goce lseminaro de Mile, ence ines staal plcoaniss como el find una ebidura que posta exhorar al ‘Smiento de sala evitacin de Yon exceon ya isin entree qs sive dena co yla cova dela que t= a dlstincin que seré la de cuerpo y alma supone la posiildad de un dominio. Pero para el psccandlss “ht terdad del ser 0 es el dominio del yo". ¥si en Freud, con ‘config entre el yo la pulsién, subsist algo delat ‘ici del dominio dea, ex Lacan el ser el sf mismo, Ts por eso que Lacan pede esticar el Epo de Fre, desmootatto como un sueio mascalino donde predomi tdiscurso del amo, iavoducir la divisin y el objeto aque fel lado femenino se converten en clave del sargimiento tnismo de le invencin social del analises 8 La enunciacién, cualquiera sean los enunciados,tene ‘na wrt temporaque se lama desc, El placer es hora, ‘en presente Jacques Lacan, en un célebre equivoeo, bra ese tiempo como perseveranca Diller dra que el deseo en esto sigue a Frend~ es un Aeseo de dori, pero que Lacan define el deseo det sna- lista como un deseo de desperta EL deseo de Lacan eras singularidad, mientras que el deseo del analista que propuso se dirge al despertar de ie dda uno. Yeuando Miler se pregunta por que Lacan hace Sesiones tan reves, mt eapuesta ex qe tra de inspirar en cLanalizante “el dur deseo de despertar” que no tiene na da de natural. Sin embargo, el mismo Miller advierte que «es imposible oponer el dormie al despertar como dor vas. [El deo de Lacan es un seminasio que oftece al audiorio fos resultados de un abajo que wata de explicar un legs. ‘do que tansformé al picoandli, un legalo que creala ‘como un mensaje cif, un legado tan ireversble como insoslayable Es exploracion prosiguey orienta It lectura de Lacan, ‘en una confrontacién con la Tectua de Freud, que para muchos patecia algo ya realizado. Asi ett un seminaro de Barcelona publicado ea la ess- ta Brudiana(N? 19, 1997) Miller muestra as formas en que ‘Lacan trata el sentido y el goce mediante una serie de ope- raciones eparar sentido y goce, articular sentido y goce, Aesicir del sentido el goce, producir dl sentido el goce, anuilar sentido goce. V esto mediante una elegante cont paracion entre lo expuesto por Freud en sus conferenclas Sobre los Sntomas y diferentes momentos de Is ensefianza de Jacques Lacan, Puede, ademés, explicar lo que alguna ver Lacan dijo “ ‘que podeta ser au sintoma: “Lacan ha anunciado al mundo Ta insancia de un real sin rentido, Consiste en una separa can radial entre lo realy cl sentido Es una dea tan ext fia produce tal efrmaung que él mismo dic: "quias sa idea de loreal es mi sintoma. En cierto modo, no se pue de decir nada verdadero de l, La palabra ‘real’ yaes una pido es difl deci “lo real" porque esta fase ya ene dun sentido. Quizds el fintoma de Lacan sea muy interesan- te porque implica que cuando se dic algo de ex, se mene [Ede de Lacan, en un momento en que el pas esti en- tse nosotros, renovar el interés por el tema fundamental el deseo del analista, mostando a aver que la precision, Incso la critica, r producto dela wansferencia de traba- Jo. en lo que esta tiene de parodia, por su prosegur al lx do, German Leopold Gara Buenos Ales, 1097 15 seminario EL DESEO DE LACAN Jacques-lain Miller Primera parte intoduceo en mi curso en Paris I expresin "El daw de Lacan’. Lo hice con la perpectva del Excuiewtno Jaccts LACAN del 7y 8 de octubre y penssindo en los impasses de toda celebracién. Hay como ‘in maquilsje obligado, de crcunstanca, del muerto y no sme gustaria. a propésito de Lacan, un maguilae, No nece- sit maquilje. or esta raz6n he pensado que seria interesante propo- nner amis colegas pensar a Lacan en la ocasion de fs diez fos de wi muerte, dea una perspeciva disinta de la ha Dita sto no signifi que, dee aos después de ss mer te, Lacan se alee. AI contraio, evo que Lacan para N08: teos us dsciplos, est préximo, muy préximo y quizés, demasiado présimo. Hay que aljalo un poco, de manera {gue prea para nosotros voler a ser Ou, un Otro desco- Toei, Creo que exo convene muy bien al deseo de La ‘an. Enonces, quis, podremos decir que tenia algo de histerico, ‘Ta demostracion propia de la histeria es lade I impo- tenca del saber El ofecimiento de is istérica algo ast ‘como; "goua de mi enigma’ yas esen Lacan. Con obra, ‘con aus Excios con # estilo, suscita el comentario justi ‘cando seminarios, conferencasy cologuios para saber lo a que € quiso decir. Es cas una industria mundial —Ioeco- Toquios sobre el enigina de Lacan—de la cual somos parle todos nosotros y otros también, Vamot a decir que estore ponde ala hiseria ee Lacan ara ilar esto puedo recordar a una paciente, una mujer joven que me pidié andi hace poco tempo por ‘que no podia soportr la violencia de sus celos. Era eelost de un hombre mis viejo, con el cual viva. Su problema es ‘que quedé facinada por el momento en que aquel hor Dre la habia mirado por primera ver. Para eta mujer, len canto estaba alt, cuando ella era una desconocida para é Este "ser desconocida’desaparecta cada dia que ella pas ba con este hombre. Su celo ocutra por pensar que la pr xima desconocida podria atraer su mirada esta desconaci da tends Ia propiedad que ella no podria tener. Tendria el agalma del desconocimiento, un agama que se pierde poco tempo despuce de aurgido, Venia a andlis porque fstaba cansida de tata de mantenerse como una descono- cid para el hombre con el el viva. Eran esfuergo de ‘la i ntentarrenovar sv extatto de descnocida ede- intentar sorprenderlo siempre. Era un cansancio para Ja pacientey es probable que fuese un cansancio ambien pata aquel hombre. s de esta manera que ella encarnaba lo que no se pue de saber Esto permite decir que es un poco wa dima: ‘cn de ls histricas, decir que no son cordales Es una di famacion decir que ee enojn, cuando re trata para ells de smantenerse en el punto de lo que ae xeapa de Ia bisque da del saber. sa pobre mur tena el mérito de tratar de fer a desconocida del mismo hombre en higar de cambiar dle hombre para ser la desconocida del proximo, Ela inten taba continuamente ser la Otva myer para cl mismo ho. bee. sine all algo de Lacan, Pienso que sus textos, us Be 2 tn, us com sacs le peeniten ser sempre un der ‘choco par sl mismo lector, Por lo menor con fp conti endo un exconocdo Wo of ol xe diendo que Lacan ci me come et tion conocido tes hig x mje Sn embargo, Tandon ustedes ecoresapsonades por Lacan, de eno Inodo, Lacan ela mujer de ca node ede, con mi Tal el desco de Lacan ex garam una manera de ej un poco. Prono que paderemor den reel de {elo gue Lacon pensar pensmos ambien Le un po- se aolumen del Encwent tambien otros vlumencs. {lo el mundo et de sewerdo con Lacan, ex exraordina- tot Penar que To que Lacan penaba todos lo pensar ten ot bl ver un cleus de Hemet, Use tos Io sguianes de Lacan averse eld, one ‘retin de cada uno, de wa let detain con Ain ms ial yr sex un oboe wn obs aabe- Jj Propone como tem, inode en esto tao res dao de Lacan, para eta de roc un Ero cic de dexienticelon “pegs Lacan, para deci com acento france, no ea cualquier persona Exo se pate entender como que era Stguon exepctnalo pede tabi entender en else io de que € tenia, como todo el mud, wn deseo ro pio, que no ea neccnriumente el deve de ono. De Sew {Drnedo rcemes comosi prs tds og wn anata son todorlacanianen,Pouemos erie izando Crantfcacin igi de Lacan Ys Ax oe Lacan, precsamente ens ltimo seminario, se ha con- 3 fesado como mo lacaniano. Hey pr lo mena une que no es canian x ha dicho frewdiano,' vig Ae oT ‘No essin una cierta prudenca, no sin precauciones di versa que he introducide la expreson el deve de Lava, ya {que intoducirlo provoca wn efecto de males, un electo de sacrilegio, Podemos repetie con Lacan que es imposible tanalizar et padre realy que, a propésito del pade imagina- rio es mejor eubritlo com el velo de la diviniad de Maia Fs cierto que hablar del deseo de Lacan produce un cierto efecto de depreciaciin, Es por ese arpecto que La a invent la expresion el dest de Feud Introd en el Psicoandlisis la comsideracin del deseo de Freud como tina critica a te. Encontramos una referencia seats ees tion enelseminario Las cate cons fundamentals dps ‘oan, Puecen lee all una pregunta no tan cla sobre cl desco de Freud y la responsibilidad de este deseo en Ia historia del pslcoandliss Es.en el preciso momento de wu excomunién —ciando Jos slkimos vines eon In Arocicin Pricoanaltca Inter nacional creada por Freud se rompetr—que Lacan, descar tado del movimiento, introduce la euestion del daw de Freud. Lacan hbiera podido consierar esa excomonién suya, de La cal somos herederos, an accident, Justamente fsa 6s su herencla, hacer de nosoures también diidentes del movimiento internacional, “Jacques tacan, tenon de tac on Casas (1238/7180, ‘Fase, pp. 9 Hayao cena ie ite delaras hin En er Ma Stic in 0 pling Bc at hr a> m4 En yer de tomar su excomunidn como un acidente, un Incidente desu vida Lacan a conviere en la consecnenca ‘dena lea interna al pcos, casi necesriadcbido ‘ala maneraen que Freud habia concebido el psicoandlis ‘su organizacién y sa wansmisin, En Los cuatro corps fexdamenals de pricoondii® Lx. ‘can no rerocede ante consderar que #8 excomunin te sta del deseo de Freud. No considera que sea un error, {que sea un malemtendide, Asume por el contrato est ex ‘comnién y pone en eves cleleteo que ests presente en el psicoandlss desde Freud yen cierta manera, por culpa de Freud, De esta manera Lacan ha elerado si excomunin a la modaliad de fo necesrio. Ye puede decir que nosotros continnamos comentando indefiniasnente ata historia Es despus de ete momento que Lacan explet la por sci del analista en la misma caraanalitea, como wna po- ‘cin de desecho, Es decir que después de fo ocurrido en ‘st ida con el movimiento internacional, Lacan dio como ‘propio del analsa el estatuto de desecho, Comienza a eat ‘or ete extatuto en la ora, podemos decir en el Semi nario de Le angutia! preciamente cvando es negaciado ‘como un objeto entre sus coleges. El habla de eso en la pr mera leccin de Lor cuatro conept’ Lacan se hace ne imo el testigo de un certo fracaso para el pscoandlss. La palabra fracaso vuelve muchas veces cuando Lacan habla de peicoansisi. Gssndlo vas Roma en 1967 a dar “ert cn, Sia ie Lat end ‘olsen no daa pie ia ode cr ee rina dep "eqs Laan Li, Lor, Lenn 1962/8 ini) » Jus Lacan, Sana, ae Rapa exconann id, 3 8 tuna conferencia recordando su escrito Func y eam dea palabra yl lnguaje,lohace bajo el eal de Ht picoondsi Racin de wn fracas. Ponc todos esfuerz0 de quince aos “dentro del paréneais de In palabra fracao. Coloca el ps ‘comndliss mismo dentro del paréntesis del fracas cuando lanticipa en este texto que el prcoandlisis desaparecer por ‘culpa del malesar en i cultura, El malesta en Ia cultura ‘seri més potente que el psicoandiss. ay toca una version pesimista de Lacan a pesar det €xi to en la tranamision y difosin del psicoandlissy que s re Fier al deseo. Quiero recordarles que ciando Lacan ref tla Lax cust omer mismo dice que lo hace en higat {de un seminario que no va da, el seminario de Los now- Yrs del pain’. Lo que cantina en la susttucin de los con- ceptos, de Freud a Les nomi de! pdm, es el wazado que Inmestra ls continuscin dela interogacién. No eem de i terrogar, dicretamente, el deseo de Freud. Creo que en el seminatio de Lor nomires dal padre que Lacan nunca dio hi ‘era sido mucho mae explicita la puesta en cuesion del ‘deseo de Freud, del deseo del padre del psicoanalisis. esas que Lacan presenta en Lor cate conerptasel deseo ‘de Freud, como un cierto pecado original del analisis Para fetender ena puesta en enestiin del deseo de Freud hay ‘que poner en oposiién, lo que Lacan elabora como un te mino inverso, contrario, que esel deseo del analista. Habla ‘ep cn, ete 88 Rane pana aon "pees Laci Ess nc pve Laan una uel yt can een fc pea en Evie, Em, De ‘Rina sgt, Libo Xi oar tenia qo dec sre os Nombre {it Puerco poianun scons quel Crsnamlena de Unigen, dace svsiguar made qe prep pode encontrar (fede Feud cnet dee engin que ages crma econ, per deena 8.0. 26 mos mucho del deseo del analista como una funcién en la ‘estructura de la cara analitca pero en su origen et deseo del analista e+ Ia objecion hecha por Lacan al deseo de Freud, Hl desco del analista tal como Lacan lo present ei os custo comers, permite captar en qué sentido el deseo de Freud es culpable Es para nosotros la ocasin de repensar el desco de ana linea y de resiourlo, Paimero debemos pensar un poco nuestro uso del termino deseo. Lo pensimos como un ér~ ‘mino esencialmente reprimio, EH deseo no tiene sentido, Snosersitdndolo debaj de la barra de I censor, Cuan fo utilis a palabra deseo es para designar algo que no es dicho sino citfado, yest indica la necesiad de stuarlo tv el campo del lenguaje, Ustedesconocen la solucion de Lacan para ubicar el de- seo en el campo del lenguaje. Lacan lo pone a nivel del sig hifcado, Hace dl deseo ex nombre del significado, cuan 4o cl significant es demanvdado. En ese sentido el deseo ‘una categoria que xe impone cuando el significant es to- ‘ado como un medio de comunicacién, ‘sta perspectvasegin la cual el sgniicante cs wn me- dio, no en nica que podemos tenes Hay una ota pers- pectva, puntuada, que Laean pocoa poco vaa desarollar ‘ios planteams Ia eves “Qe signin el signi ‘ante? ceo que la respuesta sera “El significant ex Io ‘que susita la pregunta: Qn significa eso? Cada ver que nos preguntamos "Qué signiea eso, ese ives un signi Fane, Podemos escrbilo as S50) sta pregunta silo se esponde con oo signifiante Cuando fay una palabra que no contocen, ae puede pre- [punta o, sino se chtiende una frase se pregunta: "Qué a siguitica cso? y In respuesta ex “Otro signifcante™ Pode- ‘mor entenvler asi en qué sentido Lacan dice que mate ‘atic es una intraccion ala ley del significante. A peut ‘ar pore simbolo matemético:",Que significa 0? lares- puesta no es distnta a repetir el significant de lx pregua 1H. No tene sentido preguntar por el sitio del simbolo iatemaico, even ese sentido que Lacan puede decir que Ja matemitiea consttuye una ifracein ala ley dl sgait- ‘ante, Pianos escribir el sigificante matemstica as s El cealio qua retomnaa mimo rv pan epremntar aque clsiguicane se representa mime, Armes deer tReonstwcctn muy cement, podewos entender la nade doa teen con el Gorn de smo qu ea XerLacandesrols Este S con su celts parcel nian amo, Como sen mate hes solamene te ignfcante amon, de lo cle 0 hay que reguntare bqveuguiean nonce cu os fo qu eo signe? Voy dar varias Primero: Cuando esamos dents dey el sigifcan tee seguro noes lo iano uel primero parece Signifcarje que toque uno quiere ded nunca ev dcho la primera wes preci er ico uaa er. Exo 5 Ro pao ser dicho a primera vers como sexta primera fctmpre se dijo tralnente, Para dec verdader iment que exo igen cs necesario deo oa er de S49) 48 ‘Vamos a dectto de manera inertia. Tal ver Lacan te sna Ta idea de poder inseribir su relacion con Freud en es te exquema, S509) 35" Freud to dijo por primera vez pero, para entender real mente lo que eso sighiicaba habia que decrlo ota vez, de tra manera, Lacan presenta un retornoa Freud e indicaal pblco una relectura de sis textos. La segunda vee, cuan- $o Lacan publica sus Berit, dice que 1 ambicion ha sido fen realidad “a eis ar Veer du ro frend, Cua {do Lacan cinco aos después hace s seminario HE és dat avoandiss ale a esta formu. No ex simplemente retor- par a Freud pars quedarse a x lado; fa formula taduce tuna operacién de Lacan sobre Freud, Segundo: No hay rn para no continuar este proceso de preguntarnos lo que cio signifies y ese renacimiento ‘continu del proceso es cl estatto metonimico del deseo. Uses saben que a parti de La Ian dl tee a i consent ola rasin dade Pu? Lacan da al deseo vn esta to metoninico que quiere decir que esto se rept, sin de- “Sparccer entre los sigificantes, como wn Vector infin. "Tercera: 2Ové quiere decir el hecho de que yo me dit {Jo al Oto? Por el solo hecho de diigirme al Oto estoy pe figndole. Hl pedido minimo ese pedo de ser escuchadh Por el sola hecho de drjrme al Ouro carezco de algo yes Ot que To tiene, es el Otro que realmente es Por hae *Jcques Laan “Demin antecedent an: Tao 2 Mec: spt X08, La meni qo ft om Sein Ube HH, Ed pons nes ex EPs 1H "ress tact, ta nan dea en income eine © Lata dee et ar Tr Cap. 1V MB Sg XX, » blar al Otro ay de mi lado falta de sr, falta de tener y el (Otro es todo pole, Por esa razin Lacan ha podido plan tear la equivaencla entre el sujeto que quiere decry el si- Jota de la necendad, CCuarta versién que se puede deducir de este mecanis mo. Por el solo hecho de drigirme al Oto estoy obligado wer au lengua, de al modo que lo que voy a deci na ‘ee lo que quiero decir Por ese simple hecho no ee. Esto eso que Lacan traduce muy bien cuando dice que el significado es siempre el significado del Ouro, que no es imo. Lo leemos aie n'est pas, no exes Se deduce de To dicho Ia proposicin Iacaniana que toda comunieacin ‘esmalentendido y que "eso" no se puede decir ‘Lacan ha traducido eso partir de la ransformacion de ta necesidad en demanda y de que hay un reso que ete] ‘deseo. Deben conocer ess dialética del necesdad, In de- manda yel deseo. De tal manera que Lacan, a pesar de su supuesto culto de la palabra, formula que cl desco es in- ‘compatible con la palabra, que el deseo no puede ser di- ‘cho. A partir de es fundamenta por qué Freud ha encom trad el anil infnito, Lacan tad de offecer una alte ‘ibn distnta 0, de oto modo, varias soluciones, y todas © por fo menos una parte de ells fundadas sobre el signif “Trat6 de solucionar el principio del andi infinita a partir de un sgnificante de orden matematic. Atwavés de fos aos y de manera distint,offeciendo una sida del andlss por la via del matema, Una sali a pari deun ele- mento & propésito del cual la pregunta: “que significa ‘102" no lene hogar, no se pede enncar falosimbdlico (®) en la poea de seminario La transfrencia, despues To lam sig asin Laci Sai Le IL Tot, Cp XV Ps 30 nificante del Otro eachado S(A). Hay varias versiones, sin ‘embargo siempre hay una aida por lava del matema,bae- ‘ando un elemento que de manera anientiea haa despa cera palabra Iniroduce el objeto «como el punto donde el syjeto se separa de la cadena significant, dec este significante del objeto tae ota versin de este funcionamiento, La ‘can ha llamado a esta separacin pase terminal de wn ane Tiss. Es precio decir que cada ver que alguien interrumpe tu anilsis se separa de su analisa, aunque no sea el fal ‘del analiss, la perfecion de un andl. Cada ver que hay una interrupeién, cada vez que eventualmente se retoma ‘un anliss, se puede ver una cicasiz ‘No es suliiente decir: hay tn final de ani auténtco yay interrapeiones antes del final. Seguro, cuando un a {jet ealizaauténticamente la experiencia anaitica queda on la ciauiz de la separacin El sujeto mismo perebe a ‘veces adiiculiad de ser nucwamenteanalzante, perce I ‘eatnz de la separacién de la ealena significante de si ar ‘Lacan espera del final de anlsis para decelo en cor tocicuito- un cambio de la pregunta. Como pasir de Ik regunts “2Que significa e302" a la pregunta "2Qué soy Jo2" La primera pregunta introduce solamente a decir is, en cuanto que la segunela "Qué soy yor" introduce Zé soy yo en fo que digo?" "Qué es x0?” y no “Que sig eo Es. eve lugar que povdemos peribir ques la comun- ‘acin es siempre fracas hay algo que sempre e exito- so, Hay un éxito eonstante que es fo que Freud Hama la Be Ffntgung, 1 goce dela pulsin y que lo plantea como ago ‘que siempre es exitoso.cPor qué uramos entonces los dos {érminos, deseo y pulsién? Tratamor de dstinguir entre 3 don pode querer dos po evolu querer der yi lsco desgna sempre una infelicidad, la misma pi tats cs ana nga Eee are ft we esta ag de pubis hay esi Ua eatin a occas sa pare a ‘ea rid a din ene sii suc, eS ‘Lacan construye la distincién entre de- SS Finda deseo: Conti depts SG & —dintncign entre el significante y 1 ob- jeto» de manera hemSloga. pars meta qe eS veotchorien solamente a tno on comer rca ees agen oe ee rercieruo estas ome de lnerpcear ede smo gueatsealint say arterial do ee ci tnae saan ageaneriee Sa Sees comer el siglcae fore éel gos ROLE a amado el edreode Gonos) gee teemes cri sla) #514) ae ae seep engage 32 lo que ti quieres decir" En ln experiencia analtca, toque “th quieres decir” y lo que “ti no sabes decir” estin vinci Jaclos, Desde Freud el deseo yel no sber estin vineuladon, No hay deseo sino en relacin con el no aber es To que Freud llamé represi. La represiin es el deaco deo se: doer yel deseo es siempre deseo de no stber Es por exo que hablar del deseo de Freud y del deseo dle Lacan tiene ul do deprecatno, Ese es el sentido que debemos da al capt. tulo final de La Inrrtaién deo sues!” sobre las esa tas. Freud nos da su lenguaje. Lo que lam Precmnscient pa rece concentrado alrededor de un deseo inieo cl deseo de dlormis. Hay toda una diversiad, supuestamente en los de- $08 inconscienes, pero todos cscs deseos son soportados porel deseo de dormis: De tal manera que Freud misino di ‘e que todos los seis merecen el upelativo de sues de ‘omoidad, y ese deseo impide s lox etios ix mas allt de cierto punto En el enguaje de Lacan, cuando el suc se aproxima a to real desea el sujetodespierta, pars continaar dorms do, supuestamente despertando, Creo que es precio to ‘mar esto con Ia seriedad que merece, que el deseo fda: mental eset deseo de dormir y que el deseo del analisa se. a ls excep, El desco del anata, que Uamamos deseo de saber, no ‘iene nada que ver con ninguna erudicin, y consiaye Ia excepcidn ala ley del deseo como deseo de dorm Seta cl deseo de despertar no solamente despertare ino des. pprtar al Otro Hs un deseo de despertarte del deseo como Aesco del Otro, Esta esa paradoja aa cual nos aproximamos, que el de- seo hace dormir en Freud yen Lacan, so es lo que lamas Sigmund Feud, Os Compt, Te "a iterpreicin de scr Cap. Made Bsa ocr 1239 33 mos fantasmas 6s preciso observa que en la teorfa anal ‘Ca nos aproximamos al fntasma a avés del seo urn ste ha sido cl modelo del fantasma que ilustra el hecho fel deseo de dorm. La tavesia del fantasmna nada mises {que un modo de decir el deseo, de despertar del deseo. ‘Lacan dja que noes bueno retoceder frente amu deseo pero, aque significa no retroceder frente a su deseo, cut fo el deseo es fundamentalmente el deseo del Otro? En realidad, como sets del deseo ya hemos retroced- doen el deseo del Oto, Ya como sujeto del desco el syjeto tna dado su govo al Otro, ya ha cedido sobre su pusin. Es Ta frase de Freud sobre el ie, que Lacan tadice al hablar ide ceder en cuanto a deseo" Fl deseo ya es una ces fen comparacion cn Ia pulsién. De tal manera que el deseo fel analista como deseo de saber seria un deseo de acuer: {do con la voluntad de goce. Lacan do tstimonto de eo fenando pensé al deseo como deseo de despertar, como in- Traced al ey del dese. ‘Lacan pettaba que la ota cara de esta fase es que Freud continué durmiendo. Podemos leer en el seminatio Hl revs del picoandiis”, editado hace poco en francés, onde Lacan se propone fa taea de anaizar el Complejo ‘de Edipo como in sucio de Freud, como sel Edipo test Imoniase en Freud el deseo de no saber Lacan wat toda la Tteratura analitiea como monstruos suscitados por el sue fio de la razbn, Para Lacan el sentido desu obra contenia tan cierto rechazo de saber que permanecia bajo la forma fel andlsis Es en eso que haba, sega €, una lien en si ‘Cxcomunién, que ella rae equivalent para a Internacior hal de interrupt la pesaeilla para continvar durmiendo, "efcques ca, ne abe ci, Compo Ep se ioe Fr Como cage mc, tere sor rea Sen {Ee Av Ca. a ro yoorancn de ae” Buenos Aes EA “ Esto macs que el mina desco delat no eo ‘como n operadorervctral en aes hy ago mds qe Ioque patience pone ‘Maval de x, cua babes del decode naz ta come referenin, no et ems a even debe tl anala cx, enue seni ay "lat Hay aae lia ano x pose colocare eng del Ot, can do Lacan torzaba I poscion del anal como Ao har bafta en pensar anata Pod gular, hacer se equinler al cro unnersl yey al il dew srt Fane tian one an fe porlnmenes par der ic er ‘Stpensamosalanalisa ptr del objeto, producto de sano ot ansoqre que cna ce Bl eben toes elorden delo mivcral,encleendo que hay sro. stay no mivel anaes, Det manera ie se jos read sna pruntare en i sentido eden Con respect al desco del anal ‘Gado Laca habla del deseo de Fre, precsamen- te para mortar en Pew wn df. una fl un ap fon eespecto ao qe deera sere dese debe, ene tos eomo ejemplo el easo Dora donde podemosloctar Inincdenca de Feud refers por el mano, En et cao se pede ver shieramente el fantama de Frew decom ik Dajerse rion con ol homie, fauna de po- Torin sexta, de rela sel, Cuando Doves die "ls Otramuje vemos el dsco de Frew que se muestra en in exgencia de acerle reconneer a Dorn el bjto de mt deseo en a pertona del SK Esto Justine lagnssien "Jacques Laan “ancy amp de palabra y del engae on si atin, Gp Mic Sa 3, 8p 35 de Lacan de que hay algo en Freud que no fe analzado, ‘como s Freud quises lcaizar en el gar del saeto fe Ticdad; en el lar del deseo de saber, un desco de poder Para decilo en cortocireuito,segin Lacan, el deseo de Freud esti vineulado al poder porque esta vinculado al Nombre del Padre. Es en este punto que Lacan sta el se- Zio de Feud. Aste propésito, podemosrelacionar Lot eu try conn fudameniale 9 BI ros del pica By EL ‘., Lacan quiere mostrar que hay ago en Freud que per ‘manece vinculado al revés del pscoandliss, que algo en Freud permanece vinculado al discurso del amo mientras aque el tscurso del amo es la stricta del inconscient, ‘Como si Freud, descubriendo et inconacente, eviese que ‘pagar por este descubrimiento, con su vneulacin al die curso del amo; como se pscoanilissFeudiano quedase ontaminado por el descubrimiento del inconsciente, eo ‘mo si Freud bublera superpuesto la estructura del incon: dente al estructura del psicoandli, ‘De tal manera que el retorno'a Freud que Lacan rales, no es solamente Is ormalizacion de los eonceptos frends: ‘nos sino también unainterrogacion del desco de Fred, un ensayo de corteccin del deseo ce Freud orientado a faca- liar el deseo del sali Perle verse también en el ejemplo del Hombre de los Lobos, en que el paciente termina aimentado por los an as por el servicio que da al clencia al aceptar se anal zarlo. Este puede ern seo del analizante, que los ans lisa den dinero. De alguna manera testimonia una cee- ‘a perversign del desco de ser, porque ocurti en nom- bre de la encia eo toma la forma del poder. Elanalean- tee transforma en el objeto del psicoanlis, como un es ‘favo del eval los analists amos compran la verdad, iy una continued entre la cftica que Lacan hace a Freud en Ia cura anaitica yl rita que puede haber dela 36 Inscnucion, La erica clini, a erica de la direcciin dela ‘ura en Freud y la ete dela diteccién de a instinesn ‘stn en contig, No se puede critica el poder insti sonal internacional sin colocar en cuestn, en el mismo sendo, la direcei elinia, yma all el deyeo de Freud ata es a propuesta de Lacan, que pensaba que el vinculo fe Freud con el dscurso del amo, com el Nombre del par ‘de, era necesario para el descubviiniento del inconsciemte ylainvenei6n del paicoanaiss Esta estructura del deseo del analita, que debemos al deeo de Lacan, eS una estructura objetva. 2No hay nada ‘paco para ustedes en el desco del analista’ Sco de quien enscita, Por el contrario, hay constantemente todas ls marcas en Lacan que toran presente el deseo de {quien ensefi, mucho mis que en Freud, "No s sera un sacrilegio hablar del mito de Lacan, he- ‘cho por Lacan. Vamos aver emo Lacan euenta su propia historia en los Esetoy, ex un texto que se lama De nusios ‘nieedntes, de come ent en el pricoanslxi: Puede de- Cdrse que eventa algo de s pase, algo de To que lo cond joa colocarse como analista Lo hace contando cémo pass ‘de la paiguiatia al prcoanalis. Lo hace através de nom bres propios. Como paso de Clérambaule a Freud, cSmo pad de un maesto 2 ov. ‘Si leemos Laran con la pregunta bre si deo, zefimo ‘scchar fa manera en que presenta su entrad?, Voy a tr ‘cir lo que dice exe texto, "De nuestos antecedentes" "AT pasr por as puerta dl picanalss especialmente fa etre da, inmattatamente onscreen price pris de sa ter cho mas nuresanie queen la siguara, porque son fre rin que den ser cia en eat fcomental™ Un joven pquiata entra en el pricoandlss describién- dose come Yo pueda ver lo que nose puede ver en e psi » Jeg Lacan “De acres anteclente, Bei Tomo I Cap Mid'Sga3001868 38 coanilisis™, Se describe entrando, no como alguien que de- bbe aprender con la humildad de quien atratesa lat puer= tas, apirando ser intelgente, sino que al contrat, ena ya tomo un reformadar del pecans Se describe en 1966 como ya habiendo entrado como un reformador dl psicoandliss,y con la sospecha de que Jos analistas no estabana la altura del psicoandii Es pre- ‘ito decir que en ese texto homenaje a Clérambat, cons: Alerandolo como su Gnico maestro en psiquiata, aunque fen su tsi de 1982 —no leré la nota—lo faa, Jo dette ye completamente. Podemos pensar en Jaspers quel con= {tario, ex celebrado en I tess en fx eal eta presente co- smo orientadoryreducdo en los Bsrtos2un pseudo maes- {1o, aun maestro de somdlnt. Es como a la relacin de La can con sus ennentonfueae bastante diel. @¥ con Freud? Seuramente es mis compleja. No podemos ignorar la ex- ‘waordinaria distancia que Lacan mantavo con Freud, a distancia personal. Esta ciesin tambien fue planteada pormi en Paris. Lacan era un joven piquitra apasionado por el pacoandlisis, que ablaba alemin perfecament, ‘Queleia, pero que no pndo ide Pars Viena para encon traree con Fred, quien mantena la puerta aierta,Parece que cuando Freud pasa por Paris antes de ira Londres, to dos van a vero, salvo Lacan, Debo decir que esto siempre ‘me sorprendis; ant, que una ver le pregunté porque no Ihab io aver a Freud, Lacan me responds: Bien, Freud cxtaba en In ets de a Princesa Bonaparte, eratecerario Juda y yo no queria." Deho decir que esta respuesta no me convencié com pletamente, No me convenci que no valve la pena ver 2 Freud. Ea todo eso, parece haber un mistri, 2 tal pun to que he hecho, en Paris una hiptese: que Lacan haya visto a Freud en secrto,¥, que tl vez, haya habido un ralentendido, un mal encuentro, de evalquier modo ten 39 io la sospecha de que hubo algo que alguna ver conoce: [No abstante, esta hipétesis es gratia, es cierto que es sis divertde celebrar fos diez afios de su muerte de esta ‘manera, que haciendo una edlebracia mis formal, bus ands algo que hasta ahora no haya sia desarrllao en el twabajo de leera Lacan. Es un aspecto poco penadoy pie ‘0 que puede ayudar a entender a Lacan de otra manera Es por so que Lacan siempre tat de ver lo que Freud no Inaba visto, Cuando habia de retomar el proyecto frei: no a evés, dice que yaa primer articlo, Mr allé dt prin ‘pode realidad, asunciaba Ia ambicion ee retomar Freud al revés De qué modo explica cso? En Freud, el sentido ‘el principio de raided se enablece para la saisfacin del ‘rip dal place lo real no se puede establecers 0 se {isface el principio del placer, o como x dice el placer e- te un me alls que Lacan llamaba goce Qué ese me allé del principio de la realidad? A pesar e tora la segunda parte dal testo, podemos decir que La ‘can buscaba lo real ms alli del principio de realidad, Bo faba una definiion del acto analitco que iba meals del proceso secundario, para ir hacia lo rel ¥, de cierto ano- flo, daa entender que Freud no otoygaba al acto anal ‘un mis all dela vealidad, que a pes de haber entevsto ‘el mis alls del principio del placer, el acto analico en Freud no iba més allt del proceso secundario, Esl final de ‘su camino que Freud ha encontrado lapulsn de muerte Retomarel proyecto freudiano al evés puede significa to ‘mar como punto de pata lo que fue punto de gad de Freud, quiere decir, epensar el psicoandisis a partir dela pulsin de muerte ° equ Lacan, Ml ak el ‘pincipio de veai™ (Maret 10 then Tam Cap ap, 40 ‘Que hagamos o no esta ipStesis es como s entre Freud Lacan creulara una carta robada, como si Lacan conse rase al mismo piscoanlisis como una earta robada que no Hegaba a destino y que él vino pasa condacir ef proyecto feudiano a su verdadero destino, Eto tal ver pula exp ‘ar por qué el seminario sobre La Corte Robada! nici lo yeas, como un cuento que cuenta la relacin de Freud y Lacan, Sis Freud merece el homengje de Lacan por el desc: framiento fico de la sexualidad Femenina, certo que {Lacan trata de condacir el psicoanlisis mas allt del fa, hacia el objeto a, que es también Ta Have al mas all del Principio del placer. Trata también de ir mae ll del com- plejo de Edipo, de al manera que el revs de Fred es un mndsallé de Freud. No podemos desconocer que Lacan der: dle entrada en el prcoandlsseligié puntos extriores para leer a Freud. Leer es algo constante en si obra, hacer trabajar sobre los eseritos de Freultérminos exteriores a ea obra Buscar el punto de Arquimedes, muchos puntos, ‘exteriotes lx obra de Pred. Por ejemplo, la primera rele- rencia es el Eadi del Espoo” El Estadio el Espejo no es algo nacido en el psicoandlsis; es algo que viene dela pr ologia,importado por Lacan dentro del pricoanii, pr ‘a justiicar una eoncepcign del Yo que es una parcialzar ‘én ee la concep freudiana Segunda referencia: cuando Lacan presenta Lot Compl 4s amare va en busea y ayuda a la sciologi. Eabora tu conceplo generalizad del complejo, mucho nis ext Jacques Lacan “acrobd’ Bi, Toms 1 Ca. Sl 0, "isc ead el ep a nd dels a "Steam ti hie a ‘0, a partir del cual la concepeién freudiana parece muy parcial, “Tercera referencia: cuando Lacan entra un poco mas en 1! psicoanalisis va en busca de la definicign dl deseo, no ‘en Freud, sno en Hegel yen Kojeve. Es en Kojeve que et ‘sentra ln definicion del deseo como deseo del Otro, ‘Guarta referencia: despues ex el momento de Saussure y Jakobwon. Va a buscar la referencia lngdsica completa. ‘mente desconocida para Freud ‘Quinta referencia: esa partir de LéviStrauss que Lacan construye la uiada de lo veal, lo simbélio yo imaginari. Apartirde esto, puede amarrar al inconsciente freudiano, Define el inconseiente como un érgano de la fancin sim bilica¢ impone ms leyesextrcturaes a varios elementos ‘que son las pulsones,impulsones y representaciones, Bien, es un recorrido breve, no obstante muestra el de- seo de Lacan de no dejar eaptar por Fred. De buscar ex dda vez un respaldo exterior que le permitareordenar el dix curso freudiano, Hay en es0 una tl repeticidn de puntos fexteriores que realmente stGan y permiten reconcer I permanenca de ese dese, el deseo de no dejarse cape por Freud, ay cada ver mas idelidad a Freud, pero también desc framiento de Freud, Busca un oto significado ala letra de Freud, de tal mancraque Lacan prodijorun cierto desserde las significaciones de Freud, Obtuvo, de clerta manera, Ik dlesttueign de ls sgniicantesy de la signifieaciones de Freud y ls sustitae obteniendo la misma leta. Un logro prolongado, a partir de nada mas que Is articuaciones de {Lacan de Ia Teta, de tal manera que al mismo tiempo La- ‘can puede decir: —Freud es mis preciso, la cbra de Freud fr Ia cniea obra adecuada al inconsciente. Una obra que Aebemes descifar al pie de ka letra. Hay un ello a Freud por parte de Lacan, pero es una obra adecuada al incon 2 Gente porque es del mismo orden que el inconsciente De ero modo, es una obra com certs enlaces clega a lo que ella misma dice. Hs una obras interpreta. Fata on las dos caras del etorno a Freud an dos eras de a eli- dad, Debemos se icles a Ia tetra de Frese para entender Freud mejor que él miso, Quiee deci que de certo mo- 4a, él no sabe. Es un tems constant que sstene el rabs- Jo de Lacan: In nocion de que hay una represn de Freud ‘que es precio sitar en algun Inga, a represin de Freud ‘36k promnte non obea. Vque lao dijo la que hiro comme Inubiersdebido, ‘Por ejemplo, es robando los significantes de Freud, que Lacan produce el concept de forlusi6n, Toma la palabra raerfamg que encuentra bajo la pluma de Freud. Ea otto camtexto, Lacan soliita eta letra y prolonga esta letra, ‘compone realmente como Dupin el detective de Poe, que toma lo que nadie sabiaver par uzarlo, para poneto en cl haga del mecaniemo de la pcos, distnto de la repte- sign Reur6tes. As, en algain punto Lacan se coloca come foreluido del monimiento analitico, ‘Gree que ya hablé bastante tempo en mi primer semi pari Tenemos quince minutos para aquellos que quieran hacer algin comentario o preguntas Avcezn Hanan Me gustaria petrol Se Miler sl gin ‘mad del no encurtro ene Lac Freud pra ser eri rao una ews recente en Prd, ta ora de re 956 iat hcha de tomar el tts de Screen quien ne ao No creo que Lacan pensara que Freud fuese pscitico. Creo que lo pens demasiado neurdtica yentonces di climate analizado, y Freud no es completamente culpable ‘de haher sido el primer analisia conacente de srt a